• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Instrumentos europeos de apoyo al emprendimiento. acceso  a la financiación de pym es
 

Instrumentos europeos de apoyo al emprendimiento. acceso a la financiación de pym es

on

  • 752 views

Este trabajo analiza la problemática de la financiación de las PYMEs y estudia los distintos mecanismos aplicables para mitigarla como estrategia de desarrollo local.

Este trabajo analiza la problemática de la financiación de las PYMEs y estudia los distintos mecanismos aplicables para mitigarla como estrategia de desarrollo local.

Statistics

Views

Total Views
752
Views on SlideShare
752
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
2
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Instrumentos europeos de apoyo al emprendimiento. acceso  a la financiación de pym es Instrumentos europeos de apoyo al emprendimiento. acceso a la financiación de pym es Document Transcript

    •         PROGRAMAS  E  INSTRUMENTOS             EUROPEOS  DE  APOYO  AL   EMPRENDIMIENTO   Guadalupe  de  la  Mata     Apoyo  a  la  financiación  de  las  Pequeñas   y  Medianas  Empresas  (PYMES)  como   estrategia  de  desarrollo  local     Guadalupe  de  la  Mata   2002        
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     PROGRAMAS  E  INSTRUMENTOS  FINANCIEROS    DE  APOYO  A  LA   FINANCIACIÓN  DE  LAS  PEQUEÑAS  Y  MEDIANAS  EMPRESAS   COMO  ESTRATEGIA  DE  DESARROLLO  LOCAL   INTRODUCIÓN 5 CAPITULO I: LA IMPORTANCIA DE LAS PYMES EN EL DESARROLLO ECONÓMICO LOCAL Y SUS PROBLEMAS PARA OBTENER FINANCIACIÓN 7 1.  LA  DEFINICIÓN  DE  PYME   7   2.  EL  PAPEL  DE  LAS  PYMEs  EN  EL  DESARROLLO  LOCAL   8   3.  LOS  PROBLEMAS  ESTRUCTURALES  DE  LA  FINANCIACIÓN  DE  LAS  PYMEs   11   3.1.  Los  problemas  específicos  de  las  PYMEs  para    acceso  a  la  financiación   12   3.2.  Barreras  específicas  para  el  acceso  al  crédito  en  las  zonas  menos  favorecidas   15   3.4.  Consecuencias  para  las  PYMEs   17   CAPITULO II: INSTRUMENTOS DISPONIBLES PARA CUBRIR LAS NECESIDADES DE FINANCIACIÓN DE LAS PYMES EN EUROPA 18 1.  FINANCIACIÓN  DE  LAS  PYMES  EN  LAS  DIFERENTES  FASES  DE  SU  VIDA   18   1.1.  La  fase  de  arranque   18   1.2.  La  fase  de  expansión   19   1.3.  La  fase  de  madurez   20   2.  PRODUCTOS  FINANCIEROS  DISPONIBLES  EN  EL  MERCADO  PARA  CUBRIR  LAS  NECESIDADES  DE   LAS  PYMEs   21   2.1.  Financiación  mediante  créditos   25   2.2.  La  financiación  mediante  capital   33   2.3.  Las  fuentes  de  financiación  alternativas   43   CAPITULO III: ACCIONES DE APOYO A LA FINANCIACIÓN EN EUROPA EN EL AMBITO NACIONAL                                                                                                                                                      Guadalupe  de  la  Mata                                                         48   Página  2  de  111  
    •   1.   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   INTRODUCCIÓN   48   2.  INSTRUMENTOS  DE  APOYO  A  LA  FINANCIACION  MEDIANTE  CREDITO   49   2.1.  Esquemas  de  garantía  de  crédito   49   2.2.  El  microcrédito   61   2.3.  Las  garantías  de  mejora  de  crédito  en  operaciones  de  titulización   65   3.  INSTRUMENTOS  DE  FINANCIACIÓN  MEDIANTE  CAPITAL   68   3.1.  Introducción   68   3.2.  Las  inversiones  publicas  directas   68   3.3.  Las  garantías  de  capital   72   3.4.  La  evolucion  de  los  sistemas  de  apoyo  al  capital  riesgo   81   CAPITULO IV 82 PROGRAMAS Y POLITICAS A NIVEL COMUNITARIO 82 1.  PROGRAMAS  EUROPEOS  DE  MEJORA  DE  ACCESO  AL  CRÉDITO   82   1.1.  Préstamos  globales  del  Banco  Europeo  de  Inversiones   82   1.2.  El  Instrumento  PYME:  préstamos  bonificados  para  las  PYME  que  creen  puestos  de  trabajo   83   1.3.  Las  garantías  del  Fondo  Europeo  de  Inversiones   83   2.  PROGRAMAS  DE  APOYO  A  LA  FINANCIACIÓN  MEDIANTE  EL  CAPITAL  RIESGO.   86   2.1.  La  Actividad  del  Fondo  Europeo  de  Inversiones  (FEI).   86   2.2.  Plan  de  ayuda  inicial  del  MET  (Mecanismo  Europeo  para  la  Tecnología)   88   2.3.  CREA   88   2.4.  Acción  Eurotech  Capital   89   CAPITULO V 91 EVALUACIÓN Y RESULTADOS DE LOS INSTRUMENTOS UTILIZADOS PARA PROMOVER LA FINANCIACIÓN DE PYMES 91 1.  INTRODUCCIÓN   91   2.  INDICACIONES  GENERALES  SOBRE  LA  EVALUACIÓN  DE  LAS  POLITICAS  DE  APOYO   93                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  3  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   3.  EJEMPLOS  DE  EVALUACIÓN  DE  PROGRAMAS  DE  GARANTÍAS  DE  CRÉDITO:  EVALUACIÓN  DE   ALGUNOS  PROGRAMAS  COMUNITARIOS   95   4.  DEFINICIÓN  DEL  FUTURO  MARCO  DE  ACTUACIÓN  EN  LA  UNION  EUROPEA   102   CONCLUSIÓN 104 BIBLIOGRAFÍA 106                                                                                                                                                      Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  4  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     INTRODUCIÓN Las  diferencias  de  ingresos  entre  los  países  de  la  UE  han  disminuido  en    los  últimos  15   años,   sin   embargo   las   desigualdades   entre   regiones   dentro   de   los   estados   miembros   han   aumentado.   Casi   una   cuarta   parte   de   los   ciudadanos   de   la   Unión   viven   en   regiones   pertenecientes  al  Objetivo  1  de  los  Fondos  Estructurales,  es  decir  que  tienen  una  renta   per   capita   de   menos   del   75%   de   la   media   comunitaria.   También   existen   importantes   diferencias   entre   los   niveles   de   desempleo;   las   diez   regiones   con   más   paro   presentan   tasas  de  desempleo  de  más  del  doble  de  la  media  comunitaria.  Estas  diferencias  no  son   el  resultado  de  las  divergencias  entre  las  tasas  de  los  estados  miembros  si  no  más  bien   de  la  existencia  de  notables  desequilibrios  dentro  de  los  mismos,  por  ejemplo,  en  países   como  Bélgica,  Finlandia,  Francia,  Grecia,  España  y  el  Reino  Unido,  las  diferencias  entre   el  desempleo  de  las  regiones  con  más  problemas  de  paro  y  aquellas  con  menos  pueden   llegar  a  ser  de  más  del  7%.   Esto   quiere   decir   que   los   problemas   de   desarrollo   regional   se   plantean   tanto   a   nivel   nacional   como   a   nivel   comunitario   y   que   tanto   los   poderes   públicos   de   los   países   miembros  como  las  instituciones  europeas  deben  buscar  estrategias  para  mejorar  esta   situación.   Existen   distintos   tipos   de   políticas   y   programas   para   desarrollar   la   economía   en   el   ámbito   local,   algunas   de   las   más   utilizadas   por   los   gobiernos   e   instituciones   de   desarrollo  son  aquellas  que  buscan  promover  la  competitividad  del  tejido  empresarial   local,   apoyando   la   creación   y   la   actividad   de   las   pequeñas   y   medianas   empresas   (PYMEs).   Estas   estrategias   se   justifican   por   la   importancia   de   las   PYMEs   en   el   crecimiento   económico   y   la   creación   de   empleo   (representan   el   98%   del   total   de   las   empresas  en  Europa  y  generan  dos  tercios  del  empleo  comunitario)  y  por  sus  mayores   dificultades  para  acceder  a  la  financiación  respecto  a  las  grandes  empresas.   La financiación de la actividad productiva de la PYME se enfrenta a tres grandes problemas: el acceso más difícil a la financiación ajena, la mayor dependencia bancaria y unos costes financieros de los recursos ajenos más elevados que en las empresas de mayor tamaño. Para neutralizar los efectos de estos problemas es necesario actuar en los campos no atendidos por el sistema bancario, muy especialmente, en la potenciación de los sistemas de garantías recíprocas y de capital riesgo. Este trabajo pretende cubrir la                                                                                                                                                      Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  5  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   problemática de la financiación de las PYMEs y estudiar los distintos mecanismos aplicables para mitigarla como estrategia de desarrollo local. En  el  capítulo  I,  (i)  se  analiza  la  función  de  las  PYMEs  en  Europa  y  su  importancia  para  el   desarrollo  económico  por  su  capacidad  de  crear  empleo,  su  flexibilidad  y  su  capacidad   innovadora   y   (ii)   se   describe   la   problemática   de   la   financiación   de   las   PYMEs   que   justifica   la   intervención   pública.   El   capítulo   II   se   centra   en   los   mecanismos   e   instrumentos  de  financiación  de  las  PYMEs  en  cada  una  de  las  fases  de  su  ciclo  de  vida   (arranque,  expansión  y  madurez).     La  segunda  parte  del  trabajo  presenta  los  diferentes  programas  y  políticas  innovadoras     aplicadas  por  las  instituciones  públicas  en  el  ámbito  nacional  (capítulo  III)  y  en  el  ámbito   comunitario   (capítulo   IV)   para   cubrir   los   déficit   del   mercado   financiero   y   mejorar   el   acceso  a  la  financiación  de  las  PYMEs  en  Europa.  Por  último  se  realiza  una  evaluación   de  algunas  de  estas  políticas  (capítulo  V).                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  6  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     CAPITULO I: LA IMPORTANCIA DE LAS PYMES EN EL DESARROLLO ECONÓMICO LOCAL Y SUS PROBLEMAS PARA OBTENER FINANCIACIÓN   1.  LA  DEFINICIÓN  DE  PYME   La   referencia   a   pequeñas   y   medianas   empresas   (PYME),   utilizada   a   lo   largo   de   este   libro,   corresponde   a   la   definición   comunitaria   establecida   en   la   Recomendación   de   la   Comisión  de  3  de  abril  de  19961     dirigida  a  los  Estados  miembros,  al  Banco  Europeo  de   Inversiones   (BEI)   y   al   Fondo   Europeo   de   Inversiones   (FEI)   y   modificada   por   la   Recomendación     de   la   Comision     de   6   de   mayo   de   2003,   sobre   la   definición   de   microempresas,   pequeñas   y   medianas   empresas2   La   definición,   que   se   resume   en   la   tabla   siguiente,   ha   de   aplicarse   a   todos   los   programas   comunitarios   o   nacionales   que   afectan  a  las  PYME.     DEFINICIÓN  DE  PEQUEÑA  Y  MEDIANA  EMPRESA  (PYME)  1996   Criterios Microempresa   Pequeña   empresa   Mediana  empresa   N.  asalariados   <  10   <  50   <  250   Volumen   de   negocios   anual   o   balance  total   -­‐-­‐-­‐-­‐-­‐   <  7  M  € <5  M  €   Independencia   -­‐-­‐-­‐-­‐-­‐   No   más   del   25   %   de   su   capital   o   de   sus   derechos  a  voto  pueden  pertenecer  a  una   o  varias  empresas  que  no  respondan  a  la   definición  de  PYME   <50   M   € <27  M  €                                                                                                                                 1  DO  L  107  de  30.4.1996,  p.  4.   2 OJ  L  124  (20.05.  2003)  pagina  36  –41   ( http://europa.eu.int/comm/enterprise/enterprise_policy/sme_definition/index_en.htm)                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  7  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   DEFINICIÓN  DE  PEQUEÑA  Y  MEDIANA  EMPRESA  (PYME)  2003   Categoría de empresa N. asalariados Volumen de negocios anual o balance total Mediana < 250 ≤ € 50 millones ≤ € 43 millones Pequeña < 50 ≤ € 10 millones ≤ € 10 millones micro < 10 ≤ € 2 millones ≤ € 2 millones   Según   la   Recomendación   de   la   Comisión   del   2003,   se   entiende   por   PYMEs   aquellas   empresas  con  menos  de  250  empleados,  cuyo  volumen  de  negocio  anual  no  exceda  50   millones  de  euros  o  cuyo  balance  general  anual  no  exceda  43  millones  de  euros,  y  que   sean   independientes,   de   tal   forma   que   el   25%   o   más   de   su   capital   o   de   sus   derechos   de   voto   no   pertenezca   a   otra   empresa,   o   conjuntamente   a   varias   empresas   que   no   respondan  a  la  definición  de  PYME.  Los  segmentos  dentro  del  grupo  de  PYMEs  son  los   siguientes:  autónomos  o  empresarios  individuales  con  0  trabajadores;  microempresas,   de   1   a   9   trabajadores;   pequeñas   de   10   a   49   trabajadores   y   medianas   de   50   a   259   trabajadores.   2.  EL  PAPEL  DE  LAS  PYMEs  EN  EL  DESARROLLO  LOCAL   Durante  los  últimos  años  se  aprecia  un  creciente  interés  por  las  empresas  de  dimensión   pequeña  y  mediana  (PYME),  y  en  particular  por  el  papel  que  desempeñan  en  el  sistema   económico3.   Como   veremos   en   las   siguientes   secciones,   muchos   estados   han   establecido  programas  de  apoyo  al  sector,  como  medidas  de  desarrollo  local.  Entre  las   razones  de  esta  importancia  se  encuentran  las  siguientes:   § La  PYME  constituye  el  tipo  de  organización  de  producción  más  frecuente.  La   mayoría   de   las   empresas   europeas   son   PYMEs.   Los   datos   más   recientes   muestran   la   existencia   de   19   millones   de   PYMEs   en   la   UE   (menos   de   250   empleados),   lo   que   representa   el   99,8   %   de   todas   las   empresas   de   la   Unión.   La   mayoría  de  las  PYMEs  son  microempresas.  En  el  Reino  Unido,  por  ejemplo,  el                                                                                                                             3   Reid,   Gavin   (1990)   ,   “The   research   agenda   for   the   small   business   economics”,   Journal   of   Economic   Surveys”,  Volume  4,  n°3,  paginas  275-­‐285                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  8  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   99%   de   las   empresas   tienen   menos   de   50   empleados   y   las   microempresas,   con   menos   de   10   empleados,   representan   al   menos   el   90%   de   las   empresas   en   varios  países  incluyendo  Dinamarca,  Francia  e  Irlanda.4   § Tienen   una   contribución   fundamental   en   el   crecimiento   del   empleo.   Las   PYMEs  son  las  mayores  generadoras  de  empleo,  sobrepasando  a  las  empresas   más   grandes.   En   la   UE   las   empresas   dan   empleo   a   más   de   70   millones   de   personas,   lo   que   representa   dos   tercios   del   empleo   total   de   la   Unión5.   Esta   proporción  es  algo  más  alta  en  países  como  Portugal  y  España  y  algo  más  baja   en  Suecia  y  Países  Bajos.  En  Estados  Unidos  las  PYMEs  dan  trabajo  a  más  de  la   mitad   de   todos   los   trabajadores   del   sector   privado,   mientras   que   en   Japón   el   78%  del  empleo  (excluyendo  el  sector  primario)  esta  generado  por  PYMEs6.   § Están   caracterizadas   por   una   mayor   flexibilidad,   en   términos   relativos   respecto  a  las  grandes  empresas.  La  flexibilidad  es  posiblemente  el  rasgo  más   destacado  de  las  PYME,  y  fuente  de  muchas  de  sus  principales  ventajas,  como   son   la   rapidez   de   respuesta,   la   capacidad   de   innovación   y   la   de   adaptación.   Estas  características  les  permiten  explotar  oportunidades  no  identificadas  o,  en   su  caso,  desdeñadas  por  las  grandes  empresas.     § Crean   oportunidades   para   desarrollar   y   adoptar   la   tecnología   apropiada.   En   muchos   casos,   las   PYMES   van   en   vanguardia   de   la   transformación   e   innovación   tecnológicas.   Su   tamaño   relativamente   pequeño   intensifica   la   necesidad,   así   como   la   capacidad,   de   adaptación   al   cambio.   Están   condenadas   a   ser   innovadoras  y  competitivas  si  quieren  desarrollarse  y  sobrevivir.  Han  de  tener   también  un  espíritu  emprendedor  que  les  permita  sacar  partido  de  las  nuevas   posibilidades   o   de   los   nuevos   procedimientos.   Contribuyen   así   de   manera                                                                                                                             4  OCDE  Small  and  Médium  Enterprise  Outlook,  OCDE  2000,  pag  7,  8;  Observatorio  Europeo  de  PYMEs   5   En   cuanto   a   la   proporción   de   microempresas   (con   2   empleados   de   promedio   por   empresa),   estas   ofrecen   un   número   de   empleos   similar   al   de   las   38,000   grandes   empresas   existentes     en   la   Unión   (con   más  de  1,000  trabajadores  de  promedio  por  empresa).   6   OCDE   Small   and   Medium   Sized   Enterprise   Outlook.   Enterprise   Industry   and   Services.   2000   Edition.   Pagina  9.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  9  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   apreciable   a   generar   inversiones   innovadoras   y   a   extender   actividades   económicas  a  nuevas  esferas7.   § Contribuyen  de  forma  significativa  a  la  economía  en  términos  de  producción  de     bienes  y  servicios.   § Contribuyen   a   mejora   los   vínculos   entre   sectores   económicos,   social   y   geográficamente  diversos.                                                                                                                             7   El   desarrollo   de   la   industria   informática   en   la   India   y   el   éxito   de   las   empresas   de   confección   en   pequeña  escala  en  Hong  Kong  y  en  la  región  italiana  de  Emilia-­‐Romagna,  así  como  el  floreciente  sector   de   las   máquinas   herramienta   en   Taiwán,   son   ejemplos   de   los   nuevos   terrenos   de   actuación   desbrozados   por   las   PYMES   que   han   dado   así   muestras   de   su   competitividad   tanto   en   el   mercado   interno  como  en  el  internacional.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  10  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     3.  LOS  PROBLEMAS  ESTRUCTURALES  DE  LA  FINANCIACIÓN  DE  LAS  PYMEs   En   muchos   estudios   se   ha   señalado   que   la   financiación   es   uno   de   los   problemas   más   importantes    a  los  que  se  enfrentan  las  PYMES,  tanto  en  los  países  en  desarrollo  como   en  los  desarrollados8.  El  acceso  a  la  financiación  es  un  factor  crucial  que  determina  la   capacidad  de  las  PYMES  para  iniciar  inversiones  productivas  con  objeto  de  ampliar  sus   actividades   y   emplear   las   tecnologías   más   recientes,   asegurando   así   la   competitividad   del   sector   y   de   la   nación   en   su   conjunto.   Por   consiguiente,   los   sistemas   financieros   deficientes  pueden  socavar  gravemente  los  principios  micro-­‐económicos  esenciales  de   un  país,  con  el  resultado  de  un  crecimiento  más  bajo  del  ingreso  y  el  empleo.   A  pesar  de  su  número  y  su  importancia  para  la  creación  de  empleo,  tradicionalmente   las  PYMES  se  han  enfrentado  a  dificultades  para  obtener  créditos  o  aportes  de  capital   institucionales.  Los  bancos  comerciales  y  los  inversores  tradicionales  se  han  resistido  a   prestar  servicios  a  las  PYMES  por  diversas  razones,  que  se  han  analizado  en  numerosas   reuniones  de  expertos9.     Veamos,  en  primer  lugar,  cuales  son  los  problemas  específicos  de  las  PYMEs  a  la  hora   de  obtener  financiación    para  estudiar  posteriormente  los  problemas  específicos  de  las   PYMEs  situadas  en  las  zonas  geográficas  menos  desarrolladas.                                                                                                                             8   La   dimensión   de   las   empresas   influye   en   gran   medida   en   su   financiación.   El   trabajo   seminal   de   Modigliani   y   Miller   (Modigliani   F   Miller   M.   1958   «The   cost   of   capital,   corporation   finance,   and   the   theory   of   investment”),   American   Economic   Review   48,   261-­‐297   postulaba   la   irrelevancia   de   la   estructura  financiera  sobre  el  valor  de  las  empresa  en  los  mercados  de  capital  perfectos.  Si  todas  las   empresas  tienen  igual  acceso  a  los  mercados  de  capital,  la  respuesta  de  las  empresas  a  cambios  en  el   coste  del  capital  variara  únicamente  por  su  diferente  demanda  de  inversión.   La   estructura   financiera   de   una   empresa   es   entonces   irrelevante   para   sus   inversiones,   porque   los   fondos   externos   proporcionan   un   sustituto   perfecto   al   capital   interno.   Sin   embargo,   cuando   se   introducen  las  imperfecciones  de  los  mercados  se  evidencia  que  las  decisiones  de  financiación  de  las   empresas   afectan   sus   decisiones   de   inversión   y   que   por   tanto   la   estructura   de   capital   se   torna   relevante   para   explicar   la   competitividad   de   las   empresas   y   el   cumplimiento   de   su   objetivo:   incrementar  su  valor  en  el  mercado.   9   Véase   por   ejemplo   "Issues   concerning   SME's   access   to   finance"   en   Development   Strategies   and   Support   Services   for   SMEs:   Proceedings   of   Four   Intergovernmental   Expert   Meetings,   UNCTAD   2000.   "The   SME-­‐financing   Gap   and   New   Financial   Products   for   SME's   in   Developing   Countries   and   Eastern   Europe"  Committee  of  Donor  Agencies  for  Small  Enterprise  Development,  Viena,  octubre  de  2000.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  11  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   3.1. Los problemas específicos de las PYMEs para acceso a la financiación Los   problemas   específicos   de   las   PYMEs   a   la   hora   de   obtener   créditos   del   sector   bancario   se   relacionan   con   la   falta   de   «colateral»   o   garantías   disponibles,   la   falta   de   información  o  información  asimétrica  (que  puede  llevar  a  problemas  de  riesgo  moral  y   selección   adversa)   y   los   mayores   costes   administrativos   que   supone   para   los   bancos   analizar   un   gran   número   de   pequeñas   empresas.   Además   las   tendencias   actuales   a   la   consolidación  en  el  sector  financiero  así  como  la  globalización10,  reducen  la  financiación   tradicional11  de  las  PYMEs  basada  en  crédito  de  instituciones  financieras  locales.   A)  Mayores  riesgos   Las   PYMES   están   consideradas   por   acreedores   e   inversores   como   prestatarios   de   alto   riesgo   debido   a   la   insuficiencia   de   sus   activos   y   a   su   baja   capitalización,   su   vulnerabilidad   a   las   fluctuaciones   del   mercado   y   las   altas   tasas   de   mortalidad   que   registran.   B)  Falta  de  colateral  y  de  garantías   Para   cubrir   los   elevados   riesgos   los   bancos   exigen   garantías   personales   o   reales12   o   una   importante  participación  en  capital13  por  parte    del  empresario.  En  la  muchas  ocasiones   los  pequeños  empresarios  no  pueden  cumplir  con  estas  exigencias.                                                                                                                               10   La   globalización   ha   provocado   un   aumento   de   los   flujos   de   capital   transfronterizos,   la   consolidación   e  internacionalización  del  sector  bancario  y  por  lo  tanto  una  disminución  (de  la  competitividad)  de  la   importancia   de   las   instituciones   financieras   locales.   Las   PYMEs   tienen   mayores   dificultades   para   acceder   a   financiación   externa   (fuera   de   su   área)   y   por   lo   tanto   no   se   benefician   de   los   flujos   transfronterizos.   11   Las   PYMEs   obtienen   tradicionalmente   gran   parte   de   su   financiación   externa   a   través   créditos   bancarios  otorgados  por  instituciones  financieras  locales,  que  se  encuentran  en  una  mejor  posición  de   evaluar  los  riesgos  de  la  empresa  que  las  instituciones  más  grandes  pero  más  alejadas  de  la  realidad   local.     12  Las  entidades  de  crédito  tienen  la  obligación  de  proteger  a  sus  depositantes/  accionistas  contra  el   riesgo   de   préstamo   en   un   negocio.   La   toma   de   una   garantía   real   o   prenda   proporciona   cierta   seguridad  al  banco,  ya  que  en  el  caso  de  impago  por  parte  de  la  empresa,  podrá  ejercer  la  garantía  y   recuperar  su  dinero.  La  obtención  de  garantías  puede  suponer  al  mismo  tiempo  un  medio  para  probar   que  el  empresario  se  compromete  con  su  proyecto.  Algunos  bancos  no  piden  colateral  para  pequeños   préstamos  y  otros  mantienen  que  la  obtención  de  garantías  sobre  activos  es  sólo  un  factor  secundario   en  la  decisión  de  préstamo.     13     Los   bancos   pueden   exigir   una   inyección   de   capital   por   parte   del   empresario   para   mejorar   los   ratios   financieros   (gearing).   Los   bancos   prefieren   invertir   en   negocios   en   los   que   parte   de   los   costes   son   soportados   el   propietario   ya   que   las   empresas   con   altos   niveles   de   deuda,   suelen   suponer   mayores   riesgos.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  12  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   C)  Información  asimétrica   La   asimetría   de   la   información   resultante   de   la   falta   de   libros   de   contabilidad   de   las   PYMES,  y  las  deficiencias  de  sus  estados  financieros  y  de  sus  planes  de  actividad  hacen   que   sea   difícil   para   los   acreedores   e   inversores   evaluar   la   solvencia   de   las   posibles   propuestas   de   las   PYMES.   La   asimetría   de   la   información   genera   a   su   vez   riesgo   moral   y   selección  adversa.  Veamos  cuales  son  las  razones  de  estos  fenómenos.     § Información   asimétrica14:   La   información   asimétrica   supone   que   en   una   relación   bipartita  una  de  las  partes  dispone  de    más  información  a  la  hora  de  determinar  los   riesgos   inherentes   a   la   relación.   En   el   caso   de   los   créditos,   los   prestatarios   y   los   prestamistas   tienen   información   asimétrica   de   los   créditos   -­‐   es   imposible   que   un   prestamista   conozca   el   negocio   tan   bien   como   el   prestatario.   Por   esta   razón,   el   prestatario   conoce   mejor   que     el   prestamista   su   capacidad   para   rembolsar   el   préstamo,   y   las   probabilidades   del   incumplimiento   aumentan   en   aquellas   circunstancias  en  las  que  no  existe  ningún  costo  asociado  con  el  impago.   Parte   de   la   resistencia   de   los   bancos   a   prestar   dinero   a   las   PYMES   se   debe   a   su   incapacidad  de  evaluar  los  riesgos  debido  a  la  falta  de  información  financiera  fiable.   En   los   mercados   financieros   bien   desarrollados   y   estables,   acreedores   e   inversores   normalmente   piden   y   reciben   información   financiera   transparente,   fiable   y   comparable.  Cuanto  mejor  sea  la  información,  mayor  será  la  confianza  del  inversor  y   menor   el   costo   del   capital.   Este   tipo   de   información   financiera   se   proporciona   mediante  estados  financieros  basados  en  normas  de  contabilidad  nacionales  o  incluso   internacionales.   Los   bancos   y   las   autoridades   reguladoras   pueden   incluso   exigir   más   información   de   la   que   hay   disponible   para   el   público   o   de   la   que   normalmente   se   pide.  Además,  los  analistas  financieros,  las  agencias  de  calificación  o  los  servicios  de   información   sobre   las   empresas   generan   información   que   está   a   disposición   de   acreedores  e  inversores.   No  obstante,  incluso  en  las  economías  muy  desarrolladas,  como  la  Unión  Europea,  las   PYMES   no   están   obligadas   a   informar   sobre   sus   resultados   financieros   de   forma                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               14  La  teoría  de  los  mercados  con  información  asimétrica  descansa  firmemente  en  tres  investigadores:   George  Akerlof  (Universidad  de  California,  en  Berkely),  Michael  Spence  (Stanford  University)  y  Joseph   Stiglitz  (Universidad  de  Columbia).                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  13  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   normalizada   si   no   alcanzan   un   umbral   significativo   en   total   de   activos,   facturación   o   número  de  empleados.   Esto   quiere   decir   que   las   muchas   PYMES   no   producen   una   información   financiera   comparable   que   pueda   ser   utilizada   por   los   acreedores   o   inversores.   La   disponibilidad   de  información  sobre  la  situación  de  solvencia  de  los  prestatarios  potenciales  es  por   tanto   variable   que   discrimina   qué   empresas   pueden   recibir   crédito   y   cuáles   tendrán   negado  el  acceso  (Mato,  1989).     En   este   sentido,   entre   las   fuentes   de   información   que   reducen   la   asimetría   informativa   cabe   destacar   la   capacidad   de   autofinanciación,   un   mayor   poder   de   mercado,   mayor   tamaño,   empresas   que   ya   sean   clientes   del   acreedor,   que   pertenezcan   a   sectores   regulados,   o   que   tengan   sus   emisiones   sometidas   a   la   calificación  de  alguna  agencia  especializada.  De  todas  estas  variables,  la  más  utilizada   en   los   estudios   empíricos   para   aproximar   la   asimetría   de   información   con   los   acreedores   ha   sido   el   tamaño,   entendiéndose   que   es   signo   de   mayor   capacidad   de   autofinanciación  y  garantías,  al  tiempo  que  favorece  la  presencia  de  la  empresa  en  los   mercados  de  capitales  y  de  productos  y  por  tanto  facilita  a  los  acreedores  fuentes  de   información  fiables  a  partir  de  las  que  evaluar  la  solicitud  de  financiación15.   La  información  asimétrica  crea  problema  de  riesgo  moral  y  de  selección  adversa:   § Selección  adversa:  Aunque  los  prestamistas  podrían  cobrar  intereses  más  altos  para   compensar   el   riesgo   y   la   falta   de   información   para   medirlo,   esto   haría   surgir   problemas  de  “selección  adversa”.  Dado  que  las  tasas  de  interés  más  altas  requieren   una  tasa  de  rendimiento  mayor  asociado  a  un  mayor  riesgo,  habría  una  tendencia  a   que   personas   propensas   al   riesgo   predominen   entre   los   prestatarios.   La   estructura   de   riesgo   de   la   cartera   de   crédito   de   los   bancos   favorecería   a   los   prestatarios   de   alto   riesgo.     § Riesgo  moral:  La  relación  entre  los  prestatarios  y  los  prestamistas  no  asegurados  está   expuesta   a   riesgo   moral.   Así   como   la   selección   adversa   en   general   se   relaciona   con                                                                                                                             15   Bergés   y   Maravall   (1985),   Cuervo-­‐Arango   (1986),   Frined   y   Lang   (1988),   Titman   y   Wessels   (1988),   Chang   y  Rhee  (1990),  Mato  (1990),  Smith  y  Watts  (1992),  Ocaña,  Salas  y  Vallés  (1994)  muestran  una  influencia   positiva   del   tamaño   de   la   empresa   sobre   su   nivel   de   endeudamiento.   Así   mismo,   Bergés   y   Maravall   (1985),   Cuervo-­‐Arango   (1986),   Mato   (1989a),   Mato   (1990)   y   Ocaña,   Salas   y   Vallés   (1994)   muestran   la   dependencia   que   tienen   las   empresas   españolas   de   menor   dimensión   del   crédito   a   corto   plazo,   soportando  al  mismo  tiempo  mayores  costes  de  financiación.