Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Los ultimos jueves en la ciudad del sol. Las Carmelitas
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Los ultimos jueves en la ciudad del sol. Las Carmelitas

  • 332 views
Published

 

Published in Art & Photos
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
332
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
1
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. ECHALE UN VISTAZO A TUS MONUMENTOS. IGLESIA CONVENTUAL CARMELITAS DESCALZASUN POCO DE HISTORIA.El convento de Carmelitas descalzas de Sanlúcar la Mayor, bajo la advocación de San José, fue elsegundo convento de la orden fundado en la provincia de Sevilla, en el año de 1590, después delconvento de la capital (Las Teresas).Tuvo su origen en la vocación religiosa de una joven sanluqueña, Beatriz Rodríguez Martín, hija deD. Bartolomé Rodríguez Torreblanca y Ana Martín, “de lo principal del lugar”, que en su casahabía comenzado una vida de retiro, en oración y penitencia.Su padre ayudaba a los franciscanos del santuario de Ntra. Sra. de Loreto, así su relaciónespiritual con estos padres influyó a la hora de optar por una orden religiosa. Teniendo en cuentael deseo de su hija y la vocación divina, D. Bartolomé compró una casa (1573) en la calle que enaquel tiempo, llamaban de Sevilla, y que era la principal de la ciudad. Era una casa grande y vivíanen ella muchos vecinos de toda clase y condición. Decían que era asilo de delincuentes, porquedisponía de dos puertas, con salida a otra calle.D. Bartolomé despidió a los vecinos y cerró una de las puertas. Cuando la casa estuvo dispuesta,viviendo ya Beatriz y su padre, pues su madre había fallecido hacía poco, se les unieron otrasjóvenes “de lo mejor del pueblo”, que aspiraban a la misma forma de vida en clausura. Fueronéstas: Ana de San Esteban, Isabel de la Encarnación, Catalina de San Francisco, Luisa de SantaClara, Leonor de San Pedro, Petronila de San José, Ana de la Cruz y Francisca de la Madre deDios.Siguiendo el ejemplo de la Madre Beatriz, que tomó el nombre de Beatriz de la Concepción, vivíanen oración y contemplación, siguiendo el evangelio y buscando a Dios en primer lugar, no les faltólo necesario para la vida del cuerpo, ya que se ayudaban con el trabajo de costura. De estamanera, compaginaban su vida activa con la contemplación, procurando vivir la clausura, perosalían a Misa y en la semana santa visitaban los sagrarios todas juntas con toda devoción, hastaque lograron la licencia para celebrar la misa en su casa.Entre 1585 y 1588, la madre Beatriz fue a Sevilla para conseguir la legalización de su ideal deconvento.Se realizaron todos los trámites oportunos, incluyendo visita al convento de Sevilla, y, visita delprovincial a Sanlúcar, quedando muy satisfecho del modo de vida que llevaban y así las juzgódignas de ser buenas religiosas. Resuelto el ingreso en la orden, sólo faltaba la autorización delArzobispo de Sevilla, D. Rodrigo de Castro, el cual, viendo que a nadie le era gravoso y con elcomún aplauso del lugar, la dio con beneplácito. 2
  • 2. ECHALE UN VISTAZO A TUS MONUMENTOS. IGLESIA CONVENTUAL CARMELITAS DESCALZASCARACTERÍSTICAS DEL MOVIMIENTO BARROCO.Entre las características generales del arte barroco están su sentido del movimiento, la energía yla tensión. Fuertes contrastes de luces y sombras realzan los efectos escenográficos de muchoscuadros, esculturas y obras arquitectónicas. Una intensa espiritualidad aparece con frecuencia enlas escenas de éxtasis, martirios y apariciones milagrosas. La insinuación de enormes espacios esfrecuente en la pintura y escultura barrocas; tanto en el renacimiento como en el barroco, lospintores pretendieron siempre en sus obras la representación correcta del espacio y laperspectiva. El naturalismo es otra característica esencial del arte barroco; las figuras no serepresentan en los cuadros como simples estereotipos