Comunicación, información, desinformación y realidad
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Comunicación, información, desinformación y realidad

on

  • 11,043 views

 

Statistics

Views

Total Views
11,043
Views on SlideShare
10,978
Embed Views
65

Actions

Likes
0
Downloads
44
Comments
0

5 Embeds 65

http://www.slideshare.net 37
http://lagavetadeanai.blogspot.com 20
http://lagavetadeanai.blogspot.nl 3
http://www.aulasvirtuales.luz.edu.ve 3
http://lagavetadeanai.blogspot.com.es 2

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment
  • ¿Qué es comunicación? Tipos de comunicación
  • ¿Qué es información? Los medios difusores
  • Nuevas tecnologías de la información son polivalentes
  • Requisitos para la transmisión de conocimiento.
  • La información que necesita el ciudadano en la cotidianidad.
  • Libertad de expresión y derecho a la información. La información como recurso.
  • Relación entre realidad y discurso
  • Definición de la mentira
  • Criterio de verdad. La realidad inexorable.
  • El proceso de interpretar la realidad.
  • Definición de la menteria
  • Qué se hace cuando se tiene intención de engañar
  • Acerca de què se miente
  • Características de los destinatarios de la información. El recurso del doble discurso
  • Información y opinión
  • Procedimientos de la mentira y la desinformación
  • Los canales utilizados

Comunicación, información, desinformación y realidad Comunicación, información, desinformación y realidad Presentation Transcript

