Cultura
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Cultura

on

  • 4,168 views

 

Statistics

Views

Total Views
4,168
Views on SlideShare
4,168
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
31
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Cultura Document Transcript

  • 1. REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA<br />UNIVERSIDAD PEDAGÓGICA EXPERIMENTAL <br />LIBERTADOR<br />INSTITUTO DE MEJORAMIENTO PROFESIONAL DEL MAGISTERIO<br />NÚCLEO ACADÉMICO TRUJILLO <br />UNIDAD IV: CULTURA NACIONAL<br />Tutor:Autores:Prof. Juan C. ParraAraujo Heidy Yolet Asignatura: Rescate a la CulturaGarcía Freddy José Leal NairoviRomero Yennis del ValleValera, 4 de julio de 2009 <br />ÍNDICE<br />Pag.IntroduccióniiiCultura de Masas3Cultura Elitesca6Cultura NacionalCultura PopularConclusiónReferencias Bibliográficas<br />INTRODUCCION<br /> A lo largo de la historia se puede apreciar que todas las razas han tenido su cultura, ese conjunto total de las prácticas humanas: económicas, políticas, científicas, religiosas, discursivas, comunicativas, sociales en general. Esta ha sufrido cambios como consecuencia de la entrada de otros elementos y se ha clasificado de acuerdo a esos cambios.<br /> En su clasificación se desarrollaran la cultura de masas que tiene la tendencia de escoger ideologías impropias, la cultura elitesca que se basa en un conjunto de saberes y creaciones del hombre que son dadas a conocer y favorecer a un pequeño grupo. Mientras que la cultura popular se refiere a las expresiones del pueblo tales como: historias, identidades, costumbres y memorias, a nuestras formas de entender la vida. Y la nacional como xxxx<br /> En cuanto a la estructura del informe, se caracterizan por el desarrollo de cuatro capítulos. El primero contiene la cultura de masas, el segundo la cultura elitesca. Mientras que el tercero se describe la cultura nacional. Y el cuarto la cultura popular. Finalmente se presentan las referencias bibliográficas como elemento que detalla e informa sobre los datos distintivos de los documentos escritos consultados para llevar su efecto esta investigación.<br />CULTURA DE MASAS<br /> Según Gonzales J (1996) la cultura de masas se ha presentado en el mundo occidental como otro magnífico producto de la sociedad de consumo. Donde reina la colonización industrial, en profundidad: la del alma humana, con todas sus producciones, imágenes y sueños. El caracteriza esta cultura de masas de la siguiente manera:<br />La industria cultural es un producto de la técnica y del ánimo de lucro capitalista, cultivado por los productores privados que se rigen por puros principios de mercado.<br />Las grandes cadenas de radio, televisión y producción editorial dominan el mundo de las comunicaciones, seleccionan, filtran y manipulan las ideas en función casi exclusiva de su rentabilidad.<br />Siguiendo la lógica del máximo consumo, el producto cultural es sometido a una serie muy cuidada de manipulaciones para hacerlo asequible y atractivo para el público universal. Estas manipulaciones son fundamentalmente tres: el eclecticismo, que inyecta a las revistas, películas, programas de radio y TV, una sabia y estudiada mezcla de espiritualidad y erotismo, religión y deporte, humor, política, agresividad y romanticismo; la homogeneización, es decir, la adopción de un estilo standard, de unas formas simples y directas, bajo un denominador común y primario, apto para ser asimilado por el hombre medio; el sincretismo, que pretende confundir lo imaginario con lo real.<br />Ante estos productos culturales, el consumidor medio, el hombre común, predominantemente mudo y pasivo, se han limitado por lo general a emitir respuestas pavlovianas (estímulo-respuesta).<br /> “La cultura de masas ofrece expresiones culturales de la burguesía a una amplia franja de gente de las clases populares” de acuerdo al filosofo Umberto (2006), e indica que esto provoca que la gran masa de personas con acceso a los medios de comunicación masivos no solo empiecen a hablar con expresiones tomadas de lo que ven y escuchan, sino que aprendan a repetir aquello que consideran verdadero porque lo vieron publicado como por ejemplo: Todos los políticos son corruptos, los del llano son violento, etc.