Your SlideShare is downloading. ×
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,109
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
44
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 1 Tema 1 □ PASOS PARA MEJORAR LA ORTOGRAFÍA Y PARA AMPLIAR EL VOCABULARIO □ LA NARRACIÓN: ELEMENTOS CONSTITUTIVOS □ LOS MITOS CLÁSICOS COMO NARRACIONES □ LAS CLASES DE PALABRAS PASOS PARA CORREGIR Y MEJORAR LA ORTOGRAFÍA 1ºSelecciona en el texto las palabras que tengan dificultad ortográfica 2ºEscribe frases destacando en color o en mayúsculas la palabra problemática. Un compañero la escribirá en la pizarra 3ºLee atentamente las frases recalcando la palabra subrayada 4ºRellena tu plantilla ortográfica individual con las palabras dudosas 5ºAporta tus palabras dudosas junta a las de los demás alumnos de la clase y elaborad entre todos, en la pizarra, la plantilla colectiva. Añade palabras dudosas de otros compañeros a tu plantilla individual. 6ºCon las palabras de tu plantilla individual realiza ejercicios de: -familias de palabras -sinónimos y antónimos -derivación y composición -etimologías (origen de la palabra) -análisis ortográfico completo: a) posición de acento ortográfico o prosósico y sílaba tónica (si la hay) b) tipo de sonido vocálico del acento: vocal única o diptongo c) tipo de palabra según posición del acento d) fenómeno silábico: dipontongo o hiato (si los hay) e) silabeo de la palabra. -acrósticos de palabras relacionadas con el significado de la palabra dudosa -jugar al bingo ortográfico: selecciona 9 palabras con dificultad ortográfica y escríbelas en una ficha. Un alumno irá leyendo en voz alta una serie de palabras del mismo texto señaladas previamente por el profesor. Cada alumno irá tachando aquellas que tenga en su ficha. El que logré antes tacharlas todas cantará ¡BINGO!
  • 2. 2 PASOS PARA MEJORAR Y AUMENTAR EL VOCABULARIO 1ºLectura atenta del texto o fragmento 2ºUtilización del diccionario 3ºClasificación en la plantilla léxica de las palabras usadas, poco usadas, o desconocidas 4ºElaboración, en la pizarra, de la plantilla léxica de la clase. Añade palabras de otros compañeros a tu plantilla individual. 5ºRedacta frases con cada palabra poco usada o desconocida. Intenta que su uso sea el adecuado al registro y contexto. 6ºCon estas palabras realiza ejercicios variados de asimilación: -familias de palabras -sinónimos y antónimos -derivación y composición -etimologías (origen de la palabra) -DE GRUPO --explicación de frases hechas --repartir expresiones, refranes, frases hechas, etc entre pequeños grupos y, con ayuda del diccionario, se intentarán explicar sus significados. Después se redactarán individualmente. Todas estas actividades se realizarán tras leer los textos seleccionados, bajo las indicaciones oportunas del profesor.
  • 3. 3 LECTURAS Y NOCIONES LITERARIAS LA NARRACIÓN: ELEMENTOS CONSTITUTIVOS LOS MITOS CLÁSICOS COMO NARRACIONES
  • 4. 4 EL MITO DE PROMETEO Cielo y tierra habían sido creados; el mar se mecía en sus orillas y en su seno jugueteaban los peces; en el aire cantaban aladas las aves; pululaban1 en el suelo los animales. Pero faltaba aún la criatura en cuyo cuerpo pudiera dignamente morar el espíritu y dominar desde allí todo el mundo terreno. Apareció entonces en la Tierra, dotado de gran ingenio, Prometeo, vástago2 de la vieja estirpe3 de los dioses que Zeus destronara. Tomó arcilla del suelo, humedeciéndola con agua del río, la amasó, y modeló con ella a un ser a imagen de los dioses. Para animar este amasijo, obra de sus manos, encerró en su pecho todas las cualidades buenas y malas. Entre los olímpicos tenía una amiga, Atenea, diosa de la Sabiduría, quien infundió en la figura semianimada el espíritu, el hálito4 divino. Así nacieron los primeros hombres y no tardaron en multiplicarse y llenar la tierra. Durante algún tiempo, sin embargo, no sabían cómo servirse de sus nobles miembros. Prometeo los fue adiestrando en todos los aspectos de la vida de los humanos. Reinaba en el cielo, junto con sus hijos, Zeus. Y he aquí que los nuevos dioses fijaron su atención en el linaje5 de hombres que acababan de nacer, exigiéndole les rindiera homenaje, a cambio de la protección que pensaban dispensarle6 . Se celebró en Grecia una asamblea de mortales e inmortales para estipular7 los derechos y deberes de los hombres. Prometeo, como abogado de sus humanas criaturas, se presentó en la asamblea, sacrificó un gran toro, y le dio a elegir a Zeus la parte que gustara del animal inmolado8 . Zeus tomó para sí el trozo que parecía mejor, pero éste no era más que un engaño hábilmente preparado, que no contenía sino los huesos mondos9 . Zeus sintió la indignación en su alma por el engaño recibido. Decidió castigarles y negó a los mortales el último don para alcanzar la civilización: el fuego. Mas también supo componérselas el hijo de Japeto. Se acercó con un tallo de hinojo10 gigante al carro del sol y prendió fuego a la planta. Provisto de aquella antorcha bajó a la tierra. Zeus ideó un nuevo castigo para los hombres, esta vez en la forma de una bella doncella llamada Pandora, que llevaba en sus manos un regalo, una gran caja. Apenas llegó junto a los hombres abrió la tapa y en seguida volaron innumerables males. Oculto en el fondo de la caja había un único bien: la esperanza, que quedó encerrada en el arca para siempre. Contra Prometeo inventó un castigo más cruel: el de encadenarlo a una roca del Cáucaso, adonde acudía todos los días un águila para devorarle las entrañas, que le volvían a crecer de noche.
