Libro De MetodologíA

25,520
-1

Published on

4 Comments
7 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
25,520
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
966
Comments
4
Likes
7
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Libro De MetodologíA

  1. 1. METODOLOGÍA DEL TRABAJO INTELECTUAL OSCAR LOPEZ REGALADO 2010
  2. 2. METODOLOGÍA DEL TRABAJO INTELECTUAL 2
  3. 3. Sesión PRESENTACIÓN Actualmente las nuevas generaciones se enfrentan a grandes cantidades de información y como consecuencia a desarrollar mayores aprendizajes, por lo que es necesario que los estudiante de hoy deban desarrollar un conjunto de capacidades que les permita afrontar los problemas de aprendizaje. La implementación del presente documento contiene una serie aspectos conceptuales que contribuirán a mejorar sus capacidades de manera sencilla y fácil, a fin de entender y comprender lo que pretenden aprender. El documento denominado Metodología del Trabajo Intelectual pretende cumplir con el propósito de sugerirte una orientación en cuanto a tu desenvolvimiento como estudiante universitario, mejorando tus procesos de estudio, comprensión, aprovechando tus estilos de aprendizaje, los diferentes métodos de estudio, técnicas de estudio, de organización, que son aplicados como herramientas básicas para hacer investigación y estrategias metacognitivas para aprender a aprender, aprender a pensar y aprender a ser, y prevenir así sus dificultades de aprendizaje en la institución educativa y en la vida. El presente documento se estructura en base a trece sesiones, siendo la primera relacionada al quehacer universitario, que trata sobre las funciones, fines e identidad universitaria, la segundo sesión trata de la organización del estudio, siendo de vital importancia el saber organizar el estudio, la tercera sesión, describe los problemas de estudio que afrontan la mayoría de estudiantes, la cuarta sesión, se refiere a la comprensión de la lectura abordándose sub temas de niveles y estrategias de comprensión lectora, la quinta sesión, trata de los estilos de aprendizaje y metacognición, la sexta aborda el tema de los métodos de estudio por comprensión, la séptima sesión, trata de las técnicas del fichaje y estilos bibliográficos (APA), la octava sesión, describe abordará las técnicas de estudio como la lectura, toma de apuntes, subrayado y resumen, en la novena y décima sesión se describe sobre las técnicas de organización como son los mapas conceptuales y mapas mentales, la onceava sesión, está referido a la investigación científica, donde se tocará sub temas de procesos y tipos de investigación, la doceava sesión es el plan de investigación y finalmente en la treceava sesión se trata de clarificar aspectos conceptuales de la investigación bibliográfica. En tus manos dejo estimado amigo estudiante de educación básica y superior, cuya lectura de este documento y puesta en práctica nos deparará los triunfos que aún nos tiene reservados la historia.
  4. 4. ÍNDICE PRESENTACIÓN...............................................................................................................3 Sesión 1: LA UNIVERSIDAD EN EL PERÚ........................................................................7 1.1.Los cambios más importantes en la educación universitaria.......................................7 1.2.Expansión....................................................................................................................7 1.3.Las innovaciones tecnológicas....................................................................................7 1.4.Internacionalización.....................................................................................................8 1.5.Formación continua.....................................................................................................8 1.6.Modelos de calidad en las universidades.....................................................................8 1.7.La educación universitaria en el Perú..........................................................................9 1.8.El sistema universitario peruano en cifras....................................................................9 1.9.Presupuesto de las Universidades Públicas..............................................................10 1.10.El Financiamiento de las Universidades No Estatales.............................................11 1.11.La investigación.......................................................................................................11 1.12.Fines de la Universidad............................................................................................12 1.13.Los Objetivos...........................................................................................................14 1.14.Los Criterios.............................................................................................................14 1.15.La Identidad.............................................................................................................15 1.16.La identidad de la Universidad Católica...................................................................15 1.17.Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo ..................................................17 1.18.Actividad..................................................................................................................19 Sesión 2: ORGANIZACIÓN DEL ESTUDIO......................................................................20 2.1.Necesidad de organizar el estudio.............................................................................20 2.2.Planificación del trabajo – estudio personal...............................................................21 2.3.¿Qué características debe tener un buen horario?....................................................23 2.4.Elaboración del horario personal...............................................................................23 2.5.Distribución del tiempo de trabajo – estudio...............................................................24 2.6.Temporalización en la planificación del trabajo - estudio personal.............................24 2.7.Enseñanza Universitaria............................................................................................26 2.8.La agenda .................................................................................................................27 2.9.Los estudios superiores y los hábitos de estudio.......................................................27 2.10.Actividad..................................................................................................................31 Sesión 3: LOS PROBLEMAS QUE AFECTAN EL ESTUDIO............................................33 3.1.La falta de una adecuada orientación profesional......................................................33 3.2.El subdesarrollo del espíritu investigativo..................................................................35 3.3.La desorientación en cuanto a los modos de estudiar...............................................38 3.4.El desconocimiento ingenuo de los anteriores problemas.........................................40 3.5.Actividad....................................................................................................................44 Sesión 4: LA COMPRENSIÓN LECTORA........................................................................45 4.1.Procesos de comprensión..........................................................................................47 4.2.Niveles de comprensión lectora.................................................................................47 4.3.Estrategias para la comprensión lectora....................................................................49 4.4.Desarrollo y aplicación de habilidades de comprensión lectora................................52 4.5.Actividad....................................................................................................................54 Sesión 5: ESTILOS DE APRENDIZAJE............................................................................58 5.1.El concepto de estilo de aprendizaje .........................................................................58 5.2.Modelos de estilos de aprendizaje ............................................................................59 5.3.Integración de modelos..............................................................................................62 5.4.Estilos de aprendizaje y estilos de enseñanza ..........................................................62 5.5.La metacognición.......................................................................................................63 5.6.Las habilidades metacognitivas ................................................................................70 5.7.Estrategias cognitivas para el aprendizaje.................................................................72 4
  5. 5. 5.8.Actividad....................................................................................................................73 Sesión 6: EL MÉTODO DE ESTUDIO POR COMPRENSIÓN COMO SISTEMA (MÉTODO FABER).............................................................................................................75 6.1.Naturaleza y características......................................................................................75 6.2.La contraposición entre memorización y comprensión...............................................76 6.3.El método de estudio por comprensión: sus fases.....................................................77 6.4.El método de estudio por comprensión como unidad funcional.................................81 6.5.Actitudes requeridas para desarrollar el método de estudio por comprensión...........83 6.6.Actividad....................................................................................................................85 Sesión 7: FICHAS DE INVESTIGACIÓN..........................................................................86 7.1.La técnica del fichaje ................................................................................................86 7.2.La Ficha.....................................................................................................................86 7.3.Partes de una ficha....................................................................................................86 7.4.Clasificación de las fichas .........................................................................................86 7.5.Consideraciones específicas para usuarios del manual de APA................................89 7.6.Referencias en el texto..............................................................................................89 7.7.Transcripciones textuales..........................................................................................91 7.8.Citas no textuales......................................................................................................91 7.9.Lista de referencias....................................................................................................92 7.10.Actividad..................................................................................................................92 Sesión 8: TÉCNICAS DE ESTUDIO..................................................................................93 8.1.La Lectura..................................................................................................................93 