Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Decrecimiento económico. Cuando más no significa mejor
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Decrecimiento económico. Cuando más no significa mejor

  • 1,085 views
Published

Decrecimiento económico. Cuando más no significa mejor …

Decrecimiento económico. Cuando más no significa mejor

Entre las sociedades que tenemos y las sociedades que queremos. Alternativas frente al capitalismo consumista.

Por Juan Bernardo González y Gonzalo de Castro. Ilustración: Eduard Altarriba. Departamentos de Cooperación Internacional y Estudios. Fundación Intervida.

En los negocios contaminados de las avenidas de México D.F., el aire en máscaras de oxígeno se obtiene a cambio de dinero. En Nueva York, en los bares donde vociferan las máquinas musicales, puede comprarse silencio por un dólar., con un cassette o CD virgen de tres minutos. Compramos aire, silencio, agua embotellada, vendemos órganos. Esta transformación del planeta en un gran supermercado, así como los desafíos políticos e intelectuales que plantea el ecologismo al actual capitalismo consumista, han cuestionado la idea dominante de crecimiento como progreso humano, y han hecho que ideas como el ‘decrecimiento’ ya no parezcan descabelladas.

Revista RI. Fundación Intervida España. 17.03.2010. Pág. 16- 18. www.intervida.org

Published in News & Politics
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
1,085
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
18
Comments
1
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Enfoques 1d 1s Entre las sociedades que tenemos y las sociedades que queremos. Alternativas frente al capitalismo consumista. Decrecimiento mar may jul En los negocios contaminados de las avenidas de México D.F., el aire en máscaras de oxígeno se obtiene a cambio de dinero. En Nueva York, en los bares donde vociferan las máquinas musicales, puede comprarse silencio por un dólar, con un cassette o CD virgen de tres minutos. Compramos aire, silencio, agua embotellada, vendemos órganos. Esta transformación del planeta en un gran supermercado, así como los desafíos políticos e intelectuales que plantea el ecologismo al actual capitalismo consumista, han cuestionado la idea dominante de crecimiento como progreso humano, y han hecho que ideas como el ‘decrecimiento’ ya no parezcan descabelladas. IBEX DO Volver a las cavernas, a la barbarie, ducir –consumimos los recursos que la ambiente y todas sus consecuencias so- desandar, involucionar. Esta es la pri- Tierra ha acumulado durante su exis- bre el patrimonio natural y cultural, se mera crítica a la idea del decrecimiento tencia– lo cual, desde la lógica pura, es obtiene generalmente un resultado de económico desde el modelo dominan- insostenible”. Del intento de abstraerse crecimiento nulo o incluso negativo”. te de crecimiento. Para uno de sus de- del sistema económico dominante y de “Nuestras estadísticas de crecimiento fensores, Vicente Honorant, la crítica la conciencia de que se han sobrepasa- no hacen ninguna distinción entre la anterior no es más que un discurso do los límites del Planeta surge y se re- actividad económica que contribuye que no merecería ser rebatido, ya que toma la teoría del decrecimiento. a nuestro bienestar y la que le causa de por sí presupone una comprensión daño”, señala Ronald Colman, “la con- acrítica de la evolución. Para este autor El crecimiento económico ha diluido taminación tóxica, las enfermedades, la el decrecimiento “es un llamamiento las nociones de progreso y bienestar, tensión y la guerra, todas hacen que la a mantener lo que hemos conseguido otorgando la máxima importancia a economía crezca”. de positivo, como el progreso en el la medición del Producto Interior discurso ético y en el conocimiento, Bruto (PIB), que a la postre se utiliza De qué hablamos cuando habla- prescindiendo de lo negativo, como la como la foto que intenta indicarnos mos de bienestar adicción consumista o la ignorancia”. cómo estamos. El mensaje es subliminal: “crecimien- to económico = progreso”. La noción Desde al año 1990 estamos viviendo Pero se trata de un mensaje incorrec- de crecimiento económico cumple por encima de la capacidad de carga to. Como señala Serge Latouche, uno con las