Sócrates: El tábano de Atenas

3,435 views
3,283 views

Published on

El filósofo más reconocido, luego de Aristóteles, que influenció mucho en la filosofía de la vida en el hombre. Sócrates no solo vivió como un buen ciudadano de la polis, sino que puso en práctica la filosofía misma con su estilo de vida. (Escrito por David Efraín Misari Torpoco)

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,435
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
28
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Sócrates: El tábano de Atenas

  1. 1. AÑO 2012Sócrates:El Tábano de los AteniensesPor:David Efraín Misari TorpocoCuán sorprendente es lopoco que sabemos acerca dela figura histórica y delpensamiento concreto delpadre fundador de latradición filosófícaoccidental. Si bien es cierto,no contamos con algúnescrito de Sócrates, pero lasenseñanzas que dejó y elmensaje de su pensamiento através del coloquiointerindividual y el mejorejemplo que fue su vidamisma, nos dejó comolegado a través de losescritos de Jenofonte yPlatón, sobre todo esteúltimo, quien a través de susDiálogos convirtió a suMaestro Sócrates en elprotagonista de todas susobras. Sin embargo, no haycerteza definitiva de que elpersonaje de los Diálogosplatónicos corresponda conla verdad histórica.En vista de ello, se tuvo querecurrir a otros medios deinformación y fuenteshistóricas como por ejemplo,Diógenes Laercio,Aristóxenes, Dures,Favorino, entre otroshistoriadores y escritores deaquellas épocas. En esteartículo se rescata losustancial de la vida yenseñanza de Sócrates.
  2. 2. CONTENIDODOSócrates: El Tábano de los ateniensesRevista N° 0031. ¿Quién fue Sócrates?2. Su Filosofía.3. Sus anécdotas.4. Muerte de Sócrates.Por: David Efraín Misari Torpoco1Considerado para muchos como el último sabio de Atenas. Unindividuo de corta estatura y poco agraciado, que se preocupómás por la vida del hombre, dejando de lado la filosofía de lanaturaleza, la cual era tema de sumo interés, para los primerosfilósofos. Cicerón escribió acerca de Sócrates: “El ateniensehizo que la filosofía bajara del cielo a la tierra, y la dejó moraren las ciudades, introduciéndola en las casas y enseñando a loshombres a pensar en la vida, en las costumbres y en el bien y elmal.” Con Sócrates, empieza una nueva etapa en elpensamiento humano y en la conducta del hombre.1. ¿Quién fue Sócrates?Nació en Alopeca, un pueblo del Ática, en el año 470 a.C.cuya época fue gloriosa para Atenas y a su vez la másespléndida dentro de la historia de Grecia. Su madre se llamóFainarate o Fenareta  y fue partera, de la cualSócrates aprendería su técnica de la "mayéutica" (del griegomaieuo = hacer nacer). Mientras que su padre llamadoSofronisco, era cantero y algunos dicen que fue escultor.Durante su juventud, Sócrates tuvo un espléndidorazonamiento, el cual fue cultivando poco a poco, pues dealguna u otra forma, no estaba conforme con las cosas que otrosle decían y deseaba siempre buscar el conocimiento por símismo. Así fue como llegó a escuchar al clazomeneAnaxágoras, a Crátilo - tío de Platón -, a Parménides y a unamujer, la sacerdotisa Diótima de Mantinea, de quién se dice leenseñó cosas acerca del amor en el año 440 a.C., la cual llegó aAtenas por encargo de Pericles. Aunque los escuchó y aprendióde ellos algunas cosas, nunca los consideró "maestros", solorescató las mejores enseñanzas y las trató de aplicar de manerapersonal a su vida.1Escritor, filósofo y ensayista peruano. Es un filósofo autodidacto querealiza distintas investigaciones de carácter filosófico, filológico y jurídico.Ha escrito para diversas revistas en el ámbito jurídico desempeñándose en lafilosofía del derecho. Por último, es autor del texto “ABC del Derecho: LatínJurídico”.Revista VirtualEscritor MisteriosoR. V. Filosófica | “ESCRITOR MISTERIOSO”© Revista Virtual “Escritor Misterioso” Contáctenos: eframt504@gmail.com
