Antonio Machado

35,849
-1

Published on

Power Point sobre la vida y obra de Antonio Machado, realizado por Mercedes Mas para alumnos de 4º de la ESO y de Bachillerato.

Published in: Travel, Education
3 Comments
6 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
35,849
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
52
Actions
Shares
0
Downloads
675
Comments
3
Likes
6
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Antonio Machado

  1. 1. Antonio Machado
  2. 2. Índice <ul><li>Biografía </li></ul><ul><li>Obra </li></ul><ul><ul><li>Poesía </li></ul></ul><ul><ul><li>Prosa </li></ul></ul><ul><li>Anexos </li></ul>
  3. 3. BIOGRAFÍA <ul><li>Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla... </li></ul>Palacio de las Dueñas (Sevilla)
  4. 4. Retrato Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla, y un huerto claro donde madura el limonero; mi juventud, veinte años en tierras de Castilla; mi historia, algunos casos que recordar no quiero. Ni un seductor Mañara, ni un  Bradomín he sido - ya conocéis mi torpe aliño indumentario -, mas recibí la flecha que me asignó Cupido, y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario. .
  5. 5. Hay en mis venas gotas de sangre jacobina, pero mi verso brota de manantial sereno; y más que un hombre al uso que sabe su doctrina soy, en el buen sentido de la palabra, bueno. Desdeño las romanzas de los tenores huecos y el coro de los grillos que cantan a la luna. A distinguir me paro las voces de los ecos, y escucho solamente, entre las voces, una. .
  6. 6. . Converso con el hombre que siempre va conmigo - quien habla solo espera hablar a Dios un día -; mi soliloquio es plática con este buen amigo que me enseñó el secreto de la filantropía. . Y al cabo, nada os debo; me debéis cuanto escribo a mi trabajo acudo, con mi dinero pago el traje que me cubre y la mansión que habito, el pan que me alimenta y el lecho donde yago.
  7. 7. . Y cuando llegue el día del último viaje, y esté al partir la nave que nunca ha de tornar me encontraréis a bordo ligero de equipaje, casi desnudo, como los hijos de la mar.
  8. 8. BIOGRAFÍA 1875-1936 <ul><li>Nació en Sevilla en 1875. Su familia pertenecía ideológicamente a la burguesía liberal de finales del siglo XIX. Su abuelo fue rector de la Universidad de Sevilla. Su padre, Antonio Machado Álvarez fue un estudioso del folclore popular. </li></ul><ul><li>Se trasladó a Madrid a los ocho años y tanto Antonio como su hermano Manuel asistieron a las clases de la Institución Libre de Enseñanza . </li></ul>
  9. 9. 1900-1902 Título de Bachillerato-París <ul><li>Obtuvo el título de bachiller a los 25 años, tras su primer viaje a París acompañado de Manuel. </li></ul><ul><li>En París los dos hermanos trabajaron como traductores para la Editorial Garnier y tuvieron la oportunidad de conocer a los poetas simbolistas franceses. </li></ul><ul><li>Un nuevo viaje a París en 1902 le permitió conocer a Rubén Darío, quien se encontraba en la </li></ul>
  10. 10. 1902- 1907 “Soledades”-Oposiciones-Soria <ul><li>ciudad debido a su trabajo en el consulado de Guatemala. </li></ul><ul><li>A su vuelta a España publicó la primera edición de las Soledades, para la que recibió ayuda de la Institución. </li></ul><ul><li>En 1907 preparó oposiciones para profesor de francés de segunda enseñanza. No eran necesarios estudios universitarios y obtuvo la plaza en el Instituto Técnico de Soria. </li></ul>
  11. 11. 1909-1912 Leonor <ul><li>Allí conoció a Leonor, una joven de dieciséis años. Era la hija de la señora que regentaba la pensión en la que él residía en Soria. Se casaron en 1909. </li></ul><ul><li>En 1911 la Junta de ampliación de estudios de la Institución concedió a Machado una beca para seguir en París los cursos del filólogo Bédier y del filósofo Bergson. </li></ul>
