ComunicacióN Un Estilo De Vida

1,646 views
1,546 views

Published on

ComunicacióN Un Estilo De Vida

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,646
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
26
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

ComunicacióN Un Estilo De Vida

  1. 1. Medios de ComunicaciónUn estilo de Vida<br />
  2. 2. “Yo no conozco otra fuente de poder más que la opinión pública. Mi afán será estudiarla; mi invariable empeño, sujetarme a sus preceptos”.<br />Benito Juárez<br />
  3. 3. El esquema básico de la Comunicación <br />Medio<br />Receptores<br />Emisores<br />Mensaje<br />“El Medio es el Mensaje”, Marshall McLuhan<br />
  4. 4. Se complica, se dinamiza, se vuelve impredecible y hasta caótico<br />Radio<br />Portales<br />Revistas<br />TV<br />Medio<br />Periódicos<br />Internet<br />Agencias<br />Los Sectores<br />Círculo<br />Rojo<br />Legisladores<br />Gobierno<br />Receptores<br />Emisores<br />Científicos<br />Círculo<br />Verde<br />Empresas<br />Intelectuales<br />El Poder<br />Iglesias<br />Sindicatos<br />Transformativo<br />Manipulativo<br />Mensaje<br />Formativo<br />Distorsionativo<br />Efectivista<br />Informativo<br />Utilitarista<br />
  5. 5. Se complica, se dinamiza, se vuelve impredecible y hasta caótico<br />Radio<br />Portales<br />Interes<br />Postura<br />Revistas<br />TV<br />Medio<br />Periódicos<br />Internet<br />Filtro de<br />Acceso de emisores<br />Disputa por la<br />audiencia<br />Agencias<br />Voz de la sociedad<br />Los Sectores<br />Círculo<br />Rojo<br />Opinion Publicada<br />Científicos<br />Encuestas<br />Opinion Publica<br />Receptores<br />Emisores<br />Empresas<br />Intelectuales<br />Círculo<br />Verde<br />Filtro de<br />Mensajes<br />Iglesias<br />Sindicatos<br />Generar actitudes, patrones<br />Capacidad de asimilacion<br />Transformativo<br />Manipulativo<br />Mensaje<br />Formativo<br />Distorsionativo<br />Efectivista<br />Informativo<br />Utilitarista<br />
  6. 6. Las tres funciones de los medios de comunicación <br />“Los 3 Pisos”<br />1. Informar<br />Qué, cómo, cuándo, dónde, porqué, para qué.<br />A quién, de quién, cómo, cuándo, para qué, por qué, dónde, a través de qué medio, <br />Con qué ética, con qué responsabilidad<br />2. Formar<br />En qué, para qué, cómo, en base a qué gnosis y qué sofía<br />3. Transformar<br />Educar. A quiénes, en base a qué cultura, ideología, paradigma, escala de valores, principios<br />
  7. 7. 3 Papeles que pueden asumir los medios<br />1. Ser espejos<br />Reflejar la realidad tal cual. Ser un espejo de los acontecimientos (de los hechos y de los dichos).<br />2. Ser abogados <br />Defender causas nobles.<br />3. Ser fiscales<br />Investigar y auditar a los partidos y al gobierno<br />
  8. 8. Funciones de la Comunicación<br />Información<br />Socialización<br />Motivación<br />Debate y diálogo<br />Educación<br />Promoción cultural<br />Esparcimiento<br />Integración<br />
  9. 9. Problemas Globales de la Información y Comunicación<br />Contribución de <br />los medios a la<br />solución de los<br />problemas<br />Nacionales y<br />mundiales <br />Flujo de<br />noticias <br />unidireccional<br />Derechos y<br />Responsabilidades<br />de los periodistas<br />Control <br />Gubernamental<br />de los medios<br />El ciudadano<br />como ente<br />pasivo<br />Monopolio y<br />comercialización<br />de los medios<br />Censura<br />El derecho a<br />ser<br />informado<br />El poder de<br />las <br />trasnacionales<br />Dominio <br />cultural<br />El derecho a<br />informar<br />
