• Like
Demo la fragancia de la cruz
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

Demo la fragancia de la cruz

  • 359 views
Published

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
359
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
7
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. La Fragancia de la Cruz por Carlos R Castañeda BarbosaCopyright C 2012 y todos los derechos reservados de esta edición porCarlos R Castañeda BarbosaProhibida la reproducción total o parcial por sistemas, impresión,audiovisuales, grabaciones o cualquier medio sin permiso del editor.ISBN: 978-958-46-0986-1 La Fragancia de la CruzHecho en Colombia - made in Colombiawww.ministeriosgloriadiossanto.orgcontactenos@ministeriosgloriadiossanto.orgministeriosgloriadiossanto.blogspot.com/facebook.com/ministerio.gloriadiossantoA menos que se diga lo contrario, las citas bíblicas son tomadas de la SantaBiblia Reina Valera 1960, Nueva Versión Internacional, 1999.Diseño interior y edición por: Carlos R Castañeda Barbosa.Diseño y carátula por Carlos Eduardo Castañeda Campos.
  • 2. INDICELA FRAGANCIA DE LA CRUZ………………………………………………….. 10LA OFRENDA……………………………………………………………………... 12LA EVIDENCIA DE LA OFRENDA…………………………………………….. 13LA OFRENDA DE DIOS………………………………………………………….. 16UN PUEBLO EN UN HOMBRE…………………………………………………. 20CAMINO A UNA TIERRA QUE NO CONOZCO……………………………… 21EL LLAMADO Y EL CAMINO…………………………………………………. 22NOSOTROS HOY………………………………………………………………… 28EL ENTENDIMIENTO………………………………………………………….. 39BENDITA ESPERANZA………………………………………………………… 41LA PROMESA ES POSIBLE……………………………………………………. 46NUESTRO YASHÚA…………………………………………………………….. 47TODO COMENZÓ EN EL CIELO……………………………………………. 49LA INSTRUCCIÓN PARA COMER………………………………………….. 53NUESTRO DIOS ETERNO MANIFESTADO A NOSOTROS......................... 58NOS HA TOCADO LA MEJOR PARTE………………………………………. 59ES TIEMPO DE CELEBRAR…………………………………………………. 60EL CIMIENTO DE LA CRUZ…………………………………………………. 65LA POBREZA DE LA CRUZ………………………………………………….. 66EL HOMICIDIO EN LA CRUZ……………………………………………….. 67LA DEBILIDAD EN LA CRUZ………………………………………………... 68LA MUERTE EN LA CRUZ…………………………………………………… 69LA ENFERMEDAD EN LA CRUZ……………………………………………. 70LA DESHONRA DE LA CRUZ……………………………………………….. 72LA DESGRACIA EN LA CRUZ……………………………………………... 72LA TRISTEZA EN LA CRUZ…………………………………………………. 74LA GLORIA OSCURA DE LA CRUZ……………………………………….. 75LA FE OPACA DE LA CRUZ…………………………………………………. 76LA MALDICION DE LA CRUZ……………………………………………… 77LA SOLEDAD EN LA CRUZ…………………………………………………. 78LA OSCURIDAD DE LA CRUZ……………………………………………… 80
  • 3. EL DOLOR EN LA CRUZ…………………………………………………….. 81LA AGONÍA EN LA CRUZ…………………………………………………… 83EL NOMBRE EN LA CRUZ…………………………………………………. 84LA ORACIÓN EN LA CRUZ…………………………………………………….. 86EL IDIOMA DE LA CRUZ……………………………………………………….. 86EL COLOR DE LA CRUZ………………………………………………………… 88EL OLOR DE LA CRUZ…………………………………………………………... 89LA VIOLENCIA DE LA CRUZ…………………………………………………. 106LA SED EN LA CRUZ…………………………………………………………... 107EL HAMBRE EN LA CRUZ…………………………………………………….. 109LA AMARGURA DE LA CRUZ………………………………………………... 111EL DESPRECIO DE LA CRUZ………………………………………………... 111EL INSULTO DE LA CRUZ…………………………………………………... 113EL JUICIO DE LA CRUZ……………………………………………………. 114EL DESESPERO EN LA CRUZ…………………………………………….. 115LA DESNUDEZ EN LA CRUZ……………………………………………… 116EL DESAMPARO DE LA CRUZ…………………………………………… 118LA LEJANÍA DE LA CRUZ………………………………………………… 119LA PRUEBA DE LA CRUZ…………………………………………………. 121LA VIGILIA DE LA CRUZ…………………………………….…………… 122EL DESCENSO DE LA CRUZ………………………………………………. 123EL PASTOR DE LA CRUZ………………………………………………… 125EL APÓSTOL DE LA CRUZ………………………………………………. 127El PROFETA DE LA CRUZ…………………………………..................... 129EL EVANGELISTA DE LA CRUZ………………………………………... 131EL MAESTRO EN LA CRUZ……………………………………………… 132LA CRUZ…………………………………………………………………….. 133EL HOMBRE DE LA CRUZ……………………………………………….. 134EL AUTOR…………………………………………………………………… 136
  • 4. DEDICATORIADedico este libro a todas las personas que me han permitido crecer impulsándome comoconsejero, pastor, maestro y que a través de sus vidas pude darme cuenta de losfaltantes míos para la plenitud como hijos de DIOS.A mi esposa Marina que me ha apoyado en cuanto nuestro amor nos lleva al Señor y anuestros tres hijos que amamos y hemos ofrecido al Señor con Olor a Cristo: Jefferson,Carlos Eduardo y Sara Elizabeth.A Jaime Hernán Gonzáles y su esposa Alba Lucía Mambuscay, (Inmemorian) porpermitirnos ser sus pastores, hermanos con su obediencia.