  12. 12. 1912-1919 Baeza <ul><li>Leonor enfermó de tuberculosis y regresaron de nuevo a Soria. Murió en 1912 </li></ul><ul><li>La muerte de Leonor sumió a Machado en una profunda depresión. Pidió traslado y le concedieron una plaza en el Instituto de Baeza. </li></ul><ul><li>Se matriculó como alumno libre en la Universidad de Madrid para cursar estudios de filosofía. Empezó a redactar las notas filosóficas que más tarde recibieron el nombre de “Los complementarios” </li></ul>
  13. 13. 1919-1932 Segovia <ul><li>Intensa actividad en la recién creada Universidad Popular segoviana, charlas con amigos artistas, viajes a Madrid para visitar a su madre y sus hermanos. </li></ul><ul><li>En esta época conoce a Pilar Valderrama, la “Guiomar” de sus canciones, con quien parece haber mantenido una estrecha relación que la guerra civil rompió. </li></ul>
  14. 14. 1932-1936 Madrid-Barcelona-Colliure <ul><li>Al estallar la guerra civil, Machado se puso al lado del gobierno republicano, con el que colaboró en campañas de prensa. </li></ul><ul><li>En el 39, Machado emprendió desde Barcelona el camino del destierro, acompañado de su madre, anciana, su hermano José y su cuñada. </li></ul><ul><li>Falleció el 22 de febrero de 1939 en Colliure, donde continúa enterrado. </li></ul>
  15. 15. POESÍA “ Una honda palpitación del espíritu, lo que pone el alma, si es que algo pone, o lo que dice, si es que algo dice, con voz propia, en respuesta animada al contacto del mundo”
  16. 16. Etapa Modernista <ul><li>Deslumbrado por la brillantez del modernismo , lo adoptó, pero eliminó en seguida todo lo que el movimiento tenía de externo y hueco. Adoptó el simbolismo porque le permitía establecer un doble sistema expresivo: el que la palabra tiene por sí misma y el que el poeta le concede como expresión de su mundo personal. </li></ul>
  17. 17. Símbolos machadianos <ul><li>Concedió al agua la representación de la vida: </li></ul><ul><ul><li>Las fuentes: nacimiento e infancia. </li></ul></ul><ul><ul><li>Los ríos: transcurrir del tiempo. </li></ul></ul><ul><ul><li>El mar la muerte. </li></ul></ul><ul><li>Concedió al caminante el valor de la propia condición del hombre que se busca a sí mismo, a los demás o a Dios. </li></ul><ul><ul><li>Al camino el valor de la existencia en este mundo. </li></ul></ul><ul><li>Galerías y espejos: etapas del conocimiento propio y ajeno. </li></ul>
  18. 18. Símbolos machadianos <ul><li>El crepúsculo, el atardecer simbolizan esa hora de reflexión en que el hombre se entrega a su propia soledad. </li></ul><ul><li>El naranjo y el limonero se asocian a sus recuerdos de infancia. </li></ul>
  19. 19. SOLEDADES
  20. 20. VI Fue una clara tarde, triste y soñolienta tarde de verano. La hiedra asomaba al muro del parque, negra y polvorienta... La fuente sonaba. Rechinó en la vieja cancela mi llave; con agrio ruido abrióse la puerta de hierro mohoso y, al cerrarse, grave golpeó el silencio de la tarde muerta. En el solitario parque, la sonora copla borbollante del agua cantora me guió a la fuente. La fuente vertía sobre el blanco mármol su monotonía. (...)
  21. 21. XI Yo voy soñando caminos de la tarde. !Las colinas doradas, los verdes pinos, las polvorientas encinas!...¡ ¿Adónde el camino irá? Yo voy cantando viajero A lo largo del sendero... -La tarde cayendo está-. “ En el corazón tenía la espina de una pasión; logré arrancármela un día: ya no siento el corazón.” Y todo el campo un momento se queda, mudo y sombrío, meditando. Suena el viento en los álamos del río. La tarde más se oscurece; y el camino que serpea y débilmente blanquea, se enturbia y desaparece. Mi cantar vuelve a plañir: “ Aguda espina dorada, quién te pudiera sentir en el corazón clavada.”
