Your SlideShare is downloading. ×
LA ESCUELA CUBANA DE ALFABETIZACIÓN Y  EDUCACIÓN BÁSICA DE PERSONAS JÓVENES Y ADULTAS   1961–20122
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

LA ESCUELA CUBANA DE ALFABETIZACIÓN Y EDUCACIÓN BÁSICA DE PERSONAS JÓVENES Y ADULTAS 1961–20122

138
views

Published on

Pedagogía 2013 …

Pedagogía 2013

Autores
Dr. C. Nora Isaac Díaz
Dr. C José del Real
Dr. C Mercedes Zamora Collazo
Dr. C. Jaime Canfux Gutiérrez
MSc María Dolores Abad Cabrera
Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño

Lic. María Josefa Pérez Villa
Directora de la Educación de Adultos - MINED

Published in: Education

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
138
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. LA ESCUELA CUBANA DE ALFABETIZACIÓN Y EDUCACIÓN BÁSICA DE PERSONAS JÓVENES Y ADULTAS 1961–20122 Pedagogía 2013 Curso 13 Autores Dr. C. Nora Isaac Díaz Dr. C José del Real Dr. C Mercedes Zamora Collazo Dr. C. Jaime Canfux Gutiérrez MSc María Dolores Abad Cabrera Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño Lic. María Josefa Pérez Villa Directora de la Educación de Adultos - MINED
  • 2. ii Edición: Dr. Cs. Gilberto García Batista Corrección: Lic. José Luis Leyva Labrada © sobre la presente edición, sello editor Educación Cubana. Ministerio de Educación, 2012. ISBN 978-959-18-0868- 4 Sello Editor EDUCACIÓN CUBANA Dirección de Ciencia y Técnica Avenida 3ra # 1408 esquina a 16. Miramar, Playa. La Habana. Cuba. Teléfono: (53-7) 202-2259
  • 3. iii Índice Aspectos fundamentales para la concepción teórico-metodológica de la Educación de Jóvenes y Adultos / 1 Una propuesta de cómo abordar los procesos de aprendizaje en la Educación De Jóvenes Y Adultos / 3 Aprendizaje Y Didáctica En La Educación De Adultos / 4 Una concepción pedagógica para la asignatura geografía en el programa de educación básica elemental ―Yo, Sí Puedo Seguir‖ / 10 Las Dimensiones e Indicadores Del Proceso De Diagnóstico De La Alfabetización De Personas Jóvenes Y Adultas / 17 Consideraciones acerca Del Diseño Curricular En La Alfabetización Y La Educación De Personas Jóvenes Y Adultas / 21 Desarrollo Curricular. Objetivos y Alcance / 24 Concepciones teóricas sobre el sistema de talleres para el perfeccionamiento del desempeño profesional pedagógico de los docentes en la educación de Adultos / 28 Retos y perspectivas de la Educación De Jóvenes Y Adultos En Cuba / 35
  • 4. iv
  • 5. v RESUMEN En el presente curso se sistematiza la concepción pedagógica y didáctica de la escuela cubana de alfabetización y educación básica de personas jóvenes y adultas. Se abordan los principales hitos desde 1961 hasta el 20122 y se analizan las concepciones teóricas sobre el sistema de talleres para el perfeccionamiento del desempeño profesional pedagógico de los docentes en la educación de adultos, así como las recomendaciones prácticas.
  • 6. 1 ASPECTOS FUNDAMENTALES PARA LA CONCEPCIÓN TEÓRICO-METODOLÓGICA DE LA EDUCACIÓN DE JÓVENES Y ADULTOS ―Estamos en un momento de inflexión histórica; vivimos un presente marcado más por el cambio que por la estabilidad y nos abrimos a un futuro que trastoca muy fundamentalmente nuestras maneras de hacer e interpretar la educación. La educación latinoamericana y la educación de adultos, en forma particular, vive un momento de profunda refundación. Toda situación de cambio conlleva nostalgia por lo que se va e inseguridad por lo que viene. Sin embargo puede ser vista también como una enorme oportunidad de abrir nuevos cauces de acción y mejores posibilidades de vida y felicidad.‖ García Huidobro: 1994, 15 Décadas tras décadas ha existido un análisis sustancioso sobre la problemática de la Educación de Jóvenes y Adultos, pero lo cierto es que producto de la desatención gubernamental continua la dramática situación de más de 800 millones de personas que no saben leer ni escribir y posiblemente el doble que no alcanzan la educación básica. El dramatismo mayor se encuentra en la falta de escuelas para niñas y niños y aun los que logran poner sus pies en una escuela no logran rebasar la educación básica. Estas realidades quedan plasmadas en documentos declaratorios y concepciones muy bien fundamentadas pero en la práctica no hay una toma de conciencia de cómo eliminar tales males sociales sustentados por economías que responden a intereses foráneos o a grupos minoritarios nacionales que no tienen preocupación alguna porque la educación llegue a los pueblos. La Educación de Adultos se ha ido desarrollando por medio de diferentes modalidades y alternativas de acuerdo con las características de los usuarios y del contexto político, económico y social donde están inmersos, aunque el desarrollo de la ciencia y la técnica y los problemas económicos existentes en el ámbito internacional obligan a que esta educación debe contribuir al conocimiento de un mundo que rebasa el marco individual y comunitario. La Educación de Adultos ha vivido un proceso que va desde las concepciones más individualistas y elitistas, pasando por un proceso que toma el desarrollo económico social comunitario como base para la motivación y funcionalidad de la misma y termina por reconocer que en este campo de la educación se requiere de una dimensión política y global integradora para cumplir su misión. De igual forma se reconoce su influencia en la formación integral y multilateral de las personas. Por la heterogeneidad y complejidad de los grupos sociales y sus diversos contextos, como ya se ha comentado, se hace necesario ir a la búsqueda de una gestión pedagógica alternativa y flexible, que contribuya a una preparación adecuada de las personas para que puedan afrontar los problemas individuales y sociales. La vida moderna exige cada vez más personas con convicciones, criterios propios y con la capacidad de reaccionar de forma independiente. Se precisa educar o reeducar a jóvenes y adultos para la autogestión y el
  • 7. 2 auto didactismo. Se precisa además de aprovechar el saber popular y tener conocimientos científicos. Cuando se habla de búsqueda no se trata de partir de cero, existen innumerables experiencias que aún no han sido sistematizadas; algunas han tenido resultados positivos, otras se han desarrollado con deficiencias y concepciones erradas y otras realmente han resultado un verdadero fracaso. Pero, hemos evaluado con exactitud ¿Cuáles han sido las causas de los éxitos, de los errores y fracasos? Conviene también indagar qué pasa en el campo de la investigación de la Educación de Jóvenes y Adultos (EDJA) En la aspiración de cómo concebir una pedagogía de adultos es imprescindible para educadores y participantes de la educación de jóvenes y adultos en general, armarse de una metodología en la que precisamente esté al centro la relación facilitador-participante en su contexto social, como proceso educacional con las relaciones políticas económicas y sociales que dicho proceso implica. Las estructuras de dirección que se adopten para atender la Educación de Jóvenes y Adultos existen porque existe la relación facilitador-alumno o participante. De no existir esta relación cualquiera que sean las alternativas y modalidades de estudio, no existirían departamentos de estadísticas, de financiamiento, de atención metodológica, de divulgación y propaganda y de evaluación. Al entrar en los procesos que intervienen en la relación fundamental facilitador –participante debe tenerse en cuenta que muchos llamados ―especialistas o expertos de educación de adultos‖ solo repiten concepciones de otros tipos de enseñanzas o extrapolan teorías o corrientes pedagógicas que nada tienen en común con las realidades de la Educación de Jóvenes y Adultos. No se trata de recitar los mismos fundamentos en cuanto a planificación, diseño curricular, evaluación, formador de formadores, trabajo comunitario etc., aprendidas en universidades o cursos especializados sin considerar las características de los contextos y de los participantes. Tampoco se trata de ―vender‖ teorías que existen sin una aplicación práctica, ni haber obtenido resultados. Se trata de construir una pedagogía de base activa-reflexiva que reconozca la problemática del personal joven y adulto, por eso, es indiscutible la necesidad de encontrar los instrumentos metodológicos que permitan identificar cómo debe armarse el planeamiento de la Educación de Jóvenes y Adultos; sobre qué bases y características psicopedagógicas se va a diseñar el currículo, cómo se puede concebir una evaluación para los participantes en el proceso de formación. No es posible una relación eficiente facilitador- alumno sin conocer con quienes se está tratando, cuáles son sus características y sus relaciones sociales, en qué grupo de edades se encuentran. Si se reconoce que el primer aspecto a considerar en el aprendizaje es el de saber ser, hay que contribuir a que el sujeto en formación se identifique a sí mismo, reconociendo sus capacidades y déficit para desarrollar el proceso de aprendizaje. De igual
  • 8. 3 forma es necesario conocer con qué tipo de facilitador se desarrolla el proceso, cuáles son sus posibilidades y realidades Otro aspecto importante es el gnoseológico, ¿cómo se produce la relación sujeto cognoscente y el objeto de su conocimiento en el joven y en el adulto? Todavía más, ¿cómo se produce esa relación en una comunidad indígena o una comunidad urbana? ¿Cómo se cumple la teoría del conocimiento en la relación del objeto cognoscente en los jóvenes y adultos? Lo mismo sucede con la forma en que se sistematiza y generaliza el conocimiento. Es indiscutible que los procesos para el desarrollo del pensamiento lógico de los adultos no pueden ser igual que en el niño o en el adolescente. Una propuesta de cómo abordar los procesos de aprendizaje en la Educación de Jóvenes y Adultos Al analizar los espacios, contenidos y participantes en la alfabetización y la educación de adultos en general hay que tener en cuenta el campo tan amplio donde se desarrolla a través de programas formales, no formales o informales. La gran diversidad de contenidos, participantes y contextos obliga a que los procesos de gestión educacional se proyecten con flexibilidad en la concepción del planeamiento, el currículo, la base material de estudio, la evaluación y en la búsqueda de vías y modalidades de estudio que den respuesta de forma objetiva a cada caso. Estrechamente vinculado a todo lo anterior y a partir de aquí, se necesita una actuación flexible en cuanto al tratamiento metodológico para el desarrollo del proceso de aprendizaje. Pocas veces, y sobre todo en los ministerios de educación, se trabaja con la conciencia de que si existe un aparato de dirección para atender la alfabetización educación de jóvenes y adultos es porque existen mujeres y hombres con características específicas que requieren de esta atención, y el no reconocimiento a esta verdad, hace que los currículos, planes de estudio y programas se consideren documentos administrativos que debe por ley cumplirse pero generalmente se encuentran lejos de la realidad de los necesitados. Lo primero a tener en cuenta en cualquier proyecto o programa de alfabetización o de otro tipo de curso de la educación de adultos, es conocer las características de las personas a las cuales será dirigido, así como dónde y cómo se desarrollará el programa. De lo contrario los financiamientos siempre estarán más cargados a otros aspectos de estructura administrativas y no a los beneficiarios directamente que es para quienes deben estar dirigidos todos los esfuerzos. El tema se va a tratar, analiza los aspectos más vinculados a las personas beneficiarias y al cómo proceder para una educación de adultos más motivadora, interesante y con la calidad requerida. ¿Por qué existe baja retención de los participantes en los estudios? En el trabajo de terreno realizado por el autor en diferentes países al aplicar los diagnósticos y en entrevistas directas a especialistas y a expertos, el primer problema que
  • 9. 4 se plantea en la educación de jóvenes y adultos es el de la baja retención. La retención se considera en tres aspectos fundamentales: la asistencia a las sesiones de trabajo; la retención de los aprendizajes, lo que implica la calidad en los procesos educativos y finalmente la permanencia en el estudio para alcanzar niveles superiores. Importancia de la personalidad en los procesos de aprendizaje Si se quiere hablar de formación de jóvenes y adultos se tendrá que profundizar más en la personalidad que caracteriza a esta población en la búsqueda de un acercamiento a más racional y dinámico acerca de los procesos de aprendizaje. No es posible hablar del aprendizaje en la educación de los jóvenes y adultos sino tratamos los elementos que caracterizan la personalidad en estos grupos etarios tan heterogéneos y complejos en su vida social y laboral en particular. Para reconocer una pedagogía de la educación de jóvenes y adultos es necesario realizar un estudio serio sobre los elementos que caracterizan la actuación de estas personas en la vida cotidiana. Sin dudas estará presente siempre el análisis de la personalidad no solo en la actuación personal, también es muy importante conocer cuáles son los elementos de la personalidad que se manifiestan en un grupo etario determinado, o de un sector laboral determinado, o que caracteriza a la población de una aldea o comunidad determinada. Aprendizaje y didáctica en la educación de adultos El proceso de enseñanza-aprendizaje, objeto de estudio de la Didáctica, conforma una unidad que tiene como propósito contribuir a una correcta formación de la personalidad. Esta tarea es una responsabilidad social en cualquier país. Teniendo en cuenta lo anteriormente expresado, se considera al proceso de enseñanza-aprendizaje siempre condicionado social e históricamente. Se concibe además que todo proceso de enseñanza aprendizaje sea un sistema complejo, abierto y multifactorial, dado que sobre él existen múltiples influencias sociales y confluyen variados agentes socializadores. La EDJA se caracteriza, ante todo, por la heterogeneidad de su contexto de actuación. Los estudiantes que reciben influencias por medio de esta educación requieren, por parte del profesor, de una atención y conocimiento esmerado; púes aun con la misma edad, los intereses y necesidades varían de una persona a otra, a partir de las experiencias acumuladas, que en ocasiones, en un período de tiempo no muy largo 15 a 20 años ha recibido, de forma demasiado brusca, los embates de la vida. El proceso de enseñanza-aprendizaje adquiere, por tanto, peculiaridades muy significativas, que de no tenerse en cuenta pueden dar al traste con las exigencias de esta educación. A partir de estas consideraciones:  El proceso de enseñanza-aprendizaje no puede ni centrarse en el estudiante, ni en el profesor, justamente resulta necesario develar su bilateralidad en que cada componente cumpla con el rol que le corresponde en una relación dialéctica.