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  14  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   asimetrías   de   información   “ex-­‐ante”,   una   vez   iniciada   la   relación   entre   las   partes   la   asimetría  de  información  “ex-­‐post”,  es  decir,  sobre  las  actuaciones  futuras  de  una  de   las  partes,  provoca  el  problema  conocido  como  de  “riesgo  moral”,  relacionado  con  los   comportamientos   oportunistas   que   ampara   la   asimetría   de   información.   Los   problemas   del   riesgo   moral   pueden   surgir   en   cualquier   situación   en   la   cual   alguien   está  tentado  a  realizar  una  acción  ineficaz  o  a  suministrar  información  distorsionada   porque  los  intereses  de  las  partes  no  son  los  mismos  y  porque  no  se  puede  verificar   fácilmente  el  informe  o  supervisar  de  cerca  las  acciones.   Para   que   el   riesgo   moral   esté   presente   se   deben   dar   tres   condiciones:   (1)  primero,   las   partes   comprometidas   en   la   transacción   tienen   que   tener   intereses   divergentes;   (ii)   segundo,   tiene   que   haber   oportunidades   de   negociación   que   conduzcan   a   una   situación   donde   los   intereses   divergentes   entren   en   juego;   y     (iii)   tercero,   tiene   que   haber   información   asimétrica   -­‐   una   de   las   partes   tiene   que   tener   un   mejor   conocimiento  de  los  hechos  relacionados  que  la  otra.  En  general,  en  los  préstamos  a   PYMEs  no  garantizados  todos  estos  factores  están  presentes.     D)  Costes  administrativos  y  de  transacción  más  elevados.   La   actividad   de   préstamos   a   PYMEs   resulta   en   muchos   casos   poco   rentable   para   los   bancos,   ya   que   los   costes   administrativos   son   altos   y   se   aplican   a   transacciones   de   montantes   poco   elevados.   En   general,   los   costes   administrativos   de   una   cartera   de   PYMEs   resultan   mucho   más   altos   que   para   el   mismo   montante   en   una   cartera   de   créditos  a  grandes  empresas.   3.2. Barreras específicas para el acceso al crédito en las zonas menos favorecidas Además  de  estas  barreras  generales  a  todas  las  PYMEs,  las  dificultades  de  financiación   de  éstas  aumentan  en  las  zonas  menos  desarrolladas  debido  a  factores  específicos  que   aumentan   los   riesgos   de   los   bancos   y   por   lo   tanto   frenan   la   disponibilidad   de   capital   para  las  PYMEs.  Entre  otras,  por  ejemplo,  podemos  considerar  la  tasa  de  criminalidad,   la  lejanía,  la  falta  de  experiencia  y  capacidad  empresarial  de  los  empresarios  de  PYMEs   y  microempresas  o  el    hecho  de  que  los  mercados  locales  sean  pequeños.                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  15  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   A) Altas tasas de criminalidad Algunas   zonas   de   ciertas   regiones   y   ciudades   europeas,   presentan     tasas   de   criminalidad  altas,  lo  que  puede  traducirse  en  altos  costes  de  seguro  y  la  necesidad  de   comprar  sistemas  de  seguridad,  lo  que  aumenta  los  costes  de  base.  Las  empresas  en  las   áreas   menos   desarrolladas   con   altas   tasas   de   criminalidad   no   sólo   encontrarán   dificultades  a  la  hora  de  atraer  la  atención  de  los  clientes,  si  no  también  para  encontrar   empleados.   B)  Lejanía  respecto  a  infraestructuras  y  servicios   Existen   algunas   zonas   en   Europa,   en   las   que   debido   a   la   lejanía   de   infraestructuras   y   servicios,  las  perspectivas  y  la  viabilidad  de  las  empresas  son  mucho  más  difíciles.  Los   factores   que   limitan   la   creación   y   el   desarrollo   de   actividades   empresariales   en   estas   zonas   son,   entre   otras:   un   mercado   limitado,   altos   costes   de   distribución,   mercado   laboral  restringido  o    plazos  de  reparto  largos.   C)  Distribución  Sectorial   Las  empresas  en  las  zonas  menos  desarrolladas  tienden  a  concentrarse  en  sectores  de   la  economía  en  los  que  los  costes  de  establecimiento  y  de  lanzamiento  son  bajos  y  los   niveles  históricos  de  impago  son  altos.  Estos  sectores  incluyen  comercio  al  por  menor,   proveedores   y   taxis.   Este   tipo   de   negocios   suele   ser   menos   atractivo   para   los   prestamistas   debido   al   mayor   riesgo   de   impago,   en   cualquier   área   en   la   que   se   encuentren.   D) Falta de experiencia y capacidad empresarial. Mucha   gente   en   las   áreas   deprimidas   recurre   al   auto-­‐empleo   como   último   recurso.   Como   consecuencia   de   esto   puede   que   no   posean   capacidades   empresariales   necesarias  para  establecer  y  hacer  funcionar  un  negocio.   Además,   muchos   tienen   una   experiencia   laboral   limitada,   especialmente   en   cuanto   a   competencia   empresarial.   Al   faltarles,   en   muchos   casos   un   “track   record”   que   demuestre   su   viabilidad,   tienen   dificultades   para   obtener   créditos   bancarios.   Para   terminar,  los  pequeños  empresarios,  sobre  todo  en  áreas  deprimidas,  tienden  a  evitar   recurrir   a   consultores   externos   para   que   les   ayuden   a   desarrollar   el   negocio.   Estos   problemas  reducen  la  viabilidad  de  este  tipo  de  negocios.   E)  Mercados  pequeños  y  localizados.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  16  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Un   elemento   importante   en   cualquier   plan   de   negocio   es   la   demanda   esperada   del   bien   o   servicio,   porque   cualquier   negocio   con   una   base   de   clientes   potenciales   insuficiente   es   difícilmente   viable.   Muchos   negocios   se   centran  en  un  primer  momento  en  un  mercado  local  que  suele  ser  limitado  y   en  muchos  casos,  muy  pequeño.   3.4. Consecuencias para las PYMEs Como   consecuencia   de   estos   problemas,   los   bancos   comerciales   prefieren   prestar   a   grandes   empresas   que   proporcionan   mejores   planes   de   actividades,   una   información   financiera   más   fidedigna,   mayores   oportunidades   de   éxito   y   una   mayor   rentabilidad.   Cuando   los   bancos   prestan   dinero   a   las   PYMES,   tienden   a   cobrarles   una   comisión   por   la   asunción   del   riesgo   y   a   aplicarles   medidas   de   control   previo   más   estrictas,   lo   que  incrementa  los  costes  para  todos.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  17  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   CAPITULO II: INSTRUMENTOS DISPONIBLES PARA CUBRIR LAS NECESIDADES DE FINANCIACIÓN DE LAS PYMES EN EUROPA Antes  de  analizar  los  programas  y  las  acciones  públicas  tendentes  a  mejorar   el   acceso   a   la   financiación,   es   importante   estudiar   la   naturaleza   y   el   comportamiento   de   los   mercados   que   financian   a   las   PYMEs.   La   cuestión   más   importante   en   este   sentido,   es   determinar   el   tipo   de   financiación   que   necesitan   y   reciben   las   pequeñas   empresas   (especialmente   las   de   reciente   creación)   en   las   distintas   etapas     de   su   crecimiento,     la   naturaleza   de   los   productos    de  capital  privado  o  créditos  asociados  a  esta  financiación    y  las   condiciones  y  posibilidades  de  sustitución  entre  las  distintas  alternativas  de   financiación.     1.  FINANCIACIÓN  DE  LAS  PYMES  EN  LAS  DIFERENTES  FASES  DE  SU  VIDA     Pueden   identificarse   3   grandes   fases   en   el   ciclo   de   vida   de   una   empresa:   la   fase   de   ‘arranque’,   la   fase   de   expansión   y   la   fase   de   madurez,   en   cada   una   de   ellas   tanto   las   necesidades   de   financiación   así   como   los   instrumentos   financieros   disponibles   para   cubrirlas  son  diferentes.   1.1. La fase de arranque Una   persona   con   una   idea,   invención   o   descubrimiento   (el   nuevo   empresario),   intentará   utilizar   sus   ahorros   para   lanzar   su   proyecto.   Si   su   capital   inicial   no   es   suficiente   para   cubrir   los   gastos   de   lanzamiento   recurrirá   a   familiares   y   amigos   para   obtener   el   capital   restante.   Sin   embargo,   el   desarrollo   de   la   nueva   empresa   puede   requerir  una  base  financiera  más  importante  y  el  nuevo  empresario  se  verá  obligado  a   recurrir  a  financiación  externa  para  desarrollar  su  proyecto.   Los   primeros   fondos   externos   obtenidos   por   la   PYME   se   denominan   capital   semilla   y   suelen   suponer   unos   200,000   euros   que   se   utilizarán   para   cubrir   las   actividades   de   investigación   y   desarrollo,   estudios   de   mercado,   formación   de   un   equipo   de   dirección   y   desarrollo   de   un   plan   de   negocios,   así   como   los   gastos   de   establecimiento   de   la   empresa,  lo  que  suele  implicar,  dependiendo  del  sector  y  tipo  de  actividad,  la  compra   de  inmovilizado  material  e  inmaterial  y  maquinaria.                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  18  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   El   riesgo   de   este   tipo   de   financiación   es   alto.   La   empresa   aún   no   esta   establecida,   se   trata   de   financiar   una   idea,   un   proyecto   que   aún   no   genera   ingresos,   sólo   costes   inciertos.   Son   inversiones   ilíquidas   y   generalmente   a   largo   plazo   y   sin   colateral   para   garantizar   el   reembolso   del   capital   invertido.   Por   ello   es   difícil   para   estas   empresas   encontrar  inversores  interesados  por  este  tipo  de  proyectos.  La  obtención  de  créditos   bancarios   en   esta   etapa   es   prácticamente   imposible,   debido   a   las   características   y   al   riesgo  de  la  inversión.     Los  empresarios  pueden  obtener  el  capital  necesario  de  los  llamados  fondos  de  capital   riesgo   (incubadoras   o   fondos   de   capital   semilla)   o   de   alguna   persona   que   crea   en   su   proyecto  (los  llamados  business  angels)  y  decida  arriesgar  su  capital  esperando  recibir   altos  beneficios  a  largo  plazo.  Una  vez  finalizada  la  fase  de  establecimiento,  el  equipo   de   dirección   puede   iniciar   el   desarrollo   del   plan   de   negocios.   Para   ello   la   empresa   necesitará   nuevos   fondos.   Sin   embargo   antes   de   realizar   las   primeras   ventas   y   sobre   todo   los   primeros   beneficios,   la   empresa   seguirá   dependiendo   de   la   financiación   de   fondos   de   capital   riesgo,   la   financiación   de   esta   fase   de   desarrollo   empresarial   se   denomina  financiación  de  arranque  (start-­‐up)  y  suele  supones  varios  millones  de  euros.   El  fondo  de  capital  riesgo,  al  no  contar  con  un  ‘track  record’  para  juzgar  la  rentabilidad   de   la   empresa,   basará   su   decisión   de   financiación   en   el   plan   de   negocios   y   en   la   experiencia   del   grupo   de   gestión   de   la   nueva   empresa   y   en   su   percepción   de   la   posibilidad   de   éxito   de   los   mismos.   El   fondo   de   capital   riesgo   tratará   de   proteger   su   inversión   (generalmente   en   forma   de   participación   accionarial)   imponiendo   una   serie   de   condiciones,   como   la   disposición   de   derecho   a   veto   o   a   la   posibilidad   de   elegir   los   gestores   (directores/   responsables)   clave   o   incluso   estar   representados   en   el   comité   de   dirección.   1.2. La fase de expansión A  la  fase  de  establecimiento  y  lanzamiento  seguirá  un  periodo  de  rápida  expansión  de   las   ventas.   A   medida   que   la   empresa   empieza   a   crecer   y   expandirse   la   necesidad   de   financiación   tiende   a   crecer.   Será   necesario   capital   para   aumentar   la   capacidad   de   producción,   para   desarrollar   productos   y   mercados   o   para   proporcionar   capital   de   trabajo   adicional.   En   esta   etapa,   la   empresa   empieza   a   obtener   rendimientos   de   sus   ventas  y  probablemente   a  generar  beneficios,   que  sin   embargo   resultarán  insuficientes   para  su  expansión.  La  obtención  de  nuevo  capital  será  de  nuevo  una  cuestión  esencial   para  la  evolución  de  la  PYME.                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  19  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Debido   a   la   dificultad   de   evaluar   la   viabilidad     a   medio   largo   plazo   de   una   empresa   recién   creada,   la   PYME   seguirá   encontrando  dificultades   para   obtener   financiación   de   las   entidades   financieras   y   seguirá   dependiendo   de   los   fondos   de   capital   riesgo.   Entramos  en  lo  que  se  llama  financiación  de  segundo  y  tercer  nivel.   1.3. La fase de madurez Una  vez  que  la  empresa  ha  lanzado  su  producto  y  genera  ingresos  estables,   puede   obtener   financiación   de   bancos   en   forma   de   créditos   o   de   otras   instituciones   financieras   utilizando   su   inventario   de   materia   prima   y   productos   terminados   y   deudores   comerciales   como   garantía   para   los   préstamos.  Pueden  resultar  adecuados  conjuntos  de  financiación  a  medida,   que  abarquen  productos  mixtos  de  endeudamiento  y  capital  social.   También   tendrán   acceso   a   otros   productos   financieros   como   el   factoring,   el   leasing   (arrendamiento  financiero),  la  emisión  de  obligaciones  e  incluso  de  las  bolsas  en  caso   de  que  la  empresa  decida  emitir  acciones  en  los  mercados  de  valores  públicos.   El   cuadro   siguiente   muestra   las   diferentes   fases   del   desarrollo   de   la   empresa   y   los   productos   financieros   disponibles   en   el   mercado   para   cubrir   sus   necesidades     de   financiación,   así   como   el   perfil   de   riesgo   de   las   inversiones   realizadas   en   cada   una   de   ellas.   Cuadro  n  1:  Fases  de  desarrollo  de  la  empresa                     Primeras  fases                    Alta       Fases  de  desarrollo  de  la  empresa               Expansión  y  crecimiento       Fases  finales                        Bajo                        Mercados  de  Capital                      Bolsa                      Bancos      Bancos  (créditos,                        (deuda  subordinada)        descubiertos)                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  20  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento        Necesidad                               Bancos  (instrumentos            Capital  riesgo      Capital  privado      Perfil  de          Financiación          híbridos)            Subsidios        Capital  riesgo          riesgo              Capital  riesgo          Ayudas                Capital  riesgo      Business  angels                  Business  angels    Subsidios  y  ayudas                  Familia,  amigos                                  Baja    Ahorros                        Alto                      Semilla              Lanzamiento        Segundo-­‐  tercer  nivel                      Puente                                                                                                                                    Tipo  de  financiación       Teniendo   en   cuenta   las   necesidades   de   la   empresa   a   lo   largo   del   ciclo   de   su   vida,   podemos  determinar  que  los  dos  instrumentos  más  importantes  que  puede  ofrecer  el   mercado   son   el   capital   riesgo   durante   las   primeras   fases   y   los   créditos   en   la   fase   de   madurez.  Las  características  especiales  de  las  PYMEs  y  algunas  tendencias  del  mercado   hacen   que   los   intermediarios,   que   normalmente   deberían   ofrecer   estos   instrumentos   (los   bancos   y   los   fondos   de   capital   riesgo   o   los   business   angels),   no   proporcionen   el   suficiente  capital,  lo  que  justifica  la  intervención  por  parte  de  los  poderes  públicos   En   la   siguiente   sección   veremos   la   situación   de   las   PYMEs   frente   a   la   financiación   en   Europa,   la   situación   del   mercado   de   créditos   y   de   capital   riesgo   y   otros   productos   de   financiación,  así  como  los  déficit  y  problemas  que  limitan  su  acceso  a  los  mismos.   2.  PRODUCTOS  FINANCIEROS  DISPONIBLES  EN  EL  MERCADO  PARA  CUBRIR   LAS  NECESIDADES  DE  LAS  PYMEs   Mercado    financiero  en  Europa  y  PYMEs   Las  empresas  pueden  financiar  sus  actividades  utilizando  fuentes  internas  o  externas.  El   grado  de  utilización  de  la  financiación  externa  por  parte  de  las  empresas  varía  de  unos   Estados   miembros   a   otros,   pero,   en   la   mayoría   de   los   casos,   para   la   expansión   es                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  21  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   precisa   una   financiación   externa   (préstamos,   otros   tipos   de   endeudamiento,   o   capital   social).   En   algunos   Estados   miembros   (por   ejemplo,   Alemania   y   Austria)   las   pequeñas   empresas   dependen   mucho   menos   del   capital   propio   que   de   préstamos   bancarios   de   disposición   inmediata.   En   otros,   las   PYMEs   con   menos   de   7   millones   de   euros   de   volumen   de   negocios   se   financian   fundamentalmente   con   recursos   propios   (España   42%,  Bélgica  40%  y  Francia  34%)16.                                                                                                                             16  Observatorio  Europeo  para  las  PYME,  VI  Informe                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  22  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Tabla    1:  Porcentaje  de  capital  propio  en  el  total  del  balance  por  tamaño     de  las  empresas   Austria   Bélgica   Francia   Aleman ia   Italia   Portuga l   España   Menos  de  7  m     13   40  %   34  %   14%   26%   31%   42%   Entre  7  y  40  m   27%   38%   35%   22%   25%   40%   43%   40  mill  €  o  más   31%   39%   35%   31%   28%   51%   37%   Todos  los  tamaños   28%   39%   35%   30%   27%   42%   38%   Tamaño  en  volumen   de  negocios  en   millones  de  €   F UENTE : O BSERVATORIO E UROPEO PARA LAS PYME, VI I NFORME El   Observatorio   Europeo   para   las   PYME   ha   señalado17   que   la   estructura   financiera   de   una   empresa   parece   depender   en   mayor   medida   del   sistema   y   las   prácticas   de   financiación   del   país   en   el   que   opera   la   empresa   que   de   las   características   de   la   misma,   como   el   tamaño,   el   sector,   la   antigüedad   e   incluso   la   rentabilidad.   Las   culturas   financieras  varían  mucho  de  unos  Estados  miembros  a  otros.  En  el  sector  bancario,  los   bancos   comerciales,   las   cajas   de   ahorros   y   las   cooperativas   de   crédito   desempeñan   distintos   cometidos   en   la   financiación   de   las   PYME,   según   el   país   en   el   que   se   encuentren.     Europa   tiene   una   larga   tradición   de   intermediación   bancaria,   de   hecho,   los   créditos   bancarios   constituyen   la   fuente   externa   de   financiación   más   habitual   incluso   para   muchas  empresas  la  única.  Sin  embargo,  a  pesar  de  que  la  oferta  de  capital-­‐riesgo  ha   aumentado  mucho  en  los  últimos  cinco  años,  la  financiación  mediante  capital  social  aún   está  poco  desarrollada.   En   general,   las   empresas   nuevas   y   en   fase   de   crecimiento   parecen     ser   las   que   más   problemas   encuentran   a   la   hora   de   obtener   recursos   de   financiación   adecuados.   En   estudios   recientes18   se  ha  señalado  que  entre  el  15  y  el  20  %  de  las  PYME  consideran  el                                                                                                                             17  VII  Informe  del  Observatorio  Europeo,  2002..   El  Observatorio  Europeo  de  Pymes  fue  creado  por  la   Comisión   Europea   en   diciembre   del   1992,   con   el   fin   de   mejorar   el   seguimiento   del   desarrollo   económico   de   las   pymes   europeas.   El   Observatorio   publica   periódicamente   una   serie   de   informes,   como   resultado   de   una   encuesta   llevada   a   cabo   entre   más   de   7600   empresas   europeas,   entre   otros   estudios.  Algunos  de  los  informes  relativos  al  2003,  ya  se  encuentran  disponibles  en  Internet.   18  Informe  del  Observatorio  Europeo  de  PYMEs  2002  y  2003    y  encuesta  Grant  Thornton  2001.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  23  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   acceso   a   la   financiación   una   importante   limitación   para   el   desarrollo   de   su   actividad,   aunque   hay   diferencias   entre   los   Estados   miembros,   especialmente   en   el   coste   de   los   préstamos   y   el   acceso   a   ellos.   Este   acceso   parece   resultar   más   fácil   con   un   sector   financiero   competitivo   y   con   instrumentos   de   apoyo   público   desarrollados.   Veamos   cual  es  la  situación  del  mercado  de  crédito  y  del  capital  riesgo  en  Europa.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  24  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   2.1. Financiación mediante créditos   Disponibilidad de datos: estadísticas y encuestas en el ámbito Europeo e internacional El   principal   problema   para   determinar   y   medir   la   existencia   de   obstáculos   a   la   financiación   para   las   PYMEs   (el   llamado   “financial   constraint”   en   la   literatura   anglosajona)   es   la   falta   de   estadísticas   homogéneas,   especialmente   a   la   hora   de   comparar  la  situación  en  distintos  países.     En  este  sentido  los  dos  métodos  mas  utilizados  para  obtener  evidencia  empírica  sobre   la  existencia  de  obstáculos  a  la  financiación  son:  (1)  las    encuestas  entre  PYMEs,  y  (2)  los   modelos  de  inversiones  de  empresas  y  crecimiento  de  empresas  utilizando  los  balances   anuales  de  las  PYMEs.   La  literatura  ha  intentado     Las  estadísticas  sobre  financiación  mediante  préstamos  a  las  PYME  suelen  ser  de  escasa   o   nula   calidad.   Las   bases   de   datos   disponibles   suelen   centrarse   en   las   PYME   con   asalariados   en   nómina,   pero   ignoran   a   los   empresarios   individuales.   Por   eso,   los   resultados   pueden   estar   sesgados,   ya   que   los   empresarios   individuales   representan   alrededor  del  52  %  de  las  empresas  europeas.   En   cuanto   a   la   metodología   utilizada,   esta   se   ha   basado   fundamentalmente   en   la   realización  de  inferencias  respecto  a  los  balances  de  las  empresas.     Es  difícil  determinar  cuando  una  empresa  no  accede  a  la  financiación  porque  existe  un   fallo  de  mercado  y  cuando  por  falta  de  viabilidad  o  de  perspectivas  de  crecimiento.     En   este   sentido,   las   encuestas   paneuropeas   sobre   financiación   de   las   PYME   tienen   un   valor  inestimable  para  superar  el  problema  de  la  falta  de  datos.   La   más   importante,   en   este   sentido   es   la   encuesta   anual   Grant   Thornton   19,   que   se   centra  en  las  PYME  orientadas  a  la  exportación.     La  encuesta  ENRS  del  Observatorio  Europeo  de  PYMEs.                                                                                                                               19  Exco  Grant  Thornton  survey  of  SMEs,  2001.  La  encuesta  se  basa  en  4  400  respuestas  de  una  muestra   de  42  400  empresas.                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  25  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   El   Banco   Central   Europeo   realiza   una   encuesta   sobre   la   financiación   bancaria   en   la   Euro-­‐zona.  Su  objetivo  es  mejorar  el  conocimiento  de  las  condiciones  de  financiación  en   el   área   y   ayudar   al   Consejo   de   Gobierno   del   BCE   a   evaluar   la   evolución   económica   y   monetaria  como  elemento  a  tener  en  cuenta  en  las  decisiones  de  política  monetaria.  Su   objetivo  es  complementar  las  estadísticas  existentes  relativas  a  las  tasas  de  interés  y  el   crédito  bancario    con  información  sobre  las  condiciones  de  la  oferta  y  la  demanda  en   los  mercados  de  capital  y  las  políticas  de  crédito  en  los  bancos  de  la  Euro  zona20     La  encuesta  incluye  temas  como  los  estándares  de  crédito  para  aprobar  prestamos  así   como   las   condiciones   de   los     contratos   de   crédito   aplicadas   a   las   empresas   y   los   particulares.   También   pide   una   evaluación   sobre   las   condiciones   que   afectan   la   demanda  del  crédito.   La  encuesta  se  dirige  a  directivos  de  crédito  de  un  numero  representativo  de  be  bancos   y  se  realiza  cuatro  veces  al  año.   El  Banco  Europeo  de  Inversiones  también  ha  realizado  una  encuesta  en  el  verano  del   2003  con  el  objetivo  de  entender  las  recientes  tendencias  en  los  mercados  del  crédito   para  las  PYMEs  y  las  perspectivas  de  los  prestamos  bancarios  a  PYMEs  en  el  futuro.  La   diferencia   de   esta   ultima   respecto   a   la   encuesta   del   BCE   es   que   distingue   entre   pequeñas   y   medianas   empresas,   que   cubre   toda   la   Unión   Europea   y   que   tiene   una   perspectiva   a   medio   plazo,   centrando   la   atención   en   la   disponibilidad   del   crédito   mas   que  en  el  precio  del  crédito21.     En   el   ámbito   internacional,   el   Banco   Mundial   también   ha   realizado   recientemente   un   estudio  sobre  los  determinantes  de  los  obstáculos  financieros  basado  en  una  encuesta   a   10000   empresas   en   80   países22.   El   objetivo   de   la   encuesta   es   evaluar:   (1)   si   las   clasificaciones  a  priori  de  empresas  con  problemas  de  acceso  al  crédito  y  empresas  sin   problemas  de  acceso  al  crédito  son  «adecuadas»  (2)  de  forma  más  general,  cuales  son   los  determinantes  de  los  obstáculos  de  financiación  de  las  empresas.                                                                                                                               20  Banco  Central  Europeo.  Euro  Area  Banking  Survey.  Enero  2004.   (http://www.ecb.int/pub/period/bls/blssurvey_200401.pdf)   21   Banco   Europeo   de   Inversiones.   “Bank   Survey   evidende   on   “bank   lending   to   SMEs   in   the   European   Union”.   Economic  and  Financial  Report  2003/01.  (www.eib.org/efs/)   22   Thorsten   Beck,   Asli   Demirgüc-­‐   Kunt,   Luc   Laeven   y   Vojislav   Maksimovic   The   Determinants   of   Financing   Obstacles,   Working   Paper   No.:   3204,   Enero   29,   2004   (http://econ.worldbank.org/view.php?type=5&id=32899)                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  26  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Esta  encuesta  muestra  como  las  empresas  maduras,  mayores  y  de  propiedad  extranjera   tienen  menos  obstáculos  a  la  financiación.  Estos  resultados  confirman  la  utilidad  de  las   clasificaciones  por  tamaño,  edad  y  propiedad  como  adecuadas  a  la  hora  de  valorar  los   obstáculos   a   la   financiación,   mientras   que   muestran   algunas   dudas   sobre   otras   clasificaciones   utilizadas   en   la   literatura   relevante.   Los   resultados   también   muestran   que   el   desarrollo   institucional   es   la   característica   más   importante   para   explicar   las   variaciones  en  los  obstáculos  a  la  financian  de  las  empresas23.     El Uso de la financiación externa por las PYMEs Europeas Este  trabajo  no  pretende  hacer  un  estudio  empírico  sobre  los  obstáculos  de  las  PYMEs  a   la  hora  de  acceder  a  la  financiación.   Así   que   nos   basamos   en   los   estudios   realizados   por   Grant   and   Thorton   y     por   el   Observatorio  de  PYMEs  Europeas  así  como  en  el  BCE  para  determinar                                                                                                                                 23   La   base   de   datos   utilizada   para   este   estudio   es   el   World   Business   Environment   Survey,   que   ofrece   importantes  ventajas.  En  primer  lugar  proporciona  información  sobre  la  percepción  de  la  firma  en  cuanto  al   nivel   del   obstáculo   financiero   que   se   le   plantea.   Por   lo   tanto,   contrariamente   a   otros   estudios   que   infieren   problemas   de   acceso   al   crédito   de   los   balances   de   las   empresas   utilizando   diferentes   metodologías   en   este   caso  se  han  medido  los  obstáculos  financieros  directamente.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  27  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Figura  2:  Uso  de  la  financiación  externa  por  las  PYME   Financión externa de las PYMEs en Europa Inversores Externos Subvenciones Factoring Leasing Créditos Descubiertos 60% 50% 40% 30% 20% 10% 0% Fuente: Exco Grant & Thornton survey of SMEs 2001   En   la   figura   2   aparece   representada   la   utilización   de   distintas   fuentes   de   financiación   externa   que   ofrece   la   encuesta   Grant   &   Thornton.   Es   evidente   el   predominio   de   los   descubiertos,   los   préstamos   bancarios   y   el   arrendamiento   financiero   (leasing)   como   opciones  de  financiación  de  las  PYME,  en  este  orden.   A  falta  de  datos  estadísticos  e  incluso  de  encuestas  sobre  las  dificultades  que  afrontan   las  PYME,  pueden  utilizarse  algunos  indicadores  indirectos  para  evaluar  los  problemas   de   la   financiación   bancaria;   por   ejemplo,   el   acceso   a   la   financiación   mediante   préstamo   puede  medirse  analizando  la  disponibilidad  de  los  descubiertos  y  los  préstamos  a  corto,   medio   y   largo   plazo   en   distintos   países.   Asimismo,   la   estructura   de   los   balances   generales   de   las   PYMEs   y   las   relaciones   bancarias   pueden   dar   idea   de   los   problemas   de   financiación.   Las   pequeñas   empresas   suelen   centrar   sus   operaciones   en   uno   o   varios   bancos   para   extraer  el  mayor  provecho  de  la  relación,  de  hecho,  desde  el  punto  de  vista  estadístico,   las   PYME   tienen   relaciones   comerciales   con   menos   bancos   que   las   grandes   empresas.   En   determinados   estados   miembros,   las   empresas   han   venido   confiando   tradicionalmente   en   una   estrecha   relación   con   un   solo   banco   (principio   del   «Hausbank»),   que   ha   estado   dispuesto   a   prestar   incluso   cuando   la   situación   empresarial  era  difícil.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  28  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Figura  3:  Acceso  a  la  financiación:  número  de  bancos  en  los  que  las  PYMEs  tienen  una   línea  de  crédito  (  %  de  PYMEs  por  país)   CH NO LI IS UK S P NL L I IRL FIN F E EL D DK B A Ninguno (sin crédito bancario) 0% 20% sólo 1 banco 40% 2 o 60% 3 bancos 4 bancos o más 80% No sabe no contesta 100% 120%   Fuente:  2002  ENSR  Survey  on  European  SMEs,  datos  ponderados  entre  7669  PYMEs  en  19  países  europeos       La   Encuesta   ENSR   sobre   las   PYMEs24   europeas   se   analiza   como   medida   del   acceso   al   crédito  bancario  el  número  de  bancos  en  los  que  las  PYMEs  tienen  líneas  de  crédito.                                                                                                                               