María en la biblia

8,848 views
8,420 views

Published on

Documento que presenta las partes de la biblia donde aparece o se hace referencia de María.

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
8,848
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
6
Actions
Shares
0
Downloads
91
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

María en la biblia

  1. 1. María, Madre de Jesús, aparece poco en la Biblia, pero los pasajes en lo que aparece o se hace referencia a ella sonsignificativos para conocer su rol en la historia de la salvación. Este documento presenta estos pasajes, con la esperanza quesean de provecho para el lector interesado en conocer de María. Los pasajes fueron trascritos de la edición de 1975 de La Biblia de Jerusalén y se incluye en cada uno un título junto con la referencia del libro, capítulos y versículos que lo componen.
  2. 2. Lucas 1, 26 –38 Anuncio del Nacimiento de JesúsEn el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad deGalilea, llamada Nazaret, a una virgen que estaba comprometida conun hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombrede la virgen era María.El Angel entró en su casa y la saludó, diciendo: «¡Alégrate!, llena degracia, el Señor está contigo». Al oír estas palabras, ella quedódesconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo.Pero el Angel le dijo: «No temas, María, porque Dios te ha favorecido.Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; él serágrande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el tronode David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y sureino no tendrá fin».María dijo al Angel: «¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relacionescon ningún hombre?». El Angel le respondió: «El Espíritu Santodescenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Poreso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios. También tu parientaIsabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era consideradaestéril, ya se encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposiblepara Dios».María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla enmí lo que has dicho». Y el Angel se alejó.
  3. 3. Lucas 1, 39-56 Visita de María a Isabel/ MagnificatEn aquellos días, María partió y fue sin demora a un pueblo de la montaña de Judá. Entró en lacasa de Zacarías y saludó a Isabel. Apenas esta oyó el saludo de María, el niño saltó de alegríaen su seno, e Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: «¡Tú eres bendita entre todas las mujeresy bendito es el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo, para que la madre de mi Señor venga avisitarme? Apenas oí tu saludo, el niño saltó de alegría en mi seno. Feliz de ti por haber creídoque se cumplirá lo que te fue anunciado de parte del Señor».María dijo entonces: «Mi alma canta la grandeza del Señor, y mi espíritu se estremece degozo en Dios, mi salvador, porque el miró con bondad la pequeñez de tu servidora. Enadelante todas las generaciones me llamarán feliz, porque el Todopoderoso he hecho en mígrandes cosas: ¡su Nombre es santo!Su misericordia se extiende de generación en generación sobre aquellos que lo temen.Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los soberbios de corazón. Derribó a los poderososde su trono y elevó a los humildes. Colmó de bienes a los hambrientos y despidió a los ricoscon las manos vacías. Socorrió a Israel, su servidor, acordándose de su misericordia, como lohabía prometido a nuestros padres, en favor de Abraham y de su descendencia parasiempre».María permaneció con Isabel unos tres meses y luego regresó a su casa.