  • 5. 5 Hércules, cuando pasaba por la región del Cáucaso, mató el águila con una de sus flechas y liberó a Prometeo, quien a cambio debería llevar siempre un anillo hecho del acero de sus cadenas y de un trozo de la roca a la que había sido atado. Las más bellas leyendas de la antigüedad clásica, G. Schwab 1 pululaban: abundaban – 2 vástago: descendiente – 3 estirpe: familia, linaje, descendiente de una familia – 4 hálito: aliento - 5 linaje: descendiente de una familia – 6 dispensarle: darle – 7 estipular: convenir, acordar – 8 inmolado: sacrificado – 9 mondos: huesos sin carne ninguna. Efectivamente, al realizar el sacrificio del toro, Prometeo lo dividió en dos partes: en una de ellas puso la piel, la carne y las vísceras, recubiertas desagradablemente por el pellejo del vientre del buey; y en la otra puso los huesos mondos, sólo que cubiertos de apetitosa grasa asada – 10 hinojo: planta aromática medicinal, campestre, que arde con suma facilidad. ACTIVIDADES Prometeo es un personaje mitológico. Los mitos son narraciones fantásticas anónimas y populares en las que uno o varios dioses, semidioses o héroes divinizados tienen un papel muy relevante. Para saber más de este mito, visita: http://suite101.net/article/la- caja-de-pandora-a11906 1. ¿Qué hechos o acontecimientos se explican en el mito de Prometeo? 2. Zeus castigó a los hombres y a Prometeo ¿Cuáles fueron esos castigos? 3. ¿Crees que Prometeo es un rebelde? ¿Conoces a personas que hayan transgredido normas sociales? [Transgredir es infringir una ley o precepto, desobedecer] 4. La Biblia, en el libro del Génesis del Antiguo Testamento, explica así la creación del hombre: “Entonces Yahvé Dios formó al hombre del polvo del suelo e insufló en sus narices aliento de vida, y resultó ser el hombre un ser viviente” a) ¿Quién creó al hombre según el mito que acabas de leer arriba: Zeus o Prometeo? b) ¿Existe algún parecido entre el fragmento bíblico y la creación del hombre según el mito griego? 5. ¿Cómo juzgas el engaño de Prometeo? SERVANDÍN Cuando me pusieron en el colegio de segunda enseñanza, alguien me dijo señalándome a Servandín: -El papá de este niño tiene un bulto muy gordo en el cuello. Y Servandín bajó los ojos, como si a él mismo le pesase aquel bulto. En el primer curso no se hablaba del papá de ningún niño. Sólo del de Servandín. Después de conocer a Servandín, a uno le entraban ganas de conocer a su papá. A algunos niños les costó mucho trabajo ver al señor que tenía el bulto gordo en el cuello. Y cuando lo conseguían, venían haciéndose lenguas de lo gordo que era aquello. A mí también me dieron ganas muy grandes de verle el bulto al papá de Servandín, pero no me atrevía a decírselo a su hijo, no fuera a enfadarse. Me contentaba con imaginarlo y preguntaba a otros. Pero por más que me decían, no acertaba a formarme una imagen cabal. Le dije a papá que me dibujase hombres con bultos en el cuello. Y me pintó muchos en el margen de un periódico, pero ninguno me acababa de convencer... Me resultaban unos bultos muy poco naturales. Un día Servandín me dijo:
  • 6. 6 -¿Por qué no me invitas a jugar con tu balón nuevo en el patio de tu fábrica? -¿Y tú qué me das? -No sé. Como no te dé una caja vacía de Laxen Busto. Le dije que no. -¿Por qué no me das tu cinturón de lona con la bandera republicana? Me respondió que no tenía otro para sujetarse los pantalones. Fue entonces cuando se me ocurrió la gran idea. Le di muchas vueltas antes de decidirme, pero por fin se lo dije cuando hacíamos «pis» juntos en la tapia del Pósito Viejo donde casi no hay luz. -Si me llevas a que vea el bulto que tiene tu papá en el cuello, juegas con mi balón. Servandín me miró con ojos de mucha lástima y se calló. Estaba tan molesto por lo dicho, que decidí marcharme a casa sin añadir palabra. Pero él, de pronto, me tomó del brazo y me dijo mirando al suelo: -Anda, vente. -¿Dónde? -A que te enseñe... eso. Y fuimos andando y en silencio por una calle, por otra y por otra, hasta llegar al final de la calle del Conejo, donde el papá de Servandín tenía un comercio de ultramarinos muy chiquitín. -Anda, pasa. Entré con mucho respeto. Menos mal que había bastante gente. Vi a un hombre que estaba despachando velas, pero no tenía ningún bulto en el cuello. Interrogué a Servandín con los ojos. -Ahora saldrá. -¿Por dónde? -Por aquella puerta de la trastienda. Miré hacia ella sin pestañear. Y al cabo de un ratito salió un hombre que parecía muy gordo, con guardapolvos amarillo y gorra de visera gris... Tenía la cara como descentrada, con todas las facciones a un lado, porque todo el otro lado era un gran bulto rosáceo, un pedazo de cara nuevo, sin nada de facciones. No sabía quitar los ojos de aquel sitio... Servandín me miraba a mí. Cuando el padre reparó en nosotros, me miró fijo, luego a su hijo, que estaba con los párpados caídos, y enseguida comprendió. Servandín me dio un codazo y me dijo: -¿Ya? -Sí, ya. -Adiós, papá -dijo Servandín. Pero el papá no contestó. -Lo van a operar, ¿sabes? Servandín, Fco García Pavón
  • 7. 7 ACTIVIDADES Servandín es un cuento breve. Los cuentos, igual que los mitos, son subgéneros narrativos. La narrativa es uno de los tres grandes géneros literarios. 1. ¿Quién cuenta la historia? 2. ¿Qué edad pueden tener, más o menos, los niños de cuento? Pon atención a la primera frase. 3. ¿En qué años de la historia de España está ambientado el cuento? Pon atención a las peticiones que el amigo hace a Servandín. 4. ¿Qué nivel social y económico tiene cada una de las familias de los dos amigos? ¿Cómo lo puedes deducir? 5. ¿Podrías explicar los sentimientos de los tres personajes desde que los amigos entran en la tienda del padre de Servandín? 1. LA NARRACIÓN LITERARIA 1.1.- ¿Qué es una narración literaria? Aquella en la que un narrador nos cuenta una serie de hechos o acontecimientos (que pueden ser reales o imaginarios) en prosa, con una extensión variable. El narrador presenta los hechos con una determinada organización o estructura que forma el argumento; y los hechos les suceden a unos personajes, que se desenvuelven en un tiempo y un lugar determinados. 1.2.- ¿Qué elementos tiene un texto narrativo? * El narrador: la persona que nos cuenta los hechos del relato. El narrador puede narrarnos la historia en primera o en tercera persona. Si lo hace en primera persona, participa activamente en los acontecimientos; si lo hace en tercera, entonces está presenciando los hechos desde fuera. El narrador en primera persona puede ser el mismo protagonista de la historia, o bien cualquier otro personaje (el antagonista, un secundario); el narrador en tercera persona, por su parte, puede ser omnisciente (lo sabe todo: lo que está ocurriendo en el presente, lo que pasará en el futuro, los secretos de cada personaje, lo que sienten y piensan...) u objetivo (el narrador sólo sabe lo que está pasando en el presente; no tiene ni idea de lo que vendrá después, ni de lo que piensan o sienten los diferentes personajes). * Argumento: conjunto de hechos o acontecimientos que ocurren a lo largo de la historia narrada.