24  2002  ENSR  Survey  on  European  SMEs,  -­‐  Observatorio  Europeo  de  PYMEs,  “SMEs  and  Access  to   Finance”,  2003/2.   (http://europa.eu.int/comm/enterprise/enterprise_policy/analysis/doc/smes_observatory_2003_report2 _en.pdf)                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  29  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Número  de  bancos  en  los  que  las  PYMEs  tienen  líneas  de  crédito.     Acceso  a  la  financiación:  número  de  bancos  en  los  que  las  PYMEs  tiene  línea  de  crédito  (%  de  PYMEs  por  país)       A   B   DK   D   EL   E   F   FIN   IRL   Ninguno   (sin  crédito   bancario)   11%   13%   16%   44%   29%   17%   20%   29%   5%   I   L   NL   P   S   UK   IS   14%   10%   23%   13%   23%   11%   2%   LI   NO   CH   Total   39%   17%   22%   21%   sólo  1   banco   43%   48%   75%   22%   26%   27%   46%   56%   61%   33%   51%   59%   39%   62%   68%   64%   25%   66%   44%   41%   2  o  3   bancos   40%   35%   8%   27%   37%   35%   29%   12%   23%   42%   31%   17%   40%   14%   18%   32%   24%   13%   29%   30%   4  bancos  o   más   5%   3%   0%   2%   6%   15%   1%   1%   7%   9%   5%   0%   5%   0%   1%   2%   3%   1%   1%   5%   No  sabe  no   contesta   1%   1%   0%   6%   1%   6%   3%   2%   4%   2%   2%   2%   3%   1%   3%   0%   8%   3%   4%   3%   Total   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%   100%     En  cuanto  al  tipo  de  instrumento  y  como  se  observa  en  la  figura  2,  aproximadamente  la   mitad   de   las   PYME   recurre   al   descubierto,   que   está   especialmente   extendido   en   Dinamarca,  Italia,  Irlanda  y  Suecia  (en  la  tabla  2  se  ofrecen  los  detalles).     Los  descubiertos  bancarios,  que  pueden  utilizarse  con  un  plazo  de  preaviso  muy  breve   (o  sin  preaviso),  suelen  ser  más  caros  que  los  préstamos,  en  función  de  la  evaluación  de   riesgos   de   la   PYME,   salvo   en   el   Reino   Unido,   donde   el   mercado   parece   regirse   por   normas   distintas   de   las   del   continente.   Los   bancos   normalmente   cobran   entre   un   8   %   y   un  20  %  por  los  descubiertos  (los  porcentajes  que  cargan  por  superar  el  límite  acordado   de   descubierto   son   incluso   más   elevados)   y   en   algunos   casos   no   ofrecen   préstamos   a   corto,   medio   o   largo   plazo,   ya   que   son   más   rentables   los   descubiertos.   No   obstante,   las   PYME   con   frecuencia   están   dispuestas   a   pagar   porcentajes   más   altos   por   los   descubiertos  debido  a  la  flexibilidad  que  ofrecen.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  30  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Tabla  2:  Utilización  de  la  financiación  externa  por  las  PYME   (Porcentaje  de  PYME  que  utilizan)     Descubiertos   Arrendamiento   financiero   Inversores   Factoring   Préstamos   bancarios   Subvenciones   exteriores       Bélgica         25   12   4   56   14   Dinamarca           73   25   13   7   24   7   Alemania           47   43   10   2   66   7   Grecia               23   15   10   8   68   12   España           8   48   15   15   58   10   Francia             36   47   7   32   63   11   Irlanda             70   48   19   14   39   10   Italia         78   41   7   17   17   10   Luxemburgo       22   33   15   11   44   15   Países  Bajos             17   31   11   3   50   9   Austria           42   39   1   6   65   8   Portugal               16   47   7   10   48   6   Finlandia             46   27   15   14   64   11   Suecia               70   29   10   3   37   6   Reino  Unido               59   42   11   7   34   10   Total  UE                 37   50   39   9   11   46   9    Fuente:  Exco  Grant  &Thornton  survey  of  SMEs,  2001.   En  conjunto,  alrededor  del  46  %  de  las  PYME  declaran  utilizar  el  crédito  bancario.  En  los   datos  recogidos  en  la  tabla  2  se  observa  que  en  los  países  en  los  que  la  utilización  de   descubiertos   es   elevada,   suelen   utilizarse   poco   los   préstamos   bancarios   (Italia,   Dinamarca,  Reino  Unido).     Por  otra  parte,  en  los  países  en  los  que  el  acceso  al  crédito  bancario  resulta  más  difícil,   los  períodos  de  pago  y  los  retrasos  en  el  mismo  suelen  ser  los  más  largos  (Italia,  Grecia,                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  31  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Portugal,   España),   ya   que   las   PYME   se   ven   obligadas   a   recurrir   en   mayor   medida   al   crédito  de  suministrador  como  fuente  de  su  capital  circulante.   También   se   registran   notables   diferencias   en   la   oferta   y   demanda   de   préstamos   a   largo   plazo   (más   de   cinco   años).   Al   parecer,   las   PYME   de   Bélgica,   Alemania,   Luxemburgo,   Austria,   Países   Bajos   y   Finlandia   obtienen   con   más   facilidad   dicho   tipo   de   préstamos,   mientras   que   las   de   Portugal,   Italia,   Grecia,   Suecia   y   España   experimentan   más   dificultades  (véase  tabla  3).  Sin  embargo,  en  Grecia  y  Portugal  una  elevada  proporción   de   las   PYME   obtienen   préstamos   a   corto   plazo,   mientras   que   en   Italia,   Irlanda,   Reino   Unido  y  Suecia  menos  del  10  %  de  las  PYME  recurren  a  ellos.   Tabla 3: Utilización de los préstamos bancarios por las PYMEs (% del total)   Préstamos   Hasta  3  años   3-­‐5  años   Más  de  5  años   Austria     65   19   20   34   Bélgica   56   14   30   28   Finlandia   64   16   28   20   Francia   63   14   42   30   Alemania   66   19   28   30   Irlanda   39   7   12   20   Italia   17   5   8   10   Luxemburgo   44   15   7   33   Países  Bajos   50   15   17   28   Portugal   48   31   12   7   España   58   18   19   15   Dinamarca   24   4   10   17   Grecia   68   43   10   9   Suecia   37   9   13   14   Reino  Unido   34   9   11   18   Media  UE   46   13   19   19   Fuente:  Exco  Grant  &Thornton  survey  of  SMEs,  2001.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  32  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     2.2. La financiación mediante capital 2.2.1.  Introducción:  definición  de  capital  riesgo  y  sus  características  principales   El   capital   riesgo   supone   el   suministro   de   financiación   de   inversiones   a   empresas   privadas  pequeñas  o  medianas  en  forma  de  instrumentos  de  capital  o  cuasi-­‐capital  no   negociados  en  las  bolsas  de  valores  reconocidas.  Constituye  una  financiación  de  riesgo   a   largo   plazo   en   donde   el   principal   rendimiento   que   obtiene   el   inversor   proviene   de   las   ganancias   de   capital   más   que   de   los   ingresos   por   concepto   de   dividendos.   Los   inversores  de  capital  de  riesgo  participan  activamente  en  la  gestión  de  la  empresa  en  la   que  invierten  para  contribuir  a  asegurar  el  éxito  de  la  operación25.     En  general,  un  fondo  de  capital  de  riesgo  invierte  en  PYMES  pertenecientes  a  sectores   de   alto   crecimiento   que   apunten   a   ampliar   sus   operaciones.   El   capital   riesgo   también   puede   contribuir   a   la   adquisición   de   una   participación   mayoritaria   en   empresas   más   arraigadas.     Las principales características del capital riesgo son las siguientes: § El capital riesgo es un instrumento de financiación a través del cual la sociedad receptora obtiene una provisión de recursos que le son necesarios para el comienzo o desarrollo de su actividad; § El capital riesgo se articula mediante la toma de participación en el capital social de la empresa objeto de la inversión, normalmente a través de la compra de acciones; § Es una forma de canalizar el ahorro permitiendo suplir la falta de autofinanciación de la PYME; § El precio para la sociedad receptora es casi nulo, pues se limita a dejar entrar en su accionariado a la sociedad inversora, si bien es normal que la sociedad receptora se haga cargo de los costes que ocasiona la entrada de la sociedad inversora en el capital de aquella;                                                                                                                           25  Generalmente  se  hace  una  distinción  entre  el  capital  de  riesgo  y  el  capital  inicial..  El  capital  inicial  se   refiere   al   capital   social   directo   aportado   en   los   primeros   ciclos   de   financiación   de   empresas   recientemente  establecidas.  En  cambio,  el  capital  de  riesgo  se  refiere  al  ciclo  siguiente  de  financiación   de  empresas  que  han  logrado  estabilidad  y  tienen  un  fuerte  potencial  de  crecimiento.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  33  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   § El tipo de empresas en las que se invierte, normalmente son de pequeña y mediana dimensión, porque son las que mayores posibilidades de expansión y desarrollo ofrecen; § La inversión se suele dirigir a sectores que emplean innovaciones de diverso tipo. Así, p. e., una entidad de capital riesgo como Eurocorp tan solo invierte en los sectores de biotecnología, biogenética, hostelería-turismo y ocio. Otra empresa como es Enlace, invierte en sectores como la piscicultura, el tratamiento de aguas o el ecoturismo; § La inversión va destinada, fundamentalmente, hacia empresas que se encuentran en fase de crecimiento o arranque; § La sociedad inversora asume unos riesgos mayores de los que normalmente está dispuesta a asumir una entidad crediticia; § Para los inversores en capital riesgo, la contrapartida básica de este tipo de inversiones es la obtención de elevadas plusvalías por la venta de la participación que detenta la sociedad inversora y que se conoce como “proceso de desinversión” o salida de la sociedad participada. El cierre del "ciclo de financiación mediante capital riesgo" puede producirse a través de diferentes mecanismos: o La recompra de la participación por parte de los accionistas originarios y/ o de la dirección. o La venta a terceros, de la empresa en su conjunto o de las acciones de la SFCR. o La introducción en los mercados de valores. o La liquidación de la empresa. 2.2.2. Ventajas de la financiación mediante capital riesgo para las PYMEs El   capital   de   riesgo   ofrece   potencialmente   una   fuente   valiosa   de   financiación   que   complementa  la  financiación  más  tradicional  en  forma  de  crédito  proporcionada  por  los   bancos  comerciales.  Esto  se  debe  a  que  muchas  de  las  razones  por  las  cuales  los  bancos   se   muestran   reticentes   a   la   hora   de   conceder   préstamos   a   las   PYMEs,   sobre   todo   en   las   primeras  etapas  de  su  vida,  no  afectan  de  modo  tan  importante  a  los  inversores  y  los   fondos  de  capital  riesgo.  Veamos  algunas  de  estas  razones:                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  34  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   -­‐   En   primer   lugar,   los   inversores   de   capital   de   riesgo   están   dispuestos   a   aceptar   mayores   riesgos   que   los   bancos   tradicionales   a   cambio   de   los   beneficios   más   importantes  que  pueden  obtener  de  la  venta  de  acciones  de  la  empresa.   -­‐  Los  inversores  de  capital  de  riesgo  no  requieren  garantía  de  los  prestatarios.   -­‐  Los  costos  de  explotación  son  inferiores  debido  a  que  no  se  hacen  pagos  a  altas  tasas   de  interés.   -­‐  Por  naturaleza,  el  capital    riesgo  es  un  capital  a  largo  plazo,  o  por  lo  menos  a  medio   plazo,  contrariamente  a  los  préstamos  bancarios  a  corto  plazo.   -­‐   Los   conocimientos   empresariales   proporcionados   por   los   inversores   de   capital   de   riesgo   en   algunos   casos   pueden   ser   más   valiosos   a   las   empresas   recientemente   establecidas  o  las  PYMES  que  la  financiación  efectivamente  recibida.   Sin   embargo,   algunas   de   las   características   de   las   PYMEs   afectan   negativamente   a   los   inversores  de  capital  privado.   -­‐Como  en  el  caso  de  los  préstamos  bancarios  tradicionales,  los  costos  de  explotación   relacionados   con   los   préstamos   de   pequeñas   cantidades   pueden   desalentar   a   los   inversores.   -­‐La  necesidad  de  mercados  muy  líquidos   no   es   tan   apremiante   como   en   el   caso   de   las   sociedades   de   capital   variable   o   los   fondos   comunes   de   inversión,   puesto   que   la   inversión  de  los  fondos  de  capital  de  riesgo  es  a  largo  plazo.  No  obstante,  es  necesario   que   existan   mecanismos   de   salida   del   mercado   para   que   los   inversores   obtengan   ganancias  de  capital  y  en  aquellos  países  en  los  que  las  vías  de  desinversión  no  están   suficientemente   desarrolladas   las   inversiones   de   capital   riesgo   resultan   menos   atractivas.     -­‐Como  la  mayoría  de  las  empresas  en  que  invierten  los  inversores  de  capital  de  riesgo   fracasan,   o   bien   producen   ganancias   modestas,   las   operaciones   productivas   deben   generar  rendimientos  suficientemente  altos  para  compensar  las  pérdidas  ocasionadas   por   las   inversiones   menos   provechosas.   La   necesidad   de   obtener   ganancias   potencialmente  muy  grandes  excluye  a  la  mayor  parte  de  las  PYMES  y  las  empresas   recientemente   establecidas   que   no   tienen   posibilidades   de   convertirse   en   mega-­‐ empresas   en   el   futuro,   y   es   uno   de   los   motivos   por   los   que   este   tipo   de   capital   se   concentra  en  los  sectores  de  la  alta  tecnología.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  35  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   2.2.3.  Evolución  y  situación  actual  del  mercado  de  capital  riesgo  en  Europa   En   muchos   países   europeos   el   sector   del   capital   riesgo   está   todavía   en   su   infancia.   Éste   es   particularmente   el   caso   cuando   se   trata   de   financiar   las   primeras   fases   (capital   semilla),   que   son   especialmente   arriesgadas   pero   que   tienen   un   elevado   potencial   de   crecimiento.   En  el  segmento  de  la  primera  fase,  los  inversores  privados  no  institucionales  (inversores   informales   –   en   la   mayoría   de   los   casos,   directores   de   empresa   con   experiencia   y/   o   antiguos  empresarios)  pueden  desempeñar  un  papel  crucial,  sirviendo  de  puente  entre   los   empresarios   y   las   sociedades   de   capital   riesgo.   Las   redes   de   inversores   informales   (business   angels)   pueden   ayudar   a   incrementar   la   transparencia   de   este   mercado.   Sin   embargo,   a   estos   inversores   les   puede   resultar   difícil   identificar   los   proyectos   adecuados,  a  título  personal.   Las   inversiones   de   las   sociedades   de   capital   riesgo   y   de   los   inversores   privados   no   institucionales   están   claramente   orientadas   hacia   empresas   con   potencial   de   crecimiento,   típicamente   en   los   sectores   de   alta   tecnología.   Sin   embargo,   también   las   PYME   ya   existentes   o   de   nueva   creación,   en   sectores   más   tradicionales,   tienen   necesidad   de   nuevas   inversiones.   En   este   sentido,   como   veremos   en   el   siguiente   capítulo,  los  programas  de  garantía  de  préstamos  y  los  programas  de  garantía  recíproca   pueden  constituir  herramientas  eficaces  para  facilitar  préstamos  a  PYMEs  con  un  mayor   grado  de  riesgo.  La  idea  que  subyace  tras  estos  programas  es  la  de  reducir  los  riesgos   de  los  acreedores  mediante  acuerdos  que  contemplan  un  seguro.   Las   cifras   de   capital   riesgo   a   disposición   de   las   empresas   se   han   venido,   incrementando   rápidamente  en  muchos  países  europeos,  en  los  últimos  años.     El   capital   riesgo   puede   implicar   muy   diferentes   tipos   de   inversión,   según   la   fase   de   desarrollo  de  la  empresa.  En  1999,  las  inversiones  en  capital  riesgo  en  Europa  estaban   divididas   en   las   siguientes   categorías:   Inversiones   de   siembra   (2%),   inversiones   en   empresas  de  nueva  creación  (“capital  lanzamiento”)  (11%),  inversiones  para  expansión   (“capital  de  segundo  tercer  nivel”)  (30%),  capital  de  reposición  (5%)  y  el  resto  –  capital   de   reestructuración26     –   (52%).   Como   puede   verse,   la   financiación   en   la   fase   primera,                                                                                                                             26  Capital  de  reestructuración  cubre  la  compra  de  empresas  por  el  equipo  directivo,  la  compra  por  la   dirección  y  la  compra  con  capital  riesgo  de  acciones  cotizadas.  Ver  Anuario  2000  EVCA.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  36  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   que   es   crucial   para   el   espíritu   empresarial,   continúa   representando   una   parte   muy   limitada  de  los  capitales  puestos  a  disposición.   Figura  3:  Porcentaje  de  capital  en  las  distintas  etapas  de  la  vida  de  la  empresa.   Reestructuración 16% Reposición 9% Siembra 4% Lanzamiento 19% Siembra Lanzamiento Expansión Reposición Reestructuración Expansión 52% El  capital  riesgo  en  la  primera  fase  financia  a  las  empresas  en  sus  primeros  pasos,  en  las   fases  de  siembra  y  de  creación  de  la  empresa.  Este  tipo  de  inversión  implica  un  riesgo   elevado  y  requiere  un  enfoque  muy  directo,  que  es  costoso.  Para  que  una  inversión  de   capital   riesgo   en   la   primera   fase   se   convierta   en   un   negocio   rentable   se   requieren   unos   socios   capitalistas   altamente   cualificados,   muchos   recursos   y   una   hábil   gestión   del   riesgo.   Al   representar,   a   menudo,   un   requisito   previo   para   la   creación   y   el   éxito   de   nuevas  empresas,  las  inversiones  en  capital  de  siembra  tienen  un  impacto  estratégico  y   catalizador   en   el   desarrollo   e   innovación   de   la   empresa.   Por   tanto,   como   veremos   en   el   capítulo  siguiente,  la  financiación  en  la  primera  fase  se  ve  acompañada  con  frecuencia   de  iniciativas  de  los  gobiernos  tales  como  fondos  de  promoción  regionales,  exenciones   fiscales  o  apoyo  a  los  viveros  de  empresas.  Además,  los  inversores  de  capital  riesgo  en   una  etapa  posterior  (que  son  la  mayoría)  con  frecuencia  exigen  que  se  haya  obtenido   una   financiación   profesional   en   la   primera   etapa,   antes   de   decidirse   ellos   mismos   a   invertir.   La  financiación  en  la  primera  fase,  como  porcentaje  del  PIB,  en  los  países  de  la  UE  se  ha   duplicado   entre   1999   y   200027   En   este   sentido,   los   estados   miembros   pueden   clasificados   en   tres   grupos.   Los   mercados   más   grandes   se   encuentran   en   Bélgica,   Alemania,  Francia,  Irlanda,  los  Países  Bajos,  Finlandia,  Suecia  y  el  Reino  Unido.  El  grupo                                                                                                                             27   Baygan   y   Freudenberg   (2000):   The   Internationalisation   of   Venture   Capital   Activity   in   OECD   Countries–   Implications   for   Measurement   and   Policy,   OECD,   STI   Working   Paper   7.   (La   Internacionalización   de   las   Operaciones   de   Capital   Riesgo   en   los   Países   de   la   OCDE   –   Implicaciones   para  su  Cuantificación  y  Política),  OCDE,  STI  Documento  de  trabajo  7.                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  37  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   mediano  incluye  a  Dinamarca,  España,  Italia,  Austria  y  Portugal.  Grecia  representa  por   sí   misma   una   sola   categoría   ya   que   no   registra   prácticamente   ningún   caso   de   financiación  en  la  primera  fase.  Las  inversiones,  tanto  en  la  primera  como  en  la  segunda   fase,     han   aumentado   durante   el   año   2000,   pero   hay   que   señalar   que   el   mercado   de   primera  fase  en  los  EE.UU.  continúa  siendo  tres  veces  más  grande  que  el  europeo.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  38  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     Tabla      4:  Inversiones  en  capital  privado  y  capital  riesgo  como  porcentaje  del  PIB  y  por   habitante,  1989  y  1999.     Inversión    capital  privado   Inversión  capital  riesgo     %  del  PIB   Por  habitante   %  del  PIB     1989   1999   1989   1999   1989   1999   1989   1999   0.01%   0.05%   0.97   11.06   0.01%   0.03%   0.97   6.78   Bélgica     0.06%   0.29%   7.94   66.15   0.05%   0.26%   6.71   57.77   Dinamarca     0.02%   0.07%   3.66   21.95   0.01%   0.05%   2.44   15.78   Finlandia     0.01%   0.21%   1.55   48.35   0.01%   0.11%   1.28   25.77   Francia     0.10%   0.21%   15.21   48.06   0.05%   0.12%   8.46   27.14   Alemania   0.02%   0.16%   3.73   38.50   0.01%   0.13%   2.20   31.49   Grecia     0.00%   0.06%   0.16   6.79   n/a   0.06%   n/a   6.14   Irlanda     0.12%   0.13%   10.52   28.71   0.05%   0.09%   4.15   21.49   Italia   0.03%   0.17%   4.58   30.93   0.02%   0.05%   3.25   9.40   Países  Bajos   0.08%   0.48%   11.86   109.58   0.05%   0.25%   7.76   57.97   Portugal     0.03%   0.12%   1.37   11.92   0.02%   0.05%   1.20   5.10   España   0.02%   0.14%   2.17   18.38   0.02%   0.09%   1.56   12.23   Suecia   0.02%   0.60%   4.46   144.35   0.02%   0.19%   3.56   46.77   Reino  Unido   0.33%   0.89%   42.29   194.90   0.13%   0.20%   16.83   43.00   UE   0.08%   0.30%   12.25   65.25   0.04%   0.12%   6.04   27.03   Austria Por  habitante   Fuente:   Banco   Europeo   de   Inversiones   Sector     Papers   “Financing   Innovative   firms   through   Venture   Capital”,   C.   Christofidis/O.  Debande  –  22/02/01  –                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  39  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  40  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   2.2.3. Fuentes de capital para el capital riesgo en Europa. La siguiente tabla muestra las fuentes de capital riesgo en Europa. Las mayores fuentes son los bancos, los fondos de pensiones y las compañías de seguros. El aumento de las inversiones por parte de los fondos de pensiones y de las compañías de seguros es reciente. Tabla 4: Fuentes de capital para la inversión privada y el capital riesgo en Europa, media 1995-99 (% del total)   Bancos     Austria     57.5   Fondos  de   Compañías   Empresas   Ganancias   Inversores   Agencias   Institucion Otros   Pensiones   de  seguros   inversoras   de  capital   individuale gubernam es   s   entales   académica s     0.6     4.3     17.2     0.3     6.6     13.4     0.0     0.0   Portugal   55.8   0.0   0.2   0.3   12.9   0.0   21.1   0.0   9.6   Alemania   48.7   10.8   11.7   9.1   0.1   8.5   8.8   0.0   2.3   Países  Bajos   47.4   7.5   14.7   1.9   17.2   3.0   0.7   0.1   7.5   España   43.2   8.0   3.9   9.0   6.6   6.0   8.6   0.0   14.6   Italia   39.6   6.9   4.9   8.8   12.0   16.6   1.6   0.0   9.7   Dinamarca   37.7   6.5   0.0   7.1   13.8   18.1   4.7   0.0   11.9   Grecia   31.2   0.0   5.5   16.4   27.6   10.1   0.0   0.0   9.2   Francia   27.8   10.1   11.5   8.4   29.3   4.0   2.1   0.3   6.4   UE 27.8   23.0   12.6   9.1   8.9   5.8   3.9   0.6   8.5   Suiza   26.7   11.4   7.3   12.6   8.5   12.1   3.6   0.0   17.7   Bélgica   22.1   1.9   2.9   9.7   39.7   8.4   4.5   1.7   9.1   Reino  Unido   20.1   35.7   14.4   9.5   2.6   4.4   3.1   0.9   9.4   Irlanda   19.0   19.5   6.8   2.9   4.1   21.3   8.6   0.0   17.7   Finlandia   15.5   28.9   24.7   5.6   2.8   1.8   13.3   0.3   7.2   Noruega   7.7   6.7   14.0   21.7   23.1   23.2   0.6   0.0   3.0   Suecia   6.4   27.7   16.5   18.0   5.0   5.1   3.3   1.3   16.7   Islandia   2.6   29.3   0.3   1.8   48.6   2.4   4.2   0.0   10.7                 Fuente: European Private Equity and Venture Capital Association (EVCA).                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                               Página  41  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  42  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   2.3. Las fuentes de financiación alternativas Además   de   los   créditos   y   el   capital   riesgo,   las   PYMEs   obtienen   financiación   mediante   otros   mecanismos   financieros   como   el   factoring   el   arrendamiento   financiero   o   la   emisión  de  obligaciones.   2.3.1.  Factoring   El  factoring  constituye  un  método  para  mejorar  la  liquidez  de  una  empresa.  El  factor  o   empresa   de   factoring   gestiona   los   créditos   comerciales   de   la   empresa   cliente   y   anticipa   dinero   efectivo   a   cambio   de   dichos   créditos   y   de   una   comisión.   Las   PYME   pueden   utilizar   el   factoring   para   obtener   liquidez   y   satisfacer   sus   necesidades   de   capital   circulante,  especialmente  en  los  estados  miembros  en  los  que  el  acceso  a  los  préstamos   bancarios  es  limitado.     El  factoring  es  especialmente  atractivo  para  las  PYME  que  venden  a  grandes  empresas   con  elevados  niveles  de  solvencia  crediticia;  los  usuarios  naturales  del  factoring  son  las   PYME  de  los  sectores  industrial  y  de  la  distribución.   El   factoring   mejora   los   flujos   de   tesorería,   reduce   la   carga   de   control   de   los   créditos,   resulta   más   flexible   que   los   préstamos   o   los   descubiertos   bancarios,   es   un   modo   práctico   de   recaudar   pagos,   ofrece   un   enfoque   claro   y   coherente   del   cobro   de   las   deudas  de  los  clientes  y  posee  la  capacidad  de  aliviar  las  presiones  que  se  ejercen  sobre   el  capital  circulante  de  las  empresas  en  crecimiento.   No   obstante,   el   factoring   no   es   adecuado   para   empresas   con   modelos   de   pagos   complejos   o   para   las   que   cuentan   con   una   clientela   muy   reducida.   Por   otra   parte,   el   factoring   puede   ser   costoso,   tanto   desde   el   punto   de   vista   del   acceso   como   de   los   honorarios.   En   algunos   estados   miembros   las   PYMEs   no   están   suficientemente   informadas   acerca   de   la   disponibilidad   del   factoring   y   quizá   sean   también   reacias   a   perder   el   control   sobre   su   proceso   de   crédito;   en   ocasiones   el   factoring   aún   se   considera  el  último  recurso,  que  denota  una  empresa  en  situación  difícil.   Según   un   estudio   reciente28,   las   empresas   de   factoring   están   interesadas   en   trabajar   para  empresas  que  tengan  un  volumen  de  negocios  y  una  clientela  suficientes.  Por  ello,                                                                                                                             28    «The  role  of  factoring  in  financing  UK  SMEs:  A  supply  side  analysis»,  Journal  of  Small  Business  and   Enterprise  development,  nº  1,  2001.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  43  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   especialmente  las  empresas  de  factoring  pertenecientes  a  bancos  se  muestran  menos   interesadas   en   empresas   de   nueva   creación   con   volúmenes   de   negocios   inferiores   a   400  000  euros.     Pese   a   que   el   factoring   está   aumentando,   sólo   constituye   una   parte   reducida   de   la   financiación  externa  de  las  PYMEs.  El  factoring  puede  constituir  una  opción  viable  para   determinadas   PYMEs   en   circunstancias   en   las   que   las   demás   formas   de   financiación   presentan   desventajas   para   competir.   Resulta   útil   para   suministrar   capital   circulante,   pero  no  es  el  sustituto  adecuado  de  los  préstamos  bancarios.   2.3.2.  Arrendamiento  financiero   Está   aumentando   en   Europa   la   utilización   del   arrendamiento   financiero   como   forma   de   financiación29.   El   arrendamiento   financiero   resulta   especialmente   ventajoso   para   PYME   infracapitalizadas,   ya   que   no   inmoviliza   capital,   en   algunos   casos   no   repercute   en   el   balance  general  y  evita  la  utilización  de  los  límites  bancarios  del  arrendatario.   El   arrendamiento   financiero   también   ofrece   ventajas   en   los   períodos   de   coyuntura   económica   desfavorable,   en   los   que   suele   ser   difícil   obtener   financiación.   Según   las   estadísticas  de  LeasEurope,  los    bienes  de  equipo  que  se  arriendan  con  más  frecuencia   son  los  automóviles  y  vehículos  pesados  (50%)  y  a  continuación  la  maquinaria  (25%)  y   los  equipos  de  tratamiento  de  datos  (13%).   En   el   sector   público,   el   Banco   Europeo   de   Inversiones   (BEI)   apoya   la   financiación   de   activos   de   PYME   mediante   la   concesión   de   préstamos   a   entidades   financieras   y   empresas  de  arrendamiento  financiero.   La  diversidad  de  legislaciones  nacionales  en  relación  con  el  arrendamiento  financiero  ha   dado   lugar   a   una   estructura   del   sector   en   la   que   predominan   las   empresas   locales   o   las   filiales   nacionales   de   empresas   de   otros   países,   no   multinacionales.   La   importancia   relativa   de   los   distintos   tipos   de   empresas   de   arrendamiento   financiero   (filiales   de   bancos,  filiales  de  fabricantes  de  equipo  y  empresas  especializadas  en  el  arrendamiento   financiero)  también  difiere  según  los  Estados  miembros30.                                                                                                                             29   En   1999,   el   valor   de   los   contratos   de   arrendamiento   financiero   de   equipos   ascendió   a   132   000   millones    €,  mientras  que  el  valor  de  los  contratos  de  propiedad  inmobiliaria  fue  de  19  000  millones  €.   30   El   tratamiento   que   recibe   el   equipo   arrendado   en   el   balance   general   (es   decir,   su   asignación   al   arrendador   o   al   arrendatario)   puede   repercutir   en   el   tratamiento   fiscal   y   por   consiguiente   en   la   rentabilidad   del   arrendamiento   financiero   como   opción   de   financiación.   Las   actuales   directivas                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  44  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Algunas  innovaciones  recientes  en  el  arrendamiento  financiero  revisten  especial  interés   para   las   PYME.   Por   ejemplo,   mediante   el   arrendamiento   financiero   de   riesgo,   las   empresas   de   nueva   creación   pueden   obtener   financiación   de   siembra   y   de   las   fases   iniciales   suplementarias   sin   diluir   excesivamente   su   capital   social.   El   arrendamiento   financiero   de   riesgo   puede   funcionar   como   un   arrendamiento   financiero   normal   mediante  equipo,  pero  también  puede  suministrarse  financiación  a  cambio  de  bonos  de   suscripción   de   capital   social,   opciones   o   derechos   de   suscripción   de   acciones.   