glarcar@hotmail.com                      The hamlet mix                        By Carlos
¿Todavía ensombrecido por las nubes? No por las nubes, señor, sino por el sol
Buen Hamlet, deja tu color nocturno, y                                                        que tus ojos miren como amig...
... Sí, ella, ella misma. ¡Cielos! Una fiera, incapaz de razón y discurso,hubiera mostrado aflicción más durable.         ...
Me asió una mano,          y me la apretó fuertemente.Apartose después a la distancia de su brazo, y poniendo, así, la otr...
De este modo permaneció largo rato;            hasta que por último, sacudiéndome ligeramente el brazo, y            movie...
Ser o no ser, esa es la pregunta.¿Cuál es más digna acción del ánimo, sufrir los tirospenetrantes de la fortuna injusta, u...
Esta es la ocasión propicia. Ahora está rezando, ahora le mato...                No, espada mía, vuelve a tu lugar y esper...
Venid, sentaos y no saldréis de aquí, no os moveréis;sin que os ponga un espejo delante en que veáis lo más oculto        ...
¿A quién estás mirando?A él, a él...    ¿Le veis, que pálida luz despide?                             Su aspecto y su dolo...
FIN DE LA PRIMERA PARTE      ACTOS I, II y III
Hamlet_primera parte
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Hamlet_primera parte

1,004 views

Published on

Un esbozo de una tragedia universal. Agradezco a Guimerá su inestimable ayuda y apoyo, sin ti no hubiese sido posible poner esto en marcha. Gracias

Published in: Entertainment & Humor
27 Comments
9 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
1,004
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
40
Comments
27
Likes
9
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Hamlet_primera parte

  1. 1. glarcar@hotmail.com The hamlet mix By Carlos
  2. 2. ¿Todavía ensombrecido por las nubes? No por las nubes, señor, sino por el sol
  3. 3. Buen Hamlet, deja tu color nocturno, y que tus ojos miren como amigo al Rey de Dinamarca. No busques siempre, con los párpados bajos, a tu noble padre en el polvo. Tú lo sabes, común es a todos, el que vive debe morir, pasando de la naturaleza a la eternidad.Oh! ¡Cielo y tierra! ¿Para qué conservo la memoria?Ella, que se le mostraba tan amorosa como si en la posesiónhubieran crecido sus deseos. Y no obstante, en un mes...
  4. 4. ... Sí, ella, ella misma. ¡Cielos! Una fiera, incapaz de razón y discurso,hubiera mostrado aflicción más durable. Se ha casado, con mi tío, hermano de mi padre. ¡Ah! ¡Delincuente precipitación! ¡Ir a ocupar con tal diligencia un lecho incestuoso! hazte pedazos corazón mío, que mi lengua debe reprimirse.
  5. 5. Me asió una mano, y me la apretó fuertemente.Apartose después a la distancia de su brazo, y poniendo, así, la otramano sobre su frente, fijó la vista en mi rostro recorriéndolo conatención como si hubiese de retratarle.
  6. 6. De este modo permaneció largo rato; hasta que por último, sacudiéndome ligeramente el brazo, y moviendo tres veces la cabeza abajo y arriba, exhaló un suspiro tan profundo y triste, que pareció deshacérsele en pedazos el cuerpo, y dar fin a su vida. Hecho esto, me dejó, y levantada la cabeza comenzó a andar, sin valerse de los ojos para hallar el camino; salió de la puerta sin verla, y al pasar por ella, fijó la vista en mí.
  7. 7. Ser o no ser, esa es la pregunta.¿Cuál es más digna acción del ánimo, sufrir los tirospenetrantes de la fortuna injusta, u oponer losbrazos a este torrente de calamidades, y darlas fincon atrevida resistencia? Morir es dormirMorir es dormir... y tal vez soñar. Sí, y ved aquí el grande obstáculo, porque el considerar que sueños podrán ocurrir en el silencio del sepulcro, cuando hayamos abandonado este despojo mortal, es razón harto poderosa para detenernos. Esta es la consideración que hace nuestra infelicidad tan larga.
  8. 8. Esta es la ocasión propicia. Ahora está rezando, ahora le mato... No, espada mía, vuelve a tu lugar y espera ocasión de ejecutar más tremendo golpe. Cuando su alma quede negra y maldita, como el infierno que ha de recibirle.
  9. 9. Venid, sentaos y no saldréis de aquí, no os moveréis;sin que os ponga un espejo delante en que veáis lo más oculto de vuestra conciencia ¿Qué intentas hacer? ¿Quieres matarme?... ¿Quién me socorre?.. ¡Cielos! ¿Qué es esto?... ¿Un ratón? Murió... Un ducado a que ya está muerto. ¿Si sería el Rey? ¡Qué acción tan precipitada y sangrienta! Habéis dado muerte a Polonio
  10. 10. ¿A quién estás mirando?A él, a él... ¿Le veis, que pálida luz despide? Su aspecto y su dolor bastarían a conmover las piedras... ¡Ay! No me mires así, no sea que ese lastimoso semblante destruya mis designios crueles, no sea que al ejecutarlos equivoque los medios y en vez de sangre se derramen lágrimas.
  11. 11. FIN DE LA PRIMERA PARTE ACTOS I, II y III

×