Your SlideShare is downloading. ×
Romanticismo (1)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Romanticismo (1)

1,058
views

Published on

Presentación sobre la poesía romántica

Presentación sobre la poesía romántica


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,058
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. RomanticismoSe puede definir como un movimiento contra el Neoclasicismo, que da preferencia a lossentimientos. El Romanticismo es una corriente artística de Europa occidental que inició a lo largo del Siglo XVIII en Gran Bretaña y enAlemania extendiéndose hasta Francia , Italia y España en el siglo XIX
  • 2. Influencia de Alemania • A comienzos del siglo XVIII se dieron rasgos prerrománticos en los poetas paisajistas —Albrecht von Haller y su poema Los Alpes, seguido por la admiración de lo infinito y lo insignificante en el paisaje de Klopstock, cuya lírica influyó en Goethe el movimiento romántico fue tan precoz y tan ruidoso , se hiciera sentir temprano en Francia, pero no fue así. El Romanticismo Alemán fue ignorado, si no despreciado hasta 1760. Poco a poco, comenzaron a percibirse algunos de los grandes nombres que este país había producido: Wieland, Klopstock, Gellert y Hagedorn. • Es sólo a finales de siglo que la lectura de Schiller y Goethe reveló otra Alemania, más ardiente y más romántica. Los jóvenes soñaban con Werther, y tras leerlo sus mentes quedan afectadas: la neurastenia se convierte en una moda entre las jóvenes. También proliferan los suicidios por asco a la vida. Los románticos alemanes, producían una poesía personal e íntima, expresión de sentimientos vivos y profundos, desafiando las convenciones clásicas. Es el sentimiento, la poesía, el ensueño, el lirismo, el misticismo, lo que genera a una literatura original, completamente autóctona y personal, muy filosófica, profunda y grave.
  • 3. Inglaterra• El Romanticismo comenzó en Inglaterra casi al mismo tiempo que en Alemania ; en el siglo XVIII ya habían dejado sentir un cierto apego escapista por la Edad Media y sus valores poetas falsarios inventores de heterónimos medievales como James Macpherson o Thomas Chatterton, pero el movimiento surgió a la luz del día con los llamados poetas lakistas (Wordsworth, Coleridge, Southey), y su manifiesto fue el prólogo de Wordsworth a sus Baladas líricas, aunque ya lo habían presagiado en el siglo XVIII Young con sus Pensamientos nocturnos o el originalísimo William Blake. Lord Byron y Percy Bysse Shelley son los poetas canónicos del Romanticismo inglés.
  • 4. Exponente del romanticismo en Inglaterra John Keats• Nació en Finsbury Pavement, en las afueras de Londres; su padre era propietario de una caballeriza y murió de la caída de un caballo en 1803, cuando el poeta tenía sólo siete años. Su madre volvió a casarse enseguida, pero este segundo matrimonio fue infeliz y la madre no tardó en abandonar a su marido y trasladarse a vivir en casa de la abuela de Keats en Enfield con Keats, su hermana y otros tres hermanos, de los cuales uno no tardó en morir. Allí el poeta fue a una buena escuela y antes de los quince años ya estaba empapado de clásicos y traducía a Virgilio. Sin embargo murió la madre en 1810 de tuberculosis, dejándole a él y a sus hermanos al cuidado de su abuela. Esta nombró dos tutores que pudieran cuidar a los huérfanos; estos sacaron a Keats de su antigua escuela y lo convirtieron en aprendiz de cirujano hasta 1814, cuando, tras una pelea con su maestro, abandonó ese puesto y se fue a estudiar en otro hospital de la zona. Durante aquel año John dedicó cada vez más y más tiempo al estudio de la literatura y, aunque se graduó en Farmacia, sólo ejerció dos años, tras los cuales se entregó por completo a la poesía.
  • 5. El Romanticismo francés• Tuvo su manifiesto en De lAllemange (1813), de Madame de Staël, aunque tuvo por precursor en el siglo XVIII a Juan Jacobo Rousseau. En el siglo XIX, Charles Nodier, Víctor Hugo, Alphonse de Lamartine, Alfred Victor de Vigny y Alfred de Musset son los mayores representantes de esta estética literaria.
