Your SlideShare is downloading. ×
EVOLUCIÓN DE LAS RELACIONES  CIVILES-MILITARES EN REPUBLICA DOMINICANA.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

EVOLUCIÓN DE LAS RELACIONES CIVILES-MILITARES EN REPUBLICA DOMINICANA.

481

Published on

Ensayo elaborado por: CORONEL PILOTO FRANCISCO M. MARTÍNEZ ENCARNACIÓN, FARD. (DEM). M.A. …

Ensayo elaborado por: CORONEL PILOTO FRANCISCO M. MARTÍNEZ ENCARNACIÓN, FARD. (DEM). M.A.
LICDA. LUZ MILAGROS MATA ROSARIO M.A.
LICDA. INGRID PATRICIA SUERO M.A.
LICDA. RAYSA ARGENTINA VASQUEZ Y VASQUEZ M.A.
LIC. MIGUEL TAPIA MORA M.A.
referente a
El estudio de las relaciones civiles y militares, en una democracia, supone, entre otras cosas, el análisis de la subordinación, las influencias, las tensiones, contradicciones, consensos etc., de la fuerza militar para con el sector civil de la sociedad y particularmente con la gerencia política de ésta.
El control civil de los militares, en una democracia, la definimos como la subordinación de éstos ante las electas, legítimas y legitimadas autoridades públicas civiles. Es decir, la sociedad democrática establece mecanismos constitucionales, institucionales y legales que aseguran la obediencia y supervisión de la realidad militar ante los gerentes políticos civiles de la sociedad.
Para Samuel Huntington en su clásica obra El Soldado y el Estado... (1957, Harvard University Press) el auténtico profesionalismo militar constituye la mejor garantía de un control civil en una realidad democrática.
En el presente trabajo de investigación analizaremos la historia reciente de las relaciones civiles-militares en la Republica Dominicana, la cual la dividiremos en periodos para su estudio y para poder observar cómo han venido evolucionando estas relaciones desde sus inicios. Además identificaremos en cada una de las etapas los obstáculos estructurales con que se enfrentaron y se enfrentan.

En una segunda fase analizaremos el rol de los civiles en la formulación de las políticas de seguridad y defensa nacional, donde veremos la política de seguridad como una política nacional y particularmente exclusiva de cada nación, la cual la formularan en base al formato de su estructura política, su economía y su visión e intereses para con la geopolítica.

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
481
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Fundeimes.blogspot.com FUNDACIÓN DE DESARROLLO E IMPLEMENTACIÓN DE ESTUDIOS ESTRATEGICOS (FUNDEIMES) ENSAYO TITULADO: EVOLUCIÓN DE LAS RELACIONES CIVILES-MILITARES EN REPUBLICA DOMINICANA ELABORADO POR: CORONEL PILOTO FRANCISCO M. MARTÍNEZ ENCARNACIÓN, FARD. (DEM). M.A. LICDA. LUZ MILAGROS MATA ROSARIO M.A. LICDA. INGRID PATRICIA SUERO M.A. LICDA. RAYSA ARGENTINA VASQUEZ Y VASQUEZ M.A. LIC. MIGUEL TAPIA MORA M.A. SANTO DOMINGO DE GUZMÁN, DN. REPÚBLICA DOMINICANA
  • 2. Fundeimes.blogspot.com NOTA ACLARATORIA: “LAS OPINIONES CONTENIDAS EN EL PRESENTE INFORME DE INVESTIGACIÓN, SON DE LA EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES Y LA INSTITUCIÓN NO SE SOLIDARIZA NECESARIAMENTE CON LOS CONCEPTOS EMITIDOS”.
  • 3. Fundeimes.blogspot.com INTRODUCCION El estudio de las relaciones civiles y militares, en una democracia, supone, entre otras cosas, el análisis de la subordinación, las influencias, las tensiones, contradicciones, consensos etc., de la fuerza militar para con el sector civil de la sociedad y particularmente con la gerencia política de ésta. El control civil de los militares, en una democracia, la definimos como la subordinación de éstos ante las electas, legítimas y legitimadas autoridades públicas civiles. Es decir, la sociedad democrática establece mecanismos constitucionales, institucionales y legales que aseguran la obediencia y supervisión de la realidad militar ante los gerentes políticos civiles de la sociedad. Para Samuel Huntington en su clásica obra El Soldado y el Estado... (1957, Harvard University Press) el auténtico profesionalismo militar constituye la mejor garantía de un control civil en una realidad democrática. En el presente trabajo de investigación analizaremos la historia reciente de las relaciones civiles-militares en la Republica Dominicana, la cual la dividiremos en periodos para su estudio y para poder observar cómo han venido evolucionando estas relaciones desde sus inicios. Además identificaremos en cada una de las etapas los obstáculos estructurales con que se enfrentaron y se enfrentan. En una segunda fase analizaremos el rol de los civiles en la formulación de las políticas de seguridad y defensa nacional, donde veremos la política de seguridad como una política nacional y particularmente exclusiva de cada nación, la cual la formularan en base al formato de su estructura política, su economía y su visión e intereses para con la geopolítica.
  • 4. Fundeimes.blogspot.com Relaciones Civiles-Militares A inicios del siglo XXI América Latina, en alguna de sus regiones, está inmersa en una profunda crisis política, económica, social e incluso militar. En su conjunto, América Latina evidencia serios problemas de gobernabilidad democrática. La inestabilidad se expresa con fuerza. La incertidumbre es la mayor certeza. Frente a este cuadro, hace dos décadas, o incluso menos, hubiese sido esperable que las fuerzas armadas tomaran el control del Estado. El desarrollo posterior de los acontecimientos hubiese dependido de diversos factores, entre los cuales uno aparecía como muy significativo: el “vender” una posición o un cierto valor estratégico a la potencia hegemónica en el contexto de la guerra fría. Este cuadro cambió completamente. La paradoja de la situación política en América Latina está dada por el hecho que las fuerzas armadas no quieren y no perciben que puedan asumir el control del Estado. No por una voluntad necesariamente más democrática como patrón general, aunque ello pueda estar presente, sino porque el contexto cambió de manera sustantiva. Asumir por medios extra constitucionales el poder significa, en la actualidad, que no se logrará el reconocimiento ni la legitimidad desde el sistema internacional regional y global. Más aún, se aislaría dicho Estado del sistema político- regional y hemisférico. También desde el conjunto de occidente sería marginado, en consideración de las cláusulas democráticas suscritas por la Unión Europea y América Latina. Con esta situación política, la posibilidad de alcanzar estabilidad y gobernabilidad, por parte del “nuevo poder”, está sellada de antemano: el fracaso sería un resultado anunciado.1 La idea de relaciones civiles-militares se define usualmente en términos del denominado ‘control civil’ y es empleada como concepto-clave para discutir el rol 1 Rojas Aravena, Francisco. ¿Hacia un nuevo modelo occidental de relación civil-militar? En publicación: Revista Fuerzas Armadas y Sociedad, año 17, no. 4. FLACSO, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Santiago, Chile: Chile. Octubre-Diciembre. 2002
  • 5. Fundeimes.blogspot.com político de las instituciones militares, en abordajes que centran la cuestión en la subordinación de las fuerzas armadas a las autoridades políticas. El enfoque ‘clásico’ al respecto fue propuesto hace ya casi cinco décadas por S. P. Huntington.2 Huntington discute, en la obra citada, la cuestión del poder relativo de los grupos políticos civiles y militares y postula el logro del control civil a través de la minimización del poder de los grupos militares. Identifica en tal sentido dos categorías: el control civil subjetivo, que consiste en la maximización del poder civil -o de un grupo civil-, y el control civil objetivo, que se alcanza por medio de la maximización del profesionalismo militar.3 Según Huntington, el control civil subjetivo opera en realidad como un slogan instrumental, utilizado por grupos que se disputan entre sí el poder sobre los militares, de manera de aumentar su propio poder. Implica en consecuencia la presencia militar en la arena política partidista. En cuanto al control civil objetivo, Huntington lo asocia esencialmente al profesionalismo -la ‘militarización de los militares’ y su neutralización y esterilización política- de manera de reducir así al mínimo su poder político. Huntington identifica dos niveles en las relaciones civiles-militares: el nivel del poder (del poder relativo), y el nivel ideológico. En este último reconoce como aspecto clave la compatibilidad entre la ética militar y las ideologías políticas prevalecientes en el resto de la sociedad. Afirma que la distribución de poder entre los grupos civiles y militares que maximiza el profesionalismo militar y por ello el control civil objetivo, varía con el grado de compatibilidad entre la ideología de la sociedad y la 2 Huntington, Samuel P., The Soldier and the State, Harvard University Press, Cambridge, Mass., 1957. Las referencias del presente trabajo corresponden a la edición castellana: El Soldado y el Estado, Biblioteca del Oficial, Círculo Militar, Buenos Aires, 1964. 3 Huntington, Samuel P., El soldado y el Estado, op. cit. pp. 118-123.
