Your SlideShare is downloading. ×
Vientos de guerra (Gustavo Andrés Vargas 2009)
Vientos de guerra (Gustavo Andrés Vargas 2009)
Vientos de guerra (Gustavo Andrés Vargas 2009)
Vientos de guerra (Gustavo Andrés Vargas 2009)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Vientos de guerra (Gustavo Andrés Vargas 2009)

153

Published on

Gustavo Andrés Vargas Restrepo. …

Gustavo Andrés Vargas Restrepo.
@GustavoAVargasR http://atgroup.blog.com/

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
153
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. ¿“Vientos de guerra” o humo blanco paraColombia en la UNASUR?POSTED BY GUSTAVO ANDRÉS VARGAS ⋅ AUGUST 11, 2009 ⋅ POST A COMMENTFILED UNDER BASES MILITARES, COLOMBIA, UNASUR, VENEZUELA, VIENTOS DE GUERRA¿“Vientos de guerra” o humo blanco para Colombiaen laUNASUR?El periplo que realizó el Presidente Uribe por algunos países de Sudamérica, influyó en que el resultado de la Cumbre de laUnasur no hubiese sido traumático para Colombia. Mientras la posición radical de Chávez perdió apoyo sudamericano. Martes 11 de agosto de 2009 Analista: Gustavo Andrés Vargas RestrepoEn la Cumbre de la Unasur, la posición venezolana se notó disminuida en capacidad y domino de lostemas de la agenda. Esto es, su argumentación sobre la reticencia a impedir la extensión de lacooperación entre Colombia y los EE.UU., por motivos eminentemente belicistas no tuvo mayorapoyo que aquellos países que hacen parte de la ALBA, mientras el resto de integrantes de la Unasurmantuvieron una postura moderada. Sólo el llamado al Presidente Álvaro Uribe a que asista a lareunión de la Cumbre presidencial en Buenos Aires, se constituyó en el único lunar para Colombia,pero que asimismo, es un efecto menor en comparación a lo que pudo haber ocurrido si el mandatariocolombiano no hubiera realizado su periplo de la semana pasada.En ese contexto, es importante anotar que la ampliación de la cooperación con los EE.UU., en elmarco del Derecho Internacional Público y los convenios internacionales, es una medidaeminentemente soberana y legal. Sin embargo, la presión internacional ha moldeado una realidad,que frente a lo que ha dicho el Gobierno colombiano, es diferente. En esa medida la posicióncolombiana, que defiende la hipótesis en que los estadounidenses harán uso limitado de las basescolombianas, en las que Colombia mantendrá la absoluta jurisdicción, soberanía y control sobre los vuelos yoperaciones, similar a la cooperación que se ha venido teniendo desde el inicio del Plan Colombia, se
  • 2. encuentra confrontada con una imagen que se proyecta desde Venezuela[1] y que en cierta medidapuede afectar a Brasil[2].En ese escenario, Chávez tergiversa el uso limitado de las bases, por el tipo de presenciaestadounidense que caracterizó la cooperación militar de Latinoamérica con Estados Unidos desde ladoctrina Monroe hasta la Caída del Muro de Berlín, época en la que EE.UU. blindó al hemisferiooccidental de la injerencia o intromisión de potencias extranjeras, en aras de asegurar su área deinfluencia estratégica. Para muchos autores, dicha presencia estadounidense, en especial durante laGuerra Fría en el marco del “Nuevo Militarismo” y la Doctrina de Defensa Nacional, marcó lacooperación antiguerrillera y anticomunista, que terminaron por instaurar dictaduras que violaron losDerechos Humanos. Información que posteriormente salió a la luz pública y hoy algunos culpablesestán siendo procesados y condenados por jueces internacionales.De tal suerte, Chávez argumenta su posición en dos puntos clave. En primer lugar, en la supuestaruptura de la institucionalidad democrática colombiana, la pérdida de soberanía nacional y laviolación de Derechos Humanos. El mandatario venezolano, por medio de un discurso demagógico,recurre a la necesidad de proteger los intereses del pueblo colombiano, frente al estado de guerra quepromueven los EE.UU. En segunda instancia, el mandatario venezolano crea un escenario en el queEE.UU. no sólo realizará inteligencia en todos los vecinos de Colombia, sino que podrá realizaroperaciones transfronterizas de tipo militar, sicológico y de masa, llegando, inclusive hasta Caracas yQuito.Todo lo anterior crea la base argumentativa que lleva a decir a Chávez que “vientos de guerracomienzan a soplar”. Pero no hay nada más cierto que su intención principal es justificar suarmamentismo[3], por medio de la creación del enemigo externo, desviar la atención pública de lasmedidas socialistas sobre la