Lorena Clot

912 views
761 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
912
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
23
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Lorena Clot

  1. 1. POEMAS <ul><li>DE </li></ul><ul><li>MIGUEL HERNÁNDEZ </li></ul><ul><li>Canción del esposo soldado </li></ul><ul><li>El rayo que no cesa </li></ul>LORENA CLOT
  2. 2. MIGUEL HERNÁNDEZ <ul><li>BIOGRAFÍA </li></ul><ul><li>Poeta español, nacido en Orihuela,Alicante, en el año 1910. Era hijo de campesinos y desempeñaba entre otros oficios el de pastor de cabras. Empezó en el mundo de la poesía cuando tenia 20 años, guiado por su amigo Ramón Sijé. </li></ul><ul><li>Publicó su primer libro en el 1933, “Perito en lunas” y mas tarde unos sonetos “El rayo que no cesa”. Estos marcaron la experiencia amorosa del poeta. Miguel Hernández era muy fiel. Su mujer se llamaba Josefina Manresa. </li></ul><ul><li>Años mas tarde va a Madrid y se inicia la Guerra Civil (1936), colabora con el ejército de la República. Cuando acaba la guerra va a Portugal y allí lo detienen y lo llevan a la prisión condenándolo a muerte. Antes de morir, padece tuberculosis y publica su última obra “ Cancionero y romancero de ausencias”. Finalmente fallece en el año 1942. </li></ul>http://amediavoz.com/hernandez.htm#Te%20me%20mueres%20de%20casta%20y%20de%20sencilla...
  3. 3. CANCIÓN DEL ESPOSO SOLDADO He poblado tu vientre de amor y sementera, he prolongado el eco de sangre a que respondo y espero sobre el surco como el arado espera: he llegado hasta el fondo. Morena de altas torres, alta luz y ojos altos, esposa de mi piel, gran trago de mi vida, tus pechos locos crecen hacia mí dando saltos de cierva concebida. Ya me parece que eres un cristal delicado, temo que te me rompas al más leve tropiezo, y a reforzar tus venas con mi piel de soldado fuera como el cerezo. Espejo de mi carne, sustento de mis alas, te doy vida en la muerte que me dan y no tomo. Mujer, mujer, te quiero cercado por las balas, ansiado por el plomo. Sobre los ataúdes feroces en acecho, sobre los mismos muertos sin remedio y sin fosa te quiero, y te quisiera besar con todo el pecho hasta en el polvo, esposa. Cuando junto a los campos de combate te piensa mi frente que no enfría ni aplaca tu figura, te acercas hacia mí como una boca inmensa de hambrienta dentadura. Escríbeme a la lucha, siénteme en la trinchera: aquí con el fusil tu nombre evoco y fijo, y defiendo tu vientre de pobre que me espera, y defiendo tu hijo. Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado envuelto en un clamor de victoria y guitarras, y dejaré a tu puerta mi vida de soldado sin colmillos ni garras. Es preciso matar para seguir viviendo. Un día iré a la sombra de tu pelo lejano, y dormiré en la sábana de almidón y de estruendo cosida por tu mano. Tus piernas implacables al parto van derechas, y tu implacable boca de labios indomables, y ante mi soledad de explosiones y brechas recorres un camino de besos implacables. Para el hijo será la paz que estoy forjando. Y al fin en un océano de irremediables huesos tu corazón y el mío naufragarán, quedando una mujer y un hombre gastados por los besos.
  4. 4. El poema de “Canción del esposo soldado” forma parte de “Vientos del pueblo” escrito en el año 1937, cuando ya estaba casado con su mujer. He poblado tu vientre de amor y sementera, he prolongado el eco de sangre a que respondo y espero sobre el surco como el arado espera: he llegado hasta el fondo. Morena de altas torres, alta luz y ojos altos, esposa de mi piel, gran trago de mi vida, tus pechos locos crecen hacia mí dando saltos de cierva concebida. Ya me parece que eres un cristal delicado, temo que te me rompas al más leve tropiezo, y a reforzar tus venas con mi piel de soldado fuera como el cerezo . Está escrito en pasado. Él esta enamorado de su mujer. Está en plena guerra. Los dos desean un hijo, ya que lo han intentado muchas veces. Finalmente ella se queda embarazada y el se muestra muy ilusionado. Tendrá lo que mas deseaba en la vida, un hijo. Su mujer es alta y muy bella. Juntan la piel, están juntos. Cuando esta con ella, le da vida. Ella esta preñada y le crecen los pechos. La cierva es la mujer de la belleza en la Biblia. Su mujer es delicada porque esta en estado. El cristal es bello y delicado. Tiene miedo a perder el hijo. Las cerezas son rojas, esto es símbolo de que él era republicano. Quiere una vida de esperanza.