  • 6. Fundeimes.blogspot.com ética militar profesional. Concluye que el logro del control civil objetivo supone alcanzar un adecuado equilibrio entre el poder de los militares y la ideología de la sociedad. La importancia de las relaciones cívicos militares está basada en dos razones. Una tiene que ver con la política interna y otra con la externa. La primera razón es que la fuerza armada no sólo en América Latina, sino en cualquier país del mundo tiene un poder que ninguna otra institución de la sociedad tiene. Ese poder le viene del monopolio del uso de armas de guerra. Ninguna otra institución tiene tal prerrogativa. Tal capacidad impone que la sociedad desarrolle mecanismos de control que impidan que el poder bélico absoluto que la institución militar detenta en la sociedad se convierta en poder político absoluto y sea utilizado para dominar la sociedad en vez de defenderla. La segunda razón es porque la fuerza armada es un instrumento que la sociedad tiene para defender sus intereses en el frente externo cuando todos los otros medios han fallado. Esto implica la guerra, que es una situación en la cual la propia existencia del Estado podría estar en riesgo. Pero la guerra no es un asunto puramente militar, ya que existen otros campos de acción de la guerra que no dependen de los militares, sino de los civiles. Hay una guerra económica, una política tanto en el frente externo como interno y una psico-social. Según el Mayor General Silverio Rodriguez en la presentación de su exposición en el Instituto de Altos estudios para la Defensa y Seguridad Nacional titulado “Relaciones Civiles-Militares” 2008. Los militares necesitan tener la certidumbre de que los civiles que toman decisiones, comprenden sus necesidades, sin lo cual se pone en riesgo la confianza, que es el pilar de las relaciones civiles-militares. También nos dice que a través de los tiempos se han Podido distinguir tres niveles diferentes de relaciones entre la sociedad y las fuerzas armadas: En el primer nivel
  • 7. Fundeimes.blogspot.com  Las fuerzas armadas se constituyeron en parte integral de la sociedad e incorporaron sus valores dominantes.  Además Asumieron funciones no puramente militares, o desempeñaron funciones únicamente militares y subordinadas al poder político, aceptando los valores dominantes de la sociedad. En el Segundo Nivel  Existieron las relaciones entre el liderazgo de las fuerzas armadas, o sea el cuerpo de oficiales y las élites sociales, económicas y políticas.  Entre estos grupos existió una compenetración tal, que la élite militar formó parte de la élite económica y/o tuvieron los mismos orígenes sociales.  Las tareas de mando político y militar llegaron a confundirse entre uno y otro sector. En el Tercer Nivel  Se establecieron relaciones entre los jefes militares y los líderes políticos más importantes.  En este nivel de relaciones, los jefes militares tenían una participación partidaria parecida a la de los líderes políticos civiles.
  • 8. Fundeimes.blogspot.com Periodización de la Evolución de las Relaciones Civiles Militares en República Dominicana Haciendo un poco de historia, vemos que para el caso de los países americanos, con el nacimiento de los ejércitos encargados de las gestas emancipadoras prácticamente se iniciaron las relaciones civiles militares en América, porque las Instituciones Armadas que comandaron los libertadores como Washington, Simón Bolívar, San Martín, etc., fueron organizadas con algunas personas que tenían instrucción y entrenamiento militar, sin embargo la mayoría fue improvisada como militar, ya que muchos de ellos tenían profesiones liberales, otros periodistas, artistas, artesanos, comerciantes y además por obreros y campesinos, quienes componían agrupaciones de soldados. Durante el proceso emancipador que vivió cada nación se observó que las relaciones entre civiles y militares se desarrollaron de manera excelente, porque tuvieron varios factores contribuyentes como fueron: un ideal común, la independencia, aspiraciones y objetivos militares, la formación de un Estado libre Democrático, integración y cooperación, por la conformación de ejércitos civiles militares, seguridad y bienestar, ofrecido por los nuevos gobernantes. Terminadas las batallas de la independencia los nuevos gobiernos revolucionarios, dirigidos por sus ideales liberales, también tuvieron que ejecutar grandes cambios en las estructuras social existente, como la abolición de la esclavitud y la supresión de los títulos nobiliarios que permitieron la libertad de indios y africanos y dieron los primeros pasos hacia la construcción de las bases para una sociedad igualitaria, conforme a los principios de igualdad entre las personas y el respeto a los derechos del hombre.
  • 9. Fundeimes.blogspot.com Periodo de Rafael Leónidas Trujillo Abarcaremos el periodo de evolución de las relaciones civiles militares en nuestro país a partir de la época de la Dictadura del General Rafael Leónidas Trujillo, quien marcó una época histórica importante en la República Dominicana. Podemos señalar que desde 1930 hasta 1961 el país estuvo bajo el dominio dictatorial de Rafael Leónidas Trujillo Molina. Esta dictadura es considerada como una de las más sangrientas, genocidas, represivas y férreas de América Latina. Este periodo fue y es conocido como la "Era de Trujillo". Las clases medias del país vivieron una bonanza económica gracias a la venta y producción industrial del azúcar y otros productos agrícolas para la exportación, que eran enviados sobre todo a los Estados Unidos y Europa. Trujillo elimino mediante el uso de la fuerza a toda la oposición y se hizo con el control absoluto del poder. Durante 31 años, Trujillo presidió una de las dictaduras más severas del mundo. Basándose en el apoyo de los Militares él y su familia dirigieron todos los aspectos de la vida nacional, la economía funcionaba como una empresa personal del dictador y el proceso político estaba controlado por su Partido Dominicano. Respaldado por Estados Unidos, Trujillo utilizó este apoyo para fortalecer aún más su poder. La inconformidad y la crítica de la población, que aumentó de manera especial, después de la Segunda Guerra Mundial, se enfrentaron al terror y a la propaganda controlada por el régimen dictatorial de Trujillo. El dictador creo un escenario para barreras inquebrantables entre civiles y militares, creando un abismo favorable a su particular sentido de gobernabilidad. La politización de las Fuerzas Armadas, convirtió a los militares en actores políticos, procurando el papel y control de la población y sus recursos. Se saturó la doctrina de Seguridad nacional y el ámbito misional de las Fuerzas Armadas, las cuales fueron formadas dentro de esa óptica y tuvieron dificultades para
  • 10. Fundeimes.blogspot.com comprender o aceptar las nuevas concepciones doctrinarias de las realidades sociales y políticas. Las expediciones de Luperón del 1949 y las de Maimón, Constanza y Estero Hondo del 1959 sacudieron la conciencia nacional en el contexto de la férrea dictadura que gobernaba el país desde el año 1930. Con la derrota de la expedición del 1959 desde el punto de vista militar, el exilio dominicano aceleró su labor de denuncia internacional en tomo a la represión que de manera implacable desató la tiranía. El asesinato de las hermanas Mirabal y del chofer Rufino de la Cruz en noviembre de 1960 se convirtió en un catalizador para que nuevos e importantes núcleos de la población se integraran de alguna manera a la resistencia contra el régimen, lo que ya venía expresándose desde enero de ese mismo año, destacándose el denominado "complot develado" que abarcó a intelectuales, pequeños comerciantes, estudiantes, pequeños productores y personas del pueblo que reaccionaron en contra de un régimen que mantuvo a la República Dominicana en un estado de miseria y represión negador de los más elementales derechos ciudadanos. El ajusticiamiento del tirano desencadenó un proceso de democratización de la vida política del país y de cambios económicos y sociales caracterizados por el reordenamiento de las fuerzas que pugnaban, unos por apoderarse del patrimonio público y el control del aparato del Estado; mientras otros luchaban por encauzar al país por un nuevo rumbo que restableciera los derechos políticos y los libertades públicas a la vez que garantizara tierra para los campesinos, trabajo para los obreros, pan y libertad para todos como rezaba el eslogan del Movimiento Revolucionario 14 de Junio encabezado por Manolo Tavárez Justo. Periodo de Juan Bosch El 16 de mayo de 1962 se celebraron las elecciones en las que participaron la Unión Cívica Nacional y el Partido Revolucionario Dominicano, cuyo candidato el Prof. Juan Bosch, resulto electo por una abrumadora mayoría de votos.