  10. 10. Acontecimientos que han cambiado o impactado a los medios mexicanos<br />Nacionales<br />La nacionalización de la banca de 1982<br />El terremoto de 1985 en la ciudad de México<br />La “caída del sistema” en 1988<br />El alzamiento armado en Chiapas en 1994<br />El asesinato de un candidato a la Presidencia de la República<br />La crisis económica de 1995<br />El triunfo del PRD en la capital del pais en 1997<br />La salida del PRI de la Presidencia tras 71 años<br />Las elecciones presidenciales de 2006 que polarizan a la sociedad<br />
  11. 11. Acontecimientos que han cambiado o impactado a los medios mexicanos<br />Internacionales<br />El Watergate que sacó a Nixon de la Presidencia, 1973<br />El ataque terrorista contra las Torres Gemelas en NY<br />La invasión de EU de Afganistán e Irak<br />
  12. 12. El Paradigma Autoritario<br />Los medios escribían para el poder.<br />Los medios eran mecanismos de control político.<br />Los medios recibían prebendas o sanciones del poder.<br />Presidente<br />Medios de<br />Comunicación<br />Partido de Estado<br />Ciudadanos<br />EU<br />Iglesia<br />Empresarios<br />Sociedad Mexicana<br />Partidos<br />Políticos<br />Sindicatos<br />Universidades<br />
  13. 13. Nuevo Paradigma<br />Un Presidente con Poderes Disminuidos<br />El Poder que le quitamos al Presidente no llegó a la sociedad, sino se quedó en los intermediarios: los partidos políticos (vivimos una partidocracia), en las empresas, en los narcos, en los medios, en las universidades, etc. <br />Los medios no han acabado de reaccionar ante el cambio de paradigma (del poder, de las nuevas tecnologías, de ya no escribir para el poder, sino ahora para la sociedad, de la crisis económica)<br />Sociedad apática, no lee, no le interesa la política, no cree en los políticos, ni en los partidos, ya no cree en nada<br />
  14. 14. Justificaciones del Nuevo Paradigma<br />El Presidente perdió poder porque en el paradigma absolutista además de las facultades constitucionales, acumulaba otras metaconstitucionales como ser el Jefe de la Clase Política, el principal diplomático, empresario, periodista, el principal legislador, y juez. En cambio en el actual paradigma, el Presidente Mexicano aunque es Jefe de Estado y Jefe de Gobierno, no tiene una mayoría política que lo respalde, encabeza un gobierno dividido, con una real división de poderes, lo que le ha impedido realizar las reformas estructurales que le permitan cumplir con sus promesas de campaña y su programa de gobierno. Al mismo tiempo han crecido las mafias que retan al poder establecido, así como los sectores informales de la economía, de la política (guerrilla) y de la sociedad.<br />
  15. 15. Una Nueva Complejidad, Un Nuevo Dinamismo<br />“El medio es el mensaje”: McLuhan<br />Guerra de Encuestas<br />Ley Federal<br />de Acceso a<br />la Información<br />Posicionamiento<br />Códigos de ética<br />Temas de la Agenda Volátiles<br />Acceso a las Fuentes<br />Popularidad como estrategia de gobierno<br />Secreto Profesional<br />Líderes de Opinión<br />Mediocracia: Giovani Sartori<br />La Búsqueda del Poder se da a través de los Medios de Comunicación<br />La plaza pública<br />Derechos Humanos<br />Mercado de Capital Político<br />Libertad de Expresión<br />
  16. 16. La Realidad que golpea y distorsiona a los medios<br />El<br />problema del<br />terrorismo<br />El<br />problema del<br />narcotráfico<br />El<br />problema de la<br />guerrilla<br />La pérdida<br />de <br />valores<br />Los intocables<br />y la<br />impunidad<br />
  17. 17. El Nuevo Paradigma de los Medios<br />“Los medios han olvidado que son medios, entre la sociedad y la política, y se han vuelto empresas que tiene poder, y que funcionan para un mercado, no para una sociedad, y no para un presidente como antes. El poder, es el mercado”.<br />Comunicóloga Janis Ortúzar<br />