educación venezolana, los medios de comunicación y los seriosproblemas económicos por los que atraviesa Venezuela. Al tiempo que, su vehemencia y anuncioscalamitosos respecto al futuro de Colombia y Venezuela, son directamente proporcionales a suincapacidad de forjar un bloque que apoye su visión de manera decidida. No obstante, esta posturasólo fue respaldada por Rafael Correa y Evo Morales.El tema de la próxima cumbre presidencial de la Unasur en Buenos Aires tiene varios temasintermedios. En primer lugar la visita que hace Cristina Fernández de Kirchner a Caracas, que en elmarco del encuentro trimestral entre presidentes, para profundizar la cooperación tecnológica-industrial, seguramente se analizaran las posibilidades de abrir más mercado con Argentina enreemplazo de los productos colombianos, en aras de acentuar la “Guerra Económica” contraColombia y, de otra parte, el rechazo a la presencia estadounidense en bases colombianas, a fin depersuadirla y lograr su apoyo en dicha reunión.
  • 3. Como producto de la intención de Bolivia de proponer el rechazo unánime a la extensión del acuerdocon EE.UU., que no fue aceptada, se pactó una reunión para el 24 de agosto en Quito, entre losMinistros de Defensa y Relaciones Exteriores. Este escenario, deberá ser utilizado para determinar eltipo de atmósfera que se podría presentar en Argentina y visualizar la pertinencia de la asistencia o nodel mandatario colombiano. Sin embargo, está claro que la propuesta de Fernández de Kirchner, teníacomo principal fin, eliminar la teoría de país hostil que defendió el Presidente Uribe para no asistir aQuito y presionarlo para que asista.Juega a favor de Colombia, el hecho que para la reunión que será el 27 de agosto, el momentopolítico habrá bajado y Venezuela se dispondrá a viajar a Rusia para cerrar la vena de los T-80U,tema que así Chávez no lo reconozca, por obvias razones, se constituye en una amenaza real paraColombia su adquisición creciente de material bélico.Finalmente, la solicitud de Luís Ignacio Lula da Silva de solicitar al Gobierno de Barack Obama paraasistir a Argentina, si bien podría ser interpretada como un desconocimiento a la diplomacia oficialcolombiana, igualmente, se constituye en un respaldo estratégico para Colombia, al tiempo quepodría ser una oportunidad extraordinaria para que EE.UU. se acerque a la región. De presentarse laasistencia de EE.UU, el Gobierno nacional deberá articular una estrategia conjunta, para neutralizar aVenezuela y condenar la Guerra Económica que ha emprendido el Gobierno venezolano, y en ciertamedida Ecuador, y solicitar que los países de la región permanezcan al margen de una decisiónsoberana, así como Colombia respeta las decisiones soberanas de otros Estados. El humo blanco,parece que no está tan lejos luego de la Cumbre de la Unasur, pero todavía hace falta recorrer uncamino largo e incierto, para finalmente divisarlo.[1] La posición de Venezuela, tiene relación con que la mejoría en la capacidad de recolección de información de inteligenciarepresenta un reto casi que ineludible para su proyecto de expansión bolivariana, en especial en áreas de frontera en las que tienenintereses geoestratégicos. Al tiempo que, la inteligencia estratégica, facilitará la identificación, con mayor precisión, de las relacionesentre las FARC y el narcotráfico con el Gobierno venezolano. Al respecto Chávez les dijo al El Tiempo y la W Radio que los EstadosUnidos “van a estudiar nuestras vulnerabilidades”[1]. El Tiempo, “”Estados Unidos tiene la culpa de la crisis entre nosotros”: HugoChávez”, lunes 10 de Agosto 2009,Pág. Nación 1-1/1-6.[2] Brasil, encuentra en la presencia estadounidense un claro riesgo para la defensa de la Amazonía, como territorio estratégico debidoa su riqueza en recursos naturales estratégicos que pueden entrar a ser disputados por potencias extranjeras, de acuerdo a la hipótesisque maneja Brasil, igualmente es un reto para su proyecto de consolidar su capacidad como potencia regional. Para tal fin, esprimordial organizar la Unasur y darle legitimidad internacional.[3] Precisamente, se acaba de firmar otro acuerdo para la venta a crédito de 40 tanques T-80U. “Entre 2005 y 2008, Caracas le hacomprado a Moscú unos US$4.400 millones en armamento. Si se incluyen las compras a Bielorrusia, China y España, Venezuela hagastado casi US$ 7.000 millones en los últimos tres años”. Véaseen:http://www.bbc.co.uk/mundo/america_latina/2009/08/090807_carrerarmamentista_sudamerica_jp.shtml.

×