Boletin 2009

334 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
334
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Boletin 2009

  1. 1. Real, Venerable e Ilustre Hermandad Servita de Nuestra Señora de Los Dolores y del Santísimo Cristo de la Clemencia
  2. 2. BOLETÍN Nº 27 FEBRERO 2009 Real, Venerable e Ilustre Hermandad Servita de Nuestra Señora de Los Dolores y del Santísimo Cristo de la Clemencia SUMARIO Saluda del Hermano Mayor 4 Carta de Despedida del Obispo 6 La Esperanza en Tiempo de Crisis 8 La Última Cena de Jesús 10 Una Fotografía Desconocida 12 El Simbolismo de La Cruz 14 En Recuerdo de Don Martín 17 Cultos 2009 20 Convenio con Cajasol 22 Informe Restauración Virgen 23 Continuación a la Memoria 24 Secretaría 25 Plan Pastoral 2008-2012 26 Acercamiento a La Orden Servita 27 Objetivo Cumplido 29 Diputación de Desfile 31 Mayordomía 32 Estación de Penitencia 2009 33 Dada la extensión limitada que debe tener este boletín, la continuación del artículo de Manuel Herreros Jurado sobre “Ángeles, los servidores de Dios”, se publicará en el siguiente número. Hermano Mayor Juan José Juarado Dirección Rafael López Colaboracion Juan Carlos Estrada Fotografías Jesus Cabrera Hermandad Jesús Riaño Victor Olivenza Pablo Morales Paco León Portada Andrés Fresno Int. Portada Jesús Riaño Contraportada Jesús Riaño Maquetación Imag Distribución Imag Imprime Digital Asus 3 Deposito Legal CO.39/1991
  3. 3. SIERVOS DE MARÍA Una vez pasada la Navidad, tengo de nuevo el placer de ponerme en contacto con todos vosotros por medio de la presente carta solicitando vuestra colaboración para todos los actos de la Hermandad que próximamente se han de celebrar y aquellos otros que, si bien su realización no puede ser acometida de manera inmediata, sí requieren de vuestra colaboración e incluso de vuestra aprobación. En el presente boletín vas a encontrar cumplida información sobre todo lo que se va a llevar a cabo por nuestra Hermandad hasta bien pasado el verano. También hallarás información sobre los últimos actos en los que ha intervenido la Hermandad tras la publicación del último boletín (ofrenda de flores a la Santísima Virgen por la “Cuarentuna”, presentación del CD con la marcha dedicada a nuestra Madre “Reina de los Servitas”, Reyes Magos…). En primer lugar, como muy bien sabes y ya te anticipamos en el último boletín, el ejercicio económico del año 2008 finalizó el pasado 31 de diciembre por exigencias de las Normas Complementarias al Estatuto Marco; exigencias que, a su vez, se derivan del mandato al respecto dado por la Conferencia Episcopal Española. Es por ello por lo que la Asamblea o Cabildo General de aprobación de las cuentas de tal ejercicio no ha podido ser convocada antes de la finalización del mismo. En el presente boletín encontrarás información sobre el lugar, día y hora de su celebración, así como el pertinente orden del día que, asimismo, se acompañará junto con el presente y en la que se tratarán otros temas de importancia, como el que a continuación se expone. Un asunto de especial trascendencia para la Hermandad es el proyecto de conservación y restauración de la imagen de nuestro titular, el Santísimo Cristo de la Clemencia. Después de la feliz restauración de la imagen de nuestra Madre y Señora por la entidad REGESPA, a cuyo frente se encuentran los prestigiosos restauradores Rosa Cabello y Enrique Ortega, se hace preciso la ejecución de aquel proyecto que ha sido encargado a la misma entidad que ha restaurado la imagen de la Santísima Virgen, todo ello previa la obtención de las autorizaciones eclesiásticas pertinentes, en especial de la Vicaría Episcopal de Economía, Fundaciones y Patrimonio Cultural, requiriéndose vuestra aprobación en Asamblea o Cabildo General de Hermanos para referida conservación, restauración e intervención. Encontraréis puntual información sobre tal extremo. Te convoco a los cultos en honor de nuestros excelsos Titulares. En primer lugar al quinario al Santísimo Cristo de la Clemencia que se celebrará, D.m., durante los 4 SALUDA Juan José Jurado Jurado Hermano Mayor Querido hermano/a en Cristo: Paz y bien para ti y para todos los tuyos en este año 2009 que acabamos de comenzar.
  4. 4. SIERVOS DE MARÍA días 3 al 7 de marzo y al vía crucis que tendrá lugar dicho día 7. Como sabéis, el pasado año el vía crucis de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba se celebró el miércoles de ceniza con la sagrada imagen de nuestro Titular. Ello fue motivo de especial dicha para nuestra corporación, que decidió afrontar el reto responsablemente y que, gracias a la ayuda que siempre nos prestan Cristo y la Virgen, fue un referente inolvidable, tanto para todos nosotros como para la propia Agrupación (como así la misma nos lo hizo saber y el propio Sr. Obispo), en un acto lleno de sobriedad, elegancia, compostura y especialmente, devoción a Cristo y a su Santísima Madre. Con esa misma confianza, esperamos vuestra participación en tales actos, arropando a nuestro Cristo por las calles adyacentes a la Iglesia de San Jacinto. Dicha participación también te la solicitamos para el septenario en honor de nuestra Madre y Señora, así como para la celebración del Viernes de Dolores, recordándote que el primer día del septenario, que será el día 27 de marzo, tras la celebración de la Sagrada Eucaristía, se celebrará el Segundo Pregón del Viernes de Dolores a cargo de nuestro hermano Fermín Pérez Martínez, al que quedas invitado. De igual modo, no dejes de pasarte por la sede de la Hermandad para que nos eches una mano en lo que buenamente puedas, pues la Hermandad es de todos y la hacemos entre todos. Asimismo, nos gustaría colaborases activamente en el acto del traslado a sus pasos de nuestros Sagrados Titulares, que tendrá lugar el jueves santo, día 9 de abril. De todos los actos antes referidos, así como de la festividad del aniversario de la Coronación Canónica de la imagen de la Santísima Virgen y de todos los demás que se celebrarán durante el presente año, recibes puntual información en este Boletín. Sin ánimo de extenderme demasiado en esta carta, sí quiero agradeceros a todos y a cada uno de vosotros por haber colaborado con vuestra devoción y recogimiento en la inolvidable estación de penitencia del pasado Viernes Santo a la Santa Iglesia Catedral. Sin vuestra responsabilidad, seriedad, compostura y disciplina, sin vuestra devoción a Cristo y a la Virgen, ello no hubiera sido posible. Está claro que ahí queda lo que entre todos fuimos capaces de hacer: una verdadera estación de penitencia y no un simple desfile procesional. Desde estas líneas nuestro agradecimiento más sincero por haber hecho una estación de penitencia sencillamente modélica, como debe ser toda aquélla que se tilde de tal, y por haber colaborado activamente en transmitir a las generaciones venideras el recuerdo de aquel día inolvidable que sólo fue posible gracias a todos vosotros. Por ese motivo y porque ese comportamiento no fue una simple casualidad, desde aquí os invito a que superemos lo que aparentemente es imposible de superar: mejorar en el presente año la estación de penitencia que hicimos el año pasado. Y eso sólo se puede lograr desde la fe y la confianza en Cristo y en la Virgen, porque ellos, sólo ellos, son los que deben regir nuestros actos. Ellos y sólo Ellos son los que nos llaman al recogimiento, a la compostura, a la seriedad y, en definitiva, al amor a nuestro hermano que debe presidir nuestra procesión por las calles de Córdoba. Desde aquí, como hermanos, tendemos también la mano a las demás corporaciones nazarenas que procesionan con nosotros en el Viernes Santo. Por último, pediros a todos, y de manera muy especial, a vosotros los jóvenes, a que os paséis por vuestra Hermandad para que ayudéis en la misma, asumiendo poco a poco responsabilidades, y colaboréis también en la asistencia social con nuestros mayores que viven en la Residencia que lléva el excelso nombre de la Virgen. Ellos sí que son y lo seguirán siendo la amorosa “guardia pretoriana” de nuestros titulares. Un fraternal y afectuosísimo abrazo en Cristo. “In Domina nostra”. 5
  5. 5. SIERVOS DE MARÍA 6 A TODAS LAS HERMANDADES Y COFRADIAS DE LA DIÓCESIS Queridos hermanos y hermanas: Al terminar mi ministerio pastoral en la Diócesis de córdoba, por haber sido nombrado Arzobispo Coadjutor de Sevilla por S. S. el Papa Benedicto XVI, he querido dirigiros esta carta a modo de despedida y para entregaros el nuevo Plan Pastoral de la Diócesis 2008-2012 “Permaneced en mi amor” (Jn 15,9). Como bien sabéis, desde mi llegada a la Diócesis de Córdoba he puesto el máximo interés en acompañaros pastoralmente desde mi ministerio episcopal. En este tiempo, además de asistir a muchísimos actos invitados por la Hermandades y Cofradías de toda la Diócesis, me he reunido cada año con los Consiliarios, Hermanos Mayores y Presidentes de Agrupaciones en unos encuentros diocesanos que han sido muy provechosos, porque nos ha dado la oportunidad de conoceros y de dialogar fraternalmente sobre temas fundamentales. En el encuentro del día 5 de febrero del año 2005, en mi intervención, que después se plasmo en una carta pastoral, subraye la esencial naturaleza de religiosa de las Hermandades y Cofradías, mas allá de su relevancia social o cultural, y os alerte del peligro de la secularización, es decir de prestar una atención prevalente a las dos dimensiones citadas, con menoscabo de su identidad más genuina como camino de conversión, de vida cristiana, de servicio a los pobres y forja del compromiso apostólico de sus miembros. Os recordé que vuestras instituciones deben ser camino para el encuentro con el Señor, camino de vida interior y de una espiritualidad recia, camino de santidad y de comunión con la iglesia diocesana y con la parroquia. Os invite a vivir la unidad y la fraternidad en el seno de las propias Hermandades y a ser libres de todo poder, aunque eso signifique que vuestros presupuestos sean más modestos. Os advertí de los peligros de la emulación y os alenté a ser ejemplares en vuestra vida personal y familiar, especialmente los Hermanos Mayores y los miembros de las Juntas de Gobierno. Os anime, por fin, a cuidar a los jóvenes cofrades y a valora el papel de los consiliarios, que no son meros objetos decorativos o figuras prescindibles. El 11 de febrero de 2006 os hable de la necesidad de la formación en los ministerios de nuestra fe. Os dije que hoy más que nunca la iglesia necesita cristianos y cofrades bien formados y os manifesté el compromiso explicito de Obispo y de la Delegación Diocesana, plasmado en el Plan Diocesano de Pastoral (n 32), entonces vigente, de ofrecer medios e instrumentos para la formación de los miembros de las Hermandades y Cofradías. El objeto precisamente de aquella convocatoria fue presentarnos el material que había preparado el Delegado Diocesano y el Vicario General, con el título de “La identidad cofrade” y cuyo subtitulo era “Curso básico de formación cofrade”. Con el deseo de responder a las dificultades surgidas en el seno de algunas Hermandades, en la reunión del año 2007 abordamos diversos temas relacionados con el funcionamiento, la disciplina, los procesos de elección de Hermanos Mayores y Presidentes, así como de la administración de los bienes de las Hermandades. En este tiempo hemos procurado desde el Obispado que los conflictos planteados se solucionasen sin quebrantar la comunión interna. Por ello, después de aquella reunión se promulgó una Normativa complementaria al Estatuto Marco para Hermandades y Cofradías de la Diócesis de Córdoba.