El Subrayado...................................................................................................................97 Toma de apuntes o Notas..............................................................................................103 El Resumen...................................................................................................................107 Actividad........................................................................................................................109 Sesión 9: MAPAS CONCEPTUALES..............................................................................110 Importancia....................................................................................................................110 Habilidades Cognitivas..................................................................................................111 Elementos que componen un mapa conceptual............................................................111 Características...............................................................................................................112 Utilidad educativa de los mapas conceptuales...............................................................113 Actividades de elaboración de mapas conceptuales......................................................115 El Cmap tools ...............................................................................................................116 Actividad........................................................................................................................117 Sesión 10: MAPAS MENTALES......................................................................................118 Aspectos generales de los mapas mentales..................................................................118 Importancia ...................................................................................................................118 Habilidades cognitivas...................................................................................................119 Características de los mapas mentales.........................................................................119 Sugerencias técnicas para su construcción...................................................................121 Aplicación de los mapas mentales en la universidad.....................................................123 Ventajas del uso del ordenador en los mapas mentales................................................124 Mindgenius en la creación de mapas mentales ...........................................................125 Actividad........................................................................................................................126 Sesión 11: LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA................................................................127 11.1.Características de la investigación.........................................................................131 11.2.Formas de investigación........................................................................................132 11.3.Tipos de Investigación...........................................................................................132 11.4.Actividad................................................................................................................137 Sesión 12: PLAN DE INVESTIGACIÓN .........................................................................138 12.1.Introducción...........................................................................................................138 12.2.Plan de Investigación.............................................................................................138 12.3.Estructura de un Plan de Investigación..................................................................139 12.4.Actividad................................................................................................................140 5
  6. 6. Sesión 13: LA MONOGRAFÍA.........................................................................................141 ¿Cómo elaborar una monografía?.................................................................................141 Estructura de la monografía...........................................................................................143 Sesión 1. Referencias Bibliográficas...............................................................................145 6
  7. 7. Sesión 1:LA UNIVERSIDAD EN EL PERÚ 1.1. Los cambios más importantes en la educación universitaria Thorne (2001) sostiene que en las últimas décadas, la educación universitaria ha sufrido una serie de transformaciones debido al creciente número de postulantes y a los desafíos provenientes del medio como son la globalización económica, el creciente rol del conocimiento y la revolución de la comunicación e información (De Moura Castro y Levy, 1997; Keller, 1998; Lemaitre, 1999; Salmi, 2000; Tünnerman, 1999, UNESCO, 1998). Estos cambios han producido un desequilibrio que está haciendo tambalear la educación universitaria y frente a los cuales se requiere una adaptación, así como una redefinición de su rol en la sociedad. Entre los problemas que se han identificado están la falta de pertinencia y la desactualización de los estudios universitarios, lo que se expresa en el deterioro de su calidad. Tünnermann (1999) atribuye la falta de calidad, entre otros factores, al incremento de instituciones que no reúnen los requisitos mínimos para un trabajo académico de nivel superior, la falta de preparación y el bajo nivel académico de un alto porcentaje del personal docente, el uso de métodos de enseñanza que privilegian la transmisión de conocimientos y la acumulación de información, sobre los procesos de aprendizaje. Por último, no se perciben políticas claras por parte de los gobiernos en torno al tema de la educación superior. La preocupación por la calidad adquiere singular relevancia en función del papel central del conocimiento en la sociedad contemporánea y de los fenómenos de globalización y de competitividad internacional. Dentro de esta problemática, se analizarán los cambios y retos de la educación universitaria en la actualidad. 1.2. Expansión La transformación más saltante y llamativa es la expansión de las universidades a nivel mundial. La segunda mitad del siglo XX pasará a la historia como la época de mayor crecimiento, en la medida que a escala mundial el número de estudiantes matriculados se multiplicó por más de seis entre 1960 (13 millones) y 1995 (82 millones). Esta expansión, sin embargo, ha agudizado la disparidad entre los países desarrollados, aquellos en vías de desarrollo y los países pobres (UNESCO, 1998). Tünnermann (1996) señala que en América Latina se ha pasado de 270 000 estudiantes universitarios en 1950 a cerca de 8 000 000 en 1994. Del mismo modo el número de universidades se incrementó de 75 en 1950 a cerca de 800 en 1994, habiéndose producido una fuerte privatización de la educación superior. 1.3. Las innovaciones tecnológicas Las innovaciones tecnológicas representan un reto que han tenido un impacto no únicamente en el hecho que toda la información relativa a la universidad, como estadísticas y datos financieros se encuentra disponible de manera rápida y fácil; sino, en la forma de aprender y enseñar, que ha permitido el desarrollo de nuevos enfoques pedagógicos que incorporan el aprendizaje activo e interactivo (Salmi, 2000). La preparación de las clases y 7
  8. 8. la manera en que profesores y estudiantes buscan información han tomado otro giro. La comunicación entre profesores, alumnos y administrativos se ha simplificado y agilizado. Facilita, también, el intercambio electrónico de libros y revistas y la comunicación con otras universidades e instituciones, dentro y fuera del país. Esta tecnología ha dado, además, nacimiento a universidades virtuales, a cursos a distancia, y a grupos de interés y discusión (Keller, 1998). Hoy en día, un estudiante peruano puede escoger estudiar en una universidad del extranjero, sin tener que dejar el país. 1.4. Internacionalización El mundo globalizado ha favorecido en las últimas décadas la internacionalización de la educación universitaria y de la investigación, dándose un mayor intercambio y movilidad de profesores y estudiantes. El número de convenios ha aumentado y se han establecido redes interuniversitarias. En este sentido la Unión Europea y España juegan un papel muy importante en América Latina, a través de las Profesores de USAT y de Málaga en redes ALFA (América Latina Formación instalaciones de Universidad de Málaga Académica) y los programas financiados por la Agencia Española de Cooperación Internacional, a través del Intercampus y las Redes Temáticas. 1.5. Formación continua Las nuevas exigencias profesionales del mundo contemporáneo han generado una necesidad gradual y creciente de continuar con la enseñanza superior. Hasta no hace mucho las universidades atendían exclusivamente a estudiantes jóvenes; sin embargo, este panorama ha cambiado y hoy en día reciben estudiantes de mayor edad que comienzan una segunda carrera o actualización, se brindan cursos para ejecutivos, funcionarios públicos, para las fuerzas armadas, entre otros. Es por ello que deben responder a los mercados de la educación de adultos, ayudando a las personas a mantener el aprendizaje a lo largo de su vida. 1.6. Modelos de calidad en las universidades El concepto de calidad en educación superior surge a partir del momento en que se percibe que esta no responde a los retos, ni se adapta a los cambios del entorno. La calidad se plantea como la relación entre lo deseable y lo posible, asumiendo que lo deseable es un referente y lo posible es la realidad observada (Edwards, 1991). En la literatura se identifica una variedad de nociones y criterios asociados al concepto de calidad (Cano, 1998; Chadwick, 1991; Edwards, 1991, Tezanos, 1999). Entre los más frecuentes se encuentran los siguientes: excelencia, norma, eficiencia, eficacia, pertinencia y transformación. 8