Las   empresas   de   arrendamiento   financiero   de   riesgo   normalmente   establecen   una   relación   de  trabajo  con  las  empresas  de  nueva  creación  que  financian.   Aunque   las   PYME   pueden   sentirse   vinculadas   a   un   solo   banco,   en   la   financiación   mediante   arrendamiento   financiero   es   normal   que   la   PYME   pida   presupuestos   competitivos   a   varios   arrendadores,   lo   que   puede   reducir   los   costes   para   la   empresa.   Las  empresas  de  arrendamiento  financiero  pueden  extender  sus  servicios  financieros  a   las   PYME   si   son   capaces   de   aprovechar   el   desarrollo   tecnológico   y   ofrecer   una   alternativa  a  la  financiación  bancaria  en  determinados  casos.     2.3.3.  Financiación  mediante  obligaciones   Como   hemos   visto,   en   la   mayoría   de   los   Estados   miembros   las   PYME   experimentan   dificultades  para  obtener  préstamos  a  largo  plazo.   La   financiación   mediante   obligaciones,   en   la   que   la   empresa   emite   sus   propios   títulos   de   deuda   directamente   a   los   inversores,   podría   suponer   una   alternativa   de   financiación   a   largo   plazo   para   las   PYMEs,   competitiva   a   la   intermediación   de   los   bancos.   La   emisión   de   obligaciones   es   un   mecanismo   de   financiación   utilizado   por   las   grandes   empresas   que   suelen   cotizarse   en   los   mercados   de   títulos   públicos   y,   en   el   caso   de   las   grandes   emisiones  líquidas,  negociarse  activamente  por  los  inversores.  En  general  las  empresas   emisoras   solicitan   una   calificación   crediticia   de   las   principales   agencias   de   calificación   (como  Moody’s  o  Standard  &  Poor’s).                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               comunitarias   sobre   contabilidad   no   abordan   la   contabilidad   de   los   contratos   de   arrendamiento   financiero.   Por   ejemplo,   según   las   normas   contables   nacionales   de   Alemania,   las   inversiones   que   se   financian  mediante  arrendamiento  financiero  reciben  un  tratamiento  fiscal  más  indulgente,  pues  los   costes  de  dicho  arrendamiento  son  completamente  deducibles  y  el  equipo  no  forma  parte  del  balance   general   del   arrendatario,   mientras   que   los   equipos   adquiridos   mediante   préstamos   bancarios   están   sujetos  a  la  fiscalidad  sobre  el  capital  y  los  bienes  raíces.                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  45  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   En   comparación   con   Estados   Unidos,   el   mercado   de   obligaciones   de   sociedades   anónimas   europeo   es   reducido.   El   porcentaje   de   títulos   (distintos   del   capital   social)   respecto   al   pasivo   total   de   las   sociedades   mercantiles   de   la   zona   euro   representa   la   cuarta  parte  que  en  Estados  Unidos.  En  cambio,  los  préstamos  bancarios  a  sociedades   mercantiles   en   la   zona   euro   es   cuatro   veces   mayor   que   en   Estados   Unidos.31   El   predominio   de   los   préstamos   bancarios   en   Europa   hace   que   las   empresas   dependan   de   los  bancos  en  sus  necesidades  de  desarrollo.   La  financiación  mediante  obligaciones  resulta  más  barata  y  flexible  que  los  préstamos   bancarios,   con   condiciones   adaptadas   para   satisfacer   las   necesidades   concretas   del   prestatario.  El  coste  de  la  tramitación  de  la  emisión  y  el  pago  continuado  de  dividendos   (en   los   títulos   con   cupón)   es   más   reducido   tanto   para   los   prestatarios   con   buena   reputación   como   para   las   grandes   emisiones.   La   emisión   de   obligaciones   de   sociedades   anónimas  presenta  también  ventajas  para  los  bancos,  ya  que  no  corren  riesgos  como  en   el   caso   de   los   préstamos,   sino   que   obtienen   sus   honorarios   de   la   emisión   de   las   obligaciones,  así  como  márgenes  de  su  negociación.   El   volumen   mínimo   de   una   emisión   de   obligaciones   de   sociedades   anónimas   cotizada   normalmente  es  de  100  millones  de  euros,  lo  que  sitúa  este  instrumento  muy  lejos  de   las   posibilidades   de   las   PYME.   Este   mínimo   viene   impuesto   por   los   elevados   costes   fijos   de  las  emisiones  cotizadas,  como  la  documentación  legal,  la  calificación,  el  registro,  la   cotización  y  otros  gastos  relacionados  con  la  emisión.  Por  otra  parte,  el  atractivo  de  una   emisión  depende  también  de  su  liquidez,  que  está  determinada  en  gran  medida  por  el   tamaño   de   la   emisión,   lo   que   favorece   las   emisiones   de   gran   volumen.   Los   inversores   institucionales   dan   mucha   importancia   también   a   la   calidad   de   la   emisión   y   no   están   dispuestos  a  invertir  en  una  pequeña  emisión  realizada  por  una  empresa  desconocida.   Al   margen   de   estos   obstáculos,   se   han   comercializado   con   éxito   obligaciones   de   sociedades   anónimas   realizadas   por   pequeñas   sociedades   mercantiles   europeas   de   rápido  crecimiento.   Este   renovado   interés   por   los   efectos   empresariales   de   elevado   rendimiento   se   ha   hecho  más  interesante  para  algunos  tipos  de  empresas  medianas.  Una  alternativa  a  la   emisión   de   obligaciones   cotizadas   en   bolsa   es   la   posibilidad   de   utilizar   el   mercado   de   la   colocación   privada   de   valores   en   las   emisiones   de   deuda.   Aunque   el   mercado   es                                                                                                                             31  ECB  Monthly  Bulletin,  febrero  de  2001.  Se  recogen  datos  a  partir  de  1999.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  46  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   reducido,   permite   a   algunas   empresas   medianas   recibir   préstamos   de   fondos   de   pensiones   y   compañías   de   seguros   de   cantidades   situadas   entre   5   y   200   millones   de   euros   valiéndose   de   bancos   de   inversiones.   La   colocación   privada   de   emisiones   de   deuda  puede  constituir  también  un  instrumento  atractivo  para  las  pequeñas  empresas   si   se   encargan   de   la   intermediación   organismos   públicos   de   desarrollo   de   las   PYME,   como  sucede  en  Austria  con  el  Bürges  Förderungsbank.  El  desarrollo  del  mercado  de  la   colocación  privada  se  vería  favorecido  por  una  mayor  flexibilidad  por  lo  que  respecta  a   las   emisiones,   que   incluyera   la   posibilidad   de   amortización   antes   del   vencimiento,   así   como  innovaciones  tales  como  la  convertibilidad  en  capital  social.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  47  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     CAPITULO III: ACCIONES DE APOYO A LA FINANCIACIÓN EN EUROPA EN EL AMBITO NACIONAL 1. INTRODUCCIÓN   Muchos   gobiernos   e   instituciones   financieras   internacionales   han   tratado   de   abordar   los  problemas  del  acceso  al  crédito  de  las  PYMEs  mediante  programas  e  instrumentos   financieros  tendentes  a  corregir  los  fallos  de  mercado  y  a  fomentar  la  participación  de   los  intermediarios  financieros.   En  realidad  los  instrumentos  y  mecanismos  financieros  utilizados  han  evolucionado  a  lo   largo  de  los  últimos  años.  En  un  principio  los  gobiernos  y  entidades  públicas  tendían  a   subvencionar   los   créditos   o   a   garantizar   completamente   el   pago   de   los   mismos,   sin   pedir  prima  o  remuneración  por  su  garantía.  Estos  proyectos  han  fomentado  a  menudo   una   mentalidad   conducente   al   incumplimiento   de     las   obligaciones,   no   han   llegado   al   grupo  al  que  estaban  destinados  o  no  han  alcanzado  viabilidad  financiera.   Para   competir   de   manera   eficaz   en   el   sector   de   la   financiación   de   las   PYMEs   es   necesario  que  los  bancos  y  otros  intermediarios  financieros  como  los  fondos  de  capital   riesgo  proporcionen  servicios  financieros  que  satisfagan  las  necesidades  particulares  de   las   PYMEs   y   que   al   mismo   tiempo   asuman   los   altos   riesgos   y   costos   asociados   con   prestar  servicios  a  clientes  como  las  PYMEs.   Se  trata  de  elaborar  políticas  que,  en  lugar   de   subvencionar   los   créditos,   fomenten   la   financiación   de   las   PYMEs   a   través   de   los   intermediarios   financieros,   para   que   después   de   un   cierto   tiempo   sea   el   propio   mercado  el  que  proporcione  los  instrumentos  necesarios.     A   continuación   presentamos   los   distintos   mecanismos   e   instrumentos   que   se   han   utilizado   y   que   se   utilizan   en   Europa   para   mejorar   el   acceso   a   la   financiación   de   las   PYMEs.  Estas  pueden  dividirse  en  dos  grupos:  los  instrumentos  tendentes  a  mejorar  la   financiación  mediante  créditos  (garantías,  contra  garantías,  titulización  y  microcréditos)   y   las   tendentes   a   fomentar   la   financiación   de   las   PYMEs   mediante   capital   social,   mediante   el   desarrollo   del   mercado   de   capital   riesgo.   Los   instrumentos   utilizados   en   este  caso  son  entre  otros:  la  inversión  directa  en  fondos  de  capital  riesgo,  las  garantías   de  capital  social,  la  creación  de  fondos  de  capital  riesgo  regionales,  etc.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  48  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   2.  INSTRUMENTOS  DE  APOYO  A  LA  FINANCIACION  MEDIANTE  CREDITO   2.1. Esquemas de garantía de crédito Como   consecuencia   de   la   asimetría   de   la   información   y   de   los   mayores   riesgos   inherentes  a  las  PYMEs,  los  bancos  suelen  exigir  garantías  para  otorgar  créditos  a  este   tipo   de   empresas.   Los   empresarios   de   las   PYMES   tienden   a   no   tener   o   a   tener   pocos   bienes   físicos   que   ofrecer   como   garantía.   Cuando   la   garantía   que   proporciona   el   empresario  es  insuficiente,  puede  haber  organismos  públicos  o  privados  que  ofrezcan   otras   garantías,   totales   o   parciales,   que   permitan   al   banco   recuperar   los   fondos   prestados   en   caso   de   incumplimiento.   Existen   diversos   tipos   de   seguros   disponibles   para   las   PYMES   que   pueden   reducir   el   riesgo   de   la   entidad   crediticia   y   mejorar   potencialmente   el   acceso   de   las   PYMES   al   crédito.   Estos   sistemas   pueden   ser   de   carácter  mutuo  o  públicos:   -­‐   Sistema   de   garantía   de   carácter   mutuo,   en   que   una   compañía   privada   otorga   una   garantía   a   favor   de   una   PYME   frente   al   prestamista   (normalmente   un   banco)   por   la   que   la   compañía   respalda   el   pago   del   crédito   (capital   e   intereses)   en   caso   de   incumplimiento  por  el  prestatario.  El  sistema  se  considera  de  carácter  mutuo  cuando   los  socios  de  la  compañía  garante  incluyen  a  las  PYME  que  se  benefician  de  la  garantía   bajo  una  filosofía  de  autoayuda.   -­‐   Sistemas   de   garantía   públicos   (SGP),   en   que   una   administración   pública   otorga   una   garantía   (normalmente   a   través   de   un  Fondo   de   Garantías)   a   favor   de   una   PYME   frente   al  prestamista  (normalmente  un  banco).  En  este  caso  la  administración  pública  respalda   el   pago   del   crédito   (capital   e   interés)   en   caso   de   incumplimiento   por   el   prestatario.   Por   lo  general  la  aplicación  de  los  sistemas  de  garantías  públicos  es  más  limitada  que  la  de   los   sistemas   de   garantía   de   carácter   mutuo   ya   que   forman   parte   de   programas   específicos   financiados   por   el   sector   público,   o   se   aplican   a   mercados   o   áreas   geográficas  definidas.   En  la  página  siguiente,  la  Tabla  6  resume  de  la  distribución  de  estos  sistemas  entre  los   países  europeos  seleccionados.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  49  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Tabla 6: Los Sistemas de Garantía en Europa PAÍS     AUSTRI A   BELGICA Sistemas  de  garantía  de  carácter  mutuo   Predominantes   en   Austria,   Bélgica,   Dinamarca,   Francia,   Alemania,   Italia,   Luxemburgo.   Con   menor   amplitud   existen   en  España  y  Suiza.   Los   sistemas   de   garantía  públicos   Predominante   en   los   Países   Bajos   y   en   el   Reino   Unido.   También   están   disponibles   en   Francia   y   Bélgica.   Con   menor   amplitud   existen   en   Grecia,   Portugal   y   todos   los   demás   países   (con   programas   específicos)   8   sociedades   regionales.   No   están   afiliadas   a   la   Asociación   Europea   (AECM).   Las   garantías   públicas   están   disponibles   a   través   de   dos   fondos  nacionales.   17   sociedades.   Integradas   en   la   AECM.   Las   garantías   públicas   están   disponibles  a  través  de  un  fondo  nacional.   DINAM ARCA   12   sociedades   vinculadas   entre   sí.   No   están   afiliadas   a   la   AECM.   Pequeña  dimensión.   FRANCI A   277  sociedades.  Afiliadas  a  al  AECM.  Fondos  regionales  disponibles  en   todo  el  país  gestionados  por  SOFARIS.  Existen  tres  sistemas  separados.   ALEMA NIA   24  sociedades.  Afiliadas  a  la  AECM.   GRECIA   Garantías  públicas  disponibles  pero  de  pequeña  dimensión.   IRLANDA ITALIA   Garantías   públicas   disponibles   (Sistema   de   Desarrollo   Financiero).   Pequeña  escala.   573  sociedades.  Afiliadas  a  la  AECM.  Cinco  sistemas  separados.   LUXEMBU RGO   2  sociedades  (una  para  la  artesanía  y  otra  para  el  comercio).  No  están   afiliadas  a  la  AECM.  Escasa  relevancia.   PAISES   BAJOS   Garantías  públicas  disponibles  a  través  de  dos  fondos  (uno  para  capital   de  riesgo  y  uno  para  créditos).   PORTUGAL ESPAÑA   Proyecto   piloto   (una   sociedad   formada   en   1995).   Existían   garantías   públicas  disponibles  pero  de  escasa  extensión.   18   sociedades.   Garantías   públicas   disponibles   para   programas   especiales.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  50  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   SUIZA   10   cooperativas   regionales   para   la   artesanía   y   una   nacional   para   la   industria.   REINO   UNIDO   Garantías   públicas   disponibles   a   través   del   Sistema   de   Garantías   de   Crédito.                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  51  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   2.1.2.  Los  sistemas  privados  de  carácter  mutuo   Los   sistemas   privados   de   carácter   mutuo   o   su   equivalente   aparecieron   por   primera   vez   en  momentos  de  dificultades  en  los  7  países  que  contaban  con  una  arraigada  tradición   de  gremios  o  de  organizaciones  artesanales.  Es  el  caso  de  Francia  (Sociétés  de  Caution   Mutuelle   o   SCM)   y   Bélgica   (también   llamadas   Maatschappijen   voor   onderlinge   borgstelling),   donde   estas   sociedades   se   remontan   al   primer   tercio   del   siglo   (1917   y   1929   respectivamente).   En   Suiza   las   primeras   cooperativas   de   garantías   (Cooperatives   de  Cautionnement)  aparecieron  en  los  años  treinta.   En   Francia   el   impulso   del   sistema   se   llevó   a   cabo   en   el   contexto   de   la   reconstrucción   masiva  de  la  estructura  empresarial  de  clase  media  tras  la  Segunda  Guerra  Mundial.  Ese   también  fue  el  caso  de  Luxemburgo  en  1949  (Mutualité  de  cautionnement  et  d’aide  aux   commerçants   et   aux   artisans),   donde   se   crearon   dos   sociedades   de   garantías   con   fondos   que   provenían   del   Plan   Marshall.   Más   tarde   se   exportaron   distintas   versiones   del   sistema   a   países   como   Alemania   en   1954   (Kreditgarantiegemeinshaft),   Italia   (Consorzio   Fidi   o   Cooperative   di   garanzia)   en   1956   (sólo   para   las   imprese   artigiane)32   mientras   que   en   Bélgica   las   profundas   reformas   (1953-­‐1959)   revirtieron   la   tendencia   descendente   existente   en   ese   país33.   Austria   siguió   básicamente   el   modelo   Alemán     (entre  1968  y  1972)  y  Dinamarca  creó  el  suyo  (Kautionsinstitut  or  Finansieringsfond).   Los  criterios  de  evaluación  utilizados  consisten  en  evaluar  al  empresario  como  persona   y  estudiar  la  propuesta  comercial,  el  sector  y  los  criterios  financieros  de  la  actividad  que   se  financia.   También   en   los   Países   Bajos   se   han   recaudado   fondos   adicionales   de   garantía   de   préstamos   mediante   iniciativas   privadas.   Apuntan   a   grupos   concretos   de   empresas   que   los   bancos   consideran   especialmente   arriesgados,   como   las   empresas   de   reciente   establecimiento   y   las   fundadas   por   mujeres   o   por   miembros   de   minorías   étnicas.   Por   ejemplo,   en   los   Países   Bajos,   Mama   Cash   proporciona   garantías   adicionales   para   persuadir  a  los  banqueros  a  que  ofrezcan  créditos  a  las  mujeres  que  inician  empresas   sin  suficientes  garantías.  Las  garantías  de  préstamo  de  Mama  Cash  se  dan  a  condición                                                                                                                             32  La  fidi  más  antigua  para  PYME  industriales  fue  fundada  en  1961   33   En   1939   existían   32   SCMs   regionales,   disminuyendo   a   28   en   1946   y   a   15   a   finales   de   1952.   Las   causas  principales  fueron  los  limitados  recursos  a  las  sociedades,  los  altos  costos  y  los  altos  riesgos  del   sistema.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  52  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   de   que   se   satisfagan   diversos   criterios,   entre   ellos   la   presentación   de   un   plan   comercial   completo   y   la   perspectiva   de   que   la   empresaria   sea   capaz   de   sobrevivir   con   las   beneficios  de  su  empresa  después  de  transcurrido  un  año34.   Las   experiencias   más   recientes   corresponden   a   España   (Sociedades   de   Garantías   Recíprocas),   en   1978,   inspiradas   originalmente   en   el   sistema   francés,   y   a   Portugal   (1994).   La  Organización   Estas  instituciones  por  lo  general  están  basadas  en  una  región  y  algunas  de  ellas  están   orientadas  hacia  un  sector  en  específico,  como  sectores  industriales,  comerciales  o  de   transporte,   siendo   la   orientación   por   sector   más   importante   en   Francia.   Con   frecuencia   se   unen   y   forman   asociaciones   sectoriales,   regionales   o   nacionales   que   normalmente   tienen   funciones   representativas   y   de   lobby   pero   en   algunos   casos   ofrecen   ciertos   servicios  especializados  comunes.  Un  buen  ejemplo  se  da  en  Italia  donde  los  consorcios   locales  (fidi)  han  constituido  consorcios  de  segundo  nivel  para  dar  servicios  que  los  fidi   individuales   no   pueden   proveer,   como   garantías   para   créditos   a   largo   plazo   y   operaciones  de  arrendamiento  financiero,  al  igual  que  garantías  de  segundo  grado  para   reasegurar   el   riesgo   garantizado   por   fidi   individuales   (esto   último   sin   mucho   éxito).   Además,   hay   asociaciones   regionales   (unionfidi)   que   también   ofrecen   servicios   conjuntos   y   cinco   asociaciones   nacionales   con   funciones   representativas   e   informativas   que   agrupan   tipos   parecidos   de   fidi   operando   a   nivel   regional,   en   la   industria,   el   comercio,   la   artesanía   y   otros   (Federconfidi,   Federasconfidi,   Confartigianatofidi,   Unionfidi-­‐CNA  y  Fincreditconfapi).   En   España   todas   las   sociedades   de   garantía   constituyeron   una   sociedad   especializada   (antes   SOGASA,   ahora   CERSA)   para   reasegurar   de   manera   colectiva   sus   riesgos   individuales.  Vale  la  pena  mencionar  que  ha  habido  una  clara  tendencia  hacia  la  fusión   de   sociedades   provinciales   en   sociedades   regionales   de   mayor   tamaño.   La   misma   tendencia  se  ha  manifestado  en  Alemania,  donde  las  sociedades  sectoriales,  basadas  en   los  laender,  se  han  convertido  en  sociedades  regionales  que  cubren  todos  los  sectores.                                                                                                                             34  Los  problemas  especiales  a  las  que  se    enfrentan  las  empresarias  se  examinan  en  el  documento  de   antecedentes  "Recent  Innovations  in  SME  Finance".                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  53  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   En   Alemania   las   sociedades   de   garantía   (KGG)   están   asociadas   a   federaciones   nacionales   (Bundeskreditgarantie   Gemeinshaft)   las   cuales   han   constituido   una   asociación  nacional  (Gemeinschaftausschuss  der  BKGG).   En  Bélgica  no  existe  una  organización  nacional  pero  como  las  SCMs  belgas  están  bajo  la   protección   de   la   Caisse   National   de   Credit   Professionel   (CNCP),   que   como   en   Francia   también  tiene  un  papel  de  representación.     En   Francia   hay   tres   organizaciones   nacionales   que   agrupan   a   los   tres   tipos   principales   de   sociedades   de   garantía   mutua   (SCMs):   primero   las   establecidas   bajo   la   ley   de   1917   y   que   trabajan   con   un   solo   banco   (Bancos   Populares)   y   están   representadas   por   una   federación   nacional   (Socama);   segundo,   las   establecidas   bajo   otros   regímenes   legales   (agrupados   bajo   la   Asociación   Francesa   de   Sociedades   Financieras);   y,   finalmente,   las   SCMs  profesionales  e  independientes  que  trabajan  con  todos  los  bancos  y  están  regidas   por  la  ley  de  1917.   Además,   los   principales   sistemas   privados   (de   carácter   mutuo)   en   Bélgica,   Francia,   Alemania,   Italia   y   España   se   han   unido   en   una   Asociación   Europea   (Association   Europeenne   de   Cautionnement   Mutuel   o   AECM)   fundada   a   finales   de   1992   con   el   propósito  de  comparar  los  diferentes  modelos,  influir  a  favor  de  su  sistema  y  ayudar  a   difundir  el  sistema  a  otros  países.         2.1.3.  El  papel  del  sector  publico  en  los  sistemas  de  garantia  privados     El  apoyo  público  ha  jugado  un  papel  muy  importante  en  los  sistemas  privados  en  dos   sentidos:   (i)   para   crear   las   condiciones   de   entorno   necesarias   para   la   existencia   y   fortalecimiento   de   este   tipo   de   sociedades   y   (ii)   para   tratar   de   mantener   los   costes   operacionales  en  un  nivel  mínimo.   Aunque   la   relación   entre   la   administración   pública   y   los   sistemas   de   garantía   de   carácter   mutuo   varía   en   cada   país,   los   dos   mecanismos   más   utilizados   son   la   financiación  directa  y/  o  subsidios  y  las  garantías  de  segundo  nivel  o  reaseguro  por  las   que   las   administraciones   comparten   parte   del   riego   de   pérdidas   con   los   sistemas   privados.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  54  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   a)  Apoyo  económico  directo  a  los  sistemas  privados   Se   puede   considerar   la   existencia   de   varias   formas   de   apoyo   público   que   afectan   bien   a   la  demanda  o  bien  a  la  oferta  de  garantías:   (i)   Por   medio   de   concesiones   o   subsidios   que   van   directamente   al   capital   social   o   a   los   fondos   de   garantía   constituidas   por   las   sociedades.   Las   subvenciones   en   Francia,   Italia   y   Bélgica   son   pequeñas   y   esporádicas   y   provienen   de   administraciones   regionales   y   locales.   En   España   los   subsidios   provienen   de   los   gobiernos   regionales   y   están   orientados   a   reforzar   los   Fondos  de  Garantía.   Es   menos   común   que   los   gobiernos,   por   lo   general   los   regionales,   se   involucren  de  manera  directa  como  accionistas  de  las  sociedades  de  garantía,   aunque   esto   ha   sucedido   en   España   donde   los   sistemas   de   garantía   de   carácter   mutuo   son   relativamente   recientes   (desde   1979),   y   en   Portugal,   donde   la   primera   sociedad   se   constituyó   en   1995.   El   IAPMEI   (un   instituto   público  portugués,  responsable  de  las  políticas  para  las  PYMEs)  tiene  el  50%   de  las  acciones  iniciales.  En  principio,  esta  es  una  ayuda  transitoria.   (ii)   Por   medio   de   subsidios   a   las   PYMEs   para   compensar   las   tarifas   y   comisiones  que  las  empresas  deben  pagar  para  lograr  la  garantía.     Como   conclusión   se   puede   decir   que   la   cantidad   de   apoyo   del   sector   público   es   inversamente   proporcional   a   la   antigüedad   del   sistema.   En   países   con   más   tradición   (Francia,  1917;  Bélgica,  1929)  el  apoyo  financiero  público  directo  es  bastante  pequeño.   En  sistemas  más  nuevos  (España,  1978;  Portugal,  1994)  el  apoyo  público  es  -­‐y  tiene  que   ser-­‐  más  importante  por  dos  razones  entrelazadas:  para  ayudar  al  arranque  del  nuevo   sistema,   y   para   reducir   los   costos   de   las   PYME,   que   es   más   alto   que   en   sistemas   más   antiguos  y  establecidos.  De  hecho,  el  sector  público  de  varios  países  ha  jugado  un  papel   importante  al  rescatar  sociedades  en  la  quiebra  o  evitando  el  estancamiento  o  incluso   el   fracaso   del   sistema   en   general.   Por   ejemplo,   en   Bélgica   se   toman   distintas   medidas   entre   1953   y   1959   para   neutralizar   la   crisis   del   sistema.   En   España   los   gobiernos   regionales   han   inyectado   recursos   a   las   Sociedades   de   Garantía   Recíproca   (SGRs)   mal   gestionados  para  evitar  su  quiebra.   b)  Compensación  de  pérdidas  por  morosidad:  las  garantías  de  segundo  nivel.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  55  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Las  garantías  de  segundo  nivel  disminuyen  los  riesgos  asumidos  por  las  sociedades  de   garantía   de   primer   nivel   y   tienen   además   un   efecto   de   apalancamiento   sobre   las   sociedades   de   garantía   mutua   permitiéndoles   aumentar   sus   recursos   para   otorgar   nuevas  garantías  de  primer  grado.     Las   pérdidas   por   impago   de   los   créditos   a   PYMEs   pueden   ser   muy   importantes   dependiendo   del   tipo   de   proyecto   y   del   sector   en   el   que   se   ocupen   las   empresas,   así   como  de  la  experiencia  de  las  empresas  de  garantía  a  la  hora  de  seleccionar  los  créditos   a  garantizar.     Las  sociedades  de  garantía  mutua  con  más  experiencia  pueden  llegar  a  tener  un  índice   de  incumplimiento  de  sólo  el  1,8%,  mientras  que  en  algunos  países,  sobre  todo  en  las   primeras   etapas   de   establecimiento   de   las   sociedades,   éstas     sufrieron   perdidas   mucho   mayores   (por   ejemplo   las   nuevas   sociedades   españolas   tuvieron   pedidas   de   hasta   el   10%,  resultando  en  algunos  casos  en  la  quiebra  de  la  sociedad  de  garantías).   Las   garantías   de   segundo   nivel   proporcionadas   por   las   administraciones   públicas   permiten  reasegurar  una    parte  de  riego  asumido  por  las  sociedades  de  garantía  mutua,   de   manera   que   éstas   recuperan   una   proporción   determinada   de   la   pérdida   por   mora   del  prestatario   Las  diferencias  entre  países  y  sistemas  resultan  de  las  distintas  proporciones  del  riesgo   reasegurado   y   de   las   condiciones   de   reembolso   aplicadas.   En   algunos   casos   el   reaseguro   se   aprueba   caso   por   caso   mientras   que   en   otros   se   hace   en   bloque.   En   algunos   casos   el   reembolso   tiene   lugar   sólo   como   un   último   recurso   (v.g.,   cuando   la   sociedad  ha  utilizado  ya  todos  sus  fondos),  en  otros,  se  realiza  de  manera  automática   en  cuanto  un  crédito  incurre  en  mora.   El   sistema   alemán   es   el   más   simple   y   más   eficiente.   Los   gobiernos   federal   y   regional   asumen   sin   costo   adicional   una   proporción   determinada   del   riesgo   garantizado   por   la   KGG.   En   el   momento   en   el   que   ocurre   el   incumplimiento   de   repago,   cada   parte   (el   banco,   la   KGG,   el   gobierno   regional   y   el   gobierno   federal)   paga   automáticamente   su   cuota,   mientras   la   KGG   retiene   su   título   de   crédito   para   poder   recuperar   la   cantidad   máxima   posible   de   la   pérdida.   En   Austria   la   situación   es   bastante   parecida   aunque   existen  diferencias  entre  los  estados  regionales.   En  Bélgica  la  garantía  de  segundo  nivel  no  se  aprueba  automáticamente  sino  caso  por   caso.   Existen   tres   fondos   regionales   que   toman   más   del   50%   del   riesgo   original   a   un                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  56  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   costo  que  está  en  función  de  las  comisiones  percibidas  por  la  sociedad  de  garantías.  El   pago   tiene   lugar   en   el   momento   del   incumplimiento   y   las   sociedades   de   garantía   retienen   la   titularidad   del   título   de   crédito   para   recuperar   lo   máximo   posible   del   prestatario  original.   En   España   el   sistema   original   de   garantías   de   segundo   nivel   incluía   una   compañía   un   tanto   ineficaz   que   operaba   únicamente   como   último   recurso   y   una   compañía   de   reaseguros   básicamente   privada   (SOGASA)   establecida   con   la   participación   de   todas   las   sociedades   de   garantías.   En   1994   se   fusionaron   dando   lugar   a   CERSA,   una   compañía   pública   (con   20%   de   participación   de   las   SGRs   españolas)   que   reasegura   el   50%   del   riesgo  primario.  Es  interesante  señalar  que  las  primas  de  reaseguro  varían  dependiendo   del   desempeño   (índices   de   incumplimientos)   de   la   sociedad   de   garantías   de   primer   nivel.   En   Francia,   un   acuerdo   reciente   con   una   sociedad   semi-­‐pública   (SOFARIS)   permite   co-­‐ garantizar   (50%)   de   los   riesgos   asumidos   por   las   SCMs   a   un   costo   de   0,6%.   Ocasionalmente,   y   dependiendo   de   las   políticas   regionales   específicas,   los   fondos   públicos   pueden   asumir   el   50%   de   los   riesgos   en   operaciones   que   cumplen   determinados  requisitos  específicos.   Por  otro  lado,  en  Italia  no  existe  un  sistema  público  de  reaseguro.  Los   consortiafidi  han   creado   ellos   mismos   un   segundo   grado   de   consorcios   con   el   propósito   de   establecer   fondos   para   cubrir   el   reaseguro   de   sus   riesgos   primarios.   Sin   embargo,   también   hay   fondos  públicos  que  bajo  unos  requisitos  bastante  estrictos  pueden  asumir  del  40%  al   50%  de  los  riesgos  primarios  y  el  gobierno  central  pueden  compensar  hasta  un  30%  de   las  pérdidas  incurridas  por  el  incumplimiento  de  los  prestatarios  primarios.  