  6. 6. SIERVOS DE MARÍA 7 Mirando hacia atras, creo que estas reuniones han sido cauces útiles para corregir algunas deficiencias y dar pautas para mejorar, crecer y fomentar todo lo bueno que existe en las Hermandades. La masiva asistencia a estos encuentros diocesanos ha permitido instaurarlos come una cita fija cada año para fomentar el conocimiento mutuo y la comunión, y para alentar iniciativas y proyectos comunes. El V Encuentro será el próximo día 14 de febrero en la Real Iglesia de San Pablo, con ocasión del bimilineario del nacimiento del Apóstol San Pablo. En estos cinco años de mi ministerio en Córdoba he asistido a centenares de actos organizados por Cofradías y Hermandades de toda la Diócesis.Tantísimos actos de culto de Hermandades y Cofradías de Pasión y de Gloria, así como múltiples fiestas patronales y algunas coronaciones canónicas que he presidido, me han permitido conocer más real y profundamente este campo pastoral. Por eso, mirando hacia atras, contemplo las magnificas experiencias vividas; y mirando al futuro me ratifico en lo que les recordaba a los hermanos mayores y consiliarios el día 26 de enero de 2008: las Hermandades y Cofradías no son solamente el recuerdo de un pasado glorioso y brillante. No son meras instituciones culturales, ni una especie de “piezas de museo’’ para admirar con nostalgia. No son tampoco bellas expresiones del folklore religioso para adorar o complementar nuestras fiestas litúrgicas. Las cofradías son una realidad viva, que la Iglesia desea mirar con confianza y esperanza, porque han contribuido a conservar la fe sencilla de nuestro pueblo, han resistido a la secularisación y hoy son un freno y un antidoto que impide que se reseque el humus cristiano de nuestro pueblo. Como cofrades tenéis una misión vital en esta hora de la Iglesia y del mundo: vivir en primera persona, y comunicar a los demás, que la muerte y resurrección de Cristo, más allá: de ser un simple acontecimiento del pasado, sigue siendo hoy una realidad actual y eficaz, capaz de transformar nuestras vidas y llenarlas de un sentido nuevo y definitivo. La buena acogida que ha tenido el Curso de formación para Hermandades y Cofradías, que hemos iniciado este año en el “Instituto Superior de Ciencias Religiosas Beata Victoria Diez” nos ofrece nuevos motivos para la esperanza en la mejora de la formación de los cofrades. E1 otro motivo de mi carta, es enviaros un ejemplar el nuevo Plan Pastoral Diocesano, titulado “Permaneced en mi amor ‘’ (Jn 15,9.). Como hicimos en el anterior Plan, he incluido un número especifico dedicado a las Hermandades y Cofradías (n. 36), en el que destaco la gran importancia de la Eucaristía para ‘’permanecer en el amor’’ del Señor y vivir y actuar desde la comunión y el amor fraterno. He querido enviaros personalmente un ejemplar del Plan para expresar vuestra pertenencia y vinculación con la Diócesis. Con este Plan Pastoral en las manos quiero de nuevo mirar con vosotros hacia el futuro, siendo conscientes de que, en la andadura de nuestra Iglesia diocesana, es decisiva la aportación de todas y cada una de sus Hermandades y Cofradías, aportación que será más rica, en la medida en que acojáis, estudies y hagáis de este Plan maestro programa para los próximos años. Termino agradeciendo mantas maestras de cariño, apoyo y generosidad como he recibido de vosotros a lo largo de estos años. Aunque me he despedido oficialmente de la Diócesis, os comunico que seguiré como Administrador apostólico los próximos meses. A quienes en estos días empezáis a preparar vuestros cultos y procesiones, os deseo una vivencia intensa y honda de la celebración de la Cuaresma y Semana Santa. A todos os saludo cordialmente y os imparto mi bendición. Córdoba, a doce de enero del año dos mil nueve. Juan José Asenjo Pelegrina Obispo de Córdoba y Arzobispo Coadjutor electo de Sevilla
  7. 7. SIERVOS DE MARÍA 8 En los últimos meses los medios de comunicación no cesan de bombardearnos acerca de la crisis económica que el mundo está sufriendo. Pues bien, esta situación generada por una minoría, pero cuyas consecuencias estamos padeciendo en nuestras carnes la mayoría de los ciudadanos, podemos convertirla en un tiempo de esperanza, porque quizá lo que se esté poniendo en evidencia sea el sistema, que destroza la vida de las personas, de las familias y de la propia sociedad, y que convierte al hombre en un ser dirigido y dedicado hacia un doble objetivo: el ser consumidor y productor. Ante esta vorágine en la que hemos sido atrapados, lo que se ha puesto de manifiesto es que el modelo de vida que nos vendieron tenía los pies de barro, y ha impedido que las personas y las familias puedan vivir con la dignidad que les corresponden, asegurando únicamente una vida de consumo, y desterrando el verdadero camino para alcanzar la felicidad. El Papa Benedicto XVI en la misa de la solemnidad de la Epifanía, celebrada en la Ciudad del Vaticano el martes 6 de enero de 2009, asegura que Cristo es la auténtica esperanza, y dice: “No hay sombra, por más tenebrosa que sea, capaz de oscurecer la luz de Cristo. Por este motivo, en los creyentes en Cristo no desfallece nunca la esperanza, y tampoco hoy, ante la gran crisis social y económica en que se encuentra sumida la humanidad”. El Pontífice continua diciendo que esta esperanza se impone “ante el odio y la violencia destructora que no dejan de ensangrentar muchas regiones de la Tierra, ante el egoísmo y la pretensión del hombre de erigirse como dios de sí mismo, que lleva en ocasiones a peligrosas alteraciones en el designio divino sobre la vida y la armonía de la creación”. La pregunta es ¿cómo vive un cristiano en tiempos de crisis?, ¿cuál debe ser nuestra aptitud de cristianos en un modelo de sociedad que hace aguas por todas partes? Nosotros debemos vivir cristianamente, pero eso no significa que nos olvidemos del mundo que nos rodea, y estemos ajenos a su realidad. Podemos preocuparnos, tener momentos de flaqueza, e incluso desolarnos, pero lo que no debemos nunca es caer en la desesperanza, porque esa es la mayor epidemia que nos rodea, y que puede conducirnos a un camino sin salida. En tiempos de crisis abundan los profetas de la desesperanza, aquellos que transmiten mensajes de angustia, pesimismo o de fracaso, y que al escucharlos, permitimos que el pecado contra la esperanza se aloje en nuestro corazón. Frente a eso, los católicos debemos contribuir con responsabilidad y esfuerzo a la construcción de una situación nueva que genere ilusión en un mundo herido por el desaliento. Más allá de factores sociales, económicos o políticos, la crisis se ha generado en un creciente deterioro de los valores morales y éticos sin los cuales no se puede mantener una sociedad. Quizá sea el momento idóneo de revisar todos esos valores, ser valientes, encender la llama y luchar. La esperanza hay que comunicarla de persona a persona, es “LA ESPERANZA EN TIEMPOS DE CRISIS”
  8. 8. SIERVOS DE MARÍA 9 la fuerza para la acción, no se alía con los cobardes, y tenemos que conquistarla. El cristiano no debe ser pesimista, porque ese es el mejor caldo de cultivo para la crisis. Debe trabajar unido, de manera generosa, con perseverancia, hasta conseguir la meta. El Santo Padre en noviembre de 2007 publicó, proféticamente para los tiempos que corren, su encíclica “Spe Salvi”, salvados por la esperanza, y allí escribió: ”Las verdaderas estrellas de nuestra vida son las personas que han sabido vivir rectamente. Ellas son luces de esperanza. Jesucristo es ciertamente la luz por antonomasia, el sol que brilla sobre todas las tinieblas de la historia. Pero para llegar hasta él necesitamos también luces cercanas, personas que dan luz reflejando la luz de Cristo, ofreciendo así orientación para nuestra travesía. Y ¿ quién mejor que María podría ser para nosotros estrella de esperanza, Ella que con su sí abrió la puerta de nuestro mundo a Dios mismo; Ella que se convirtió en el Arca viviente de la Alianza, en la que Dios se hizo carne, se hizo uno de nosotros, plantó su tienda entre nosotros (cf. Jn 1,14)? (núm 49). Como decía Juan Pablo II, no debemos tener miedo; el católico debe revelarse frente a las situaciones injustas que sacuden la comunidad en la que habita, luchar contra la exclusión de personas que son apartadas de la sociedad, y sentir como propio el sufrimiento de los empobrecidos, pues solo de esa manera se puede luchar por la justicia social. Debemos estar preparados porque corren tiempos convulsos, en los que términos como concurso de acreedores, embargo, hipoteca etc. que pertenecen al sector mercantil o bancario, se están haciendo demasiado familiares para una sociedad que estaba instalada en el exceso y la desmesura, y quizá sea el momento de volver a retomar aquella fe que dejamos aparcada, porque la fe es esperanza, y el elemento distintivo de los cristianos es el hecho de contar con un futuro que no saben lo que les deparará, pero que no terminará en el vacío. Si somos capaces de incorporar a la crisis que nos invade esta esperanza en un futuro que cambiará, aunque no podamos prever ni cuándo ni de qué forma, habremos conseguido dos logros: 1.- Cambiar los valores imperantes en nuestra sociedad. 2.- Que la desesperanza no se convierta en desesperación. En definitiva, los cristianos debemos ser valientes y afrontar el periodo que nos ha tocado vivir con gallardía e ilusión, haciéndonos presentes en un momento en el que muchas personas lo están pasando muy mal, luchando con las armas que nuestra religión nos ofrece y, trabajando en comunidad. Sólo así, podremos prepararnos en tiempos de crisis para la esperanza de lo que está por llegar. Francisco Avalos Ureña Vicehermano Mayor
