• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Perspectiva historiografica
 

Perspectiva historiografica

on

  • 1,580 views

LOS DOCUMENTOS QUE DAN PIE A ESTA PRESENTACIÓN HAN SIDO TOMADOS DE LA RED.

LOS DOCUMENTOS QUE DAN PIE A ESTA PRESENTACIÓN HAN SIDO TOMADOS DE LA RED.

Statistics

Views

Total Views
1,580
Views on SlideShare
1,580
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
12
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Perspectiva historiografica Perspectiva historiografica Presentation Transcript

    • ACTORES Los actores participantes en este conflicto son varios, en primera instancia están el líder Iraquí Saddam Hussein. En segundo el lider Iraní Ayatola Jomenii, ambos influidos por amplias cargas ideologicas y fuertes tendencias egocentricas y personalistas, en segundo lugar los miembros y reresentantes de la guardia islamica Iraní, soldados Pasdam y finalmente los aliados de ambos bandos como Francia y Estados Unidos, en un tercer plano está n la ONU y el Estado de Israel, enemigo común a ambos bandos.
    • SADDAM HUSSEIN.“Crecí resentido, obstinado y furioso” Saddam Hussein. Los años 70 fueron una década dedicada por Saddam Hussein a la consolidación de su poder personal. Estableció como base de su fortalecimiento el control absoluto del ejército, en el que veía no solo la única fuerza capaz de deponerle, si no también un instrumento esencial de su política exterior. Husseim implemento una política personalista basada en el uso de la violencia como forma de presión sobre sus lugar tenientes y pueblo:
    • EL AYATOLLAH JOMENI Y LOS LIDERES ISLAMICOS“ Esta fuente mana sangre de mártires, de mártires de Irán que ya gozan del paraíso”. En Teherán Jomeini vio en la guerra no solo la posibilidad de unir a su pueblo frente a un enemigo ancestral, consolidando su poder y la revolución islámica, si no también la ocasión de derrocar a Hussein y convertir a Irak en otra nación islámica chiíta. Para agravar aún más la situación, Jomeini, a pesar de su fanatismo no cometió el error de creerse un genio militar. En lugar de tomar el mando directo de las tropas, delegó este en su segundo, Hashemi Rafsanjani, un antiguo oficial del Sha expulsado del ejército por sus actuaciones sediciosas y que demostró cierta capacidad como comandante.
    • FRANCIA Francia en cabeza de su líder Jacques Chirac adelanto el juego propio delas potencias ante sus aliados extranjeros, proporciono armas a Irak con elque mantenía una alianza de larga data pero sin advertir a Hussein sobre laslimitaciones del mismo: lo que limito sus posibilidades reales en combate talfue el caso de la venta de los aviones Mirage I. que Irak compro a un precioespecial de un millón de dólares la unidad, y con los que Husseinautoproclamado mariscal de campo, como su admirado Stalin, pretendióasestar el golpe definitivo a Irán, lo que a nadie se le ocurrió fue mencionarleque el Mirage I era un caza puro, no un cazabombardero como el Mirage III.La postura Francesa seria sin lugar a dudas la propia de todos los aliados deIrak, verían en la nación islámica un arma para frenar todo intento deexpansión del fundamentalismo islámico – amenaza altamente peligrosa alos intereses occidentales en el petróleo oriental - y un importante clientepara su arsenal de desecho, lo que les permitía darle salida a las armas endesusó recuperando parte de los márgenes de inversión realizados en ellas.
    • RUSIA Rusia jugo un papel similar al de Franciainicialmente apoyo a Hussein tratando deconvertirlo en un aliado potencial en MedioOriente , asi que durante la guerra, también sepuso en marcha otra una operación pococonocida "Suministros de oso" (Bear Sales). Lamayor parte de armamento y material bélicosuministrado por la Unión Soviética a Iraq, perocuando Hussein criticó la invasión de Moscú aAfganistán, todos los suministros sesuspendieron.