  9. 9. • La excelencia, vinculada con la definición tradicional de la calidad en el medio universitario, se relaciona con el rendimiento máximo posible de una persona, grupo, equipo, institución o sistema. Implica desempeños que pueden ubicarse entre los mejores, lo que no significa que otros desempeños que no son excelentes no sean de calidad (Chadwick, 1991). • La norma se relaciona con un patrón o modelo. Implica poder medir aquellos elementos de conductas comunes que teóricamente todos los estudiantes podrían alcanzar. Por lo general son estadísticos y tienden a reducir los niveles de exigencia (Chadwick). • La eficiencia se refiere a la capacidad de producir lo máximo en un tiempo mínimo, es decir a la relación resultados-insumos e implica un mayor o mejor producto con menos recursos (Cano, 1998). • La eficacia, concepto sin el cual el de eficiencia no tiene sentido como lo señala Lemaitre (1999), se refiere a la correspondencia entre los logros obtenidos y los propósitos pre-establecidos, así como a una correspondencia de estos con las necesidades, expectativas y demandas sociales. • La pertinencia se refiere al "para qué" se educa. Este criterio se relaciona con la relevancia, el impacto y la oportunidad. • La transformación constituye el valor agregado que ofrece la institución y que la diferencia de otras. Se refiere a las oportunidades que la institución educativa debe brindar para producir una transformación cualitativa que enriquezca al estudiante. 1.7. La educación universitaria en el Perú La masificación de la educación primaria y secundaria, a partir de la segunda mitad del Siglo XX, ha tenido un efecto en el aumento de universidades en el país, en la medida que se ha convertido en una aspiración de muchos. Sin embargo, a diferencia de la educación primaria y secundaria, la educación universitaria sigue siendo el privilegio de unos pocos en el Perú, no obstante el incremento significativo de universidades y el aumento que ha experimentado la matricula en los últimos años, en las últimas dos décadas el incremento de los niveles educativos ha implicado la duplicación del porcentaje de peruanos con educación superior. 1.8. El sistema universitario peruano en cifras Desde la fundación de la UNMSM en 1551 y hasta 1960, el Perú sólo contaba con diez universidades, nueve estatales y una particular. La ciudad de Lima albergaba cuatro y las seis restantes estaban en Cuzco, Arequipa, Trujillo, Ica, Huancayo y Ayacucho. A partir de 1961, el marco legal favoreció la creación de universidades, produciéndose una expansión significativa. En el 2000 se pueden identificar 74 universidades en el Perú, de las cuales 21 han sido fundadas en la última década (ANR, 2000); es decir, el 29% que representa casi la tercera parte. En 1960 la matrícula universitaria era de 30 102 estudiantes (Arregui, 1994), y en 1999, según datos de la ANR, los estudiantes universitarios en el país suman 322 033; es decir, diez veces más que hace treinta años. A pesar de haber aumentado la matrícula en los últimos 40 años, se calcula que solo el 17% de la cohorte de jóvenes de 18 a 22 años tiene acceso a la educación universitaria, lo que no hace sino confirmar que el segmento de estudiantes universitarios constituye un número reducido. 9
  10. 10. De acuerdo a los datos del Banco Mundial (The Task Force on Higher Education and Society, 2000), en 1995 en el Perú el 31% de jóvenes en edad de asistir a centros de enseñanza superior tenía acceso a educación técnica o universitaria. Esta cifra es similar en países como Bolivia, Costa Rica y Uruguay; sin embargo, está lejos del porcentaje alcanzado en países como Argentina donde asciende a 39% en América Latina, o como Canadá (90%), Australia (72%), Francia (70%) o Estados Unidos (81%), donde las tasas de estudiantes de educación superior son muy altas. Es importante destacar que el incremento de estudiantes universitarios se produce entre 1960 y 1985 para después mantenerse relativamente estable. Si contrastamos esto con la casi duplicación de universidades en el período de 1985 en adelante, podemos afirmar que mientras el número de estudiantes se mantiene, siguen creándose cada vez más universidades, lo que reduce la capacidad de selección de postulantes. La demanda por la educación universitaria se expresa en el número de postulantes e ingresantes. El número de postulantes para universidades estatales y privadas. Estos datos muestran que entre 1991 y 1997 se observa un crecimiento de la demanda por la educación estatal habiendo aumentado el número de postulantes a universidades estatales de 159 384 a 229 107. Esto puede explicarse, en parte, por el proceso de intervención y la reorganización de las universidades públicas y control del terrorismo en esta década pero; también, por el alto costo que representa la educación universitaria privada. A partir de los años 1998 hasta el 2006 la cantidad de estudiantes matriculados aumentado tanto en las universidades nacionales y particulares tal como se muestra en el siguiente cuadro de evolución de la matrícula en la educación universitaria Educación Universitaria Año Universidad Universidad Nacional Privada 1998 231 060 169 193 1999 243 703 168 424 2000 249 956 170 789 2001 256 362 179 277 2002 273 326 189 326 2003 276 003 213 516 2004 282 485 232 632 2005 281 374 277 906 2006 290 638 307 243 Fuente: Ministerio de Educación – Unidad de Estadística Educativa 1.9. Presupuesto de las Universidades Públicas El presupuesto de las universidades públicas peruanas según González (2004) dice que se financia básicamente con las asignaciones de Tesoro Público, los recursos directamente recaudados por cada universidad y los ingresos que se les pueda haber asignado por leyes especiales, aunque los recursos que este último rubro provee constituyen una fracción muy pequeña del total. 10
  11. 11. En promedio, el presupuesto público per capita en el 2003 fue de 4,777 nuevos soles por alumno matriculado, de los cuales el Fisco aportó S/.3,248, cubriéndose el resto (S/.1,529) con recursos directamente recaudados por las propias universidades. El Estado financia muy insuficientemente la educación universitaria y en forma aun más exigua la investigación científica y tecnológica. En términos de aporte fiscal, las universidades públicas vienen sufriendo una continua postergación desde hace más de treinta años, que no permite sueldos dignos, adquirir libros para las bibliotecas, reclutar profesores calificados, el adecuado mantenimiento y renovación de los laboratorios, etc. El Decreto de Urgencia N° 050-2000 obligaba incluso a revertir al Fisco los ingresos propios de las universidades no gastados en el mismo año de su recaudación; enervando así aun más la autonomía universitaria. 1.10. El Financiamiento de las Universidades No Estatales El financiamiento de las universidades privadas proviene casi enteramente por concepto de pago que efectúan sus alumnos por los servicios de enseñanza. Según la encuesta económica anual 2001, para el conjunto de universidades privadas, casi un 95% de sus ingresos son por dicho concepto; aunque en algunos pocos casos los ingresos por servicios conexos al educativo llegan a cubrir un quinto o un tercio de sus gastos, existiendo incluso un caso en que los ingresos por servicios conexos y otros casi equiparan a las pensiones. Las universidades privadas fijan distintas categorías de pensiones según el nivel económico del alumno, las mismas que por lo común son asignadas en función del colegio de procedencia. El alumno puede solicitar la re categorización de sus pensiones, a cuyo efecto las universidades disponen de Asistentas Sociales para verificar y evaluar la situación económica del alumno. 1.11. La investigación 11
  12. 12. La información que brinda el I Censo Universitario Nacional pone de manifiesto la poca atención que se le presta a las investigaciones en las universidades peruanas. Únicamente el 57% reporta haber realizado alguna investigación 66% en las públicas y 43% en las privadas. El promedio por docente, en un período de cinco años, es de 2,4 ( 2,5 en las universidades públicas y 2.1 en las privadas). Solamente se cuenta con datos cuantitativos, pero no así con datos cualitativos con respecto a las Profesores en evento internacional de investigación - Brasil investigaciones realizadas, ni con parámetros de comparación. 1.12. Fines de la Universidad Según Guerra (2002) considera que todos sabemos como la Universidad nació con el carácter de una corporación para el cultivo del conocimiento, es decir del saber, para su examen y difusión y con ello prepara a unos individuos para determinadas funciones sociales. Estos fines se han mantenido básicamente aunque con el tiempo han sufrido transformaciones, en el discurrir de su desarrollo, de modo que las universidades como instituciones formalizadas los ha recibido con fórmulas descriptivas variadas, recogidas en las leyes o Estatutos, como mecanismos de la delegación colectiva hacia la Universidad. El Art. 2 de la Ley 23733 establece 4 fines específicos y deja, en un inciso la oportunidad aperturada para la ampliación de acuerdo a la disposición legal de su caso. 12.1. El fin cultural La ley reconoce esta misión esencial para las universidades, con un sentido universal, compatible con el carácter de tales instituciones que por principio y por práctica están más allá de las fronteras artificiales o de las limitaciones de credo o de raza. Así, se estipula que corresponde a la Universidad la conservación y la transmisión de la cultura universal, patrimonio de la humanidad, participando en su creación, cuestionándola y afirmando los valores nacionales. Esto último pudiera parecer contradictorio, pero no es otra cosa que el proceso de formación en cualquier aspecto de la vida, pues las cosas o los fenómenos se realizan en un lugar determinado, en un tiempo dado y de allí se expanden, ganando aceptación general y eternidad. 12.2. El fin científico La ley postula este fin, como la actividad dirigida al descubrimiento de conocimientos humanísticos, científicos y artísticos que abran las posibilidades tecnológicas y sustenten la creación intelectual. Esta postulación compromete el desarrollo institucional y le imprime una ruta, en cuanto se hace la investigación el único camino posible para la consecución de tales fines para lo cual se ha de constituir en una actividad necesaria y permanente para la Universidad. Estructuralmente se prevé como la organización adecuada para la realización de la investigación a institutos, sin perjuicio de las competencias de los Departamentos académicos que pueden actuar como mecanismos de alimentación para los institutos, a 12
  13. 13. quienes corresponde la promoción, programación y ejecución de proyectos interdisciplinarios, en el seno o fuera de la Facultad. Con este fin, la propia ley declara que la investigación es actividad inherente a la esencia universitaria de la cual es acción preferente (arts 66 y 67). 12.3. El fin formativo En este aspecto, la ley cuida de puntualizar el nivel que corresponde a la Universidad, pues el texto legal utiliza la formula literal de "alta calidad académica", con lo cual excluye la formación profesional de niveles medios o básicos. Esto es una cuestión de competencias. Las Universidades debemos tomar conciencia de esta delicada misión para evitar incurrir en la desnaturalización del fin. No se trata del expediente fácil "de que nadie está impedido de hacer lo que la ley no prohíbe "; pues semejante criterio es inaplicable para el caso, ya que en el diseño orgánico para el ejercicio de funciones o de servicios públicos se encargan funciones especificas, de modo que lo que no se encarga y está encargada a otra institución, se excluye de la competencia de la primera. Tampoco se trata del que puede lo más puede lo menos porque de nuevo surge el problema de la asignación de competencias y la exigencia de actuar conforme a la legalidad. Así pues que en principio esta excluida de las competencias universitarias la formación de técnico de educación superior no universitario, porque ello es competencia para formar profesionales de nivel universitario, es decir Licenciados o conceder grados académicos de Bachiller, Maestro o Doctor. Por otra parte, el fin formativo de la Universidad está: condicionado a las necesidades del país, lo cual supone mecanismos de dirección, capaces de homologar la acción institucional, por una planificación realista y equilibrada, en términos de distribución de opciones de las carreras, según las peculiaridades de cada Universidad, evitando la aglutinación y la superproducción en ciertos sectores de actividad profesional. Problema de gran inquietud es la formación en los niveles de Post Grado que aparece en la ley 23733 como una secuencia indesligable y sucesiva, interpolando la Maestría entre el Bachillerato y el Doctorado. Esto se puede explicar por la aspiración a la tecnificación del País. La ley es cauta y en el marco de procurar niveles de eficiencia prevé que la creación de las Escuelas de Post Grado o de las Secciones de Post grado de las Universidades se supediten al pronunciamiento favorable de la Asamblea Nacional de Rectores. 12.4. Fin de Promoción y de Servicio Comunitario Este fin es comúnmente conocido Como Proyección Social, la cual parece haberse localizado en la mera actividad o extensión artística, a veces, en áreas que no se cultivan ni académica ni profesionalmente en la Universidad. Tanto la promoción como el servicio comunitario es mucho más que la extensión artística, buena en sí; pero que no constituye el único aspecto de presencia institucional. Se trata, más bien Estudiante haciendo servicio comunitario 13