  • Comunicación, información, desinformación y realidad
  • Hay épocas, hombres y acontecimientos de los cuales sólo la historia puede emitir un juicio definitivo; los contemporáneos y los testigos oculares únicamente deben referir lo que han visto y oído. La verdad misma lo exige. Tito Livio (59 AC-17 DC)
  • Comunicación vs información
  • En toda situación comunicacional humana existen al menos dos interlocutores o dos polos. Ambos polos pueden intercambiar lugares, esto es, cada uno puede ser emisor o receptor. La comunicación entonces puede definirse como el intercambio de mensajes en términos de paridad. Si no existe paridad, no podemos hablar de comunicación. Se dará difusión de mensajes, pero no comunicación, porque uno de los polos actúa preferentemente como emisor mientras el otro tiene el rol pasivo de receptor. La comunicación puede ser instantánea o retardada. La comunicación instantánea ocurre en tiempo real, existe una posibilidad de retroalimentación cuasi-simultánea. Es retardada, cuando media un período de tiempo para que el receptor actúe como emisor.
  • En una concepción amplia, la comunicación puede ser definida como un intercambio de mensajes, sean estos sonoros, icónicos, gestuales y hasta tactiles. La información es otra cosa. Se trata de la transmisión a otra persona de algo que se conoce. A diferencia de la comunicación, la información es unidireccional. De allí que sea un error llamar a los medios, medios de comunicación. Primero porque en realidad son difusores de información. Segundo su capacidad técnica para la difusión de información coloca al receptor en situación de desventaja para responder. Los medios en ese sentido pueden ser calificados de masivos, pero, por definición no son medios de comunicación.
  • Las nuevas tecnologías de la información, en términos de esta discusión, son polivalentes. Son masivos por su alcance técnico; permiten la comunicación y el intercambio de roles a los interlocutores; son útiles a la comunicación privada y a la comunicación pública o abierta; permiten la transmisión simultánea de datos, imágenes, texto y audio. Al contrario de los medios masivos clásicos (prensa, radio, televisión y cine), el usuario tiene más libertad de acción y de control sobre sus mensajes, aunque existe la posibilidad cierta de intervención por los operadores del sistema o por los temidos jackers.
  • Dos modelos de “comunicación"
  • Fuente Codifica- dor Mensaje Decodi- ficador Receptor Retroalimentación Canal Ruido
  • ¿Quién ? ¿Qué dice? ¿En qué Canal? ¿A quién? ¿Con qué efecto? Comunicador Mensaje Canal Receptor Efecto
  • Requisitos para la transmisión de conocimiento
  • 1. Que el conocimiento que el emisor desea comunicar sea lo más exacto posible. 2. Que el destinatario de la comunicación tenga ya una serie de conocimientos mínimos, puesto que no existe noticia alguna que pueda ser comprendida sin ellos. 3. Que exista un código de comunicación común a las partes implicadas en ella, un mismo lenguaje que sirva para describir el fenómeno y ubicar su aparición en el tiempo: presente, pasado o futuro. Cuando el emisor se dirige a un solo interlocutor, no es difícil que se cumpla el segundo requisito. Pero cuando el mensaje va dirigido a muchos receptores, como ocurre con los medios de difusión, el emisor se ve obligado a presentar el mensaje de la manera más simple, en lo que Antonio Pascuali ha llamado mensajes omnibus.
  • El ciudadano requiere a diario información para la toma decisiones en todos los órdenes de su vida. Esto contempla lo relativo a la salud y la alimentación; al campo de la política para hacer efectiva su participación y poder ejercer el control social de los funcionarios electos; en lo cotidiano sobre productos y servicios para minimizar los riesgos derivados del uso de tales productos y servicios; sobre riesgos laborales; sobre defensa de los derechos humanos en general; ante el Estado sobre su status legal en circunstancias especiales; sobre los riesgos y peligros del ambiente en que se moviliza. De allí la importancia del derecho a la información, del derecho a saber, a conocer, que está vinculado al derecho a expresar su opinión.
  • El artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre que fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en el año 1948, y dice: «Todo individuo tiene derecho a expresar libremente sus opiniones sin que pueda ser molestado por ello; asimismo, tiene derecho a indagar, recibir y difundir, sin límite de fronteras, conocimientos, ideas o creencias sirviéndose para ello de cualquier medio». Pero la información es un recurso especialmente importante en esta llamada era de la información. Es un recurso que, a diferencia de otros, no se agota al ser compartido y puede ser intercambiado por otra información o por otro recurso. La posesión de información confiere poder.
  • No todo lo que se nos presenta como información tiene un contenido verídico. Es frecuente que se nos presenten mentiras como si fueran información o, simple y llanamente se pretenda hacer pasar desinformación como si fuese información. Veamos qué es lo que consideraremos información y eso tiene que ver con la concordancia entre el discurso, lo que se dice, y la realidad.