    • ESTADOS UNIDOSCuando en 1979, Saddam Hussein tomó el poder como resultado deun golpe de Estado en Iraq. EEUU apostó por el nuevo presidenteiraquí para normalizar la situación en el Oriente Medio. Hussein quetenía ambiciones de hacerse líder de todo el mundo árabe podríaservir de contrapeso a la República islámica de Irán. Después de la guerra, los medios de prensa publicaron informaciónque pasó a ser un verdadero escándalo político, conocido comoIraqgate, relacionado con la exportación ilegal de armas hacia IraqWashington suministraba a Saddam Husein el armamento y materialestadounidense (misiles, bombas, helicópteros por valor de unos 200millones de dólares).EEUU organizó suministros ilegales de piezas de repuesto paraaviones, carros blindados, misiles, fusiles soviéticos desde tercerospaíses hacia Iraq. Incluso Israel que disponía de muchos trofeosmilitares soviéticos tras las guerras con los países árabes loscompartió con Bagdad.
    • La Agencia Central de Inteligencia de EEUU (CIA)compró armamento soviético a través deCisjordania, Egipto, Kuwait, Arabia Saudí. Materialbélico también fue suministrado por Francia, España yPortugal.Además, la Agencia de Seguridad Nacional proporcionóal Estado Mayor iraquí los datos secretos obtenidosdesde satélites sobre la dislocación de las tropasenemigas y otra información valiosa.EEUU convenció a Arabia Saudí, Kuwait y los EmiratosÁrabes para que concedieran a Saddam Husseingrandes préstamos destinados a necesidades militarescon garantías del gobierno federal estadounidense.
    • En general, Hussein obtuvo cerca de 35 mil millones de dólaresdel Occidente y de 30 a 40 mil millones dólares más de lasmonarquías petroleras árabes, incluido Kuwait (de 8 a 14 milmillones de dólares). Según los expertos, años más tarde, Hussein ordenó a sustropas invadir Kuwait con el fin de anular sus deudas yapoderarse de sus grandes reservas de crudo de este pequeñoEmirato.
    • SÍNTESIS DEL ACONTECEREl conflicto hunde sus raíces en una antigua disputaterritorial sobre las márgenes del Shatt al-Arab, ríoformado por la confluencia del Tigris y el Éufrates,zona rica en petróleo, y las sospechas de SaddamHussein sobre las posibilidades de que el régimenislámico de Teherán alentara la rebelión entre laimportante población chiíta iraquí. Saddam tuvotambién en cuenta el aislamiento internacional delrégimen de Jomeini, entonces enfrentado a EE.UU.(asalto de la embajada y toma de rehenes) y a la URSS.
    • En septiembre de 1980, las tropas iraquíes lanzaron unataque que, pese a conseguir avances en torno a 80-120 kilómetros, no fue suficiente para doblegar laresistencia de las milicias iraníes formadas por losGuardianes de la Revolución. En adelante se inició unadura y larga guerra en la que se utilizó abundantearmamento suministrado por países extranjeros Iraq recibió amplio apoyo de Arabia Saudí, Kuwait yotros estados árabes (uno de los rasgos del conflictoera el histórico enfrentamiento entre árabes y persas) yfue tácitamente apoyado por los EE.UU. y la URSS.Mientras, Irán sólo contó con el apoyo de Siria yLibia, estados árabes enfrentados a Saddam Hussein.
    • Pese a ser visto como un freno a la expansióndel islamismo radical de Jomeini, el régimen deSaddam Hussein empezó a ser cuestionadointernacionalmente ante la evidencia de lautilización de armas químicas contra los iraníesy contra la propia población kurda del norte deIrak. Finalmente, las dificultades económicasacabaron por apear a Jomeini de su negativatestaruda a cualquier tipo de acuerdonegociado. En agosto de 1988 Irán aceptó uncese el fuego que había sido previamenteelaborado por las Naciones Unidas.
    • La guerra acabó en un práctico empate pero laspérdidas humanas fueron enormes. Se habla de unmillón de bajas, pero hay que fuentes que doblan esacifra. Quizá se pueda cifrar las muertes en mediomillón de seres humanos, con Irán como el país quesufrió más duras pérdidas.El coste de la guerra y la búsqueda de medioseconómicos para enjugarla fue uno de los elementosclave para que Saddam Hussein atacara Kuwait en1990. La guerra del Golfo de 1991 fue el resultado deesa nueva agresión del dictador iraquí.