  9. 9. SIERVOS DE MARÍA 10 La Última Cena de Jesús Han sido muchos los textos que se han escrito sobre la última Cena de Jesús. Es precisamente en ese momento cuando comienza el desenlace final de su vida. Jesús de Nazaret, en esa noche, que según el Evangelio de San Juan, es entre el Jueves y el Viernes Santo, día 13 del mes de Nisán, cumplió con el precepto establecido por el pueblo judío y se dispuso a celebrar en Jerusalén la Cena Pascual. Lo que sin duda hizo especial este encuentro con los Apóstoles, es la institución de la Eucaristía. Pero resulta, cuanto menos curioso, saber cuáles fueron los alimentos que tomaron y en qué consistía aquel banquete de Pascua. El calendario judío, se articuló, como en casi todas las culturas, en base a las estaciones del año. A estas fechas se le iría incorporando determinados hechos que vinculaban al hombre con Dios. Junto a Pentecostés, llamada en un principio la fiesta de las Semanas, y Tabernáculos, o de la Recolección en su origen, la Pascua es la celebración más importante del año para los judíos. En la Pascua se unen dos fiestas que eran independientes en su origen: la Pascua, que significa paso, y la fiesta de los Ázimos. La Pascua era una celebración de los pastores, en la que ofrecían a Dios los primeros animales que habían nacido en sus rebaños, mientras que la de Ázimos era una solemnidad propia de los agricultores en la que ofrecían el grano del comienzo de la siega. Estas fiestas fueron adaptadas por el pueblo de Israel y puestas en relación con su salida de Egipto. Su significado y su coincidencia en el tiempo –la primavera-, hizo que se fusionasen. En el libro del Éxodo (12, 1-20. 40-51), se narra de manera detallada la salida del pueblo elegido de Egipto con Moisés al frente, así como los detalles de la Cena Pascual. Es por tanto en esta festividad cuando se produce la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, por lo que
  10. 10. SIERVOS DE MARÍA 11 para los cristianos, es también la fiesta por excelencia. A pesar de la evolución que hay en la Cena Pascual a lo largo del tiempo, detallamos a continuación los diferentes elementos que estaban presentes en la mesa. En primer lugar y por orden de importancia, hay que destacar el cordero. Debía ser sacrificado en el Templo, y se le tenía que extraer toda la sangre de manera natural, sin quebrar ninguno de los huesos del animal. Se asaba con brasas de granado y recordaba a los judíos el cordero que había salvado a sus antepasados en el tiempo del Éxodo. El nombre de Pesaj (Pascua o paso), servía y sirve para definir al cordero y la liberación de los judíos de Egipto. Por otro lado, el pan ázimo, llamado matzás, estaba hecho de harina y agua, y no contenía levadura. El no tener levadura se debía a lo presurosa de la salida de Egipto, cuando no dispusieron de tiempo para que fermentase el pan. Se acompaña la comida también de hiervas amargas o maror, que introducidas en vinagre, recuerda la esclavitud que los judíos pasaron en Egipto, sometidos a los trabajos más duros. Una mezcla de manzanas, nueces, canela y vino, que hacen tomar a este mejunje un tono rojizo, conformaba el jaroses, que simboliza la argamasa que los judíos emplearon en la construcción de edificaciones palaciegas y pirámides durante los 430 años que pasaron en Egipto. Como complemento de estos alimentos estaba el vino, que se encuentra en una sola vasija, que simboliza, al estar en un único recipiente, la unidad del pueblo de Israel. Durante la comida se beben un total de 4 copas, en correspondencia con el número de palabras que Dios le trasmite a Moisés cuando le encomienda que libere a los judíos. A lo largo de la Cena, se dan una serie de bendiciones de agradecimiento a Dios en reconocimiento de la historia de la liberación de Egipto, la hagadah, que se recoge como comentábamos anteriormente en el Libro del Éxodo. Es precisamente este término hagadah, sinónimo de “decir”, ya que Dios había ordenado que a partir de entonces siempre recordarían los judíos a sus hijos que la Pascua la celebran en memoria de lo que Dios hizo por ellos al salir de Egipto. Mandato que, como es evidente, conserva el pueblo judío. Esos fueron por tanto los alimentos que Jesucristo tomó en la Última Cena, donde cambia el sentido mismo de aquella fiesta, que pasaría a ser la del Memorial de su Pasión, Muerte y Resurrección, y que rememoramos cuando se celebra la Misa. Juan Carlos Estrada García Teniente Hermano Mayor Archicofradía de la Expiración de Málaga
  11. 11. SIERVOS DE MARÍA 12 La localización de un documento desconocido sobre algún aspecto de la historia de la hermandad es siempre un momento de alegría por cuanto supone la aportación de nuevos datos sobre el pasado. En esta ocasión de trata de la portada de una revista que ha sido facilitada por el músico e investigador Rafael León Ramírez, a quien se le agradece de veras el detalle, donde se ve el manto de los bolillos. Una fotografía desconocida, del “Manto de los Bolillos”
  12. 12. SIERVOS DE MARÍA de 1916 para buscar un comprador para el manto. Como la pieza estaba destinada para Córdoba –en la misma figura el escudo de la ciudad, San Rafael y los santos Acisclo y Victoria-, la hermandad de los Dolores se colocaba involuntariamente en el punto de mira. En el texto que acompaña la ilustración se afirma que el manto ha sido “adquirido para la Virgen de los Dolores de Córdoba”, cuando en la fecha de la publicación la cofradía seguía negándose a la compra. Por tanto, a la vista de la fotografía, la misma no está realizada de espaldas a la imagen, puesto que el manto no se le pondría, por obligación de la autoridad diocesana, hasta la tarde del 21 de abril, momentos antes de la salida procesional. Esta instantánea pudo estar tomada bien en Almagro, bien en Madrid, puesto que en Córdoba no consta en esa época ningún fotógrafo que firmase como R. Pérez. La caída triangular del mismo bien hace suponer que ya está colocado sobre la talla, pero las fechas desmienten esta hipótesis, por lo que se supone que está sustentado por un soporte en forma de poyero para ofrecer la imagen que daría en el paso. Como complemento, se advierte que bajo el manto hay una pieza textil de color oscuro para que contraste el encaje de bolillos, tal y como se ha transmitido verbalmente de quienes llegaron a ver este manto en la calle, aunque nadie recuerde el color de dicho forro. El detalle más llamativo de la fotografía es el remate exterior del manto. Con esa profusión de borlas tan inusuales en una pieza de estas características y que desgraciadamente no han llegado hasta nosotros. Jesús Cabrera Jiménez Cronista 13 El valor de esta imagen está en que corresponde al año 1916, que fue en el que se estrenó esta polémica pieza del ajuar de Nuestra Señora de los Dolores sobre la que tanto se ha escrito y que no es ahora el momento de volver a repetir lo ya conocido. Se trata de la portada del número 157 del quincenario ‘Vida Manchega’, editado en Ciudad Real el 10 de marzo de 1916. Con estos datos es fácil preguntarse por qué esta publicación se hace eco de una noticia que sucede a algunos cientos de kilómetros de distancia. La respuesta es bien sencilla: la autora del manto, Rosario Díaz Seco de Herrera, se vio incapaz de terminar el trabajo a tiempo en su taller de Madrid y se trasladó aAlmagro –localidad mundialmente reconocida por la artesanía del encaje de bolillos- en donde logró culminarlo a tiempo y allí lo quiso publicitar. ¿Por qué tantas prisas? Ella quería concluir el manto antes de Semana Santa para que lo luciera la Virgen de los Dolores, sin que su hermandad se hubiese interesado lo más mínimo por el mismo ni hubiese autorizado a que lo luciese la imagen el Viernes Santo. Estos dos factores generaron una tensa presión que sufrió durante semanas la junta de gobierno, una vez que a principios de años rechazase cortésmente la adquisición del manto dado su disparatado precio. El parentesco de la encajera con dos canónigos de la Catedral cordobesa hizo que el cerco se estrechara sobre la cofradía servita hasta el punto de que finalmente se obligó a que saliera en la procesión. La lluvia de aquel día hizo que sólo se pudiera ver en la mitad del recorrido, ya que el paso quedó resguardado de la tormenta en el interior de la Catedral. La portada de esta revista forma parte de la campaña de marketing que Rosario Díaz desplegó en el primer trimestre
  13. 13. SIERVOS DE MARÍA La cruz es uno de los símbolos más antiguos de los existentes en la historia de la humanidad. Para muchos es junto con el círculo, el centro y el cuadrado, uno de los cuatro símbolos esenciales o fundamentales. Y es que, curiosamente, la intersección de sus dos rectas alude al centro y a su proyección hacia el exterior. Al mismo tiempo, la cruz se inscribe en el círculo, formando sus dos brazos, al cruzarse, cuatro partes o segmentos. Del mismo modo, trazando diagonales, desde el vértice de sus extremos respectivos, obtenemos triángulos, y también se pueden formar cuadrados, si entrelazamos sus extremidades mediante rectas. Por eso el número cuatro está estrechamente relacionado con la simbología de la cruz. En efecto: piénsese que la intersección de un meridiano y un paralelo divide a la Tierra en cuatro partes; cuatro son los puntos cardinales, como también son cuatro los vientos, cuatro las estaciones, cuatro las fases lunares, cuatro los elementos (tierra, aire, agua y fuego), cuatro letras en el nombre de Dios (YHVH), cuatro los ríos del paraíso, cuatro los evangelistas, cuatro las murallas de la Jerusalén celestial, cuatro los emblemas de las tribus y de los evangelistas, cuatro las estaciones…. Y es que la cruz, lo mismo que el número cuatro (cuatro son los extremos de la cruz), representa la plenitud, la universalidad. De ahí que la cruz sea el símbolo del cristiano, pues en ella murió Cristo y desde ella extendió la salvación a todo el género humano. La cruz lo abarca todo: Jesús ama y quiere la cruz porque se siente y se sabe amado por Dios Padre, como Dios Padre ama a su Hijo en consustancialidad con el Espíritu Santo. Ella es el símbolo de la pasión de Cristo y de la salvación; símbolo, en definitiva del amor de Dios. Es la esperanza del cristiano. De ahí que nos persignemos y que, asimismo, se le canten himnos litúrgicos a la cruz, se celebren fiestas en su honor y que sea exaltada en los oficios del Viernes Santo. Curiosamente, es en mayo, en plena consagración de la primavera, cuando se celebra la fiesta de la Cruz. De ahí proviene la festividad de las cruces de mayo (hoy totalmente adulterada y desdibujada). Y esta observación nos lleva de la mano a otro símbolo estrechamente relacionado con el de la cruz: el árbol. Éste simboliza la vida espiritual, la fuerza del espíritu. Así en el Génesis se habla del “árbol de la vida”, asimilándolo a la vida eterna, y del “árbol de la ciencia del bien y del mal”, el árbol de la tentación. En un principio, el fruto de ese árbol era transmisor de la inmortalidad, pero la soberbia del hombre, su comportamiento al margen o contrario a la voluntad divina (el fruto prohibido), lo hace mortal y perecedero, lo separa del verdadero árbol de la vida, que es el gozo 14 EL SIMBOLISMO DE LA CRUZ. “In Hoc Signo Vinces”