  14. 14. de una acción mucho más amplia, en la que caben una gama de posibilidades. Algo que cabe rescatar es la posibilidad de la Universidad para la gestión de Centros Docentes Hospitalarios. Este fin no se parametra en la ley y, por el contrario, queda abierto a la iniciativa y creación de cada universidad. Es cierto que, fundamentalmente, las líneas de trabajo de la promoción comunitaria puede superponerse con los fines científicos y formativos, en cuanto los productos están destinados a su servicio o en cuanto la comunidad es la fuente de aportación de datos para asumir el trabajo especifico en orden a solucionar la problemática social. 1.13. Los Objetivos Como advirtiéramos, los fines son comunes a todas las Universidades, pero los objetivos son aplicables a cada Universidad en concreto, a las que le corresponde su selección, desarrollo y afianzamiento, como que importaran a la afirmación de la identidad institucional. Los objetivos podrían quedar implícitos y reflejarse en la acción colectiva; pero, en instituciones grandes y complicadas deben ser explícitos y desarrollados para que sirvan de vehículo de homogenización. Precisamente, la posibilidad de cada Universidad para definir sus propios y particulares objetivos, surge como prerrogativa derivada de la autonomía institucional, aunque esto no niega, de ninguna manera, encauzar la aspiración institucional dentro de los grandes objetivos nacionales que pudieran comprender en el Plan de Desarrollo Nacional. 1.14. Los Criterios Dada la naturaleza y la composición de los órganos de gobierno, cabe recordar que los objetivos no pueden decidirse al arbitrio de un voluntarismo de persona o de grupo; sino, de la responsable decisión de los miembros de la Corporación y tomando en consideración ciertos principios o criterios que no escapan de la Ley Nº 23733 porque son existentes de por sí en el alma misma de la Universidad, tales como: a) La búsqueda de la verdad, la consecución de la justicia y de la paz social, en cuanto valores supremos del hombre. b) Servicio a la Comunidad, la cual es la gran destinataria de la actividad institucional, de modo que todos los agentes componentes de la corporación universitaria tienen que supeditarse a este destino. c) El pluralismo ideológico, en cuanto la universidad no puede renunciar, sin perder su esencia, a ser un centro dinámico de conjugación y de confrontación ideológica, sobre la base de la libertad de pensamiento y de expresión que sustenta la libertad de cátedra o académica y a la propia autonomía institucional, como garantía de la primera. d) La tolerancia como conducta de todo lo académico, reclamando el respeto mutuo para todos los miembros de la comunidad y rechazando todo tipo de violencia o discriminación racial o ideológica. Sobre estas bases cada Universidad puede elegir la opción que mejor le parezca. 14
  15. 15. 1.15. La Identidad Cada Universidad deberá adoptar una inclinación vocacional que describa y afirme una identidad específica, caracterizada por una concepción del mundo: de la vida o una orientación educativa. Esto se hace más transparente en los momentos actuales que demandan una definición frente transparente en los momentos actuales que demandan una definición frente a los retos que el país tiene que asumir y, de modo especial, ante el proceso de regionalización que suponemos ha de construir una particular identidad nacional en su propio espacio, a cuya búsqueda deberá concurrir las Universidades que desarrollan sus actividades en el referido espacio. Sólo por la acertada definición de objetivo será posible la formulación de políticas y la programación de acciones y trazo de estrategias. Los objetivos son un valioso medio para homologar el lenguaje y la actitud frente al proyecto que se propongan. 1.16. La identidad de la Universidad Católica 16.1. Naturaleza y Objetivos Según Wojtyla (1990) en la Constitución Apostólica sobre las Universidades Católicas, sostiene que: 1. La Universidad Católica, en cuanto universidad, es una comunidad académica, que, de modo riguroso y crítico, contribuye a la tutela y desarrollo de la dignidad humana y de la herencia cultural mediante la investigación, la enseñanza y los diversos servicios ofrecidos a las comunidades locales, nacionales e internacionales. Ella goza de aquella autonomía institucional que es necesaria para cumplir sus funciones eficazmente y garantiza a sus miembros la libertad académica, salvaguardando los derechos de la persona y de la comunidad dentro de las exigencias de la verdad y del bien coman. 2. Puesto que el objetivo de una Universidad católica es el de garantizar de forma institucional una presencia cristiana en el mundo universitario frente a los grandes problemas de la sociedad y de la cultura, ella debe poseer, en cuanto católica, las características esenciales siguientes:  Una inspiración cristiana por parte, no sólo de cada miembro, sino también de la comunidad universitaria como tal;  Una reflexión continua a la luz de la fe católica, sobre el creciente tesoro del saber humano, al que trata de ofrecer una contribución con las propias investigaciones;  La fidelidad al mensaje cristiano tal como es presentado por la Iglesia;  El esfuerzo institucional al servicio del pueblo de Dios y de la familia humana en su itinerario hacia aquel objetivo trascendente que da sentido a la vida. 3. "A la luz de estas cuatro características, es evidente que además de la enseñanza, de la investigación y de los servicios comunes a todas las universidades una Universidad católica, por compromiso institucional, aporta también a su tarea la inspiración y la luz 15
  16. 16. del mensaje cristiano. En una Universidad católica, por tanto, los ideales, las actitudes y los principios católicos penetran y conforman las actividades universitarias según la naturaleza y la autonomía propias de tales actividades. En una palabra, siendo al mismo tiempo universidad y católica, ella debe ser simultáneamente una comunidad de estudiosos, que representan diversos campos del saber humano, y una institución académica, en la que el catolicismo está presente de manera vital". 4. La Universidad católica es, por consiguiente, el lugar donde los estudiosos examinan a fondo la realidad con los métodos propios de cada disciplina académica, contribuyendo así al enriquecimiento del saber humano. Cada disciplina se estudia de manera sistemática, estableciendo después un diálogo entre las diversas disciplinas con el fin de enriquecerse mutuamente. Tal investigación, además de ayudar a los hombres y mujeres en la búsqueda constante de la verdad, ofrece un eficaz testimonio, hoy tan necesario, de la confianza que tiene la Iglesia en el valor intrínseco de la ciencia y de la investigación. En una Universidad católica la investigación abarca necesariamente: a) la consecución de una integración del saber; b) el diálogo entre fe y razón; c) una preocupación ética y d) una perspectiva teológica. 5. La integración del saber es un proceso que siempre se puede perfeccionar. Además, el incremento del saber en nuestro tiempo, al que se añade la creciente especialización del conocimiento en el seno de cada disciplina académica hace tal tarea cada vez más difícil. Pero una universidad, y especialmente una Universidad católica, "debe ser `unidad viva' de organismos, dedicados a la investigación de la verdad... Es preciso, por lo tanto, promover tal superior síntesis del saber, en la que solamente se saciará aquella sed de verdad que está inscrita en lo más profundo del corazón humano". Guiados por las aportaciones específicas de la filosofía y de la teología, los estudios universitarios se esforzarán constantemente en determinar el lugar correspondiente y el sentido de cada una de las diversas disciplinas en el marco de una visión de la persona humana y del mundo iluminada por el Evangelio y, consiguientemente, por la fe en Cristo-Logos, como centro de la creación y de la historia. 6. Promoviendo dicha integración, la Universidad católica debe comprometerse, más específicamente, en el diálogo entre fe y razón, de modo que se pueda ver más profundamente cómo fe y razón se encuentran en la única verdad. Aunque conservando cada disciplina académica su propia identidad y sus propios métodos, este diálogo pone en evidencia que la "investigación metódica en todos los campos del saber, si se realiza de una forma auténticamente científica y conforme a las leyes morales, nunca será en realidad contraria a la fe, porque las realidades profanas y las de la fe tienen su origen en el mismo Dios". La vital interacción de los dos distintos niveles de conocimiento de la única verdad conduce a un amor mayor de la verdad misma y contribuye a una mejor comprensión de la vida humana y del fin de la creación. 7. Puesto que el saber debe servir a la persona humana, en una Universidad católica la investigación se debe realizar siempre preocupándose de las implicaciones éticas y morales, inherentes tanto a los métodos como a sus descubrimientos. Aunque presente en toda investigación, esta preocupación es particularmente urgente en el campo de la investigación científica y tecnológica. "Es esencial que nos convenzamos de la prioridad de lo ético sobre lo técnico, de la primacía de la persona humana sobre las cosas, de la 16