  • 8. 8 * Estructura: organización de los hechos o acontecimientos que realiza el narrador para contarlos. La más frecuente es la estructura lineal (es decir, la que sigue un orden cronológico), en la que se distinguen tres partes: 1. Planteamiento: Presentación de los personajes y su entorno. 2. Nudo: Parte central de la historia, la más larga, en la que sucede el conflicto. 3. Desenlace: Es el final de la historia. * Los personajes pueden ser principales (pues llevan el peso de los acontecimientos) o secundarios (tienen menos importancia en el relato, aunque participen en él). Los principales, a su vez, pueden ser protagonistas o antagonistas (el que se opone al protagonista). Un escritor los puede describir físicamente (si son gordos, altos, delgados, bajos, cómo visten, si tienen cicatrices, colmillos, plumas, pelo...), psicológicamente (si son buenos, malos, astutos, nobles, valientes, cobardes...) o de las dos maneras a la vez. * El espacio: el lugar en el que tienen lugar los hechos que nos están contando. Puede ser real o imaginario, natural o urbano. * El tiempo: cuándo ocurren los acontecimientos que nos narran en el texto. Aquí debemos diferenciar claramente la época histórica en la que suceden los hechos y el tiempo que dura la historia (por ejemplo, la época de El Señor de los Anillos sería una Edad Media imaginaria, fantástica, mientras que el viaje de Frodo para destruir el anillo, o sea, la duración de los hechos narrados, es de dos años). ACTIVIDAD Intenta ahora, con la ayuda de las explicaciones del profesor/a, aplicar estas características al cuento “Servandín”.
  • 9. 9 LA TORRE DE HÉRCULES (Leyenda gallega) En el escudo de La Coruña figuran una torre, una calavera y dos tibias cruzadas y, además, seis conchas. La torre es la famosa de Hércules, que sirve de faro, al norte de la ciudad, y que se levanta, desde tiempos inmemoriales, sobre un promontorio de rocas. La calavera y las tibias se refieren a la leyenda de Hércules que mató y enterró a Gerión1 en aquel mismo sitio. Las conchas recuerdan al señorío del Arzobispado de Santiago en los tiempos feudales. Según la leyenda, Hércules perseguía a Gerión porque éste había deshonrado a una hermana suya, y le fue siguiendo desde la costa gaditana hasta cerca del sitio donde luego habría de alzarse La Coruña, yendo ambos en frágiles barquillas de mimbre forradas con pieles de buey. Aunque eran hombres muy fuertes, el viaje resultó fatigoso. Gerión, que llevaba a su enemigo bastante delantera, tomó tierra entre las rocas más altas y con su embarcación improvisó una vivienda para esconderse y aguardar allí hasta que su perseguidor le perdiese la pista. Ya se creía seguro, pues no descubría la barca de Hércules en todo lo que alcanzaba a ver desde aquel punto tan elevado, cuando se echó a dormir a pierna suelta para reponerse de la fatiga que le había causado aquel penoso e interminable viaje. Pero durante la noche de aquel mismo día llegó Hércules y no durmió porque le desvelaba el deseo de la venganza. Toda la noche estuvo buscándole, y al amanecer, los primeros rayos del sol le mostraron la vivienda que Gerión suponía muy bien escondida. El héroe tenía un apetito voraz, e imaginando que allí se albergaría algún pescador, se dirigió hacia aquel lugar para averiguarlo. Y en vez del pescador se dio de bruces con su enemigo irreconciliable, que no sólo dormía apaciblemente, sino que estaba soñando que ya se encontraba libre de su perseguidor. Aunque Hércules no pudo aplastarle entonces el cráneo con su maza porque era demasiado valiente y noble para perpetrar traición semejante con un dormido indefenso, le despertó instándole a que se defendiese. Tres días duró el combate, y si bien Hércules era más fuerte, Gerión era más hábil, ágil y diestro. No obstante, Hércules obtuvo la victoria, y después de haber agotado a su enemigo, lo mató sin piedad. En recuerdo de su victoria, Hércules, después de haber enterrado entre las rocas el cráneo y las armas de Gerión y de haber arrojado su cuerpo al mar, sobre aquellos despojos levantó la torre de su nombre; luego mandó edificar allí una gran ciudad y hacer escribir los nombres de los hombres y mujeres que fueron a poblarla. Una de las pobladoras se llamó Coruña, y de aquí le viene el nombre a la ciudad. La torre de Hércules sirvió de faro desde aquella época remota y es, como se sabe, un faro muy diferente a los actuales. En la cima de la torre había una gran plancha de estaño pulimentado, de forma circular y. giratoria, que brillaba a los rayos del sol. Por las noches se encendía una hoguera en la plataforma y, al reflejarse la plancha de estaño, suplía a la luz
  • 10. 10 solar y servía a los navegantes para avisarles de la proximidad de los grandes escollos. Se dijo que su resplandor en muchos casos atraía a los marineros incautos hacia las rocas donde se estrellaban las embarcaciones, y después sus cuerpos eran devorados por sirenas y por brujas moradoras de aquel lugar. Desde entonces la torre de Hércules y sus cercanías se suponen habitadas por espíritus malignos. Leyendas de Galicia y Asturias, anónimo. 1 Gerión: En la mitología griega, era un monstruoso gigante de tres cuerpos humanos unidos en una sola cintura. Vivía en la isla Eriteria, ubicada más allá del Mediterráneo (hoy la Isla de León en San Fernando, Cádiz) y era dueño de un perro de dos cabezas llamado Ortro y se dedicaba al pastoreo de una espléndida cabaña de ganado. Hércules lo mató y le robó su rebaño de vacas rojas y bueyes. ACTIVIDAD 1. Completa el cuadro siguiente: anota en cada recuadro los diferentes elementos de la narración y explica cómo actúan en el cuento que acabas de leer. LA TORRE DE HÉRCULES
