0
Capítulos III Y IV <ul><li>*Lo que tiene por enemigos a todos los que has ofendido al ocupar el principado, y no puedes co...
Capítulos V Y VI <ul><li>*cuando el príncipe quiere conservar aquellos estados que están habituados a vivir con su legisla...
Capítulos VII Y VIII <ul><li>*Los que solo por la suerte se convierte en príncipes poco esfuerzo necesitan para llegar a s...
CAPITULOS XI Y XII <ul><li>* Solo no restan discurrir sobre los principados eclesiásticos, respectó a los cuales todas los...
CAPITULOS XIII Y XIV <ul><li>* Las tropas auxiliares, otras de las tropas inútiles de que he hablado, son aquellas que se ...
CAPITULOS XVII Y XVIII <ul><li>* Paso a las otras cualidades ya cimentadas y declaro que todos los príncipes deben desear ...
CAPITULOS XIX Y XX  <ul><li>*  Como de entre las cualidades mencionadas ya hablé de las mis importantes, quiero ahora, baj...
CAPITULOS XXI XXII <ul><li>* Nada hace tan estimable a un príncipe como las grandes empresas y el ejemplo de raras virtude...
CAPITULOS XXIII Y XXIV <ul><li>* No quiero pasar por alto un asunto importante, y es la falta en que con facilidad caen lo...
CAPITULOS XXV Y XXVI <ul><li>* No ignoro que muchos creen y han creído que las cosas del mundo están regidas por la fortun...
CAPITULOS XV Y XVI <ul><li>* Porque muchos se han imaginado como existentes de veras a repúblicas y principados que nunca ...
CAPITULOS IX Y X <ul><li>* El principado pueden implantarlo tanto el pueblo como los nobles, según que la ocasión se prese...
Capítulos I Y II <ul><li>RESEÑAS SACADAS DE LOS CAPITULOS </li></ul><ul><li>*Los dominios así adquiridos están acostumbrad...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Principe

884

Published on

Published in: News & Politics, Travel
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
884
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
12
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Principe"

