Siglo XVII en Europa
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Siglo XVII en Europa

on

  • 59,016 views

 

Statistics

Views

Total Views
59,016
Views on SlideShare
58,364
Embed Views
652

Actions

Likes
9
Downloads
528
Comments
7

12 Embeds 652

http://socialesaznaitin.blogspot.com.es 457
http://honorianoccss.blogspot.com 112
http://aulaansemina.blogspot.com 27
http://aulaanselmina.blogspot.com 15
http://socialesaznaitin.blogspot.com 12
http://honorianoccss.blogspot.mx 12
http://honorianoccss.blogspot.com.es 7
http://www.blogger.com 4
http://socialesaznaitin.blogspot.com.ar 3
http://www.aulaanselmina.blogspot.com 1
http://translate.googleusercontent.com 1
http://honorianoccss.blogspot.com.br 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

15 of 7 Post a comment

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Siglo XVII en Europa Presentation Transcript

  • 1. El Siglo XVII
    en Europa
    Prof. Pablo Torres Costa
  • 2.
  • 3.
  • 4.
  • 5. La sociedad en la Edad Moderna estaba organizada en grupos llamados estamentos o Estados. Cada estamento tenía una función social, un estatuto jurídico particular y unas características propias.
    La población experimentó, a partir del siglo XVI, un claro crecimiento aunque no de forma continuada, pues siempre estuvo afectada por las crisis de subsistencia y por las enfermedades. Europa tenía entre setenta y ochenta millones de habitantes, pero en el siglo XVII sufrió un estancamiento general por la mayor influencia de factores negativos (pestes, guerras, hambrunas, etc.).
  • 6. La Sociedad
    Los estamentos privilegiados
    Tenían ventajas sobre el resto de la población: no pagaban la mayoría de los impuestos, poseían casi todas las tierras, tenían tribunales propios y acaparaban los principales cargos.
    La nobleza
    Tenía la función teórica de defender la sociedad. Sin embargo, en la Edad Moderna muchos nobles evitaban servir en el ejército. Existían tres grandes grupos de nobles:
    El nivel más alto correspondía a los títulos: duques, condes, marqueses, etc. Tenían un enorme poder político y económico y mantenían un estilo de vida muy lujoso. Entre los títulos había un reducido grupo muy próximo al rey, que formaba la elite nobiliaria y que en España se llamaban grandes y en Francia pares.
    El nivel medio era el de los caballeros, muy influyentes en las zonas rurales. Poseían tierras de las que obtenían sus ingresos y tenían un nivel de vida alto y ostentoso.
    El nivel más bajo lo ocupaban los hidalgos, nobles por su ascendencia familiar, pero que, en general, no tenían dinero ni posesiones. Muchos de ellos vivían en la pobreza.
    A lo largo de la Edad Moderna se creó otro grupo, la nobleza de toga, compuesta por juristas y otros funcionarios de la administración, a los que el rey ennobleció como premio a sus servicios al Estado.
  • 7. El clero
    Su función era procurar la salvación de la
    sociedad, por medio de la oración, la
    predicación, los oficios religiosos y la
    entrega de los sacramentos. Existían dos
    tipos de clero, el regular y el secular.
    El clero regular era el que seguía la regla
    de una orden religiosa, como los
    franciscanos, los dominicos, los
    jerónimos, etc.
    El clero secular no seguía una regla, y ejercía las labores sacerdotales.
    Dentro del clero también existían diferentes grupos:
    El alto clero eran los cardenales, obispos, arzobispos, etc. Tenían un gran poder político y controlaban enormes riquezas.
    El clero medio eran los abades y abadesas de las órdenes, los miembros de los cabildos, los curas de parroquias ricas, etc. Sus cargos les daban unas rentas altas y vivían con desahogo.
    El bajo clero eran los curas, frailes y monjas. Vivían de forma modesta y algunos eran muy pobres, sobre todo los curas rurales.
  • 8. Los no privilegiados