  4. 4. Mateo 1, 18 – 24 María y JoséEste fue el principio de Jesucristo: María, su madre, estaba comprometida con José; pero antes deque vivieran juntos, quedó embarazada por obra del Espíritu Santo. Su esposo, José, pensódespedirla, pero como era un hombre bueno, quiso actuar discretamente para no difamarla.Mientras lo estaba pensando, el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José,descendiente de David, no tengas miedo de llevarte a María, tu esposa, a tu casa; si bien estáesperando por obra del Espíritu Santo, tú eres el que pondrás el nombre al hijo que dará a luz. Ylo llamarás Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados».Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que había dicho el Señor por boca del profeta: Lavirgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel, que significa: Dios-con-nosotros. Cuando José se despertó, hizo lo que el Ángel del Señor le había ordenado y tomóconsigo a su esposa.Y sin que hubieran tenido relaciones, dio a luz un hijo, al que puso por nombre Jesús.
  5. 5. Lucas 2 1 – 7 Nacimiento de Jesús en BelénEn aquella época apareció un decreto del emperador Augusto, ordenando que serealizara un censo en todo el mundo. Este primer censo tuvo lugar cuando Quirinogobernaba la Siria. Y cada uno iba a inscribirse a su ciudad de origen.José, que pertenecía a la familia de David, salió de Nazaret, ciudad de Galilea, y sedirigió a Belén de Judea, la ciudad de David, para inscribirse con María, su esposa, queestaba embarazada.Mientras se encontraban en Belén, le llegó el tiempo de ser madre; y María dio a luz asu Hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no habíalugar para ellos en el albergue
  6. 6. Lucas 1, 8 – 20 Adoración de los pastoresEn esa región acampaban unos pastores, que vigilaban por turno sus rebañosdurante la noche. De pronto, se les apareció el Angel del Señor y la gloria del Señorlos envolvió con su luz. Ellos sintieron un gran temor, pero el Angel les dijo: «Noteman, porque les traigo una buena noticia, una gran alegría para todo el pueblo:Hoy, en la ciudad de David, les ha nacido un Salvador, que es el Mesías, el Señor. Yesto les servirá de señal: encontrarán a un niño recién nacido envuelto en pañales yacostado en un pesebre». Y junto con el Angel, apareció de pronto una multitud delejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: ¡Gloria a Dios en las alturas, y en latierra, paz a los hombres amados por él».Después que los ángeles volvieron al cielo, los pastores se decían unos a otros:«Vayamos a Belén, y veamos lo que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado».Fueron rápidamente y encontraron a María, a José, y al recién nacido acostado enel pesebre. Al verlo, contaron lo que habían oído decir sobre este niño, y cuantos losoían se maravillaban de lo que les decían los pastores.Mientras tanto, María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón. Y lospastores volvieron, alabando y glorificando a Dios por todo lo que habían visto yoído, conforme al anuncio que habían recibido.
  7. 7. Mateo 2, 11 Adoración de los magos deorienteEntraron en la casa; vieron al niño con María su madre y,postrándose, le adoraron; abrieron luego sus cofres y leofrecieron dones de oro, incienso y mirra.
  8. 8. Lucas 1, 21 – 35 Presentación de Jesús en el temploOcho días después, llegó el tiempo de circuncidar al niño y se le puso el nombre de Jesús, nombre que le había sidodado por el Angel antes de su concepción.Cuando llegó el día fijado por la Ley de Moisés para la purificación, llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo alSeñor, como está escrito en la Ley: "Todo varón primogénito será consagrado al Señor". También debían ofrecer unsacrificio un par de tórtolas o de pichones de paloma, como ordena la Ley del Señor.Vivía entonces en Jerusalén un hombre llamado Simeón, que era justo y piadoso, y esperaba el consuelo de Israel. ElEspíritu Santo estaba en él y le había revelado que no moriría antes de ver al Mesías del Señor. Conducido por elmismo Espíritu, fue al Templo, y cuando los padres de Jesús llevaron al niño para cumplir con él las prescripciones dela Ley, lo tomó en sus brazos y alabó a Dios, diciendo: «Ahora, Señor, puedes dejar que tu servidor muera en paz,como lo has prometido, porque mis ojos han visto la salvación que preparaste delante de todos los pueblos: luz parailuminar a las naciones paganas y gloria de tu pueblo Israel».Su padre y su madre estaban admirados por lo que oían decir de él.Simeón, después de bendecirlos, dijo a María, la madre: «Este niño será causa de caída y de elevaciónpara muchos en Israel; será signo de contradicción, y a ti misma una espada te atravesará el corazón.Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos».Había también allí una profetisa llamada Ana, hija de Fanuel, de la familia de Aser, mujer ya entrada en años, que,casa en su juventud, había vivido siete años con su marido. Desde entonces había permanecido viuda, y teníaochenta y cuatro años. No se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día con ayunos y oraciones. Se presentóen ese mismo momento y se puso a dar gracias a Dios. Y hablaba acerca del niño a todos los que esperaban laredención de Jerusalén.Después de cumplir todo lo que ordenaba la Ley del Señor, volvieron a su ciudad de Nazaret, en Galilea.
  9. 9. Lucas 2, 41-52 Jesús perdido y hallado en el templo /Crecimiento en NazarethSus padres iban todos los años a Jerusalén en la fiesta de la Pascua.Cuando el niño cumplió doce años, subieron como de costumbre, yacababa la fiesta, María y José regresaron, pero Jesús permaneció enJerusalén sin que ellos se dieran cuenta. Creyendo que estaba en lacaravana, caminaron todo un día y después comenzaron a buscarloentre los parientes y conocidos. Como no lo encontraron, volvieron aJerusalén en busca de él.Al tercer día, lo hallaron en el Templo en medio de los doctores de laLey, escuchándolos y haciéndoles preguntas. Y todos los que los oíanestaban asombrados de su inteligencia y sus respuestas. Al ver, suspadres quedaron maravillados y su madre le dijo: «Hijo mío, ¿por quénos has hecho esto? Piensa que tu padre y yo te buscábamosangustiados». Jesús les respondió: «¿Por qué me buscaban? ¿Nosabían que yo debo ocuparme de los asuntos de mi Padre?».Ellos no entendieron lo que les decía. El regresó con sus padres aNazaret y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba estas cosas en sucorazón.Jesús iba creciendo en sabiduría, en estatura y en gracia, delante deDios y de los hombres.
  10. 10. Juan 2, 1 – 12 Bodas de CanáTres días después se celebraron unas bodas en Caná de Galilea, y la madre deJesús estaba allí. Jesús también fue invitado con sus discípulos. Y como faltaba vino, la madre deJesús le dijo: «No tienen vino». Jesús le respondió: «Mujer, ¿qué tenemos quever nosotros? Mi hora no ha llegado todavía». Pero su madre dijo a lossirvientes: «Hagan todo lo que él les diga».Había allí seis tinajas de piedra destinadas a los ritos de purificación de losjudíos, que contenían unos cien litros cada una. Jesús dijo a los sirvientes:«Llenen de agua estas tinajas». Y las llenaron hasta el borde. «Saquen ahora,agregó Jesús, y lleven al encargado del banquete». Así lo hicieron. El encargadoprobó el agua cambiada en vino y como ignoraba su o rigen, aunque lo sabíanlos sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo y les dijo: «Siempre sesirve primero el bu en vino y cuando todos han bebido bien, se trae el de inferiorcalidad. Tú, en cambio, has guardado el buen vino hasta este momento».Este fue el primero de los signos de Jesús, y lo hizo en Caná de Galilea. Asímanifestó su gloria, y sus discípulos creyeron en él. Después de esto, descendió aCafarnaúm con su madre, sus hermanos y sus discípulos, y permanecieron allíunos pocos días.
  11. 11. Lucas 8, 19 – 21 Familia de JesúsEntonces le anunciaron a Jesús: «Tu madre ytus hermanos están ahí afuera y quierenverte». Pero él les respondió: «Mi madre ymis hermanos son los que escuchan laPalabra de Dios y la practican».
  12. 12. Juan 19, 25 – 27 Jesús entrega a su madreJunto a la cruz de Jesús, estaba su madre y la hermana de su madre,María, mujer de Cleofás, y María Magdalena. Al ver a la madre y cerca deella al discípulo a quien el amaba, Jesús le dijo: «Mujer, aquí tienes a tuhijo». Luego dijo al discípulo: «Aquí tienes a tu madre». Y desde aquelmomento, el discípulo la recibió en su casa.
  13. 13. Hechos de los Apóstoles 1, 12 – 14Perseverancia en la oraciónTodos ellos, íntimamente unidos, se dedicaban a laoración, en compañía de algunas mujeres, de María, lamadre de Jesús, y de sus hermanos.
  14. 14. Finalizado el domingo de Pascua de Resurreción del 2012

×