El Rol del Director: Marcando Objetivos

  • 1,312 views
Uploaded on

El Rol del Director: Marcando Objetivos

El Rol del Director: Marcando Objetivos

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
1,312
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
4
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. El Rol del Director: Marcando Objetivos Ismael M. BuroneMiguel Navarro destaca la importancia que tiene el planteo de objetivos. Saberhacia dónde vamos, tener nuestra “hoja de ruta” debe ser prioridad cuando nosencontramos frente a la dirección de un centro. El planteo de objetivos claroses un paso de los muchos que se necesitan para llegar a la eficacia escolar.Cuando sea plantean los objetivos para nuestro centro estos deben serseleccionados después de una correcta planificación y reflexión. En ningúnmomento se dijo que es una tarea fácil, al contrario. Los objetivos deben serrealistas. Esto responde a plantearse objetivos claros. Al estar a cargo de unadirección debemos saber de primera mano cuales son las realidades delcentro, luego, tenemos que analizar las necesidades, hacia donde queremosllegar. Una vez que tenemos esos puntos claros, comenzamos a marcarnuestro camino. Suele pasar, que a veces nos dejamos influir por lastendencias del entorno. Hoy en día se pueden ver varios centros educativos(excluyendo a los públicos que ya tienen el Plan Ceibal), que incorporan a lasTIC´s en sus procesos de enseñanza-aprendizaje. Algunos lo hacen bien, otrosinvierten en tecnología, cuando la realidad del centro es atender otrasnecesidades. En conclusión, no hay que dejarse seducir por las tendencias delmomento. Si son acordes a nuestros objetivos, y nos podemos aggiornar, bien,en el caso contrario, no hay que hacerlo.Los objetivos deben ser coherentes con el ideario. Entiendo que este punto enparticular debe ir orientado a aquellas instituciones privadas, en donde cadauna tiene un ideario que la identifica. Ya en el las instituciones públicas sepodría decir que el ideario es común a todas. Por ejemplo, si un centroeducativo se caracterizó en toda su trayectoria a inculcar los valores cristianos,a través de sus clases de catequesis, y de un día para otro se la saca de sucurrícula, el centro le está dando la espalda a su ideario. El centro no puede serun camaleón que se va adaptando a las tendencias del momento. Si se tieneque renovar lo tiene que hacer a partir de sus ideales. La piedra fundamentales la que nunca se debe mover.
  • 2. Esto va a traer como consecuencia que los docentes se sientan desorientados.Un año el centro va para una dirección, al otro año, cambia.A la hora de plantearnos los objetivos de nuestrocentro, estos tienen que ser pocos. Hay quecrear, lo que llamo, un efecto “dominó”. Unobjetivo debe llevar al otro. Pero es importanterecalcar el plantearse objetivos realistas y que seadapten al contexto, y sobre todo de que sepuedan evaluar. Cada director puede tomarintervalos de tiempo diferente para poderevaluarlos, cada dos meses, semestral, etc. Una vez que tengamos losresultados, nos van a servir para ver si tenemos que hacer correcciones o no.Deben ser compartidos. Es decir, debemos buscar la forma de que todos losintegrantes del centro educativo sean partícipes de los objetivos. Cada uno asu nivel y dependiendo de la función que cumpla, debe de aportar su granito dearena. Es responsabilidad del director el hacer saber esto. En mi punto devista, es recomendable que una vez que los objetivos son planteados,comunicárselos a todos los integrantes del centro y hacerles saber de qué suaporte y compromiso diario va a hacer que esos objetivos se cumplan.Otro punto a considerar es ver con qué recursos contamos para poder llevar acabo estos objetivos. Por ejemplo, si decidimos integrar las TIC´s a las aulas,quizá sea fácil redactar los objetivos, pero tenemos que tener en cuenta todo loque eso acarrea. Desde lo tecnológico, como el tener buenos equiposinformáticos, un buen ancho de banda, hasta personal idóneo, que puedacapacitar a los profesores, etc.Esto puede ser un gran error que se comete, el lanzarse a un objetivo sin tenerel respaldo suficiente. Después comienzan a surgir los problemas y el objetivono se termina cumpliendo. Lo peor, es que no solo va a fracasar el objetivo sinoque como consecuencia de esto va a crear un desgaste en toda la institución,desde los directores a los docentes, y hasta los alumnos. ¿Por qué afirmoesto?, porque cuando un objetivo no está saliendo porque nos damos cuentade que los recursos están fallando comenzamos a “apagar incendios” y
  • 3. llevamos el objetivo como podemos. Pero esa no es la solución. De eso setrata la gestión, de ver que es lo que tenemos y cuál es el mejor provecho quele podemos sacar.Para finalizar es importante, tal como lo expresé anteriormente, el poderevaluar los objetivos. Y es interesante que al evaluarlos los resultados seancompartidos con todos los que están involucrados en el mismo. El director debeasumir la responsabilidad de compartirlos aunque sean resultados negativos.Con esconder resultados no ganamos nada. Debemos ver en que estamosfallando y a partir de eso reorientar nuestro camino.