sino de manera individualizada, con supersonalidad propia. Los artistas buscaban la representación de los sentimientos interiores, laspasiones y los temperamentos, magníficamente reflejados en los rostros de sus personajes. Laintensidad e inmediatez, el individualismo y el detalle del arte barroco hicieron de él uno de losestilos más arraigados del arte occidental.EL RETABLO BARROCO.El retablo (del latín retro-tabulum: tabla que se coloca detrás) remonta su origen a la costumbrelitúrgica de poner reliquias de los santos sobre los altares. Cuando éstas se agotaron, hubo quecontentarse con colocar imágenes, primero en forma de dípticos y trípticos de marfil.Posteriormente, al encontrarse el ara del altar repleta de los utensilios para la celebración de lamisa, la figura del santo, de Cristo o de la Virgen se pintó sobre una tabla que se situó delante delaltar (frontal o antependium) hasta que, cuando el sacerdote se colocó para celebrar de espaldasal pueblo no dejando ver el frontal, aquella se comenzó a ubicar detrás y por encima del altar a finde hacerla plenamente visible. De esta manera surgió el retablo. Este evolucionó hastaconvertirse a finales de la Edad Media en una gigantesca máquina de alabastro, piedra, mármol omadera que albergaba ciclos completos de la vida de Cristo,de la Virgen y de los santos y queocupaba toda la cabecera de la iglesia.Esta costumbre continuó durante el Renacimiento, pero seguramente fue en el Barroco,(ss XVII yXVIII) cuando el retablo alcanzó el mayor grado de plenitud. No hubo entonces en España templo,desde la enorme catedral hasta la más modesta de las ermitas, que no tuviese un esplendorosoretablo. Como si no fuera suficiente el de la cabecera, se multiplicaron por el crucero, las naves ylas capillas. Todas las paredes de las iglesias llegaron a tapizarse de retablos no solamente en lostemplos que se construían de nueva planta sino incluso en aquellos de tiempos remotos, como elRománico y el Gótico, que de esta manera perdían su fisonomía original para cobrar otraenteramente nueva.Los retablos barrocos podían construirse de piedra, de alabastro, de mármol u otros materialesduros y semipreciosos, pero lo habitual fue hacerlos enteramente de madera, más fácil de tallar y, 3
  • 3. ECHALE UN VISTAZO A TUS MONUMENTOS. IGLESIA CONVENTUAL CARMELITAS DESCALZASsobre todo, susceptible de recibir una capa de pintura de oro que los convertía en un ascua de luz.Con el colorido y el dorado, el retablo, iluminado por la luz de las velas, refulgía como una brasaen la penumbra de los templos, insinuándose a la vista del público como una aparición celestial.Además, con la vibración de sus formas, lo tupido de su decoración y la multiplicidad de susimágenes confería a los templos españoles de la época, casi siempre de muros rígidos, inertes ycortados en ángulos rectos, una sensación de movilidad y expansión del espacio del queestructuralmente carecían. Los retablos provocaban así un ilusionismo muy característico delBarroco, en que la dualidad entre fondo y figura, entre superficie y realidad quedaba sóloengañosamente resuelta.Partes de un retablo: Ático: Parte superior de la calle central de un retablo. Banco: Parte inferior o basamento de un retablo. En ocasiones puede estar dividido en dos pisos(Sotabanco) Calle: Nombre que reciben cada una de las divisiones verticales de un retablo. Casa: Cada uno de los espacios de forma cuadrangular o rectangular que, abiertos en los cuerpos y calles de un retablo, sirven para alojar pinturas o esculturas. Cuerpo: Cada uno de los pisos o de las divisiones horizontales de un retablo. Entrecalles: Divisiones verticales más estrechas que las calles y que las separan unas de otras. Guardapolvo: Pieza o saledizo que enmarca un retablo tanto por los laterales como por la parte superior, con la misión de protegerlo del polvo. Sotabanco: Parte inferior de un banco de retablo de dos pisos. 4