El Santuario Celestial
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

El Santuario Celestial

on

  • 1,827 views

 

Statistics

Views

Total Views
1,827
Slideshare-icon Views on SlideShare
1,801
Embed Views
26

Actions

Likes
0
Downloads
22
Comments
0

1 Embed 26

http://iglesiahispananewark.ning.com 26

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    El Santuario Celestial El Santuario Celestial Presentation Transcript

    • Lección 1 para el 5 de octubre de 2013
    • “Detrás y delante me rodeaste, Y sobre mí pusiste tu mano… ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. Si tomare las alas del alba Y habitare en el extremo del mar, Aun allí me guiará tu mano, Y me asirá tu diestra” Salmos 139:5-10 A la capacidad de Dios de estar en todas partes a la vez se la conoce como Omnipresencia. Pero, aunque Él puede estar en cualquier lugar, ha decidido tener un lugar concreto donde encontrarse con los ángeles, los mundos no caídos… y nosotros, cuando estemos al fin con Él.
    • “Oye, pues, la oración de tu siervo, y de tu pueblo Israel; cuando oren en este lugar, también tú lo oirás en el lugar de tu morada, en los cielos; escucha y perdona” (1ª de Reyes 8:30) “Porque miró desde lo alto de su santuario; Jehová miró desde los cielos a la tierra” (Salmos 102:19)Dios habita en el Cielo, concretamente en el Santuario, “aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor” (Heb. 8:2), del cual el santuario terrenal era “figura y sombra” (Heb. 8:5) ¿Qué hace Dios en el Santuario celestial? 1. Allí tiene su trono, desde donde gobierna. 2. Allí es donde recibe la adoración. 3. Allí es donde administra justicia. 4. Allí es donde ministra para nuestra salvación.
    • “Justicia y juicio son el cimiento de tu trono; misericordia y verdad van delante de tu rostro” (Salmos 89:14) “Jehová estableció en los cielos su trono, y su reino domina sobre todos” (Salmos 103:19) Sentado en su trono, Dios reina sobre toda su Creación porque no existe nadie superior a Él. ¿Cuáles son las bases del gobierno divino? El carácter de Dios se refleja en su forma de gobernar. Él desea que su pueblo manifieste este mismo carácter. “Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios” (Miqueas 6:8)
    • En Apocalipsis 4 y 5, Juan ve una escena del Trono de Dios —donde están el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo— rodeado por cuatro seres vivientes, 24 ancianos y millones de millones de ángeles. “Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos. Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos” (Apocalipsis 5:13-14) Delante del trono se ve un mar de vidrio, el lugar de audiencia donde Dios se encuentra con sus criaturas (Ap. 15:2) En este lugar, Dios recibe la adoración de todo ser creado.
    • “La iglesia de Dios en la tierra es una con la iglesia de Dios en el cielo. Los creyentes de la tierra y los seres del cielo, que nunca han caído constituyen una sola iglesia. Todo ser celestial está interesado en las asambleas de los santos que en la tierra se congregan para adorar a Dios. En el atrio interior del cielo, escuchan el testimonio que dan los testigos de Cristo en el atrio exterior de la tierra. Las alabanzas de los adoradores de este mundo hallan su complemento en la antífona celestial, y el loor y el regocijo repercuten por todos los atrios celestiales porque Cristo no murió en vano por los caídos hijos de Adán. Mientras que los ángeles se sacian en el manantial principal, los santos de la tierra beben los raudales puros que fluyen del trono y alegran la ciudad de nuestro Dios. ¡Ojalá que todos pudiesen comprender cuán cerca está el cielo de la tierra!... Recordemos todos que en cada asamblea de los santos realizada en la tierra, hay ángeles de Dios escuchando los testimonios, himnos y oraciones. Recordemos que nuestras alabanzas quedan suplidas por los coros de las huestes angélicas en lo alto” E.G.W. (Testimonios para la iglesia, tomo 6, pg. 366)
    • “Pero Jehová permanecerá para siempre; ha dispuesto su trono para juicio” (Salmos 9:7) A causa del pecado, el Santuario celestial toma las funciones de tribunal de juicio, donde santos y pecadores son juzgados. Dado que el gobierno divino se basa en la justicia y la misericordia, podemos estar seguros del recto juicio de Dios. Su sentencia es inapelable. “Mas Jehová está en su santo templo; calle delante de él toda la tierra” (Habacuc 2:20)
    • “por lo cual [Jesús] puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos” (Hebreos 7:25) ¿Dónde intercede Jesús por nosotros? ¿Dónde obtiene para nosotros salvación eterna? “Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos, ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor, y no el hombre” (Hebreos 8:1-2) “Cristo está en el Santuario celestial para hacer expiación por su pueblo; para presentar su costado herido y sus manos traspasadas al Padre; para rogar por su iglesia que está en la tierra; para purificar el Santuario de los pecados de su pueblo” E.G.W. (Review & Herald, 28 de enero de 1890)
    • En el Apocalipsis aparecen imágenes del Santuario, y la mayoría de las secciones principales del libro comienzan con una escena del Santuario, o la incluyen. La primera escena muestra a Cristo, vestido como sumo sacerdote, caminando entre los siete candeleros (Ap. 1:12-20) La segunda escena muestra la sala del Trono celestial, con un trono, lámparas, mar, Cordero inmolado, sangre, recipientes de oro con incienso (Ap.4, 5) La tercera escena se refiere al servicio continuo de intercesión en el contexto del primer departamento del Santuario celestial (Ap. 8:2-6) La cuarta escena, la central, da una vislumbre del Arca del Pacto en el segundo departamento (Ap. 11:19) La quinta escena muestra el Tabernáculo celestial entero (Ap. 15:5-8) La sexta escena no contiene ninguna referencia explícita al Santuario, para ilustrar que la obra de Cristo allí había terminado (Ap. 19:1-10) La escena final tiene que ver con la Santa Ciudad, descrita como el Tabernáculo bajando del cielo” (Ap. 21:1-8, NVI) Aquí podemos ver una progresión en la salvación: desde Cristo sobre la tierra, su ministerio celestial y, finalmente, el nuevo Tabernáculo sobre la tierra.