Your SlideShare is downloading. ×
Ensayo "SEXUALIDAD"
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Ensayo "SEXUALIDAD"

50,890
views

Published on


1 Comment
4 Likes
Statistics
Notes
  • Es muy intersante tener conocimientos amplios sobre este tema, ya que de esa manera podemos conocernos mejor, siendo responsables de nuestras acciones y alejandonos de adquirir VIH-SIDA, y otras enfermedades de ITS
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total Views
50,890
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
410
Comments
1
Likes
4
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. [SEXUALIDAD] 19 de noviembre de 2011 GRISELDA ALFARO ANTONIOBENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA UNIDAD REGIONAL TEHUACÁNLICENCIATURA EN ADMINISTRACIÓN DE EMPRESAS MATERIA: DHTICTEMA: ENSAYO SOBRE LA SEXUALIDAD PROFESORA: ROSA MARÍA MORA MORALESALUMNA: GRISELDA ALFARO ANTONIO MATRICULA: 201017412 TURNO: MATUTINO OTOÑO 2011 1
  • 2. [SEXUALIDAD] 19 de noviembre de 2011 GRISELDA ALFARO ANTONIO ÍNDICEINTRODUCCIÓN SEXUALIDAD 1. ¿Qué es?..................................................................................... 31.1 Algo más que relaciones sexuales……………………………………… 31.2 El tabú de la sexualidad………………………………………………….. 41.3 Por qué es difícil hablar de sexo………………………………………… 41.4 Primeros educadores: los padres……………………………………….. 5 2. La sexualidad infantil……………………………………………….. 52.1 El comportamiento de niños y niñas……………………………………. 6 3. Los juegos sexuales………………………………………………… 63.1 Cuando los niños se acarician…………………………………………... 7 4 Objetivos que deben cumplir los educadores sexuales…………. 74.1 Pasos hacia una plataforma sana………………………………………. 8 INTRODUCCIÓNLa sexualidad es un comportamiento humano, un impulso vital inseparable de lapersonalidad del ser humano, que a su vez está relacionado con factores sociales,familiares e individuales que intervienen en sus manifestaciones.Educar para la sexualidad es enseñar a vivir con bienestar, significa aprender aorientar los contactos físicos, a elegir a las personas con quienes se establecerelación y a desarrollar y proyectar la afectividad. Es misión de los padres ymaestros preparar a los niños y jóvenes para asumir la sexualidad de maneraarmónica, como una de las mejores partes de nuestra vida, en la que esta laaceptación del propio cuerpo, la posibilidad de sentir placer, la capacidad para dary recibir afecto, la responsabilidad y la aceptación de los límites y particularidadesde los demás. 2
  • 3. [SEXUALIDAD] 19 de noviembre de 2011 GRISELDA ALFARO ANTONIO 1. ¿QUÉ ES?La sexualidad es parte de nuestra esencia humana, es la expresión más complejade la individualidad del hombre y la mujer, está presente desde el momento de laconcepción, instante en el que se conjuga el material genético determinado paralo masculino o lo femenino.El encuentro con la sexualidad implica tres fases: sentir mi propio ser sexuado,descubrirlo y aceptarlo, teniendo en cuenta que está integrado no sólo por elaspecto físico y biológico, sino por un componente psicológico que agrupa toda laexperiencia afectiva y sentimental, es decir: como son percibidos y expresados lossentimientos y emociones desde la individualidad del hombre, de la mujer, del niñoo de la niña. Adicionalmente entra en juego el ingrediente social encargado demoldear lo que es aceptado y permitido para cada sexo, a través de lasocialización.Cuando padres y educadores han logrado dimensionar abiertamente la sexualidaden términos de lo que es sano y primordial para la estructura de la personalidad,estaremos en capacidad de aceptar que toda la exaltación de sentimientos ynecesidades propias de la transición del niño al adolescente forman parte de sudesarrollo normal y coherente. En igual proporción estarán exentos de aquellossentimientos de nulidad que llegan con la madurez, cuando el potencial biológico yel reproductivo disminuyen.1.1 ALGO MÁS QUE RELACIONES SEXUALESEs una fortuna saber que la sexualidad va más allá de tener relaciones sexuales ocomportamientos de tipo sexual, porque, de lo contrario