  18. 18. Las cosas ya no son como antes<br />“Con la alternancia se ha creado una estructura de oportunidades que ha incentivado el debate acerca de las relaciones entre el Estado, los medios y la sociedad; precisamente porque con el desplazamiento del partido de régimen del poder presidencial, el viejo modelo de relaciones de subordinación que caracterizaba al campo mediático se ha debilitado. Como consecuencia de ello, medios, periodistas, autoridades y actores sociales se han visto obligados a revisar y gestionar bajo nuevas bases su inserción en esa trama. En este marco se inscribe el incipiente pero importante debate acerca del papel de los periodistas en una sociedad y régimen político que se democratizan.<br />Los medios y los periodistas tienen que responder a la audiencia y a los lectores, con más comedimiento del que históricamente le brindaron al poder público, salvo algunas excepciones”.<br />Juan Francisco Escobedo<br />Doctor en Ciencia Política y coordinador del Posgrado en Comunicación de la Universidad Iberoamericana <br />Poder, periodismo y legalidad <br />Editorial de El Universal <br />Viernes 19 de septiembre de 2003 <br />Primera sección <br />
  19. 19. Se recupera el papel original de los medios. <br />Nuevo Paradigma<br />¿Qué es un Medio de Comunicación ahora? Paradigma Ideal<br /><ul><li>Es un medio, es un intermedio, es un vehículo, es un intermediario entre los acontecimientos y la sociedad. El medio es un espejo de la realidad. El medio no es el mensaje.
  20. 20. El medio no es un fin, el medio no debe convertirse en el mensaje, tener una causa, un proyecto, porque entonces se convierte en un panfleto, en un órgano político, en un vehículo ideológico, en un instrumento del poder.
  21. 21. ¿Qué era antes? Paradigma Viejo</li></ul>Un instrumento de control, de dominación, de mediatización, de tergiversación, de manipulación. El medio se convierte en el mensaje.<br />
  22. 22. Problemas en el nuevo paradigma<br />La mayoría de los medios siguen siendo instrumentos de control y dominación mental (Carlos Blanco). Un análisis más profundo y fino requeriría revisar el papel que juegan las televisoras privadas, Televisa, TV Azteca y Canal 40 y el papel de Canal 11.<br />Ciertamente hay más espacios donde hay mayor libertad de informar, pero en otros sólo se aparenta pluralidad, para seguir engañando o manipulando a la opinión pública.<br />Habría que hacer un análisis profundo entre las diferencias entre la opinión pública y la opinión publicada, lo que unos llaman el círculo verde (capturado aparentemente por las encuestas) y el círculo rojo (dominado por los intelectuales y los críticos al gobierno).<br />
  23. 23. No todos los medios son iguales<br /> 1. La televisión es menos crítica, menos plural y está menos abierta a expresiones de sectores que no sean los oficiales. Sin embargo, hay algunas excepciones como el Canal 40 y el Canal 11. Otros canales le dan preferencia al diversionismo, el control mental o incluso actuar como vehículos de enajenación social y de apartar a la sociedad del debate político.<br />2. La radio se ha vuelto más crítica, plural y abierta a nuevas expresiones, dándole mucho énfasis a programas informativos y de debate. <br />3. La crítica de fondo se sigue dando en los periódicos y en las revistas, sin embargo da la impresión de que cada vez tienen menos lectores.<br />“Hay espacios donde hay mayor libertad para informar, en otros se aparenta pluralidad pero tan solo para engañar a la sociedad” (Carlos Blanco)<br />
  24. 24. El Papel de los Medios en la Transición Democrática<br />“El marco en el cual evoluciona la comunicación viene definido por las luchas políticas y sociales que han configurado el consenso social predominante en cada sociedad. La organización de la comunicación en una sociedad democrática se deriva esencialmente de una decisión política, que traduce los valores del sistema social existente. Por consiguiente, la solución al problema político de la comunicación debe buscarse en el sentido de un equilibrio entre la parte legítima que corresponde al poder en la utilización de los medios de comunicación social y la posibilidad de acceso a los mismos que se ofrezca a las diversas tendencias y a las fuerzas vivas de la comunidad. La fórmula de este equilibrio es necesariamente variable,<br />