  • 11. 11 [FRAGMENTO] Cuando llegué a casa de Rosaura, ya no se veía el sol tras los tejados grises, y había cinco enigmáticos invitados tomando aperitivos en la terraza que daba al jardín. Para mi sorpresa, enseguida empecé a encontrarme bien. Olía a césped recién cortado, el aire se sentía húmedo y cálido y, tras la primera copa, ya no me costaba sonreír. Rosaura me presentó a los invitados. El primero en estrechar mi mano fue una tal Jean Baptiste, que era un hombre delgado, de cabellos grises y mirada inquietantemente juvenil, y que sonreía con cierta tristeza. Después me saludó Odile, que llevaba una falda muy corta y que ya había empezado a hacer fotografías. Más tarde Rosaura me presentó a Denis, un espigado pelirrojo de ojos negros; y después a Marcel, un muchacho rubio y tristón, de voz mortecina. El último en saludarme fue Jules, un hombre de bigote gris y mirada dócil y simple, que sólo se tornaba complejo cuando creía que nadie le observaba. Entre todos ellos se deslizaba Rosaura, con un vestido de seda blanca, que le llegaba hasta las rodillas y que iba ajustado a la cintura con un cordón rojo, y unas sandalias de tacón, igualmente blancas. El efecto Doppler, Jesús Ferrero. ACTIVIDADES 1. Copia el texto en tu cuaderno y subraya aquellos fragmentos que indiquen apreciaciones temporales, ambientales, físicas de los personajes, de vestimentas, psicológicas y cromáticas. Observa atentamente y no cometas errores al efectuar la copia. 2. Traslada a tu cuaderno el croquis siguiente y escribe los fragmentos del texto que se que cumplan las condiciones que se indican en las líneas y cuadros. LÍNEA DE AVANCE EN EL TIEMPO llegué empecé a me presentó encontrarme … /… Parada descriptiva Anochecer Parada descriptiva Olfativo- ambiental Parada descriptiva Personajes
  • 12. 12 LÍNEA DE AVANCE EN EL TIEMPO después me presentó (el último) en saludarme me saludó LÍNEA DE AVANCE EN EL TIEMPO 3. a) ¿Cuál es el tiempo verbal que hace que avance el relato (observa las flechas)? b) Escribe ahora algún chiste (de carácter narrativo) que recuerdes y subraya las veces en que usas este tiempo verbal. 2. LOS MITOS Y LA MITOLOGÍA 2.1. ¿QUÉ SON LOS MITOS Y CÓMO SON SUS HÉROES? Los mitos son narraciones de transmisión oral, protagonizadas por dioses o seres sobrehumanos. Transmiten ideas o valores compartidos por una comunidad, pues hacen referencia al origen del mundo, a las costumbres, a ciertos fenómenos naturales... A lo largo de la historia, la Mitología clásica (de origen griego y latino) ha inspirado incontables obras literarias y artísticas de todos los tiempos. Los héroes mitológicos se distinguen porque: - tienen gran valor y fortaleza - llevan a cabo actos fuera de lo común, excepcionales, fantásticos y sobrehumanos. - su vida en una sucesión de aventuras y en ellas desafía a la muerte. - triunfan sin aspirar a ningún premio - se enfrentan con frecuencia a los dioses y deben soportar sus caprichos y crueldad. En la mitología aparecen a veces escenas de misterio, fantasía y terror. Los dioses y héroes se nos presentan, a veces, con los mismos vicios y defectos que los humanos. Leamos ahora cuatro famosos mitos grecolatinos. Parada descriptiva Vestimenta Parada descriptiva Vestimenta Parada descriptiva Aspectos físicos y psicológicos de los personajes Parada descriptiva Movimiento y color de la ropa
  • 13. 13 EL MITO DE FAETÓN Jugando un día unos cuantos muchachos, empezaron a reñir. Los chichos se fueron acalorando, la disputa tomando altos vuelos, y terminaron injuriándose lo más duramente que pudieron. Unos de ellos era Faetón, hijo de Apolo y de Climene, a quien echaban en cara sus compañeros que él no era hijo del Sol […]. Faetón se sintió ofendido en lo más profundo de su alma al ver que de aquella manera injuriaban la honra de su madre, y llorando amargamente, a la vez que maldiciendo a quienes lo habían ofendido, se fue corriendo al lado de ella y le contó lo sucedido. Climene, tan apenada como decidida, le dijo: "Hijo mío, vete a ver a tu padre y pídele que te deje, aunque sólo sea un día, conducir el carro del Sol. Así, al verte cruzar el espacio de parte a parte, no han de dudar que eres hijo suyo". Faetón se presentó, efectivamente, en la morada de Apolo, y éste, aunque hizo lo posible por disuadirlo de su peligroso empeño, enternecido, al fin, por sus suplicantes ruegos y por el gran amor que le tenía, accedió a ello. Al día siguiente, la Aurora presentaba el carro a Apolo dispuesto ya con sus corceles para emprender el viaje, cuando el dios se lo entregó a su hijo, no sin antes advertirle repetidas veces que tuviese gran prudencia y que no traspasase una línea equidistante de los cielos y la tierra. Al palpar Faetón las riendas entre sus manos, y faltándole los minutos para demostrar al mundo su origen divino, se lanza a rienda suelta, con la velocidad de un rayo, y ya sube hasta abrasar los cielos, o baja a ras de tierra, arrasando los campos con su fuego. El mundo, aterrorizado por tal temeridad, y sintiendo la catástrofe que le iba causando, imploró ayuda del cielo, y Júpiter, apuntando bien con su rayo, atravesó a Faetón, quien, impulsado por la enorme velocidad que llevaba, cayó de cabeza, dando vueltas, en el Erídano1 , mientras el carro terminaba su viaje sin auriga. Faetón arrasó los campos de África, al tocarlos con el calor del Sol, y quedaron convertidos en desiertos, y sus moradores, abrasados por el Sol, tomaron un tinte negro en su piel. Las más bellas leyendas de la antigüedad clásica, G. Schwab. 1 Erídano: en la mitología griega era un río, quizá el Po (en Italia), quizá el Ródano (en Francia).