  • 5. INTRODUCCIÓNUn día, después de andar por el mundo filosofando, escribiendo sobre diversostemas y no encontrando ni el principio ni el fin en lo que yo llamaba mi penosa vida,decidí que no había mucho que ver en la tierra de los vivientes, atentando la muertecontra la vida.Creyendo en todo menos en Dios, aun hablando de Dios sin oír a Dios,criticando a Dios sin saber de Dios, y bueno, con la cabeza henchida de letras, ideas einterminables disertaciones sobre el alma, sin saber lo que era el alma, sobre el espíritucreyendo que era lo mismo que el alma, y sobre el cuerpo, creyendo que cuandofalleciera ahí terminaría todo.Un día un hombre que me vio disloco y colgando de mi opinión, me dijo queDios me amaba y que aun ni siquiera me podría decir tan generalmente Dios, sinoJesucristo, pues como yo tenia nombre, Dios también me daba un nombre para que loconociera. Fue un día terrible para mi orgullo. Fue un día de angustia para mi muerte. Fue undía extremo para mi mentira. No entendía. Fue el día, la hora, en que supe algo superiorpor primera vez en mi vida de literato, ALGUIEN sabia la cuenta de mis cabellos.Comencé a leer la Biblia por algunos años, luego comencé a estudiar la Biblia yluego comencé a escudriñar la Biblia.Alguien me había adoctrinado acerca de la literatura por espacio de varios años yme logró convencer que todo lo que yo hacia, desde el punto de vista literario yartístico era satánico. Todo fue a parar al fuego sin escrúpulos. Con este convencimiento un día sentí como si Alguien me impulsara a escribir denuevo. Tome una Biblia mediana que tenia a mano, la alce, y pronuncie en voz alta YATODO ESTA ESCRITO AQUÍ. Ya no sentí un impulso, OI la dulce voz que me dijoY QUIEN FUE EL QUE TE DIO EL DON LITERARIO. Ese día vino a mi larestauración de la frustración que alguien me había provocado, porque fue ese día quepude llorar delante de mi Señor y contarle todo lo que extrañaba el escribir y que si en elmundo secular había tantos y diversos escritores, por qué como hijo de Dios no podíaentrar en la diversidad de la profundidad del máximo pensamiento nunca antesexperimentado por el ser humano: LA SANTA BIBLIA.Sé que hay grandes hombres de Dios en estas responsabilidades de enfocar, dirigiry sobre todo ver al pueblo del Señor con conocimiento fresco y claro cada día para unamejor relación, comprensión y exposición delante de la palabra.
  • 6. A mi me ha tocado también la parte de no enterrar el talento para ponerlo alservicio del que me llamo a la luz. Para esto tengo que transcribir cuatro versículos queme llaman la atención en cuanto a un hombre que escribe acerca de Jesús y dirige estasletras a gente que aún anduvo con El Señor, pero que inspirado por el Espíritu dejó quesu pluma se deslizara con tinta de la tierra y Espíritu del cielo para una mayorcomprensión de los que no habían entendido muchos de los eventos propiamentesucedidos delante de ellos o delante de otros. Por esto cito al médico con don de literatoe inspiración divina.Puesto que ya muchos han tratado de poner en orden la historiade las cosas que entre nosotros han sido ciertísimas,Tal como nos lo enseñaron los que desde el principio lo vieron consus ojos, y fueron ministros de la palabra,Me ha parecido también a mi, después de haber investigado condiligencia todas las cosas desde su origen, escribírtelas por orden,oh excelentísimo Teófilo,Para que conozcas bien la verdad de las cosas en las cuales hassido instruido. VRV LC 1 1-4Déjeme decirle que en este libro encontrará la utilización de dos versiones bíblicasde manera paralela, para que usted pueda tener una comprensión amplia de lo queexpongo en cada capítulo. Estas versiones son la VERSION REVISADA REINAVALERA 1960 BIBLIA DEVOCIONAL DE ESTUDIO 1991 por LA LIGA BIBLICAY LA NUEVA VERSION INTERNACIONAL 1999 POR LA SOCIEDAD BIBLICAINTERNACIONAL.Muchos han intentado hacer un relato de las cosas que se hancumplido entre nosotros, 2 tal como nos las transmitieron fuerontestigos presenciales y servidores de la palabra.3 por lo tanto, yotambién, excelentísimo Teófilo, habiendo investigado todo esto conesmero desde su origen, he decidido escribírtelo ordenadamente, 4para que llegues a tener plena seguridad de lo que te enseñaron.NVI 1999.Es mi deseo contribuir al crecimiento individual e integral del pueblo de Dios, puesdurante estos once años de militancia, me he sorprendido al encontrar cristianos queaman al Señor haciendo guerra espiritual incitados por el miedo al diablo, la Palabracomo un todo en un solo versículo o una sola enseñanza, el desconocimiento de la obradel Padre, de la obra del Hijo y de la obra del Espíritu Santo, gente de Dios con juiciosen sus propias iglesias, negando sus necesidades, tomando el testimonio de otrocristiano para exigirle a Dios por el suyo propio y delegando el propósito de Dios alllamado ministerial, sin llamado familiar, sin llamado relacional y un sin numero desituaciones adversas a la Palabra.