necesidades políticas del del planeta y en el año 2003, debido de los actuales referentes del decreci- neoliberalismo y, para legitimarse, al crecimiento del consumo y la pro- miento, “la obsesión del PIB hace que apela al concepto de progreso. Des- ducción, se superó la capacidad de re- se considere positiva toda producción de esta perspectiva el crecimiento se generación del Planeta en un 25%. Al y todo gasto, incluyendo los que son convierte en un símbolo de progreso aportar estos datos, Giorgio Mosangini, dañinos y los que se hacen necesarios y éste no admite discusiones. Cual- del Col·lectiu d’Estudis sobre Cooperació i para neutralizar los efectos de la pri- quier obstáculo al crecimiento es un Desenvolupament, indica que “estamos mera. Si se intenta evaluar la reducción atraso. De esta forma el crecimiento consumiendo más recursos naturales de la tasa de crecimiento tomando en se convierte en el horizonte hacia el que los que el planeta es capaz de pro- cuenta los daños causados al medio cual hemos de dirigirnos.
  • 2. E n f o q u e s 1m 3m 1a 2a 215 económico: 127 171 cuando más no significa mejor 83 sep nov ene OW J FTSE DAX AAPL GOOG Adoptar el decrecimiento significa, se- formidad de pensamiento acompaña- –para nuestras necesidades –, más rela- gún Latouche, renunciar al imaginario da de la ausencia creciente del espíritu ciones desestructuradas ni más igno- económico, es decir, a la creencia de que crítico. Las adicciones y el estrés son rancia inmediata1. más es igual a mejor. El bien y el bienes- también consecuencias, como lo es el tar pueden lograrse con menos gastos. papel central de la satisfacción de los Adeptos al decrecimiento Cuando las ideas del decrecimiento apetitos individuales frente al trabajo En varios países han crecido los adep- enfocan la dimensión social del bien- por el bien común que se manifiesta tos al decrecimiento, tanto en posicio- estar, surge la parte menos visible de como un fenómeno creciente. nes ideológicas de la nueva izquierda, la teoría del decrecimiento, la insoste- la derecha antiliberal, como entre el nibilidad psicológica. El crecimiento del El decrecimiento gran público. En Francia, por ejem- consumo y la producción han gene- plo, un diputado verde de París, Yves rado estilos de vida altamente depen- significa renunciar Cochet, defendió en agosto de 2008 la dientes de la posesión de bienes ma- al imaginario provocadora tesis del decrecimiento en teriales. Un hogar occidental decente la Asamblea Nacional de Francia. El debe contar con un mínimo de bienes económico, es decir, cuestionamiento del actual modelo de como televisión, ordenador, lavava- a la creencia de que crecimiento aparece como una conse- jillas, teléfono, mejor dos coches que cuencia lógica de la doble crisis econó- uno, etc. Estas necesidades artificiales, más es igual a mejor mica y ecológica que sacude al planeta. por ejemplo, obligan a buscar empleo Pocos partidarios del decrecimiento se a los dos progenitores que abando- Pero lo más preocupante del modelo arriesgan a precisar a qué se parecería la nan literalmente la educación de los de crecimiento actual es que se trata de sociedad a la que aspiran. Sin embargo, hijos ante la televisión, Internet o las un sistema que se alimenta de sí mis- en 2002 otro de sus impulsores, Vincent instituciones, abandono o sentimien- mo. La ignorancia, el apetito egocén- Cheynet, intentó ese ejercicio. En “una to de culpa que se suple con mayor trico y la uniformidad de pensamiento economía sana (...) el transporte aéreo consumo de bienes y gastos para el se retroalimentan determinando una y los vehículos con motor de explosión ocio. Este abandono de los procesos vida cotidiana en la que se percibe que estarían condenados a desaparecer (...), formativos hacia la televisión y las nunca como hoy hemos tenido me- reemplazados por barcos a vela, la bi- instituciones genera una notable uni- nos tiempo, más necesidad de empleo cicleta, el tren y la tracción animal”. Se R e v i s t a I n t e r v i d a • 1 7
