Antología de la fidelidad de Dios (Monografía)

  • 994 views
Uploaded on

 

More in: Spiritual
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
994
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
9
Comments
0
Likes
1

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. C a l i f o r n i a C h r i s t i a n U n i v e r s i t y2013ANTOLOGÍA DE LAFIDELIDAD DE DIOSMonografía.Pastor Cristian Sepúlveda IrribarraLicenciado en historia. PUCVProfesor de historia y geografía. PUCVDiplomado en Informática educativa. UTPMagíster en historia y política internacional. PUCVDoctorado en Teología bíblica (en curso). CCUDoctorado en Teología
  • 2. INDICEContenidoDATOS GENERALES..............................................................................................................................................2INTRODUCCIÓN...................................................................................................................................................2FIDELIDAD EN LA HISTORIA DE ISRAEL.................................................................................................................3TEOLOGÍA DE LA FIDELIDAD DE DIOS...................................................................................................................5LA FIDELIDAD DE DIOS VS INFIDELIDAD DEL HOMBRE.........................................................................................6BIBLIOGRAFÍA......................................................................................................................................................7
  • 3. ANTOLOGÍA DE LA FIDELIDAD DE DIOSDATOS GENERALESOBJETIVO Reconocer y analizar la grandeza ycontinuidad de la fidelidad de Dios en lasEscrituras, en la historia y en nuestras vidasCAMPOS DE ACCIÓN Teología, Historia.TÉCNICA DE RECOGIMIENTO DE DATOS Metodología Q.INTRODUCCIÓNEn la presente monografía se intentará presentar en primer lugar, una visión general de los hechosde la fidelidad de Dios a través de las escrituras y la historia de Israel, aludiendo a hechosempíricos y explícitos en diversos relatos bíblicos y acontecimientos históricos.En una segunda parte nos sumergimos en la exégesis de los versículos bíblicos de mayorrepresentatividad de la fidelidad de Dios, terminando con una comparación entre la grandeza de lafidelidad de Dios frente a la infidelidad del hombre.Definición bíblica de fidelidadEl adjetivo emunah, que significa "fidelidad" o "estabilidad", y que se deriva del verbo aman, "serfiel, ser constante". En el Salmo 89, emunah es un énfasis reiterativo. La "fidelidad" rodea a Yahve(v. 5), está firmemente establecida "en los mismos cielos" (v. 2b) y se relaciona con su"misericordia" por David (v. 24a). Por eso el salmista desea "dar a conocer" la fidelidad de Yahvedegeneraci6n en generaci6n" (v. lb) y está seguro de que Yahve" nunca puede "falsear su fidelidad"(v. 33).(James L. Garret, 1996 :257)En latín fidelitas es la capacidad espiritual,el poder o la virtud de dar cumplimiento a las promesas.En el griego tenemos una la palabra que es pisto, que a su vez esta se deriva de pisteuo y estapalabra significa "creer", "ser fiel", mientras que pisto significa "fiel", "confiable", "confianza""firme", "seguro" "sólido". Así que según estas definiciones, fidelidad es permanecer, estar firmesen lo que comenzamos, tener fe, ser personas confiables y responsables, fidelidad es lealtad atoda costa.