  • 7. La verdad nos hace libres, dice el Señor en su Palabra, entenderemos a que serefiere la verdad de Dios y la aplicación a nuestra vida. No nos olvidemos que hemossido creados como seres tripartitos e integrales en un mundo integral, y que todasnuestras áreas le interesan al Dios que profesamos y que tenemos responsabilidadesdelante de nuestro Dios por su imagen y su semejanza, aun más, hoy que estamossiendo regenerados y que a pesar de nuestra imperfección puso lo más celoso de su ser:a su SANTO ESPIRITU; dándonos a entender con este acto de fe, sí, acto de fe departe de DIOS, de que somos perfectibles.Cuando pensamos o aun establecemos vivir la obra de nuestro Señor, surgeninterrogantes o simplemente tomamos versículos bíblicos, que nos impulsan a hacer unabandera emblemática de nuestras batallas. Ejercemos una teología con ciencia humana,descansada en nuestro pensamiento y simplemente esbozamos pinceladas sobre elNOMBRE DE JESUCRISTO, con tal velocidad que nos impide encontrar el pare paradescansar en el NOMBRE que profesamos.Aún podemos llegar a profesar nuestra fe en JESUCRISTO sin conocer elpropósito de los acontecimientos, negándonos a cumplir tan importante mandato deescudriñar las Escrituras Juan. 5: 39.Espero que este libro le aporte ánimo por el estudio de su Maestro, el estudio delVerbo, interés por saber lo que pasó y para qué, que no sea sólo una sensación, unaimaginación o una emoción, pues todos los hijos de Dios tenemos el derecho de conocerla verdad, convivir con la verdad que nos hace libres y dar gloria a Dios por elconvencimiento de que en nosotros habita el Espíritu del Señor, santificándonos dondehubiéremos de ser santificados.Hermano amado, usted que lleva mucho tiempo en Cristo, usted que lleva unmediano tiempo en Cristo, usted que acaba de llegar a la voz que le llamó, tengaconciencia de que todavía hay oportunidad de descubrir lo que está cubierto aún, quetodavía queda mucho por comer en esta tierra donde se nos trajo el pan que no envejece. Nosotros creemos, parta de ese principio, bien o mal pero creemos,perfeccionémonos en la fe. Observe que no tuvimos que estar en el lugar donde crucificaron al Señor paracreer en Cristo. Esto tiene más gloria de lo que pensamos, Juan. 20:29 dice: porque mehas visto, has creído- le dijo Jesús-; dichosos los que no han visto y sin embargo creen.Nosotros no hemos tenido que ver la tumba vacía para creer que resucitó, y no nostienen que dar un certificado para creer en la influencia del Cristianismo.Así como muchas mentes brillantes han expresado las máximas más célebresacerca de Jesús, hoy podemos contar con vida, para día a día expresarle al Cristo en elque creemos, que está sentado a la diestra de la majestad de Dios Padre, que lo mejor,
  • 8. que la DICHA MÁS GRANDE, es que las palabras que le dijo a Tomás no se repitenen nosotros para hacernos llenos de gracia hoy. Hoy reconocemos por esa misma gracia y convicción, delante de toda carne yespíritu, que nuestra creencia tiene la dirección en el tiempo del hombre que noscorrespondió en la tierra y en la eternidad del Dios Todo Poderoso. Otros nos antecedieron en la fe del Cristo Glorioso. Otros ocuparon un lugar en lahistoria de la verdadera vida; hoy, nosotros somos privilegiados al poder decir quecreemos en Cristo, porque hay la más sublime seguridad de hablar, conocer y escudriñarel nombre que se nos reveló: JESUS.Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la deidad.Colosenses. 2: 9.Lógicamente de qué serviría una tumba vacía sin nuestro Dios resucitado. Elnombre de Cristo como Cristo lleva implícita la obra para vida definitiva en él y que poresto nos ha dado el derecho al creer, para escudriñarlo en el disfrute en la tierra de losque somos para él como él es para nosotros. Algo pasó. ¿Sabemos de qué se trata todoesto?Nosotros creemos en la resurrección porque creemos en Cristo, y si Cristoresucitó, nosotros resucitaremos, aun más, anhelamos en nuestro ser ver al Señor un día,vivir eternamente en su presencia definitiva. Él fue levantado para nosotros serescuchados por el Padre, para nosotros ser presentados como hijos. ¿Sabe cuánto tiempoeterno y terreno ha pasado para esto y aun no sabemos mucho sobre el asunto?Creemos en la resurrección porque confiadamente tomamos parte del Corderosacrificado y cada domingo hacemos memoria de ALGO QUE NO VIMOS PEROQUE SABEMOS QUE ES. Se ha preguntado usted ¿de qué se trata todo esto? Pero según el Espíritu de santidad fue designado con poder Hijode Dios por la resurrección. Él es Jesucristo nuestro Señor.Romanos 1: 4.Somos cristianos, queremos saber que pasó, somos parte de Cristo, queremos saberqué está pasando, somos cristianos, ese es el honor de la nueva criatura en la tierra.Somos lo individual de la comunión con Cristo como primogénitos, en la obediencia asu Palabra, para la unidad del cuerpo que lleva la esperanza, por la cual los que nosantecedieron fueron benditos y santos para que el mundo sin merecerlo obtuviera de lavoz divina, la bendita esperanza. Hebreos 11: 39- 40 dice: aunque todos obtuvieron un testimoniofavorable mediante la fe, ninguno de ellos vio el cumplimiento dela promesa. Esto sucedió para que ellos no llegaran a la meta sinnosotros, pues Dios nos había preparado algo mejor. RV.