  • 11. Fundeimes.blogspot.com El Prof. Bosch, en sus discursos de campaña usó como estrategia la no persecución a los trujillistas, lo que le valió el voto de estos, en las elecciones. En sus alocuciones raciales utilizaba un lenguaje sencillo y didáctico, siendo entendido por la mayoría de las personas. El 27 de febrero de 1963 tomó posesión Juan Bosch, dando inicio a un gobierno ampliamente democrático, respetando las libertades públicas y los derechos humanos. Bosch sorprendió con su triunfo a los cívicos y a la poderosa Iglesia Católica quienes no pensaron que este hombre que pasó 25 años en el exilio y que retorno en octubre de 1962, ósea, a pocos días de la celebración de las elecciones, podría ganar. En el mes de marzo, proclama una nueva modificación a la constitución dominicana. Esa constitución establecía principios avanzados en lo económico, político y social. Fue vista como negadora del sistema democrático. Se consagro el derecho de los obreros a los beneficios de la empresa, así como garantías de trabajo. Asimismo, prohibió el monopolio en manos de particulares, así como otras reivindicaciones de corte popular, que encontraron la oposición de los sectores dominantes de la época, que no comprendieron el carácter reformista de la Constitución. Al Presidente Bosch le fue dado un golpe de estado el 25 de septiembre de 1963, utilizando a los militares como instrumento. Este fue un duro golpe dado a la libertad y a la democracia. El golpe de estado militar contra Bosch del 25 de septiembre de 1963, promovido por sectores de la derecha más recalcitrante, con el apoyo de la cúpula de la iglesia católica y la embajada norteamericana en el país, fueron acciones dirigidas a obstaculizar el proceso democratizador y las conquistas económicas y sociales del pueblo. El gobierno democrático fue sustituido por un régimen de facto, integrado por los altos jefes militares y por un conjunto de pequeños partidos oportunistas disfrazados de demócratas. El alegato que utilizó fue el mismo usado por los
  • 12. Fundeimes.blogspot.com protagonistas de Estado en América Latina: el peligro comunista. Los primeros integrantes del Triunvirato fueron los doctores Emilio de los Santos, Ramón Tapia Espinal y el ingeniero Manuel Tavares Espaillat, quienes sirvieron de instrumento a los sectores golpistas y anti-democráticos. El movimiento 14 de junio, fue un movimiento que se levantó contra los golpistas exigiendo el retorno a la presidencia del Prof. Juan Bosch. El 14 de junio era dirigido por el patriota Manolo Tavares Justo. Cuando solo habían pasado dos meses del Golpe de Estado, el 14 de junio puso en actividad seis focos guerrilleros, con un total de unos 140 hombres, ubicados en las regiones del Sur, Este y en la Cordillera Central. En el transcurso de un mes los guerrilleros del 14 de junio fueron aplastados por las fuerzas golpistas, donde fueron asesinados sus mejores dirigentes, incluyendo el líder del movimiento el doctor Manuel Aurelio Tavares Justo, otra parte fue hecha presa y deportada. Después de la caída el movimiento 14 de junio se organizaron huelgas, dirigidas por varios sectores y se realizaron numerosas movilizaciones. Revolución de abril de 1965 Se produjo un descontento general con el Triunvirato. Había descontento de los empresarios, clase media, estudiantes, pequeña burguesía y obreros, pero donde esa rebeldía era más notoria en los militares. En el exterior el Teniente Coronel Rafael T. Fernández Domínguez, encabezaba un movimiento conspirativo, que buscaba el retorno del Prof. Juan Bosch al poder y el establecimiento de Constitución del 1963. Dentro del país también se creaban movimientos subversivos, así también el Teniente Coronel Miguel Ángel Ramírez dirigió el grupo conspirativo llamado “Enriquillo” esa rebeldía de algunos militares provocó que el presidente Donald Reíd Cabral asumiera la Secretaría de Estado de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.
  • 13. Fundeimes.blogspot.com El 24 de abril se sublevaron las guarniciones que contaban con el apoyo de las tres ramas castrenses y de la Policía Nacional. Al día siguiente, el 25 de abril, el triunvirato nombra al general Elías Wessin y Wessin Jefe de Estado Mayor General, y establece el toque de queda en todo el territorio nacional. El 26 de abril, el doctor José Rafael Molina Ureña asume la presidencia provisional de la República Dominicana y proclama vigente la constitución del 1963. Los campamentos que se enfrentaron fueron el 16 de agosto y las instalaciones de la Jefatura de Estado Mayor del Ejército, en el kilómetro 7 de la autopista duarte. El 28 de abril, fue la primera intervención americana, con la llegada de los marines. Formaron un cordón de seguridad, que comprendía parte del área residencial de Santo Domingo, las principales embajadas y la Nunciatura Apostólica. Este cordón de seguridad, dividía geográficamente a los constitucionalistas y debilitó, pues no podían abastecerse de alimentos. Esto facilitó que los americanos y los golpistas de San Isidro dirigidos por Elías Wessin y Wessin hicieran la llamada “Operación Limpieza” mediante la cual lograron el control de la parte Norte. Es entonces que Francisco Alberto Caamaño Deño es elegido presidente de la República por el Congreso Constitucionalista. El enviado civil norteamericano, John Bartlow, crea el llamado gobierno de “Reconstrucción Nacional”, presidido por una junta que encabezaba el General de Brigada Antonio Imbert Barrera, como gobierno provisional, para tratar de enfrentar las negociaciones, con el Coronel Francisco Alberto Caamaño Deño, que rechazó desde el primer momento que le hicieron la propuesta de negociación dijo que no, argumentando que no estaba en disposición de conversar con ellos, sino con los progenitores de la criatura llamada Gobierno de Restauración Nacional. El 14 de mayo caen abatidos por la ametralladora invasora por lo menos 3,000 personas, al intentar asaltar el Palacio Nacional, ocupado por militares del Centro de
  • 14. Fundeimes.blogspot.com Enseñanza de las Fuerzas Armadas (CEFA) el Coronel Rafael Tomás Fernández Domínguez, secretario de estado de Interior Y Policía de gobierno de Caamaño. El ministro de la presidencia Constitucionalista, Héctor Ortiz, denuncia la existencia de paredones de fusilamiento en la Zona Norte de la capital donde Fuerzas Reconstructoras habían fusilado militares, y civiles indefensos (no combatientes). La intervención militar norteamericana, iniciada el 28 de abril de 1965, convirtió la lucha en guerra patria. La acción intervencionista condujo a la imposición del gobierno de fuerza de 12 años encabezado por Joaquín Balaguer a partir del 1966. La postguerra trajo consigo un proceso de reorganización política en el escenario nacional, caracterizado por reflexiones y debates que confrontaron las distintas opciones que tenían las fuerzas democráticas y revolucionarias para encauzar el accionar político. Periodo del Dr. Joaquín Balaguer El posterior asesinato de Trujillo en 1961 dejó a Balaguer como único poder en el país, y enfrentado al difícil intento de desmantelar y de justificar la dictadura. Esto supuso un cambio en las formas políticas de dirección en el país, que Balaguer cambió en forma sagaz para justificarse y quedarse en el poder. A la muerte de Trujillo su posición no era envidiable, era presionado por la derecha, por los militares, por la izquierda, por la oposición, era abucheado en las calles por la ciudadanía y llamado entre otras cosas muñequito de papel. Luego de la salida de la familia Trujillo y debido a la presión que ejercía la Unión Cívica nacional, creó el Consejo de Estado. Gobernó hasta el 16 de enero de 1962, cuando un golpe de Estado militar le obligó a abandonar la República Dominicana. El 1 de junio de 1966, jura como presidente constitucional de la República Dominicana, en acto que contó con la presencia de numerosos invitados nacionales e
  • 15. Fundeimes.blogspot.com internacionales, entre ellos el Vicepresidente de los E.E.U.U "Hubert Humphrey". Durante su campaña electoral solía dirigir sus mensajes propagandísticos a la mujer dominicana y al campesinado, tratando de atar a su proyecto político personal las fracciones más conservadoras de estos sectores sociales. Con la abstención electoral del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), debido a la represión política y a la participación de las Fuerzas Armadas en las actividades proselitistas, el doctor Balaguer fue reelegido en 1970 y 1974. El 1 de enero de 1971 designó al general Enrique Pérez y Pérez en la jefatura de la Policía nacional. Varias semanas después hizo su aparición en las calles de Santo Domingo un grupo autodenominado Frente Democrático Anticomunista y Antiterrorista, mejor conocido como La Banda que se encargó de implantar el terror en las calles para servir sus propios intereses. Durante esa época fueron asesinados numerosos dirigentes de la izquierda dominicana. Balaguer se consolidaba según algunos como representante de la derecha dominicana, iniciando un gobierno caracterizado por la influencia de Estados Unidos; un gobierno que contribuyó inestimablemente al estado de subdesarrollo y atraso de la República Dominicana. Sin embargo, a través de la visión que lideraba, incentivó la producción industrial y priorizó la construcción de infraestructura vial, presas, carreteras, entre otros. Para las elecciones de 1970 y de 1974, con su Partido Reformista volvió al poder hasta el 1978 cuando las circunstancias políticas mundiales habían cambiado. Para ese entonces, los EEUU tenían la llamada doctrina de los Derechos Humanos como herramienta política para el mundo y el hemisferio americano. Una de las características de los doce años de Balaguer es que en 1961 tuvo la tarea de iniciar en territorio dominicano el restablecimiento de la libertad. Libertad que no representó a favor de las masas, sino bajo las condiciones dictadas por los