estaríamos excluyendo detoda connotación sexual a quienes se dedican a actividades religiosas o, pordecisión, abandonan la vida sexual activa.En la medida que tanto niños como adolescentes y adultos logremos vivir lasexualidad en el sentido amplio del concepto, los niños no tendrán que verseperturbados con reprobaciones cuando presentan curiosidad y exploran su cuerpo;los adolescentes entenderán que toda esta fuerza que los impulsa a disfrutar elplacer no necesariamente tiene que estar enfocada hacia lo genital, y el adulto,por su parte, tendrá la oportunidad de vivir su sexualidad hasta que muera, con laconvicción de que se trata de algo tan sano como la vida misma. 3
  • 4. [SEXUALIDAD] 19 de noviembre de 2011 GRISELDA ALFARO ANTONIO1.2 EL TABÚ DE LA SEXUALIDADLa sexualidad ha sido uno de los temas tabúes que siempre ha inquietado a lamayoría de las culturas en todos sus estratos sociales. Alrededor de este tema sehan tejido mitos e ideas falsas que han permanecido a lo lago de sucesivageneraciones sin ser nunca examinados detenidamente. El avance en lasinvestigaciones y los diferentes estudios realizados han tratado de esclarecermuchos de estos conceptos erróneos. Algunos trascienden durante mucho tiempo,debido a la precaria información y en otros casos a que a los padres y educadoresles resulta más fácil mantener estos tabúes, con lo que se resisten a la posibilidaddel dialogo o a cuestionarse sobre la propia sexualidad. Se creía que la sexualidad empezaba en la adolescencia, y que, al encontrarse eljovencito en proceso de desarrollo, no podría asumir la responsabilidad de supropia sexualidad, pues no estaba preparado para ello. En últimas, tenía que sercontrolado por los padres sin que él tuviera claridad de lo que estaba sucediendo.La sexualidad solo se ponía en práctica en el momento en que se daba inicio alas relaciones sexuales, transmitiendo con esta creencia que se trataba de unacuestión restringida a la vida adulta.El tabú que marco por mucho tiempo la imposibilidad de hablar sobre lasexualidad, fue creer que los temas relacionados con el “sexo” eran inadecuados,pecaminosos o vulgares posteriormente la sociedad empezó a considerarlo comoun tema de competencia masculina, que solo se tocaba en la adultez y en unambiente ajeno a una relación de pareja establecida.1.3 POR QUÉ ES DIFÍCIL HABLAR DE SEXOCuando se aborda el tema de la sexualidad, es activada una inmensa galería demitos transmitidos a lo largo de los años que el primer educador sexual es lafamilia; sin embargo, cuando acometemos ese papel, el de ser educadores denuestros propios hijos, nos vamos inclinados a usar el esquema que fue adoptadopor nuestros padres haciendo que este patrón se repita generación trasgeneración. Es probable que hayamos sido educados con tabúes acerca de lasexualidad, encargados todos ellos de impedir que existiera una comunicaciónabierta y clara, lo que infortunadamente nos conduce a transmitir igual diseñoeducacional a nuestros hijos.En el momento en que actuamos con la falsa convicción de que educar en lasexualidad solo es realizable a través de información especializada, nosencargamos, como padres, de negarnos esa invaluable concesión de participar en 4
  • 5. [SEXUALIDAD] 19 de noviembre de 2011 GRISELDA ALFARO ANTONIOeste proceso con los hijos y terminamos ignorando las oportunidades que sepresentan en el diario vivir de la relación familiar.1.4 PRIMEROS EDUCADORES: LOS PADRESReiteradamente se ha mostrado que los hijos buscan en los padres a sus primeroseducadores. Cuando no encuentran apoyo a sus inquietudes, sierran las puertasde la confianza y difícilmente vuelven a utilizar ese recurso en el futuro, con lo quese hace posible el desaparecimiento de este canal de comunicación, tan valiosopara el fortalecimiento de los lazos entre hijos y padres.Los maestros son los reforzadores de la obra realizada por los padres, razón porla que es recurrente que acudan a estos, en aras de hallar información queconsolide o esclarezca las herramientas que ambas partes están proporcionando.Uno de los mayores obstáculos que paralizan a padres y educadores, es laconcepción de que suministrar información a muy temprana edad conduce a losniños a una conducta sexual precoz. Se trata de un temor sin sustento, pues en lamedida que el niño tenga suficiente información, acorde con sus facetasvivenciales tendrá mayor probabilidad de asumir con responsabilidad ytranquilidad su propia sexualidad. 