Poemas sobre el árbol

95,093 views

Published on

6 Comments
1 Like
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
95,093
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1,046
Actions
Shares
0
Downloads
108
Comments
6
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Poemas sobre el árbol

  1. 1. XV SEMANA VERDE Recital Poético
  2. 2. LA DANZA DE LA VIDA <ul><li>Mil almas se alzan con vigor </li></ul><ul><li>Mientras la brisa besa sus hojas </li></ul><ul><li>Susurrando letanías a los mudos troncos. </li></ul><ul><li>Contra el encarnado anochecer estival </li></ul><ul><li>Se recorta su baile: </li></ul><ul><li>El melancólico sauce </li></ul><ul><li>Traza círculos de escarcha </li></ul><ul><li>Con su queda danza. </li></ul><ul><li>El milenario roble, sobrio y estático, </li></ul><ul><li>Alienta a los retoños con su verde fulgor. </li></ul><ul><li>Todos al unísono aúllan y se retuercen </li></ul><ul><li>Alzando sus manos a un cielo multicolor. </li></ul><ul><li>Mientras, el mar cincela la roca </li></ul><ul><li>Con sus estallidos irisados </li></ul><ul><li>Alzados al manto celestial </li></ul><ul><li>Y la luna se condensa risueña </li></ul><ul><li>Acariciando el ocaso. </li></ul>
  3. 3. LA ÚLTIMA HOJA CAE <ul><li>Su último aliento vital expira </li></ul><ul><li>Con la caída de la última hoja. </li></ul><ul><li>El invierno llega y extiende sus dedos </li></ul><ul><li>Hacia el nudoso anciano moribundo. </li></ul><ul><li>Aun canta el viento en su hueco corazón, </li></ul><ul><li>Sus brazos se aferran altos a la luz de la vida; </li></ul><ul><li>Sus raíces hondas son en las entrañas de la tierra. </li></ul><ul><li>Seco, su gris tronco, cruje quedo </li></ul><ul><li>Una salmodia dirigida al infinito. </li></ul><ul><li>Él yace en el suelo observando el vacío. </li></ul><ul><li>No duda, sonríe, besa a la muerte en los labios. </li></ul><ul><li>Al eco lejano de su muerte, responderán otros </li></ul><ul><li>Y su luz se apagará </li></ul><ul><li>En el autodestructivo remolino de la memoria. </li></ul><ul><li>Las campanas claman por ti </li></ul><ul><li>Y sólo el olvido te recordará. </li></ul>
  4. 4. BAOBAB <ul><li>Torre de ramas y hojas, </li></ul><ul><li>Guardián de los secretos </li></ul><ul><li>Que en mi casa encierro, </li></ul><ul><li>Señor de las alturas. </li></ul><ul><li>Fuente de negras sombras </li></ul><ul><li>Magia oscura y pura </li></ul><ul><li>En tu abrupta corteza </li></ul><ul><li>Es la que se oculta. </li></ul><ul><li>Protector contra la lluvia, </li></ul><ul><li>Vigilante que velas </li></ul><ul><li>Por la vida futura, </li></ul><ul><li>Salvación de cuantiosas </li></ul><ul><li>Vidas que en ti moran… </li></ul><ul><li>Mucho tiempo ha de pasar </li></ul><ul><li>¡Guardián de Gaia serás! </li></ul>