    • ANTECEDENTES BELICOS Y POLÍTICOS IRAKLas experiencias del ejercito iraquí habían sido invariablementemediocres, ya que su participación en las sucesivas guerras contraIsrael había rozado lo ridículo ( En 1973 sus propios aviones fueronderribados por la AA árabe, en el 67 apenas habían llegado acombatir y en el 48 su actuación fue tan deplorable que habían sidoacusados de complicidad con los hebreos) y a pesar de las enormesinversiones en armamento moderno era incapaz de vencer a laresistencia Kurda. Saddam consiguió apaciguar el problema del Kurdistan pactandocon los aliados de sus enemigos, la URSS a la que empezó acomprar material masivamente, e Irán, que retiró sus tropas y suapoyo a cambio de la cesión del control sobre el estuario de Shat elArab en los acuerdos de Argel de 1975.
    • FACTORES DESENCADENANTESDesde Abril de 1980 los choques militares a lolargo de la frontera fueron aumentando latensión que el propio Jomeini producía llamandopúblicamente a la rebelión en Irak y alderrocamiento de Saddam Hussein. Enrealidad, a pesar de sus excelentes relacionescon el depuesto Sha, Saddam había intentadointercambiar su apoyo al nuevo régimen por unarevisión del acuerdo de Argel, de 1975, por el quehabía cedido a Irán el control de Shat el Arab.
    • Pero el ayatollah, que veía en Saddam un cadáverpolítico, se negó a ceder un ápice. Todos los intentos deacercamiento de Saddam fracasaron, a pesar de que eldictador no dejó de realizar gestos destinados aapaciguar a los chiítas del sur y a reorientar lapropaganda del poder en un sentido religioso. Saddamera un superviviente, y sentía que los nuevos vientos yano soplaban del lado de los líderes socialistas comoel, si no de los integristas. Pero Jomeini no dio su brazoa torcer. El 17 de septiembre de 1980, Saddam, que veíamucho mas amenazada su posición como líder que laseguridad de su país, denunció unilateralmente elacuerdo de Argel, lo que suponía, aunque el confiadoJomeini no quisiera verlo, una declaración de guerra.
    • GRADO DE INTENSIDAD DEL CONFLICTO.La guerra constituye por si misma unconflicto de alto , especialmente si suescenario es el corazón mismo del mediooriente , toca dos de los principales centrosde producción petrolera y se ve afectado porfactores como la revolución islámica y elconflicto árabe israelí. El grado de intensidadvario a lo largo del enfrentamiento .
    • LA INVASIÓN A IRANEl 22 de septiembre de 1980, aprovechando lasprimeras luces del amanecer ( posiblemente debido ala escasa capacitación de los pilotos para el vuelonocturno), la aviación iraquí atacó 10 bases aéreasiraníes, incluidas las de la misma capital, Teherán. Loque Saddam Hussein pretendía era una repetición delexitoso ataque por sorpresa que en 1967 habíadestruido en tierra a la aviación egipcia. Inclusocontaba con un avión que en su imaginación era unaversión superior del Mirage III que emplearon losjudíos, el Mirage I.
    • Los pilotos iraquíes ametrallaron a placer las basesenemigas, pero sin una carga de bombas o misilesadecuada no lograron destruir la capacidad de respuestairaní. Aquel mismo día los Phamtom enemigos yalograron, no solo despegar, si no hundir 4 buques iraquíesy arrasar 2 campos de aviación como represalia.La respuesta de Irán fue sorprendente ya que sus tropasse concentraron a fondo en un objetivo realmente valiosocomo era el sistema de refinerías iraquí...Incluso en mediode la confusión del ataque por sorpresa los iraníesseleccionaron sagazmente el objeto de sus represalias.Aquello no tenía nada que ver con la respuesta caóticaque Saddam esperaba de la recientemente purgada cúpulade las fuerzas armadas.
    • CRISIS DE LA OFENSIVA.“Se ha producido la segunda Quadisiya, hemosaplastado de nuevo a los persas”. Saddam Hussein.Saddam estableció 7 objetivos distintos a lo largo detoda la frontera, contando solo con la oposición de unaúnica división acorazada enemiga. El objetivo principalera la gran ciudad de Abadan, pero antes deAbadan, era imperativo tomar Jorramshar, una ciudadmenor que controlaba los accesos de aquella más alládel río Rarum. Sin embargo nadie podía esperarse elarrojo con el que los iraníes estaban dispuestos adefender su nación, bloqueando a los 60.000 iraquíes ysus 1.000 carros, con menos de 10.000 hombres.