  • 10. 5  El profesor tiene que enseñar en estrecho vínculo con la comunidad y con las vivencias y experiencias de los estudiantes para que puedan afrontar y dar soluciones creativas a los problemas individuales, familiares y sociales.  En sentido general el currículo que se desarrolla en esta educación tiene que adecuarse a la heterogeneidad y complejidad de los grupos sociales y debe responder como máxima aspiración (objetivo) a que el aprendizaje de los contenidos revele su utilidad teórica, práctica, emotiva tengan aplicación inmediata para dar respuesta a necesidades individuales, familiares, profesionales y por otra parte se dirija a su satisfacción espiritual, a su crecimiento. Esto último exige de un conocimiento profundo de cada estudiante para en consecuencia actuar con una pedagogía individual que responda a la diversidad de cada grupo. Hay que considerar que resulta necesario que los estudiantes se aprendan el contenido de enseñanza para que puedan enseñarlo, es decir, irradiarlo en la familia, en la fábrica, en la comunidad, en sentido general en cualquier contexto de actuación.  En esta educación la clase sigue siendo el escenario fundamental de aprendizaje, a partir de que la escuela es un lugar intencional para aprender y que del contenido que allí se apropian no lo pueden aprender en otra parte. La escuela tiene que ser atrayente, necesaria e inclusiva y no puede agravar los problemas de estos estudiantes, tiene que trabajar sobre ellos para que todos sean hombres de bien. El profesor dentro de su actividad tiene que saber, porque él es el que domina el currículo, qué es lo esencial, lo imprescindible y a lo que no se debe renunciar para realmente alcanzar el fin de la educación. De igual manera está el hecho de que en todo proceso de enseñanza aprendizaje se da la unidad en la diversidad, aún más en la educación de Jóvenes y Adultos y en los procesos de alfabetización y postalfabetización, los que se dan en diferentes y disímiles contextos. Características de las personas adultas Se considera adulta a toda persona que ha adquirido un status de edad, cierta madurez y autonomía. Para González (1996), una persona adulta es aquella que está en condiciones de:  aceptar responsabilidades,  actuar bajo el dominio de la razón y  equilibrar su personalidad. El propio González (1996), define dos aspectos de adultez: El devenir histórico, o lo que es lo mismo, los acontecimientos políticos, económicos y sociales que la persona le ha tocado vivir y que lo han marcado social y culturalmente. El sistema socio-cultural y económico-laboral, que es el que determina los roles a asumir por los individuos y definen su status de edad en cada estrato. El aprendizaje en los jóvenes y adultos El aprendizaje fue, desde sus inicios para el hombre, el basamento indispensable para que se produjeran procesos de desarrollo y estos, a su vez, fueron abriendo diferentes horizontes
  • 11. 6 a nuevos aprendizajes. Al respecto, se refirió A. N. Leontiev, al señalar que ―cada individuo aprende a convertirse en hombre. Para vivir en sociedad no le basta con lo que la naturaleza le otorga al nacer. Debe asimilar lo que ha alcanzado la humanidad en el curso de su desarrollo histórico‖1 . Para D. Castellanos Simons y colaboradores el aprendizaje humano es ―el proceso dialéctico de apropiación de los contenidos y las formas de conocer, hacer, convivir y ser construidos en la experiencia sociohistórica, en el cual se producen, como resultado de la actividad del individuo y de la interacción con otras personas, cambios relativamente duraderos y generalizables, que le permiten adaptarse a la realidad, transformarla y crecer como personalidad‖2 . Por tanto, es imposible que un proceso tan complejo transcurra de manera lineal, narrando hechos, llenando la pizarra de fórmulas o expresando ideas acabadas, que después serán reproducidas. ―Exige participación, confrontación y despliegue de procedimientos; no admite superposición o adición a los contenidos ya existentes, sino la reestructuración y establecimiento de relaciones, que conforman ideas nuevas y originales‖3 Aprender no significa solamente retener lo aprendido en la memoria, sino ante todo, aumentar continuamente la propia posibilidad de utilizar de tal manera las experiencias vividas y los conocimientos apropiados, que surja de allí un comportamiento más perfecto, más humano, y en el sentido de un mayor autodominio de la propia actuación y del mundo. La naturaleza humana, permite al hombre cambiar sus horizontes al cambiar sus posibilidades de rendimiento, y a partir de las nuevas experiencias y vivencias que realiza. Es por lo que la educación del adulto no puede considerar al adulto como alguien que posee una personalidad deformada, sino que su tarea se desenvuelve en el marco normal de una personalidad que puede cambiar de rumbo en cualquier momento y edad. La razón de esta posibilidad concedida a la educación del adulto, debe buscarse en el hecho de que tiene una historia vivida y un arsenal de conocimientos empíricos que le permiten pensar, reflexionar y actuar. Es la reflexión la que constata el grado de concordancia o de discrepancia entre el plan de acción propuesto y el éxito o fracaso conseguido, es la que hace posible que el sujeto ante la diversidad de situaciones objetales, a las que se enfrenta, pueda poner en práctica los procedimientos de actividad que corresponden y mediante actos metacognitivos regular lo que sabe y lo que no sabe y por tanto hacia dónde dirigir el proceso de búsqueda. 1 A. N. Leontiev: El pensamiento. En “Superación para profesores de Psicología”, Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 1975, p. 51. 2 Doris Castellanos Simons y otros: Aprender y enseñar en la escuela. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2002, p. 24. 3 Estrella A. Velázquez Peña: Estrategia didáctica para estimular el aprendizaje reflexivo en los estudiantes de las carreras de ciencias naturales de los institutos superiores pedagógicos. Tesis doctoral. En EDUTESIS. Biblioteca digital de tesis de doctorados y maestrías en Ciencias de la Educación. Órgano Editor Educación Cubana. ISBN. 978-959-18-0357-3. Febrero 2009, p.22.
  • 12. 7 Por esto, para aprender algo el hombre debe plantearse previamente con entera claridad la meta a la que desea llegar, para después comprobar si la ha logrado o no, y en qué medida. De tal constatación surgirá el aprendizaje humano propiamente dicho, que permitirá al sujeto conocerse mejor a sí mismo y enunciar más objetivamente sus metas posteriores de actuación, bien decía Raúl Ferrer que ―el adulto lleva la geografía en sus pies y la historia la construye con las manos‖ Principios que sustentan el proceso de enseñanza aprendizaje con los jóvenes y adultos en la experiencia cubana de alfabetización y educación básica Sobre la base de los principios de la alfabetización determinados por el Dr. C Jaime Canfux (2007) y la educación de adultos, en las experiencias asesoradas por Cuba, la Dr. C Nora Isaac Díaz considera establecer también como principios:  La heterogeneidad: La edad, los intereses, las prioridades, las necesidades, las preferencias de los que se incorporan a los diferentes niveles de esta educación suelen ser muy diversos.  La autonomía y la responsabilidad: Reflejan tener objetivos claros y elegidos, valorizados y actualizados.  Utilidad: Los logros y éxitos son muy deseados y muestran impaciencia y ansiedad.Mucha preocupación por los resultados. Altas exigencias del medio social y laboral. Necesidad de satisfacer gran número de expectativas.  La pertinencia: De acuerdo a sus características personales, el participante de esta educación debe satisfacer necesidades, prioridades, intereses reales de su vida, referidos a su trabajo, familia, entre otros.  La inmediatez: El estudiante necesita y debe ser capaz de lograr aplicar con utilidad los nuevos conocimientos de inmediato y a su vez, reflexionar y relacionarlos con sus experiencias prácticas y otros anteriormente apropiados. Las categorías didácticas en procesos de alfabetización y Educación Básica. En estudios realizados a los procesos de alfabetización y Educación Básica se ha podido establecer que: Los objetivos que se formulan están en función de la relación de los componentes personales y personalizados y del contexto socio-cultural en el que se inserta el programa educativo que reciben durante los procesos de la actividad y comunicación pedagógicas. Esta interacción que se produce entre ambos componentes, durante el proceso de enseñanza-aprendizaje, pone de manifiesto el efecto multifactorial y complejo del mismo, dada la influencia que ejerce en él, la familia, la comunidad, las actividades laborales, las organizaciones sociales y la sociedad en general.
  • 13. 8 ―El objetivo es más comunicativo y operativo mientras menor cantidad de interpretaciones provoca‖.4 El contenido es el elemento objetivador del proceso y responde a la pregunta "¿Qué enseñar-aprender?". Es aquella parte de la cultura y experiencia social que debe ser adquirida y se encuentra en dependencia de los objetivos propuestos. Es mediante los contenidos que se manifiesta el proceso activo, productivo y creativo, donde el participante, en la medida que va desarrollando el programa procesa la nueva información, la enriquece a partir de los nexos y relaciones de similitud o contraste que establece con los saberes que tiene y los incorpora activándolos en el habla. Las experiencias y vivencias personales de los participantes constituyen un elemento fundamental en la selección de los contenidos de los temas tratados al permitir el intercambio de vivencias y generar la interacción entre ellos, y a su vez, entre ellos y el facilitador o profesor. Con un enfoque dialéctico, la sistematización de las habilidades apropiadas se logra mediante el desarrollo de las nuevas habilidades y viceversa, ambos elementos se dan en la práctica interrelacionados posibilitando, dada su reiterada utilización, un mayor grado de apropiación. De esta manera confiarán más en sus avances, al sentirse estimulados sentirán mayor seguridad, perderán poco a poco la dependencia de terceros y reactivarán o crearán la capacidad de pensar por sí solos y actuar con decisión y voluntad propias. El método como categoría de la Didáctica es una de las más importantes en el accionar de maestros y alumnos, pues es en la que más pueden influir ambos protagonistas del proceso de enseñanza aprendizaje. No obstante, al utilizar los diferentes métodos de enseñanza-aprendizaje en este tipo de educación, hay que tener en cuenta las características de los participantes, ya que ―se siguen extrapolando métodos de otras enseñanzas y sobre todo de la educación infantil para el aprendizaje de los adultos‖5 Los métodos que se utilicen deben estar relacionados con las características e intereses de cada grupo etáreo. Precisamente en la posibilidad de utilizar el diálogo, el debate y la reflexión radica en que el ser humano no se relaciona de forma aislada con los objetos de la cultura, sino que esta relación se manifiesta de manera mediatizada, a partir de las relaciones que establece con otras personas y de la comunicación que se da entre ellos. ―De este modo, el educador ya no es sólo el que educa sino aquel que, en tanto educa, es educado a través del diálogo con el educando, quien, al ser educado, también educa. Así, 4 Colectivo de autores IPLAC. Material impreso. C. de La Habana.1988. p, 16 5 Jaime Canfux : Pedagogía de la Educación de Jóvenes y Adultos. Curso 18 Pedagogía 2007. Cuba, p23.
  • 14. 9 ambos se transforman en sujetos del proceso en que crecen juntos y en el cual los argumentos de la autoridad ya no rigen‖6 Los medios de enseñanza son los elementos facilitadores del proceso, responden a la pregunta "¿Con qué?" y están conformados por un conjunto, con carácter de sistema, de objetos reales, sus representaciones e instrumentos que sirven de apoyo material para la consecución de los objetivos. Los medios son fuentes del contenido y a su vez lo objetivizan porque expresan los conocimientos, habilidades, normas de relación con el mundo y valores que responden al entorno histórico y socio-cultural de que se trate y lo que se propone lograr con su aplicación. Motivan el aprendizaje a través de objetos reales y sus representaciones que sirven de apoyo material para la apropiación del contenido, complementando al método, para la consecución de los objetivos constituyéndose en los recursos que se utilizan para la formación, sistematización y desarrollo de las habilidades y para la evaluación del aprendizaje. En la educación de jóvenes y adultos resultan diversas las formas de organización que pueden ser utilizadas las que estarán en dependencia de las anteriores categorías didácticas analizadas. Dentro de ellas pueden ser mencionadas las siguientes: Círculo de Aprendizaje, Ambiente o Punto, entre otros, es la forma de organización que se recomienda para el desarrollo de programas de Alfabetización y E. Básica porque permite que un conjunto de personas beneficiarias de los programas, trabajen en grupo y se produzca entonces, la integración e interacción entre los participantes y su entorno. De igual manera la clase es la forma organizativa por excelencia dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje, adoptando en el contexto que se analiza una modalidad esencial que es el encuentro el que tiene en cuenta ―un sistema de componentes, ellos son: diagnóstico, orientación del nuevo contenido, orientaciones del estudio del período interencuentro, aclaración de dudas y trabajo de control sistemático‖7 . Otra categoría didáctica extremadamente compleja y necesaria la constituye la evaluación tanto en su condición de proceso como de resultado y con sus funciones instructiva, educativa, de control, de diagnóstico y desarrolladora, la que permite, por una parte establecer en el proceso, la calidad con que se van cumpliendo los objetivos tanto del programa en cuestión como del propio proceso de enseñanza aprendizaje en el que está inmerso el beneficiario y por otra parte, y en dependencia de los resultados alcanzados determinar las correcciones que es necesario introducir para acercar cada vez más los resultados alcanzados a las exigencias de los objetivos, se considera que en los procesos de 6 Paulo Freire.: Pedagogía del oprimido. Edit. Siglo XXI, México, 1996, p34. 7 Rolando Bermejo Correa: Metodología para el tratamiento a las relaciones interdisciplinarias entre Química y Biología en la Facultad Obrera y Campesina. Tesis en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas, Camagüey, 2009, p.73.
  • 15. 10 alfabetización y en la Educación básica elemental, es muy importante tomar en cuenta la opinión y criterio de los participantes, es decir su propia autoevaluación. Al tener en cuenta sus consideraciones elevan su autoestima, mantienen el interés, al no sentir que pierden el tiempo y que los estudios que realizan están en función de dar respuesta a sus verdaderas necesidades y prioridades de aprendizaje. Para estos propósitos es indispensable la aplicación sistemática de una evaluación cualitativa que permita diagnosticar el desarrollo que van alcanzando los participantes, y al mismo tiempo, trabajar sobre las dificultades que se presenten, tratando siempre de lograr una nivelación entre los diferentes tipos de estudiantes que participan en las diferentes modalidades de esta Educación de Jóvenes y Adultos. Una concepción pedagógica para la asignatura geografía en el programa de educación básica elemental “yo, sí puedo seguir” El programa de educación básica elemental ―Yo, sí puedo seguir‖ tiene como finalidad garantizar la continuidad de estudios a las personas recién alfabetizadas y ofrecer además, una nueva oportunidad a todas aquellas que por una causa u otra no pudieron alcanzar el nivel elemental de la enseñanza básica. Este programa promueve un proceso desarrollador, concientizador y transformador además de escolarizante en las personas que acceden a él. En el programa se integran los contenidos de diferentes asignaturas: Lenguaje y Matemática, situadas como ejes temáticos instrumentales, y las asignaturas de Ciencias Naturales, Geografía e Historia como componentes que contribuyen al reconocimiento de cada individuo como seres sociales, capaces de conocer el medio en que viven y participar en su desarrollo. El enfoque holístico de la Geografía permite analizar los cambios que se producen en el espacio geográfico, en las relaciones que se establecen entre el ser humano y la naturaleza, que es el punto de partida del conocimiento geográfico. La Unión Geográfica Internacional, Comisión Educación Geográfica, 1992; define la Geografía como: ―La ciencia que trata de explicar el carácter de los lugares y la distribución de la población; los rasgos de los hechos, como ocurren, y su desarrollo sobre la superficie de la tierra. Establece la relación hombre – medio en el contexto de un lugar específico‖ La Geografía toma de otras ciencias conocimientos, ideas, elementos; pero los usa de un modo diferente, nuevo; realiza conexiones originales, y las expresa en un idioma peculiar y único. La enseñanza de la Geografía contribuye a potenciar el desarrollo de rasgos de la personalidad muy importantes para lograr el fin propuesto en el programa ―Yo, sí puedo seguir‖: la flexibilidad, la confianza en sí mismo, la intuición, el pensamiento divergente, la capacidad de adaptación, la aceptación de riesgos, la ubicación espacial y temporal de los participantes, entre otras. Además, contribuye al fortalecimiento de conceptos como la identidad, la paz, la solidaridad, la unidad, la hermandad entre los pueblos, la colaboración, el amor a la patria, el respeto a la diversidad y a sus complejidades y la protección del entorno.
