Your SlideShare is downloading. ×
Muerte SúBita
Muerte SúBita
Muerte SúBita
Muerte SúBita
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Muerte SúBita

2,331

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,331
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
25
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. MUERTE SÚBITA MUERTE EN LA CUNA MUERTE BLANCA MUERTE O SMSL (Síndrome de Muerte Súbita neonatal) En la muerte repentina e inesperada de cualquier lactante o bebé menor de un año de edad. estos casos, una autopsia no revela una causa explicable de muerte. Causas, incidencia y factores de riesgo Desde que la Academia Americana de Pediatría aconsejó en 1992 acostar a los bebés boca arriba o de costado, la incidencia de SM ha disminuido notablemente. Desafortunadamente, el SMSL sigue siendo una causa significativa de muerte de bebés menores de año. El SMSL no es una enfermedad en sí misma, sino la consecuencia de distintos problemas o patología Por este motivo no tiene una única causa. Casi todos los casos de SMSL se presentan de una manera inadvertida y a sintomá cuando se cree que el bebé está dormido. El SMSL tiene más probabilidades de ocurrir entre los 2 y 4 meses de edad y el 90% se presenta antes de los 6 meses. Existe aumento en la incidencia durante los meses de invierno. Los siguientes factores incrementan el riesgo de SMSL: • Dormir boca abajo. • Dormir sobre colchón blando. • Partos múltiples. • Bebés prematuros. • Antecedentes de un hermano que padeció de SMSL. • Tabaquismo o consumo de sustancias ilegales por parte de la madre durante el embarazo y luego del nacimiento. • Exposición a humo. • Madres adolescentes. • Intervalos cortos entre cada embarazo. • Falta de controles médicos. • Situaciones de pobreza. Síntomas: Los lactantes que mueren a causa del SMSL no presentan ningún síntoma, ni parecen sufrir o luchar.
  • 2. Recomendaciones para disminuir el riesgo del Síndrome de Muerte Súbita del Lactante (SMSL). 1. Debes acostar a tu bebé siempre en posición supina (boca arriba). La posición de costado no es segura y está desaconsejada, la posición boca abajo es la que presenta mayor riesgo de muerte súbita. 2. Utiliza una superficie firme para acostar a dormir al bebé: No debes acostar al niño sobre superficies blandas como almohadas, acolchados o pieles de abrigo. La única superficie recomendada para acostar a dormir a un niño es un colchón duro cubierto por una sábana. 3. En la cuna del niño no debe haber ropa de cama suelta ni objetos blandos, como por ejemplo almohadas, frazadas, edredones, pieles de abrigo o juguetes. En caso de utilizarse chichonera, esta debe ser delgada, firme, segura y poco acolchada. Asimismo, es peligrosa la presencia de sábanas o frazadas sueltas. En caso de utilizarse una sábana, esta debe ajustarse firmemente a la cuna para que el rostro del niño quede al descubierto. Cuando se coloca la sábana en la cuna, los pies del niño deben tocar el extremo de la misma y la sábana sólo debe colocarse hasta la altura de su pecho y ajustarse firmemente al colchón. Cuando un bebé duerme abrigado adecuadamente (body de algodón y enterito en un ambiente templado) no requiere ser tapado. 1. No fumes durante el embarazo. Fumar durante el embarazo constituye un importante factor de riesgo del SMSL. El hu pasivo luego de nacer también constituye un factor de riesgo. Es muy importante que el niño no esté expuesto al humo cigarrillo luego de nacer, no sólo por el SMSL. 2. Acosta a dormir al bebé cerca tuyo pero en una cuna separada. Hay evidencia de que el riesgo del SMSL es menor cuand niño duerme en la habitación de los padres. Los niños no deben dormir en la misma cama que los adultos. Podes lleva niño a tu cama para reconfortarlo o alimentarlo, pero luego debes acostarlo en su cuna, especialmente si e excesivamente cansada o bajo medicación que pudiera disminuir tu grado de alerta. 3. La cercanía facilita el amamantamiento y el contacto con el niño. El bebé tampoco debe compartir la cama con otros niño 4. Debes evitar dormir en un sillón o sofá con el bebé, ya que existe riesgo de sofocación o traumatismos por caída. 5. Ofrécele un chupete al niño durante la siesta o el sueño nocturno. El chupete disminuye el riesgo del SMSL. Asimismo existe evidencia de que el chupete pueda causar un perjuicio en la lactancia materna o problemas dentales en el futu Debes ofrecer el chupete al niño cuando lo acuestas a dormir y no introducirlo forzadamente en su boca cuando ya dormido. Si el niño rechaza el chupete, no lo debes obligar a utilizarlo. • No agregues al chupete ninguna sustancia o líquidos dulces. • Si amamantas, le debes ofrecer el chupete cuando la lactancia esté bien establecida (aproximadamente al mes de vida). Evita abrigar al bebé en exceso. La temperatura de la habitación debe ser agradable para un adulto y el niño no debe estar demasiado abrigado para dormir. Amamanta a tu bebé: la lactancia disminuye la incidencia de algunas infecciones de las vías respiratorias superiores que pueden influir en el desarrollo del SMSL. La posición boca arriba puede favorecer el crecimiento asimétrico del cráneo (Asimetría craneal posicional o plagiocefalia posicional). Para evitar esta situación podes: • Colocar a tu bebé a jugar boca abajo cuando está despierto y cuando puede ser supervisado por un adulto. Esta práctica estimula el desarrollo motriz. • Evita que el bebé pase demasiado tiempo sentado en la silla de paseo, ya que su cabeza presionará siempre sobre la mis superficie. Se recomienda alzar al bebé y mantenerlo en posición erguida. • Cuando el bebé está acostado en la cuna, habitualmente gira la cabeza hacia el lado de la puerta para ver a la madre ent Por el efecto de la gravedad, el cráneo puede deformarse, haciéndose más plano del lado de apoyo y más convex contralateral. Esta asimetría puede incrementarse con el paso del tiempo. Al cambiar la posición del bebé para dorm utilizar ambos lados de la cuna como cabecera, el bebé mirará hacia su derecha e izquierda e irá alternando el lado plan el convexo y de esta manera la asimetría irá disminuyendo. Cuando un bebé sufre algún episodio que sus cuidadores interpretan como que el bebé dejó de respirar o debieron estimularlo p
  • 3. que vuelva a respirar, entonces se trata de un Episodio de posible amenaza a la vida. ALTE El concepto de ALTE o Episodio de posible amenaza a la vida (del inglés: Apparent Life Threatening Event), describe una situac que fue interpretada por la persona que observa al niño como un riesgo para su vida. Definición: Es aquel episodio inesperado y brusco que alarma al observador pues correspondería a una situación de riesgo de mue caracterizado por uno o más de los siguientes signos: • Compromiso de la actividad respiratoria (cese respiratorio, ahogo o sofocación) • Cambio de coloración ( cianosis, palidez o rubicundez) • Alteraciones del tono muscular. El ALTE no es una enfermedad especifica en sí misma, sino una forma de presentación clínica de diversos problemas o patolog Los diagnósticos más frecuentemente hallados en niños que sufrieron episodios de ALTE fueron: reflujo gastroesofág malformaciones, infecciones respiratorias o sistémicas (por ejemplo, coqueluche, síndrome bronquiolítico, sepsis, miocarditis vi etc.), abuso infantil e intoxicaciones. Cualquier situación que impresione al observador como un riesgo súbito de muerte pu considerarse AL Hace 20 años en el 70% de los casos no se hallaba un diagnóstico que explicara el suceso, actualmente hasta el 70% de los ca poseen una diagnóstico médico o quirúrgico y la posibilidad de un tratamiento prevent Las causas más frecuentemente diagnosticadas son: • Causas digestivas: Reflujo gastroesofágico, malformaciones. • Causas neurológicas: Reflejo vasovagal, convulsiones, infecciones. • Causas respiratorias: Infecciones, malformaciones de la vía respiratoria • Causas cardíacas: Arritmias, alteraciones de la conducción cardiaca (síndrome QT prolongado) • Causas metabólicas: Alteraciones del ciclo de la urea, errores innatos del metabolismo, oxidación mitocondrial. • Otras causas: Sofocación accidental, abuso, maltrato, intoxicación. Todo niño que haya sufrido un episodio de ALTE debe ser evaluado para determinar la causa del ALTE. Cuando no se encuentra causa (entre el 30 y 40% de los casos) se trata de un ALTE idiopático (sin cau El ALTE puede clasificarse según su gravedad ALTE mayor: aquel episodio que revierte a través de una estimulación vigorosa o reanimación cardiopulmon ALTE menor: el episodio que revierte espontáneamente o a través de una estimulación leve. Los episodios de ALTE menor, con examen físico normal, no requieren hospitalización. Aquellos bebés que presentaron episodios menores con factores de riesgo y aquellos que presentan episodios de ALTE mayor de ser hospitalizados para estudiar en profundidad y realizar un diagnóstico, que permitirá comenzar un tratamiento para evita recurrencia del episodio. ALTE menor con factores de riesgo que requieren hospitalización: • Episodio recurrente. • Episodio de ALTE durante el sueño. • Prematuros con episodios de ALTE. • Antecedentes de familiar con muerte súbita inexplicada del lactante y/o ALTE. • Factores de riesgo social. • Factores de riesgo para SMSL (drogadicción materna, madre HIV, cigarrillo, etc.). Durante la hospitalización se deberá: • Observar al lactante y evaluar del vínculo madre-hijo, la técnica alimentaria y ritual que utilizan para dormirlo. • Monitoreo durante el sueño con saturometría (medición indirecta del oxigeno en la sangre) • Evaluación clínica completa • Exámenes complementarios iniciales: se descartan enfermedades metabólicas, infecciones adquiridas o congénitas. • Exámenes específicos: polisomnografía (electroencefalograma de sueño), evaluación cardiológica (electrocardiogram ecocardiograma), estudio de reflugo gastroesofágico (phmetría).
  • 4. • Evaluación psicológica y manejo de la ansiedad familiar. • Diagnóstico y organización del egreso hospitalario. Una vez que se realizó el diagnóstico y se indicó un tratamiento, no se puede asegurar que el bebé no vaya a repetir un episodio, lo que es imprescindible que ambos padres y los cuidadores del bebé realicen el curso de reanimación cardiopulmonar. http://www.pediatradefamilia.com.ar

×