  22. 22. Soledades, Galerías y Otros Poemas <ul><li>En 1903 publicó la primera edición con el título de “Soledades”. </li></ul><ul><li>En 1907 publica la 2ª edición, ahora con el título de “Soledades, Galerías y Otros Poemas”. El núcleo inicial de cuarenta poemas se amplía con otras treinta y seis composiciones. </li></ul><ul><li>En esta segunda edición Machado retiró los poemas que representaban los rasgos más externos del Modernismo. Adoptó del Modernismo sólo algunas de sus características. </li></ul>
  23. 23. Soledades, Galerías y Otros Poemas <ul><li>Por ejemplo, el simbolismo: el sueño, la tarde, la fuente, el agua, etc. Machado intenta sugerir a través de la simbología del paisaje las más profundas e intensas sensaciones. </li></ul><ul><li>Aunque no es difícil encontrar algunos rasgos modernistas en el ritmo, la métrica; la poesía de “Soledades” tiene como tema principal la búsqueda de sí mismo en el tiempo, en el amor, en la muerte, en el sueño, o en un Dios impreciso. </li></ul>
  24. 24. Campos de Castilla 1912, 1917                  
  25. 25. El río Duero a su paso por Soria
  26. 26. VIII <ul><li>He vuelo a ver los álamos dorados, </li></ul><ul><li>álamos del camino en la ribera </li></ul><ul><li>del Duero, entre San Polo y San [Saturio, </li></ul><ul><li>Tras las murallas viejas </li></ul><ul><li>De Soria –barbacana </li></ul><ul><li>Hacia Aragón, en castellana tierra-. </li></ul><ul><li>Estos chopos del río, que acompañan </li></ul><ul><li>Con el sonido de sus hojas secas </li></ul><ul><li>El son del agua, cuando el viento [sopla, </li></ul><ul><li>Tienen en sus cortezas </li></ul><ul><li>Grabadas iniciales que son nombres </li></ul><ul><li>De enamorados, cifras que son [fechas. </li></ul>
  27. 27. VIII <ul><li>!Álamos del amor que ayer tuvisteis </li></ul><ul><li>De ruiseñores vuestras ramas llenas; </li></ul><ul><li>Álamos que seréis mañana liras </li></ul><ul><li>Del viento perfumado en primavera; </li></ul><ul><li>Álamos del amor cerca del agua </li></ul><ul><li>Que corre y pasa y sueña, </li></ul><ul><li>Álamos de las márgenes del Duero, </li></ul><ul><li>Conmigo vais, mi corazón os lleva! </li></ul>
  28. 28. CXXI <ul><li>Allá en las tierras altas, </li></ul><ul><li>Por donde traza el Duero </li></ul><ul><li>Su curva de ballesta </li></ul><ul><li>En torno a Soria, entre plomizos [cerros </li></ul><ul><li>Y manchas de raídos encinares, </li></ul><ul><li>Mi corazón está vagando en sueños... </li></ul><ul><li>¿No ves, Leonor, los álamos del río </li></ul><ul><li>Con sus ramajes yertos? </li></ul><ul><li>Mira el Moncayo azul y blanco; dame </li></ul><ul><li>Tu mano y paseemos. </li></ul><ul><li>Por estos campos de la tierra mía, </li></ul><ul><li>Bordados de olivares polvorientos, </li></ul><ul><li>Voy caminando solo, </li></ul><ul><li>Triste, cansado, pensativo y viejo. </li></ul>
  29. 29. Campos de Castilla 1912-1917 <ul><li>Apareció por primera vez en 1912, unos meses antes de morir Leonor. </li></ul><ul><li>En 1917 apareció de nuevo en la edición de sus “Poesías Completas, incrementado con algunos poemas. Es un libro de poemas sujeto a revisión por el propio autor, redactado en tres ciudades diferentes: Soria, Madrid y Baeza. </li></ul>
  30. 30. Campos de Castilla Soria <ul><li>El estado de ánimo de Machado es muy diferente a la hora de escribir unos y otros poemas. </li></ul><ul><ul><li>El paisaje soriano despierta en Machado sensaciones diversas: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>Poemas paisajísticos </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Coincide con Unamuno y Azorín en considerar el paisaje como vehículo para descubrir el alma de España. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Poemas en los que lanza una dura crítica hacia España y sus gentes </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>Los que se refieren a Leonor revelan, primero la preocupación por su salud y, después la tristeza por su muerte. </li></ul></ul>
