• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
El Cabildo De Buenos Aires
 

El Cabildo De Buenos Aires

on

  • 5,563 views

 

Statistics

Views

Total Views
5,563
Views on SlideShare
4,823
Embed Views
740

Actions

Likes
0
Downloads
23
Comments
0

10 Embeds 740

http://arteducativolanus.blogspot.com 343
http://arteducativolanus.blogspot.com.ar 280
http://tuclasedeseptimo.blogspot.com 51
http://www.tuclasedeseptimo.blogspot.com 29
http://www.slideshare.net 25
http://tuclasedeseptimo.blogspot.com.ar 4
http://www.tuclasedeseptimo.blogspot.com.ar 3
http://webcache.googleusercontent.com 2
http://tuclasedeseptimo.blogspot.mx 2
url_unknown 1
More...

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    El Cabildo De Buenos Aires El Cabildo De Buenos Aires Presentation Transcript

    • El Cabildo de Buenos Aires
    • En 1580 Juan de Garay funda Buenos Aires por segunda vez
      • Con la creación del Cabildo se puede considerar que Buenos Aires es Ciudad.
      • Era requisito tener Cabildo para adquirir ese rango.
    • Garay le asignó el solar que hoy ocupa frente a la Plaza de Mayo
    • Su orígen fue muy humilde, de cañas y adobe.
    • En 1727 el viejo Cabildo es derribado y comienza la contrucción de uno nuevo
      • Los Arquitectos Blanqui y Premoli lo proyectaron y comenzaron la construcción.
      • Las obras continuaron, finalizando en 1765.
      • Durante todo ese tiempo la construcción sufrió apremios económicos.
    • En 1763 se encargó la compra del Reloj
      • Comenzó a funcionar el 1° de Enero de 1765.
      • Este Reloj no resultó muy confiable y hubo varios intentos por reemplazarlo.
      • No se hizo sino hasta 1861.
      • Del Reloj original se perdió el rastro, no quedó vestigio de él.
    • Cuando finalizó la obra se veía como lo recordamos en los días de Mayo
    • Recién en 1860 sufrió reformas de importancia
      • La vieja escalera de madera de la torre, fué reemplazada por otra de mármol.
      • Las aberturas para las esferas del reloj fueron hechas más grandes para colocar las nuevas esferas del reloj.
      • La cúpula fue revestida con azulejos y fue coronada con una esfera de metal dorada de la que salía un pararrayos que antes no tenía, como también una veleta con los signos de los puntos cardinales. 
    • Con las reformas mencionadas se veía de esta manera
    • Hacia 1879 se le hicieron más reformas
      • Estuvieron a cargo del Arquitecto Pedro Benoit.
      • Le dieron un “toque francés” de moda en la época.
      • La modificación principal la sufrió la torre.
    • Así quedó
    • En 1889 sufre una nueva reforma debido a la apertura de la Avenida de Mayo
      • La torre es demolida.
      • Se le quitan tres arcos al ala norte.
    • No se parecia en nada al que conocemos
    • A principios del Siglo XX le quitaron los tres arcos del ala sur, debido a la apertura de la Diagonal Julio A. Roca
    • Si se mira con los ojos de aquellos días, sin torre, sin estilo, y con seis pórticos menos, sólo era un fantasma.
    • C omenzaron a nacer sobre los hombres que tenían el poder de decisión, las ideas de su demolición total.
    • Por suerte, el Diputado Nacional Carlos Alberto Pueyrredón , e n la sesión del 14 de septiembre de 1932, presentó un Proyecto declarando al Cabildo de Buenos Aires Monumento Histórico Nacional. La idea fue rápidamente aprobada y convertida en Ley.
    • S e tuvo que esperar ocho años para recuperar su hermosa im á gen . Se encargó de regresarla en el tiempo, el Arquitecto Mario Buschiazzo, hijo de quien se viera en la necesidad de quitarle la fea torre de 1889.
    • B asándose en fuentes documentales, pinturas, notas y daguerrotipos, logró retornarla a los días retenidos por las acuarelas de Léonie Matthis y Carlos Enrique Pellegrini. Todo quedó como entonces, eso sí, del original, sólo se pudo conservar la Sala Capitular.
    • Quedó como lo vemos hoy en día