  3. 3. Y para ser más explícitos con la investigación, se sabe que síconcibió como maestro al filósofo Arquelao a quien llamaban elfísico, según afirma Aristóxenes.Dures nos dice que Sócrates tuvo dos etapas en su juventud.La primera en la cual fue escultor en mármoles, y muchosgriegos aseguran que las Gracias vestidas que se encuentranen la Roca2, fueron hechas por él. En su segunda etapa, previaa la adultez, el filósofo sirvió al Estado ateniense, peleandobravamente en su defensa. Estuvo presente en la expedición deAnfípolis, y dada la batalla junto a Delio, libró a Jenofonte quehabía caído del caballo. Algunos sostuvieron que ayudó aEurípedes a escribir sus tragedias. Se cuenta además, quecuando huían todos los atenienses, Sócrates se retiraba a pasolento, mirando con cierto disimulo atrás, para defender a suscompañeros de batalla, en caso que el enemigo los quisieraatacar. Cuando estuvo en la expedición naval de Potidea, pasótoda una noche en una misma posición, no se movió para nada.Peleó valerosamente en muchas otras batallas, de las cualesobtuvo victorias, pero acostumbraba a no celebrarlas. Y debidoa sus muchas victorias logradas, en cierta ocasión llegó a sermiembro del consejo. Sin embargo, no llegó a teneraspiraciones políticas y tampoco intervino en las luchas de lospartidos.Favorino, en su libro primero de sus Comentarios nos cuentaque luego de estas batallas, Sócrates peregrinó hacia Delfos.Aristóteles también afirma este viaje a la ciudad del Oráculo.Y precisamente fue este oráculo quien declaró a Querefonte,que Sócrates era el hombre más sabio con estas palabras:“Sócrates es el sabio entre los hombres”.Muchos investigadores, sostienen que Sócrates, se llegó acasar dos veces y tuvo tres hijos. La primera con Xantipa de laque tuvo a su hijo Lamprocles, y la segunda con una mujer denombre Mirto, de la que tuvo dos hijos, Sofronisco yMenexeno, aunque ya en la antigüedad se pensaba que pudotener a la vez a las dos mujeres, pues Sátiro y Jerónimo deRodas, nos cuentan que en aquellas épocas, se permitió labigamia, debido al despoblamiento de la ciudad por las guerrasy las pestes. Pero fue el mal genio de Xantipa, que puso aprueba el temple del filósofo en numerosas ocasiones, por loque Nietzsche dirá en el siglo XIX, con su acostumbradamalicia, que fue Xantipa quien convirtió a Sócrates en elmayor dialéctico de Atenas, pues al hacer irrespirable elambiente hogareño, lo indujo a caminar todo el tiempodialogando con las personas por las calles de Atenas. Sinembargo, esto cambiaría en los últimos años de Sócrates, puesXantipa lo empezó a tratar de manera amorosa.2Fortaleza (Alcázar) de Atenas celebrada de toda la antigüedad y de cuyamagnificencia todavía se conservan vestigios.
  4. 4. Este individuo llamado Sócrates , de quienProclo, en su Comentario al Cratilo de Platón, dedicado alsignificado de los nombres, afirma que el nombre de Sócratesviene del griego  (sóter tou krátou), quesignifica: liberador de la fuerza del alma y no ser seducido porlas cosas sensibles. Y le atribuye además un proverbio que hasido ampliamente citado: "las cosas bellas son difíciles". Y¿por qué este proverbio? Porque Sócrates, no solo fue unhombre ejemplar, sino que era demasiado feo, ya que siendolos griegos grandes admiradores de la belleza, con Sócrates serompía este esquema tradicional de belleza, en la que medida yproporción quedaban de lado.Por otra parte, a Sócrates no le importaba su apariencia, ni suaspecto, pues solía caminar descalzo por la plaza de Atenas y amenudo iba vestido con una túnica sucia, lo único que leimportaba y preocupaba a Sócrates era el conocimiento y lavida del hombre. Sócrates tenía poco dinero y sobriamentesatisfacía sus escasísimas necesidades con el pequeñopatrimonio que había heredado y con los donativos voluntariosde algunos amigos. Nunca se esforzó demasiado por poseermás. Pero lo que sí poseía siempre, era un buen ánimo, auncuando las cosas iban