Your SlideShare is downloading. ×
Persiguiendo al viento
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Persiguiendo al viento

115
views

Published on

En tiempos donde el materialismo nos consume, debemos refleccionar sobre el verdadero propósito de la vida.

En tiempos donde el materialismo nos consume, debemos refleccionar sobre el verdadero propósito de la vida.

Published in: Spiritual

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
115
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Cuando tener mas no me alcanza….
  • 2. El rey que lo Tenia todo
  • 3. 1 Me dije entonces: «Vamos, pues, haré la prueba con los placeres y me daré la gran vida.» ¡Pero aun esto resultó un absurdo!2 A la risa la considero una locura; en cuanto a los placeres, ¿para qué sirven?3 Quise luego hacer la prueba de entregarme al vino — si bien mi mente estaba bajo el control de la sabiduría—, y de aferrarme a la necedad, hasta ver qué de bueno le encuentra el hombre a lo que hace bajo el cielo durante los contados días de su vida.4 Realicé grandes obras: me construí casas, me planté viñedos,5 cultivé mis propios huertos y jardines, y en ellos planté toda clase de árboles frutales.6 También me construí aljibes para irrigar los muchos árboles que allí crecían.7 Me hice de esclavos y esclavas; y tuve criados, y mucho más ganado vacuno y lanar que todos los que me precedieron en Jerusalén.
  • 4. 8 Amontoné oro y plata, y tesoros que fueron de reyes y provincias. Me hice de cantores y cantoras, y disfruté de los deleites de los hombres: ¡formé mi propio harén!9 Me engrandecí en gran manera, más que todos los que me precedieron en Jerusalén; además, la sabiduría permanecía conmigo.10 No le negué a mis ojos ningún deseo, ni a mi corazón privé de placer alguno, sino que disfrutó de todos mis afanes. ¡Sólo eso saqué de tanto afanarme!11 Consideré luego todas mis obras y el trabajo que me había costado realizarlas, y vi que todo era absurdo, un correr tras el viento, y que ningún provecho se saca en esta vida.
  • 5. • Diversión (2:2)• Estímulos (2:3)• Proyectos (2:4-6)• Posesiones (2:7)• Cosas (2:8a)• Entretenimientos (2:8b)• Placeres Sexuales (2:8c)
  • 6. Quiero Mas!!!
  • 7. El Ciclo debusqueda
  • 8. Enfocado en mi mismo…
  • 9. 4 Realicé grandes obras: me construí casas, me planté viñedos,5 cultivé mis propios huertos y jardines, y en ellos planté toda clase de árboles frutales.6 También me construí aljibes para irrigar los muchos árboles que allí crecían.7 Me hice de esclavos y esclavas; y tuve criados, y mucho más ganado vacuno y lanar que todos los que me precedieron en Jerusalén.8 Amontoné oro y plata, y tesoros que fueron de reyes y provincias. Me hice de cantores y cantoras, y disfruté de los deleites de los hombres: ¡formé mi propio harén!9 Me engrandecí en gran manera, más que todos los que me precedieron en Jerusalén; además, la sabiduría permanecía conmigo.10 No le negué a mis ojos ningún deseo, ni a mi corazón privé de placer alguno, sino que disfrutó de todos mis afanes. ¡Sólo eso saqué de tanto afanarme!
  • 10. 11 Consideré luego todas mis obras y el trabajo que me había costado realizarlas, y vi que todo era absurdo, un correr tras el viento, y que ningún provecho se saca en esta vida.
  • 11. 13 Uno de entre la multitud le pidió: —Maestro, dile a mi hermano que comparta la herencia conmigo.14 —Hombre —replicó Jesús—, ¿quién me nombró a mí juez o árbitro entre ustedes?15 »¡Tengan cuidado! —advirtió a la gente—. Absténganse de toda avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes.16 Entonces les contó esta parábola: —El terreno de un hombre rico le produjo una buena cosecha.17 Así que se puso a pensar: "¿Qué voy a hacer? No tengo dónde almacenar mi cosecha." 18 Por fin dijo: "Ya sé lo que voy a hacer: derribaré mis graneros y construiré otros más grandes, donde pueda almacenar todo mi grano y mis bienes.19 Y diré: Alma mía, ya tienes bastantes cosas buenas guardadas para muchos años. Descansa, come, bebe y goza de la vida." 20 Pero Dios le dijo: "¡Necio! Esta misma noche te van a reclamar la vida. ¿Y quién se quedará con lo que has acumulado?"21 »Así le sucede al que acumula riquezas para sí mismo, en vez de ser rico delante de Dios.
  • 12. 25 »Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa?26 Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas?27 ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?28 »¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan;29 sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos.30 Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe?
  • 13. 31 Así que no se preocupen diciendo: "¿Qué comeremos?" o "¿Qué beberemos?" o "¿Con qué nos vestiremos?" 32 Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan.33 Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.34 Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas.
  • 14. 31»Dos son los pecados que ha cometido mi pueblo: Me han abandonado a mí, fuente de agua viva, y han cavado sus propias cisternas, cisternas rotas que no retienen agua.
  • 15. mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sinoque el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna. Juan 4:14 Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás Juan 6:35
  • 16. Quiero entregarte mis sueños Tu voluntad has en ellos Mi corazón te lo entrego Enamórame de TiQuiero aprender a escucharte Quiero saber que es amarte De tu verdad hoy saciarme Enamórame de Ti Señor
  • 17. Que tu presencia me inunde Has de mí un odre nuevo Cámbiame, renuévame Enamórame, Enamórame de Ti Señor