  • 4. FIDELIDAD EN LA HISTORIA DE ISRAELFiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a laComunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor.1Co 1:9``Y os tomaré por pueblo mío, y yo seré vuestro Dios;y sabréis que yo soy el SEÑOR vuestro Dios” Gen. 6:7El desarrollo de la historia de Israel está embebido de la fidelidad de Dios para con su pueblo, nosolo es destacable la intervención directa y evidente de Dios en su historia a través de lasescrituras, sino también se destaca la fidelidad de Dios en la historia contemporánea e incluso enlos procesos históricos vigentes. En función de lo anterior, deseo destacar algunos ejemplosbíblicos y extrabíblicos para fundamentar dicha premisa:Si leemos las Sagradas Escrituras nos daremos cuenta de la perfección del plan divino explicitadoen cada uno de los libros que lo componen. Si hacemos un barrido transversal considerando losrelatos de mayor relevancia en las Escrituras en los cuales explícitamente denotamos la fidelidadde Dios, no podríamos dejar a un lado algunos de ellos. Podemos encontrar historias de pactosentre Dios y su pueblo aproximadamente 277 veces en la Biblia, transformándose en uno de loscanales más frecuentes de su fidelidad, que a su vez contrasta con las constantes violaciones einfidelidades por parte del hombre.La fidelidad de Dios en el Génesis se expresa en cada una de las historias bíblicas, comenzando porla creación expresado en el perdón de Dios hacia su creación rebelde, pasando por Noé y Abrahamexpresándose en la inefabilidad del pacto, hasta José el cual siempre permaneció bajo laprotección del altísimo.En Éxodo, Levítico y Deuteronomio respectivamente, vemos expresado la fidelidad y preocupaciónde Dios en Egipto y la liberación de su pueblo por medio de Moisés, este relato expresafehacientemente la intención de Dios por no romper el pacto y cumplir la promesa hecha aAbraham. También el libro expresa la gran infidelidad del hombre para con su creador, a través deestas escenas vemos engrandecida la fidelidad divina y nos expresa que no se encuentracondicionada por la infidelidad del hombre, sin embargo, se sujeta a juicios y consecuencias comoes el caso del relato que alude al becerro de oro. Este libro, por eminencia, expresará laformalización de la fidelidad de Dios expresada a través de la ley. Un cuerpo reglamentarioexpresa las bases de un pueblo, en este caso se delimitan las concesiones y prohibiciones con elobjeto de resguardar la integridad espiritual, política, social e incluso física de su pueblo.En Josué y Jueces, se expresa a través del ingreso de los Israelitas a la tierra prometida en contrade todo pronóstico, pues este sector estaba habitado por pueblos que superaban con creces alpueblo de Israel, no solo en número, sino que en tácticas militares y armamento. Sin la fidelidadde Dios a sus promesas, Israel no podría haber conquistado la tierra. Según enfatiza el comentariobíblico Siglo XXI, El Señor guardó su pacto con los patriarcas de darles la tierra digna de reyes.Ellos la poseyeron, se establecieron en ella y tuvieron reposo de los ataques en cada lado (ver
  • 5. Josué 1:15; 11:23). No falló ni una sola promesa (ver Josué 13:1-7).( G.J. Wenham, J.A. Motyer,D.A. Carson, R.T. France, 2003 :178)En el libro de los jueces, a pesar de la apostasía de Israel, Dios se mantuvo fiel, evitando elexterminio anhelado por los pueblos enemigos. Según nos indica Juan Chapa, todo el libro de losJueces es un llamado a mantener la fidelidad a la Alianza… y frente a la fragilidad del pueblo, seresalta la paciencia y lealtad de Dios (Juan Chapa, 2000, : 77)En primera y segunda de Samuel, nos encontramos con un punto de inflexión de la fidelidad deDios, me refiero a su relación con David. La relación personal que el recordado rey estableció conDios no tiene parangón, David logró tocar el corazón de Dios, alabar a Dios como lo deseaba,estableciendo parámetros de alabanza y adoración hasta hoy llegando a convertirse en elparadigma más importante de los adoradores. El profundo amor a Dios y la intimidad queestablece con su creador, lo hace acreedor de los favores, fidelidad y promesas de Yahveh,llegándose a expresar a un más allá de la muerte de David con la frase acuñada por Dios: “Poramor a mi siervo David…” asociada a la promesa explicitada en Segunda de Samuel 7:1-29 referidaa la perpetuidad de la monarquía davídica a través del