  • 16. 11 Lo anterior se confirma en los principios de la Geografía: localización, distribución, generalización, actividad, causalidad, conexión y estudio de la localidad cuya explicación nos aporta claridad sobre la importancia del estudio de esta ciencia para cualquier ciudadano. La localización es la determinación de la posición geográfica de un objeto, fenómeno o proceso en el mapa. Al localizar se limita el espacio que ocupa el hecho geográfico, su extensión y las particularidades de su representación cartográfica. La localización en el mapa contribuye al desarrollo de la memorización razonada, pues la ubicación en el espacio del objeto aporta más conocimiento sobre él y por tanto se hace más significativo para el participante, contribuye además al desarrollo de la imaginación espacial, al observar la distribución de los objetos en el mapa y la identificación de sus características. La distribución y generalización se complementan. Al localizar un objeto, fenómeno o proceso geográfico, se observa su extensión y su repartición en la superficie terrestre. Este proceso se acompaña de la comparación, que permite, determinar las peculiaridades de dos o más objetos, fenómenos o procesos geográficos permitiendo valorar las características internas y externas. Es muy importante que para comparar se dominen los elementos a considerar y se aprenda a determinar cómo se comportan para cada objeto, fenómeno o proceso comparado. Se establecen entonces las semejanzas y diferencias entre ellos. La comparación es para la geografía también un medio de generalizar. Aprender a comparar objetos, fenómenos y procesos geográficos prepara al participante para realizar las necesarias comparaciones de hechos, fenómenos, procesos en la vida cotidiana. Estudiar Geografía permite ejercitar constantemente la observación del medio ambiente fomentando el sentido estético de los ciudadanos, permitiendo apreciar la obra de la naturaleza y la acción del hombre sobre ella; desarrollando su capacidad de admirar y apreciar lo bello, para contribuir a desarrollar su vida personal, la de su familia y la de su comunidad con ciertas normas estéticas. La observación constante de las bellezas naturales produce placer, alegría de vivir y optimismo. El estudio de las características e importancia de objetos, fenómenos y procesos de carácter físico-geográfico y económico-geográfico contribuye a la formación de una cultura ecológica, basada en la racionalidad, la sustentabilidad, la identidad y lo ético, a fomentar sentimientos de apego al entorno, el amor por los paisajes naturales de la comunidad donde se vive, del país y del mundo. En la contextualización del programa ―Yo, sí puedo seguir‖ para la República de Bolivia la asignatura Geografía toma el nombre de Geografía de mi país y se imparte en el Bloque 1. Parte 2 y en el Bloque 2 Parte 1 del plan de estudio con 10 h/c cada una. Su ubicación en este lugar responde a que ya han sido tratados en las asignaturas que constituyen los ejes instrumentales del programa (Lenguaje y Matemática) los contenidos necesarios para la mejor comprensión de los temas geográficos que se impartirán. El programa se elaboró a partir de las principales ideas que proponemos para una
  • 17. 12 concepción pedagógica que sustente el tratamiento de los contenidos geográficos en el programa ―Yo, sí puedo seguir‖. Se asume el criterio de concepción pedagógica por que el estudio de la asignatura Geografía de mi país en el Programa ―Yo, sí puedo seguir‖ debe responder a una concepción integral del hombre en la relación entre la Naturaleza y la Sociedad, capaz de reconocerse como un ser individual y social, que vive en un momento histórico concreto y en un espacio geográfico, contribuyendo a la participación activa del individuo desde su identidad en la búsqueda de soluciones para mejorar su calidad de vida sin rebasar la capacidad de sustentación de los ecosistemas de los que depende en su comunidad y su localidad. En este sentido se sigue la definición de concepción pedagógica dada por la Dra. Katia Lisset Fernández Rodríguez (2007): ―…Un sistema de ideas fundamentadas teóricamente, que permite estructurar y representar integralmente el proceso pedagógico, orientando su realización a través de categorías, dimensiones y/o metodologías que facilitan su proceso de análisis y de comprensión‖. La concepción pedagógica que se propone se sustenta en los siguientes fundamentos teóricos: 1. La dialéctica materialista como teoría del conocimiento. 2. El fin y los objetivos de la educación de adultos a partir de las concepciones más actualizadas en este campo. 3. Los principios de la enseñanza de la geografía formulados en la literatura cubana e internacional. 4. La enseñanza como un proceso desarrollador que integra dialécticamente lo instructivo y lo educativo. 5. Las características de los participantes y del contexto sociolingüístico, cultural, político y económico, así como el rol que desempeña cada uno de los elementos en los que se soporta la enseñanza - aprendizaje en el programa cubano de educación básica elemental ―Yo, sí puedo seguir‖ 6. La relación dialéctica entre el folleto, las videoclases y las orientaciones metodológicas, integradas en la actuación del facilitador. 7. El aprendizaje como el proceso en el cual se transforma al participante y que abarca todas las esferas de la personalidad. Este aprendizaje se produce por un proceso de interiorización en el participante, esto le otorga un carácter individual, contextual y grupal generado en el marco del ambiente y de la comunidad del participante. 8. La necesidad de desarrollar estrategias de aprendizajes diferenciadas que sean capaces de dar una respuesta adecuada a las necesidades educativas tan diversas de esta gran masa de personas. Teniendo en cuenta estos fundamentos la enseñanza de la Geografía debe prestar especial
  • 18. 13 atención a los acontecimientos que se van desarrollando asociados a las tendencias de la mundialización, el comportamiento hacia una economía global y la preponderancia en el conocimiento de la realidad mundial desarrollando desde lo local el sentimiento de solidaridad internacional. Abordar la temática del subdesarrollo y la dependencia económica, haciendo énfasis en la explotación que ejerce el imperialismo en la estructuración del espacio geográfico nacional y local. Es necesario enseñar geografía para identificar las formas de penetración del coloniaje en sus diversas expresiones. Ante el incremento de los problemas medio ambientales la enseñanza de la geografía debe prestar especial atención a preparar a los participantes para resolver o mitigar los problemas de las comunidades, y el mejoramiento de la calidad de vida. La Geografía debe fomentar en los participantes la comprensión de las complejidades del momento histórico que vive la humanidad de forma integral (desde el punto de vista económico, político y social), y la importancia de promover nuevos estilos de vida, donde el desarrollo de cada nación este en armonía con la Naturaleza como única posibilidad de supervivencia para nuestra especie. La acción educativa de la Geografía en este programa debe centrarse en dar una explicación crítica de la realidad geográfica, para que los participantes tengan conocimientos que le permitan enfrentar los argumentos que sirven al capitalismo como base de organización del espacio geográfico en función de sus intereses hegemónicos. La globalización económica y comunicacional demanda de personas más preparadas para preservar las identidades nacionales y los intereses de cada pueblo y de la humanidad. El tratamiento a los contenidos geográfico se concibe de modo tal que la formación de conceptos enriquezca la utilización de la lengua con el vocabulario específico de la asignatura, para contribuir al desarrollo de las habilidades básicas de la comunicación y motivar a los participantes hacia la lectura. Debe evidenciar las interrelaciones de las asignaturas Geografía de mi país e Historia de mi país, ubicando hechos históricos en el espacio geográfico en el que se desarrollaron y se desarrollan. En la asignatura se deben contemplar las características de las personas jóvenes y adultas, sus experiencias y los conocimientos adquiridos en su quehacer diario, así como sus intereses, necesidades y posibilidades para el aprendizaje. Las situaciones de aprendizaje que se propongan en las clases, deben permitir la realización de acciones teóricas y prácticas, muy vinculadas al quehacer cotidiano de los participantes, que contribuyan al desarrollo del trabajo independiente y creador, combinando los elementos científicos - geográficos con las habilidades y valores, que deben adquirir, para conocer el mundo en que viven, ofreciéndoles las herramientas básicas para comprender los complejos procesos naturales y sociales que le rodean las causas y efectos que provocan estos, convirtiéndolos en un ente transformador.
  • 19. 14 Especial atención requieren los procedimientos para operar con los mapas, en virtud de la significación de este medio en el fomento de una cultura general en las personas jóvenes y adultas. Por ello debe prestarse especial atención a este tema en las orientaciones metodológicas del facilitador sentándose las bases para su tratamiento. Para lograr este propósito es muy importante tener en cuenta dos elementos: las habilidades básicas que deben alcanzar los participantes y el diagnóstico del aprendizaje de cada uno de ellos, para darles la atención diferenciada que requieren durante el tiempo de trabajo presencial con el facilitador. A partir de las características físico – geográficas y económico – geográficas del país se hará referencia al continente donde se encuentra el mismo y al planeta, estableciendo las relaciones desde lo local, a lo nacional, a lo regional y a lo global, contribuyendo a fortalecer valores morales, a promover la Educación Ambiental y la cultura general de los participantes. Para este propósito es importante el conocimiento que tienen los participantes con respecto a la ubicación espacial de él como ser biospicosocial y de los diferentes objetos, fenómenos y procesos geográficos que existen a escala local, regional, y global, su entorno, su país, las condiciones que afectan su vida y las interrelaciones del hombre con el medio, con sus semejantes de su país y de otros países, con otras etnias y otras culturas. El programa audiovisual de educación básica elemental ―Yo, sí puedo seguir‖ utiliza un sistema de enseñanza-aprendizaje formado por la videoclase, los folletos y el facilitador. En la asignatura Geografía de mi país a partir de las orientaciones generales del programa ―Yo, sí puedo seguir‖ se estructura este sistema como sigue: Estructura de la videoclase. 1 Saludo. 2 Revisión del ejercicio orientado para realizar después de la visualización. 3 Asunto y orientación hacia el propósito de la clase. 4 Actividades de la clase. 5 Hoy aprendimos que. 6 Ejercicios para realizar después de la visualización. El saludo está dirigido a estimular el aprendizaje, a elevar la autoestima y la permanencia de los participantes en el programa. La revisión del ejercicio orientado para realizar en el tiempo de trabajo presencial tiene como propósito que el participante compruebe si lo realizó correctamente y ejercitar lo aprendido en la clase anterior. El facilitador debe aprovechar este momento para estimular a los participantes y profundizar en el diagnóstico. En cada clase se presenta el tema que se tratará y se orienta lo que deben aprender los
  • 20. 15 participantes. El facilitador debe prestar mucha atención para que pueda guiar a los participantes en el logro de ese propósito, durante la visualización y en el tiempo de trabajo presencial. Cada clase tiene actividades variadas: la observación de videos, fotos, lectura de textos, localización en el mapa, y ejercicios. Todas las actividades están encaminadas a lograr el propósito de la clase y a mantener al participante como un sujeto activo en su aprendizaje. El momento de la videoclase que denominamos ―Hoy aprendimos que…‖ expresa los elementos más importantes de la clase y se orienta al facilitador que debe reafirmarlos en el tiempo de trabajo presencial. El ejercicio o los ejercicios que se orientan para realizar cuando concluya la videoclase, tienen como intensión, que el participante reafirme lo aprendido y desarrolle las habilidades previstas en el programa. Estos ejercicios le permiten al facilitador diagnosticar el estado del aprendizaje de cada participante. Es importante que en el tiempo de trabajo presencial se relacionen los temas de la videoclase con la vida de los participantes en su localidad, buscando los ejemplos en las características físico- geográfico, económico-geográfico y sociales del lugar donde viven, siempre que sea posible. El folleto de Geografía de mi país, que complementa cada videoclase, .está organizado por lecciones y cada lección tiene un número que se corresponde con la videoclases además a parecen las secciones: Mapas y Mapas de trabajo. Al inicio de la lección aparece el tema de la clase que coincide exactamente con el presentado la videoclase correspondiente. A continuación aparece un texto con las ideas fundamentales sobre el contenido a tratar. Una vez concluida la observación de la videoclases debe leerse este texto siguiendo la metodología de la lectura recomendada por la asignatura lengua castellana, en el manual del facilitador. Al final de la lección aparecen los ejercicios, algunos se realizan durante la visualización de la videoclase, según la orientación del teleprofesor y otros durante el tiempo de trabajo presencial. Los facilitadores, deben estar muy atentos a la actividad de cada participante, para ello se acercarán a los puestos de trabajo de cada uno y los ayudarán y estimularán en la realización de los ejercicios. Al final del folleto aparecen mapas con las localizaciones realizadas en las videoclases que contribuyen a afianzar los contenidos tratados. También hay mapas de trabajo para ejercitar lo aprendido en cada videoclase, de acuerdo al diagnóstico de los participantes. El trabajo con mapas resulta esencial en el proceso de enseñanza- aprendizaje de la Geografía; su lenguaje de símbolos constituye una fuente incalculable de conocimientos indispensables en la cultura de todo ciudadano. La habilidad de localizar es fundamental para
  • 21. 16 trabajar con los mapas. ―Todo hecho, objeto, fenómeno o proceso con ubicación espacial concreta, debe localizarse…‖ (Recio: 1999) En las orientaciones metodológicas al facilitador deben aparecer indicaciones específicas sobre las acciones a desarrollar para que cada participante adquiera la habilidad de localizar. Al final del segundo folleto deben aparecer curiosidades sobre el país que contribuyen a ampliar el horizonte cultural de los participantes. Cada equipo de profesores que participe en el proceso de elaboración y contextualización del programa de Geografía de mi país para la implementación del ―Yo, sí puedo seguir‖ debe desarrollar la siguiente metodología que consta de varios momentos: 1. Estudio de los fundamentos de la educación de jóvenes y adultos, y del programa de educación básica elemental ―Yo, sí puedo seguir‖. 2. Estudio de las principales características geográficas, económicas, políticas y sociales, así como, los principales acontecimientos históricos del país donde se aplicará el programa. 3. Estudio de los programas y orientaciones metodológicas elaborados en anteriores implementaciones del programa. 4. Estudio de la concepción pedagógica del tratamiento de los contenidos geográficos en la asignatura Geografía de mi país. 5. Estudio de la estructura de la videoclase de Geografía y del folleto. así como las condiciones que deben cumplir las presentaciones electrónicas. 6. Selección y elaboración de imágenes, videos, esquemas, tablas estadísticas, y los mapas a utilizar en las presentaciones electrónicas, en los folletos y los mapas murales a utilizar en el estudio para las grabaciones. 7. Elaboración de los guiones de las videoclases, las presentaciones electrónicas y los folletos. 8. Asesorar el proceso de preparación del teleprofesor, la grabación de las videoclases y la producción editorial de los folletos. 9. Elaboración de las orientaciones metodológicas para el facilitador. 10. Revisión de las videoclases y de los folletos una vez editados. La materialización de esta concepción pedagógica debe favorecer el proceso de formación de ciudadanos más comprometidos con su país mediante la comprensión del espacio geográfico donde viven, portador de una historia que reafirma su identidad como miembro de una comunidad y un país determinado, lo que redundará en su participación consciente y activa en la vida económica, política y social desde su comunidad, buscando soluciones a los problemas para aumentar su calidad de vida, la de su familia y su comunidad.
  • 22. 17 Las dimensiones e indicadores del proceso de diagnóstico de la alfabetización de personas jóvenes y adultas En un mundo matizado por la multiculturalidad donde existen 775 millones de personas analfabetas, se hace necesario que el diagnóstico de la alfabetización de personas jóvenes y adultas no se limite al aspecto académico como ocurre generalmente en el plano internacional. El diagnóstico de la alfabetización, no puede abarcar el aspecto cognitivo solamente; sino que ha combinar lo cognitivo y lo axiológico, desde una óptica socio-económica, educativa y cultural, lo que contribuye a valorar de manera integral al hombre, a la mujer y la realidad en que se desenvuelven a partir del diálogo, el intercambio y el respeto, para enfrentar la realidad en los contextos multiculturales, tanto de países desarrollados como en desarrollo, lo que ha permite identificar las necesidades e intereses de los(las) jóvenes y adultos(as) y condiciones para el empleo de las nuevas tecnologías en el programa de alfabetización y dar respuesta a la diversidad a través de alternativas de solución para estos participantes. El proceso de diagnóstico de la alfabetización de personas jóvenes y adultas ha revelado las siguientes situaciones que requieren atención: La necesidad de respeto a las culturas. La determinación de la lengua de la alfabetización sobre la base de la negociación. La utilización de los valores, tradiciones, costumbres en la elaboración y contextualización del programa en correspondencia con las características de cada contexto. La identificación de los símbolos que reflejan las culturas que coexisten, desde el punto de vista del significado semántico y axiológico. Lo planteado anteriormente evidencia la necesidad de un diagnóstico que permita conocer al hombre, su cultura y el contexto, ya sea para un programa presencial, por radio o por televisión. Cuba a partir de la experiencia de la Gran Campaña de alfabetización de 1961 y las experiencias del programa ―Yo, si puedo ―, y las contextualizaciones realizadas se proyecta en la colaboración internacional, hacia una alfabetización masiva aunque esto depende en gran medida de la voluntad política del país de que se trate. Se entiende por alfabetización masiva, aquella que debe llegar a toda la población analfabeta sin exclusión y que proveerá a los individuos de las habilidades necesarias para la lecto-escritura, la comprensión y para las operaciones básicas aritméticas que les permita a todas las personas analfabetas una mejor participación en la vida económica, social y política de su sociedad y transitar a la educación básica para un mayor desarrollo, lo que fue verbalmente confirmado (J, Canfux, 2008, com. Pers. , febrero 7) Según Teresa Aguado, de la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia de Madrid) considera que lo multicultural se refiere a que muchos grupos o individuos de diferentes culturas convivan en la misma sociedad y analiza como término intercultural además de lo anterior, cuando individuos o grupos diversos se interrelacionan, se enriquecen mutuamente, y son conscientes de su interdependencia.
