• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Juan RamóN JiméNez   LluíS Fonalleras
 

Juan RamóN JiméNez LluíS Fonalleras

on

  • 2,873 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,873
Views on SlideShare
2,871
Embed Views
2

Actions

Likes
0
Downloads
6
Comments
0

1 Embed 2

http://www.slideshare.net 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Juan RamóN JiméNez   LluíS Fonalleras Juan RamóN JiméNez LluíS Fonalleras Presentation Transcript

    • Juan Ramón Jiménez
    • No sé si el mar…
      • No sé si el mar es, hoy
      • -adornado su azul de innumerables
      • espumas-,
      • mi corazón; si mi corazón, hoy
      • -adornada su grana de incontables
      • espumas-
      • es el mar.
      • Entran, salen
      • uno de otro, plenos e infinitos,
      • como dos todos únicos.
      • A veces, me ahoga el mar el
      • corazón,
      • hasta los cielos mismos.
      • Mi corazón ahoga el mar, a veces,
      • hasta los mismos cielos.
    • Comentario de “No sé si el mar…” (Diario de un poeta – Junio 1916)
      • Relación entre el estado de ánimo del autor, y la naturaleza, el mar.
      • Construcción de formas correlativas y correspondientes
      • En el reflejo anímico, superación de la diferencia entre lo humano y lo natural
      • Correspondencia entre la parte y la totalidad
    • ¡Infancia! ¡Campo verde, campanario, palmera
      • ¡Infancia! ¡Campo verde, campanario, palmera,
      • Mirador de colores: sol, vaga mariposa
      • Que colgabas a la tarde de primavera,
      • En el cenit azul, una caricia rosa!
      • ¡Jardín cerrado, en donde un pájaro cantaba,
      • Por el verdor teñido de melodiosos oros;
      • Brisa suave y fresca, en la que me llegaba
      • La música lejana de la plaza de toros!
      • … Antes de la amargura sin nombre del fracaso
      • Que engalanó de luto mi corazón doliente,
      • Ruiseñor niño, amé, en la tarde de raso,
      • El silencio de todos o la voz de la fuente.
    • Comentario de “ ¡Infancia! ¡Campo verde, campanario, palmera ” ( Elejías Lamentables )
      • Descripción de la infancia. Evocación nostálgica de la inocencia y felicidad perdidas.
      • Descubrimiento de la realidad y   desengaño posterior.
    • Juan Ramón Jiménez - Biografía
      • (Moguer, 1881 - San Juan de Puerto Rico, 1958) Poeta español. Su lírica evolucionó desde las últimas derivaciones del modernismo hacia una poesía a la vez emotiva e intelectualista. Tras cursar el bachillerato en el colegio de los jesuitas de Puerto de Santa María (Cádiz), ingresó en la universidad de Sevilla para estudiar derecho, carrera que abandonó para seguir su vocación artística.
      • Aunque inicialmente quiso ser pintor, pronto se orientó hacia la poesía, animado por la lectura de R. Darío y de los escritores románticos. Sus primeras colaboraciones en la revista madrileña Vida Nueva fueron acogidas con entusiasmo por los modernistas, por lo que decidió trasladarse a Madrid en 1900 y publicar ese mismo año sus dos primeros volúmenes de versos, Ninfeas y Almas de violeta , títulos que le fueron sugeridos por R. del Valle-Inclán y R. Darío.
      • De carácter melancólico y depresivo, la repentina muerte de su padre le causó fuertes crisis nerviosas que lo obligaron a pasar largas temporadas en sanatorios de Burdeos y Madrid. A esta época corresponden los libros Rimas (1902), Arias tristes (1903) y Jardines lejanos (1904), que configuraron una poética impregnada de musicalidad, nostalgia y amor por la naturaleza, con metros sencillos en los que predomina el octosílabo y un ritmo fluido de inspiración modernista.
      • Entre 1905 y 1912 el autor vivió en su pueblo natal, entregado a la lectura y admirando la vida campesina andaluza. Este acercamiento al mundo rural se tradujo en un nuevo sentimentalismo que, sin abandonar la languidez inicial, se enriqueció con impulsos apasionados y juveniles. En los escenarios crepusculares de pálidos jardines, decadentes ensueños y estancias silenciosas aparecieron por primera vez colores brillantes e imágenes de mujeres desnudas que tiñeron los versos de erotismo.
      • En este período escribió varios volúmenes: Elegías (1908-1910), Olvidanzas (1909), La soledad sonora (1911), Poemas mágicos y dolientes (1911), Melancolía (1912) y Laberinto (1913), así como el libro en prosa Platero y yo (1914), tierna elegía a un borriquillo que se convirtió en uno de sus textos más célebres. De regreso a Madrid conoció a Zenobia Camprubí, española educada en Estados Unidos, con la que se casó en Nueva York en 1916. La vitalidad y las constantes atenciones de Zenobia influyeron decisivamente en el nuevo rumbo que adoptó su trayectoria poética.