Te mereces esto y mucho más
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Te mereces esto y mucho más

on

  • 1,899 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,899
Views on SlideShare
1,898
Embed Views
1

Actions

Likes
0
Downloads
7
Comments
0

1 Embed 1

http://www.slideshare.net 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Te mereces esto y mucho más Te mereces esto y mucho más Presentation Transcript

  • Lucía González Lavado
  • Juntemos las miradas que se separaron al ver aquella tormenta de mal... de oscuridad.. Destruir esa montaña esa cima llena de odio llena de mal de oscuridad...
  • Vuelvo a mirar el mar por última vez. Las olas llegan a la arena lentas, sin fuerza. El Sol se oculta tras los picos de las montañas a las que doy la espalda Sus últimos rayos reflejan un mar cauto, adormecido, como si de un ángel se tratara. Miro más allá del horizonte, donde mar y cielo se fusionan mediante llamas doradas. No sé cuando volveré a verlo . Quizá el próximo año, o puede que nunca más. Por eso lo miro siempre de la misma manera, como si fuera la última. Saboreo este atardecer como si fuera un delicioso postre prohibido, como si le estuviera quitando a Dios parte de su visión… Escucho mi nombre a lo lejos, ya es la hora de mi partida. Saco la cámara de fotos para llevarme este cuadro de recuerdo. Justo cuando voy a dar al botón, me detengo. No, no puedo, la fotografía no sabría plasmar los sentimientos que transmite este lugar, esta situación. Vuelvo a guardarla en mi bolso. Oigo otra vez mi nombre a lo lejos. Ahora si que me despido. Espero volver, aunque sea tarde, lo único que quiero es volver… Noto como mi chico se me acerca por la espalda. Sus brazos rodean mi cuerpo y apoya su cabeza en mi cuello, mirando el atardecer con ojos nostálgicos. Volveremos-me dice- ya lo verás. Lo sé- respondo
  • Las nubes se han escondido me han dejado sin poder resistir el calor de tu piel Quiero demostrarte que puedo amarte sin preámbulos sin tapujos con corazón y con amor...
  • Parece mentira que esta vaya a ser nuestra última mirada, nuestro último abrazo antes de la despedida que nos espera en tan solo… ¿Cuánto, seis segundos? Eso es muy poco tiempo para decirte lo mucho que te amo, lo que te quiero… Mira la luna… Está llena, nos acompaña en esta noche, aquí, frente al grandioso mar, aquel que se llevará nuestros recuerdos, nuestros pensamientos, todo lo que somos y todo lo que dejaremos de ser en cuanto nos separemos. ¿Por qué el destino es así? ¿Por qué mi vida se ha convertido en un juicio donde nadie es juez ni tampoco culpable? Nadie podrá volver a robar mi corazón, nada podrá poner en mi boca el dulce gesto de tus besos, tus caricias por las noches, ni siquiera unas miradas cegadoras, llenas de luz, de bondad, llenas de ti, amor.
  • Gracias, Lucía... Gracias por habernos cautivado con todos tus libros. Gracias por habernos hecho disfrutar con ellos Nos haces llorar, nos haces reír. !!!! GRACIAS ¡¡¡¡
  • Clay caminó con tranquilidad por el largo corredor, a oscuras. Se dirigía a un sitio concreto, y no pararía hasta llegar a él. Sus pasos eran los únicos que perturbaban el silencio de la casa. Por fin, llegó a una puerta de madera, y sin llamar, la abrió con delicadeza. Avanzando un paso, se dio cuenta de que Kirsten no le había oído entrar. La joven estaba escribiendo de espaldas a él, absorta. Respirando hondo, caminó hasta quedar a pocos centímetros de ella. -¿Kirsten? La muchacha dio un respingo y se giró con sobresalto. Le miró, asustada, y trató de levantarse, pero él la detuvo con un suave gesto. -Por favor, no tengas miedo de mí. Sé que piensas que yo soy el traidor, pero estás muy equivocada. Yo nunca le haría daño a Kun ni a Xin, son como mis hijos, y en cuanto a ti, también te he cogido mucho cariño -hizo una pausa para lanzarle una mirada de súplica y después continuó-. De verdad, Kirsten, confía en mí, por favor. Debemos estar unidos para acabar con el verdadero traidor. No puede dividirnos. Ella asintió, lentamente. No estaba muy convencida, pero no quería hacerle enfadar. -Está bien, te creo. -mintió con un hilillo de voz. -Gracias. -su rostro se iluminó y se apresuró a abrazarla. Kirsten se puso rígida, sorprendida ante aquel abrazo. Pero su sorpresa fue mayor cuando sintió que gruesas lágrimas comenzaban a brotar de sus ojos, imparables. A regañadientes, tuvo que admitir que ella también le había tomado cariño. Dubitativa, se aferró a él y apoyó la cabeza en su pecho. Cerrando los ojos, pidió que él no fuera el impostor.
  • Somos muchos, los que pensamos, Que tú en el cielo has de estar, Eres una gran estrella, Que siempre a nuestro lado estás. Tú, nos ayudas a soñar, Tus palabras, tus historias, Nos hacen volar. Queremos a ti agradecerte, Que tan cerca de nosotros estés Y te muestres tan dulce. Queremos darte las gracias, Por tus bellas palabras Por tus consejo, Y por tenerte tan cercana . Somos muchos, los que pensamos, Que vales mucho, y es de verdad. Con tus historias nos haces soñar, Pero con tu ser, nos ayudas mucho más. Gracias Drisana, De todo corazón .
  • Un día soñé que soñaba un sueño que era encantador. Una noche de estrellas bordadas con plata y oro del destino que me llamaba. Ese fue tú sueño, ahora cumplido, ese fue tu hado que te reclamaba, que era a lo que pertenecías, que era a lo que ibas encaminada. Un día yo vi un sueño cumplido, un día yo te conocí. Dulces palabras que destilaban el amor por lo escrito, la emoción del sueño soñado por fin en la realidad consumado. Y aunque el camino sea arduo, aunque todo parezca oscuro una noche, recuerda la noche en que soñaste recuerda como lo hiciste real. Y sueña, pequeño fénix dorado, como sales de la oscuridad, porque tus sueños realidades son, porque soñando saldrás a la superficie para ti destinada. Y mientras recuerda, que contigo querría caminar, que desde atrás, me gustaría poder ayudar en lo que puedas necesitar.
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  • Te mereces todo esto y mucho más... Gracias por escribir Todos tus fans