mal. Era honesto y sencillo. Cuando sedaba cuenta que había hablado demasiado, solía darsecoscorrones en la cabeza e incluso a jalarse los cabellos, demanera que muchos se reían de él y se mofaban, pero aSócrates esto no le importaba, incluso se cuenta sobre ello, quecuando cierto día un hombre le dio un puntapié, dijo a los quele decían que responda la acción de tal hombre: “Si un asno mehubiera dado una patada ¿había yo de citarlo ante lajusticia?”Pero ¿por qué Sócrates hablaba mucho? Aunque más quehablar, era un tipo muy preguntón. Además, se supo queSócrates era muy vehemente en la retórica, por ello loconfundían muchos como un “sofista” más. Sócrates quisoenseñar parte de su método retórico a los jóvenes, peroIdomeneo y Jenofonte, nos cuentan que los treinta tiranos3.Otro que lo criticó fue Aristófanes, el comediante, pues solíadecir que Sócrates “convertía en buenas, las malas causas”4.Pero pese a todas esa “prohibiciones”, Sócrates dedicó su vidaa la polémica y a la enseñanza pública, no cobrando nada porcompartir sus conocimientos.Algo que sin duda pueda pasar desapercibido, es queSócrates fue el primer individuo que amaba a la ciudad, sepodría decir que era un fanático de la polys. Para ello, gustabamucho andar en las plazas públicas, o estar en las tiendas de3Los treinta tiranos, eran treinta pretores que fueron creados en laOlimpiada XCIV, cuyo poder al principio, no se extendía más que a elegirel Senado, pero después pasaron a tiranizar a Atenas. Muchos autoresgriegos al mencionarlos, solo colocan “los treinta”.4Aristófanes. Nubes V. 115.
  5. 5. los artesanos. Emprendía largas caminatas con sus amigosdonde Sócrates siempre solía filosofar, sobre todo, ibahaciendo preguntas a cuantas personas veía en Atenas, puesquería saber cómo pensaban las personas acerca de las cosasque elevan la vida, como son la justicia, la virtud, el valor, labelleza. Con esto, ganaba la simpatía de muchos jóvenes quecon el tiempo pasaron a ser sus discípulos, aunque Sócratesnunca los consideró discípulos, sino acostumbraba a llamarlosmis buenos amigos.2. Su FilosofíaSócrates tenía muy en claro lo siguiente: “Solo lainvestigación de las cosas, puede llevarnos al descubrimientode la verdad.”En los diálogos que Sócrates acostumbraba sostener con losciudadanos de Atenas, solía partir de un caso práctico hastaelevarse con sutil elocuencia a las cuestiones más importantes.Para muchos, era como si Sócrates poseyera una magia ensus palabras. Su ingenio y su elevada moral despertaron laadmiración de algunos atenienses y la hostilidad de otros.Sócrates sabía cómo atraer y captar la voluntad de los hombresde diversos temperamentos, poseyendo el difícil arte deadaptarse al carácter de cada uno de ellos. Jenofonte describeal filósofo, como un hombre honrado, serio, virtuoso, pero a suvez rígido y prosaico. La sabiduría de este individuo, es la deuna moral sencilla, casera, hija de un entendimiento sano ydespierto.Platón supo advertir el fuego y la exaltación ardorosa quelatían bajo el sutil velo de la envoltura intelectual y vio condiafanidad de luz meridiana la figura divina y providencial quese ocultaba bajo la máscara de Sileno de Sócrates. Sinembargo, debemos ser cuidadosos cuando leemos a Platón,porque este acostumbraba a poner sus propias ideas yconcepciones en boca del mismo Sócrates, a quien se lasatribuía.Por otra parte, la pretensión de Sócrates, era la de inculcar asus oyentes las normas de una vida recta, que según susconvicciones y sus experiencias, era al mismo tiempo una vidafeliz. Fue algo así, como un “reformador de las costumbres”,con las que influyó sus enseñanzas, como su ejemplo. Esto esimportante recalcar, porque la filosofía adquiere con Sócratesuna importancia decisiva, ya que hace de su criterio ético, labase y la condición necesaria de su conducta moral. Y esto sedebe a que Sócrates creía firmemente en la posibilidad dehallar la verdad.