Pero  estos   sistemas   no   son   automáticos   y   son   lentos   y   difíciles   de   manejar   y   de   recuperar   el   dinero.   Finalmente,   en   Portugal   también   habrá   un   sistema   de   reaseguro,   que   en   esta   fase  piloto  está  financiado  directamente  por  el  gobierno.   2.1.4.  Los  sistemas  de  garantia  publicos   Los   planes   de   garantía   de   préstamos   son   planes   establecidos   por   gobiernos   e   instituciones  financieras  internacionales  con  objeto  de  cubrir  una  parte  de  las  pérdidas   que   se   producirían   si   los   prestatarios   dejasen   de   pagar   los   préstamos,   con   lo   que   se   reduce  el  riesgo  percibido  de  las  PYMES  desde  el  punto  de  vista  de  las  instituciones  de   préstamo.  Los  objetivos  de  estos  planes  son:                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  57  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   • ayudar   a   obtener   préstamos   a   los   pequeños   empresarios   que   tienen   buenos   proyectos  pero  pocas  garantías;   • instar  a  los  bancos  a  que  superen  su  resistencia  a  operar  con  las  PYMES,  y   • proporcionar   a   los   bancos   la   oportunidad   de   aprender   más   sobre   cómo   manejar   las   carteras   de   préstamos   de   las   PYMES   y   cómo   concederles   préstamos  que  sean  rentables.   Los   sistemas   de   garantía   públicos   surgen   (i)   para   apoyar   a   los   sistemas   privados   aumentando   su   capacidad   de   otorgar   garantías,   a   través   del   reaseguro,   en   el   caso   de   los   países   donde   existe   tradición   de   garantías   en   el   sector   privado,   (ii)   para   otorgar   garantías   de   primer   nivel,   en   aquellos   países   en   los   que   no   existen   sistemas   privados   (iii)  para  cubrir  las  necesidades  sectores  de  actividad  específicos,  independientemente   de  la  existencia  de  sistemas  privados.   Los   planes   de   garantía   de   préstamos   proporcionan   una   garantía   a   la   institución   prestamista   a   cambio   de   una   comisión   (que   varía   entre   el   1   y   el   4%   del   importe   del   préstamo)   pagada   por   el   banco   o   traspasada   al   prestatario.   La   mayoría   de   los   planes   ofrecen  garantías  de  entre  el  60  y  el  80%  del  importe  del  préstamo.   Los  planes  de  garantía  de  créditos  se  han  extendido  considerablemente.  En  un  estudio   financiado  por  el  Departamento  de  Desarrollo  Internacional  del  Reino  Unido  en  1997  se   determinó  que  había  alrededor  de  70  planes  de  garantía  de  créditos  en  todo  el  mundo,   algunos   de   ellos   en   los   países   menos   adelantados35.   Veamos   algunos   ejemplos   de   planes  de  garantía  de  crédito  en  Europa.   El  Reino  Unido  cuenta  con  uno  de  los  sistemas  públicos  (Loan  Guarantee  Scheme  o  LGS)   más   desarrollados   a   nivel   europeo.   Fue   creado   en   1981   y   desde   entonces   ha   sufrido   diversas  reformas,  especialmente  en  1989  y  en  1993.  El  sistema  está  gestionado  por  el   Ministerio  de  Comercio  e  Industria  y  otorga  garantías  de  hasta  un  75%  de  los  créditos   prestados  a  las  PYME.  Los  créditos  se  conceden  hasta  por  7  años  y  pueden  usarse  para   cualquier   propósito   empresarial,   excluyendo   las   operaciones   puramente   financieras.   Para  poder  simplificar  los  procedimientos,  la  aprobación  de  las  operaciones  pequeñas                                                                                                                             35   Levitsky   Jacob,   "Credit   Guarantee   Schemes   for   SMEs   -­‐   an   international   review",   Small   Enterprise   Development   Journal,   vol.   8,   Nº   2,   junio   de   1997.   En   realidad   únicamente   61   de   los   planes   se   estudiaban   en   detalle.   De   ellos   23   eran   en   países   de   la   OCDE,   6   de   la   CEI,   15   de   América   Latina,   11   de   Asia  y  6  de  África.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  58  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   se   delega   automáticamente   a   los   mismos   bancos.   El   valor   y   el   número   de   las   operaciones   garantizadas   puede   fluctuar   según   las   asignaciones   presupuestarias.   En   realidad   la   principal   debilidad   de   los   sistemas   públicos   reside   precisamente   en   su   dependencia   de   las   prioridades   del   gobierno   y   de   la   decisión   de   la   asignación   de   recursos  públicos.     El   esquema   público   de   los   Países   Bajos   data   de   1915,   se   creó   inicialmente   para   garantizar   los   créditos   a   comerciantes   minoristas   para   extenderse   más   tarde   (en   los   años   treinta)   a   PYMEs   de   todos   los   sectores.   El   sistema   holandés   concede   tanto   garantías  a  créditos  ordinarios,  como  garantías  a  participaciones  de  capital  a  través  de   dos   organizaciones   distintas.   En   el   caso   de   los   créditos   ordinarios   el   Kredietregeling   voor   Midden   en   Kleinbedrijf   es   el   que   gestiona   las   decisiones   de   concesión,   aunque   como   en   el   caso   británico,   las   pequeñas   operaciones   pueden   ser   aprobadas   por   las   sucursales  mismas  de  los  bancos.     Por  otro  lado,  las  garantías  para  participaciones  son  manejadas  por  el   Garantieregeling   PPM.  Este  organismo  cubre  el  50%  del  riesgo  de  la  inversión  superior  a  250.000   gilders   (alrededor  de  155.000  dólares)  llevada  a  cabo  por  empresas  de  capital  de  riesgo  a  las   PYME  durante  los  primeros  diez  años  siguientes  a  la  inversión.  Transcurrido  ese  tiempo,   el  porcentaje  desciende  y  la  garantía  expira  en  el  año.   En   otros   países,   los   sistemas   públicos   de   garantías   son   más   limitados.   Por   ejemplo   en   Portugal  el  Instituto  para  las  PYME  (IAPMEI)  manejaba  un  fondo  público  pequeño  para   garantizar  los  créditos  otorgados  por  los  bancos  públicos  y  el  gobierno  bajo  programas   específicos   de   apoyo.   Sin   embargo,   una   vez   privatizado   el   sistema   bancario,   el   papel   garantizador  del  IAPMEI  disminuyó  debido  a  su  naturaleza  subordinada36  .  En  1994  se   sustituyó  por  una  sociedad  piloto  de  garantías  de  carácter  mutuo.   En  Grecia  se  da  una  situación  parecida,  mientras  que  en  Irlanda  se  está  desarrollando   un  programa  pequeño  (Development  Finance  Scheme)  similar  a  los  LGS  británicas.   En  algún  punto  intermedio  se  encuentra  el  caso  de  las  Sofaris  (Société  Française  pour   l’Assurance   du   Capital-­‐Risque   des   PME37   )   francesas   creadas   en   1982,   al   igual   que   los                                                                                                                             36   Requiere   que   antes   de   conceder   la   garantía   el   banco   ha   hecho   uso   de   todas   las   acciones   legales   contra  el  prestatario  moroso.     37   El   nombre   se   cambió   en   1993   a   Sociedad   Francesa   de   Garantías   Financieras   a   la   PYME,   el   cual   adopta  un  alcance  más  general  de    actividades.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  59  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Fonds   de   Garantie   Légal   en   Bélgica,   que   juegan   un   doble   papel:   proporcionando   garantías  de  segundo  nivel  (reaseguro)  a  las  SCMs  y  de  garantías  de  primer  nivel  para   créditos  bancarios.38  .     SOFARIS,  sociedad  de  capital  mixto  (un  tercio  del  capital  es  propiedad  del  estado)  fue   creada   con   el   propósito   de   garantizar   las   operaciones   financieras   de   las   PYME,   incluyendo   los   créditos   ordinarios   y   participativos   y   la   entrada   de   capital,   dirigidas   especialmente   hacia   nuevas   empresas   y   fusiones   por   absorción.   Con   ese   propósito   administra  varios  fondos  públicos  creados  por  el  gobierno.  En  1993  amplió  su  campo  de   acción   para   cubrir   financiamiento   para   el   desarrollo   e   inició   sus   operaciones   como   garante  de  segundo  nivel  respecto  a  las  garantías  emitidas  por  las  SCMs,  cubriendo  de   este  modo  un  vacío  peligroso  en  el  sistema  francés.                                                                                                                             38  Las  garantías  de  segundo  nivel  cubren  sólo  los  créditos  de  menos  de  2  millones  de  FB.  En  general,   para  créditos  mayores  los  bancos  no  solicitan  garantías  de  una  SC  sino  que  recurren  directamente  a   los   fondos.   Por   eso,   alrededor   de   60%   de   las   garantías   de   primer   nivel   corresponden   a   los   fondos   mismos.                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  60  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   2.2. El microcrédito   La   microfinanciación   consiste   en   la   concesión   de   pequeños   créditos   y   otros   servicios   financieros  a  personas  que  crean  empresas  muy  pequeñas  o  ya  las  están  gestionando,   con   frecuencia   como   empresarios   individuales.   Algunos   instrumentos   de   microfinanciación   pueden   estar   específicamente   dirigidos   a   grupos   como   los   desempleados,  las  minorías  étnicas,  los  jóvenes  empresarios  o  las  empresarias.  Aunque   el   tamaño   de   los   micropréstamos   es   distinto   en   cada   Estado   miembro,   el   término   suele   referirse  a  préstamos  de  menos  de  25,000  de  euros.   La   microfinanciación   se   ha   extendido   también   debido   a   la   falta   de   interés   del   sector   bancario   por   los   pequeños   préstamos,   ya   que   los   elevados   costes   de   transacción   y   costes   indirectos   hacen   que   este   tipo   de   préstamos   no   resulten   rentables.   La   existencia   de   un   grupo   de   clientes   que   no   resultan   suficientemente   rentables   para   el   sector   bancario  tradicional  se  ha  aducido  como  motivo  para  un  mayor  desarrollo  del  sector  de   la   microfinanciación   en   Europa.   En   muchos   casos   son   organizaciones   no   bancarias   (como   consorcios   e   instituciones   benéficas)   las   que   suministran   microfinanciación,   aunque   en   algunos   Estados   miembros,   principalmente   en   Alemania,   las   entidades   de   financiación  del  sector  público  asumen  este  cometido.     En  los  casos  en  que  la  legislación  bancaria  prohíbe  la  concesión  directa  de  créditos  por   entidades  no  bancarias  (España,  Italia),  con  frecuencia  la  microfinanciación  se  canaliza  a   través   de   bancos,   mientras   que   las   entidades   de   microfinanciación   asumen   las   tareas   administrativas.  Entre  las  organizaciones  de  microfinanciación  que  funcionan  con  éxito   cabe   citar   la   Association   pour   le   Droit   à   l’Initiative   Economique   (ADIE)   en   Francia   y   Prince’s  Trust  en  el  Reino  Unido.   El  sector  público  europeo  ha  adoptado  con  frecuencia  una  actitud  muy  cauta  respecto   al   apoyo   a   las   instituciones   de   microfinanciación.   Entre   las   causas   de   esta   inhibición   cabe  mencionar  el  temor  a  desplazar  a  otros  medios  de  financiación  y  ocupar  el  lugar   de  los  programas  de  subvenciones  existentes.  Por  otra  parte,  en  los  Estados  miembros   en   los   que   únicamente   los   bancos   pueden   legalmente   conceder   créditos,   el   funcionamiento  de  este  tipo  de  entidades  está  rigurosamente  restringido.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  61  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   La  Comisión  ha  estudiado  recientemente  las  posibilidades  de  la  microfinanciación  y  ha   cofinanciado   estudios   sobre   la   misma   en   la   Unión39     y   estudiado   el   papel   de   la   microfinanciación   como   medio   de   reducción   de   la   pobreza   dentro   de   su   ayuda   al   desarrollo40    .   Los   Fondos   Estructurales   incluyen   iniciativas   de   microcrédito   y   la   normativa   actual41   establece   que   una   cantidad   razonable   de   los   créditos   de   los   Fondos   Estructurales   con   arreglo  a  los  objetivos  1  y  3  se  ofrezca  en  forma  de  pequeñas  subvenciones.  Los  Fondos   Estructurales  podrían  destinarse  también  a  apoyar  actividades  de  fomento  del  espíritu   empresarial  en  general  y  el  acceso  de  la  mujer  a  la  puesta  en  marcha  de  empresas.   El   Fondo   Europeo   de   Inversiones   ha   comenzado   a   garantizar   sistemas   de   micropréstamo   y,   por   ejemplo,   se   ha   firmado   un   contrato   con   el   Prince’s   Trust   del   Reino   Unido.   Otro   ejemplo   es   el   de   la   ADIE,   que   se   propone   conceder   700-­‐800   micropréstamos  por  un  total  de  2  millones  de  euros.  También  se  incluyen  actividades   de  garantía  de  micropréstamos  en  el  Programa  Plurianual  en  favor  de  la  Empresa  y  el   Espíritu   Empresarial   2001-­‐2005   de   la   Comisión.   La   Dirección   General   de   Empleo   y   Asuntos   Sociales   de   la   Comisión   ha   financiado   un   proyecto   sobre   las   condiciones   jurídicas   y   políticas   para   la   concesión   de   créditos   por   entidades   no   bancarias   y   otro   destinado   a   examinar   las   medidas   de   apoyo   público   a   la   financiación   local   y   la   microfinanciación42       Prácticas  de  los  Estados  miembros   Las   prácticas   de   microfinanciación   en   los   distintos   Estados   miembros   se   ven   determinadas  por  factores  sociales,  económicos  y  legislativos.  Entre  estos  factores  cabe   citar  las  prácticas  de  prestación  pública  de  servicios  sociales,  las  fuentes  disponibles  de                                                                                                                             39  «Banks  and  Micro-­‐lending.  Support,  cooperation  and  learning»,  Personal  Finance  Research  Centre   en  cooperación  con  el  Institute  for  Financial  Services,  abril  de  2000.  «Reducing  Cost  and  managing  Risk   in  Lending  to  Micro  Enterprises.  Handbook  for  Micro-­‐lending  in  Europe»,  de  Jan  Evers,  Stefanie  Jack,   Adriaan  Loeff  y  Hedwig  Siewertsen,  febrero  de  2000.   40    COM(1998)  527.   41  1262/1999/CE,  DO  L  161  de  26.6.1999,  p.  48.   42   «Legal   and   Political   Conditions   for   Credit   Extension   for   Social   Purposes   by   Non-­‐Banks   in   the   EU   – Analysis»,  del  Institut  für  Finanzdienstleistungen  e.V.  (IFF),  Hamburgo,  30  de  abril  de  2001.                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  62  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   asistencia  financiera  a  microempresas,  la  estructura  y  prácticas  del  sector  bancario,  las   expectativas  generales  sobre  prestación  de  servicios,  la  legislación  sobre  préstamos  y  el   apoyo   que   se   ofrece   a   la   microfinanciación   a   nivel   nacional.   Por   lo   que   respecta   a   las   ayudas  estatales,  los  sistemas  de  microfinanciación  suelen  estar  sujetos  a  la  norma  de   minimis43     Por  lo  que  respecta  a  la  legislación,  el  mencionado  estudio  financiado  por  la  Dirección   General   de   Empleo   y   Asuntos   Sociales,   señalaba   que   en   muchos   Estados   miembros   hay   exenciones  específicas  de  la  legislación  bancaria  general  referidas  a  las  organizaciones   sin  fines  lucrativos.   Otro  planteamiento  es  el  aplicado  por  Alemania  y  Países  Bajos,  que  confían  a  entidades   del   sector   público   los   préstamos   a   pequeña   escala.   En   el   estudio   se   señala   que   únicamente  en  Francia  están  reconocidos  de  manera  directa  los  micropréstamos  y  sus   objetivos   sociales   por   la   actual   legislación.   Pero   también   señala   que   el   máximo   de   usura,  inusitadamente  bajo  (fijado  en  torno  al  10  %  para  los  préstamos  a  empresas  en   la  legislación  actual),  en  Francia  impide  la  concesión  de  préstamos  a  PYME  de  riesgo.   Los   programas   de   micropréstamos   de   los   estados   miembros   se   orientan   a   grupos   distintos  y  ofrecen  servicios  también  distintos.  Algunos  se  centran  en  la  prestación  de   crédito   social   a   los   desempleados   y   para   estas   entidades   son   importantes   las   subvenciones,  los  préstamos  subvencionados  y  un  alto  grado  de  apoyo  y  asesoramiento   (la   ADIE   de   Francia   pertenece   a   esta   categoría).   Otros   programas   ofrecen   microcréditos   a   empresas   en   la   fase   de   puesta   en   marcha,   y   en   este   ámbito   son   decisivos   los   pequeños  créditos  escalonados  y  el  asesoramiento  obre  gestión  financiera  (un  ejemplo   son   los   micropréstamos   de   Finnvera   en   Finlandia),   cuando   se  conceden   microcréditos   a   empresas   establecidas   que   son   casi   financiables,   los   préstamos   globales   y   la   cooperación   con   organismos   especializados   de   apoyo   se   sitúan   en   primera   línea   (por   ejemplo,  el  Industrial  Common  Ownership  Finance  en  el  Reino  Unido).   Los   tipos   de   interés   de   los   microcréditos   suelen   establecerse   en   función   del   grupo   destinatario.  Los  grupos  de  interés  de  los  créditos  sociales  normalmente  se  sitúan  por   debajo   de   los   tipos   bancarios,   mientras   que   los   que   se   aplican   a   las   microempresas   casi                                                                                                                             43  Reglamento  CE  nº  69/2001  y  Comunicación  2001/  C  235/03.  Si  un  sistema  suministra  capital  público   hasta  un  máximo  de  100  000  €  a  cada  empresa  durante  un  período  de  tres  años,  cualquier  ayuda  a   estas  empresas  se  sitúa  indudablemente  dentro  de  los  límites  que  establece  el  Reglamento.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  63  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   financiables   se   sitúan   por   encima   de   los   tipos   bancarios.   Al   examinar   los   distintos   programas   se   comprueba   que   el   coste   de   un   préstamo   es   menos   importante   para   los   microempresarios   que   el   acceso   al   crédito.   Los   microempresarios   están   dispuestos   a   pagar  más  por  productos  a  medida  si  resultan  más  caros.   Las   entidades   de   microfinanciación   han   podido   suministrarlos   con   créditos   más   pequeños,   plazos   de   devolución   más   breves,   la   posibilidad   de   ofrecer   préstamos   escalonados,  asesoramiento  y  garantía  secundaria  más  flexible.   La   mayor   parte   de   las   entidades   de   microfinanciación   no   lucrativas   no   pueden   ser   sostenibles  cuando  empiezan  a  funcionar  y  requieren  algún  tipo  de  apoyo  exterior.  Una   vez  que  ponen  en  marcha  sus  operaciones,   pueden   alcanzar  porcentajes  de  devolución   de  préstamos  situados  por  encima  del  90  %,  más  de  lo  que  consiguen  muchos  bancos.   Para   tener   éxito,   las   entidades   de   microfinanciación   necesitan   un   conjunto   de   cualidades   institucionales,   calidad   de   los   servicios   y   un   rendimiento   financiero   adecuado.   Los   elementos   más   importantes   son   la   capacidad   financiera   de   absorber   y   gestionar   fondos   para   desembolsar   préstamos,   una   capacidad   operativa   tanto   institucional  como  humana  y  la  capacidad  de  apoyo   a   la   empresa.   No   obstante,   estos   factores   no   facilitan   por   sí   solos   los   micropréstamos   y   de   hecho   las   organizaciones   de   microcrédito   han   señalado   los   límites   de   sus   actividades,  tanto  respecto  a  los  grupos  destinatarios  como  a  su  viabilidad  financiera.  El   número   de   personas   interesadas   y   comprometidas   en   la   creación   de   una   empresa   es   reducido   en   comparación   con   el   número   de   desempleados   y,   por   otra   parte,   los   programas  de  microcrédito  viables  desde  un  punto  de  vista  financiero  gestionados  por   organizaciones   no   gubernamentales   durante   largos   períodos   de   tiempo   han   demostrado  ser  difíciles.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  64  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     2.3. Las garantías de mejora de crédito en operaciones de titulización La  titulización  de  carteras  de  créditos  a  PYMEs  permite  que  los  bancos  liberen  capital,   aumentando   su   capacidad   de   otorgar   nuevos   créditos,   lo   que   supone   una   mayor   disponibilidad  de  financiación  para  las  PYMEs.     La   mejora   del   crédito   en   una   operación   de   titulización,   se   refiere   a   garantías   que   mejoran   la   calidad   del   crédito   de   una   cartera   de   financiación   a   PYMEs   titulizada   o   a   garantías  de  pago  de  interés  y  principal  de  carteras  titulizadas44.     En  Europa  existen  esquemas  de  garantía  públicos  que  intervienen  en  la  titulización  de   carteras  de  créditos  o  de  contratos  de  arrendamiento  financiero  (leasing)  para  reducir   el   riesgo   de   los   bonos   titulizados   emitidos   aumentando   la   calidad   del   crédito   subyacente.   En   concreto   en   Alemania,   existe   un   programa   esponsorizado   por   Kredit   fuer   Wiederaufbau   (KfW),   entidad   estatal   cuyo   objetivo   es   proporcionar   y   fomentar   la   financiación   de   las   PYMEs.   Las   titulizaciones   de   este   programa   llamado   PROMISE   son   sintéticas45.     En  España,  las  autoridades  públicas  han  decidido  fomentar  la  titulización  de  carteras  de   créditos   a   PYMEs,   mediante   (i)   la   promulgación   de   una   ley   que   facilita   este   tipo   de   operaciones   (i)   ofreciendo   garantías   para   disminuir   el   riesgo   de   crédito   de   los   inversores,  tanto  directamente  o  a  través  del  Instituto  de  Crédito  Oficial  (ICO).   Veamos   algunos   detalles   de   este   tipo   de   operaciones   y   características   de   las   mismas   en   España.     La  titulización  consiste  en  la  cesión  por  parte  de  las  entidades  financieras,  de  préstamos   concedidos,  en  su  mayoría  a  través  de  la  Línea  PYME,  a  un  fondo  de  titulización.  Este                                                                                                                             44 Bonos titulizados son bonos garantizados por una cartera de activos, que se transfieren legalmente a los inversores a través de un vehículo especial. Los pagos de interés y de capital de los bonos titulizados dependen directamente de la amortización de los activos subyacentes, pero la estructura puede contra con toda una serie de “mejoras de crédito” proporcionadas por la entidad originadora o por entidades externas. El papel del FEI en estas estructuras es precisamente el de proporcionar una mejora del crédito subyacente en favor de los inversores. 45  En  las  titulizaciones  sintéticas  (synthetic  securitisation)  el  riesgo  de  crédito  de  una  cartera  de   prestamos  se  transmite  a  través  e  un  “credit  default  swap”.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  65  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   emite  bonos  que  le  proporcionan  los  ingresos  para  pagar  a  los  bancos  y  cajas  los  activos   cedidos.   La  constitución  de  estos  fondos  está  respaldada  por  la  Orden  Ministerial  de  28   de  mayo  de  1999  sobre  Convenios  de  Promoción  de  Fondos  de  titulización  de  Activos,   para   favorecer   la   financiación   empresarial.   En   ella   se   establecieron   las   normas   y   requisitos  a  los  que  se  deberán  someter  los  convenios  a  suscribir  entre  en  Ministerio  de   Economía  y  las  Sociedades  Gestoras  de  Fondos  de  Titulización  de  Activos,  inscritas  en   los   Registros   de   la   Comisión   Nacional   del   Mercado   de   Valores,   buscando   un   doble   objetivo:     1. Permitir   a   las   empresas   beneficiarse   de   las   ventajas   de   los   mecanismos   de   financiación  basados  en  el  mercado  de  capitales,     2. Fomentar   el   instrumento   de   la   titulización   para   alcanzar   grados   de   desintermediación   financiera   homologables   a   los   que   son   característicos   de   los   países  de  nuestro  entorno.   Los  principales  requisitos  desarrollados  en  dicha  Orden,  establecen  que:     1. Los   préstamos   y   créditos   deberán   tener   un   plazo   de   amortización   inicial   no   inferior   a  un  año,     2. Serán  préstamos  concedidos  a  todo  tipo  de  empresas  no  financieras,  domiciliadas   en   España   y   dentro   de   estas,   al   menos   el   40%   deberán   estar   otorgados   a   pequeñas   y   medianas   empresas,   aunque   prácticamente   todas   las   entidades   financieras   han   asignado  a  este  Fondo  únicamente  prestamos  concedidos  a  pequeñas  y  medianas   empresas.   Con   la   constitución   de   este   tipo   de   fondos   se   busca   obtener   una   fuente   de   financiación   adicional   quedando   obligadas   las   entidades   cedentes   de   los   préstamos   y   créditos   a   reinvertir  la  liquidez  obtenida  como  consecuencia  del  proceso  de  titulización  Este  tipo   de  operaciones  tiene  interesantes  efectos  para  todos  los  participantes,  es  decir  para   los  bancos  que  titulizan  sus  carteras,  los  inversores  que  compran  los  bonos  titulizados   y  para  las  PYMEs.   En cuanto a las entidades financieras participantes, éstas consiguen, por un lado, mayor liquidez sin necesidad de un mayor endeudamiento y por el otro, conceder nuevos préstamos de la línea PYME, sin necesidad de aumentar el activo de su balance.                                                                                                                                                      Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  66  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Los bonos creados a través de este fondo de titulización, gracias a la garantía del Tesoro y/ o a la participación del ICO que actúa como agente financiero y avalista, conseguirán elevar hasta el máximo su calificación crediticia, lo que les hará más atractivos y fácilmente “colocables” entre los inversores. Las pequeñas y medianas empresas incrementan sus vías de financiación, posibilitando su crecimiento y el desarrollo de nuevos proyectos de inversión. La  constitución  de  este  tipo  de  fondos  refuerza  la  política  de  mejora  de  financiación  de   las  PYMEs  y  se  enmarca  dentro  de  la  línea  iniciada  por  el  Ministerio  de  Economía  en  los   últimos  años  de  apoyo  a  las  pequeñas  y  medianas  empresas.   El   Fondo   Europeo   de   Inversiones   también   ha   participado   como   garante   en   algunas   operaciones  en  toda  Europa.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  67  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     3.  INSTRUMENTOS  DE  FINANCIACIÓN  MEDIANTE  CAPITAL   3.1. Introducción En   Europa,   tanto   en   el   ámbito   nacional   como     en   el   comunitario,   se   han   aplicado   distintos   tipos   de   políticas   de   promoción   y   llevado   a   cabo   iniciativas   para   cubrir   el   déficit  de  capital  social  proporcionado  por  los  mercados.  La  mayoría  de  estas  políticas   tiene   como   objetivo   apoyar   el   crecimiento   de   la   actividad   doméstica   de   capital   riesgo   y   fomentar   la   difusión   de   las   actividades   de   las   entidades   de   capital   riesgo   a   sectores   específicos,   como   PYMEs   de   alta   tecnología,   así   como   promocionar   la   actividad   de   capital  riesgo  en  las  regiones  menos  favorecidas.   3.2. Las inversiones publicas directas La   respuesta   tradicional   durante   los   años   70   y   80   al   déficit   de   oferta   de   capital   fue   la   creación  de  fondos  de  capital  riesgo  regionales  financiados  con  fondos  públicos  (en  su   totalidad   o   sólo   en   parte   mediante   fondos   de   capital   mixto,   público   y   privado),   en   Francia,  Bélgica,  Países  Bajos,  Portugal  y  España  y  en  menor  medida  en  Alemania.  En  los   años  90,  les  siguieron  Suecia  y  Finlandia.     Desde  su  creación,  los  objetivos  de  inversión  de  este  tipo  de  fondos  han  evolucionado.   En   un   principio   los   criterios   de   selección   de   las   PYMEs   eran   más   bien   genéricos   con   respecto   al   sector   y   a   la   fase   de   financiación.   Posteriormente   se   incluyeron   criterios   específicos  fomentando  (bajo  distintas  formas  de  promoción  gubernamental)46,  fondos   de  capital  riesgo  dirigidos  a  financiar  empresas  innovadoras  y  de  alta  tecnología  en  sus   primeras  fases.   También   ha   evolucionado   el   concepto   de   ayuda   y   el   compromiso   entre   los   rendimientos  financieros  esperados  y  los  objetivos  de  desarrollo  económico  local  y  de   creación   de   empleo.   En   un   principio   estos   últimos   predominaban,   suponiendo   prácticamente  que  las  inversiones  eran  a  fondo  perdido.  Tras  unos  años  de  experiencia,   los   objetivos   de   rendimiento   han   adquirido   mayor   importancia   bajo   la   idea   de   que   sólo   los  proyectos  viables  tienen  un  verdadero  impacto  sobre  el  desarrollo.                                                                                                                               46  Por  ejemplo,  Dinamarca  invirtió  en  1999,  52  millones  de  Euros  a  través  del  Vaeksfonden  Business   Development  Fund,  cubriendo  dos  tercios  del  capital  de  dos  fondos  de  innovación,  aceptando  tasas  de   rendimiento  más  bajas  que  los  inversores  privados  minoritarios.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  68  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   A   pesar   de   que   estos   fondos   representan   una   proporción   importante   de   los   fondos   totales   invertidos   en   PYMEs   europeas,   sólo   han   supuesto   una   contribución   marginal   en   la  cobertura  del  déficit  de  capital,  lo  que  demuestra  que  el  sector  privado  está  aún  muy   lejos   de   cubrir   las   necesidades   de   capital   riesgo   de   las   PYMEs   europeas.   A   continuación   presentamos  los  mecanismos  apoyo  directo  al  capital  en  Francia,  Alemania  y  los  Países   Bajos.     En   Francia,   los   fondos   gestionados   por   la   red   de   sociedades   de   desarrollo   regional   (SDR),  así  como  los  fondos  de  capital  riesgo  regionales  tienen  una  enorme  importancia   en   el   desarrollo   del   sector   en   el   país.   La   red   ha   sido   apoyada   desde   1994   por   importantes   cantidades   de   capital   procedente   del   banco   estatal   Caisse   des   Dépôts   et   des   Consignations,  dentro  del  programa  de  promoción  del  empleo  y  de  apoyo  a  PYMEs   del   gobierno.   La   Caisse   des   Dépôts   et   Consigations   (CDC)   tiene   como   misión   cubrir   el   déficit   de   inversión   en   sectores   de   empresas   jóvenes   y   en   sectores   específicos   e   innovadores.   