Your SlideShare is downloading. ×
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Feria real 2012 Porcuna - Textos
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Feria real 2012 Porcuna - Textos

605

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
605
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Porcuna 2012 aluda Del Alcalde Queridos paisanos/as: Una vez más tengo el honor de dirigirme a todos vosotros a través del Programa que tradicionalmente venimos editando desde la Institución Mu- nicipal que presido. En este año 2012 en el que solo se suele hablar de crisis, quiero transmitiros un mensaje de ánimos y esperanza. Es evidente la crisis tan grave que estamos padeciendo, no solo por los efectos de la situación eco- nómica de ámbito nacional o regional, sino por la sequía de nuestros campos que ha provocado que tengamos una de las peores cosechas de la historia más reciente. Sin embargo estoy completamente seguro que saldremos adelante, pues este, nuestro pueblo, siempre supo afrontar las adversidades con buen talante y valentía. Desde el Ayuntamiento no podemos hacer todo lo que el Equipo de Go- bierno quisiéramos, pero sí, aliviar temporalmente la situación de las familias que peor lo pasan. Desde el mes de marzo que pusimos en marcha un Plan Especial de Empleo Temporal creando bolsas de trabajo de distintas profesio- nes, se han realizado cientos de contratos de trabajo. No obstante reconozco que no podemos dar respuesta a la fuerte demanda de empleo que en estos tiempos hay en la calle. Creo que desde la Administración Central y desde la Autonómica se debían aunar esfuerzos para dar apoyo a estas zonas rurales donde en meses venideros se incrementarán las necesidades en materia de empleo. Soy consciente de que los tiempos que me ha tocado gobernar son los más complicados de nuestra Democracia, pero ahora más que nunca me sien- to con gana, fuerza e ilusión para ayudar a mis vecinos/as en todo aquello que esté a mi alcance. A veces pienso como hubiese sido gobernar en tiempos de bonanza y sinceramente no siento envidia alguna, pues los políticos debemos concienciarnos de que no venimos a la administración a disfrutar de ella sino a servir al pueblo que para eso nos elige. A lo largo de mi vida siempre me marqué metas difíciles y complicadas de conseguir pero nunca pensé que me vería en la responsabilidad que conlleva ser Alcalde en nuestros días. A veces me acuerdo de aquella frase que dijo un poeta francés: “Cuando un proyecto
  • 2. Feria Realse hace imposible de realizar hay que ponerle frente a la noche”. Pues sí, son mu-chas las noches a las que hay que ponerle frente en los tiempos que corren pararesponder a los problemas de mis vecinos, y con toda sinceridad os digo, que nime agobian ni me molestan, todo lo contrario, a cada uno que le encuentro so-lución es un aliento y un motivo para seguir adelante con esta complicada peroapasionante tarea. Son más de cinco años en la Alcaldía, tiempo suficiente para conoceros atodos/as y para que vosotros/as tengáis un concepto claro de mi persona, pues ospuedo asegurar que solo tengo palabras de agradecimiento para expresar el buentrato y el cariño recibido en todo momento. Cuando visito los barrios y me recibíscon tan especial simpatía tengo la sensación de estar cumpliendo fielmente conmis funciones que no son otras que servir a mis vecinos/as. Queridos amigos/as, quiero también aprovechar esta oportunidad para in-formaros de que a pesar de la grave situación que se vive en España en estos mo-mentos, hemos sido capaces de sanear las arcas de nuestro Ayuntamiento, hastael punto que podemos decir con toda tranquilidad que somos una de las pocasadministraciones saneadas de la Nación Española. Como sabéis a treinta y unode diciembre de 2011 todos los ayuntamientos hemos tenido que rendir cuen-tas al Ministerio de Hacienda para el pago a proveedores, pues nuestro vuestroAyuntamiento ha presentado deuda cero, es decir, nos hemos quedado fuera dela obligación de presentar el famoso plan de ajuste con las dificultades que va acrear a tantas y tantas administraciones públicas muy a corto plazo. Por tanto,hoy por hoy, somos un pueblo con crédito, y creerme que no ha sido fácil en tiem-pos de crisis saldar una deuda arrastrada desde la década de los noventa. VuestroAyuntamiento paga puntualmente a trabajadores, Seguridad Social, Proveedores,obligaciones fiscales, etc., y eso debemos disfrutarlo todos porque el éxito es detodos. Soy consciente de que no son tiempos para mostrarse triunfalista, y no pre-tendo transmitir ese mensaje, pero los gobernantes que hemos sido responsables,prudentes y austeros, creo que al menos tendremos el derecho de compartirlo connuestros vecinos/as. Este año volveremos a disfrutar de una programación cargada de actuacio-nes para todas las edades y aficiones por lo que quiero desearos unos días de mu-cha felicidad, que olvidemos los problemas y aprovechemos la feria para convivircon nuestros familiares y amigos. Por último quiero agradecer una vez más la colaboración de todos, espe-cialmente a mis compañeros del Equipo de Gobierno, a los Concejales de la Opo-sición por estar a la altura de las circunstancias, por supuesto a nuestro Pregonerode Feria Real 2012, D. Serafín Quero por haber aceptado la tarea de iniciar laFeria Real de su pueblo con tanta ilusión, mi más sincero agradecimiento para loscomerciantes e industriales que a pesar de la grave situación por la que están pa-sando continúan colaborando con la financiación del Programa de Feria, y comono, muchas gracias a los trabajadores del Ayuntamiento por su implicación y buenhacer. Un fuerte abrazo de vuestro Alcalde Miguel Moreno Lorente
  • 3. Porcuna 2012 Queridos vecinos y amigos: En estos días en los que se ultiman los preparativos, y en los que el caluroso mes de agosto nos acerca a nuestra Feria Real, me dirijo a todos vosotros para haceros llegar mi más sincero saludo. Quiero comenzar felicitando a mis compañeros de equipo de gobierno, que a pesar de los tiempos tan difíciles que estamos viviendo, han trabajado y apoyado a la Concejalía de Festejos para sacar adelante una nueva Feria repleta de actividades que ofrezcan alegría, entusiasmo, ilusión, colorido y por supuesto, hospitalidad. Felicitar también a todos los trabajadores del Ayuntamiento, peñas, asociaciones y colectivos, sin los cuales la Feria Real no sería posi- ble. Y como no, resaltar el esfuerzo de las costaleras de San Benito y Ntra. Sra. de la Soledad. Igualmente a todo nuestro pueblo y a todas las personas que nos acompañan por participar de nuestra Feria y darle la vistosidad y esplendor con el que venimos disfrutando estos últimos años. Para finalizar, quiero dedicar un emotivo recuerdo a todas aquellas personas que nos acompañaron en tiempos pasados y que hoy no se encuentran entre nosotros, en especial a Eduardo Chiquero, con el que todos los años por esta fecha mantenía una agradable charla. Seguro que todos ellos disfrutan de nuestra feria desde un lugar privilegiado del Cielo. Os animo a todos a salir a la calle y compartir momentos de alegría con amigos y familiares, desde el respeto a las personas, y recurriendo a la paciencia y comprensión de los vecinos que por motivos de las fiestas ven alterada su vida diaria. Un fuerte abrazo y feliz Feria Real 2012 Porcuna, agosto de 2012 Sandra Santiago Garrido Concejala de Festejos, Igualdad y Protocolo
  • 4. Feria Real- PORTADA: VIRGINIA GASCÓN MORENO, OBRA: “ALMA”- SALUDA DEL ALCALDE Miguel Moreno Lorente (Pág. 3)- SALUDA CONCEJALA DE FESTEJOS Sandra Santiago Garrido (Pág. 5)- PREGÓN 2011 Norma Duval (Pág. 7)- EFEMÉRIDES: HACE 400 AÑOS Antonio Recuerda Burgos. (Pág. 13)- HISTORIA Y MITO DEL 1ER REY DE PORCUNA Martín Almagro- Gorbea (Pág. 21)- EL TORO ORIENTALIZANTE DE PORCUNA (JAÉN) Teresa Chapa Brunet y Luis Emilio Vallejo (Pág. 31)- II PELIGROSAS CANTANERAS José del Pino García. (Pág. 53)- LOS MAYORES EXPLICAN ALGO DE SU VIDA Florencio Moreno Palomo. (Pág. 55)- FRANCISCO PALOMO ROJAS – EL ESTANCO DE PALOMO… Alfredo González Callado. (Pág. 59)- EL SUELO: MATERIA ORGÁNICA Y ACTIVIDAD BIOLÓGICA José Bellido Salas. (Pág. 69 )- LOS DINAMITA Luis Moreno Bueno. (Pág. 77)- EL CABRERO Manuel Montilla Molina (Pág. 85)- CERTAMEN LITERARIO CIUDAD DE PORCUNA (Pág. 89) •PRIMER PREMIO LITERARIO INFANTIL. Jacobo del Pino Herrera (Pág. 90) • SEGUNDO PREMIO LITERARIO INFANTIL Álvaro Navas González (Pág. 92)- PREMIO DE RELATOS • DIARIO DE UN ADOLESCENTE Julio del Pino Herrera (Pág. 93)- MENCIÓN HONORÍFICA PREMIOS LITERARIOS • El autobús de las nueve Marcial del Pino Chiachío (Pág. 95)- PROGRAMACIÓN EVENTOS DEPORTIVOS FERIA REAL 2012 (Pág. 100)- PROGRAMA OFICIAL DE FESTEJOS 2012 (Pág. 101)- EFEMÉRIDES: HACE 200 AÑOS Antonio Recuerda Burgos. (Pág. 107)- HISTORIA DE LA TORRE DE PORCUNA Florencio Moreno Palomo. (Pág. 111)- FERIA REAL DE PORCUNA Juan Ruiz Cobo. (Pág. 113)- TODOS LOS AÑOS IGUAL Ana González Casado. (Pág. 117)- PROGRAMA OFICIAL DE FESTEJOS, HACE 50 AÑOS (Pág. 121)- IDEOLOGÍAS José Ángel Ruiz Cobo de Adana. (Pág. 129)- ¡QUÉ DEBEMOS ENTEDER POR LIBERTAD! José Peláez Quero. (Pág. 133)- YO QUIERO SER DE PORCUNA Ana González Casado. (Pág. 137)- PAZ EN NUESTRO EGO José Peláez Quero. (Pág. 149)- IV MELONAR DIABÓLICO José del Pino García (Pág. 153)- XXII CONCURSO PORTADA PROGRAMA FERIA REAL 2013 (Pág. 159) EDITA: Ilustre Ayuntamiento de Porcuna IMPRIME: Teresa Puentes 4
  • 5. Porcuna 2012 Feria Real 2011 Ilmo. Sr. Alcalde, Sras. y Sres. Concejales, autoridades, queridos porcunenses, visitantes y amigos: En primer lugar quiero empezar mis fancia dominada por la Guerra Civil, que enpalabras dando las gracias. Gracias a nuestro Porcuna se vivió de forma intensa y trágica,alcalde, Miguel Moreno, por pensar en mí, y pero que se superó gracias al carácter abierto,concederme el honor de ser la pregonera en y el cariño de sus gentes.esta tierra, y aprovecho para pedir disculpas por no haber podido asistir el año pasado, Mi madre nació y vivió durante añosy los motivos tan evidentes que hicieron que en la calle Cristóbal López, y sus juegos dehermana tampoco pudiera dar este pregón. niña tuvieron como testigo la cercana iglesiaGracias a mi querido amigo y productor tea- de San Benito.tral Enrique Cornejo, que le dio la oportuni-dad de volver a trabajar en el teatro. Carla El traslado de la familia a una calletenía mucha ilusión por venir a Porcuna, en más céntrica, la del General Aguilera, trajosu gira por España, Para actuar en el teatro una etapa de preadolescente más centrada enMaría Bellido pero estuvo muy cerca, en Mar- La Carrera, el Paseo de Jesús y el Mirador detos. Junto a todo el elenco de “Brujas”, escu- la “redonda” con la vista que se pierde en unchó los aplausos del público de este cercano mar de olivos.pueblo de Jaén en agosto del año pasado ensu última función, el día 23 de agosto. De aquella época recuerda especial- mente a sus amistades, entre ellas las de la Su deseo era estar con todos vosotros entrañable Marisa Funes, imágenes que llevaen septiembre para el Pregón de Feria, pero grabadas para siempre en el corazón.su salud, ya muy débil, se lo impidió. Sin olvidar el Día de las Flores o la RomeríaTambién ella llevaba este pueblo en el cora- de la Virgen de Alharilla, que tuvimos el pla-zón. Gracias por las muestras de cariño con cer de compartir con todos vosotros durantelas que me habéis arropado durante estos me- el mes de mayo.ses y que me han ayudado a sobrellevar suausencia. Estaremos encantados de volver a vi-Permitidme que dedique este pregón a su me- vir estas fiestas otro año y le diré a Miguelmoria. que por favor me consiga un caballo más grande porque el anterior se me quedaba un A Porcuna la llevo en el alma y en las “poco chico”.raíces familiares. Las imágenes de Porcuna El colorido, la música, la devoción popular,siempre se entremezclan con los recuerdos y son un maravilloso espectáculo.vivencias de mi madre. Mi madre conserva con cariño varias A través de sus relatos he ido cono- medallas, estampas e imágenes de al Virgenciendo mejor esta tierra. Me habla de su in- de Alharilla en la cabecera de su cama, ade-
  • 6. Feria Realmás de algunos párrafos de la novena a la algo de nuestro tiempo y podemos compartirVirgen, que aún recuerda: toda nuestra pasión hacia Porcuna y su Feria Real. “Es la Virgen de Alharilla También podemos contagiar nuestra Dulce faro de la mar alegría y brindar nuestro apoyo a los que no Es el amor de mi alma han podido aparcar por unos días sus pre- Desde que yo supe amar”. ocupaciones. Pero estos días tenemos que sentirnos La Virgen siempre ha estado, está y es- más próximos, más dispuesto a ser solidariostará con nosotros. que el resto del año. San Benito, Nuestro Padre Jesús, la Tenemos que sentir el deseo de unVirgen de Alharilla son puntos de referencia pueblo que quiere vivir en paz, que quierede un espacio que todos conocemos, y con vivir mejor.los que todos nos identificamos; lugares que Me gustaría dedicar un saludo espe-influyen en el carácter de las gentes, lugares cial a los jóvenes de Porcuna, que como misque nos hacen ser como somos. hijos, sienten, estudian, trabajan o luchan Porcuna se siente cercana y acogedo- para ver cumplidos sus sueños y abrirse unra. En todos los rincones reconocemos ami- camino en la vida, y que harán con su alegríagos y familiares de varias generaciones y ape- que la Feria Real sea única.llidos comunes. La hospitalidad de su gente Y ya terminó. A todas las personassiempre nos recibe. que no seáis de Porcuna, pero que tengáis un En noviembre de 1997 nuestro anfi- enorme aprecio por este pueblo, tal y comotrión fue el pregonero de la pasada Feria de yo lo siento, y estéis pasando aquí las fiestas,la Virgen de Alharilla, Juan Cobo. Mi madre, sólo deciros que no os sintáis “forasteros”,Carla y yo estuvimos encantadas de estar con que Porcuna os acoge con su hospitalidad.vosotros en aquella ocasión. Como cada año la historia se repite Recuerdo los maravillosos caracoles y aquí estáis puntuales a vuestra cita con ladel Bar de “Epi” en la calle Ramón y Cajal, Feria Real. Por mis compromisos laborales,los violetes y la gallina en leche, que no tie- no tengo más remedio que regresar a Madridne nada que ver con las gallinas, como pron- esta misma noche, pero aprovecharé el tiem-to descubrí y además disfruté, sin pasarme, po que tengo para compartirlo con todas vo-por aquello de la línea!!! Y que deciros del sotros y brindar por la Feria Real.aceite. Creo que no he probado otro mejor, y Que no decaiga la fiesta y la ilusión, ynunca falta en casa. que nos podamos ver otro año más. Como nunca me gustaría que mis hi- Quiero que todos con energía gritemos jun-jos y mi familias perdieran el cariño por estas tos:nuestras raíces andaluzas y nuestro cariñopor Porcuna. Pero no quiero extenderme más. De-bemos dar paso al júbilo y la diversión. ¡Viva la Virgen de Alharilla! Que a partir de ahora comience, tam-bién para vosotros, un tiempo de disfrute; ¡Viva la Feria Real!unos días mágicos en los veáis resueltos to-dos vuestros anhelos, en los que seáis plena- ¡Viva Porcuna!mente felices. No puedo renunciar a las palabras Norma Duval“tuyo” y “mío”; porque ya no sabríamos vi-vir sin ellas; pero sí que podemos compartir
  • 7. Porcuna 2012 EFEMÉRIDES: HACE 400 AÑOS 4 DE SEPTIEMBRE DE 1612 Fundación del Convento de Santiago de la Recolección de la Orden de San Francisco. Antonio Recuerda Burgos Cronista oficial de la Ciudad El día 4 de septiembre de este año se cumplen los cuatrocientos años de la fundación del Con-vento de Santiago de la Recolección de la Orden de San Francisco, ya tuvimos ocasión de exponer en elPrograma de la Romería de Alharilla del año de 2010, los prolegómenos de tal fundación con los concejosabiertos celebrados y la llegada de los primeros frailes franciscanos a Alharilla, donde tuvieron que per-manecer desde el 11 de julio al 4 de septiembre, pues a su llegada aún no se había recibido la provisiónreal autorizando la fundación, que tiene fecha del 29 de julio de 1612, y haber entrado a fundar en la villasin licencia era exponerse a incurrir en las graves penas que contenían las Definiciones de la Orden deCalatrava para tales casos. Dado el estado de las comunicaciones de la época la provisión real debió tardaralgún tiempo en llegar y tras los preparativos, acuerdos, acondicionamiento de los locales e iglesia para elconvento y redacción de documentos se fijo la fecha del día 4 de septiembre para la firma de escrituras yocupación del convento. Tras la firma de esta escritura y según nos relata el padre Alonso de Torres los frai-les, por mano del provincial de su Orden, fray Juan Ramírez, tomaron posesión de la iglesia de Santiagoy demás dependencias, colocando en el altar mayor el Santísimo Sacramento, oficiando la primera misaconventual. Una vez que los franciscanos se establecieron en el convento se solicitó del Rey la aprobacióndefinitiva de la fundación y de su escritura lo cual fue confirmado por provisión real dada en el Pardo el27 de noviembre de 1613. El documento que presentamos es esta provisión real definitiva de la fundación otorgada por Feli-pe III, dentro de ella está incluida la escritura de fundación entre el concejo de Porcuna y la Orden de SanFrancisco de 4 de septiembre de 1612 y en esta escritura se encuentra inserta la primera provisión real, de29 de julio de 1612, autorizando la fundación. *****
  • 8. Feria Real Don Felipe por la gracia de Dios rey de Castilla, de León, de Aragón, de las Dos Sicilias, de Jeru-salén, de Portugal, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, deCerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, Conde de Flandes, Señor de Vizcaya y de Molinaetc., administrador perpetuo de la Orden y Caballería de Calatrava por autoridad apostólica. Por cuantopor parte de vos el licenciado frey Lucas de Zarzo Morales rector de la parroquial de la villa de Porcunaque es de la dicha Orden me fue hecha relación que teníais tratado con la clerecía y concejo de la dichavilla la necesidad que había en ella de un convento de frailes descalzos de la Orden de Señor San Francisco,así para predicar y confesar como para tratar y comunicar con ellos negocios graves y de importancia quese solían ofrecer y para que mediante su buena vida ejemplar y doctrina se desarraigasen y confundiesenpecados, rencores y enemistades y discordias, y los que aquí adelante se ofreciesen se remedien, con quenuestro Señor sería más servido y menos ofendido suplicándome fuese servido dar licencia para que sepudiere fundar el dicho monasterio, haciéndose primero las diligencias necesarias en aquella villa, y susvecinos recibirían particular bien y merced. Lo cual visto por los de mi Consejo de las Órdenes y la infor-mación y diligencias que acerca de ello por mi mandato hicieron frey don Juan de Toledo y del Águila y ellicenciado frey Francisco Barreda de Rivera mis visitadores generales del partido de Martos en el Andalucíay las que así mismo se hicieron por el concejo y regimiento de la dicha villa de Porcuna, en que se declaradónde se había de fundar el dicho convento y la cantidad de maravedíes que había para hacer las casase iglesia y lo que da la dicha villa y vecinos particulares para ello y de qué los sacaban y lo que había decostar de hacerse el dicho convento y lo dicho y respondido por mi fiscal y procurador general a quien detodo ello se dio traslado y la escritura hecha entre la dicha Villa y la dicha Orden y frailes descalzos de SanFrancisco para poder fundar el dicho convento, que su tenor de ella es este que sigue: (ESCRITURA DE FUNDACIÓN) En el nombre de Dios Nuestro Señor y de la abogada Nuestra siempre Virgen, su madre y delbienaventurado seráfico San Francisco a cuyo honor y reverencia se otorga esta escritura. Sepan cuantoslos que esta escritura de fundación y compromiso vieren como nos el concejo, justicia y regimiento de lavilla de Porcuna, que es de la Orden de Calatrava en el partido del Andalucía, de la una parte, a saber donJerónimo de Pareja y Cristóbal Martín de Quero, alcaldes ordinarios, don Francisco de Aguilera y Serranoalguacil mayor, Francisco Maldonado, Pedro Ortega Vallejo y Antón Ruiz de Montilla, regidores y oficialesdel dicho concejo por nosotros y por los demás sucesores que sucedieren en el dicho concejo y a voz y ennombre de él y por todos los demás vecinos de esta dicha villa por quien prometemos que será guardadolo que de yuso fuere contenido en esta escritura. Y de la otra parte el reverendo padre fray Juan Ramírez,provincial de la provincia de Granada de la Orden de San Francisco, en nombre de ella y de la dicha pro-vincia en virtud de la autoridad y licencia que tiene del general de la dicha Orden y particular para fundarcualesquier conventos en toda la dicha provincia, estando todos juntos y congregados en la dicha iglesiade Señor Santiago de esta dicha villa decimos que por cuanto por parte de esta villa de Porcuna se ocurrióante su Majestad y señores del Real Consejo de la Órdenes a suplicar y pedir la hiciese merced dar su Reallicencia y facultad para fundar en ella y en la dicha iglesia un convento de frailes religiosos de la Orden deSeñor San Francisco de los menores de la regular observancia, por la muy grande devoción que toda estavilla tiene a la dicha religión y porque habiendo en ella el dicho convento, donde hayan de asistir hasta unadocena de religiosos conventuales por lo menos, habrá de ordinario dos predicadores y cuatro confesores,con que esta villa tendrá lo que pretende y con esto cesarán las pretensiones de otros muchos predicadoresy confesores de diferentes religiones, que a título de las excesivas limosnas de esta villa buscan favores cadaun año para el adviento y cuaresma, para venir a esta villa todo lo cual y otras muy grandes diferenciascesarán con la fundación del santo convento, pues para este intento y remedio y evitar estas diferencias ybuscar de una vez lo necesario para el provecho de las almas y quietud de esta república se hace la dichafundación y Su Majestad dio su Real Cédula de diligencias para que en virtud de ella se hiciese cabildoabierto y en él se propusiesen las dificultades que podría haber por las razones y causas concluyentes parala dicha fundación al cual acudió toda esta Villa por la mayor parte unánimes y conformes suplicaron aSu Majestad y a los dichos señores de su Real Consejo de las Órdenes hiciese merced conceder la dichalicencia para la dicha fundación pues era tan menesterosa y con ello cesarían las pretensiones y diferenciasy el tener en cada un año confesores diferentes y las otras ordinarias limosnas de cada un año y se seguiríamucho provecho a todos los vecinos de esta dicha villa todo lo cual se presentó en el dicho Real Consejoy haciendo merced a esta Villa se despachó su Real Provisión y licencia para la dicha fundación con la cualhan sido requeridos por el licenciado frey Lucas Zarzo prior de esta dicha Villa, su fecha en San Lorenzoa veintinueve días del mes de julio de mil seiscientos y doce años la cual dicha Real Provisión habiéndolaoído y entendido y las condiciones y capítulos de ella como S M lo manda a ambas partes, aceptamos yobedecemos con el debido respeto y prometemos de la guardar y cumplir en todo y por todo como en ellase contiene y al presente escribano pedimos la incorpore y ponga en esta escritura a quien se la entregamos
  • 9. Porcuna 2012originalmente para el dicho efecto en presencia de los testigos de esta escritura y yo el dicho escribano larecibí y queda en mi poder para la incorporar y poner como por las partes se pide que es del tenor siguien-te. Provisión.- Don Felipe, por la gracia de Dios rey de Castilla, de León, de Aragón, de las DosSicilias, de Jerusalén, de Portugal, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca,de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, etc., administrador perpetuo de laOrden y Caballería de Calatrava por autoridad apostólica, por cuanto por parte de vos el licenciado freyLucas de Zarzo rector de la parroquial de la villa de Porcuna me fue hecha relación que teníais tratadocon la clerecía y concejo de la dicha villa la necesidad que tenía de un convento de frailes descalzos de laOrden de Señor san Francisco, así para la predicación y confesiones como para tratar y comunicar conellos negocios graves y descargos de la conciencia y para que mediante ellos y su buena vida ejemplo ydoctrina se desarraigasen y quitasen pecados rencores y enemistades y otras discordias y se remediasen lasque adelante se sucediesen, de que nuestro Señor sería servido y menos ofendido, y porque no se podíaefectuarse sin mi licencia, me suplicó fuese servido mandarla conceder y librar para ello mi Real Provisióncometida a los mis visitadores generales de aquel partido o a los alcaldes ordinarios de la dicha Villa paraque se hiciese concejo abierto de si era útil y conveniente que se fundase en dicho convento en la dichaVilla, lo cual visto por los del mi Consejo de las Órdenes y la información y diligencias que por mi man-dato hicieron los dichos mis visitadores generales a quien se cometió y el parecer que sobre ello dieron ylo que así mismo se declaró por el concejo de la dicha Villa en razón de lo qué tenían para hacer la casae iglesia del dicho convento y lo que para ello daba la dicha villa y de qué lo sacaba y qué era lo que losparticulares daban para ello y lo que costaría hacer el dicho monasterio, fue acordado que debía mandardar esta mi carta en la dicha razón y yo lo tuve por bien por la cual y sin perjuicio de mis renta reales ymaestrales, ni de otro tercero alguno, ni de los rectores y curas de las iglesias parroquiales de la dicha villade Porcuna, doy licencia y facultad a la dicha Villa para que pueda edificar y hacer en ella en parte lugar ysitio que está tratado y asentado el dicho convento de la dicha Orden de frailes franciscos descalzos, contanto que el guardián y frailes que en él estuvieren y por tiempo que fueren y sus prelados y demás que enel dicho convento asistieren hayan de guardar y cumplir las condiciones y requisitos siguientes: Primeramente que el dicho guardián y prelados y frailes y otras cualesquiera personas, que comodicho es por tiempo que fueren estuvieren y residieren en el dicho convento, para siempre jamás puedancompran para él en tierra propia de la dicha Orden de Calatrava ningunos bienes raíces ni otras hereda-des. Ítem que los susodichos y cualquier de ellos y los que adelante sucedieren en el dicho monasterio reco-nocerán que lo tienen con licencia de la dicha Orden de Calatrava y Mía como administrador perpetuo deElla y de los maestres y administradores que por tiempo fueren y que cada y cuando que mis visitadoresgenerales o particulares de la dicha Orden de Calatrava fueren la dicho monasterio, en reconocimiento delo suso dicho, les enviarán las llaves de la iglesia y desapoderándose los tales prelados religiosos y per-sonas, que en el dicho convento residen, confesarán y dirán que todos reconocen tenerlo a voluntad dela dicha Orden de Calatrava y Mía como administrador perpetuo de Ella, sin contradicción alguna y quecada y cuando que mi voluntad fuere, o de cualquiera de los maestres o administradores que por tiempofueren de la dicha Orden, dejarán para ellos el dicho monasterio y las demás posesiones que en la dichajurisdicción de la dicha Orden de Calatrava y términos de Ella tuvieren, libremente sin poner en ello em-bargo, excusa ni dilación alguna. Ítem cada y cuando la dicha Orden de Calatrava enviare a los dichos sus visitadores generales oparticulares los recibirán y consentirán los dichos prelados y frailes y demás personas y sus sucesores visi-tar la dicha iglesia del dicho convento y su sacristía, ornamentos, cruces, cálices, libros y cosas diputadaspara el servicio y culto divino y bienes temporales del dicho monasterio, sin entrar en otra parte alguna nientremeterse directa ni indirecta a visitar las personas del dicho guardián, prelados y frailes, ni otras queen él estuvieren y residieren, ni en quitar y remover ni deponer a ninguno de ellos ni de las otras cosasespirituales, porque esto han de hacer los prelados de la dicha Orden de San Francisco. Ítem los dichos prelados y guardianes y ninguno de los demás frailes y personas que residierenen el dicho monasterio, ni otra alguna persona, puedan salir ni salgan por ningún cuerpo de difunto fuerade los límites del dicho convento, sino fuere en caso de que no le quieran llevar los curas y clérigos de lasdicha iglesias parroquiales de la dicha villa de Porcuna u otros comarcanos de la dicha Orden de Calatra-va.Ítem que hayan de pagar a cualquier comendador u otras personas que fueren interesadas de cualesquierterrazgos, viñas, olivares, huertas, molinos y otras posesiones que tuvieren en la dicha villa y su jurisdiccióny dentro de la dicha Orden, el diezmo, primicias u otros cualesquier derechos que pertenecieren a los talesinteresados, de todo aquello que cultivaren y cogieren y de otros aprovechamientos que de ello tuvieren,excepto de la huerta que tuvieren en el dicho monasterio para su hortaliza y servicio de la casa. Ítem que primero y antes que se use de esta mi provisión y licencia se hayan de hacer y hagan las
  • 10. Feria Realescrituras, que entre la dicha villa y los dichos guardián y frailes estuvieren concertado y tratado, y que elprovincial de la dicha Orden de San Francisco de los descalzos y el guardián y demás frailes que en el dichomonasterio han de estar otorguen escritura, con renunciación del general de la dicha orden de guardar ycumplir todo lo que de suso va referido y de estar y pasar por ello, como lo han de hacer ahora y en todotiempo los prelados y demás religiosos que les sucedieren, sin pleito ni contradicción alguna y que no iránni vendrán contra ello ni contra cosa alguna ni parte de ello, ahora ni en ningún tiempo, especificando en ladicha escritura todo lo que va declarado y que no alegarán posesión, prescripción, ni exención de la Ordende San Francisco, ni impetrarán sobre ello bulas apostólicas, ni de ellas usarán ni sus sucesores y preladosen el dicho convento ni fuera de él, aunque las obtuviesen y ganasen en perjuicio de la dicha Orden deCalatrava, ni de otro cualquier derecho o remedio de que se puedan valer y aprovechar y con que hayan depedir el dicho guardián y frailes confirmación de esta carta en el primer capítulo general que de la dichaOrden de Calatrava se celebrare y hechas las dichas escrituras en la forma y según y con las condicionesque de suso van referidas se traigan al dicho mi Consejo de las Órdenes, antes que el dicho convento sefunde, para que se vean y proveer lo que según Dios y Orden convenga que siendo por Mí y los del dichomi Consejo de las Órdenes confirmadas y aprobadas para que se pueda edificar el dicho monasterio en laforma y según queda declarado. Por la presente mando al comendador mayor, clavero, prior, sacristán y obrero y a los otros co-mendadores, caballeros, priores, freiles y otras personas de la dicha Orden y al mi gobernador, juez deresidencia que es o fuere del dicho partido de Martos y a sus teniente ordinario y al concejo, justicia yregimiento, caballeros, escuderos, oficiales y hombres buenos de la villa de Porcuna y de las demás villas ylugares de toda la dicha Orden de Calatrava, lo guarden y cumplan y ejecuten y hagan guardar y cumplir yejecutar y llevar a pura y debida ejecución, con efecto según y como de suso se contiene y declara, y contrael tenor y forma de ello no vayan, ni pasen, ni consientan ir ni pasar por manera alguna, so pena que el quefuere comendador o caballero o prior o freile o persona de hábito o religión le será demandado según Diosy Orden y si fuere seglar incurra en pena de la mi merced y de cien florines para la redención de cautivos,de lo cual mandé dar la presente firmada de mi mano y refrendada de mi infrascrito secretario de la dichaOrden de Calatrava y sellada con el sello de Ella en San Lorenzo a veintinueve días del mes de julio de mily seiscientos y doce años. Yo el Rey. Yo Francisco González de Heredia, secretario del Rey nuestro señor lahice escribir por su mandato. Registrada: Alonso Díaz de Navarrete.- Chanciller: Juan Maldonado.- DonJuan de Idiáquez. El licenciado don Pedro de Vega.- El licenciado don Juan Serrano Zapata.- El licenciadodon Mendo de Benavides. (Continúa la escritura de fundación) Y usando de la dicha real provisión y licencia poniendo en efecto la dicha fundación otorgamoscada una de las partes de guardar y cumplir demás de las condiciones y lo que se nos manda las cláusulas,capítulos y condiciones siguientes. 1.- Primeramente es condición que la dicha provincia y religión ha de tener de obligación y queda obligada a sustentar siempre esta fundación que sea de frailes recoletos descalzos de la dicha pro- vincia de Granada, sin que en ningún tiempo pueda mudar la dicha religión descalzos recoletos y si la mudase, por la misma razón, quede desobligada esta Villa y pueda pedir otra cualquiera fun- dación. 2.- Y con condición que el dicho convento haya de ser y sea ahora, y para siempre jamás, en la er- mita de Señor Santiago, que es dentro de esta villa y en lo contiguo a ella, sin poder mudar el dicho convento a otra parte ni sacarla fuera de la villa. 3.- Y es condición que estando fundado el dicho convento de forma que tenga bastante paridad ha de tener obligación la dicha provincia, y desde luego queda obligada a tener, y tenga ordinariamente doce religiosos, que asistan en el dicho convento y esto ha de ser por lo menos, entre los cuales ha de haber de ordinario dos predicadores y cuatro confesores, los cuales hayan de asistir los dichos predicadores y confesores, desde luego, en el entre tanto que se va prosiguiendo la dicha fundación y en cuanto a los confesores por ahora mientras se acaba el dicho convento se entienda que hayan de asistir los dos confesores con los dichos predicadores y acabado el dicho convento ha de haber la cantidad que va declarada. 4.- Y es condición que los dichos religiosos y convento han de traer cada Adviento y Cuaresma de cada un año el predicador que pidiere y señalare esta dicha Villa, siendo como ha de ser de la dicha Recolección y así lo ha de proveer el padre provincial de la provincia. 5.- Y es condición que la dicha provincia y religión y su provincial y los demás superiores y los que asisten en este dicho convento han de ser y quedar, desde luego, obligados, demás de las dichas condiciones, a guardar y cumplir la dicha Real Provisión facultad y licencia de Su Majestad y las condiciones que en ella se declaran, porque conforme a ellas se hace este asiento.
