Textopau De AgustíN De Hipona

  • 5,651 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
  • buenísimo¡¡ muy bien hecho y estupendo.
    mil y una gracias
    Are you sure you want to
    Your message goes here
No Downloads

Views

Total Views
5,651
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
141
Comments
1
Likes
2

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. HISTORIA DE LA FILOSOFÍA TEXTOS PAU Prof. José Moisés Sánchez Pérez 3. Donde no se dé la justicia que consiste en que el sumo Dios impere sobre la sociedad y que así en los hombres de esta sociedad el alma impere sobre el cuerpo y la razón sobre los vicios, de acuerdo con el mandato de Dios, de manera que todo el pueblo viva de la fe, igual que el creyente, que obra por amor a Dios y al prójimo como a sí mismo; donde no hay esta justicia, no hay sociedad fundada en derechos e intereses comunes y, por tanto, no hay pueblo, de acuerdo con la auténtica definición de pueblo, por lo que tampoco habrá política, porque donde no hay pueblo, no puede haber política . (AGUSTÍN DE HIPONA, La ciudad de Dios, XIX, cap. 23). 1. Sitúa al autor en su momento histórico (0’25), señala el tema o el problema del texto (0’25), indica las ideas principales (0’5), muestra las relaciones entre ellas (0’5) y explícalas (1). (el alumno debe responder en este mismo orden las cuestiones de esta pregunta). Los alumnos deberán separar con un “punto y aparte” las diferentes partes de la cuestión). Sitúa al autor en su momento histórico (0’25 pto.), (5 líneas) Agustín, obispo de Hipona (354-430), fue uno de los más importantes Padres de la Iglesia (Patrística Latina) viviendo la convulsa época en la que se derrumbaba el imperio romano; estuvo interesado por la filosofía tras leer a autores como Cicerón, Plotino, etc, y pasó por diversas escuelas filosóficas y religiosas, acabando en el cristianismo, siendo un gran defensor del dogma cristiano frente a otras corrientes; su esfuerzo estuvo encaminado a realizar una síntesis filosófica entre las tesis neoplatónicas, con las del cristianismo, síntesis que tendría mucha influencia en el pensamiento cristiano posterior. Señala el tema o el problema del texto (0’25 pto) El problema que trata este texto es de carácter evidentemente político, pues muestra la idea de que para que pueda haber política, debe haber sociedad, y sólo se puede hablar de sociedad si se da la justicia, basada en la fe cristiana, y por tanto en la ética cristiana. Indica las ideas principales (0’5 pto.), A- La idea principal es la afirmación de lo que ocurriría donde no hubiera justicia, diciéndonos antes qué entiende por justicia: a- Lo primero que hace es describir lo que considera él como justicia y así afirma que justicia es la ética cristiana pues: o La Justicia es que domine Dios sobre la sociedad; 1- Esto significa que debe dominar el alma sobre el cuerpo, y la razón sobre los vicios, según los designios que Dios marcó al hombre con la fe 2- Y que toda la sociedad debe vivir de la fe (seguir la ética cristiana), igual que el creyente, que actúa por amor a Dios y por amor al prójimo. b- Describe ahora qué ocurre donde no hay justicia, diciendo que no hay sociedad, ni pueblo ni política: 1.- No puede haber sociedad, pues ésta se basa en unos derechos e intereses compartidos por sus miembros.
  • 2. HISTORIA DE LA FILOSOFÍA TEXTOS PAU Prof. José Moisés Sánchez Pérez 2.- y si no hay sociedad, no hay pueblo, y por consiguiente, no puede haber política,. Muestra las relaciones entre ellas (0’5 ptos) Este texto parte de una advertencia, pues afirma lo que ocurriría en una sociedad donde no se diera la justicia, pero antes de decirnos precisamente esas consecuencias, nos aclara en lo que consiste justamente lo que entiende por justicia. Por tanto, tiene tres partes: El inicio donde comienza aludiendo a una afirmación, la aclaración de esa afirmación y las consecuencias de lo que ocurriría justamente si se diera la circunstancia con la que comienza. Explícalas (1 pto) Las ideas expuestas en este texto de La ciudad de Dios se explican aludiendo a lo que pretende con esta obra; en ella plantea que hay dos ciudades, una compuesta por cuantos siguen su palabra, los creyentes; y la otra la terrenal, los que no creen. La primera será la ciudad de Dios. La lucha entre las dos continuará hasta el final de los tiempos, en que la ciudad de Dios triunfará sobre la terrenal, apoyándose San Agustín en los textos sagrados del Apocalipsis para defender su postura. De hecho, la oposición entre estas dos ciudades, la utilizará posteriormente en esta obra para defender la prioridad de la Iglesia sobre los poderes políticos, exigiendo su sumisión, es decir, que actúen tutelados por el poder religioso. De esta manera, asumiendo la dependencia del poder político al religioso, San Agustín planteará una sociabilidad natural, es decir, aceptará que el individuo necesita de la sociedad, aunque no sea un bien perfecto; así, sus instituciones, como la familia, se derivan de la naturaleza humana, siguiendo la teoría de la sociabilidad natural platónica y sobre todo de Aristóteles, y el poder de los gobernantes procede directamente de Dios. Si tenemos en cuenta eso que acabamos de decir, entendemos que Agustín plantee en este texto que será la justicia la que se torne del todo necesario para que exista la sociedad, pues un grupo humano donde no se dé la justicia, no se puede decir precisamente que sea sociedad ni pueblo, y ahí no puede haber política. De esta manera, Agustín asume la idea aristotélica que lo que nos hace naturalmente sociales, es la capacidad de vivir con justicia, o como diría Aristóteles, es en la sociedad donde adquirimos la capacidad de actuar justamente al obtener la racionalidad. Pero como dice en el texto, Agustín establece la base de la justicia y por tanto de la sociedad, no en la capacidad de adquirir la palabra o el lenguaje, sino en la fe, esto es, en que todos los habitantes de la sociedad, sean capaces de vivir como los creyentes, actuando siguiendo las directrices éticas marcadas por el amor a Dios, y por el amor a los otros hombres, o lo que es lo mismo, actuar como los habitantes de la “ciudad de Dios”. Con este texto se aprecia también la finalidad que tuvo con esta obra, que fue responder a la crítica que los romanos no cristianos hacían a los cristianos, a quienes culpaban de la caída del Imperio a manos de los visigodos por haber promovido el abandono del culto a los dioses romanos. San Agustín no aceptaba esta crítica y pensaba que el ocaso del Imperio romano se debía a otras causas más profundas, tales como la decadencia moral de Roma y el rechazo de los principios de vida que el cristianismo instauró. Esto se aprecia en la idea expuesta en el texto, que tiene que ver con que si se da la justicia (que es la forma de vida siguiendo los principios cristianos), se puede dar la sociedad y por tanto la política, con lo que la ética cristiana es la que impera y determina no sólo un tipo de política, sino que pueda darse la política.