15vo Salmo23
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

15vo Salmo23

on

  • 3,514 views

Mensajes muy interesantes de la Iglesia Alianza cristiana y Misionera de San Borja, Lima Peru

Mensajes muy interesantes de la Iglesia Alianza cristiana y Misionera de San Borja, Lima Peru

Statistics

Views

Total Views
3,514
Views on SlideShare
3,505
Embed Views
9

Actions

Likes
1
Downloads
30
Comments
1

1 Embed 9

http://www.slideshare.net 9

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

15vo Salmo23 15vo Salmo23 Presentation Transcript

  • Salmo 23
  • 1 Jehová es mi pastor; nada me faltará. 2 En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreará. 3 Confortará mi alma; me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre. 4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento. 5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. 6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová moraré por largos días. Reina Valera Revisada
  • El Día que fui Ungido con Óleo Santo
  • Unges mi cabeza con Aceite
  • La Unción de David • La Biblia nos narra la historia de David desde el momento de su elección divina y su ungimiento como futuro rey de Israel. • David era entonces tan sólo un sencillo pastor de ovejas y el menor de siete hermanos.
  • 1 a Samuel 16:1-13 “Dijo Jehová a Samuel: …Llena tu cuerno de aceite, y ven, te enviaré a Isaí de Belén, porque de sus hijos me he provisto de rey. Y …di: A ofrecer sacrificio a Jehová he venido. Y llama a Isaí al sacrificio, y yo te enseñaré lo que has de hacer; y me ungirás al que yo te dijere. Hizo, pues, Samuel como le dijo Jehová; y luego que él llegó a Belén, los ancianos de la ciudad salieron a recibirle con miedo, y dijeron: ¿Es pacífica tu venida? El respondió: Sí, vengo a ofrecer sacrificio a Jehová; santificaos, y venid conmigo al sacrificio. Y santificando él a Isaí y a sus hijos, los llamó al sacrificio.
  • 1 a Samuel 16:1-13 “Y aconteció que cuando ellos vinieron, él vio a Eliab, y dijo: De cierto delante de Jehová está su ungido. Y Jehová respondió a Samuel: No mires a su parecer, ni a lo grande de su estatura, porque yo lo desecho; porque Jehová no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero Jehová mira el corazón. Entonces llamó Isaí a Abinadab, y lo hizo pasar delante de Samuel, el cual dijo: Tampoco a éste ha escogido Jehová. Hizo luego pasar Isaí a Sama. Y él dijo: Tampoco a éste ha elegido Jehová. E hizo pasar Isaí siete hijos suyos delante de Samuel; pero Samuel dijo a Isaí: Jehová no ha elegido a éstos.”
  • 1 a Samuel 16:1-13 “Entonces dijo Samuel a Isaí: ¿Son éstos todos tus hijos? Y él respondió: Queda aún el menor, que apacienta las ovejas. Y dijo Samuel a Isaí: Envía por él, porque no nos sentaremos a la mesa hasta que él venga aquí. Envió, pues, por él, y le hizo entrar; y era rubio, hermoso de ojos, y de buen parecer. Entonces Jehová dijo: Levántate y úngelo, porque éste es. Y Samuel tomó el cuerno del aceite, y lo ungió en medio de sus hermanos; y desde aquel día en adelante el Espíritu de Jehová vino sobre David. Se levantó luego Samuel, y se volvió a Ramá.”
  • Ungir con Aceite • El ungimiento de las personas o cosas en el Antiguo Testamento era un acto simbólico en el que se usaba una mezcla especial de esencias aromáticas. • Este acto ritual denotaba dos cosas: separación y dedicación para Dios, es decir ‘santificación’.
  • mashaj jv'm • Este es un verbo común tanto en el hebreo antiguo como moderno. El significado básico es: «ungir, untar, consagrar». Aparece unas 70 veces en el Antiguo Testamento hebraico. • El uso más común de mashaj en el Antiguo Testamento tiene que ver con «ungir» con el fin de apartar a alguna persona u objeto para algún ministerio o función. • En Éxodo 30:22–15 encontramos la receta para hacer el aceite de la «unción». Vine, W.E., Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento, (Nashville: Editorial Caribe) 2000, c1999.
  • El Aceite de la Unción “El ungüento para las unciones sagradas (Ex. 30:23–25) establecido para el uso de los ritos del tabernáculo debía prepararse según el arte del perfumador. Comprendía aceite de olivas, mirra, canela, cálamo y casia; los ingredientes sólidos probablemente se pulverizaban y hervían en el aceite de olivas (Job 41.31). La manufactura de este preparado por personas no autorizadas estaba estrictamente prohibida (Ex. 30:37–38).”
  • La Unción de la Oveja • Siguiendo con la figura del cuidado del Pastor a sus ovejas, David nos muestra ahora otra de las tareas propias del quehacer pastoril. • El buen pastor unge a sus ovejas para proteger su salud; especialmente en tiempos de verano.
  • “A las ovejas las ataca especialmente la mosca nasal. Estas mosquitas zumban alrededor de la cabeza de la oveja, con la intención de depositar sus huevos en las membranas húmedas y mucosas de la nariz de la oveja. Si logran hacerlo, los huevos se incuban en pocos días y nacen pequeñas larvas delgadas y vermiformes. Avanzan por las fosas nasales hasta la cabeza de la oveja; horadan la carne y provocan allí una intensa irritación acompañada de una seria inflamación.” Keller, pg. 112
  • “Las moscas muertas hacen heder y dar mal olor al perfume del perfumista; así una pequeña locura, al que es estimado como sabio y honorable.” Eclesiastés 10:1 RVR