  • 3. Enfoques la vida humana otras significaciones que la expansión de la producción y del consumo”, que proponga obje- tivos de vida diferentes que puedan ser reconocidos por los seres humanos como los que realmente valen la pena. “Deberíamos querer una sociedad en la cual los valores económicos hayan dejado de ser centrales (o únicos) –dice Castoridis–, donde la economía esté colocada en su lugar como simple medio de la vida humana y no como fin último; en la cual, por lo tanto, se renuncie a esta loca carrera hacia un consumo cada día mayor. Esto no es solamente necesario para evitar la des- trucción definitiva del medio ambien- te terrestre, sino también y sobre todo buscaría también “el final de los gran- bajo se internacionalizó. El proceso de para salir de la miseria psíquica y mo- des supermercados, en beneficio de los fabricación se segmentó. Las empresas ral de los humanos contemporáneos”. comercios de proximidad y de los mer- se han trasnacionalizado totalmente”. cados; el final de los productos manu- ...................................................................................... facturados poco caros, en beneficio de Lo anterior sustenta la crítica al modelo 1 Manzano, V. (2006) Comportamientos de consumo y decrecimiento sostenible. objetos producidos localmente”. de crecimiento, ya que como dice La- Latouche, S. (2003) Decrecimiento y posdesarrollo. touche, “lo que angustia es ver técnicas El pensamiento creativo contra la economía del La relocalización de las producciones superpoderosas utilizadas sin control absurdo. Ed. El viejo topo. España. Dupin, E. (2009) El decrecimiento ya no parece una es una idea compartida por todas las por empresas que tienen como única locura. Le monde Diplomatique 12.08.2009 corrientes del decrecimiento, aunque guía la ganancia o por burócratas que Castoriadis, C. (1996) La montée de l’insignificance. no todo el mundo está de acuerdo con no buscan más que la eficacia, en un Les Carrefours du Labyrinthe IV, Seuil, París. Hamilton, C. (2006) El fetiche del crecimiento. Ed. el ideal planteado por Cheynet. Un mundo sin alma, sin coherencia y sin Laetoli. ejemplo de esta posición común es la proyecto”. O la posición del director de Espejo, R. (2008) Humanismo radical, decrecimiento publicación de un artículo en la revis- Le Monde Diplomatique, Serge Halimi, y energía: una lectura de las ideas de Iván Illich. Colman, R. www.gpiatlantic.org ta Silence llamado “El viaje de un pote quien denuncia que “son nuestros po- García, Raúl. (2009) A favor del Decrecimiento de yogurt con fresas”. En el mismo se líticos, nuestros representantes quienes Económico. señala que “ahora, el pequeño frasco deliberada y sistemáticamente han ele- Gisbert Aguilar, Pepa. (2008) Decrecimiento: camino hacia la sostenibilidad. de yogurt europeo con fresas incorpora gido descontrolar los mercados”. Dávalos, Pablo. (2008) El Sumak Kawsay (Buen 9.115 km. de transporte desde la vaca le- Vivir) y las cesuras del desarrollo. chera al estante, pasando por la fábrica Si bien el debate está planteado, el Von Weizäcker, E. (2006) The Global Imperative. y el embalaje. Un conjunto de hombres decrecimiento ya no parece una locu- Texto: Juan Bernardo González y de mujeres están así relacionados en ra. Como indica el filósofo Corneluis y Gonzalo de Castro una acción coordinada, aunque sin co- Castoriadis, nos encontramos como Departamentos de Cooperación Internacional nocerse, a través de Alemania, Austria, sociedad a la búsqueda de una nueva y Estudios - Intervida Polonia y Francia. La división del tra- creación que ponga “en el centro de Ilustración: Eduard Altarriba Kennedy: “Lo que hace que la vida valga la pena” Antes de ser asesinado hace más de treinta años, Robert Kennedy lo expuso de esta manera: “Nuestro PIB (...) comprende también la polución del aire, la publicidad de los cigarrillos y el recorrido de las ambulancias que recogen heridos en las carreteras. Incluye la destrucción de nuestros bosques y la destrucción de nuestra naturaleza. Incluye el napalm y el costo del almacenamiento de los desechos radiactivos. En cambio, el PIB no toma en cuenta la salud de nuestros niños, la calidad de la instrucción, la alegría de su juego, la belleza de nuestra poesía o la solidez de nuestro matrimonio. No toma en cuenta nuestro coraje, nuestra integridad, nuestra inteligencia, nuestra sabiduría. Lo mide todo, salvo aquello que hace que la vida valga la pena ser vivida”. Latouche S. (2003) Decrecimiento y Posdesarrollo