  • 9. Tenemos delante de nosotros todo el universo que cada cristiano o ser humanopuede experimentar en la tierra: ENTRAR AL APOSENTO A COMER EN LAMISMA MESA CON DIOS. Somos la enorme comunidad de esperanza en ríos,mares, caminos, montañas, llanuras…. En fin de cuentas tenemos Rey, tenemos Señor,tenemos Dios, tenemos Redentor, dueño de una viña de cinco continentes bañada conmares y océanos y lo esperamos firmes en la convicción de interesarnos en Alguien, quecree para que nosotros creamos: JESUCRISTO. Mientras usted lee este libro, su almaserá sanada, su espíritu entenderá la cercanía de Dios y sentirá privilegio de ser hijo deDios, y, su cuerpo, será sanado y liberado. Que su mente disfrute la renovación delpensamiento y la motivación por el Espíritu experimente todo el valor que usted tienepara nuestro Creador y Señor.
  • 10. LA FRAGANCIA DE LA CRUZ Para poder entender este capítulo tendremos que hacer un breve recorridopor el conocimiento del sentido olfativo que poseemos los seres vivos, pero unos con unpropósito mayor, si de semejanza se trata. Nosotros somos además de semejanza, imagende Dios. Es notorio que sólo al hombre se le da este distintivo respecto de su creador. Estambién maravilloso el hecho de saber que nuestro Dios oye, ve, habla, toca, huele, siente yque a través de su Palabra podemos conocerlo. A través de su Palabra conocer lo que legusta para no caminar a tientas por el mundo espiritual. Cuando hablamos de olor, ciertamente hablamos de olfato y nosotros tenemos estesentido percibiendo fragancias pero también emitiendo fragancias, esto se llama serfragante o emanar, que también, es desprenderse de los cuerpos las sustancias volátiles.No le podría decir si el sistema olfativo de nuestro Dios es así de simple o complejo,pero si le puedo decir que según las Escrituras Dios huele. Después del desenlace deldiluvio Noé oyó la voz de Dios con una instrucción: Entonces habló Dios a Noé, diciendo: sal del arca tú, y tu mujer, ytus hijos, y las mujeres de tus hijos contigo GN 8: 15-16 RVEntonces Dios le dijo a Noé: sal del arca junto con tus hijos, tu esposay tus nueras GN 8: 15-16 NVI.Noé tomó de los animales limpios y de las aves limpias y ofrecióholocausto al Señor y dice: v 21 RV Y percibió Jehová olor grato; ydijo Jehová en su corazón: no volveré más a maldecir la tierra porcausa del hombre……..V 21 NVI Cuando el Señor percibió el grato aroma, se dijo a sí mismo:Aunque las intenciones del ser humano son perversas desde sujuventud, nunca más volveré a maldecir la tierra por culpasuya………Aquí Dios recibe olor grato, que agrada, no sólo por el hecho en si, sino por laprocedencia o la intención con que esta fue celebrada. Si usted se detiene en el hecho enmención encontrará que Dios da como respuesta la promesa de no volver a destruir la tierra.Esto lleva aun más la profundidad del hecho de donde Noé tomó los animales paraofrecerlos en holocausto. La Biblia dice que se mandó por parte de Dios una pareja porespecie. Sea cual fuere las especies que Noé tomó, eran las únicas que habían. ¿Puede usted
  • 11. entregarse así a su Dios? Somos únicos en Cristo. La adoración de cada uno de nosotros esúnica. Todo en nosotros es único para nuestro único Dios.En el Edén también todo olía bien, pues donde no falta nada, donde hay comunión consu creador, todo emana olor grato; fue también aquí donde se alargó la mano para que lafragancia de la obediencia fuera mezclada extrañamente; la carne del hombre comenzó aoler a muerte, el olor del pecado había entrado a un estuche preparado para la comunión, alaire del día la hediondez contaminó el Edén. UNA EXPERIENCIARecuerdo una vez que fuimos a una casa a orar por un enfermo; estábamos miesposa, una hermana y yo. Inmediatamente entramos los tres identificamos una mezcla deolores raros, pues no podíamos discernir cada olor, sólo se confundían en el aire enrarecidocon los olores naturales y los olores espirituales. Así como lo lee, olores espirituales. Meinquieté mucho con el asunto y comenzó este deseo de saber acerca de las fragancias yolores. Después de habernos apercibido de tal cosa, lo hablamos en voz baja y acordamosque así como estaban manifiestos olores naturales, también se estaban manifestando oloresespirituales. Decidimos orar de manera dirigida por el Espíritu Santo y de manera casiinmediata los olores fueron disueltos y pudimos ministrar al enfermo viendo cómo nuestroDios lo sanaba. EN LA IGLESIAEn otra ocasión estábamos en una iglesia grande. Era día de culto dominical ysalíamos ese día de un ayuno congregacional prolongado, el templo estaba totalmentelleno. Empezó la adoración y en un instante muy corto algo pasó. Mi cuerpo se estremeció.Sentí que el Señor estaba en ese lugar. Mis ojos estaban cargados de lágrimas y de pronto ellugar fue inundado con un olor tan grato que yo me esforzaba inhalando y estirándomesobre la punta de mis zapatos. Fue una experiencia única como todas las del Señor. Aun elrecipiente de mi memoria lo recuerda. EL EDÉNPero, volvamos al Edén, donde no falta nada. Las cosas son completas o tienen plenitudcuando nos las entregan completas, y, la verdad de Dios es completa. Cuando el Señor Diosentrega en manos del hombre todo, esto llevaba implícito la fragancia de la bondad delCreador, por lo cual siempre encontramos la exaltación en la Palabra de lo bueno que esDios.Adán impedido a ser arrepentido por lo que había hecho, pues no conocía elarrepentimiento, puesto que sólo conocía el bien hasta hace no se cuanto, se limitó a decirsólo la verdad que había en él. “LA MUJER QUE ME DISTE POR COMPAÑERA”Esta era la verdad que residía en él, no fue una disculpa, como muchos dicen y hasta creen.