  • 16. Fundeimes.blogspot.com intereses norteamericanos, a los cuales se subordinó incondicionalmente. Las represiones de su gobierno dejaron más de 3000 muertos, entre ellos estudiantes y parte de la intelectualidad Dominicana por mera oposición. El Dr. Joaquín Balaguer regresó al poder en las elecciones de 1986, donde derrotó por escaso margen al candidato por el PRD, Jacobo Majluta. Gobernaría de nuevo por tres períodos consecutivos, los cuales se caracterizaron por su apego al desarrollo de infraestructura del país pero los que a la misma vez estuvieron plagados por sospechas de fraudes electorales. Se inició un largo período de gobierno de 10 años, matizados por un cambio en la forma de manejar la Administración pública y de lo que algunos promulgan como reducción en la pobreza, aunque muchos otros los consideran como la reducción de la clase media. En este período, Joaquín Balaguer mantuvo una cierta política de populismo, en lo que se refiere a la entrega de canastas, dinero y otras "dádivas" al pueblo Dominicano con el propósito de gobernar a base de demagogia. En 1990, con una abstención del 40%, Balaguer logra reelegirse con el 35.1% de los votos, contra el 33.9% del Partido de la Liberación Dominicana, y un PRD que mantenía una crisis interna. Este proceso se caracterizó por la expresión de amplios sectores de la vida política y social, que criticaban la legitimidad de dichas elecciones, a lo que Balaguer respondió lanzando los militares a la calle y decretando un toque de queda. Es bueno señalar que en ese momento existía una situación económica precaria caracterizada entre otras cosas por un proceso inflacionario del orden del 100 por ciento y escasez de bienes tan importantes como la gasolina. Con igual capacidad de maniobra de elecciones, se impuso al PRD en las elecciones de 1994, esta vez al propio líder de la socialdemocracia latinoamericana y mundial, José Francisco Peña Gómez. Balaguer obtuvo un 42.3%, contra un PRD que obtuvo el 41.6% de los votos, donde se asegura que ocurrieron alteraciones de actas y
  • 17. Fundeimes.blogspot.com del padrón electoral en la misma Junta Central Electoral. Como recogen algunos libros de historia dominicana, el fraude fue posible de identificar dado que los partidos políticos tenían previamente el padrón original, así como la exclusión de miles de personas de dichas elecciones, y la duplicación de votantes inscritos. Con la participación abierta del gobierno de EEUU, a través de un Subsecretario para Asuntos Hemisféricos, su período fue recortado a dos años en lugar de cuatro como dice la Constitución. En este sentido, cumplió su palabra de poner su cargo a disposición de la administración americana. El acuerdo político de los gobernantes, de sectores del poder fáctico que incluye a la Iglesia Católica, y de los dirigentes de los partidos políticos, dejaron establecida una reforma constitucional que se hizo el 14 de agosto 1994, es decir, dos días antes de la entrega del mando para el reinicio del nuevo período constitucional. Este acto de consenso jurídico fue preferido a la anulación total de las elecciones y fue conocido como "Pacto por la Democracia". En 1996, en unas elecciones en doble vuelta, (una de las modificaciones constitucionales introducidas) Balaguer terminó el período de dos años acordados en el referido pacto, sustituyéndole en la Presidencia Leonel Fernández, discípulo de Juan Bosch y miembro del Partido de la Liberación Dominicana, quien logró hacerlo por la alianza entre Balaguer y el PLD. En las elecciones presidenciales de 2000, Balaguer, a la edad de 94 años, postuló por novena y última vez a la Presidencia de la República Dominicana; pese a las enormes limitaciones físicas debidas a su avanzada edad (se encontraba prácticamente ciego) y al cúmulo de críticas s sus anteriores gobiernos, logró más del 20% de los votos, ubicándose en el tercer lugar. Una de las características de los gobiernos de Balaguer es que su esquema es simple relativamente: Consistió en reducir todos los gastos corrientes, a través de una estricta política de austeridad, a fin de incrementar el ahorro centralizado del Estado para acumular fondos convertibles en capital fresco para la inversión pública.
  • 18. Fundeimes.blogspot.com Obviamente, esta inversión pública estaba fuertemente centralizada en su persona, que lo convertía en una figura necesaria por las obras de infraestructura que creaba. Además, con ello creaba una casta de contratistas que eran capaces de dar la vida por él, aunque llegó a decir que "la corrupción era tan grande que sólo se detenía en la puerta de su despacho". Periodo del Dr. Salvador Jorge Blanco No obstante haber enarbolado durante la campaña la bandera de la socialdemocracia, en el mismo discurso de la toma de posesión de su cargo el 16 de agosto, Jorge Blanco anunció un período de austeridad para hacer frente a la grave crisis económica y financiera que se abatía sobre el país. El diagnóstico del presidente no podía ser más crudo: la República Dominicana estaba en virtual “bancarrota”. Las debilidades estructurales de la nación caribeña, que arrastraba serios déficits en todas las franjas del desarrollo, quedaron en evidencia por la convergencia de una serie de factores externos más o menos coyunturales, fundamentalmente tres: el incremento del precio del petróleo, las dificultades para mantener los niveles de venta en los mercados mineros de bauxita, ferro-níquel, oro y plata, y, sobre todo, la crisis del sector del azúcar de caña y sus derivados, producción que todavía aportaba la mitad de los ingresos del comercio exterior de bienes, debido a la caída de los precios internacionales. Comenzado mayo, el presidente endureció su discurso y valoró la convocatoria de huelga general lanzada por cinco centrales obreras como un movimiento encaminado a atentar contra el régimen constitucional; en consecuencia, como medidas “preventivas”, ordenó la militarización de la capital y el arresto de cabecillas en los medios izquierdistas y sindicales. Los dramáticos sucesos de abril de 1984 aceleraron la tendencia zigzagueante del presidente, decepcionando a los sectores progresistas que habían creído que su victoria electoral de dos años atrás había de
  • 19. Fundeimes.blogspot.com suponer un vigoroso impulso a la llamada “segunda transición”, la etapa de fortalecimiento del pluralismo, respeto de los derechos y libertades fundamentales, y desmilitarización del Estado comenzada durante la presidencia de Guzmán, considerado el enterrador del postrujillismo. Lo cierto era que el margen de maniobra e iniciativa con que contaba el actual titular del poder ejecutivo, agobiado por los problemas económicos, presionados por el FMI y arrinconados por sus detractores domésticos, era bastante limitado.
  • 20. Fundeimes.blogspot.com OBSTACULOS ESTRUCTURALES CON QUE SE ENFRENTARON Y SE ENFRENTAN LOS CIVILES Y MILITARES. Después de haber analizado el contexto histórico en que se han desarrollado las relaciones Civiles -Militares, es preciso establecer ciertos juicios de valores, a fin de establecer sobre las barreras existente a la luz de los diferentes periodos constitucionales. Periodo Presidencialista del Gral. Rafael Leónidas Trujillo Molina (1931- 1961). Luego de la muerte de este caudillo político Rafael Leónidas Trujillo, el país pasó por varias direcciones políticas entre las que se encuentran la del profesor Juan Bosch, que fue derrocado a los 7 meses debido a sus intenciones de reformas sociales y a su supuesta inclinación marxista. Un Triunvirato representante de la oligarquía neo trujillista sustituiría a la primera experiencia democrática dominicana después de 30 años de dictadura. En el contexto de estos ideales Trujillista durante el 1961-1963 se originó un proceso en deterioro de las misma, surgiendo efectos en el aparato militar el cual comienza a reducirse, pero girando alrededor de los sectores de la burguesía de los funcionarios Trujillistas (balaguerismo) la burguesía tradicional, el bochismo y sectores de moviendo popular como el catolicismo. Después de analizar este periodo, si tenemos una visión clara para establecer las relaciones entre civiles y militares, se ejercía una hegemonía absoluta sobre los grados militares superiores dominicanos, sin que existiera una relación absoluta exterior a los recursos propios de la nación, se crea un muro entre las ideologías del civil, el militar es considerado un ente que no forma parte del escalafón civil de la sociedad sus principios y normas dependen de un líder militar, la comunicación era imposible., recordando la famosa frase el “Jefe soy Yo”. Juan Bosch Abarco el periodo Presidencialista comprendido en el periodo (1962-1963) Regresó a su país tras el asesinato del dictador y triunfó en las elecciones presidenciales de 1962. Su mandato, iniciado en febrero de 1963, se caracterizó desde su comienzo por las eficaces medidas de erradicación del trujillismo y por