<br /> El autor expone las siguientes críticas y beneficios de la cultura de masas.<br />Críticas a la cultura de masas<br />1. Como se dirige a un público muy amplio, y con el objetivo de satisfacer sus expectativas, evita propuestas originales que puedan disgustar a algún sector en particular. <br />2. Como es un mensaje desinado a una clase de tipo homogénea, tiende a neutralizar las diferencias particulares de cada grupo étnico. <br />3. No promueve modificaciones en la sensibilidad o el gusto de de las masas. <br />4. No fomenta la reflexión, alimentando emociones superficiales e inmediatas. <br />5. Los consumidores están sometidos a las leyes de oferta y demanda. <br />6. Ofrece al público únicamente lo que éste desea, o peor aún, le sugiere lo que debe desear. <br />7. Elimina las diferencias entre las elaboraciones de la cultura de élite y la industria del espectáculo y el entretenimiento. <br />8. Estimula una perspectiva pasiva y poco crítica. <br />9. Opera en el plano de las opiniones comunes en base al reesfuerzo existente previamente en el seno de la sociedad. <br />10. Propicia el conformismo. <br />11. La clase dominante suele utilizarla como vehículo del control social. <br />12. Utiliza modelos impuestos verticalmente para impedir del ascenso y progreso de las masas. <br />Beneficios de la cultura de masas<br />1. Un amplio grupo social participa con igualdad de derechos en la vida pública, el consumo, disfrutando de las comunicaciones disponibles. <br />2. La acumulación de información que ofrecen los medios masivos de comunicación, incrementa la formación e incentiva la reflexión. <br />3. La homogeneización del gusto permite que ciertas diferencias de clases se eliminen, unificando sensibilidades nacionales. <br />4. Favorecen la divulgación de información, estimulando la curiosidad y ansias de saber en sectores antes marginados. <br />5. El hombre contemporáneo puede acceder a aspectos del mundo que antes sólo eran patrimonio de una elite. <br />6. Colaboran en la renovación cultural, mediante la aparición de nuevos modos de hablar y la incorporación de novedosos lenguajes artísticos. <br /> De acuerdo con los autores antes mencionados se puede concluir que la cultura de masas es un conjunto de las actitudes ideológicas comunes a una gran multitud de personas, que conllevan a la estandarización de los estilos de vida de la sociedad, que tienen en mente solo el consumo de acuerdo a estereotipos impuestos por la publicidad. Esto trae como consecuencia la perdida de la conciencia individual, de autonomía, de reflexión, ya que se guían por una conducta colectiva en diferentes aspectos de la vida cotidiana, un ejemplo de ello es la moda en la vestimenta. Es lamentable que estemos viviendo una época de cultura de masas donde todo se torna mercadería y consumo.<br /> Esta cultura menos mal que generalmente afecta a grupos muy grandes de personas, pero no siempre a una sociedad entera, esto se ve como por ejemplo en la religión católica, los afectos a un partido político, etc.<br /> En definitiva la cultura de masas nos indica expresiones, estilos de vestir, de hablar, de actuar, una la cultura que se ha extrapolado del sector mas privilegiado de la sociedad a los sectores mas populares. <br />CULTURA ELITESCA<br /> La definición de Cultura Elitesca, es adoptada desde diferentes puntos de vista, entre algunos autores, podemos mencionar:<br /> Urdaneta, S: “La cultura no es popular ni elitesca, la cultura es una sola. Ese empeño de dividir es absurdo y político. Lo que sucede es que la cultura tiene diversas manifestaciones y todas ellas son válidas y significativas.”<br /> Soto, H: “en Venezuela, durante años la cultura que nos ha caracterizado estuvo en manos de un grupo selecto, es decir, que la cultura estaba prácticamente caraqueñizada, lo que hemos venido eliminando. Nos hemos propuesto descaraqueñizar la cultura.”