Plan Pastoral 2005-2009
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Plan Pastoral 2005-2009

on

  • 4,722 views

Plan Pastoral 2005-2009 de la Parroquia Jesús de la Buena Esperanza, en Dosquebras, Risaralda , Colombia.

Plan Pastoral 2005-2009 de la Parroquia Jesús de la Buena Esperanza, en Dosquebras, Risaralda , Colombia.

Statistics

Views

Total Views
4,722
Views on SlideShare
4,673
Embed Views
49

Actions

Likes
0
Downloads
38
Comments
0

6 Embeds 49

http://www.jbe.parroquia.org 20
http://jbe.parroquia.org 16
http://www.slideshare.net 9
http://servicioalemprendedor.ws 2
http://sb.site-builder.ws 1
http://philippus.trimilenio.com:2082 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment
  • Tomado literalmente de: VELA, Jesús Andrés, S.J. Planificación Pastoral: Fundamentación Teórica y Proceso de la Planificación Participativa. Bogotá: Ediciones CIV, 2003, p. 7-9.
  • Héctor Fabio 28/01/2006 Todos los seis (6) criterios han sido tomados literalente de: CONFERENCIA EPISCOPAL DE COLOMBIA. Directorio Nacional de Pastoral Parroquial. Bogotá: S.P.E.C., 1986.
  • Héctor Fabio 28/01/2006 Los objetivos específicos de este Plan corresponden a los objetivos generales de cada Ministerio.