  17. 17. superioridad del espíritu sobre la materia. Solamente servirá a la causa del hombre si el saber está unido a la conciencia. Los hombres de ciencia ayudarán realmente a la humanidad sólo si conservan `el sentido de la trascendencia del hombre sobre el mundo y de Dios sobre el hombre”. 8. La teología desempeña un papel particularmente importante en la búsqueda de una síntesis del saber, como también en el diálogo entre fe y razón. Ella presta, además, una ayuda a todas las otras disciplinas en su búsqueda de significado, no sólo ayudándoles a examinar de qué modo sus descubrimientos influyen sobre las personas y la sociedad, sino dándoles también una perspectiva y una orientación que no están contenidas en sus metodologías. A su vez, la interacción con estas otras disciplinas y sus hallazgos enriquece a la teología, proporcionándole una mejor comprensión del mundo de hoy y haciendo que la investigación teológica se adapte mejor a las exigencias actuales. Considerada la importancia específica de la teología entre las disciplinas académicas, toda Universidad católica deberá tener una facultad o, al menos, una cátedra de teología. 9. Dada la íntima relación entre investigación y enseñanza, conviene que las exigencias de la investigación, arriba indicadas, influyan sobre toda la enseñanza. Mientras cada disciplina se enseña de manera sistemática y según sus propios métodos, la interdisciplinariedad, apoyada por la contribución de la filosofía y de la teología, ayuda a los estudiantes a adquirir una visión orgánica de la realidad y a desarrollar un deseo incesante de progreso intelectual. En la comunicación del saber se hace resaltar cómo la razón humana en su reflexión se abre a cuestiones cada vez más vastas y cómo la respuesta completa a las mismas proviene de lo alto a través de la fe. Además, las implicaciones morales, presentes en toda disciplina, son consideradas como parte integrante de la enseñanza de la misma disciplina; y esto para que todo el proceso educativo esté orientado, en definitiva, al desarrollo integral de la persona. En fin, la teología católica, enseñada con entera fidelidad a la Escritura, a la Tradición y al Magisterio de la Iglesia, ofrecerá un conocimiento claro de los principios del Evangelio, el cual enriquecerá el sentido de la vida humana y le conferirá una nueva dignidad. Mediante la investigación y la enseñanza los estudiantes deberán ser formados en las diversas disciplinas de manera que lleguen a ver verdaderamente competentes en el campo específico al cual se dedicarán en servicio de la sociedad y de la Iglesia; pero, al mismo tiempo, deberán ser preparados para dar testimonio de su fe ante el mundo. 1.17. Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo En la dirección electrónica oficial http://www.usat.edu.pe/, considera diferentes aspectos tales como: 17.1. Quiénes Somos La Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo (USAT) es una universidad promovida y patrocinada por el Obispado de Chiclayo, Perú; fundada por Mons. Ignacio María de Orbegozo y Goicoechea. 17 Edificio Juan Pablo - USAT
  18. 18. La USAT es una comunidad de profesores, estudiantes y graduados, consagrados al estudio, la investigación y la difusión de la verdad. Es una universidad de derecho privado, sin fines de lucro y de duración permanente al servicio de la comunidad. Está abierta a todos los que compartan sus fines y a quienes hagan suyos los principios que la inspiran. 17.2. Vida Universitaria La universidad desea formar buenos profesionales y mejores personas cuyos rasgos universitarios sean: Respeto a la persona humana y a su libertad, con tolerancia y capacidad de diálogo. Amor a la sabiduría, aprendiendo a compartir y enseñando con humildad. Pasión por la investigación, siendo contemplativos y profundos en su quehacer universitario. Sentido crítico, originalidad, humildad y buen sentido del humor. 17.3. Historia DE LA USAT El campus de la Universidad Católica Santo Toribio de Mogrovejo (USAT) se encuentra en la ciudad de Chiclayo, provincia del Departamento de Lambayeque, al norte del Perú La USAT es una universidad de la iglesia católica, promovida y administrada por el obispado de la diócesis de Chiclayo. Fue fundada el 23 de marzo de 1996 por Monseñor Ignacio Maria De Orbegozo y Goicoechea, y puesta en funcionamiento por Monseñor Jesús Moliné Labarta, actual Obispo de Chiclayo, el 19 de diciembre de 1998. 17.4. Su fundación Las razones que condujeron a fundar la universidad tienen que ver con el respaldo legal que tiene para crear instituciones educativas y con el trabajo pastoral y educativo de la Diócesis de Chiclayo a partir de 1968. El antecedente inmediato para la fundación de USAT fue el instituto pedagógico Santo Toribio de Mogrovejo que a sus 13 años de vida se consolidó académica y administrativamente, alcanzando particular aceptación e imagen en la comunidad regional. 17.5. Autorización El proceso empieza con la decisión de Monseñor Ignacio Maria de Orbegozo y Goicoechea, de constituir a la diócesis de Chiclayo en entidad promotora de la USAT, cuya acta se suscribió el 23 de marzo de 1996. En este documento se determinaron los fines, principios y metas que se planteaba la USAT. Realizado el estudio de mercado y determinada su conveniencia se sistematizo el proyecto que fue presentado a Monseñor Ignacio Maria de Orbegozo y Goicoechea, el 25 de marzo de 1997, como el mas cariñoso obsequio por el día de su onomástico, fecha en la que se encontraba también compartiendo la celebración Monseñor Jesús Moliné Labarta, en calidad de obispado coadjutor. El proyecto se presento a la Comisión Nacional de Autorización y Funcionamiento de las Universidades (CONAFU) el 22 de mayo de 1997 y se autorizó su funcionamiento el 14 de octubre de 1998. De ese modo el Gran Canciller y la Comisión Ejecutiva de ese entonces planificaron la instalación de la universidad, que tuvo lugar el 19 de diciembre de 1998, Este acontecimiento estuvo 18
  19. 19. presidido por Monseñor Jesús Moliné Labarta y las autoridades de la Asamblea Nacional de Rectores, del CONAFU y de la Comisión Ejecutiva de la USAT. 17.6. Funcionamiento de la USAT En el año 1999 se pusieron en funcionamiento las primeras Carreras Profesionales de: Administración de Empresas Contabilidad Educación Primaria Educación Secundaria En el 2001 se autorizó el funcionamiento de nuevas escuelas: Ingeniería de Sistemas y Computación Derecho Enfermería Las clases se iniciaron con 200 estudiantes y desde entonces el crecimiento de la universidad ha sido muy ordenado y exitoso. En la actualidad hay más de 4500 universitarios repartidos en nuestras 17 carreras profesionales. 17.7. Autonomía Universitaria En Mayo del 2005 las autoridades del CONAFU, encabezadas por el presidente de esta institución, Ing. Cesar Cruz Carbajal, entregaron la resolución de autonomía universitaria a Mons. Jesús Moliné, Gran Canciller de esta Universidad, quien afirmó que con esta autonomía, la USAT alcanza su madurez. Con la entrega de esta Resolución, la USAT obtiene la Autonomía que necesita para continuar desarrollando su trabajo en el campo académico y social en beneficio de su comunidad universitaria y de la Región Lambayeque Al 2008 la USAT cuenta las escuelas de Administración de Empresas, Economía, Contabilidad, Derecho, Educación, Comunicación, Arquitectura, Ingeniería Civil y Ambiental, Ingeniería de Sistemas y Computación, Ingeniería Mecánica Eléctrica, Ingeniería Naval, Ingeniería Industrial, Ingeniería Energética, Medicina, Enfermería, Odontología y Psicología. 1.18. Actividad 1. Describe los cambios más importantes de la universidad en el Perú. 2. Realiza un comentario sobre la situación actual de las universidades en el Perú. 3. Realiza un cuadro comparativo sobre el financiamiento de las universidades nacionales y universidades católicas. 4. Identifica las ideas más importantes de las universidades católicas. 5. Elabora un organizador visual sobre los fines y objetivos de la universidad. 19
  20. 20. Sesión 2:ORGANIZACIÓN DEL ESTUDIO 2.1. Necesidad de organizar el estudio Según Bernardo (1995) expresa si en algo te pareces a la mayoría de los estudiantes, seguro que te habrá ocurrido alguna de las siguientes cosas: • Sentir simplemente que no consigues nada. • Agotar toda tu energía en los preparativos del comienzo al dedicarles demasiado esfuerzo. • Perder excesivo tiempo en prepararte y disponerte para; estudiar. • Perder, igualmente, demasiado tiempo en revolotear de una materia a otra sin fijarte en ninguna. Pues bien, sólo hay un medio de solucionar, o mejor aún, evitar estos problemas que causan el desánimo, y no es otro que la organización. El estudio, tu formación personal, es algo muy serio que no puede improvisarse a cada momento. Es preciso organizarse y planificar el tiempo. ¿Por qué? 1. En primer lugar, por una razón de eficacia. Seguramente necesitas bastante esfuerzo para estar al día en tus estudios. Debes dosificar tu tiempo y tu esfuerzo de forma gradual, poco a poco, que es la única forma de obtener buenos resultados. Cuando no se tiene un plan de estudio y el horario personal de trabajo esta descontrolado, se termina cayendo en alguno de los siguientes estilos de trabajo, propios de los estudiantes que obtienen malos resultados: • Estudiar sólo al final del curso, o del ciclo académico, o para una evaluación final, entregar algún trabajo, ocupando entonces horas de la noche que deben dedicarse a descansar. • Presentar solo trabajos por cumplir, sin otra preocupación. • Pasar semanas enteras sin tocar un libro fuera de clase. • Emplear para el estudio todo el tiempo disponible, incluso los sábados y domingos. Estos modos de trabajar no son en absoluto eficaces, aunque en alguna ocasión pueda parecer que con ellos se ha conseguido algún buen resultado. 2. Pero no sólo hay que organizarse por razón de la eficacia; hay que hacerlo también por una razón formativa. Efectivamente, todo estudiante tiene que realizar tres tipos de actividades a lo largo del día: • Actividades personales: comer, descansar, etc. • Actividades recreativas: jugar, leer, pasear, hacer deporte, aficiones, etc. • Actividades universitarias: asistir a clase, estudiar, investigar… 20
  21. 21. Pues bien, todas estas actividades son necesarias para tu formación, y es preciso, por tanto, tener tiempo para todo. 2.2. Planificación del trabajo – estudio personal 2.1. Planificación del estudio. Según Cisneros (s/a) sostiene que planificar el tiempo de estudio es una necesidad en la universidad, porque la gran cantidad de información que debemos relacionar, sintetizar y estar preparados para criticar y aplicar. Lograr un aprendizaje innovador requiere del hábito de estudio. De nada sirve estudiar sólo en los días previos a los exámenes ya que aunque dejemos de comer y dormir en esos días, el tiempo no nos alcanzaría para releer y asimilar la totalidad de lo que cada examen abarca. Cuando mucho lograríamos un aprendizaje superficial, memorístico y repetitivo de lo que leemos. Pero ese aprendizaje no nos sirve para formarnos como profesionales competentes. En general, los estudiantes universitarios suelen administrar mal su tiempo en los siguientes aspectos (Brown, 1994) • Se les dificulta ponerse efectivamente a estudiar. Constantemente están preparándose apara estudiar y por una u otra razón, no se dedican a ello. • Desperdician el tiempo saltando de una materia a otra, sin dedicarse a estudiar en profundidad una de ellas. • No estudian lo que debieran, sólo se limitan al mínimo indispensable y no recurren a lecturas complementarias que les producirían un aprendizaje de mejor calidad. 2.2. Ventajas de una buena planificación Para Palomino (s/a), sostiene que se debe de: 1. Ahorrar tiempo. 2. Crea hábitos y estrategias de orden y organización. 3. El tiempo queda organizado de manera racional para todas las actividades de día. 4. Todas las áreas de conocimiento o materias a estudiar están presentes en el horario y adquieren una distribución adecuada. 5. Ayuda a prepararse a su debido tiempo, evitando el "a última hora" con todas las consecuencias negativas que conlleva. 6. Obliga a un trabajo diario. 7. Evita vacilaciones ("no sé ni por dónde empezar") sobre lo que se debe hacer. 8. Ayuda a dar importancia al traba o bien hecho, evitando las improvisaciones. 9. Economiza esfuerzo, optimizando tiempo y recursos. 10. Da seguridad y eleva el autoconcepto en la medida en que los pequeños éxitos (deber cumplido) actúan de reforzadores de la conducta en las actividades posteriores. 21