  5. 5. EL AÑO DE MI ÁRBOL <ul><li>Fuente de inagotable oxígeno </li></ul><ul><li>que respiramos cada día. </li></ul><ul><li>Verde en la primavera, verde, </li></ul><ul><li>verde cuando florecía. </li></ul><ul><li>Sereno, descansa tranquilo </li></ul><ul><li>mientras la brisa veraniega </li></ul><ul><li>de una intrigante energía </li></ul><ul><li>llamaba de puerta en puerta </li></ul><ul><li>susurrando el mediodía. </li></ul><ul><li>El bochorno del verano </li></ul><ul><li>auguraba el aserradero </li></ul><ul><li>que se iba preparando </li></ul><ul><li>pensando en su cuerpo entero. </li></ul><ul><li>El verano iba pasando, </li></ul><ul><li>ya el otoño llegaba, </li></ul><ul><li>el calor se iba marchando, </li></ul><ul><li>llegaba la lloviznada. </li></ul>
  6. 6. EL AÑO DE MI ÁRBOL <ul><li>Sus brazos se envejecían, </li></ul><ul><li>al tinte llevaba el pelo, </li></ul><ul><li>cambiaba su tono verdoso </li></ul><ul><li>por un castaño de tono incierto. </li></ul><ul><li>Calvo se estaba quedando, </li></ul><ul><li>su pelo caía entero, </li></ul><ul><li>los brazos estaban desnudos, </li></ul><ul><li>el frío se acercaba de nuevo. </li></ul><ul><li>Con el paso del otoño </li></ul><ul><li>llegaba el frío perpetuo. </li></ul><ul><li>Aquí está el susodicho, </li></ul><ul><li>aquí está el invierno. </li></ul><ul><li>Cubierto de nieve se hallaba, </li></ul><ul><li>un año pasó entero, </li></ul><ul><li>muy pronto llegaría </li></ul><ul><li>un próspero año nuevo. </li></ul>
  7. 7. LAS ESTACIONES <ul><li>Una verde hoja por el aire planeando, </li></ul><ul><li>El frío invernal en triste retrato de muerte </li></ul><ul><li>La va transformando. </li></ul><ul><li>Una hoja, verde canalón, </li></ul><ul><li>Por el que discurre el alegre rocío. </li></ul><ul><li>Al llegar la primavera </li></ul><ul><li>La lluvia deja un sentimiento de hastío. </li></ul><ul><li>Estación seca, sol dorado. </li></ul><ul><li>Una hoja observa a los animales </li></ul><ul><li>Pastando en el espeso prado. </li></ul><ul><li>Una hoja está triste, </li></ul><ul><li>Ya su vestido no es verde, </li></ul><ul><li>Un río que llega al mar, </li></ul><ul><li>Otra vida que se pierde. </li></ul>
  8. 8. CENTENARIO <ul><li>Raíces a la tierra forjadas, </li></ul><ul><li>tronco grueso y fuerte, </li></ul><ul><li>ramas largas desplegadas. </li></ul><ul><li>Cien años cumple su cuerpo </li></ul><ul><li>mientras llueve fuerte, </li></ul><ul><li>mientras sopla el viento. </li></ul><ul><li>Ve su muerte ya de cerca, </li></ul><ul><li>ya su vida se apaga </li></ul><ul><li>cuando la niebla lo tapa. </li></ul><ul><li>Un rayo lo atraviesa, </li></ul><ul><li>en sus hojas nace una llama, </li></ul><ul><li>el fuego crece mientras llega la calma. </li></ul><ul><li>Las cenizas recuerdan su figura </li></ul><ul><li>y una niña llora </li></ul><ul><li>en tan improvisada sepultura. </li></ul>
  9. 9. VERDE SUSPIRO <ul><li>En verdes hojas </li></ul><ul><li>Y áspera corteza </li></ul><ul><li>Yace el espíritu </li></ul><ul><li>De la naturaleza. </li></ul><ul><li>En sus esbeltas ramas </li></ul><ul><li>Todo lo representa </li></ul><ul><li>Pues incluso lo que es vida, </li></ul><ul><li>En la oscuridad, </li></ul><ul><li>Hasta la muerte aparenta. </li></ul>