    Toda la gente que no era noble ni pertenecía al clero eran los no privilegiados, también llamados pueblo llano. Su función como estamento era procurar el sustento de toda la sociedad, por ello pagaban impuestos y se dedicaban a las actividades productivas. Sin embargo, existían muchas diferencias:
    -Los más ricos imitaban a la nobleza y vivían con mucho lujo. Para ennoblecer a sus familias casaban a sus hijos en matrimonios de conveniencia con nobles que tenían problemas económicos.
    -El resto eran pobres y sus condiciones de vida eran malas, tenían el riesgo constante de padecer hambre y penurias. Además, la subida continua de los impuestos empeoró su situación. Más del 80 % de la población eran campesinos, que alternaban las labores del campo con otros trabajos en los meses de inactividad agraria.
    -El tiempo de ocio lo dedicaban a celebraciones religiosas o a fiestas de todo tipo.
  • 9.
  • 10.
  • 11. La crisis del siglo XVII
    El siglo XVII fue un período de estancamiento económico.
    La agricultura. La producción agrícola descendió. A esto se unió la bajada de los precios agrícolas y el aumento de los costes de producción. Solamente los Países Bajos e Inglaterra consiguieron mantener el crecimiento de la producción agrícola.
    La industria. En el siglo XVII el sistema gremial entró en crisis en toda Europa porque surgieron otras formas más baratas de producir manufacturas. En Inglaterra, Países Bajos y zonas de Francia y Alemania, la industria se trasladó al campo y se generalizó el trabajo a domicilio, con lo que la producción industrial alcanzó nuevo desarrollo.
    El comercio. Las antiguas potencias comerciales (España, Portugal, Italia y la Hansa) entraron en crisis y la hegemonía en el comercio mundial pasó primero a las Provincias Unidas y luego a Inglaterra.
  • 12. El siglo XVII fue un período de crisis también en lo político, se sucedieron los conflictos entre países y las revueltas y revoluciones en muchos Estados que, en algunos casos, dieron lugar a grandes cambios.
  • 13. La hegemonía hispana mostraba ya sus propios límites con la entrada en el siglo XVII. Los conflictos externos no se hicieron esperar poniendo fin al dominio europeo de los Habsburgo, que perderían la Corona española medio siglo después.
    A comienzos del siglo XVII, los reyes españoles de la Casa de Austria aún pudieron mantener una apariencia de grandeza y poderío, pero los grandes conflictos de la mitad del siglo pusieron de manifiesto la fragilidad de una monarquía que estuvo al borde de la desintegración de su complicada estructura territorial.
  • 14.
  • 15.
  • 16. El Absolutismo
    Durante el siglo XVII se dio en casi todos los países de Europa una lucha entre dos concepciones políticas opuestas, una defendía que todo el poder debía estar en manos del rey y que este no tenía que rendir cuentas ante nadie, la otra era partidaria de que el rey compartiese el poder con los parlamentos, encargados de elaborar las leyes y de controlar al gobierno.
    Entre los defensores del absolutismo hubo dos tipos de justificaciones teóricas. Pensadores como Hobbes y Bodin opinaban que el poder absoluto del rey era el único medio para evitar que los intereses particulares acabasen con el orden social. Otros como Bossuet defendieron el absolutismo explicando que el poder del rey provenía directamente de Dios, y que era superior a cualquier institución terrenal.
    Los defensores del parlamentarismo, entre los que destacó Locke, afirmaban que las personas habían cedido voluntariamente su soberanía a la sociedad, y que esta estaba representada en los Parlamentos, que elaboraban las leyes. El rey ostentaba el gobierno, pero si no ejercía su poder en beneficio de la sociedad, los súbditos podían rebelarse.
  • 17.
  • 18.
  • 19. En este período, todas las monarquías europeas intentaron imponer el modelo absolutista. Los resultados fueron muy diferentes según los casos:
    Luis XIV (1643-1715) en Francia significó el modelo más claro de triunfo del absolutismo. Centralizó la administración y elevó los impuestos para pagar los crecientes gastos del Estado.