  • 14. 14 FILEMÓN Y BAUCIS En unas lomas de Frigia1 hay un terreno pantanoso que en tiempos fue una villa próspera y habitable. Vive allí un roble milenario y a su lado, formando casi un solo tronco, un tilo de la misma edad. Ambos están rodeados de un viejo muro. En tal lugar se presentó una noche inhóspita y lluviosa, como simple humano, Júpiter, acompañado de Mercurio, con la intención de poner a prueba la hospitalidad de los hombres. Buscando alojamiento se dirigieron a numerosas casas, todas ellas de vecinos ricos, y todas se les cerraron. Sólo en una, que era muy humilde, los recibieron la anciana Baucis y su marido Filemón. En ella habían pasado juntos sus años jóvenes y en ella habían envejecido, felices, compartiendo sin amargura sus escasos recursos. Cuando los dioses entraron en la cabaña, el viejo les ofreció asiento y Baucis reavivó el fuego y puso a cocer un repollo, traído de su huerto, y Filemón un trozo de lomo curado. La anciana dispuso de inmediato la mesa, y les sirvio aceitunas y cerezas silvestres, y achicorias y rábano y requesón y huevos poco cocidos, todo en cacharros de arcilla. Además de comida caliente y un vino de la tierra, les ofrecieron nueces, uvas, manzanas, miel y caras amables y buena voluntad. En esto observa Filemón que a pesar de que les llenaba una y otra vez las jarras de vino, estas nunca se vaciaban y el vino llegaba en todo momento hasta el borde. Atónitos, Filemón y Baucis, caen en la cuenta de que están albergando a seres divinos, y ruegan, suplicantes, que les disculpen por la pobreza del servicio. Decidieron entonces sacrificar el único ganso que tenían en el corral para agasajar a los huéspedes. El animal, escapando de ellos, se refugió bajo las piernas de Júpiter y Mercurio, quienes, compadecidos, les prohibieron matarlo. "Somos dioses –dijeron entonces- y la gente impía de esta zona va a recibir cumplido castigo por su conducta. En cuanto a vosotros, abandonad esta cabaña y acompañadnos a lo alto del monte". Obedecieron los ancianos y con dificultad subieron por la pendiente. Volvieron entonces la vista atrás: toda la zona había quedado cubierta de agua, excepto su cabaña, que se iba convirtiendo, ante sus ojos maravillados, en un templo: las estacas en columnas, el techo de paja en tejado de oro, el suelo de tierra en piso de mármol guarnecido con puertas esculpidas. Habló entonces Júpiter: "Decidnos, justo anciano y mujer digna de un hombre justo, qué deseáis". Tras hablar brevemente entre ellos, dijo Filemón: "Pedimos ser sacerdotes de ese vuestro templo y que, como hemos vivido en armonía todos nuestros años, salgamos de esta vida juntos, que ninguno tenga que enterrar al otro".
  • 15. 15 Sus votos fueron satisfechos: mientras vivieron, cuidaron del templo. Un día, cuando ya muy ancianos charlaban delante de la escalinata, vio Baucis que a Filemón le iban saliendo hojas y Filemón, que lo mismo le sucedía a Baucis. Entendieron que los dioses estaban poniendo punto final a sus vidas, así que mientras la vegetación invadía sus cuerpos tuvieron ocasión de declararse su amor y despedirse tiernamente antes de que la corteza cubriera sus rostros. Esto me contaron unos ancianos de aquellas tierras (y no tenían motivo para engañarme): yo mismo vi guirnaldas que pendían de las ramas de los dos árboles y yo mismo puse otras diciendo: "Sean como dioses los que así fueron tratados por los dioses y sean honrados con culto los que culto rindieron". Las metamorfosis, Ovidio [adaptación : http://centros5.pntic.mec.es/ies.lucia.de.medrano/CBG/filemon_y_baucis.htm] 1 Frigia: antigua región del Asia Menor (hoy península de Anatolia, Turquía) ACTIVIDADES EL MITO DE FAETÓN 1. ¿Por qué se empeña Faetón en conducir el carro de su padre? 2. ¿Qué responsabilidad tienen los padres en el accidente que sufrió Faetón? 3. ¿Qué papel juega Júpiter en esta historia? ¿Quién o quiénes le piden que intervenga? 4. ¿Aparecen en este mito todas las características del héroe mitológico? Compara las características de Faeton con las de Prometeo. 5. ¿Por qué se dice que los jóvenes (como lo era Faetón) son temarios e inconscientes? Pon ejemplos de conductas de este tipo entre la juventud de hoy en día. 6. ¿Qué moraleja le podrías añadir al cuento? 7. Resume brevemente el contenido de este mito. FILEMÓN Y BAUCIS 8. ¿Qué prueba quiso Jupiter hacerles a los humanos? 9. ¿Por qué los ricos de aquella localidad reaccionaron como lo hicieron? 10. ¿Qué cualidades humanas podemos destacar de Filemón y Baucis? 11. ¿En qué aspectos del mito se nota que estos dos personajes se aman profundamente? ¿Qué pueden simbolizar los dos árboles juntos, después de tantísimo tiempo, en el mismo lugar donde murieron los ancianos? 12. El mito presenta un amor duradero ¿Es frecuente este tipo de amor en la sociedad actual? 13. Busca en el diccionario y anota en tu ficha léxica las palabras que desconozcas de ambos mitos.