  10. 10. EL ÁRBOL SONREÍA <ul><li>Las ramas envejecidas </li></ul><ul><li>Se agitaban con alegría </li></ul><ul><li>Y sus marrones hojas </li></ul><ul><li>Correteaban por el viento. </li></ul><ul><li>En sus marchitadas flores de otoño </li></ul><ul><li>Mariposas volaban sin esclavitud </li></ul><ul><li>Sometidas a la única preocupación </li></ul><ul><li>De vivir en libertad. </li></ul><ul><li>Un soplo de octubre </li></ul><ul><li>Acariciaba su tupida copa </li></ul><ul><li>Y el viejo árbol sonreía </li></ul><ul><li>Consciente de que, sin él, </li></ul><ul><li>Sería imposible la vida. </li></ul>
  11. 11. ÁRBOL CAÍDO <ul><li>Atrás queda la copa pletórica </li></ul><ul><li>Que desafiaba la cuna de los ángeles. </li></ul><ul><li>Llena ahora de secas ramas, </li></ul><ul><li>Mucha sangre ha vertido, </li></ul><ul><li>Le ha alcanzado el filo. </li></ul><ul><li>Muerto ha el árbol por un mal nacido. </li></ul><ul><li>Alfombra de secas hojas se extiende </li></ul><ul><li>Como una sierpe hambrienta de maldades. </li></ul><ul><li>Sueños rotos, crujir de sentimientos, </li></ul><ul><li>Deseos que lleva el viento </li></ul><ul><li>Y no devuelve con el tiempo. </li></ul><ul><li>Ya no se oye a los niños jugando. </li></ul><ul><li>El sonido, el árbol se lo ha llevado. </li></ul><ul><li>Atrás quedan las ilusiones pasadas </li></ul><ul><li>De los niños que un día jugaban. </li></ul>
  12. 12. RECUERDO DE LA INFANCIA <ul><li>Recuerdo con nostalgia un frondoso lugar </li></ul><ul><li>Al que intensamente llegué a amar. </li></ul><ul><li>Fue culpa de un árbol alto como el cielo, </li></ul><ul><li>Un sauce que guardo en mí con anhelo. </li></ul><ul><li>A aquel sauce llorón </li></ul><ul><li>Recurrí en mi perdición. </li></ul><ul><li>Cuando estaba decaído </li></ul><ul><li>Él fue mi único amigo. </li></ul><ul><li>La mudanza se presentó </li></ul><ul><li>Y me fui sin despedirme </li></ul><ul><li>Del amigo que en mí confió. </li></ul><ul><li>Un día vuelvo… y no hallo </li></ul><ul><li>Más que un vacío prado </li></ul><ul><li>Por el fuego desbastado . </li></ul>
  13. 13. SUBIENDO POR LOS BELLOS CAMPOS <ul><li>Subiendo por los bellos campos </li></ul><ul><li>repletos de hermosas flores, </li></ul><ul><li>cruzando lagos cristalinos </li></ul><ul><li>donde los animales del bosque </li></ul><ul><li>descansaban. </li></ul><ul><li>Más arriba, en la cima de la colina, </li></ul><ul><li>se podía llegar a ver </li></ul><ul><li>un gran árbol que deslumbraba </li></ul><ul><li>por los rayos del sol. </li></ul><ul><li>Un árbol lleno de vida, </li></ul><ul><li>con hermosas flores blancas </li></ul><ul><li>a su alrededor, </li></ul><ul><li>ramas largas, repletas </li></ul><ul><li>de grandes hojas verdes. </li></ul><ul><li>No sé cuánto tiempo me quedé </li></ul><ul><li>observándolo, </li></ul><ul><li>lo único que sé </li></ul><ul><li>es que no podía dejar </li></ul><ul><li>de contemplar su belleza. </li></ul>
  14. 14. GRACIAS <ul><li>Y llegan las flores a sus copas </li></ul><ul><li>que hacen de ellas </li></ul><ul><li>grandes nubes de colores </li></ul><ul><li>pues de brillo y colorido </li></ul><ul><li>iluminan nuestras miradas </li></ul><ul><li>y llenan de calor nuestras almas. </li></ul><ul><li>Todo gira alrededor de ellos </li></ul><ul><li>y a ellos damos gracias </li></ul><ul><li>porque son los que nos alimentan, </li></ul><ul><li>los que nos enseñan, </li></ul><ul><li>los que nos medican </li></ul><ul><li>y los que nos abrigan, </li></ul><ul><li>pero, sobre todo, </li></ul><ul><li>los que nos dan la vida. </li></ul>