  6. 6. Para Sócrates, los valores éticos y la virtud debían tener unfundamento absoluto, ajeno a las circunstancias y ser accesiblea la razón. La diferencia del pensamiento de Sócrates con otrossabios de la época - como "los sofistas" - radica en que élrechazó la retórica, la cual era conocida como "el arte dehablar bien, de dar al lenguaje escrito o hablado bastanteeficacia para deleitar, persuadir y conmover a las personas".Y el otro punto era porque los sofistas estaban acostumbradosa cobrar por enseñar y Sócrates siempre decía que elconocimiento no tiene precio, pues se enseña para aprender ycompartir, no para lucrar. Y para desmentir la enseñanza de lossofistas, Sócrates inventó un método llamado Mayéutica, conla cual se puede encontrar la verdad que existe en la mente decada interlocutor. Acostumbraba a decir, que las mismaafirmación de los sofistas en creerse más sabidos que losdemás, presupone que se sienten en posesión de determinadasverdades. Y fue así, como Sócrates combatió a los sofistas consus mismas armas y les demuestra que ni siquiera son capacesde aceptar el supuesto (hipótesis) que sirve de base a susdoctrinas.Para esto, Sócrates aclara que “Se debe investigar ycomprobar por medio de la razón, todo aquello que seconsidera como verdadero y como bueno”5. La verdad no seencuentra en las tradiciones, sino que estas, deben serexaminadas y comprobadas por medio de la reflexión. Esto lohizo estableciendo unos "diálogos"6, en los cuales examinó lascontradicciones de sus discípulos y de las personas queconversaban con él.5Sócrates declara: “Existe la verdad y es accesible a todos nosotros, perodebemos buscarla. Para ello, hace falta una investigación seria;únicamente pueden ser buenos de los actos y las ideas de los cualestenemos conciencia propia.”6Estos diálogos se encuentran en las obras de Platón y en la obra socráticade Jenofonte
  7. 7. Ahora surgen dos interrogantes:- ¿Cómo enseñaba Sócrates a buscar la verdad?- ¿Qué clase de verdad buscaba?Lo que hacía Sócrates era lanzar preguntas y buscar susrespuestas, para que a través del diálogo fluido, lleguen aencontrar la verdad, y a esta manera de investigar la verdad, sele denomina “método”, pues el método socrático consistía enbuscar una respuesta acertada por medio de cuestionamientosque los mismos discípulos hacían o planteaban. Pero pasemosa examinar el método socrático con más detenimiento.La Dialéctica Para llegar al verdadero conocimiento, Sócrates entrabaen una discusión dirigida siempre con rigor y precisión, undiálogo en el que se tiene siempre presente la finalidad depoder llegar a la verdad y descubrir lo que las cosas no sony no solo lo que parecen ser. El concepto universal se obtiene mediante la observaciónde casos particulares que comparten característicascomunes. Estas características, sirven de base paraconstruir la definición buscada, y esta definición noregistra lo particular de las cosas, sino lo que es común atodos los casos semejantes para llegar al conceptouniversal, que encierra un conocimiento auténtico y válidopara todos.La Ironía Mediante la célebre frase de Quilón de Lacedemonia, elfamoso (Gnothi Seautón = “Conócete a timismo”), Sócrates empleaba la ironía con los sofistas, paraque estos se den cuenta que realmente no saben. Estamáxima, es el punto de partida hacia el verdaderoconocimiento, porque al estar consciente de nuestra propiaignorancia, estaremos preparados para ir en búsqueda delauténtico saber. La ironía consiste, en hacer que el interlocutor expongasus propios puntos de vista para luego, mostrarle medianteuna serie de preguntas, que está equivocado. Una vez quereconoce esto, el interlocutor tiene la mente libre parapoder empezar a razonar con buen criterio.7Frase que se encontraba colocada en el oráculo de Delfos.