  • 11. Porcuna 2012 Y habiendo visto y entendido su paternidad del padre fray Juan Ramírez, provincial de la dichaprovincia de Granada de la Orden de Señor San Francisco, la dicha Real Provisión capítulos y condicionesde ella y los demás por parte de esta villa, estando presente a todo ello por sí y por toda la dicha provincia,en virtud de la autoridad y licencia particular que tiene del general de la dicha Orden, otorgó que aceptabay aceptó la dicha Real Provisión y condiciones de ella y las demás como en ellas y en cada una de ellas SuMajestad lo manda, y se obligó por sí y en nombre de toda la dicha provincia y por los demás sus suceso-res de guardar y cumplirlas, como en ellas y en cada una de ellas se contienen, sin pleito, ni contradicciónalguna y se obligó por la dicha provincia y en nombre de ella y de la dicha religión que en ningún tiempoalegarán posesión, costumbre, prescripción ni exención de la dicha Orden ni impetrarán sobre ello bulasapostólicas, ni otro remedio de que puedan usar y aunque le sean concedidas a la dicha provincia, desdeluego, para siempre jamás, las renuncian para no usar de ellas en perjuicio de la dicha Orden de Calatravay sus renta maestrales y cualquier derecho y remedio, de que se pueda valer y aprovechar la dicha provinciaen daño y perjuicio de la dicha Orden, no valga, ni gane preeminencia derecho ni posesión alguna y seobligó de hacer presentación de esta escritura y condiciones ante Su Majestad como Rey y señor natural,a quien pertenece como administrador perpetuo de la dicha Orden en el primer capítulo general que secelebrare de las dichas Órdenes, para que en él lo vea Su Majestad, y siendo servido se apruebe todo lacapitulado en este asiento y siendo mandado revocar algo de él o todo se haya de estar y pasar por lo queSu Majestad y su capítulo general ordenare y mandare, para lo cual por parte de la dicha provincia se hayande otorgar y otorguen cuales cualquier escrituras con las condiciones e declaraciones que fueren necesariasy fueren pedidas todo lo cual se obligó de guardar y cumplir con que por parte de la dicha villa guarde loscapítulos y condiciones en la forma siguiente. 1.- Primeramente con condición que se haya de hacer en la fundación y fábrica del dicho convento una planta conforme a la cual se vaya haciendo el edificio de ella y que el tiempo en que se ha de fenecer ha de ser dentro de diez años primeros siguientes, que quede la dicha obra con perfección acabada, que se entiende iglesia, sacristía, claustro, dormitorios, refectorio, hospedería, enfermería, huerta con su cerca, con las demás oficinas necesarias, todo en la forma y disposición de la dicha planta, la cual ha de quedar y quede al arbitrio de los maestros y superior que estuviere en el dicho convento y asistiere a la dicha obra. 2.- Y condición que esta dicha Villa, y particulares de ella, han de quedar, como desde luego quedan obligados, a acudir a esta santa fundación y obra con sus limosnas, las cuales han de ser y son a cargo del concejo de esta Villa, que es o fuere, el recogerlas y distribuirlas a sus tiempos, conforme se ofrecieren las necesidades de la dicha fundación, acudiendo siempre al orden superior que hu- biere en el dicho convento, porque ha de quedar y queda por cuenta de la dicha Villa la prevención de materiales y alarifes y lo demás que fuere necesario para la dicha fundación, sin que los dichos religiosos tengan que entrar ni salir en el dicho gasto, más que a dar la traza que convenga en los dichos diez años, haciendo en cada uno de ellos todo lo más que se pudiere para que con brevedad tenga efecto. 3.- Y condición que la cofradía de Señor Santiago ha de quedar, y queda obligada, a gastar por ahora y gaste la renta de la cofradía en la obra y fundación del dicho convento y después perpetuamente lo gaste en las cosas tocantes al culto divino y sacristía, atento a que la dicha renta se gasta en misas que se dicen por los bienhechores y los dichos religiosos suceden en el mismo derecho, pues con- forme a su instituto las dicen por la misma intención y bienhechores sin llevar ningún interés por ellas, y la dicha cofradía ha de hacer voluntariamente lo contenido en esta condición, según lo tiene ofrecido en el cabildo abierto, que se hizo, todo lo cual la dicha cofradía lo ha de gastar con cuenta y razón, sin que los dichos religiosos tengan que entrar ni salir en los dichos gastos, ni adquirir, ni pretender propiedad título o señorío, ni otro derecho en ello, porque sólo se pretende que tenga efecto la dicha fundación y que se vaya gastando por vía de limosna lo que más menesteroso sea, a voluntad del superior del dicho convento y que la dicha cofradía ahora ni en ningún tiempo se pueda apartar ni aparte de esta condición, ni reclamarla, ni remover la dicha cofradía del dicho convento, donde de presente está y ha estado, atento a que desde luego declaran que la dicha cofradía es limos- na general sin que ninguna persona particular tenga en ella propiedad ni señorío alguno, y el dicho convento quede obligado desde luego a dar una sepultura en la capilla mayor de la dicha iglesia, para si alguno de los dichos cofrades o sus mujeres o sus hijos o sucesores en la dicha cofradía se quisieren por devoción enterrar en ella, para que puedan enterrarse los sobre dichos tan solamen- te y no otros y de esta condición se ha de pedir confirmación a Su Majestad y señores de su Real Consejo de las Órdenes y siendo necesario, desde luego, la dicha cofradía lo piden y suplican a Su Majestad lo tenga por bien y prometen por sí y en nombre de los demás sus sucesores, que adelante fueren, que lo guardarán y cumplirán todo ello a satisfacción del superior del dicho convento como está declarado. 4.- Y condición que cada y cuando que el superior del convento manifestare al dicho concejo alguna necesidad, tocante al dicho convento y religiosos, así sanos como enfermos, tenga obligación y des-
  • 12. Feria Real de luego queda obligado a acudir a ello y socorrer con sus limosnas las tales necesidades. 5.- Y es condición que ni el dicho concejo, ni los dichos vecinos de ella, ahora para siempre jamás puedan admitir ni traer otra alguna religión para fundación de otro convento, así en esta villa como en su distrito, más que del que se pretende fundar, y esta condición y capítulo se guarde inviola- blemente, y Su Majestad la mande ejecutar y cumplir, atento a que la dicha religión ofrece tener en esta villa bastantemente todo lo que fuere necesario para el bien espiritual de las almas, en lo que es confesiones y predicaciones, y teniendo en el dicho convento cuatro confesores y dos predicadores ordinariamente. 6.- Otro sí atento a que el fin principal, que a esta Villa ha movido a la fundación del dicho convento, ha sido y es tener de una vez religiosos predicadores y confesores que asistan de ordinario a los ministerios de predicar, confesar y administración de sacramentos, sin que sea necesario traerlos de fuera parte, como hasta aquí se ha hecho y solía hacer, lo cual esta Villa y vecinos gratificaban con sus limosnas y estas las quieren aplicar y desde luego las aplican para ayuda a la fundación del dicho convento y sus- tento de los dichos religiosos. 7.- Con condición que esta Villa ha de quedar y quede obligada, desde luego, que de aquí en adelante, para siempre jamás, no traigan predicadores ni confesores a la dicha Villa de otra Orden, y si el Consejo Real de Órdenes o el vicario general de esta dicha Orden quisiere nombrar y pretendiere o lo notare, otro algún predicador o confesor, esta Villa lo contradiga y quede obligada a la defensa y pidan y supliquen a los señores del dicho Real Consejo de las Órdenes confirmen esta condición dando su Real Provisión, para que el dicho vicario que es o fuere no haga los tales nombramientos pues con esto cesarán cuales- quier pleitos e inconvenientes entre esta Villa y el dicho vicario y tendrá efecto lo que se pretende. 8.- Y condición que el concejo de esta Villa, como justicia y cabeza de ella, y a cuyo cargo es y queda el acudir a las necesidades del dicho convento referidas, ha de tener y tenga obligación en cada un año en su ayuntamiento hacer cabildo y nombrar y nombre por nombramiento dos personas diputadas del dicho cabildo, las que sean más convenientes y a propósito que tengan cuidado y obligación precisa de acudir y acudan a las necesidades que se ofrecieren a los dichos religiosos y convento conforme las manifestaren. Con las cuales dichas condiciones de suso declaradas ambas partes cada una por lo que así tocase obligaron de las guardar y cumplir y ejecutar en todo y por todo como en ellas y en cada una de ellas secontiene y poden y suplican al Rey nuestro señor y a los señores presidente y oidores de su Real Consejo delas Órdenes y al Capítulo General que se celebrare, donde esta escritura y condiciones fueren presentadaspor parte del dicho convento, las manden confirmar y confirmen, que siendo por Su Majestad confirmadasy aprobadas, los del dicho concejo por lo que así toca en voz y en nombre de él se obligaron de lo guardary cumplir so expresa obligación que de ello hicieron de los propios y rentas del dicho concejo, habidos ypor haber, y el padre fray Juan Ramírez, en nombre de la dicha provincia y religión, se obligó y obligó a ladicha provincia y religión a guardar y cumplir las dichas condiciones por su parte y de la dicha religión desuso declaradas y guardarán y cumplirán la dicha Real Provisión y pedirán confirmación a Su Majestad y sucapítulo general otorgando las escrituras que les fueren pedidas con las condiciones y declaraciones, fuer-zas, renunciación de leyes, sumisiones, que les fueren pedidas y fueren necesarias, renunciando como desdeluego renuncia por sí y por toda la dicha provincia los fueros y derechos, bulas apostólicas, motuos propiosy otros cualesquiera en favor de la dicha provincia, así privilegios, estatutos, o en otra cualesquier manerapara que no le valgan a las dicha provincia ni religión, en razón de lo contenido en la dicha Real Provisióny capítulos y condiciones en ella insertos, porque en cuanto a ello sujetó a las dicha provincia y religión aldicho Real Consejo de las Órdenes y Capítulo General, para que lo manden guardar y cumplir como en ellose contienen y siendo necesario renunció, por la dicha provincia y religión, cualesquier leyes, estatutos, bu-las apostólicas y otros motuos propios de que se pueda y pretenda aprovechar la dicha provincia y religión,para que no conozca de ello en esta causa, salvo el dicho Real Consejo y capítulo general a cuyo fuero yjurisdicción sometió a la dicha provincia y religión, renunciando como renunció al propio suyo de la dichaprovincia, para en este caso, y la ley sit convenerit de jurisiditione omnium judicum para que apremien a ladicha provincia y religión a lo así guardar y cumplir como si estuvieran sujetos al dicho Real Consejo deÓrdenes y Capítulo general, para que todo ello tenga cumplido efecto como Su Majestad lo manda, comosi fuera sentencia pasada en cosa juzgada de juez competente dada contra la dicha religión y consentida ytodos juntos, los dichos concejo y provincial, para el cumplimiento de lo que dicho es y que a cada uno leapremien a lo así cumplir, dieron poder al dicho Real Consejo de las Órdenes para que les apremien comopor sentencia pasada en cosa juzgada y consentida, renunciaron las leyes, fueros y derechos de su favor y lageneral de leyes que prohíbe general renunciación y estando presente la cofradía de Señor Santiago de estadicha villa, a saber, don Francisco de Salazar, alcalde de la dicha cofradía, don Jerónimo de Pareja, Pedro deValdivia Olid, Juan de Porcuna Valenzuela, regidores, habiendo visto y entendido el capítulo, que por partede la dicha cofradía se ha ofrecido para la dicha fundación y lo demás contenido en esta escritura, otorga-ron en nombre de la dicha cofradía, que obligaban y obligaron a los oficiales que de presente son y fueren,
  • 13. Porcuna 2012que guardarán y cumplirán lo ofrecido por la dicha cofradía como se contiene en el dicho capítulo y pideny suplican a Su Majestad y su Real Consejo de las Órdenes manden dar su confirmación, para que tengacumplido efecto y se obligan y prometen de no revocar ahora, ni en ningún tiempo, so expresa obligaciónque para ello hicieron de los bienes y rentas de la dicha cofradía, dieron poder cumplido al dicho RealConsejo de las Órdenes para que les apremien como por sentencia pasada en cosa juzgada y consentida,renunciaron las leyes de su favor y la general de leyes que prohíbe general renunciación, en cuyo testimoniootorgaron la presente ante el escribano del cabildo de esta villa de Porcuna y testigos que fueron presentes,que es hecha y otorgada en la villa de Porcuna en cuatro días del mes de septiembre de mil seiscientos ydoce años siendo testigos don Diego de Vargas Bibero gobernador y justicia mayor de este partido, y donAntonio de Castejón del hábito de Calatrava, y el licenciado Miguel Ogazón alcalde mayor de este partidoy Juan de Artalecu contador de este partido y don Cristóbal de Aguilera Serrano y don Francisco Ruiz deTorres y don Pedro de Nava Valdivia, vecinos y estantes en esta villa y los dichos otorgantes lo firmaron, alos cuales yo el escribano del cabildo doy fe conozco. Fray Joan Ramírez, provincial; Don Jerónimo de Pa-reja, Cristóbal Martín de Quero, don Francisco de Aguilera, Francisco Maldonado, Pedro de Ortega Vallejo,Pedro de Valdivia Olid, Antón de Montilla, Don Francisco de Salazar, Joan de Porcuna Valenzuela.- Antemí Luis Dávila Rivera, escribano del cabildo. Yo Luis Dávila Ribera escribano del cabildo de la villa de Porcuna por Su Majestad fui presenteal otorgamiento de esta escritura con los testigos en lo que de mí se hace mención y lo signé y no llevederechos, de que doy fe.- En testimonio de verdad: Luis Dávila Ribera, escribano del cabildo. (Fin escritura de fundación, continua la provisión real) Fue acordado que debía dar esta mi carta en la dicha razón, e yo túvelo por bien, por la cual con-firmo, la ratifico y apruebo la dicha escritura suso incorporada y doy licencia y facultad para que conformea lo en ella contenido y otorgado y a lo demás referido, sin perjuicio de mis rentas reales y maestrales y deotro tercero alguno, se pueda fundar y funde el dicho monasterio de la Orden de Señor San Francisco delos descalzos menores de la regular observancia en que haya de haber los dichos doce frailes con tanto quedesde ahora para siempre se hayan de guardar y guarden las cláusulas y capítulos y declaraciones expresa-dos en la dicha mi carta y provisión por mi mandato libradas que en la dicha escritura está incorporada, sinexcederse en ello en cosa alguna y como en la dicha escritura queda obligada a ello la dicha Orden de SanFrancisco y frailes que residiesen y por tiempo fueren en el dicho monasterio y con que todos los pleitosque se causaren a pedimento del dicho monasterio o contra él tocando a las personas de los religiosos yespiritualidad hayan de pasar y pasen ante el prelado que es o fuere en el dicho monasterio y ante el dichomi Consejo de las Órdenes y los que tocaren a bienes, posesiones y otros derechos y preeminencias enlo temporal hayan de pasar antes la justicia ordinaria de la dicha villa de Porcuna y ante los del dicho miConsejo de las Órdenes y que en ninguna manera en cuanto a lo suso dicho no puedan tomar conservadorni pretender quitar la jurisdicción y conocimientos de todas las dichas causas civiles y criminales a la dichaOrden de Calatrava ni sus jueces por ella puestos. Y edificado y fundado el dicho monasterio, en la manera y con las condiciones dichas, mando alcomendador mayor, clavero, prior, sacristán, obrero y a los otros comendadores, caballeros, priores y freilesde la dicha Orden de Calatrava y a los mis visitadores generales que son o fueren en el dicho partido ya mi gobernador o juez de residencia que es o por tiempo fuere en él y a otras justicias y jueces, concejo,alcaldes, regidores y vecinos de la dicha villa de Porcuna y a cada uno en su jurisdicción, por lo que lestoca, cumplir lo en esta mi carta contenido, que dejen y consientan hacer y edificar el dicho monasterio enla dicha villa de Porcuna según dicho es, y sin que en ello pongan, ni consientan poner embargo, ni contra-dicción algunas, so pena que los comendadores y personas de hábito y religión que contravinieren les serádemandado según Dios y Orden y las otras personas incurran en penas de la mi merced y de doscientosducados de oro para la mi cámara al que lo contrario hiciere de lo cual mandé dar la presente firmadade mi mano y refrendada de mi infrascrito secretario de la dicha Orden y sellada con el sello de ella, enel Pardo a veintisiete días del mes de noviembre de mil y seiscientos y trece años. Yo el Rey. Yo FranciscoGonzález de Heredia secretario del Rey nuestro señor la hice escribir por su mandado. Registrada, Claudiode Cos. Chanciller, Juan Maldonado. Licenciado don Antonio de Pedrosa, Licenciado don Juan SerranoZapata, Licenciado don Alonso de Cabrera. Don Pedro de Álava. (Archivo Histórico Nacional, Órdenes Militares, Histórico de Toledo, expediente 45.858, se encuentra también en los expedientes 47.548 y 35.990)
  • 14. Feria Real Historia y Mito del Primer Rey de Porcuna MARTÍN ALMAGRO-GORBEA La bella ciudad de Porcuna, que desde el alto en que está situadadomina una feraz campiña de olivos, posee una de las historias más inte-resantes y mejor documentadas de la antigua Hispania, nombre con el quefenicios y romanos denominaron a la Península Ibérica. Habitada desde el III milenio a.C., hacia el siglo VII a.C. debió sercolonizada por los tartesios, que le dieron el nombre de Ipolca, que, trans-formado, ha perdurado hasta la actualidad. En la Antigüedad, Ipolka aparecedocumentada en sus monedas y también la citan como ’ (Obulkon),los geógrafos griegos Estrabón (III,141 y 160) y Ptolomeo (II,4, 9). Los ro-manos la denominaron Obulco (Plinio III,10), tal como confirma la epigrafía(CIL: II, 2126 y 2131; etc.). Más complejo es saber qué significa Ipolca-Obulco. Se trata de unnombre de población característico de los tartesios, cuya primera parte Ipo-,debe significar “ciudad”, en taertesio, lo que apunta a que debió ser fundadapor éstos en el siglo VII a.C. La segunda parte, -olca, fue relacionada por An-tonio Tovar con la palabra celta olca, que significa ‘tierra de labor’, ‘huelga’,por lo que Ipolca-Porcuna significaría “Ciudad de las huelgas”, del terrenofértil, placentera”. Sin embargo, la proximidad de olca a etnónimos como elde los Olcades, pueblo celta de la Serranías Ibéricas, que es el precedente delos Lobetani, permitiría relacionar Ipolca con la raiz *wlks, ‘lobo’ en indoeu-ropeo, lo que plantea la hipótesis de que Ipolca significara la “Ciudad de loslobos”. La fundación de la ciudad de Ipolca debe ponerse en relación conla presencia de fenicios y griegos en Hispania, cuyos influjos transformaronlas culturas indígenas, de las que surgen los tartesios e íberos, cuya oscilantefrontera quedaba por tierras jienenses. Estos contactos permitieron la forma-ción de las primeras ciudades, con un artesanado desarrollado, el policultivomediterráneo de trigo, vino y aceite, que ha perdurado hasta nuestros días, yuna sociedad compleja, dirigida por reyes de origen sacro y estructurada enclanes familiares clientelares y caciquiles. Este contexto explica la apariciónen Ipolca-Porcuna de un monumento tan sorprendente como el de CerrilloBlanco. El yacimiento de Cerrillo Blanco constituye un conjunto de escultu-ras que aparecieron rotas en más de 1500 fragmentos, un verdadero rompe-cabezas, pues, además, no se debe haber conservado más del 30% del total.Unos gitanos encontraron los primeros fragmentos de escultura hacia 1974y las llevaron al director del Museo Arqueológico de Jaén, D. Juan Gonzá-lez Navarrete. Éste, al comprender su gran interés, adquirió los fragmentospara el Museo y realizó excavaciones en el lugar del hallazgo desde 1975a 1979. Además, junto a Constantino Unguetti, reconstruyó 19 esculturasy estudió y publicó todo el conjunto, trabajo completado años después porel espléndido estudio de Iván Negueruela, posterior Director del Museo deJaén. Desde entonces las esculturas de Cerrillo Blanco han atraído el interésde numerosos arqueólogos, como Antonio Blanco Freijeiro, Ricardo Olmos
  • 15. Porcuna 2012y, en fechas recientes, Teresa Chapa, en cuyo estudiocontó con la ayuda del cantero y escultor de PorcunaMiguel Aguilera Casado, pero todos los arqueólogosespañoles y muchos extranjeros se han ocupado deestas esculturas, dado su singular interés. El monumento de Cerrillo Blanco se hallasituado a poco más de 2 km al norte de la poblaciónde Porcuna y es un lugar dominante de todo el terri-torio, excepto por la parte sur, cuyo horizonte formala ciudad de Porcuna. Se trata por tanto de un lugarestratégico elegido para que resaltara el monumentoy fuera visible desde el arx o alcazaba de Ipolca don-de se ubicaría el palacio real. El monumento se construyó en un lugarelevado que ocupaba una necrópolis tartesia de in-humación, que debía pertenecer a los antepasados,reales o míticos, del constructor del monumento.Ofrecía fosas y cistas, en ocasiones con dos inhuma-ciones encogidas y con ajuares ricos, como fíbulasy peinetas de marfil, lo que confirma su fecha haciamediados del siglo VII a.C. El monumento de Cerri-llo Blanco estaba formado por un amplio conjuntode esculturas humanas y animales que puede consi-derarse como el más importante conjunto escultóricode la Hispania prerromana y el más importante delMediterráneo Occidental, al margen de los templosde la Magna Grecia. Las esculturas constituirían unarepresentación de la “visión del mundo” del rey íberode Ipolca que lo mandó construir hacia el 480 a.C.,pues debe interpretarse como un Herón o santuariodedicado a sus ancestros. Sin embargo, dos o tres ge-neraciones después, hacia el 400 a.C., las esculturasfueron sistemáticamente destruidas y enterradas en el lugar, en el que surgió una necrópolis de incineración,que, como otras del mundo ibérico, se supone que corresponde a gentes que se enterraban en el lugar porconsiderarse descendientes del personaje que había construido el monumento y ‘clientes’ o personajes de-pendientes, devotos de su memoria. La temática del Herón de Porcuna es bien conocida por su belleza e interés. Una buena parte son re-presentaciones de guerreros, en luchas personales, como el caballero con espada de frontón con un cuchilloen la vaina que alancea a un caído con espada de antenas, o el “Guerrero de la doble armadura”, protegidopor su disco-coraza. Otras escenas ofrecen luchas con fieras o animales mitológicos, como el león, que eraun ser mítico entre los íberos, o la lucha de un héroe con un grifo o Grypomachia. Más singulares resultasvarias escenas de caza, de una liebre con perro, de perdices, etc. Otras figuras visten trajes talares largos, queindican su edad y alto estatus social y su autoridad ceremonial y religiosa. Un último grupo de esculturasson diversos animales mitológicos característicos de la estatuaria ibérica, como el león, toro, esfinge, águila,etc. Este conjunto escultórico ofrece especial interés por su estilo. Es obra de uno o de varios artistas for-mados en un taller jonio-focense del arcaísmo final, como evidencia su gusto por el movimiento, su sentidoplástico del cuerpo humano y de los animales, los pliegues paralelos de sus telas y los rasgos de las caras.La calidad de alguna de éstas, a pesar de cierta falta de capacidad en algunos detalles, obliga a pensar en unescultor jonio que habría formado escuela entre los íberos, pero su estilo jonio hace suponer que procedíade la ciudad de Focea, en Asia Menor, aunque habría llegado a través de Emporion-Ampurias y de sus fac-toría en el Sureste de Hispania, como lo evidencian las esculturas del Herón de Ilici, las más parecidas porsu estilo a las del Herón de Ipolca. Este contexto estilístico permite fechar con bastante precisión el conjuntoescultórico hacia el 480 a.C. Las características técnicas indican que son obra de un solo taller, aunque con varios artífices,probablemente dirigidos por el artista que se ocupó de labrar las esculturas principales. Eran escultores
  • 16. Feria Real especializados en hacer esculturas en arenisca caliza o calcarenita, que en este conjunto se ha identificado como ‘Piedra de Santiago de Calatrava’. Las escultu- ras, de bulto redondo, se labraban en un proceso que supondría primero extraer un bloque de piedra de la cantera, trasportarlo hasta el Cerrillo Blanco o sus alrededores; después, se labraba con escoplo, a conti- nuación, se pulía la superficie de las partes visibles y, finalmente, se pintaba con colores planos, para nues- tro gusto chillones, por lo que estas esculturas prelu- dian el gusto por la escultura polícroma que desde entonces es tan popular en Andalucía. Este gusto por la policromía y el movimiento es similar también al que ofrecen las la esculturas de los frontones de algu- nos templos griegos, como el templo de Afaia en la isla de Egina o el templo de Zeus en Olimpia, éste úl- timo obra temprana de Fidias, el autor del Partenón, considerado el mayor escultor de todos los tiempos, ambos conjuntos fechables entre el 490 y el 460 a.C. Más difícil es sabe cuanto tiempo pudo suponer para estos escultores hacer las esculturas. La labra comple- ta de una figura hasta el pintado final pudiera calcu- larse en torno a unos 6 meses, por lo que el conjuntodebió necesitar varios años de trabajo, quizás dos o tres. Otro tema de interés es saber quién lo hizo y para quién. Como se ha indicado, el artista debe con-siderarse un escultor jonio o jonio iberizado, como evidencia su estilo, mientras que el tema heroico de lasesculturas indican que se trata de un Herón o santuario dinástico, lo que permite plantear que correspondeal rey ibérico que gobernaba la población de Ipolca hacia el 480 a.C., que sería quien encargó y sufragóel monumento. Esta interpretación del conjunto escultórico ayuda a comprender que sus esculturas fuerandestruidas y sus fragmentos enterrados hacia el 400 a.C., pues al ser un Herón dedicado a los antepasadosde la dinastía local, contribuía a sustentar su poder político e ideológico, por lo que su destrucción pro-bablemente refleja conflictos sociales. Además, la rotura intencionada de las esculturas, en especial, de lascabezas, debe considerarse un acto mágico de damnatio memoriae para ‘destruir’ la fuerza del antepasadodivinizado que representaban las esculturas. Este rey de Ipolca-Obulco-Pocuna, quizás de origen tartesio, heroizado o divinizado después de sumuerte, sería considerado el antepasado y ‘Patrono’ de todos sus sucesores y de los habitantes de Ipolca. Elestilo de las esculturas indica que vivió hacia el 480 a.C., fecha de indudable interés, pues corresponde alas Guerras Médicas, en las que los griegos derrotaron a los persas en las batallas de Maratón y Salamina,en Grecia, y en Himera, contra los púnicos, en Sicilia. Este paralelismo hace suponer que los focenses, des-de Ampurias, impulsarían alianzas con reyes ibéricos contra los tartesios, aliados de los fenicios de Cádizy de las colonias púnicas de Hispania. Estas alianzas filohelenas dejaron como huella la colaboración deartistas jonios al servicio de una política monumental que exaltaba a las élites dirigentes ibéricas aliadas delos griegos. Este contexto histórico es la causa de la sorprendente aparición de un monumento tan bello,de tanta calidad y de estilo tan helénico en el interior de Andalucía, pues Ipolca sería un destacado reinode indudable riqueza e importancia estratégica, ya que controlaba la Vía Heraclea que unía el Levante y elSur de Hispania. Las esculturas relataban las hazañas míticas de ese rey de Ipolca-Porcuna, que sería consideradocomo el Primer Rey o Héroe Fundador. Debió nacer de forma ‘milagrosa’, como otros héroes míticos,como Habis, el rey fundador de Tartessos, o como Rómulo en Roma, quizás como éste nacido del fuegodel hogar regio junto a un hermano gemelo. Sería expulsado de la sociedad y arrojado al monte, dondeaprendería a cazar y a dominar los animales, hasta convertirse, siempre con ayuda divina, en el Señor dellos Animales, tal como aparece representado en las escenas de caza y en un personaje entre cabras. Tambiéndomesticó el caballo y desarrolló la equitación, por lo que sería considerado un afamado jinete y patronode los caballeros. Ya convertido en un héroe más fuerte que el resto de los hombres gracias al apoyo divino,en una nueva fase de su vida lucharía con los leones, grifos y demás monstruos que ocupaban la tierra,para liberarla del mal y para que los hombres pudieran vivir en paz en ella. Después, parece haberse en-
  • 17. Porcuna 2012frentado a los enemigos que habían ocupado o que querían invadir o robar el país, hechos recordados porlas esculturas de guerreros de tema épico. Entre estos hechos, pudo llegar hasta el Infierno, para ver a susantepasados y conocer su futuro o para perseguir a algún animal maligno, como el jabalí infernal. Una vez librado el territorio de males y amenazas, inventaría el arado y enseñaría la agricultura alos hombres, como el rey tartesio Habis, y trazaría con el arado el surco primordial de la nueva ciudad, dela que era el Fundador, en la que encendería el primer fuego, con el que se celebraría el primer sacrificio, encuyo banquete participarían dioses y hombres, sellando su alianza para el futuro. También daría las leyesque regían la sociedad, como Habis, para ordenar la vida humana, tal como justifican y apoyan los mitosrepresentados en las esculturas de su Herón. Una vez muerto, fue heroizado o divinizado y sería adoradocomo el dios ‘Patrono’ que protegía a sus descendientes, que eran los habitantes de la ciudad de Ipolca-Porcuna. En resumen, el Herón del Cerrillo Blanco parece estar dedicado al mito del Héroe Fundador de laciudad de Ipolca-Porcuna, mito que constituía la base ideológica de la organización política de la sociedadcomo ciudad-estado. Además, es posible que incluso se diera a la ciudad y al reino el nombre de su funda-dor, por lo que Ipolca significaría “Ciudad ¿del (rey) Lobo?”, como Edecón, fundó Edeta (Liria, Valencia) ypasó a ser el rey de los Edetanos o el celtíbero Sego, ‘el Victorioso’, debe considerarse el Héroe Fundador deSegobriga, ‘Ciudad del Victorioso’. Las esculturas de Cerrillo Blanco, aunque de carácter mítico, también permiten su interpretaciónhistórica. El estilo y la calidad de las figuras indican que se trata de un rey ibérico aliado de los focenses quereinó hacia el 480 a.C. Las esculturas de su Herón indican que, probablemente con apoyo de los griegos, de-bió luchar contra celtíberos, quizás mercenarios de los fenicios de Cádiz, hasta fortalecer su reino y ampliary asegurar su territorio con su capital en Ipolca-Porcuna, de la que sería considerado el Héroe Fundador y eliniciador de la dinastía regia local, pues sus descendientes tendrían en este antepasado el elemento esencialpara sustentar su poder económico, social y político. Este es el motivo que explica la construcción de ungran monumento que honraría su memoria y que daba prestigio a sus descendientes. En resumen, el magnífico conjunto de esculturas de Cerrillo Blanco debe ser un motivo de profundoorgullo para los habitantes de Porcuna y de toda España. Al margen de su fuerza y belleza, no exentas demisterio a pesar de los continuos esfuerzos de los arqueólogos por desentrañar su significado, testimonia laimportancia de la ciudad de Ipolca-Porcuna desde el siglo V a.C., con una monarquía fundada por un rey dederecho divino, que había consolidado su territorio en guerras ocurridas durante los conflictos geopolíticosde su época en el Mediterréneo. Esta monarquía seguramente debió pervivir hasta la II Guerra Púnica ola Conquista Romana, hacia fines del siglo III a.C., pero después aparece sustituida por dos magistrados,probablemente electos, que aparecen en las monedas por ellos acuñadas, pero que, sin embargo, mantienenlos símbolos del Héroe Fundador y Patrono de Ipolca: su cabeza en el anverso y el arado y la espiga, en elreverso. Se trata, por tanto, de una larga historia que engrandece el pasado de la bella ciudad de Porcuna. Por todo lo expuesto, las esculturas de Cerrillo Blanco son parte de nuestra historia, nos ayudan acomprender mejor cómo hemos llegado a vivir en una ciudad con normas, que eso significa ser ‘civilizados’,esto es, a ser lo que somos y a saber por qué somos como somos. Por ello, esas bellas esculturas formanparte de nuestra memoria y de la de toda la humanidad y su carácter, su fuerza y su belleza reflejan la sin-gular personalidad de la ciudad de Porcuna, de sus gentes y de su paisaje.
  • 18. Feria RealEl toro orientalizante de Porcuna (Jaén) The orientalizing bull from Porcuna (Jaén) Teresa Chapa Brunet*, Luis Emilio Vallejo***Departamento de Prehistoria. Universidad Complutense. 28040 Madrid. tchapa@ghis.ucm.es**Director del Museo y Conjuntos Arqueológicos de Porcuna. 23790 Porcuna (Jaén). porcunacultura@promojaen.esRecibido: 26-06-2011Aceptado: 30-01-2012ResumenLa escultura en piedra ha sido considerada como un elemento diagnóstico de la Cultura Ibérica. Sin embargo,recientes hallazgos y revisiones de piezas permiten apreciar que también se recurrió a estas manifestacionesiconográficas en épocas pre-ibéricas. Se presenta como ejemplo el toro echado de Porcuna como evidencia dela escultura orientalizante en piedra en el área central de Andalucía, proponiéndose una cronología de finesdel s. VII o inicios del s. VI a.C. Al análisis iconográfico tradicional se añade una primera valoración comoobra de un taller escultórico, analizando los complejos trabajos de diseño y manufactura aplicados en estaobra. Uno de los aspectos más interesantes es la presencia de elementos accesorios, probablemente de materia-les valiosos. Proponemos asociar este toro a un lugar de culto situado en la entrada de la antigua poblaciónde Porcuna.Palabras Clave:Península Ibérica. Periodo Orientalizante. Escultura en piedra. Toro echado. Talleres de escultura. Apliquesmetálicos.Abstract:The stone sculpture has been considered as a diagnostic feature of the Iberian Culture. Nevertheless, recent fin-dings and re-examination of old ones suggest that it was already employed in pre-Iberian times. The kneelingbull from Porcuna is presented here as an evidence of the orientalizing stone sculpture in Central Andalusia,and a dating around the end of the 7th or the beginning of the 6th century BC is proposed. In addition to theiconographic study, the sculpture is also dis¬cussed as a workshop product, analyzing the complex skills ofdesign and manufacture displayed, from the stone cutter to the master sculptor. One of the most interestingaspects is the presence of applied elements, probably made of valua¬ble materials. It is also proposed that thebull was placed on a cult place at the entrance of the ancient town of Porcuna.Key words:Iberian Peninsula. Orientalizing period. Stone Sculpture. Kneeling Bull. Sculpture workshops. Metal Attach-ments.Sumario: 1. Introducción. 2. Descripción de la pieza. 3. Diseño y proceso de talla. 4. Adornos florales yelementos accesorios. 5. Contexto cultural e iconográfico. 6. Hipótesis sobre el monumento al que corres-pondería la escultura.7. Conclusiones. 8. Agradecimientos. Referencias bibliográficas.Complutum, 2012, Vol. 23 (1): 121-143 http://dx.doi.org/10.5209/rev_CMPL.2012.v23.n1.395341. Introducción El toro echado, que por sus dimensiones en relación a los grandes novillos del Cerrillo Blanco sueleser denominado como “torito de Porcuna”, ha sido justamente reconocido como una obra exquisita de laescultura ibérica. Las publicaciones disponibles sobre esta pieza apenas ofrecen datos sobre las circunstan-cias de su hallazgo y su traslado a Jaén, lo que hace pertinente ampliar esta información con las noticiasque hemos podido recopilar hasta el momento1. La escultura apareció en 1946, en el “Haza de Napoleón”, frente al actual cuartel de la GuardiaCivil, cuando se procedió a desmontar un terraplén para abrir y mejorar el camino desde Porcuna haciaAlharilla y Arjona. En este lugar había una escombrera, y allí se recuperó el toro, aunque se desconoce
  • 19. Porcuna 2012si formaba parte de los vertidos realizados por lasviviendas del entorno o si –como parece más proba-ble- apareció en las remociones asociadas al desmon-te. La obra se realizó bajo la dirección de RamónPajares Pardo, y el toro fue llevado directamente a lasala de bóvedas situada en los bajos del Ayuntamien-to, donde se acumulaban los objetos arqueológicose históricos procedentes de donaciones o de encuen-tros fortuitos. Esta zona ha sido muy rica en restos,aunque siempre faltos de contexto. Entre ellos cabecitar unos capiteles con motivos trenzados, de épocaibérica plena o tardía, asociados seguramente a unedificio de culto. Estas piezas se conservan en Porcu-na y permanecen inéditas. A principios de la década de 1950, el alcaldequiso obsequiar a Pajares Pardo con algunos de losrestos conservados en estas salas, en reconocimientoa su importante labor como arquitecto de “RegionesDevastadas” en Porcuna, y éste trasladó a su casa eltoro. De esta época es la primera imagen que con-servamos, realizada por el fotógrafo César Cruz (Fig.1). Algo más tarde la pieza fue cedida por el propioPajares Pardo al Instituto de Estudios Giennenses,de donde pasó al Museo de Jaén en 19732, siendo sunúmero de inventario CE/DA00818. Los diversos hallazgos realizados, tanto enel casco urbano de Porcuna como en su término mu-nicipal, nos indican que en este lugar existió un cen-tro de producción de esculturas que perduró largotiempo. Además de la figura que estudiamos, en el Figura 1.-Primeras fotografías del torito de Porcunavecino Cerrillo Blanco, situado a menos de 2 km de realizadas por César Cruz (Archivo: Museo de Porcuna).distancia en dirección norte, se localizó el conjuntomás importante de esculturas ibéricas del s. V a.C.conocido hasta la fecha (González Navarrete 1987; en época romana. En la actualidad se conserva en elNegueruela 1990). El Museo Municipal de Porcuna Museo Arqueológico Nacional. Esta concentraciónalberga igualmente, junto a otros restos esculpidos, de hallazgos indica que la ciudad de Ipolca-Obulcoel cuerpo exento de una leona ibérica, donado por tuvo gran importancia en la Antigüedad, y que losD. Juan Antonio Millán Casado, procedente de la talleres de escultura sirvieron para mostrar y realzar“Cruz de San Pedro”. Otro león echado apareció en la ideología de las élites dominantes (Fig. 2).la entrada de una casa de la Calle Sagasta en 1970. El estudio histórico y social de este centro,La descripción que dio su descubridor, José Santiago enfocado desde una perspectiva territorial, ha sidoTorres, destacaba el volumen de la melena, por lo el objetivo del “Proyecto Porcuna”, dirigido por elque parece corresponder a una figura de época roma- Dr. O. Arteaga, junto con A.M. Roos, F. Nocete y J.na. Actualmente no se con-serva, ya que fue troceado ylos fragmentos empleadosen el relleno de una zonaexterior del pueblo, hoy ca-lle San José. Años antes, enla década de 1920, se en-contró de forma casual unaescultura representando unoso con la zarpa apoyada enuna cabeza humana. Apare-ció en la actual Carrera deJesús nº 27, antes “Calle delSepulcro” (Cazabán 1927).Un estudio reciente ha si- Figura 2.- Localización de los hallazgos escultóricos en el cas-tuado su cronología en el s. I d.C. (Beltrán y Loza co urbano de Porcuna. 1. “Torito”; 2. León ibero-romano; 3.2005), revelando la continuidad de la talla en piedra Capiteles ibéricos; 4. Oso con herma; 5. Leona. Mapa base: revista Trabajos de Prehistoria (CSIC).
  • 20. Feria RealRamos (Arteaga et al. 1993). En él han participado peso actual de la pieza es de 83,7 kg. Dos rasgosigualmente diversos arqueólogos de Porcuna y otras estructurales definen la innegable originalidad de suprocedencias. Su orientación, desarrollo y resultados diseño: la curva del cuello, que marca la posiciónpreliminares han sido expuestos por Arteaga (1999), rebajada de la cabeza, y la línea oblicua del vientre,y aunque buena parte de los resultados permanecen elevada hacia los cuartos traseros y resaltada sobreinéditos, suponen la necesaria contextualización el vaciado interior de la piedra. La figura en su con-aqueológica de obras singulares como son las escul- junto se aleja deliberadamente de los modelos realestóricas. para convertirse en un dibujo conceptual en el que se A pesar de haber sido muy citada en la bi- resalta su carácter de bóvido joven y ligero, cargadobliografía, la escultura del “torito” carece de un estu- de simbolismo sagrado (Fig. 4).dio específico, destacando las primeras valoraciones El perfil correspondiente al tabique nasalrealizadas por Blanco (1960: 37-40), quien además marca una línea vertical que indica la posición algoproporciona fotografías de la pieza desde diversos rebajada de la cabeza. Dominan en ésta los ojos,ángulos (Blanco 1961-2, figs. 6-10) y posteriormente grandes y con la pupila redondeada, bien diferencia-por Chapa (1980: 480-483), Negueruela (1992: III), da del globo ocular. Los párpados superior e inferiorLeón (1998: 80) y Olmos (1999: ficha 50.2). Como crean un marco bien resaltado que se refuerza con in-luego veremos, su inicial atribución a un contexto cisiones paralelas, tres por encima del primero y unaplenamente ibérico ha sido revisada por Almagro- bajo el segundo. Todas ellas confluían en el centroGorbea y Torres (2010), situándola en un momento de la frente como si fueran los tallos desde los queanterior, de pleno s. VII a.C. surge la flor abierta que ocupa toda la frente, en cuyoEn este trabajo pretendemos profundizar no sólo en centro se sitúa un orificio circular. Seis incisiones ver-los aspectos formales e iconográficos, buscando sus ticales y paralelas ocupan la superficie entre cuernos,paralelos y su contexto cultural local (Fig. 3), sino siendo la central algo más ancha, y no coincidiendoentender la concepción, planificación y realización exactamente su centro con el pétalo central de la flor.de la pieza desde el punto de vista del escultor. Este Falta completamente el hocico a causa de una fractu-enfoque apenas ha sido desarrollado hasta el mo- ra, probablemente intencionada, pero se conservanmento en los estudios sobre estatuaria ibérica, a las carrilleras, de silueta subcircular, cuya superficiepesar de que permite una comprensión mucho más ha sido especialmente alisada. En ambas, izquierdacompleta y profunda de las obras, al aflorar las ideas y derecha, se ha practicado un orificio con el fin dey la intencionalidad que subyacen a la percepción insertar un elemento accesorio.visual, así como el nivel y las limitaciones técnicas y Las orejas quedan pegadas al cuello y suartísticas que afectaron al producto escultórico final. forma es acorazonada, con bordes bien definidos y una espiga central que dibuja una división interior. Su presencia se superpone a las líneas curvas alusivas a Figura 3.-Yacimientos citados en el texto: 1.Porcuna; 2.Ar- jona; 3.Los Villares de Andújar; 4. Santa Sofía; 5.La Vic- toria; 6. Santaella; 7.Osuna; 8.Montemolín; 9.Carmona; 10. Carambolo; 11. Cádiz; 12. La Joya; 13. Medellín; 14 Cerro del Prado; 15.Puente de Noy; 16.Baza; 17.Villari- cos; 18.Cigarralejo; 19.Pozo Moro; 20.Villajoyosa.2. Descripción de la piezaEl toro se encuentra en posición echada, con laspatas dobladas sobre un plinto fino labrado en elmismo bloque. Sus dimensiones son 55,5 cm dealto, 70,5 cm de longitud y 20,5 cm de grosor. El Figura 4.- El toro de Porcuna en perspectiva lateral, trasera y frontal (Foto: T. Chapa).