  • 23. 18 La multiculturalidad se manifiesta por diversidad étnica, cultural en un sentido amplio, con énfasis en la diversidad lingüística, ya que aunque existen distintos elementos que determinan la identidad de una población, la lengua es el elemento esencial. El proceso de diagnóstico, para la alfabetización de personas jóvenes y adultas, identificará las necesidades, intereses y aspiraciones de los pueblos y la demanda de su sociedad, dentro de los límites de la diversidad lingüística y cultural, donde la relación entre lo cognitivo y lo axiológico permita que la alfabetización tenga un enfoque intercultural. Se requiere la contextualización y adecuación de un programa alfabetización para dar respuesta a una alfabetización bilingüe y multilingüe desde un enfoque intercultural. L, Vigotsky, esclareció el papel de la actividad y la comunicación en la socialización del individuo, considerando que la consciencia del hombre es una conciencia social, una consciencia que se forma en la comunicación, lo cual permite valorar como aporte de Vigotsky lo referido al papel del lenguaje en el desarrollo de la actividad cognoscitiva. En tanto que el diagnóstico para la alfabetización aunque no se excluyen algunos instrumentos se sustenta en un proceso dialógico in situ donde se conoce el contexto en que se desenvuelve y la actividad que realiza y al mismo tiempo buscar los elementos, que permitan la elevación de la autoestima, el desarrollo de la expresión oral entre otros, para lograr el crecimiento humano. El lenguaje debe tener sus matices de acuerdo a con quienes interactuemos y la comunicación solo es posible si el lenguaje adecuado. La comunicación será esencial en el proceso de diagnóstico y fundamentalmente la que se establece entre el facilitador y el participante, requiere que se escuche y exista espacio para que se hable y se desarrolle una verdadera interacción comunicativa, donde se comprenda y se comprometa a las personas al ser no sólo entes diagnosticados sino con activa participación, que propicie los elementos para una alfabetización con enfoque intercultural. El diagnóstico abarcará el contexto y a todos se involucran en el proceso de diagnóstico y en el programa de alfabetización, por lo que opera desde el país hasta la comunidad y actúa en los agentes educativos, los sociales con énfasis en los facilitadores y participantes por la intervención directa y esencial que tienen en la implementación. Se representa el proceso de diagnóstico en el esquema siguiente:
  • 24. 19 PAÍS PROVINCIA MUNICIPIO ZONA COMUNIDAD DIAGNÓSTICO AGENTES EDUCATIVOS Y SOCIALES EN LAS DIFERENTES INSTANCIAS PARTICIPANTES FACILITADORES Atendiendo a sus características el diagnóstico de la alfabetización de personas jóvenes y adultas se entiende que es: integral, interactivo, participativo, comunicativo, diferenciado y sistemático. El carácter sistemático del diagnóstico, permitirá la actualización y enriquecimiento de éste durante el proceso de la alfabetización. Valle, A, 2007, establece tres etapas esenciales para el diagnóstico que son: la primera de preparación, organización y planificación, la segunda de desarrollo de ese proceso y la tercera de culminación del proceso Esta concepción de diagnóstico de la alfabetización de personas jóvenes y adultas, considera importante esas etapas planteadas y para llegar a un análisis integral del hombre y su contexto valora las distintas esferas de la sociedad a través de las dimensiones socio-demográfica, socio- económica, socio- educativa y socio- cultural, lo cual contribuirá a que la alfabetización que se desarrolle se ajuste a las necesidades e intereses de las personas jóvenes y adultas. En el diagnóstico se valora la situación de diferentes esferas de la sociedad que influyen en los hombres y mujeres a través de las dimensiones y los indicadores que se presentan en la tabla a continuación, que permiten obtener los datos del contexto y de las características de la población objeto de la alfabetización. DIMENSIONES INDICADORES SOCIO- DEMOGRÁFICA Población Población analfabeta- localización Tasa de analfabetismo o alfabetización Lenguas oficiales Situación geográfica* Características de los participantes *
  • 25. 20 a) Psico-sociales: en las que se enmarcan la edad, el sexo, ubicación, posición social SOCIO - ECONÓMICA Fuentes de empleo* Acceso al empleo Disponibilidad de agua, energía eléctrica y combustible* Situación económica* Situación de las necesidades básicas insatisfechas * (NBI)* Características del participante* a) Psico-sociales: en las que se enmarcan su posición social y status laboral SOCIO-EDUCATIVA Características de la escuela y privada Comportamiento de la retención Existencia de subsistema de adultos Política educativa del país Características del analfabetismo* Situación lingüística en la red escolar Clasificación en analfabetos puros o funcionales*: Enfermedades que limitan el aprendizaje* Posibilidades y disponibilidad de personal técnico y facilitadores Características del participante*: b) Psico-fisiológicas: limitaciones para el desarrollo de habilidades SOCIO-CULTURAL Características culturales de las etnias (cantos, danzas, ritos, costumbres, tradiciones)* Situación de las lenguas* Elementos que reflejan el uso de las lenguas. Atención al medio ambiente* Aspectos vinculados a la calidad de vida * Símbolos con significado semántico y axiológico * Características del participante* c) Culturales: su cultura, sus valores, si tiene adiciones o no, o sea su estilo de vida. Las dimensiones e indicadores permitirán la caracterización del contexto y de los involucrados y de forma relevante la de los participantes beneficiarios directos del programa.
  • 26. 21 El conocimiento de sus características psico-sociales, psico-fisiológicas y culturales; permite una mejor atención de ellos y (ellas) a partir de una elaboración y contextualización del programa de alfabetización más efectiva y objetiva. Aún se realizan experiencias donde se realiza el diagnóstico sólo para iniciar la alfabetización y fundamentalmente para clasificar en analfabetos o analfabetas puros(as) o funcionales, sin tener en cuenta que como fenómeno social, está asociada a una serie de situaciones según el contexto, donde intervienen distintos factores que ejercen un sistema de influencias, por lo que hay que conocer de manera particular a los participantes y de forma más general a todos y todas los (las) que se involucran en el proceso así como el lugar donde se desenvuelven. El trabajo con las dimensiones e indicadores que se aplica en la concepción teórico- metodológica del diagnóstico de la alfabetización de personas jóvenes y adultas permite valorar el aspecto cognitivo vinculado a lo axiológico, ya que brinda un papel relevante al conocimiento de los hombres, las mujeres, su cultura y su contexto; entendiendo que no viven aislados(as) sino en un grupo que lo identifica, lo que es importante y se revela en las siguientes ideas de José Martí. "Un pueblo crea su carácter en virtud de la raza de que procede, de la comarca en que habita, de las necesidades y recursos de su existencia, y de sus hábitos religiosos y políticos." Se requiere brindar especial atención a la cultura que caracteriza a los hombres y las mujeres de cada etnia de las que conviven en un determinado contexto, de forma tal que se logre respuesta a la multiculturalidad, con un enfoque intercultural sobre la base del respeto a cada cultura. La diversidad que hay que enfrentar en un proceso de alfabetización a partir de la multiculturalidad que caracteriza los diferentes contextos, exige un diagnóstico integral que no se limite a la situación académica sino que además permita detectar los elementos para mejorar la calidad de vida de los hombres y las mujeres propiciando su crecimiento humano teniendo en cuenta su cultura. La dimensiones e indicadores del diagnóstico de la alfabetización de personas jóvenes y adultas, permiten valorar de manera integral al hombre y a la mujer, su cultura y su contexto con mayor precisión al abordar esferas en que el hombre y la mujer se desenvuelven dentro de la sociedad en que viven y que demanda de ellos y ellas una activa participación. CONSIDERACIONES ACERCA DEL DISEÑO CURRICULAR EN LA ALFABETIZACIÓN Y LA EDUCACIÓN DE PERSONAS JÓVENES Y ADULTAS En el mundo, la problemática de la educación está íntimamente relacionada a cuestiones sociales, económicas y políticas. Estas se reflejan, en su mayoría, en las dificultades de acceso a la enseñanza o en el abandono de los estudios por parte de niños y jóvenes entre otras causas, por la necesidad de que tienen de abandonar los estudios para ingresar precozmente al mercado del trabajo. Este hecho provoca un incremento constante del número de jóvenes y adultos analfabetos o que no concluyeron su formación de base. A partir de la última década del siglo XX, la educación de personas jóvenes y adultas adquiere una nueva significación al ser considerada como toda forma de educación
  • 27. 22 destinada a los individuos que no tuvieron oportunidades educacionales en la edad apropiada para alfabetizarse u obtener los conocimientos básicos correspondientes a la educación elemental. Se caracteriza por su énfasis en ―preparar al hombre para la vida‖8 como dijera Martí en 1894 y postula hoy en día la UNESCO9 . Esto supone atender a una gran masa de personas: mujeres y hombres jóvenes y adultos marginados de los sistemas educativos tradicionales, cada vez más elitistas, para que sean capaces de insertarse en igualdad de condiciones y posibilidades en el mundo del trabajo, en el quehacer económico, político y social de las comunidades donde viven, contribuir a su desarrollo y a la toma de decisiones para contribuir en su transformación. En la Conferencia Mundial sobre Educación para Todos celebrada en Jomtien, Tailandia (1990) y en el foro Mundial sobre la Educación de Dakar, Senegal (2000), el concepto de alfabetización a nivel mundial se redefine ya con la categoría de componente esencial de la educación básica. En este último foro internacional se ratificó con mayor precisión el concepto de aprendizaje permanente a lo largo de toda la vida. Como se ha explicado en el Capítulo I, la experiencia cubana siempre ha tenido en cuenta el concepto de educación permanente. Pablo Freire ratifica esta concepción, cuando sitúa la alfabetización dentro de un proceso de aprendizaje permanente al plantear que: “La alfabetización es más, mucho más que leer y escribir. Es la habilidad de leer el mundo, es la habilidad de continuar aprendiendo y es la llave de la puerta del conocimiento”10 . Este análisis revela que, la educación básica de jóvenes y adultos, en su evolución conceptual a partir de la gesta alfabetizadora cubana, dejó de ser considerada como un una actividad autónoma y aislada, cuyo único objetivo era la adquisición de habilidades de lectura, escritura y aritmética elemental. La alfabetización y la educación de jóvenes y adultos en general se conciben como acciones educativas mucho más amplias, complejas y profundas desde el punto de vista económico, político y social, que tiene como objetivo supremo la satisfacción de las necesidades de aprendizajes permanentes y crecientes de todas las personas, sin exclusiones de ningún tipo. Bajo esta concepción, se puede reafirmar que los procesos de alfabetización y de educación básica de jóvenes y adultos tienen una marcada significación para el mejoramiento humano, pues la preparación de los recursos humanos deben constituir una prioridad educativa para los gobiernos e instituciones que asuman la alfabetización y su continuidad con el objetivo de afrontar las transformaciones necesarias que exige el momento actual. 8 Martí, José. Obras Completas. (Tomo 8. Pág. 278) 9 Informe del seguimiento a la Educación para Todos presentado en la 33ª conferencia General de la UNESCO. Paris 2005. (Pág. 86) 10 Freire, Paulo. Pedagogía de la autonomía. Siglo XXI editores, México DF. 1996. (Pág. 35).
  • 28. 23 Los programas de alfabetización y de continuidad de estudios deben propiciar el desarrollo de capacidades en la población joven y adulta beneficiaria para una inserción activa en el quehacer sociocultural, económico y político de las comunidades donde viven. Para ello, es necesario tener en cuenta las características de cada entorno sociocultural para poder dar una respuesta efectiva a las necesidades educativas; la adquisición de los nuevos conocimientos tiene que considerarse como un proceso continuado que transita por diferentes niveles o etapas dentro del cual cada comunidad o sociedad procura encauzar su propio desarrollo en lo cultural, lo económico y lo político. Por las razones antes expuestas, a este proceso se integran los contenidos relacionados con el medio ambiente, la higiene y salud, planes económicos, la convivencia social, entre otros. La sistematización de los autores consultados entre los que se encuentra Canfux Gutiérrez (2007), permite caracterizar a la Educación de Jóvenes y Adultos al conjunto de alternativas organizadas de educación formales o no formales que abarcan la alfabetización, la educación básica, la capacitación en y para el trabajo, la educación orientada al mejoramiento de la calidad de vida, a la promoción de la cultura y al fortalecimiento de la identidad. Estas prácticas se materializan a través de variadas modalidades y en diversos espacios: instituciones escolares, centros de trabajo, instituciones religiosas, organizaciones sociales, locales aportados por los propios participantes, entre otros. La Educación de Jóvenes y Adultos vista en su concepción más amplia, afronta el reto de garantizar el acceso a la educación a 759 millones11 de analfabetos en el mundo y a un número significativamente mayor de personas mayores de 15 años que por una causa u otra, no pudo culminar la enseñanza básica. Lograr la escolarización de estas personas analfabetas o subescolarizadas depende fundamentalmente de la voluntad política de todos los países y de la aplicación de programas que puedan garantizar el acceso a una educación permanente y sin exclusiones de grandes grupos de personas con economía de tiempo, de recursos humanos y materiales que garanticen la calidad del aprendizaje y resultados concretos a corto y a mediano plazo. Esto constituye en la actualidad el mayor desafío que tiene ante sí la Educación de Jóvenes y Adultos en los países con altos índices de analfabetismo y una marcada subescolarización. Estas reflexiones obligan a insistir en el llamado a la calidad y a concebir una pedagogía para jóvenes y adultos dinámica y flexible que pueda dar respuestas de forma más concreta a las nuevas exigencias de la educación de jóvenes y adultos en el contexto latinoamericano y caribeño, la concepción de los currículos y planes de estudios, a un sistema de evaluación participativo y a afrontar la investigación como un instrumento que favorezca el desarrollo científico en este tipo de educación y a la solución de los grandes problemas que aún persisten en este campo. Desarrollo curricular. Objetivos y alcance 11 Informe del seguimiento a la Educación para Todos 2010 de la UNESCO. (Pág.18)
  • 29. 24 En atención a los objetivos y propósitos expuestos el diseño curricular de los programas cubanos de alfabetización y de educación básica elemental se concibe sobre la base de la teoría curricular cubana con un enfoque histórico-cultural y humanista, en la que se plantea el curriculum como: ―.proyecto educativo integral con carácter de proceso que expresa las relaciones de interdependencia en un contexto histórico social, condición que le permite rediseñarse sistemáticamente en función del desarrollo social, los progresos de la ciencia y las necesidades de los participantes…‖ 12 En la concepción de los programas cubanos de Alfabetización y la Educación de Jóvenes y Adultos el currículo se considera un proyecto con carácter procesual, en el que intervienen el pensamiento y la acción, contextualizado e integral. Contextualizado por partir de la realidad social en que se inserta desde los ángulos siguientes: -la sociedad como fuente que ofrece información para ubicar el currículo genuinamente en los marcos de su historia, sus problemas, sus necesidades. -la sociedad como factor vivo, con el cual deberán interactuar participantes y docentes. -la sociedad como contexto que ganará en transformaciones evolutivas con el impacto de la educación. Integral por las aspiraciones de formar holísticamente al participante, integral por su naturaleza de proyecto curricular, integral por su metodología, integral por su estructura organizativa.13 Por el grado de participación de los agentes educativos, el currículo en los programas cubanos de alfabetización y educación básica es abierto y por su carácter contextualizado es flexible o semiabierto: y aunque es diseñado a nivel central deja previsto el ajuste, el cambio y el enriquecimiento de su contenido y estructura. La concepción del currículo apunta hacia unos contenidos plurales, multidireccionales y multifuncionales; que aprovechen las experiencias y potencialidades del participante adulto. La selección de su contenido debe responder a las exigencias de los sistemas educativos de cada país para la acreditación de estudios realizados por los ministerios de educación correspondientes, así como garantizar la continuidad de estudios. En atención a la diversidad de los entornos donde se desarrollan los programas el currículo se implementa con la mediación de los facilitadores. El proceso enseñanza aprendizaje está dirigido al desarrollo y al autodesarrollo de los participantes a partir de una visión totalizadora de la realidad y de la unidad que se produce entre lo cognitivo y lo afectivo; la estimulación de la capacidad creativa, el desarrollo de la capacidad comunicativa, y del diagnóstico que 12 García G., Addine, F. Curriculum y profesionalidad del docente. Material en soporte digital. UCP Enrique José Varona. La Habana 1995. (Pág.2) 13 Álvarez de Zayas, R. M. Hacia un currículum integral y contextualizado. Editorial Academia, La Habana, Cuba. 1997. (Págs.128-129)
  • 30. 25 transita por diferentes etapas, requiriendo una actualización sistemática para propiciar los cambios y transformaciones necesarios para el perfeccionamiento de la actividad educativa. El programa de alfabetización ―Yo, sí puedo‖ plantea la posibilidad real de satisfacer las necesidades educativas de millones de personas que por una causa u otra, no han tenido acceso a la educación en un tiempo relativamente corto. Su carácter flexible posibilita una rápida inserción en diferentes contextos socioculturales y lingüísticos y, desde esta posición, promueve la unidad en la diversidad cultural, lingüística, étnica. El programa tiene como objetivo estratégico que los participantes aprendan los códigos lingüísticos necesarios que les permitan la continuidad de estudios por la vía regular mediante la participación de las instituciones educativas existentes en el país o con el programa diseñado para la elevación del nivel cultural ―Yo, sí puedo seguir‖ que les permita alcanzar la educación básica primaria y su continuidad hacia los subsiguientes niveles educativos. Para la elaboración del programa audiovisual cubano de educación básica elemental ―Yo, sí puedo seguir‖ se tomaron en consideración aspectos esenciales tales como: el fin y los objetivos de la educación de adultos a partir de las concepciones más actualizadas en este campo, la precisión de los objetivos, los contenidos a impartir en cada una de las asignaturas del plan de estudio, las características de los participantes y del contexto sociolingüístico, cultural, político y económico, así como el rol que desempeña cada uno de los elementos en los que se soporta la enseñanza aprendizaje. El objetivo general de este programa es proporcionar a los participantes una formación equivalente al nivel elemental de la enseñanza básica de acuerdo con los sistemas educativos del país donde se implemente que permita a la población beneficiaria asumir estudios superiores, de capacitación laboral o mayor acceso a las diferentes fuentes de trabajo en las comunidades donde viven. En la concepción del plan de estudio el centro de acción es el hombre con un enfoque personológico en el que se atiende a la individualidad, su sentir, su experiencia de vida, su actuar con una proyección social. Su flexibilidad está dada por el carácter contextual en su concepción al mantener una estrecha relación de interdependencia con el contexto histórico social donde se implementa el programa, el constante progreso de las ciencias y las necesidades de los participantes. Este plan de estudio, aunque está diseñado a nivel central, deja previsto el ajuste, el cambio, el enriquecimiento de su contenido en cada contextualización que se realiza. Los contenidos de las materias a impartir se integran , situando a las asignaturas de Matemática y Castellano (y Lenguas Originarias) con ejes temáticos – instrumentales y a las asignaturas de Ciencias Naturales, Geografía e Historia como componentes que contribuyen al reconocimiento de cada individuo como seres sociales, capaces de conocer el medio en que viven y participar en su transformación.