  8. 8. La Mayéutica Sócrates solía decir irónicamente que su arte era como elde una partera, y que esto lo había heredado de su madre,con la diferencia que el filósofo ayudaba a dar a luz, alconocimiento interno de cada hombre. Mediante una serie de preguntas (siempre esto), elfilósofo ayudaría a dar luz a la verdad, que el interlocutorposeía dentro de sí, una verdad latente y oculta en elespíritu del hombre. No trataba de buscar la sabiduría en elexterior, sino de alumbrarla en el fondo de la conscienciahumana y de despojarla de las tinieblas del error en que sehallaba envuelta. De este modo, Sócrates guiaba poco a poco a losinterlocutores para que encuentren una respuesta cada vezmás acertada.Por otra parte, Sócrates solía decir de sí mismo, que suúnica ciencia consistía en saber que nada sabe, y solo seconsideraba superior a sus discípulos, por haber advertido lanecesidad de la investigación. Mientras que el sofista pretendía–en su conversación- amilanar al adversario, excederle eningenio y brillar sobre él, dando la sensación de su importanciay sabiduría. En cambio Sócrates, procuró despertar el amor a lainvestigación y al saber.Sócrates empleaba la inteligencia, lo cual era típico en esteindividuo, examinar el mundo empleando solamente la lógicay la razón. Para el filósofo, su libertad de pensamiento eraprimordial, como lo debe ser para todos nosotros, pero esto letraería problemas más adelante, como a todo aquel que intentaser libre en pensamiento.La MoralNo hay duda alguna, que el centro de reflexión socráticoversaba sobre la moral ¿y por qué esto? Porque es en elhombre, en el único que se da la moralidad. Para esto, el únicoconocimiento realmente importante, es aquel que se refiere alhombre, a su vida, a su conducta, de la cual, debe hacer unatarea moral, un arduo trabajo continuo en el que busque yencuentre el verdadero bien.“Debéis tomar cada decisión atendiendo a tuentendimiento sobre lo que es bueno y lo que no esbueno, sobre lo que es correcto y lo que esincorrecto.” - Sócrates
  9. 9. La moralidad consiste en obrar conforme a la razón y alpensamiento, y ajustando ese criterio, nos será más fácil llegara encontrar, por ejemplo ¿en qué consiste la verdaderaexplicación del valor? Sócrates responderá que este consiste encomprender lo que debe y no ser temido. El hombre realmentevaliente sabe que hay cosas a las cuales debe temerse más quea la misma muerte: la injusticia, el incumplimiento del deber yla contradicción consigo mismo.Entonces se puede decir, que la finalidad de Sócrates, eraprecisamente hacer hombres de bien (de buen vivir), hombresmejores, para lo cual debían de aprender lo que es la virtud, elbien, la justicia, etc. Una vez que los hiciera consciente de suignorancia, les podría ayudar, pues cuando se den cuenta deesto, entonces se colocarán como meta, alcanzar eseconocimiento y solo así, podrán obrar bien, porque quienconoce la virtud, la busca, y aquel que obra mal, lo hace porignorancia, porque cree que hace bien.Por eso suele decirse que el primer paso hacia la virtud esintelectual, y el segundo moral. Hablamos de una éticaintelectualista, la cual mantendría Sócrates, hasta el día de sumuerte, como veremos más adelante.3. Sus anécdotasEntre las muchas anécdotas de Sócrates, citaré algunas deellas: Cuando Critias (Cricias) y los otros jueces mandaron atraer a Leonte de Salamina para quitarle la vida,Sócrates nunca estuvo de acuerdo, y de los diezcapitanes de la armada, él fue el único quien absolvió aLeonte. Pánfilo nos cuenta en sus Comentarios8, que cuandoAlcibiades le dio un área muy espaciosa para queSócrates pueda construir una casa, el filósofo le dijo:“Si yo tuviese necesidad de zapatos ¿me darías muchocuero para que me los hiciera? Además sería ridículosi yo lo aceptara.” Al ver todas las cosas que había en los mercados deAtenas, Sócrates decía: “¡Cuánto hay que no necesito!” Sócrates se negó a recibir ayuda económica deArquelao, Escopas, Cranonio y Eurilo Larisco, comotampoco quiso ir a vivir con ninguno de ellos.8Comentarios, Libro VII.