  25. 25. Los Peligros que pueden surgir<br />1. El selectismo. <br />Una comunicación uniformemente descendente. Una comunicación uniformemente descendente -independientemente de que emane de los dirigentes políticos, de los líderes de los grandeds sectores de la vida nacional o de los miembros de la intelectualidadad, dotados de un poder basado exclusivamente en su personalidad- reduce al simple ciudadano al estado de receptor pasivo y relega a un segundo plano sus preocupaciones, sus deseos y sus experiencias, lo cual no redunda en beneficio del poder ni de la cultura.<br />2. Reivindicación de libertad sin responsabilidad<br />Considerar que la misión de informar es algo absoluta, cuyas consecuencias los desbordan y no los comprometen. “Con harta frecuencia, se estima que los dos conceptos de libertad y responsabilidad se oponen entre sí cuando, en realidad, ambos son factores decisivos de civilización”.<br />Un solo mundo, voces múltiples<br />
  26. 26. ¿Libertad vs Responsabilidad? o ¿Libertad y Responsabilidad?<br />“La libertad y la responsabilidad son una pareja indisociable... La mejor arma contra el abuso de la libertad es la responsabilidad cuando la falta de libertad impide a todos la posibilidad de escoger sus actos pero, recíprocamente, pretender sustraerse a las consecuencias del acto que se ha decidido llevar a acabo equivale a amputar la libertad de una de sus dimensiones esenciales. Al intentar trazar el límite que separa el respeto de los derechos individuales y las prerrogativas de las entidades soberanas, cabe conciliar la libertad de información con las exigencias de la ética. La responsabilidad debe basarse más en el afán de respetar la verdad que en la exigencia de un simple derecho constitucional”.<br />Un solo mundo, voces mútiples<br />
  27. 27. Las 4 dimensiones<br />¿Qué es la libertad de expresión?<br />
  28. 28. Libertad de Expresión<br />¿Qué es la libertad de expresión? ¿Por qué es tan importante? <br />Todo mundo habla de la libertad de expresión, todo mundo protesta por ella, todo mundo la reclama, todo mundo dice defenderla. Sin embargo, pocos son los que la definen.<br />En este análisis quiero reflexionar acerca de dos temas:<br />- las cuatro dimensiones de la libertad de expresión, y<br />- por qué es tan importante la libertad de expresión para consolidar el tránsito de México a la democracia y para enfrentar una realidad política, económica, financiera, social e internacional, que cada día se vuelve más compleja, más incierta y más cambiante, y ante la cual pareciera que cada vez disponemos de menos recursos para hacerle frente.<br />Antes que nada, creo conveniente empezar con algunas preguntas básicas: ¿qué es la libertad de expresión? ¿Para qué sirve?, ¿cuáles son sus límites?, ¿Quién la vigila?, ¿quién la controla?, ¿Quién la cuida?, ¿quién la promueve?<br />¿Es un concepto inmutable o es un bien que evoluciona junto con el hombre y la sociedad en la que vive?, ¿Es un medio o es un fin en sí mismo?, ¿Existe en México?, ¿Cuál es el papel que juega en la evolución política, económica o social del país, históricamente y en la actualidad?, ¿Qué papel desempeñará en el presente y futuro de México?<br />Para contestar algunas de estas preguntas, antes que nada debemos conocer las cuatro dimensiones de la libertad de expresión. Pero antes de hablar de ellas, me gustaría enfatizar que la libertad es el bien más preciado del ser humano. Ser libre es lo que le da valor a nuestra existencia.<br />