Plan Pastoral 2005-2009 Plan Pastoral 2005-2009 Presentation Transcript

  • Parroquia Jesús de la Buena Esperanza “ No se trata de querer o de correr, sino de que Dios tenga misericordia”. Rm 9, 16
  • Plan Pastoral dic. 2005 – dic. 2009
  • Motivación
    • Planificar es una manera de conocer la realidad social (y pastoral), para transformarla, conforme a utopías sociales asumidas. En este sentido, planificar incluye tanto una teoría del conocimiento de la realidad como el análisis y transformación de la misma.
    • Si consideramos la Planificación como cultura, planificar es una manera de plantarse ante la realidad para humanizarla y hacer de este mundo una historia más justa, fraterna y libre. Guiseppe di Genaro, citando a Von Rad, piensa que el hecho de que el hombre haya sido hecho a imagen y semejanza de Dios implica que puede dominar la naturaleza con su acción creativa y libre. El hombre la debe dominar con su acción ordenadora y transformadora del mundo. Por lo tanto, el hombre es imagen de Dios en la línea creacional. Esto es, planificar la acción pastoral continúa la historia de la creación, llevando al mundo del caos al orden inteligente. Supone una manera de ver el mundo, una cosmología y antropología determinada y el enrolarse en proyectos históricos para producir un tipo de sociedad.
  • Motivación
    • La Planificación tomó fuerzas primero, en el campo tecnológico, económico y productivo. Desde los años cincuenta en adelante, empezaron las teorías sobre Planificación Social – planificar el proceso humano a nivel social -.
    • En torno al Vaticano II se afirma el concepto de la Planificación Pastoral. Esto es, planificar la acción pastoral en torno a los objetivos de la evangelización y del crecimiento de la Iglesia.
    • La Iglesia de América Latina tiene una fecunda historia de Planificación Pastoral. Ya el Papa Juan XXIII había dirigido una carta Ad dilectos Americae Latinae populos, urgiendo la necesidad de la Planificación Pastoral.
  • Motivación
    • El 15 de noviembre de 1958, once días después de su coronación, señaló la necesidad de:
    • Una visión clara de la realidad.
    • Un plan de acción realista, previsor en cuanto a los fines, racional en cuanto a los medios, aglutinador de fuerzas.
    • Entusiasta y perseverante ejecución del plan, con revisiones que lo ajusten para las nuevas situaciones.
    • Un programa a largo plazo y un Programa inmediato.
    • Con ocasión del décimo aniversario de la fundación del CELAM, Pablo VI dirige una carta a los Obispos de América Latina, animándolos a una acción planificada. En ella se insiste en tener una idea de la situación, para que la acción pastoral no resulte inadaptada o sin eficacia.
    • Nadie puede resolver sólo los problemas pastorales de conjunto. La acción pastoral, hoy, debe tener un carácter unitario; lo cual supone un acuerdo permanente sobre los criterios pastorales en un plan nacional o continental.
  • Motivación
    • La Planificación supone elecciones y sacrificios prioritarios entre las múltiples necesidades apostólicas. El plan pastoral debe establecer los criterios prioritarios para estas necesidades, que no se ciñan a mantener lo adquirido, sino a la evangelización misionera.
    • A partir de Medellín (1968) y mucho más explícitamente desde Puebla (1979), la Iglesia de América Latina entra decididamente en los procesos de Planificación Pastoral. Toda la quinta parte del documento de Puebla, plasma una teoría de Planificación Pastoral, que la Conferencia Episcopal había seguido en todas las opciones de las cuatro partes anteriores.
  • Motivación
    • CONCLUSIÓN.
    • La Tercera Conferencia Episcopal Latinoamericana reunida en Puebla, define la Planificación Pastoral como la respuesta específica, conciente e intencional a las necesidades de la Evangelización (P. 1307).
    • La Planificación Pastoral es un proceso de toma de decisiones, que debe integrar el mayor número de personas implicadas en la realización del Proyecto. Este proceso, de participación amplia y desde la base, permite una percepción más cercana y objetiva de la realidad y una búsqueda de los medios más aptos para transformarla. Pero, al transformarla, se transforman a sí mismos.
    • La Planificación Pastoral Participativa, más que una acción técnica o política, es un medio de creación y transformación de la cultura hacia proyectos históricos liberadores.
  • Situación actual: Debilidades
    • Desorganización, falta estructura organizacional de todo el proceso.
    • Falta liderazgo y claridad de lo que deben hacer las cabezas de ministerio.
    • No hay un fin común establecido, cada uno hace lo que le parece.
    • No tener ejecutores de los planes de acción.
    • Los mismos que planean, ejecutan y no evalúan. No hay evaluación permanente, se hace por murmuración.
    • No saber delegar.
    • Poca capacidad de trabajo en equipo.
    • Falta personal de tiempo completo.
    • No hay coordinación entre la acciones que se están realizando. Hay 3 instancias que tienen funciones parecidas: Min. De Acción Social, Min. de Política y la Fundación Opus Domini.
    • No se tiene la información sistematizada y organizada.
    • Hay desconocimiento de la realidad del sector.
  • Situación actual: Debilidades
