Discurso efectivo

1,262 views
882 views

Published on

Partes del discurso y técnicas para iniciar, desarrollar y concluir un discurso; además de acciones que se deben evitar.
Cubrir estos puntos ayudará en gran medida en la efectividad del discurso.

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,262
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
62
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Discurso efectivo

  1. 1. EL DISCURSO
  2. 2. ¿Qué propósitos tiene? Se pueden encontrar tres funciones principales: • Entretener- Busca divertir al auditorio, complacerlo, hacerle olvidar la vida cotidiana, basándose en el humor. • Informar- Pretende ampliar los conocimientos o resolver dudas de su auditorio, su característica es la objetividad. • Convencer- Busca influir en el público mediante argumentos (sean ciertos o no). Es indispensable el manejo de expresión verbal y emociones.
  3. 3. Antes de crear un discurso… • Identificar su propósito, siendo éste el primer paso para la planeación del discurso. El orador necesita saber la razón por la cual quiere hacerlo y saber qué es lo que quiere obtener del público. De esta forma podrá optimizar sus esfuerzos en la preparación del mensaje, para que de esta forma cada argumento, imagen y palabra contribuyan para lograr su objetivo. • Saber a quién va dirigido. Es muy importante que nos realicemos esta pregunta, puesto que de ello dependerá en gran medida la elección de nuestra forma de hablar y de nuestro vocabulario. No es lo mismo hacer un discurso de la educación que de medicina, ya que el uso de tecnicismos y el vocabulario serán completamente distintos.
  4. 4. Partes del discurso: a) Introducción b) Desarrollo c) Conclusión
  5. 5. a) Introducción • Es la parte donde se trata de explicar a “grosso modo” y entre líneas el tema que vamos a exponer. • Se ha de hacer una breve definición del tema, y si es necesario, también se habrá de situar en la historia su aparición, sus orígenes o cómo ha ido evolucionando.
  6. 6. Es necesario… • Referirse al tema siendo breves, explícitos y prácticos. • Referirnos a la persona o a nuestra propia personas, si es que se va a hablar de estos, de una manera que refleje modestia y sinceridad. • Formular una interrogante, ya que esta puede ser uno de los métodos más seguros y sencillos para abrir la mente de los oyentes y capturarla. • Enunciar una frase o afirmación sorprendente, llamado “choque técnico”, el cual consiste en expresar un comentario aventurado acerca de determinados hechos y opiniones. • Emplear una cita de un autor o bien, anónima.
  7. 7. Evitar siempre… • Preámbulos excesivamente largos. • Comenzar con rodeos embarazosos o excusas banales. • Iniciar con un cuento humorístico, ya que corres el riesgo de perder credibilidad, sin contar con que no seamos capaces de narrar una anécdota y podemos provocar el efecto de una “sonrisa fingida”.
  8. 8. 5 tipos de introducción… • Fraseológico: Puede iniciarse mencionando una frase célebre, un poema, las letras de una canción o un pasaje bíblico que tenga relación con el tema a tratarse. Por ejemplo, para un discurso sobre "El éxito" se puede iniciar diciendo: Señores, como decía el Dr. Cristian Barnard, "El éxito comienza con la voluntad del hombre... piensa que puedes y podrás,… todo esta en el estado mental del hombre". • Anecdótico: El público es un grupo de personas que siempre muestran curiosidad por conocer algo peculiar sobre el expositor o sobre el tema que se está presentando. Contar una anécdota de nuestra vida o sobre otra persona suele cautivar la atención de los oyentes. Por ejemplo: “Amigos, quiero contarles lo que me ocurrió la noche en que, en vez de besar a mi esposa bese a su hermana gemela, ese día yo estaba…”
  9. 9. … • Humorístico: También es valido contar un chiste u ocurrencia graciosa que tenga relación con el tema. No siempre los discursos tienen que ser serios o aburridos, la jocosidad le pone la chispa de vida a la exposición y evita que el público se canse o se aburra. Ejemplo: "¿Mamá, las pasas vuelan?" No hijito, ¿porque? "¡Ah... entonces me comí una mosca!“ • Interrogativo: Esta introducción consiste en hacer preguntas al público sobre el tema a abordarse, pero nunca esperar una respuesta pues las preguntas son sólo de tipo referencial. El hacer preguntas sirve para demostrar al público que nosotros sabemos algo que ellos no saben y que estamos ahí para instruirlos. Ejemplo: ¿Sabían ustedes que don José de San Martín era “drogadicto”? ¿Sabían ustedes que Ramón Castilla nunca liberó a ningún negro?
  10. 10. … • Teatralizado: Es una forma efectiva de llamar la atención del público y comunicarle el tema que vamos a exponer. Se hace uso de la mímica, expresividad corporal y mucho ingenio. Por ejemplo, salir al frente y soltar un vaso de vidrio al suelo; éste se hará añicos pero nos dará pie para hablar. Por ejemplo: de la Ley de la gravedad, sobre la destrucción del mundo o sobre cualquier otro tema relacionado.
  11. 11. b) Desarrollo • Es la parte medular del discurso, en ella el orador desarrolla su idea central de forma clara y detallada. • En el desarrollo se explican los argumentos en los que se basa nuestra teoría o hipótesis, también sirve para refutar las ideas, ejemplificar una demostración y adoptar una posición académica especifica.
  12. 12. Algunas recomendaciones… • Documentarse ampliamente sobre el tema a exponerse. • Cerciorarse de la veracidad de los datos a exponerse, para evitar que el auditorio refute ideas y pasemos un mal momento. • Elaborar un pequeño esquema de las ideas a presentarse. • Citar ejemplos, anécdotas, cifras y/o casos reales relacionados con el tema para hacerlo más didáctico. • Hacer un discurso ameno • Utilizar vocabulario poco recargado y usar frases con sintáctica sencilla. Son preferibles y más aceptadas por la mente las frases cortas que las largas.
  13. 13. … • Considerando el carácter inconstante de la atención, un discurso largo puede resultar fastidioso, no debe durar más de 45 minutos. • Si el esquema del discurso es complicado y los pasos a seguirse no son claros, puede perturbar la atención de los oyentes. • La exposición de la parte central de nuestro discurso debe poseer un atractivo o interés para los oyentes. • El auditorio debe mantenerse atento; concentrado en nuestra charla, esto se logra por medio de preguntas adecuadas, dinámicas grupales y dejándolo participar.
  14. 14. C) Conclusión • Es la parte final del discurso, en ella el orador hace un breve resumen de lo tratado, mencionando los puntos más importantes de la exposición o realizando recomendaciones que se desprenden del tema central. • La conclusión es un elemento estratégico pues lo que se dice queda sonando en los oídos del público y tiene mayor probabilidad de quedar en la memoria
  15. 15. Técnicas para cerrar… • Fraseológico: Mencionando una frase célebre o algunas palabras impactantes o motivadoras. • Con vivas o hurras: Tiene por objeto dejar motivados a los oyentes a través de su participación activa y “cantada”. • Por respuesta del público: En ésta, el orador hace una serie de preguntas al auditorio para que le contesten a través de un “Si” o un “No”. Las preguntas deben ser siempre de corte positivo. • Por agradecimiento: El orador culmina su exposición agradeciendo a los organizadores, auspiciadores, público presente y algunas veces a los oradores que lo antecedieron.
  16. 16. Bibliografía • Alban Alencar, A.: (2007) Manual de oratoria, Edición electrónica gratuita. Texto completo en www.eumed.net/libros/2007b/

×