  • 31. 26 El programa de la asignatura de Matemática está concebido de manera que contribuya a capacitar a los participantes para que puedan aplicar sus conocimientos matemáticos en los diferentes campos de la actividad diaria y en consecuencia los prepare para la actividad laboral y mantener una actitud responsable, contribuyendo a la participación activa del individuo desde su identidad en la búsqueda de soluciones para mejorar la calidad de vida mediante el desarrollo de las habilidades básicas y el dominio de los contenidos matemáticos necesarios para que una persona adulta pueda desempeñarse mejor. Con el programa de la asignatura de Lenguaje se pretende contribuir al dominio de la lengua como instrumento de identidad nacional y cultural, medio de cognición, comunicación y vehículo de expresión de los sentimientos e ideas en diferentes contextos de interacción sociocultural lo que permitirá el desarrollo de la competencia comunicativa. En muchos países de América Latina, en un primer momento, la asignatura de Lengua Castellana constituye un período de afianzamiento y sistematización de las habilidades alcanzadas durante el período de alfabetización. Se trabajan los contenidos gramaticales y ortográficos en función de lograr una elemental reflexión para la comprensión y construcción de textos, con un carácter más normativo y se refuerzan las habilidades caligráficas adquiridas para que los participantes aprendan a leer y a escribir mejor. En un segundo momento, se trata de enseñar a los participantes a leer para aprender. A partir del análisis de los textos, se facilita el desarrollo de las habilidades de explicar, argumentar, describir, con el objetivo de propiciar en los participantes una comunicación más fluida y comprensible. La gramática se consolida y se trabaja desde una perspectiva funcional, como aspecto mediador en la comprensión y construcción de textos. El estudio de la Geografía en el Programa ―Yo, sí puedo seguir‖ tiene como propósito fundamental ofrecer una concepción integral del hombre en el medio ambiente, en la relación entre la Naturaleza y la Sociedad, pretende que el participante se reconozca como un ser individual y social, que vive en un momento histórico concreto y en un espacio geográfico, contribuyendo así a su participación activa desde su identidad en la búsqueda de soluciones para mejorar la calidad de vida en su comunidad y su localidad. A partir de las características físico –geográficas y económico– geográficas del país se hará referencia al continente donde se encuentra el mismo y al planeta, estableciendo las relaciones desde lo local, a lo nacional, a lo regional y a lo global, sistematizando lo aprendido en la asignatura Castellano y contribuyendo a fortalecer valores morales, a promover la Educación Ambiental y la cultura general de los participantes. El estudio de la asignatura de Historia de mi País permite incursionar en el origen, desarrollo y evolución de la sociedad del país donde este programa se implementa hasta la actualidad a partir del tratamiento de los principales hechos ubicados en el tiempo y espacio pertinentes, revelando el papel jugado por las más sobresalientes civilizaciones y comunidades así como destacadas personalidades históricas. Asimismo, la asignatura revela la interrelación de lo local, nacional, regional, continental e internacional para proporcionar una visión integral del devenir histórico social y su contextualización.
  • 32. 27 El estudio de la asignatura Ciencias Naturales tiene sus antecedentes en las nociones de la vida adquiridas por los propios participantes sobre la naturaleza, en la que se ponen en práctica su carácter integrador mediante el estudio de fenómenos en estrecha concatenación, ya sean, físicos, químicos o biológicos, lo que les permitirá comprender que el mundo es un todo único y diverso, donde cada uno de estos factores interactúan entre sí. La concepción cubana reconoce un momento intermedio entre la alfabetización con el programa audiovisual ―Yo, sí puedo‖ y el inicio de la escolarización con el ―Yo, sí puedo seguir‖ que prepara a los participantes para su formación básica y durante el cual se trabaja con el folleto de lecturas ―Ya puedo leer‖. En la República Bolivariana de Venezuela se denominó a este momento Etapa de Nivelación o de Tránsito14 . Posteriormente, el estudio realizado en diferentes contextos latinoamericanos y su extensión a otros contextos como el de Argentina, Ecuador y México, se determina la necesidad de perfeccionar esta etapa intermedia entre los dos programas audiovisuales; se concibe como programa con el nombre de ―Ya puedo leer y escribir‖ y se implementa por primera vez en la República del Perú. Los objetivos planteados para esta etapa son: Sistematizar las habilidades de comprensión oral y escrita, de lectura, de expresión oral y de escritura para que los participantes estén en mejores condiciones de afrontar los contenidos de las asignaturas que componen el plan de estudio del programa audiovisual cubano de educación básica elemental ―Yo, sí puedo seguir‖. Contribuir a la formación de grupos más homogéneos en los niveles de conocimientos que permitan el trabajo en grupo y la ayuda mutua entre los que recién aprendieron a leer y a escribir y los que se reincorporan a los estudios. Esta es una etapa de aproximadamente un mes de duración que desarrolla de forma presencial el facilitador, el cual es entrenado previamente en el empleo de la metodología concebida para el trabajo con las lecturas y en el uso de técnicas participativas que propician la participación activa y un clima favorable para la socialización e integración del colectivo de participantes, personas jóvenes y adultas que se caracterizan por su heterogeneidad en cuanto a las edades, motivaciones, necesidades educativas, intereses y niveles en el aprendizaje. Para la selección de los contenidos de los temas de cada una de las unidades se tiene en cuenta los intereses, motivaciones y necesidades educativas de la población beneficiaria. Es además, un programa que posibilita el tránsito de los recién alfabetizados con el ―Yo, sí puedo‖ y de aquellas personas subescolarizadas a otros programas de la Educación de Jóvenes y Adultos existentes en el país que adopta el programa cubano de alfabetización, pero no el de Educación Básica Elemental por cuestiones de financiamiento o porque deciden utilizar sus propios programas de seguimiento. Con este programa se logra una 14 Denominada así durante la implementación del programa en la República Bolivariana de Venezuela Primer Taller Nacional de Inducción (MPPE, República Bolivariana de Venezuela, octubre 2003. Material en soporte digital) y videoclase de capacitación dirigido a orientadores y facilitadores. (IPLAC-Canal Educativo, Febrero 2004).
  • 33. 28 articulación que responde a la propia concepción cubana que considera la alfabetización dentro de un proceso socioeducativo continuado, mucho más amplio en el cual es necesario asegurar la continuidad de estudios de los recién alfabetizados a través de diferentes vías y modalidades. Concepciones teóricas sobre el sistema de talleres para el perfeccionamiento del desempeño profesional pedagógico de los docentes en la educación de adultos La Educación de Jóvenes y Adultos como parte integrante del sistema social refleja los problemas que se manifiestan en el mismo, por lo tanto debe adelantarse a dar solución a las demandas sociales para desempeñar verdaderamente su misión social reconocida en el contexto. El desarrollo socioeconómico de nuestro país obliga a un cambio en el enfoque, así como en la forma de dirigir, organizar y ejecutar el proceso de enseñanza-aprendizaje en la Educación de Jóvenes y Adultos en correspondencia con las necesidades actuales. Este reto permite asumir que los pilares fundamentales sobre los que se sustentan los cambios deben estar encaminados a fortalecer la proyección científica y humanista, coincidiendo con el papel de la Educación en el siglo XXI y en aras de mejorar la obra educacional tangible y justiciera desarrollada desde los primeros años de la Revolución cubana. La profunda Revolución educacional que tuvo lugar en nuestro país desde el curso 2001- 2002 con la aplicación de la Batalla de Ideas condujo a la necesidad introducir algunas transformaciones en la Educación de Jóvenes y Adultos, así como perfeccionar la preparación de los docentes para enfrentar las nuevas los nuevos cambios y transformaciones que debe asumir en la educación. Para lograr este objetivo se cuenta con las siguientes fortalezas: el compromiso político asumido por cuadros y docentes, para enfrentar las transformaciones, la experiencia, estabilidad de los consejos de dirección y docentes Las indagaciones teóricas y la sistematización de los resultados de los diferentes autores revisados, así como las reflexiones realizadas en relación con el trabajo de los docentes como actores que se desempeña en la Facultad Obrera y Campesina de la EDJA, permiten precisar que en este escenario se manifiesta insuficiencias para las cuales resulta indispensable el mejoramiento del desempeño del docente. Para encontrar en la Educación de Jóvenes y Adultos las vías que permitan obtener la calidad deseada, es necesario dirigir las acciones hacia el trabajo del docente en el proceso de enseñanza aprendizaje. Se considera importante en esta propuesta plantear vías de solución que permitan obtener una mayor preparación y mejoramiento del desempeño profesional pedagógico del docente que imparte estos cursos para lograr el propósito de elevar la cultura general integral de los jóvenes. En el análisis realizado a los informes de las visitas de Inspección, especializadas y ayuda metodológica desde el curso 2003 hasta la actualidad se constataron las siguientes insuficienciasson:
  • 34. 29 Inadecuada utilización de los componentes didácticos del proceso de enseñanza aprendizaje. Insuficiente dominio de las particularidades socio psicológicas de los alumnos para su adecuado manejo en la conducción de este proceso. Insuficientes recursos para la toma de decisiones en la dirección del proceso de enseñanza aprendizaje. Bajos niveles de motivación profesional. La necesidad de preparar a nuestros docentes y perfeccionar su trabajo proponemos un Sistema de Talleres que eleve su desempeño profesional pedagógico. Preparación del educador: ―La preparación comprende todas las actividades programadas donde el educador adquiere los elementos necesarios para desarrollar su trabajo, colectivas e individuales encaminadas a perfeccionar experiencias de avanzada junto a los logros de la ciencia y la técnica‖ (MINED. Seminario Nacional a Dirigentes, Metodólogos e Inspectores. Cuba. Febrero, 1979) Fundamentación y desarrollo del sistema de talleres. Al establecer el sistema de talleres como resultado científico que daría solución al problema previamente diagnosticado se debe recurrir, en primer lugar a la conceptualización de sistema. En análisis realizado sobre el concepto de sistema el El Dr. Alberto Valle (2001) plantea que: ―Un sistema es un todo y como tal es capaz de poseer propiedades y resultados que no es posible hallar en sus componentes vistos en forma aislada haciendo notar con ello una nueva arista del sistema consistente en que sus componentes en su integración, hacen surgir resultados que no generan sus partes por separado‖. El doctor Carlos Álvarez de Zayas (2004), considera que:”Un sistema es un conjunto de elementos o componentes, que se comportan de acuerdo con determinadas leyes internas que establecen sus relaciones y que ofrecen un resultado cualitativamente nuevo”. En sentido general se pone de manifiesto una realidad integral formada por componentes en interacción y estrechamente relacionados entre sí. Aunque en estos conceptos aparecen rasgos comunes, se considera el más apropiado el concepto presentado por el Dr. Carlos Álvarez de Zayas (2004), considera que:”Un sistema es un conjunto de elementos o componentes, que se comportan de acuerdo con determinadas leyes internas que establecen sus relaciones y que ofrecen un resultado cualitativamente nuevo”. La búsqueda de referentes teóricos y metodológicos sobre los talleres como forma de organización del proceso permitió considerar a un grupo importante de autores, para completar la conceptualización del sistema de talleres.
  • 35. 30 En la actualidad se exige cada vez más la necesidad de vincular el desarrollo del conocimiento con la práctica creadora, lo que implica un cambio de las concepciones tradicionales y la búsqueda de vías más enriquecedoras que favorezcan el desarrollo. Al respecto, algunos investigadores cubanos como: Añorga (1996), García (1999), Mañalich (1999), Addine (2001) y otros abordan el taller como forma organizativa de la docencia que ayuda en ese empeño. El taller tiene como objetivo fundamental contribuir a un aprendizaje significativo para la vida, por consiguiente, recaba la creatividad, no ajustarse a esquemas ni fórmulas rígidas que no permitan la contextualización a las necesidades del personal al cual va dirigido. Se realiza a partir de los aportes de la práctica pedagógica y su enfoque debe ser demostrativo y práctico. En él se aprende haciendo, para lo cual es imprescindible la utilización de métodos y procedimientos que desarrollen las potencialidades creadoras de los sujetos a partir de un carácter colectivo, de intercambio de experiencias. Esta forma de preparación ha sido tratada desde diferentes puntos de vista, por ejemplo: Gloria Mirabent Pedroso, considera que: ―Un taller pedagógico es una reunión de trabajo donde se unen los participantes en pequeños grupos o equipos para hacer aprendizajes prácticos‖. Julia Añorga Morales le define como una forma de la Educación Avanzada de la siguiente manera: ―Forma de Educación Avanzada donde se construye colectivamente el conocimiento, con una metodología participativa, dinámica, coherente, tolerante frente a las diferencias; en las que se toman decisiones y conclusiones mediante mecanismos colectivos, y se consideran las ideas de todos‖. Más adelante apunta:‖ el taller educativo debe partir del saber individual, de la discusión en pequeños grupos y en plenario, debe salir un producto nuevo, un saber diferente, más elaborado, con elementos de todos; pero distinto al aporte individual o a la suma de estos‖ Rosario Mañalich (1999) en su obra ―Taller de la Palabra‖ desde la etimología permite considerar que taller, del francés atelier, y este, a su vez, del latín astellarium será tanto el lugar en que se trabaja con las manos una obra –en este caso pedagógica— como un seminario de ciencias donde los educandos, ¿colaboradores?, y el educador, ¿protagonista?, concurren a la común enseñanza. Todas las concepciones coinciden con respecto a la construcción de un saber colectivo, en el que todas las ideas son válidas para una producción científica en plenario. Se trata de un espacio de trabajo colaborativo que exige de un ritmo activo, donde los participantes se convierten en un equipo para reflexionar sobre los resultados obtenidos en su práctica educativa con vistas a su transformación y continuo perfeccionamiento. Los referidos autores, insisten en que el taller es una forma diferente de abordar el conocimiento, donde ser percibe el vínculo estrecho entre la teoría pedagógica, la investigación científica y la práctica profesional, que requiere ser aplicada con la mayor
  • 36. 31 apertura crítica, flexibilidad y participación del grupo. Por otra parte, la riqueza de este a partir de las vivencias de cada uno y la retroalimentación colectiva. Teniendo en cuenta los puntos coincidentes en diversos autores y las necesidades de dar solución a los problemas señalados, se consideran como rasgos esenciales del sistema de talleres los siguientes: Sistema: 1 Nivel de interdependencia entre sus componentes. 2 Sus resultados son globales y no se alcanzan con algunos de sus componentes por separado. 3 El cambio o modificación en unas de sus partes implica cambios en el todo. Talleres: 1 Como forma organizativa favorece la reflexión colectiva. 2 Sistematiza e integra la teoría con la práctica. 3 Su enfoque debe ser demostrativo y práctico. 4 Se aprende haciendo. 5 Predominan los procedimientos participativos y el trabajo en grupos. 6 Espacio de trabajo colaborativo para la construcción y saberes colectivos. El sistema de talleres que se propone se basan en fundamentos filosóficos sicológicos, pedagógicos, sociológicos y políticos y tienen como objetivo la preparación de los docentes para atender a jóvenes y adultos. El enfoque filosófico se sustenta en el materialismo dialéctico e histórico como base metodológica lo que permite destacar la teoría marxista del conocimiento como expresión de la vinculación de la teoría con la práctica y de las posibilidades del individuo de educarse mediante la actividad y la comunicación, al mismo tiempo que transforma su medio, elementos que sostienen la posibilidad de preparar a los docentes para atender a los educandos en las actividades propias de la Educación de Adultos. Desde lo psicológico se fundamenta en el enfoque histórico cultural para tener en cuenta la Zona de Desarrollo Próximo (Vigostky) en el sentido en que cada ser humano, puede transitar desde el nivel alcanzado a otro inmediato superior cuando se estimula y atiende debidamente para que venza los obstáculos. El compromiso de los docentes con la tarea estimula su esfuerzo por prepararse para atender a jóvenes y adultos. En el sentido pedagógico se le concede un papel esencial al papel activo, reflexivo y desarrollador del educando en el proceso de aprendizaje para lo cual el educador ha de estar debidamente preparado para atender las diferencias individuales considerando la diversidad como la norma. El sistema de talleres que se proyecta tiene que abordar las temáticas de preparación del docente en este sentido.
