Cuento coeducativo

1,928 views
1,778 views

Published on

1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
  • blessing_11111@yahoo.com

    My name is Blessing
    i am a young lady with a kind and open heart,
    I enjoy my life,but life can't be complete if you don't have a person to share it
    with. blessing_11111@yahoo.com

    Hoping To Hear From You
    Yours Blessing
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
1,928
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cuento coeducativo

  1. 1. LA LAGARTIJA PEPA YEL LAGARTIJO EMILIO
  2. 2. La lagartija Pepa y el lagartijo Emilio se conocían desdehacía muchos años . Los dos correteaban por el campo ,jugaban al escondite entre las piedras o por detr á s de losmatorrales , se quedaban quietos tomando el sol encima deuna roca o hacían carreras con sus amigos y amigas aver quién llegaba antes a uno de los á rboles que había enaquel lugar . Ese á rbol era un á rbol precioso : una granencina con unas enormes ramas que parecían estarsaludando al suelo y al cielo a la vez .
  3. 3. Las lagartijas y lagartijos m á s viejos de por allí habían escuchado contar a sus abuelos y bisabuelos que aquella encina llevaba allí cientos y cientos de años y era para todos el á rbol m á s deseado para vivir ¡Todas las lagartijas y lagartijos soñaban con tener una cueva en la encina m Pepa , igual que su amigo Emilio , vivíanLa lagartija á s bonita decada unodehesa ! cueva pequeña en una encina que toda la en unatampoco era demasiado grande y que casi no tenía luzni espacio suficiente . Pero… ¡claro ! Irse a vivir aaquella gran encina .. ¡Eso era sólo un sueño !
  4. 4. A la lagartija Pepa le encantaba colocarse en una piedra que había muy cerca de aquel gran á rbol , tomar el sol y desde allí mirarlo durante horas Adem á s , siempre hablaba mucho tiempo con todas las lagartijas y lagartijos que pasaban por allí .P or eso , el día que la viejalagartija Juana – que vivía en lagran encina hacía muchos años– le dijo a Pepa que se habíapuesto enferma y que se iba avivir a otra encina m á s pequeñacon su hija , Pepa le preguntóenseguida si ella podría irse avivir a la preciosa cueva que sequedaba libre . Juana le dijo quesí , que no había ningúnproblema .
  5. 5. E ntonces Pepa - loca de contenta - corrió casi sin tocar el suelo ,como hacen todas las lagartijas , hasta su casa de siempre en laotra encina muy pequeña y volvió como una exhalación cargadacon todas sus cosas para colocarlas en su nueva casa .La lagartija Pepa y ellagartijo Emilio siempre habíanhablado de que algún día seirían a vivir juntos porque lopasaban muy bien los dos ydisfrutaban con las mismascosas : tomar el sol , hacercarreras , leer libros deanimales , acercarse al pueblode al lado a ver a sus amigosque vivían por allí , charlartodos juntos , mirar juntos elatardecer , escuchar juntos elruido de los truenos cuandollegaba una gran tormenta .
  6. 6. Así que la lagartija Pepa pensó que este era el momento de decirle a Emilio si quería que vivieran juntos . La cueva era preciosa pero muy grande y entre los dos sería mucho m á s f á cil de ordenar y de limpiar y adem á s podrían compartir los atardeceres y los amaneceres que ahora cada uno contemplabaEmilio se su cueva . a esa nueva cueva que desde ahora solo desde trasladósería de los dos . ¡Estaban contentísimos !¡Comenzaban una nueva vida juntos y eso era maravilloso !
  7. 7. Pero las cosas no fueron como la lagartija Pepaesperaba .Todas las mañanas el lagartijo Emilio salía a tomarel sol como siempre , a dar un paseo con otroslagartijos y lagartijas por la dehesa , a subirse a lasencinas y a jugar al escondite como lo había hechosiempre . Lo pasaba muy bien . Pero ¡claro ! Cuandollegaba a la cueva estaba tan cansado que comíacualquier cosa y salía a dormir a una de las ramascercanas a la cueva y allí pasaba otras dos o treshoras hasta que descansaba y de nuevo se iba ajugar con sus amigos y amigas y luego , a contemplarla puesta de sol que desde que vivía allí era algoque no se perdía ni una sola tarde .
  8. 8. Mientras tanto , la lagartija Pepa , ordenaba la cueva y lalimpiaba para que todo estuviera impecable y no hubiera nadasucio ; salía a buscar provisiones y preparaba la comida paralos dos . Y ¡claro ! Cuando terminaba de hacer todo eso ya sehabía pasado toda la mañana y también se habían pasado lasmejores horas de sol . Pepa ya no podía hacer ninguna de las cosas que le gustaban y de las que antes podía disfrutar cuando tenía una cueva pequeña y vivía ella sola . Sus amigos y amigas la echaban de menos y a veces iban a visitarla para preguntarle por qué ya no hacía carrera con ellos , por qué no salía a tomar el sol a la roca grande , por qué no paseaba por la dehesa…
  9. 9. La lagartija Pepa les explicaba que tenía demasiado trabajo ,que la cueva era demasiado grande y para que estuvieraordenada y limpia debía trabajar mucho .Un día , cuando el lagartijo Emilio se encontraba tomando elsol y Pepa estaba limpiando como siempre , el lagartijoManuel – que siempre había sido amigo de Pepa - se acercóhasta la cueva y le dijo :- Pepa , yo creía que serías feliz cuando te vinieras a laencina grande porque ese era uno de tus sueño , pero sinembargo no eres feliz porque no te da tiempo a hacer lascosas que te gustan . ¿Por qué no hablas con Emilio y ledices que él tiene que limpiar la cueva contigo y así los dostendréis tiempo de salir a tomar el sol y a hacer carreras?
  10. 10. Pues sí , creo que tienes razón . Voy a hablarcon él porque creo que así no quiero seguir .
  11. 11. Pero a Emilio prefería jugar con las dem á slagartijas y no le importaba que la casaestuviera desordenada y tampoco le apetecíabuscar provisiones o hacer la comida . Así quela lagartija Pepa empezó a ponerse cada vezm á s triste . Esa no era la vida que habíasoñado . Ella quería mucho al lagartijo Emiliopero no quería seguir así .
  12. 12. Entonces , despues de hablar con Emilio una y otravez y viendo que todo iba a seguir igual , la lagartijaPepa tomó una decisión difícil :Pensó que lo mejor sería irse a vivir a la pequeñacueva en la que vivía antes ella sóla . Cogió su maletay se marchó contenta por haberse dado cuenta que loimportante no era tener una cueva grande o estaracompañada , sino ser feliz . ¡Y desde ese momento losería ! FIN

×