  10. 10.  Tenía un buen ánimo y no se incomodaba cuando lomolestaban en la calle. Gustaba de la flugalidad en lascomidas. Solía decir “Quién come con apetito, nonecesita de viandas exquisitas, y el que bebe con gusto,no busca bebidas que no tiene a la mano.” Sócrates exaltaba el ocio como una de las mejoresposesiones, según escribe Jenofonte en su Convite. Frente a sus discípulos (amigos) Sócrates solía decir:“Las riquezas y la nobleza no contienen circunstanciasrecomendables, sino más bien todos los males.” Exhortaba a los jóvenes diciendo: “Mírensefrecuentemente al espejo a fin de hacerse dignos de labelleza, si la tenían, y si sois feos, disimúlenla consabiduría.” Al ver a Euclides muy solícito en los litigios forenses,le dijo: “¡Oh Euclides! Podrás vivir muy bien con lossofistas, pero no con los hombres.” Cuando Carmides le dio algunos criados para quetrabajaran en su provecho, Sócrates no los admitió. Algunos dicen que Sócrates menospreciaba la bellezade Alcibíades. Una frase que solía decir y marcó historia fue: “Solohay un bien: el conocimiento. Solo hay un mal: laignorancia.” Aristóteles escribe en su Poética9, que Sócrates tuvodisputas con un tal Antíloco de Lemnos y conAnfitrión, intérprete de Portentos, tan igual quePitágoras las tuvo con Cidón y con Onata. Platón nos cuenta que Sócrates tenía la misma eficaciaen el arte de persuadir, como para disuadir, de maneraque en un Discurso sobre la ciencia, el filósofo hizocambiar de opinión a Teeteto, con lo cual hizo de él unhombre extraordinario. Solía decir que un genio (daimon) le decía lo que nodebía hacer. Y a menudo hablaba lo siguiente: “Que elempezar bien no era poco, sino cercano a lo poco. Quenada sabía, excepto esto mismo: que nada sabía. Quelos que compran a gran precio las frutas tempranasdesconfían llegar al tiempo de la madurez de ellas.”9Poética, Libro II.
  11. 11. 4. Muerte de SócratesLuego que Querofonte consultó al oráculo de Delfos, sobrequién era el hombre más sabio, y el oráculo le respondiese queSócrates era el más sabio entre los hombres. Esto llegó aprovocar la envidia de muchos en contra de Sócrates. Sobretodo aquellos que se consideraban a sí mismos como “sabios”.Melito y Anito, fueron los principales calumniadores, talcomo nos explica Platón en su diálogo Menón. Anito era unode los discípulos de Sócrates, sin embargo le tuvo envidia a susapiencia y llegó a incitar a Aristófanes para que se burlara deSócrates. Luego, indujo a Melito para que lo acusara de impíoy corruptor de la juventud. Favorino en su Historia Viva, noscuenta que efectivamente Melito lo acusó de eso. A estasacusaciones se sumó Licón, por lo que Antístenes en suSucesiones de los filósofos, juntamente con Platón en suApología de Sócrates, nos dicen que fueron tres los acusadoresque tuvo.Esto quedó así: Anito instaba en nombre de los artesanos ymagistrados del pueblo; Licón, por parte de los oradores yMelito por el lado de los poetas, a quienes duramente Sócratesestaba acostumbrado a reprender.Sin embargo, un dato interesante que se pudo rescatar, setrata de la acusación jurada, que según Favorino, aún seconserva en el Metroo10, la cual es como sigue: “MelitoPitense, hijo de Melito, acusó a Sócrates Alopecense, hijo deSofronisco por los siguientes delitos: Sócrates quebranta laley, negando la existencia de los dioses que la ciudad tienerecibidos, e introduce nuevos dioses. Sócrates obra mal contralas leyes corrompiendo a la juventud. Por lo tanto, la pena porestos delitos es la muerte.”Se sabe que cuando Lisias le narró una apología que habíaescrito en su defensa, Sócrates le dijo: “La pieza es buenaLisias, pero no me conviene”11. Esto fue porque la defensa deLisias era más una defensa de carácter jurídico y nofilosófico12.Fue así como en el año 399 a.C. Sócrates fue acusado deinconformismo por la religión de su ciudad. Tal como diríaSpinoza en una de sus cartas a W. Blynenbergh: “Sucedesiempre que los hombres racionales son odiados por los10Se trataba de un templo de Atenas, dedicado a la gran madre de losdioses.11Véanse Cicerón, Libro I, De Oratore; Valerio Máximo, 6,4, núm. 2.12La defensa de Lisias iba más con el discurso de las súplicas y ruegos,confesando haber errado en la doctrina, proponiendo enmendarse oretractarse de ello, dando la razón a los acusadores o sino trabajarlos alsentimiento.