  31. 31. CXXIX <ul><li>Señor, ya me arrancaste lo que yo más quería. </li></ul><ul><li>Oye otra vez, Dios mío, mi corazón clamar. </li></ul><ul><li>Tu voluntad se hizo, Señor, contra la mía. </li></ul><ul><li>Señor, ya estamos solos mi corazón y el mar. </li></ul>
  32. 32. CXXVII Otro viaje <ul><li>Ya en los campos de Jaén, </li></ul><ul><li>Amanece. Corre el tren </li></ul><ul><li>Por sus brillantes rieles, </li></ul><ul><li>Devorando matorrales, </li></ul><ul><li>Alcaceles, </li></ul><ul><li>Terraplenes, pedregales, </li></ul><ul><li>Olivares, caseríos, </li></ul><ul><li>Praderas y cardizales, </li></ul><ul><li>Montes y valles sombríos. </li></ul><ul><li>Tras la turbia ventanilla, </li></ul><ul><li>Pasa la devanadera. </li></ul><ul><li>La luz en el techo brilla </li></ul><ul><li>De mi vagón de tercera. </li></ul><ul><li>Entre nubarrones blancos, </li></ul><ul><li>Oro y grana; </li></ul><ul><li>La niebla de la mañana </li></ul><ul><li>Huyendo de los barrancos. </li></ul><ul><li>!Este insomne sueño mío! </li></ul><ul><li>!Este frío </li></ul><ul><li>De un amanecer en vela!... </li></ul><ul><li>Resonante, </li></ul><ul><li>Jadeante, </li></ul><ul><li>Marcha el tren. El campo vuela. </li></ul><ul><li>Enfrente de mí, un señor </li></ul><ul><li>Sobre su manta dormido; </li></ul><ul><li>Un fraile y un cazador </li></ul><ul><li>-el perro a sus pies tendido-. </li></ul><ul><li>Yo contemplo mi equipaje, </li></ul><ul><li>Mi viejo saco de cuero; </li></ul><ul><li>Y recuerdo otro viaje </li></ul><ul><li>Hacia otras tierras del Duero. </li></ul>
  33. 33. CXXVII <ul><li>Otro viaje de ayer </li></ul><ul><li>Por la tierra castellana </li></ul><ul><li>-!pinos del amanecer </li></ul><ul><li>Entre Almazán y Quintana!- </li></ul><ul><li>!Y alegría </li></ul><ul><li>De un viajar en compañía! </li></ul><ul><li>!Y la unión </li></ul><ul><li>Que ha roto la muerte un día! </li></ul><ul><li>!Mano fría </li></ul><ul><li>Que aprietas mi corazón! </li></ul><ul><li>Tren, camina, silba, humea, </li></ul><ul><li>Acarrea </li></ul><ul><li>Tu ejército de vagones, </li></ul><ul><li>Ajetrea </li></ul><ul><li>Maletas y corazones. </li></ul><ul><li>Soledad, </li></ul><ul><li>Sequedad. </li></ul><ul><li>Tan pobre me estoy quedando </li></ul><ul><li>Que ya ni siquiera estoy </li></ul><ul><li>Conmigo, no sé si voy </li></ul><ul><li>Conmigo a solas viajando. </li></ul>
  34. 34. Campos de Castilla Baeza <ul><ul><li>Desde Baeza recuerda con nostalgia el paisaje soriano, sublimado con la distancia. Soria ya no es el paisaje real , ahora es el recuerdo de la tierra castellana y de Leonor. </li></ul></ul><ul><ul><li>Su paso por Andalucía lo pone en contacto con la España de los latifundios, la miseria, los caciques y los señoritos. Aparece la crítica social contra la España inmovilista, al tiempo que renace la esperanza de una España dinámica y emprendedora. </li></ul></ul><ul><ul><li>Se observa también la influencia de los estudios de filosofía que cursó Machado en Baeza y que hicieron girar su poesía cada vez más hacia la preocupación filosófica. </li></ul></ul>
  35. 35. Campos de Castilla Temas <ul><li>El propio Machado distinguió cuatro grupos de temas: </li></ul><ul><ul><li>Poesías de lo eterno humano: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>“ Un loco” </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>“ Las tierras de Alvargonzález” </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>De preocupación patriótica: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>El Dios ibero” </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>La serie escrita en Baeza: “El mañana efímero” </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>Del amor a la naturaleza: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>“ Campos de Soria” </li></ul></ul></ul>