  • 21. Porcuna 2012las arrugas del cuello. Estas surgen de una línea, tam-bién incisa, que recorre longitudinalmente el cuellodorsal, y confluyen en la papada y la badana. Tras laúltima arruga, y con su misma morfología, se defineuna cinta que discurre sobre la cruz del toro y quetermina en dos capullos verticales grabados en loshombros, cuyos laterales internos quedan en un pla-no ligeramente biselado respecto al resto. En cada lado del tórax se trazan cuatro pro-fundas incisiones verticales y paralelas para indicarlas costillas, mientras que la línea inferior del vientreasciende de forma marcada hacia las ingles, en cuyazona se ha aludido a los órganos sexuales medianteun resalte. Nuevas incisiones, esta vez curvas y ennúmero de tres, se localizan sobre ambos muslos. Lacola, gruesa y de sección rectangular, surge entre loscuartos traseros para apoyar su extremo, en forma de Figura 5.-Módulos empleados para “encajar” la escultura.mechones planos y paralelos, sobre el muslo izquier-do. Además del orificio ya citado correspon- considerarse casual. Con este cálculo se consigue pordiente a la flor frontal y a los carrillos, existen dos tanto una retícula de doce cuadrados que sería la quemás, siempre en el lado izquierdo. El primero corres- los canteros utilizaron para trasvasar las medidas delponde a la zona del capullo que decora el brazo, y prototipo al original del bloque. Las líneas funda-su diámetro es similar a los anteriores. El segundo mentales de composición de la figura sobre el fondocorresponde al extremo de la cola en su parte central servirían para indicar las áreas que debían ser vacia-y es algo más amplio. das en primer lugar. Por su parte, cada cuadrado, que Además del hocico, a la pieza le falta el tabi- podría dibujarse igualmente sobre el bloque de talla,que nasal, la rodilla delantera izquierda y el extremo serviría como marco para distribuir los elementos in-de ambas patas traseras, así como su base, un del- teriores, tanto físicos como decorativos.gado plinto tallado en el mismo bloque, a partir de La existencia de patrones de medidas, y so-las pezuñas que rematan las patas dobladas bajo el bre todo de proporciones, fue algo especialmentevientre. Algunos impactos violentos han dejado su respetado en el mundo antiguo. La idea egipcia dehuella, sobre todo en el lado derecho, mientras que que las divinidades se materializaban en las escul-en diversas partes de la figura, como luego veremos, turas implicaba que éstas debían tener unas propor-se aprecia el trabajo de cinceles y otros utensilios que ciones adecuadas al mundo ideal de los dioses, yhan intentado arañar la superficie, pero cuya inten- por tanto surgieron patrones normativos al respecto.ción primordial no era romper la escultura. Para ello se desarrollaron la geometría y los recursos auxiliares (retículas, módulos, etc.) al servicio de la3. Diseño y proceso de talla representación del orden divino (Kielland 1987: 7). La modulación de esta pieza llama poderosa- Más tarde, este mismo deseo aplicado a fines muymente la atención. Su estudio nos permite reconocer diversos, llevará al desarrollo de la proporción áureaa un especialista que no practicaba la talla directa, (Gómez Rendón 1998).sino que dedicaba al diseño previo un intenso traba- Una vez estipulado el diseño, es preciso ini-jo de geometría plana, estableciendo una relación de ciar el proceso de talla, momento en el que se hacemedidas que resultó crucial para obtener el producto necesaria la selección de una cantera que cumplafinal que hoy observamos. Asimismo puede detectar- varios requisitos: la idoneidad de la piedra, la dis-se una singular capacidad para ajustar la pieza a las ponibilidad de bloques del tamaño adecuado y lapequeñas desviaciones respecto al programa original accesibilidad para el desarrollo del trabajo. El escul-que debió presentar el bloque extraído de la cante- tor, sin duda, transmitiría sus criterios a los canterosra. y probablemente participaría directamente en este Gracias a que contamos con las dimensio- trabajo, puesto que debería asegurarse de que la pie-nes casi exactas de altura y longitud de la escultura, dra cumplía los requisitos de tamaño y calidad quepodemos apreciar que se inserta en un rectángulo requería la talla.cuyo lado viene marcado por la altura (Fig.5). Si- Por el momento no contamos con análisistuando un compás en el vértice inferior y superior, y que hayan podido determinar ni los componentestransportando esta medida, definimos un cuadrado. principales ni los elementos traza de la piedra en laDividiendo éste en segmentos iguales, y añadiendo que se ha labrado el “torito”, dado que la obtenciónuno más en sentido de la longitud, formamos un rec- de datos a partir de muestreos superficiales no des-tángulo modulado. El toro de Porcuna encaja casi tructivos no resultan demasiado diagnósticos. Sinexactamente en esta modulación, lo que no puede embargo, aparentemente sus características coinci-
  • 22. Feria Real “Taller Experimental de Escultura” del Museo de Por- cuna, en donde se trabaja investigando y reprodu- ciendo tanto la talla y las huellas de las herramientas como la decoración, los tratamientos superficiales y los procesos de destrucción de las esculturas. Para ello se ha contado con una reproducción en piedra del “torito” a escala natural, realizada por la empresa CRUMAR a partir de un escaneo 3D de la pieza ori- ginal realizado por el Centro Tecnológico Andaluz de la Piedra (Macael) en el Museo de Jaén. Figura 6.-Cantera de Las Albarizas en Porcuna (Foto: L. E. Vallejo). Esto nos permite confirmar que, una vez ex- traído con éxito el bloque, se procedió a tallar la escultura trasvasando las medidas de un modelo pre- vio. Para ello se utiliza el puntero grande y cinceles anchos de cantero, con los que se regulariza la piedra al máximo. Ya se ha señalado que esta figura no pudo ser producto de una talla directa, donde el escultor trabajaba sin modelos. Todos los detalles estructura- les de anatomía, huecos y diseño de elementos se- cundarios consiguen un acierto tan alto debido a la seguridad que muestran los artesanos sobre el lugar que va a ocupar cada elemento, y esto es posible Figura 7.-Bloque de piedra con dibujo inicial del toro. gracias a que disponen de modelos a escala en barro Taller experimental del Museo de Porcuna o yeso, o incluso en madera, lo que permite a su vez (Foto: L.E. Vallejo). afianzar los módulos y submódulos en el bloque. Sobre éste debió marcarse un eje de sime-den con la de las canteras de la propia población de tría central, origen del nacimiento de la anatomíaPorcuna (Fig. 6), cuyos planos sedimentarios unifor- de la pieza y punto cero del que parte hacia fuerames no exceden los 30 cm de grosor, aunque pueden cualquier medida o desviación de este eje, como ve-ser de largo y alto variables, lo que resulta compa- remos más adelante. La siguiente fase es el recortetible con esta pieza. Una vez retiradas las partes de- con conceptos de relieve desde uno de los lados delposicionales blandas, de color más amarillento, que perfil de la figura exterior. En esta fase se utilizaríancaracterizan los planos intermedios de los niveles cinceles planos y curvos de media caña de unos 3calizos, se obtiene una piedra blanca, de grano muy cm de anchura. Se elimina el fondo sobrante progre-fino. En la actualidad los canteros de Porcuna la de- sivamente, pasando del bajorrelieve, al medio y altonominan “piedra blanca del campo”, por localizarse relieve, momento en el que se aprovecha para vaciara veces a cielo abierto como producto de antiguas también los huecos de la figura. En este caso obser-canteras, algunos de cuyos bloques han quedado en vamos cómo el aire entre la línea del vientre y elsuperficie. Al aflorar y ser lavadas por la lluvia, y podio, en su relación con las patas traseras y delan-luego retiradas por los agricultores, forman conjun- teras, se realiza con sumo cuidado, convirtiéndosetos ordenados que utilizan a veces los canteros para en una de las características de la escuela escultóricatrabajos especiales. de Ipolca: el virtuoso uso de los huecos de anima- Para la realización del toro echado, teniendo les y seres humanos con respecto a las enormes ma-en cuenta la figura completa, se precisaría un bloque sas de piedra que son sostenidas, como podremosde unos 175 kg, teniendo en cuenta la densidad de ver en las obras posteriores del novillo-toro o en ella piedra y el tamaño mínimo necesario para su la- guerrero alanceando al enemigo de Cerrillo Blancobra. Una vez terminado, el toro pesaría en total unos (Negueruela 1990: fig, 10). En el caso del “torito”, el100 kg, descontando las zonas extraídas. Las carac- hueco sirve para estilizar la figura, dar movimiento yterísticas del bloque inicial condicionaron sin duda reseñar losla labra del toro, y el adelgazamiento apreciable en órganos sexuales masculinos.su perfil frontal cabe adjudicarlo a esta causa. A su Definido el perfil exterior e interior, a conti-vez, el estrato al que pertenece este bloque tiene un nuación se tallan a distintos niveles las partes genera-grosor muy limitado, lo que provoca que los flancos les en las que se subdivide la figura. Aquí se utilizanlaterales del toro correspondan prácticamente con cinceles planos más pequeños, rectos y curvos, ade-los planos laterales de aquel, que podría conceptua- más de punteros medios para definir planos y aristaslizarse como un paralelepípedo de perfil troncocóni- interiores. Los cuartos traseros y las patas de atrás seco, de base mayor y altura progresivamente en dismi- tallan como un todo, formando un primer cuerpo;nución (Fig. 7). un segundo plano corresponde a la línea del vientre, Las observaciones sobre la talla de esta pieza y el tercero o principal, engloba toda la zona de lase apoyan en los datos obtenidos desde 2004 en el cabeza, morro, pescuezo, aguja, falda o aleta, espal-
  • 23. Porcuna 2012dilla y patas delanteras, siguiendo la nomenclatura ojos, y boca, etc. Todo esto se talla con pequeñosanatómica del animal de referencia. Una vez termi- cinceles engastados en mangos de madera con técni-nado el proceso por uno de los lados, se repetiría cas de ebanista, que son lijados a continuación. Losdesde el otro perfil de la figura. pocos estudios que hasta el momento se han centra- El eje central de referencia al que antes alu- do en el reconocimiento del utillaje empleado en eldíamos, ocupa ahora una especial importancia, ya proceso escultórico reconocen que el cincel recto fueque la figura es sometida a la talla, desde el frente, un instrumento fundamental en los talleres ibéricosde la cabeza, línea de falda y badana, y posición de (Izquierdo 2000: 391).las patas delanteras. Aquí el escultor juega con el uso La pieza, así, está dispuesta para la siguientevirtuoso de su oficio, desviando el eje de simetría fase, en la cual se emplean estiletes finos con distin-hacia la derecha y superponiendo a éste perpendi- tas secciones. Punteros muy afilados y punteros concularmente la línea horizontal de cuernos. Con esta sección de pico de gorrión en “V”, se combinan consutileza consigue girar 5 grados la cara del animal, otros biselados, fabricados para la pieza. Una vezrompiendo su simetría-quietud e introduciendo una dibujados, los elementos se tallan de menos a más,vida propia a la composición de la que carecería la hasta conseguir la profundidad adecuada, siendo re-pieza si su trazado fuera estrictamente frontal. No se pasadas y perfeccionadas las líneas. Pequeños orifi-trata de un fallo, sino de una huella de grandeza del cios circulares horadan la superficie para los engas-artífice (Fig. 8). La figura ahora es tratada en todos tes metálicos. Para su realización no hubo necesidadsus flancos con técnicas de rebaje consecutivo, de de emplear un trépano complejo, sino una acciónmanera que se atacan los planos geométricos pro- por frotación rápida con las dos manos haciendoducto de la subdivisión de las tres partes anatómicas girar un pequeño cincel ligeramente apuntado. Esteprincipales hasta hacerlos desaparecer. Las suaves tipo de trabajo se atestigua desde el s. VII a. C. entransiciones de los planos laterales de las partes tra- Grecia, aunque al tratarse de esculturas en mármolseras, vientre y partes delanteras, son difuminadas más duro, se realizó con un taladro unido a un arcocon sumo cuidado. Del (Palagia 2006: 253; con bibliografía anterior).mismo modo, las aristas principales de la figura en Si bien en algunos pasos del proceso detorno al eje de simetría del cuello, pescuezo y falda labra pudieron emplearse utensilios de madera, losson definidas y perfeccionadas. principales instrumentos serían básicamente de hie- Con la pieza ya modelada y revisadas sus rro. La expansión de este tipo de metalurgia es unaextremidades, se establece la relación de las líneas de las características apreciables desde el s. VII ende la frente con respecto a las de las rodillas flexio- esta zona, y muestras de ello son los hornos y tobe-nadas y punto del podio, de las líneas de la frente y ras de esta fecha localizados en Los Villares de Andú-laterales de la cabeza con respecto al mismo podio, jar (Arboledas 2010: 126). Sin embargo, conseguirasí como la posición de la cadera y partes traseras, un instrumental completo y variado en este materialreservas para el volumen del rabo, pezuñas, orejas, fue uno de los elementos suntuarios asociados a los talleres de escultores, en donde debieron existir for- jas para la creación y ajuste de las herramientas (Fig. 9). Figura 9.-Herramientas de escultor tradicional y piedra para “apomazar” o pulir superficies. Taller de Francisco Aguilera de Dios, Porcuna (Foto: T. Chapa). 4. Adornos florales y elementos accesorios Uno de los aspectos que más llama la aten- ción en esta figura es la presencia de motivos florales Figura 8.-Ligera desviación hacia la derecha del final del incisos, tanto sobre la frente como en la superficie de cuello respecto al eje central de la pieza (Foto: T. Chapa). las paletas (Fig. 10). Indudablemente, los tres corres- ponden a la misma planta, con el capullo cerrado en
  • 24. Feria Real Figura 10.- Detalle de la flor frontal y los capullos laterales (Foto: T. Chapa).los laterales y abierto en la zona frontal. jarros de bronce orientalizantes” . (Fig. 11). El senti-Blanco (1961-1962: 186) y García Bellido (1980: do de las flores de loto ha sido analizado con detalle69) la identificaron con un lirio, opinión compartida en el proyecto “Flora Ibérica”, al que remitimos parapor Alberto Herrero, investigador científico del Real su inventario y revisión de significados (Mata et al.Jardín Botánico, al que hemos consultado este pun- 2010: 117-127). to. Por su parte, Negueruela (1990: 28) lo hace con Estas incisiones florales no pueden desvincularse dela Nymphaea coerulea o “loto azul”. los orificios situados en la cabeza, paleta izquierda y El diseño de estos motivos sigue una secuen- extremo de la cola del toro, destinados seguramentecia en la que la flor abierta tiene una posición central a embutir otras piezas complementarias. A ellos hayrespecto a los capullos. Se emplea aquí libremente que añadir los cuernos, también postizos, que termi-una alternancia flor/capullo que resulta habitual en narían de delinear la silueta del bóvido.los motivos decorativos que incluyen cadenas de lo- Las alusiones a estos elementos accesoriostos. Es el caso de los ejemplos de ambiente fenicio han sido muy escuetas. Únicamente Negueruelay tartesio que, sobre distintos soportes, se han re- (1990: 27-28) ha valorado algo más este aspecto,cogido en el estudio de la decoración vegetal de los proponiendo que el aplique frontal reproduciría lapithoi de Carmona (Belén et al. 1997: 160-163, fig. forma de la flor incisa, mientras que en las carrilleras37). El sentido de esta secuencia, como indica Ol- y la paleta izquierda se adosarían rosetas circulares.mos (2003: 40), es simbolizar el jardín mágico que Como materia de los cuernos propone el asta naturalforma parte del paisaje divino, y al que solo los más o el bronce. (Fig. 12)poderosos entre los humanos pueden acceder. Blan- Las piezas aplicadas no son un recurso ha-co (1961-1962: 186-187), observando la cabeza y el bitual de los escultores ibéricos, aunque los tallerescuello del toro desde una posición elevada, llegó a de Porcuna son sin duda una excepción, puesto queproponer la lectura de las líneas del cuello “como una en las figuras de Cerrillo Blanco se aprecian orificiospalmeta… [a la que] se le añadieron al pie los mismos con el fin de completar la decoración de los cascosapéndices que decoran las palmetas terminales de los de los guerreros, introducir la madera para las astas de las lanzas o añadir posibles objetos como el que llevaría el personaje portador de perdices (González Navarrete 1987, nº 23). Asimismo, en el monumen- to de Pozo Moro, dos de las figuras de león y el jabalí bifronte presentan orificios, seguramente con la mis- ma finalidad (Almagro-Gorbea 1983: 194). Figura 11.- Arri- ba: composi- ción de palmeta y flores en el ja- rro de Niebla (a partir de García Bellido 1960, fig. 17); Abajo: Decoración de flores abiertas y capullos en los pithoi de Car- mona (a partir de Belén et al. 1997, fig. 37). Figura 12.-Propuesta de apliques según Negueruela (1992, p. 11).
  • 25. Porcuna 2012 Figura 13.-Ca- bezas de toros de Santa Sofía (según Morena 2004), Arjona (Foto: T. Cha- pa) y La Victoria (a partir de Va- querizo 1999: Lam. 95). De todos los elementos postizos, los más trataría de objetos elaborados en una materia primafrecuentes son los cuernos y, eventualmente, las ore- valiosa, como oro, plata, bronce y, quizá, ricas telas.jas. Sin duda esto tiene que ver con la dificultad que La aplicación directa de láminas de oro, del-representa la talla de estos apéndices, que quedan gadas y flexibles, no es compatible con la presenciaexentos y por tanto muy amenazados de fractura. de remaches, que sólo son adecuados cuando el ele-Por esta causa, y por el efectismo que sin duda ten- mento que sujetan es rígido y de cierto grosor. Pordría la cornamenta postiza, especialmente si fuera tanto, en el caso de emplearse únicamente el oro,metálica, se recurrió a esta técnica en los momentos éste debería ir adherido a un soporte, ya fuera made-iniciales de la escultura ibérica y ocasionalmente se ra o una tela gruesa. En cambio, tanto la plata comovolvió a emplear a lo largo del tiempo en otras oca- el bronce admitirían adherirse a la piedra mediantesiones. Este es uno de los rasgos esenciales de un un clavo. Ambas materias primas eran empleadasgrupo específico de bóvidos distribuidos por la zona con frecuencia en estos momentos para la fabrica-mediterránea, desde Valencia a Murcia (Chapa 2005 ción de objetos suntuarios, que conocemos a travésy 2005-2006), aunque los paralelos más próximos de los ajuares funerarios y otros contextos (Roviradel toro de Porcuna, como luego veremos, se en- 1995: 485). La palmeta de “tipo rodio” conservadacuentran en la vecina población de Arjona (García en la boca de un jarro orientalizante procedente deBellido 1980: 70) o en territorio cordobés, donde Granada, fue repujada sobre lámina de plata y ad-contamos con ejemplares como los de La Victoria herida a su soporte mediante un remache (Jiménez(Vaquerizo 1999, lam.95) o Santa Sofía-El Polvillo Ávila 2002, figs. 63 y 64). En el caso del bronce, su(Morena 2004) (Fig. 13). tonalidad exterior podría haber imitado el aspecto En cuanto a los apliques situados sobre la del oro o de la plata si en la aleación se empleara untestuz, las carrilleras y el lateral izquierdo del toro de porcentaje inusualmente alto de estaño. Los análisisPorcuna, algunos detalles de la propia estatua nos de las piezas de bronce de la necrópolis de Medellínayudan a rastrear estos elementos accesorios. Una muestran un empleo muy desigual de este mineral,revisión cuidadosa de la superficie pétrea permite que en algunos casos roza hasta el 20%, aunque noapreciar huellas diagonales de cincel en la zona de se aprecia un patrón significativamente orientadola frente, mientras que sobre los bordes de la cinta (Rovira 2008: 848-850). En cualquier caso, a partirque termina en el capullo derecho se observan mar- de un 11% el color del bronce se acercaría al de loscas de raspado, más suaves y cortas. Un golpe más metales nobles. Es de suponer que este efecto erafuerte y de bordes subcirculares se observa sobre la conocido en la Península Ibérica, como lo prueba lacinta del lado derecho. La zona de las carrilleras ha presencia en la tumba 17 de la necrópolis de La Joyaquedado indemne, pero su decoración pudo ir uni- de un espejo con mango de marfil, atribuyéndose suda a la del hocico en forma de un posible atalaje, de contenido relativamente bajo en estaño a la pérdidamanera que al romper esta parte de la boca los ele- de la lámina superficial (Escalera Ureña 1978: 217).mentos decorativos podrían haberse arrancado con En la misma necrópolis se han recuperado palme-más facilidad. También hay golpes horizontales en tas y adornos de pequeño tamaño que ajustaban enel inicio del remate de la cola, donde los mechones otros elementos metálicos mediante remaches (Ga-en resalte se separan mediante profundos surcos, rrido y Orta 1978: figs. 48g y 78, 1).terminando en un nuevo orificio. En el cuarto trase- Desde luego, no debe olvidarse la posibili-ro izquierdo se aprecian marcas de cincel en sentido dad de que sobre una base de bronce se aplicara unahorizontal y de carácter superficial sobre las marcas lámina de oro o de plata que enriqueciera la pieza yoblicuas incisas, así como en el entorno de las dos aportara un hipotético contraste de color. En el en-pezuñas delanteras, lo que podría indicar nuevos torno peninsular, el empleo de placas doradas sobreelementos adheridos que aparentemente no fueron figuras de bronce se atestigua en la conocida figurasujetos con remaches. Todas estas huellas parecen ir del “sacerdote” o dios “Ptah” de Cádiz, que a pesardestinadas a arrancar los apliques que decorarían de su probable carácter importado (Jiménez Ávilala superficie del animal y sus posibles elementos 2002: 289) acabó insertándose en el mundo fenicioasociados, por lo que parece lógico pensar que se occidental. En cuanto al empleo de láminas de plata,
  • 26. Feria Realpuede citarse como ejemplo bien documentado la ble a esta combinación. El conocido rhyton micénicopieza de cinturón encontrada en la tumba 20 de en forma de cabeza de toro, adornado con una rose-la necrópolis de Les Casetes de Villajoyosa (García ta de oro en la frente, cuernos y hocico dorados, esGandía, 2009, fig. 135). Seguramente esta práctica un caso significativo (Matz 1960: 162) (Fig. 15). Sinfue frecuente en las piezas de lujo, aunque su conser- embargo, el color claro de la piedra, sea mármol o ca-vación resulta muy difícil y en general se ha perdido liza blanca, como la empleada en el toro de Porcuna,la lámina superficial más vistosa, al menos a simple nos mueve a plantear una pregunta que también sevista. Es lo que sucede en la placa de cinturón de hizo Ridgway (1990: 199): ¿por qué añadir piezasla tumba 12 de La Joya (Garrido y Orta, 1978, fig. metálicas a las esculturas cuando su presencia puede9), en donde la presencia de plata sólo pudo ser resolverse mediante motivos pintados? Esta autoradocumentada mediante analítica. ). En épocas más se decanta por hacer descender esta costumbre detardías se ha documentado la utilización de finas lá- épocas anteriores, en las que las imágenes de maderaminas de plata para recubrir las joyas representadas iban cubiertas con joyas y ricos vestidos, mantos yen algunas esculturas ibéricas, como la Dama de paños adornados con piezas cosidas. Sin embargo,Baza (Gómez et al. 2010; 2011). como ella misma advierte, es distinto el concepto de Aunque en otras áreas mediterráneas los imagen tradicional de vestir, a la que se van añadien-elementos accesorios se hayan empleado con fre- do con el tiempo los elementos accesorios, que elcuencia, en general su estudio, como señala Patay- caso de las esculturas, que planifican su uso desdeHorváth (2009: 92), no ha sido bien sistematizado. el primer momento como parte del diseño y efectoComo es habitual, es en el arte griego donde ha visual de las piezas.recibido más atención, correspondiendo a Ridgway Esto nos lleva a recordar la propuesta tradi-(1990) unas interesantes reflexiones de carácter ge- cional según la cual la escultura ibérica pasó por unaneral. Los apliques del toro de Porcuna entrarían en fase “xoánica” de talla en madera que sería anteriorun grupo que denomina como “realista”, que corres- al desarrollo de la estatuaria en piedra. Estas reflexio-pondería a elementos existentes en el registro ma- nes se realizaron a la luz de algunas esculturas deterial de la época, como joyas, adornos, atalajes, ar- león del área cordobesa, para las que se propuso unmamento, instrumental, etc. Autores como Schäfer modelo de trabajo más propio de la carpintería (Gar-(1996: 72) consideran que el inicio de los apliques cía y Bellido 1943: 78-80). En realidad, como señalametálicos sobre la escultura en piedra tiene sus pre- argumentadamente Donohue (1988) para el mun-cedentes en la técnica del sphyrelaton, consistente do griego, lo más probable es que ambas técnicasen la aplicación de hojas metálicas martilladas so- se emplearan simultáneamente, dadas las grandesbre un núcleo de madera o de otro material. A pesar diferecias tanto en la obtención de la materia primade las dificultades de conservación de este tipo de como en la metodología de trabajo que se aplica apiezas, se conocen algunas muy llamativas, como estos dos materiales, lo que no quiere decir que nola cabeza de marfil con cabellera de plata dorada se tomaran prestadas algunas técnicas decorativas dey oro procedente de la favissa o depósito votivo de un tipo de talla a otro.Delfos, así como la placa ornamental representan- También se ha resaltado la posible inspira-do un toro del mismo yacimiento, realizada en pla- ción del toro de Porcuna en los bóvidos grabadosta recubierta de lámina de oro, sobre cuya frente y sobre piezas de marfil y encontrados en contextostabique nasal todavía se aprecia una cinta o placa fenicios y tartésicos. Además de los surcos incisosornamental con un disco. Ambas piezas han sido que caracterizan el cuerpo del animal, el color in-fechadas a mediados del s. VI a.C. (Rolley 1994,figs. 3 y 5) (Fig. 14). Figura 14.- Láminas de bronce y oro recubriendo una escul- tura de toro originalmente de madera. Delfos, s. VI a.C. (Rolley, 1994, fig. 3). Figura 15.- Rhyton micénico en forma Ciertamente, el contraste que se consigue de cabeza de toroempleando metales brillantes, como el oro y la pla- decorado con placasta, sobre superficies de color oscuro, de tipo madera de oro y plata (Matz,o bronce, no solo convierte a las piezas en más va- 1960; 162).liosas, sino que añade un efectismo cromático nota-
  • 27. Porcuna 2012 parecen confirmarlo (Chaves et al. 2000). La pro- puesta de Amores y Escacena (2003), basada en el estudio del depósito de piezas áureas de El Ca- rambolo, incluye además el empleo de ciertas joyas como elementos para “vestir” al toro del sacrificio, ya sea cosiéndolas a telas que cubrirían su cuerpo al estilo de un “dorsuale” o sujetándolas a la cabe- za mediante cordones, de forma que fueran visibles sobre su frente. Esta última hipótesis se relaciona con los rebajes en forma de rectángulo vertical de lados largos cóncavos que presentan algunos toros del área mediterránea, y que servirían para adherir Figura 16.- Cabeza apliques metálicos con esta forma. De esta manera leonina del jarro se expuso en su día el toro de Villajoyosa (Llobregat del Museo Lázaro Galdiano (a partir 1974), al que en la actualidad se han retirado los de Blánquez 2003: apliques reconstructivos (Fig. 17). En definitiva, de- 13). bemos pensar que el “torito” llevaba un complejo sis- tema de adornos accesorios en la cabeza, consistente en dos discos metálicos situados sobre los carrillos que seguramente enlazarían con otro elemento co- rrespondiente al morro. Al romper éste, esta pieza se pudo liberar y los discos se extraerían fácilmente de los orificios de sujeción. Además, otro elemento -pal- meta, flor, o más probablemente roseta-, ocuparía la frente, pudiendo estar unido o no al resto del cabe- zal. Los cuernos postizos seguramente serían tam- bién metálicos o tendrían esta apariencia, añadiendo brillo y color a toda la zona de la cabeza (Fig. 18). Es más problemática la interpretación de los elementos que adornarían el cuerpo. Los dos orifi- cios de sujeción restantes se encuentran en el lado izquierdo del animal, sin que su posición apunte cla- Figura 17.- Arriba: ramente la naturaleza de la posible estructura deco- Cabeza de toro de Villajoyosa (Alican- rativa. Por otro lado, sobre ambos codos, pero espe- te) con apliques me- cialmente apreciable en el derecho, hay unas “cajas” tálicos (según Llo- rectangulares que pudieron servir de encaje y sopor- bregat 1974, fig. 3); te de nuevos elementos (Fig. 19). Las huellas incisas Abajo: Propuesta de sobre el tallo de la flor derecha no son consecuencia empleo de ciertas del arranque de piezas que siguieran la forma del joyas de El Caram- bolo como adorno de toros sacrificiales (según Amores y Es- cacena 2003, fig. 4).tensamente blanco de la piedra ha podido influir enesta apreciación. Ciertamente, la costumbre de inser-tar láminas y piezas accesorias de oro, plata, ámbar,vidrio y otros materiales fue una práctica común enlos objetos ebúrneos de mayor calidad, y quizás de-ban entenderse así algunos elementos del jarro con-servado en el Museo Lázaro Galdiano (Jiménez Ávila2002: Lam. V, nº 10), cuya morfología y decoraciónde palmetas ha llevado a Belén y Marín Ceballos Figura 18.- Posible apariencia(2002) a considerar esta pieza como alusiva a la di- del toro con algunos elementosvinidad femenina (Fig. 16). accesorios. Tanto esta propues- Últimamente se ha valorado el carácter sa- ta como su posición sobre un Figura 19.- “Cajas” prepara- pilar son meramente orientati- das a la altura de los codoscrificial del toro como ofrenda valiosa y los restos vas y no pretenden ofrecer for- para incluir apliques rectan-de fauna recuperados en el santuario de Montemolín mas o proporciones originales. gulares.
  • 28. Feria Realtallo, sino del raspado que pudo producir una placa etapa (Chapa 1996: 69-70). Por su parte, volviendomás amplia situada sobre el brazo. La correlación de a los argumentos estilísticos, Rouillard (1998: 237)todos los elementos –hocico, carrilleras, frontal, orifi- propuso su pertenencia a fines del s. VI o inicios delcios laterales- nos lleva incluso a pensar en un atalaje V a.C., mientras que León (1998: 81) prefiere la pri-completo, asociado quizás a ricas telas asociadas a mera de estas opciones. Más radical fue el propiolos accesorios metálicos. Aunque el toro está echado, Blanco (1987: 35) quien, a la luz de todos los datos,la presencia de una divinidad aludida o representa- afirmó sobre el toro: “lo tengo hoy por obra muy an-da sobre él parece remitirnos a una iconografía am- tigua, quizá de principios del s. VI a.C.”.pliamente extendida por el Próximo Oriente, donde Como acabamos de indicar, la presencialos dioses aparecen sobre estos y otros animales, y griega en las costas mediterráneas se considerabaa veces dirigiendo un carro tirado por toros (Green una condición necesaria para el traslado a la piedra2003). de una iconografía que por otro lado era estricta- El hecho de que algunas decoraciones in- mente orientalizante. Sin embargo, nuevos hallazgoscisas quedaran cubiertas por las piezas accesorias en el entorno de los asentamientos fenicios, comopuede ser interpretado como fruto de ceremoniales Puente de Noy y la revalorización de otros comoconcretos, en los que la pieza iría revestida de signos los de Villaricos (ver panorama general en Almagro-religiosos de lujo, mientras que el resto del tiempo Gorbea y Torres 2010), abrieron la puerta para con-éstos se retirarían. También puede proponerse que siderar que el nacimiento de la escultura en piedraestos elementos no se concibieron en el momento de pudo producirse antes de la presencia sistemática derealización de la escultura, sino que fue enriquecida los griegos en las costas peninsulares, vinculándosemás tarde con ellos. a contextos coloniales fenicios y al entorno que en líneas generales podemos llamar tartésico. La escul-5. Contexto cultural e iconográfico. tura del “guerrero” de Cádiz (Belén y Chapa e.p.) o Los rasgos formales del “torito” de Porcuna el fragmento de estatua femenina de Carmona (Be-son suficientemente explícitos como para conside- lén y García Morillo 2005) son buenos referentes enrarlo una obra de tipo orientalizante. Las primeras este sentido. Liberada del “freno cronológico” ligadovaloraciones que de ella se hicieron carecían de in- a la presencia griega, buena parte de la escultura queformación que avalara la presencia de este contexto García y Bellido (1980: 69) consideraba “de raigam-cultural en el área de la Campiña giennense, pero en bre orientalizante”, ha pasado a considerarse directa-la actualidad hay datos suficientes para documentar mente perteneciente a este contexto, por lo que Al-esta etapa, evidenciando su importancia no solo en magro Gorbea y Torres (2010: 379) han calificadoAndalucía occidental, sino en todo el pasillo de co- la figura de Porcuna como paradigma de la esculturanexión con el Alto Guadalquivir, donde constituye “tartesio-ibérica”, fechándola en el s. VII a.C.la fase inmediatamente anterior al primer desarrollo Esta centuria, sobre todo en sus últimas dé-ibérico. En consonancia con esto, los distintos auto- cadas, parece adecuada para situar el momento deres han ido remontando progresivamente la crono- factura y empleo del “torito”, puesto que este tipología de esta pieza hasta situarla en este contexto. de iconografía encaja bien con las características delGarcía y Bellido (1980: 69-70) lo fechaba en el trán- poblamiento documentado arqueológicamente (Fig.sito entre el s. V y el IV a.C., siguiendo la primera 20). En el entorno inmediato, los trabajos del “Pro-opinión de Blanco (1960: 37-40). Estas primeras yecto Porcuna” en el Cerro de Los Alcores detectaronpropuestas estaban condicionadas por la falta de ele-mentos de referencia cronológica que caracterizó elestudio de la escultura ibérica al menos hasta la dé-cada de 1970, así como por la consideración de quela influencia griega era un factor sine qua non parael desarrollo de la estatuaria indígena, que por tantono podía ser anterior al s. VI a.C. El hallazgo de contextos arqueológicos cla-ros para ciertos conjuntos, como los de Cigarrale- Figura 20.-jo (Cuadrado 1984), Pozo Moro (Almagro-Gorbea Localización1983) o Baza (Presedo 1982), unido al hallazgo de los prin-crucial de las esculturas de Cerrillo Blanco de Por- cipales yaci-cuna (González Navarrete y Arteaga 1980), datadas mientos deestilística y arqueológicamente en el s. V a.C. (Ne- Porcuna: Al- cores, Alba-gueruela 1990: 303), aportaron nuevas posiciones late, Cerrillode referencia para la valoración del “torito”. Chapa Blanco y el(1980: 829-831) lo relacionó con modelos orienta- propio cascoles, y propuso una fecha de la segunda mitad del s. urbano (AVI a.C., vinculándolo al nacimiento de los primeros partir de Ar-territorios políticos ibéricos constatados para esta teaga 1999, fig. 2).
