Your SlideShare is downloading. ×
0
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Social Science From Mexico Unam 053
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Social Science From Mexico Unam 053

312

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
312
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Conociendo a los Ciudadano s Mexicanos PRINCIPALES RESULTADOS DE LA ENCUESTA NACIONAL SOBRE CULTURA POLÍTICA Y PRÁCTICAS CIUDADANAS 2001 DE LA SEGOB
  • 2.  
  • 3. Introducción a la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas 2001 de la SEGOB A lo largo de varias décadas han sido numerosos los esfuerzos para impulsar el desarrollo democrático de México. No obstante, cabe reconocer que algunos de los rasgos de la cultura democrática no se encuentran suficientemente arraigados en algunos sectores de la población y que las prácticas ciudadanas de muchos miembros de la sociedad distan de ser las idóneas para sustentar el fortalecimiento de una auténtica cultura democrática. Tomando esto en cuenta, el Poder Ejecutivo Federal se propuso impulsar la cultura democrática y fomentar su difusión, al plasmar este objetivo en el Plan Nacional de Desarrollo 2001-2006, documento rector de los esfuerzos de la Administración Pública Federal. El Presidente de la República estableció como compromiso fundamental de su administración desarrollar las líneas estratégicas e) y f) del Objetivo Rector 3 del Área de Orden y Respeto: • Difundir la cultura democrática para dar soporte a las instituciones con una actitud de las personas que inyecte vitalidad a la convivencia política; y • Promover condiciones que alienten y favorezcan una participación ciudadana intensa, responsable, comprometida, informada y crítica en torno a asuntos de interés público que dé lugar a un gobierno de y para los ciudadanos.
  • 4. Introducción a la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas 2001 de la SEGOB Estas líneas estratégicas constituyen la base del Programa Especial para el Fomento de la Cultura Democrática, documento que fue diseñado por la Secretaría de Gobernación y que coordina las acciones de ocho dependencias y organismos del Poder Ejecutivo Federal para fomentar la cultura democrática en el país. El Programa Especial contiene un extenso diagnóstico de la situación en la que se encuentra la cultura política de la población mexicana, elaborado a partir de muy diversos estudios de opinión pública. Aun así, para “diagnosticar sistemáticamente las peculiaridades de la cultura política prevaleciente en el país”, como se plantea en una de las 19 líneas estratégicas del Programa Especial, se consideró necesario llevar a cabo un estudio sistemático cuya temática se centrara específicamente en la cultura política y las prácticas ciudadanas de los mexicanos. Para ejecutar esta línea estratégica, la SEGOB diseñó el cuestionario de la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas 2001 (ENCUP 2001), mismo que afinó con el apoyo de un panel de asesores. Este cuestionario consta de 121 preguntas y está dividido en diez áreas temáticas:
  • 5. Introducción a la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas 2001 de la SEGOB 1) L a política y los asuntos públicos; 2) N iveles de información y conocimiento político; 3) I nterés de la persona por la política; 4) G rados de confianza de los ciudadanos en las instituciones políticas y sociales; 5) P ercepciones sobre la democracia; 6) L egalidad, tolerancia, libertad, pluralismo, diálogo y acuerdo; 7) A ctitudes, inclinaciones y predisposiciones políticas; 8) N iveles de acción política, habilidades prácticas y hábitos políticos; 9) P articipación ciudadana en organizaciones sociales y civiles; y 10) P articipación electoral.
  • 6. Introducción a la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas 2001 de la SEGOB La ENCUP 2001 fue levantada por el INEGI durante el mes de noviembre y la primera semana de diciembre de 2001. La muestra tuvo como unidad primaria la AGEB (Área Geoestadística Básica) y tiene un carácter probabilístico, estratificado y por conglomerados. La unidad penúltima de selección fue la vivienda. Los informantes fueron seleccionados a partir de una tabla de números aleatorios entre los habitantes de 18 años o más de cada vivienda. El tamaño de muestra calculado para dar estimaciones a nivel nacional fue de 5,015 viviendas. Éste se obtuvo considerando una proporción de 10% de la población de 18 años y más, asumiendo una no respuesta del 15%. En el levantamiento se concretaron 4,183 entrevistas, resultando una no respuesta de 17%. Las entrevistas se hicieron en 600 localidades de las 32 entidades federativas, incluyendo zonas rurales.