  • 12. En la mujer está con mayor impresión dentro de ella, cuando dice: “LASERPIENTE MEENGAÑÓ” Ella también dijo la verdad. Si, el hombre y la mujer del Edén, ni siquiera de Dios encontraron reproche por su faltade arrepentimiento, como si por el hecho del desacato y su consecuencia, pues comodecimos, aun no conocían este magnifico acto voluntario de reconocimiento por nuestrasfaltas. Bendito el día en que nos fue mostrado el hecho del arrepentimiento para vida.Dios entrega todo para que tuviere una sola esencia: los mandatos, la instrucción, sucumplimiento y su consecuencia de vida perenne. Pero sucedió algo que adulteraría lojusto, alguien imperfecto por su rebelión, imperfecto para siempre, quería entrar con unaesencia extraña haciendo que el uno se convirtiera en dos y lo logró impregnando aquelolor que hemos tenido que ver con nuestros propios ojos: el pecado. La instrucción de estarde acuerdo por parte de Dios con el hombre cogió vuelo y por supuesto ya no podrían andarjuntos si no estaban de acuerdo. Aun así la bondad de Dios nunca se apartó. Aun así elhombre imperfecto quedó con los rastros de los designios de Dios eternamente. Aun así elhombre caído salió expulsado a su propio exilio con el don de procrear, y sin saber cuándose cumpliría aquella palabra que sus propios oídos habían escuchado después de tan nefastadecisión de COMER. Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre su simiente y lasimiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en elcalcañar. Gén 3: 15 RV Pondré enemistad entre tú y la mujer, y entre tu simiente y la deella; su simiente te aplastará la cabeza, pero tú le morderás el talón.Gén 3: 15 NVI.Simiente contra simiente, semilla contra semilla, fecundación contra fecundación. Yaestaba dicho, la profecía había nacido por causa de la desobediencia del hombre, que nooiría a su Dios con la inmensidad de la unidad paterna; aun así, caído, el hombre, seguiríareconociendo y extrañando a su creador. Enemistados por Dios en lo primero y en losegundo (oírlo con dimensión), para que se cumpliera lo tercero (sin unidad). Ahora, deldeleite de la comunión, nacía la ofrenda que condicionaba al hombre frente a su Creador. LA OFRENDADe esto podemos extraer lo intrínseco, lo puesto en el corazón de Adán, pues, podemosdarnos cuenta en Génesis 4, cuando se habla de la ofrenda de Caín y Abel. La profecía deGénesis 3:15 es clara cuando Dios Padre revela la necesidad de un Salvador, restituidor y
  • 13. generador de nueva conexión entre Dios y hombre, Alguien en medio; por el momento, laspalabras del creador hacían otra creación en el corazón caído de Adán: OFRENDA.Es claro que nuestro Dios puso esta necesidad en el corazón del hombre, como un deseoexpresado que tendría un cumplimiento cuatro mil años después, o mejor, si me lo permite,cuatro días de Dios, con el cumplimiento de la obra redentora de Cristo. Y te afligió, y te hizo tener hambre, y te sustentó con maná, comidaque no conocías tú, ni tus padres la habían conocido, para hacertesaber que no sólo de pan vivirá el hombre, mas de todo lo que sale dela boca de Jehová vivirá el hombre. Deut 8: 3 RVTe humilló y te hizo pasar hambre, pero luego te alimentó con maná,comida que ni tú ni tus antepasados habían conocido, con lo que teenseñó, que no solo de pan vive el hombre, sino de todo lo que sale dela boca de Dios. Deut 8: 3 NVI.Y aun hoy nosotros seguimos teniendo OFRENDA, los justos, los santos, los hijos deDios, tenemos la más perfecta OFRENDA nunca antes ofrecida, salió del corazón de Dios,desde el mismo momento de la caída del hombre. ¡Cuán bueno es Dios! De él salió eldeseo, y, a él volvió: JESUCRISTO EL SEÑOR.A pesar que Dios siempre le ha expresado al hombre, revelando el acercamiento de nuevoa él, el hombre con la misma desobediencia del principio, ha seguido tomando lo que salede la boca de Dios e interpretándolo para el desatino. Aun su propio pueblo. Porque aunquesomos hijos de Dios, todavía tenemos el poder de elegir obedecer o desobedecer. Cada uno,cada primogénito, es responsable de su entereza delante de su Dios. Miremos el caso de losdos hijos mayores de Adán. LA EVIDENCIA DE LA OFRENDACuando leemos Génesis 4 entendemos de primera mano, que se habla de dos ofrendasllevadas a Dios, y que éstas son puestas por parte de los dos hijos mayores de Adán, ydescribe la naturaleza de cada una, y el portador de la misma. Revisemos el desatino delhombre frente a la certeza de Dios, por causa de la consecuencia del pecado generacional.Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, ydijo: por voluntad de Jehová he adquirido varón.Después dio a luz a su hermano Abel, Y Abel fue pastor de ovejas, yCaín fue labrador de la tierra.