    • Sin mas que armas ligeras y de ocasión, la escasaguarnición improvisada rápidamente mantuvo a raya alos iraquíes hasta el 24 de octubre, causándoles unas7.000 bajas, y la perdida de más de 100 vehículos.¡YJorramshar solo era una ciudad sin importanciadefendida por una guarnición de milicianos sinarmamento!. El ejército iraní, en proceso dereorganización, aún no suponía una amenazainmediata, pero con 45.000 bajas en su relativamentereducida fuerza de invasión, a cambio de una gananciaterritorial que en ningún caso iba más allá de los 40kilómetros, Saddam perdió las ganas de seguircombatiendo.
    • Ordenó que sus tropas se detuviesen y mantuviesen lasposiciones, a pesar de que no había logrado ninguno desus objetivos militares, y que sin lograr la ocupación deAbadán la salida de Irak al mar seguía dominada por losiraníes. Su viejo amigo Jacques Chirac, dispuesto comosiempre a echar una mano, aceleró la entrega de másMirage I, que seguirían nutriendo regularmente la fuerzaaérea iraquí durante todo el conflicto hasta superar los328 aparatos suministrados en versiones adaptablestanto al empleo de los exocet como a la defensa aérea yel reconocimiento avanzado, misión en la que luegoserían sustituidos por los Mig-25 soviéticos.
    • Desde el primero momento ambos bandos trataron deprivar al otro de su principal fuente de divisas, elpetróleo, pero como ya hemos comentado resultabamucho mas fácil para Irán colapsar la concentradaindustria de extracción iraquí. En Mayo de 1981, tras varios meses de intensospreparativos, el ejercito iraní lanzó una contraofensivaque consiguió hacer retroceder varios kilómetros a losiraquíes. La ofensiva se repitió con éxito enoctubre, pero para entonces era evidente que los restosdel ejército del Sha no estaban en condiciones deofrecerle a Jomeini la victoria decisiva que esperaba.
    • Por eso en Noviembre, la siguiente ofensiva estuvodirigida por los voluntarios de la guardiarevolucionaria islámica pasdaran cuyos contingentesse auto inmolaban ante las tropas Iraquíes para abrirpaso al avance de las tropas regulares. El efecto deuna táctica tan audaz colapsó las posiciones iraquíesen las que cundió el pánico. Para diciembre el sistemade comunicaciones de los iraquíes ya había sidoinutilizado mediante la conquista de la única carreterade la zona, lo que hizo imperativo que el ejército iraquítratase de recuperarla mediante una serie decontraataques que fracasaron sucesivamente y que seprologaron durante todo el mes de febrero de 1982..
    • El propio Saddam Hussein había dirigido las operaciones desde elfrente, lo que posiblemente explique por que un ejército moderno ybien armado fracasó a la hora de arrebatar un objetivo táctico a unamasa fanatizada y deficientemente equipada. Como siempre losamigos franceses estaban dispuestos a ayudar, y el nuevo gabinetesocialista de Mitterrand formalizó un contrato de 2.6 billones dedólares, olvidando el papel agresor de Irak en la guerra. Era unapoyo decisivo si tenemos en cuenta que la URSS, molesta conSaddam, había bloqueado el envío de armas. En Marzo de 1982 losiraníes repitieron sus ofensivas de saturación logrando hacer másde 15.000 prisioneros durante una nueva "retirada estratégica"iraquí. La desbandada llegó a tales extremos que el propio dictadorestuvo a punto de ser capturado, siendo salvado en el últimomomento por una ofensiva de sus propias tropas y la decididaprotección que le brindó su numerosa escolta.
    • El mando persa apostó fuerte, y en una serie deataques masivos lanzados durante el mes de mayolograron recuperar Jorramshar, su ciudad mártir, yhacer más de 22.000 nuevos prisioneros. La capacidadde ataque de los iraníes, a pesar de las enormesbajas, no dejaba de ir en aumento. Desesperado, Saddam declaró en junio el alto al fuego unilateral el10 de junio, aprovechando que el día 6 Israel habíainvadido el Líbano. Propuso el cese de lashostilidades, y el inmediato envío de los ejércitosiraquí e iraní en apoyo de los hermanos musulmanesatacados . Para dar pruebas de su buena fe ordenó elabandono inmediato del escaso territorio iraní aún ensu poder...