  • 7. Introducción a la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Ciudadanas 2001 de la SEGOB Este diseño se traduce en un nivel de confianza de 90% con un margen de variación relativo de los parámetros estimados aproximadamente de 10% del valor del parámetro mismo. Esto equivale a un margen de variación absoluto de +/- 1.7 para la totalidad de la muestra. El presente análisis de datos de la ENCUP 2001 fue realizado por la Unidad de Investigación de la Fundación Este País , y resume los principales resultados derivados de la encuestacon especial énfasis en tres puntos principales: 1) ¿Qué sabemos los mexicanos de política?, o ¿qué tanto interés e información tenemos? 2) ¿En qué creemos los mexicanos?, y 3) ¿Cómo participamos los mexicanos?
  • 8. ¿Qué sabemos de política? ¿Qué tanto interés e información tenemos? I. Punto de partida: el ciudadano, la base del sistema político La preocupación inicial de cualquier estudio que busque definir la cultura política de un país es la forma en que se conciben sus habitantes a sí mismos. En este sentido, la ENCUP 2001 de la SEGOB analizó la manera en que el individuo ve al sistema político y cómo se contempla dentro de dicho sistema. A la pregunta “¿cuál de las siguientes frases describe mejor a un ciudadano?”, una de cada cuatro personas entrevistadas optó por la frase que define a un ciudadano como el “habitante de una ciudad”, en tanto que la mitad (52%) optó por la que describe a un ciudadano como “persona con los derechos y obligaciones que las leyes de su país determinen”.
  • 9. II. ¿Qué tanto nos interesa la política? La política es ajena a la vida cotidiana de la mayoría de los mexicanos. En la ENCUP 2001 se preguntó la frecuencia con que los encuestados hablaron de política con personas distintas a la familia en la última semana. Sesenta y siete por ciento declaró no haber hablado de política fuera del seno familiar durante los últimos siete días. En contraste, 32% dijo haber hablado de política entre 1 y 7 días de la semana anterior.
  • 10. II. ¿Qué tanto nos interesa la política? Para identificar los espacios de socialización política de los mexicanos entrevistados, la ENCUP 2001 formuló la pregunta “¿dónde habla usted más de política?”. La opción “reuniones con amigos y conocidos” recibió 23% de las menciones, mientras que la opción “no hablar de política” fue citada 44% de las ocasiones. *
  • 11. II. ¿Qué tanto nos interesa la política? Para conocer la actitud de los mexicanos ante la política se formuló la pregunta “¿qué es lo que generalmente hace cuando está conversando con algunas personas y éstas empiezan a hablar de política?”. Los resultados revelaron que la actitud predominante es de apatía o indiferencia, ya que sólo uno de cada cinco encuestados declaró participar y sostener su punto de vista frente a los demás.
  • 12. III. ¿Qué sabemos y cómo nos informamos? La Constitución es la base de nuestro sistema político. En ella se definen las facultades y derechos de los ciudadanos así como los límites a la intervención del Estado. Por ello, conocerla es el principio de la vida política. La ENCUP 2001 de la SEGOB realizó la pregunta “¿qué tanto conoce los derechos de los mexicanos establecidos en la Constitución?”, a la que prácticamente todos los encuestados respondieron conocerlos “poco” (60%) o “nada” (35%).
  • 13. III. ¿Qué sabemos y cómo nos informamos? Para funcionar adecuadamente, las democracias requieren que los ciudadanos posean al menos información básica sobre el sistema político y sobre las reglas elementales del juego. Dada la relevancia de la Constitución, los ciudadanos debieran contar con información básica relacionada con la misma. Para tener un indicio en este aspecto a los encuestados se les preguntó “¿quién tiene facultad para aprobar las reformas a la Constitución?”. Cuatro de cada 10 acertaron a responder que el Congreso es quien tiene facultad para aprobar las reformas a la Constitución.*
  • 14. III. ¿Qué sabemos y cómo nos informamos? Una condición indispensable para la rendición de cuentas efectiva es la identificación de los funcionarios responsables de las acciones de gobierno. De acuerdo con la ENCUP 2001, 74% de los encuestados conoce el nombre del Gobernador de la entidad en que residen o, en su caso, de su Jefe de Gobierno. Esto sugiere que los encuestados tienen mayor conocimiento de los personajes en el gobierno que de sus derechos constitucionales y las funciones del Congreso de la Unión.