A   partir   de   la   reorganización   interna   en   1998,   se   separaron   (i)   las   operaciones  de  capital  competitivas  en  el  mercado  privado  de  capital  riesgo  llevadas  a   cabo   a   través   de   las   Participaciones   CDC   y   (ii)   las   acciones   dirigidas   a   apoyar   el   desarrollo  económico  a  través  de  su  filial  CDC  PME.     LA   CDC   PME   es   uno   de   los   inversores   en   entidades   de   capital   riesgo   regional   más   importantes  en  el  mercado  francés.  En  el  año  2000  había  invertido  en  44  entidades  de   capital   riesgo   regional,   algunas   de   las   cuales   eran   sociedades   sin   ánimo   de   lucro   y   otras   sociedades  con  objetivos  de  rentabilidad  relativamente  bajos  y  a  largo  plazo.     La  CDC  PME  invierte  a  su  vez  en  fondos  de  capital  semilla  nacionales  especializados  en   sectores   específicos   y   en   aquellos   dirigidos   a   PYMEs   de   alta   tecnología   con   fuertes   perspectivas   de   crecimiento.   Su   presupuesto   actual   es   de   400   millones   de   euros,   de   los   cuales  dos  tercios  van    a  la  inversión  directa  en  fondos.  El  objetivo  de  la  CDC  no  es  el  de   reemplazar   a   la   inversión   privada,   sino   el   de   actuar   como   incentivo   para   atraer   la   inversión  privada.     En   Alemania,   las   empresas   de   inversión   en   PYMEs   regionales   (las   llamadas   Mittlelstandische   Beteiligung   Gesellschaften   (MBGs))   fueron   creadas   en   los   años   70.   Estas   empresas   de   inversión   son   gestionadas   y   financiadas   por     bancos   estatales   regionales  (Landesbanken).  En  la  mayoría  de  los  casos    los  bancos  estatales  regionales   intentan   obtener   apoyo   de   otros   bancos   activos   en   la   región   (instituciones   privadas,                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  69  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   cajas   de   ahorros   o   bancos-­‐cooperativos)   además   de   instituciones   regionales   como   las   cámaras   de   comercio.   Algunos   de   los   MGBs   más   grandes,   por   ejemplo   el   de   Baden   Wurttenberg  son  explícitamente  entidades  sin  ánimo  de  lucro.  Aunque  en  principio  se   trata   de   cubrir   todas   las   etapas   de   la   vida   de   la   PYME   y   todos   los   sectores,   estas   empresas   han   centrado   la   mayor   parte   de   su   actividad   en   la   financiación   de   la   expansión  (fase  de  madurez)    en  sectores  fuera  de  la  alta  tecnología.   Algunas  MBGs  cooperan  con  bancos  regionales  de  garantía  (Burgshaftbanken),  que  han   extendido  las  operaciones  tradicionales  de  garantía  de  créditos  a  operaciones  de  capital   y  que  suelen  estar  reasegurados  por  el  gobierno  regional  o  federal.  Las  MBGs  también   se  benefician  de  esquemas  que  ofrecen  refinanciación  a  bajas  tasas  de  interés  a  través   del   KfW.   Según   un   estudio47,   en   1995   las   MBGs   realizaban   el   60%   del   total   de     las   inversiones   de   capital   riesgo   en   PYMEs.   Entre   1995   y   2000,   el   mercado   de   capital   privado   alemán   ha   experimentado   un   rápido   crecimiento,   de   forma   que   esta   proporción  ha  disminuido  significativamente.   En  los  Países  Bajos,  existen  cinco  compañías  de  desarrollo  regional  (ROMs)  que  fueron   creadas   entre   1975   y   1983,   y   que   entre   otras   funciones,   gestionan   fondos   de   capital   riesgo.  El  rendimiento  medio  de  las  inversiones  de  estos  fondos  en  el  periodo  de  5  años   que  va  de    1995  a  1999,    según  el  Ministerio  de  Economía,  fue  del  22%.     La   siguiente   tabla   da   una   indicación   de   la   escala   de   las   operaciones   de   los   fondos   regionales   comparadas   con   el   total   del   mercado   de   capital   riesgo   en   Alemania   y   los   Países   Bajos,   en   periodos   de   tiempo   específicos.   Así   se   puede   ver   que   a   pesar   de   que   el   tamaño   medio   de   las   participaciones   realizadas   por   los   fondos   estatales   (0,3   millones   de  euros  en  el  caso  de  Alemania  y  0,5  millones  en  el  caso  de  los  Países  Bajos)  es  mucho   menor   respecto   a   las   realizadas   por   los   fondos   de   capital   riesgo   privados   (1,25   millones   y  1,4  millones  respectivamente)  la  proporción  de  inversiones  públicas  respecto  al  total     de  inversiones  en  PYMEs  no  ha  sido  muy  importante.                                                                                                                                   47     Kulicke   M,   The   Financing   of   NTBFs   in   Koschatsky,   K.   (Ed.)   Technology-­‐based   Firms   in   the   Innovation   Process,  Physica-­‐Verlag  Heidelberg,  1997.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  70  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Tabla  7.  Inversión  a  través  de  fondos  regionales  públicos:  Alemania  y  Países  Bajos.     Número   Alemania   de   fondos   11  MBGs   regionales  públicos   Países  Bajos   5   fondos   de   desarrollo   regional   Periodo  de  tiempo   Finales  de  1999  (cartera  total)   1995–1999   Número  de  inversiones   1731   300   Total  de  inversiones   €520  millones   €140  millones   de   €0.3  millones   €0.5  millones   Cantidad   media   inversiones   Toda  la  industria  de  VC       Número  de  inversiones   4477   1947   Total  de  las  inversiones     €5600  millones   €2672  millones   Cantidad   media   de   las   €1.25  millones   €1.4  millones   inversiones   Población  de  PYMEs  1998   3,515,000   450,000                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  71  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     3.3. Las garantías de capital El   segundo   mecanismo   utilizado   por   las   autoridades   públicas   para   fomentar   el   desarrollo  del  capital  riesgo  y  mejorar  el  acceso  de  las  PYMEs  a  la  financiación  mediante   capital   social   han   sido   los   esquemas   de   garantías   de   capital.   Estas   suponen   una   extensión   de   los   esquemas   de   garantía   del   crédito   a   las   participaciones   de   capital.   Se   trata   de   disminuir   los   altos   riesgos   de   perdidas   para   fomentar   la   participación   de   los   inversores  individuales  y  de  los  fondos  de  inversión.   Algunos   países   europeos   (Austria,   Bélgica   Dinamarca   y   Finlandia)   introdujeron   esquemas   de   garantía   de   capital   por   primera   vez   en   los   90.   Las   de  Francia,  Alemania  y  Holanda  datan  de  los  80  y  la  de  los  Estados  Unidos  de   1986.   Las   garantías   de   capital   fueron   introducidas   en   Italia   en   1999.   En   términos   objetivos   y   de   escala   de   las   operaciones,   existen   diferencias   considerables  entre  países  como  lo  muestra  la  tabla  siguiente.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  72  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Esquemas  de  garantía  de  capital  en  Europa   País   Nombre  del  esquema   Periodo  de  tiempo     Austria   (Bürges-­‐bank)   (FGG)   Número   de   nuevas   Valor   de   las   operaciones   nuevas   garantía   de   riesgo   en   millones  de  Eur   174  PYMEs   Garantía   de   Capital   para   1997-­‐2000   Inversores   Individuales   y   primeros   4   años   otros.   del  programa     29.8   Programa   de   Financiación   1997-­‐2000   a  la  tecnología.   14   PYMEs   tecnología   (FGG)   Garantías   de   Capital-­‐Para   1997-­‐2000   fondos   9   fondos   de   Capital   200  aprox.   Riesgo   (FGG)   Garantías  de  Capital  –Para   1998-­‐2000   inversores   11   fondos   de   Capital   200  aprox.   Riesgo   Bélgica   Fondo   de   flamenco   garantía   1  Jul  1997-­‐   31  Dic.  1998     Dinamarca   Business   Development   1995-­‐1998   Finance:  Equity   de   7     +  6  créditos   20   PYMES   8.7   innovadoras   (<100   empleados)   19  fondos  de  CR   58.5  en    Dic.  2000   143  PYMEs   Guarantee   Finlandia   Finnvera     1992-­‐2000   c.  65  PYMEs   5.7   Francia   SOFARIS   2000   160  fondos  de  CR   Aprox.  120   1,400  PYMEs   Alemania   BTU   Cofinanciación   garantía     BTU   KfW   Refinanciación   garantía       más   1999   327   proyectos   338   innovadores   en   PYMEs      <  10  años  de   incluye   cofinanciación   vida   garantías   y   variant   1999   603   (314)   nuevos   222(122) más   proyectos   de   (y   1a   mitad   del   tecnología  en  PYMEs     2000)   <  50  empleados   63  (69)   ERP   Innovation   1999   101(103)   Programme-­‐participation   innovaciones   (y   1a   mitad   del   realizadas  por  PYMEs     variant   2000)                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  73  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento       KfW  Risk  Capital   1999   177  (140)   144  (115)   (y   1a   mitad   del   SMEs   up   to   €500m   2000)   t/o     90  (64)   53  (36)   KfW   Eastern   Participation   1999   Fund   (y   1a   mitad   del   SMEs   up   to   €250m   2000)   t/o   Italia   Guarantee  Fund  for  PMI     L.  662/96   Desde   diciembre   7  garantías  de  capital     24   del    99  a  febrero   &    2001   Países  Bajos   PPM  Scheme   9   garantías   préstamos   participativos   de   1981-­‐1994   900inversiones   PYMEs   en   182   (cerrado  en    1995)   Fuente:  Bannock  Consulting  desk  research  from  national  sources   Los   datos   disponibles   proceden   de   distintos   periodos   de   tiempo   y   los   límites   monetarios   son   diferentes,   lo   que   hace   difícil   su   comparación.   Sin   embargo,   teniendo   en   cuenta   el   tamaño   relativo   de   las   economías   de   los   estados   miembros   parece   evidente   que   en   Europa,   Dinamarca,   Austria,   Alemania   y   Francia  son  los  que  más  utilizan  las  garantías  de  capital  como  instrumentos  de   promoción  de  PYMEs.     Si   comparamos   la   totalidad   de   los   esquemas   europeos   con   el   esquema   americano,  en  términos  de  cantidad  de  capital  garantizado,  éste  último  resulta   dos  veces  mayor  (2000  millones  de  dólares).  Sin  embargo,  el  número  de  PYMEs   que   se   benefician   de   este   esquema   son   más   o   menos   las   mismas,   ya   que   el   sistema  americano  no  incluye  transacciones  de  menos  de  200,000  dólares.     El   funcionamiento   de   este   tipo   de   garantías   tiene   su   base   en   las   garantías   de   crédito,   en   las   que   las   entidades   públicas   comparten   el   riesgo   de   las   pérdidas   de  los  créditos  a  PYMEs  con  los  bancos,  a  cambio  de  una  prima.                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  74  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   La  mayoría  de  las  garantías  de  crédito  ofrecen  correr  con  entre  el  70  y  el  90%   del  riesgo  de  pérdidas  para  atraer  a  los  banqueros,  las  primas  pueden  ser  en  un   solo  pago,  en  pagos  anuales  o  una  combinación  de  las  dos.     En   el   caso   de   las   garantías   de   capital,   la   proporción   de   riesgo   garantizado   es   menor,  normalmente  un  50%.  Sin  embargo  la  tasa  de  subsidio  puede  ser  mayor   o  menor  que  en  las  garantías  de  crédito  según  sea  la  política  de  primas.  En  los   esquemas  más  recientes  de  garantías  de  capital,  se  ha  introducido  un  elemento   de   beneficio   para   el   garante   público   en   la   transacción   reduciendo   el   subsidio   mediante  la  obtención    de  una  parte  del  beneficio  en  el  caso  de  que  la  inversión   tenga  éxito.   A  continuación  presentamos  los  esquemas  de  garantías  de  capital  que  existen   en  algunos  países  de  Europa.   Países  Bajos   El  primer  esquema  que  se  introdujo  en  Europa  fue  el  PPM  en  los  Países  Bajos     en  1981.  Estaba  dirigido  a  fondos  privados  que  invertían  en  las  primeras  etapas   de  la  vida    de  las  PYMEs.  En  un  primer  momento,  el  gobierno  cubría  el  50%  de   las  pérdidas  en  cualquier  inversión  hasta  un  máximo  de  1.8  millones  de  euros   aunque   posteriormente   la   cantidad   se   redujo   a   1.1   millones   de   euros.   El   esquema  se  cerró  a  finales  de  1995,  tras  haber  promocionado  900  empresas  en   sus   14   años   de   vida.   El   esquema   de   PPM   parece   haber   cumplido   su   objetivo   de   estimular  la  entrada  de  nuevas  empresas  de  capital  riesgo  en  el  mercado.  Así   que  su  renovación  no  parecía  estar  justificada.   Posteriormente  se  han  desarrollado  nuevos  instrumentos  que  incentivan  a  los   inversores   privados   mediante   (i)   inversiones   directas   con   capital   público   en   términos   favorables   para   aumentar   el   rendimiento   privado   de   los   fondos   especializados   en   inversiones   de   alta   tecnología,   (ii)   una   extensión   de   la   garantía   del   crédito   a   inversiones   innovadoras   y   (iii)   asistencia   de   impuesto   para  los  business  angels.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  75  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Dinamarca.   El   esquema   danés   fue   introducido   en   1994     y   está   parcialmente   inspirado   en   el   de  los  Países  Bajos  con  objetivos  similares,  es  decir  atraer  nuevos  inversores  en   el  mercado  de  capital  riesgo.  Los  fondos  elegibles  pueden  recibir  una  garantía   por  inversiones  de  capital  de  entre  1.3  millones  de  euros  y  15.6  millones  por  un   total   de   140   millones   de   euros.   Los   fondos   pagan   un   1%   por   la   parte   de   la   garantía   que   no   utilizan   y   2%   por   la   utilizada,   a   cambio   de   la   cobertura   del   50%   de   las   pérdidas.   La   agencia   estatal   que   proporciona   estas   garantías,   VaeksFonden,  no  obtiene  beneficios  de  esta  actividad.   Entre   1995   y   1998   se   realizaron   170   inversiones   en   143   compañías   de   una   cantidad   media   de   aproximadamente   1.2   millones   de   euros.   Según   las   estadísticas   del   la   European   Venture   Capital   Association   (EVCA),   el   número   total  de  inversiones  de  capital  riesgo  realizadas  en  empresas  danesas  durante   el  mismo  periodo  por  fondos  de  capital  riesgo  daneses  fue  sólo  de  166,  lo  que   indica  una  alta  tasa  de  penetración  del  esquema  de  garantías.   VaeksFonden   creó   dos   nuevas   empresas   de   inversión   para   la   innovación   en   1999,  una  especializada  en  biotecnología  y  otra  en  ingeniería  de  alta  tecnología   e  informática,  utilizando  52  millones  de  euros    para  proporcionar  alrededor  de   dos  tercios  del  capital  de  las  mismas,  mientras  que  el  tercio  restante  provenía     de  inversores  privados.     Los  inversores  privados  tienen  derecho  a  una  parte  mayor  del  beneficio  de  lo   que   les   correspondería   por   su   inversión.   Los   fondos   son   gestionados   por   empresas   de   capital   riesgo   muy   experimentadas.   No   se   ha   realizado   una   evaluación  formal  del  esquema,  pero  parece  que  la  calidad  de  las  empresas  de   capital  riesgo  seleccionadas  en  los  12  años  de  vida  del  mismo  es  muy  variada.   Algunas  han  realizado  sólo  2  transacciones  garantizadas.   En  diciembre  del  2000,  sólo  algo  más  del  40%  de  la  capacidad  de  las  garantías   había  sido  utilizada,  la  tasa  de  pérdidas  esperada  en  el  esquema  a  lo  largo  de  su                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  76  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   periodo   de   vigencia   es   del   25%   de   las   inversiones,   o   el   50%   de   la   garantía,   lo   que  supone  35  millones  de  euros.   Francia.   En  Francia,  existen  programas  de  garantía  de  capital  desde  mediados  de  los  80   como  extensión  de  las  operaciones  de  garantía  del  crédito  de  SOFARIS,  ahora   parte  de  la  BDPME  banco  de  las  PYMEs  en  Francia.   La   Caisse   de   Dépôts   et   Consigations   (CDC)   ha   apoyado   el   fondo   de   «Garantie   Capital   PME»   (Garantía   Capital   PME)   con   subvenciones   desde   1994.   Este   fondo   cubre   principalmente   inversiones   de   las   primeras   etapas   realizadas   por   una   gran  variedad  de  inversores  regionales  y  nacionales  que  llegan  a  acuerdos  con   SOFARIS.   Los   acuerdos   de   garantía   pueden   ser   relativos   a   una   cartera   de   inversiones   con   los   inversores   seleccionados,   de   forma   que   las   inversiones   elegibles   son   garantizadas   hasta   un   techo,   o   por   transacciones   individuales   con   otros   inversores.   El   esquema   garantiza   hasta   el   50%   de   las   perdidas   y   el   70%   en   el   caso   de   las   start-­‐up.   Después   de   5   años   de   garantía   SOFARIS   cubría   sólo   el   70%   de  las  cantidades  garantizadas  inicialmente.  El  máximo  de  inversión  cubierta  es   de  763,000  euros  por  PYME.   Los  niveles  de  las  primas  son  bastante  bajos  en  los  contratos  de  SOFARIS:  0.15%   al   año   de   la   cantidad   garantizada   en   los   acuerdos   de   garantía   de   cartera   y   0.30%  al  año  en  las  transacciones  individuales.  Desde  1994,  se  ha  aplicado  un   mecanismo   por   el   cual   SOFARIS   recibe   el   10%   de   las   ganancias   en   caso   de   garantías  de  cartera,  en  el  caso  de  las  garantías  individuales  SOFARIS  recibe  el   15%.   El   efecto   total   de   estos   términos   es   que   el   esquema   exige   subvenciones   regulares  para  mantener  el  valor  del  fondo  y  más  para  expandir  su  capacidad   de   garantías.   En   1999,   el   déficit   neto   de   las   operaciones   fue   de   5   millones   de                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  77  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   euros   a   pesar   de   haber   recibido   un     beneficio   de   las   inversiones   de   15   millones   de  euros.   Finlandia   El  esquema  de  garantía  de  capital  de  Finlandia  operado  por  Finnvera,  la  agencia   gubernamental  de  apoyo  a  PYMEs,  a  través  de  su  red  de  oficinas  regionales  no   ha   sido   muy   popular.   Se   reciben   alrededor   de   10   solicitudes   al   año   y   se   conceden  menos  de  10.  En  9  años  se  han  garantizado  en  total  unos  5.7  millones   de  euros    y  los  volúmenes  están  bajando.  El  futuro  del  esquema  está  en  duda.   Parece   haber   dos   razones   para   ello.   La   primera   parece   relacionarse   con   el   hecho  de  que  los  términos  del  esquema  no  son  atractivos  para  los  inversores,   los   niveles   de   prima   son   muy   altos,   entre   el   1   y   el   5%   al   año   por   la   cantidad   garantizada,   por   un   máximo   de   cobertura   del   50%,   con   un   porcentaje   de   beneficio   de   hasta   el   30%   para   Finnvera   sobre   la   cantidad   garantizada   o   el   15%   de  las  ganancias  de  capital  sobre  la  inversión  total.   En  segundo  lugar,  las  oficinas  regionales  funcionan  como  entidades  separadas  y   no   tienen   acuerdos   de   refianzamiento   para   las   garantías   de   capital   con   el   gobierno  central.  Esto  significa,  que  las  pérdidas  deben  absorberse  a  nivel  local.   De   hecho,   el   total   de   las   primas   desde   1995   (336,000   euros)   casi   han   compensado  las  reclamaciones  (370,000).   Bélgica   El   esquema   de   garantías   de   capital   en   Bélgica   fue   lanzado   en   1997   sólo   para   Flandes.   Gestionada   por   el   Vlaams   Waarborgfonds   como   una   extensión   de   su   actividad  de  garantías  de  crédito,  el  esquema  de  garantías  belga  tiene  algunas   características   inusuales.   En   los   dos   primeros   años,   las   proporciones   de   cobertura  del  riesgo  fueron  del  30  y  el  40%  respectivamente,  subiendo  al  50%   en  los  3  años  siguientes.   La  prima  es  de  0.875  %  sobre  el  total  de  la  garantía  pagado  en  una  sola  vez.  La   inversión   mínima  a   garantizar  es  de  75   000  euros   y   la  máxima  de  1   millón  de                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  78  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   euros.   Los   beneficiarios,   que   deben   ser   inversores   individuales   (business   angels)   o   empresas   de   capital   riesgo,   deben   comprometerse   a   dedicar   un   día   al   mes  al  seguimiento  de  las  inversiones  garantizadas.     Es   pronto   para   determinar   el   grado   de   aceptación   y   utilización   de   este   esquema,   pero   las   cifras   disponibles   de   los   18   primeros   meses   son   moderadamente   buenas:   20   transacciones   por   un   total   de   22.4   millones   de   euros,  por  un  total  de  garantías  de  8.7  millones  de  euros.  Durante  este  periodo   alrededor   de   150   empresas   belgas   recibieron   capital   de   empresas   de   capital   riesgo  belgas.   Italia   En  Italia  ha  tenido  lugar  un  proceso  de  reforma  y  de  racionalización  del  sistema   público  de  garantías,  en  los  últimos  cuatro  años.   Los   fondos   existentes   antes   de   la   reforma   han   sido   reagrupados   y   se   ha   creado   un   nuevo   fondo   en   diciembre   de   1999,   gestionado   por   el   Ministerio   de   Industria.  Este  último  ha  sido  completamente  privatizado  y  ahora  forma  parte   del   Grupo   Banca   di   Roma.   Existen   además   850   sociedades   de   garantía   mutua   locales   (las   confidi),   cuyos   fondos   son   frecuentemente   demasiado   pequeños   respecto  a  las  peticiones  de  garantía  que  reciben  y  con  los  que  el  nuevo  fondo   público  intenta  trabajar  para  reforzar  e  integrar  el  sistema.  Los  niveles  de  prima   son   muy   bajos:   un   máximo   de   1   %   de   comisión   por   el   total   de   cantidad   garantizada,   reducida   para   las   empresas   más   pequeñas   y   en   las   áreas   menos   desarrolladas.   El   objetivo   a   medio   plazo   es   que   las   garantías   directas   sean   realizadas   localmente   y   las   contra   garantías   sean   centralizadas.   Sin   embargo,   por   el   momento   el   fondo   público   otorga   garantías   directas   así   como   un   programa  de  garantías  para  participaciones  de  capital  y  créditos  participativos   realizadas  por  empresas  de  capital  riesgo  por  una  duración  de  hasta  10  años.   Las   operaciones   aún   están   empezando   y   el   fondo   está   realizando   una   actividad   de  promoción.  En  el  primer  año  de  operaciones  el  fondo  recibió  7    peticiones                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  79  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   garantías   de   crédito   y   se   concedieron   9   garantías   de   créditos   participativos   por   un   total   de   24   millones   de   euros.   Los   porcentajes   de   las   garantías   son   de   un   máximo  del  60  %  a  cambio  de  una  prima  de  0.5  %  (80%  y  prima  de  0.25  %  en  las   zonas  desfavorecidas)  y  por  el  momento  no  se  piden  participaciones  sobre  los   beneficios.  El  elemento  de  subsidio  de  este  esquema  es  alto  y  seguirá  siendo  así   mientras  no  se  introduzcan  participaciones  sobre  los  beneficios  o  se  aumente   las  primas.   Alemania   En   Alemania,   el   esquema   KfW-­‐Risikokapitalprogramm   (Programa   de   capital   riesgo   de   KfW)   es   un   esquema   en   el   que   KfW   comparte   el   riesgo   de   pérdidas   con   una   serie   de   sociedades   de   capital   riesgo   previamente   aprobadas   y   con   sociedades   de   inversión   que   tengan   experiencia   en   el   sector.   Este   esquema   fue   introducido  en  1996  y  otorga  garantías  para  inversiones  de  capital  y  casi-­‐capital   en  pequeñas  empresas  en  los  antiguos  y  los  nuevos  Bundeslaender.   La   cantidad   máxima   de   inversión   cubierta   por   la   garantía   es   de   5   millones   de   euros,   la   garantía   cubre   hasta   el   40%   del   total   de   la   inversión   en   los   antiguos   Laender  y  hasta  el  50  en  los  nuevos,  el  periodo  de  garantía  máximo  de  10  años.   El  volumen  de  negocio  realizado  ha  aumentado  de  41  transacciones  en  1997  a   177  en  1999  y  140  en  la  primera  mitad  del  2000.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  80  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     3.4. La evolucion de los sistemas de apoyo al capital riesgo En  Europa  existe  una  gran  variedad  de  actitudes  oficiales  frente  a  las  garantías   de   capital.   Algunas   de   las   economías   más   grandes   con   sectores   financieros   desarrollados   tienden   a   mirar   las   garantías   de   capital   como   medidas   de   intervención   útiles   pero   temporales.   Sin   embargo   en   Francia,   por   ejemplo,   existe   un   alto   nivel   de   apoyo   para   un   número   importante   de   esquemas   de   garantía  a  largo  plazo  (con  intención  de  continuidad).   En   otros   países,   las   posiciones   son   muy   diferentes   y   van   desde   falta   de   confianza   en   los   instrumentos   de   garantía   (expresado   mediante   la   sustitución   de   los   mismos   por   otros   enfoques)   hasta   la   sorpresa   de   su   éxito   por   el   buen   funcionamiento  y  los  resultados  obtenido.   Una   serie   de   esquemas   europeos   está   evolucionando   hacia   condiciones   más   próximas   a   las   prevalecientes   en   el   sector   de   capital   riesgo.   Existe   también   una   tendencia   a   reducir   los   niveles   de   subvención   manteniendo   al   mismo   tiempo   el   elemento   importante   de   diversificación   de   los   riesgos.   Por   ejemplo,   a   cambio   de  aceptar  los  riesgos  de  inversión,  los  garantes  exigen  cada  vez  más,  tanto  una   prima  fija  como  una  participación  en  los  beneficios  realizados.  De  esta  manera   los   esquemas   de   promoción   se   acercan   cada   vez   más   a   las   condiciones   que   pediría  un  fondo  de  fondos  a  cambio  de  cubrir  riesgos  equivalentes.                                                                                                                                                            Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  81  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     CAPITULO IV PROGRAMAS Y POLITICAS A NIVEL COMUNITARIO Los  programas  e  instrumentos  financieros  de  apoyo  a  las  PYME  aplicados  por  la  Unión   Europea  adoptan  la  forma  de  ayudas  directas  o  indirectas.  Principalmente  se  dirigen  a   mejorar   el   acceso   de   las   PYME   a   la   financiación   y   al   crédito   (préstamos,   garantías   y   capital   riesgo),   a   las   ayudas   regionales,   a   la   cooperación   inter.-­‐empresarial,   a   la   investigación  y  a  la  formación  profesional.   Dado   que   el   acceso   a   la   financiación   es   crucial   para   las   PYME,   la   Unión   Europea   ha   reforzado   en   estos   últimos   años   sus   dispositivos   de   apoyo   a   la   financiación,   principalmente   a   través   del   Banco   Europeo   de   Inversiones   y   del   Fondo   Europeo   de   Inversiones.   En   el   marco   del   Plan   especial   de   acción   de   Ámsterdam   se   han   creado   nuevos   mecanismos  financieros,  a  continuación  presentamos  los  distintos  esquemas  aplicados   por   la   Unión   Europea   para   mejorar   el   acceso   a   la   financiación   de   las  PYMEs   a   través   del   crédito  y  a  través  del  capital  riesgo.   1.  PROGRAMAS  EUROPEOS  DE  MEJORA  DE  ACCESO  AL  CRÉDITO   1.1. Préstamos globales del Banco Europeo de Inversiones El   objetivo   directo   del   Banco   Europeo   de   Inversiones   (BEI)   es   desarrollar   los   objetivos   de  la  Unión  Europea  ofreciendo  una  financiación  a  largo  plazo  para  inversiones  sólidas.   Los  préstamos  globales  fueron  ideados  por  el  BEI  a  finales  de  la  década  de  los  sesenta   como   medio   para   financiar   pequeños   y   medianos   proyectos   en   los   sectores   de   la   industria   y   los   servicios.   Se   trata   de   líneas   de   crédito   que   el   BEI   otorga   a   un   intermediario   (un   banco   o   institución   financiera),   quien   presta   los   fondos   en   favor   de   inversiones  de  menor  cuantía.   La  financiación  de  las  PYME  es  una  actividad  que  se  ejerce  a   nivel  local,  por  lo  tanto,  la   cooperación   con   los   bancos   locales   granjea   a   las   PYME   acceso   directo   a   unos   intermediarios   poseedores   de   informaciones   regionales   y   sectoriales   de   gran   calidad,   capaces  de  seguir  de  cerca  la  evolución  de  la  demanda  y  de  proceder  a  la  instrucción  de   los  proyectos  que  les  son  presentados.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  82  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   A  efectos  de  los  préstamos  globales,  el  BEI  considera  como  PYME  a  toda  empresa  que   tenga   menos   de   500   empleados   en   nómina   y   cuyo   activo   fijo   neto   sea   inferior   a   75   millones   de   euros.   Esta   definición   es   más   amplia   que   la   aplicada   por   la   Comisión   Europea,  sin  embargo  en  la  práctica  más  del  80%  de  las  financiaciones  concedidas  por   el  Banco  recaen  sobre  empresas  de  menos  de  50  empleados.   La   cuantía   de   los   créditos   adjudicados   a   PYME   en   el   marco   de   los   préstamos   globales   del  BEI  oscila  entre  20  000  euros  y  12,5  millones  de  euros  (el  promedio  es  de  240  000   euros).  Cada  crédito  puede  cubrir  hasta  el  50  %  del  coste  del  proyecto  considerado.       Los  préstamos  globales  realizan  una  contribución  considerable  al  fomento  de  las  PYME:   en  1995-­‐1999  se  adjudicaron  por  este  conducto  un  total  de  17  000  millones  de  euros   que  han  servido  para  la  creación  modernización  o  expansión  de  unas  75,000  PYME  en  el   conjunto   de   la   Unión.   Aproximadamente   los   dos   tercios   de   dichas   financiaciones   han   correspondido  a  PYME  ubicadas  en  las  zonas  asistidas.     1.2. El Instrumento PYME: préstamos bonificados para las PYME que creen puestos de trabajo El  Instrumento  PYME  extendía  las  bonificaciones  de  interés  procedentes  de  los  recursos   presupuestarios   de   la   Comunidad   a   préstamos   concedidos   a   PYME   para   financiar   proyectos   de   inversión   que   conllevan   creación   de   empleo.   El   instrumento   fue   creado   por   el   Consejo   de   Ministros   en   1994   y   se   aplica   a   un   millardo   de   euros   en   préstamos   globales  del  BEI  destinados  a  las  PYME.  En  junio  del  mismo  año,  la  Comisión  Europea  y   el   BEI   firmaron   el   acuerdo   de   ejecución.   Este   instrumento,   ya   cerrado,   establecía   una   bonificación  de  intereses  del  2%  anual  para  un  préstamo  de  cinco  años    e  iba  destinado   a   empresas   con   activos   fijos   netos   no   superiores   a   75   millones   de   euros   y   con   un   máximo  de  500  empleados,  aunque  al  menos  el  60%  de  los  beneficiarios  deberían  ser   PYME  con  menos  de  250  empleados.   