  14. 14. SIERVOS DE MARÍA 15 eterno del Amor de Dios. Pero es el mismo Dios quien restituye, a través del leño de la cruz, del árbol de la salvación, la posibilidad de gozar, nuevamente, del “árbol de la vida”, del paraíso celestial. Ya lo proclama el profeta Ezequiel, cuando dice: “Todos los árboles de los campos sabrán que soy yo, Yahvéh, Quien humilla el árbol elevado y quien eleva el árbol humillado, Quien seca el árbol verde y quien reverdece el árbol seco. Yo, Yahvéh, he dicho, y lo haré” Y por eso también el árbol de la vida se encuentra plantado en el centro mismo del Paraíso (Gén. 2, 9-10), proclamando así, a los cuatro vientos, la salvación y la eterna sabiduría de Dios (Ez. 47,12). Y de ahí que quienes alcanzan la vida eterna (el árbol de la vida) son aquéllos que han sumergido sus vestiduras en la sangre del cordero apocalíptico (Ap. 3,7; 22,2) –ese es el simbolismo de la saya llamada del “cordero” con la que se atavía, en determinadas ocasiones, a nuestra Madre, la Virgen de los Dolores, y en la que se representan también los siete sellos del Apocalipsis-. Por eso el árbol de la cruz es a la vez el “árbol de la vida” y también, en cierto modo, el llamado árbol de Jesé, tan profusamente representado en los códigos y vidrieras cistercienses, y que es el árbol simbolizador de la cadena de generaciones que desembocan en la Virgen y Cristo. Y es que María es la nueva Eva, la que por la gracia del Espíritu y por voluntad de Dios, concibe a Cristo, fruto de nuestra redención, quien con su muerte, generará una descendencia nueva e indefinida: la de los discípulos de Cristo, la de la Iglesia, que es universal, como universal es la salvación de Cristo en la cruz. Por eso la cruz tiene también un claro símbolo ascensional: mira hacia la eternidad, como expiró el propio Cristo, lo mismo que el rey Nabucodonosor vio en el centro de la Tierra un árbol de inmensa altura (Libro de Daniel 4, 7 y ss.), siendo, a la vez, puente o escalera para que, por la sangre de Cristo, gocemos eternamente del amor infinito del Padre. De ahí que se haya dicho que el lugar donde fue crucificado Cristo era el centro de la Tierra, lugar desde donde irradia y se expande la salvación universal. Es la idea del árbol cósmico. Es más, una leyenda antigua decía que el contacto con la verdadera madera con la que estaba hecha la cruz de Cristo era capaz de resucitar hasta los muertos, basándose en que esa madera no era otra que la misma de la del árbol del paraíso. Pero también no hay que olvidar que el palo transversal de la Cruz discurre paralelo a la tierra: no se puede amar a Dios, si no amamos a nuestro prójimo. Por otra parte, esa Cruz donde murió Cristo es, cómo no, una cruz de gloria: Jesús
  15. 15. SIERVOS DE MARÍA de Nazaret muere en una cruz, que era considerada, en tiempos de los romanos, un patíbulo infamante para los condenados. Pero esa misma cruz se convierte, con la muerte cruenta de Cristo, en manifestación universal de la gloria eterna, del Paraíso Celestial del que gozan los bienaventurados; es la cruz de la que habla Dante Alighieri en su Divina Comedia: “mas quien toma su cruz y sigue a Cristo, aún me excusa de aquello que yo dejo viendo en aquel albor centellear a Cristo”. En la época medieval, solía representarse la Cruz con siete ramas (siete son los sacramentos, siete los días de la semana, siete los pétalos de la rosa, siete los niveles celestes, siete las ramas del árbol cósmico, siete los dolores de la Virgen…), y también teniendo un palo de la cruz siete escalones. Y es que el número siete representa la totalidad, dentro del dinamismo y del movimiento transformador, como el cristiano se transforma en la vida espiritual con los sacramentos. Y es que el siete implica plenitud, es la coronación de la perfección. Por eso Dios, cuando creó el mundo, descansó al séptimo día. La cruz, símbolo de la muerte martirial es, a la vez, símbolo de la vida. Es símbolo del dolor y del sufrimiento, pero es, al mismo tiempo, signo vivo y vivificante del amor infinito de Dios. Todos, en el transitar por esta vida, llevamos, en mayor o menor medida, nuestra cruz. Es inherente al ser humano tener una cruz que soportar. Lo verdaderamente importante es saberla llevar dignamente, como Cristo abrazó amorosamente esa cruz arbórea que ya estaba en el propio pesebre donde acunaron al Niño Dios; esa misma cruz que ingratamente se pretende desterrar de nuestra vida (colegios, centros asistenciales…). Que cuando reverenciamos al “lignun crucis” en la próxima estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral, meditemos que Cristo, al venir a este mundo, ya nació crucificado por Amor; ese Amor que descansa en las tiernas y delicadas manos de nuestra Madre y Señora, de las que estamos tan necesitados, porque en ellas descansa el corazón del mismo Dios y que llevan las huellas de la inmensa gloria de la Resurrección. Juan José Jurado Jurado 16
  16. 16. SIERVOS DE MARÍA El mismo día 19 de noviembre del pasado año, día en el que la imagen de nuestra Madre y Señora volvía discretamente a su casa, fallecía quien fuera capellán de la hermandad, don Martín Cabello de los Cobos y Sánchez de Puerta. Conocí a Don Martín en los primeros años de mi juventud y pronto se entabló entre nosotros una sincera relación de cordialidad y afecto, a la que contribuyó el hecho de conocer a mi padre desde hacía muchos años. Secretario particular del Obispo Fray Albino, era un sacerdote de una gran formación intelectual. Profesor del seminario y amante de los libros, no era una persona involucrada en la vida de las cofradías ni fervoroso seguidor de las mismas. Sin embargo, ello no fue obstáculo para que, como capellán de nuestra hermandad, intentase buscar un grupoalqueformarespiritualmente.Meviene al desván de la memoria aquellas reuniones que un grupo reducido de hermanos teníamos en su despacho situado en la planta de arriba de la sala de juntas. Allí asistíamos Manolo Herreros, Federico Tovar, José María López Pascual, Cristóbal Polonio, el que escribe este artículo.., y en ellas departíamos sobre cuestiones importantes de nuestra religión y sobre cosas de la vida. Su despacho siempre estaba abierto para todo aquel que quisiese subir a hablar con él o formularle alguna consulta. El día en que llamé a mis padres diciendo que había sacado, por fin, la oposición, ellos se acercaron a San Jacinto a dar gracias a la Virgen y, de camino, se lo comentaron a las hermanas que llevaban la Residencia y también a don Martín, quienes tanto habían rezado por mí. Ese día, don Martín dio gracias a Dios en la Santa Misa por el final feliz de mi singladura como opositor. Recuerdo también muchas conversaciones y no pocos contrastes de opiniones cuando, aprovechando que iba a La Rambla para cumplir con mi trabajo diario, me llamaba para que lo recogiese y así aprovechar ese viaje cotidiano y visitar de camino a su madre, ya mayor. Siempre surgía algún tema de interés y, en no pocas ocasiones, tras alguna pregunta que yo le formulaba, me contaba alguna anécdota de uno de los mejores obispos que tuvo Córdoba, y del que tan cerca estuvo y admiró. Muchas veces nos prestábamos libros recíprocamente y luego surgía el comentario sobre qué nos había parecido. La dialéctica que surgía entonces siempre era enriquecedora y su opinión, compartida o no, clarividente. En algunos momentos sacó de un apuro a más de uno. Sin que él me lo comentase nunca, me llegó a decir un amigo mío lo mal que lo pasó en la boda de su hijo que se casaba en “Los Dolores”: llegado el momento de tal celebración, había pasado más de una hora y todavía no se había presentado el sacerdote. Tras comentarle a don Martín lo que sucedía, él gustosa y diligentemente se ofreció a oficiar la ceremonia, siendo una de las homilías más bonitas que mi amigo recuerda. Después del período de tiempo en que desempeñó su cargo de capellán de nuestra hermandad, pasó a oficiar misa en San Nicolás y a ser capellán del convento de Santa Marta. En los últimos años de su vida, le costaba trabajo recordarnos cuando lo veíamos por la calle o tomando un café. Esa mente lúcida se fue apagando poco a poco, con un cigarro en la mano, porque don Martín era un fumador empedernido. Ya no oiremos esa voz recia, potente y resonante que no necesitaba de micrófono alguno, ni esas homilías que llegaban a las fibras de nuestro corazón. Pero siempre nos quedará a todos la huella de un hombre de carácter fuerte, pero cariñoso que, con su entendimiento, quiso aproximarse sinceramente al misterio de Dios. Sirvan estas breves líneas como testimonio sincero de recuerdo para quien fue nuestro capellán, al tiempo que elevamos nuestras oraciones por su alma, con la seguridad de que la Santísima Virgen lo habrá llevado en su regazo amoroso a la presencia de Dios nuestro Padre. Un hermano EN RECUERDO DE DON MARTÍN CABELLO DE LOS COBOS. 17