  22. 22. "Para evitar los problemas más comunes en la administración del tiempo, el objetivo es fijarse un programa de estudio" (Brown, 1985: 7). El primer paso consiste en analizar la realidad como punto de partida para llegar a una planificación que responda a las necesidades y se ajuste a las características de cada alumno. Se debe hacer un recuento de las actividades a desarrollar a lo largo del día, valorando el tiempo a dedicar a cada una de ellas, pues hay tiempo para todo. ¿Qué tiempo dedicar al estudio? Hay autores que recomiendan tres horas diarias para este nivel educativo. Esta cifra no ha de ser matemáticamente exacta, la cantidad de tiempo dependerá de las tareas que hay que realizar esa semana, pero nunca olvidar el hábito de estudio. Como mínimo se deben estudiar todos los días dos horas, empleándolas en revisar apuntes, llevar al día la materia, hacer las actividades, repasar, ojear los temas a explicar en días sucesivos, etc. Aunque la programación diaria debe ser flexible, la programación semanal debe corregir los desajustes y conseguir entre catorce y veintiuna horas semanales de estudio. 2.3. Características y condiciones de la planificación del estudio La planificación del estudio trata de compaginar equilibradamente el tiempo y la actividad que pretendemos realizar: distribuir el tiempo entre las distintas actividades, a la vez que asignamos el momento más adecuado a las características de cada actividad. En consecuencia, el estudiante debe tener en cuenta los siguientes aspectos: • ¿Cuándo estudiar? Hay quien rinde mejor por la mañana, otros lo consiguen por la tarde o la noche. En general, podemos decir que el momento adecuado debe estar alejado de las comidas para evitar la somnolencia que produce la digestión con el siguiente bajón en el rendimiento. También se suele decir que por las mañanas se aprende con más rapidez, pero también se olvida antes; por la noche cuesta más trabajo, pero se retiene mejor. De todas formas, cada persona tiene determinados momentos en los que su rendimiento suele ser más alto; esos momentos son los de cada cuál debe emplear preferentemente para estudiar. Cada estudiante debe dedicar al estudio aquellos momentos en los que se encuentra en mejores condiciones mentales y ambientales. • ¿Cuánto tiempo? Vendrá determinado por la conjunción de dos factores el número de materias y las exigencias de éstas. Y el tiempo de que el alumno dispone para el estudio. Hay que tener en cuenta el tiempo que el estudiante debe dedicar a otras actividades como desplazamientos, vida familiar, ocio…. Lo ideal es que disponga de tiempo suficiente para abordar todo el trabajo-estudio cotidiano. Una vez establecido el tiempo éste quedará fijado con carácter habitual: siempre la misma cantidad de tiempo a la misma hora y en mismo lugar. Ésta es la clave del éxito de un horario personal de estudio. 22
  23. 23. 2.3. ¿Qué características debe tener un buen horario? "No se puede estudiar en un momento u otro arbitrariamente, sino que se precisa una distribución estratégica y constante del tiempo para que el estudio sea eficaz" (Rodríguez, 1975: 4). • Realista. No debe ser un plan utópico elaborado en un momento de euforia, sino un plan realista, que tenga en cuenta todas tus características y necesidades. Es preferible comenzar con un plan poco ambicioso y después aumentar el nivel de exigencias si fuera necesario. • Flexible. No debe dificultar la capacidad de movimiento e iniciativa, hay que admitir las circunstancias que pueden alterar los planes, dejando un tiempo para imprevistos, si por ejemplo, no puedes estudiar el viernes, puedes recuperar ese tiempo el fin de semana. • Controlable. Se debe hacer un seguimiento del nivel de cumplimiento del plan de estudio, al objeto de evaluar el trabajo y revisar el plan para adaptarlo a las circunstancias cambiantes. • Personalizado. El horario se concibe como un instrumento, debe adaptarse a las característica psicológicas del alumno, a su personalidad, al grado de dificultad de las materias, a los ritmos de trabajo, a las horas preferidas para estudiar, por ello pueden ser distintos para cada persona. • Equilibrado. Existen alumnos que trabajan poco en semanas, quincenas, o a lo largo de una evaluación, y ante la proximidad de los controles de evaluación, "se dejan la piel" en prolongadas sesiones sin descanso, que de poco sirven. En un horario equilibrado hay que tener presente, seis días de estudio semanales, dos horas como mínimo por día, reparto de horas según dificultad de las distintas áreas de conocimiento y tiempo de descansos. • Escrito. Hay que plasmar sobre el papel el horario de estudio, colocarlo en un lugar visible, controlar por escrito el grado de cumplimiento, es decir, el número de minutos dedicados a cada una de las áreas de conocimiento contempladas diariamente en el horario. De esta forma podremos revisarlo, saber el grado de dificultad de las materias, responsabilizamos de su cumplimiento y disfrutar con la "misión cumplida" y con el "trabajo bien hecho". En cuanto a los tipos de planes en función del tiempo, nos vamos a ocupar, por su importancia y el nivel de los alumnos que nos ocupan, del plan diario o sesión, del plan semanal y del plan quincenal/mensual. 2.4. Elaboración del horario personal El horario de trabajo-estudio personal le ahorrará al estudiante gran cantidad de tiempo, ya que sabrá previamente lo que ha de hacer; le permitirá seleccionar el tiempo de trabajo-estudio entre las horas libres y organizar su vida de acuerdo a sus propias necesidades. Para elaborar adecuadamente un horario, el estudiante debe tener en cuenta los siguientes criterios: 23
  24. 24. • Determinar, en un principio, el tiempo total del que dispone. • Tener presente todas sus actividades y compromisos diarios. • Valorar sus capacidades, conocimientos y habilidades respecto a lo que va a estudiar y a las actividades que tiene que realizar. • Elegir los mejores momentos del día para dedicarlos al estudio. • Distribuir el tiempo entre las diversas materias. Conviene que las horas de trabajo- estudio las distribuya separadamente unas de otras, según las exigencias de cada materia, y con una duración no muy prolongada ya que es más efectivo el trabajo que dura pequeños períodos de tiempo, según la edad del alumno. • Comenzar programando pequeños tiempos de trabajo-estudio e irlos aumentarlos poco a poco, intercalando los descansos y los cambios de materia. • Cumplir siempre las previsiones realizadas: la constancia es fundamental. • Revisar y modificar el horario según los resultados obtenidos o ante el planteamiento de nuevas circunstancias. • Utilizar el horario hasta que le haya creado un hábito de trabajo, con tenacidad responsable. 2.5. Distribución del tiempo de trabajo – estudio Como no le es posible estar varias horas estudiando y rindiendo con la misma intensidad el estudiante debe distribuir su esfuerzo en función de: • La dificultad de las materias que tiene que estudiar. • El tipo de ejercicio a realizar y la fatiga que le origina. • La necesidad de descansar y cambiar de actividad. El siguiente modelo de distribución del tiempo pensado para una sesión de tres horas seguidas de trabajo-estudio, puede resultar útil: TIEMPO (sesión de 30 10 10 30 10 1 hora 1 hora trabajo- minutos minutos minutos minutos minutos estudio) ACTIVIDAD Fácil, Dificultad (grado de Fácil Descanso Difícil Descanso práctica, Repasos media dificultad) manual 2.6. Temporalización en la planificación del trabajo - estudio personal A la hora de materializar la planificación del estudio hay que tener en cuenta los distintos periodos de tiempo dentro de los cuales se desarrolla las diversas actividades que tiene que realizar todo estudiante: estudio de temas, realización de tareas, elaboración de trabajos, etc. 24
  25. 25. 6.1. Planificación a largo plazo La planificación a largo plazo va a permitir al alumno tener una visión global, en conjunto y en detalle, de aquellos aspectos que le puedan afectar a lo largo de todo el ciclo: fechas, trabajos, fiestas, etc. Planificar estos compromisos con antelación le ayuda a organizarse mejor, a dosificar el esfuerzo y, en definitiva, a ser más responsable en el cumplimiento de sus obligaciones. 6.2. Planificación a corto plazo - plan semanal Para olvidar el propio tiempo es necesario partir de un cuidadoso análisis de las actividades diarias. Resulta oportuno tomar en consideración detalladamente una semana entera, después de lo cual se podrá reconstruir una jornada tipo y hacer el promedio diario de las diversas actividades. Antes de comenzar a enumerar los diversos tipos de actividad (escuela, deporte, relax, etc.); la figura siguiente se propone una lista inicial de tipos de actividad a la que es posible agregar otras o quitar algunas según la edad y la ocupación. SC escuela, universidad o trabajo ST estudio SP deporte y actividades al aire libre AM ver a los amigos y al novio/la novia TV mirar la televisión DI diversión fuera de casa (cine, teatro, partidos) LE lectura TR transporte y desplazamientos CO comidas LV lavarse y vestirse AC ayudar en la casa RX relax (hablar por el teléfono, escuchar música) SU sueño Por ejemplo, deberá agregar un nuevo tipo de actividad aquél que estudia música fuera de la escuela. Resulta oportuno distinguir bien las diversas actividades; así, en la figura 25
  26. 26. ya presentada, RX corresponde a un relax individual y no organizado; DI, a una diversión que desarrolla fuera de casa, como el cine o el teatro; AM, a pasar un rato con amigos o con su pareja. Cuando resulte difícil distinguir estos casos, pueden estar reunidos en un solo tipo de actividad. El análisis del uso del propio tiempo debe hacerse de modo sistemático, durante una semana entera (que puede incluir sólo los días laborales, o bien también el fin de semana). Debe referirse a una semana típica, sin fiestas ocasionales y, además, no debe influir en nuestro comportamiento (en otras palabras, para que nuestra investigación sea válida no hay que cambiar de costumbres). Por último, el análisis debe realizarse con rigor: no es correcto hacer pasar por “estudio” una hora transcurrida con la mente en las nubes. Para recoger datos se construye una tabla que lleve los días de la semana y las horas del día; cada casilla así obtenida corresponde a una hora de tiempo y debe posteriormente ser subdividida en cuatro espacios que significan los cuartos de hora. Partamos entonces de que un cuarto de hora es la unidad más pequeña en la que subdividimos nuestra jornada. 2.7. Enseñanza Universitaria También es este caso pueden agruparse actividades similares; en la siguiente figura se muestra 9 grupos obtenidos a partir de 13 tipos de actividad indicados en la figura anterior. En la siguiente figura se muestra también una jornada tipo de un estudiante de enseñanza universitaria. I Grupo SC Universidad o 5 horas lecciones II Grupo ST Estudio 4 horas III Grupo SP Deporte 1 hora IV Grupo AM Amigos, novia/o 1 hora V Grupo TR Transporte 1 hora VI Grupo DI Diversiones + 1 hora hobbies VII Grupo LE + RX + AC + Lectura + relax + 1 hora TV ayuda en casa + TV VIII Grupo CO + LV Comidas + higiene 1 hora personal IX Grupo SU Sueño 9 horas 24 horas También en este caso comenzamos con el análisis de las horas sobre las que no se puede actuar: el sueño ocupa 9 horas promedio por día; 1 hora es dedicada a las comidas, al aseo personal y a vestirse, mientras que los desplazamientos pueden exigir 1 hora. De esta manera, las horas efectivas de la jornada se reducen a 13. Son muy diferentes las situaciones de la escuela y de la universidad: hay facultades que requieren una frecuencia de 6 horas diarias, y otras facultades 2-3 horas de clase por día. Sin embargo, a partir de los 14 años deben ser como mínimo 9 las horas dedicadas a la tarea propia del estudiante. Un estudiante de secundaria puede quizás 26