  • 15. III. ¿Qué sabemos y cómo nos informamos? No cabe duda de que en la actualidad los medios electrónicos son la principal fuente de información política. En respuesta a la pregunta “¿por cuál medio se entera de política?”, la televisión fue mencionada en 80% de las ocasiones y la radio en 29%.*
  • 16. ¿En qué creemos los mexicanos? Un elemento esencial de la cultura política de los ciudadanos es su sistema de valores. El comportamiento tiene una estrecha relación con las creencias de los individuos, ya sea positiva (llevando a la práctica los valores declarados) o negativa (contradiciendo en los hechos los valores declarados). En esta sección se explora el aparato de valores de los mexicanos haciendo hincapié en tres aspectos: el aprecio por la democracia, los valores que norman la vida en sociedad y la evaluación de la vida institucional.
  • 17. ¿En qué creemos los mexicanos? I. ¿Apreciamos la democracia? La mayoría de los mexicanos prefiere vivir en un sistema democrático. Seis de cada 10 encuestados respondieron que “la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno”; más de 25% de los encuestados optó por que le da lo mismo un régimen democrático que uno autoritario; nueve por ciento de los encuestados, sin embargo, podría preferir un gobierno autoritario a uno democrático en algunas circunstancias.
  • 18. ¿En qué creemos los mexicanos? I. ¿Apreciamos la democracia? Sin embargo, si gozar las libertades de la vida democrática implica vivir con ciertas presiones económicas, los resultados se matizan. Cuarenta y siete por ciento de los encuestados optó por que es preferible vivir con presiones económicas sin sacrificar ninguna libertad y 32% optó por sacrificar algunas libertades a cambio de vivir sin presiones económicas.
  • 19. ¿En qué creemos los mexicanos? I. ¿Apreciamos la democracia? La mitad de los encuestados respondió afirmativamente a la pregunta “¿cree usted que México vive en una democracia?”. Del 48% restante, 37% piensa que no vive en una democracia y 11% declara no saber.
  • 20. ¿En qué creemos los mexicanos? II. ¿Qué valores norman a nuestra comunidad? La confianza interpersonal, la solidaridad, la tolerancia, la legalidad y la integridad son valores necesarios para que la vida en sociedad funcione en beneficio de todos. Para tener una primera aproximación a la percepción de los ciudadanos sobre cómo influyen estos valores en su vida y en su relación con el gobierno y sus acciones, se le pidió a los encuestados se manifestaran de acuerdo o en desacuerdo con ciertos planteamientos. En general los encuestados manifestaron bajos niveles de confianza interpersonal: 73% está de acuerdo con que “si uno no tiene cuidado de sí mismo, la gente se aprovechará”. Por lo que toca a la relación del individuo con la política y la administración pública, 84% cree que “el voto de la mayoría debe decidir las acciones del gobierno”, pero 20% está de acuerdo con que la gente no tiene nada que decir de lo que hace el gobierno. Por último, respecto a la relación del individuo con la comunidad en que vive, 36% de los encuestados declaró estar de acuerdo con que “las personas se deben en primer lugar a la comunidad y en segundo lugar a su propio bienestar”.
  • 21. ¿En qué creemos los mexicanos? II. ¿Qué valores norman a nuestra comunidad?
  • 22. ¿En qué creemos los mexicanos? II. ¿Qué valores norman a nuestra comunidad? a. Solidaridad y altruismo Gran parte de los mexicanos no está de acuerdo con que la mayoría es solidaria. Entre los encuestados 77% opina que la mayoría de la gente casi siempre sólo se preocupa de sí misma. En contraste, 17% piensa que la gente frecuentemente ayuda a los demás.