    • Falta de informes de cada ministerio al Párroco.
    • No hay capacitación técnica para cada ministerio.
    • Falta material de consulta para los ministerio s .
    • Falta de recursos económicos disponibles para los ministerios de acuerdo con sus planes.
    • Las tareas que se emprenden tienen muy poca difusión.
    • Priorización de la estructura sobre las personas.
    • Inmadurez espiritual, falta de oración personal, poca fe, falta testimonio. Falta discipulado: Seguimiento personal.
    • Se recibe mucho pero se da poco: Emotividad.
    • Falta de compromiso y sentido de pertenencia en la gran mayoría de los hermanos evangelizados, cabezas y coordinadores.
  • Situación actual: Oportunidades
    • El sector tiene muchas empresas.
    • Territorio donde la Diócesis tiene mucha presencia.
    • Diócesis comprometida con el proceso.
    • Apoyo privado y oficial a propuestas bien estructuradas.
    • Tener la locación del Colegio Salesiano, el Empresarial, La Salle, el Baltasar Álvarez.
    • Tener el apoyo de las Hermanas del Buen Pastor.
    • La capilla es un Santuario que se puede promover como tal, así mismo los conventos.
    • Reconocimiento de la Diócesis.
    • La extensión territorial de la Parroquia.
  • Situación actual: Oportunidades
    • Diversidad de carismas, dones y conocimientos sin utilizar.
    • Tener contactos directos con ONG’s.
    • La t ecnología en comunicaciones (correo electrónico e internet) .
    • Experiencia en otras parroquias. (México y Salvador).
    • Colegio Empresarial con formación técnica.
    • Fundación Caritas.
    • Receptividad por parte de la comunidad no evangelizada de la parroquia.
    • La Escuela Diocesana de Teología.
  • Situación actual: Fortalezas.
    • Ubicación estratégica.
    • Equipos de logística, transporte, decoración, bodegas y audiovisuales.
    • El libro y el CD de Sor Clara.
    • Personas profesionales en diversas áreas.
    • Hay personas con capacidad de gestionar proyectos con entes privados y públicos nacionales e internacionales.
    • Hermanos capacitados en la ESPAC.
    • El equipo evangelizador.
    • El Párroco comprometido con el proceso y su continuidad en esta parroquia.
  • Situación actual: Fortalezas.
    • La gran cantidad de agentes pastorales y una gran población evangelizada.
    • La Experiencia de 8 años del proceso .
    • Plan Pastoral en marcha, incluídos los Ministerios.
    • Responsabilidad con las infraestructuras a nuestra disposición.
    • La unidad de los ministerios buscando la organización del Plan Pastoral.
    • Tres comunidades religiosas en el sector parroquial.
    • Tenemos la conformación jurídica requerida.
    • Poder de convocatoria.
    • La Fundación Opus Domini y el Movimiento Político.
    • El alimento espiritual y la formación humana integral a la comunidad evangelizada.
  • Situación actual: Amenazas.
    • Falta de credibilidad de los evangelizados con relación a las acciones emprendidas.
    • Crecimiento de las actividades e ideologías de sectas cristianas y no cristianas en el sector parroquial.
    • Mentalidad pordiosera de algunos fieles.
    • Desempleo.
    • Falta de educación y pérdida de valores.
    • Desconfianza en el manejo de dineros.
    • Cambio del Plan de Ordenamiento Territorial (POT), del municipio de Dosquebradas, desinstitucionalizando el sector de la badea por sector industrial.
  • Situación actual: Amenazas.
    • La religiosidad popular.
    • Alto grado de adicciones en el sector.
    • La influencia negativa de los medios de comunicación masivo.
    • Deserción del proceso.
    • Cambio del Equipo Evangelizador y del Párroco antes de estar marcha el Plan de Acción de Ministerios.
    • La escasa capacidad del Equipo Evangelizador para atender una quinta Evangelización.
    • Presencia de enemigos políticos.
    • Indiferencia social.
    • Mala utilización del tiempo libre.
  • MISIÓN: Anunciar el Reino de Dios, promover humanamente e inculturar los valores y los principios cristianos en la comunidad parroquial Jesús de la Buena Esperanza.
  • VISIÓN: Ser una comunidad parroquial evangelizada y evangelizadora, comprometida con las necesidades de la Iglesia de este nuevo milenio, viviendo el Proceso Diocesano de Nueva Evangelización.
  • Criterios
    • Fidelidad :
      • al mandato de Cristo,
      • a la acción del Espíritu Santo por la oración y
      • a la Palabra de Dios.
    • Eclesialidad : Es un criterio de comunión y participación; es estar en comunión con el Papa y el Magisterio, con el Obispo y con el presbiterio. Esta eclesialidad comprende:
      • responsabilidad de todos,
      • unidad de criterios,
      • vivencia de una liturgia sacramental,
      • pastoral de conjunto y
      • compromiso de formar pequeñas comunidades.
  • Criterios
    • Misionariedad : Es la permanente preocupación que tiene la Iglesia de llegar con el Evangelio a todos las personas y a todos los lugares. La misionariedad implica:
      • que se tenga gran ardor apostólico y santidad de vida (cf. SD 28),
      • que el anuncio sea para todos, con preferencia para los alejados,
      • que los evangelizados sean evangelizadores y
      • que se viva en estado de misión permanente.
