• Save
Día 4: La soledad no es cielo ni infierno -Ensayo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Día 4: La soledad no es cielo ni infierno -Ensayo

on

  • 692 views

La soledad es más qué la falta de compañía, significado de diccionario. Esta palabra está vestidade ausencia, de silencio, de añoranza. Es hija del Cielo y del Seól. Ella nos toma frágiles ...

La soledad es más qué la falta de compañía, significado de diccionario. Esta palabra está vestidade ausencia, de silencio, de añoranza. Es hija del Cielo y del Seól. Ella nos toma frágiles delvientre y nos acompaña por el camino intermedio que es la vida, hasta entregarnos inermes en losbrazos de la muerte, allá en el vientre de la tierra, es hermana del desierto seco y árido; sopla alcorazón y vierte un susurro solano de tristeza en el alma del que perdió los abrazos, los besos, esolabios y los amigos y los amores. Con delicadeza frota la cabeza del que tiene el corazón partidode desamor y le seca las lágrimas y le trae recuerdos y lo hace sufrir. Ella es concubina deltalento y se encuentra para amarse con él en la mente de los hombres y mujeres pacientes, lucidosy dedicados, donde da a luz ciencia y arte. Podemos transformar la soledad en momentos dereflexión, para conocernos profundamente y encontrarnos a nosotros mismos con nuestra propia yreal identidad.

Statistics

Views

Total Views
692
Views on SlideShare
692
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Día 4: La soledad no es cielo ni infierno -Ensayo Día 4: La soledad no es cielo ni infierno -Ensayo Document Transcript