    Inglaterra fue el caso opuesto. El esfuerzo de la dinastía Estuardo por implantar el sistema absolutista se saldó con dos revoluciones y el triunfo definitivo del modelo de monarquía parlamentaria, aceptado por Guillermo III con la firma de la Declaración de Derechos en 1689.
    En otros países como España o el Sacro Imperio, las tentativas absolutistas no tuvieron el éxito esperado y debieron posponerse hasta el siglo siguiente.
    Los intentos centralizadores absolutistas y las continuas subidas de impuestos para sufragar los gastos estatales desembocaron, a mediados de siglo, en numerosas rebeliones y revoluciones. Entre ellas destaca la triunfante revolución inglesa, las sublevaciones de Portugal, Cataluña y Nápoles en la Monarquía Hispánica, o la Fronda en Francia.
  • 20.
  • 21. Mapa del continente en el que se muestra la configuración territorial de los distintos estados europeos en el siglo XVII
  • 22. Relaciones entre Estados
    La política internacional del siglo XVII se puede dividir en tres períodos, cada uno de ellos con sus características propias:
    Hasta 1618 las monarquías europeas vivieron un período de paz, consecuencia principalmente del agotamiento causado por las guerras sufridas a lo largo del siglo XVI.
    Entre 1618 y 1648 se desarrolló la guerra de los Treinta Años, que comenzó como un enfrentamiento religioso entre católicos y protestantes en el Sacro Imperio y se convirtió en una lucha por la hegemonía en Europa. La Paz de Westfalia (1648) supuso el fin de la hegemonía española en favor de Francia.
    La segunda mitad del siglo estuvo marcada por la supremacía francesa. Luis XIV se embarcó en toda una serie de guerras para aumentar sus fronteras, principalmente hacia el Rhin, a costa de los Países Bajos españoles y de determinados territorios del Sacro Imperio.
  • 23. El siglo XVII fue un período extraordinariamente rico en el aspecto cultural, se desarrolló la cultura barroca con sus grandes creaciones. También supuso el inicio de la ciencia moderna
    En la segunda mitad del siglo XVII, las instituciones públicas promovieron las investigaciones, gracias a lo cual el desarrollo científico se aceleró. La monarquía inglesa fundó la Royal Society e inauguró el observatorio de Greenwich. Por su parte, la monarquía francesa creó la Academia de las Ciencias.
  • 24. Los nuevos métodos de investigación condujeron a grandes progresos en las ciencias y a numerosos descubrimientos: Neper inventó los logaritmos; Harvey demostró la circulación de la sangre; Pascal logró grandes avances en la geometría, Halley en astronomía y Boyle en química. Sin embargo, los tres científicos más importantes del siglo XVII fueron Galileo, Kepler y Newton.
    Galileo demostró la exactitud científica del heliocentrismo. También logró avances en el campo de la mecánica y enunció el principio de inercia.
    Kepler formuló las leyes que rigen las órbitas de los planetas e introdujo el lenguaje matemático en la astronomía.
    Newton sintetizó la obra de los anteriores y formuló la ley de gravitación universal, que explicaba el movimiento de todos los cuerpos del universo. También realizó investigaciones en óptica que le llevaron a formular la teoría general de la luz.
  • 25.
  • 26.
  • 27. Al igual que el arte renacentista, el arte barroco se basó en las formas clásicas. Sin embargo, los artistas barrocos pretendían representar la realidad sin idealizarla y exaltar los sentimientos del espectador.
    Para alcanzar estos objetivos realizaron obras llenas de movimiento. Para ello utilizaron líneas curvas y contrastes de luz y color. Además, el arte barroco se caracterizó por una abundante decoración.
    Los temas religiosos fueron los más numerosos, especialmente en los países en los que triunfó la Contrarreforma. En los países con monarquías absolutas destacaron las obras con contenido político y de exaltación de los reyes. En las Provincias Unidas e Inglaterra, donde la burguesía era más influyente, predominaron las escenas cotidianas y los paisajes.