  • 37. 32 Los talleres deben partir del reconocimiento de los educadores y el desarrollo de potencialidades para el aprendizaje, que deben poseer los mismos como condición necesaria que facilite no solo su desarrollo personal y social además de facilitar el proceso comunicativo con sus educandos, los talleres se estructuran de acuerdo con los componentes definidos por la Didáctica, que forman parte de sus fundamentos didácticos como son los objetivos, el contenido,(sistema de conocimientos, habilidades, hábitos, relaciones con el mundo y la experiencia de la actividad creadora) los métodos, los medios y la evaluación. Desde lo sociológico el sistema de talleres deviene una propuesta que une el esfuerzo de todos los agentes sociales que intervienen en la educación del individuo pues involucra el apoyo de la familia y por supuesto de la escuela. En el orden político el sistema de talleres propuesto se basa en la postura humanista de los educadores involucrados que se corresponde con la concepción cubana de la educación para todos, elemento recogido en la Constitución del país como un derecho humano universal que no admite discriminación y en cuya consecución deben involucrarse todos. Los talleres formulan las finalidades educativas que se pretenden conseguir y deben estar dotados de coherencia y personalidad propia, ascienden a las instituciones, centros de trabajo, a la escuela, al colectivo y a los educandos de manera individual, involucrando en cada instancia de su aplicación a los representantes de todos los sectores de la comunidad, centro de trabajo, escuela, familia, partiendo de un diagnóstico efectuado de forma efectiva, continua, flexible, sistemática, e integrador a lo largo de toda la experiencia .El sistema de talleres tiene entre sus cualidades que éstos sean problematizadores, participativos, valorativos, creativos, integradores, sistemáticos, flexibles y grupales, estimular el trabajo colectivo entre educadores, y con instituciones y organizaciones sociales y de masas de la comunidad y con la familia. Sus ejes metodológicos centrales serán: el intercambio, la investigación, la búsqueda de información, el diálogo y la reflexión, que se concretarán en métodos, eminentemente productivos como la exposición de trabajos en talleres, conferencias, paneles con grupos de apoyo, empleo de técnicas participativas entre otras. Se constituyen como sistema por la interdependencia que se establece para lograr un objetivo general común, por los contenidos de cada taller que se relaciona con los precedentes y sucesivos, y que afectaría el resultado general si se suprime o modifica cualquiera de ellos. Se han estructurado de la siguiente manera: Título, objetivo, contenido, medios y materiales, técnicas participativas, desarrollo y evaluación. Estructura y contenido de los talleres. Objetivo general: Propiciar la preparación de los docentes de la Educación de jóvenes y adultos para el mejoramiento de su desempeño profesional pedagógico.
  • 38. 33 TEMÁTICAS A TRATAR: No TEMA H/C 1 Concepto actual de la EDJA. La Pedagogía del Adulto 2 2 Características fundamentales del proceso pedagógico en la EDJA. 2 3 Los contenidos del aprendizaje desde el enfoque inter y multidisciplinario 4 La unidad de lo cognitivo y lo afectivo. 2 5 El lugar concebido al diagnóstico y su concepción desarrolladora. 2 6 El rol protagónico del los jóvenes y adultos frente al aprendizaje. 2 7 La preparación metodológica su papel en el proceso de integración. 2 8 La evaluación como proceso de comunicación y acto formativo y procesal en la EDJA 2 9 Los talleres soporte y vía para el mejoramiento del desempeño de los docentes en el proceso de enseñanza aprendizaje de jóvenes y adultos con en la Educación de Adultos. 2 Ejemplificamos, el cómo debe realizarse un taller (No 9) Tema: Los talleres soporte y vía para el mejoramiento del desempeño de los docentes en el proceso de enseñanza aprendizaje de jóvenes y adultos con en la Educación de Adultos. Objetivo: Propiciar la reflexión sobre la importancia de los talleres para la preparación de los docentes en el proceso docente educativo en la EDJA mediante la evaluación de su preparación técnico – metodológico y cultural. Contenido: 1 Los talleres de preparación. Experiencias significativas. 2 Transformaciones alcanzadas en la preparación. Materiales: Papelógrafo, pizarra, rótulos, láminas, componedor Técnica participativa: Sillas evaluativas. Los participantes de forma ordenada tiene la posibilidad de explicar las vivencias, fortalezas, debilidades, derivadas del aprendizaje a través de talleres para contribuir con una mejor
  • 39. 34 preparación al proceso de aprendizaje de jóvenes y adultos en una escuela de adultos y evaluar el impacto en el ejercicio pedagógico y el desarrollo de su desempeño. Desarrollo del taller: 1 Saludo, introduce la temática y objetivo del taller a partir de una técnica participativa. 2 El profesor explica en qué consiste la técnica. 3 Se colocan tres sillas una al lado de la otra y cada uno de los participantes puede sentarse sucesivamente en cada una de ellas expresando las vivencias que se derivaron de los talleres. 4 Primera silla: ¿Cómo llegue a los talleres? 5 Segunda silla: ¿Cómo me sentí en cada uno de ellos? 6 Tercera silla: ¿Cómo concluyo los mismos?  Un compañero /a previamente seleccionado en su condición de relator copia todas las experiencias. Evaluación: Conclusiones 1 Las fuentes consultadas muestran la posibilidad de incluir en la enseñanza de adultos desde una enseñanza aprendizaje integradora que potencie la atención a la diversidad, y promueva la preparación del personal docente de manera objetiva, ágil y práctica. Aportaron además los fundamentos filosóficos, psicológicos, pedagógicos, sociológicos y políticos e ideológicos para la concepción del sistema de talles. 2 En la concepción del sistema de talleres es necesario tener en cuenta los elementos teóricos que se abordan para lograr los objetivos que se proponen y de utilizar los métodos, técnicas e instrumentos que permitan demostrar el estado real de la preparación de los docentes para el proceso de enseñanza aprendizaje y de los principales problemas de preparación de los docentes para la comunicación y dirección del aprendizaje de educandos. 3 El sistema de talleres deben tenerse en cuenta como elementos imprescindibles la preparación de los docentes donde cada uno de ellos deba ser participativo, flexible, dinámico y creativo. Lograr incorporar los contenidos esenciales en función de las carencias detectadas y lograr el apoyo de otros agentes sociales (funcionarios y grupos de apoyo especializados) identificando las necesidad de el mejoramiento del desempeño profesional pedagógico de los docentes en EDJA. 2.4 RETOS Y PERSPECTIVAS DE LA EDUCACIÓN DE JOVENES Y ADULTOS EN CUBA En el Ministerio de Educación de la República de Cuba, el subsistema de Educación de Adultos fue creado en 1962. Su misión y funciones se han ido perfeccionando de acuerdo con los imperativos de las necesidades del desarrollo económico y social. Es importante señalar que la educación de adultos en Cuba no es ejecutada solamente por este
  • 40. 35 subsistema, sino que en ella intervienen otros subsistemas de educación, los departamentos de capacitación de los diferentes ministerios, las organizaciones de masas en las diferentes esferas de la educación, la cultura y los deportes, los medios de difusión masiva y el trabajo social que realizan los órganos del Poder Popular lo cual aparece refrendado en el artículo 51 de la Constitución de la República. En este trabajo nos referiremos al subsistema de Educación de Adultos del Ministerio de Educación (MINED) cuya función principal es contribuir a que los trabajadores, amas de casa y adultos en general, reciban la base de conocimientos necesarios para su capacitación o superación profesional, desarrollen los hábitos y habilidades adecuadas que les permitan la continuidad de sus estudios por autoaprendizaje y otras formas de educación formal, no formal o informal, para desarrollar una cultura general e integral con lo cual se favorece el disfrute de la cultura y la satisfacción de los intereses cognoscitivos, espirituales y materiales. Próximos a conmemorar los 49 años de la creación del subsistema de Educación de Adultos, y para comprender los retos actuales y perspectivas, se hace necesario realizar un recorrido a través de su historia a partir del triunfo de la Revolución Cubana el 1ero de enero de 1959. Organización del subsistema de Educación de Adultos en el MINED. Período de 1959 a 1974. Desde los primeros meses del año 1959, se comenzó una tenaz y activa lucha contra el analfabetismo. En marzo de 1959, el MINED creó la Comisión Nacional de Alfabetización y Educación Fundamental integrada por dieciocho organismos estatales y organizaciones políticas, sociales y de masas. Esta Comisión tuvo la misión de comenzar las actividades en las distintas zonas del país que posibilitaron la alfabetización de 100 000 personas entre 1959 y 1960. En el año 1961, bajo la dirección de la Comisión Nacional de Alfabetización y Educación Fundamental, se realizó la Gran Campaña Nacional de Alfabetización. Los objetivos y el alcance de la campaña se fueron precisando paulatinamente. Las formas de organización, de control y evaluación así como los materiales eran sometidos a consulta con los diferentes participantes estimulando la iniciativa y una mayor participación de todos. Esta práctica permitió el desarrollo de un estilo de dirección que resultó determinante en la ejecución de la tarea en la cual primó el diálogo y la discusión colectiva. La Gran Campaña Nacional de Alfabetización de 1961 no solo erradicó el analfabetismo sino que derivó en una concepción dialéctico-metodológica sustentada en la práctica educativa que pone en primer plano la defensa, la autonomía del hombre y su capacidad creadora a partir del análisis crítico de la realidad. Por otra parte, reveló las líneas de trabajo a seguir en la educación de las masas que consiste en lograr, mediante la utilización racional de horarios y calendarios escolares, una organización que posibilite la adaptación del proceso pedagógico a la forma y a la época de las actividades productivas. En el propio desarrollo de la Gran Campaña Nacional de Alfabetización, se avizoró la necesidad de estructurar de inmediato la continuidad de los estudios para los recién
  • 41. 36 alfabetizados lo que dio lugar al surgimiento de la Educación Obrera y Campesina (EOC) cuya Dirección, creada en el Ministerio de Educación en 1962. La continuidad de los estudios para los recién alfabetizados y las personas que no habían concluido el segundo grado de la Educación primaria se organizó mediante un plan que se llamó ―Seguimiento‖. Su desarrollo contó con maestros de escuelas nacionales, maestros aficionados, estudiantes que habían participado en la Gran Campaña Nacional de Alfabetización y obreros seleccionados por los colectivos laborales. Tal heterogeneidad requería de un proceso de preparación al que se llamó cursillo. El 29 de enero de 1962, a modo de experimentación, se inició el Plan de Seguimiento en siete municipios: Candelaria, Marianao, Melena del Sur, Cárdenas, Santa Clara, Santiago de Cuba y Holguín. El 24 de febrero del propio año se extendió al resto del país. Esta práctica de experimentar las propuestas a modo de pilotaje permite ajustar sobre la marcha los problemas que en el propio desarrollo de la experiencia se presentan y minimiza los errores de su puesta en práctica con carácter masivo. En la actualidad se continúa aplicando antes de generalizar una nueva experiencia o un nuevo programa. La población adulta con una escolaridad de tercero a sexto grado no vencido se incorporó a los Cursos de Superación Obrera. De esta manera, impulsada por las organizaciones políticas y de masas y las direcciones de empresas y centros de trabajo se iniciaba la batalla por alcanzar el 6to grado de escolaridad. El ―Seguimiento‖ se vencía en 6 folletos y los Cursos de Superación Obrera en 17. Todo ello era posible realizar en aproximadamente un año escolar. Una vez vencidos los contenidos de los folletos, los alumnos se examinaban y recibían los créditos educacionales correspondientes al nivel. La lucha del adulto y del joven su escolarizado por retraso escolar o deserción de la escuela primaria, en el afán de obtener su certificado de sexto grado, fue estimulada por la emulación nacional establecida por los sindicatos y por las administraciones en los centros de trabajo. Las organizaciones políticas exigían a sus miembros, y por supuesto a sus dirigentes, el sexto grado como mínimo de escolaridad. En 1962, se incorporan las Escuelas Nocturnas a la Educación de Adultos. El Plan del Mínimo Técnico y las Escuelas de Domésticas se fortalecieron con esta unión. En el propio año, se crean las Facultades Preparatorias Obreras y Campesinas subordinadas a las tres universidades existentes. Estas constituyeron el nivel superior de articulación de la Educación de Adultos y sus egresados podían continuar carreras universitarias. Además, por iniciativa del Comandante Ernesto Guevara, se creó la escuela especial Vladimir Ilich Lenin con régimen de internado para trabajadores que al graduarse pasaban a cursar estudios tecnológicos de nivel superior. La adaptación de la enseñanza de adultos trabajadores a la época y a las formas de actividades productivas fue un proceso difícil. Después de años de experiencia y de investigaciones se fueron conociendo mejor las condiciones de los distintos sectores
  • 42. 37 laborales y el momento en que los trabajadores podían incorporarse al estudio y permanecer en el curso lo que permitió encontrar una solución definitiva que se mantiene en la actualidad; el establecimiento de los cursos por semestres lo que significa dos oportunidades al año. Cada semestre tiene un carácter terminal. Para asegurar la continuidad de estudios de los egresados del nivel de EOC, en mayo de 1963 se establece el Curso Secundario de Superación Obrera (CSSO), que ampliaba y reafirmaba los conocimientos del nivel elemental y constituía la base cultural general necesaria para los cursos de calificación técnica relacionados con el desarrollo agropecuario. Para los graduados de estos cursos que necesitaban adquirir mayores niveles técnicos y culturales se articularon estos estudios con las Facultades Preparatorias Obreras y Campesinas y con las escuelas e instituciones tecnológicas para la formación de técnicos y obreros calificados. Para la EOC se establecieron tres cursos a vencer en un año escolar cada uno (tres años escolares). Se elaboraron los libros de texto para este nivel y, tomando en consideración la necesidad de dar una visión más amplia de los planes de desarrollo que se estaban incrementando en el país y en particular en cada región. Se incluyó la Geografía de Cuba como asignatura independiente. En 1970 se adecuan los programas organizándose en cuatro cursos -a vencer en un semestre cada uno- con lo cual se redujo a dos años escolares el tiempo de duración. En ese año se incluyeron en el plan de estudios las asignaturas Ciencias Naturales e Historia de Cuba para ofrecer, en la primera, temas que sirvieran de base a la calificación obrera y con la segunda, contribuir a la cabal comprensión del proceso histórico en la construcción socialista. En 1965, fueron creadas las escuelas del Movimiento Juvenil cuyo propósito fue elevar la escolaridad de los jóvenes entre 13 y 16 años de edad que tenían retraso escolar a la vez que se les proporcionaba un oficio de manera que la juventud subescolarizada no se convirtiera en fuerza de trabajo bruto o en campo propicio para la conducta antisocial. La atención a estos centros correspondió a la Dirección de Educación Obrera y Campesina hasta 1973 que se estableció su atención por la Educación Técnica y Profesional. En cuanto a la enseñanza de idiomas, en 1961 el Estado revolucionario creó cuatro escuelas de idiomas comenzando con la transformación del Instituto Cultural Norteamericano en la Academia Popular de Idiomas ―Abraham Lincoln‖. Desde sus inicios tuvieron un carácter masivo. En 1969 las escuelas de idiomas se integran a la Educación de Adultos. En 1975, tomando como base la experiencia del grupo de pronóstico de la Educación, que elaboró las propuestas para el perfeccionamiento del subsistema de Educación General, se comenzó el trabajo de diagnóstico del subsistema de Educación de Adultos. Este estudio permitió tener ideas claras sobre el encargo social de la educación de adultos, su papel en la superación política e ideológica de los trabajadores, sus objetivos, el nivel y dosificación de sus contenidos en relación con el tiempo disponible para el estudio, el nivel científico de las asignaturas, así como la articulación entre los distintos niveles del subsistema y su vinculación con la calificación técnica de los trabajadores en sus puestos de trabajo y con la
  • 43. 38 Educación Técnica y Profesional. El Gobierno Revolucionario aprobó las proposiciones sobre los cambios fundamentales para el perfeccionamiento y desarrollo del subsistema de Educación de Adultos. Entre las más importantes se encuentran: el establecimiento de los objetivos generales y los específicos de cada nivel, la modificación de la estructura del subsistema de Educación de Adultos, la creación de las Secundarias Obreras y Campesinas, el establecimiento de siete años de duración para todo el subsistema, la elevación del contenido para hacerlo equivalente, en sus niveles terminales, a los grados correspondientes de la Educación General, el establecimiento de las escuelas especiales y de cursos dirigidos y las convocatorias para exámenes libres de 6to grado. El desarrollo económico y social, impulsado por el Partido Comunista de Cuba (PCC) como vanguardia del pueblo, motivó la búsqueda de alternativas para facilitar el estudio a los dirigentes del Partido y de las organizaciones revolucionarias para lo cual se establecieron los cursos dirigidos. Esta modalidad posibilitaba que, sin abandonar sus tareas, se incorporaran al estudio al que dedicaban un día a la semana. Las materias se organizaron por bloques. La duración del curso se ajustaba al calendario del MINED y los programas y bibliografía eran los vigentes para los cursos regulares de la Educación de Adultos con las adecuaciones exigidas por este sistema de estudios. El día de encuentro constituyó la unidad básica del trabajo docente. El encuentro se transformaba en una actividad colectiva que comprendía, principalmente, la orientación, la información, el debate y la evaluación. En él interactuaban el profesor o monitor y los alumnos. La función principal de los profesores era la dirección del estudio, dentro y fuera del encuentro contribuyendo así a la formación de habilidades para el autodidactismo. Hasta el curso 1974-1975, se habían graduado en los diferentes niveles de Educación de Adultos 837 802 estudiantes. No obstante, había que resolver la problemática de diversos sectores de la sociedad que no podían incorporarse a las modalidades establecidas o en las mismas condiciones que el resto de los trabajadores, entre los que se encontraban los dirigentes de las organizaciones de masas y de los organismos productivos, los trabajadores de la Marina Mercante y del Instituto Nacional de la Pesca, los integrantes del Ejército Juvenil del Trabajo y la población penal que se encontraba cursando estudios en las escuelas organizadas en establecimientos penitenciarios. Como solución a esta problemática surge otra forma organizativa que recibió la denominación de cursos especiales. Estos cursos, se regían por los mismos programas establecidos para cada nivel de Educación de Adultos pero tenían la característica de que podían iniciarse en cualquier momento del año, Se establecieron cuatro variantes para garantizar el cumplimiento del plan de estudios. El Plan de perfeccionamiento y el Perfeccionamiento Continuo. Período de 1976 hasta 1990.