<br />Aportes:<br /> Para construir un concepto claro, sobre La Cultura Elitesca, conviene separar de antemano la definición de Cultura y Elite, siendo la cultura todo lo que el hombre ha creado desde su origen; lo que el pueblo sabe, conoce y transmite. Y elite, se refiere a una parte o grupo minoritario que no se interrelaciona directamente con su entorno contexto.<br /> Las definiciones antes descritas, nos permiten elaborar un concepto, desde el punto de vista personal acerca de La Cultura Elitesca; la cual se basa en el conjunto de saberes y creaciones del hombre que son dadas a conocer por un pequeño grupo, siguiendo ideales políticos y económicos que favorecen a ese sector.<br /> Urdaneta, S (2001), hace referencia sobre la mal llamada cultura elitesca durante su presidencia en la Academia Venezolana de la Lengua, donde estuvo a cargo del Conac desde el año 1994 hasta febrero de 1999: “Puedo explicar por qué con un repaso muy breve del largo y lento camino para llegar al Ministerio de la Cultura.<br /> Ese camino comenzó en la década de los años sesenta, cuando se creó el Instituto de Cultura y Bellas Artes. Era un instituto que dependía del Ministerio de Educación, por lo que fue un avance de poca significación, más bien entre amargo y dulce. Estábamos en esta situación cuando, durante el gobierno de Luis Herrera Campíns, se creó el Consejo Nacional de la Cultura (Conac), un instituto autónomo con un nombre más justo que estaba adscrito no a un ministerio, sino a la Presidencia de la República y, por lo tanto, tenía mayor rango. En ese momento histórico se creó el Ministerio de Estado para la Cultura, pero éste no tenía presencia en el gabinete y convivió de forma paralela con el Conac en manos distintas. Este paralelismo no tenía ningún sentido.<br /> Desapareció el ministerio y quedó el Conac. El gobierno de Hugo Chávez decidió, con acierto, hacer algo que hacía mucho tiempo la cultura estaba esperando y es que se creara un ministerio para que la cultura tuviera presencia en el gabinete. La dualidad que había entre el Ministerio de la Cultura y el Conac tuvo sentido en un tiempo, pero ya es natural que el ministerio absorba las funciones del Conac.<br /> Entre los motivos del decreto de supresión del Conac se señala que esta institución sólo atendía 'élites locales' –Estoy en desacuerdo con eso. Se trata de una acusación política de poca monta. Es muy fácil decir hoy, cuando hay una política populista no siempre sincera sino demagógica, que el Conac era elitesco, pero ¿cómo era elitesca una institución que repartía lo poco que le daban de presupuesto entre organismos como ateneos, por ejemplo, nacidos justamente en las comunidades? ¿Cómo se puede llamar elitesca a una institución que entregaba los premios nacionales a aquél que tuviera mérito, cualquiera que fuera su posición política? Y en estos premios, junto con el gran poeta estaba el artesano.<br /> ¿Es elitesco un gran músico, un gran pintor, un gran escultor, un gran dramaturgo, un gran artesano? Sí, claro que lo son, si por élite entendemos aquellos que representan los más excelsos talentos de una comunidad.<br /> La cultura no es popular ni elitesca, la cultura es una sola. Ese empeño de dividir es absurdo y político. Lo que sucede es que la cultura tiene diversas manifestaciones y todas ellas son válidas y significativas. Un presupuesto de la cultura no puede ser sólo para una manifestación de la cultura. ¿Y las otras, las que hacen también otros venezolanos?”<br />Características de La Cultura Elitesca:<br />Este primer campo cultural, el campo de la cultura elitesca, cultivada o erudita, es a la vez el lugar desde el cual la cultura se autodefine valorativamente, diferenciadoramente. Por una parte los ideales políticos de la revolución burguesa proclaman la fectiva igualación, la confraternidad de una cultura universal, así como el mercado el juego oferta-demanda (la mano invisible) deben caracterizar las relaciones económicas. Pero de la misma manera como surge, se consolida y desarrolla una nueva explotación del hombre por el hombre, mil veces más profunda, exhaustiva feroz que las anteriores; asimismo la diferenciación