  • 14. Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierrauna ofrenda a Jehová.Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo másgordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;Pero no miro con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañóCaín en gran manera, y decayó su semblante. Gén 4: 1-5 RVEl hombre se unió a su mujer Eva, y ella concibió y dio a luz a Caín.Y dijo: ¡con la ayuda del Señor, he tenido un hijo varón! Después dioa luz a Abel, hermano de Caín. Abel se dedicó a pastorear ovejas,mientras que Caín se dedicó a trabajar la tierra. Tiempo después,Caín presentó al Señor una ofrenda del fruto de la tierra. Abeltambién presentó al Señor lo mejor de su rebaño, es decir, losprimogénitos con su grasa. Y el Señor miró con agrado a Abel y a suofrenda, pero no miró así a Caín y a su ofrenda. Por eso Caín seenfureció y andaba cabizbajo. Gén 4: 1-5 NVI.Es claro que Adán fue el que recibió de parte de Dios la demanda de un mediador engénesis 3: 15 para seguir acercándose a Dios. También podemos entender que Alguienenseñó a los dos hijos de Adán y Eva, el medio por el cual ahora se acercarían a Dios.Alguien había predicado a estos dos hombres sobre el Creador. Podemos entonces entenderque lo que salió de la boca de Dios al primer hombre, había sido también puesto a ladescendencia, pero también es claro que la voluntad seguía esta descendencia como Dios lapuso en el hombre inicial: EL HOMBRE SEGUÍA TENIENDO DELANTE DE ÉL LAESCOGENCIA, Y ÉL DECIDÍA HACER LO CORRECTO O INCORRECTO.El diseño inicial seguía vigente. Esta vez los hijos estaban delante de la escogencia nopara comer, sino para sacar y mostrar sus fuentes, también tenían la oportunidad dedeterminar el mensaje de Dios en su ser. Esto lo logramos ver porque la fe ya tenía quehaber hecho su aparición en el género humano. (De cómo llega la fe al hombre hablaremosmás adelante) Cómo entonces funciona.En ese momento aun no se comía carne. Entonces por qué el esmero de Abel por cuidarlos rebaños. De quién eran esos rebaños. El deseo de Dios estaba plasmado en Abel. Abelde su voluntad estaba expresando la prioridad en su vida, Dios se convirtió en su prioridad.Dios jamás ha querido salvar al mundo de mala gana, en la mala gana no está el amor, espor amor la restitución, es por amor la redención, es por amor que siguió pendiente de suscriaturas, es por amor que no se olvidó de ellos, jamás los abandonó.Si los rebaños eran para llevar ofrenda a Dios y no para comer de ellos, entonces Abelestaba cuidando lo de Dios para llevarlo a Dios. Como ya dijimos antes con Noé sucedeigual cuando salió del arca. Noé cuidó lo de Dios, para darlo a Dios. De dónde lo heredó o
  • 15. quién se lo enseñó. Y siempre el hombre involucrado en los planes del Creador. El mensajees profundo. DE DIOS SALIO EL CORDERO Y A DIOS VOLVIO, DE DIOS SALIOLA OFRENDA, SU HIJO, Y A DIOS VOLVIO CON OFRENDA, SU IGLESIA. Permítame al respecto. Dios, nuestro Dios, siempre le ha mostrado al hombre, con elmismo hombre lo que su deseo manifiesto es. Su máxima creación, el hombre, es el puntode todo este asunto, su justicia es manifiesta usando al mismo hombre, usando en el buensentido de la palabra, porque finalmente, es el mismo hombre con su propia voluntad quientoma o deja, es decir, que lo manifiesto por Dios, involucra al mayor beneficiado en todoesto: EL GÉNERO HUMANO EN TODO SU EXPLENDOR, REGRESAR A LAFORMA ORIGINAL. Abel al entender el mensaje expuso el deseo de Dios. Cómo.Miremos.*Abel trajo de lo mejor de sus rebaños.*Dios apartó no de lo mejor, sino lo mejor: su Hijo*La ofrenda de Abel conecto a Abel al agrado de Dios.*La ofrenda de Dios conecto al hombre de nuevo con su casa: Dios.*La ofrenda de Abel fue escogida viva de entre muchos primogénitos para sacrificio.*La ofrenda de Dios apartada viva y no escogida de entre para sacrificio.*La ofrenda de Abel traía derramamiento de sangre para muerte.*La ofrenda de Dios traía derramamiento de sangre para muerte.*La ofrenda de Abel trajo muerte a Abel.*La ofrenda de Dios trajo muerte a Jesús.*La ofrenda de Abel trajo vida a Set su hermano.*La ofrenda de Dios trajo vida a los hijos de Dios, hermanos de Jesús.*La ofrenda de Abel hasta hoy trasciende en la humanidad.*La ofrenda de Dios desde siempre trasciende hasta la eternidad.*La ofrenda de Abel levantó la línea de justicia para el cumplimiento de la voz deDios.*La ofrenda de Dios nos lleva justos por esta línea o camino.*La ofrenda de Abel clamó justicia por su sangre.
