Formación Virtual o en Red
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Formación Virtual o en Red

on

  • 4,480 views

 

Statistics

Views

Total Views
4,480
Views on SlideShare
4,480
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
33
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Formación Virtual o en Red Formación Virtual o en Red Document Transcript

  • Formación virtual o en Red La utilización de las TIC demanda “considerar más alternativas de interacción con los alumnos, con el consecuente aumento del grado de impredecibilidad (mucho mayor que con los recursos convencionales)” (Cukierman et al, 2009: 110). ¿Qué cambia cuando la clase pasa de ser presencial a ser en línea? La comunicación cambia de un formato verbal a uno escrito y las habilidades de escritura se fortalecen durante el proceso de aprendizaje. Siguiendo a Prieto Castillo (1999): “En los sistemas de educación a distancia la mediación pedagógica se da a través de los textos y otros materiales puestos a disposición del estudiante. Eso supone que los mismos son pedagógicamente diferentes de los materiales utilizados en la educación presencial y, por supuesto, mucho más con respecto a los documentos científicos”. ¿Qué entendemos por formación virtual o en red? Es la formación en modalidad a distancia que utiliza “la red” como medio tecnológico para la distribución de la información, como así también posibilita la comunicación entre alumnos y profesores a través de diferentes herramientas tanto sincrónicas como asincrónicas. Siguiendo a Cabero (2006), entre las características más significativas de la formación en red, podemos mencionar: • Conexión profesor-alumno separados por el tiempo y el espacio. • Aprendizaje flexible y muy apoyado en tutorías. • Utilización de diferentes herramientas de comunicación (foros, comunidades y redes de aprendizaje, blogs, mensajería instantánea). • Combinación de diferentes materiales (multimediales, hipertextuales, visuales, etc.). Sin embargo: • Existe aún poca experiencia en formación en Red. • No siempre se disponen de los recursos estructurales y organizativos para su implementación y funcionamiento. También se le atribuye a la modalidad virtual una serie de desventajas, muchas de ellas generadas por el error de querer trasladar a estos nuevos entornos formativos principios aplicados en la modalidad presencial. Podemos afirmar que, en gran parte, estos inconvenientes devienen de una problemática de carácter cultural y social. Paola A. Dellepiane – Marzo 2010 1
  • Formación virtual o en Red Entre las desventajas que suelen mencionarse, tenemos:  Se requiere más tiempo de dedicación por parte del profesor.  Se precisa de unas mínimas competencias tecnológicas de los participantes, tanto de alumnos como de profesores.  Se requiere que los alumnos tengan habilidades para el aprendizaje autónomo y la autogestión de los tiempos.  Supone problemas de seguridad y de autentificación por parte de los alumnos.  Supone baja calidad de los contenidos de la propuesta formativa. Para garantizar el desarrollo exitoso de una acción formativa en la modalidad virtual, debemos considerar una serie de variables, y que deben percibirse en interacción y no en forma aislada. En el siguiente esquema presentamos estas variables: Contenido Comunida s d Virtual Profeso r Estrategia s Alumn Formación Virtual o o en Red Herramientas de comunicació E- Actividades Modelos Aspectos de organizativo evaluació s Figura 1: Variables de la formación en Red. Esquema adaptado de Cabero (2006). Bases pedagógicas del e-learning. (p. 5) Del esquema, podemos extraer como una primera reflexión que, si bien “la tecnología es la que da comienzo a la acción formativa, y debe ser lo más amigable y flexible posible, pero en sí misma no es la variable crítica del sistema” (Cabero, 2006: 5, op. cit.). Nos detendremos en las variables educativas, que son las que nos llevarán a determinar qué y cómo queremos hacerlo, las que nos marcarán la calidad y el éxito de un proyecto de formación en red. En este artículo nos centraremos en el papel del alumno en el modelo de enseñanza en Red, como así también sus características distintivas que influyen en su aprendizaje. Paola A. Dellepiane – Marzo 2010 2