    • Ministerialidad : El Espíritu Santo suscita en su Iglesia diversidad de ministerios y carismas para el bien espiritual de la misma comunidad (cf. 1 Co 12). Esto implica de una parte discernimiento (cf. ChL 19) y apoyo a los dones y carismas del Espíritu en la comunidad para ponerlos al servicio de todo el pueblo de Dios, y de otra comprometer el mayor número posible de laicos (SD 101).
  • Criterios
    • Actividad perseverante : Es el acompañamiento dinámico que requiere este Proceso. Se debe tener un ritmo paciente y sostenido en el camino de la conversión, acompañando y animando constantemente a los agentes, para que se sientan estimulados desde la fe en aquellos momentos en que surja el desaliento (cf. Gál 6, 9-10; 2 Tes 3, 15-17).
    • Para llevar a cabo este proceso es necesario arriesgarlo todo, aunque los obstáculos sean tan grandes como en las comunidades primitivas, tenemos la confianza puesta en el Señor quien nos dice, como a sus apóstoles, “no temáis” (Mt 28, 10; cf. Juan Pablo II, Cruzando el umbral de la esperanza , Ed. Norma, p. 223).
    • Esta perseverancia acoge y respeta los valores presentes en la religiosidad popular para dirigirla hacia la conversión (SD 240).
  • Criterios
    • Responsabilidad : Es la necesidad de que todos, a nivel diocesano y a nivel parroquial, asumamos la tarea ineludible de hacer llegar el Evangelio a todos los ámbitos vitales del hombre (familia, colegio, fábrica, vereda, el deporte...). La responsabilidad lleva a favorecer entre los agentes de pastoral relaciones vivas, directas y comunitarias en el proceso de fe (cf. Ef 6, 17).
    • Creatividad : El Prodine, bajo la acción del Espíritu Santo, debe “emplear la imaginación para que, de manera pedagógica y convincente el Evangelio llegue a todos” (SD 29). Debemos ser audaces y recursivos para utilizar los medios que la técnica y la ciencia nos proporcionan en una cultura dominada por la imagen (cf. Idem).
    • Integralidad : Dar todo a todos de una manera encarnada, es decir, cumplir completamente el encargo dejado por el Maestro a la comunidad eclesial (Mt 28, 19-20). Esto supone el respeto por la totalidad del mensaje y de la persona, o sea, tener cuidado de no mutilar el Evangelio imponiéndolo a las gentes desde intereses particulares descuidando la salvación integral del hombre.
  • Organigrama PÁRROCO Consejo Parroquial Despacho Parroquial y otros empleados Consejo de Asuntos económicos ANUNCIO DEL REINO: Evangelización, Catequesis, Comunidades, Liturgia, E.F.B.F. PROMOCIÓN HUMANA: Familia, Salud, Acción Social, Rehabilitación, Aseo INCULTURACIÓN DE VALORES CRISTIANOS: Jóvenes, Medios de Comunicación, Política, Alabanza y Adoración, Música Fundación Opus Domini SECTORES
  • Objetivos específicos
    • Llevar a todos los feligreses del territorio parroquial, el mensaje de Salvación a través del Proceso de Nueva Evangelización.
    • Fomentar, direccionar y organizar teórica y prácticamente la Vida Litúrgica de la Parroquia.
    • Buscar a Cristo para que se realice en la familia actual los designios del Dios creador.
    • Acompañar y formar humana y espiritualmente a todos los jóvenes del sector parroquial, inculturando los valores cristianos en ellos.
  • Objetivos específicos
    • Llegar a aquellas personas necesitadas en situación de enfermedad, soledad y pobreza, para hacerles sentir la presencia de Nuestro Señor Jesucristo vivo, auténtico y resucitado, dentro de su entorno familiar, comunitario y social, por medio de los agentes de la pastoral de salud, anunciando el Reino de Dios.
    • Ayudar a que todos y cada uno de los miembros del Pueblo de Dios presentes en nuestra Parroquia, vivan este proceso simultáneamente en tres niveles de experiencia comunitaria, diferentes pero complementarios:
    • Comunidad global : Parroquia – Diócesis.
    • Pequeña Comunidad : Sectores, casas de reunión, comunidad y ministerios.
    • Familia : Llamadas a ser Iglesias domésticas.
  • Objetivos específicos
    • Conocer, hacer seguimiento y fortalecer las familias de todos los sectores de la Parroquia Jesús de la Buena Esperanza de una manera programada y organizada, aplicando con fidelidad lo que contempla el Plan Pastoral de la Diócesis.
    • Infundir y suscitar en los niños y en los jóvenes la verdadera fe cristiana y de manera elemental entrar en los misterios de la fe buscando en los catequizandos un compromiso exterior y una transformación de sus vidas.
  • Situación de no aplicar este Plan.
    • IMPROVISACIÓN : Pastoral basada en la intuición, en la corazonada, o en el gusto del Pastor (o del Cabeza de Ministerio), sin análisis de reflexión seria, ni organización elemental que permita hacer una Pastoral con un proceso continuo de acompañamiento, de cuidado, de amor, de alcanzar metas precisas y no como conjunto de eventos ocasionales y desconectados entre sí.
    • CENTRALISMO: Concentra las decisiones y las responsabilidades en manos de una persona o de unas cuantas. Se elimina a los otros como protagonista de la obra común, quedando como simples espectadores pasivos y sumisos. El centralismo impide el crecimiento y la maduración de las personas, no son colaboradores sino simples objetivos manejables y en consecuencia no hay promoción, educación, ni se propicia la madurez cristiana en las comunidades.