  • 21. Fundeimes.blogspot.com moderadas reformas sociales que, aun así, provocaron el descontento de los grandes propietarios; en septiembre de 1963 fue derrocado por un golpe militar derechista apoyado por EE UU. La restitución del gobierno democráticamente elegido de Bosch fue reclamada por segmentos de las fuerzas armadas leales al gobierno constitucional. Estas facciones dieron participación al pueblo proveyendo armas y equipamiento militar para destituir al triunvirato que había sido instalado en el gobierno. Esto dio inicio a una guerra civil debido a la división de las fuerzas armadas. Dicho enfrentamiento trajo finalmente una intervención militar estadounidense amparada en la defensa de los "intereses" estadounidenses. Durante el gobierno del profesor Bosch se redactó la constitución del 1963 donde se establecía libertad de expresión, libertad política, el beneficio de los trabajadores por parte de las empresas donde trabajaban, derecho a una vivienda propia, se estableció igualdad para los hijos naturales y los legítimos, retorno de los disidentes políticos y exiliados. En cierto grado las Fuerzas Armadas se han alejado de la población civil, porque heredan una conducta dictatorial dentro de un régimen democrático y eso les hace ver al civil como a un enemigo. Entonces, no existe relación cívico-militar, y los dos no trabajan juntos para lograr un desarrollo armónico del país. La Guerra Civil Dominicana de 1965 constituye uno de los hechos más relevantes en la historia reciente de la República Dominicana., conflicto se inicia cuando un grupo de oficiales jóvenes se propone restaurar el gobierno constitucional del destituido presidente Juan Bosch, primer gobierno elegido democráticamente en las urnas tras el ajusticiamiento del dictador Rafael Leónidas Trujillo. La Guerra de Abril no termino por la acción militar, sino gracias a la diplomacia internacional. La Organización de Estados Americanos (OEA) jugó un papel estelar. En agosto de 1965 se iniciaron formalmente las negociaciones. El 3 de septiembre de ese año se firmó el Acta de Reconciliación Nacional. Ambos Gobiernos acordaron renunciar y elegir un Gobierno Civil provisional que estaba presidido por Héctor García Godoy. Otros acuerdos fueron: la celebración de las elecciones en 1966, la
  • 22. Fundeimes.blogspot.com declaración de una amnistía general, el desarme de los civiles y el retiro de los militares norteamericanos. Además del Acta de Reconciliación, se firmó el Acto Institucional, especie de constitución para elegir el lapso entre el cese de las hostilidades y la toma de posesión del nuevo Gobierno Constitucional. Periodo Presidencialista correspondiente Dr. Joaquín Antonio Balaguer Ricardo (1966-1978). Marcando un gran reto en la historia Dominicana gran tendencia en de las relaciones civiles-militares, lo constituyo este gobierno ascendió manteniéndose en el durante una trayectoria de doce (12) años sin ser interrumpido, trayectoria que marco un periodo extremadamente temerario, el cual dicen que se valió de fraudes electorales, al mismo tiempo que utilizaba la represión sobre sus opositores políticos con el objetivo de que la competencia fuera prácticamente nula y legitimar su reelección "democráticamente". Representa el padre de nuestra democracia. No menos cierto el Dr. Balaguer gobernaría por tres periodos consecutivos, los primeros cuatro años se caracterizaron por la debilidad del régimen, a tal punto que los militares que fueron considerados producto de la dictadura, anhelaban a su Generalísimo. En el segundo periodo del Dr. Balaguer, los militares habían tomado conciencia de que no era posible reeditar la dictadura y comenzaron a apoyar sin restricción al nuevo caudillo, que había dado muestras de ser un inteligente y recio gobernante. Este periodo se caracterizó por la corrupción y la represión, cuyo objetivo era mantener las fuerzas armadas bajo su control dividió a los militares en diferentes grupos, los cuales gozaban de poderes y privilegios que jamás habían tenido, se corrompieron a tal punto, que hablar de un General era hablar de un millonario todo poderoso, para el cual no existía la ley, se visualizaban como magos de las
  • 23. Fundeimes.blogspot.com finanzas, “con un magro salario” poseían, lujosas casas, queridas y múltiples vehículos. La única carrera rentable de la época, era la de las armas. En 1961 tuvo la tarea de iniciar en territorio dominicano el restablecimiento de la libertad. Libertad que no representó a favor de las masas, sino bajo las condiciones dictadas por los intereses norteamericanos, a los cuales se subordinó incondicionalmente. Las represiones de su gobierno dejaron más de 3000 muertos, entre ellos estudiantes y parte de la intelectualidad Dominicana por mera oposición. Señalamos que en este largo periodo ininterrumpido, aún se reflejaban algunas ideas de lo que represento el gobierno del General Rafael Leónidas Trujillo, aún era un régimen militarista dotado de grandes poderes que se ejercían en los civiles, el militar se consideraba como un ser sagrado ante la sociedad, exilia la represión, fue un periodo donde se registraron grandes enfrentamientos entre los civiles y ciudadanos, hay quienes consideran que fue un momento de grandes guerras, era imposible la relación directa entre el estamento militar con el ciudadano. Antonio Silvestre Guzmán periodo Presidencialista 1982 Periodo que culminó con la muerte de este Presidente, aún no se esclarecen los motivos, es posible que el sistema de gobierno que se venía arrastrando desaparezca a corto plazo, es notorio los cambios que fueron originándose en la estructura militar, para entonces la mentalidad del militar no era la misma, las relaciones comenzarían a dar otro giro, es decir se puede hablar de la capacidad entre militar y el ciudadano para comunicarse. Dr. Salvador Jorge Blanco Las relaciones con el mando militar se hacen más efectiva, introduciendo grandes cambios en la estructura militar, crecen más las relaciones e incluso en el ambiente laboral, es decir que pueden convivir en un mismo ambiente, se puede decir que el cambio es notorio, el militar no causa miedo sino más bien impregna una seguridad en el ciudadano.
  • 24. Fundeimes.blogspot.com Sr. Rafael Hipólito Mejía Domínguez correspondiente al periodo Presidencialista (2000-2004). En esta etapa se puede decir que grandes obstáculos han ido desapareciendo, ya los militares ostentan ciertas posiciones conjuntamente con el civil, hay una participación activa en el ámbito de la sociedad. Dr. Leonel Fernández Reyna periodo Presidencialista (1996-2000) (2004- 2008). Aún sigue el triunfo Presidencialista con este líder político, nueva mente es juramentado para el periodo 2004-2008, al iniciar su segundo mandato presidencial, se esforzó en combatir la crisis económica siendo el principal logro de su gobierno el mantenimiento de una estabilidad macroeconómica manifestándose entre otras cosas a través de la reducción de la tasa de cambio del dólar y la posterior estabilidad del mercado de divisas. Ha sido muy notorio las transformaciones que existen entre la persona que componen la sociedad y los militares, en gran medida si hay etapas que se han recuperado, lo que ha dado un giro en el estado dominicano. Hoy en día las Fuerzas Armadas han dado un paso de avance, mediante las aperturas de aulas a expositores de las universidades, así como a los partidos políticos sin importar el color de la bandera o corrientes ideológicas, algo que estaba velado a la interacción militar. Es importante señalar que esos paradigmas sobre el aislamiento militar han desaparecido, uno de los principales aportes es el ámbito de la educación, a través de esta se ha generado un esquema de conciencia acorde con los intereses nacionales, la cual ha servido para romper con viejos modelos y divisiones suscitado entre militares y civiles, no es menos cierto que el militar tiene una conciencia más clara de su rol en la sociedad y en un mundo de transformaciones. Aunque se pretenda crear una conciencia, es eminente que se suscitan algunas dificultades sobre la reforma militar; el perjuicio existente, que conduce a que se acepten los problemas internos de la fuerzas militares, sin importar que sean de carácter técnico y en el ámbito interno, bajo la creencia equivocada de que plantearlo
  • 25. Fundeimes.blogspot.com lesionaría la seguridad nacional; en caso de discutir los problemas o conocerlos para solucionarlos, fuera peor que ignorarlos u ocultarlos; el carácter presidencialista de los estados han incidido en los procesos de reforma militar. La formación de los diversos modelos de las relaciones entre gobiernos civiles y fuerzas armadas depende, en parte, de la manera de la transición del poder militar al poder constitucional, en parte, de la naturaleza del sistema político de gobiernos militares. Los modelos del sistema surgidos después de la transición no son poderes con apariencia civil y control real militar, no se ha materializado la democratización de las relaciones entre gobiernos civiles y fuerzas armadas, actualmente es notoria la gran diferencia en estas relaciones, con el tiempo, ha tenido lugar grandes cambios. Se evidencia la relación entre civiles y militares a través de la creación de centros; Instituciones Militares Para el Desarrollo, El Instituto Especializados de Estudios Superiores de las FF.AA (IEESFA), El instituto de Estudios Geopolíticos de las Fuerzas Armadas (INEGEOFA), El Instituto de Altos Estudios para la Defensa y la Seguridad Nacional (IADESEN), El Instituto Militar de los Derechos Humanos y Derechos Humanos (IMDHIH), El Instituto Militar de Educación Superiores (IMES), El Instituto Militar de Estudios Aeronáuticos (IMESA), El Instituto Cartográfico Militar (ICM), e incluso la creación de una Universidad con estamento puramente militar donde se relacionan con civiles. Hoy en día en algunos círculos políticos se comenta de la consignación legal del derecho al voto policial y militar y la sujeción de estos a una cartera ministerial civil. Otro acontecimiento que cambio el futuro de nuestra nación lo constituye el periodo comprendido en La Guerra Fría entre los años 1945, 1989 considerado como un trauma para la República Dominicana, los planteamientos estructurales fueron en grandes dimensiones con el ribeterismo militar como una forma de persuasión.