  • 29. Porcuna 2012en las fases V, VI y VII del corte 15 la presencia de ca- Si bien la riqueza de los ajuares es muy limitada, lasas de planta rectangular con subdivisiones internas, posición estratégica del cerro en relación a caminosen cuyas paredes se documentaron restos ocasiona- y fuentes de agua, así como la localización en esteles de pintura, así como suelos de tierra apisonada, punto de las esculturas correspondientes al s. V a.C.,coloreados de rojo. El último de estos niveles (VII) hacen pensar que este grupo tuvo una considerableincluye además la presencia de cerámica pintada con relevancia social. En todo caso, el exiguo número demotivos figurativos similar a la de otros yacimientos personas enterradas lleva a suponer la existencia decomo Carmona o Montemolín. Uno de los fragmen- otros cerros o túmulos en el entorno de Porcuna entos mostraba una figura “de apariencia femenina, con donde también se practicaran enterramientos.el torso de frente, la cabeza de perfil y el ojo dispues- Por su parte, la cerámica con motivos figu-to igualmente de manera frontal, no dejando de ofre- rativos recuperada en Los Alcores muestra el empleocer un aire egiptizante”. Los investigadores fecharon habi-tual de temas antropomorfos, zoomorfos y flo-estos niveles desde el s. VII a la primera mitad del s. rales en espacios que debieron tener un sentido reli-VI a.C. (Arteaga 1985: 284). gioso, y que Arteaga (1985: 284) fechó desde finales del s. VII a la primera mitad del VI a.C. Esto nos lle- va a relacionar también estos soportes iconográficos con los encontrados en santuarios como el de Mon- temolín, en el que se representan figuras de toros esquemáticos (Fig. 22), con cuerpos adelgazados y motivos geométricos decorando el cuerpo. La distri- bución de este tipo de cerámica está muy extendida desde Porcuna hacia el curso bajo del Guadalquivir, y aparece en todos sus afluentes por el sur (Chaves y de la Bandera 1986; Chaves et al. 1993: fig. 1). Desde el punto de vista iconográfico, ya se ha señalado que el diseño corporal y algunos ras- gos anatómicos del “torito” tienen sus paralelos más próximos en las esculturas de leones cordobeses. Comparte con ellos el marcado adelgazamiento del vientre hacia los cuartos traseros, vaciando la parte Figura 21.- Pei- inferior del bloque pétreo, y especialmente las ore- ne hallado en jas, que podrían corresponder a cualquiera de estos la tumba 14 de felinos, e incluso también a los de Pozo Moro (Alma- la necrópolis gro Gorbea y Torres, 2010: 378) o a las cabecitas en orientalizan- bronce de la necrópolis de La Joya (Garrido y Orta, te de Cerrillo Blanco (a partir 1978: 169-170). En definitiva, las orejas acercan al de Torrecillas toro de Porcuna a la iconografía del león, mientras 1985: 135). que resultan totalmente excepcionales en el contexto de los bóvidos, que buscan separarlas de la cabeza y De época orientalizante es también la necró- darles una morfología más acorde con la realidad. Elpolis que se instala en Cerrillo Blanco (González Na- torito en bronce del Cerro del Prado (Ulreich et al.,varrete y Arteaga 1980; Torrecillas González 1985) y 1990) sería el paralelo más cercano, aunque en estede la que se pudieron excavar 24 tumbas individua- caso las orejas tampoco se adhieren al cuello.(Fig.les de inhumación y una doble, cuya estructura era 22).más compleja. Los escasos objetos de ajuar corres- Sin embargo, otros aspectos del bóvido deponden en general a elementos relacionados con la Por-cuna que aparentemente también podrían ligar-vestimenta (peine, fíbulas, broches de cinturón), a se al mundo de los felinos, como la representaciónlo que puede sumarse algún cuchillo de hierro de del costillar mediante líneas paralelas verticales, nohoja curva o unas “pinzas de depilar” de bronce. La coinciden con los leones que pudieran ser contempo-única representación iconográfica en este contexto ráneos –series de Nueva Carteya, Baena o Santaella-,corresponde a un peine de hueso o marfil, en cuya puesto que éstos no las tienen. En este sentido, el deplaca, incompleta, se aprecian una liebre echada de Porcuna se vuelve a acercar a modelos fabricados enlargas orejas que sigue a otra representación no de- marfil o cerámica, como puede apreciarse en la re-finible, y un grifo también echado, cuya ala surge ciente síntesis de Le Meaux (2010: 43-47). Ademásde la parte trasera del hombro izquierdo. Delante del ejemplo de Montemolín ya citado, los toros dede su pico se aprecia una gran flor (Fig. 21). Aun- los marfiles de Bencarrón o Cruz del Negro (Aubetque sin identidades exactas, esta pieza no desentona 1979: fig 4; Aubet 1981-1982, fig. 2) tienen indica-de las recuperadas en contextos más occidentales, das las costillas, un elemento común en este caso acomo Osuna o Cruz del Negro en contextos del s. carnívoros y herbívoros. No debemos olvidar que,VII a.C. (González Navarrete y Arteaga 1980: 195). como en otros contextos mediterráneos, existieron
  • 30. Feria Realmuchos otros soportes a los que se asociaban estasrepresentaciones iconográficas, como telas, muebleso superficies pintadas, que no han llegado hasta no-sotros. De hecho, los paralelos formales más próxi-mos al “torito” son los bóvidos jóvenes que decora-ban los palacios y santuarios del área urartea, que Figura 23.- Pin-tienen el costillar indicado y flanquean por parejas turas del palaciola roseta solar enmarcada en un rectángulo de lados de Arin-Berdcóncavos (Fig. 23) La influencia de Urartu en ciertas (Erebuni,producciones mediterráneas del primer milenio ha Urartu), primera mitad del s. VIIIsido comentada en otro lugar (Chapa 2005: 37). a.C. (a partir de Azarpay 1968: 19) En cuanto a las tres líneas curvas que se si- túan sobre los dos muslos, pueden relacionarse con las marcas que están presentes en los animales, tanto carnívoros como herbívoros, representados en los marfiles del suroeste y en las cerámicas orientalizan- tes con tema zoomorfo. Su origen debe estar en el tema denominado “flame and frond” (Almagro-Gor- bea 2008: 411), del que es una simplificación, ya que las incisiones no se cierran en la parte superior formando las “llamas”, salvo que el tema se comple- tara mediante pintura (Fig. 24). Precisamente en este sentido cabe pregun- tarse si la estatua tendría el color blanco actual o si esta-ría coloreada total o parcialmente. La conserva- ción excepcional de la Dama de Baza, con un uso rico y variado del color tanto en el cuerpo como en la vestimenta (Gómez et al. 2010), así como la apli- cación de técnicas analíticas y de imagen en diversos conjuntos escultóricos mediterráneos (Brinkmann 2009) ha recuperado la noción del color como uno de los elementos fundamentales de la manufactura escultórica. En el entorno cronológico y geográfico del “torito” sólo tenemos evidencia visible de pintura roja en la leona del Cerro de la Mitra de Santaella (Palma Rodríguez et al. 1996: 4). En el caso de Por- cuna, la aplicación de luz ultravioleta no ha dado resultados, aunque podrían aplicarse otros métodos alternativos (Mielke e.p.). Sin embargo, la proximi- dad de la figura a las representaciones sobre marfil, y la importante presencia de elementos accesorios per- mite suponer que éstos proporcionarían un contraste de color suficiente respecto a la tonalidad natural de la piedra. 6. Hipótesis sobre el monumento al que corres- pondería la escultura. Por el momento, resulta muy difícil hacer una propuesta bien fundamentada sobre la recons- trucción del espacio en el que se insertaría el “tori- to”. Como se ha dicho, es una escultura con rasgos únicos y por otro, como tantas otras, ha aparecido Figura 22.- Cubo de carro con cabeza de león de La Joya, Huelva (a partir de Garrido y Orta 1978); 2. Toro de fuera de contexto. Por tanto, nos basaremos en apre- bronce de El Prado (a partir de Jiménez Ávila 2001, Lam. ciaciones derivadas de la observación de esta y otras LII); 3. Torito de Porcuna; 4. León de Nueva Carteya, piezas paralelas, con la intención de realizar algu- Córdoba (Foto: T. Chapa); 5. León de Pozo Moro, Alba- nas pro-puestas razonables cuya confirmación ten- cete (a partir de Almagro-Gorbea 1983, Lam. 18b). dremos que dejar para un futuro, esperemos que no
  • 31. Porcuna 2012 ce la perspectiva frontal e izquierda, donde están los apliques laterales y el final del rabo. Sin embargo, si existiera un armazón decorativo sería difícil diferen- ciar el lado preferente. En todo caso, la perspectiva menos correcta es la trasera, puesto que se aprecia Figura 24.- Arriba: en ella una incorrección anatómica en el nacimiento Ortostato de Tell del rabo. Halaf con escena de Dentro de este hipotético espacio sagrado, caza de un toro en el podemos considerar que el “torito” fue una pieza que se han marcado las costillas y las in- única, en cuyo caso remataría un pilar del que no se cisiones “flame and ha recuperado ningún componente. Su posición, en frond” de los cuartos una de las entradas a la ciudad, marcaría una posi- traseros, segunda ción de especial significación religiosa, en la que el mitad del s. VIII a.C. animal simbolizaría a la divinidad protectora de la (a partir de Akurgal población. Existirían probablemente elementos de- 1969, fig. 88). Aba- jo: efecto “flame and dicados al culto y a la recepción de ofrendas, que se frond” en el torito de practicarían antes de la entrada en el asentamiento. Porcuna añadiendo Aunque la escultura debió de estar protegida por líneas pintadas. una techumbre, dados los escasos vestigios erosivos que presenta su superficie, es difícil imaginar razo-demasiado lejano. nadamente cuáles serían las características de esta En primer lugar, y aunque sabemos que no estructura.puede descartarse una atribución funeraria, maneja- Sin embargo, cabe plantear también la posi-remos preferentemente la hipótesis de que se trataba bilidad de que esta figura formara parte de un con-de una estatua vinculada al culto. Es cierto que la junto de carácter sacro. Esta hipótesis se basa sobreausencia de noticias sobre la existencia de huesos todo en la ruptura de la frontalidad de la cabeza, gi-o cenizas en el momento de su hallazgo no puede rada levemente a la derecha, mientras que elementostomarse como un dato definitivo, dadas las circuns- importantes del lado izquierdo del cuerpo, como lostancias del momento. También es verdad que si se orificios del brazo y muslo, o la presencia del finalhubieran encontrado, algo habría trascendido en la del rabo harían pensar en una visión lateral prefe-población, teniendo en cuenta la sensibilidad que so- rente por este costado. En este caso podría existirbre los enterramientos humanos fuera de los cemen- un segundo ejemplar complementario, flanqueandoterios existía en la época de la postguerra civil. En la puerta del espacio de culto, o bien a una repre-todo caso, nuevas construcciones en la zona donde sentación divina. Consideramos que esta divinidadse recuperó la escultura no han llamado la atención pudo ser femenina, teniendo en cuenta los atributossobre este hecho. florales del “torito”, ligados especialmente a diosas Su posición, en la entrada a Porcuna desde como Astarté, y la escasa insistencia en la represen-Arjona-Alharilla, hace pensar en que el hipotético tación tanto de rasgos agresivos como de los atri-santuario sería paso obligado para los que entraran butos sexuales, al contrario de lo que sucede en loso salieran de la población por este camino. En este toros del área mediterránea o en los más cercanossentido, cabe resaltar la similitud del lugar con la del de La Victoria, Santa Sofía-El Polvillo o Santaella,hallazgo del toro de Arjona. Aunque en la publica- todos ellos en Córdoba (Vaquerizo 1999; Morenación derivada de su donación al Museo de Granada 2004). Los dos últimos casos muestran una prefe-se decía que apareció en una finca, los da-tos confir- rencia clara por su visualización desde uno de susman que se encontró en la actual calle de Juan Tale- lados, lo que permite pensar en la existencia de unaro, que durante muchos años se llamó por esta causa pareja, más probable en el caso de Santaella (Chapa“calle del Toro”. También las noticias de Martínez Ra- 1986: 138, ver, en contra, Sanmartí 1987: 269).mos (1944-1945) indican que su descubrimiento seprodujo en la propia ciudad. Cabe pensar, por tanto, 7. Conclusiones.que en las zonas urbanas existieron santuarios para Lo dicho hasta ahora permite comprenderlos que se tallaron algunas de las primeras esculturas a través de esta pieza la altísima y especializada di-zoomorfas en piedra. mensión iconográfica desarrollada por el mundo Teniendo en cuenta sus características for- orientalizante en la Campiña giennense. Hemosma-les, el toro debía estar sobre un pilar, a una altura planteado la posibilidad de que el “torito” sea porno mayor de 1,75-2 m. Desde esta altura las partes ahora el único testimonio de un lugar de culto si-menos trabajadas quedarían ocultas, tomando im- tuado en el área de entrada y salida de la antiguaportancia otras menos observables, como la suave población por esta zona, aunque la falta de informa-silueta de los genitales sobre la línea de las patas tra- ción sobre su con-texto no nos permite afinar másseras, lo que explica la fuerte estilización del vientre en este sentido. Las excavaciones realizadas por elen esta zona. La visualización de la escultura favore- “Proyecto Porcuna” han confirmado, como hemos
  • 32. Feria Realvisto, la existencia de una importante organización sobre todo el proceso de la obra y el manejo de ins-urbanística durante los s. VII y VI a.C. en el Cerro de trumental especializado, a lo que hay que añadir ellos Alcores, mientras que el vecino Cerro del Alba- trabajo de creación y engaste de los elementos acce-late se abandona (Arteaga 1999: 110). De la eleva- sorios y la colocación de la imagen en un espacioción que ocupa la Porcuna actual se conocen mejor adecuado. Aunque situemos la figura del escultor ylos restos de época ibérica tardía y romana, aunque su equipo en un marco dependiente de la autoridad,no se descarta que existan niveles anteriores. Al fin su demostrada capacidad artística y técnica, así comoy al cabo, en Los Alcores las estructuras de época el tiempo y el material invertido en la realización deorientalizante se sitúan a 3 m de profundidad y solo la figura, debieron suponer una inversión económicauna excavación sistemática ha podido documentar la muy importante. La religión y sus manifestaciones,estratigrafía completa, que alcanza hasta la Edad del el “mundo de las apariencias” en palabras de Ruiz yCobre, y lo mismo podría suceder en Porcuna. Sánchez (2003: 140), a través del que afloran tantos La posible existencia de un santuario que al- aspectos materiales, nos indica que la implantaciónbergara al “torito” no sólo tiene sentido en el marco de una nueva iconografía religiosa fue uno de losde un espacio límite, sino también en el hecho de aspectos fundamentales asociados al desarrollo detratarse de un emplazamiento en altura. Muy cerca las nuevas aristocracias locales, cuyas fórmulas ex-de su zona de aparición se sitúa precisamente el pun- presivas se aproximan significativamente al universoto más alto de toda el área directamente relacionada inicialmente introducido por la presencia fenicia.con Porcuna (490 m s.n.m.), siendo 397 m la altura Aunque este contexto cultural declina a lodel Cerro del Albalate y 422 m la cota máxima de largo del s. VI a.C. hasta desaparecer, puede decirseLos Alcores. La visibilidad fue sin duda un aspecto a que provoca un uso continuado de la escultura entener en cuenta en el emplazamiento de los santua- piedra como recurso expresivo en el núcleo de Por-rios de la época, tanto en relación con la navegación cuna. De hecho, y al contrario que las posteriorescomo con el tránsito interior (Marín 2010: 506). y también excepcionales figuras “enterradas” en la Se nos presenta, por tanto, un panorama en fosa de Cerrillo Blanco (Negueruela 1990), esta pie-el que las sociedades de la Campiña, que han pa- za sufrió unos daños limitados cuando dejó de em-sado por un proceso de agrupamiento poblacional plearse. Es cierto que presenta algunas fracturas queen beneficio de las élites que capitalizan las riquezas hemos puesto en relación con el arranque de las pie-basadas en el dominio de la tierra y de los medios zas accesorias de valor repartidas por diversas zonasde producción, se muestran como representantes co- de su cuerpo. Además de esto, y dado que debiólectivos del grupo social. Esta nueva situación está estar situada a cierta altura, un derribo intencionadofuerte-mente relacionada con la estructura política con ayuda de cuerdas pudo provocar la fractura deque di-versos autores (Molinos et al. 1995; Arteaga las patas de atrás y del hocico. En este último caso,1999: 112) vinculan al mundo tartésico occidental, los intentos de romper experimentalmente esta zonadel que Porcuna sería una de sus poblaciones lími- mediante puntero o cincel en la réplica trabajada entes, como también lo serían Arjona y Los Villares de el taller de Porcuna no consiguieron el mismo efectoAndújar. La presencia del “torito”, tan ajustado en su que presenta la pieza original, por lo que la hipótesisconcepción y expresión iconográfica a esos modelos, de la caída se mantiene. Sin embargo, una vez en eljunto a la presencia de cerámicas decoradas y otros suelo y habiéndole arrancado sus elementos acceso-elementos materiales, nos indica que en la ciudad rios, la escultura no sufrió más daños. Es notable elde Porcuna se adoptaron formas de vida, creencias, hecho de que tanto los bóvidos de cuernos y orejasritos y expresiones religiosas propiamente orientali- postizos de la zona mediterránea, como el conjuntozantes. A este contexto, situado en la segunda mitad de bóvidos y leones del área cordobesa, presentandel s. VII o muy inicios del s. VI a.C. debemos ligar un estado de conservación comparativa-mente me-la escultura del “torito”, interpretado como imagen jor que el de la restante estatuaria ibérica en piedra,o elemento asociado a una divinidad femenina con como si a pesar de dejar de estar en uso se hubierarasgos próximos a Astarté. respetado su integridad. Es importante resaltar que la escultura no El toro echado de Porcuna tiene su contextosólo debe ser contemplada desde un punto de vista iconográfico en el área cordobesa, aunque ningunoiconográfico, por más que este enfoque aporte una de los bóvidos o leones de esa zona llega a mostrarin-formación fundamental. El proceso de manufac- unos rasgos tan finos y exquisitos. Antes de que Ce-tura del “torito” nos ha revelado el alto nivel técnico rrillo Blanco se convirtiera en un referente primor-y creativo contenido en esta pieza, y por tanto la dial para la escultura ibérica, la etapa orientalizantepresencia de un equipo de especialistas dirigidos por produjo en Porcuna al menos una pieza que cabeun escultor con excelentes cualidades artísticas. Bajo situar también en el nivel más alto de la iconografíasu dirección trabajaron tanto canteros como otros en piedra andaluza, mostrando claramente la impor-ayudantes, demostrando importantes conocimientos tancia económica y religiosa de la antigua Ipolca.
  • 33. Porcuna 2012 Agradecimientos Son muchas las personas e instituciones que nos han ayudado a realizar este trabajo. Francisco Javier Pajares Gutiérrez, hijo de Ramón Pajares Pardo, nos ha proporcionado información sobre el momento en el que su padre recibió la escultura y cuando posteriormente decidió donarla. El estudio del proceso de trabajo ha conta- do con el asesoramiento de Francisco Aguilera, cantero y escultor de Porcuna y heredero de una larga saga de especialistas, que conoce a fondo todo lo relacionado con la piedra y su talla. Sonia Flores y David Vincent, del Centro Tecnológico Andaluz de la Piedra (Macael) hicieron el escaneado 3D de la escultura en el Museo de Jaén, en donde tanto su directora Francisca Hornos como la conservadora Margarita Sánchez Latorre dieron todas las facilidades para llevar a cabo el trabajo. El estudio iconográfico ha contado con el apoyo de Alberto Herrero, investigador científico del Real Jardín Botánico (CSIC) para la determinación de la flor representada sobre el toro. J. Álvarez Mon, de la Universidad de Sydney, ha aportado certeras apreciaciones sobre diversos elementos decorativos de la escultura. A. Perea e I. Montero, del Centro de Ciencias Humanas y Sociales (CSIC) nos han informado sobre la idoneidad de los posibles elementos metálicos añadidos. La referencia a la situación del toro de Arjona se debe a José Puentes, alcalde de esa población en el momento de redactar este trabajo, y al cronista oficial de la ciudad, Manuel Antonio Cardeña Perales. Finalmente, queremos agradecer muy sinceramente el tra- bajo de revisión efectuado por dos evaluadores anónimos, que han ayudado mucho a la mejora de este texto. Notas 1. Este artículo ha sido realizado en el marco del Proyecto HUM 2007/60074: “Escultura Ibérica: estudio icono- gráfico, tecnológico e historiográfico”, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación. 2. La ficha puede consultarse en el catálogo en red del Ministerio de Cultura (CERES) introduciendo como tér-minos de búsqueda “toro de Porcuna”: http://ceres.mcu.es/pages/Main y en el Portal de Museos de Andalucía: http:// www.juntadeandalucia.es/cultura/museos/MJA/index.jsp?redirect=S2_3_1_1.jsp&idpieza=843&pagina=1 Teresa Chapa Brunet y Luis Emilio Vallejo El toro orientalizante de Porcuna (JaÈ n) referenCias BiBliográfiCas AkurgAl, E. (1969): Orient et Occident. Albin Michel, Paris. AlmAgro-gorbEA, m. (1983): Pozo Moro. El monumento orientalizante, su contexto socio-cultural y sus parale- los en la arquitectura funeraria ibÈr ica. Madrider Mitteilungen, 24: 177-392. AlmAgro-gorbEA, m. (2008): Objetos de marfil y hueso. La necrópolis de Medellín II. Estudio de los hallazgos (M. Almagro-Gorbea, dir.), Bibliotheca Archaeologica Hispana 26-2, Real Academia de la Historia, Madrid: 401-512. AlmAgro-gorbEA, m.; TorrEs orTiz m. (2010): La escultura Fenicia en Hispania. Bibliotheca Praehistorica Hispana 32, Real Academia de la Historia, Madrid. AmorEs CArrEdAno, F.; EsCACEnA CArrAsCo, J. l. (2003): De toros y de tesoros: simbología y función de las joyas de El Carambolo. Fiestas de toros y sociedad (A. García Baquero González y P. Romero de Solís, eds.), Fun- dación Real Maestranza de Sevilla, Universidad de Sevilla, Fundación de Estudios Taurinos, Sevilla: 41-68. ArbolEdAs mArTínEz, l. (2010): La explotaciÛn masiva de los recursos mineros de Sierra Morena oriental: la minería iberorromana. La minería y la metalurgia en el Alto Guadalquivir: desde sus orígenes hasta nuestros días (F. Contreras Cortés y J. Dueñas Molina, J., eds.), Instituto de Estudios Giennenses, Diputación de Jaén, JaÈn: 123-201. ArTEAgA, o. (1985): Excavaciones arqueolÛgi cas sistem· ticas en el cerro de Los Alcores (Porcuna, JaÈ n). Informe preliminar sobre la campaÒa de 1985. Anuario Arqueológico de Andalucía II. Actividades Sistemáticas 1985: 279-288. ArTEAgA, o. (1999): La delimitaciÛn del territorio entre C· stulo y Obulco. De las sociedades agrícolas a la His- pania romana (V. Salvatierra y C. Rísquez, eds.), Jornadas Históricas del Alto Guadalquivir (Quesada, 1992- 1995), Universidad de JaÈ n, JaÈ n: 95-141. ArTEAgA, o.; noCETE, F.; rAmos, J.; roos, A. m. (1993): ReconstrucciÛn del proceso histÛr ico en la ciudad ibe- ro-romana de Obulco. El Proyecto Porcuna (JaÈn) . Investigaciones Arqueológicas en Andalucía. 1985-1992, Huelva: 809-814. AubET, m.E. (1979): Marfiles fenicios del bajo Guadalquivivir. I. Cruz del Negro. Studia Archaeologica 52, Se- minario de arqueología, Facultad de Filosofía y Letras, Universidad de Valladolid. AubET, m. E. (1981-1982): Marfiles fenicios del Bajo Guadalquivir (y III). Bencarrón, Santa Lucía y Setefilla. Pyrenae, 17-18: 33-92. AzArpAy, g. (1968): Urartian art and artifacts. A chronological study. University of California Press, Berkeley y Los Angeles. bElén, m.; AnglAdA, r.; EsCACEnA, J. l.; JiménEz, A.; linEros, r.; rodríguEz, i. (1997): Arqueología en Carmo- na (Sevilla). Excavaciones en la casa-palacio del Marqués de Saltillo. Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, Colección Arqueología, Sevilla. bElén, m.; gArCíA morillo, m. C. (2005): Carmona. Una ciudad tartÈ sica con estatuas. El Periodo Orientali- zante. Vol. II. Actas del III Symposio Internacional de Arqueología de Mérida: Protohistoria del Mediterráneo Occidental (S. Celestino Pérez y J. Jiménez Ávila eds), Anejos de Archivo Espańol de Arqueología XXXV, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Mérida: 1199-1213. bElén, m.; mArín CEbAllos, m. C. (2002): Diosas y leones en el periodo orientalizante de la Península Ibérica. SPAL, 11: 169-195. bElén, m.; ChApA, T. (en prensa): Der “Krieger” von Cádiz und die Steinskulptur im phönizischen Kontext der Iberischen Halbinsel. Madrider Mitteilungen. bElTrán, J.; lozA, m. l. (2005): El “Oso de Porcuna”. Una escultura funeraria excepcional de la Hispania roma- na. Romula, 4: 163-176. blAnCo FrEiJEiro, A. (1960): Orientalia II. Archivo Español de Arqueología, 33: 1-43. blAnCo FrEiJEiro, A. (1961-1962): El toro ibÈr ico. Homenaje al Prof. C. de Mergelina, Murcia: 163-195.
  • 34. Occidental (S. Celestino Pérez y J. Jiménez Ávila eds), Anejos de Archivo Espańol de Arqueología XXXV, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Mérida: 1199-1213.bElén, m.; mArín CEbAllos, m. C. (2002): Diosas y leones en el periodo orientalizante de la Península Ibérica. SPAL, 11: 169-195. Feria RealbElén, m.; ChApA, T. (en prensa): Der “Krieger” von Cádiz und die Steinskulptur im phönizischen Kontext der Iberischen Halbinsel. Madrider Mitteilungen.bElTrán, J.; lozA, m. l. (2005): El “Oso de Porcuna”. Una escultura funeraria excepcional de la Hispania roma- na. Romula, 4: 163-176.blAnCo FrEiJEiro, A. (1960): Orientalia II. Archivo Español de Arqueología, 33: 1-43.blAnCo FrEiJEiro, A. (1961-1962): El toro ibÈr ico. Homenaje al Prof. C. de Mergelina, Murcia: 163-195.blAnCo FrEiJEiro, A. (1987): La escultura ibÈ rica. Una interpretaciÛn. Escultura Ibérica (García Castro, J.A., dir.), Revista de Arqueología (número monográfico), Ed. Zugarto, Madrid: 32-47.blánquEz, J.J. (ed) (2003): Cerámicas orientalizantes del Museo de Cabra. Ayuntamiento de Cabra, Madrid.brinkmAnn, V. (2009): La investigación sobre la policromía de la escultura en la Antigüedad. Introducción a laEl toro orientalizante de Porcuna (JaÈ n) exposiciÛn. El color de los dioses, Cat·l ogo de la ExposiciÛn, MuseoTeresa Chapaco Regional (18-diciembre ArqueolÛgi Brunet y Luis Emilio Vallejo 2009 a 18 de abril 2010), Madrid: 21-32.CAzAbán, A. (1927:) La escultura hallada en Porcuna. Don Lope de Sosa, 177: 271-273.Complutum, 2012, Vol. 23 (1): 121-143 Zoomorfa Ibérica. 2 vols. Universidad Complutense de Madrid, Madrid.ChApA brunET, T. (1980): La Escultura 140ChApA brunET, T. (1986): Influjos griegos en la escultura zoomorfa ibérica. Iberia Graeca, Serie Arqueologica n∫ 2, CSIC, Madrid.ChApA brunET, T. (1996): El nacimiento de la escultura funeraria ibÈ rica. Formes Archaiques et Arts Ibèriques (R. Olmos y P. Rouillard, eds), Collection de la Casa de Vel· zquez 59, Madrid: 67-82.ChApA brunET, T. (2005): Las primeras manifestaciones escultÛr icas ibÈ ricas en el oriente peninsular. Archivo Español de Arqueología, 78: 23-47.ChApA brunET, T. (2005-2006): Iconografía y economía: un ejemplo aplicado a los orígenes de la escultura ibérica en el área del Bajo Segura (Alicante). Homenaje a Jesús Altuna, vol. III, Munibe, 57: 243-256.ChAVEs, F.; dE lA bAndErA, m. l.; FErrEr, E.; bErnáldEz, E. (2000): El complejo sacrificial de Montemolín. Actas del IV Congreso Internacional de Estudios Fenicios y Púnicos. Universidad de C· diz, Vol. II, C· diz: 573-581.ChAVEs, F.; dE lA bAndErA, m. l. (1986): Figürlich Verzierte Keramik aus dem Guadalquivir-Gebiet. Die Funde von Montemolín (bei Marchena, Prov. Sevilla). Madrider Mitteilungen, 27: 117-150 (l· ms. 16-18).ChAVEs, F.; dE lA bAndErA, m. l.; gArCíA VArgAs, E.; FErrEr AlbEldA, E.; oriA sEgurA, m. (1993): Investiga- ción arqueológica en Montemolín. Investigaciones Arqueológicas en Andalucía 1985-1992. Proyectos. Junta de Andalucía, Huelva: 501-513.CuAdrAdo, E. (1984): Restos monumentales funerarios de El Cigarralejo. Trabajos de Prehistoria, 41: 251-290.donohuE, A. A. (1988): Xoana and the origins of Greek Sculpture. Scholars Press, American Classical Studies 15, Atlanta.EsCAlErA urEñA, A. (1978): Examen de laboratorio de los materiales de “La Joya” (Huelva). Excavaciones en la Necrópolis de La Joya. Huelva. II (J.P. Garrido y E. Orta, eds.), Excavaciones ArqueolÛgi cas en EspaÒa 96, Ministerio de Cultura, Madrid: 213-256.gArCíA bEllido, A. (1943): De escultura ibérica. Algunos problemas de arte y cronología. Archivo Español de Arqueología, XVI: 272-299.gArCíA y bEllido, A. (1960): Inventario de jarros p˙ni co-tartÈ ssicos. Archivo Español de Arqueología, XXXIII: 44-63.gArCíA y bEllido, A. (1980): Arte Ibérico en España. Espasa Calpe, Madrid.gArCíA gAndíA, J. r. (2009): La Necrópolis Orientalizante de Les Casetes (La Vila Joiosa, Alicante). Serie Ar- queolÛgica, Anejos de Lucentum 19, Publicaciones de la Universidad de Alicante, Alicante.gArrido, J. p. y orTA, E. (1978): Excavaciones en la Necrópolis de La Joya. Huelva. II. Excavaciones ArqueolÛ - gicas en EspaÒa 96, Ministerio de Cultura, Madrid.gómEz, m.; nAVArro, J. V.; mArTín dE hiJAs, C.; dEl Egido, m.; AlguEró, m.; gonzálEz, E.; ArTEAgA, á. (2010): La escultura de Baza: materias, pátinas y policromía. La Dama de Baza. Un viaje femenino al más allá (T. Chapa e I. Izquierdo, coords.), Actas del Encuentro Internacional (Museo ArqueolÛgi co Nacional, 27-28 de noviembre 2007), Ministerio de Cultura, Madrid: 103-117.gómEz, m.; nAVArro, J. V.; AlbAr, A. (2011): El color en la escultura ibérica a la luz de los análisis físico-quími- cos: los ejemplos de Baza y Elche. ¿Hombres o dioses? Una nueva mirada a la escultura del mundo ibérico (J. Blánquez Pérez, ed.), Museo ArqueolÛgi co Regional, Madrid: 315-335.gómEz rEndón, á. (1998): Mapas geométricos. Análisis y aplicaciones especulativas. Padilla Libros, Sevilla.gonzálEz nAVArrETE, J. (1987): Escultura Ibérica de Cerrillo Blanco, Porcuna, Jaén. DiputaciÛn Provincial de JaÈn, Instituto d e Cultura, JaÈ n.gonzálEz nAVArrETE, J.; ArTEAgA, o. (1980): La necrópolis del Cerrillo Blanco y el poblado de Los Alcores (Porcuna, JaÈn) . Noticiario Arqueológico Hispánico, 10: 185-217.grEEn, A. r. W. (2003): The Storm God in the Ancient Near East. Winona Lake, Ind. Eisenbrauns.izquiErdo pErAilE, i. (2000): Monumentos funerarios ibéricos: los pilares-estela. DiputaciÛn Provincial de Valen- cia. Servicio de InvestigaciÛn Pr ehistÛr ica, Serie de Trabajos Varios 98, ValenciaJiménEz áVilA, J. (2002): La toréutica orientalizante en la Península Ibérica. Bibliotheca Archaeologica Hispana 16, Real Academia de la Historia, Madrid.kiEllAnd, E. C. (1987): Geometry in Egyptian Art. Dreyers Forlag, Oslo.lE mEAux, h. (2010): L´Iconographie Orientalisante de la Péninsule Ibérique. Questions de styles et d´Échanges (VIIIe-VIe siècles av. J.-C.). Casa de Vel·zquez, M adrid. 141 Complutum, 2012, Vol. 23 (1): 121-143
  • 35. Porcuna 2012 Brunet y Luis Emilio Vallejo Teresa Chapa El toro orientalizante de Porcuna (JaÈ n) lEón, p. (1998): La sculpture des Ibères. l´Harmattan, Paris. llobrEgAT, E. A. (1974): El toro ibÈr ico de Villajoyosa (Alicante). Zephyrus, XXV: 335-342. mArín CEbAllos, m. C. (2010): Imagen y culto de Astarté en la Península Ibérica I: Las fuentes griegas y latinas. El Carambolo. 50 años de un tesoro. (M.L. de la Bandera Romero y E. Ferrer Albelda, eds.), Secretariado de Publicaciones de la Universidad de Sevilla, Sevilla: 491-512. mArTínEz rAmos, b. (1944-1945): Fundación de la ciudad de Arjona por los Iberos. Paisaje, I: 216-220. mATA pArrEño, C.; bAdAl gArCíA, E.; bonET rosAdo, h.; CollAdo mATAix, E.; FAbAdo Alós, F. J.; izquiErdo pErAilE, i.; morEno mArTín, A.; nTinou, m.; quixAl sAnTos, d.; ripollés AlEgrE, p. p.; soriA CombAdiErA, l. (2010): De lo real a lo imaginario. Aproximación a la flora ibérica durante la Edad del Hierro. Anales de Arqueología Cordobesa, 18: 93-122. mATz, F. (1960): La Crète et la Grèce Primitive. Prolégomenes de l´Art Grec. Albin Michel, Paris. miElkE, d. 2011 (e.p.). Die Polychromie iberischer Skulpturen. Madrider Mitteilungen 52. Molinos Molinos, M.; Ruiz RodRiguez, A.; seRRAno PeńA, J. l. (1995): La frontera oriental de Tartessos. En Tartessos, 25 ańos después (1968-1993). Actas del Congreso Conmemorativo del V Symposium Internacional de Prehistoria Peninsular. Ayuntamiento. Jerez de la Frontera: 239-254. morEnA lópEz, J. A. (2004): Tres nuevos bÛvi dos ibÈr icos en piedra procedentes del valle del Guadajoz (CÛr do- ba). Romula, 3: 7-36. nEguEruElA, i. (1990): Los monumentos escultóricos ibéricos del Cerrillo Blanco de Porcuna (Jaén). Ministerio de Cultura, Madrid. nEguEruElA, i. (1992): La escultura ibérica. Cuadernos de Arte Español 57, Historia 16, Madrid: 1-31 (mono- gráfico). olmos romErA, r. (dir.) (1999): Los Iberos y sus imágenes. CD-Rom. Micronet, Consejo Superior de Investiga- ciones Científicas, Madrid. olmos romErA, r. (2003): La imagen en la cultura tartÈ sica. Cerámicas orientalizantes del Museo de Cabra (J.J. Blánquez, ed), Ayuntamiento de Cabra, Madrid: 32-55. pAlAgiA, o. (2006): Marble Carving Techniques. Greek Sculpture. Function, Materials and Techniques in the Archaic and Classical Periods (O. Palagia, ed). Cambidge University Press, Cambridge: 243-279. pAlmA rodríguEz, J.; pAlmA FrAnquElo, J. m.; dEl morAl AguilAr, F. J. (1996): El tránsito hacia la Historia en Santaella. Singilis, AÒo I I, n∫ 2. 1- 6. pATAy-horVáTh, A. (2009) Hair or Wreath? Metal Attachments on Marble Heads in Architectural Sculpture. Structure, Image Ornament: Architectural Sculpture in the Greek world (P. Schultz y R. von den Hoff, eds.). Proceedings of an international conference held at the American School of Classical Studies, 27-28 November 2004, Oxbow Books, Oxford and Oakville: 87-94. prEsEdo VElo, F. (1982): La Necrópolis de Baza. Excavaciones ArqueolÛgi cas en EspaÒa 119, Ministerio de Cultura, Madrid. ridgWAy, b. s. (1990): Metal Attachments in Greek Marble Sculpture. Marble. Art, Historical and Scientific Perspectives on Ancient Sculptures (M. True y J. Podany, eds.), J. Paul Getty Museum, Los Angeles: 185-206. rollEy, C. (1994): La Sculpture Grecque. 1. Des origines au milieu du V siècle. Picard, Paris. rouillArd, p. (1998): Toro (denominado ì toritoî ) de Porcuna. Los Iberos, Príncipes de Occidente. Ministerio de Educación y Cultura, Fundación La Caixa, Barcelona: 237. roVirA lloréns, s. (1995): De metalurgia tartÈ sica. Tartessos, 25 años después (1968-1993). Actas del Congreso Conmemorativo del V Symposium Internacional de Prehistoria Peninsular, Ayuntamiento de Jerez de la Fron- tera: 475-506. roVirA lloréns, s. (2008): Aspectos metalúrgicos del yacimiento orientalizante de Medellín. La necrópolis de Medellín III. Estudios analíticos. IV. Interpretación de la necrópolis. V. El marco histórico de Medellín-Co- nisturgis (M. Almagro-Gorbea, dir.), Bibliotheca Archaeologica Hispana 26-3, Real Academia de la Historia, Madrid: 847-852. ruiz, A. y sánChEz, A. (2003): La cultura de los espacios y los animales entre los príncipes iberos del sur. Ar- queología e Iconografía: indagar en las imágenes (T. Tortosa y J.A. Santos, eds.). L´Erma di Bretschneider, Roma: 137-154. El toro orientalizante de Porcuna (JaÈ n) Teresa Chapa Brunet y Luis Emilio Vallejo sAnmArTí grECo, E. (1987): Notas acerca de un bóvido ibérico en piedra del Museo Arqueológico de Barcelona. Archivo de Prehistoria Levantina, XVII (1): 261-274. sChäFEr, T. (1996): Gepickt und versteckt -Zur Bedeutung und Funktion aufgerauhter Oberflächen in der spätar- chaischen und frühklassischen Plastik. Jahrbuch des Deutschen Archäologischen Instituts, 111: 25-74. Complutum, 2012, Vol. 23 (1): 121-143 142 TorrECillAs gonzálEz, J. F. (1985): La necrópolis de época tartésica del ‘Cerrillo Blanco’ (Porcuna, Jaén). DiputaciÛn Pro vincial, JaÈn . ulrEiCh, h.; nEgrETE, m. A.; puCh, E.; pErdigonEs, l. (1990): Die Ausgrabungen 1989 im Schuttang der Phöni- zischen Ansiedlung an der Guadarranque-M¸ndung. Madrider Mitteilungen, 31: 194-250. VAquErizo gil, d. (1999): La Cultura Ibérica en Córdoba. Un ensayo de síntesis. Cajasur, Universidad de CÛr - doba, CÛrdoba.