cultural de una cultura privilegiada, patrimonio de la clase dominante, resurge, se consolida y reproduce, esta vez sobre la base del poder económico, más que sobre la base de la progenie aristocrática los preceptores y protegidos de la nobleza. A la cultura del " ser" cultivado, sucede entonces la cultura del tener, de la posesión del objeto cultural. La nueva cultura cultivada, la de la burguesía, que es la que se universaliza definitivamente como modelo mundial, es un conjunto de modos diseminativos de transmisión de saber y de " disfrute" estético. <br />Así pues, a la cultura elitesca corresponden los circuitos diseminativos. El papel privilegiado, diferenciador de la cultura elitesca se conservará, pues, hasta la actualidad, haciéndose simplemente cada vez más " comercial" , cada vez más penetrado por la ideología de mercado. Los públicos selectos se convierten en mercados; el mecenas es sustituido por el editor, por el marchant, por empresas que producen y distribuyen los objetivos y mensajes culturales, creando así circuitos diseminativos económicos de intercambio, entre el " creador" (artista, humanista, literato, científico, filósofo) los destinatarios, aún privilegiados, de sus mensajes . El circuito económico se hace principal, definidor de los valores estéticos y los circuitos secundarios se constituyen (como la crítica) en relación a ese intercambio de bienes, considerados como mercancías signos. <br />El circuito elitesco hace lo posible por conservar su carácter diferenciador, especialmente a través de la apropiación del original de la producción artística, literaria o humanística. Los amateurs, coleccionistas, o los públicos de las revistas, publicaciones, museos y espectáculos elitescos (teatro, cine-arte, danza, etc.) van a mantener cuidadosamente diferenciado su circuito (y su régimen de funcionamiento) de los circuitos cada vez más abundantes de tipo divulgativo o de tipo difusivo, especialmente después de la multiplicación de los medios masivos de difusión.<br />La contradicción entre el intelectual y la burguesía se dobla de un permanente conflicto entre la naturaleza " desinteresada" del producto intelectual, del mensaje artístico, de los contenidos cultivados, por una parte, y por la otra, del valor mercantil creciente de los mismos, contradicción que se complejiza por la reproductividad técnica de la obra (del mensaje) y por las consecuencias de la constitución de mercados cada vez más vastos en el nivel " divulgativo" (ediciones baratas, libros de bolsillo, afiches, reproducciones, obras en serie, etc. etc.).<br /> Acerca de las diferentes facetas de la cultura, Rodríguez, J. (2007), señala: “Observamos hoy como los portadores de esa cultura dominante, desafían, no solo el nivel del poder político, económico, sino también en su modo mismo de ser hombres, quienes reaccionan o mejor dicho responden a esa utilización que nos deshumaniza, pero que a la vez produce beneficio a un sector, porque su comercialización, su banalización y caricaturización, sustituye la libertad cultural genuina, reemplazándola por ese snobismo desordenado, narcisista, inestable, creador de símbolos totalmentecontrarios a la verdad social humana.<br /> La cultura que educa, que forma conciencia, que tiene el mensaje, esta manejada en su mayoría, religiosamente, por esta partida de Nerones y Caligulas. Una especie de vocación degenerativa se ha apoderado de la aberración para convertirla en autoridad participativa de una sociedad que se debate en la soberbia narcisista.<br /> Estamos luchando y batallando por el futuro, de nuestros hijos y nietos, construido desde el presente. Un país de todos los sueños que nos inspiraron Aquiles Nazoa, Alí Primera, Salvador de la Plaza, El Chino Valera Mora, entre otros que dieron su vida por una nación más justa y más de todos…. Donde los  principios sean parte de una dignicación de los habitantes de esta tierra y de todos los seres humanos. Florentino también es la cultura, como San Juan es parte de una religiosidad del pueblo vivo que apoya y defiende este proceso con la verdadera esencia revolucionaria. <br />Aportes:<br /> Según las últimas noticias, Caracas fue electa Capital Iberoamericana de la Cultura para el año 2011. Esto nos permite ver un cambio en el aspecto cultural de nuestro país, ya que se fortalece la llamada “revolución cultural” en Venezuela, y la cultura “elitesca” queda vetada, es decir pierde validez, siendo el pueblo el principal ente que promueve sus habilidades artísticas para abrir camino al verdadero desarrollo cultural.