  • 16. *La ofrenda de Dios hizo justicia por su sangre.*La ofrenda de Abel hizo visibles al resto del rebaño como primogénitos.*La ofrenda de Dios hizo visible al resto del rebaño como primogénitos.*La ofrenda de Abel desató los acontecimientos proféticos hasta Cristo.*La ofrenda de Dios desató la palabra hecha carne hasta la eternidad.*Lo ofrenda de Abel honró a su padre Adán por lo que este le predicó, en palabra,obra y obediencia.*La ofrenda de Dios (Jesucristo) honró a su Padre en palabra, obra y obediencia.*La ofrenda de Abel expuso la obra de la cruz delante de Dios.*La ofrenda de Dios expuso la obra de cruz delante de Dios y la humanidad.*La ofrenda de Abel sacó la sangre de Abel para testimonio de la verdad.*La ofrenda de Dios exprimió la sangre para que saliera la iglesia como la verdad.*La ofrenda de Abel mostró la envidia, homicidio y maldad de su hermano.*La ofrenda de Dios mostró la envidia, homicidio y maldad entre hermanos.*La ofrenda de Dios mostró también el entendimiento de los apóstoles. Cuando la ofrenda de Dios aparece en el escenario del tiempo, esto es Jesucristo,justamente la escena de Génesis 4 estaba en boga: los que entendieron el tiempo y los queno, Caín y Abel, dos hombres, dos pueblos. La fe y la incredulidad. La fe y la arrogancia.Aun hoy, podemos estar hambrientos de Dios, pero inapetentes de su verdad. A Caín lepasó. También hoy podemos ver la consumación de todas las cosas y la escasez delreconocimiento.Será que este conocimiento nos permitirá seguir pecando. Será que este conocimientonos permitirá seguir en cadenas. Abel escogió de lo mejor de sus primogénitos, Dios noescogió de lo mejor de sus primogénitos, no tuvo de donde escoger, porque sólo tenía unprimogénito. La ofrenda de Abel es el mensaje, la ofrenda de Dios es la esencia delmensaje, el ser del mensaje. Cuando el Señor Jesús viene a la tierra, la esencia del mensajede lo que salió de la boca de Dios en Gén 3: 15, ya comenzaba a expeler el olor, lafragancia de esta viña llamada tierra. Miremos algo para que entendamos mejor.
  • 17. LA OFRENDA DE DIOSLevantando los ojos, vio a los ricos que echaban sus ofrendas en elarca de las ofendas.Vio también una viuda muy pobre, que echaba allí dos blancas.Y dijo: En verdad os digo, que esta viuda pobre echó más que todos.Porque todos aquellos echaron para las ofrendas de Dios de lo que lessobra; mas ésta, de su pobreza echó todo el sustento que tenía. Lc. 21:1-4 RVJesús se detuvo a observar y vio a los ricos que echaban sus ofrendasen las alcancías del templo. También vio a una viuda pobre queechaba dos moneditas de cobre. -Les aseguro- dijo- que esta viuda pobre ha echado más que todos losdemás. Todos ellos dieron sus ofrendas de lo que les sobraba; pero ella,de su pobreza, echo todo lo que tenía para su sustento. Lc 21: 1-4 NVI.Aquí en este pasaje nos damos cuenta que hay olor a ofrenda. ¿Qué miró Jesús? ¿Lasmonedas? ¿La viuda? Él puede expresar de la esencia en mención, porque aquí, la ofrendaesta viendo la ofrenda, la ofrenda de Dios ve la ofrenda del hombre, Jesús es la ofrenda porexcelencia, igual que con Caín y Abel, aquí se repite el asunto. La ofrenda de esta mujeraun seguía siendo aquí momentánea en el tiempo, pues Jesús aun no había sido entregado almundo como la ofrenda del Padre. La ofrenda de esta mujer, hacía ver la escasez de la ofrenda de los ricos de la época.Mostraba la condición humana e imperfecta de acercarse a Dios. Dios no nos dio un hijoque le sobraba en el cielo, nos dio al único. Todos los dioses dan de lo que les sobra.Nuestro Dios nos dio todo lo que tenía en amor y verdad para el sustento del trono. Porqueel trono y la persona del Dios trino tienen sustento. La verdad de Dios tiene olor, Dios nosacepta como ofrenda, cuando aceptamos la de él.Tenemos que tener claro este punto de encuentro. Abel tuvo claro este punto deencuentro, la viuda tuvo claro este punto de encuentro, aun hoy el pueblo se extravía,nuestro punto de encuentro es claramente mostrado por el Maestro. Le aseguro que si ustedmedita en el asunto y lo entiende, sabrá que usted es la única ofrenda como primogénitodelante de nuestro Dios. Usted es único. Jesús es el primogénito de los primogénitos. Cadauno de los hijos de Dios siempre es primero. Por eso su manera de portarse en esta viñadebe de ser de justicia única. Somos olor individual en la congregación.Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todasestas cosas os serán añadidas. Mt 6: 33 RV