  29. 29. Uno de los personajes literarios que más simboliza la libertad es Don Quijote de la Mancha, quien a través de la pluma de Miguel de Cervantes Saavedra dijo: “La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos. Con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre. Por la libertad, así como por la honra, se puede y se debe aventurar la vida”.<br />La libertad de expresión es parte importante de la libertad del ser humano. Se trata de la libertad de pensar, de decir, de opinar, de escribir, de divulgar y de transmitir.<br />Ya se ha dicho la famosa frase de “pienso, luego existo”, pero el pensamiento no tiene ningún sentido, si no se puede expresar y comunicar a los demás. De ahí que luego MacLuhan dijera “el medio es el mensaje”.<br />De nada sirve tener ideas si se tienen que quedar encerradas en nuestro cerebro. No tiene sentido hablar si nadie va a escuchar, de nada sirve opinar si nada va a cambiar.<br />De ahí que los políticos digan “pensamiento que no se convierte en palabra, mal pensamiento; palabra que no se convierta en acción, mala palabra; acciones que no se convierten en resultados, malas acciones”.<br />Es decir, debemos convertir los pensamientos en palabra y la palabra en acción y las acciones en resultados; pero nada de ello puede suceder, y menos socialmente, si no existe la libertad de expresión, que es la que nos permite precisamente que los pensamientos de todos se conviertan en palabras y luego en hechos y finalmente en nuestra realidad cotidiana.<br />Sin esa libertad la sociedad sería sorda o viviría bajo la dictadura del monólogo de algunos cuantos grupos de poder o de interés.<br />Dicho esto, hablemos ahora de las cuatro dimensiones de la libertad de expresión.<br />
  30. 30. Primera Dimensión: Las Reglas del Juego<br />La libertad de expresión debe tener reglas, como todo en esta vida. La libertad sin reglas, sin límites, sin controles, sin autocontroles, no es libertad, es libertinaje.<br />¿Cuáles son las reglas de la libertad de expresión? Primero, no dañar a nadie con ella. La libertad de expresión es un bien, no un mal. Debe servir para dar justicia, no injusticia; bienestar, no malestar; igualdad, no desigualdad entre los hombres.<br />Es un arma y un escudo a cargo de la sociedad, pero que no debe ser utilizado para dañar a ninguno de sus miembros y mucho menos a la sociedad en su conjunto.<br />Como parte de este mismo límite, la libertad de expresión no puede atentar contra la honra de las personas. La libertad de expresión no puede servir, como mal hemos hecho algunos medios de comunicación en México, para desatar campañas de linchamiento moral, en contra de algunos políticos que, aunque presuntos culpables de la crisis económica y financiera o bancaria que vive el país, o sospechosos de haber causado la desgracia nacional, o los asesinatos políticos, en realidad no se les ha podido probar su culpabilidad ni se les ha dictado sentencia. Son casos que se han apoderado del imaginario colectivo y que han dominado los encabezamientos de los medios de comunicación y que requeriría una investigación aparte.. Por el bien de la nación todos debemos ser inocentes hasta que se nos pruebe lo contrario.<br />Siempre hay que recordar que la libertad de cada quien termina donde empieza la libertad de los demás. O todos somos libres o nadie lo será.<br />Dos: la libertad de expresión no se puede utilizar para atentar contra el orden social ni para atentar contra la paz pública. La libertad de expresión no debe utilizarse para hacer apología de la violencia, para incitar al pueblo a la rebelión, para salirse de la ley y para sublevar en contra de las instituciones.<br />Puede y debe ser usada la libertad de expresión para incitar a la rebelión contra un status quo, contra un orden establecido, siempre y cuando ese orden sea injusto, inmoral, inhumano e inequitativo, pero sólo dentro de esos límites.<br />Así lo hizo Francisco I. Madero, cuando en octubre de 1908 publicó su libro La Sucesión presidencial de 1910, o cuando el 6 de octubre de 1910 publicó El Plan de San Luis, instando al pueblo a levantarse en armas el 20 de noviembre de ese mismo año.<br />
