Emociones Y Lenguaje En EducacióN Y PolíTica

1,493 views
1,367 views

Published on

Published in: Travel, News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,493
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
12
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Emociones Y Lenguaje En EducacióN Y PolíTica

  1. 1. Emociones y Lenguaje en Educación y Política. El origen del humano y el lenguaje comienza hace millones de años, este evoluciona junto con el desarrollo de la evolución física del hombre, desde la transformación de simio a ser humano. El humano comenzó a darse cuenta que tenia la capacidad de comunicarse con la naturaleza a través de ciertas coordinaciones lo que conlleva al nacimiento del lenguaje entre los humanos y su ambiente, donde la evolución se genera a través de los organismos unicelulares hasta los pluricelulares. Maturana no esta de acuerdo con este planteo, ya que él piensa la evolución se da con las relaciones cambiantes entre los organismos y su medio, desde la concepción, hasta su muerte, y que se conserva de generación en generación como un modo de vivir en el medio y no como una configuración genética en particular. El lenguaje se da a través de la intimidad en la sensualidad y el compartir. Estas surgen de las coordinaciones conductuales consensuales , lo que daría origen al lenguaje. El lenguaje nace a través del accionar de las emociones, debido a que no seria posible una vida en convivencia sino hubiese emociones basadas en el amor, donde las personas a través del lenguaje basado en la emoción y el amor amplían y estabilizan la convivencia, de lo contrario las interacciones recurrentes en la agresión interfieren y rompen la convivencia. Maturana explica que la emoción fundamental en lo social es el amor, por la sencilla razón que la convivencia social nace a través del amor. El amor se basa en el respeto y la aceptación mutua, lo que conlleva al nacimiento del lenguaje entre los seres, en cambio la competencia y la agresión alejan la convivencia, por lo tanto tiende a desaparecer el lenguaje. En un sentido rígido las personas nos desarrollamos en el amor y somos dependientes de el. En la vida humana la mayor parte del sufrimiento es causada por la negación del amor, en otras palabras los seres humanos somos hijos del amor. El gran porcentaje de las enfermedades humanas tiene que ver con la negación del amor. Maturana dice que todos los mamíferos son animales en los que el emocionar es, en buena parte, consensual, y en los que el amor en particular juega un rol importante. El amor como emoción constituye un operar en una aceptación mutua entre los seres y funda lo que ocurre también en lo social como sistema de convivencia social. Por lo tanto no todas las relaciones humanas son sociales, tampoco lo son todas las comunidades humanas, porque no todas se basan en aceptación mutua. Sobre la biología de la educación Maturana plantea que los seres vivos somos sistemas determinados en nuestra estructura. Esto quiere decir que somos sistemas tales que, cuando algo externo incide sobre nosotros, lo que nos pasa depende de nosotros, de nuestra estructura en ese momento, y no de lo externo.
  2. 2. El lenguaje es un dominio de coordinaciones conductuales consensuales de coordinaciones conductuales consensuales, reconoce que también que el lenguaje no se da en el cuerpo como un conjunto de reglas, sino en el fluir en coordinaciones conductuales consensuales. El lenguaje como fenómeno, como un operar del observador, no tiene lugar en la cabeza, ni consiste en un conjunto de reglas, sino que tiene lugar en el espacio de relaciones y pertenece al ámbito de las coordinaciones de acción como un modo de fluir en ellas, no como algo en citas Maturana piensa que el educar es el proceso en el cual el niño o el adulto convive con otro y al convivir con el otro se transforma espontáneamente de manera que su modo de vivir se hace progresivamente más congruente con el del otro en el espacio de convivencia. El educar ocurre, por lo tanto, todo el tiempo; de manera recíproca. El educar es proceso continuo que dura toda la vida y que hace de la comunidad donde vivimos un mundo espontáneamente conservador. Los educadores, a su vez, confirman el mundo que vivieron al ser educados en el educar. Hay dos épocas o períodos cruciales en la historia de toda persona que tienen consecuencias fundamentales para el tipo de comunidad que ellos traen consigo en su vivir. Estos son la infancia y la juventud. En la infancia, el niño vive el mundo en que se funda su posibilidad de convertirse en un ser capaz de aceptar y respetar al otro desde la aceptación y respeto de si mismo. En la juventud, se prueba la validez de ese mundo de convivencia en la aceptación y respeto por el otro desde la aceptación y respeto por si mismo en el comienzo de una vida adulta social e individualmente responsable. En el mundo actual Maturana piensa que estamos educando a las personas para un mundo de lucha y competencia, donde la emoción fundamental es la agresión y la dominación, en cambio el postula que debemos preparar a los humanos para un mundo de colaboración mutua y respeto, donde la emoción fundamental que debe dominar es el amor, la coexistencia y la aceptación del otro como un legitimo otro en convivencia con uno, es lo que permite el bienestar humano del mundo. Actualmente se nos inculca el deber luchar y vencer las fuerzas de la naturaleza, destruyendo, abusando y explotando el mundo actual, que va de la mano del progreso que implica un cambio tecnológico. En cambio Maturana plantea que debemos educar para recuperar la armonía con el mundo natural, queriendo conocerlo, respetarlo y aceptarlo para lograr el bienestar humano, donde el progreso implica entender el mundo para lograr recuperar la armonía y la belleza. La educación debe permitirle al estudiante actuar en la conservación de la naturaleza, entenderla y vivir con ella sin pretender dominarla, vivir siendo responsables social e individualmente, actuando principalmente en colaboración con otros estudiantes. Para lograr lo anteriormente expuesto se debe no castigar
  3. 3. al corregir acciones, valorar lo que saben los educandos y no llevarlos a competencia.

×