  17. 17. 18 HERMANOS QUE SUFRAGAN Y A CUYA INTENCIÓN SE CELEBRAN Doña Florinda Fernández de Córdova de Herrero, por sus intenciones. Dñ Mª de la Sierra Heredia, Condesa de Gramedo, por sus intenciones Doña María José Cruz de Vega, por sus intenciones. Doña Rosario Alvear de Girón, por sus intenciones. Doña Dolores Sanmiguel Eraso, por sus intenciones. Doña Fernanda Cruz de Pedregosa, por sus intenciones. Doña Cristina de la Parra Pinilla, por sus intenciones. Don Juan José Jurado Jurado y Sra., por sus intenciones. En memoria de don Fernando Fernández de Córdova y Martel. Don Joaquín Cívico Cerrillo y Sra. por sus intenciones. Don Ángel Marín Rújula y Sra., por sus intenciones. Don José Escobar Galeote y Sra., por sus difuntos. Doña Manuela Rojano Cruz, por su difunto esposo. Doña Pilar Madueño Mejías, por su difunto esposo. Don Antonio García Díaz y Sra., por sus difuntos. Don Luís Jorge Hernández Rodríguez, por sus intenciones. Doña Concepción Escobar Camacho, por sus intenciones. Don José Sanz Laguna y Sra., por sus difuntos. Don Francisco Becerra Tejera, por sus intenciones. Don Rafael López Molina y Sra., por sus intenciones. Don Rafael López López y Sra., por sus por sus intenciones. Don José Manuel Pascual Agudo y Sra., por sus difuntos. Don Máximo Cañete Cruz, por sus difuntos. Don Antonio Estévez Toledano y Sra., por sus intenciones. Doña Mercedes Medrano Azcona, por su difunto esposo. Don Francisco Ruiz Rodríguez y Sra., por sus intenciones. Don Jesús Cabrera Jiménez, por sus intenciones. Don Pablo García Baena, por sus intenciones. Doña Rosa Pulgarín, por su difunto esposo. Doña Milagros Moreno Gálvez, por sus difuntos. Don Francisco Avalos Ureña, por sus intenciones. Don Marco Aceña Lujano, por sus intenciones. Don Rafael Panadero Perales, por sus intenciones. Don Juan Carlos Avalos Ureña, por sus intenciones. Don Baldomero Sanchez de Puerta Torres, por sus intenciones. Don Francisco J. Sánchez Vilches, por sus intenciones. Don Gonzalo Herreros Moya, por sus intenciones. Don Rafael de Andres Jurado, por sus intenciones. Don José Luis de Andres Jurado, por sus intenciones. En memoria de Dº Carlos Sáez Santamaría y de Dª Mª Luisa Alvear Sánchez Guerra Don Emilio Molina Gómez y Sra. por sus intenciones. Don Miguel Castillejo Garrido y Sra., por sus difuntos. Don A.Ignacio Torres Sánchez y Familia, por sus intenciones. Don Manuel Zafra Riasco y familia por sus intenciones. Doña Mª del Carmen Jurado Jurado y familia por sus intenciones. Doña Mª de la Luz Rodríguez Luque, por sus intenciones. LA HERMANDAD, POR TODOS
  18. 18. 19 LOS CULTOS EN HONOR DE NUESTROS EXCELSOS TITULARES Doña Emilia de Vicente, por su difunto esposo. Don Manuel Herreros Jurado y Sra., por sus difuntos. Don Federico Tovar Bustos y Sra., por sus intenciones. Don José Ortiz Garrido y Sra., por sus intenciones. Don Francisco Alcalde Moya y Sra., por sus difuntos padres. Don José Mª López Pascual y Sra., por sus intenciones. Don Francisco Mesa Moreno y Sra., por sus intenciones. Don Antonio M. Moruno Acuña, por sus intenciones. Don José López Molina y Sra., por sus intenciones. Hermanos Cantáis Sánchez, por sus intenciones y difuntos. Don Francisco Becerra Sánchez y Sra., por sus intenciones. Doña María del Consejo Rojas Cabrera, por sus difuntos. Don Joaquín Fernández de Córdova Lubián, por su esposa. Don Rafael Serrano Gandía, por sus intenciones. Doña Esperanza Capitán Romero, por sus intenciones. Don Rafael Lozano Pérez, por sus intenciones. Don Rafael Lozano Sabio, por sus intenciones. Don Antonio Pedregosa Cruz, por sus intenciones. Don Rafael Luís Murillo Navarro y Sra., por sus intenciones. Don Martín López Fernández de Córdova, por sus intenciones En sufragio de Don Pedro Reche Moya. Doña Pilar Ceular Cuenca-Muñoz, por sus intenciones. Don José Mª Herrero Fdez. de Córdova, por sus intenciones. Doña Mª Teresa González López, por sus intenciones. Doña Mª José Bastia Gómez, por sus intenciones. Don José Mª Segura Saint-Gerons, por sus intenciones. Doña Patricia Tena Romero, por sus intenciones. Don Juán Cadenas de Llano Cortes, por sus intenciones. Don Antonio Martinez Cobos, por sus intenciones. Don Rufino Barragán Espinosa, por sus intenciones. Don Raúl Alcalde Escalera, por sus intenciones. Don Francisco Prieto Hernández, por sus intenciones. Don Rafael Domingo Sanz, por sus intenciones. Don Francisco Mesa Martínez, por sus intenciones. Don Máximo Cañete Baquerizo por su difunta señora. Doña Fernanda Montero-Ríos y Don Diego Carbonell y De León en sufragio de sus almas. Doña Mª José Luque González por sus intenciones. Familia Cruz Rivera por sus intenciones. Doña Araceli Rueda Cabrera, por su difunto esposo. Doña Consuelo Aguilar Jurado, por sus difuntos. Don Manuel Sánchez Moreno, por sus intenciones. Sra. hija de Don José Baena Sandoval, por sus difuntos padres. Doña Amparo Chasco Cuesta y familia por sus intenciones. Doña Mª del Carmen Jurado Salas y familia por sus intenciones. Don José C. Pérez de Algaba Lovera y familia, intenciones. LOS HERMANOS DIFUNTOS
  19. 19. SIERVOS DE MARÍA Lunes, día 2 de Febrero, FESTIVIDAD DE LA CANDELARIA Desde las 18,00 horas, presentación de los niños a la Santísima Virgen. Martes, día 17 de Febrero, a las 19:30 horas. FESTIVIDAD DE LOS SIETE SANTOS FUNDADORES Del Martes día 3 de Marzo, al Sabado Día 7 de Marzo A LAS 20,00 HORAS SOLEMNE QUINARIO AL STMO. CRISTO DE LA CLEMENCIA Todos los días a las 19,30, exposición del Santísimo y a continuación Rezo de la Corona Dolorosa Sabado, día 7 de Marzo, a las 21,00 horas. VIA CRUCIS CON LA SAGRADA IMAGEN DE EL STMO. CRISTO DE LA CLEMENCIA por las calles de la feligresía. En caso de lluvia, se celebrará en el interior del templo. Domingo, día 8 de Marzo A LAS 12,00 HORAS FIESTA DE REGLA Se impondrá la medalla de la Hermandad a todos aquellos hermanos que lo deseen, Se podrá adquirir, con la debida antelación, en Mayordomía. CULTOS AÑO 2009 20
  20. 20. SIERVOS DE MARÍA Del Viernes, día 27 de Marzo al Jueves, día 2 de Abril a las 20,00 horas SEPTENARIO A LA STMA. VIRGEN DE LOS DOLORES Todos los días a las 19,30, exposición del Santísimo, rezo de la Corona y al termino de la Santa Misa, rezo de la SALVE Viernes, día 27 de Marzo II PREGÓN DEL VIERNES DE DOLORES, a cargo de Don Fermín Pérez Martínez. Jueves, día 2 de Abril a las 24,00 horas FELICITACIÓN A LA SANTÍSIMA VIRGEN DE LOS DOLORES Se concluirá con la SALVE REGINA Día 3 de Abril VIERNES DE DOLORES Horario de Misas 8,00 - 9,00 - 12,30 - 13,30 11,00 - SOLEMNE FIESTA DE REGLA a las 19,00, rezo de la Corona Dolorosa, a las 22,00 Via Matríx y a las 24,00 rezo de la Salve Regina. Día 9 de Abril a las 12,00 horas, SOLEMNE TRASLADO DE LAS SAGRADAS IMAGENES A SUS PASOS PROCESIONALES JUEVES SANTO: SANTOS OFICIOS a las 17,30 VIERNES SANTO: SANTOS OFICIOS a las 17,30 SÁBADO SANTO: a las 20,30 Pascua de Resurrección Día 4 De Mayo a las 20,15 HORAS Misa en Honor de San Peregrín Patron de los Enfermos de Cáncer Sábado, día 9 de Mayo a las 20,30 HORAS XLIV ANIVERSARIO DE LA CORONACIÓN CANÓNICA Todos los días del año la Misa de 11 la celebra la Hermandad en honor a los Titulares, los Domingos a las 12 con el rezo del Ángelus 21
  21. 21. SIERVOS DE MARÍA 22 SUSCRITO EL CONVENIO DE COLABORACIÓN ENTRE LA HERMANDAD DE LOS DOLORES Y LA FUNDACIÓN CAJASOL Como ya anticipamos en el pasado boletín de Navidad, el día 1 de diciembre del pasado año se firmó, en la sede de nuestra Hermandad, un convenio de colaboración entre la misma y la Fundación Monte de Piedad y Caja de Ahorros San Fernando de Huelva, Jerez y Sevilla (Fundación CAJASOL). Dicha Fundación estuvo representada en el acto de la firma por Don Antonio Pulido Gutiérrez, Presidente de referida entidad y la Hermandad por su actual hermano mayor, Juan José Jurado Jurado. En virtud de dicho convenio, referida Fundación colaborará con la Hermandad en la realización del proyecto de conservación y restauración integral de la Imagen de Ntra. Sra. de los Dolores, que comprende no sólo la restauración de la talla propiamente dicha -que ya ha concluido-, sino toda una serie de actuaciones conexas y complementarias con el entorno de la Sagrada Imagen, como la fabricación de un poyero de camarín, pintura y nuevo alumbrado con luz fría del mismo, así como del retablo, altar y presbiterio, cuyas actuaciones ya se han realizado. También comprende un protector de cuero de la Imagen de la Santísima Virgen, el nuevo alumbrado de la cúpula y, en general, de la Iglesia, que se acometerá, a, ser posible, dentro de poco . Asimismo, y para el supuesto de que aún no se haya agotado la cantidad de 50.000 euros, incluido el IVA correspondiente, a la que se circunscribe el límite máximo de la aportación económica con la que contribuye la Fundación Cajasol, queda también incluido en el convenio el proyecto de conservación y restauración de la imagen de nuestro titular el Santísimo Cristo de la Clemencia y también del entorno de su capilla, así como las esculturas pequeñas de los ángeles existentes en el camarín de la Santísima Virgen. Las cantidades correspondientes se abonarán a la Hermandad para su pago conforme se vayan justificando las facturas pertinentes a la expresada Fundación. Real Venerable e Ilustre Hermandad, de Nuestra Señora de Los Dolores y del Santísimo Cristo de La Clemencia