2. LA SEXUALIDAD INFANTILLa sexualidad infantil está siendo mirada a partir de los patrones de la adultez,dejando descontextualizada la conducta psíquica y sexual del niño este hecho sepresenta a través de interpretaciones y calificativos inadecuados hacia cualquiercomportamiento de índole sexual en el niño. En este punto, las preocupacioneshacen su arribo en los padres, con manifestaciones de dudad y conflictos internosque pretenden esclarecer el carácter normal o anormal del más leve asomosexual, conductas que suelen ser catalogadas como “inmorales” o “perversas”. Loanterior interfiere directa y negativamente en el desarrollo psicosexual del niño.Tratar de introducirlo en un ritmo más acelerado resulta inconveniente, pues el siel niño no está preparado para abordar etapas que impliquen mayor madurez, sele generará ansiedad y alteraciones. 5
  • 6. [SEXUALIDAD] 19 de noviembre de 2011 GRISELDA ALFARO ANTONIO2.1 EL COMPORTAMIENTO DE NIÑOS Y NIÑASEn la literatura, y en general en el lenguaje cotidiano, se usan indistintamente laspalabras genero y sexo. Sin embargo el concepto de “rol de género” hacereferencia a una serie de actitudes y costumbres consideradas apropiadas paralos individuos de un determinado sexo y que son consecuentes con el contextocultural y social del que son participes.El término “sexo” nos traslada a las características genéticas y anatómicas propiasde lo masculino o lo femenino, es decir, a lo específicamente biológico.Las implicaciones de la socialización son de tal relevancia, que en casos como elde la diferencia prenatal anormal, que da como resultado la presencia física deambos sexos, el infante se orienta, debido a esta incidencia socializadora, haciaun determinado sexo, aunque presente físicamente ambas condiciones sexuales.Normalmente son los padres quienes, en primera instancia definen las reglas decomportamiento a las que el niño o la niña deberán acogerse según lo que indiquesu sexo. Se trata de una normativa que manifiesta incluso desde muy temprano,desde el momento en que son consientes de la espera del nuevo ser, actitud quese prolonga hasta su adolescencia. Así, al escoger los colores de su habitación ode su ropa, los juguetes y demás objetos relacionados con dinámicas de juego,introducen un desarrollo determinado en el bebe lo moldean y le refuerzan ciertosesquemas comportamentales característicos de un sexo u otro. Más adelantetanto los padres como las figuras más cercanas se convierten en modelos que elniño imita, especialmente en lo referente a las conductas propias de laindividualidad masculina o femenina. 3. LOS JUEGOS SEXUALESEn su proceso de maduración, el niño necesita estar muy centrado en sí mismopara luego ampliar su mundo al exterior, lo cual implica reconocer a los demás.Siguiendo esta línea, vemos como los otros empiezan a ser objetos de curiosidad.Ya no es tan importante conocer el propio cuerpo sino conocer el de los otros.Empieza a escudriñar el cuerpo de los mayores, especialmente el de los padres, ypercibe claramente las diferencias físicas entre él y el adulto generandonuevamente una tormenta de inquietudes. Igualmente los compañeros de clase seconvierten en objetos de exploración. Debido a esto es muy facial que terminenjugando al doctor, al papa y a la mama, o a cualquier otra actividad que lespermita confrontar su desnudez y compararla con la del otro. 6