  • 6. El Romanticismo italiano• Tuvo su manifiesto en la Lettera semiseria de Grisóstomo del Berchet (1816) y destaca, sobre todo, por la figura de los poetas Ugo Foscolo, autor del famoso poema Los sepulcros, y Giacomo Leopardi, cuyo pesimismo se vierte en composiciones como El infinito o A Italia. El romanticismo italiano tuvo también una gran novela histórica, I promesi sposi (Los novios), de Alessandro Manzoni.
  • 7. El romanticismo en España• La ideología romántica entró muy pronto, pero el lenguaje romántico propiamente dicho tardó en ser asimilado, porque se asociaba estrechamente con contenidos ideológicos que se consideraban emparentados con el Siglo de Oro y la propia tradición absolutista española. Pero cuando los románticos liberales españoles, emigrados por vicisitudes políticas, entraron en contacto con el Romanticismo europeo, trajeron ya ese lenguaje a la muerte del rey Fernando VIIen 1833. El romanticismo llega a España con retraso con respecto al resto de los países europeos, y no es particularmente fecundo. Su desarrollo está condicionado por la situación política marcada por el absolutismo de Fernando VII. El erudito José Joaquín de Mora, exiliado en Francia, envió a los Bochl de Faber (véase Fernán Caballero), entonces en Cádiz los primeros romances protorrománticos, y más tarde, durante su exilio en Londres (1823), junto con Alcalá Galiano y Blanco White, fue uno de los impulsores del romanticismo español. Tras la muerte del monarca y el regreso de los exiliados se señala el año de 1834 como fecha del triunfo del romanticismo en España. Se estrenan entonces La conjuración de Venecia, de Martínez de la Rosa, Macías de Larra y se publican las Poesías de Salas y Quiroga. Algunos críticos señalan el fin del auge romántico en las letras españolas hacia 1844, año del estreno del Don Juan Tenorio de Zorrilla.•
  • 8. Poetas románticos españoles• José de Espronceda: El diablo mundo, El estudiante de Salamanca y La canción del pirata.• Gustavo Adolfo Bécquer: con el Modernismo llega el reconocimiento de su gran valor, que va aumentando cada día hasta ser considerado como el verdadero precursor de la poesía moderna.
  • 9. El principal exponente del romanticismo en España: José de Espronceda• considerado por algunos el primer gran poeta español moderno. Entre sus principales obras cabe mencionar Poesías (1840), donde reúne las composiciones realizadas hasta ese momento, y El diablo mundo (1840). Canción de Foll. El Prerromanticismo español, es representado por autores que, aunque primero pertenecieron al Neoclasicismo, al final de su vida inician una tendencia hacia este movimiento. Nicasio Álvarez Cienfuegos, Manuel José Quintana y Alberto Lista son nombres importantes
  • 10. • En Rusia, el Romanticismo supuso toda una revolución, pues autorizó como lengua literaria el hasta entonces poco cultivado idioma ruso. El artífice de esta moda fue el gran poeta Alejandro Pushkin, acompañado de numerosos seguidores e imitadores.• En Portugal introdujeron el Romanticismo Almeida Garret y Alexander Herculano; puede considerarse posromántico al gran poeta Antero de Quental.
  • 11. La poesía tiene tres edades.• Cada una corresponde a una época de la sociedad: la oda, la epopeya y el drama. Los tiempos primitivos eran líricos, los tiempos antiguos eran épicos, los tiempos modernos son dramáticos. El drama es la poesía completa. Es en el drama que todo viene a derivar en la poesía moderna. El carácter del drama es la realidad. La realidad resulta de la combinación natural de dos tipos, lo sublime y lo grotesco, que se entrecruzan en el drama como lo hacen en la vida y en la creación. Porque la poesía verdadera, la poesía completa está en la armonía de los contrarios... Todo lo que está en la naturaleza está en el arte.
  • 12. La poesía romántica y su final.• La poesía se transforma. El tiempo de las exaltaciones apasionadas está acabado: la poesía deja de ser exclusivamente personal, se impregna del espíritu científico, y busca mostrar las concepciones generales de la inteligencia, en lugar de los accidentes sentimentales de la vida individual. La inspiración escapa del corazón. Vigny reaparece, pero esta vez es para enseñar a borrar el "yo" y la particularidad de la experiencia intima (Les destinées, 1864, obra póstuma). El egoísmo pasional del romanticismo murió y fue reemplazado por el Realismo y Naturalismo.