  22. 22. SIERVOS DE MARÍA 23 Algunos datos sobre la restauración de la Virgen de los Dolores El pasado 5 de diciembre volvía a su camarín de la iglesia de San Jacinto la imagen de Nuestra Señora de los Dolores tras el proceso de restauración realizado por la empresa Regespa y que se inició el 14 de julio, cuando fue retirada del culto y trasladada al mencionado taller. A la espera del informe definitivo sobre el trabajo llevado a cabo en la talla, el equipo de restauradores formado por Rosa Cabello y Enrique Ortega ha adelantado que la intervención ha consistido, entre otras cuestiones, en la protección de las zonas de policromía con peligro de desprendimiento y en su fijación al soporte, así como en la eliminación del polvo adherido a la talla. También se han eliminado por diversos procedimientos los repintes puntuales que existían en los pómulos y en el ensamble de la mascarilla. Las lagunas de color se han reintegrado para recuperar la unidad compositiva de la escultura y toda ella ha sido sometida a un proceso fungicida e insecticida de forma curativa y profiláctica. Por último, la imagen ha sido protegida con resinas naturales. De forma previa a estos trabajos, a lo largo de los cuatro meses que ha durado la restauración, la imagen de la Virgen de los Dolores ha sido sometida a un estudio radiográfico, considerado de “vital importancia”, para conocer el estado de conservación de la obra. Éste ha aportado datos referentes al número y disposición de las piezas constitutivas, así como los elementos metálicos repartidos por la imagen. La fluorescencia visible del ultravioleta permitió observar con claridad los repintes, diferenciando las zonas retocadas de las originales. De este modo se determinó con precisión cuáles eran las áreas afectadas de la policromía para actuar con precisión en la posterior limpieza. De forma complementaria, el estudio estratigráfico determinó los materiales constitutivos de la obra, para diferenciar así los que son originales de los añadidos. En este avance preliminar de resultados, Regespa señala que la talla de Nuestra Señora de los Dolores se ha repolicromado al menos una vez, lo que se aprecia en algunas de las abrasiones y pérdidas de policromía. Ésta está realizada al óleo, según las técnicas tradicionales de la imaginería andaluza. Está compuesta por una capa de preparación sobre la que se aplica el color a base de pigmentos aglutinados en aceite a los que se da una terminación bruñida. La fijación de estas capas comenzaba a ser deficiente, pudiendo producirse desprendimientos de la pintura en la manipulación de la imagen. A esto se suma que los clavos que sujetan la mascarilla provocaron pérdidas de policromía que fueron reparados de forma poco afortunada, apreciándose como manchas oscuras. El resultado final del trabajo realizado por Regespa, que se pudo apreciar a partir de la solemne misa presidida por el obispo, don Juan José Asenjo, el 5 de diciembre, es que la imagen de Nuestra Señora de los Dolores no ha cambiado en lo fundamental de su fisonomía, conservando todas sus dimensiones. El proceso de limpieza, más visible en el rostro, le ha devuelto un aspecto más acorde con la calidad de la talla, tras la eliminación de las manchas de suciedad, fisuras y repintes y la conservación de la pátina del tiempo. Este proceso se ha completado con la confección de un poyero de camarín que evita a la talla los datos constantes generados por el enorme peso de los mantos, que hasta ahora eran soportados directamente por la imagen. Esta estructura metálica, además de salvaguardar su integridad, perfecciona el aspecto que la Virgen de los Dolores presenta en la iglesia de San Jacinto. RESTAURACIÓN DE LA IMAGEN DE LA SANTISIMA VIRGEN DE LOS DOLORES
  23. 23. SIERVOS DE MARÍA 24 Continuación a la memoria 2008 De forma complementaria a la memoria de actividades de la hermandad, publicado en la última edición de este boletín, añadimos que el día 12 de marzo de 2008 el Centro Filarmónico Eduardo Lucena acudió a la Iglesia de San Jacinto para ofrecerle a la Santísima Virgen sus plegarias hechas cántico. Asimismo, como hechos más destacados ocurridos en este periodo la reposición al culto de la imagen de Nuestra Señora de los Dolores tras la restauración llevada a cabo por la empresa Regespa. Los actos comenzaron el 5 de diciembre con una solemne misa presidida por el obispo, don Juan José Asenjo, acompañado por el consiliario, don Pedro Gómez Carrillo, y por el padre Antonio, de la Orden Capuchina, en la que el prelado felicitó tanto a la hermandad como a los restauradores por el trabajo realizado. Al término de la ceremonia fueron numerosos los fieles que subieron al camarín para honrar a la Virgen tras los cuatro meses de ausencia. Este acto se completó dos días más tarde con un solemne besamanos extraordinario en el que fueron miles los cordobeses y los devotos llegados de otras latitudes que no quisieron desaprovechar esta ocasión excepcional. Tal y como marcan los estatutos de esta cofradías, el viernes 26 de noviembre, a las 19:30 se celebró una eucaristía que fue aplicada por el alma de todos los hermanos difuntos, y en especial por los fallecidos en el último año, destacando los de quien fuera capellán, don Martín Cabello de los Cobos, del ex hermano mayor Andrés Gracia y del durante muchos años miembro de la junta de gobierno Manuel Sánchez. El 12 de diciembre tuvo lugar la charla de Adviento que estuvo abierta a los hermanos, devotos y fieles en general. En esta ocasión corrió a cargo del sacerdote don Antonio Palma, del equipo parroquia de San Miguel. Al día siguiente de hacerse público el nombramiento del obispo, don Juan José Asenjo, como arzobispo coadjutor de Sevilla, una representación de la junta de gobierno acudió a su despacho a felicitarlo por esta designación, departiendo con él por espacio de una hora. En los dos últimos viernes de noviembre se procedió a tener las primeras reuniones con las cuadrillas de costaleros de nuestros sagrados titulares. En ellas se comentó la experiencia de la estación de penitencia a la Catedral del pasado año y se fijaron los retos a cumplir este año, culminando ambos encuentros con una convivencia en el local de la calle Conde de Torres Cabrera. La Asociación de Antiguos Tunos Universitarios (“La Cuarentuna”), con motivo de una convivencia celebrada en Córdoba con sus compañeros de Linares, visitó la iglesia de San Jacinto el sábado 22 de noviembre. En el acto, que contó con una notable afluencia de público, se interpretaron diversos temas tanto en la plaza de Capuchinos como unas plegarias en el interior del templo. Un grupo de hermanos comenzó en noviembre el Curso de formación para hermandades y cofradías organizado por el instituto de ciencias religiosas Beata Victoria Díez que cuenta con la colaboración de la Delegación Diocesana de Hermandades y Cofradías y la Agrupación de Cofradías. Este ciclo docente se estructura en una parte teológica y en otra propia del colectivo al que va dirigido. A lo largo del primer fin de semana de Adviento, un grupo de hermanos participó, como es habitual desde hace más de tres lustros, en la convivencia que celebran las hermandades servitas de Andalucía en el santuario de Nuestra Señora de Regla en Chipiona. A esta reunión acudió el padre Jaime María Frau, del convento de Plasencia, y el padre Manuel María Fontanet, de la misión que la Orden de los Siervos de María tiene en Mozambique. La capilla de la Virgen del Rosario, de la iglesia de San Pablo, acogió el 11 de diciembre la presentación del segundo disco de marchas procesionales a órgano interpretadas por don Jesús Sampedro. En esta grabación, realizada en el órgano Cavaillé-Coll de la iglesia de Saint Antoine des Quize Vintgs de París, considerado uno de los más importantes del mundo, se incluye la composición ‘Reina de los Servitas’ que el prestigioso compositor sevillano Juan Antonio Pedrosa ha dedicado a Nuestra Señora de los Dolores. Durante los días 19 y 20 de diciembre se celebró la campaña de Navidad, consistente en la recogida de alimentos con destino a los más necesitados. Este acto se completó el domingo 28 de diciembre con la comida que ofreció la hermandad a los integrantes de la residencia geriátrica Nuestra Señora de los Dolores.
  24. 24. SIERVOS DE MARÍA 25 SECRETARÍA CONVOCATORIA CABILDO GENERAL Estimado/a hermano/a en Cristo. Por orden del Hermano Mayor y a tenor de lo dispuesto en el artículo 10º de los estatutos vigentes, te convoco (D.m) el día 1 de marzo (Domingo) a las 9,45 horas en primera convocatoria y a las 10,00 horas en segunda, a la celebración del Cabildo General que tendrá lugar en las dependencias de la hermandad, sita en Plaza de Capuchinos nº 6, con el siguiente orden del día: 1º. Lectura, y aprobación si procede, del acta correspondiente al Cabildo General celebrado el día 2 de diciembre de 2007. 2º. Lectura, y aprobación si procede, de la memoria correspondiente al ejercicio 2007/08. 3º. Informe del hermano mayor, sobre el convenio de colaboración suscrito por esta Hermandad y la Fundación Cajasol. 4º. Lectura, y aprobación si procede, del estado de cuentas correspondiente al ejercicio 2007/08. 5º. Lectura, y aprobación si procede, de los presupuestos para el ejercicio 2008/09. 6º. Lectura, y aprobación si procede, del programa de actos para el ejercicio 2008/2009. 7º. Informe sobre el proceso de conservación y restauración de la Imagen de Ntra Sra. de los Dolores, así como la ejecución del proyecto integral de dicha restauración. 8º. Informe sobre el proyecto de conservación y restauración de la Imagen del Santísimo Cristo de la Clemencia, así como arreglo de su capilla. Aprobación, si procede, de dicho proyecto y de su forma de financiación. 9º. Situación jurídica del solar sito en la Plaza de Capuchinos nº 4, de donde salen actualmente los pasos, y del proyecto de construcción sobre el mismo. 10º. Ruegos y preguntas. Córdoba a 31 de enero de 2009. El Secretario. PD. La documentación referente a los distintos puntos del orden del día se encuentra a disposición de todos los hermanos en las dependencias de esta Hermandad, pudiendo ser consultada, por los mismos, del 23 al 27 de febrero en horario de 19 a 21 horas.
