Your SlideShare is downloading. ×
0
7
7
7
7
7
7
7
7
7
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

7

599

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
599
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Séptimo Mandamiento: "NO ROBAR" Padre Marcelo Rivas Sánchez
  • 2. Mucho cuidado … <ul><li>Pues se dice que todos roban y quien no roba es un tonto. Es muy común escuchar: “Yo lo que quiero es que me coloquen donde haya, lo demás lo hago yo” </li></ul><ul><li>La actualidad influye de manera negativa y hasta hace natural el robo. La gran mayoría va a los abastos, negocios y destapa bolsas de caramelos o toma frutas del dispensador. Son muchos los trabajadores que se traen utensilios y objetos de las empresas. Otros cuantos nunca devuelven lo encontrado sabiendo que pertenece a determinada persona. </li></ul>
  • 3. Aclaremos <ul><li>Robar es tomar o retener una cosa ajena, contra la voluntad razonable del dueño. </li></ul><ul><li>Desde luego, quien se halla en situación de necesidad extrema tiene derecho a tomar de la riqueza ajena lo necesario para sí (Concilio Vaticano II, Gaudium et Spes, 69; Catecismo, 2408). Por eso cuidado a la hora de sentenciar. Una cosa es ser ladrón por necedad que por necesidad. </li></ul>
  • 4. Causas … <ul><li>Desde niño todo se le permitió. Jamás se le castigó. </li></ul><ul><li>Se le enseñó a engañar siempre. Los malos ejemplos de sus padres y familiares lo llevaron a esa forma de vida. </li></ul><ul><li>Empezó a ver que los demás lo hacían y él también lo podía hacer. Imitación. </li></ul><ul><li>Observó que la justicia era cómplice de los ladrones de cuello blanco. Sin castigo. </li></ul><ul><li>Encontró quien le comprara lo robado. </li></ul>
  • 5. ¿Qué hacer? <ul><li>La Familia es la primera escuela. Viva honradamente. Enseñe que robar, no solamente es malo, sino que va contra la vida misma. </li></ul><ul><li>No permita nunca que su hijo tenga algo que usted no le ha comprado. Investigue de inmediato. Haga que lo regrese y pida disculpas. </li></ul><ul><li>No acepte complacencias frente al que roba. No sea cómplice. </li></ul><ul><li>El que roba y se le permite terminará robándole también a usted. </li></ul><ul><li>El robo comienza con las mentiras. Si nos </li></ul><ul><li>las detiene a tiempo será sujeto de este mal. </li></ul>
  • 6. Anécdota A una tienda de regalos llegó una pareja hizo algunas compras y al ir a pagar la cajera le entregó más dinero de lo normal. Caminaron unas cuadras y al contar el vuelto descubren el error. Entonces deciden regresar a devolverlo. Al llegar la cajera les agradece y de inmediato llega el Gerente con un regalo y les invita a dar el testimonio a través de un video para que sirva de ejemplo a todos. El Señor llama aparte al gerente y le comunica que lo haría de todo corazón, pero que hay un problema. Soy casado y la mujer que me acompaña no es mi esposa. <ul><li>El peligro que se corre es que los mismos gobiernos, en sus personeros, caigan en la corrupción y se conviertan en grandes maestros. </li></ul><ul><li>Lo Leí en una pared de la ciudad: </li></ul><ul><li>“ No robe: al Gobierno no le gusta la competencia” </li></ul>
  • 7. Resumen <ul><li>El robo, en efecto, al igual que la mentira, siempre termina descubriéndose, y el despojado de lo suyo no descansa hasta castigar al ladrón. </li></ul><ul><li>“ Lo robado no luce” </li></ul><ul><li>Todo ladrón termina robándose a sí mismo. Se roba la paz y la libertad. </li></ul>
  • 8. Oración <ul><li>Señor Dios, sabemos que perdonaste al buen ladrón, pero no quiero ser ni malo ni buen ladrón. </li></ul><ul><li>Ayúdame a vivir en la gracia de la honradez para que, en pasado o presente, la conciencia y la mirada sean limpias y dignas de tu santa bendición. </li></ul><ul><li>Amén </li></ul>
  • 9.  

×