1.3. Las garantías del Fondo Europeo de Inversiones El  Fondo  Europeo  de  Inversiones  es  una  institución  financiera  creada  en  1994  que   tiene   por   accionistas   al   BEI   (60%   del   capital-­‐acciones   desde   junio   de   2000),   la   Comisión   Europea   (30%)   y   una   veintena   de   bancos   e   instituciones   financieras   europeos  (10%).     El  FEI  es,  dentro  del  grupo  BEI,  el  órgano  especializado  en  la  financiación  indirecta   de  PYME  mediante  operaciones  de  capital-­‐riesgo  y  de  garantía,  tanto  en  la  UE  como                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  83  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   en  los  países  candidatos  a  la  adhesión.  Según  sus  Estatutos,  el  Fondo  tiene  la  misión   de   «contribuir   a   la   consecución   de   los   objetivos   de   la   Comunidad»;   opera   con   arreglo   a   criterios   comerciales   y   escoge   de   manera   independiente   las   operaciones   que  apoya.   El  FEI  ofrece  una  serie  de  productos  de  garantía,  que  van  desde  la  garantía  directa   de   carteras   de   préstamos   a   la   titulización   de   préstamos   concedidos   a   PYMEs.   El   FEI   puede   garantizar   carteras   de   créditos   originadas   y   gestionadas   por   bancos   comerciales   u   otros   institutos   financieros   o     apoyar   los   esquemas   de   garantía   de   crédito  nacionales  co-­‐garantizando  carteras  que  ya  se  benefician  de  la  garantía  de   un   organismo   público   o   de   fondos   de   garantía   nacional   o   regional   (garantías   de   segundo  nivel).   El  FEI  realiza  operaciones  por  cuenta  propia  (capital  propio)  y  además  gestiona  dos   programas   especiales   de   la   UE:   el   Mecanismo   para   el   Crecimiento   y   Medio   Ambiente  y  el  Mecanismo  de  Garantía  PYME.   1.3.1.  El  Mecanismo  para  el  Crecimiento  y  el  Medio  Ambiente   El   FEI   es   el   encargado   de   gestionar   el   proyecto   piloto   “Crecimiento   y   el   Medio   Ambiente”,  lanzado  en  diciembre  de  1995  a  iniciativa  del  Parlamento  Europeo.  Este   proyecto  garantiza  parcialmente  préstamos  a  las  pequeñas  y  medianas  empresas  de   menos   de   100   empleados   para   inversiones   que   produzcan   beneficios   medioambientales   significativos.   La   Comunidad   financia   las   primas   para   las   garantías  de  préstamo  concedidas  por  el  FEI  a  los  intermediarios  de  crédito  de  los   Estados  miembros.   El  sistema  funciona  de  la  siguiente  manera:   • Las   garantías   cubren   préstamos   para   inversiones   con   un   vencimiento   mínimo   de   tres  años  (sin  capital  circulante)  y  que  sean  inferiores  a  un  millón  de  euros.   • Sólo  serán  subvencionables  en  este  programa  las  inversiones  que  produzcan  directa   o   indirectamente   beneficios   medioambientales   (por   ejemplo,   en   relación   con   la   prevención/   reducción   de   cualquier   forma   de   contaminación,   ahorro   de   energía,   mejora   medioambiental   de   los   procedimientos   de   producción,   productos   y   servicios   perfeccionados  para  la  realización  de  un  nivel  más  elevado  de  la  protección  del  medio   ambiente).   • Las  garantías  que  ofrece  el  FEI  cubren  hasta  un  50  %  del  coste  total  del  proyecto.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  84  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   • Sólo  los  préstamos  nuevos  serán  subvencionables  para  las  garantías  del  sistema.     El   compromiso   total   de   garantía   del   FEI   en   el   marco   de   este   proyecto   alcanza   los   671   millones  de  euros,  lo  que  dará  lugar  a  1,3  millardos  de  euros en  préstamos.       1.3.2.  El    Mecanismo  de  garantía  PYME   El   objetivo   del   Mecanismo   de   garantía   PYME   es   fomentar   la   creación   de   empleo   apoyando  las  inversiones  de  las  empresas  PYME  innovadoras  mediante  una  mayor   disponibilidad  de  financiación  de  préstamos.   El   mecanismo   pretende   mejorar   la   capacidad   de   los   planes   de   garantías   de   los   estados  miembros  para  ofrecer:     Volúmenes   mayores   de   garantías   para   los   productos   de   garantía     ya   • existentes   Acceso   a   la   financiación   a   una   población   mayor   de   pequeñas   y   medianas   • empresas  para  una  gama  más  amplia  de  inversiones   Garantías  para  préstamos  con  mayor  riesgo.   • Este   mecanismo   esta   destinado   a   PYME   con   un   máximo   de   100   empleados   y   con   un   potencial   de   crecimiento   y   creación   de   empleo.     En   junio   de   2000,   las   contra   garantías   concedidas   por   el   FEI   a   una   red   de   21   intermediarios   de   12   estados   miembros  habían  permitido  financiar  más  de  30  000  PYME  europeas.   A   fines   del   año   2000   se   han   agregado   al   Mecanismo   de   garantía   PYME   tres   ventanillas  especiales  en  el  marco  del  Programa  Plurianual  para  las  empresas:   • Un  mecanismo  de  microcrédito   • Un  dispositivo  de  garantía  para  PYME  que  invierten  en  las  tecnologías  de   la  información  y  de  las  comunicaciones   • Un  sistema  de  garantía  de  las  financiaciones  por  vía  de  participación.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  85  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   2.  PROGRAMAS  DE  APOYO  A  LA  FINANCIACIÓN  MEDIANTE  EL  CAPITAL   RIESGO.   El   fomento   del   capital   riesgo   es   una   de   las   prioridades   de   la   Unión.   La   Comisión   ha   elaborado   una   política   general   de   apoyo   al   capital   riesgo48   en   la   Comunidad   Europea.   Ha   expresado   su   preocupación   por   el   riesgo   de   que   las   empresas   comunitarias   dependan   excesivamente   de   la   financiación   mediante   endeudamiento49   y   puso   de   relieve   el   potencial   de   crecimiento   y   creación   de   puestos   de   trabajo   que   tendría   un   aumento  de  los  mercados  de  capital  riesgo50.   En  el  Consejo  de  Lisboa,  celebrado  los  días  23  y  24  de  marzo  del  2000  se  estableció  un   compromiso   en   relación   con   el   capital   riesgo   como   objetivo   comunitario   más   amplio,   fijándose   el   2003   como   fecha   para   el   desarrollo   del   plan   de   acción   sobre   el   capital   riesgo   (PACR)   y   fomentándose   que   se   reorientara   la   financiación   hacia   empresas   incipientes,   las   de   alta   tecnología,   las   microempresas,   así   como   otras   iniciativas   de   capital  riesgo  propuestas  por  el  Banco  Europeo  de  Inversiones  y  el  Fondo  Europeo  de   Inversiones.   Se  han  desarrollado  distintas  iniciativas  orientadas  a  sostener  su  desarrollo  en  apoyo  de   empresas  tecnológicas  como  el  Mecanismo  Europeo  para  la  Tecnología  (MET)  y  plan  de   ayuda   inicial   del   MET,   que   funcionan   a   través   del   Fondo   Europeo   de   Inversiones,   la   creación  o  la  transmisión  de  empresas  (CREA)  o  las  empresas  innovadoras  (I-­‐TEC).   2.1. La Actividad del Fondo Europeo de Inversiones (FEI). Desde  mediados  de  1996,  el  FEI  es  el  vehículo  comunitario  especializado  en    inversiones   en  capital  social.  Las  inversiones  en  capital  del  FEI  están  orientadas  a  fondos  de  capital   riesgo   que   ofrecen   capital   o   cuasi-­‐capital   a   las   PYME   innovadoras   con   gran   potencial   de   crecimiento   y,   en   particular,   a   las   que   desarrollan   y   explotan   nuevas   tecnologías   o   productos.                                                                                                                             48  La  Comisión  definió  el  capital  riesgo  en  su  documento  de  1998  titulado  “El  capital  riesgo:  clave  de  la   creación   de   empleo   en   la   Unión   Europea”   [SEC(1998)   552   final,   31   de   marzo   de   1998],   como   la   financiación   mediante   la   emisión   de   acciones   o   ampliación   de   capital   de   empresas   en   sus   fases   de   puesta  en  marcha  y  desarrollo.   49  “Reforma  económica:  informe  sobre  el  funcionamiento  de  los  mercados  comunitarios  de  producto  y   de  capitales”,  COM  (1999)  10  de  enero  de  1999.   50  “Capital  riesgo,  clave  para  la  creación  de  empleo  de  la  Unión  Europea”  [SEC  (1998)  552  final  de  31   de  marzo  de  1998].                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  86  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Las  actividades  de  capital-­‐riesgo  del  FEI  obedecen  a  un  enfoque  pragmático  y  modulado   según  el  grado  de  evolución  de  los  mercados  nacionales  de  capital-­‐   riesgo  de  Europa,   siempre  teniendo  buen  cuidado  de  no  desplazar  al  sector  privado  ni  a  otras  fuentes  de   financiación.   El   FEI   no   invierte   directamente   en   las   empresas   sino   que   opera   como   «fondo   de   fondos»,   financiando   otros   instrumentos   creados   específicamente   para   facilitar   a   las   PYME   fondos   propios   y   otras   formas   análogas   de   financiación   de   riesgo.   Sus  prioridades  en  materia  de  inversión  son  las  siguientes:   •   las   empresas   innovadoras   de   alta   tecnología   y   elevado   índice   de   crecimiento   que   presentan  un  fuerte  potencial  de  creación  de  empleo  y  coadyuvan  a  la  modernización   de   la   economía   (en   otras   palabras:   las   empresas   activas   en   los   sectores   de   las   biotecnologías,  de  la  convergencia  de  la  comunicación  Internet  con  o  sin  cable,  de  la   industria  del  contenido,  de  la  industria  audiovisual,  etc.);   •  los  fondos  de  capital-­‐riesgo  regionales  que  contribuyen  a  la  creación  de  un  mercado   europeo  más  homogéneo;   •   los   fondos   de   capital-­‐riesgo   paneuropeos,   en   particular   cuando   son   fruto   de   iniciativas   nacionales   y   favorecen   la   transferencia   de   pericias   y   la   difusión   de   las   prácticas  más  idóneas  en  el  conjunto  de  la  Unión.   Además   de   un   volumen   considerable   de   recursos   del   BEI,   el   FEI   administra   bajo   mandato  recursos  de  la  Unión  Europea  con  arreglo  a  unos  principios  rectores  que  han   sido  definidos  de  modo  que  el  Fondo  pueda  anticiparse  a  las  tendencias  del  mercado  y   facilitar  el  surgimiento  de  un  sector  europeo  eficaz  y  coherente  del  capital-­‐riesgo.   Adquiriendo   participaciones   minoritarias   el   FEI   aspira   a   desempeñar   una   función   catalizadora  y  propiciar  la  intervención  de  otros  proveedores  de  fondos,   sobre  todo  en   aquellos   ámbitos   geográficos   o   sectoriales   donde   mayor   sería   la   reticencia   por   parte   de   los  inversores  privados.   En  el  último  año,  hasta  diciembre  de  2001,  el  FEI  ha  invertido  800,1  millones  de  Euros   en   57   fondos,   lo   que   ha   llevado   a   una   cartera   total   de   2   millardos   de   Euros   con   150   fondos  situados  en  toda  la  Unión  Europea  y  los  países  del  este.                                                                                                                                                          Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  87  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   2.2. Plan de ayuda inicial del MET (Mecanismo Europeo para la Tecnología) El   plan   de   ayuda   inicial   del   MET51,   financiado   con   cargo   al   presupuesto   comunitario   y   gestionado  por  el  FEI  por  mandato  de  la  Comisión,  se  centra  en  la  inversión  en  fondos   de  capital  riesgo  tales  como:   • Fondos  pequeños  y  recién  creados   • Fondos  regionales   • Fondos  orientados  a  tecnologías  o  industrias  específicas   • Fondos   de   financiación   de   explotación   de   resultados   de   I+D   tales   como   fondos   relacionados  con  los  centros  de  investigación  o  parques  científicos.   El   objetivo   principal   de   los   fondos   seleccionados   es   ofrecer   capital   a   las   PYME   con   potencial   de   crecimiento,   especialmente   a   las   que   se   encuentran   en   las   fases   iniciales   y   las   más   innovadoras.   Los   fondos   en   los   que   invierte   este   instrumento   presentan   un   grado   mayor   de   riesgo   que   los   del   MET.   Se   concede   prioridad   a   los   fondos   destinados   a   PYME  con  menos  de  100  empleados.   2.3. CREA Con   el   fin   de   fomentar   la   creación   y   transmisión   de   empresas   innovadoras   con   potencial   de   crecimiento   y   creación   de   empleo,   el   5   de   noviembre   de   1998   la   Comisión   lanzó   una   nueva   acción   conocida   con   el   nombre   de   CREA   (capital   riesgo   para   las   empresas   en   fase   de   lanzamiento)   y   dotada   con   un   presupuesto   de   10   millones   de   €   para  el  período  1999-­‐2000.   Los  objetivos  de  CREA  eran:   • respaldar   y   promover   los   fondos   de   capital   de   lanzamiento   y   organizaciones   similares  desde  sus  primeros  años  de  actividad;   • establecer   una   red   comunitaria   de   fondos   de   capital   de   lanzamiento   y   fomentar  el  intercambio  de  prácticas  y  de  formación.   Más   concretamente,   CREA   respalda   fondos   europeos   de   capital   de   lanzamiento   nuevos   o   recientemente   creados,   mediante   la   concesión   de   anticipos   reembolsables   que                                                                                                                             51  DO  C  302  de  1.10.1998,  pp.  8-­‐10.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  88  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   cubren   como   máximo   el   50%   de   los   costes   de   funcionamiento   del   fondo   (es   decir,   un   total  de  500  000  €)  en  un  período  máximo  de  tres  años.   2.4. Acción Eurotech Capital La   acción   Eurotech   Capital   pretende   estimular   la   financiación   de   Proyectos   Transnacionales   de   Alta   Tecnología   con   capitales   privados.   Por   ello,   la   Comisión   ha   concedido  el  distintivo  Eurotech  Data  a  los  fondos  de  capital  riesgo  con  una  capacidad   de  inversión  mínima  de  50  millones  de  €  y  que  han  aceptado  reservar  un  20  %  por  lo   menos   para   adquirir   participaciones   en   las   PYME   que   desarrollan   Proyectos   Transnacionales  de  Alta  Tecnología.   Hasta  la  fecha,  la  Red  Eurotech  Capital  está  formada  por  14  miembros  que  abarcan  casi   todos   los   Estados   miembros.   Esta   red   se   ha   comprometido   a   invertir   globalmente   un   importe   de   233   millones   de   euros   en   proyectos   Transnacionales   de   Alta   Tecnología,   siendo  el  compromiso  total  del  presupuesto  comunitario  de  9,5  millones  de  euros.   2.5.  Empresas  conjuntas  en  la  Unión:  instrumento  JEV   El  programa  JEV,  dotado  de  un  presupuesto  indicativo  de  84  millones  de  euros  para  el   período   1997-­‐2000,   pretende   estimular   la   cooperación   entre   PYME   fomentando   la   creación   de   empresas   conjuntas   transnacionales   entre   PYME   de   la   Unión   Europea.   En   una   primera   fase   el   JEV   financiaba   el   50   %   de   los   costes   totales   relacionados   con   el   diseño  y  la  puesta  en  marcha  de  la  empresa  conjunta  (con  un  límite  de  50,000  euros).   Tras  este  período,  las  dos  empresas  deciden  si  desean  crear  la  empresa  conjunta  y  qué   forma   le   darán.   En   caso   de   creación   de   dicha   empresa,   se   prevé   una   ayuda   del   10   %   de   la   inversión   efectuada,   con   un   límite   de   100   000   euros.   Las   empresas   presentan   sus   proyectos  a  una  red  de  88  intermediarios  financieros  de  los  15  Estados  miembros.   En   1999   se   aprobaron   65   proyectos   (frente   a   los   11   de   1998).   Unos   cuarenta   proyectos   se   están   estudiando.   Para   difundir   el   conocimiento   del   instrumento   JEV   entre   los   directores   de   empresas,   se   ha   adoptado   un   "mecanismo   de   promoción"   y   se   han   celebrado  diversos  seminarios  por  toda  Europa.  La  Comisión  ha  participado  en  más  de   20   conferencias   sobre   JEV   organizadas   por   los   representantes   de   las   PYMEs   o   de   los   intermediarios   financieros.   Dicho   "mecanismo   de   promoción"   prevé   una   subvención   máxima   de   20   000   de   euros   y   del   50   %   de   los   gastos   subvencionables   para   la   organización  de  un  encuentro  de  estas  características,  así  como  una  ayuda  máxima  de   10  000  €  y  del  50  %  de  los  costes  subvencionables  en  material  de  promoción.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  89  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   En   junio   de   1999,   el   comité   mixto   UE-­‐AELC   decidió   ampliar   el   programa   JEV   a   los   países   del   EEE,   lo   que   ha   hecho   posible   que   las   PYME   de   Liechtenstein,   Noruega   e   Islandia   puedan  participar  en  el  mismo.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  90  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento     CAPITULO V EVALUACIÓN Y RESULTADOS DE LOS INSTRUMENTOS UTILIZADOS PARA PROMOVER LA FINANCIACIÓN DE PYMES 1.  INTRODUCCIÓN   Para   medir   la   eficacia   del   impacto   de   este   tipo   de   políticas,   detectar   sus   posibles   disfunciones  y  adaptar  la  estrategia  a  la  realidad  local  cambiante,  es  necesario  realizar   evaluaciones   regulares.   En   Europa   existen   sin   embargo   diferencias   en   los   objetivos,   criterios   y   métodos   de   evaluación   que   pueden   justificarse   por   la   existencia   de   diferencias  en  cuanto  a  los  problemas,  necesidades  y  estructuras  empresariales  locales  y   a  grados  de  desarrollo  financiero  divergentes.   En   relación   con   los   objetivos   de   la   evaluación,   podemos   constatar   que   éstos   pueden   ser   diferentes   según   las     instituciones   e   individuos   que   intervienen   en   el   programa.   Para   los   poderes   públicos,   encargados   de   diseñar   las   políticas   la   principal   preocupación   es   examinar    la  justificación  del  programa,  analizar  el  efecto  económico  obtenido  a  través   de   sus   incentivos   en   las   empresas   y   obtener   información   útil   para   la   asignación   de   recursos   y   la   elección   de   los   instrumentos   de   promoción.   Para   aquellos   que   están   involucrados  en  la  gestión  real  de  los  programas  gubernamentales  la  evaluación  busca   examinar  la  eficacia  interna  del  programa  y  la  mejora  de  la  calidad,  la  responsabilidad  y   utilidad  de  los  mismos.   Los  objetivos  de  la  evaluación  pueden  ser  por  lo  tanto  diferentes  pero  complementarios   y   necesitan   distintos   métodos   y   herramientas   de   evaluación.   El   abanico   de   medidas   y   metodologías  de  evaluación  es  extenso  e  incluye  análisis  de  coste  beneficio,  análisis  de   coste  económico,  análisis  econométricos  a  nivel  micro,  encuestas  entre  los  participantes   del  programa  y  estudio  de  casos.   Algunas   metodologías   son   más   apropiadas   para   determinados   programas   e   instrumentos.  Las  prácticas  de  evaluación  han  evolucionado  con  el  aumento  del  número   y  la  variedad  de  programas  puestos  en  práctica  que  exige  cada  vez  más  la  elaboración   de  técnicas  y  metodologías  para  medir  y  capturar  los  efectos  directos  e  indirectos  de  los                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  91  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   programas   así   como   su   implementación.   Algunas   metodologías   se   utilizan   solas   o   combinadas  con  otras,  según  la  naturaleza  del  programa  y  su  objetivo.     La  elección  y  adecuada  definición  de  los  criterios  de  la  evaluación  es  el  primer  paso  para   diseñar   y   elegir   los   métodos   a   utilizar   en   el   proceso.   En     general,   las   evaluaciones   se   llevan   a   cabo   en   términos   de   adicionalidad,   es   decir,   mediante   una   estimación   del   aumento   de   los   créditos   o   de   las   inversiones   de   capital   riesgo   obtenidas   gracias   a   la   intervención   del   instrumento   de   apoyo.   Se   trata   de   medir   los   cambios   en   el   comportamiento   de   los   inversores   e   instituciones   financieras   que   no   habrían   tenido   lugar  sin  la  presencia  del  programa.  Además  de  los  beneficios  privados  obtenidos  por  las   empresas,  los  programas  tienden  a  producir  beneficios  sociales,  que  también  deben  ser   estimados.   En  general  se  considera  necesario  utilizar  una  combinación  de  herramientas  y  métodos   (cuantitativos  y  cualitativos)  para  lograr  el  máximo  de  cobertura  en  el  procedimiento  de   evaluación  y  aumentar  su  credibilidad.  Normalmente  se  utilizan  análisis  coste-­‐beneficio   para  determinar  el  impacto  económico  de  la  política,  pero  se  recomienda  combinar  este   tipo  de  metodología  con  indicadores  cualitativos  que  resultan  de  encuestas  de  usuarios,   estudios  de  casos  y  entrevistas  para  producir  la  variedad  de  información  necesaria  par   los  diferentes  utilizadores  de  la  evaluación.   Las   características   específicas   del   país   y   sus   instituciones   son   también   factores   importantes   que   ayudan   a   explicar   la   evolución   y   el   estado   de   las   prácticas   de   evaluación   en   Europa.   Dado   que   las   características   institucionales   ideales   no   son   transferibles  entre  países  debido  a  la  existencia  de  especificidades  locales,  el  diseño  de   la   evolución   tiene   que   adaptarse   a   la   realidad   institucional   prevaleciente   y   a   las   necesidades  de  los  diferentes  participantes  en  el  programa.   Por  el  momento  no  existe  por  lo  tanto  un  enfoque  común  en  cuanto  a  la  evaluación  en   los  países  de  la  Unión  Europea  y  aunque  algunas  de  estas  diferencias  puedan  justificarse   por   la   las   peculiaridades   locales,   en   muchos   casos   las   diferencias   en   cuanto   a   la   cobertura,   los   criterios   y   el   alcance   de   las   mismas   se   deben   a   la   falta   de   coordinación   entre   los   estados   y   las   instituciones   europeas.   Esta   falta   de   coordinación   impide   comparar   datos   y   experiencias,   lo   que   podría   resultar   muy   útil   a   la   hora   de   elaborar   nuevos  programas  o  mejorar  los  existentes.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  92  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   En   este   capítulo   damos   una   serie   de   indicaciones   generales   sobre   los   criterios   de     evaluación  de  los  tipos  de  medidas  más  importantes  (garantías  de  crédito  y  garantías  de   capital),   ofrecemos   varios   ejemplos   de   evaluación   de   programas   comunitarios   y   presentamos   el   marco   futuro   de   la   actuación   de   apoyo   a   la   financiación   de   las   PYMEs   propuesto  por  la  Comisión  para  mejorar  la  coordinación  de  los  mismos  en  Europa.     2.  INDICACIONES  GENERALES  SOBRE  LA  EVALUACIÓN  DE  LAS  POLITICAS   DE  APOYO   Algunos  criterios  de  evaluación  de  las  políticas  de  apoyo  al  crédito   En   general,   la   utilidad   de   las   políticas   dependerá   de   la   existencia   de   necesidades   de   financiación  no  cubiertas  en  zonas,  sectores  o  fases  de  desarrollo  determinados.  En  este   sentido   la   necesidad   de   los   esquemas   de   garantía,   sólo   se   puede   determinar   frente   al   desempeño  actual  del  sistema  bancario  ante  el  sector  de  las  PYME.     Para  compensar  los  mayores  riesgos  asociados  y  la  menor  rentabilidad  de  prestar  a  las   PYMEs   los   bancos   pueden   aplican   tres   tipos   de   estrategias:   exigir   garantías   colaterales   de   bienes   afectos   al   proyecto   o   particulares   del   empresario;   cargar   tipos   de   interés   más   altos  para  cubrir  los  mayores  riesgos  o  simplemente  reducir  la  financiación  a  las  PYMEs   tratando   de   captar   a   grandes   empresas.   Así,   podemos   decir   que   existen   fundamentos   para   recomendar   la   implementación   de   políticas   de   apoyo   al   crédito,   cuando   en   una   zona   o   región   determinada   (i)   las   solicitudes   de   crédito   se   rechazan   a   pesar   de   ser   potencialmente   viables,   (ii)   los   diferenciales   de   las   tasas   de   interés   son   altos   debido   a   la   falta   de   garantías   suficientes   o/   y   (iii)   cuando   los   bancos   excluyen   sistemáticamente   a   cierto  tipo  de  empresas  o  proyectos  de  su  financiación.   Una  vez  detectado  el  fallo  de  mercado  es  necesario  establecer  un  sistema  viable  y  lograr   que   este   sobreviva   y   se   consolide.   La   solidez   del   sistema   dependerá   de     un   equilibrio   favorable  entre  los  beneficios  generados  y  los  costos  para  cada  uno  de  los  agentes  que   intervienen  en  el  esquema:  el  banco,  el  garante  y  el  prestatario.   Para   el   garante   privado,   las   primas   y   comisiones   percibidos   deben   cubrir   (i)   los   costos   operacionales   y   (ii)   las   pérdidas   por   morosidad.   En   el   caso   de   garantes   públicos,   las   ganancias   pueden   no   ser   necesarias   pero   de   todas   formas   los   costos   deben   quedarse   dentro   de   los   límites   de   las   provisiones   presupuestarias,   en   especial   los   costos   relacionados  con  la  morosidad.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  93  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Para   el   banco,   el   beneficio   que   conlleva   la   introducción     de   un   tercer   elemento   a   sus   operaciones   de   crédito   proviene   de   la   reducción   de   riesgos,   lo   que   a   su   vez   lleva   a   niveles   más   altos   del   volumen   de   créditos   y/   o   mayor   cantidad   de   clientes.   Esta   reducción   viene   de   un   mejor   análisis   de   las   solicitudes   de   crédito   a   través   de   la   actuación   especializada   de   la   sociedad   de   garantías   y   de   una   reducción   efectiva   de   los   costos   por   morosidad   a   través   de   la   subrogación   del   garante   en   las   obligaciones   del   prestatario.   Es   importante   recalcar   que   normalmente   esta   garantía   es   mucho   más   líquida   que   cualquier   alternativa   de   garantía   que   pueda   imponerle   el   banco   al   prestatario.   La   garantía   será   más   atractiva   para   los   bancos   en   la   medida   en   que   el   porcentaje   de   riesgo   cubierto   sea   mayor.   Si   el   pago   de   los   créditos   morosos   es   inmediato,  también  aumentará  el  atractivo  de  las  garantías.   Para   el   prestatario,   la   garantía   implica   un   costo   adicional   por   el   pago   de   varias   comisiones  y  costos  de  oportunidad.  Pero  a  cambio,  si  se  tiene  en  cuenta  el  costo  de  las   garantías   alternativas,   el   acceso   al   crédito   resulta   más   fácil   y   más   económico   y   en   algunos   casos   la   obtención   del   crédito   dependerá   directamente   de   la   existencia   de   la   garantía  adicional.   Un   asunto   crítico   es   si   la   actuación   de   la   sociedad   de   garantías   o   la   garantía   pública,   disminuye  el  tipo  de  interés  cobrado  por  el  banco  en  comparación  con  el  que  cobraría  a   las   PYME   individuales   si   no   estuviera   cubierto   por   la   garantía.   El   razonamiento   es   el   siguiente:   las   tasas   de   interés   cobradas   a   las   PYME   son   más   altas   que   las   aplicadas   a   las   empresas   más   grandes   por   el   efecto   de   escala   (las   operaciones   más   pequeñas   tienen   costos   operativos   similares   o   más   altos)   y   porque   el   riesgo   es   más   alto.   Por   lo   tanto,   cuando  las  sociedades  de  garantías  agrupan  un  número  alto  de  operaciones  la  tasa  de   interés   cobrada   puede   ser   menor   porque   los   costos   operativos,   por   lo   menos   en   los   casos  en  que  las  PYME  acuden  al  banco  con  un  expediente  analizado  rigurosamente,  y   los  riesgos  son  menores.  Tenemos  algunas  indicaciones  que  esto  ocurre  porque:   -­‐   Las   garantías   de   carácter   mutuo   se   utilizan   sólo   cuando   el   banco   no   está   satisfecho   con   el   historial   de   crédito   del   prestatario   (o   cuando   las   garantías   alternativas,   v.g.,   garantías   personales   o   reales,   son   más   onerosas   para   el   prestatario),   lo   cual   produce   una  expansión  de  crédito  generando  una  adicionalidad.   -­‐  El  sistema  de  garantías  de  carácter  mutuo  permite  una  negociación  al  por  mayor  de   las  condiciones  de  crédito  para  las  PYME.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  94  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Las  mejores  prácticas  para  estimular  la  demanda  incluyen  también  una  acción  positiva   de  los  gobiernos,  principalmente  los  regionales,  para  subsidiar  el  costo  de  la  garantía  a   las   PYME.   Las   garantías   públicas   de   segundo   nivel   también   son   cruciales   para   la   viabilidad  a  largo  plazo  de  los  SGM  ya  que  los  créditos  morosos  son  una  de  las  causas   de  los  altos  costos  de  las  garantías.  Además,  la  existencia  de  un  sistema  de  garantías  de   segundo   nivel   aumenta   el   efecto   multiplicador   de   los   fondos   propios   y   aumenta   la   capacidad  de  otorgar  garantías.   Algunos criterios de evaluación de las políticas de apoyo al capital riesgo. En  cuanto  a  los  productos  de  apoyo  al  capital  riesgo,  su  aplicación  es    más  reciente  y  en   muchos  casos  es  demasiado  pronto  para  evaluar  sus  resultados.  Su  justificación  reside   en   la   existencia   del   llamado   “equity   gap”,   (dificultad   de   financiación   mediante   la   emisión   de   acciones   o   la   ampliación   de   capital),   que   implica   la   existencia   de   imperfecciones  en  los  mercados  de  capital  que  impide  que  la  oferta  cubra  la  demanda  a   precios   aceptables   para   ambas   partes.   La   Comisión   Europea   ha   afirmado   que   esta   deficiencia   afecta   negativamente   a   las   PYMEs   europeas   en   relación   con   empresas   similares   en   Norteamérica52,   donde   los   mercados   de   capital   riesgo   están   más   desarrollados.   Las   ayudas   nacionales   y   europeas   a   la   promoción   del   capital   riesgo   en   Europa   tienden   a   cubrir   este   equity   gap   y   a   desarrollar   al   mismo   tiempo   el   mercado   difundiendo  las  mejores  prácticas.     3.  EJEMPLOS  DE  EVALUACIÓN  DE  PROGRAMAS  DE  GARANTÍAS  DE   CRÉDITO:  EVALUACIÓN  DE  ALGUNOS  PROGRAMAS  COMUNITARIOS   No  existen  evaluaciones  del  impacto  global  de  los  esquemas  de  garantía  comunitarios,   aunque  en  algunos  casos  existen  estimaciones  parciales  de  los  beneficios  obtenidos  o   esperados  por  algunos  de  los  programas.   Un   reciente   informe   preparado   por   la   Comisión   sobre   los   programas   de   apoyo   financiero   a   las   PYMEs,   proporciona   datos   útiles   sobre   el   impacto   de   tres   programas   comunitarios:  el  MET,  el  JET  y  el  Mecanismo  de  Garantía  PYME.     