  • 16. 16 TEREO, PROCNÉ Y FILOMENA Cuando el rey Pandión gobernaba Atenas, su reino fue acosado por los bárbaros, y sólo Tereo, rey de Tracia1, acudió en su ayuda y le libró de estos ataques. En agradecimiento, Pandión le ofreció en matrimonio a una de sus hijas, Procné o Filomela, y Tereo eligió a la primera, a pesar de los nefastos augurios que la diosa Hera anunció para esta unión. Se llevó Tereo a Procné a Tracia, consumando con ella su matrimonio y teniendo un hijo, Itis. Después de largos años sin ninguna desgracia, Procné, cansada de aquel reino de salvajes gobernado por su marido, vino en añorar su querida Atenas y en especial a su hermana Filomela. Rogó a Tereo le fuera permitido reencontrarse con ella, a lo que este accedió siempre que se reunieran en Tracia. Fue así como Tereo marchó a Atenas y, tras convencer al rey Pandión, embarcó con Filomela camino a Tracia. Pero durante el viaje, la juventud y la hermosura de Filomela hizo a Tereo interesarse en ella y, pisoteando la voluntad de la joven y desoyendo sus súplicas, la violó, y para que Procné nunca se enterase de lo ocurrido le cortó la lengua y la encerró en una solitaria prisión en el bosque. Luego dijo a Procné que su hermana había muerto, noticia que al llegar a Atenas provocó la muerte de su padre, deshecho por el dolor. Por su parte, la tristeza de Filomela la llevó a tejer y tejer en su solitaria prisión un lienzo de tela con la historia de su desdicha, el cual, con ayuda de un mensajero, logró hacer llegar a su hermana, quien inmediatamente acudió en su ayuda, la liberó y la llevó con ella al palacio de Tracia. Arrebatada Procné por la rabia y la locura, al encontrarse con su hijo Itis, tan parecido al padre, Procné lo mata, lo cuece y prepara con él un suculento manjar con que Tereo, al regresar a palacio, se sacia por completo. Después del festín, Filomela y Procné aparecen ante Tereo con la cabeza de Itis en sus manos, y le cuentan lo que han hecho. Éste, horrorizado, se lanzó hacia ellas, con un hacha entre las manos, y las persiguió denodadamente por todo el bosque para sacrificarlas. Cuando las alcanzó, Filomela y Procné invocaron el auxilio de los dioses, y estos, apiadados, transformaron a los tres en aves: Procné fue desde entonces un ruiseñor y Filomela una golondrina, eternamente perseguidas por un gavilán, que no era otro que Tereo, a quien adjudicaron esa forma animal como castigo. Las metamorfosis, Ovidio [adaptación : http://es.wikipedia.org/wiki/Tereo]
  • 17. 17 1 Tracia: región geográfica (y reino mitológico) situada al noreste de Grecia, sobre el mar Egeo y el mar de Mármara. [FRAGMENTO] EL CABALLO DE TROYA De espaldas a los muros de la inexpugnable ciudad de Troya, Ulises pensaba, con la mirada perdida en el mar cercano... Pensaba en Ítaca, la isla ahora lejana de la que era rey; pensaba en Penélope, su esposa, que había dejado allá, y en su hijo, Telémaco, que debía haber crecido mucho. —¡Diez años! —murmuró dominando su tristeza—. Hace diez años que partí. Diez años perdidos sitiando una ciudad. Y todo esto para hacer honor a una promesa y para obligar a Paris a devolver a la bella Helena a su esposo Menelao... ¡Cuántas víctimas durante esa interminable guerra que seguía enfrentando a los troyanos con los griegos! Los mejores habían perecido: Héctor, el campeón de Troya; y el héroe griego, Aquiles. El mismo Paris había sucumbido a una flecha envenenada. Pero Helena quedó prisionera. Y la ciudad aún no se había rendido. —Sin embargo —declaró una voz cerca de Ulises—, la guerra va a terminar pronto, y Troya será destruida. Sí: los oráculos son precisos. Ulises reconoció a Calcante, el viejo adivino. Y cuando iba a replicarle con una ironía, una idea loca le pasó por la cabeza. —Estás rumiando alguna astucia, ¿verdad, Ulises? —preguntó el anciano. El rey de Ítaca asintió, antes de agregar con fastidio: —¿Cómo adivinas mis pensamientos antes de que los exprese? —Olvidas —respondió Calcante— que ese es mi trabajo. Y todos sabemos que, de nosotros, tú eres el más astuto. ¡Habla! —No. Primero debo reflexionar; luego, presentaré mi proyecto a nuestros aliados. Aquella misma noche, el rey Agamenón reunió a todos los jefes de Grecia que estaban sitiando Troya. Ulises, entonces, les declaró: —Esta es mi idea: vamos a construir un inmenso caballo de madera... —¿Un caballo? —exclamó Agamenón, que esperaba un plan de batalla menos extravagante. —Sí. Un caballo tan grande que nos permitirá meter en sus entrañas, en secreto, a un centenar de nuestros guerreros más valientes. Mientras tanto, desmontaremos nuestras tiendas y nos dirigiremos a nuestras naves. Es necesario que los troyanos vean nuestros navíos alejarse de la costa. Uno de los compañeros de Ulises, que se llamaba Sinón, exclamó, escandalizado: —¡Estás loco! Entonces, ¿quieres levantar el sitio?