  25. 25. SIERVOS DE MARÍA 26 Su núm. 36 contiene una referencia extensa a las Hermandades y Cofradías, resaltando su condición de asociación pública de fieles. Asimismo se invita a todos sus miembros a que participen en la Eucaristía allí donde la hermandad tiene su sede canónica. Destaca la necesidad de que con arreglo a dicho Plan Pastoral, todos los hermanos cumplan fielmente los estatutos, participando en la formación, apostolado y servicio a la caridad. A tal fin, se ha iniciado un Curso básico de formación cofrade, de gran interés, que se imparte en el I.S. CC.RR “Beata Victoria Díez”, en la calle Rey Heredia. Del mismo, modo y a la luz de las Normas Complementarias al Estatuto Marco de Hermandades y Cofradías, se prevé como objetivo la revisión de los estatutos en aquello que no sea acorde a dichas Normas Complementarias, y consolidación de la Reunión Diocesana de Hermanos Mayores, Presidentes y Consiliarios con el Sr. Obispo. Dado la fecha en que se recibió dicho Plan Pastoral, en el próximo Boletín, se incluirá, a ser posible, el texto íntegro de dicho núm. 36. PLAN PASTORAL 2008-2012 “Permaneced en mi Amor” (Jn 15,9) PLAZA CORDOBESA ! Ay Plaza de los Dolores! !Ay plaza de Capuchinos! donde las piedras son rosas y el aire incienso y tomillo. Donde las Servitas guardan y venera el pueblo mío a la Virgen Dolorosa que tiene el pecho transido, por siete varas de nardos, siete puñales hundidos. Que maceran y perfuman Su corazón, rubí fino. El Cristo de los Faroles presidiendo está el recinto. Junco que talló en la piedra, escultor reconocido. Siempre mirando a la Madre, la Madre mirando al hijo éxtasis de eternidad amor humano y divino. Y este rincón recoleto ésta Plaza cordobesa que está llena de Esperanza porque la paz, reina en ella, !Tiene misterio y embrujo! !Tiene carisma y leyenda! y entre sus muros de cal hiere al viento la saeta, y hace soñar la guitarra cuand los bordones suenan en noches de plenilunio al entar la primavera Lola Peña
  26. 26. SIERVOS DE MARÍA 27 La Orden de los Siervos de María (o Servitas) nace en la italiana ciudad de Florencia, en la primera mitad del siglo XIII (la fecha tradicional de fundación es la del 15 de Agosto de 1233). Surge de la vocación común de siete hombres seglares de dicha ciudad, que provenientes de una asociación que tenía por fin el alabar a la Santísima Virgen en determinadas ocasiones, quisieron unirse para dedicarse plenamente al servicio de Dios y a los hermanos bajo la protección y siguiendo el ejemplo de Nuestra Señora. A tal fin, dejándolo todo (algunos de ellos tenían familia a su cargo, otros eran solteros), se retiraron a las afueras de la ciudad. Más tarde y en aras de tener un mayor retiro para la contemplación, se dirigieron a un monte elevado a catorce kilómetros de Florencia, el Monte Senario, que para todo servita tiene un significado especial, ya que fue allí donde se gestó la Orden. Si bien no tuvieron intención alguna de fundar una orden religiosa, habida cuenta de que eran muchos los que querían imitar su modo de vida y en su servicio a los más pobres y necesitados, comenzaron a recibir a otros hermanos, por lo que obtienen una primera aprobación del arzobispo de Florencia, luego refrendada en 1249 por un legado pontificio. Al referirnos a los Siete Santos Fundadores, indicar que fueron canonizados de forma colectiva en 1888, siendo el único caso en la historia de la Iglesia en que una orden religiosa no es iniciada por uno o dos fundadores, sino por un grupo de varios. Así mismo, al ser canonizados, son los primeros en subir a los altares como grupo (a excepción de los mártires) que han vivido la santidad en común; y también al ir muriendo iban siendo enterrados juntos, venerándose hoy sus reliquias conjuntamente en una urna que se halla en la Basílica del Monte Senario. La Orden, tras diversos avatares, recibió en 1304, la aprobación definitiva por parte del entonces Pontífice, el Papa Benedicto XI. Los servitas, desde sus orígenes, han tributado especial veneración a la Santísima Virgen (su misma denominación de “Siervos de María” lo corrobora). De una manera especial han tenido especial renombre por invitar a los cristianos a meditar en los momentos trágicos en que Nuestra Señora participó de la Pasión de su Hijo, especialmente al pie de la Cruz y en su amarga Soledad tras la muerte del fruto bendito de sus entrañas. Del mismo modo, los servitas llevan prácticamente desde su fundación un hábito negro que quiere expresar la humildad de Nuestra Señora así como representar el dolor que Ella sufrió en las horas amargas de la Pasión. La fiesta de los Dolores de María se celebró por vez primera en la Iglesia en 1413; los Siervos de María tuvieron un notable protagonismo en el fomento de la devoción a la Dolorosa en el seno eclesial, interviniendo incluso en la iniciativa de extender a todo el ámbito de la Iglesia la ACERCAMIENTO HISTÓRICO A LA ORDEN SERVITA
  27. 27. SIERVOS DE MARÍA El día 5 de enero del presente año los Reyes Magos visitaron nuestra Hermandad por primera vez. En un entrañable y emotivo acto repartieron presentes a los abuelos de la Residencia que lleva el nombre de la Santísima Virgen, acompañados de las hermanas de la Congregación de Nuestra Señora de la Consolación, que la regentan. VISITA DE LOS REYES MAGOS A NUESTRA HERMANDAD fiesta litúrgica de los Dolores de María Santísima. Así mismo, en sus tareas pastorales, los servitas extendían las Compañías del hábito o Cofradías de la Dolorosa. Todo este ambiente suscitó el que la Virgen de los Dolores fuese proclamada Patrona Principal de la Orden el 9 de Agosto de 1692. Fruto de la piedad servita para con la Madre Dolorosa, son prácticas devocionales como la Corona de los Siete Dolores (a imitación del rosario, pero en vez de considerar cinco misterios, se contemplan los Siete Dolores de la Virgen), o el Vía Matris (en que a modo de Vía Crucis, se meditan tales Dolores). Cuando tras la reforma litúrgica posterior al Concilio Vaticano II, se suprimió en el calendario de la Iglesia la celebración de la Virgen Dolorosa en el popular Viernes de Dolores, los servitas obtuvieron de la Santa Sede el poder seguir celebrando ese día la fiesta de Santa María al pie de la Cruz, con Misa, lecturas, oficio y oraciones propias, a diferencia del resto de la Iglesia, que no celebra en tal jornada ésta advocación mariana. Luego procedieron a entregar los regalos que habían traído desde su país de origen, a numerosos niños que acudieron acompañados de sus padres y familiares. Terminó el acto ofreciendo la hermandad chocolate con roscón a todos los asistentes, que pudieron disfrutar de un día en que nuestros mayores y niños fueron los verdaderos y auténticos protagonistas. 28
  28. 28. SIERVOS DE MARÍA Objetivo cumplido Se ha hablado mucho del Viernes Santo pasado y del éxito obtenido por nuestra hermandad en el proyecto, ya consumado, de la bajada a la Catedral. Hablar más de todo esto quizá sea repetitivo y creo que ya no quedan más palabras de elogio y agradecimiento para todos los que participaron en dicha estación de penitencia, así como para los que no habiendo podido realizarla, apoyaron y colaboraron a proyecto tan ambicioso, sugestivo y atrayente. En honor a la verdad, todo fue un sueño hecho realidad. Fueron emociones diversas las que se sucedieron: desde recuerdos para todos los que ya no están y nos dejaron porque gozan de la presencia del Señor, hasta la satisfacción de muchos padres viendo que sus hijos seguían sus huellas y les acompañaban en una estación de penitencia que siempre permanecerá gravada en sus corazones. Emoción también muy íntima cuando se entró en la Santa Iglesia Catedral y reverenciamos a la Santa Cruz entre silencios y rezos y, en muchos casos, lágrimas sinceras que brotaban de nuestra alma. El que os escribe lo vivió con cierto nerviosismo por la responsabilidad que tenía en ese momento, responsabilidad que da el ser consciente que está en nuestras manos –en las de todos- la hermandad de tus abuelos, de tus padres, de personas fieles y leales a una devoción secular que corona el corazón de Córdoba; en definitiva, la hermandad de tantas y tantas generaciones de personas humildes, ilustres y normales que veneran con sincera devoción, desde lo más profundo de sus entrañas, a nuestra Madre Amantísima y a su Hijo Crucificado.. El peso de la historia y de la devoción, creedme hermanos, pesa mucho y el escudo de nuestra hermandad que llevamos en nuestro pecho el Viernes Santo debe erigirse y ser símbolo de amor a Dios, a la Virgen y a nuestro prójimo y, a la vez, de responsabilidad asumida generosamente, siendo conscientes que el momento que vivimosnosvienedadoparaquenoolvidemos que somos meros administradores de la que es, y debe seguir siendo desde el esfuerzo, el trabajo, la laboriosidad y el respeto, la hermandad más señera y emblemática de todas las de Córdoba. Pero todo ello sólo se logra desde el esfuerzo común y la conciencia individual, proyectada colectivamente, de intentar hacer diariamente una hermandad en que Cristo y la Virgen habiten entre nosotros. Puede haber distintas maneras de ver las cosas, pero siempre hay que permanecer unidos en el amor a Cristo, a la Virgen y a nuestro prójimo De ahí que cada Viernes Santo debamos seguir manteniendo, ahora más que nunca, la devoción mostrada, guardando el silencio, el recogimiento y la compostura que tuvimos el año pasado y que obtuvo general reconocimiento y felicitación del ámbito cofrade y de Córdoba, en general. 29