A   continuación   presentamos   algunas   de   las   conclusiones   de   este   informe   relativas   al   Mecanismo   de   Garantía   PYME   y   más   abajo,   en   la   evaluación   de   los   mecanismos   de   apoyo  al  capital  riesgo,  presentaremos  los  resultados  del  MET  y  del  JET.                                                                                                                             52  “Ayudas  estatales  y  capital  riesgo”  (2001/  C235/  03)                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  95  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Un ejemplo de Evaluación de resultados de un programa de garantía del crédito: El Mecanismo de Garantía PYME Según  los  datos  disponibles,  desde  la  firma  del  acuerdo  fiduciario  y  de  gestión  con  el  FEI   hasta  finales  del  2001,  los  servicios  de  la  Comisión  habían  aprobado  compromisos  con   23   intermediarios   financieros   de   12   países   comunitarios,   entre   ellos   España,   comprometiendo  165.4  millones  de  euros  de  los  recursos  presupuestarios  disponibles.   La  repartición  geográfica  es  la  siguiente:   P 1% NL 5% E 10% S 3% UK 4% A B 3% 2% DK FIN 4% 3% F 22% I 15% D 28%   Los  sistemas  de  garantía  tienen,  en  general  un  fuerte  efecto  de  apalancamiento.  El  31   de   diciembre   del   2001,   la   cantidad   de   préstamos   a   PYMEs   garantizados   por   el   mecanismo   era   de   6.8   millardos   de   euros,   mientras   que   los   recursos   presupuestarios   utilizados   por   los   intermediarios   financieros   eran   de   117   millones   de   euros,   lo   que   representa   un   efecto   multiplicador   de   58.   Según   las   previsiones   de   los   intermediarios   financieros,   se   estima   que   más   de   7.9   millardos   de   euros   serán   concedidos   sobre   la   base  de  165.4  millones  de  euros  dedicados  a  garantías.   PYMEs beneficiarias El   31   de   diciembre   del   2001,   el   número   total   de   PYMEs   beneficiarias   del   mecanismo   de   garantía  es  de  92,408,  frente  a  50,956  el  31  a  finales  del  año  anterior.  La  tabla  siguiente   presenta   la   repartición   de   las   garantías   por   países   con   las   cantidades   de   los   créditos   correspondientes.                                                                                                                                                            Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  96  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   PYMEs  beneficiarias  por  países   País   Austria   Número  de  PYMEs     Cantidad  media  de   beneficiarias   3,461   créditos  (miles  euros)   111   Bélgica   797   41   Dinamarca   575   186   1,314   258   Francia   24,902   79   Alemania   16,577   35   Italia   28,744   65   3,034   164   26   756   España   6,026   136   Suecia   3,461   43   Reino  Unido   3,491   4   92,408   73   Finlandia   Países  Bajos   Portugal     Total     El  84%  de  las  PYMEs  beneficiarias    tenían  menos  de  6  empleados  y  sólo  el  1%  más  de   50.  De  esta  manera  los  fondos  comunitarios  tratan  de  centrarse  en  el  tipo  de  PYMEs   que  tienen  más  problemas  para  acceder  a  la  financiación  a  través  de  préstamos   bancarios.   La  clasificación  delas  PYMEs  según  el  número  de  empleados  es  la  siguiente:                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  97  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Empleo  en  las  PYMEs  beneficiarias   Número  de   empleados   PYME  beneficiarias   Número   %   0-­‐5   77,588   84   6-­‐10   8,273   9   11-­‐20   3,615   4   21-­‐50   2,204   2   642   1   86   0   92,408   100   51-­‐100   Non  disponible   Total     En  cuanto  al  año  de  constitución  de  las  PYMEs  beneficiarias,  la  tabla  siguiente  muestra   que  dos  tercios  de  las  ayudas  concedidas  por  el  mecanismo  de  garantía  PYME  permiten   financiar   la   creación   de   nuevas   empresas   y   el   desarrollo   de   empresas   jóvenes.   La   clasificación  de  las  PYMEs  según  su  año  de  constitución  es  la  siguiente:   PYMEs  beneficiarias  según  su  año  de  constitución.   Año  de  constitución   Antes  del    1998   Número    de  PYME   beneficiarias   31,966   1998   3,838   1999   10,707   2000   16,621   2001   14,395   2002   178   No  disponible  *)   14,703   Total   92,408   *)   Estos   datos   se   refieren   principalmente   a   Sofaris.   Se   estima   que   alrededor   del   52%   de   la   cartera   de   garantías   de   Sofaris   pertenecen   al   programa   a   favor   de   start-­‐ups.   Por   consiguiente,   alrededor   de   7  600   de   las   14  703   PYME   de   las   que   no   se   conoce   el   año   de   constitución  son  start-­‐ups.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  98  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Creación de empleo En   este   momento,   las   92,408   PYMEs   que   se   benefician   del   mecanismo   de   garantía   PYME   han   declarado   que   cuentan   con   384,178   empleados.   Han   indicado   igualmente   que   prevén   un   aumento   de   54,512   puestos   de   trabajo   en   un   año   y   una   progresión   suplementaria   de   56,866   empleados   en   el   año   siguiente.   Por   tanto,   las   PYMEs   beneficiarias   del   mecanismo   crearán   en   total   alrededor   de   111,378   empleos   en   dos   años,  es  decir,  una  media  de  1.2  por  PYME.  Estos  resultados  son  positivos,  sobre  todo   teniendo   en   cuenta   que   más   del   80%   de   las   PYMEs   beneficiarias   son   empresas   muy   pequeñas53.   Un ejemplo de Evaluación de resultados de un programa de garantía del capital: Plan de ayuda inicial MET Un  ejemplo  de  mecanismo  europeo  de  apoyo  al  capital  riesgo  es  el  Plan  de  ayuda  inicial   MET,  orientado  hacia  fondos  de  capital  de  mayor  riesgo.  En  cuanto  a  la  evaluación  de   los  beneficios  obtenidos  por  este  esquema,  el  informe  emitido  por  la  Comisión  en  julio   del  2002  y  mencionado  anteriormente  puede  resultar  muy  útil  para  valorar,  al  menos   provisionalmente,  el  impacto  de  estos  mecanismos  en  la  creación  de  empleo  y  el  apoyo   al  capital  riesgo  en  Europa.   El  informe  recoge  una  serie  de  encuestas  realizadas  entre  las  empresas  en  las  que  ha   invertido  el  FEI,  a  través  del  Plan  de  ayuda  inicial  MET.   Evaluación del Plan de ayuda inicial MET A  finales  del  2001,  el  FEI  ha  dado  su  acuerdo  sobre  23  propuestas  de  fondos  de  capital   riesgo,  por  un  montante  de  165  millones  de  euros.  La  distribución  de  las  cantidades  por   país  son  las  siguientes:                                                                                                                               53 El  93%  de  las  PYMEs  que  se  han  beneficiado  del  Esquema  tienen  menos  de  10  empleados.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  99  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   P 8% A 8% F 28 % I 8% B 4% L 8% UK 7% FIN 5% S 5% DK 8% D 11 %   De  acuerdo  con  este  informe,  la  mitad  de  las  PYMEs  beneficiarias  tienen  menos  de  20   empleados   y   sólo   el   2%   tiene   más   de   100   empleados.   El   número   total   de   empleados   es   de   3,318   con   una   media   de   33   empleados   por   empresa.   Las   PYMEs   esperan   un   incremento   del   30%   en   el   próximo   año,   llegando   a   un   total   de   4,302   empleados,   con   una  media  de  43  empleados  por  empresa.  Después  de  5  años,  se  espera  que  el  número   total   de   empleados   llegue   a   7,999   con   una   media   de   80   empleados   por   PYME.   Considerando   la   situación   económica,   estos   resultados   pueden   considerarse   satisfactorios.   En   cuanto   al   impacto   sobre   el   crecimiento   y   el   empleo,   casi   todas   las   empresas   beneficiarias  opinan  que  el  acceso  al  capital  riesgo  ha  tenido  un  impacto  positivo  en  el   crecimiento  de  la  empresa  (96%)  y  en  el  nivel  de  empleo  (94%).  Un  porcentaje  menor   cree  que  el  apoyo  al  capital  riesgo  ha  ayudado  a  mejorar  el  nivel  de  competencia  de  los   gestores  y  los  empleados.   Al  31  de  diciembre  de  2001,  los  fondos  de  capital  riesgo  han  invertido  en  179  PYMEs.  La   cantidad   total   invertida   es   de   184.6   millones   de   euros,   lo   que   supone   una   inversión   media  de  1.03  millones  de  euros  por  empresa.   La  repartición  de  las  inversiones  por  país  es  la  siguiente:         PYMEs  beneficiarias  por  país                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  100  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   País   Número  de   PYME   beneficiarias   Cantidades   invertidas   Inversión  media   (millones  de  euros)   (millones  de  euros)   Bélgica   3   1,4   0,5   Dinamarca   1   1,9   1,9   Finlandia   13   6,2   0,5   Francia   95   88,8   0,9   Alemania   34   36,9   1,1   Luxemburgo   3   4,3   1,4   Países  Bajos   1   0,9   0,9   Suecia   10   17,1   1,7   Reino  Unido   11   15,4   1,4   8   11,7   1,5   179   184,6   1,03   Fuera  de  la  UE   (*)   Total   (*)  Estados  Unidos,  Canadá,  Israel  y  Suiza     Creación  de  empleo   Los   fondos   de   capital   riesgo   han   declarado   al   final   del   2001,   que   las   159   empresas   beneficiarias  de  las  que  se  disponen  datos,  contaban  con  un  total  de  6,079  empleados.   Los  efectivos  de  esas  empresas  al  final  del  2000  eran  4,367  empleados,  lo  que  supone   un   aumento   del   20%.   Según   los   resultados   de   la   encuesta   anual   realizada   a   mediados   del  2001,  las  previsiones  de  100  PYMEs  encuestadas  en  términos  de  creación  de  empleo   puede  resumirse  en  el  cuadro  siguiente:                                                                                                                                                                      Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  101  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Impacto  sobre  el  empleo  de  las  PYMEs  beneficiarias     Número  de   asalariados   Media  por   PME   Aumento   anual  en  %     Actual   3  318   33   -­‐   Esperado  en  un  año   4  302   43   30   Esperado  en  dos  años  (*)   5  881   59   37   Esperado  en  cinco  años  (**)   7  999   80   36   (*)  Alrededor  del  14%  de  las  empresas  encuestadas  han  sido  incapaces  de  proporcionar  estos   datos.  Para  esas  empresas,  se  ha  tomado  como  hipótesis  un  aumento  del  0%     (**)  Alrededor  del  37%  de  las  empresas  encuestadas  han  sido  incapaces  de  proporcionar  estos   datos.  Para  esas  empresas,  se  ha  tomado  como  hipótesis  un  aumento  del  0%     4.  DEFINICIÓN  DEL  FUTURO  MARCO  DE  ACTUACIÓN  EN  LA  UNION   EUROPEA   A   pesar   de   este   tipo   de   informes,   la   proliferación   de   acciones   sin   la   correspondiente   obligación  de  ser  sometidas  a  evaluaciones  de  eficiencia  resulta  preocupante.  Por  ello   en   la   reciente   comunicación   de   la   Comisión   sobre   el   análisis   de   los   instrumentos   comunitarios   de   financiación   específicos   para   las   PYME,   se   ha   optado   claramente   por   definir   con   mayor   rigor   el   marco   futuro   de   actuación   comunitaria   en   apoyo   de   la   financiación  de  las  PYME,  a  partir  de  tres  grandes  principios:   1) Los   instrumentos   de   financiación   que   supongan   la   utilización   de   fondos   comunitarios   no   deben   distorsionar   la   competencia   y   deben   centrarse   exclusivamente  en  solucionar  aquellos  fallos  de  mercado  que  sean  perfectamente   identificables   y   en   este   sentido,   aún   cuando   no   sea   preciso   que   se   apliquen   estrictamente   criterios   como   el   rendimiento   de   capital   o   la   evaluación   de   los   créditos,  las  actuaciones  del  BEI  no  deben  dañar  la  clasificación  de  sus  créditos  ni  su   acceso  al  mercado   2) Tales   instrumentos   se   articularán   a   través   de   cuatro   vertientes   distintas   consistentes  en  (i)  aportaciones  directas  de  fondos,  (ii)  préstamos  y  de  capital  y  en   incentivos  financieros,    (iii)  garantías  y  (iv)  subvenciones,  y                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  102  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   3)  Reconocimiento   de   los   beneficios,   que   supone   actuar   con   coherencia   y   coordinación  entre  las  instituciones,  lo  que  significa  la  realización  de  evaluaciones   ex-­‐ante   y   ex-­‐post   de   cada   una   de   las   medidas   comunitarias   en   relación   con   los   objetivos   perseguidos,   la   comunicación   sistemática   de   las   reacciones   de   los   operadores   de   mercado   y   de   las   empresas   beneficiarias   y   la   realización   de   un   informe   anual   por   parte   de   la   Comisión   sobre   las   ayudas   a   PYME   mediante   instrumentos   comunitarios   de   financiación   que   se   presentara   a   Parlamento   Europeo  y  al  Consejo.   Estas   recomendaciones   suponen   un   primer   paso   para   armonizar   los   objetivos   y   para   coordinar  las  políticas  nacionales  y  comunitarias.  Sin  embargo  resultan  excesivamente   generales   en   cuanto   a   las   metodologías   y   prácticas   de   evaluación.   Sería   conveniente   establecer   un   marco   más   detallado   sobre   los   elementos   y   criterios   a   utilizar   para   medir   el   impacto   económico   y   social   de   forma   homogénea   y   poder   así   comparar,   teniendo   siempre   en   cuenta   las   características   específicas   de   las   regiones   y   países,   la   calidad   y   eficacia  de  cada  tipo  de  instrumento.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  103  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   CONCLUSIóN El objetivo de este trabajo es demostrar la importancia y la necesidad de aplicar y desarrollar programas de apoyo a la financiación de las PYMEs como estrategia para promocionar el desarrollo local. En primer lugar se ha tratado de justificar la intervención pública a través de tres hechos: (i) las divergencias en cuanto al desarrollo económico en términos de renta per capita y tasas de desempleo entre las regiones europeas, (ii) la importancia de las PYMEs y su papel en el desarrollo económico, por su capacidad de generar empleo, su flexibilidad y su capacidad innovadora, (iii) las dificultades de las PYMEs para acceder a la financiación y la existencia de déficit en el mercado financiero europeo que frenan sus posibilidades de creación, crecimiento y desarrollo. Después de justificar la intervención estatal es necesario determinar el campo y los límites del mismo. En este trabajo se ha analizado la estructura financiera de las PYMEs así como los productos financieros disponibles para cubrir sus actividades a lo largo de su ciclo de vida. Este estudio demuestra que los tipos de financiación más utilizados por las PYMEs son los créditos bancarios y los descubiertos en su etapa de madurez y el capital riesgo en las primeras etapas de su vida, y que el acceso a ambos presenta problemas. En  cuanto  a  la  financiación  mediante  créditos,  ha  quedado  demostrado  que  las  PYMEs   europeas   dependen   fundamentalmente   de   la   financiación   bancaria.   Sin   embargo,   en   general,  los  bancos  se  muestran  reticentes  a  la  hora  de  prestar  a  las  PYMEs  debido  al   pequeño  volumen  de  los  prestamos,  el  elevado  coste  de  las  transacciones,  la  ausencia   de  garantías  tangibles  y  la  falta  de  información  financiera  que  hacen  que  la  evaluación   de   los   riesgos   de   las   PYMEs   resulte   cara   y   difícil.   Como   resultado   de   todos   estos   factores,   las   PYMEs   no   pueden   obtener   prestamos   bancarios   en   condiciones   satisfactorias.   Para   cubrir   el   problema   del   acceso   a   los   créditos   los   gobiernos   de   los   países  miembros  y  las  instituciones  de  la  Unión  Europea    han  establecido  distintos  tipos   de   medidas,   como   la   subvención   de   los   créditos,   los   esquemas   de   garantía,   la   mejora   del  crédito  en  operaciones  de  titulización  y  los  microcréditos.   En  cuanto  al  capital  riesgo,  éste  está  aún  poco  desarrollado  en  Europa,  especialmente   el   llamado   capital   semilla,   que   cubre   las   primeras   etapas   de   la   creación   de   las   empresas.   El   papel   de   los   poderes   públicos   en   este   sentido   debe   centrarse   en   cubrir   este   déficit   y   tratar   de   impulsar   el   desarrollo   del   capital   riesgo   bien   mediante   la                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  104  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   inversión   directa   o   la   creación   de   fondos   regionales   de   capital   riesgo   o   mediante   garantías  de  capital  que  atraigan  a  inversores  privados.   Las   políticas   de   apoyo   a   la   financiación   de   las   PYMEs   han   evolucionado   y   se   han   especializado  con  el  objetivo  de  adaptarse  a  la  evolución  de  una  realidad  cambiante  y   fomentar  el  desarrollo  de  los  mercados  financieros,  de  forma  que  a  medio  plazo  sea  el   sector   privado   (los   inversores   de   capital   riesgo   y   los   bancos   o   los   esquemas   de   garantía   privados)  los  que  cubran  las  necesidades      de  financiación  de  las  PYMEs.   A   pesar   de   la   falta   de   evaluaciones   sistemáticas,   los   estudios   realizados   en   el   ámbito   nacional  y  algunos  estudios  sectoriales  realizados  en  el  ámbito  comunitario  demuestran   que   este   tipo   de   políticas   contribuyen   a   paliar   los   problemas   estructurales   de   la   financiación  de  las  PYMEs.   Sin   embargo   es   necesario   mejorar   y   evaluar   las   intervenciones,   las   propuestas   de   mejora  son  las  siguientes:   § En   primer   lugar   es   necesario   coordinar     los   esfuerzos   y   fijar   los   principios   generales   de   este   tipo   de   intervenciones   para   que   no   se   superpongan   los   programas  o  se  dejen  sin  cubrir  ciertas  zonas  o  sectores.     § Antes   de   establecer   un   programa   de   apoyo   de   carácter   público,   es   necesario   estudiar  los  fallos  de  mercado  y  sus  razones  así  como  la  posibilidad  de  cubrirlos   mediante   otro   tipo   de   medidas.     En   cualquier   caso   los   programas   deberán   tener   como     único   objetivo   mejorar   el   acceso   a     la   financiación   de   las   PYMEs   con  problemas,  sin  que  esto  suponga  una  ayuda  de  estado.   § Es   necesario   realizar   evaluaciones   tanto   a   nivel   nacional   como   comunitario   y   tratar  de  armonizar  los  criterios  para  ello.   Es  importante  seguir  estudiando  mecanismos  e  instrumentos  innovadores  que  permitan   a   las   regiones   europeas   menos   desarrolladas   aumentar   su   capacidad   empresarial,   su   competitividad   y   mejorar   así   su   nivel   de   vida   en   términos   de   renta   per   capita   y   creación   de  empleo,  especialmente  ante  la  entrada  en  la  Unión  de  nuevos  países  con  rentas  per   capita  más  bajas  que  los  actuales  países  miembros.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  105  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   BIBLIOGRAFÍA ALLEN   N.   BERGERA,   “The   Effects   of   Dynamic   Changes   in   Bank   Competition   on   the   Supply  of  Small  Business  Credit”,  European  Finance  Review  5:  115–139,  2001.   ALCALÁ OLID, F.,"El Capital Riesgo en España: Análisis del procedimiento de actuación", Ed. Civitas. Madrid, 1995. AECM  (Asociación  Europea  de  Caución  Mutua),  “Análisis  comparativo  de  las  sociedades   de  caución  mutua  en  Europa”,  Madrid,  1993.   AYLWARD,   ANTHONY,   “Trends   in   Venture   Capital   Finance   in   Developing   Countries”,   International   Finance   Corporation,   Discussion   paper   number,   El   Banco   Mundial,   Washington,  D.C.   BANCO   INTERAMERICANO   DE   DESARROLLO,   “From   intervention   to   empowerment   a   new  approach  to  assisting  SMEs  in  Latin-­‐America”.   BANNOCK   CONSULTING,   “Innovative   Instruments   for   raising   equity   for   SMEs   in   Europe”,   Contrato   de   estudio   ETD/00/503116   realizado   por   la   DG   Empresa   de   la   Comision  Europea,  Junio  2001.   BANK  OF  ENGLAND,  “Finance  for  Small  Businesses  in  Deprived  Communities,”  Domestic   Finance  Division  Noviembre  2000,  ISSN  1472-­‐661   BAYGAN,  G.  y  FREUDENBERG,  M.  “The  internationalisation  of  Venture  Capital  in  OCDE   Countries,  implication  for  measurement”,  OCDE  Papers.  Paris.   BERGERA,  ALLEN  N.  Y  UDELL,  GREGORY  F.    “The  economics  of  small  business  finance:   The   roles   of   private   equity   and   debt   markets   in   the   financial   growth   cycle”,   Journal   of   Banking  &  Finance  22  (1998)  613±673   CONSTANTIN  CHRISTOFIDIS  &  OLIVIER  DEBANDE,  “Financing  Innovative  Firms  through   Venture   Capital”,   Industry   &   Services   EIB   SECTOR   PAPERSPJ,   Banco   Europeo   de   Inversiones.  Luxembourgo.  Febrero,  2001.   CLARKE,  J.  y  SHASTRI,  K.  “On  Information  Asymmetry  Metric”    Katz  Graduate   School  of  Business,  University  of  Pittsburgh,  Pittsburgh,  PA  15260,  USA   COMISIÓN   DE   LAS   COMUNIDADES   EUROPEAS   “Evaluación   comparativa   de   la   Política   de   Empresa   Resultados   del   Cuadro   de   Indicadores   2001”,                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  106  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Documento  de  trabajo  de  los  servicios  de  la  Comisión  Bruselas,  21.11.200  ,   SEC(2001)1900   COMISIÓN   DE   LAS   COMUNIDADES   EUROPEAS,   “Construir   una   Europa   empresarial   Actividades   de   la   Unión   en   favor   de   la   pequeña   y   mediana   empresa”,   Informe   de   la   Comisión  al  Consejo,  al  Parlamento  Europeo,  Al  Comité  económico  y  social  y  al  Comité   de  las  regiones  Bruselas,  01.03.2001,  COM(2001)  98  final   COMISIÓN   DE   LAS   COMUNIDADES   EUROPEAS,   “Informe   de   la   Comisión   al   Consejo,   al   Parlamento  Europeo,  Al  Comité  económico  y  social  y  al  Comité  de  las  regiones  sobre  la   acción   concertada   con   los   Estados   miembros   en   el   ámbito   de   la   política   empresarial”,   Bruselas,  09.11.1999  COM(1999)  569  final   COMISIÓN   DE   LAS   COMUNIDADES   EUROPEAS,   “Apoyo   a   la   creación   de   empresas”,   Guía  de  buenas  prácticas  para  las  organizaciones  de  apoyo  a  las  empresas,    2000.   COMISIÓN  DE  LAS  COMUNIDADES  EUROPEAS,  “Evaluación  comparativa  de  la  Política   de   Empresa   Resultados   del   Cuadro   de   Indicadores   2001”,   Bruselas,   21.11.2001,   SEC(2001)1900   COMISIÓN   DE   LAS   COMUNIDADES   EUROPEAS,   “Benchmarking   national   RTD   Policies:   First  results”,  Bruselas  ,  31.1.2002,  SEC  (2002)  129   COMISIÓN  DE  LAS  COMUNIDADES  EUROPEAS,  Comunicación  de  la  Comisión,  “The  Role   of   Mutual   Guarantee   Systems   in   the   financing   of   SMEs   in   the   European   Community”,   SEC(91)  1550,  final,  1991.   COMISIÓN   DE   LAS   COMUNIDADES   EUROPEAS,   Comunicación   de   la   Comisión   “On   the   financial   problems   experienced   by   small   and   medium-­‐sized   companies”,   COM(93)   528   final,  Bruselas,  1993.   COMISIÓN   DE   LAS   COMUNIDADES   EUROPEAS,   “Iniciativa   para   el   Crecimiento   y   el   Empleo:   Medidas   de   asistencia   financiera   para   PYMEs   innovadoras”   Informe   de   la   Comisión   al   Parlamento   y   al   Consejo   de   las   Comunidades   Europeas.   Bruselas,   01.07.2002,  COM  (2002)  345  final   CONFEDERATION   INTERNATIONALE   DU   CREDIT   POPULAIRE,   «Le   cautionnement   mutuel»,  varios  años,  Paris.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  107  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   DAUW,  Ch.,  "Relations  des  S.M.C.  avec  l'Administration  Publique",  Lineamientos  del  III   Congreso  Europeo  de  Garantías  Mutuas,  Lisboa,  1995.   Deloitte,  Haskings  &  Sells,  «  Mutual  Guarantee  Schemes  »,  Utrecht,  1988   DIETSCH,  MICHEL  y  PETEY,  JOE  “The  credit  risk  in  SME  loans  portfolios:  Modeling  issues,   pricing,   and   capital”   Journal   of   Banking   &   Finance   26   (2002)   303   –322   www.elsevier.com/locate/econbase   EL   OBSERVATORIO   EUROPEO   PARA   LAS   PYME   Sexto   Informe.   Resumen   ejecutivo,   Política  de  la  empresa  Comisión  Europea,  2000.   EUROCREATION   CONSEIL,   «Les   systèmes   de   Garanties   de   Financement   en   Europe»,   reporte  para  ANCE,  Paris,  1990.   EVCA,  European  Venture  Capital  Association,  “The  Economic  Impact  of  Venture  Capital   in  Europe”   GARCÍA ECHEVARRÍA, S.: "Capital Riesgo y Política de Amortizaciones", Instituto de Planificación Contable. Ministerio de Economía y Hacienda. Madrid, 1985. GARCÍA   MARTÍN,   J.Mª.:   "Una   apuesta   por   el   capital   riesgo",   Iuris,   nº   59.   Barcelona,   2002   GARCIA-­‐TABUENCA,   A.,   "Articulación   de   las   Sociedades   de   Caución   Mutua   con   las   Administraciones   Públicas",   Lineamientos   del   III   Congreso   Europeo   de   Garantías   Mutuas,  Lisboa,  1995.   GOMEZ,   E.,   "Las   garantías   recíprocas   en   el   marco   de   la   Unión   Europea",   Papeles   de   Economía  Española.  Perspectivas  del  Sistema  Financiero,  n.  47,  Madrid,  1994.   GUISO,   L.,   SAPIENZA,   P.   Y   ZINGALES,   L,   “Does   local   financial   development   matter?”,   Center   for   Economic   Policy   Research,   DISCUSSION   PAPER   SERIES   No.   3307,   www.cepr.org/pubs/dps/DP3307.asp   GRANT  AND  THORNTON,  European  Business  Survey  2001.   INTERNATIONAL  FINANCE  CORPORATION,  “Making  Small  Business  Lending  Profitable”,   Proceedings  from  the  Global  Conference  on  Credit  Scoring  April  2–3,  2001  ,Washington,   D.C.   Ikei,   Sistemas   de   Garantías   Mutuas   en   Bélgica,   España,   Francia,   Italia   y   Portugal,   Informe  para  el  grupo  de  trabajo  de  las  PYME,  Comisión  Europea,  1988.                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  108  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   Ikei,   Las   Sociedades   de   Garantía   Recíproca   en   Alemania,   Informe   para   CESGAR,   Madrid,   1988.   KOTARO  TSURU,    “Finance  and  growth,  some  theoretical  considerations,  and  a  review   of  the  empirical  literature”,  OCDE,  Economics  Department  Working  Papers  NO.  228   KPMG,   “Técnicas   de   Financiamiento   e   Ingeniería   en   las   Regiones   cubiertas   por   los   Objetivos  1,  2  y  5B,  política  de  la  Comisión  Regional”,  Comisión  Europea,  Luxemburgo,   1994   LEVITSKY,   J.,   “SME   Guarantee   Schemes:   A   Summary”   The   Financier   c   VOL.4,   NO.1   &2,Febrero/  mayo  1997,  http://www.the-­‐financier.com   LEVITSKY,  J.,“Innovations  in  the  financing  of  small  and  microenterprises  in  developing   countries”,  Small  Enterprise  Development  Working  Paper  -­‐  SED  22/E     LEVITSKY   J.   y   R.   PRASAD,   "Credit   Guarantee   Schemes   for   Small   and   Medium   Enterprises”,  Banco  Mundial,  Informe  Técnico,  No.  58,  Washington  DC,  1987.   MARTÍ PELLÓN, J.: "El capital riesgo en España en 1988", ASCRI. Madrid, 1989. MARTÍ PELLÓN, J.: "Resumen de la actividad de capital riesgo en España en 2001", ASCRI. Madrid, 2002. MARTÍ PELLÓN, J. (coord.): "La financiación de PYMES mediante capital riesgo", IMPIVA. Valencia, 1994. MARTÍN MENDOZA, J.L. "El capital riesgo. Un sistema innovador de financiación", Ed. Fausí. Barcelona, 1988. MERTON,   ROBERT   C.     “A   Model   of   Contract   Guarantees   for   Credit-­‐Sensitive,   Opaque   Financial  Intermediaries”  European  Finance  Review  1:  1–13,  1997.     MCKINSEY   et   al.,   "Las   Sociedades   de   Caución   Mutua   herramientas   clave   en   el   apoyo   de   las  PYME",  Lineamientos  del  II  Congreso  de  Garantías  Mutuas,  Hamburgo,  1993.   MORANT  VIDAL,  J.,“El  capital  riesgo  como  instrumento  de  financiación  de  las   pequeñas  y  medianas  empresas”,  Noticias  Jurídicas  Mayo  2002,   http://noticias.juridicas.com   NACIONES  UNIDAS  Conferencia  de  las  Naciones  Unidas  sobre  Comercio  y  Desarrollo,   “Report  of  the  expert  meeting  on  improving  the  competitiveness  of  SMEs  in  developing   countries:   the   role   of   finance,   including   E   Finance   to   enhance   enterprise   development                                                                                                                                                        Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  109  de  111  
    •   Programas  e  instrumentos  Europeo  de  apoyo  al  emprendimiento   trade   and   development”,   Board   Commission   on   Enterprise,   Business   Facilitation   and   Development   Sixth   session   Geneva,   18-­‐22   February   2002   Distr.   GENERAL   TD/B/COM.3/39  TD/B/COM.3/EM.13/3,  4  diciembre  2001   NACIONES  UNIDAS  Conferencia  de  las  Naciones  Unidas  sobre  Comercio  y  Desarrollo,   “Progresos  logrados  en  las  estregias  de  fomento  de  la  empresa”,    Nota  de  la  Secretaría   de  la  UNCTAD,  TD/B/COM.3/9,  24  de  septiembre  de  1997   OCDE  Small  and  Medium  Enterprise  Outlook,  OCDE  2000   "Por   un   mejor   conocimiento   y   una   mayor   eficacia   de   los   servicios   de   apoyo   a   las   empresas"  ACCIÓN  CONCERTADA  N°3,  DUBLÍN,  18  Y  19  DE  NOVIEMBRE  DE  1996   TROISIEME  TABLE  RONDE  DES  BANQUIERS  ET  DES  PME  RAPPORT  FINAL,  19  junio  2000   TABOURIN,   F.   “Le   Capital   Risque   en   France,   Principes   et   Bilan”   Université   Paris   Dauphine,  CAHIER  DE  RECHERCHE  N°  8901,  2001   REID,  GAVIN  (1990),  “The  research  agenda  for  the  small  business  economics”,  Journal   of  Economic  Surveys”,  Volume  4,  n°3   REINECKE,   GERHARD   “Small   Enterprises,   Big   Challenges   A   Literature   Review   on   the   Impact  of  the  Policy  Environment  on  the  Creation  and  Improvement  of  Jobs  within  Small   Enterprises”.   SEED   WORKING   PAPER   No.   23   Series   on   Conducive   Policy   Environment   for   Small   Enterprise   Employment,   InFocus   Programme   on   Boosting   Employment   through   Small   Enterprise   Development   Job   Creation   and   Enterprise   Department   International   Labour  Office  Geneva   SOGORB   MIRA,   FRANCISCO   “On   capital   structure   in   the   Small   and   Medium   Enterprises:   the   Spanish   case”,   Facultad   de   Ciencias   Sociales,   Jurídicas   y   de   la   Comunicación   Universidad  Cardenal  Herrera  –  CEU,  Comissari,  1  03203  Elche   VERHAEGEN,  G.,  "Les  caisses  de  cautionnement  européenes:  historique  et  perspectives   d'avenir",  Lineamientos  del  II  Congreso  de  Garantías  Mutuas,  Lisboa,  1995.   WEDER,   BEATRICE,   “Firm   Size   and   the   Business   Environment”:   Worldwide   Survey   Results                                                                                                                                                            Guadalupe  de  la  Mata                                                           Página  110  de  111