  36. 36. Campos de Castilla Temas <ul><ul><li>Reflexiones acerca de los enigmas del hombre y del mundo: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>“Proverbios y cantares” </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>“ Parábolas” </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Poemas intimistas </li></ul></ul></ul><ul><li>A esta clasificación habría que añadir: </li></ul><ul><ul><li>“ Cancionero a Leonor” es un cancionero post mortem escrito prácticamente en Baeza. </li></ul></ul><ul><ul><li>La serie de “Elogios” a distintos escritores amigos. </li></ul></ul>
  37. 37. CXXXVI Proverbios y Cantares <ul><li>I </li></ul><ul><li>Nunca perseguí la gloria </li></ul><ul><li>Ni dejar en la memoria </li></ul><ul><li>De los hombres mi canción; </li></ul><ul><li>Yo amo los mundos sutiles, </li></ul><ul><li>Ingrávidos y gentiles </li></ul><ul><li>Como pompas de jabón. </li></ul><ul><li>Me gusta verlos pintarse </li></ul><ul><li>De sol y grana, volar </li></ul><ul><li>Bajo el cielo azul, temblar </li></ul><ul><li>Súbitamente y quebrarse. </li></ul><ul><li>XXI </li></ul><ul><li>Ayer soñé que veía </li></ul><ul><li>A Dios y con Dios hablaba; </li></ul><ul><li>Y soñé que Dios me oía... </li></ul><ul><li>Después soñé que soñaba. </li></ul><ul><li>LIII </li></ul><ul><li>Ya hay un español que quiere </li></ul><ul><li>Vivir y a vivir empieza, </li></ul><ul><li>Entre una España que muere </li></ul><ul><li>Y otra España que bosteza. </li></ul><ul><li>Españolito que vienes </li></ul><ul><li>Al mundo te guarde Dios. </li></ul><ul><li>Una de las dos Españas </li></ul><ul><li>Ha de helarte el corazón. </li></ul>
  38. 38. 1925
  39. 39. CLXI Proverbios y Cantares <ul><li>VIII </li></ul><ul><li>Hoy es siempre todavía. </li></ul><ul><li>XV </li></ul><ul><li>Busca a tu complementario, </li></ul><ul><li>Que marcha siempre contigo, </li></ul><ul><li>Y suele ser tu contrario. </li></ul><ul><li>XLIX </li></ul><ul><li>¿Dijiste media verdad? </li></ul><ul><li>Dirán que mientes dos veces </li></ul><ul><li>Si dices la otra mitad. </li></ul><ul><li>LIII </li></ul><ul><li>Tras el vivir y el soñar, </li></ul><ul><li>Está lo que más importa: </li></ul><ul><li>Despertar. </li></ul>
  40. 40. Nuevas Canciones 1925 <ul><li>Componen este libro reflexiones a manera de proverbios, poesía intimista dedicada al recuerdo de Leonor y a un nuevo amor que quizá sea “Guiomar”, rememora el paisaje castellano y comienza a cultivar la poesía social. </li></ul>
  41. 42. Poesías completas 1928,1933,1936 <ul><li>Publicará sus nuevos poemas en las distintas ediciones de Poesías Completas </li></ul><ul><ul><li>De las últimas composiciones destacan: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>“ Canciones a Guiomar” </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>“ Poesías de Guerra” </li></ul></ul></ul>
  42. 43. Prosa <ul><li>“ Por mucho que valga un hombre, nunca tendrá valor más alto que el de ser hombre”. </li></ul>
  43. 44. Prosa <ul><li>En sus Proverbios y en sus obras en prosa las preocupaciones de Machado son abiertamente filosóficas: </li></ul><ul><ul><li>Dios </li></ul></ul><ul><ul><li>El problema del conocimiento </li></ul></ul><ul><ul><li>La relación con lo demás (la llamada teoría de la otredad </li></ul></ul>