  29. 29. SIERVOS DE MARÍA 30 Por nuestra parte, la comisión de desfile seguirá trabajando en las tareas propias del cometido que tiene asignado, intentando humildemente hacer las cosas lo mejor posible, consciente de que, en no pocas ocasiones, el esfuerzo puede sufrir algún quebranto, porque nadie está libre de que surjan circunstancias adversas, a pesar de haber trabajado con ahínco y haber intentado estrechar el cerco a cualquier tipo de improvisación. Pero lo cierto y evidente es que si todos procuramos mejorar cada día desde nuestra fe de cristianos comprometidos, podremos superar las piedras que encontremos a lo largo del camino y subsanar los fallos que podamos detectar. Así lograremos que todos los actos penitenciales que celebremos en la calle sean actos de verdadera oración y de plegaria a Dios y a nuestra Madre y Señora. Todo lo que se hace con fe, amor, ilusión y esperanza compartida y también, todo hay que decirlo, con muchas horas de trabajo, tiene que salir bien al final. Creo que a todos se nos estremeció el corazón cuando, atravesando la Puerta del Perdón, entramos en el Patio de los Naranjos y luego en la Santa Iglesia Catedral, siempre rodeados de un silencio reverencial, mientras una inmensa multitud asistía respetuosa y asombrada al paso de nuestra cofradía, sintiéndose identificada con la línea y sello de la hermandad, haciéndose partícipe de su seriedad y recogimiento, que llegaron a impregnar, desde su inicio hasta su conclusión, toda nuestra estación de penitencia. Por eso, con la esperanza y la ilusión renovadas, estamos seguros que en el presente año, con vuestra devoción a Cristo y a la Virgen y con vuestra ayuda inestimable, haremos una verdadera estación de penitencia ejemplar y modélica. Os volvemos a dar las gracias de todo corazón y que por la intercesión de la Santísima Virgen, Cristo Clemente y Misericordioso os bendiga a todos y a cada uno de vosotros, y que esa bendición se haga extensiva a todas vuestras familias y seres queridos, pidiéndoos humildemente vuestra ayuda y colaboración para que este año todos podamos realizar una verdadera estación de penitencia. Juan Carlos Avalos Ureña Diputado de Desfile
  30. 30. SIERVOS DE MARÍA 31 Un año más nos dirigimos a vosotros, desde la diputación de desfile, con el objetivo de preparar la próxima estación de penitencia. Este año, el horario y recorrido que realizará la cofradía son los mismos que los del año 2008 y, al igual que el año pasado, Os pedimos la máxima puntualidad el Viernes Santo en el cumplimiento de los horarios marcados por la hermandad de llegada al templo para la salida de la estación de penitencia. Para los hermanos con cargo, la hora límite de llegada al templo es de las 14,45 h. y para los hermanos de cirio, es de las 15,30 h. Al igual que el año pasado y por razones lógicas de organización, el no respetar dichos horarios supondrá la pérdida del cargo o, en su caso, el que no puedan realizar la estación de penitencia. Os solicitamos vuestra colaboración, pues sin vuestra ayuda no podríamos realizar una auténtica estación de penitencia. Recordad que la devoción, seriedad y compostura demostrar en la pasada estación de penitencia debe mantenerse y, a ser posible, superarse, como sincero testimonio de amor a Cristo y a la Santísima Virgen. Os agradecemos anticipadamente vuestra ayuda y colaboración. Muchas gracias. Diputación de Desfile Vía Crucis, Stmo. Xto. de La Clemencia Estación de Penitencia 2009 Entre los actos realizados el año pasado, merece especial mención el Vía Crucis organizado por la Agrupación de Hermandades y Cofradías y que estuvo presidido por la imagen de nuestro titular, el Santísimo Cristo de la Clemencia. Dicho acto, lleno de devoción, seriedad y compostura, marcó un hito en la historia de nuestra Hermandad y fue un referente inolvidable para todos nosotros, incluso para la propia Agrupación, que así lo reconoció. Por eso, desde aquí te animamos a que participes en el vía crucis de este año, que tendrá lugar el día…,, acompañando a la imagen de nuestro Sagrado Titular, como ofrenda de amor a Dios y a nuestros hermanos. Nota: Se ruega encarecidamente que aquella persona que desee participar en el vía crucis, lleve traje y corbata oscura, si es varón, y traje también oscuro, si es mujer. Muchísimas gracias.
  31. 31. SIERVOS DE MARÍA 32 Mayordomía REPARTO DE TÚNICAS y PEPELETAS DE SITIO CUOTA DE ESTACIÓN DE PENITENCIA Presidencias.................................................100€ Maniguetas.....................................................75€ Capataces y Contraguias............................... 75€ Atributos con capa.........................................60€ Fiscales de paso.............................................50€ Incensarios, Navetas y Ciriales de paso........50€ Listeros..........................................................50€ Nazareno con Atributo...................................30€ Nazareno de Cirio..........................................25€ Monaguillos...................................................25€ Costaleros, aguadores y pertigueros..............25€ Servidores......................................................25€ Camareras.............................................Donativo * El importe de la papeleta de sitio no hace distinción, a partir de este año, entre hermanos con túnica propia, y hermanos con túnica alquilada. El reparto de túnicas y papeletas de sitio para la Estación de Penitencia del presente año se ajus- tará al siguiente calendario: Hermanos con CARGO: Los días 20, 21, 22, 27 y 28 de Febrero y 1 de Marzo. Hermanos con CIRIO: Los días 5, 6, 7, 12, 13 y 14 de Marzo. Hermanos NUEVOS y los que NO realizarón la Estación de Penitencia el año pasado: 19, 20, 21, 26, 27 y 28 de Marzo. Los horarios, en todos los casos, serán: Jueves y Viernes de 15,30 a 21,00 hrs. y Sábados de 11,00 a 14,00 hrs. En los días del Quinario y del Septenario el reparto será de 18,00 a 19,30 horas. El Viernes de Dolores no habrá reparto de túnicas ni papeletas de sitio. Secomunicaaloshermanosconcargoyquellevencapa,quelamismadeberánentregarlaelmismo Viernes Santo al finalizar la estación de penitencia, junto con el atributo correspondiente. El plazo límite para devolver la túnica será hasta el 31 de mayo, transcurrido este, la hermandad girará recibo de cobro por el importe del equipo no entregado. La túnica se devolverá limpia de cera y planchada. Se recomienda que en ningún caso la túnica se lave, ya que el empleo de detergentes puede decolorarla. Para la limpieza de la cera se recomienda la utilización de papel de traza y plancha. El incumplimiento de estas recomendaciones y plazo puede dar lugar a la negativa de salida en futuras Estaciones de Penitencia.
  32. 32. SIERVOS DE MARÍA 33 Plaza de Capuchinos : 16:15 Torres Cabrera, San Zoilo, San Miguel, Tendillas, Jesus Maria, Blanco Belmonte, Conde Luque, Deanes, Judería, SANTA IGLESIA CATEDRAL, Magistral Gonzalez Francés, Cardenal Gonzalez, SanFernado,DiarioCórdoba,CARRERA OFICIAL, San Alvaro, San miguel, San Zoilo, Torres Cabrera, Ramirez de las Casas Deza, Bailío, Plaza de Capuchinos: 23:15 ESTACIÓN DE PENITENCIA 2009 NORMAS BÁSICAS Y OBLIGATORIAS, PARA EL BUEN FUNCIONAMIENTO DE LA ESTACIÓN DE PENITENCIA La Diputación de Estación de Penitencia 1-Llevar el equipo de nazareno completo, incluidos calcetines y zapatos negros, éstos con las correspondientes hebillas doradas. 2-Guardar, en todo momento, la devoción, silencio, compostura y seriedad propias de este acto religioso, como testimonio público de la fe en Cristo Jesús y en María Santísima y como prueba de amor a nuestro prójimo. 3-Dirigirse desde el domicilio al templo por el camino más corto y cubierto con el cubrerostro y, una vez terminada la estación, volver a su lugar de origen de la misma manera. 4-Presentarse en el templo en la hora previamente prefijada. 5-Presentar a la entrada la papeleta de sitio y esperar a que se pase lista para recoger, en su caso, la insignia o atributo o el cirio. 6-Seguir, en todo caso, las instrucciones e indicaciones del celador correspondiente, sin dejar en momento alguno el lugar asignado dentro de la estación de penitencia. En caso de cualquier indisposición momentánea o de que surja algún problema, la misma se hará saber al celador encargado de la sección. 7-No hablar con los demás nazarenos o persona alguna de las que presencian el paso de la cofradía, no debiendo atravesar la procesión de un lado para otro con el fin de cambiar el cirio de mano, ni ocuparse de encender el cirio apagado. 8-Queda prohibido llevar teléfono móvil operativo durante la estación de penitencia. Se ruega encarecidamente el cumplimiento de estas normas para favorecer el recogimiento y silencio que deben presidir, en todo momento, la estación de penitencia, como testimonio público de nuestra fe en Cristo y la Virgen, modelos de nuestras vidas. Muchísimas gracias.
  33. 33. SIERVOS DE MARÍA 34 Para ello solo tienes que pasarte por la Hermandad en los días y horas establecidas para el reparto de túnicas y elegir el codal o cirio que deseas ofrecer, haciendo entrega del donativo pertinente, con arreglo a los costes. OFRENDA A NUESTROS TITULARES PASO DEL SANTÍSMO CRISTO. Codal de farol de esquina………… 5 euros. Codal de farol de cruz……………10 euros. Estimado/a hermano/a, si lo deseas, este año en la Estación de Penitencia, tanto si participas en ella como si no, puedes realizarle al Santísimo Cristo y/o a la Santísima Virgen una ofrenda especial. Si así lo decides, podrás dedicarles una ofrenda ceriferaria costeando uno de los cirios o codales que ambas imágenes llevan en los pasos. Pudiendo, en el caso de que no se consumiera totalmente el cirio o el codal en cuestión durante la Estación de Penitencia, llevártelo a tu casa. PASO DE LA SANTÍSIMA VIRGEN. Codal candelabro de cola………….........3 euros. Codal candelabro de peana………...........5 euros. Codal candelero de tulipa………….......5 euros. Cirio candelero filas 1ª y 2ª.………...6 euros. Cirio candelero filas 3ª a 4ª…………8 euros. Cirio candelero filas 5ª y 6ª........…..10 euros.
  34. 34. SIERVOS DE MARÍA

×