  12. 12. hombres que siguen una religión, esto es, porque los hombresde la religión saben que nunca podrán engañar a los hombresracionales y pensantes”. También acusaron a Sócrates decorromper a la juventud con sus enseñanzas, pues decían queestaba mal que Sócrates enseñara a los jóvenes a tomaractitudes rebeldes en sus hogares, ya que de ese modo noacatarían la creencia en sus dioses y no harían caso a las leyes.Pero sabemos que esto no era así, Sócrates lo único queenseñaba era a pensar por sí mismos, porque el conocimientoera indispensable para todo hombre de bien, recordemos quedijo: "Solo hay un bien, el conocimiento y solo hay un mal, laignorancia."Sucede que Sócrates era también un crítico del pensamientoy a sus conciudadanos los criticaba públicamente de tomarsecomo “ciertas”, las tradiciones de la vida ateniense. Ademássolía criticar la mal labor política de sus legisladores.Sócrates tenía algo muy en claro, que un hombre debe morirsiendo leales a los principios de la razón.Durante sus últimos días en la celda, sus amigos, su esposa ysus hijos lo visitaron y cuando llegó el momento de beber lacicuta, Sócrates se dirigió a tomar un baño y dijo: "Estállegando la hora, en otras palabras, debo tomar un baño, puesprefiero lavarme antes de beber el veneno, para que así lasmujeres, no tengan que molestarse en bañarme para cuandoesté muerto" y luego de tomar la cicuta dijo: "Bien, es hora demarcharme, yo debo morir y vosotros vivir, pero solo el cielosabe, quién de nosotros tiene el futuro más abierto." Luego deello, todo el mundo echó a llorar y Sócrates recostado sobre lacama, al ver que todos rompieron en llanto y él no, dijo:"Realmente amigos míos menuda manera de comportaros,pues me han dicho que uno debe morir en profundo silencio.Calmaos y sed valientes", entonces al poco momento, elveneno empezó a surtir efecto y Sócrates poco a poco murió.La anécdota del gallo a Esculapio, se puede leer claramente enel Fedón.Sócrates fallece a los 70 años de edad en el año 399 a.C.Sócrates, fue el ejemplo de cómo debe vivir un buenciudadano y también enseñó cómo debe morir un guerrero,pero un guerrero de la razón. Quizá la lección más valiosa quedejó Sócrates, fue la de ser crítico y a su vez un autocrítico.Recordemos esto pues y tratemos de seguir este tipo deejemplos, el de grandes hombres y sobre todo, el de hombresracionales.De este modo fue el fin de Sócrates, del cual los ateniensesse arrepintieron tanto que cerraron las palestras y gimnasios.Tiempo después, desterraron a algunos y sentenciaron a muertea Melito. Luego honraron a Sócrates con una estatua de bronce
  13. 13. que hizo Lísipo y la colocaron en el Pompeyo13. Los deHeraclea echaron de la ciudad a Anito el mismo día en quellegó.Sócrates fue considerado como uno de los más grandessabios de la filosofía universal, pues bien hizo Nietzsche aldecir "mientras otros pueblos tienen santos, los griegos tienensabios" y Sócrates no fue para nada la excepción, recordemospues, que no solo fue maestro de Platón, sino también deEuclides, Fedón, Critón, Apolodoro, Esquines, Fenón,Jenofonte, Antístenes y Aristipo, solo por mencionar a los másdestacados."Os diré que no dejéis pasar ni un día sin discutir las cosas,sobre las cuales me escucháis hablar, pues una vida sin estetipo de examen, no merece la pena vivirla".Sócrates (470 - 399 a.C.)Bibliografía: ALARCO Luis Felipe, Sócrates y Jesús ante la muerte– I – Sócrates. Dirección Universitaria de Biblioteca yPublicaciones. Universidad Nacional Mayor de SanMarcos. 1972 BARYLKO Jaime, La Filosofía – Una invitación apensar. Segunda Edición, Editorial Planeta, Argentina.1997. COHN J. Los Grandes Pensadores – Introducciónhistórica a la filosofía, Traducción de Domingo Miral.Tercera Edición, Barcelona, 1935. LAERCIO Diógenes, Vida de los Filósofos másIlustres. Grupo Editorial Tomo S.A. de C.V. México2006.13El Pompeyo, era en Atenas un edificio público donde se guardaban lascosas para las pompas, funciones y festividades de la República. Habríatambién allí estatuas de varones ilustres.

×