  • “La roña es una sarna irritante y contagiosa común al ganado lanar en todo el mundo. Causada por un parásito diminuto, microscópico, que prolifera en tiempo caluroso, la roña se extiende en el rebaño mediante el contacto directo entre animales infectados y no infectados. A las ovejas les encanta frotarse mutuamente la cabeza en un gesto cariñoso y amistoso. La roña aparece con mayor frecuencia cerca de la cabeza. Cuando dos ovejas se frotan, la infección se extiende velozmente de una a otra.” Keller, pg. 115
  • “En cuanto a la pasada manera de vivir, despojaos del viejo hombre, que está viciado conforme a los deseos engañosos, y renovaos en el espíritu de vuestra mente…” Efesios 4:22-23 RVR
  • “También hay sutiles cambios en el rebaño. Es la temporada del celo, del apareamiento, de las grandes batallas entre los carneros para apoderarse de las hembras. El cuello de los carneros se hincha y se fortalece. Se pavonean orgullosos por el prado y luchan con furia por el favor de las hembras. Durante las horas del día y de la noche se puede oír el topeteo de cabezas y el golpe de cuerpos que chocan. Todo esto lo conoce el pastor. Sabe que algunas ovejas pueden matar, dañar o lisiar a otras en esos mortales combates.” Keller, pg. 119
  • “¡Mirad cuán bueno y cuán delicioso es habitar los hermanos juntos en armonía! Es como el buen óleo sobre la cabeza…” Salmo 133:1-2 RVR
  • La Unción de David “Hallé a David mi siervo; lo ungí con mi santa unción. Mi mano estará siempre con él, mi brazo también lo fortalecerá. No lo sorprenderá el enemigo, ni hijo de iniquidad lo quebrantará; sino que quebrantaré delante de él a sus enemigos, y heriré a los que le aborrecen.” Salmo 89:20-23 RVR
  • La Protección de la Oveja • Es interesante notar los riesgos a los que está expuesta la cabeza de la oveja. • También es importante observar cuándo y cómo el buen pastor aplica el bálsamo protector. • La unción no es igual cada vez, pero siempre es necesaria.
  • La Unción en el Nuevo Testamento risma • El vocablo griego Jrisma, que se traduce como “unción”, aparece tres veces en 1 Jn. 2:20 y 27 • Los versos en cuestión refieren que los cristianos, en virtud de su “unción” (vv. 20, 27), tienen la facultad de discernir cismas (v. 19) y herejías (negación de la encarnación, vv. 22) y, en tal sentido, son exhortados a preservarse íntegros en el mensaje apostólico (v. 24), el cual los llevó a confesar al Padre y al Hijo.
  • 18”Hijitos, ya es el último tiempo; y según vosotros oísteis que el anticristo viene, así ahora han surgido muchos anticristos; por esto conocemos que es el último tiempo. 19Salieron de nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubiesen sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que no todos son de nosotros. 20Pero vosotros tenéis la unción del Santo, y conocéis todas las cosas. 21No os he escrito como si ignoraseis la verdad, sino porque la conocéis, y porque ninguna mentira procede de la verdad. 22¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es anticristo, el que niega al Padre y al Hijo…
  • 23Todo aquel que niega al Hijo, tampoco tiene al Padre. El que confiesa al Hijo, tiene también al Padre. 24Lo que habéis oído desde el principio, permanezca en vosotros. Si lo que habéis oído desde el principio permanece en vosotros, también vosotros permaneceréis en el Hijo y en el Padre. 25Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna. 26Os he escrito esto sobre los que os engañan. 27Pero la unción que vosotros recibisteis de él permanece en vosotros, y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en él.”
  • Dos Escenas Pastoriles V. 1-4: Pastor con sus ovejas en el redil V. 5-6: Pastor en su tienda (*) suministrando refugio y santuario, sirviendo como un anfitrión generoso. (*) En la antigüedad era un refugio donde todo viajero errante, sin importar su carácter o su pasado, era recibido como un ‘invitado de Dios’ (Roper, p.125)
  • “Ungir la cabeza con aceite era una manifestación de alta estima en tiempos antiguos. El amor quedaba demostrado mediante el costo de los aceites utilizados. Mirra, áloes, casia y otras fragancias exóticas se mezclaban en medidas precisas y quedaban selladas en forma permanente en botellas finas de alabastro. Cuando llegaba el tiempo para ungir a los huéspedes especiales, las botellas se rompían en el cuello y el aceite que contenía era derramado con generosidad sobre las cabezas de los invitados hasta que corrían por sus manos y dejaban una fragancia persistente. Era el llamado ‘óleo de alegría’ (Sal. 45:7).” Roper, pg. 110
  • “Hemos prostituido demasiado la unción de Dios. Nos preparamos para Él y nos empapamos de su preciosa fragancia y luego, todo lo que hacemos es un espectáculo para la gente…La unción produce en realidad una cantidad de cosas buenas en nuestra vida y rompe el yugo de la opresión. Pero éstas son sólo un subproducto…El problema con la unción es cuando la usamos para impresionar. Pasamos por alto el propósito primario de encubrir el ofensivo humor de nuestra propia Tenney, pg. 63 carne.”
  • La Unción del Espíritu • He pensado cuán grata debía ser para la oveja el ser ungida por su Pastor, ¡Dios, cuánto ansío la unción de tu Espíritu! • ¿Qué debo hacer para recibirla? Acercarme a Ti, sumisamente, bajar la cabeza, cual oveja, y dejar que tus manos derramen sobre mí el óleo santo que guardará mi mente de toda forma de contaminación.
  • La Unción del Espíritu “Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu; para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. Efesios 3:14-19
  • La Unción del Espíritu “Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.” Efesios 3:20-21