  5. 5. Espejo de mi carne, sustento de mis alas, te doy vida en la muerte que me dan y no tomo. Mujer, mujer, te quiero cercado por las balas, ansiado por el plomo. Sobre los ataúdes feroces en acecho, sobre los mismos muertos sin remedio y sin fosa te quiero, y te quisiera besar con todo el pecho hasta en el polvo, esposa. Cuando junto a los campos de combate te piensa mi frente que no enfría ni aplaca tu figura, te acercas hacia mí como una boca inmensa de hambrienta dentadura. Escríbeme a la lucha, siénteme en la trinchera: aquí con el fusil tu nombre evoco y fijo, y defiendo tu vientre de pobre que me espera, y defiendo tu hijo. Ya tiene a su hijo y es feliz. Se acuerda de ella y le escribe. Piensa mucho en ella cuando le disparan en la guerra y esta a punto de morir. En la guerra ha habido muchas muertes. La quiere mucho y desearía hacer el amor con ella en cualquier sitio. Él piensa en ella cuando lucha. Es una mujer apasionada y quiere estar con ella mordiéndole a besos. Espera una respuesta de ella de la carta que le envía. El esta luchando en la guerra por ella, mata por ella y también para acabar con el fascismo. Finalizada la guerra la gente es pobre.
  6. 6. Nacerá nuestro hijo con el puño cerrado envuelto en un clamor de victoria y guitarras, y dejaré a tu puerta mi vida de soldado sin colmillos ni garras. Es preciso matar para seguir viviendo. Un día iré a la sombra de tu pelo lejano, y dormiré en la sábana de almidón y de estruendo cosida por tu mano. Tus piernas implacables al parto van derechas, y tu implacable boca de labios indomables, y ante mi soledad de explosiones y brechas recorres un camino de besos implacables. Para el hijo será la paz que estoy forjando. Y al fin en un océano de irremediables huesos tu corazón y el mío naufragarán, quedando una mujer y un hombre gastados por los besos. El niño nacerá comunista. Hay esperanzas de ganar la guerra. Cuando acabe la guerra él volverá a llevar una vida normal. Sobrevivirá. En la guerra es preciso matar o sino te acabaran matando a ti. Algún día él regresará a su casa y hará el amor con su mujer muchas veces. Esta ilusionado por tener a su hijo. Describe a su mujer con labios carnosos, libres y atractivos. A pesar de la guerra el amor sigue. Está luchando por un futuro donde haya paz para su hijo. A causa de la guerra hay mucha muerte. Después de la muerte quedarán ellos dos y se besarán hasta que se rocen con los huesos.
  7. 7. EL RAYO QUE NO CESA Te me mueres de casta y de sencilla: estoy convicto, amor, estoy confeso de que, raptor intrépido de un beso, yo te libé la flor de la mejilla. Yo te libé la flor de la mejilla, y desde aquella gloria, aquel suceso, tu mejilla, de escrúpulo y de peso, se te cae deshojada y amarilla. El fantasma del beso delincuente el pómulo te tiene perseguido, cada vez más potente, negro y grande. Y sin dormir estás, celosamente, vigilando mi boca ¡con qué cuido! para que no se vicie y se desmande. TE MUERES DE CASTA Y DE SENCILLA...
  8. 8. Un soneto escrito entre 1934 y 1935, publicado en el libro “El rayo que no cesa”. Te me mueres de casta y de sencilla: estoy convicto, amor, estoy confeso de que, raptor intrépido de un beso, yo te libé la flor de la mejilla. Yo te libé la flor de la mejilla, y desde aquella gloria, aquel suceso, tu mejilla, de escrúpulo y de peso, se te cae deshojada y amarilla. Aún no esta casado. Se dirige a su novia, la cual no ha conocido a ningún hombre. Pero ella no le hace caso. No quiere gozar con él. Ella es una chica normal y desapercibida. El esta preso por el amor hacia ella. Ha cometido un pecado, le ha robado un beso. Le ha dado un beso en la mejilla, dulce y rápido. Repite el verso por la importancia. El beso fue un éxito para él ya que era lo máximo que podía conseguir de ella. En cambio a ella le molesta el beso. Si la mejilla de la chica no disfruta de la vida, se marchitará.
  9. 9. El fantasma del beso delincuente el pómulo te tiene perseguido, cada vez más potente, negro y grande. Y sin dormir estás, celosamente, vigilando mi boca ¡con qué cuido! para que no se vicie y se desmande. El beso es un ladrón. A ella la situación le da miedo y piensa en que no vuelva a pasar. La chica no duerme, tiene insomnio. Está soñando que lo tiene al lado y vigila la boca de él para que no se vicie.
  10. 10. OPINION PERSONAL Canción del esposo soldado Encuentro que el poeta Miguel Hernández expresa muy bien el deseo y la ilusión de ver a su hijo y a su esposa. Como lo transmite mediante las luchas del soldado por un futuro mejor. Es capaz de reflejar mediante su hijo, la guerra y su esposa, la vida, la muerte y el amor. Lo que me ha llamado más la atención es como remarca al final del poema el deseo y el amor hacia su esposa. Te mueres de casta y de sencilla... Opino que en este soneto el poeta nos habla de el amor desde un punto de vista trágico. Habla del deseo carnal entre los dos amantes pero a la vez lo hace desde un punto de vista discreto.

×