  • 18. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, ytodas estas cosas les serán añadidas. Mt 6: 33 NVI.Cuales cosas. Caín siempre hizo lo contrario al punto de encuentro. Buscó lo segundoy esto hizo que Dios viera su ofrenda y a él de manera contraria, somos nosotros los quepresentamos la ofrenda, es decir, que existe una conexión entre mi ofrenda y yo antes deconectarla a Dios. Recuerde que en el Edén fue donde se gestó aquella poderosa palabra deAmós 3:3 ¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo? RVAmós 3:3 ¿Pueden dos caminar juntos sin antes ponerse de acuerdo?NVI El señor le dijo al hombre: si comes de aquel árbol de cierto morirás, esto quiere decirque ya no estarían de acuerdo. Hoy mismo sigue sucediendo lamentablemente, aún en elpueblo del Señor. ¿Cómo sucede? Siempre la luz tiene que brillar sobre las tinieblas,observe esto. La ofrenda de Abel y Abel hicieron lo que la luz sobre las tinieblas, esto se llamaevidencia, la verdad en una persona puede ser mala o buena, según como la hayaengendrado. Si yo tengo mala gana, esta sería mi verdad, la cual no podría esconder en unmomento determinado. Caín, pudo entender por su respuesta a Dios, que tenía mala gana,que no estaba de acuerdo con su Creador, que no tenía el mensaje. La única verdad legítimae imperecedera es la de Dios. Abel tenía esta verdad. Si observa entenderá que ambossabían lo que era ofrenda, pero solo uno entendió la verdad de Dios.Con la viuda sucede igual, es su conexión lo que pone en evidencia la falsa verdad de losque echaban mucho dinero, quedando explícito aquí, que de mucho o de poco, debe teneruna conexión verdadera con nuestro Dios. En cantidad podemos entender que Abel dio másque su hermano, y, la viuda menos que los ricos. Esto entonces nos revela que hubo unoque lo dio todo, y que nosotros debemos de responder a esta gesta de andar de acuerdo.Es tan profundo el hecho de Abel, que si miramos detenidamente, su sustituto, susiguiente hermano, Set, es usado para que el hombre tenga entendimiento acerca de Dios,haciendo que la fe se desarrolle. Y aun en Mt 23: 35 el Señor hace mención de élllamándolo justo, y en el libro de Hebreos es exaltada su fe de manera categórica. Heb. 11:4Y conoció de nuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, yllamó su nombre Set: Porque Dios (dijo ella) me ha sustituido otrohijo en lugar de Abel, a quien mató Caín.
  • 19. Y a Set también le nació un hijo, y llamó su nombre Enós. Entonceslos hombres comenzaron a invocar el nombre de Jehová. Gén 4: 25-26RV.Adán volvió a unirse a su mujer, y ella tuvo un hijo al que llamó Set,porque dijo ‘’Dios me ha concedido otro hijo en lugar de Abel, al quemató Caín’’ También Set tuvo un hijo, a quien llamó Enós. Desdeentonces se comenzó a invocar el nombre del Señor. Gén 4: 25-26NVI.Note la suprema importancia de entender el mensaje de Dios, pues esta línea de justicia,tiene una actitud correcta a partir de Abel, una conexión correcta, la descendencia de Abelera asegurada por Abel, pero escuche esto: por la ofrenda de Dios, la descendencia deCristo en la tierra somos nosotros, los hijos de Dios, asegurados si lo aceptamoscorrectamente. No olvide que a medida que le escurrían toda su sangre salíamos usted y yo:la iglesia. Los eventos sucedidos a lo largo del desarrollo de las palabras de Dios en los santoshombres que fueron escogidos para tan noble labor, nos muestran que todo está puestodonde tiene que estar y abierto para los que deseen tomar del árbol de vida, ya que en otrotiempo tomamos del otro árbol, el de la ciencia del bien y del mal, que hasta la presente leha quedado y le quedará grande a la humanidad lidiar con tal conocimiento. Por el momento, podemos decir que tenemos que tomar la verdad de Dios que está ahídetrás de la cortina en su presencia. Desde el Edén hasta Cristo en la tierra es el principio;desde Cristo hasta la consumación de lo dicho y escrito en las Santas Escrituras, es a lo quelas cartas de los apóstoles se refieren como postreros días, es decir, que los postreros díasempezaron con la obra de la cruz. Cuando el Verbo encarnado y resucitado se le manifiestarevelado al apóstol Juan hace manifiesta su esencia en torno al tiempo donde residimos losseres humanos respecto a Dios. Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es yque era y ha de venir, el Todopoderoso. Ap. 1:8 RVYo soy el Alfa y la Omega- dice el Señor Dios-, el que es y que era yha de venir, el todo poderoso. NVIVemos después de una serie de eventos que envolverán al mundo en cumplimiento dela profecía, que otra vez es manifestado por el Señor, ya estando adentro, seguros, yarecorrido el camino justo dice:
  • 20. Y me dijo: hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin.Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua dela vida Ap. 21:6 RVTambién me dijo: Ya todo está hecho. Yo soy el Alfa y la Omega, elPrincipio y el Fin. Al que tenga sed le daré a beber gratuitamente dela fuente de agua de la vida. NVILuego cierra con su propia voz este hecho poderoso, mostrando y ratificando, que el finde todo es la esencia de santidad que es Cristo en nosotros, como seres realmenteregenerados y vueltos esta vez, no al Edén donde no falta nada, sino, donde ya TODO ES.Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin, el Primero y elúltimo. Ap. 22: 13RVYo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Último, el Principio y elFin. Ap. 22:13 NVI.Cuando el Señor Dios manifiesta la necesidad del Redentor, esto lleva implícito lapromesa del que todo lo cumple, siendo los hechos del antiguo testamento, el testimoniopara nosotros que habitamos en este tiempo de redención y gracia. La verdad, estamos entiempos de privilegio para la humanidad que experimente la cercanía del Padre, del Hijo ydel Espíritu Santo. Antes, la fragancia era promesa, hoy, la promesa huele a cumplimiento.Hecho está, sí, hecho está; ¿para quién?