  • Formación virtual o en Red Según Meyer (2002), los estudiantes más introvertidos son los que obtienen mejores rendimientos, ya que se sienten más cómodos en esta modalidad, pero por otra parte, no todos tienen actitudes ni eligen este tipo de formación por preferir una formación “cara a cara”. Podemos pensar en varias características que se encuentran en los alumnos que comienzan una formación dentro de un aula virtual. Entre ellas podemos distinguir: • Falta de experiencia en el modelo virtual de enseñanza. • Desconocimiento de las propias habilidades y capacidades personales para aprender a distancia. • Carencia de criterio para distinguir la información importante de la accesoria. • Deficiente o nula interacción con el docente y tutor y/o los compañeros del curso. El conjunto de estas características las podemos agrupar en tres categorías: - Las provenientes de la motivación. - Las diferencias individuales originadas de los diferentes estilos de aprendizaje. - Las diferencias por el conocimiento del medio (Internet, herramientas telemáticas, etc.). Desde la perspectiva de la motivación, podemos definir una motivación extrínseca, previa a comenzar un curso a través de la Red, y otra intrínseca, aquella que puede originarse durante el proceso de aprendizaje a distancia a través de Internet. Quizás convenga, dado el contexto en que nos encontramos, detenernos en la motivación intrínseca que se genera durante el desarrollo del curso. Este tipo de motivación se centra en la “actitud” del alumno entre el aprendizaje en el entorno virtual, conocido, pero que aún no vincula a un contexto de educación formal como puede ser la Universidad. ¿Qué podemos hacer entonces como docentes y responsables del curso? Debemos asegurarnos un seguimiento diario de la actividad del alumno a través de las herramientas de comunicación y recursos de interacción, disponibles en la plataforma o en la Web, de manera de facilitar la comprensión de los materiales dispuestos y la realización las actividades propuestas en los tiempos planificados. Si nos centramos en el modo en que un alumno puede procesar la información obtenida para transformarla en conocimiento, tenemos que analizar cómo se asimila dicha información. Básicamente se produce por tres canales, con características propias: Paola A. Dellepiane – Marzo 2010 3
  • Formación virtual o en Red • Visual: “necesita verlo para aprehenderlo”, surgen dificultades de comprensión con instrucciones de tipo verbal, se distrae fácilmente con sonidos, tiene dificultades para seguir conferencias o clases magistrales. • Auditivo: prefiere obtener la información en “forma verbal”, suele plantear problemas a la hora de “leer” la comunicación no-verbal o lenguaje corporal. • Kinestésico: prefiere aprender “haciendo”, aprende mejor cuando hay algún tipo de actividad física o de movimiento integrada. Estar atentos a estas características nos permite conocer el perfil perceptivo de nuestros alumnos, como así también plantearnos ajustes en el diseño de los materiales en función de dichas necesidades e integrando didácticamente herramientas de comunicación sincrónicas y asincrónicas para potenciar las relaciones interpersonales e intercambios de información entre docentes y alumnos. Para ello, es importante tener en cuenta las siguientes acciones durante el desarrollo de una clase virtual:  Ayudar a marcar el ritmo de estudio.  Incorporar ejemplos o lecturas que complementen los contenidos desarrollados.  Sugerir actividades optativas.  Abrir, desarrollar, explicar, ideas o conceptos que estén demasiado condesados en el material. Debemos entonces utilizar todos los métodos disponibles y adaptarlos a los distintos estilos de aprendizaje de nuestros alumnos. Los ambientes virtuales permiten generar actividades con flexibilidad en el tiempo y en la ubicación de los participantes, llegando a ser más interactivas y personalizadas. Paola A. Dellepiane – Marzo 2010 4
  • Formación virtual o en Red Referencias - Cabero Almenara (2006). Bases pedagógicas del e-learning. Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento. Vol. 3 Nro. 1. UOC [Fecha de consulta: 04/01/10]. <http://www.uoc.edu/rusc/3/1/dt/esp/cabero.pdf > ISSN 1698-580X. - Cukierman, U., Rozenhauz, J., Santángelo, H. (2009). Tecnología educativa. Recursos, modelos y metodologías. 1era. Edición. Prentice Hall-Pearson Education. Argentina. - Santoveña Casal, S. (2005). Criterios de calidad para la Evaluación de los cursos virtuales. Publicado en línea. Granada (España). Revista Etic@net. Año II Nro. 4. [Fecha de consulta: 04/01/10]. <http://www.ocv.org.mx/contenido/articulos/articulo01_sept2005.pdf > ISSN: 1695-324X, pag. 18-36. Paola A. Dellepiane – Marzo 2010 5