  • 13. Temática del Romanticismo La naturaleza Lo lejano y lo exótico Resurgimiento de lo popular El amor La libertad
  • 14. Características de la poesía• La conciencia del Yo como entidad autónoma y, frente a la universalidad de la razón dieciochesca, dotada de capacidades variables e individuales como la fantasía y el sentimiento.• La primacía del Genio creador de un Universo propio, el poeta como demiurgo.• Valoración de lo diferente frente a lo común, lo que lleva una fuerte tendencia nacionalista.• El liberalismo frente al despotismo ilustrado.• La originalidad frente a la tradición clasicista y la adecuación a los cánones. Cada hombre debe mostrar lo que le hace único.• La creatividad frente a la imitación de lo antiguo hacia los dioses de Atenas.• La obra imperfecta, inacabada y abierta frente a la obra perfecta, concluida y cerrada.
  • 15. • EL VERDUGO en mí respira ¡Oh!, ¿tu ternura,• De los hombres lanzado al desprecio, toda la ira, mujer, a qué gastas con ese infeliz? de su crimen la víctima fui, todo el rencor: ¡Oh!, muéstrate madre piadosa con él; y se evitan de odiarse a sí mismos, que a mí pasaron ahógale y piensa será así feliz. fulminando sus odios en mí. la crueldad de sus almas impía, ¿Qué importa que el mundo te llame cruel? Y su rencor y al cumplir su venganza y la mía ¿mi vil oficio al poner en mi mano, me hicieron gozo en mi horror. querrás que siga, su vengador; • Ya más alto que el grande que altivo que te maldiga y se dijeron con sus plantas hollara la ley tal vez querrás? «Que nuestra vergüenza común caiga en él; al verdugo los pueblos miraron, • ¡Piensa que un día se marque en su frente nuestra maldición; y mecido en los hombros de un rey: al que hoy miras jugar inocente, su pan amasado con sangre y con hiel, y en él se hartó, maldecido cual yo y delincuente su escudo con armas de eterno baldón embriagado de gozo aquel día también verás! sean la herencia cuando espiró; • José de Espronceda que legue al hijo, y su alegría el que maldijo su esposa y sus hijos pudieron notar, la sociedad.» que en vez de la densa tiniebla de horror, ¡Y de mí huyeron, miraron la risa su labio amargar, de sus culpas el manto me echaron, lanzando sus ojos fatal resplandor. y mi llanto y mi voz escucharon Que el verdugo sin piedad! con su encono• Al que a muerte condena le ensalzan... sobre el trono ¿Quién al hombre del hombre hizo juez? se asentó: ¿Que no es hombre ni siente el verdugo y aquel pueblo imaginan los hombres tal vez? que tan alto le alzara bramando, ¡Y ellos no ven otro rey de venganzas, temblando, Que yo soy de la imagen divina en él miró. copia también! • En mí vive la historia del mundo Y cual dañina que el destino con sangre escribió, fiera a que arrojan un triste animal y en sus páginas rojas Dios mismo que ya entre sus dientes se siente crujir, mi figura imponente grabó. así a mí, instrumento del genio del mal, La eternidad me arrojan el hombre que traen a morir. ha tragado cien siglos y ciento, Y ellos son justos, y la maldad yo soy maldito; su monumento yo sin delito en mí todavía contempla existir; soy criminal: y en vano es que el hombre do brota la luz mirad al hombre con viento de orgullo pretenda subir: que me paga una muerte; el dinero ¡preside el verdugo los siglos aún! me echa al suelo con rostro altanero, Y cada gota ¡a mí, su igual! que me ensangrienta,• El tormento que quiebra los huesos del hombre ostenta y del reo el histérico ¡ay!, un crimen más. y el crujir de los nervios rompidos Y yo aún existo, bajo el golpe del hacha que cae, fiel recuerdo de edades pasadas, son mi placer. a quien siguen cien sombras airadas Y al rumor que en las piedras rodando siempre detrás. hace, al caer, • ¡Oh! ¿por qué te ha engendrado el verdugo, del triste saltando tú, hijo mío, tan puro y gentil? la hirviente cabeza de sangre en un mar, En tu boca la gracia de un ángel allí entre el bullicio del pueblo feroz presta gracia a tu risa infantil. mi frente serena contemplan brillar, !Ay!, tu candor, tremenda, radiante con júbilo atroz tu inocencia, tu dulce hermosura que de los hombres me inspira horror.