  • 23. ¿En qué creemos los mexicanos? II. ¿Qué valores norman a nuestra comunidad? b. Tolerancia La verdadera prueba de la tolerancia es reconocer el derecho de personas con ideas contrarias a las propias de promover su forma de pensar. Para tratar de registrar los niveles de tolerancia de los encuestados se les preguntó si estarían de acuerdo con que saliera en televisión una persona que se sabe que dirá cosas que están en contra de su forma de pensar. Uno de cada 2 encuestados no está de acuerdo con lo anterior. Sólo 1 de cada 3 encuestados respondió afirmativamente. A mayor nivel educativo, se reportó mayor tolerancia a la promoción de opiniones distintas a la propia.
  • 24. ¿En qué creemos los mexicanos? II. ¿Qué valores norman a nuestra comunidad? c. Respeto a la ley El respeto a la ley no es uno de los valores más comunes entre los mexicanos. Cerca de la mitad de los encuestados opina que ni los gobernantes ni los ciudadanos respetan las leyes. Uno de cada 3 personas encuestadas opina que los gobernantes son los que menos respetan las leyes.
  • 25. ¿En qué creemos los mexicanos? II. ¿Qué valores norman a nuestra comunidad? c. Respeto a la ley La obligatoriedad de la ley no está sujeta a la interpretación personal de los ciudadanos. Sin embargo, la mayoría de los mexicanos encuestados opinan que la ley debe ser justa para cumplirla. Casi 6 de cada 10 encuestados creen que el pueblo “puede desobedecer la ley si ésta es injusta” y 7 de cada 10 está en contra de que el pueblo “debe obedecer siempre las leyes aunque sean injustas”.
  • 26. ¿En qué creemos los mexicanos? II. ¿Qué valores norman a nuestra comunidad? d. Integridad Un elemento crucial que permite a las comunidades progresar es el reconocimiento por parte de sus miembros de las consecuencias de sus propias acciones. La corrupción es considerada responsabilidad tanto de políticos como de ciudadanos por 67% de los encuestados. Se observa, además, que a mayor nivel educativo, mayor es el reconocimiento de la corresponsabilidad de ciudadanos y políticos en cuanto al fenómeno de la corrupción.
  • 27. ¿En qué creemos los mexicanos? II. ¿Qué valores norman a nuestra comunidad? d. Integridad La mayoría de los ciudadanos se siente corresponsable en el fenómeno de la corrupción pero sólo 9% de los encuestados declaran estar dispuestos a dar dinero (“mordida”) para ahorrar tiempo en un trámite de gobierno. Cabe resaltar que los ciudadanos más jóvenes son los más dispuestos a dar “mordida” para facilitar algún trámite gubernamental.
  • 28. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional Las instituciones deben ser el esqueleto que soporte la operación de la política. La percepción social del funcionamiento de las instituciones es un punto clave para comprender la cultura política de los mexicanos. Los siguientes resultados exploran las opiniones de los encuestados acerca del peso de los actores políticos, su confianza en las instituciones y la percepción que tienen de la representación política y de la utilidad de la política en su vida diaria. a. Peso de los actores políticos En opinión de los encuestados, los actores que más influyen en la vida política del país a partir de un menú de opciones son el Presidente (77%), los partidos políticos (67%) y las grandes empresas (59%); al menos 3 de cada 10 encuestados consideran a los ciudadanos (40%), los movimientos ciudadanos (37%) y las agrupaciones ciudadanas (36%) de mucha influencia en la vida política del país.
  • 29. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional a. Peso de los actores políticos
  • 30. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional b. Confianza en las instituciones Que a un actor se le reconozca influencia no implica que se le tenga confianza. A partir de un menú de opciones, las instituciones en las que más declararon confiar los encuestados son las iglesias (79% dijo confiar “mucho” o “algo”), el magisterio (72%) y los hospitales (64%). En cambio, instituciones con respecto a las cuales los encuestados manifestaron menor confianza son los partidos políticos (24%), las Cámaras de Diputados y Senadores (26%) y la policía (23%). Es de destacar que el Presidente y las grandes empresas, dos de los actores que los encuestados consideraron más influyentes en la vida del país, gozan de niveles medios de confianza en su opinión (Presidente: 53%; grandes empresas: 47%).*
  • 31. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional b. Confianza en las instituciones
  • 32. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional b. Confianza en las instituciones (Segunda parte)
  • 33. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional c. Gobierno y representación política Resulta relevante conocer respecto a qué tipo de asuntos la ciudadanía quisiera ser consultada y hasta dónde le asigna a las autoridades la responsabilidad de hacerse cargo de tomar ciertas decisiones. La mayoría de los encuestados se mostró ansiosa de ser consultada directamente. Como respuesta a la pregunta textual “¿quién cree usted que sea la persona más indicada para tomar las siguientes decisiones en su comunidad?”, que se plantea respecto a cuatro casos hipotéticos, los encuestados optaron sistemáticamente por la comunidad a través del voto directo de sus habitantes como primera opción. En segundo lugar se encuentra, en todos los casos, “directamente el gobierno”, pero muy distante.