    • Pero situado a la puerta de Irak y con la victoria en sus manosJomenini no iba a renunciar a la posibilidad de conquistar todoel país, por lo que el 14 de Julio declaró el inicio de otra ofensivaque ya tenía como objetivo directo la invasión de Irak y elderrocamiento del infiel Saddam. A partir de 1982 los iraníes tomaron Basora como objetivoprincipal de sus ataques, convencidos de que la captura de lacapital chiíta del país derrumbaría el régimen de Saddam. Sinembargo, en ese momento, la guerra dio un nuevo giro. Elejército de Irak había sufrido muchas derrotas, pero habíalogrado retirarse en todas las ocasiones tanto gracias a susuperior dotación de vehículos como a las deficiencias iraníesen ese campo. Tras cada batalla victoriosa, los iraquíes podíanhuir rápidamente, sin darle tiempo a los iraníes de fijar alenemigo y rodearlo. Por eso, una y otra vez, el ejército de Irakhabía sido capaz de retroceder y montar un nuevo frente.
    • Aumentó mucho sus fortificaciones y reforzó elempleo masivo de la artillería contra los asaltosenemigos. Aprovechándose también de la nulacapacidad defensiva de la fuerza aérea iraní, ordenóuna intensificación de los bombardeos sobre lasciudades, tratando de demostrar al pueblo persa quesus lideres eran incapaces de defenderlos. EnBagdad, en cambio, la situación era tranquila, ya quela inexistencia de aviones limitaba las incursionesiraníes a mínimos fácilmente soportables. Jomeinianunció al mundo que no respondería a laagresión, básicamente por que carecía de aviones conque hacerlo.
    • Este suministro de divisas y material convenció aSaddam de que podía lograr una paz negociada, oincluso el derrumbe del régimen de losayatollash, intensificando su ofensiva aérea con unataque masivo con mísiles tierra-tierra SS-12soviéticos. Hay que recordar que Teherán estabasituada a 650 km de la frontera, por lo que los Scudmodificados de los iraquíes posiblemente nohubiesen bastado, aunque si sus versiones masavanzadas diseñadas con ayuda de Argentina yAlemania Oriental. La ofensiva estaba basada, en suelemento aéreo, en unos 30 Tu-16 Badger y BlinderTu-22 soviéticos, que sufrieron escasas bajas en elconflicto.
    • Los iraníes habían logrado adquirir armamentosemejante en el mercado internacional , por lo que surespuesta dio lugar a la llamada "Primera batalla de lasciudades". El agotamiento de los arsenales respectivosretrasó el reinicio de la ofensiva de mísiles hasta 1985,prolongándose entre marzo y abril de ese año en la quesería conocida como "Segunda batalla de las ciudades".Sumado al nivel insoportable de bajas en el campo debatalla, sin ninguna ventaja evidente ya que comoagresor, Irán llevaba ya 3 años atacando sin éxito lasdefensas iraquíes, las batallas de las ciudadeserosionaron mucho el apoyo popular iraní a la guerra.Para entonces ya eran comunes las patrullas móviles dereclutamiento, y el flujo de voluntarios disminuíarápidamente.
    • Saddam no tenía mejores perspectivas, y tuvo querebajar la edad de reclutamiento a 17 años a la vez queprohibir los licenciamientos, pero la aparenteinvulnerabilidad de los iraníes comenzaba a ceder. Almenos, aparentemente.... Saddam recibió un golpe inesperado cuando enfebrero de 1986 los iraníes rompieron sus sólidasdefensas usando tácticas de infiltración mediantetropas de asalto, propias de 1917.Gracias a su nuevaestrategia se adueñaron de la península de Fao, unobjetivo estratégico para la toma de Basora. Saddamordenó de inmediato su reconquista, pero ahora eranlos iraníes los que se habían atrincherado y rechazabana los iraquíes.
    • La propia Guardia Republicana fue empleadamasivamente en este cometido, pero fueestrepitosamente derrotada.Saddam recibió un golpe inesperado cuando enfebrero de 1986 los iraníes rompieron sus sólidasdefensas usando tácticas de infiltración mediantetropas de asalto, propias de 1917.Gracias a su nuevaestrategia se adueñaron de la península de Fao, unobjetivo estratégico para la toma de Basora. Saddamordenó de inmediato su reconquista, pero ahora eranlos iraníes los que se habían atrincherado yrechazaban a los iraquíes. La propia GuardiaRepublicana fue empleada masivamente en estecometido, pero fue estrepitosamente derrotada.