  • 7. [SEXUALIDAD] 19 de noviembre de 2011 GRISELDA ALFARO ANTONIOEste tipo de juegos atemorizan al adulto en la medida en que este tiende adimensionarlos en el contexto de lo adulto. Pero, aunque los asimilemos en formacorrecta, no debemos ignorar la supervisión que merecen dichas actividades, conel fin de evitar que se hagan daño, pues, en ocasiones los pequeños introducenobjetos en su cuerpo que los lesionan físicamente.En esos juegos sexuales que permiten la exploración de la desnudes mutua, estan frecuente que el infante tenga acercamiento hacia chicos del mismo sexo,como del sexo contrario. Ello no conlleva a implicaciones de carácter homosexualo heterosexual, no está definiéndose su elección futura hacia una de las dosvertientes. Se trata solamente de contactos preliminares e inherentes a proceso deconstrucción de su autoimagen. 3.1 CUANDO LOS NIÑOS SE ACARICIANEl contacto físico es la vía principal y también la más natural y espontanea paraexpresar emociones a las personas que nos rodean. Es recordar que el primercanal de conocimiento de niño es el táctil y se consolida como el medio que lepermite estar cerca del otro. Estudios realizados con adultos demuestran queaquellos que tienen problemas con su sexualidad, fueron niños con carencias enel contacto físico y las caricias.Los contactos físicos enseñan al niño a relacionarse con los demás y sonimportantes para el ajuste psicosexual de la edad madura. Es importante anotarque el hecho de que el niño tenga contacto con niños de su mismo género nosignifica que esté en peligro de ser homosexual 4. OBJETIVOS QUE DEBEN CUMPLIR LOS EDUCADORES SEXUALES  Guiar al niño en la apropiación de valores y actitudes que le permitan su desarrollo en una sexualidad placentera y responsable.  Fomentar la adquisición de normas de convivencia y formas de relacionarse, basadas en el respeto, la aceptación y la tolerancia.  Informar sobre las funciones biológicas de su cuerpo y las reacciones psicológicas.  Reafirmar la aceptación y valoración de su individualidad masculina o femenina.  Mostrar al niño modelos responsables y flexibles sobre la sexualidad, las relaciones de pareja, la familia, la maternidad y la paternidad. 7
  • 8. [SEXUALIDAD] 19 de noviembre de 2011 GRISELDA ALFARO ANTONIO  Trasmitir una actitud positiva frente a los periodos de concepción, embarazo, parto y lactancia.  Preparar al niño con alegría, conocimiento y aceptación frente a los cambios que ira viviendo a lo largo de las etapas de su vida.  Motivar compromisos personales que le permitan aplicar en su cotidiano los conocimientos y aptitudes adquiridos, responsabilizándose paulatinamente de su comportamiento sexual.  Estimular su capacidad de compartir y actuar responsablemente preparándolo para la vida sexual de pareja, familiar y reproductiva.  Crear un clima de diálogo, sensibilidad y confianza que facilite abordar el tema de la sexualidad de manera tranquila y natural, en aras de que los niños no encuentren obstáculos en el momento de pedir ayuda frente a una duda o una situación de crisis. 4.1 PASOS HACIA UNA PLATAFORMA SANA  Guiar al niño en la interiorización de valores y actitudes que le permitan el desarrollo de una sexualidad placentera y responsable.  Fomentar la adquisición de normas de convivencia y formas de relacionarse basadas en el respeto y la tolerancia.  Informar ampliamente sobre las funciones biológicas y psicológicas.  Sembrar la importancia de valorarse como ser masculino o femenino.  Mostrar al niño modelos responsables y flexibles de sexualidad, relaciones de pareja, familia, maternidad y paternidad.  Trasmitir una actitud positiva de procesos como la lactancia, concepción, embarazo y parto.  Preparar al niño con alegría y aceptación para los cambios que vivirá en las diferentes etapas de la vida.  Motivar compromisos personales para que aplique los conocimientos adquiridos durante este proceso de educación sexual.  Prepararlo para la vida sexual de pareja, familiar y reproductiva, estimulando su capacidad de compartir y actuar responsablemente.  Crear un clima de diálogo, sensibilidad y respeto frente al tema de la sexualidad, de forma que el niño sienta plena libertad para abordarlo cuanto lo requiera o pedir ayuda en momentos de dudas o crisis.BIBLIOGRAFÍAMaría Fernanda González Medina y María Elena López de Bernal, Sexualidad enla educación, Gil editores. 8

×