  27. 27. reducir la cantidad de horas si es veloz y tiene una buena base. Las carreras tales como ingeniería y medicina requieren un compromiso mayor durante largos períodos. Por eso es necesario distribuir las horas de estudio en casa, con el fin de compensar los días de menor compromiso en el aula. Y quedan 4 horas; éstas son las que hay que “organizar bien”. En el cuadro, una hora está dedicada a las actividades caseras de relax (como la televisión) u obligatorias (como la ayuda a los padres en el manejo de la casa), una hora está dedicada a las actividades deportivas, una a los amigos y una al esparcimiento. La jornada tipo propuesta para el estudiante de enseñanza universitaria puede parecer demasiado llena, puede parecer jaula en la que no hay lugar para lo imprevisto. Sin embargo, esta jornada tipo es aquí propuesta para aquellos estudiantes que tienen la sensación de que no logran aprovechar bien su tiempo, bien porque tienen demasiadas actividades además del estudio, o bien porque pierden tiempo sin darse cuenta. 2.8. La agenda Instrumento de planificación y seguimiento. Agenda (del latín agenda, “cosas que se han de hacer”). La planificación del trabajo-estudio lleva al estudiante a elaborar su propia agenda escolar que, como su nombre indica, es el libro o cuaderno en el que se apunta lo que se ha de hacer, como hacen las personas mayores para que no se les olviden las cosas que tienen que hacer cada día y puedan cumplir, responsablemente, con sus compromisos. Con ella el estudiante llevará sus cosas, sus responsabilidades, al día; evitando olvidos, improvisaciones y despistes desagradables. En otras palabras, el valor y la utilidad de la agenda escolar no están en la calidad que el instrumento pueda tener, sino en la voluntad pedagógica y en la habilidad didáctica de quien la sepa utilizar. 2.9. Los estudios superiores y los hábitos de estudio No sé si te habrás preguntado alguna vez por qué unos estudiantes rinden más que otros. Las causas, o factores que explican el rendimiento son muy numerosas. Algunas no dependen de uno mismo: La actuación de los profesores (como desarrollan la clase, como evalúan.); el tipo de trabajo a realizar; el tiempo disponible, etc. Otras causas, por el contrario, tienen que ver con la forma de ser y de actuar de quien estudia, como por ejemplo: • Las capacidades mentales; • El interés hacia las distintas materias; • El esfuerzo perseverante; • Los procedimientos de estudio. Existen muchos estudiantes inteligentes y trabajadores que aprueban las asignaturas, pero no obtienen un rendimiento satisfactorio. Dicho de otra manera: no saben sacar todo el partido posible a su capacidad y a su esfuerzo (cada estudiante debe rendir de acuerdo con sus posibilidades personales). Ello obedece a que utilizan procedimientos de estudio 27
  28. 28. deficiente (incurren seguramente en algunos de los malos hábitos que hemos visto mas atrás). Orellana (2008) sostiene que un estudiante que posee buenos hábitos de estudio enfrentará de mejor manera el desafío de desarrollar la capacidad de estudiar para lograr un buen rendimiento académico, entendiéndose como hábitos “… la repetición de una misma acción, es una actitud permanente que se desarrolla mediante el ejercicio y la voluntad y que tiende hacernos actuar de una manera rápida fácil y agradable” (García- Huidobro et. Al 2000:15). Un alumno no solo debe conocer los hábitos de estudio, sino que debe ponerlos en práctica para arraigarlos y de esta manera alcanzar logros en el aprendizaje, para conseguirlo el alumno debe establecer una rutina diaria que considere aspectos relevantes como tiempo y lugar fijo para estudiar diariamente, prestar atención al profesor durante la clase, cumplir con tareas y trabajos en los plazos previamente establecidos De esta manera el alumno obtendrá un rendimiento académico satisfactorio, entendiéndose el rendimiento académico como un indicador del éxito frente a las demandas de la formación docente; siendo este una medida de las capacidades respondientes que manifiesta, en forma estimativa, lo que una persona ha aprendido como consecuencia de un proceso de formación. (Pizarro 1985). De esta manera, los hábitos de estudio significan situarse adecuadamente ante contenidos, interpretarlos asimilarlos y retenerlos, para después poder expresarlos ante una situación de examen o utilizarlos en la vida práctica (Martínez, Pérez y Torres 1999). No creas, sin embargo, que aprender a estudiar consiste solamente en conocer algunas técnicas para realizar ese trabajo de forma mas eficaz (como leer mejor; como tomar apuntes; como hacer un esquema...) Aprender a estudiar supone también adquirir hábitos y actitudes positivas. Estos hábitos y actitudes son los más formativos del estudio. Aquí tienes algunos ejemplos: 9.1. Hábitos • Empezar y terminar de estudiar a la hora prevista; • Hacer en cada momento lo que corresponde, lo más necesario; • Cuidar la presentación de los trabajos realizados; • Entregar las tareas señaladas por el profesor antes de que finalice el plazo de tiempo concebido; • Estudiar con regularidad: trabajo diario de a cuerdo con un horario. 9.2. Actitudes • Estudiar para conseguir metas concretas que previamente te has fijado; • Tomar decisiones personales a lo largo de la realización del trabajo; • Desarrollar la curiosidad intelectual, el afán de saber; • Estudiar con sentido crítico (juzgando lo que lees o escuchas y tratando de llegar a ideas o conclusiones personales); • Ayudar a los demás; saber trabajar en equipo; • Estudiar de a cuerdo con un estilo personal. El estilo personal de estudiar es muy importante. No se trata de estudiar como los demás, sino de acuerdo con tu forma de ser (habilidades, preferencias, etc.). Es bueno, por ello, que tengas procedimientos de estudio propios y que desarrolles cada vez mas ese estilo personal. 28
  29. 29. ¿Cree usted que el aprender a estudiar hace más difícil tener un estilo propio de estudio? No necesariamente. Puede ocurrir si copias al pie de la letra los procedimientos que te llegan de fuera a través de la influencia del profesor, de algún compañero o de un libro sobre métodos de estudio. No ocurrirá si vas seleccionando lo anterior de a cuerdo con tu criterio y experiencia personal. Otro camino es explicar al profesor como estudias habitualmente con el fin de que el te ayude a mejorar esos mismos procedimientos. 29
  30. 30. 30
  31. 31. 2.10. Actividad 1. Explica la diferencia entre hábito de estudio y actitudes ante el estudio. 2. Elabore un horario personal, para una semana, considerando las 24 horas de cada día, incluyendo el horario de clases de la universidad. 3. Realiza un listado de los principales hábitos negativos que un estudiante posee. 4. Realiza un listado de los principales hábitos positivos que un estudiante posee. CUESTIONARIO DE AUTOEVALUACIÓN Al-Alba: Empresa de Servicios Educativos. (s/a) propone un cuestionario sobre la forma de organizar el estudio. Debes responder a las distintas cuestiones sabiendo que: 1 indica “Nunca o casi nunca lo realizo de esta manera” 2 indica “Casi nunca lo realizo de esta manera” 3 indica “Regularmente lo realizo de esta manera” 4 indica “Casi siempre lo realizo de esta manera 5 indica “Siempre lo realizo de esta manera” Nº ÍTEMS 1 2 3 4 5 01 Me resulta provechoso utilizar esquemas y resúmenes elaborados por mí 02 Cuando voy a estudiar, mis apuntes están organizados adecuadamente y no tengo que estar pidiéndoselos a mis compañeros/as. 03 Para estudiar o trabajar, necesito un lugar donde no escucho ruidos, con espacio suficiente para colocar mis cosas y tener el material ordenado. 04 Normalmente no estudio sólo en fechas próximas o días antes de los exámenes, porque he podido cumplir mis planificaciones. 05 Cuando llegan los exámenes, no tengo que estudiar demasiado los días antes y puedo salir con mis amigos/as. 06 Estudio adaptándome a mis ritmos y calendarios, esforzándome en cumplirlos. Sé que tengo mi propio ritmo. 07 Mientras tomo mis apuntes, intento escribir palabras claves que me recuerden ideas fundamentales del tema. 08 Para repasar lo estudiado, suelo utilizar mis propios esquemas, resúmenes y/o apuntes. 09 Planifico repasos, con tiempo suficiente, antes de los exámenes. 10 Cuando tengo el examen, leo todas las preguntas para planificar y organizar el tiempo que tenga. 11 Intento estudiar en un espacio sin distracciones, donde me siento cómodo/a y que me permite concentrarme y rendir mejor. 12 Me resulta útil a la hora de responder en los exámenes, hacer un esquema con las ideas que voy a poner en cada pregunta. Estrategias generales de estudio = ______ / 4 = ____ 31
  32. 32. Suma las puntuaciones de las preguntas 1, 2, 7 y 8 y divide el resultado entre 4. El cociente representará el grado de adecuación de tus técnicas y estrategias de estudio Planificación y organización del estudio = ______ / 4 = ____ Suma las puntuaciones de las preguntas 4, 5, 6 y 9 y divide el resultado entre 4. El cociente representará el grado de adecuación de modo de organizar y planificar el estudio Espacios y lugares de estudio = ______ / 2 = ____ Suma las puntuaciones de las preguntas 3 y 11 y divide el resultado entre 2. El cociente representará el grado deinfluencia de los lugares y espacios donde estudias Preparación de exámenes = ______ / 2 = ____ Suma las puntuaciones de las preguntas 10 y 12 y divide el resultado entre 2. El cociente representará el grado de adecuación de tu modo de preparar los exámenes Interpreta tus resultados*: Para cada una de las técnicas, si tienes: Menos de 3: Necesitas mejorar estos hábitos para que tus niveles de rendimiento y de posterior formación, sean más óptimos. Entre 4 y 5: Aunque tus resultados son bastante adecuados, es importante que vayas aprendiendo nuevas estrategias y técnicas que te puedan ayudar a mejorar y potenciar al máximo tus niveles de esfuerzo y tus capacidades. 32