  • 36. Feria Real II PELIGROSAS OJOS HECHICEROS CANTARERAS ¡Esos ojos que deslumbran!Caminando por tu calle ¡Esos labios de carmín!me metí en tu casa un día ¡Y esa sonrisa permanenteme monté en las cantareras: Luciendo dientes nacarados!¡Con el peligro que eso tenía! Tus ojos hechiceros no se pueden aguantarChirriaban las cantareras Iluminan y deslumbrany se mecían por la inestabilidad Cuando miras, mi corazón haces estallar.del nerviosismo que yo padecía.¡Qué susto! Porque tu madre venía Mi pobre corazón necesita con urgenciay yo protección no tenía. Bálsamo divino para tranquilizarlo Para no caerme y marearmeCaí. En ese calenturiento y polvoriento camino.Asustado y agitado Tus ojos de sueñome escondí en el corral Despiertan mi mentetu madre olfateando, Y el deseo de besarte es permanente.como perra conejera me quería cazar. Mi corazón camina y camina a tu ladoSalté al corral de la vecina No lo puedo desviar hacia otro lugarpara que tu madre no me cazara Porque tus ojos hechicerosni me viera. Tienen imán.Con poca ropa si que vio la vecinasorprendida, no se apocó. Una sonrisa tuyaNo gritaba: ¡Sonreía! Es una bendición del cielo Chavala, lo que te quiero.Exclamó: ¡Oh, gracias Dios míopor este ángel divino Mi corazón está cautivoque ha venido del cielo tus ojos me lo han robadoy en mi corral ha caído! ya no quiere libertad¡Qué alegría y qué consuelo! porque quiere vivir preso en la cárcel de tus besos.A san Antonio benditole he rezado muchas vecesnunca me ha escuchadoni me ha traído un novio José del Pino García. Junio 2012ahora que lo tengo en el corrala ese ángel no lo dejaré escapar.No gritaba: ¿Sonreía?Y con dulce voz me decía:No te preocupesa tu vera yo quiero estarpara engolosinarte con las mieles de mi boca¡Hacerte mío!¡Qué alegría, qué suerte he tenido!,-donde menos te lo esperas salta la liebre-del salto me he beneficiadoporque novio ya he encontradoporque Dios así lo ha queridocon el salto de la liebreya tengo novio, y muy prontotendré marido. José del Pino García
  • 37. Porcuna 2012 Los mayores explican algo de su vida Los de la tercera edad A nuestros mandos pedimos cuentan algo de su historia todas llenos de ilusiones porque su juventud fue que examinen sus conciencias muy esclava y muy penosa. y nunca toquen las pensiones. Pueden sentirse orgullosos Si hablamos de nuestros padres todos, los de antes de la guerra que les podemos contar que sepan leer y escribir por lo que contaban ellos que apenas, se iba a la escuela. habían pasado mucho más. Un niño que a los diez años Por esto, nos figuramos lo quitaban del colegio que su vida fue muy dura para llevarlo al trabajo llegaron muchos a su vejez que futuro, que progreso. sin cobrar pensión ninguna. Estos que aquí referimos Nosotros nos preguntamos eran los afortunados que es lo que ha pasado en la vida porque fueron al colegio es que no es el mismo Dios hasta la edad de diez años. y es que no es la misma Biblia. Pero el noventa por ciento Fijándonos en nuestros padres que el colegio no pisaron debemos de estar contentos apenas saben firmar en la situación que hoy vivimos han vivido y viven desilusionados. que nunca conocieron ellos. Porque es bonito el saber A la juventud decimos para saberte expresar leer esto y comprenderlo y poder enfrentarse a las personas decimos pocas mentiras con respeto y siempre sabiendo hablar. lo que decimos es cierto. Dejemos ya la enseñanza Vuestros mayores os dicen y vamos con la alimentación si esto sabéis valorar hoyos, cocidos y potajes diarios apreciar lo que es la vida y que bueno nos estaba to. no perdáis el bienestar. Esa fue la juventud Que la vida cambia mucho que nosotros disfrutamos esto no debéis de olvidarlo los juguetes preferidos que nosotros en nuestra edad eran pelotas de trapo. hemos visto varios cambios. Hoy ya somos mayores La vida que hoy vivimos los años nos van pesando la debéis de respetar por estar muy bien curtidos lo dicen vuestros mayores del intenso frío del invierno que un consejo os quieren dar. también del fuerte sol del verano. Si aprendéis este consejo Ahora los que nos dirigen que os dan vuestros mayores nos han sabido recompensar siempre encontraréis ventajas todo lo que hemos pasado y habrá muchos menos sin sabores. con la pensión que nos dan. OBSERVAR LO QUE DICEN Que para pagar todo aquello VUESTROS MAYORES nos parece que no hay precio (POR EXPERIENCIA) porque fue mucho pasar para el poco rendimiento. Florencio Moreno Palomo
  • 38. Feria Real FRANCISCO PALOMO ROJAS “El estanco de Palomo y la calle Colón” Las fisonomías de los lugares delayer van cambiando, y ahora, cuando semira hacia atrás ya prácticamente no que-da nada de las fisonomías aquellas quedibujaban los antaños en sus edificios yen sus estancias, aunque aun queden, nosqueden, los rostros de aquellos habitan-tes que decoraban las calles, nuestras ca-lles, con las sencillas parsimonias de laspresencias y los saludos: evidentementegentes que en otros tiempos fueron otrasgentes, a los que esos mismos tiempos,que son vivencias, con el discurrir arenerode los años, con sus soles y sus lunas, enlos transcursos de los climas y las estacio-nes han ido desdibujando en los rostros dehoy las enseñas vitales que nos los dibuja-ban en otras juventudes de aquellos otrosdías en que todo parecía más sencillo, qui-zá porque no estábamos acostumbrados alas virulencias de las prisas y los sonidosde los ruidos. La calle Colón de Porcuna conservaaún algunos de aquellos edificios del ayer,pongamos los años setenta, aunque prácti-camente hayan desaparecido todas las es-tancias que hacían de esta calle el callejerocomerciar de los ajetreos y los cenachos demimbre, el INEM de esa antigüedad no tanlejana donde se buscaban los trabajos y lastabernillas donde se interpretaban los chur-neos de las ligas entre vinos y partidas dejulepes. La calle Colón era la calle de las sombras, la calle de los invisibles, de los soñados, de los presenti-dos árboles y el olor de las mercaderías, desde la casilla aledaña ya a Niño Jesús donde Pelaez almacenabalo que no podía almacenar en su tienda de Alférez Gallo, quizá donde iban a parar, entre las anaranjadasbombonas del gas, los artículos que ya habían decaído en el decaer de las cosas de moda, hasta las estam-pas amarillas de los almanaques del ayer donde las cuadraturas santoriles habían agotado ya todos susdías y todas sus festividades, hasta la tienducha de Rafael Izquierdo, esquinera, cálida, blanca, sola, comouna mujer de farola apagada en un cigarrillo rubio mentolado que cantara la copla, o un hombre en rabode lagartija y en hora del tambalear ensoñador del vinillo de las tabernas, la calle Colón opositaba en elarte callejero de los tenderetes, tenderetes que eran ensoñación de siglos atrás, con los antiguos mercadosárabes y las covachas judías, que se tendían medievales y moscas bajo las escalinatas en piedra del temploparroquial. En la calle Colón se abrían los ojos de las mercancías y las motosas efervescencias de los ranciosolores de las tabernas que en abriendo la mañana su persianas al botón de oro del sol acudían los hombresde los arrabales porcuneros, olvidados del tango pero egregios en las soleares y la seguidilla, a la busca deljornal de la siega, si estaba el tiempo para siegas, y las camisolas se recortaban en cortas, o a las arbóreasquemas de las ramas del olivo, o al aclare del algodón allá por las tierras húmedas de las hondonadas yel sombrear de los lindones, o al claro sol de los cuarenta grados junto al secarral de los rastrojos, las ma-
  • 39. Porcuna 2012 talahúvas olorosas del aguardiente en flor, las tiernas espigaduras enguisan- tadas de los garbanzos adolescentes y verdes, esos garbanzos que traían los jornaleros a las casas de los techadi- llos en caña y cal y ventanitas en cruz de reja repintada en negro con cortinilla de gasa ondulando en el aire de la tarde el sueño moro de una princesa cautiva; las espigas de ceba- da en leche que eran golosina mayor de la tierna infancia en calzoncillos blancos y siestero camastro de manta sarpullera y cojín de farfolla, y los me- lones cochos y verdes aclarados de los melonares de los abuelotes donde se dibujaban los infieles arabescos de las estrellas judías y las lunas moras paraque a la oscuridad de las noches sin luna brillaran como farolicas de luz de velas en un desfile tenebroso desantas compañas por las empedradas, pálidas y blancas calles de Porcuna, esas calles antiguas del ayer quehacían sus santas oraciones en los amiedados huecos de las callejuelas, con sus pozos de agua, como porla calle Huesa. En la calle Colón abría Antoñín, mañanero y alto de espiga y señorío, su mercadería del todo unpoco, desde el botón de camisa a la tira bordá para el adorno de las mantelerías o las manguitas de lasmuchachas en flor de la adolescencia; desde el carrete de hilo para el enhebro de las agujas de las costurerashasta las medias de seda o de cristal con las que cubrían las mujeres el pudor clerical de las blancas carnesdonde aun las ceras de los despeles no habían abierto los ojos al tiempo de los ojeadores enseñes de lascarnes donde se iluminaban todas las miras, o al menos, algunas de todas las miradas…. En la vitrina televisiva del escaparate de Antoñín los géneros chorreaban babas detrás de los crista-les empañados por las bocas del quiero pero no puedo. Manuel Peñas abría al público sus nobles escaparates de madera donde se enseñaban los vestiditosde moda, de moda bajo la rodilla, las rebequitas de lana en primorosos colores, las camisas de cuello duro,los pantalones de tergal o los señoriales trajes de las ferias y los entierros. Ya dentro, “la Niña Peñas”, unaniña india y sagrada como ensoñada de un cuento de las mil y una noches pasada por el tamiz creyente delas vacas sagradas expandía sobre los mostradores de lustrosas maderas las piezas de tela de colores a lasque se les cortaban las exactas medidas para los vestidos estampados de las mozas casaderas y las sobriascamisas de los adolescentes sin modernuras. La botica de doña Araceli olía al agrio olor de los medicamentos y las esperas y al complementoquímico de las aguas de olor o al claro sin olor de las aguas de Marmolejo que se vendían como medicinasy que traía Aurelio desde la rebotica de las tertulias, las confidencias y las asonadas, o la hortera de turno-pongamos que Mariconchi- vestida en bata blanca y pelo suelto de rulo y champú de huevo, que tenía larara virtud de saber desenmascarar el arduo jeroglífico de la letra del médico de cabecera para llegar a laconclusión de que, donde se describía un trabalenguas, en el fondo ponía “Salvacolina” para las diarreas. La calle Colón, con sus tiendas y sus trastiendas, sus escaparates para los ojos y sus precios paralas alcancías, sus tabernas del vinillo y las aceitunas machacás, y sus oficios liberales y cosmopolitas delarrechucho con bigote y tente tieso. En la imprenta de Juan Cobo se imprimían primorosos y manuales como artesanos primores, letraa letra, coma a coma y de acierto a gazapo, las festividades de la localidad, las participaciones de la loteríaque sólo tocaba en sus perrillas y las tarjetas de visita.En la imprenta de Juan Cobo siempre había como unruido de trenes que nunca parecían partir si no era en las vías muertas de los renglones de los escritos.Unaletra por aquí y otra letra por acá y los hierros iban escribiendo las frases y los versos como en mordiscos decorrectores dentales hasta componer las historias de nuestra Historia o los primores de las poesías tiernascomo cartitas de amor escritas por encargo, esas que, por ejemplo, escribía Manolo Camuñas en las paradasde las recolectas de las majuletas. En la imprenta de Juan Cobo se olía el perfume agrio de las tintas negrasexpandido por el trémulo revolotear del ventilador de mesa, ese ventilador que parecía estar ahí desde todala vida y los ecos sonoros de una emisora de radio dedicando melodías de ayer y de hoy al engarce manio-brero de los acontecimientos, mientras por los suelos, desparramados como una lluvia plácida de arco iris,sesteaban a la espera del recogedor los desperdicios de los papeles, como papelillos en su último día de
  • 40. Feria Real feria. En la Centralita telefónica, la señorita Paquita impartía clases de orden, hogar, trabajo, pudor, maternidad y pasamanerías de ganchillo o agujas de tejer lana con su rosario de las cinco de la tarde a las alocadas niñas adolescentes que aten- dían los cuadros telefónicos donde se encendían las lucecitas anaranjadas por donde las voces de los teléfonos pedían conferencias a las capitales de los santos reinos de España mientras Manolo, “El niño Porcuna”, contrataba a los grandes del flamenco desde la cabina interior de la Central, para actuar en la Feria real, mientras alguna ve- juca venida desde lo hondo del Comero le metía prisas para que se dejara de tonterías y pudieracharlar en paz y en orden con el hijo del Carmelo, mientras Manolo le decía: “señora, que hay tiempo pato…..” Manolito Navas y Matilde atendían su tienda de electrodomésticos y otros lujos de primeras mar-cas y mejores primores que asomaban como placeres de oro y gula por el claro cristal del gran escaparate:las lámparas de cristal que colgaban de los techos como para iluminar mil salones, los relojes de paredcon su horas exactas y sus sonidos de campanario, sus máquinas de coser para alejar de las holgazaneríasa las mozas casaderas en el quehacer cotidiano del confeccionar los ajuares de las arcas y los baúles, olas máquinas cantaoras de los radiocasés por donde salían las voces machas de los cantes flamencos olas aflautadas voces de las músicas yeyés, y en el reojo de estos lujos, apartado en el rincón siberiano delventilador, Manolito en apuestos juveniles, componía de una y mil maneras las descomposturas de cuerday maquinaria de los relojes de muñeca, el engarce del oro y el encolado de las piedrerías. En la taberna de Enrique Hita se hacían los churneos alegres y dicharacheros de los mediodías delos veranos antes de ir al gazpacho, el salmorejo, las pipirranas, las caldosas ensaladas de agua, lechuga,sal vinagre y aceite, o el aceitevinagre de patatas, habicholillas, huevos duros y gajos de naranjas. EnriqueHita guardaba para los inviernos las componendas estéticas del dandy sin catecismo de Canterville de suclara gabardina en su alzado cuello, su señorial sombrero de tan ancha ala como su figura de paseantelondinense sin niebla, y la elegancia callejera y trotamunda de su espigado bastón de madera, sino parisi-no, sí porcunés de alcurnia, el que guiaba sus paseos de los atardeceres de otoño desde la calle Colón a laRedonda, sintiéndose el amo supremo de la decadencia aristocrática pasada por la criba ética y gremial delas transparentes urnas. Y las mañanas eran para la taberna de Benito “El Guiñolero”, donde se servían mañaneros y ca-lentitos los cafés del desperezo, no sé si aún cocidos en descascarilladas ollas como en la vieja tabernade Aguilar, que tanto recordaba Eduardo Chiquero, los aguardientes secos o los dulces anisetes para losaparejadores del jornal en las eras y por donde acudían los hombres de barba sin afeitar y los mozuelos ensus primeros afeitados desde los barrios jornaleros de Porcuna dando ya el reloj de la Parroquia las cuatrode la mañana, para ser contratados por los contratistas de los campos; y era ese un bullir de gentes reciénmadrugadoras que hacía de ese bar, esa plaza y esos lares de tenderetes el mercadillo donde se alquilabanlos brazos, los pañuelos en las cabezas con sus cuatro nudos cardinales y los sudores perlados y grises delas frentes hasta donde llegaban los manijeros de los señoritos o los capapardas de las pocas fanegas paraacarrear a las tropas jornaleras hacia esos campos porcuneros del señor por siete u ocho pesetas la jornada,ocupando ya atardecido el día, en las talegas vacías, el lugar que ocupaba mañanero el pan, el bacalao yla media botella de vino. Y por debajo de la taberna de Benito y la muchedumbre de las eras, el estanco de Palomo, que es adonde quería llegar y en donde me detengo por unos folios más por ver si ensarto el memorioso hilvanarde estos encuentros porcuneros, y un retrato que ya se va quedando retrato en sepia. “El estanco de Palomo” A mí siempre me daba cosa llamar Francisco a Palomo y andaba con uno y con otro como mochue-lo sin olivo, porque yo, no sé si en mi vergüenza o en mi educación, o más incluso, en mi ignoracia,estabaen la mentirijilla de que lo tal de Palomo, más que apellido era nombrajo, y ya se sabe que el mundo ex-cepcional de los nombrajos, como el mundo de las irregularidades, estéticas, físicas o síquicas –omito elestorbo y el extranjerismo absurdo de la p- suelen crear susceptibilidades , o malas interpretaciones cuandono malos entendidos, a pesar de que los nombrajos sean gozosas perlas bautismales, que en la sabia hablapopular y en el esculque de las identidades sutiles sustituyen a los nombres y a los apellidos, y sea yo
  • 41. Porcuna 2012defensor, si no a ultranza, sí defensor sentimentaloide del encuadre que el nombrajo deja en el catastroapócrifo y heterónimo de los nacimientos y llevo a toda honra , si es que lo de la honra se puede llevar yasin agachar la cabeza, siendo circunstancia a tener en cuenta, estar en la línea nombrajera de los Callaos ylos Pelusos, y afino en ser nieto de Carmen “La coja”, y Alfredo, el “bizco Callao” por parte materna , y deManuel “Peluso” y María Francisca Coca Márquez “La Chiquita Pinanta”, que fue aderezo que le endiñó susuegra en el paterno parentesco; pero esto son jolgorios y nombradías de las que ya estoy tratando a pasolento de tortuga poética e irónica, tal vez sarcástica, pero sin menosprecio al esfuerzo, en la Enciclopediadel Nombrajo porcunero, que, quiera el tiempo no me salga desviado ni díscolo, en la búsqueda ni en elplanteamiento ni en la inventiva, y en no más de nueve o diez años todo este listo para el gozo y el regocijode Porcuna. La cortina metálica del estanco de Palomo era un artilugio con música de carrasqueña que se abríay cerraba, si en mañana como despertador que levantaba al vecindario o como primera luz que alumbrabalos tempranos madrugones de los peoneros del jornal que ocupaban los llanos de los alrededores consus tabernillas del aguardiente, que ya quedó dicho anteriormente, a la espera del solemne desfilar, cam-pechano y asalariado fijo sin aseguranza del manijero de turno o el capaparda de pelliza y botas enterizasque acudían hasta ese sembrado de hombres para el ajetreo mañanero y laboral de los campos, en susárboles o en sus cereales. Si en tarde o ya en noche, para acordar las horas de las cenas, y entre el despiertey la anochecida, la estancia del estanco de Palomo, en sus antiguas componendas de cachivache escuetoy acogedor, de los años en que escribo, que luego se modernizó para perder su sustancia y su aroma, eraun desfilar continuo de gentes que iban del sello al sobre y del papel de liar al tabaco de picadura, de larevista de actualidad a la goma de borrar, del sobre para las misivas al papel con que Palomo envolvía lospaquetes de los embutidos de matanza y la cuerdecillas con que se ataban, de la gorra a la boina y dellibro de texto a las Poesías escogidas de Campoamor, de la figurica de plástico para el portal de Belén a laquiniela sin aciertos, o un me cachis en la pedrea de los doce, de la libreta de dos rayas de los pardillos alfolio en blanco de los enterados, del lápiz al boli o los colores de las acuarelas, y del te pago ahora al fiadopara mañana. Yo de niño era un niño que se acodaba en la puerta-tablón donde Palomo amontonaba las revistasy los periódicos. Un niño, más que lector de revistas, ojeador de titulares y mirador de fotografías que notenía un duro para gastar en esos caprichos del corazón y Palomo me dejaba pasarme las horas hojean-do titulares , diciéndome “Apártate a un lao pa que no estorbes a la gente” Y ahí me estaba yo, apartadoy sabiondillo, leyendo las noticias por lo altoy envidiando, extasiado, las fotografías con lasque las estrellas fotogénicas de aquellas épocasadornaban las noticias y los caprichos de lasvedetes de primera o segunda calidad; inclusomiraba y remiraba en un reojo de espías mira-das, las revistas prohibidas que se guardaban enel fondo de los fondos del tumulto periodístico,hasta que Palomo se hartaba de mi presencia odel estorbe que mi presencia le hacía a la apre-surada clientela que entraba y salía del estancocon las prisas del dámelo ya y me decía “VengaCallao, ya está bien por hoy: mañana un poqui-to más”; y el Callao salía del estanco de Palomocon el gustoso y prometedor tacto de los dedosmanchados de tinta, y una nube de fantasías enlos ojos, bajando Colón abajo hasta el hogar dela calle Santa Ana, con la sensación de habervivido por unas horas en el maravilloso mundode las estrellas del corazón, los divos y divasde la música y los héroes y heroínas cotidianosde las fotonovelas de papel, de las radionovelasque daban por las radios o las telenovelas quesalían en blanco y negro por la televisión. Cuando por los asuntos de los apañoso el birlibirloque del encuentro casual de mone-das en mis manos- que yo era el chiquillo enca-prichado que sisaba a la madre unas pesetas enlas compras de la Plaza o en mandados de lastiendas, o el que tomaba prestadas otras peseti-
  • 42. Feria Realllas del bolsillo del pantalón de mi hermano Eduardo, rápido me iba yo al estanco de Palomo y me com-praba la revista “Pronto” para extasiarme, más que con los placeres de los famosos y famosas de turno, conel placer gramático de las palabras, con ese cabalgar de palabras formando frases y encumbrando textos,que con el tiempo harían de mí el fervoroso amante de las escrituras para el que hasta los prospectos de losmedicamentos sabían a literatura, y con el cine extático de las fotografías a color donde los paisajes adorna-ban más y decían más que las tontainas poses de los elegidos. Luego, la revista “Pronto” se recorría mediacalle Santa Ana, e iba de casa en casa dejando en cada hogar las estelas maravillosas de los bien nacidos,como esas capillitas con Virgen que se iban repartiendo por los hogares para traer la paz y la prosperidada las familias con tal de dejar encendida la pequeña y tímida bombillita. Un lugar, como el estanco de Palomo, con medio siglo de vida, es lugar que bien merece el recono-cimiento de la memoria como uno de esos lugares entrañables de Porcuna que da pena ver cerrado y que yaforma parte del escueto y dulce trasluz de la melancolía. Ese estanco de Palomo que durante cincuenta añosha estado subiendo y bajando el carrasqueñante musicar de su persiana metálica más merece aun que se letraiga a estas páginas de Feria real para que el olvido no desdibuje la fisonomía de lugar idílico por el quehan pasado todas las generaciones de porcuneros y porcuneras de las últimas cinco décadas, y que hoy yano está, hoy, que no es más que una ventana de modernos hierros y cortinas vistosas y corridas por dondese adivina el ayer de las secuencias de un estanco que era dispensario y era tertulia y era acogimiento, y eragasto y desgasto y entrañable hábito e historia de los paseantes que iban y venían, carrera arriba o carreraabajo y que se llegaban hasta el estanco de Palomo más que para comprar el sello, el sobre, el lápiz o elbolígrafo para dar los buenos días o las buenas tardes a Francisco, como si fuera ésta, tarea esencial, gestosde estancia y convivencia, como poner los vientres y las manos en los pasamanos de hierro de la Farola olas posaderas en las sillas de madera a la puerta de la Píldora. Una costumbre que, vista bien o mal vista,deviene en eternidad. Por eso hoy, cuando subo o bajo por la calle Colón, esa calle del comercio y hecho de menos tantosy tantos establecimientos que me adornaron los semblantes, ya en infancia, ya en adolescencia, y me digopara mí: “Aquí la mercería de Antoñín, y ahí la farmacia de la acera de doña Araceli antes de la ceguera; poraquí andaba Matilde con su máquina de coser pespunteando camisas hasta la llegada de la clientela, comosi más que tienda fuera casa, y aquí la señorita Paquita conectaba los cables de las conferencias, y en estelugar de esquina el dandismo galés y tabernero de Enrique Hita, y ahí el olor a vino amontillao de Benito“El Guiñolero”, y por allá la tienda de Manuel Peñas y la trastienda de Peláez y en la otra esquina los seismetros cuadrados donde Rafael Izquierdo mostraba botones, hilos de colores y calcetines de ejecutivo, yacá, en su misma puerta el retumbar monótono y literario de la imprenta de Juan Cobo”, echo de menos,sobre todo y sobre todos, la presencia antigua del pequeño estanco de Palomo, ese estanco del ayer másque del hoy por donde paseaba yo mi infancia ojeando y ojeando revistas y periódicos, comprando me-nesteres para la escuela, neceseres para la correspondencia o adornos de Navidad, y ya de mayor algunoslibros y más de mayor aun libros míos con mi nombre expuestos en el escueto escaparate, con sus gorrasde paño colgadas de las alcayatas y las figuritas del Belén semienterradas en el serrín de las carpinterías. Ahora, cuando bajo Colón abajo para visitar las maternales estancias de mi pasado o subo Colónarriba para coger el autocar de línea que me devuelve a mis ahoras, a esa parte de mi caminar ya ni sombrale queda de aquel santo y seña del estanco de Palomo, aunque, supongo, que Francisco estará sentado enel sillón de su salón, ese salón que fuera antes el salón de todo el mundo, mirando a través de las trans-parencias de los visillos, y al trasluz de los opacos cristales ese ir y venir de gentes que ya no paran antesu puerta aunque sigan diciendo: “tras esa ventana estaba el estanco de Francisco Palomo”, y Palomo estécomo deseando de salirse por la ventana y ponerles unos sellos de Correos a las cartas: a las cartas que yano se escriben. O quizá esté Francisco en el duermevelas de las ensoñaciones escuchando todas las vocesdel ayer que se quedaron grabadas entre las cuatro paredes de aquellas estancias que hoy son estanciasotras, charlando con los fantasmas del ayer como queriendo rejuvenecer los tiempos para volver a abrir ycerrar el carrasqueño musiquear de la cortina metálica, mientras Ramón sigue y sigue tocando, con su cajade cartón y su vareta de olivo el tambor de las procesiones. Es lo que decía al principio: que las nuevas fisonomías van cambiando los lugares del ayer y ya haylugares que son prácticamente irreconocibles en el Porcuna de hoy, que se va desvistiendo de las esenciasantiguas y postulando en el ahora de las urgencias sus nuevas creencias estéticas y sus nuevos pensamien-tos y sus nuevos rostros por las calles y sus nuevos nichos en el cementerio. Y todo queda postrado en ellecho-lugar de la memoria que da a la melancolía y a la imagen en sepia de los que ya tenemos más demedio pie en también ser pasado; ese capricho fotográfico que tanto nos conmueve hoy porque nos trae ynos dibuja el Porcuna aquel que conocimos tanto, al igual que dentro de cincuenta o cien años los nuevosporcunenses se emocionarán hasta el extremo ante este Porcuna de hoy en el que los porcunenses de ayerapenas nos reconocemos. Tantos y tantos lugares que se nos fueron. Tantos y tantos lugares de los que se maquillaron susimágenes y nos emociona rememorar porque fueron parte esencial de nuestras vidas, como el hoy, más que
  • 43. Porcuna 2012cerrado, inexistente estanco de Palomo. El estanco de Francisco Palomo Rojas del que me cuenta su hijaBraulia……. “Francisco Palomo Rojas, natural de Porcuna. Hijo de Manuel y de Braulia, vecino y nacido en lacalle Altozano. Era el cuarto hijo de esta familia. Siempre con inquietudes distintas a los demás miembrosde su casa. El trabajo de su padre era panadero; él aprendió, pero, no muy satisfecho se marchó a Tarrasa.Allí también trabajaba en una panadería. Estuvo poco tiempo, porque buscaba algo más.En aquella época sólo contaba con los Estudios primarios y lo que su maestro D. Francisco Peña le ense-ñó. En el año 1961 se casó con su actual esposa Manuela Montilla Ruiz, de los cuales ya llevan 51años de matrimonio. Unos meses después de estar casados, decidió cambiar de profesión y se queda con el entoncesestanco de Antonio Ruiz de Adana y Alberto , en la calle Colón, siendo por entonces una zona de comercioy de bares. En aquellos años, para poder pagar el traspaso, Palomo emigró a Alemania. Allí trabajó en unafábrica de gaseosas durante seis meses.Mientras transcurría ese tiempo, se quedó a cargo del negocio su mujer, que no sabía ni abrir un cajón detabaco.Pero se acostumbró y con la ayuda de su cuñado Amando Morente pudo salir adelante .Una vez de regreso a su hogar y con su familia, cada mañana abría el negocio a las siete porque los peo-neros se ponían en la Plaza y en la esquina de Izquierdo para ir al campo, y compraban boinas, macutosy el tabaco de entonces, Caldo de gallina, Peninsulares, Celtas cortos, Ideales, Goya, Bisonte, Piper, Fetén,Mencey… mixtos para encender los cigarros y quemar la leña en el campo.Como seguía siendo inquieto, decidió vender prensa, aunque en Porcuna se leía poco, pero siempre exis-tían las bibliotecas de los casinos, cooperativas, médicos y otros lectores. En sus ratos libres Palomo leía y daba un repaso al “Pueblo”, “ABC de Madrid”, “Ya”, “Ruedo”,“Caso”, y otros muchos periódicos. No se podía parar mucho: había que poner señas a las cartas a la genteque no sabía escribir, hacer paquetes para Francia, Mahón, Barcelona, Madrid, Ibi…La gente mandabamatanza y regalos para Navidad a sus familias. Algunos paquetes los hacía gratis y le recompensaban consandias, morcillas, pan de higo……. Ya llegaba el verano y venían los forasteros: se vendían las tarjetas y los recuerdos de Porcuna:ceniceros, cuadros para colgar llaves, llaveros y posavasos.Comenzaba el curso escolar y había que vender los libros de EGB, BUP, COU y Formación Profesional.Sacar punta a los lápices y forrar libros con plástico o papel continuo . En aquella época había unión entrelos libreros y las papelerías. Se repartían los cursos para que todos vendieran igual: Manuel Botines, Pepey César y después Daniel.Era una gran lucha que duraba dos meses. En algunos casos las familias no podían pagar los libros y se lesfiaban, y poco a poco se desquitaban. Tuvo el caso que una estuvo un curso entero sin pagar, pasaba porla acera de enfrente, y cuando acabó el curso vino y dijo: “Palomo, que te traigo los libros que mi niño nolos ha usado” Palomo seguía pensando. En el año 1966 solicitó ser receptor de Loterías y Apuestas del Estadoaunque estaba la administración de Pepe y César. Cada viernes por la mañana en el coche de Ureña deJaén había que llevar los resguardos de los boletos en un paquete y marcando el número de receptor quecada uno tenía. A su regreso llegaba a la tienda de Benito Montilla “Pitogordo” y compraba galletas, peros,plátanos y jamón de York. Desayunaba siempre en su casa su leche con galletas. Al principio de abrir el negocio se lo llevabasu madre en una lechera el café con galletas, y dispuesto para abrir la cremallera del negocio.Con fiebre, resfriado, con sus dolores reumáticos, no faltaba nunca a su trabajo. Se abría todos los días delaño menos el Viernes santo y el día de Año nuevo, que eran los días que no había prensa.Para ir por el tabaco había que desplazarse a la tabacalera que estaba en la cuesta de María la Santa y elvehículo era el carrillo de Juan José que abastecía a los estanqueros: José Vallejos, Victoriano, José María“El Motoso” y Palomo. Para pedir algo por teléfono tenía que ir a la Telefónica que atendía la amablePaquita. Seguía con sus inquietudes y habló con su gran amigo D. Juan Zofío López-Mezquía, quien solicitóal Colegio de médicos y fue el único estanco en Porcuna que vendía certificados médicos ordinarios y dedefunción. Aunque con su genio, como cada cual tiene el suyo, sabía darle a cada uno lo que quería. Se for-maban reuniones de tertulias en el estanco, que, a veces había que echarlos a la calle- en el buen sentido-Son muchos los que han pasado por allí, entre ellos podemos destacar a Camuñas, que siempre traía lasmajuletas para sus niños y Palomo siempre en Navidad le regalaba unas zapatillas de paño de casa AurelioMorente, un panete, una morcilla, un litro de vino y un cartón de Celtas cortos. También Pedro Herrera,quien le daba consejos y le enseñaba refranes, D. Juan Zofío- médico- que llegaba siempre a la hora de
  • 44. Feria Realcerrar por su paquete de Paxto y su periódico ABC. Cuando se ponía alguien enfermo, le hacía las recetasen una hoja de los boletos, y a quien muchas veces le tenía que decir “que cierro y lo dejo dentro”. AntonioGallego quien le decía “Palomito, tienes que comprar un sofá para que estemos cómodos”. A su primoFrancisco Rojas, que se leía todas las revistas y sin decir ni pío cogía la puerta y se iba. Su sobrino FranciscoChiachío que en la trastienda se leía los tebeos de Jabato. Su Frasquito, que llegaba a la hora del cierre paraver los números de la lotería en el periódico. Su gran amigo Félix, el de la taberna, que dejaba las bolsasde la compra para después recogerlas. Antonio ,el de las Iguales, siempre con su canción. A Dolores, lade la botica de doña Leopoldina, con su saludos “Palomico, cámbiame monedas”. A sus grandes amigosBenito “Almendrica”, Aurelio Morente y Narciso que venían todas las noches al centro de reunión que erael estanco de Palomo para cuando bajara la corredera, pusiera el garrote y cerrara el candado visitar lastabernas del Padre Tarín, Enrique Hita, El Guiñolero, Francisco “El rano”, Pacharca y las Cuevas…. Todaslas noches, con frío o con calor. Todos los sábados por la tarde encalaba la puerta, se pintaba el zócalo de verde de la entrada, selavaba el cortinón, se pintaba el mostrador y se cambiaban las cosas de temporada.Se vendían árboles de Navidad, figuritas del Nacimiento, Belenes, Christmas…. Cuando llegaban las Pri-meras comuniones, los libros de nácar, rosarios y las estampicas que luego Juanín Cobo en la imprentaescribía. Como en Porcuna no había ópticas, Palomo traía las gafas graduadas de unos almacenes de Ma-drid con distintas graduaciones y se las probaban leyendo las revistas.Toda una vida de 49 años de cara a un público, trabajando con fatigas hasta que llegan los transportes, elteléfono, el ordenador, el cuarto de aseo, el aire acondicionado, la cremallera automática…….Palomo se agota. Está cansado; su artritis le puede aunque su familia le ayuda siempre y los últimos añosha contado con la ayuda de Miguel Corpas, Francisco Borrego y Laura Hueso, excelentes comerciantes aun-que a Palomo no le podían, y todavía seguía ajustando las cuentas de cabeza y ellos con la calculadora.Pero ya cierra la puerta y coloca una ventana para mirar al que pasa, a sus antiguos clientes de San Benito,Abades, Comedero, San Marcos, Padilla, San Lorenzo, Barruelo, Silera y otros muchos.La calle Colón está triste, aunque espera que Palomo descanse, siga leyendo su prensa en el Casino, disfrutede las corridas de toros en la tele mientras enseña a su nieto a jugar al trompo y al futbolín “ Queda dicho. Queda hecho. Alfredo González Callado En Martos y en el mes de Julio de 2012 siendo el calor el rurún de todos los días.
  • 45. Porcuna 2012 El Suelo: MATERIA ORGÁNICA Y ACTIVIDAD BIOLÓGICA Una definición clásica de suelo dice que “es El suelo presenta una serie de propiedadesla parte más superficial de la corteza terrestre donde físicas, de las cuales vamos a considerar algunas.los reinos vegetal y animal establecen una íntima re-lación con el reino mineral”. LA TEXTURA, es la composición granulo- El suelo es algo más que eso, es un medio métrica del suelo, es decir, la proporción relativa deecológicamente vivo, que nace, evoluciona y si no se arena, limo y arcilla que posee su fracción mineral.cuida adecuadamente muere. Las partículas más pequeñas son las arcillas, meno- El suelo ideal está constituido por diversas res de 0,002 mm., los limos tiene un tamaño entrefracciones, una fracción mineral, una fracción orgá- 0,002 y 0,05 mm. y las arenas tienen un tamañonica, agua y aire, en las siguientes proporciones entre 0,05 y 2 mm. LA ESTRUCTURA, es la forma especial en la que se unen las diferentes partículas de un suelo, incluida la materia orgánica, que sirve de cemento de unión de los diversos componente del suelo. Se puede representar de otra forma la composiciónde un suelo. Como resultado de la textura y la estructura de un suelo surge la POROSIDAD, que son los es- pacios libres que existen en el suelo, y que ocupan el agua y el aire, de vital importancia para las plantas. La estructura de un suelo no es invariable a lo largo del tiempo, se puede degradar por acción del agua de lluvia, por acción de la fauna del suelo, por la acción de la maquinaria e incluso puede variar de una estación a otra del año; también mejora gracias a la materia orgánica que podemos aportar al suelo de muy diversos modos. El suelo, como algo vivo, tiene su propia fi- siología, que es un equilibrio dinámico que se esta- blece entre los organismos que en el viven y el medio físico. El suelo respira, y se puede medir su respira- ción, que es la respiración de sus componentes. Del mismo modo el suelo responde a la incorporación de materia orgánica con un aumento de su bioma- sa microbiana; se activa la respiración, aumenta la biomasa, aumenta la temperatura y la humedad. El suelo crece, se estructura mejor, etc. Los organismos que habitan el suelo son
  • 46. Feria Realmuchos, los podemos clasificar atendiendo a su ta-maño. La función ecológica de estos organismos esa grandes rasgos la siguiente: Las bacterias descomponen los residuosfrescos de las plantas, transformando los desechosen materia orgánica; también pueden descomponeralgunos contaminantes del suelo. Inmovilizan y re-tienen nutrientes en interior y por lo tanto previenenla pérdida de nutrientes de la zona de las raíces. Los hongos descomponen la materia orgá-nica más resistente como la lignina de los vegetales,ayudan a incrementar los ácidos húmicos del suelo. Estos organismos están “trabajando” paraForman parte de las micorrizas de las plantas, facili- reponer la fertilidad, producir un suelo lo más equi-tando la absorción de nutrientes por las mismas. librado posible para la vida y la producción de las Los protozoarios pueden llegar a suminis- plantas y al mismo tiempo crear un ecosistema paratrar el 40% de las necesidades de nitrógeno de las vivir ellos lo mejor posible.plantas. Suelen ser depredadores de bacterias. Los nematodos se alimentan de bacterias Cuando el agricultor incorpora restos vege-y hongos, aunque algunos nematodos atacan a las tales, estiércol o cualquier otro tipo de materia orgá-plantas. nica en el suelo, se produce una cascada de procesos Las lombrices promueven la actividad de los biológicos, físicos y químicos para transformarla enmicroorganismos mediante la fracción de la materia sustancias más simples, directamente utilizables pororgánica y el aumento del área accesible para los las plantas y otras algo más complejas que permane-hongos y las bacterias; estimulan el crecimiento de cen en el suelo y mejoran el mismo, son las sustan-las raíces de la plantas con los exudados que pro- cias húmicas complejas, que incluyen a ácidos húmi-ducen y facilitan la penetración de las raíces por los cos, ácidos fúlvicos y otros compuestos; todos ellostúneles que hacen en el suelo. forman el humus. Los artrópodos son un grupo muy grande El humus cumple unas funciones importan-que incluye insectos, arácnidos y otros, tienen di- tes en los suelos, evita la compactación del suelo, hayversas funciones en el suelo, hay trituradores de los mayor absorción de agua, se aumenta la capacidadrestos vegetales, hojas, tallos, raíces y madera, facili- de intercambio catiónico, es decir, se facilita la ab-tando la función de todos los grupos anteriores, al- sorción de los minerales por parte de las raíces degunos son plagas de cultivos y otros se alimentan y las plantas; como nitrógeno, fósforo, potasio y otroscontrolan a las plagas. microelementos esenciales. Esta mayor humedad y la existencia de ma- En el suelo se produce una red trófica igual teria orgánica crea unas condiciones ambientalesque en cualquier ecosistema, todo componente es el que permiten la presencia de lombrices de tierra enalimento de otro miembro de la cadena alimenta- el suelo, que con sus canales facilita la entrada deria; esto es un ciclo dónde se aprovecha todo, todo, aire y agua, aumentan la porosidad en general y ho-todo. mogeneizan el sustrato. En el siguiente gráfico hay un ejemplo sim- Las lombrices de tierra modifican la bioma-plificado de esto. sa microbiana y su actividad de forma directa, fa-
  • 47. Porcuna 2012voreciendo la estructuración de las comunidades de ras de aceituna, hay franjas de hierbas en los suelosmicroflora y microfauna del suelo. y creo que una mayor concienciación del agricultor La presencia de lombrices aceleran la des- con el uso de fitosanitarios.composición de la materia orgánica y la mineraliza-ción del nitrógeno orgánico, facilitando su asimila- Como conclusión podemos decir que el in-ción por las plantas. cremento de la materia orgánica del suelo favorece su actividad biológica y la vida de las plantas. Otro grupo de organismos importantes del Tenemos a nuestra disposición una serie desuelo son los hongos, que aunque algunos producen enmiendas orgánicas que podemos aplicar al olivar,enfermedades en las plantas, por ejemplo el vertici- como son el hojín, estiércol, “compost” de residuoslium, la gran mayoría son beneficiosos en el suelo, orgánicos urbanos, paja, serrín, restos de poda y ve-descomponiendo la materia orgánica y sobre todo getación adventicia del propio olivar, etc.formando micorrizas con las raíces de las plantas. Este incremento de la materia orgánica en Las micorrizas son una asociación mutualis- el suelo tiene como ventajas una menor erosión delta entre un hongo y la raíz de una planta, la planta suelo, un aumento de la infiltración y retención delsuministra azúcares al hongo, es decir, alimento y agua, menor compactación del terreno, mejora deprotección física, ya que el hongo vive dentro de la las condiciones físicas del suelo, (pH, porosidad,raíz y el hongo facilita la absorción de nutrientes del textura y estructura); incremento de la actividad bio-suelo a la planta, por ejemplo el fósforo; la protege lógica del suelo, favoreciendo la mineralización defrente a contaminantes y frente a posibles infecciones la propia materia orgánica y la absorción por partede patógenos; una posible explicación de la inciden- de las raíces del olivo; aumento de la biodiversidadcia de “Verticillium” en el olivar podría ser la simplifi- del suelo, es decir, incremento de la cantidad y va-cación del agroecosistema, ya que hemos eliminado riedad de organismos que viven en el mismo y sula vegetación adventicia, hay poco aporte de mate- equilibrio dinámico, aumentando por todo esto laria orgánica y un abuso excesivo de fitosanitarios; fertilidad del suelo.gracias a Dios, esta tendencia ya se está revertiendopuesto que hay mayores aportes de materia orgánica De este modo podemos crear SUELOS VIVOS.gracias a los restos de poda, el hojín de las limpiado- José Bellido Salas Bibliografía.•Domínguez, J. et all. “El papel de las lombrices de tierra en la descomposición de la materia orgánica y el ciclo denutrientes”. Ecosistemas 18 (2) 20-30. Mayo 2009.•Duchaufour, Ph y Souchier, B. “Edafología. 2. Constituyentes y propiedades del suelo”. Ed. Masson. Barcelona1987.•Farrús, E et all. “Efecto de la cubierta vegetal sobre la actividad biológica del suelo.” Tendencias Actuales de la Cienciadel Suelo. Pág. 539-545. Sevilla 2007.•Jordana Butticaz, R. “Ecología y aspectos funcionales de la biodiversidad en el suelo.” II Congreso de la SociedadEspañola de Agricultura Ecológica. Pág. 225-240. Pamplona 1996.•Martínez, I.B. “Interacciones entre las comunidades de hongos formadores de micorrizas arbusculares y de plantas.Algunos ejemplos en los ecosistemas semiáridos.” Ecosistemas 18 (2) 44-54. Mayo 2009.•Parisi, Vittorio. “Biología y ecología del suelo.” Ed. Blume. Barcelona 1979•Pastor, M. et all. “La erosión y el olivar: cultivo con cubierta vegetal.” Junta Andalucía. Sevilla 1997.