  • 18. 18 —Espera, Sinón: ¡olvidas el centenar de griegos disimulados dentro del caballo! Por otra parte, uno de nosotros permanecerá cerca de la estatua. Después de nuestra partida, será capturado por los troyanos. Esto es lo que el espía les dirá: hartos del sitio, los griegos han regresado a sus patrias. Para que Atenea les sea favorable, le han construido este caballo... —¿Atenea? —se sorprendió Agamenón—. ¡Pero Atenea es la protectora de nuestros enemigos! ¡Tiene su estatua en Troya, el Paladión! —Justamente: ¡nuestros enemigos creerán que queremos congraciarnos! —explicó Ulises. Estoy seguro de que, para no ofender a Atenea, los troyanos harán entrar en la ciudad ese caballo que le está dedicado a ella. —¡Ya veo! —admitió Agamenón—. ¿Quieres, pues, arrojar nuestros mejores hombres en la boca del lobo? —No. Quiero, por el contrario, que nos abran el corral. Pues este caballo será tan gigantesco que no podrá pasar por ninguna de las puertas de la ciudad: ¡los troyanos deberán derribar los muros para hacerlo entrar! —¿Crees que se arriesgarán a eso? —preguntó el rey. —Sí, si están convencidos de que hemos levantado campamento, ¡y si ven desaparecer nuestras naves en el horizonte! En realidad, éstas llegarán hasta la isla de Tenes, que está cerca de aquí. Una vez que el caballo haya entrado en la ciudad, nuestro espía, a la noche, en el momento en que lo crea propicio, encenderá un fuego sobre las murallas. Nuestros ejércitos desembarcarán antes del alba y penetrarán en la ciudad. […] Las troyanas, Eurípides [adaptación : http://planmejoradelenguanormal5.blogspot.com.es/2012/04/mito-el-caballo-de-troyalectura- 1ano.html] ACTIVIDADES TEREO, PROCNÉ Y FILOMENA 1. Este es un de los mitos donde aparecen dos elementos truculentos y morbosos. Indica cuáles son. 2. ¿Qué acto deshonroso desencadena la tragedia? 3. ¿Encuentras alguna semejanza entre la conducta de los tres seres humanos y la de los pájaros que se mencionan al final? ¿Qué hecho natural intenta explicar el mito? 4. Resume en ocho líneas el contenido del mito. EL CABALLO DE TROYA 5. ¿Dónde se encuentra Ulises: dentro o fuera de Troya? ¿Puedes precisar el lugar? Justifica tu respuesta. 6. ¿Por qué razón comenzó la guerra de Troya? ¿Quiénes se enfrentan en esta guerra? 7. a) ¿Cuántos años dura el asedio de Troya? ¿Quién anuncia lo que va a ocurrir? ¿Cómo se llama este personaje y qué oficio cumple? b) ¿Qué guerreros famosos han muerto de ambos bandos? Menciónalos. 8. ¿Qué aspecto de la personalidad de Ulises destacan sus compañeros? 9. a) ¿Qué diosa es la protectora de Troya? ¿Cómo se llama el templo que los troyanos construyeron en su honor? b) ¿Por qué Ulises quiere hacer creer a los troyanos que el caballo de madera ha sido construido en honor de Atenea? 10. ¿Qué significan estas dos expresiones del texto: “arrojar nuestros mejores hombres en la boca del lobo” y que los troyanos “nos abran el corral”? 11. ¿De qué manera piensa Ulises sorprender a la desprevenida ciudad de Troya?
  • 19. 19 2.2. MITOS, LEYENDAS Y CUENTOS: SUBGÉNEROS NARRATIVOS La narrativa contiene muchas clases de obras literarias diferentes que, sin embargo, comparten las características de poseer narrador, argumento, estructura, personajes, tiempo y espacio. A estas clases diferentes de obras narrativas las denominamos subgéneros narrativos Como estamos viendo, un mito es un relato tradicional, fundamentalmente de carácter escrito y literario, que se refiere a acontecimientos prodigiosos, protagonizados por seres sobrenaturales o extraordinarios, tales como dioses, semidioses, héroes, monstruos o personajes fantásticos. Los mitos auténticos son todos antiguos y tienen carácter libresco y culto. Una leyenda es un tipo de narración parecida al mito por su carácter tradicional y porque suele incluir elementos sobrenaturales y fantásticos. Se diferencia del mito en que la leyenda suele incluir hechos verosímiles (creíbles) que se confunden con inventados y en que con frecuencia se transmite oralmente de generación en generación. Hay leyendas muy antiguas pero también las hay actuales (piensa en las llamadas “leyendas urbanas”), y muchas de ellas no tienen carácter literario. Lógicamente, los mitos y las leyendas empezaron a desaparecer de las culturas humanas cuando las personas se dieron cuenta de que para conocer y explicar los misterios de la naturaleza y del universo (la creación del universo, el misterio de la fecundidad, el paso de los días y las noches, las estaciones del año, la aparición de los fenómenos naturales –tormentas, viento, luz, sol, lluvia…- y la de los animales y las plantas, etc) valía más la observación que la fantasía, esto comenzó a ocurrir a partir de los siglos XVI y XVII. Por último, un cuento es una narración en prosa, de poca extensión, escasos personajes y desarrollo sencillo. Los personajes pueden ser reales o fantásticos y se escriben para entretener o para enseñar algo. Los cuentos son obras esencialmente escritas, y no son tan antiguos como mitos y leyendas. Pero estos tres no son los únicos subgéneros narrativos. Hay muchos otros que veremos más adelante, por ejemplo, novelas, poemas épicos antiguos y medievales, romances, etc.