  • 26. Fundeimes.blogspot.com Devastadores recuerdos aún se reflejan en la sociedad, creando heridas permanentes, esta guerra también se convirtió en lo que muchos la llamaron “guerra sucia”, todavía se mantiene presente como sombra, provocando distanciamiento en las relaciones Cívico-Militar, trauma que aún no ha sido superado en todas sus facetas y vertientes. Es evidente que en Latinoamérica se suscitaron desmovilizaciones en algunos de sus países, mientras que en otros los militares permanecían integrados a las labores de índole civil, en las que fueron incorporados como medida de seguridad durante el periodo de la Guerra Fría No menos cierto es que hay una razón lógica, que va más allá de la fuerza en la actitud de la clase política, lo constituye el hecho de que le perfil militar de la Guerra Fría, no es el mismo que conocemos en el día de hoy, destacándose en la administración pública en las funciones de ciertos grados gerenciales de ciertos grados. Hay una conciencia sobre el militar de hoy, no es solo un profesional de las armas a través de las aulas militares, se considera como un profesional de las aulas civiles, en su ardua labor de ser catedrático, profesor y sobre todo un mediador de los conflictos sociales de las comunidades y pueblos donde se ejerce el mando, dando por terminado tal acontecimiento de la Guerra, no se puede marcar a un miembro de la sociedad que por sus ocupaciones laborales tenga que ser denominado “militar” ni tampoco degradarlo por su condición, o por el simple hecho de haber jugado un rol para el que fue llamado. Antes de finalizar debemos de hacer mención a lo que establece la Constitución de la República- Dominicana la misma está supeditada a las disposiciones del Presidente de la República y limitada a la participación de las Fuerzas Armadas en “programas de acción cívica” y en planes destinado a promover el desarrollo social y económico del país.
  • 27. Fundeimes.blogspot.com Rol de los Civiles en la Formulación de Políticas de Seguridad La seguridad es la garantía dada la individuo de que su persona, sus bienes y su derechos no serán objetos de ataques violentos o que, si estos ocurriesen, estos valores les serán asegurados por la sociedad con protección o reparación. La tipología más elemental aplicada a la seguridad es la que se refiere a la llamada seguridad individual o personal y a la seguridad colectiva. La política de seguridad es una política nacional y particularmente exclusiva de cada nación y esta la formularan en base al formato de su estructura política, su economía y su visión e intereses para con la geopolítica. Es interés del Presidente de la República establecer una política que garantice adecuadamente la seguridad ciudadana sobre la base del respeto a los principios democráticos. En la página oficial de internet del Dr. Ramón B. Martínez Portorreal4 , escribe el tema: La Seguridad Nacional y la Defensa en la República Dominicana, en el cual especifica como objetivos en materia de defensa y seguridad nacional, los siguientes: Objetivos: - Definir una Política de Defensa y Seguridad Nacional como política de Estado, acorde a los nuevos escenarios de seguridad regional y hemisférica, consensuada con los sectores más representativos de la nación. - Propiciar un marco jurídico a las actividades de Seguridad y Defensa a través de una Ley General de Seguridad y Defensa Nacional. 4 http://www.conlaplumacomoespada.com/2007/03/01/la-seguridad-nacional-y-la-defensa- en-la-republica-dominicana/, 20 de junio de 2009, 13:30 hrs.
  • 28. Fundeimes.blogspot.com - Fomentar la creación de una Comunidad Nacional de Defensa en la que participen todos los sectores nacionales. - Establecer una mayor coordinación entre la Política de Defensa y la Política Exterior, que asegure una participación coordinada en las organizaciones internacionales regionales y universales. - Procurar la adecuación institucional de las Fuerzas Armadas al nuevo escenario, lograr una mayor estabilidad en los procedimientos normativos de la institución mediante la creación de una regulación adecuada a los nuevos tiempos. - Mejorar la calidad del entrenamiento adecuándolo a la realidad. - Establecer una educación militar orientada al sistema democrático, mejorando la calidad del entrenamiento de manera que este adecuado a la realidad, estrechando la brecha que existe entre lo que se hace y lo que se estudia. - Mejorar el desempeño y la eficiencia tanto en las operaciones militares como en la movilidad de las unidades, al efecto se deberá procurar una reducción considerable del componente militar. - Obtener una economía sustancial del presupuesto de defensa, ajustando los gastos presupuestarios a los intereses institucionales. Lo anterior demandara una coordinación y comunicación activa entre las Fuerzas Armadas y el Congreso de la Republica a través de mecanismos institucionales preestablecidos. - Obtener un mejoramiento en las condiciones de vida de los militares y sus familiares. Para ello es fundamental, entre otros, alcanzar un nivel de atención medica en forma óptima, descentralizar las atenciones para buscar mayor accesibilidad de los miembros y ampliar las atenciones médicas a los retirados,
  • 29. Fundeimes.blogspot.com - Procurar elevar el interés del personal por el buen comportamiento moral y social. Lo anterior demanda la puesta en marcha de un Código de Ética Militar, así como procurar tener entre las filas de la institución un alto número del personal con una alta conducta moral. - Proporcionar una reactivación de las actividades de mantenimiento y abastecimiento. - Conseguir la consecución de una planificación pormenorizadas de todas las actividades a realizar. - Procurar la destreza de las unidades de combate, - Lograr un ciclo de inteligencia orientado a las operaciones militares. - Obtener resultados satisfactorios en el cumplimiento de las misiones militares contra los delitos fronterizos. Los principios que deben regir las políticas de seguridad pública deben considerar al menos5 : Integrales: Que abarque todas las dimensiones de la Seguridad, incluyendo al sistema de justicia criminal (policía, justicia y cárceles) y otras instancias de gobierno vinculadas con la temática desde el mundo social, enfatizando la necesidad de equilibrar la prevención el control y la rehabilitación. Legítimas: La política pública de seguridad no puede poner en riesgo los derechos fundamentales de las personas. Efectivas y eficientes: Efectivas en tanto cumplimiento cabal de los objetivos propuestos y eficientes en lo relativo a la relación costo beneficio. 5 Primera reunión de Ministros en materia de Sseguridad Pública de las Américas, México D.F., México,7 y 8 de octubre de 2008.
  • 30. Fundeimes.blogspot.com Transparencia y rendición de cuentas: Garantizar los más altos estándares posibles de escrutinio y control interno y externo sobre la gestión institucional. Reconociendo las responsabilidades políticas que involucran estas acciones. Participación ciudadana: en el diseño e implementación de iniciativas de política de seguridad, especialmente en el nivel local. Información regular confiable y comparable: Desarrollo de sistemas interinstitucionales (policía, ministerio público, servicio de medicina legal, salud y otros) de recopilación y análisis respecto a violencia y delincuencia. Construcción de capacidad civil: Formación de capacidades de gestión civil de la seguridad para la dirección superior de las instituciones y políticas. Profesionalización de la institución policial: adaptándola a las exigencias del Estado de Derecho y a los desafíos contemporáneos de seguridad, pero incluyendo también mejoras importantes en las condiciones de trabajo y seguridad social. Corrupción: Desarrollo de sistemas modernos e integrales de combate a las culturas y prácticas institucionales corruptas. La Procuraduría General de la República Dominicana, en su documento Bases para un Plan Nacional de Política Criminal del Estado Dominicano, contempla lo siguiente: En cumplimiento de la atribución específica que le es conferida a la Procuraduría General de la República por el Estatuto del Ministerio Público, en su Artículo 47, numeral 5, conforme al cual le corresponde “Dirigir la política del Estado contra la criminalidad, en coordinación con los lineamientos trazados a tales fines por el Poder Ejecutivo”, el Procurador General de la República ha dado inicio al proceso de preparación de un Plan Estratégico de Política Criminal para la República
  • 31. Fundeimes.blogspot.com Dominicana, para definir las líneas centrales de la política del Estado frente a los conflictos penalmente relevantes que suceden en nuestro país, conjuntamente con las instituciones que inciden en el fenómeno, tanto en el ámbito de la prevención como en el de la persecución. La Política Criminal es aquel aspecto de la política del Estado, debidamente articulada con la sociedad, dirigida a prevenir, controlar y gestionar los conflictos que tienen relevancia penal. En esa medida, comprende el conjunto de decisiones que regulan la coerción penal, esto es la reacción estatal frente a los hechos punibles, pero también otras acciones que se relaciona con el campo previo al delito. En la República Dominicana, como en muchos otros países de nuestra región, la política criminal no ha estado recogida en un documento contentivo de sus líneas generales, que permita conocer sus premisas, sus objetivos y las acciones principales; pero ha existido en la realidad, en acciones concretas, y se ha caracterizado por el autoritarismo, la arbitrariedad y un ejercicio desproporcionado de la violencia. Además la Política Criminal tradicionalmente se ha concentrado fundamentalmente en la represión y es muy poca la atención que se le ha brindado a la cuestión de la prevención, con lo cual no se han encarado adecuadamente los factores desencadenantes de muchas actividades delictivas que con efectivas políticas de prevención bien pudieran desactivarse. Por último, la Política Criminal ha sido vista entre nosotros como una cuestión privativa del Ministerio Público, la policía y demás agencias ejecutivas que cumplen funciones policiales y aun las que cumplen funciones de la denominada “seguridad del Estado”. En consecuencia, es muy limitada la participación que han tenido las demás agencias gubernamentales en lo concerniente a la Política Criminal, con lo cual se ha desaprovechado la oportunidad de contar con una política articulada del Estado a los fines de gestionar adecuadamente la conflictividad penalmente relevante.