<br /> En palabras del nuevo ministro de la cultura, Soto, H. 2009: ‘“Es decir, que la cultura estaba prácticamente caraqueñizada, lo que hemos venido eliminando. Nos hemos propuesto descaraqueñizar la cultura.”<br /> Supuestamente, todo ha cambiado. Si como reza el lema “la cultura ahora es de todos,” deberíamos poder ver ya desmontada la jerarquización espacial del campo donde según Bourdieu los grupos hegemónicos (cuyo poder se garantiza a través del capital económico) crean discursos de capital cultural para legitimizarse a si mismo. En síntesis, en este campo la transformación que la “revolución cultural” pretende debería haber puesto fin a la soberbia capitalina y fin de la consagración de unos pocos.<br /> Según Martínez, E.(2008): “La cultura en Venezuela carece principalmente de políticas destinadas a desarrollar las diferentes manifestaciones artísticas de cada una de las localidades, lo que hace difícil la promoción y el fortalecimiento de la actividad. La infraestructura cultural esta en entropía constante, ya que a pesar de que hay una vasta cantidad de instalaciones se encuentran en total abandono y con la mayoría de sus espacios sin actividad constante.<br />¿Cómo consideras que debe orientarse el proceso de gestión cultural?<br /> La cultura elitesca no es una solución, ni solo la promoción de espectáculos de alta factura. Sabemos que muchos actores, políticos de estado tienen esa mentalidad, es por eso que llamo a todos los poderes creadores del pueblo a activarse de forma alterna para poder echar adelante las creaciones populares y las bellas artes. <br /> Como propuesta fundamental, es necesario lograr  que los colectivos y comunidades tengan la posibilidad de discutir y planificar acciones culturales. Por supuesto que se deben dar las herramientas necesarias que permitan desarrollar los proyectos.  Es necesario que el gobierno local una esfuerzos con el gobierno nacional para poder aprovechar la cuantiosa inversión del estado destinada para el área. <br />  Otro aspecto importante que debe tener una gestión cultural, es la visión del rescate del patrimonio arquitectónico. Si la ciudad tiene espacios recuperados para sus habitantes, esto repercute en la calidad de vida de los ciudadanos, por supuesto que una vez rescatados estos espacios, se debe tener una programación artística permanente, con la incorporación de los jóvenes para disminuir el ocio y permitir a la gente que tenga opciones para el consumo cultural. Para todo esto hacen falta varias cosas; voluntad y visión política de los gobernantes y el concurso de las comunidades que deben exigir mayor calidad de vida para los pobladores y la promoción y desarrollo de la cultura y las artes es una forma de dar  mayor suma de felicidad al pueblo.”<br />CONCLUSIONES<br /> La<br />El desarrollo cultural de los países, depende de las habilidades y potenciales que se den a conocer por los autores, inicialmente en su comunidad y así será divulgado el verdadero valor de las obras, en la región y posteriormente en su país. Todo ello está siendo afectado por los sectores o grupos que por fines económicos, persiguen otro fin, lejos de formar parte del verdadero folklore y cultura nacional. Lo que actualmente se denomina Cultura Elitesca. <br />REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS<br />Gonzales, J. (1996). Para Comprender la Sociología. Verbo Divino: Navarra.<br />Rodríguez, V. (2007). La descorrupcion de la cultura. Nueva Sociedad: Caracas.<br />http://maxmborge.wordpress.com/2006/09/29/cultura-de-masas/ (Umberto Eco es un filósofo, semiólogo, crítico cultural, escritor, analista de la sociedad)<br />