  33. 33. Sesión 3:LOS PROBLEMAS QUE AFECTAN EL ESTUDIO Todo el tema de problemas que afectan el estudio es obtenido de Hernández (1998) el cual se refiere a los problemas que afronta el estudiante cuando estudia, independientemente del medio sociocultural en que lo haga. El estudiante se halla involucrado en los aspectos concretos de su preparación académica, que es la base de lo que en este momento se considera. Un problema, grande o pequeño y en cualquier circunstancia, siempre está referido a la acción, y se plantea cuando no se conoce el modo de actuar ante un hecho. Debe saberse cómo actuar para adquirir el conocimiento que se necesita. Los aspectos de la conducta estudiantil que, en mayor o menor grado, restrinjan esa manera de actuar, deben identificarse como problemas particulares, como impedimentos que el estudiante debe superar. Mediante un proceso de observación en el ambiente universitario se ha captado una gran cantidad de problemas particulares, en el sentido que acaba de anotarse, de los cuales unos cuantos persisten, y se generalizan aquí sin incurrir en exageraciones. En primer término, se exponen cuatro que son básicos y se ubican en orden de importancia para luego explicarlos con brevedad y sugerir algunas soluciones. Estos problemas son: la falta de una adecuada orientación profesional; el subdesarrollo del espíritu investigativo; la desorientación en cuanto a las formas de estudiar; y el ingenuo desconocimiento de los problemas anteriores. 3.1. La falta de una adecuada orientación profesional La orientación profesional es un factor de progreso en el mundo contemporáneo, en el cual la multiplicidad ocupacional debe distribuirse correctamente según las necesidades de la producción, las aptitudes, las aspiraciones, el grado de preparación y los medios de cada quien. Por esto, en nuestro medio puede concretarse su falta como un verdadero problema. 1.1. Problema básico El estudiante, entre nosotros, no recibe una previa orientación profesional adecuada, en el sentido de que pueda definirse objetivamente hacia la carrera que pretende y que luego ha de constituir su actividad permanente. Su decisión a este aspecto se debe, en la mayor parte de los casos, a un informe mínimo, a presiones de tipo sentimental, y no pocas veces a la alternativa de cursar cualquier carrera (no importa cuál), con tal de adquirir un grado y el estatus profesional. Debido a estos aspectos, y a otros que ni siquiera pueden preverse, es difícil que el estudiante común y corriente pueda ubicarse de manera correcta en el plan de estudios que más le convenga. Por sí mismo, parece no estar capacitado para establecer 33 Problema la orientación vocacional
  34. 34. delineamientos al mundo en el cual vive y, por lo mismo, no puede responsabilizarse por completo ante su propio futuro. Si hubiera una conciencia de los problemas generales en los futuros graduandos, fundamentada en una real orientación profesional, el proceso de escogencia conduciría a una distribución de aspiraciones más acorde con las necesidades apremiantes. Pero estas fallas se refieren al medio, por esta razón el estudiante no es responsable de ellas en forma directa. La orientación, tanto profesional como vocacional, es prácticamente nula en la escuela primaria y en los primeros años de la escuela secundaria. Así, cuando ahora trata de realizarse en quienes van a salir bachilleres, la información cae en un terreno sin abono, en el cual no hay las actitudes necesarias ni la capacidad crítica para valorar la situación estudiantil en el futuro inmediato. Además, esta información de última hora es precaria si se la mira desde el punto de vista de la misma orientación, ya que por lo general se reduce a unas cuantas conferencias sobre temas aislados, en cada una de las cuales se habla de los aspectos bonitos y superficiales de una profesión, y se suministran algunos datos con direcciones y nombres de centros universitarios, haciendo énfasis en los requerimientos de ingreso y en las dificultades que a manera de filtros sólo permiten que un bajo porcentaje de aspirantes sea aceptado para iniciar el primer curso de estudios superiores. El resto de elementos de juicio proviene de amigos o de miembros de la familia, y con este cúmulo de vaguedades el futuro estudiante de la universidad "decide" cuál profesión estudiar. Sin embargo, en los últimos años, aunque no en todos los colegios de secundaria, al estudiante inminente se le informa acerca de algunas de las aptitudes requeridas, de las posibilidades profesionales de cada carrera, y de las expectativas acerca del desarrollo del país. Infortunadamente, estos datos sobre temas tan importantes son todavía superficiales, entre otras cosas, porque la investigación psicosocial que debe respaldarlos no se ha producido de manera ejemplar y porque, en consecuencia, se carece de gran parte de la metodología y de las técnicas apropiadas. Como consecuencia de todas estas fallas en asuntos tan importantes, muchos siguen una carrera en respuesta a impulsos emocionales o sentimentales. Otros tienen como motivación el simple interés de obtener un diploma de grado, sin importar la carrera o profesión, sino más bien la posibilidad de ascenso social, dejando de manifiesto sus propósitos egoístas y de lucro personal. Así, es posible encontrar muchas otras motivaciones similares y, quizás, quien lea estas líneas se auto catalogue en alguna o en varias. 1.2. Problemas derivados 1.3. La ausencia de motivos integrales para estudiar La falta de orientación profesional coloca al individuo ante una perspectiva que no pasa de lo inmediato, lo personal y lo muy concreto, siendo de iguales características los objetivos que se tienen para impulsar los estudios. Inconscientemente, el estudiante cree de antemano que su porvenir depende de factores externos, y por ello encamina todos sus esfuerzos hacia la consecución de un mundo mágico al cual parece estar ligado fatalmente. La carrera, el porvenir, y casi todo lo demás, significan para él conseguir realidades externas que lo satisfagan en su visión concreta. Por eso es casi imposible que pueda comprender en toda su magnitud el mundo abstracto de lo 34
  35. 35. intelectual, el plano de los conceptos y los valores, por tanto, no es posible tampoco que le dé la debida importancia a la preparación científica. En estas condiciones desfavorables para el estudiante, es también necesario establecer algunas relaciones de causa entre ellas y la incongruencia del ejercicio profesional, fenómeno que se observa en algunas carreras, pues los profesionales, apenas salen de la universidad ocupan posiciones, generalmente administrativas, que no están de acuerdo con lo que estudiaron. Parece que el estudiante estuviese de antemano sometido a una regulación social que lo obliga a ser, en cuanto a títulos y saberes, lo que determinados grupos y presiones disponen. 1.4. La falta de una conciencia racionalizada acerca de su papel como profesional Según lo anterior, se observa también la falta de conciencia acerca de su papel como profesional. La relación de estos problemas es tan estrecha que en muchos casos es difícil distinguir el uno del otro. Sin embargo, si se analiza este último, lo identifican perfiles propios y definidos. El estudiante no tiene conciencia de su posterior papel ante la sociedad, es decir, del tiempo aquél en el cual ha de ejercer su profesión. Se ha visto cómo la capacidad efectiva que conduce a un profesional integral determina la posición ventajosa que un individuo puede ocupar en la sociedad, con sus respectivas contraprestaciones personales. Debe entenderse con claridad que el ejercicio profesional es un servicio y que su retribución depende de la calidad del mismo. No pocos estudian, consciente o inconscientemente, con intereses mezquinos, demasiado personalistas o de grupo, y piensan entre tanto que el desarrollo del país y las contribuciones para ayudar a realizarlo son tareas ajenas. En todo caso, aún falta un programa de orientación profesional sistemático, mediante el cual los futuros bachilleres puedan evaluar objetivamente sus posibilidades y ordenar y encaminar sus aptitudes, sus perspectivas y sus alternativas. Como se ve, todo esto se halla implicado en procesos de larga duración, por esto, precisamente, son loables los esfuerzos que en este sentido pretendan las autoridades de las instituciones educativas. Pero, en tanto se consolidan los resultados de estos trabajos, hay al menos dos caminos por seguir: el uno, que puede basarse en la colaboración a lo que hacen las autoridades, tendiente a implantar un programa de orientación profesional sistemático; el otro, referido a quienes están ingresando a hacer parte del estudiantado universitario, y también a los profesionales egresados, para enmendar, en lo posible, los errores que sin culpabilidad personal se hayan cometido. 3.2. El subdesarrollo del espíritu investigativo El concepto de espíritu investigativo es complejo; sin embargo, para los propósitos actuales puede lograrse mediante una síntesis entre lo que puede considerarse pensamiento científico y lo que comúnmente se acepta como conocimiento científico. Conocer y pensar son dos procesos correlacionados pero diferentes. El modo de pensar depende, en algunas ocasiones, del grado y la calidad de los conocimientos que se tengan, pero parece que lo más común es que los modos de pensamiento establecidos en una 35
  36. 36. sociedad, o más particularmente en un grupo social, predeterminan el tipo y el grado de conocimientos por adquirir. 2.1. Problema básico El espíritu investigativo en principio puede definirse operacionalmente, como la motivación continua provocada por el medio social y cultural para escudriñar la realidad en busca de conocimiento objetivo. El espíritu investigativo es una característica natural en los seres humanos. En todas las culturas y en todos los tiempos lo han desarrollado en mayor o menor proporción, y de esto han dependido siempre los avances logrados. El deseo de averiguar el porqué y el cómo de las cosas es un imperativo para la mente racional, y aunque en no pocas oportunidades las respuestas a estas interrogantes se dan en forma mítica, el hombre pretende, aun inconscientemente, encontrar cada vez mejores y más amplias explicaciones convincentes. Cada cultura, cada grupo social, y aun cada persona, aprovechan este espíritu investigativo potencial en mayor o menor grado, y según este grado, cada quien o cada colectividad alcanza proporcionalmente determinados niveles de desarrollo. Por tanto, no puede cometerse el error de pensar que al estudiante le falta el espíritu investigativo. Se trata más bien de una falta de desarrollo de tal espíritu, provocada en gran parte por las condiciones socioculturales. Estas razones indican que el estudiante no es del todo responsable de su deficiencia científica, pero obviamente no puede persistir en ella, por ignorancia o por conformismo. Lo que ha pasado es que, debido a estas circunstancias, el espíritu investigativo ha quedado en él como una potencialidad inexplotada o explotada de manera insuficiente, lo cual hace que pierda de continuo las posibilidades de comprender y controlar el mundo fenoménico. 2.2. Problemas Derivados 2.3. Bajo poder de conceptualización y de comunicación Muy unido a la insuficiencia del espíritu investigativo, y como problema concomitante más sobresaliente, está el bajo poder de conceptualización y, por tanto, el bajo poder de comunicación. El proceso por el cual se abstraen directamente de la realidad las imágenes, para comprenderla, o tratar de comprenderla, sin alterarla más allá de lo natural y de lo necesario, no puede darse en condiciones de pobreza científica porque la mente opta por la información indirecta, lo cual se le presenta como el camino en apariencia más fácil. Se confía entonces en lo que los demás dicen y en consecuencia, las comparaciones evaluativas y el juicio subjetivo no aparecen para respaldar un pretendido conocimiento. Por lo general, el estudiante supone que el profesor es una "enciclopedia", y confía en sus exposiciones sin buscar otras fuentes de información ni hacer comparaciones evaluativas. Debe reconocerse que estamos acostumbrados a la vaguedad conceptual, pues llegamos a creer ingenuamente que la sola exposición de un término basta para comunicar algo. Se conocen muy poco la naturaleza, las características y las posibilidades del concepto, y no se establecen con claridad las indispensables relaciones entre éste y su representación simbólica. Por ello, muchas veces no notamos que, en la pobreza natural del lenguaje, un concepto puede estar representado por varios términos, o que un solo término puede comportar varios elementos conceptuales. 36

×