  • 32. Fundeimes.blogspot.com Por último, la Política Criminal debe ser estudiada dentro del contexto del Plan de Seguridad Democrática para la República Dominicana (PSDRD), anunciado en febrero de 2005 por el Presidente Fernández. Este Plan propone el fortalecimiento institucional de la Policía, la creación de la policía comunitaria, el adiestramiento de la Policía y Fuerzas Armadas en situaciones especiales, así como una estrategia de comunicación que contribuirá, entre otras cosas, a cambiar la percepción negativa de la ciudadanía respecto a la gestión policía6 . Con lo anterior el Estado Dominicano dirige su política criminal a prevenir, controlar y gestionar los conflictos que tienen relevancia penal, haciendo énfasis en que comprende decisiones que regulan la gestión penal. No existen documentos, que puedan recoger sus objetivos y sus acciones principales. Su atención está dirigida a la prevención y generalizada entre la población como un asunto del Ministerio Publico, la policía y demás agencias policiales, por lo que es muy limitada para las otras entidades gubernamentales y no comprendiéndose como una política articulada del Estado. 6 http://www12.georgetown.edu/sfs/clas/pdba/Security/citizensecurity/domrep/domrep_4.html
  • 33. Fundeimes.blogspot.com Rol de los Civiles en la Formulación de Políticas de Defensa Nacional Defensa Nacional: Políticas debidamente formuladas o simples tomas de decisiones? La relación que existe entre el binomio mando-obediencia, obliga a redefinir el ejercicio estatal en la savia tarea de toma de decisiones, como conjunto binario obligados a interactuar de manera tal que ambos se auxilien y no establezcan normas contrarias que redunden en perjuicio de la regulación objetiva de la Defensa Nacional, actividad que debe aspirar a obtener provecho y beneficio en base a las aspiraciones nacionales de ese Estado. La Historia y la Práctica. La historia republicana, y como lo recoge el General José Miguel Soto Jiménez en su libro Las Fuerzas Militares en la República Dominicana, nos da una panorámica elocuente desde que esferas se tomaban las decisiones de defensa del territorio conquistado, y dice: “Del rápido recuento de esta situación se puede colegir que la función militar fue quizás la actividad social más importante de nuestros dos primeros siglos de existencia y un elemento primordial en las relaciones sociales de poder y subsistencia. Otra característica que a la postre trajo esta organización, fue el cambio del centro de gravedad de los propósitos y las lealtades. Bien entrado el siglo XVIII el aparato político español y su pequeño establecimiento militar había perdido realmente el control efectivo de las milicias criollas, las cuales rendían una fidelidad natural a sus patrones y a sus propósitos, casi siempre divorciados de las posiciones de las autoridades.
  • 34. Fundeimes.blogspot.com Cuando las autoridades coloniales en 1720 prohibieron el comercio de ganados con Haití, cuando la guerra entre colonias, los hateros se abrieron pasó con las armas y sus milicias para violar la restricción. En otras palabras, podemos asegurar que las milicias bajo el control de la clase hatera comenzaron siendo un instrumento de la movilidad estratégica de las autoridades coloniales mediante un acuerdo informal donde se conjugaban cierta identificación de propósitos e intereses y terminaron siendo un instrumento de poder exclusivo de los hateros, a despecho de las mismas autoridades españolas” (Soto Jiménez, José Miguel, Las Fuerzas Armadas en la República Dominicana, 1996, Santo Domingo, Editora Corripio. Pág. 21.) Entonces, podríamos asegurar que desde esta época el rol de los civiles en la formulación de políticas en el ámbito militar ha estado presente? Podríamos afirmar, que a lo largo de la historia, los gobiernos civiles que tuvimos antes de la dictadura de Trujillo, dejaron en manos de los “activistas” militares de esas épocas la toma de las decisiones en el ámbito de la defensa, como fruto quizás del temor al culto del quita y pone de manera antojadiza y premeditada que ocurría para entonces. Después de la dictadura de Trujillo, se vivieron acontecimientos políticos matizados por la injerencia extranjera, en la búsqueda de bloquear el supuesto ascenso del comunismo en nuestro país, cosa que debió de alentar la presencia incólume del militarismo en la región, a lo que no escapaba la nación dominicana, y así tales acciones prohijaron el culto a que los mandos militares de los distintos cuerpos castrenses fueran vistos como los ejecutores de las tomas de decisiones en lo referente a la Seguridad y Defensa Nacional. “Por otra parte, la defensa, en cuanto a la organización, no existe solo para neutralizar un conflicto, sino también para contribuir a crear los escenarios más favorables al interés del estado-nación. Más aun, la neutralización de un conflicto no
  • 35. Fundeimes.blogspot.com necesariamente tiene que ser la guerra, puesto que la defensa dispone de un amplio abanico de alternativas que van desde la disuasión al manejo de crisis; pasando por la persuasión y la coacción indirecta. Por eso postulamos que el órgano militar de la defensa, las FF.AA., constituyen un instrumento al servicio de la política exterior de los estados…..” (Cordero Mejía, Miguel A., Las Fuerzas Armadas, Historia y Perspectivas, Pág. 119. Santo Domingo, 2004.) La defensa en los países latinoamericanos. Necesidad de un debate nacional. ¿Cuál es la capacidad adecuada que un Estado democrático y pacífico necesita para garantizar la seguridad de sus ciudadanos y su soberanía nacional sin tornarse una amenaza para sus vecinos? Lo que es susceptible de discusión y merece ser debatido entre las sociedades organizadas, los partidos políticos, los académicos y las Fuerzas Armadas, es cuál es la capacidad defensiva adecuada que un Estado, comprometido con la democracia y la paz, necesita como garantía para la seguridad de sus ciudadanos, sus soberanía e independencia nacional y su integridad territorial, sin llegar a tornarse por ello una amenaza para sus vecinos. En función de la respuesta a esta pregunta, se puede discutir qué tipo de Fuerzas Armadas, con qué disposición, dotadas de qué medios y con qué preparación, se ajustarían más eficazmente a esa necesidad. Otros temas que merecen reflexión en estos diálogos nacionales y en sus deseables extensiones subregionales, son las nuevas amenazas y las nociones y conceptos de defensa y seguridad, tanto para cada uno de los países como para los espacios subregionales. La seguridad hemisférica queda excluida de estas consideraciones porque para estas el concepto “hemisferio” es geométrica, geográfica, estratégica, política y culturalmente ambiguo, sino erróneo. No obstante, se puede pensar y formular nuevos diseños subregionales para la seguridad cooperativa, nuevos modelos que permitan reestructurar la defensa de los países, basados en objetivos de paz y seguridad en
  • 36. Fundeimes.blogspot.com democracia, por medio de arquitecturas flexibles.” (Cajina, Roberto J., Gustavo Fabián Castro/ Luis Tibiletti. Control civil de las Fuerzas Armadas, fortaleciendo el papel de la asesoría parlamentaria. RESDAL. Argentina. 2000. Pág. 45.) Quienes o cuáles son los responsables en la formulación de las políticas de Defensa en la República Dominicana? “Aspiraciones, intereses, objetivos nacionales, objetivos nacionales permanentes y coyunturales, amenazas, antagonismos, factores adversos, presión dominante. Para fundamentar estos conceptos podemos indicar que todos forman parte de la terminología propia de la Seguridad Nacional, es decir, son un eslabón de la doctrina y quizás uno de los más importantes, porque la Seguridad Nacional de todo Estado define una serie de valores y propósitos fundamentales que pretende alcanzar y mantener, que se consideran esenciales para su desarrollo y hacia donde se orientan los esfuerzos, energías y recursos disponibles. Cuando estos propósitos, pretensiones o proyectos tienen su origen en el pueblo, en su conjunto, en la nación como unidad de acción, se les denominan aspiraciones nacionales. En tanto que, cuando provienen del gobierno o de un sector específico de la sociedad, como empresarios, clero, clase política, etc., se denominan intereses nacionales. Finalmente, los objetivos nacionales son la conjunción y asimilación de los intereses y aspiraciones nacionales, tarea que corresponde a la política nacional, en ese punto adquieren el carácter de permanentes y se plasman como principios fundamentales o en su caso tratan de solventar situaciones pasajeras y de actualidad por lo que son llamados coyunturales. En el caso de los primeros los encontramos en la constitución política de los Estados y los segundos en el plan nacional de desarrollo. En este sentido, los objetivos nacionales coyunturales o actuales son objetivos nacionales que, en determinado momento y tomando en cuenta la capacidad del potencial nacional, expresan etapas intermedias con miras a conquistar y mantener los objetivos nacionales permanentes.
  • 37. Fundeimes.blogspot.com Es necesario señalar que el establecimiento de los objetivos nacionales resulta de un proceso de interacción entre el pueblo y el gobierno, donde este último en calidad de legítimo representante de la mayoría, interpreta y analiza los intereses y aspiraciones nacionales, generados a través de su comportamiento histórico, con la finalidad de traducirlos en actividades nacionales. Esto consiste en determinar la orientación del proyecto nacional, que se funda en dos grandes tareas: la conquista de nuevos objetivos y la conservación de los ya alcanzados. Esta situación se sintetiza en el binomio formado por dos fuerzas centrifugas: evolución frente a la supervivencia. (Sang Ben, Miguel. Alejandra Liriano. El Poder Nacional, Editorial Argumentos, Santo Domingo, Rep. Dom. 2003. Págs. 16-17.)