  • 48. Feria Real OS DINAMITA Entre los años1955 y 1963 estando comoalcalde Don Benito GarridoPalacios, había una bandade música bajo la direcciónde Don Mariano como di-rector, se componía de unosveinticinco componentes, lamitad de ellos de cuarentaa cuarenta y cinco años y laotra mitad de jóvenes entrediez y quince años.Dicha banda se disolviópor motivos económicos delayuntamiento. Una vez disuelta labanda de música, el propiodirector, que por cierto eraun padre para nosotros, nospropuso hacer una orques-ta, nosotros locos de con-tentos, porque lo que que-ríamos era tocar, el director habló con el alcalde para que nos prestara los instrumentos y nos los prestó, setrataba de dos saxofones, dos trompetas y un clarinete, el alcalde nos dijo que todos los que quisiéramos,con lo que se lo agradecimos mucho, pero surge el primer problema y era que teníamos que comprar unabatería y no teníamos dinero, y nuestros padres no nos lo podían dar porque bastante hacían con darnosde comer. El propio director nos prestó el dinero para comprar la batería, dicha batería era tan pobre comonosotros, porque se componía de un bombo pequeño, un plato de risa y una caja de madera que un tamborde la feria sonaba mejor. Nos juntamos seis componentes, Benito, Segundo, Luis, Eduardo, Ángel y Pepe, y empezamos aensayar en la casa del director bajo su dirección, y si nosotros disfrutábamos tocando, él disfrutaba másenseñándonos. Cuando llevába-mos un tiempo ensayando,nos surge nuestro primercontrato. En aquel tiempohabía por costumbre hacerbaile en el casino el domin-go de piñata, y la junta di-rectiva nos contrató para to-car ese día, nuestro primercontrato fue de 300 pesetas,pero ese día quedamos muymal, con nuestra música nose podía bailar y la gentesentada y aburrida porquetocábamos como si fuerauna banda de música. Al poco tiempo noscontrataron para tocar en elbaile de una boda en el sa-lón de Paquito Ruiz, lo cualnos pasó lo mismo que en
  • 49. Porcuna 2012el casino, que no se pudo bailar, ese contrato fue de 200 pesetas. Con las 500 pesetas que juntamos nos compramos dos timbales pequeños.Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que no podíamos seguir y decidimos cambiar el estilo, le comu-nicamos al director que así no podíamos seguir y él lo comprendió, nos costó mucho trabajo decirle quenos dejara solos, porque como he dicho antes era un padre para nosotros, y todo lo que sabíamos nos lohabía enseñado él. A partir de ahí cambiamos al estilo de los Brincos, los Bravos, los Mustang, los Sires, los Diablos,Relámpagos, Dúo Dinámico, etc. Cuando cambiamos de estilo salieron del grupo Benito y Segundo, quedando cuatro componentes.Empezamos a ensayar todas las noches después de trabajar con mucha fe, al cabo de un tiempo ya sonabamejor y nosotros nos veíamos más animados. Con el paso de los días veíamos que podíamos tocar sobre todo en los bailes de las bodas y con laayuda de nuestros amigos que nos apoyaban mucho nos animamos y decidimos actuar.Por aquel tiempo todavía no teníamos nombre del grupo ni sabíamos cuál ponerle, de Valencia nos manda-ban partituras de canciones y una de ellas se llamaba Dinamita y de ahí surgió el nombre de Los Dinamita,nombre que con el tiempo fue muy conocido en muchos sitios. Pero ahora teníamos otro problema económico y era que necesitábamos un equipo de sonido yvolvemos a la misma situación que con la batería,que no teníamos dinero. Por aquel tiempo había un señor por mu-cha gente conocido que se llamaba Eduardo, ca-riñosamente llamado el Zopico, este señor teniaun amplificador de 40W, un micrófono y dos al-tavoces que parecían dos cajas de zapatos (peroque eran estupendos), este señor también tocabael acordeón, decidimos hablar con él y proponerleque si quería unirse al grupo y de esa manera con-seguir un equipo. Hablamos con él sobre el tema yél encantado se unió al grupo, y desde entonces yaéramos cinco componentes. Transcurrido todo este tiempo, pasaron dosaños, hablamos del año 1965, con mucho esfuerzoy sacrificio el conjunto sonaba cada vez mejor, yempezaron a salir contratos sobre todo en los bai-les de las bodas, y con el dinero que ganábamos enlas bodas, que era muy poco, íbamos comprandoinstrumentos. La primera guitarra eléctri-ca que compramos fue de segunda mano, por ciertoque fuimos por ella a Villardompardo Eduardo y yo(Luis), y por poco nos matamos los dos en la motocon la guitarra y de noche. Fue entonces con la guitarra y tocandocanciones y música moderna cuando la juventudse volcó con nosotros, íbamos avanzando a pasosagigantados, empezamos a actuar fuera del pueblo,y como he dicho antes, todo el dinero que ganá-bamos era para comprar instrumentos, compra-mos otra guitarra, en esta ocasión nueva y tambiénacoplamos algunos elementos para la batería, noos podéis imaginar lo que disfrutábamos nosotroscuando comprábamos algo, pero seguían faltando muchas cosas, ahora lo que más falta nos hacía era unbajo, y como siempre el maldito dinero. Nos propusimos hacer nosotros un bajo, les voy a contar un poco la elaboración del bajo porque escuriosa, hicimos una plantilla de cartón y el carpintero nos cortó las tablas del cuerpo, nosotros las unimos,el mástil lo hicimos de una madera que creíamos que podía servir, con una navaja y lija hicimos el mástil,los dos puentes de las cuerdas fueron de dos cambios de bicicleta, solo tuvimos que comprar las llaves delas cuerdas y las cuerdas, lo ligamos, lo barnizamos y a tocar, este bajo lo hicimos como si fuera un violíny como lo tocaba Eduardo (el rubio) que era un artista, tocando el violín no le costó ningún trabajo tocarloy sonaba muy bien, por cierto, tenemos una anécdota de este bajo, se la cuento, estábamos tocando en laferia de Pedro Abad y se acerca un señor que resultó ser director de una banda de música, y le preguntó a
  • 50. Feria RealEduardo qué marca era el bajo, que a pesar de que era muy pequeño sonaba muy bien, Eduardo sin pen-sarlo dos veces y sin intención de ofenderle le contestó que era marca la bellota (se suele decir cuando unacosa no tiene marca), el hombre pensó que se estaba guaseando de él, y le sentó muy mal, hasta el puntoque casi llegan a las manos, luego ya se lo explicamos y el hombre lo comprendió y al final nos hicimosamigos y hasta nos invitó, menos mal. Por aquel tiempo ya teníamos muchos con-tratos, pero teníamos que tocar y trabajar, porqueel trabajo era lo primero y sagrado, cuando tenía-mos que irnos cuatro o cinco días a tocar a algunaferia no veas lo complicado que era convencer anuestros padres para que nos dejaran aunque al fi-nal lo conseguíamos.Ese mismo año nos contrató el casino para tocarlos tres días en la feria real, les estoy hablando delaño 1966, en ese tiempo se tocaba a mediodía ypor la noche, el primer día que tocamos por la no-che en la caseta que estaba situada en medio delpaseo, con el equipo que teníamos, sonaba más latómbola y los caballicos que el conjunto, teníamosque darle una solución y pronto hablamos conel presidente del casino, que en aquel tiempo eraEduardo Chiquero, le dijimos que si podía adelan-tarnos el dinero del contrato, que eran 9.000 pe-setas, para comprar otro equipo, este hombre seportó muy bien con nosotros y nos lo dio todo sinningún problema. Cuando el segundo día de feria termina-mos de tocar a mediodía, en vez de descansar nosfuimos a Jaén y compramos un equipo nuevo, queconsistía en dos bafles, un amplificador, un eco yuna guitarra, ese día ni comimos porque cuandoterminamos de montar el equipo era la hora de to-car por la noche y cuando empezamos a tocar lagente creía que era otro conjunto del cambio quedio el sonido, nosotros no nos hartábamos de tocarporque al fin habíamos conseguido un porcentajemuy alto de lo que queríamos conseguir, estuvimostocando hasta que amaneció, cuando terminamos,el presidente nos dio la enhorabuena y nos dijo quesi queríamos firmar el contrato del próximo año y así lo hicimos por la misma cantidad de dinero. Cuando terminamos de tocar ya era de día y a la una de ese mismo día teníamos que estar tocandoen la feria de Villa del Río, no nos pudimos ni lavar. Tengo que decir que en Villa del Río nos sentíamoscomo en nuestra casa porque allí estuvimos tocando los domingos y festivos durante todo el verano.Cuando terminamos de tocar el primer día, a las tres de la tarde, nos fuimos a comer y descansar, y cuandoestábamos durmiendo se presentó una nube y se mojaron todos los instrumentos, cuando llegamos estabatodo empapado, pero gracias a los conocimientos técnicos de Ángel no pasó nada, tuvimos que pedir treso cuatro secadores de pelo y con el aire caliente se quedaron los amplificadores secos, aquella noche de lastres casetas que había en la feria y tres conjuntos, los únicos que pudieron tocar esa noche fuimos nosotros,porque estuvimos toda la tarde secando los instrumentos. Bueno hasta aquí les he contado más fatigas y problemas que otra cosa, pero también tengo quecontarles que lo pasábamos muy bien y nos divertíamos mucho porque la juventud estaba con nosotros yhabía ratos muy buenos que son inolvidables. Como en todos los grupos siempre hay algún componente que destaca un poco de los demás, ycon nosotros estaba al batería Pepe, para que lo conozcáis todos este Pepe es Bicho malo, aunque no megusta decirle eso porque se puede quedar con ese mote y no está bien, se apuntaba a todos los juegos quehacían en las ferias, un domingo en Villa del Río hicieron una carrera de sacos, y él sin pensarlo comosiempre, se metió en un saco, el paseo era de albero y la camisa blanca que llevábamos se la puso amarilla,el premio era un pollo vivo, y gracias a que lo ganó, a otro día pudo comer carne, como les he dicho antes,ya en aquel tiempo lo pasábamos muy bien. Al poco tiempo de esto, nos contrataron para tocar tres días en la feria de los Noguerones de
  • 51. Porcuna 2012 Boda en el Cine Municipal. Año 1967Alcaudete, nosotros como siempre muy contentos nos fuimos, llegamos al pueblo y nos metieron en unacámara con el techo de cañas, las camas eran dos literas con mucha mierda y muchos chinches, pero noso-tros estábamos acostumbrados a casi todo. El primer día tocamos sin problemas, pero cuando amaneció el segundo día, Pepe el batería no sepodía mover con una rodilla muy inflamada y con mucho dolor, preguntamos por un médico y nos dijeronque allí no tenían médico, que lo único que tenían era un curandero que vivía a tres kilómetros en la mon-taña, pero que allí no podían subir los coches, entonces un hombre del pueblo nos dijo que no nos preocu-páramos que él aparejaba un mulo y lo llevaba al curandero, y así lo hizo, aparejó al mulo con un serón,lo subimos y se lo llevó, nosotros nos tuvimos que quedar para tocar a medio día, pero nos encontramosque no teníamos quién tocara la batería, y sin ese instrumento no se puede tocar, entonces les dije que yola tocaba, me dijeron los compañeros que yo no la había tocado nunca y era verdad, pero alguno la teníaque tocar, y cuando la necesidad obliga todo sale bien, y efectivamente, salió muy bien, eso me hizo quedespués la tocara en algunos momentos que cambiábamos de instrumentos, porque cada uno tocábamosdos o tres instrumentos, según las circunstancias y eso hizo que a todos los sitios que íbamos quedáramosmuy bien.Pues volviendo a lo de Pepe, al poco rato llegó con la pierna liada y con un dolor muy grande, se acostó enla cama y le preguntamos que le había dicho y nos dijo que le había puesto tres o cuatro pedazos de tocinoañejo del que había antes y la venda y que con eso se le quitaría el dolor, pero los dos días que estuvimosallí iba a rabiar, y allí en aquella cámara con el calor que hacía cuando se derritió el tocino, no os podéisimaginar como se pusieron las sábanas y el colchón de pringue, allí no se podía entrar del olor tan malo quehabía del tocino podrido, y cuando llegamos a Porcuna y le quitaron la venda por poco tienen que cortarlela pierna de lo malamente que la tenía.A partir de aquí su última actuación fue en un festival de conjuntos que hubo en Jaén, vino a actuar conuna pierna coja, de este festival tenemos muy buenos recuerdos porque nos juntamos cuatro conjuntos dela provincia y quedamos los primeros, fue nuestro primer trofeo, una copa y como fue el primero, porqueluego tuvimos muchos más, decidimos regalárselo a Don Marino, el director, y cuando llegamos y se lodimos, el hombre emocionado se le saltaron las lágrimas, este festival lo presentó el locutor de radio Fer-nando Arévalo y como quedamos los primeros nos llevó a la emisora de radio y nos hizo una entrevista atodos los componentes, esto fue un salto importante para nosotros, esto nos hizo ir muchas veces a tocar ala piscina municipal de Jaén y a concursos. A partir de aquí, Pepe el batería, dejó el grupo por problemas en la rodilla como he contado, y ensu lugar entró un conocido de todos, José Luis de Quero, conocido de todos como Josillo, que todavía siguetocando y nos hace pasar muy buenos ratos, José Luis entró en el grupo para tocar la batería y además latrompeta, que era lo que él tocaba en la banda, cuando tocaba en la banda la trompeta era más grande queél, aunque eso nos pasaba a todos, cuando entró en el grupo lo que tocaba era lo que he dicho, pero cantarno cantaba nada, los que lo conocíamos no nos explicamos cómo ahora canta así, puede ser que como sesuele decir la necesidad obliga. Con la entrada de José Luis, introducimos nuevas canciones en el repertorio, porque como tocabala trompeta y Eduardo tocaba el violín, teníamos posibilidades de tocar canciones de los Pequeniques,porque quien no se acuerda de esas canciones tan bonitas, como también las de los Relámpagos canciones
  • 52. Feria Real Última actuación de “Los Dinamita”. Año 1998instrumentales tocadas por el monstruo de la guitarra que era Ángel, para este componente no había nadadifícil, todo era fácil para él. Con estas canciones nuevas que introducimos en el repertorio, nos salieron muchos contratospara amenizar desfiles de modelos y otros eventos, como en Andújar, Jaén o Córdoba, en estos eventosnos encantaba actuar, era muy bonito. En aquellos momentos estábamos teniendo la recompensa de todolo que habíamos pasado años anteriores, nosotros decíamos que lo pasado pasado esta, estábamos muycontentos, hasta el punto que las niñas nos comían y nosotros ni le hacíamos caso. Si por aquel tiempohubiéramos tenido algún apoyo, o alguien se hubiera interesado por lo que teníamos, quizás hubiéramosconseguido algo más, porque también tengo que decir, que había mucha gente que no querían que triunfá-ramos y cuando les pedíamos ayuda era todo lo contrario, ponernos trabas, pero nosotros a lo nuestro.Transcurrido todo este tiempo, ya teníamos todos 18 años y teníamos que buscar nuestro trabajo y nuestravida, y con todo el dolor de nuestro corazón tuvimos que dejar el grupo, Eduardo y José Luis se fueron vo-luntarios a hacer el servicio militar a Sevilla a la banda de Soria Nueve, y yo me fui a Barcelona, quedandoÁngel y Eduardo (el Zopico). Por aquel entonces teníamos tres amigos y una muchacha de Arjona, se lo propusieron y entraronel grupo, con los mismos instrumentos nuestros, siguiendo la misma línea nuestra, también triunfaron comonosotros, porque les dejamos como se dice el camino abierto. Siguieron con muchas actuaciones comoMálaga, Bilbao y muchos más sitios importantes. Además consiguieron que viniera Televisión Española aPorcuna a hacerles un reportaje a ellos y a todo el pueblo, presentado por el famoso presentador AlfredoAmestoy, en aquel tiempo la televisión no iba a todos los sitios porque solo había dos cadenas de televisión,la primera y la segunda, porque ahora tenemos muchos y no es lo mismo, y así conseguimos, y sobre todoconsiguieron, que a Los Dinamita y al pueblo de Porcuna los conocieran en toda España. Pero al poco tiempo les pasó como anteriormente nos pasó a nosotros, que tuvieron que buscarsesu vida, se marcharon a Madrid y a partir de ese momento se disolvió el grupo definitivamente. Nosotros todos los días nos acordamos de aquella juventud que tuvimos, que a pesar de todo fuemuy bonita y es imposible olvidarse de todo aquello, hoy en día cuando nos vemos a todos nos da muchaalegría y es imposible no hablar de esos tiempos, tenemos muchas fotos de todos los tiempos, desde cuandoempezamos hasta que terminamos, siempre llevamos alguna en la cartera.Cuando se disolvió el grupo, repartimos los instrumentos, unos los vendieron y otros los conservaron, enaquel momento nos dio mucha pena pero la vida es así y tenemos que conformarnos. Hoy en día parece mentira con el nivel de música y cultura que hay, que la juventud no haya salidoningún grupo parecido al nuestro o mejor, yo he contactado con algunos jóvenes y me dicen que no secomplican la vida, es una pena porque estoy seguro que podían hacer cosas buenas, incluso ganar dinero,aunque esto del dinero tiene que pasar a un segundo plano. Un día de los muchos que nos juntamos Pepe y yo, hablando de lo mismo, le dije más bien de bro-ma que teníamos que comprar una batería y una guitarra porque no teníamos nada y de esa forma matar elgusanillo, para que le dije nada, ese mismo día por la tarde cogimos mi furgoneta y nos fuimos para Jaén,
  • 53. Porcuna 2012pero nos quedamos en Torredonjimeno, que también había una tienda de música que tenía de todo, y fueallí donde compramos una batería, una guitarra y un amplificador, lo metimos en el coche y veníamos losdos como dos niños chicos, cuando veníamos de camino le pregunto que dónde los llevábamos y me dijoque a su casa no, y yo le dije que a mi casa tampoco y no quiero decir por qué. Decidimos llevarlos a casa de Eduardo porque él tenia una habitación con el teclado y allí tenía-mos que ensayar, el hombre que no sabía nada, lo mejor que nos dijo es que estábamos locos pero tambiénse puso loco de contento como nosotros, dijimos de irnos a ensayar los domingos, los tres, para echar unrato, pero tocábamos a nuestro aire porque tampoco tenemos que darle cuentas a nadie y luego despuéscomo no podía faltar pues tomábamos el vino. Por aquel tiempo, hablo del año 1998, nos propusieron que por qué no reaparecíamos el día 14de Agosto, que como todos sabemos se celebra la romería de Agosto como homenaje al emigrante y tocaren Alharilla, pero dijimos que no, que eso era muy difícil y complicado, porque lo primero era que hacia30 años que lo dejamos, porque aunque nosotros tocábamos no era lo mismo y lo segundo era que aparte de Pepe y yo, los demás estaban todos fuera, pero no nos dejaban e insistían en que lo teníamos quehacer, pues tanto insistir, hablamos con los demás y cuál fue nuestra sorpresa que todos dijeron que sí, yano teníamos más remedio que hacerlo, nos pusimos manos a la obra y empezamos a hacer las diligenciasoportunas.Nos juntamos cinco o seis domingos antes para ensayar todos juntos, Ángel venía de Málaga, Eduardovenía de Sevilla y José Luis de Jaén, ensayábamos y se iban de vuelta a su destino, como veréis eso era tenerfe.Lo bueno que tuvo esto fue cuando a los 30 años nos juntamos todos, algunos por circunstancias de la vidano se habían visto desde aquel tiempo, y apenas se conocían, que recuerdos más bonitos. El día de la actuación no nos separamos en todo el día, comimos juntos y recordamos tiempos deaquellos. Cuando llegó la hora de la actuación, en el llano de Alharilla no cabía más gente, eso era impre-sionante, no nos lo podíamos creer, parecía un sueño, un compañero que veía con Eduardo de Sevilla, mepreguntó que porqué había allí tanta gente, y le contesté, lo primero es que la Virgen es nuestra patrona,pero sobre todo, esta noche vienen a ver a Los Dinamita, porque las personas más mayores se acuerdan delos buenos ratos que pasaron con nosotros, y los jóvenes que no nos conocieron, sienten curiosidad porconocernos, aquella noche fue de las cosas que salen bien, nos unimos el conjunto, los jóvenes y los de másedad, fue una noche inolvidable para todos, estuvimos tocando hasta que amaneció porque la gente no seiba de ver lo bien que lo estaban pasando. Este concierto fue presentado por nuestro amigo Casto, que desde el mismo momento que se en-teró, se brindó para presentarlo, y a parte de de esto, nos ayudó en muchas otras cosas, y de nuevo desdeaquí quiero darle las gracias. En este pequeño resumen, y digo pequeño porque tengo muchas más cosas que podría contarles,quisiera animar a los jóve-nes para que hagan algo deesto, porque tampoco es tandifícil y para aquellos a losque les guste es muy bonito.ÁNIMO. LUIS MORENO BUENO Última fotografía. Año 1998
  • 54. Feria Real El Cabrero Cantaor flamenco. José Domínguez, emblema de la hon-dura flamenca y peculiar icono de la izquierda andaluza, preparanuevo disco, “Pastor de nubes”, sin descuidar su rebaño de ovejas.“Yo canto como ando, escuchando el paisaje”INICIO, ENTREVISTA Y RESEÑAS DE LOS LECTORES… José Domínguez Muñoz, Aznalcóllar (Sevilla), 1944. Can-taor. Una de las personalidades más singulares del arte flamencocontemporáneo. Pastor de cabras, efectivamente, desde muy niño,se mantiene fiel a una filosofía de la vida en que prima el amora la naturaleza, comenzando por su atuendo característico. En lasletras que canta, muchas de ellas suyas, especialmente las de losfandangos, da testimonio de inconformidad con muchas cosas de lasociedad actual, y con ellas llega fácilmente al pueblo llano que seidentifica con esa forma de sentir. “Mientras que el cante sea músicaviviente hay que añadirle lo que se vive, por muy demonio, fantas-ma, negrura o tormenta que sea lo que viene de frente”. Su últimaaventura artística es cantar tangos argentinos, habiendo lanzado undisco.Reseñas de los lectoresAlejandro Estrada. Cabreristas. Comentario: HOLA A TODOS LOS SEGUIDORES DE JOSÉ, ESTE MENSAJE NO ES PARAÉL SINO PARA SUS INCONDICIONALES. TODO EL QUE SEA SEGUIDOR QUE ME AGREGUEA LA SIGUIENTE DIRECCIÓN: CABRERISTAS @HOTMAIL.COM. YA SOMOS MUCHOS LOS CA-BRERISTAS QUE ESTAMOS EN CONTACTO PERO TODAVÍA SON MÁS LOS QUE NO CONOCENLA INICIATIVA ASI QUE TODO EL QUE LO DESEE QUE APUNTE LA DIRECCIÓN Y ESTAREMOSCOMPARTIENDO LA AFICIÓN SOBRE EL MÁS GRANDE. SALUDOS Y GRACIAS.Santiago g.vico. Título: EL CABRERO (manantial de pureza, sabiduría y de cante grande). Comentario: Que decir de un cante como el que hace EL CABRERO, que es magistral, puro yvaliente como su interprete, sin miedo al que diran por encima de los tiempos y de comentarios banales.La sabiduría de su cante en su voz desgarradora y flamenca, hace temblar a los cielos con interpretacionesinolvidables. El cante como dice JOSE DOMINGUEZ MUÑOZ, nace en libertad y no sabe ni le gustanlas atadura, porque no conoce límites, ni falsas verdades. Yo particularmente me quedo con la esenciade sus letras un contenido del cual se hace eco sus vivencias, las necesidades de un pueblo acallado yoprimido durante siglos que le han negado su libertad. Por eso siempre dire adelante JOSE pon en tuvoz la palabra del que no pudo hablar. EL CABRERO es grande por muchas cosas de entre ellas resal-tar que es la voz del pueblo, limpia y clara, que decir de sus interpretaciones o de la profundidad de suconocimiento en palos flamencos, esos Martinetes, Tonas, Segyuidillas, Tientos, Soleares, etc… Por todoeso y mas eres grande JOSE. Por eso YO te pido que no dejes nunca de cantar. GRACIAS POR TODO.MANCHEGUILLO. HAY T DEJO UN FANDANGO Comentario: PA TII ESTA FANDANGO T ESCRIBO HAY CABRERO K ES PA TII CON ELALMA T LO MANDO PA K DE ACUERDES D MII CUANDO TU LO ESTES CANTANDO (FANDAN-GO DE HUELVA).Josete. DE LOS TUYOS HAY MUY POCOS. Comentario: PARA MI EL CABRERO ES UN HOMBRED GRAN CORAZON Y PUREZAYA K ES DE LOS POCOS K AUN CANTAN ESOS FANDANGOS PROTESTA K AYA CASI NO SEESCUXAN Y SOLO POR EL EXO DE SER ASI D SINCERO EN SUS LETRAS Y SU CANTE SER TANPURO YO QUIERO DECIR OLE TUS HUEVOS Y SIGUE ASI
  • 55. Porcuna 2012LIZARDO PAJON, Argentina. Un gusto…¡¡¡ Comentario: Realmente es un gusto poder seguir a la distancia la carrera de un gran amigo, yel gusto es mas grande cuando uno se entera que este amigo está en un proyecto con alguien que plasmaen su arte su forma de vida y eso es magnífico. Hablo de mi amigo: DANIEL GIRAUDO, el guitarrista;y hablo del proyecto: EL CABRERO. Ambos son excelentes por donde se lo mire, ambos son la pruebadel arte con sentimiento…¡¡¡Benito, España. El mejor. Comentario: lole tu maestro Josei. Con diferencia el mejor, digan lo que diganlos cuatro cantamañanas que ay por ahi. Sigue cantando asi maestro que tu cante calla a las “ratas” loletu maestro joseiJuan, España. De lo mejor. Comentario: Sin duda, este cantaor por derecho es de lo mejor de los últimosveinticinco años. Dicen que por fandangos, vale,…pero ¿y por soleá?... ¿y por tonás?... ¿y por segui-riyas?... ¿y por malagueñas?... Ante las críticas absurdas de cuatro enteraillos recuerdo un buen jaleoflamenco “ole el arte, se joa quien no distinga” dentro de unos años todos serán cabreristas. ¡animo Jose,eres de los grandes! salud y anarquíaEmilia, España. Eres mis recuerdos Comentario: Gracias, por no parar y seguir gritando tus ideas, espero poder verte pronto porBadajoz Extremadura. Gracias por ser como eres.Rubén, España. Duda Comentario: Hola, he escuchado cantar a el cabrero en un documental llamado “vivir la anar-quía” de La 2. ¿Alguien podría decirme como se llaman esas canciones?PD: Perdonadme porque soy consciente de que esas canciones que yo digo pertenecen a algún generopero la verdad, nunca me había atraído mucho el flamenco hasta que lo escuché, y me gustaría ir intro-duciéndome poco a poco Gracias. ……………………………………………………….El Cabrero, París 94Disco grabado en directo. Disco grabado en directo. El Cabrero reedita con su propio sello discográ-fico el concierto en directo “París 94”. Acompañado por el guitarrista Paco del Gastor, interpreta mala-gueñas, seguiriyas, soleá, polo, fandangos y hasta un soneto de Borges por bulerías, entre otros estilos. Atodos ellos aplica además de la energía del directo, su personalísimo sello de cante-denuncia. El libretoincluye textos y letras en español. …………………………………………….{Los comentarios de los lectores (Reseñas de los lectores) se han transcrito de manera textual, redacción yortografía, con el lenguaje coloquial y jerga de cada uno} …………………………………………… BIOGRAFÍA GENERAL Y COMPLEMENTARIA DE “EL CABRERO” Aunque como pastor haya cambiado las cabras por las ovejas, José Domínguez (Aznalcóllar,1944) sigue y seguirá siendo El Cabrero, un emblema de pureza y sobriedad flamencas. Trasunto descar-nado de otro pastor guerrero, Miguel Hernández, su fidelidad a sí mismo tanto en el escenario como ensu peculiar activismo social y político –es pionero en la lucha contra la apropiación del campo públicopor parte de los terratenientes- contribuyó en los primeros ochenta a consolidar una etiqueta de “símbolode la Transición” que entusiasma a quienes lo ven como un icono popular de la izquierda andaluza, peroque en parte ha eclipsado y caricaturizado al artista. El Cabrero reivindica una carrera de más de 35años de hondura flamenca salpicada de valientes digresiones: discos de tango, colaboraciones rockeras–Reincidentes, Marea-y giras de postín, como aquella de 1993 con Peter Gabriel por Estados Unidos quelo obligó a un descuido inusualmente largo de su rebaño. Pocos han podido rivalizar con él en conexióncon el público y éxito en los festivales. “Naranjito de Triana” decía: “Donde van juntos Camarón y El Ca-brero, comemos todos”, cuenta. Ahora prepara su 18º disco, Pastor de nubes (Atrapasueños). José –vozimponente, ojos claros y acento esotérico- habla aquí de música y política usando metáforas del campo. ¿Contra qué canta en este disco? Contra la guerra. La desigualdad. La piel de España es la de un perro flaco. No hablo de mí, que estoy surtido y arrimao al sobaco que más apesta (hace
  • 56. Feria Real con los dedos el gesto del dinero). Pero soy consecuente y lo digo. En mi flamenco están mis ideas. Será un análisis de cateto del campo, de acuerdo, pero yo tengo sentido del pienso, del reparto, porque soy pastor. Y digo que hay que poner las cosas al precio del que menos cobra. Usted firmó junto a Manu Chao, Juan Pinilla y otros artistas un manifiesto que dice: “El flamenco agoniza en Andalucía”. ¿Tanto? Está vivo, pero está flaco. Depende del dinero de los contribuyentes, pero el pueblo no decide nada. Hay que llevar el flamenco a los pueblos. ¿Se considera marginado por los circuitos oficiales del flamenco? No llevarme en 26 años a la Bienal de Sevilla, llenando en todos los pueblos que piso y en los teatros internacionales… Esa marginación, ni con el innombrable (Franco). Y se demostró que se equivocaban los que decían que yo iba a ser “el cantaor de la Transición”. Es una manera de decir “ese no entra en mi casa”, y no porque el pueblo no me quiera oír, ni por mi cante. ¡Hostia, sí voy por los cánones! Nunca he prostituido el cante. Una seguiriya es una seguiriya. Pero soy pastor, no tengo álgebra para entrar en los corrillos y me arreglo con una lata de arenques por no pedir a alguno un favor. Tampoco acepto botas regaladas que me queden pequeñas. A lo mejor me hubiera ido mejor si hubiera hecho caso al que me decía “no seas tonto, tú no muevas los pies de aquí”, pero yo llevo las botas holgonas. Soy más de izquierdas que la madre que me parió, pero no llevo en la boca el carné de los gemelos (PSOE y PP), tanto que van de izquierdas… El PP no va de izquierdista… Aquella señora del palestino hablando del partido de los trabajadores (Cospedal) parecía que había hecho un cursillo en Marinaleda. ¿Fue a la manifestación el 29-S? ¡Y a las que haiga! Y había gente, ¿eh? Otros no fueron, no fueran a pringarse. El miedo es lo que guarda a los borregos. El problema es que el ganado no puede estar encerrado. Mira, yo soy menos dañino que un borrego, pero necesito lo mismo: espacio. Ahora oigo que hay que trabajar más y cobrar menos. Yo soy Zapatero y me voy a por él (Gerardo Díaz Ferrán) como un perro que ha escuchado venir a alguien de lejos. ¿En qué piensa durante las largas horas de pastoreo? ¡No creas que da tiempo a pensar, con tanta linde! Esa es otra. Mira, llevo protestando desde que empecé de cabrero, siendo chaval, y viendo cómo la guardia defiende al que usurpa la vereda. ¡Hasta la cárcel he pisado! Pero yo necesito campo, espacio. Necesito verlas venir. ¿Se siente usted de otro tiempo? ¿Y eso por qué? Su forma de pensar, de hablar, de cantar, de vestir… ¿De vestir? Cuando yo empecé me exigían camisas con chorreras y trajes de señorito. ¿Para cantar hace falta eso? ¡Nooo! Y cantando, ¿para qué voy a correr? El flamenco tiene que sonar a flamenco. La cursilería no se agarra. Para afianzar los pies en terreno quebrado hay que ir despacio. Aunque conozca el flamenco del hilo al pabilo, yo no canto por media granaína como por soleá (cante del que, al igual que de la ma- lagueña, es Premio Nacional). Yo no soy ese cantaor de bulerías que va pum, pum, pum, rápido. Yo canto como ando, y ando mirando y escuchando el paisaje. Hay que subir la montaña, no ro- dearla. Yo cuando empecé estaba verde, claro. Todo era sorbido, sin resuello. Luego he aprendido, despacio. Por eso el cante siempre será de minorías. No porque haya poca afición, es que pocas madres paren cantaores. ¿Su madre cantaba? Para la cocina y para las fiestas de la matanza. Y mi padre silbaba, no cantaba nunca cerca de nosotros. Yo me parezco a él. Es de estos hombres que no vieron más que campo. Tenía sentido de la naturaleza… Lo quería mucho la gente. Dentro de los cuatro kilómetros a la redonda por donde se meneaba, claro. ¿Aprobaba que usted cantara? ¡Uf! Qué va. No sentía lo que yo sentía. Desde los ocho años estuve guardando ovejas. Pero yo tenía una radio, cogida con guitas porque estaba desan- gelada, y la escuchaba por la noche. Luego no tuve el permiso de mi padre para ir a escuchar el cante, y me reñía y me pegaba cuando era mozanguete si descuidaba los animales. Encima, cuando conseguía irme quedaba como un golfo en el pueblo por dejar a mi padre solo con los borregos. Así, sorteando las pedradas de la vida, empecé a sentirme un rebelde. AMPLIACIÓN Y SEMBLANZA FINAL El Cabrero: Nombre artístico de José Domínguez Muñoz, debido a su oficio de pastor de ca-bras. Aznalcóllar (Sevilla), 1944. Cantaor. Sus comienzos artísticos datan de 1970, al entrar a formarparte del grupo de teatro flamenco La Cuadra, de Sevilla, con el que actuó en distintas ciudades espa-ñolas y extranjeras, quedándose en Ginebra (Suiza), donde conoció a su mujer. A su vuelta a Españarealizó sus primeras grabaciones discográficas y alternó su trabajo de cabrero con sus actuaciones en losfestivales andaluces, caracterizándose por sus letras de contenido social, especialmente en los fandangos,
  • 57. Porcuna 2012que le proporcionaron una gran popularidad, el favor del gran público y una alta cotización económi-ca. En 1982 fue procesado por blasfemia pronunciada estando actuando en Alcolea (Córdoba), siendocondenado a cinco meses de privación de libertad, produciéndose un movimiento popular en su favor,encabezado por varios partidos políticos, que pidieron su indulto. En el Concurso Nacional de Arte Fla-menco de Córdoba, correspondiente a 1980, fue premiado por soleares y malagueñas. Actualmente esuno de los cantaores que suman más actuaciones en festivales y peñas flamencas. Su repertorio es amplioy posee grandes facultades de voz. La personalidad de este singular artista ha sido comentada por perio-distas y críticos atraídos tanto por sus cualidades artísticas, como por lo original de sus característicashumanas. José Aguilar: “Las cabras y el flamenco son las dos compañías inseparables de El Cabrero desdeque su padre empezó a llevarle al campo, cuando sólo tenía cinco o seis años… Con alguna fama a sufavor, sigue prefiriendo los espacios abiertos y solitarios a las reuniones de mucha gente, el hechizo desus cabras a las convenciones de la vida social”. Jorge A. Rodríguez: “El Cabrero es, al fin y al cabo, poetadel cante, a pesar de no ser gitano. Él quiere ser como el viento que nunca el hombre ha podido cogeren sus manos, pero que siempre hace vibrar las encinas. José Domínguez será un cabrero toda la vida,un cantaor hasta la muerte. Su aspecto informal y el tufillo de su nombre le acompañan por donde va”.Manuel Barrios: “El Cabrero es la elementalidad del alma pura, sin contaminaciones ni soplos de malosvientos. José El Cabrero es un niño alto y fuerte, que canta sin querer entregarse a la confusión de unmundo deformado por odios, violencia y engaños”. Francisco Millán: “El Cabrero va a donde le llaman.De palacios de deportes a asociaciones de vecinos. Su voz es dulce y dura a la vez. Se arranca siemprepor derecho con fuerza en la sangre que tanto está cerca de la tierra dura. Hay veces que sale hasta enhombros. El Cabrero, se alegra, se ríe, pero no se descompone ni rompe su vida. A la mañana siguiente,el monte, con sus cabras, su cante, su anarquía de bien”. MANUEL MONTILLA MOLINA
  • 58. Feria Real
  • 59. Porcuna 2012 Primer Premio Literario Infantil Autor: Jacobo Del Pino Herrera LA INÉDITA PERO NO POR ELLO MENOS OSADA AVENTURA DE NUESTRO AMIGO DON QUI POR TIERRAS DE JAÉN.
  • 60. Feria Real PRIMERA PARTE Junto a su fiel escudero, el ingenioso hidalgo don Qui, atravesaron toda Sierra Morena, en busca denuevas correrías, adentrándose así en Andalucía. Como todos ya sabéis y sois conocedores de sus andan-zas, os voy a relatar una de tantas que no llegó a escribirse pero no por eso menos osada e importante.Cabalgando y cabalgando, se situaron en la tierra de Jaén, iban conversandoSancho y su señor, cuando de pronto don Qui tomó una actitud de alerta ymuy erguido, se colocó en posición de ataque. Aquello que vieron sus ojos lepareció un enorme ejército dispuesto a atacar. _ La suerte nos va guiando, amigo Sancho, lucharemos, haremos ba- talla. _ Pero vuesa merced, aquellos que allí se ven, no son más que verdes olivos, reyes de esta tierra. _ Que no te engañen tus ojos ingenuo Sancho. En verdad son reyes, resto de los que años atrás dominaron estas tierras y que tenían a su merced más de doce mujeres cada uno, que viéndose reducidos por nuestros Señores tuvieron que quedar ocultos, y ahora salen a bandadas a desvalijar a las buenas gentes que por estos caminos andan. _ ¡Mi Señor! No son más que productores de negras aceitunas, manjar de buena mesa y jugo- so zumo, base de cualquier buen guiso. _ Subiremos mi noble Sancho a aquel cerro, para así poder divisar mejor al enemigo, después nos enfrentaremos a todos ellos, pronunció muy enfadado don Qui. Empuñó su lanza y lanceó contra ellos, dando una y otra vez en sus gruesas varetas y en los durosy grandes terrones, repitiendo sin éxito, queriendo dar muerte a tan viles villanos. Sancho recogía su lanza, y a pesar de toda su insistencia en que abandonara, don Qui sin atendera sus voces, daba espuelas a Rocinante sin parar. De repente, la tierra con sus hermosos olivos empezó a removerse, las grietas cada vez se hacíanmás grandes, se produjo un gran socavón. Don Qui y Sancho se echaron hacia atrás muy asustados. Gue-rreros de piedra se levantaron majestuosamente de aquel hoyo saliendo a la luz. _ ¡Esto sí es un ejército mi señor!- dijo Sancho, escondiéndose detrás de su zopenco. _ Detente valiente caballero _dijo el Rey de aquellos guerreros. _ ¿Quién osa ponerse en medio? Contadme quienes sois- preguntó don Qui. _ ¡No le dije a vuesa merced que mirase bien lo que hacía!, no era un ejército, eran olivos, pero ahora son fantasmas salidos de la tierra. _ No venimos a luchar, soy el Rey, el guardián de todas estas esculturas tan antiguas y valiosas enterradas aquí por miles de años en este tan co- nocido CERRILLO BLANCO, por estas tierras de PORCUNA, cuando eran los Iberos sus Señores. _ ¡Válgame Dios!,- dijo Sancho, si no lo veo no lo creo, guerreros de piedra que hablan. _ Descansad pues, y mañana, os mostraremos la historia de esta ciudad escondida. También os enseñaremos la gran Torre de Boabdil, antigua alcazaba mora. _ Hermano Sancho, aventura tendremos,- aseguró don Qui. _ Pues, ¿en qué halla vuesa merced- dijo Sancho, que esta sea aventura? _ No quiero yo decir que esta sea aventura, sino principio de ella, - res- pondió don Qui, que por aquí se comienzan las aventuras. _ Durmamos pues, - comentó Sancho, mañana será un día muy largo.Pero aquella noche, Don Alonso Quijano no pudo dormir… Continuará
  • 61. Porcuna 2012 “El pergamino secreto” Segundo Premio Literario Infantil. Autor: Álvaro Navas González Hace muchos, muchos años, existía un vie- Los guerreros de Ipolca consiguieron llegarjo pergamino dorado que según las leyendas antiguas a la fría cumbre del Monte Kiu-Kiu, pero todavía lespodía predecir el futuro. Estaba escondido en la cima quedaba encontrar el ansiado pergamino, pero no lodel monte Kiu-Kiu, la cumbre que coronaba las mon- hallaban.tañas que había entre dos grandes reinos. Pero se trata- Con la demora de la búsqueda, llegaron tam-ba de un lugar imposible de alcanzar. El reino íbero de bién a lo alto de la montaña las tropas celtas, aunqueIpolca y también el de los celtas de Sakilia se entusias- ya con menos guerreros, y se encontraron con sus ene-maron con la idea de conseguir el valioso pergamino. migos. Una mañana soleada y cálida, el rey íbero Bo- En una larga lucha a lanza y espada, los íbe-dilio ordenó a sus guerreros ir en busca del documen- ros vencieron a los celtas, ya que éstos estaban agota-to dorado. Al atardecer un ejército de por lo menos dos por la fatiga de aquella ascención sin descanso.trescientos soldado encabezados por Banio, empren- Todo aquel combate acabó cuando, malherido, rindiódieron el camino hacia el monte sagrado Kiu-Kiu. su espada Koriko el que mandaba a los celtas, y los Al cabo de unos días, un mensajero enviado pocos que quedaban fueron hechos prisioneros.por los espías del reino enemigo en esta región, avisó Entonces los íberos se dedicaron a buscar pal-al gobernador de los celtas, Koriko, de lo que había mo a palmo por todas partes, y debajo de cada piedraocurrido. Éste montó en cólera, al pensar que el reino de la cumbre, hasta que en la base de unos arbustosvecino pudiera hacerse más poderoso gracias al fabu- hallaron un misterioso hueco que era la entrada deloso pergamino, y casi hace dar muerte al mensaje- una pequeña cueva en la que se internaron siguiendoro. Entonces decidió hacer lo mismo que los íberos, y una extraña luz que venía del fondo. Allí localizaronemprendió también otra expedición de búsqueda del aquel pergamino, que parecía relucir con luminosidadfamoso manuscrito. propia entre la gran oscuridad que había alrededor. Los Íberos, después de tres días sin descan- Fue Banjio, el guerrero al que el rey íbero de Bodiliosso, acamparon en el Valle del Muerto, llamado así por había encomendado la misión, el que lo recogió contratarse de un pedregal desértico. Escaso de cualquier mucho cuidado y lo guardó en una pequeña arquetatipo de recursos naturales. que había llevado consigo. Y todos se encaminaron Mientras tanto, los guerreros celtas iban avan- monte abajo hacia las comarcas de Ipolca a entregarzando por otra zona de la cordillera, pero ante lo difí- al rey su preciado tesoro.cil del ascenso, tuvieron que ir por los mismos lugares Bodilios se llevó una gran alegría cuando lospor los que ya habían pasado los íberos. Escalaron el mensajeros le anunciaron el éxito de la misión. Des-cañón sin Fondo, un valle escarpado en el que muchos pués estaba muy nervioso por la impaciencia de queíberos y ahora celtas perdieron la vida al intentar su- llegaran, y se sintió muy aliviado cuando vio a la co-perarlo. Koriko, el jefe celta que encabezaba la misión, mitiva acercarse hacia él, encabezada por Banio.no quería que descansaran sus hombres, ya que sabía El rey tomó el pergamino y lo dejó en silencioque los íberos llevaban una buena ventaja. ante la expectación de una gran multitud de nobles y Por todos los reinos y comarcas cercanos, co- consejeros. Para sorpresa de todos, lo rajó en peque-rría esta increible noticia, la de los dos reinos en busca ños pedacitos y los echó a las llamas de un calderode un poder definitivo. Todo el mundo hablaba sin fin que había ardiendo para iluminar el interior del pala-sobre este tema. cio. Mientras tanto, los íberos se acercaban cada Nadie llegó a saber el contenido de aquel per-vez más a la parte más difícil de superar en todo el gamino, salvo Bodilios, el rey de los íberos de Ipolca,recorrido, pues las temperaturas eran muy frías y era que nunca desveló su secreto.complicado sobrevivir mucho tiempo en condiciones La gente especulaba acerca del motivo por eltan adversas, era el lugar conocido como la Zona Des- cual había destrozado aquel documento; unos decíanpeñada. que era porque le auguraba desgracias y desastres; Los celtas, por su parte, seguían sin acampar, otros que porque no había nada escrito en él, y el reyy muchos se habían quedado ya en el camino, víctimas habría sentido vergüenza de haber perdido todo undel cansancio o de los desprendimientos. ejército de valerosos hombres a cambio de nada; sin El grupo principal de los íberos estaba cul- embargo, otros pensaron tiempo después, que el ma-minando la escalada, y se encontraban a punto de nuscrito le había revelado algún importante secreto,coronar la cima, pero sólo tenían ya unos cincuenta ya que su reino a partir de ese momento dominó ahombres. Mientras que los guerreros celtas de Koriko, las comarcas y reinos vecinos, y tuvo muchos años deestaban llegando a la Zona Despeñada, y acercándose gran poder y prosperidad.a la retaguardia de los escaladores íberos.