  • 20. 20 LENGUA LAS CLASES DE PALABRAS
  • 21. 21 LAS CLASES DE PALABRAS O CATEGORÍAS GRAMATICALES son: el sustantivo, el pronombre, el artículo, el adjetivo, el verbo, el adverbio, la preposición, la conjunción y la interjección (esta última no es propiamente una clase de palabra) Para dar un repaso a los que has estudiado sobre las clases de palabras en 1º y 2º de la ESO, atiende al siguiente enlace: http://conteni2.educarex.es/mats/11754/contenido/home.html y realiza los ejercicios interactivos. A continuación, realiza los siguientes ejercicios de identificación y clasificación de clases de palabras: 1. Clasifica las palabras siguientes en sustantivos, pronombres, adjetivos, verbos y adverbios: pelo – nada – soy – abiertamente – ligeros – quienes – razón – razonamiento – estuvimos – destructivo – salud – he comido – ahora – me - allá – silenciosa – serpiente – luchar – besos – quizás – vosotros – muchas [tienen sed] 2. Clasifica las palabras siguientes en artículos, adjetivos determinativos, preposiciones y conjunciones: y – ellos– pero – tras – mediante – las [casas] – [cosas] mías – su – unos [libros] – o – con – entre – el – él – hasta – pues – aunque – y – esa [casa] – vuestro. 3. Reconoce si son determinantes o pronombres los elementos destacados; extráelos de las frases y escribe a qué clase pertenecen. (Recordad: una palabra es determinante si al lado hay un sustantivo. Sin embargo, esa misma palabra será pronombre si al lado no hay un sustantivo). • Nuestra obsesión es alcanzar aquella cima. • Vimos a esos merodeando por mi huerto. • Resolvimos nuestros asuntos muy pronto; los vuestros no los pudimos resolver. • Catorce niños llegaron muy contentos, pero a cinco tuvimos que animarles. • Las zapatillas no las encontré en su sitio. 4. Coloca en la casilla correspondiente cada uno de los sintagmas que siguen (determinante si hay sustantivo, si no pronombre): tres, estas casas, vuestros padres, ¿qué lección?, cinco niños, algo, los míos, mis lápices, nadie, ningún verso, aquel río, aquellas, pocos años, bastante, ¡qué casa!, ¿qué haces? DETERMINANTES Artículos y adjetivos determinativos PRONOMBRES Demostrativos Posesivos Numerales
  • 22. 22 Indefinidos Interrogativos Exclamativos 5. ¿A qué sustantivo sustituye el pronombre destacado? a) Saluda a tus tíos y diles que me acuerdo mucho de ellos. b) Nosotros fuimos por esta calle y tú saliste por otra. c) Cuando cruces la puerta, no olvides cerrarla. d) Mis amigos se comieron cuatro tartas; los tuyos, tres. e) Aquellos años fueron muy felices; espero que lo sean también estos. f) Vimos a Juan y le dijimos lo del examen. 6. Reconoce y diferencia el determinante (subrayándolo) del pronombre (poniéndolo en círculo) en las siguientes oraciones ¿A quién o a quiénes sustituyen? • Aquella toalla de baño y esa de ahí, apártalas. • Nuestra queja no llegó a buen puerto; la vuestra, sí. • Algunos niños volvieron por la tarde al colegio; otros prefirieron estar en casa. • Lo bueno siempre gusta, aunque no lo reconozcáis. • El espectáculo está abierto a todo el público, pero pocos lo pudieron ver. 7. ¿Qué clase de palabras son las subrayadas en el siguiente texto? ¿Pronombres o determinantes, o sea, artículos y adjetivos determinativos? (Haz una tabla doble anotando la palabra a la que acompañan) Mi madre nos dijo que nos iba a llevar a casa porque cuando mi abuelo saliera por ese mismo ascensor en que se lo habían llevado, pero con una raja y sin próstata, no iba a tener el cuerpo como para que dos niños plastas le dieran la murga. Esos dos niños plastas éramos yo y el Imbécil. Le prometimos que nos íbamos a portar tan bien que no íbamos a parecer sus hijos, y dijo: “Bueno, bueno, a la primera de cambio os mando a Carabanchel” Elvira Lindo, Yo y el Imbécil. 8. Lee con atención este último texto del tema y realiza las actividades que aparecen a continuación: LOS HACEDORES DE LEONES En cierto lugar vivían cuatro hermanos brahmanes que se tenían el mayor afecto. Tres de ellos se habían instruido en todas las ciencias, pero carecían de discreción; el cuarto no había estudiado, mas era muy discreto. Una vez se pusieron a deliberar: “¿Qué vale el saber si no sirve para adquirir fortuna visitando países extranjeros y ganando el favor de los príncipes? ¡Vámonos, pues, todos a otro país!” Así lo hicieron, y cuando habían recorrido parte del camino dijo el mayor:
  • 23. 23 -Hay uno entre nosotros, el cuarto, que no posee estudios, sino solamente discreción. Pero los reyes no hacen regalos a la discreción sin ciencia, así que no le daremos parte en lo que ganemos. Que desande, pues, el camino y se vuelva a casa. Entonces añadió el segundo: -Tú, que no has estudiado y eres tan discreto, vete, pues, a casa. Y el tercero dijo: -No es lícito obrar así. Juntos hemos jugado desde la infancia, que venga con nosotros, pues lo merece, y que participe en la riqueza que adquiramos. Acordado así, continuaron su camino y vieron en un bosque la osamenta de un león. Dijo el uno: -Vamos a probar nuestra ciencia: aquí yace un animal muerto, vamos a devolverle la vida con nuestro saber. Yo sé ordenar y juntar los huesos. Dijo el segundo: -Yo sé poner la piel, la carne y la sangre. Dijo el tercero: -Yo sé infundirle la vida. Y al hablar así, el primero juntó los huesos, el segundo le puso la piel, la carne y la sangre, y cuando el tercero estaba a punto de darle vida se lo impidió el discreto, diciendo: -Es un león. Si le das vida, nos matará a todos. Pero el otro contestó: -¡Necio! No permitiré que la ciencia quede estéril en mi mano. Repuso aquél: -Pues espera un momento, hasta que yo haya subido a ese árbol. Así se hizo; el león recobró la vida, dio un salto y mató a los tres. Pero el discreto bajó del árbol cuando el león ya se había alejado y volvió a su casa. Por eso digo yo: Más vale discreción que tal ciencia; la discreción es superior a la ciencia. El que carece de discreción perece como los hacedores de leones. Anónimo hindú, extraído del “Panchatantra”, en Ramón Menéndez Pidal (ed.), Antología del cuento de la literatura universal. ACTIVIDADES 1. Resume en 6 líneas el contenido del texto 2. ¿Por qué es este un texto narrativo? (Piensa en los elementos que constituyen las narraciones y aplícalos a este) 2. ¿Qué sería este texto, un cuento o un mito? Razona tu respuesta. 3. Conjuga las formas verbales subrayadas. 4. Indica qué clase de palabras son las que aparecen en estas líneas del texto: “el león recobró la vida, dio un salto y mató a los tres. Pero el discreto bajó del árbol cuando el león ya se había alejado y volvió a su casa”.

×