  • LA SOLEDAD NO ES CIELO NI INFIERNO ES UN SUCULENTO LIMBO POÉTICO Por Harvey Camelo, Ay veces que mi alma baila tangos con la soledad y yo necesito de tu amor (...) Mago de Oz – Pensando en TiLa soledad es más qué la falta de compañía, significado de diccionario. Esta palabra está vestidade ausencia, de silencio, de añoranza. Es hija del Cielo y del Seól. Ella nos toma frágiles delvientre y nos acompaña por el camino intermedio que es la vida, hasta entregarnos inermes en losbrazos de la muerte, allá en el vientre de la tierra, es hermana del desierto seco y árido; sopla alcorazón y vierte un susurro solano de tristeza en el alma del que perdió los abrazos, los besos, esolabios y los amigos y los amores. Con delicadeza frota la cabeza del que tiene el corazón partidode desamor y le seca las lágrimas y le trae recuerdos y lo hace sufrir. Ella es concubina deltalento y se encuentra para amarse con él en la mente de los hombres y mujeres pacientes, lucidosy dedicados, donde da a luz ciencia y arte. Podemos transformar la soledad en momentos dereflexión, para conocernos profundamente y encontrarnos a nosotros mismos con nuestra propia yreal identidad. Es necesario confrontar nuestros miedos y hablar con ellos, es necesario optar porla soledad; entregarnos a ella gradualmente y no esperar a que ella se nos imponga.La soledad es inherente al ser humano. Puede construir las vidas y también deshacerlas. Así comoes desierto, también puede con destreza y paciencia convertirse en lugar de creación, en unfructífero paraje literario, poético y científico. Por que “la conversación enriquece la compresión,pero la soledad es la escuela del genio” dice Edward Gibbon, para explicar que sin soledad nohay genios, por que es en el regazo solitario de la quietud del pensamiento y la reflexión donde el
  • mar del conocimiento se nos habré para navegar por él y sumergirnos en busca del don secreto,de la fórmula, de la rima y del verso perfecto. “Rema en tu propio barco” nos aconseja el poetagriego Eurípides. Rema en tu soledad.En cada palabra está contenido un inmenso poder, acompañada de toda la contundencia delsonido y de la historia, así como de un particular olor. Eso sí que lo saben los poetas. Laspalabras no son solo letras con determinada función gramatical, sino que en sí mismas son unbasto mundo; las letras son solo el rostro límpido de un ser mental que se ha incrustado con elpaso de los años en nuestro pensamiento y en nuestra alma, que “excede el significado frió ysimple de los diccionarios, por que las palabras no solo significan, también evocan”; una palabray más la soledad contiene en sí distintos significados, pues ninguna soledad es igual, determinaday predecible, cada quien la llena (la vive) de acuerdo a su experiencia1.Los psicólogos (que se ufanan de saber y resolver todo lo referente a la psiquis humana, aexcepción de la propia) consideran que alguien está solo, cuando no mantienen comunicación conotras personas o sienten que sus relaciones sociales no son satisfactorias. Y dicen, que la soledadposee las siguientes características: que es el resultado de relaciones socialmente deficientes,constituye una experiencia subjetiva ya que uno puede estar solo sin sentirse solo o sentirse solocuando se halla en grupo. Resulta (para algunos) desagradable y puede llegar a generar angustia2.Pero la soledad, es para el poeta un continuo purgatorio, con licencia momentánea y esporádica alcielo o al infierno, a la paz o al conflicto, a la luz o a las tinieblas, al amor o al desamor cuandono al odio, a la mente serena o a un remolino de pensamientos, a la alegría eufórica o la másíntima tristeza. A la vida o a la muerte. Todos sentimientos íntimos y personales, clandestinos delsolitario.1 GRIJELMO, Alex. La Seducción de las Palabras; Editorial Taurus, España. 2000.2 Extracto del periódico Virtual La Opinión. www.laopinion.com/sociales y de la revista Ger, www. canalsocial. com
  • La soledad, puede llevar a estados “psicopatológicos”3 como la depresión y el suicidio; esteultimo un tentativo naufragio al que han cedido muchos solitarios como el celebre poetacartagenero Raúl Gómez Jattin quien escribió, “la poesía es la única compañera / acostúmbrate asus chuchillos / que es la única”. Podríamos suprimir la palabra poesía y en su lugar colocar“soledad” y este verso conservaría todo el sentido nostálgico, agónico y resignado ante lapresencia de ese “ser” que nos habita, la soledad, que incubó la poesía en la mente de Jattin. Unapoesía-solitaria, aunque estaríamos ante una rampante pero bella redundancia, cédanme laindulgencia los pulcros seudosabios de las letras (¡Si, usted!).Gérard de Nerval (1808-1855) poeta parisino de la (de)generación de los poetas malditos, secuelga en París , José Asunción Silva (1865-1896) de un disparó en el corazón, Emilio Salgari(1894-1930) italiano, con el método del harakiri, Floreaba Espanca (1894-1930) se suicida el díaen que cumplía treinta y seis años, Horacio Quiroga escritor Uruguayo (1878-1937) se suicida enArgentina, Leopoldo Lugones (1974-1938) nacido en la provincia de Córdoba- Argentina, SylviaPlath (1932-1963) poetisa estadounidense, José Maria Arguides (1911-1969) novelista, traductory difusor de la literatura quechua. Andrés Caicedo, Joven Caleño autopredestinado a la soledad.Los demás, los que han soportado la soledad solo viven “los días que uno tras otro, son la vida”como lo dice Aurelio Arturo.La soledad “es la ausencia del otro, si uno se descuida es la ausencia de uno mismo”, afirmaÁngel Gabilundo; “La soledad es también la fortaleza del aislamiento en la que el hombreproduce un diálogo consigo mismo. Por eso creo, que no podemos vivir sin ella y tampocoquejarnos de su presencia” expresa por su parte Buber. Es pues, la soledad un buen lugar paravisitar pero no para quedarse. Es una casa en la cual el solitario no puede encerrase, pues ellamisma lo consumirá y lo lanzara seducido al abismo del suicidio, del infierno.3 Rimbombante palabra que significa simplemente locura o demencia.
  • La soledad es exaltada desde los clásicos, en la filosofía antigua una máxima dice “el sabio sebasta así mismo”, los presocráticos y hasta los estoicos y también la espiritualidad cristiana. DiceSan Agustín “Dios se deja ver en la soledad”, y en la Biblia “llevaré al hombre a la soledad(desierto) y allí le hablaré”. La soledad, se encuentra de manera recurrente en todas las áreas delas ciencias y las artes, en la música, en la cultura, en la filosofía, en la religión y en la literatura."Una mañana, Gregorio Samsa, tras una noche de un sueño intranquilo, se despertó en su camaconvertido en un monstruoso insecto", inicio de “Metamorfosis” del emblemático escritor de lasoledad y la miseria humana Franz Kafka. Un periodista nos recuerda la respuesta de Kafka antela soledad:--¿Tan solo está usted como Gregorio Samsa?– le pregunté.Kafka rió y dijo:--Es mucho peor. Estoy solo… como Franz Kafka.4Es que la soledad es un espacio, propio y personal. Es así como “ella” nos lleva más allá denosotros llevarla a ella. Simplemente somos uno. Poetas o no, cada quien guarda su soledad.Unos le teme, otros la aman, los poetas ambas, la aborrecen y la necesitan, la repudian pero labuscan entrañablemente y la aman.Simplemente:Hola SoledadBienvenida, vieja amiga, te creí ausente y aquí estabas4 Gustav Lanouch citado por Marthe Robert en “Franz Kafka o la Soledad” Fondo de Cultura Económica. 1982
  • escondida, confundida conmigo;bienvenida, ahora que te veo, bienvenida a tu más propia casa,el latido de mi sangre,a ti te acojo en el tiempo largo del poema, en el suave sueño,en el hormigueo de mi mano izquierda,báñate conmigo, una ducha caliente que golpe las espalda,-ah, desnudos sí que tú y yo somos uno solo-,préstame una de tus camisas blancas de algodón,ven, tomemos café, sin azúcar: así lo bebo solo contigo,amiga ladilla, sombra,y fumemos viendo el cambio de color de la montaña,fúndete conmigo para que pueda mirar cómo amanece,ven cántame una canción, aguántame la risa de gozarte hastael tuétano, generosa mía,llévame así, apacible, a este o aquel libro, deja que te lea envoz alta y dime si te aburres,vuélvete música, almohada; convierte, maga, tu ausencia enhumo, en el umbral de las visiones,liba conmigo la euforia santa del silencio,alucina, muchacha de mi vida, y cuenta tu cuento mientras yo,torpe, tomo dictado:tacha siempre toda espera o esperanza,que no se sienta el tiempo,y baila conmigo la danza de la sonrisa en el ojo de la mentehasta caer, inseparablemente juntos fulminados5.5 JARAMILLO, Agudelo Darío. Libros de Poemas. Tierra Firme. 2003