  • Entre los elementos de la tabla: realidad, conocimiento y discurso hay dos tipos de correlaciones posibles: — entre la realidad (o referencia) y el conocimiento, se trata de VERDAD o error; — mientras que entre el conocimiento y el discurso está en juego la VERACIDAD o la mentira. La mentira queda definida como una divergencia entre el discurso y el conocimiento y no, de forma inmediata, como una discordancia entre el discurso y la realidad misma. Si de forma sincera digo algo que creo saber, pero mi conocimiento de la realidad es erróneo, nunca lograré transmitir una representación adecuada de la realidad a mi interlocutor; sin embargo yo no habré cometido una falsedad sino que habré transmitido un error, y no una mentira. La mentira es siempre intencional, no así el error.
  • REALIDAD Y CONOCIMIENTO Analicemos las relaciones entre el segundo y el primer plano, o sea, entre el conocimiento y la realidad. Rápidamente detectamos dos graves problemas ligados entre sí: el del criterio de la verdad y el de la existencia misma de la verdad. El adjetivo «verdadero» se define como: «Conforme a la realidad, a lo que es».’ No puede uno deshacerse de la realidad tan fácilmente porque lo que caracteriza a la realidad precisamente es su índole inexorable. La realidad puede que no sea fácil de conocer pero ciertamente existe, nos guste o no, lo creamos o no.
  • ¿Cómo resolver entonces el problema de la relación entre el conocimiento y la realidad? En la práctica la humanidad ha logrado vadear el problema valiéndose de tres armas distintas: — Hemos establecido unos CÓDIGOS para describir la realidad (medidas, intersubjetividad). — Hemos aprendido a hacer comparaciones tomando como base una serie de datos HOMOGÉNEOS. En ello consiste la «comprobación» (con representaciones anteriores, establecimiento de hipótesis). — Y hemos construido una serie de herramientas que nos permiten trabajar sobre SEÑALES (evidencias, rastros) en vez de dejarnos a merced de las fuerzas de la naturaleza. De esa manera el conocimiento pasado es fundamento para conocimiento actual y el futuro. También el conocimiento que se produce puede ser el punto de partida para un cambio de paradigma
    • Definición de la mentira
    • Cabe definir la mentira a partir de seis elementos:
    • la existencia de una diferencia entre el conocimiento, la realidad y el discurso;
    • 2. la intención de engañar;
    • 3. los motivos de la mentira;
    • 4. los objetos (acerca de qué se miente);
    • 5. los destinatarios (a quién se quiere engañar);
    • 6. los métodos: signos, operaciones, canales (a través de que medios se miente).
    • LA INTENCIÓN DE ENGAÑAR
      • Fabricación de la mentira y la desinformación
      • Ocultación, sustitución y destrucción de documentos.
      • Creación de documentos falsos, o falsificación de documentos existentes
      • Los falsos «falsos»
      • Falsas cualificaciones o descalificación de documentos auténticos
      • Diferentes objetivos
    • Táctico
    • Mediático
  • LOS OBJETOS DE LA MENTIRA — Hechos. — Intenciones. ¿Qué tipo de intenciones oculta? ¿Cómo esconde uno sus propias intenciones? ¿Cómo puede uno detectar las intenciones de los demás? ¿Puede uno mentir respecto a las intenciones de los demás? — Valores. — Opiniones, creencias, ideologías.
    • LOS DESTINATARIOS DE LA DESINFORMACIÓN
    • Aspectos a considerar:
    • A. Las relaciones entre emisores y destinatarios.
    • B. El grado de información de los destinatarios.
    • C. Los objetivos a los que se apunta, y el papel social de
    • los diferentes destinatarios.
    • D. Sus costumbres culturales y sus creencias.
    • E. Finalmente, sus características personales, en
    • particular la edad y el sexo.
    • EL DOBLE DISCURSO
    • Versiones diferentes del discurso,
    • Versiones diferentes según el o los emisores y,
    • Versiones diferentes según los destinatarios.
  • En las relaciones cotidianas, existen dos formas de información. Las personas informan sobre hechos y también sobre lo que opinan o creen. Si se miente acerca de hechos, la mentira tiene vida corta, porque el receptor o receptores pueden comprobar en otras fuentes la veracidad o mentira de lo que se le informa. Por ejemplo, si alguien miente sobre su edad, podemos comprobar la verdadera edad indagando con otras personas o en documentos. Cuando una persona miente acerca de lo que opina o lo que cree es muy difícil comprobar si lo que dice es realmente lo que opina o lo que piensa, porque eso pertenece a su mundo interior y el ser humano no es transparente. Se utiliza el polígrafo o detector de mentiras para supuestamente detectar si una persona miente; pero no se hace directamente, sino indirectamente midiendo ciertas reacciones físicas.
  • LOS PROCEDIMIENTOS DE LA MENTIRA Y DE LA DESINFORMACIÓN Los signos El lenguaje Las operaciones > elección Por reducción Por prominencia Por omisión Negación (tratar a la realidad en términos de hipótesis) Montaje, trucaje
  • Los canales Canales utilizados para alcanzar al conjunto de una población: Canales para alcanzar a grupos sociales específicos: Canales para llegar a individuos (personas que deciden y líderes de opinión). Bibliografía: Durandin, Guy (1995) La Información, la desinformación y la realidad , Paidós, Barcelona