libro de los Reyes con los descendientes deDavid y cumplida en su máximo esplendor por YeshuahaMashiaj y su reinado espiritual perpetuosobre el Reino de Dios.A pesar del amor de Dios hacia David, Dios es fiel a su palabra y a su ley, por ello en el pasaje másoscuro de la historia davídica (asesinato de Urías y posterior adulterio con Betsabé)mantiene lafidelidad a su palabra, por cierto, debido a ello se desatan una serie de acontecimientosdesafortunados para David como consecuencia de su pecado (desde el capítulo 12 al 21). Loanterior expresa la fidelidad de Dios a sus mismas leyes, a pesar del amor hacia su siervo, eranecesario corrección.Al transcurrir la historia de Israel nos topamos con el periodo del exilio, pese a la dureza del juiciode Dios para con su pueblo provocada por las constantes desobediencia y olvido a la ley de Dios yadvertidas por el profeta Jeremías entre otros, la fidelidad de Dios no se agotó, por cierto, lapresencia de Dios se hizo sentir con mucha fuerza a través del surgimiento de los profetas, dandoesperanza a un pueblo cuya existencia estaba en peligro, no obstante, la intervención de Dios entierra extraña posibilitó la restauración de su puebloa la tierra anhelada.Más adelante, nos encontramos con la manifestación más importante de la fidelidad de Dios en lahistoria de Israel, aunque los judíos ortodoxos no lo reconozcan, será el nacimiento, vida, muerte yresurrección del Mesías anunciado por los profetas. Yahveh se mantuvo fiel a sus promesasenviando a su amado y único hijo para hacer cumplir toda la ley a través de Él y consumar la obraperfecta, dando comienzo a un nuevo pacto y dispensación caracterizado por la difusión delevangelio y el posterior nacimiento de la Iglesia, extendiendo su fidelidad hacia las nacionesgentiles, las que inicialmente no tenían parte en las promesas de Dios. Son innumerables lasreferencias en el Nuevo Pacto hacia la fidelidad de nuestro Dios, comenzando por los evangelioshasta el delicado sentimiento de Dios de confeccionar un libro que nos advierte de losacontecimientos futuros para estar persuadidos y con las lámparas encendidas.
  • 6. Ahora bien, más allá de la historia bíblica y sus relatos, es preciso destacar algunosacontecimientos históricos que expresan la fidelidad de Dios hacia Israel. En el año 70 d.C. losejércitos de Tito invaden Jerusalén trayendo como consecuencia la progresiva dispersión delpueblo judío hasta el año 135 d.C. en la cual se inicia con fuerza la diáspora judía alrededor delmundo, fundándose comunidades judías en los países más importantes de Europa, iniciándoseigualmente un proceso de asimilación con la sociedad autóctona. A pesar de ello, la identidadjudía persistió, Dios no se olvidó de ellos. En contra de toda adversidad y vicisitudes pudieronsobrevivir a través de los siglos llegando a los inicios del Siglo XX, siglo en que se vivió el mayorpeligro de exterminio hacia la comunidad judía internacional. En este siglo, Dios se encargó demover los hilos de la política internacional para el reconocimiento del Estado de Israel en 1948,dando cumplimiento a variadas profecías bíblicas. Desde entonces, el pueblo judío ha estadoregresando a casa. Sin embargo, la historia de supervivencia continúa y constantes conflictos conlos países vecinos (1948, 1956, 1967, 1974 …) origina el conflicto árabe-israelí, poniendo en peligrola existencia de Israel hasta hoy. En este contexto,Yahveh no se ha olvidado de su pacto, muevelos hilos de la política internacional y, sea como sea,dirige a la gran potencia norteamericana aestablecer una protección histórica al Estado de Israel, esta premisa, permite la supervivencia delpueblo de Israel hasta el día de hoy y la expresión de la fidelidad de Dios hacia su pueblo, a pesarde sus constantes infidelidades."tu fidelidad alcanza el cielo azul" (Sal. 36:5)TEOLOGÍA DE LA FIDELIDAD DE DIOSDespués de este viaje por algunos de los pasajes de mayor relevancia que expresan la fidelidadinmutable e infalible de nuestro Dios, podemos constatar que la fidelidad es permanecer, estarfirmes en lo que se comienza, confiables y responsables, fidelidad de Dios es lealtad en todotiempo.Isa 11:5 “Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.”Según el Comentario al contexto cultural del A.T. el ciento era el elemento más básico de lavestimenta, sin ellos una persona de la antigüedad estaría desnuda. Lo que quiere decir el profetaes que, sin estos atributosque aluden a la fidelidad y justicia, Dios no sería Dios.