    • La persona o personas que ejercen el control no confían en las capacidades ajenas, lo deciden todo sin consultar a nadie, se convierten en caciques religiosos , en ocasiones con prepotencia, autoritarismo, arrogancia de parte de los pastores a los laicos. Pasividad, temor, sometimiento de los laicos hacia los pastores.
  • Situación de no aplicar este Plan.
    • INDIVIDUALISMO : Conciencia del propio valor personal, sobre estima de uno mismo, fincado en la sub-estima de los otros, sin interrelación, ni interdependencia, no se promueve, educa o se propicia la madurez cristiana de los demás, sin considerar que la vida llega a plenitud en la convivencia y en la participación que nos vincula y acerca para realizar proyectos comunes.
    • DISPERSIÓN : En todos sus aspectos, derroche de recursos, los medios, el tiempo, el dinero y el personal que se dispone en un trabajo. Al desconocer las necesidades y urgencias prioritarias aparece la dispersión, no se sabe lo que se quiere ni a donde hay que llegar, caminamos sin dirección ; se invierten y gastan recursos sin fijarse objetivos.
    • Al no haber un proyecto que unifique las acciones siempre se está comenzando y nunca se llega a ninguna parte, perdemos de vista lo que es verdaderamente esencial y muchas veces nos quedamos en lo secundario. No existen prioridades bien pensadas; se destinan recursos a actividades o a proyectos francamente secundarios o inútiles; construcciones, burocracia, eventos religiosos sin continuidad, etc.
    • No existe análisis y discernimiento para usar los recursos donde pueden tener mayor alcance de promoción a las personas y generalmente nunca se tienen ingresos para pagar a los laicos un curso de formación.
  • Situación de no aplicar este Plan.
    • DISCONTINUIDAD : Se vive la Pastoral como si esta comenzara cuando cada nuevo Párroco (o Cabeza de Ministerio) llega, sin conexión, ni continuidad, negándose a reconocer la obra de los predecesores, consideran una humillación apoyarse en lo que otros hicieron. Hay quien disfruta en sepultar hasta el nombre de los que vinieron antes. “No es normal que lo que era válido ayer con el Párroco anterior, a partir de hoy con un nuevo Párroco ya no tenga validez”. No es posible que calle de por medio lo que es aceptable y valioso en una parroquia, en la parroquia vecina no tenga ningún valor. El pueblo de Dios no puede ser conejillo de indias, como campo de experimentación del pastor (o cabeza de ministerio) de turno. No se puede aceptar que cada quien haga lo que quiera o lo que pueda sin tener exigencias objetivas para el cumplimiento de la misión y de la pastoral en cada parroquia.
    • PARALELISMO : Cada uno va con su propio proyecto, su idea, su movimiento, su método, su capilla, etc. El paralelismo es la incapacidad de mirar alrededor de nosotros para tender puentes que nos acerquen y nos integren con lazos solidarios. Es el egoísmo que destruye la generosidad del corazón. Enemigo mortal de la comunión pastoral es este paralelismo egoísta y perverso.
    • Si los grupos y movimientos no ejercen ministerios auténticos a favor no solo de ellos mismos, sino de la gran comunidad eclesial, lo más seguro es que la dividirán y le estorbarán.
  • Situación de no aplicar este Plan.
    • COMPETENCIA : Querer sobresalir por encima de los demás, no importa tener que eliminar, desplazar, excluir o aplastar al compañero de trabajo; evitar a toda costa que nos dejen en segundo plano. Actitud enfermiza que nos lleva a ver como enemigos o rivales a todos los demás que participan en la parroquia, pensamos que cualquier cosa que realicen va a opacar nuestro prestigio, nuestro trabajo y tratamos de captar la atención del pastor solo para nosotros.
    • Esta competencia va aunada al paralelismo en donde cada grupo tiene un proyecto propio y lo defiende por encima de todo lo demás como si fuera lo único en la Iglesia. Realizamos ese acciones pastorales sin relación a Dios solo como una cuestión de prestigio, de poder, de competencia o de ambición económica. Tal vez aquí reside una de las causas más graves por las cuales la Iglesia se encuentra estancada.
    • Las personas temen perder el control de ciertas cosas, actúan como franco tiradores; situación lamentable porque destruye la Iglesia del Señor. Lo comentaba San Pablo lamentándose tristemente: “Me han informado que hay rivalidades entre ustedes ….. Y eso despedaza el cuerpo de Cristo” (1 Co 1, 11-13).
  • Bibliografía
    • CONFERENCIA EPISCOPAL DE COLOMBIA. Directorio Nacional de Pastoral Parroquial. Bogotá: S.P.E.C., 1986.
    • CONGRESO INTERNACIONAL DEL SINE. Conferencia: Desafíos a enfrentar en la Misión y Pastoral Parroquial. Conferencia 1. Querétaro, México, 2005.
    • DIÓCESIS DE PEREIRA. Proceso Diocesano de Nueva Evangelización: Plan Pastoral 1996 – 2005. Pereira.
    • PÉREZ Q., Ángela Marleny. Curso: Planeación, Programación y Control de Operaciones Administrativas. Santiago de Cali: Universidad del Valle, 1999.
    • PÉREZ Q., Ángela Marleny. Curso: Organización, Normalización y Racionalización del Trabajo Administrativo. Santiago de Cali: Universidad del Valle, 1999.
    • VELA, Jesús Andrés, S.J. Planificación Pastoral: Fundamentación Teórica y Proceso de la Planificación Participativa. Bogotá: Ediciones CIV, 2003, p. 7-9.