  • 62. Feria Real D Premio de Relatos Autor: Julio del Pino Herrera iario DE UN ADOLESCENTE17-febrero-2010 Crisis, crisis, crisis, vendo, alquilo, reven-do, ¡qué país más incierto!, lo escuchamos a cadamomento, en las noticias, en la calle, en la casa, entodas partes la misma palabra. Crisis en la inmobiliaria, crisis en la cons-trucción, crisis en la política, crisis en la religión.Me levanto y es la primera palabra que se escuchaen televisión. Nos hundimos en una cotidianeidad gris ymonótona, una vida sin relieve, un futuro incierto,que no nos deja ver una caduca luz al final del tú-nel. No somos colegas de nadie, nos vemos todoslos días, las mismas caras, pero no tenemos nin-guna relación, son relaciones no elegidas, vínculosque nos han impuesto por circunstancias muchasveces ajenas a nosotros mismos, somos unos gran-des desconocidos, en definitiva unos pringaos. Hoy al levantarme, me dirigí hacia el cuartode baño, miraba el final del pasillo, y cada vez quedaba un paso, quería que este fuese interminable,llegue sin querer llegar, me coloque frente al espejo,levante la cabeza muy lentamente para mirarme,y, que veo, otro grano, ¡maldito espejo y malditograno!, hasta cuando va a durar esto, ya no sé quehacer para poder ocultarlos. Todo esta cambiando en mí, ¿Quién soy?,no me reconozco, estoy “empanao”, cada día es di-ferente, mi físico, mi estructura corporal, mis cam-bios de humor, mi madre dice que estoy en un pe-riodo evolutivo comprendido entre el inicio de lapubertad y el inicio de la vida adulta, ¡qué redichaes! Tengo miedo a crecer, no sé que clase de cambios tendré que experimentar sin esperarlos ytampoco quererlos. Me siento un poco rebelde, recibo miradas desafiadoras, sarcasmos desagradables; todo lo quehe aprendido de niño, todo ese conocimiento acumulado, debo utilizarlo de forma diferente y no sécomo hacerlo, no me siento capaz de afrontar responsabilidades. Todo lo escrito anteriormente, es una pizca de mis pensamientos, y lo que en realidad estoyviviendo y sintiendo, y creo, que aún no estoy preparado. ¡Y a mí, me hablan de crisis!, yo también estoy sufriendo la crisis, mis propias “CRISIS”,¿Quién me ayuda a mí a salir de todo esto? Otro día más me voy a la “piltra”, y sigo sin entender nada. Me “piro”.
  • 63. Porcuna 201218-febrero-2010 Hoy me he levantado sin ganas, estoy de “bajón”, no me apetecía ir a clase, y como siemprehe tenido que escuchar la misma monserga de mis padres:(en el hogar, en esta sociedad, en la propiafamilia hay unas reglas impuestas que hay que cumplir, un horario establecido, unas normas). Con talde no oírlos, mejor agarro los bártulos y me largo. ¡Es una edad tan ingrata!, siento una gran crisis de independencia, una gran crisis de autono-mía, una gran crisis interior, me siento alejado, con mis propias desobediencias, inestable emocional-mente, tengo irregularidad en las tareas escolares, me consideraba un alumno bueno y ahora soy unpoco mediocre, siento rechazo, insubordinación, y sobre todo no llego a comprender a mis padres,ni por supuesto, ellos a mí, me rebelo contra todo y contra todos, siento una terrible hostilidad antetodo lo que significa autoridad. Fue noticia el año pasado, hizo 25 años que comenzó la Revolución de los jóvenes okupas,y aún sigue vigente en nuestros días, estos se rebelaron y construyeron una forma de luchar contrael sistema, fueron autogestionarios, creando sitios libres enfrentándose al capitalismo. Siempre haestado activo el movimiento juvenil. Me pregunto si hubiese encajado yo bien, en aquella época, ahora mismo me siento un “prin-gao”.Cambiando de tema, me pondré a estudiar haber si consigo aclarar algún ejercicio, y después me iréa “sobar”.19-febrero-2010 Sigo con mis cambios habituales, y para colmo de males hemos tenido charla familiar, bueno,la verdad es que día sí, día no, tengo que escuchar la misma o parecida cantinela, hay que reconocerque se hacen un poco pesaos. Os voy a poner un poco en onda de lo que se cuece aquí en casa. Mis padres comentan: que hemos pasado de una libertad a un libertinaje, ya no hay respe-to, ni siquiera a los adultos, la gente se siente con miedo en las calles, atemorizados por las pandillasjuveniles. Hay violencias en los colegios, victimización, intimidación, situaciones de acoso, insultos,amenazas, peleas, robos, epidemias de agresiones verbales, psicológicas y físicas, donde el profesorha perdido toda autoridad y por desgracia, esto no es una película, es un guión cada vez más activo. Ellos dicen que toda esta euforia pasará, y cuando ya sea tarde, me daré cuenta de lo bonitaque puede llegar a ser la edad de la adolescencia, viviéndola debidamente, dicen que no la sabemosaprovechar y disfrutar, y cuando nos demos cuenta ya no tendremos marcha atrás. Nosotros, vues-tros padres, también hemos pasado esa etapa, hemos hecho cosas parecidas, o quizá iguales, hemossentido lo que tú estás sintiendo ahora, el amor, el desamor, el triunfo, el fracaso, las desilusiones ,pero existían unos valores , unos principios, un respeto, tolerancia y educación y eso nunca lo debéisperder los jóvenes. Debéis tener en cuenta que la vida tiene idas y venidas, y curvas muy peligrosas,las cuales debéis recorrer con mucho cuidado y debéis estar preparados para cualquier suceso, buenoo malo. Solo debéis abrocharos bien el cinturón, porque solo Dios sabe lo que nos depara la vida,y, Yo les comento: no debéis exigirnos trabajos y responsabilidades de adultos sin todavíallegar a serlo, y por supuesto tratarnos como adolescentes, respetar nuestra forma de pensar y ayu-darnos a decidir manteniendo un buen equilibrio. Lo único que os pido, es un poco de intimidad, paciencia y sobre todo tiempo, hasta queconsiga saber quien soy en realidad y lo que estoy buscando, aprender de mis propios errores, aun-que os cueste aceptarlos, para poder realizarme como persona, y dejar a un lado todas estas malditas“CRISIS”, si no entendéis esto, no conseguiremos ningún entendimiento. Pues esta ha sido la clase magistral de hoy, aunque muchos días se vuelva a repetir, bla, bla,bla… ¿Qué os parece? Pues así seguiremos por un tiempo, eso creo. Hasta mañana “tío”.
  • 64. Feria Real Mención Honorífica Premios Literarios Autor: Marcial del Pino Chiachío EL AUTOBÚS DE LAS NUEVE La mañana era de una frialdad y una melancolía descorazonadoras. En la calle Dr. Mendi-zabal ningún transeúnte había violentado el silencio de la noche; ningún gorrión voló en el cieloy ninguna farola dejó de derramar su luz aterciopelada, a pesar de ser las nueve menos cinco ylucir con fuerza el sol. La sensación de vacuidad en el ambiente presagiaba un día fantasma, deesos que están en el calendario no impreso de los sueños. A esa hora, Lucía levantó alegremente,ajena a estas clarividencias, corrió las densas cortinas de lienzo; abrió las ventanas y se puso atrabajar. Llevaba poco tiempo viviendo en aquel pueblo del interior y no sabía de la posible ma-terialización de estos días inexistentes para el recuerdo. Por esta razón continuó con las tareascotidianas de la mañana, tarareando canciones pasionales al compás del transistor. A eso de lasdoce, cuando concluyó la faena, tuvo la feliz idea de cambiar el ramo de margaritas de lugar: delvaso desportillado del living al jarrón de la mesa de la cocina. En el baño recolocó la alfombrillade lana, rellenó de jabón el dosificador de porcelana y pulverizó colonia fresca con mezcladasfragancias de limón, canela y jazmín para luego aspirar el efluvio. Eran repentinas ocurrencias,difíciles de controlar. En el patio -otra inspiración súbit a- quiso regar las macetas pero descubrió,por más que volcó la regadera, que el agua no fluía. Metió la mano en el recipiente, sintió la hu-medad y sin embargo la extrajo seca. Cuando volviera Sebastián tendría que contárselo. Era jueves en el calendario racional. Lucía miró el reloj de muñeca para descubrir que eranlas doce y veintiocho minutos: hora de ir al encuentro de Sebastián en el apeadero de autobuses.Al salir de casa, descubrió las farolas encendidas. Miró al cielo y lo vio huérfano de nubes y laúnica ave que sobrevolaba el cielo era una gaviota extraviada. En la ventana de la casa de enfrenteel tímido temblor del visillo delataba a un fisgón. Por delante de ella, un balón rodó alegre y sinembargo ningún niño, ciego por el juego, lo perseguía. Caminó hasta llegar a la plaza del puebloy no vio a nadie. Echó de menos saludar a algún vecino. Cuando alcanzó el apeadero, una soplo de inquietud le removió todo el pensamiento: lapelota volvía a rodar y a botar frente a sus ojos y todavía ningún niño la perseguía. Sentado en elbanco del apeadero un mendigo leía un periódico caducado. Lucía no quiso acercarse demasiadoy un tanto incómoda con aquella presencia, levantó la vista y oteó el viejo reloj del campanarioque marcaba, con sus enormes agujas de metal desgajadas por el tiempo, las nueve horas menoscinco minutos. Lucía pensó, porque ella era así de extravagante y risueña, que ya iba siendo horade jubilar aquel trasto de mecánica desgastada y gloria olvidada. El mendigo giró la cabeza y vioa Lucía ensimismada, con un pose interesante, mirando el reloj de la torre del campanario. -¿Qué hora marca el reloj?- preguntó el mendigo. Marca las nueve menos cinco. Pero no le haga caso: Está averiado -respondió ella.
  • 65. Porcuna 2012 -¿ Y como sabe que está averiado?. Está claro, señor: Las agujas no se mueven. -¿Ni siquiera un poco?- preguntó el hombre con una dosis de inocencia Absolutamente nada- afirmó Lucía con plena convicción Entonces tendré que irme ya– dijo el mendigo después de levantarse y asir la male- ta- ¿No estaría usted esperando realmente el del Pino de las una? – preguntó Lucía al señorEl hombre hizo como que no oía a Lucía y comenzó a caminar. Sin rodear la cabeza, después dealejarse un poco, añadió:. ¡Si lo llego a saber no espero tanto!. Mañana volveré. Lucía sintió curiosidad. ¿Y desde cuando está usted aquí, esperando? El hombre giró un poco el cuello Llegué aquí hace diez minutos y espero el del Pino de las nueve. ¿No tendrá un cara- melo por casualidad?– solicitó a Lucía ¿Y no ha venido?.- Preguntó ella extrañada sin responder a la petición de la golosi- na. ¿Cómo va a venir si son las nueve menos cinco? Y si el reloj se paró, nunca darán las nueve y jamás llegará el del Pino- respondió el hombre para después alejarse defi- nitivamente de allí. La descabellada lógica de aquel hombre hizo sonreír a Lucía. Luego pensó que, antes dela llegada de Sebastián, le daría tiempo de comprar el diario en el quiosco que había enfrentedel apeadero. Al acercarse quedó extrañada porque toda la prensa tenía idéntica fecha desfasada.Aun así lo compró, por simple curiosidad y también, acordándose de la petición del mendigo,una cajita plateada de caramelos con un corazón verde y un reclamo de palabras: “Caramelos consabor alegre para los días frágiles”. No sabía el motivo pero el mensaje de la cajita también le hizogracia. Sintió sed, una sed angustiosa que le provocaba un dolor punzante en la garganta. Se acor-dó del café bar de la esquina, donde todas las tardes, después de pasear con Sebastían, tomabancafé él y agua ella. Acomodado en uno de los veladores de la terraza un hombre mayor se afanabaescribiendo con dificultad en una libreta pequeña. Lucía pasó cerca de este otro señor que al per-catarse de su presencia levantó la cabeza. -Señorita, venga, venga -solicitó el escribiente con una voz ronca y seca Lucía se aproximó dos pasos más, abrió la cajita y ofreció un caramelo . - ¡Umm! !Qué bueno!. Sabe como a un atardecer respirando la brisa del mar. Pero siéntese, señorita. Siéntese y lea – le pidió aquel hombre- A mi edad he sentido una voz impetuosa. En la carcomida puerta de mi raciocinio ha llamado la ardorosa musa de las palabras melódicas y la belleza etérea, pidiéndome crear versos ininterrumpida- mente. Llevo un mes intentando redactar un poema pero a mi edad: !Es ya tan difícil jugar con las palabras y sus múltiples significados y connotaciones!. Lástima que de pequeño no hubiese podido ir a la escuela porque habría aprendido antes lo que es una metáfora, un símil, una hipérbola, una rima, un verso, contar sílabas. Tal vez hu- biese leído algo de los maestros escritores. Pero no le interrumpo, lea, lea por favor. Lucía comenzó a leer en aquella hoja de papel, un poema algo difuso. Le pareció tan sim-ple y cándido como extraño, tierno y bonito que, sin querer, se emocionó visiblemente.
  • 66. Feria Real - Señorita. ¡Se ha emocionado! - Disculpe. Es extrañamente bello. - No se excuse. Me halaga verla emocionada. ¿Sabe una cosa? Cuando leo algo y un escalofrío me recorre el cuerpo, o se emociona otra persona, sé que es bueno. Ahora me voy porque quiero que me lo publiquen, he de llegar antes de las nueve a la imprenta. Sin más nada argumentar, se marchó de igual modo al mendigo, sin mirar atrás. Lucíaquedó sentada en el velador y comenzó a leer en el periódico noticias que perdían el sentidoporque ninguna fecha coincidía. Segundos más tarde, un dedo pequeño tocó levemente su es-palda, inyectándole en el cuerpo una sensación de armonía y placidez inexplicable. -Hola, señora. ¿No ha visto usted correr un balón por aquí?- le preguntó un niño con la respiración forzada y una mirada que cautivó a Lucía- Es que lo estoy buscan- do para irnos al colegio. - ¿Quieres un caramelo?- Lucía mostró la cajita de caramelos abierta. - Ummm. ¡ Qué bueno! - exclamó el pequeño al probar uno- Este tiene sabor a suer- te. - Hace poco vi rodar un balón en esa dirección.- indicó Lucía con la mirada puesta en el sentido en el que fue rodando y botando la pelota- Tal vez sea el que buscas. - ¡Gracias señora!- exclamó nervioso el niño que empezó a correr en sentido contra- rio. - ¡Oye, muchacho!. El balón iba por el otro lado – advirtió Lucía. - Me he enterado bien de la dirección que me ha dicho, pero no quiero que me enga- ñe como antes- argumentó el niño para perderse corriendo.Un camero repeinado, delgado y rigurosamente ataviado con bandeja, bayeta, delantal y bolígra-fo en la oreja, emergió de la puerta de la cafetería, llevando un paso estricto. -¡Señora! ¿Qué va a tomar? - Lo de siempre – pidió Lucía ensimismada en la lectura del periódico. - Perdón. No entiendo – expuso el camarero un tanto confuso. - Sí, una botella de agua mineral. Del tiempo, a ser posible - Tenemos agua mineral de muchos tipos. Tenemos agua de ayer y agua de mañana, atrapada con sabor a la frescura de las hierbas o seca, con sabor a nada. Tenemos también agua de las tormentas; agua de lluvia tardía y lluvia temprana; agua del ro- cío caído de un álamo y agua del deshielo de los carámbanos del “Arroyo Amatista”. ¿Cuál quiere, señora? Lucía levantó la cabeza, sorprendida por la variedad de aguas. Se dio cuenta de que aquel chicono era Carlos, el camarero habitual. Por curiosidad pidió una botella de agua de ayer. Momentosdespués tomo un trago y le supo a amargura y dolor. Una pareja mayor llegó a la terraza. El anciano caballero ayudó a la esposa con muchocariño a sentarse y después tomó asiento, lentamente. La mujer le dijo al hombre: - ! Qué felicidad, Cariño, hoy hace cincuenta años que nos conocimos! - Si, querida. ¿ Y por qué has podido quererme tanto tiempo? No lo entiendo - Te he querido tanto tiempo porque tú me has querido a mí también. - Casualmente yo también te he querido porque tú me has querido, he aceptado tu amor, tu compresión por perdonarme mis defectos, tu dedicación, tus cuidados, tu sufrimiento por mí... Hemos compartido momentos felices y duros.
  • 67. Porcuna 2012Lucía no podía evitar escuchar la conversación de los ancianos. Pensó en Sebastián y se imaginóen idéntica situación, mucho tiempo después. - Cariño – volvió a llamar la atención del esposo anciano- todo hubiese sido tan bonito si... - No te atormentes, mujer. Ha sido bonito y nadie puede con el destino – dijo el hombre-. - Si pudiera volver atrás y cambiar algo- añadió ella mirando el reloj del campanario- Ocurrió hace más de treinta años. A esta hora. La gitana me dijo que... - Por favor, Lucía, no te atormentes más. Las gitanas son unas farsantes. Nada puede cambiarse. - Hombre, no me robes este hilo de esperanza. La gitana me dio un ramito de romero, me miró la mano y me dijo que en las arrugas se veía mi sufrimiento y también me dijo que habría un día …Lucía sintió vergüenza por escuchar la conversación pero su curiosidad podía más que ella mis-ma. - Ya, ya sé lo que te dijo. Ahora voy a hacer el recado, para que te quedes más tran- quila. Tápate bien, no me cojas frío. El anciano levantó y marchó en dirección al apeadero. De pie quedó esperando. Lu- cía, sintiéndose más cómoda, le preguntó a la señora. -¿Esperan el del Pino de las una? - No hijita, para eso todavía queda mucho tiempo. Esperamos el del Pino de las nue- ve. -¿Quiere un caramelo? - ¿De qué sabor son? - Hay de varios tipos pero no sabría decirle cuáles son. La anciana tomó un caramelo y lo saboreó con los ojos cerrados. - Sabe, sabe. Sabe a felicidad a punto de llegar- dijo la anciana con los ojos cerra- dosLucía aprovechó para mirar el cielo. El sol no se había movido en todo ese tiempo. Ni un solo ve-hículo transitó por donde ella estaba. Entonces le llamó la atención el minutero del campanarioporque hizo un leve movimiento, las farolas dejaron de emitir luz, la bocina de un claxon provo-có la estampida de una bandada de gorriones que se dispersó por doquier. El anciano, desde elapeadero dirigió una sonrisa a la anciana. - Lo ve usted, joven- dijo la anciana a Lucía con una sonrisa plácida- el del Pino de las nueve. Y decían que estábamos locos, que ningún del Pino llegaba a las nueve. He de irme muchacha y gracias por el caramelo. La anciana se dirigió al apeadero donde el marido la esperaba. En tanto, Lucía la obser-vaba confusa por los acontecimientos. En la mano que sostenía la prensa sintió un hormigueo.Abrió el periódico arbitrariamente y comprobó cómo las letras de una noticia cambiaban deposición La reseña del atropello de un niño que corría tras una pelota se convirtió en la de unjoven, con los rasgos del niño, que posaba orgulloso junto a un balón de fútbol. En otra páginaabierta al azar, la crónica del poeta que se quitó la vida una semana después de presenciar elatropello de un niño, se convirtió en la reseña de un hombre mayor que publicaba su primerlibro. En la misma página aparecía la extraña muerte de una joven, en el patio de su jardín pero
  • 68. Feria Realesta noticia no cambiaba. Atónita se descubrió en la fotografía de la noticia. La impresión le hizoperder el conocimiento Un olor a flores la despertó con una sensación de mareo. Vio un techo blanco que nada separecía al del dormitorio de su casa. Al bajar la vista comprendió que estaba en el hospital. Juntoa ella, Sebastían aguardaba. Quiso hablar pero Sebastián le puso un dedo en los labios y siseócon mucha suavidad. - No hables cariño. Todo pasó. Ya no corres peligro y todo porque tuve una pesadilla. Ayer, cuando marchaba en el del Pino de las seis de la mañana no pude evitar cerrar los ojos. A eso le siguió un sueño. Soñé que esperaba un del Pino, el de las nueve, pero nunca llegaba. Así estuve un tiempo indefinido. Mi barba creció, mi cara se demacró y mis ropas se hicieron andrajos. Leía el periódico, sentado en el apeadero, hasta que llegaste tú. Hablé contigo como si no te conociera y comprendí que tú tampoco me reconocías. De pronto descubrí algo que me hizo recapacitar porque llevabas puesta la misma ropa que la chica de un suceso, muerta en el patio de su casa. No te lo creerás, Lucía, pero la chica eras tú. Me dijiste que el reloj no se movía y eso me hizo pensar en la hora del suceso: las nueve de la mañana. Esperaba un del Pino que nunca llegaba porque el tiempo no corría. Entonces comprendí que eso era una oportunidad para regresar corriendo a casa y advertirte del peligro. Desperté con una terrible presentimiento, tomé un taxi y te encontré a tiempo, tendida en el patio con un hilo de vida.Lucía quiso hablar de todo cuanto había experimentado pero Sebastián se lo impidió de nuevocon otro siseo. - No hables cariño. No te preocupes, todo pasó. El médico me dijo que perdiste el conocimiento y te golpeaste fuertemente en la cabeza pero llegué. Tú y el niño estáis bien. ¡Me ha dado tanto alegría cuando el médico me ha dicho que estas embaraza- da!. ¿Quieres uno de estos caramelos?. Los tenías en el bolsillo. Lucía se sorprendió al escuchar que estaba embarazada y más aún al ver la caja con el corazónverde. Eligió un caramelo. Dentro de la boca la golosina se deshacía con rapidez pero no sabíadefinir aquel sabor que le estaba reconfortando. Sebastián, excitado y nervioso, no paraba de ha-blar cosas de él y de ella, a veces sin mucho sentido. Hasta que le enseñó un balón a Lucía. - Y fíjate tú que después de informarme tozudamente resulta que ningún del Pino lle- ga o sale a las nueve... Lucía estoy seguro de que vamos a tener un niño. Un guapo y listo niño. ¡Quién sabe si será un buen deportista!. Pero, claro, para eso queda mucho. Lo importante es que lo mimemos mucho, para que nada le pase... Lucía reconoció el balón. Supo entonces el sabor del caramelo: era sabor a un profundoanhelo de ternura. Y también supo que ya nada le pasaría a ese crío porque ella lo impediría.También sabía que junto a Sebastían viviría feliz mucho tiempo, hasta la nueva llegada del delPino de las nueve en un día de esos qué está en el calendario no impreso de los sueños.
  • 69. Porcuna 2012 Viernes, 3 de agosto. A las 18.00 h. En la Plaza de Andalucía. VI Torneo 3x3 Baloncesto en la calle. Miércoles, 22 de agosto. A las 19.00 h. En el Paseo de Jesús. III Gymkhana Ciclista OGESPORT. Viernes, 24 de agosto. A las 18.00 h. En el Polideportivo Municipal. Semifinales y Finales Campeonatos de Bádminton y Badmintenis OGESPORT. Sábado 25 de agosto. A las 20.00 h. En el Polideportivo Municipal. XXVI Campeonato Baloncesto Final Senior Masculino. Domingo, 26 de agosto. A las 8.00 h. En el Embalse de Vadomojón (Albendín). III Torneo de Pesca Feria Real 2012. Modalidad Carpa y Black Bass. Viernes, 31 de agosto. A las 19.00 h. En la Piscina Municipal. V Aquatlón OGESPORT. Sábado, 1 de septiembre. A las 10.30 h. En la Piscina Municipal. Concurso de Natación “Los Íberos”.
  • 70. Feria Real
  • 71. Porcuna 2012c Del 15 de agosto al 8 de septiembre. En la Sala de Exposiciones del Paseo de Jesús. Exposición de pintura al óleo de Isidoro de la Rosa. Título: MARUJA LIMÓN.c Viernes, 17 de agosto. A las 22.00 h. En el Salón Inmapi. XXXI Entrega Trofeos Fiesta Futbito.c Domingo, 26 de agosto. A las 9.00 h. En el Puente de Pezcolar. Concurso Tiro al Plato. En el Llano de Alharilla. Gran Torneo Feria Real de Petanca. En los Llanos de Pezcolar. Gran Carrera de Galgos.c Viernes, 31 de agosto. A las 23.00. En la Caseta Municipal. Precio: 10 euros. XXXVI Besana Flamenca. Al Cante: Argentina. Juan Villar. David Palomar. Laura Vital. El Torta. Artista invitada: Mª Ángeles Martínez Toledano. A la Guitarra: El Niño Jero. Antonio Carrión. Fernando Rodríguez. Presenta: Juan Ortega.c Días 29, 30 y 31 de agosto. A las 21.00 h. TRIDUO A NTRA. SRA. DE LA SOLEDAD. Jueves, 30 de agosto. A las 12.30 h. Emisión Programa Especial Feria Real a través de SER CAMPIÑA (102.6) y para todas las emisoras MULTIMEDIA JIENNENSEc Sábado, 1 de septiembre. DÍA DEL NIÑO Todas las atracciones de Feria tienen el precio de 1,00 euro. A las 9.00 h. En el Camino Alto Feria de Ganado. A las 21.30 h. En la Caseta Municipal. Precio entrada anticipada: 5,00 €. Precio en taquilla 8,00 €. III Certamen Carnaval de Porcuna
  • 72. Feria Real Actuarán: Chirigota “Los Puretas del Caribe” (Cádiz). Comparsa: “Los Habitantes del Planeta Arte” (Algeciras-Cádiz). Tómbola “Lo metío no lo pierdes”. “Por más que lo intento el conejo no lo encuentro”. “Por tal de cantar”. “Los que llevan el gordo”.c Domingo, 2 de septiembre. A las 9.00 h. En el Paseo de Jesús. Concurso Canino y Exhibición de Perros de Agua. A las 9.00 h. En el Camino Alto. Feria de Ganado A las 21.30 h. En la Caseta Municipal. Entrada gratuita. Feria de la Tercera Edad Obra de teatro: “ La verdadera historia del Tesoro Visigodo” representada por la asociación cultural “Vientos del Tiempo” A partir de las 21.00 h. Charanga “Los Trotamúsicos”.c Lunes, 3 de septiembre. A las 21.30 h. Encendido Portada Feria Real 2012. A continuación, en el Templete de la Música del Paseo de Jesús: Pregón de Feria Real 2012. A cargo de don Serafín Quero Toribio. Seguidamente tendrá lugar un concierto de la Banda Municipal de Música “Ciudad de Porcuna”. A las 23.00 h. En la Caseta Municipal. Entrada gratuita. Noche Romera. Copla: Laura María Larrea. Sevillanas y Rumbas: Álvaro Martín.c Martes, 4 de septiembre. A las 10.00 h. En la Iglesia de San Benito. Solemne Fiesta Religiosa. A continuación Procesión de San Benito y Ntra. Sra. de la Soledad. A las 10.30 h. En el Paseo de Jesús. “FESTILANDIA” (Tren neumático, colchones hinchables, etc.) A las 13.00 h. Salida del Ayuntamiento. “Gran desfile de Gigantes y Cabezudos”, acompañados por la Banda de Música “Ciudad de Porcuna”.(Regalos para niños y niñas).
  • 73. Porcuna 2012 A las 23.00 h. En la Caseta Municipal. Entrada gratuita. Actuación “Ruta 80”. A continuación Baile con Orquesta “Azahara”.c Miércoles, 5 de septiembre. A las 14.00 h. En la Caseta de la Juventud: III Campeonato de Chinos Feria Real 2012. A partir de las 21.00 h. Charanga “Los Trotamúsicos”. A las 21.30 h. Salida del Ayuntamiento. Pasacalle “Brasil Samba Carnaval”. (Recorrido por Carrera de Jesús y Recinto Ferial). A las 23.00 h. En la Caseta Municipal. Entrada gratuita. Noche de Baile con las Orquestas: “Ándalus” y “Trópical Show”.c Jueves, 6 de septiembre. Día de la Mujer Andaluza. Entre las 12.00 h y las 16.00 h todas las mujeres que vayan vestidas de flamenca, serán obsequiadas por las peñas “El Caballo” y “Los Romeros” con una copa de vino español. A las 20.00 h. En el Estadio Municipal de Fútbol “San Benito”. V Trofeo Alcalde de Fútbol Feria Real. Que enfrentará a los equipos Atco. Porcuna Club de Fútbol – Real Jaén 2ª División B. A partir de las 21.00 h. Charanga “Los Trotamúsicos”. A las 21.30 h. Salida del Ayuntamiento. “Encierro Taurino”. Recorrido Carrera de Jesús y Recinto Ferial. A las 23.00 h. En la Caseta Municipal. Entrada gratuita. Noche de Baile con las Orquestas “Ándalus” y “Taxxara”. A la 1.00 h. En el centro de la ciudad. Visibles desde el Paseo de Jesús. Colección de Fuegos Artificiales.Nota: Los caballos y coches de caballos deberán abandonar el Recinto Ferial y la Carrera deJesús antes de las 19.00 h.
  • 74. Feria Real EFEMÉRIDES: HACE 200 AÑOS 1812 PORCUNA SE ENFRENTA A LOS FRANCESES Antonio Recuerda Burgos Cronista oficial de la Ciudad Ya tuvimos la ocasión en el Programa de Feria Real del año 2010 de exponer algunas conside-raciones sobre al Guerra de la Independencia relacionadas con Porcuna, recogíamos entre otras que trasla llegada el 25 de enero de 1810 de una división francesa con más de seis mil soldados a Porcuna y suacampada, en lo que después se denominó Haza de Napoleón, muchos de nuestros paisanos se echaron alcampo uniéndose a las guerrillas que hostigaban al invasor. Por una carta del general Blondeau, gobernador militar de Andújar y su partido, al que pertenecíaPorcuna durante el dominio francés, fechada en 11 de septiembre de 1810 y conservada en el Archivo Mu-nicipal de Aldeaquemada, conocemos que nada más producirse la invasión de Porcuna muchos de sus ve-cinos junto con otros de Arjona abandonaron estas localidades y se unieron a las partidas guerrilleras paraoponerse al invasor, el general queriendo congraciarse con los naturales afirma que en vez de perseguirlosy exterminarlos optó por indultar y perdonar a todos los que volviesen y que ello estaba dando sus frutos.Sin embargo hubo otros que no volvieron y siguieron luchando contra el enemigo, llegando a dar su vidacomo nuestro paisano Gonzalo Cabeza González, lego capuchino en el convento de Sevilla con el nombrede fray José de Porcuna. Tras la ocupación francesa su convento fue extinguido y sus componentes expul-sados, regresando él a Porcuna y aquí tomó parte en una partida de guerrilleros, pero las condiciones denuestro terreno la hacían fácilmente localizable por lo que hubo de desplazarse a zonas más accidentadasde la Sierra de los Villares y Valdepeñas, donde era fácil ocultarse, después pasó a la sierra de Segura dondeen una acción fue herido y apresado por los franceses que los condujeron a Jaén donde fue fusilado el 13de mayo de 1811y expuesto al público en la horca. Ahora hemos conocido, gracias al Informe realizado por la Capitanía General de Andalucía, en1818, la existencia de otra partida guerrillera formada en Porcuna en 1812, conocida como la PartidaGuerrillera de Benito Parrón, que formada por patriotas voluntarios armados con escopetas sobre yeguasde los cortijos de Porcuna, realizó acciones de acoso al enemigo por zonas cercanas a nuestra localidad,manteniéndose y avituallándose en los lugares donde luchaban. Tuvo por comandante al capitán Dalmón, del que sólo conocemos que carecía de la suficientepráctica, a pesar de la intrepidez y arrojo de sus componentes en cuantas acciones intervinieron, siendo delas más notorias la que tuvo lugar en Lucena donde se batió con valentía con el enemigo dejando algunosmuertos y retirándose después hacia sus puntos de retaguardia por estar el territorio ocupado por los fran-ceses. También se batió bravamente en la acción de Alcolea donde murió su comandante, por lo que lapartida se extinguió dispersándose sus componentes, aunque por poco tiempo pues los franceses comen-zaron pronto su retirada, pasando por Porcuna los últimos restos de su ejército, con toda rapidez, el día 7de septiembre de 1812 por el Camino de Bujalance que trascurre por la Cañada de Carrasquilla, DehesaNueva y Camino de la Roa hacia Arjona mientras que otros destacamentos lo hicieron por el camino queprocedente de El Carpio pasa por las Cañadas del Valle de este término. El 17 de septiembre1812 abando-nan las tropas francesas Jaén camino de Granada, y el 23 entraron en Jaén las tropas españolas dando fina la invasión. Sirva este pequeño artículo de homenaje y recuerdo a aquellos porcunenses que ante la invasiónde su patria se enfrentaron al ejército invasor en defensa de su honor y dignidad, hasta conseguir liberar sutierra del yugo napoleónico. (Archivo Histórico Nacional. Diversos- Colecciones, 124 Nº 50)
  • 75. Porcuna 2012 Historia De La Torre De PorcunaEra un castillo del antiguo Obulco También presenta en su cúspide sus almenasque con el paso del tiempo, pasaron cosa que le dan una vista extraordinariapor él, muchos dominadores, como además nos presenta sus ventanasfenicios, cartagineses, vándalos y romanos. y en el lado sur, aparece el escudo de Calatrava.Después fue una gran fortaleza Es una joya que honra al puebloque la custodiaban 25 torreones porque desde sus alturas se divisa mucho terrenode donde la defendían aquellos y es una cosa impresionanteheroicos soldados, como leones. cuando estás en su altura y miras al suelo.De estos torreones referidos Ahora con tener en ella el museohoy en la actualidad solo quedan cuatro esto le da mucho prestigio y popularidaddos de ellos están bien restaurados porque por aquí desfilan muchos excursionistapero otros están completamente abandonados. y toda persona que la visita queda muy impresionada.También tenía una extensión En el sitio que te hallasaproximadamente de 16.000 metros cuadrados que es éste, el paso de las calles principalescosa que en la actualidad, se ha reducido mucho es muy difícil, que pase por aquí una personaporque en su interior, mucho se ha edificado. y no levante la vista para contemplar tu imagen.En este mismo sitio del castillo Tus almenas son de los primeros puntos que baña elen el año 1411, don Luis de Guzmán solcaballero de Calatrava con su esfuerzo al apuntar la mañana, por su altura y posiciónmandó construir, esta Torre tan especial. con que amor y alegría nos la reflejas hasta quedar todo el pueblo, mirándote con tesón.Llamada la Torre Nuevadespués pasó a llamarse Torreón de Boabdil Esto lo vamos a ir cortandoque fue hecho prisionero en la Batalla de Lucena porque aquí, habría muchísimo que explicarlo llevaron a Córdoba y después aquí. el papel quedaría pequeño, para ponerlo todo lo que esta historia se merece que es mucho más.Las obras de dicha Torre se empezaronen el año 1411 Espero que esto haya sido de su agradoy se terminaron en el año 1435 porque esto es un relato muy vulgarduraron los obras 24 años, cosa corriente de enton- les ruego a las autoridades que no la abandonences. que se mantenga, para que las nuevas generaciones, la vean igual.Esta Torre referida es octogonalcon sus ocho lados todos igualescada uno mide 4,78 metroslos cuales vemos hoy en día, muy especiales. Florencio Moreno PalomoTambién nos dicen los librosque tiene 28 metros de alturacon un diámetro de 12 metrosque todo esto unido nos presenta su figura.