(Walton, Mathews,Chavalas, 2004:674)Deut. 7:9 Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordiaa los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones.Según esta hermosa promesa, a todos los que amamos a Dios su fidelidad durará milgeneraciones, si somos un poco más racionales en esto, desde el tiempo que Dios inspiró aMoisés en esta promesa hacia el año 1440 a.C. contamos mil generaciones, entendiendo unageneración mas menos 40 años, según el libro de Éxodo, lo multiplicamos por mil y tenemos40.000 años. Vale decir desde 1440 a. C. hasta el año 38.560 d.C. podemos contar con la fidelidad
  • 7. de Dios, pero las noticias son mejores, pues la numerología bíblica nos indica que el número 1000,representa lo inmenso, lo infinito, lo que no tiene fin (Jorge Ortiz, 2007, :4). Salmo 105:8 “Seacordó para siempre de su pacto; De la palabra que mandó para mil generaciones”.“Porque Dios misericordioso es Jehová tu Dios; no te dejará, ni te destruirá, ni se olvidará del pactoque les juró a tus padres” (Deut 4:31).Desde una perspectiva teológica, según constata James L. Garret, La fidelidad de Dios es laconfiabilidad de su naturalezay propósito del cómohan sido dadas a conocerpor medio de larevelación histórica y especialmente en conformidad con sus promesas “Para los que confían estafidelidad es segura la liberación” (James L. Garret, 1996, : 257)En el A.t. los versículos de mayor relevancia que expresan las características de Dios son lossiguientes: La fidelidad es parte del carácter de Dios (Is. 49:7), es grande (Lm. 3 23) estable (Sal.89:8, infalible (Sal. 89:33), Infinita Sal. 36:5), eterna (Sal 119:9). (Earl D. Radmacher, 2011, :68).Podemos afirmar, que la fidelidad de Dios, es una gran esperanza y satisfacción para el creyente,sin embargo, para el que no cree, esta fidelidad se transforma en condenación, pues las mismasescrituras y leyes de Dios, condena lo que se encuentra asociado al pecado.La fidelidad de Dios es la prueba de su infinito e inefable amor.LA FIDELIDAD DE DIOS VS INFIDELIDAD DEL HOMBREPodemos aseverar que la fidelidad de nuestro Señor no tiene condicionantes, Él es fiel a pesar quele somos infieles, El siempre cumple con su parte. Bíblicamente encontramos en reiteradasocasiones en el Antiguo testamento los relatos alusivos a la infidelidad del pueblo de Israel quecontrasta, evidentemente, con la fidelidad inefable del creador.Como enfatiza Pablo en 2°Timoteo 2:13 “Si fuéremos infieles, él permanece fiel; El no puedenegarse a sí mismo” según las palabras de Josh McDowell Dios no puede ser infiel, porque lafidelidad no es algo que El hace, es algo que El es (Josh McDowell, 1999, : 169) El comentario deMatthew Henry constata que para el hombre el decir y el hacer son dos cosas distintas, por eso elhombre puede negarse así mismo y ser fiel al Señor, en lugar de seguir siendo infiel!, pero en Dios(y por lo tanto en Cristo) el hacer no puede ser distinto del decir, porque es la propia verdadpersonificada (Jn 14:6)… el Yo Soy no puede destruirse así mismo.(Matthew Henry, 1999: 1765)En los tiempos de Oseas y Jeremías por medio de sus relatos, utilizan los símiles del esposo y delpadre para destacar la fidelidad de Dios y la infidelidad y desobediencia del pueblo. (Nelson, 1977:27). El hombre por naturaleza es desobediente e infiel, llamado al pecado. Dios hace un llamado aque su pueblo sea fiel a pesar de toda circunstancia, sin embargo, cuando viene la prueba y ladesesperación, nos apartamos de Dios y preferimos buscar solución en otros entornos.Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará?Habló, ¿y no lo ejecutará? (Núm. 23:19)
  • 8. BIBLIOGRAFÍA1. Juan Chapa,Historia de los hombres y acciones de Dios: la historia de la salvación. editadoporRialp, Madrid, 2000.2. Earl D. Radmacher, Nuevo comentario ilustrado de la Biblia, Grupo Nelson, USA 2011.3. Josh McDowell, Bob Hostetler, Es bueno o es malo, Ed. Hispano, Canadá,1999.4. Walton, Mathews, Chavalas, Contexto Cultural de la Biblia, Colombia, Ed. MundoHispano,2004.5. Matthew Henry, Comentario Bíblico, Clie, España, 1999.6. G.J. Wenham, J.A. Motyer, D.A. Carson, R.T. France, Comentario Bíblico Siglo XXI,Ed.Mundo Hispano 2003.7. James L. Garret, Teología Sistemática, Tomo I, Bíblica,Escrito por Casa Bautista depublicaciones, EEUU, 1996.