  • 44. 39 El XIV Congreso de la CTC ratificó la determinación de cumplir el compromiso contraído con el Comandante en Jefe, de que en 1980 todos los trabajadores aptos, con menos de 6to grado, alcanzarían como mínimo ese nivel y proyectó como otra tarea fundamental de la actividad educacional del movimiento obrero la batalla por el 9no grado, con el propósito de hasta 1985 medio millón de trabajadores. En el quinquenio 1980-1985 se desarrolla la ―Batalla por el Noveno Grado‖. El MINED estableció las normas para la creación y funcionamiento de las Secundarias Obreras y Campesinas y las sedes de cursos por encuentros. También fue aprobada e instituida la realización de exámenes libres de 9no grado. En 1980, con el objetivo de incrementar la incorporación al estudio de personas que aún no habían alcanzado el 6to grado, se introduce la posibilidad del funcionamiento de cursos nocturnos o diurnos de EOC, en zonas rurales o urbanas, en la red de centros regulares, especiales y en aulas independientes y en centros de trabajo. Además se establecieron períodos de matrícula para exámenes libres de 6to y 9no grado según convocatorias oficiales del MINED. En las escuelas de idiomas se estableció el examen de clasificación para aquellas personas que tenían algún dominio del idioma que se mantiene hasta hoy. En la actualidad, el aspirante al diploma de graduado se presenta al examen frente a un tribunal para obtener el título de graduado. El Período Especial, la Batalla de Ideas y la Educación de Adultos Período de 1990-2010. Con la desaparición de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas y el recrudecimiento del bloqueo de los Estados Unidos, la situación social de nuestro país se ve afectada por la necesidad de aplicar medidas económicas urgentes para salvaguardar las conquistas de nuestra Revolución y nuestro Socialismo. Se inicia una nueva etapa en el desarrollo de la Educación de Adultos que se vio obligada a la implementación de horarios diurnos en locales proporcionados por centros de trabajo, organizaciones de masas o la comunidad. Esto motivó la necesidad de incrementar los cursos por encuentros en detrimento de los cursos regulares. A partir de 1993, la Educación de Adultos sale de los marcos formales de la institución e incorpora a su quehacer la Educación No Formal sobre la base del desarrollo de Programas Alternativos Comunitarios. Más de 250 000 personas jóvenes y adultas se han beneficiado cada año con estos programas que tienen un carácter local. Se basan en el aprendizaje solidario, en el compartir experiencias en la búsqueda de soluciones. Los participantes no reciben evaluación final ni crédito alguno pero elevan su autoestima al sentirse útiles en su comunidad. Los contenidos giran sobre temas relacionados con la salud, la convivencia, la atención a las personas de la tercera edad, la comunicación interpersonal, la historia de la localidad, el rescate de tradiciones, el cuidado del medio ambiente, la medicina verde, la alimentación y temas vinculados al programa ―Para la Vida‖.
  • 45. 40 Con el mejoramiento de la situación energética se restablecieron, paulatinamente, los cursos regulares y los horarios nocturnos. Se aprovecharon todas las vías y modalidades del subsistema de Educación de Adultos para ampliar el servicio a las zonas de silencio y se priorizaron los convenios con centros de trabajo, con vistas a dar respuesta a las necesidades económicas de los territorios. En el mes de marzo del 2001, en reunión del Consejo de Ministros presidida por el Comandante en Jefe, fue abordado el tema de los jóvenes desocupados. El Comandante en Jefe reflexionó acerca de la necesidad de convocarlos para que se capacitaran y prepararan a través de un Programa General e Integral. En septiembre del propio año se inicia el Programa de Superación para Jóvenes Sin Empleo con la aplicación de un nuevo concepto: el estudio como empleo. El plan de estudio se estructuró en semestres e incluía las asignaturas Español-Literatura, Matemática, Historia, Geografía, Inglés, Computación y Cultura Política. En el mes de septiembre se desarrolló el proceso de pilotaje en cinco provincias y en octubre se generalizó. En diciembre de 2001, en el marco del X Congreso de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media (FEEM), se aprobó cambiar el nombre por el de Curso de Superación Integral para Jóvenes (CSIJ). También se aprobó la incorporación de estos jóvenes como miembros de la organización estudiantil y la posibilidad de alcanzar el título de bachiller a partir de septiembre de 2002 mediante un plan de estudios de dos años y medio de duración con lo cual se redujo el tiempo destinado para alcanzar el nivel medio superior en la Educación de Adultos. A partir de septiembre del 2003, con la inauguración del Canal Educativo 2, se introdujo la transmisión de tele clases de 30 minutos de duración para el Curso de Superación Integral para Jóvenes manteniendo la concepción del proceso de enseñanza y de aprendizaje a partir de la clase televisiva, el estudio independiente y el encuentro presencial. La organización y desarrollo del proceso pedagógico en las sedes del Curso de Superación Integral para Jóvenes significó, sin lugar a dudas, un nuevo punto de partida para la Educación de Adultos. En agosto de 2004 se autorizó el ingreso al CSIJ a jóvenes que no habían alcanzado el 6to o el 9no grado. Tomando como referencia las experiencias del Plan de Seguimiento, la Superación Obrera, los Cursos de Superación Obrera y de la aplicación de exámenes libres, se propuso y aprobó un plan de estudios de un año de duración para cada nivel. El análisis de los resultados alcanzados en su implementación sirvió de argumentos para los cambios que se produjeron en los niveles de EOC y SOC en el año 2007. Para el desarrollo de los contenidos de estos niveles se elaboraron materiales bibliográficos específicos en formato de periolibro –impresión ligera con mayores posibilidades de conservación que el tabloide- que han constituido la base de los libros actuales de la Educación de Adultos para estos niveles. La acción acometida por los cuadros, dirigentes y docentes de la Educación de Adultos- en coordinación con la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), el Programa de Trabajadores Sociales, las organizaciones de masas, el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS),
  • 46. 41 el Instituto Nacional de Deporte y Recreación (INDER) y el Ministerio de Cultura- permitió lograr cambios significativos en estos jóvenes que se insertaron en tareas socioeconómicas priorizadas de cada territorio y participaron en actividades productivas y sociales en la comunidad con lo que se ganó el reconocimiento social a este Programa. En octubre del 2002, como parte del proceso de reordenamiento del Ministerio de la Industria Azucarera (MINAZ), se inició el Programa de Superación Cultural para Trabajadores de la Agroindustria Azucarera conocido como Tarea Álvaro Reinoso. En este programa se aplicó también el concepto del estudio como empleo hecho sin precedentes en el mundo donde el Estado garantiza el pago del 100% del salario promedio devengado y no se procede al despido de los centenares de miles de trabajadores de este sector. El programa fue diseñado con el objetivo fundamental de convertir a largo plazo el conocimiento en el más importante capital del sector. En el mes de julio de 2004, inmersos en la Batalla de Ideas y en el desarrollo de la Tarea 500, el MINED y la Dirección de Establecimientos Penitenciarios establecieron nuevos acuerdos encaminados a erradicar el analfabetismo residual existente en estos centros, contribuir a la formación de una cultura general e integral en la población penal y los combatientes y extender la apertura de aulas del nivel medio superior de la Educación de Adultos. Para alcanzar este último objetivo fue necesario formar instructores docentes utilizando como fuente la población penal utilizando como base la experiencia en la formación emergente de maestros, la existencia de los recursos tecnológicos y la experiencia adquirida en el trabajo de asesoramiento a los monitores del programa audiovisual. Hasta el momento se han capacitado más de 1000 internos para esta actividad lo que ha posibilitado extender la atención al nivel medio superior con los docentes más preparados. A partir del curso 2005-2006 ocurre un incremento en la matrícula en los centros de Educación de Adultos, fundamentalmente en el nivel de Facultad Obrera y Campesina (FOC), motivada por la aplicación del principio de Idoneidad Demostrada. Ante esta situación y partiendo de la experiencia y resultados del Curso de Superación Integral para Jóvenes, se modificó el plan de estudios de este nivel de la Educación de Adultos y se introdujo la enseñanza del idioma inglés y de computación en los cursos regulares del nivel de FOC con el objetivo de posibilitar una mejor preparación de los estudiantes-adultos en concordancia con el desarrollo de la ciencia y la técnica. La extensión de la aplicación del principio de Idoneidad Demostrada posibilitó la detección de trabajadores que no habían alcanzado el 6to y el 9no grado. Con el propósito de motivar la incorporación al estudio y satisfacer las necesidades de superación de estos trabajadores, tomando como base la experiencia adquirida durante dos años en el Curso de Superación Integral para Jóvenes, en febrero de 2007 se puso en vigor un nuevo plan de estudios para los niveles de EOC y SOC con el cual se disminuye a dos o tres semestres –según la modalidad- el tiempo requerido para alcanzarlos. En la segunda mitad del curso 2008-2009 se adoptaron medidas para elevar la calidad de los graduados y del ingreso a las sedes universitarias municipales, entre ellos la aplicación de un
  • 47. 42 diagnóstico de ortografía y el establecimiento de exámenes de ingreso a la Educación Superior. Consecuente con la función social de esta Educación y retomando la experiencia de los primeros años de la Revolución, la dirección del país responsabilizó a la Educación de Adultos con la organización y desarrollo de cursos de Matemática, Español e Historia de Cuba para la preparación de trabajadores y población en general que deseen presentarse a los exámenes de ingreso a la Educación Superior. Al mismo tiempo desarrolla un curso de lengua española que tiene como objetivo la preparación en ortografía, caligrafía, comprensión y producción de textos. Una vez más, la Educación de Adultos se integra con las universidades en un trabajo conjunto. Es importante destacar que estos cursos son opcionales y se desarrollan de manera paralela a los programas que corresponde impartir en las facultades obreras y campesinas. Retos y perspectivas de la Educación de Jóvenes y Adultos en Cuba. Entre los retos que asume hoy la Educación de Adultos en Cuba se encuentran: El incremento del potencial científico -en coordinación con la Cátedra de Educación de Jóvenes y Adultos del Instituto Pedagógico Latinoamericano y Caribeño (IPLAC) y las Universidades de Ciencias Pedagógicas- lo que permitirá lograr, por la vía científica, el perfeccionamiento de los planes de estudio y contenidos de los programas de las asignaturas. Renovar los métodos pedagógicos para la atención a la nueva composición socio-cultural de la matrícula y a las características bio-psico-sociales del joven adulto, así como de las personas adultas con necesidades educativas especiales. El perfeccionamiento de la preparación del personal docente de manera diferenciada, teniendo en cuenta la heterogeneidad de los participantes en nuestros centros y la integralidad que necesitan nuestros maestros y profesores para el desarrollo de su labor. Incrementar las investigaciones pedagógicas - y la introducción de los resultados científicos que de estas se deriven- para dirigir científicamente el proceso pedagógico en la educación de adultos y elevar la calidad del egresado. Búsqueda de nuevas vías que permitan ampliar las posibilidades de superación de los trabajadores, campesinos, amas de casa y adultos en general, en estrecha coordinación con organismos y organizaciones políticas y de masas. En este sentido adquiere singular importancia la implementación, actualización y consolidación de planes especiales, en coordinación con el Ministerio del Interior, que posibiliten la elevación del nivel de escolaridad de los combatientes de la Policía Nacional Revolucionaria para el ingreso a cursos de especialización de nivel superior, de los combatientes que laboran en los centros penitenciarios y de la población penal adecuándolos a las condiciones y exigencias actuales.
  • 48. 43 el perfeccionamiento de los diferentes cursos en las escuelas de idiomas para trabajadores, en función de las necesidades del desarrollo socio-económico y de la cooperación con otros países. La elevación de los resultados que se alcanzan en los cursos de preparación para exámenes de ingreso a la Educación Superior. El perfeccionamiento y consolidación de los Programas Alternativos Comunitarios, en coordinación con las organizaciones políticas y de masas y los órganos del Poder Popular, de manera que su influencia en las comunidades se corresponda con la estrategia de desarrollo socio-económico, priorizando la capacitación de los individuos para afrontar y resolver los problemas comunitarios que puedan derivarse de la situación económica internacional, así como la elevación de la calidad de vida a través de la educación para la vida familiar y ciudadana desde el aprendizaje formal e informal.
  • 49. 44 BIBLIOGRAFÍA ADDINE Fernández, Fátima, comp.: Didáctica, Teoría y Práctica. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2004. ADDINE FERNÁNDEZ, FATIMA. Principios para la dirección del proceso Pedagógico. Tesis de maestría. Cuba .1995. Álvarez, P. 1975, ‗Antología Mínima José Martí’, Imprenta Federico Engels, Habana, Tomo I. ANDER / EGG, EZEQUIEL: Evaluación de programas de trabajo social(1984) ARBÓS BERTRAN ALBERT. Hacia un modelo sistémico de evaluación del sistema educativo: Universidad Internacional de Cataluña, España AVILA MORALES JOSÉ E. HUANCAVELICA, Perú joavml[arroba]mixmail.com BERMEJO CORREA, Rolando: Metodología para el tratamiento a las relaciones interdisciplinarias entre Química y Biología en la Facultad Obrera y Campesina. Tesis en opción al grado científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas, Camagüey, 2009. BERMÚDEZ SARGUERA, Rogelio y M. Rodríguez Rebustillo: Teoría y metodología del aprendizaje. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 1996. BHOLA, H.S. La evaluación de proyectos, programa y campañas de alfabetización para el desarrollo. Planificación, ejecución y utilización de sus resultados. Editorial IVE_DSC. Santiago de Chile. 1992. BIBLIOTECA DE CONSULTA MICROSOFT ® ENCARTA ® 2005. © 1993-2004 Microsoft Corporation. BRIONES, GUILLERMO Evaluación de programas sociales., México, Editorial Trillas, 1992. Cámara, Gabriel. Impacto y relevancia de la educación básica. Grupo de estudios para el Financiamiento de la Educación. No. 1. México. 1982. Canfux Gutiérrez, Jaime. Desde la Alfabetización presencial al Yo sí puedo. Ciudad de la Habana. Editorial Pueblo y Educación. 2005. Canfux Gutiérrez, Jaime. E. Marbot. Metodolología para la Educación de Adultos. Curso de Pedagogía. 2003. CANFUX GUTIÉRREZ JAIME. Retos de la Pedagogía de Adultos para el Nuevo Milenio. Pedagogía 2000. Habana Cuba. CANFUX GUTIÉRREZ, Jaime. Desde la alfabetización presencial al Yo sí puedo. Ciudad de la Habana. Editorial Pueblo y Educación. 2005. CANFUX GUTIERREZ, JAIME. Pedagogía de la Educación de Jóvenes y Adultos. Curso 18. Pedagogía. 2007. Editor Educación Cubana. Ministerio de Educación. 2007. CANFUX GUTIÉRREZ, JAIME. Política y Estrategias empleadas en la Campaña de Alfabetización de 1961. Tesis para grado de Doctor. Cuba .1993.