    • Sin embargo su proceso de ampliación continuóimparable, ya que su función no era tanto la de reservaestratégica como la de puntal del régimen...No obstante, elpoder de fuego de Saddam se hacía notar: A pesar decontar con la ventaja de la defensa y resultar victoriososen la defensa de Fao, los iraníes sufrieron 20.000muertos, el doble que los iraquíes. Repitiendo suestrategia de principios del conflicto, Saddam ordenó latoma de Mehran, una ciudad sin importancia al norte delfrente de batalla. Tras una conquista sencilla ante lapráctica ausencia de defensores , intentó intercambiarlapor Fao, pero los iraníes se negaron, y lograronrecuperarla en junio tras una contra-ofensiva sorpresa. Ensu desesperación, como cada vez que se enfrentaba a unasituación límite en el frente de batalla, volvió a sondear laposibilidad de una paz negociada.
    • Pero Irán no estaba interesado en nada que no fuesela rendición incondicional. Irritado, Saddamrecrudeció su ofensiva de bombardeo sobre lasciudades iraníes y de presión sobre la industriapetrolera enemiga. Los puertos iraníes del indicocomenzaron a convertirse en un objetivo usual, con loque las exportaciones de crudo se volvieroninseguras. A pesar de eso la situación de Saddam eracrecientemente desesperada, tanto que incluso corrióel riesgo de ofender a sus aliados empleandonuevamente gases tóxicos en cantidades limitadascontra brechas especialmente peligrosas.
    • REPERCUSIONES.Las consecuencias de la guerra Irán-Iraq provocaronmovimientos tectónicos cuyas réplicas ondas se sientenhasta hoy en día y producirán sacudidas durantemuchos años. Todo el Oriente Medio, la región del Golfo Pérsico, eincluso Estados Unidos sufren las consecuencias deaquella guerra. Se trata de la ocupación de Iraq porEEUU. La guerra de Irán-Iraq, también conocida como ladefensa santa iraní, está directamente vinculada con laprimera guerra del Golfo Pérsico (el conflicto iraco-kuwaití en 1990-91 y posteriormente, la famosaoperación Tormenta del Desierto iniciada por EEUU paraliberar Kuwait).
    • El conflicto irano-iraquí tiene relación directa con lainvasión de Iraq por las tropas de EEUU y elderrocamiento del régimen de Saddam Husein enmarzo y abril de 2003 (segunda guerra en elGolfo), tiene implicaciones con el programa nucleariraní, la radicalización del mundo islámico, fuerteoleada de ánimosantioccidentales, antiestadounidenses en los paísesmusulmanes, con el terrorismo, con Afganistán, etc. Muchos países y presidentes, jefes de gobierno yministro de EEUU y países europeos provocaronaquella guerra, obligaron a todo el mundo a considerara Saddam Hussein como un ferozdictador, contribuyeron a la continuación de la guerraque debilitó tanto a Iráq como a Irán. Pero ninguno deellos ni siquiera pudo imaginar cuál sería el resultadoreal.
    • TRASCENDENCIALa significación histórica de l conflicto en efecto losupera, más allá de la guerra en si y sus costoshumanos y económicos la importancia del mismoradica en visualizar las implicaciones tanto de la guerrasanta asumida por un gobierno fundamentalista comoel de Irán, como de un régimen personalista y totalitariocomo el de Irak. Por otro lado manifiesta los doblesjuegos morales y políticos de los aliados potencialesoccidentales, para los que el conflicto y sus costoshumanos no tuvo relevancia y que antepusieron suspropios intereses al bienestar de las poblaciones yprincipios que decían defender. El juego sucio y latransacción de intereses son quizás la mayor lecciónhistórica de esta guerra.
    • ¿SE PODÍA EVITAR EL CONFLICTO? No el conflicto era inevitable, no solo por la naturaleza de los regímenes enfrentados, sino ante todo por los intereses occidentales en estos territorios y en sus riquezas potenciales y efectivas. Desafortunadamente los intereses de todos los involucrados no consideraron los costos humanos, de manera que las únicas victimas reales fueron las poblaciones civiles tanto de Irán como de Irak.