  • 38. Fundeimes.blogspot.com CONCLUSION La paradoja de la situación política en América Latina está dada por el hecho que las fuerzas armadas no quieren y no perciben que puedan asumir el control del Estado. No por una voluntad necesariamente más democrática como patrón general, aunque ello pueda estar presente, sino porque el contexto cambió de manera sustantiva. Asumir por medios extra constitucionales el poder significa, en la actualidad, que no se logrará el reconocimiento ni la legitimidad desde el sistema internacional regional y global. Más aún, se aislaría dicho Estado del sistema político- regional y hemisférico. También desde el conjunto de occidente sería marginado, en consideración de las cláusulas democráticas suscritas por la Unión Europea y América Latina. Con esta situación política, la posibilidad de alcanzar estabilidad y gobernabilidad, por parte del “nuevo poder”, está sellada de antemano: el fracaso sería un resultado anunciado. Las circunstancias históricas y políticas que hacen posible el profesionalismo militar, son básicamente: la especialización técnica y la complejidad de la gerencia de la violencia organizada; los nacionalismos, que hacen de la defensa nacional y la organización militar una necesidad. También, la constitución de un cuerpo de oficiales que respondan a los principios generales del Estado y la Sociedad con lealtad hacia el sistema político y las autoridades políticas legítimas. En otras palabras, sin la aplicación responsable del profesionalismo militar no es posible la existencia de la sociedad civil. En cambio, cuando los militares anteponen lo político a lo militar sacrifican su profesionalismo y se comienzan a acercar a los parámetros pretorianos. Resulta clave precisar la idea de participación política de los militares. En términos de John H.Garrison,7 debiera establecerse qué se entiende por el término 7 Puede verse al respecto su artículo “The political dimension of military professionalism”, en Endicott, John y Stafford, Roy, (eds.), American Defense Policy, fouth edition, The John Hopkins University Press, Baltimore, 1977, pp. 578/585.
  • 39. Fundeimes.blogspot.com ‘política’ cuando se discute el profesionalismo militar. Porque si bien es nociva la intervención política de tipo partidista, también lo es marginar las fuerzas armadas del cuerpo institucional del estado, del cual constituyen parte esencial dada su naturaleza y función. Las relaciones civiles- militares quedan definidas en un marco democrático que es el que establece el supuesto esencial. La definición de una política pública de defensa corresponde, por lo tanto, a una definición y articulación diseñada, establecida y ejecutada en el contexto democrático. Esta política estatal deberá ser fiscalizada de manera adecuada y en forma permanente por la sociedad. El prerrequisito esencial es la existencia de un liderazgo civil constitucional efectivo en el ámbito de la defensa. Este liderazgo se debe expresar en las autoridades gubernamentales, parlamentarias, organizaciones de la sociedad civil (los partidos políticos, las ONGs) y en el mundo académico e intelectual. Los mecanismos de fiscalización sobre la implementación de la política de defensa, y sobre las instituciones encargadas de aplicarla, constituye un aspecto medular en el éxito del desarrollo democrático. Las falencias en este campo incidirán no sólo en las relaciones civiles- militares, sino fundamentalmente en un debilitamiento del marco democrático. La profesionalización de las fuerzas armadas incrementa el monopolio de la fuerza por parte del Estado y, a la vez, hace más efectiva la no politización de las fuerzas armadas. De igual forma, el monopolio en el uso de la fuerza asegura de mejor manera el ejercicio nacional de la soberanía en el conjunto del ámbito territorial del Estado. Desde el punto de vista de las misiones de las fuerzas armadas, la tarea esencial y primera es asegurar la paz y la estabilidad. Ello se ejecuta sobre la base de los pactos internacionales firmados por el Estado y de la voluntad política para superar las eventuales diferencias. Acuerdos vinculantes como el establecimiento de zonas de paz contribuyen de manera fehaciente a esta tarea.20 Prevenir y generar medidas de estabilización frente a crisis políticas o crisis humanitarias en el ámbito
  • 40. Fundeimes.blogspot.com internacional es, por lo tanto, una tarea fundamental de las democracias. Ello implica una redefinición de visión de las fuerzas armadas con un creciente componente internacional. El rol de los civiles en la formulación de las políticas de Defensa Nacional, no ha estado recogido de manera puntual en ningún documento oficial o legal debidamente votado o promulgado por los poderes del Estado que tienen que ver con la organización normativa-jurídica de la nación Dominicana. Es por esto que la toma de decisiones en este sentido han estado subordinadas al ejecutivo quien delega de manera especial estas tareas en las funciones de los cuerpos castrenses e investigativos, o de inteligencia y de los aparatos represivos que están subordinados a este. No ha sido vieja la práctica del manejo del tema de manera didáctica en manos de los civiles, lo cual marca un precedente de suma importancia el cual está provisto de un valor inconmensurable lo cual germinara en provecho de las mismas Fuerzas Armadas. Dentro de las disposiciones fundamentales del anteproyecto de Ley de Seguridad y Defensa de la República Dominicana, nos dice que: “La seguridad y defensa nacionales son de la competencia y responsabilidad del Estado dominicano. Todas las personas de nacionalidad dominicana, naturales o jurídicas, cualquiera que sea el lugar donde se encuentren, son igualmente responsables por la seguridad y defensa de la República en los términos de la presente Ley e igual responsabilidad incumbe a las personas jurídicas extranjeras y a las naturales del mismo origen, domiciliados, residentes o transeúntes en el territorio nacional con las excepciones que establezcan las leyes.” (Pared Pérez, Sigfrido. Seguridad, Defensa e Identidad Nacional. Santo Domingo, Editora Corripio. 2006. Pág. 423.) En síntesis, el rol de las fuerzas armadas variará en cada sociedad en función del peso e institucionalización del Estado, de la cultura, las tradiciones, los procesos burocráticos, áreas de autonomía funcional, y las capacidades de los civiles para
  • 41. Fundeimes.blogspot.com diseñar y organizar las políticas de seguridad y defensa. A ello se une la particular gravitación del contexto internacional y cómo se perciben desde él las amenazas. En definitiva, parece ser una imperiosa necesidad enfatizar, como la historia ha demostrado hasta la saciedad que las más eficientes políticas de seguridad y defensa se dan dentro del marco de unas relaciones civiles y militares en democracia, donde exista un efectivo control civil y un auténtico profesionalismo militar.
  • 42. Fundeimes.blogspot.com BIBLIOGRAFÍA  Enciclopedia Wikipedia.  Enciclopedia Virtual Dominicana.  Trabajo realizado por: Júnior Nicolás Gutiérrez Castillo, República Dominicana, 17/10/2008.  Artículo sobre la vida y gobierno del Profesor Juan Bosch y de la Guerra Civil de 1965, publicado por la Secretaria de Estado de Cultura, 24 de Octubre de 2008.  Libro de Historia Patria Dominicana, On-Line.  Trabajo presentado en el Diplomado en Poder Nacional y Relaciones Cívico- Militares. Tema: Encuentros y Desencuentros en las Relaciones Cívico-Militares en los Últimos 20 años, en la Republica Dominicana.  Gabriel Gaspar, Relaciones Civiles y Militares en América Latina.  Rojas Aravena, Francisco. ¿Hacia un nuevo modelo occidental de relación civil-militar? En publicación: Revista Fuerzas Armadas y Sociedad, año 17, no. 4. FLACSO, Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Santiago, Chile: Chile. Octubre-Diciembre. 2002.  Mayor General Silverio Rodriguez en la presentación de su exposición en el Instituto de Altos estudios para la Defensa y seguridad Nacional titulado “Relaciones Civiles-Militares” 2008.  Primera reunión de Ministros en materia de Sseguridad Pública de las Américas, México D.F., México, 7 y 8 de octubre de 2008.  Soto Jiménez, José Miguel, Las Fuerzas Armadas en la República Dominicana, 1996, Santo Domingo, Editora Corripio. Pág. 21.  Cordero Mejía, Miguel A., Las Fuerzas Armadas, Historia y Perspectivas, Pág. 119. Santo Domingo, 2004.  Cajina, Roberto J., Gustavo Fabián Castro/ Luis Tibiletti. Control civil de las Fuerzas Armadas, fortaleciendo el papel de la asesoría parlamentaria. RESDAL. Argentina. 2000. Pág. 45.
  • 43. Fundeimes.blogspot.com  Sang Ben, Miguel. Alejandra Liriano. El Poder Nacional, Editorial Argumentos, Santo Domingo, Rep. Dom. 2003. Págs. 16-17.  Pared Pérez, Sigfrido. Seguridad, Defensa e Identidad Nacional. Santo Domingo, Editora Corripio. 2006. Pág. 423. http://www.conlaplumacomoespada.com/2007/03/01/la-seguridad-nacional- y-la- defensa-en-la-republica-dominicana/, 20 de junio de 2009, 13:30 hrs. http://www12.georgetown.edu/sfs/clas/pdba/Security/citizensecurity/domrep/ do mrep_4.html 20 de Junio de 2009, 14:30

×