  15. 15. SIEMPRE ESPERÁNDOTE <ul><li>Tantas tardes a la sombra </li></ul><ul><li>De este ciprés alargado, </li></ul><ul><li>Esperando tus besos una vez más, </li></ul><ul><li>Sin respuesta otro día… </li></ul><ul><li>Hoy llueve, allí me resguardo, </li></ul><ul><li>Y luego me mojo pasada otra tarde, </li></ul><ul><li>Sin ti como muchas otras, </li></ul><ul><li>Al lado de mi ciprés alargado. </li></ul><ul><li>Esperando por ti, con la única compañía </li></ul><ul><li>De aquel árbol, que acabó siendo amigo, </li></ul><ul><li>Compañero de penas que nunca se mueve, </li></ul><ul><li>Siempre a mi lado siempre mi apoyo. </li></ul>
  16. 16. PROMESAS DE AMIGOS <ul><li>Oigo el sonido del agua cayendo, </li></ul><ul><li>respiro el aire procedente del paisaje. </li></ul><ul><li>Envuelta entre las sábanas blancas </li></ul><ul><li>recibo el calor del sol. </li></ul><ul><li>Y siento el fuerte impulso de observar </li></ul><ul><li>cada rama, cada hoja, cada flor abierta, </li></ul><ul><li>cada gota cristalina que cae de ellos cuidadosamente, </li></ul><ul><li>componiendo una melodía monótona y relajante. </li></ul><ul><li>Entonces mis ojos sienten la textura suave del suelo, </li></ul><ul><li>cada cabello se me eleva levemente por el viento </li></ul><ul><li>y mi mirada se clava totalmente </li></ul><ul><li>en aquellos seres verdes del fondo </li></ul><ul><li>a los que llamaban “árboles”. </li></ul><ul><li>Para mí, no son simplemente eso. </li></ul><ul><li>Para mí, cada uno expresa un sentimiento, un color... </li></ul><ul><li>Cada uno cuenta una historia </li></ul><ul><li>escrita por mí y mis amigos en nuestra infancia. </li></ul><ul><li>Para nosotros no eran simplemente árboles. </li></ul><ul><li>Para nosotros eran lazos de amistad... </li></ul><ul><li>que nos unían por siempre. </li></ul>
  17. 17. GRAN MONUMENTO VERDE <ul><li>Gran monumento verde </li></ul><ul><li>que anida en los bosques, </li></ul><ul><li>parques, </li></ul><ul><li>aceras. </li></ul><ul><li>De sus largos brazos </li></ul><ul><li>cae comida </li></ul><ul><li>que en forma de alimento </li></ul><ul><li>nos ayuda a vivir. </li></ul><ul><li>Nos protege de rayos de oro, </li></ul><ul><li>lágrimas del cielo </li></ul><ul><li>que en distintas estaciones </li></ul><ul><li>nos dan la bienvenida. </li></ul><ul><li>Gracias a ti, </li></ul><ul><li>monumento verde, </li></ul><ul><li>la vida es distinta, </li></ul><ul><li>mágica. </li></ul>
  18. 18. EL CIPRÉS TESTIGO <ul><li>Bajo la sombra de aquel ciprés </li></ul><ul><li>Estaba su rostro desmorecido. </li></ul><ul><li>El último latir de su corazón </li></ul><ul><li>Marcaba el final de un ser querido. </li></ul><ul><li>Cerraron su tumba y yo lloraba, </li></ul><ul><li>Como las ramas de aquel ciprés </li></ul><ul><li>Que rabiosamente el viento agitaba. </li></ul><ul><li>Allí su nombre grabado quedaba </li></ul><ul><li>Para toda la eternidad </li></ul><ul><li>Mientras que el sol lo alumbraba </li></ul><ul><li>Bajo la triste mirada </li></ul><ul><li>De aquel árbol de humanidad. </li></ul>

×