  • 50. 45 CANFUX GUTIÉRREZ, JAIME. Ponencia al Seminario Regional sobre Estrategias Nacionales de Alfabetización en el Marco del Proyecto Principal de Educación en América Latina y el Caribe. Quito, Ecuador, 19 al 27 de octubre de 1981. CANFUX GUTIÉRREZ, JAIME. Tendencias de Educación de Adultos en América Latina. Educación (La Habana) No.61 CTNE.- CANFUX GUTIÉRREZ, LIENDO TAMARA, 2008. Alfabetización para el desarrollo. Una educación continua, social y significativa. Investigar y Transformar. GDM La Paz Bolivia. Canfux, Jaime (1993) Políticas y Estrategias empleadas en la Campaña de Alfabetización de 1961 en Cuba. Tesis de Grado a Doctor en Ciencias Pedagógicas. ICCP. MINED. Canfux, Jaime et al (2006) LA ALFABETIZACIÓN: historia y autenticidad en Cuba. Editorial Pueblo y Educación, La Habana. Canfux, Jaime y María Pérez (2007) Pedagogía de la educación de jóvenes y adultos‖. Órgano Editor Educación Cubana. Ministerio de Educación. ____________ (2007) Hacia una escuela cubana de la alfabetización. Editorial Pueblo y Educación, La Habana. CASASSUS JUAN, Especialista Regional en planificación y gestión educativas UNESCO- Santiago CASSASUS, J. Escritos sobre calidad de la educación básica. Material fotocopiado. 1998. CASTELLANOS SIMONS, Doris y otros: Aprender y enseñar en la escuela. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2002, Castro Ruz, Fidel ―Discurso ante la ONU el 26 de septiembre de 1960.en Obra Revolucionaria, No 1, 1960. Castro, Fidel (2002) Discurso pronunciado en el acto inaugural de los Cursos de Superación para Trabajadores Azucareros en áreas del central ―Eduardo García Lavandero‖, La Habana, 21 de octubre de 2002. En www.juventudrebelde.cu. Diciembre 2008 CEBRIA, JEAN "Evaluación de programas" MIMEO FEGS, Caracas Venezuela. Cerezo, H. (2007). Corrientes pedagógicas contemporáneas. Odiseo, revista electrónica de pedagogía, 4, (7). http://www.odiseo.com.mx/2006/07/cerezo-corrientes.html COHEN, ERNESTO, ROLANDO FRANCO "Evaluación de programas sociales masivos", (1989) PROPOSAL / OEA, SAN JOSÉ, COSTA RICA. COLECTIVO DE AUTORES. Investigación, Acción, Participación. Revista "Aportes", No. 20. 1990. COLECTIVO DE AUTORES. Los métodos participativos ¿Una Nueva Concepción de la Enseñanza? Universidad de La Habana. CEPES. Cuba.1995.
  • 51. 46 Constitución de la República de Cuba (1998). Editorial Pueblo y Educación. Primera reimpresión. CORREA URIBE SANTIAGO / PUERTA ZAPATA A: investigación evaluativa., Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación Superior, ICFES CREFAL. "Siete visiones de la Educación de Adultos". Serie: Retablo de Papel 1. Pátzcuaro, Michoacán, México. Diciembre de 1980, p. 208. DEWEY, John: Democracy and Education. Documentos Directivos para el Perfeccionamiento del Subsistema de Educación de Adultos. Ministerio de Educación. Cuba.1976. Educación. Cuba. 1980. Medina, Guillermo ―Alfabetización, Post-alfabetización, Educación de Adultos y Educación Permanente‖. Segunda parte. pag19. XIX FERRER J. GUILLERMO / ARREGUI PATRICIA: Las pruebas internacionales de aprendizaje en América Latina y su impacto en la calidad de la educación: criterios para guiar futuras aplicaciones. Preal abril 2007 PREAL Ferrer Pérez, Raúl: La Educación de Educación en Cuba. MINED, La Habana, mayo de 1976 Ferrer, Raúl (1970) Alfabetización y Educación Permanente en Cuba. MINED. Material mecanografiado. FIALLO R. J.: La evaluación como categoría didáctica del proceso de enseñanza aprendizaje. Editorial Ruta Pedagógica. Lima, Perú. 2009. FREIRE, P (1992) Pedagogía del Oprimido. Madrid. Sigo XXI FREIRE, P (1985) La Educación como práctica de la libertad. Méjico. Siglo XXI. 32ª edición. FREIRE, P. (1998). La educación como práctica de la libertad. México, D.F: Editorial Siglo Veintiuno. Freire, Pablo: La Educación como práctica de la libertad, Editorial Paz e Terra, Río de Janeiro, 1974. FREIRE, Paulo.: Pedagogía de la liberación. Editora Moraes, Sao Paulo, 1987. Gajarde, Marcela. Educación de Adultos en América Latina: problemas y tendencias (Aportes para un debate. OREALC/Santiago). 1982. García Hidobro, J. E. Alfabetización y Educación de Adultos en la Región Andina. CREFAL, Pátzcuaro. México. 1982. GARCÍA-HUIDOBRO JUAN EDUARDO I. Los cambios en las concepciones actuales de la educación de adultos pág. 15 La educación de adultos en América Latina ante el próximo siglo Seminario Consulta: "Educación de Adultos: prioridades de acción estratégicas para la última década del siglo" Bogotá, Colombia, 22-27 mayo 1992 UNESCO/UNICEF Santiago, Chile, 1994
  • 52. 47 GONZÁLEZ PACHECO OTMARA (2006) Requerimientos generales del proceso docente. Una propuesta a partir de la Teoría de la Actividad. Capítulo II: 12 Los métodos participativos ¿una nueva Concepción de la enseñanza? Centro de estudios para el perfeccionamiento d la educación superior CEPES GONZÁLEZ PÉREZ MIRIAM: La evaluación del aprendizaje: tendencias y reflexión crítica : Tomado de: revista cubana de educación superior 2000; 20(1):47-67. Centro de estudios para el perfeccionamiento de la Educación Superior. Universidad de la Habana, cuba. GONZÁLEZ, A. P. y Gisbert, M.: Bases psicológicas de la educación de adultos. Rev. Herramientas. No. 22, 7-9, 1990. Hernández Sampier, Roberto. Metodología de la Investigación. I y II. Editorial Félix Varela. La Habana. 2003 http://www.monografias.com/trabajos16/comportamiento-humano/comportamiento- humano.shtml#infanc IAIES GUSTAVO, BONILLA SAUS JAVIER. Evaluar las evaluaciones: una mirada política acerca de las evaluaciones de la calidad educativa., Instituto Internacional de Planteamiento de la Evaluación.IIPE- UNESCO. Sede Regional Buenos Aires. INEA. Resúmenes analíticos. Boletín. Centro de Documentación Pablo Freire. México. 1997. INFORME FINAL. Santiago, Chile: UNESCO: OREALC, Proyecto Principal de Educación en América Latina y el Caribe. Informe sobre la Educación de Adultos en Cuba. Consulta Regional sobre la Educación de Adultos en América Latina y el Caribe. 5-9 de septiembre de 1983. Cuidad de la Habana. Cuba. ISAAC DÍAZ, J. N.: Tesis doctoral: Programa ―Ya puedo leer y escribir‖ para la sistematización de la lecto-escritura e introducción de las operaciones básicas de la matemática, para los neoalfabetizados en el Perú. 2007 JURADO VALENCIA, FABIO: Laboratorio Latinoamericano de evaluación de la calidad educativa. Primer Estudio Comparativo Internacional sobre lenguaje, matemática y factores asociados para alumnos de tercer y cuarto grado de la educación básica. Informe Técnico UNESCO (UNAL) Colombia JURADO VALENCIA, FABIO: Los sistemas nacionales de evaluación en América Latina y el Caribe: ¿Impacto Pedagógico u obediencia institucional? (UNAL). LABARRERE SARDUY, Alberto F.: Aprendizaje para el desarrollo. En Revista Cubana de Psicología, Volumen 17, no.1, Universidad de La Habana, 2001. Lanuez Bayolo, Miguel. Fundamentos de Metodología de la investigación. Material Ligero. IPLAC. 2002. Lemus Lucia. ―Conferencia de Educación para Todos. Revista Chasqui Número 36. 1990.
  • 53. 48 LEONTIEV, A. N.: Actividad, conciencia y personalidad. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 1981. LEONTIEV, A. N.: El pensamiento. En ―Superación para profesores de Psicología‖, Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 1975. LEONTIEV, ALEXEI. Actividad, conciencia, personalidad. Editorial Pueblo y MARTÍ PÉREZ, José: Obras completas. Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1975. MILÁN LICEA, ROSA / DE LA PEÑA SILVA: La evaluación como un proceso participativo: Prof. Auxiliar. Doctora en Ciencias Pedagógicas. Homero c. Fuentes G onzález2. Prof. Titular. Doctor en ciencias pedagógicas. . Prof. Titular. Doctor en Ciencias Económicas. MINED: Informe sobre la educación de Adultos en Cuba: 1973-1983, La Habana, 1983 MINED: Carta circular sobre el ingreso a la Educación Superior. La Habana 2004. MINED: Indicaciones Generales sobre la utilización de los recursos humanos y el tratamiento salarial al personal que interviene en el programa La Habana. 2001 MINED: La Educación en Cuba. La Habana, 1973. MINED: Resolución Ministerial 134/01. La Habana.2001 MINED: Resolución Ministerial 209/04. La Habana.2001 MINED: Resolución Ministerial No.50/06. Objetivos Priorizados del Ministerio de Educación para el Curso Escolar 2006-2007.La Habana. Ministerio de Educación (1959) Resolución Ministerial No. 07692. La Habana. MONDRAGÓN PÉREZ, ANGÉLICA r; ¿Qué son los indicadores?,. Notas, Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), no. 19, julio-septiembre, 2002 Monteagudo, José (2006) El curso de Superación Integral para Jóvenes y la tarea Álvaro Reinoso: dos prioridades de la Educación de Adultos en Cuba. Formato digital para la Maestría en Ciencias de la Educación. MORA DAVID Y OTROS, Investigar y Transformar. Reflexiones sociocríticas para pensar la educación. 2008. GDM, La Paz Bolivia. Núñez, Carlos. Educar para transformar, transformar para educar. INDEX. Guadalajara. México. 1992 ONU. Alfabetización para todos. Una década de la alfabetización de Naciones Unidas. 2002. PERKINS, David: El aprendizaje reflexivo [en línea]. Revista Reflexiones educativas No 2, Argentina, octubre del 2002. Disponible en http://www.pangea.org/jei/ecs/preg-eje.htm PORT, A.G,: Tareas para capacitarse en el trabajo con los medios‖. Tesis en opción al grado de Doctor en Ciencias Pedagógicas, 1995. PREAL: Cantidad sin calidad. Un informe del progreso educativo en América Latina. Un Informe del Consejo Consultivo de PREAL l. 2005
  • 54. 49 PROENZA YOLANDA GARRIDO/ LUIS MANUEL LEYVA: Reflexiones sobre la calidad del aprendizaje y de las competencias matemáticas: .Instituto Superior Pedagógico ―José de la Luz y Caballero‖, Cuba Próximo Siglo: 18,1994 http://www.unesco.org/education/pdf/251_59.pdf RAFAEL RODRÍGUEZ, Carlos: ―Ser maestro‖. Conferencia ofrecida en el aniversario de la Revista Alma Mater. Material mimeografeado, s/a. Rama, German W. Desarrollo y Educación en América Latina y el Caribe‖ Editorial Kapluz. Buenos Aires. 1985. Rama______________. Educación, participación y estilos de desarrollo en América Latina‖ Editorial Kapluz. Buenos Aires. 1985. RICO MONTERO, Pilar: La zona de desarrollo próximo. Procedimientos y tareas de aprendizaje. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 2003. RODRÍGUEZ FUENZALIDA, EUGENIO. Metodología de alfabetización en América Latina. OREALC-CREFAL. Talleres Gráficos del CREFAL. 1982. SALGADO MOYA, JULIO. La alfabetización y la postalfabetización en la perspectiva de eventos internacionales. OREALC-CREFAL. Talleres gráficos del CREFAl.1984. Santiesteban Llerena, María Luisa. Programa educativo para la superación de los directores de escuelas primarias del municipio Playa. Tesis en opción al Grado Científico de Doctor en Ciencias Pedagógicas. ISP varona. Ciudad de la Habana. 2003. Schmelkes S. Y Kalman J. La educación de adultos. Hacia una estrategia alfabetizadora de México. En necesidades básicas de los adultos. México, INEA. 1995. SCHMELKES, S. (1994). ―Necesidades básicas de aprendizaje de los adultos en América Latina‖, en: La educación de adultos en América Latina en el próximo siglo. UNESCO/UNICEF, Santiago de Chile. SEHMELKES S. y Kalman J. La educación de adultos. Hacia una estrategia alfabetizadora de México. En necesidades básicas de los adultos. México, INEA. 1995. Seminario Latinoamericano de Educación de Adultos. Cuba. Crefal. Informe Final. La Habana. 14 al 30 de marzo de 1972. SILVESTRE ORAMAS, Margarita y José Zilberstein Toruncha: Aprendizaje y enseñanza desarrolladora. Ediciones CEIDE, México, 2000. Solórzano Benítez M. R. Modelo de evaluación del impacto social de los programas de alfabetización... IPLAC. 2006. STUFFLEBEAM DANIEL L. / ANTHONY J. SHINKFIELD Introducción a la evaluación. Tomado de evaluación sistemática guía teórica y práctica. TORRES PAUL / MARITZA GUERRA: Consideraciones para la determinación de una metodología de evaluación institucional en la educación cubana. Rehice. Revista electrónica
  • 55. 50 iberoamericana sobre calidad, eficacia y cambio en educación, julio-diciembre, año/Vol. 1, número 002 Red Iberoamericana de Investigación sobre cambio y eficacia escolar Madrid, España UNESCO, (2003:23,1997) Estrategia Regional de Seguimiento a CONFITEA V. UNESCO. Conferencia Internacional sobre Educación de Adultos. Informe final 1983. La Habana. UNESCO –OREALC. Santiago de Chile, 1984 UNESCO. La Educación de las Personas Adultas. La Declaración de Hamburgo. Agenda para el futuro.5ta Conferencia Internacional de Educación de las Personas Adultas 14-18 de julio 1997. UNESCO. Conferencia Internacional sobre la Educación de Adultos (4:1985: París). La Educación de adultos a partir de la 3ra. Conferencia Internacional sobre la Educación de Adultos (Tokio, 1972). Síntesis de las respuestas enviadas por las comisiones nacionales a la encuesta... París: UNESCO, 1985. 67, (10) p UNESCO/OREALC (1987) La Educación Obrero Campesina en Cuba. Informe final Pasantía de la REDALF, Santiago de Chile. UNESCO; Informe de seguimiento de la EPT en el mundo, 2006 la alfabetización es un factor vital, Francia. UNESCO-CEAAL-CREFAL-INEA Documento preparado por. Hacia una Educación sin exclusiones, OREALC, Santiago. UNESCO-UNICEF La educación de adultos en América Latina ante el VALDÉS VELOZ, HÉCTOR: la evaluación del desempeño del docente: un pilar del sistema de evaluación de la claridad en Cuba. Coordinador nacional del Llece en Cuba Valle, A, 2007, Meta modelos de la investigación pedagógica, Libro (digital) Vargas Vega, Raúl. Materiales educativos y postalfabetización VELÁZQUEZ PEÑA, Estrella y Luis G. Ulloa Reyes: Aprendizaje con las TIC. En GIGA, Revista Cubana de Computación. Editada por Copextel S. A. No. 4, La Habana, 2004. VELÁZQUEZ PEÑA, Estrella, Jorge Hernández Mujica y Luis G. Ulloa Reyes: Aprendizaje reflexivo en la formación de los profesores de Ciencias Naturales de los ISP. Revista Órbita Científica No. 45, Vol. 13. Nov-ene 2007. Velázquez, Ena (2008) Conferencia Especial. Congreso Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica para Personas Jóvenes y Adultas, La Habana. Vigotsky, 1998, Pensamiento y Lenguaje, Editorial Pueblo y Educación, La Habana. WILDE, JUDITH, SUZANNE, SOCKEY (1995) "Manual de evaluación", Fondo editorial de la Universidad de Albuquerque, Nuevo México, EEUU.
  • 56. 51 9 7 8 9 5 9 1 8 0 8 6 8 4