  44. 45. De un cancionero apócrifo Juan de Mairena <ul><li>Esas preocupaciones filosóficas y estéticas se recogen en “ De un cancionero apócrifo ” ( Nuevas Canciones , 1925) y Juan de Mairena (1936) </li></ul><ul><ul><li>Crea dos personajes, Abel Martín y Juan de Mairena, quienes expresan sus puntos de vista sobre temas como el ser y la realidad, la crítica poética y las relaciones entre poesía y filosofía. </li></ul></ul><ul><ul><li>Juan de Mairena aparece como discípulo de Abel Martín en “De un cancionero apócrifo”. Más tarde Mairena adquiere protagonismo y escribe Juan de Mairena. </li></ul></ul>
  45. 46. Anexos
  46. 47. Modernismo <ul><li>La literatura modernista se caracteriza por: </li></ul><ul><ul><li>La diversidad de influencias: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>De los románticos: actitud de rechazo a la realidad, el individualismo, subjetivismo, preferencia por ambientes decadentes. </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>Del parnasianismo y el simbolismo hereda el gusto por la perfección formal, el uso de símbolos sugerentes y la identificación entre los sentimientos y el paisaje exterior. </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>Los temas de raíz romántica: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>El rechazo y el desarraigo del presente, que se resuelve mediante la evasión o el intimismo. </li></ul></ul></ul><ul><ul><li>El estilo es muy sensorial (musicalidad, cromatismo, plasticidad) </li></ul></ul>
  47. 48. Simbolismo <ul><li>El objetivo de la literatura es expresar los sentimientos a través de símbolos. Aspira a captar las correspondencias entre el alma y el paisaje, y a comprender el mundo más allá de las apariencias externas. Para transmitir un sentimiento de melancolía o tristeza, los simbolistas prefieren mostrar “un viejo parque desierto” (Verlaine)que sugiere ese estado de ánimo. Así se confunde el paisaje exterior y el “paisaje interior”. Predomina el tono triste y sentimental. </li></ul>
  48. 49. Institución Libre de Enseñanza <ul><li>La Institución Libre de Enseñanza fue fundada en 1876 por un grupo de catedráticos (entre los que se encontraban Francisco Giner de los Ríos, Gumersindo de Azcárate y Nicolás Salmerón), separados de la Universidad por defender la libertad de cátedra y negarse a ajustar sus enseñanzas a los dogmas oficiales en materia religiosa, política o moral. </li></ul>
  49. 50. Institución Libre de Enseñanza <ul><li>Ello los obligó a proseguir su tarea educadora al margen de los centros universitarios del Estado, mediante la creación de un establecimiento educativo privado, cuyas primeras experiencias se orientaron hacia la enseñanza universitaria y, después, a la educación primaria y secundaria. </li></ul>
  50. 51. Institución Libre de Enseñanza Organismos <ul><li>Bajo la influencia de Giner y la Institución se emprendieron desde organismos públicos importantes reformas en los terrenos jurídico, educativo y social, y se crearon organismos como: </li></ul><ul><ul><li>El Museo Pedagógico </li></ul></ul><ul><ul><li>La Junta para Ampliación de Estudios de la que dependían: </li></ul></ul><ul><ul><ul><li>El Centro de Estudios Históricos </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>El Instituto Nacional de Ciencias Físico-Naturales </li></ul></ul></ul><ul><ul><ul><li>La Residencia de Estudiantes. </li></ul></ul></ul>
  51. 52. BIBLIOGRAFÍA <ul><li>Antonio Machado Soledades, Galerías y Otros Poemas. htm </li></ul><ul><li>Álbum iconográfico de Antonio Machado. htm </li></ul><ul><li>Castro, Josefa y otros, Literatura Española e Hispanoamericana. COU . Teide. Barcelona, 1991 </li></ul>
  52. 53. BIBLIOGRAFÍA <ul><li>Blecua, Alberto, Literatura. Bachillerato. Santillana . Madrid, 1997 </li></ul><ul><li>Alvar, Manuel, edición de Antonio Machado. Poesías Completas. Editorial Espasa Calpe, Colección Austral. Madrid, 1998 </li></ul>

×