  1. 1. Capítulos III Y IV <ul><li>*Lo que tiene por enemigos a todos los que has ofendido al ocupar el principado, y no puedes conservar como amigos a los que han ayudado a conquistarlo; porque no puedes satisfacerlos como ellos esperaban </li></ul><ul><li>*están obligados y tampoco puedes emplear medicinas fuertes contra ellos, porque siempre, aunque se descanse en de ellos nunca los podrás evadir </li></ul><ul><li>*las razones de las dificultades para ocuparlo son que el conquistador debe ser llamado allí de las provincias de este imperio, ni esperar ser ayudado en esta empresa con la re4belion de los que el soberano tiene al lado suyo: lo cual dimana de las razones expuestas </li></ul>
  2. 2. Capítulos V Y VI <ul><li>*cuando el príncipe quiere conservar aquellos estados que están habituados a vivir con su legislación propia y en régimen de república es preciso que abrece una de estas tres resoluciones o arruinarlos o ir a vivir con ellos, </li></ul><ul><li>*no cause extrañeza que al hablar de los estados que son nuevos de los aspectos, o de los que solo lo son en el del príncipe, o en el de ellos mismos, presente yo grandes ejemplos de la antigüedad </li></ul>
  3. 3. Capítulos VII Y VIII <ul><li>*Los que solo por la suerte se convierte en príncipes poco esfuerzo necesitan para llegar a serlo, pero no se mantienen sino sino por un machismo </li></ul><ul><li>*el siciliano agotases, hombre no solo de condición oscura, sino baja y abyecta, se convirtió en rey de Siracusa </li></ul>
  4. 4. CAPITULOS XI Y XII <ul><li>* Solo no restan discurrir sobre los principados eclesiásticos, respectó a los cuales todas los dificultades existen antes de poseerlo pues se adquiere o por valor o por suerte. </li></ul><ul><li>* Un príncipe eche los cimientos de su poder porque, de lo contrario, fracasaría inevitablemente </li></ul>
  5. 5. CAPITULOS XIII Y XIV <ul><li>* Las tropas auxiliares, otras de las tropas inútiles de que he hablado, son aquellas que se piden a un príncipe poderoso para que nos socorra y defienda. </li></ul><ul><li>* Un príncipe no debe tener otro objeto ni pensamiento ni preocuparse de cosa alguna fuera del arte de la guerra y lo que a su orden y disciplina corresponde, pues es lo único que compete a quien manda </li></ul>
  6. 6. CAPITULOS XVII Y XVIII <ul><li>* Paso a las otras cualidades ya cimentadas y declaro que todos los príncipes deben desear ser tenidos por clementes y no por crueles. Y, sin embargo, deben cuidarse de emplear mal esta clemencia </li></ul><ul><li>* Nadie deja de comprender cuán digno de alabanza es el príncipe que cumple la palabra dada, que obra con rectitud y no con doblez;  pero la experiencia nos demuestra, por lo que sucede en nuestros tiempos, que son precisamente los príncipes que han hecho menos caso de la fe jurada, envuelto a los demás con su astucia y reído de los que han confiado en su lealtad, los únicos que han realizado grandes empresas </li></ul>
  7. 7. CAPITULOS XIX Y XX <ul><li>* Como de entre las cualidades mencionadas ya hablé de las mis importantes, quiero ahora, bajo este titulo general, referirme brevemente a las otras. </li></ul><ul><li>* Hubo príncipes que, para conservar sin inquietudes el Estado, desarmaron a sus súbditos; príncipes que dividieron los territorios conquistados; príncipes que favorecieron a sus mismos enemigos; príncipes que se esforzaron por atraerse a aquellos que les inspiraban recelos al comienzo de su gobierno; príncipes, en fin, que construyeron fortalezas, y príncipes que las arrasaron. </li></ul>
  8. 8. CAPITULOS XXI XXII <ul><li>* Nada hace tan estimable a un príncipe como las grandes empresas y el ejemplo de raras virtudes. Prueba de ello es Fernando de Aragón, actual rey de España, a quien casi puede llamarse príncipe nuevo, pues de rey sin importancia se ha convertido en el primer monarca de la cristianidad. </li></ul><ul><li>* No es punto carente de importancia la elección de los ministros, que será buena o mala según la cordura del príncipe. </li></ul>
  9. 9. CAPITULOS XXIII Y XXIV <ul><li>* No quiero pasar por alto un asunto importante, y es la falta en que con facilidad caen los príncipes si no son muy prudentes o no saben elegir bien. </li></ul><ul><li>* Las reglas que acabo de exponer, llevadas a la práctica con prudencia, hacen parecer antiguo a un príncipe nuevo y lo consolidan y afianzan en seguida en el Estado como si fuese un príncipe hereditario. </li></ul>
  10. 10. CAPITULOS XXV Y XXVI <ul><li>* No ignoro que muchos creen y han creído que las cosas del mundo están regidas por la fortuna y por Dios, de tal modo que los hombres más prudentes no pueden modificarlas; y, más aún, que no tienen remedio alguno contra ellas. </li></ul><ul><li>* Después de meditar en todo lo expuesto, me preguntaba si en Italia, en la actualidad, las circunstancias son propicias para que un nuevo príncipe pueda adquirir gloría, esto es necesario a un hombre prudente y virtuoso para instaurar una nueva forma de gobierno, por la cual, honrándose a sí mismo, hiciera la felicidad de los italianos. </li></ul>
  11. 11. CAPITULOS XV Y XVI <ul><li>* Porque muchos se han imaginado como existentes de veras a repúblicas y principados que nunca han sido vistos ni conocidos; porque hay tanta diferencia entre cómo se vive y cómo se debería vivir. </li></ul><ul><li>* Empezando por las primeras de las cualidades nombradas, digo que estaría bien ser tenido por pródigo </li></ul>
  12. 12. CAPITULOS IX Y X <ul><li>* El principado pueden implantarlo tanto el pueblo como los nobles, según que la ocasión se presente a unos a otros </li></ul><ul><li>* Un príncipe, pues, que gobierne una plaza fuerte, y al quien el pueblo no odie, no puede ser atacado; pero si lo fuese, el atacante se vertía obligado al retirarse sin gloria </li></ul>
  13. 13. Capítulos I Y II <ul><li>RESEÑAS SACADAS DE LOS CAPITULOS </li></ul><ul><li>*Los dominios así adquiridos están acostumbrados a vivir bajo un príncipe o a ser tres, y se adquieren por las armas propias o por las ajenas, por la suerte o por la virtud </li></ul><ul><li>*dejare al un lado de discutir sobre las repúblicas porque ya en otra ocasión lo hecho extensamente. Me dedicare solo a los principios para ir tejiendo la urdimbre de mis opiniones y establecer como puede gobernarse y conservarse </li></ul><ul><li>Tales principados </li></ul>
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×