Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
  • Save
Trabajo de internacional publico
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Trabajo de internacional publico

  • 126 views
Published

 

Published in Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
126
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Universidad de CartagenaFacultad: Derecho Ciencias Políticas.Jornada: DiurnoAsignatura: Derecho Internacional.Grupo # 6Jorge CabreraAndrea CamachoJosé EscalanteMateo GrajalesJuan David PadillaCartagena de indias 06 de abril del 2013
  • 2. Prevalencia de las órdenes del tribunal internacional sobre los principiosconstitucionales de los Estados partesLas teorías monistas del Derecho Internacional son aquellas que contemplan launidad entre el ordenamiento jurídico internacional y el ordenamiento jurídicointerno, estas teorías exponen dos tendencias, las que subordinan el derechointerno al internacional y las que al contrario, subordinan el derecho internacionalal interno, para la temática a trabajar, aplica a nuestra percepción, la segundacorriente.Sobre la temática a desarrollar: Las órdenes del tribunal internacional prevalecensobre los principios constitucionales de los Estados partes,En nuestra Constitución, se hace referencia a la fuerza vinculante del derechointernacional en el orden interno en los siguientes artículos:ia) El artículo noveno, el cual reconoce que las relaciones exteriores del Estado sefundamentan en la soberanía nacional, en el respeto por la autodeterminación delos pueblos y en el reconocimiento de los principios del derecho internacionalaceptados por Colombia;b) El artículo 93, según el cual “Los tratados y conveniosinternacionales ratificadospor el Congreso, que reconocen los derechos humanos y que prohíben sulimitación en los estados de excepción, prevalecen en el orden interno. Losderechos y deberes consagrados en esta Carta, se interpretarán de conformidadcon los tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados porColombia.”c) El artículo 94, que establece que “La enunciación de los derechos y garantíascontenidos en la Constitución y en los convenios internacionales vigentes, no debeentenderse como negación de otros que, siendo inherentes a la persona humana,no figuren expresamente en ellos.”
  • 3. d) El artículo 214 que al regular los estados de excepción dice en su numeral 2:“No podrán suspenderse los derechos humanos ni las libertades fundamentales.En todo caso se respetarán las reglas del derecho internacional humanitario.e) El artículo 53 que preceptúa: “Los convenios internacionales del trabajodebidamente ratificados hacen parte de la legislación interna”, yd) El artículo 102 que dice en su inciso segundo que “Los límites señalados en laforma prevista por esta Constitución, solo podrán modificarse en virtud de tratadosaprobados por el Congreso, debidamente ratificados por el presidente de larepública”.La Corte Suprema de Justicia en Sala Penal, el 6 de marzo de 2008 se pronuncioadmitiendo la revisión de un fallo contra un general retirado del ejército quepresuntamente participo junto con otros compañeros, en la masacre ydesaparición forzada contra 19 comerciantes en el año de 1987, los cuales fueronjuzgados por la Justicia penal militar en el año de 1998.La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), manifestó la falta decompetencia de la justicia penal militar para conocer este asunto, y le ordeno alEstado Colombiano reabrir el caso.El concepto de cosa juzgada no es de carácter absoluto, cuando hay violaciones alos derechos humanos, cuando se constata que el Estado no ha investigado aprofundidad esas violaciones; las acciones contra estas violaciones sonimprescriptibles y lo que ordene la Corte IDH es de carácter obligatorio.Consejo de Estado en sección Tercera año 2010 también se pronuncia ydesarrolla la temática referente a la prevalencia de los tratados con base en el art93 en el ordenamiento jurídico interno y la competencia que tiene la CIDHii.La Ley 16 del 30 de diciembre de 1972, por medio de la cual se aprobó laConvención Americana sobre derechos humanos (Pacto de San José de CostaRica del 22 de noviembre de 1969), señala el procedimiento para la protección delos derechos humanos ante los organismos internacionales señalados, así:
  • 4. -Recibida la petición, la Comisión Interamericana determina si reconoce suadmisibilidad y, en caso positivo, solicita información al Estado Parte al cualpertenezca la autoridad presuntamente responsable de la violación de losderechos humanos, con el fin de verificar los motivos de la solicitud.-Las actuaciones a las cuales se obliga el Estado Parte al acoger lasrecomendaciones son objeto de verificación por parte de la Comisión y, en casode incumplimiento, la Comisión puede presentar el caso ante la CorteInteramericana de Derechos Humanos.Colombia, al ser Estado Parte de dicho tratado, se obligó a acatar lasdisposiciones relacionadas con la competencia de la Corte Interamericana deDerechos Humanos y su respectiva Comisión (Leyes 16 de 1972 y 288 de1996).A su turno, el artículo 93 de la Constitución Política dispone que los tratados yconvenios internacionales aprobados por el Congreso de la República y ratificadospor el Estado Colombiano que reconocen los derechos humanos, prevalecen enel ordenamiento interno. Así lo ha explicado la Corporación:“En virtud de lo establecido en el artículo 93 de la Constitución Política, ‘Lostratados y convenios internacionales ratificados por el Congreso, quereconocen los derechos humanos y que prohíben su limitación en losestados de excepción, prevalecen en el orden interno. Los derechos ydeberes consagrados en esta Carta, se interpretarán de conformidad conlos tratados internacionales sobre derechos humanos ratificados porColombia’.Así pues, la referida disposición constitucional impone, en el orden internocolombiano, la prevalencia de aquellos Tratados ratificados por Colombia,
  • 5. encaminados a asegurar la protección los derechos humanos. En talescircunstancias, la noción de prevalencia comporta que éstos se imponen alas leyes internas y, por consiguiente, no sólo dichos instrumentos sinoademás la jurisprudencia de las instancias internacionales previstas yconsagradas en esas mismas Convenciones, encargadas de interpretarlosy aplicarlos, constituyen-sin duda alguna-, fuente de derecho para lasolución de los conflictos que se presenten ante las respectivas instancias yorganismos judiciales del Estado que forme parte de los mismos, razón porla cual no puede desconocerse su aplicación y mucho menos dejar deacatarse tales disposiciones”.Con fundamento en la anterior disposición constitucional y en atención a que laCorte Interamericana de Derechos Humanos-a través de su jurisprudencia-y laComisión Interamericana-por medio de sus recomendaciones-, interpretan ydesarrollan los contenidos de la Convención Americana de Derechos Humanos,los lineamientos que se trazan en dichos fallos y recomendaciones deben sertenidos en cuenta por los diferentes operadores jurídicos de los Estados Parte.Así también lo dispone el artículo 1º de la Ley 288 de 1996: “El GobiernoNacional deberá pagar, previa realización del trámite de que trata la presente Ley,las indemnizaciones de perjuicios causados por violaciones de los derechoshumanos que se hayan declarado, o llegaren a declarase (sic), en decisionesexpresas de los órganos internacionales de derechos humanos...”.Por consiguiente, los tratados internacionales como la Convención Americana deDerechos Humanos, incorporada al derecho interno a través de la Ley 16 de 1972,son obligatorios para el Estado Colombiano y están llamados a prevalecer en elordenamiento interno, el cual se debe analizar a la luz de las interpretacionesrealizadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, respecto de losderechos fundamentales.
  • 6. También podemos hacer un breve ejercicio de derecho comparado, viendo comootros Estados manejan el reconocimiento de las decisiones de los tribunalesinternacionales y los pactos que les dan ejercicio a estos, con el fin de mostrar conclaridad la posición del Estado Colombiano.Algunos lo reconocen pero solo con respecto algunas materias, el ejemplo es elartículo 15 de la constitución de Hondurasdice que el Estado “hace suyos losprincipios y prácticas del derecho internacional que propenden a la solidaridadhumana, al respeto de la autodeterminación de los pueblos, a la no intervención yal afianzamiento de la paz y la democracia universales”Otros, como República Dominica, hacen la diferenciación y para darle legitimidadasí reza el artículo 3 de su constitución “del Derecho Internacional y americano, enla medida en que sus poderes públicos las hayan adoptado.”También hay Estados que guardan silencio en este respecto, y aunque se tienecomo entendido que en las relaciones internacionales el principio de “pacta sumservanda” es de obligatoriedad en su cumplimiento, el guardar silencio se prestapara controversia.Para todos los Estados es cuestión de debate este tema de la prevalencia de lostribunales en los ordenamientos internos, pero sin duda la mejor posición que sepuede asumir, es la conciliación de principios, y todo este análisis esta guiado amostrar a Colombia como ese Estado, que busca el bien común de los suyos, y laparidad con los otros Estados.iTomado de: http://www.icesi.edu.co/contenido/pdfs/C1C-marango-bloque.pdf. EL BLOQUE DECONSTITUCIONALIDAD EN LA JURISPRUDENCIA DE LA CORTE CONSTITUCIONAL COLOMBIANA. ARANGOOlaya, Mónica. Página 80.iihttp://ezproxy.unicartagena.edu.co:3356/salacontenadminsecc3/2010/mauricio%20fajardo%20gomez/54001-23-31-000-1993-07888-01%20(36144).htm LEXBASE