LA DOBLE
NATURALEZA
DE JESÚS
El Hijo del
hombre
Completamente
humano
Reveló su
misión
mesiánica
El Hijo de Dios
Completame...
“Porque el Hijo del Hombre
ha venido para salvar lo que
se había perdido” (Mateo 18:11)
“Hijo del hombre” es el apodo que
...
“Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí
con las nubes del cielo venía uno como un hijo
de hombre, que vino hasta el...
Jesús vino a restaurar lo que el hombre había perdido en Edén.
EL HOMBRE
Perdió su relación con Dios
Perdió su santidad
Pe...
“La gran condescendencia de Dios es un
misterio que está más allá de nuestro
alcance. La grandeza del plan no puede ser
co...
“Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el
Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en s...
“Le respondieron los judíos, diciendo:
Por buena obra no te apedreamos, sino
por la blasfemia; porque tú, siendo
hombre, t...
“En ocasión del bautismo del Salvador,
Satanás se hallaba entre los testigos. Vio la
gloria del Padre que descansaba sobre...
Lección 2 del III Trimestre de la Escuela Sabatica 2014
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Lección 2 del III Trimestre de la Escuela Sabatica 2014

443 views
286 views

Published on

Presentación de diapositivas de la lección N° 02 del III Trimestre de la Escuela Sabática 2014

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
443
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
10
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Lección 2 del III Trimestre de la Escuela Sabatica 2014

  1. 1. LA DOBLE NATURALEZA DE JESÚS El Hijo del hombre Completamente humano Reveló su misión mesiánica El Hijo de Dios Completamente divino Reveló su divinidad
  2. 2. “Porque el Hijo del Hombre ha venido para salvar lo que se había perdido” (Mateo 18:11) “Hijo del hombre” es el apodo que Jesús usó para referirse a sí mismo. En el Antiguo Testamento, este término se usa siempre para hablar de personas humanas. Es así como Dios se dirige tanto a Ezequiel como a Daniel. En el libro de Daniel, encontramos esa misma expresión para hablar de Jesús mismo (Daniel 7:13; 10:16). Al usar este término, Jesús quería resaltar que era completamente humano. Dios se había integrado, por nacimiento, en la familia humana.
  3. 3. “Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él” (Daniel 7:13) Aunque nunca se autodenominó “Mesías”, Jesús usó la expresión “hijo del hombre” de tal manera que se pudiese relacionar claramente con su papel mesiánico, tal como se muestra en Daniel 7:13. “Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria” (Mateo 24:30) “Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria” (Mateo 25:31) “Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo” (Mateo 26:64)
  4. 4. Jesús vino a restaurar lo que el hombre había perdido en Edén. EL HOMBRE Perdió su relación con Dios Perdió su santidad Perdió su hogar Perdió la vida eterna JESÚS Restableció nuestra relación con el Padre (Juan 1:51) Perdona nuestros pecados y nos enseña cómo vivir (Mateo 26:28; 1ª de Pedro 2:21) Nos está preparando un hogar (Juan 14:1-3) Nos da vida eterna (Juan 3:16) “Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido” (Lucas 19:10)
  5. 5. “La gran condescendencia de Dios es un misterio que está más allá de nuestro alcance. La grandeza del plan no puede ser comprendida plenamente, ni puede la sabiduría infinita idear un plan que lo sobrepuje. Pudo tener éxito únicamente... porque Cristo, llegó a ser hombre, y sufrió la ira que el pecado ha producido debido a la transgresión de la ley de Dios. Por medio de este plan, el Dios grande y terrible puede ser justo, y al mismo tiempo justificador de todos los que creen en Jesús, y que lo reciben como Salvador personal. Esta es la ciencia celestial de la redención, de salvar al hombre de la ruina eterna” E.G.W. (La maravillosa gracia de Dios, 2 de junio)
  6. 6. “Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre” (Juan 20:31) Tanto los ángeles como los hombres aseveraron que Jesús es el Hijo de Dios.  Gabriel. Lucas 1:35.  Juan el bautista. Juan 1:34.  Natanael. Juan 1:49.  Los discípulos. Mateo 14:33.  Marta. Juan 11:27. Los judíos entendieron que, al usar este título, Jesús blasfemaba, haciéndose Dios: “¿…vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Dios soy?” (Juan 10:36; ver Juan 10:33) La unidad completa de Jesús y el Padre incluye un perfecto conocimiento mutuo; una unidad de voluntad, propósito y objetivos. Es más, incluye una unidad de naturaleza. El Hijo y el Padre son dos personas, pero de la misma naturaleza (“Yo y el Padre uno somos”. Juan 10:30)
  7. 7. “Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios” (Juan 10:33) Durante su ministerio, Jesús fue desvelando gradualmente su divinidad, de una forma indirecta. Se atribuyó el poder de perdonar los pecados “Al ver él la fe de ellos, le dijo: Hombre, tus pecados te son perdonados” (Lucas 5:20) Tenía el poder de resucitar a los muertos “Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida” (Juan 5:21) Se atribuyó el título divino “YO SOY” “Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abraham fuese, yo soy” (Juan 8:58) Declaró haber existido con Dios desde antes de la fundación del mundo “Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese” (Juan 17:5) Aceptó la adoración “Y él dijo: Creo, Señor; y le adoró” (Juan 9:38)
  8. 8. “En ocasión del bautismo del Salvador, Satanás se hallaba entre los testigos. Vio la gloria del Padre que descansaba sobre su Hijo. Oyó la voz de Jehová atestiguar la divinidad de Jesús. Desde el pecado de Adán, la especie humana había estado privada de la comunión directa con Dios; el trato entre el cielo y la tierra se había realizado por medio de Cristo; pero ahora que Jesús había venido “en semejanza de carne de pecado,” el Padre mismo habló. Antes se había comunicado con la humanidad por medio de Cristo; ahora se comunicaba con la humanidad en Cristo” E.G.W. (El Deseado de todas las gentes, cp. 12, pg. 90)

×