  • 76. Feria Real POESÍAS Arte rezuman las calles,FERIA REAL DE PORCUNA de esta ciudad milenaria, es noble, leal y sincera,Septiembre, Feria de Porcuna. alba y llana, ¡quinta esencia!Admirable, Suntuosa,Gran Feria Real, Encalada entre los olivares,Señera y Majestuosa. no presume, es sencilla, mi gran Porcuna del alma,Cuando menciono a mi ciudad, tesoro de las maravillas.se me enorgullece el alma,en ella resido y nací, Con la cinta plateada,no me canso de elogiarla. de su río Salado, es tan envidiada,Aunque hoy ya tengo canas, aún más puedes presumir.yo recuerdo a mi ciudad,siendo muy niño, Con acordes de guitarra,cuando yo comencé a andar. ella se mira en el río. Qué garbosa es mi ciudad,De niña pasó a zagala, derrocha gracia y tronío.y de zagala a mocita, Y ya para rematar,de mocita creció, una Feria Real con solera,haciéndose una mujer bonita. renombrada, fascinante, mega, modelo de feria. Juan Ruiz Cobo
  • 77. Porcuna 2012 Todos los años igual Todos los años era la misma historia, todos los años se convertían en la misma tortura, pero todoslos años lo volvíamos a planear con la misma ilusión. Cada año a finales de julio o principios de agosto, nos preparábamos para ir a pasar un mes aPorcuna, al pueblo de nuestros padres, donde coincidiríamos con nuestros primos, donde saldríamos alpaseo, iríamos al cine de verano, nos visitarían familiares que después de requetebesuquearnos nos daríandinerito o caramelos. Beberíamos más casera cola de la que habíamos bebido en todo el año, comeríamostodos los helados de ese año, ya que el resto del año no caía ni uno; e iríamos a la piscina a bañarnos casia diario. Esas cosas no las podíamos hacer en Madrid. Allí no se salía y no teníamos excesos, éramos cuatrohermanos y un solo sueldo entraba en casa. Nunca nos faltó de nada, pero no nos sobró nada tampoco y apesar de nuestra corta edad éramos muy conscientes de ello. Pero eso sí, sabíamos de sobra que en Porcunalos “excesos” se podían cometer y más alegremente que en cualquier otro lado. El caso que allí íbamos, cada verano en nuestro taxi Seat 1500 a pasar nuestras vacaciones. Peroclaro aquello no era lo que es ahora y los viajes duraban siete horas y mover seis personas, era una auten-tica planificación de logística, que a nuestros pobres padres que no estaban acostumbrados, les parecía unaauténtica tortura. Mi padre siempre nos hacía salir a las 5 de la mañana, por el calor y porque le encantaba veramanecer por los llanos de la Mancha. Eso decía, porque después de dos horas conduciendo y 3 despiertoy discutiendo con mi madre, no creo que estuviese muy receptivo.Mi pobre madre se acostaba la noche de antes con dolor de cabeza, después de haber estado empacandotodo el día y de intentar acostarnos antes de nuestra hora normal para que pudiéramos dormir un pocomás; algo que todo niño que se precie no entiende ni entenderá jamás. Y se levantaba con dolor de cabeza,ya que teníamos todos muy mal despertares y a las 5 de la mañana no teníamos muchas ganas de desayu-nar, excepto yo que era la única que no tenía que desayunar porque de forma fija me mareaba y vomitaba,seguramente a la altura de los llanos de la Mancha. Nunca me gustaron los amaneceres. Una vez desayunados y listos, empezaba la pelea que cada año se repetía cual ritual veraniego: -¿Otra maleta, pero cuánta ropa llevas? - Paco somos seis de familia y las sábanas y las toallas y después del 15 de agosto, sabes que hay que ponerse las chaquetas para salir al paseo ¿dónde quieres que lo lleve todo? - ¿Pero para que nos llevamos tantas bolsas? ¿Y la comida? Como si no hubiera comida allí. - No la voy a tirar. -Pues no compres tanto los días de antes. - Sí claro y nos vamos a comer a un restaurante... y déjame en paz que me duele la cabeza. - ¡Je,je¡ a Mama siempre le duele la cabeza cuando vamos al pueblo…(Splash¡¡¡)…Buuuaaaa¡¡ ¿pero por qué me pegas?. - Pa que no te rías de tu madre cuando le duele la cabeza. En fin que después de colocar las dos maletas enormes de cartón en la baca (para los más jóvenesque no lo han conocido, si es con “b”) y que si llovía debíamos meter detrás de nuestras espaldas en losasientos, y de llenar el maletero con las bolsas de la ropa de cama, las bolsas de comida, la bolsa de loszapatos, la bolsa de aseo, la planta favorita de mi madre y la jaula del jilguero. Conseguíamos ponernos enmarcha.Las dos primeras horas, entre que era de noche, solíamos dormir o era el principio, el caso es que pasabanbastantes tranquilas. Pero justo después del querido amanecer de mi padre, empezaba la tortura para ellosy para nosotros ¡qué aburrimiento ¡ Empezábamos a pegarnos entre nosotros intentando conseguir la mejor posición en el coche: - Mama, el niño va con las piernas abiertas. - Y la Ani se echa encima de mí en las curvas. - Cállate niño que estás tonto. - Mama la Loli me ha llamado tonto. ¡Ay¡ y la Paqui me ha pegado. Se ponen todas en mi contra. - ¡Callaros todos que me duele la cabeza ¡Paco no adelantes que no hay prisa. - Sí claro voy detrás del camión hasta Despeñaperros. - ¡Cuidado Paco, cuidado con el que viene de frente¡ - Mama queda mucho para llegar.
  • 78. Feria Real - Niño no empieces y tu Dolores déjame adelantar que yo soy el que conduce. - ¿Pero queda mucho para llegar? - ¡Te estas ganando un tortazo hijo¡ Paco que no hay prisa… ¿Qué ha sido eso? - La Ani que se ha dado un golpe en la cabeza con la ventanilla. - Esta niña esta tonta, hija ten cuidado que todos te los das en el mismo sitio. - Es que quería abrirla porque tengo ganas de vomitar. - ¡Qué asco¡ - Paqui cállate y dale la bolsa a tu hermana, Paco para que la Ani vomite. - Ahora no puedo, aguanta hija. Abre la ventanilla. - ¡Qué asco que no vomite aquí¡ - Se acabó, el próximo que hable se lleva un tortazo. ¿Y tú por qué lloras? - Porque estoy mareada y no quiero vomitar. - ¡¡Jesús que viaje me espera¡¡¡ - Mama, me meo. Menos mal que una vez pasado el mareo, descubrimos un juego que consistía en decirles hola a loscamioneros y escondernos tras del asiento. Así podíamos tirarnos media hora con cada camión, siempre ycuando el camionero fuera simpático que normalmente y como debían estar muy aburridos, para bendiciónde mis padres, eran un encanto cargados de una paciencia infinita. Y todo transcurría entre juegos, peleas, gritos, intentos de evitar adelantamientos…hasta que lle-gaba el momento del delito. Un poco antes de llegar a Despeñaperros mi madre sacaba las tijeras de eseenorme bolso marrón que siempre llevaba a sus pies y el cual era igual que el de Mary Popins y yo siemprepensé, que algún día sacaría el perchero de la película. Mi padre elegía el sitio perfecto, mientras mis her-manas y yo nos dedicábamos a meterle miedo a mi hermano, que solía ser la mano inocente que cometíael delito. Una vez el coche detenido y la tijeras en poder de mi hermano, éste salía corriendo como si le per-siguieran siete perros rabiosos, cogía la pieza y volvía corriendo al coche, mientras mi padre salía pitandode allí. ¡Qué ricas nos sabían esas uvas recién cortadas ¡Tengo que reconocer que mi hermano tenía buenasmanos para elegir el racimo perfecto, o eso, o a esas horas el hambre apretaba y nos sabían a gloria. Y por fin llegaba el momento de la parada larga. Siempre en Despeñaperros, en ese bar que teníaun baño bajando unos escalones que estaba siempre sucio y con un olor espantoso. Como me divertía hacerpis en cuclillas, mientras miraba alrededor para ver si había algún bicho, que según mis hermanas, habíamuchos y mordían el culo. Cruzar Despeñaperros era la más grande aventura que vivíamos en el año. Ya no solo eran las cur-vas, ni los precipicios, eran los accidentes que solían repetirse bastante a menudo, eran esas largas caravanasque se montaban. En accidentes de camiones, te daba tiempo a hacerte amigos con otros coches y hasta ajugar al pilla-pilla. Después de Despeñaperros el humor de mis padres mejoraba, ya estábamos en su tierra, no asísu paciencia que seguía siendo corta, pero es que nuestro cansancio también nos hacía insoportables y noparábamos de llorar y pelearnos. Y mi madre de pegarnos pellizcos de monja, que era un arma mucho másletal que la famosa zapatilla o el palo de la escoba. La última parada la solíamos hacer en algún campo de amapolas (ya no se ven casi), donde era yola que me encargaba de las tijeras para llevarle un ramo a mi abuela, el cual solía llegar mustio pero quemi abuela agradecía como si le hubiera entregado un ramo de rosas. Y entonces pasábamos por nuestroscortijos favoritos con caballos y en los sitios donde mis padres habían trabajado de jóvenes, nos contabanlas mismas historias año tras año de las caserías, de cuando recogían aceitunas… Y un poquito antes de llegar mi madre sacaba de su bolso de Mary Popins su peine, una toallita ycolonia y nos obligaba a todos a peinarnos y limpiarnos la cara para llegar impolutos; como si no llevára-mos en nuestro cuerpo siete horas de viaje. Durante un mes no pensaríamos en ese viaje y todo sería maravilloso hasta la vuelta, pero eso esotra historia, solo diré que junto a las dos maletas de cartón, las bolsas de la ropa de cama, etc.; había queañadir, los garbanzos, los melones, el aceite para todo el año, las aceitunas, el agua para los garbanzos ylas aceitunas(que no sabían igual con el agua de Madrid), otra nueva planta favorita, los higos, los dulces,el pan, las últimas casera colas…. ¡Eso sí que era una pelea¡ Ana González Casado
  • 79. Hace 50 añosPorcuna 2012
  • 80. Feria Real
  • 81. Porcuna 2012
  • 82. Feria Real IDEOLOGÍAS José Ángel Ruiz de Adana Una de las características por las que el hombre intelectualmente importante se distingue del hombrenormal, es por la capacidad que aquel tiene para adelantarse a su tiempo. Para saber ver venir las nuevascorrientes. Una visión de lo que después llegaría a ser una de las características de nuestra época fue anticipadaen el año 30 del pasado siglo, por nuestro filosofo Ortega y Gasset, en su obra la Rebelión de las Masas.Ortega anticipó como las ciudades, las casas, los hoteles, los trenes, los cafés, los paseos, las salas de los mé-dicos famosos, los espectáculos, las playas, que en aquellos años solían estar vacíos, llegarían a estar llenos.El ya los vio rebosantes de gentes. Empieza su ensayo el filósofo diciendo que para inteligir debidamente su obra, a las palabras “masas”“rebelión” “poderío social” no había que darle un significado exclusivamente político, ya que la vida públicaes a la par, incluso antes que política, intelectual, moral, económica, religiosa. Con esta advertencia quisoadelantarse a lo que él ya intuyó que pasaría, dado el grado de politización que la sociedad española habíaadquirido en esos momentos. Y, efectivamente, inevitablemente, su obra fue interpretada en los términospolíticos no deseados por él. Después de varias advertencias, en tono suave, sobre tal equivocación, a los que se empeñaban enseguir politizando su obra, sin obtener resultado alguno, ya enfadado, arremetió contra tanta estupidez, conuna expresión que era manifestación de una visión anticipadora de lo que hoy es una realidad más quepalmaria: la muerte de las ideologías. En su enfado lo definía así: Hoy que las derechas prometen revoluciones y las izquierdas proponen tiranías, ser de la izquierdaes, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el hombre puede elegir para ser un imbécil.En el año 63 del pasado siglo Gonzalo Fernández de la Mora publicó un libro titulado El crepúsculo de lasideologías que confirmaba lo anticipado por Ortega 30 años antes, en cuyo libro, tal y como su título indica,se ponía de manifiesto como las ideologías habían entrado en fase crepuscular, como paso previo a su muerte.Hoy podemos confirmar dicha muerte, sobre todo en el terreno de la economía.Y es que la crisis económica por la que atraviesa la sociedad occidental en estos momentos ha venido aponer de manifiesto de una manera evidente como conceptos clásicos de la economía liberal tales como ellaissez-faire en una economía tan global y tan compleja como la actual, no es posible aplicarlo de una ma-nera absoluta. El creador y mayor defensor de esa filosofía el economista Adam Smith, el principal padre delcapitalismo liberal, postulaba que los gobiernos deben intervenir mínimamente en la economía y por lo tantohabía que dejar el funcionamiento de la economía, no a leyes gubernamentales, sino a las leyes del mercado,a la ley de la oferta y la demanda, que sería como una especie de mano invisible que todo lo arreglaría. El problema es que en estos momentos de crisis ha quedado puesto de manifiesto como ese liberalis-mo puro y duro basado en la ley de la oferta y la demanda aplicado en los años inmediatamente anteriores yla falta de control riguroso derivado de ello, nos ha conducido a una realidad muy diferente, y así la famosamano invisible que todo lo arregla, se ha convertido en una mano negra que ha provocado la que, al parecer,es la mayor crisis económica conocida. Por lo tanto y en buena lógica, los que creen dogmáticamente en la ideología liberal, deberían pensarmás pragmáticamente, recapacitar y darse cuenta de que los gobiernos, contrariamente a lo que creía AdamSmith, si deberían intervenir en la economía general, no para ahogar la iniciativa privada, sino para ordenarlay corregir sus defectos y abusos, y por lo tanto, reconducir su conducta y aceptar, en beneficio de todos, uncontrol más riguroso del Estado. Esto, que significaría una victoria del pragmatismo en contra de los dogmatismos ideológicos, necesi-taría de unos políticos libres, no sometidos al poder del capital. Unos políticos provenientes de los grupos deprofesionales más cualificados que les diera a la clase política un brillo del que hoy, con algunas excepciones,carece. Políticos, con altura de miras que dedicaran unos años de su vida activa a la vida pública.Dado el carácter globalizado de la economía, hoy a los gobiernos nacionales no les corresponde ningúnmérito en las llegadas de las bonanzas económicas, como tampoco les corresponde responsabilidad algunaen las llegadas de las crisis. Ambas les vienen como caídas del cielo. Pero si tienen un papel muy importanteque realizar en tres aspectos, para tratar de evitar un empeoramiento de la economía, ante la llegada de unacrisis. El primero: dado que las crisis y bonanzas en el sistema capitalista son cíclicas, casi inevitables, y pa-rece ser que, en cierto sentido y hasta cierto punto, necesarias, sería labor de los políticos preveer la llegadade las crisis para atenuar sus efectos graves. El segundo, ante un ciclo de bonanza económica, deben saber
  • 83. Porcuna 2012administrarla y no despilfarrar la riqueza generada. Y tercero, en casos de crisis, deben saber gestionarla conausteridad. Por eso, hoy en día, no se piden políticos y gobiernos adscritos a este u otro partido, sino profe-sionales y buenos gestores de los recursos públicos, en definitiva, pragmatismo, frente a ideología.Como vemos, desde la perspectiva económica, lo que ha provocado la crisis ha sido un exceso de ambiciónde los sectores financieros, derivada de un exceso de ideologización (entiéndase liberalismo económico puroy duro), y la falta de autoridad y control de los gobiernos, que en el caso de España, además, fue agravadapor no haberse querido reconocer su existencia desde el inicio, y después, por no haber querido tomar lasmedidas necesarias, en su tiempo. Entonces, si la aplicación de la ideología liberal pura y dura, ha sido la provocadora de esta crisiseconómica, un paso lógico y aconsejable para el futuro sería tirar por la borda lastre dogmatico, tal y comoahora se está haciendo para la solución de la crisis, empleando, en gran número, medidas contrarias a senti-mentalismos ideológicos, lo que significaría que el pragmatismo, se debería imponer donde ya no lo hayahecho, a los dogmatismos ideológicos. ¿Cuál fue una de las grandes medidas tomadas por un grupo de países para solventar la crisis eco-nómica? Que el Estado inyectara dinero público a la banca. Pongamos por ejemplo el caso de España dondeun gobierno que se dice socialista, tuvo que inyectar ingentes cantidades de millones de euros a su “adversarioideológico”, la banca; pero no es eso solo, es que, además, le ha exigido que soporten el costo de la crisis asus “amigos ideológicos”, los funcionarios y pensionistas. ¿Dónde está la ideología socialista?Y ahora, haciendo un balance global. Si los bancos, defensores del liberalismo económico, han tenido querecurrir, para solventar sus crisis como cualquier otro ciudadano, al tan para ellos denostado “papá estado”,y si los dirigentes de ese Estado, denominados socialistas, se erigen en sus salvadores, mediante inyeccionesde dinero, haciendo recaer el peso de la crisis sobre las clases menos poderosas económicamente hablando,entonces: ¿dónde están las tan cacareadas ideologías liberal y socialista? Producto de tantos años de malas experiencias dogmaticas, hoy se ha llegado a una síntesis de lasdos grandes ideológicas imperantes. Vivimos en estados capitalistas, pero con un fuerte componente social.Es la dinámica capitalista la que genera la riqueza suficiente para que mediante una redistribución de esariqueza a través de los impuestos, se haya llegado al llamado estado del bienestar. Y si gobierna un partidode los llamados de la izquierda el sistema capitalista seguirá vigente, y si gobierna un partido de los llamadosde derechas los logros sociales adquiridos, quedan intactos. Ahora podemos saber con absoluta certeza que el único enemigo del Estado del bienestar no es ungobiernos de derechas, izquierdas, centro izquierda o centro derecha, ni de color político, rojo, blanco, azulo verde. El único enemigo real de ese Estado es la falta de recursos económicos, derivados de una pobrezaresultado, a su vez, de una actividad económica débil. Hoy vemos, como producto de la desideologicación en España la convivencia pacífica es posible.Existe en el ciudadano medio español un nivel de comprensión y tolerancia a nivel del de otros países euro-peos con trayectorias democráticas mucho más largas que la nuestra . Esta situación tan largamente deseada y por fin conseguida solo es perturbada, aunque mínimamen-te, desde dos frentes. Por un lado, el pequeño grupo de los que aún siguen aferrados dogmáticamente a unaideología. Esos a los que Ortega, en este sentido les llamaba imbéciles. Pero los efectos de este pequeño grupono es tanto de peligro real como de impertinencia. Hay una sentencia que dice que es más peligroso el tontoque el malvado, porque el malvado descansa, pero el tonto no. Y efectivamente, el malvado es susceptible detener intervalos de bondad, incluso de conversión de la maldad a la bondad. Pero el tonto es inevitablementetonto. Lo es desde su nacimiento a su muerte. Y lo es las 24 horas del día. Lo es cuando descansa, cuando sedivierte, cuando trabaja, etc. Y eso los convierte en personas de una impertinencia total.Por otro lado, tenemos a los demagogos, personas perturbadoras allí donde las haya. Estos sí son algo máspeligrosos. El demagogo mediante halagos de los sentimientos más elementales de los ciudadanos y con fra-ses y hechos duros, pueden despertar la sensiblería y captar la adhesión de las buenas gentes. El demagogono pertenece en exclusiva,( como decía Ortega del hombre-masa), a una clase política, económica, social oprofesional. Es una clase de persona, y como tal, puede estar incrustado y enmascarado en diversos ámbitosde la actividad humana aunque es en la política, donde más suelen pulular. Por lo tanto, demos de lado al que se empeña en seguir aferrado dogmáticamente a una ideología.Ignoremos al tonto y dejemos que se cueza en su propia idiotez; y por otro, tengamos cuidado con las perso-nas que nos halagan fácilmente y nos prometen cosas fáciles, (que después, como estamos viendo, nos llevana la bancarrota económica), porque detrás de esos halagos y esas promesas pueden esconderse interesesinconfesables. Si se tienen en cuenta estas exigencias, es evidente que en España, como en tantos países avanzados,podremos seguir gozando de una convivencia pacífica modélica, como resultado del triunfo de la razón sobrelos dogmatismos.
  • 84. Feria Real ¡Qué debemos entender por En nuestra Constitución en su Capítulo II Art. 16.1 se nos dice:” Se garantiza la libertad ideológica,religiosa y de culto de los individuos y de las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, quela necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la Ley”. Así, conocer si somos libres o no, creo que sea lo menos que como individuos pensantes podemoshacer. Saber si lo que hemos realizado desde que usamos la razón o lo que tenemos planeado realizarcomo proyecto de vida, fue o será producto del ejercicio de nuestra libertad o tristemente resultado del mo-vimiento de los hilos que Dios, el destino, la naturaleza o como suele llamársele haga de nuestra vida unamarioneta. He aquí la importancia de saber si existe la libertad. Muchas de las veces nos preguntamos sobre el alcance y las definiciones de la libertad, no encon-trando un justo sentido para una aplicación ética y moral de la misma. Sobre la libertad se ha dicho y seseguirá diciendo mucho. Se argumenta, por ejemplo, en algunas concepciones, que siendo el hombre libreno lo es del todo, pues ésta, siempre está regulada por pautas de conducta que le dicen lo que debe y loque no debe de hacer. A éstas se suma la contradicción que sostiene que aún teniendo la conducta reguladapor normas, existe la disyuntiva de lo que el individuo decide o no decide hacer, otorgándole otra acepcióna la palabra libertad, entendiendo que puede hacer a su libre albedrío lo que le parezca. Son muchos los autores que a través del tiempo y de la historia no han llegado a ponerse en co-mún acuerdo, siendo sus definiciones un tanto genéricas y arbitrarias. Guillermo Cabanellas, historiador,abogado, editor, lexicógrafo y escritor español, reconocido como destacado laboralista de Iberoamérica nosdice: “Que la libertad es la facultad que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, por lo cual esresponsable de sus actos”, sin embargo este mismo autor asigna, en el campo jurídico la siguiente sentencia:Entendida la libertad como autonomía individual, absoluta en el pensamiento mayor o menor según lasrelaciones surgidas de la convivencia social, ha movido a definiciones de juristas y legisladores. Envuelta enla anonimia, pero auroleada por notable perspicacia jurídica, los romanos decían: “La libertad es la facultadde hacer lo que el derecho permite”. Aun encadenada así, la “libertad” su valor es tan grande que debe de considerarse como el mayorde los bienes, no pudiéndose pagar con dinero. En Francia, en la declaración de los derechos del Hombrey del Ciudadano, la libertad se consagra como Derecho Fundamental en su Art. 2º y se define en el 4º enestos términos: “La libertad, es la facultad de hacer todo aquello que no perjudique a otro”. Como conducta personal se entiende en el sentido más amplio y a la vez ingenuo. La libertad porla que se luchaba empeñosamente en Europa en el curso del siglo XIX, se convirtió en el siglo XX en divisade carácter internacional. Con el lema “De la libertad de los Pueblos” hicieron los vencedores de la primeraguerra mundial, pero a ello siguieron una ola de dictaduras en Europa como nunca se había conocido desdeel destruido absolutismo real. Hay tantas respuestas de libertad como hombres en el mundo. Para unos, la libertad significa laausencia de ataduras humanas, otros encuentran la libertad en la democracia, para muchos, la libertad espoder hacer, decir y hacer lo que mejor les parece y para otros, es el no estar esclavizado. Como se puede valorar, “los vicios nos encadenan y las virtudes contribuyen hacernos más libres”.Es verdad, que la libertad a veces se nos presenta un tanto oscurecida, escuchando expresiones un tanto des-afortunadas, como: ¡déjame que haga mi vida y que sea libre! El ser libre no es como se entiende algunas delas veces, hacer lo que nos de la gana, entrando en un campo peligroso llamado “libertinaje”. Que nuestraconducta nos guíe por el camino de ser libres, pero una libertad recta y coherente, con las limitaciones y elderecho que nos marca la Ley que regulan las libertades del individuo como persona. José Peláez Quero Madrid, junio de 2012
  • 85. Porcuna 2012 YO QUIERO SER DE PORCUNA Soy hija de Porcuna, aunque algunos piensen lo contrario. ¿Cómo sino se iba a llamar a alguiencuyos bisabuelos, abuelos, padres son nacidos aquí? Y mis conocimientos llegan hasta mis bisabuelos peroestoy convencida en ir más lejos y demostrar que estos ojos marrones de los que estoy tan orgullosa, sonmoros como siempre he afirmado. Yo les digo a mis amigos que tengo pedigrí, ya que soy la única de todos ellos que tiene cincoapodos, cuatro “familiares” y uno propio. Soy por parte de padre “lagarto” y “cagana” y por parte de madre“monjito” y “malagona” y el mío propio es “Kika” (el cual debo a la mala memoria de mi amigo Juan Sánchezy a su amistad con mi hermano Kiko). Me gustan los caracoles del “Epi”, los violetes, el aceite y vinagre, los bizcochos de la princesa, los“socialistas”, el ponche de La Torre, los cubatas del “Pastelerito” y las patatas fritas del “Jero”. ¡Ea que soy dePorcuna y ya está¡ Hace ya unos años vi la película “Un lugar en el mundo”, donde hablaba de ese lugar del que noquieres irte, en el que puedes vivir de acuerdo a tus valores, donde te sientes bien; donde está tu corazón.Fue entonces cuando decidí que mi lugar en el mundo no era donde me había tocado nacer, Madrid y decidíbuscarlo viajando por el resto del mundo. He vivido en pueblos maravillosos de la campiña inglesa (Temple Guitting), en ciudades hermosasy hospitalarias (Boston y Madrid), en pueblos grandes llenos de historia (Tudela) y en bonitas ciudades confuturos prometedores (Valencia). Pero como en Porcuna, en ningún sitio. Hace dieciocho meses vivía en Valencia y me quedé sin trabajo, teniendo mi casa en Madrid bienalquilada, me puse a pensar que lo mejor era intentar vivir en el lugar al que más feliz me hacía volver; enel lugar donde nunca me sentía fuera de sitio, en el que consideraba que podía ser “mi lugar en el mundo”:Porcuna. Tenía la casa que mis tíos y mi madre amablemente me habían cedido y un puñado de amigos queme recibirían con los brazos abiertos. El pueblo de los largos y siempre divertidos veranos de mi niñez, conlos juegos con mis primos gozando de una libertad de la que en Madrid no podíamos disponer. Mis rocam-bolescas fiestas de la adolescencia y juventud y, cómo no; mis romerías y puentes de mi madurez. El lugarque mi padre, mi amado padre, amaba y nos enseñó a amar. El lugar que era su orgullo, al que quería venircuando se jubilará, algo que nunca pudo cumplir. Por todo ello pensé que ésta era una buena opción. Y en estos dieciocho meses que llevo aquí las cosas no han ido como pensaba, han ido mejor. Nome he arrepentido ni un solo día de la decisión tomada. He descubierto cosas nuevas de mi pueblo y algu-nas hasta me han chocado, otras, la mayoría; me han confirmado cosas que ya sabía. He descubierto que el paisaje por la mañana temprano saliendo de Porcuna hacia Jaén, es mágico,con la neblina cubriendo toda la campiña. Y a la vuelta es mejor, porque si coincide con la puesta de sol esimpresionante ver un enorme sol rojo poniéndose sobre el alto en el que está situado Porcuna, recortandosu silueta de forma perfecta con sus silos, su torre, su campanario y su mirador de la Redonda. He descubierto lo duro del invierno en Porcuna y la cantidad de barro que traen los tractores, elcual resulta peligroso para la conducción y que luego se convierte en polvo que lo llena todo, coches, callesy casas.
  • 86. Feria Real Descubrí el famoso peñón rebailaor del que tanto había oído hablar en las largas sobremesas delas reuniones familiares. Y como no, los atardeceres cambiantes del camino Castro que me resultan tanhermosos. También he descubierto que los que llevan toda una vida aquí no aprecian lo que les rodea de lamisma forma en la que yo lo hago, pero eso es algo que sufrimos todos en cualquier parte del mundo; soloapreciamos lo que no tenemos. Supongo que por ello la gente de este pueblo debe pensar que estoy locacuando vuelvo de mis paseos al atardecer con una enorme sonrisa, o cuando al pobre gasolinero le grito sino ha visto el precioso sol que se está poniendo, o cuando voy cantando sola disfrutando de los momentosmágicos que estoy viviendo. Y me habéis confirmado lo que ya sabía, que las buenas gentes de este mi pueblo, son muy traba-jadoras, que saben disfrutar de las cosas como nadie y que tienen un humor a prueba de bombas y comono, de crisis. Todo el mundo me decía que me iba aburrir y yo también lo pensaba y me puse a estudiar paraocupar mi tiempo, pero lo que descubrí es que la famosa “tranquilidad” de los pueblos, la tienes si la buscaso si la quieres; pero si no, puedes estar tan ocupada como quieras y más. Otro gran descubrimiento que alos madrileños dejaría atónitos. En los pueblos también se estresa la gente. Llevo un rato escribiendo y no sé muy bien por qué empecé a hacerlo. Posiblemente porque queríadarles las gracias a las gentes de este, mi pueblo, la forma en la que me ha recibido y me ha tratado. A misvecinas de la calle Derecha que tanto cariño me demuestran, a mis amigos y muy particularmente a losGarcía López y los Valenzuela. A la familia directa que aún me queda por aquí. A la gente del grupo deTeatro que no tenía el placer de conocer y que desde ya forman parte de mi vida. Y a muchos más, cadasaludo, cada sonrisa, me hacen sentirme querida y bienvenida. A lo mejor también lo hago para ver si me gano el derecho a ser elegida hija adoptiva de Porcuna,por más que mis amigos me digan que yo ya soy de aquí, me gustaría que fuera de forma oficial. Que porcierto, como pude comprobar en el presentador del Concurso de Rock del Festival Miaque 2011, debe seruna pretensión de todos los hijos de porcuneses no nacidos aquí. Estuve a punto hablar con él para crearuna plataforma conjunta. Y debo decir, porque sino reviento, que espero que este pueblo se sienta orgu-lloso del grupo de jóvenes que dedican su tiempo a montar un tinglado tan fantástico como es el Miaque,¡qué estupendo trabajo y esfuerzo hacen en beneficio del municipio de forma altruista¡ Pero casi seguro que lo hago por mi madre. Desde que tengo uso de razón mi madre antes devolver a Madrid a finales de agosto, buscaba el programa de Feria Real y si no lo conseguía se lo encargabaal que viniese a la feria, pero alguien tenía que llevárselo y si no el enfado podía ser monumental. A mí metocó una vez pedírselo al mismísimo Alcalde de turno en persona, ¡qué vergüenza pasé¡. No me parecíaque fueran cosas para las que todo un Alcalde debiera andar perdiendo el tiempo, pero no había ni uno y éltenía unos cuantos guardados. Cuando llegábamos lo leía y releía y una vez terminado, lo guardaba entrelos de otros años y justo después de hacerlo, siempre, siempre me decía: “Y a ti que te gusta tanto escribir,¿Por qué no escribes un artículo para que te lo publiquen el año que viene?” Pues nada mama, espero queasí sea. Ana González Casado
  • 87. Porcuna 2012 az en nuestro EGO No hay experiencia más completa ni más enriquecedora que la de la paz interior. Porque una cosaes el entretenimiento, la diversión o la distracción, pero algo muy distinto es esa paz interior que devienecomo una experiencia embargadora y un espacio de conciencia que nos colma de gozo y bienestar. Todos los sabios de Oriente y Occidente han considerado que el mayor tesoro es la serenidad. Dehecho, ni siquiera puede disfrutarse de lo más deleitoso si en lugar de paz interior lo que hay es ansiedad,angustia, estrés o agitación. Pero cuando hay sosiego en nuestro interior, hasta las más pequeñas cosas pue-den gozarse y se convierten en grandes cosas, y uno es capaz de elevar lo cotidiano al rango de sublime. La verdadera serenidad, el genuino sosiego, no es solo ausencia de agitación, que lo es, sino unavivencia muy honda de plenitud e integración, mediante la cual la persona se siente bien en sí misma,disfruta de su vida interior e impregna con esa quietud la mente, las palabras, el temperamento y su accio-nes. Por todo ello, el ser humano ha tratado de buscar la serenidad y la paz en su interior a lo largo de lahistoria, pero lo ha hecho y lo sigue haciendo mal, porque la busca de la paz siempre se hace por caminoso por derroteros que nos conducen a la inquietud y el estrés. Bien es verdad que cuando una persona no tiene cubiertas sus necesidades básicas, es normal yadecuado que ponga toda su energía en cubrirlas y satisfacer así esas motivaciones, pero una vez que lasha satisfecho, no debería seguir siempre en ese mismo plano, sino tratar de explorar otros, especialmenteel de crecimiento personal. De esta manera, la persona se expande y se realiza y puede explorar diferentesdimensiones de su personalidad, enriqueciéndose, procurando con ello dar un sentido pleno a su existenciacomo persona y como humano. Uno de los propósitos, tendría que ser buscar esa paz interior o sereni-dad, en lugar de buscar y dejarnos acaparar obsesivamente por la vida cotidiana y el trabajo, viviendo deespaldas a nosotros mismos y retroalimentando agitación y estrés. Parece ser que todos somos un relojpsico-biológico, que cuando es presionado por el estrés o la ansiedad, termina desbaratando el sentido delas buenas acciones y mucho peor, si su conciencia queda afectada con carácter grave. La paz en nosotros mismos y la serenidad, no es una moda de verano, sino una vivencia muyhonda llena del plenitud, que nos hacen ver las cosas en plano real, llenas de verdad y de justicia. Por elcontrario el estrés, va minando al individuo y le pone contra las cuerdas, desestabilizando muchas de susfunciones físicas y psíquicas, robándole la capacidad de disfrutar, sentirse bien y aproximarse a ese “puntode quietud” que está en todos nosotros, pero que a menudo ignoramos. Urge estabilizar y cuidar la mente, convertida en una aliada para que deje de ser enemiga nuestra.Hay que tratar de reequilibrarse cada vez que uno se desequilibra, encarar con firmeza las alternativas exis-tenciales, aprender a centrarse cada vez que uno se desquicia, y poner los medios para mejorar la calidadde vida psíquica. Hay todo un arsenal de técnicas para el equilibrio y la quietud, técnicas para relajar el cuerpo,canalizar las energías y sosegar la mente. Entre estas técnicas tenemos los esquemas físicos para estirar,masajear y relajar los procedimientos de control respiratorios y aprovechamiento de la energía; la cienciade la relajación profunda y consciente, la meditación… Por fortuna, cada día más y más personas se sirvende estas herramientas del bienestar y las incorporan a sus vidas, desde amas de casa a empresarios, desdeestudiantes a profesionales, desde adolescentes a ancianos. Cuando no hay paz interior todo palidece y esoscuro.Acabo este artículo con una pequeña historia espiritual que he recogido a través de mis lecturas. “He aquí cuatro almas que se van a reencarnar y Dios se reúne con ellas para preguntarles quedesean para su próxima vida. Una se adelanta y dice: ¡Señor! Yo lo que quiero es dinero, mucho dinero, sermuy rico. – Otra dice: ¡Señor! Quiero poder, mucho poder. – La tercera alma dice: Deseo Señor, conocertodos los rincones de la tierra, viajar constantemente. –La cuarta alma se queda silente y pensativa. Dios lepregunta: ¿Y tú qué quieres? El alma dice: ¡Señor! Solo quiero una mente tranquila y paz en mi interior”. José Peláez Quero Madrid, junio de 2012
  • 88. Feria Real IV MELONAR DIABÓLICO Recuerdo juvenil, juergas camperas; melonadas nocturnas en la “Pasá Carrera…” Río Salado, transcurre por la “Pasá Carrera” dejando esponjosas y finas arenas en tu amplia y fértil ribera. Lugar privilegiado donde se ubica el diabólico y famoso melonar de nuestro buen amigo Frascuelo. Cómo disfrutábamos y nos divertíamos por muy poco dinero. ¡Qué alegría cuando la mula venía! La mula con los avios ha llegado y que presente tan exquisito ha dejado, chorizos, morcillas, cigarros de matalauva con papel de estraza liados . Y lo que nunca puede faltar: Garrafilla de vino loperano. a porata nada es caro. La juerga va a comenzar, la juerga ya ha comenzado, cantes, bailes, acrobacias, gritos amazónicos de Tarzán y taconeo gitano. Siempre con la copita en la mano. ¡Vaya juergas de verano! Los grillos encendidos no cesaban de estridular ni nosotros de bailar, cigarras y cigarrones saltaban en la verbena en esa noche, noche nochera… Las cosas se complicaron por discusión altanera de dos invitados colegas de Monte Albán y deBujalance -eran muy suyos -. El fanfarrón de Monte Albán decía: Los melones que yo crío en mi pueblo sonlos más gordos de Andalucía, como una barcina de paja “arretacá”.El de Bujalance le contestó: Más gordos son los que crío en Bujalance. Y el otro: Los míos son como unaánfora de molino aceitera.No cesaban. Qué si los tuyos, qué si los míos. En medio se ha metido la discusión fogosa entre el del Monte de Albán con el de Bujalance. Estuvoa punto de llegar a trance. Frascuelo que es muy listo y zalamero los ha frenado y enmudecido hablándolesde muy buenas maneras: “ Ustedes pueden opinar o decir lo que quieran”. A mí no me gusta exagerar. Perovuestros melones nunca se podrán comparar con los que yo crío en la “Pasá Carrera”. Miren ustedes si serángordos que solo entran ocho a la docena. Serenidad. Se acabó la fogosa y burda discusión. La juerga se reanudó. Cuando más a gusto y ale-gres estábamos, surgió una visita inesperada e inoportuna. Uno dijo: - ¡Otro desaguisado: Le ha entrado hollín al guiso! Con voz agitada exclamaba nuestro amigo Frascuelo: -¡Qué viene, qué viene, qué viene mi padre, que es muy gruñón y muy severo. Esconded el vino, que nos lo quita, que no lo vea, que nos lo quita!
  • 89. Porcuna 2012 El que imitaba a Tarzán dio un brinco felino, se ha metido en la choza con la garrafa de vino ha vertido el agua de la botija panzona y la ha llenado del caldo divino.El padre de Frascuelo ya ha llegado al melonar. En la mula trae al abuelo: -Niño, traigo y dejo al abuelo por receta médica. -Papa ¿qué le pasa al abuelo? El doctor me ha recomendado que para curarse del mal que padece, el sitio más idóneo es el melo-nar. El abuelo está casi alcoholizado –es muy pícaro-. No dábamos con la enfermedad porque es bebedorde lacenilla, nadie lo ve, nadie lo pilla. Es muy picaruelo. Está engolosinado con el vino loperano. No nosdábamos cuenta que siempre lo tenía muy a mano. Para que se cure de este mal te lo dejo en el melonar. Quedó triste y llorando el abuelo. Con lamentos decía: ¡Qué doctor tan cruel, qué hijo tan descas-tado. Pues no me han desterrado! A los ochenta años me han traído al melonar para quitarme del vino.¡Qué manera más errónea e incompleta! Para cuatro afeitados que más o menos me quedan. ¿De qué malme voy a curar? ¡Malvados! Dejadme que beba vino hasta llegar al final. El abuelo tiene seca y sedienta la garganta del caluroso y polvoriento camino, ha cogido la botijapara beber agua fresquita. Bebía, bebía, paladeaba, paladeaba y decía:¡Qué placer! Estaré soñando y vol-vió a paladear y beber.Exclamó: No sueño, esto es verdad y me querían secuestrar -no lo han conseguido- Dios es muy generoso y divino, les ha desviado el camino y me ha aliviado mi desatino para que no padezca más, me ha traído a las bodas de Canaán. Milagro, milagro y me quería secuestrar y me han traído a las bodas de Canaán. Milagro, milagro, exclamaba dando saltos de emoción y alegría. Un chico juvenil parecía, volvió a paladear y no soñaba: era verdad. Saltaba en el melonar, corría por la ribera melones y sandías rodaban por la vereda. Cigarras y cigarrones saltaban en la verbena en esa noche, noche nochera… José del Pino García
  • 90. Feria Real XXIIConcurso Portada Programa Feria Real 2013.1º. La participación será a nivel de vecinos del pueblo e hijos de Porcuna.2º. La obra premiada será la portada del programa de Feria Real 2013, ten-drá una gratificación de 150 Euros y quedará en poder del Ayuntamiento.3º. El tema estará relacionado con Porcuna y su Feria.4º. Las obras presentadas podrán ser dibujo, pintura o fotografía a color,tendrá formato vertical.5º. Cada concursante podrá presentar las obras que desee.6º. Las obras se ajustarán a unas medidas mínimas de 18 x 24. Las foto-grafías y dibujos se entregarán enmarcadas en cartulina, con un tamañomínimo de 30 x 40.7º. Todas las obras que quieran participar en el concurso se entregarán enel ILUSTRE AYUNTAMIENTO DE PORCUNA, en horario de oficina, enmano e irán acompañadas de sobre cerrado, incluyendo los datos delautor y en el exterior el título de la obra.8º. El plazo de admisión será del 15 de diciembre de 2012 al 16 de juniode 2013.9º. El fallo del concurso será privado y las obras presentadas serán expues-tas posteriormente a fallo.10º. El hecho de presentar obras a este concurso, supone la aceptaciónincondicional de las bases.11º. Todo lo no previsto en estas bases se resolverá por la Comisión deFestejos.Nota: Artículos para el Programa de Feria 2013.-Todas las personas que deseen colaborar con sus artículos, fotografías yotros trabajos deberán remitirlos al Ayuntamiento antes del 15 de juniode 2013.-La extensión de los trabajos no deberán superar los cuatro folios mecano-grafiados a doble espacio, por una sola cara.- El contenido de los trabajos será sobre temas relacionados con el pueblode Porcuna: Historia, costumbres, reflexiones, poemas, relatos, artículosde investigación y difusión.

×