  • 34. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional c. Gobierno y representación política
  • 35. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional c. Gobierno y representación política La tercera parte de los mexicanos encuestados no siente representados sus intereses políticos por ninguna institución. Al forzar a cada entrevistado a optar por un actor, el Presidente es, en opinión de un segmento importante de los encuestados, quien mejor representa sus intereses políticos (19%), seguido por el Gobernador o Jefe de Gobierno (12%), el Presidente Municipal o Jefe Delegacional (12%) y su Diputado (4%).
  • 36. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional c. Gobierno y representación política El trabajo de la Cámara de Diputados, órgano diseñado especialmente para la representación directa de los ciudadanos, es considerado “algo” o “muy” importante por la mitad de los encuestados.
  • 37. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional c. Gobierno y representación política La concepción que los ciudadanos tienen del liderazgo es reflejo de la cultura política. Al presentarse ciertos rasgos a consideración de los entrevistados, a la pregunta textual “¿a quién elegiría usted para líder del gobierno?”, cerca de la mitad optó por “al que conozca y aplique siempre las leyes”. Le siguen los que elegirían “al que respete y reconozca las tradiciones de la comunidad” (17%) y “al que dé resultados a como dé lugar” (12%).
  • 38. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional d. Utilidad de la política La forma como los ciudadanos conciben a la política, así como el rol social que le asignan y los límites que definen para la misma, constituyen un rasgo importante que conviene explorar. Los mexicanos prefieren solucionar conflictos políticos de forma pacífica. Sesenta y ocho por ciento de los encuestados está en total desacuerdo con que se utilice la fuerza para solucionar un conflicto político.
  • 39. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional d. Utilidad de la política Sin embargo, cuando las soluciones pacíficas a conflictos políticos no dan resultados en un tiempo prolongado y se afecta a inocentes, los encuestados aceptan más utilizar la fuerza. En estas circunstancias sólo 55% de los encuestados está en total desacuerdo con que se utilice la fuerza para solucionar un conflicto político.
  • 40. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional d. Utilidad de la política Los ciudadanos deben ser los destinatarios de la acción del gobierno. Un aspecto que habla del grado en que la ciudadanía percibe esta conexión es la trascendencia que las personas asignan a la acción de gobierno con respecto a su vida diaria. Setenta y cuatro por ciento de los encuestados opina que los programas del Gobierno Federal ni le han ayudado ni le han perjudicado en su vida diaria; 19% afirma que sí le han ayudado a mejorar y 7% que lo han perjudicado.
  • 41. ¿En qué creemos los mexicanos? III. Evaluación de la vida institucional d. Utilidad de la política Finalmente, los ciudadanos no aprecian con claridad la utilidad de la política. A la pregunta “¿la política contribuye o impide mejorar el nivel de vida de los mexicanos?”, sólo 42% contestó afirmativamente; el resto de los encuestados piensa que la política impide el mejoramiento del nivel de vida (31%) o no sabe si contribuye o lo impide (27%).
  • 42. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción La participación política de los ciudadanos es el sustento de un régimen democrático. La forma en la que los ciudadanos perciben su participación en la comunidad determina el grado de corresponsabilidad con el sistema político. La ENCUP 2001 de la SEGOB analizó lo que piensan los mexicanos con respecto a la participación y su grado de compromiso cívico. I. Lo que pensamos de participar a. Corresponsabilidad Los ciudadanos solemos exigir cuentas y resultados a los gobiernos. En la mayoría de los casos la capacidad de respuesta de los gobiernos depende de la participación social: esa es la razón de ser de la llamada corresponsabilidad. Cuando se les preguntó a los encuestados si creían que les tocaba hacer algo respecto a los problemas que trata de resolver el gobierno, cuatro de cada diez (41%) consideraron que debían colaborar en la solución de dichos problemas.
  • 43. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción I. Lo que pensamos de participar a. Corresponsabilidad
  • 44. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción I. Lo que pensamos de participar b. Interés Si la participación social en la solución de los problemas del gobierno es importante, cuando ésta atañe a la vida comunitaria resulta nodal. La población consultada por la ENCUP 2001 se encuentra dividida al manifestar su interés en contribuir a la solución de los problemas de su comunidad. Más de la mitad de los encuestados (54%) no identificaron un problema en su comunidad que les interese ayudar a resolver. Conforme aumenta el nivel educativo, crece el interés por participar en la solución de problemas comunitarios.
  • 45. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción I. Lo que pensamos de participar c. Capacidad de organización En los últimos años una buena parte de la literatura sobre participación social ha destacado la relevancia de la acción colectiva y hace evidente que participar efectivamente en la solución de los problemas comunitarios o de gobierno requiere algo más que interés. La ENCUP 2001 abordó este tema y preguntó a los ciudadanos qué tan fácil consideraban organizarse entre sí. Para un grupo significativo de encuestados (51%) organizarse con otros resultaba algo o muy difícil, en tanto que 33% no encontró demasiadas dificultades para hacerlo.
  • 46. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción I. Lo que pensamos de participar d. Influencia La participación social busca ampliar la influencia del ciudadano en las decisiones gubernamentales. Por tratarse de un ámbito tan general, la participación social puede tomar muchas formas y ofrecer distintos resultados. A los entrevistados se les pidió informaran sobre la mejor manera de influir en las decisiones del gobierno. Una tercera parte de los entrevistados señaló al uso de “palancas” como el medio más efectivo para influir en una decisión del gobierno. Sólo 14% consideró útil “convencer a otro de que se tiene la razón.” Treinta y cinco por ciento de los encuestados consideró a las manifestaciones de protesta como la opción menos efectiva.
  • 47. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción I. Lo que pensamos de participar d. Influencia
  • 48. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción I. Lo que pensamos de participar e. Manifestación Los ciudadanos mexicanos tienen el derecho constitucional de manifestar su inconformidad ante las acciones del gobierno. La ENCUP 2001 identificó las formas que los ciudadanos consideran mejores para manifestar su rechazo. Dos de cada cinco entrevistados señalaron en primer lugar la participación en marchas y plantones. Votar contra un partido político que falló, como mecanismo de inconformidad, fue la tercera opción más mencionada: 50% de los entrevistados así la consideraron.
  • 49. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción II. Compromiso e involucramiento cívico a. Colaborando con la comunidad El involucramiento del ciudadano dentro de su propia comunidad es una de las bases para el funcionamiento de la democracia. La percepción de los ciudadanos sobre la importancia de la participación social es tan relevante como su comportamiento. La ENCUP 2001 preguntó a los mexicanos encuestados si alguna vez habían trabajado junto con otros para resolver algún problema de su comunidad. Cuatro de cada cinco nunca lo han hecho.
  • 50. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción II. Compromiso e involucramiento cívico b. Utilidad de la participación ciudadana Al preguntar si habían realizado ya algunas de las actividades incluidas en una lista, los porcentajes de participación externados por los entrevistados fueron reducidos. Quienes participan dicen hacerlo regularmente uniéndose a otras personas afectadas ante un problema común. Así lo manifestaron 23% de los mexicanos encuestados. Reunir firmas con los vecinos (20%) y quejarse ante las autoridades (19%) son otras de las acciones políticas más utilizadas por los encuestados. Por lo que toca a la utilidad de su participación, los encuestados consideraron que la participación política rinde frutos. La ENCUP 2001 muestra respecto a todo tipo de acciones, que la valoración de utilidad asignada a una acción es mucho mayor para quienes la han llevado a cabo. Aún así, quienes no han realizado cierta acción, le reconocen alguna utilidad, pero mucho menor. De ahí la importancia de incorporar a la ciudadanía la vivencia de la participación.
  • 51. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción II. Compromiso e involucramiento cívico b. Utilidad de la participación ciudadana
  • 52. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción II. Compromiso e involucramiento cívico c. Membresía en organizaciones sociales Organizarse con otros ciudadanos en torno a un objetivo común es otra forma de participación. Quince por ciento de los entrevistados declaró ser miembro de alguna organización social. La mayoría de los encuestados que declararon pertenecer a una agrupación social participan en organizaciones altamente jerárquicas, como las agrupaciones religiosas (37%) y los sindicatos (25%). Organizaciones horizontales como las cooperativas (4%), las organizaciones cívicas (3%) y las instituciones de beneficencia (2%), cuentan con un porcentaje menor de miembros encuestados.
  • 53. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción II. Compromiso e involucramiento cívico d. Los ciudadanos: ¿promotores del voto? El acto más común de participación política es el voto. Tomar postura en favor de un partido o candidato y hacer proselitismo en favor de éste es otra forma de participación política. Nueve de cada diez encuestados declararon nunca haber intentado convencer a alguien para que votara por un candidato o partido en particular.
  • 54. ¿Cómo participamos? Participación política: del pensamiento a la acción II. Compromiso e involucramiento cívico e. Expectativas de participación El futuro de la participación depende de las expectativas del ciudadano. Si las personas tienen la certidumbre de que sus acciones generarán resultados, tendrán mayor disposición a participar. Cincuenta y un por ciento de los mexicanos encuestados declararon no creer tener en el futuro más oportunidades de influir en las decisiones del gobierno.
  • 55. SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN DIRECCIÓN GENERAL DE DESARROLLO POLÍTICO ENCUESTA NACIONAL SOBRE CULTURA POLÍTICA Y PRÁCTICAS CIUDADANAS 2001 Vitrina metodológica Muestra. El diseño de la muestra y el levantamiento de la encuesta se realizaron de manera conjunta con la Encuesta Nacional del Consumidor (ENCO) del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI). La muestra de población tuvo como unidad primaria la AGEB* y tiene un carácter probabilístico, estratificado y por conglomerados. Los informantes, de 18 o más años, fueron seleccionados a partir de una tabla de números aleatorios entre los habitantes de cada vivienda. Diseño estadístico de la muestra. El tamaño de muestra calculado para dar estimaciones a nivel nacional fue de 5,015 viviendas y se obtuvo considerando una proporción de 10% de población de 18 años y más. En el levantamiento se concretaron 4,183 entrevistas, resultando una no respuesta de 17%. Este diseño se traduce en un nivel de confianza de 90% con un margen de variación relativo de los parámetros estimados aproximadamente de 10% del valor del mismo parámetro. Esto equivale a un margen de variación absoluto de +/- 1.7 para toda la muestra. * AGEB.- Área Geoestadística Básica
  • 56. SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN DIRECCIÓN GENERAL DE DESARROLLO POLÍTICO ENCUESTA NACIONAL SOBRE CULTURA POLÍTICA Y PRÁCTICAS CIUDADANAS 2001 Vitrina metodológica Cuestionario. La SEGOB diseñó el cuestionario de la Encuesta Nacional sobre Cultura Política y Prácticas Cudadanas 2001 (ENCUP 2001), el cual contiene 121 preguntas, 33 de las cuales fueron abiertas. Levantamiento. La ENCUP fue levantada del 4 de noviembre al 7 de diciembre de 2001. Se llevó a cabo en las 32 entidades federativas y en 600 localidades del país incluyendo zonas rurales. Fue levantada en 4 semanas, más una extra para rescates de entrevistas no logradas.
  • 57. ESTE DOCUMENTO INCLUYE INFORMACIÓN SOBRE 40 DE LAS 121 PREGUNTAS QUE CONFORMAN LA ENCUESTA NACIONAL SOBRE CULTURA POLÍTICA Y PRÁCTICAS CIUDADANAS 2001. LA VERSIÓN COMPLETA DE LA ENCUP 2001 ESTÁ DISPONIBLE EN LÍNEA EN LA PÁGINA ELECTRÓNICA DE LA SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN: www.gobernacion.gob.mx

×