  31. 31. La libertad de expresión es un arma poderosa, que debe ser utilizada con cuidado, pero siempre dentro de los límites de la ley, del orden, de las instituciones, siempre apelando a causas justas, a causas nobles. La legalidad y la legitimidad son dos fronteras infranqueables de la libertad de expresión.<br />Tres: la libertad de expresión no puede ser monopolizada por nadie. O todos tenemos la misma libertad o nadie tiene libertad. Mi libertad de expresión es tu libertad de expresión. Si tú no tienes libertad de expresión, tampoco yo la tendré.<br />Si alguien monopoliza la libertad de expresión, en realidad cancelará la libertad de expresión para todos e incluso para él mismo, porque la libertad de expresión no se puede dar sin diálogo social. La libertad de expresión es una vía de dos sentidos, un camino de ida y vuelta, es una acción que requiere una reacción.<br />De nada sirve el periódico o la revista más libre, si no tiene lectores o una estación de radio sin radioescuchas o un canal de televisión sin televidentes. Si alguien se apropia de una libertad que los demás no tenemos, se provoca una enorme desigualdad e injusticia.<br />Cuarto: la libertad de expresión no puede usarse indiscriminadamente. No puede servir para envenenar a la opinión pública. No debe lesionar los valores culturales y nacionales; no debe deformar los hechos ni tampoco debe ocultarlos.<br />Debe tener un compromiso con la verdad; no estar al servicio de grupos de interés extralegales, como narcotraficantes, secuestradores, grupos de poder o de interés, que operen al margen de la ley y de las instituciones.<br />Segunda Dimensión: el juego, es decir, el sentido de la libertad de expresión<br />Uno, la libertad de expresión no es un fin en sí mismo, sino un medio. Debe ser para impulsar la justicia, la equidad, la libertad y la fraternidad. No debe servir para lo contrario, es decir, para fomentar la injusticia, la inequidad, la confrontación de todos contra todos.<br />Dos: la libertad de expresión debe manifestarse con conocimiento de causa, es decir, debe ser un acto de libre albedrío; la libertad no puede ser ciega. Para poder ejercer la libertad tenemos que tener información, conocimiento y experiencia.<br />
  32. 32. Tres: para poder tener libertad, hay que tener independencia, autonomía, soberanía. Hay que ser dueño de uno mismo. No podemos ser prisioneros de dogmas o de ideologías y pretender ejercer la libertad de expresión.<br />Tercera Dimensión: el resultado del juego de la libertad de expresión.<br />La libertad de expresión no puede verse fuera de un contexto social, económico, cultural y político. La libertad de expresión forma parte integral de un todo; no puede ni debe verse aisladamente. De nada sirve una libertad si no tenemos otras libertades, como por ejemplo, la libertad de reunión, la libertad de tránsito, la libertad de trabajar, la libertad de estudiar, la libertad de votar, etcétera.<br />Cuarta Dimensión: el control de la libertad de expresión.<br />Uno: El mejor control de la libertad de expresión es el autocontrol. Ninguna ley por restrictiva que sea, ninguna institución por poderosa que sea, logrará gobernar a una sociedad si sus miembros no asumen esa ley como propia y la incorporan entre sus usos y costumbres, entre sus valores y la hacen parte de su cultura.<br />Dos: La misma sociedad, los individuos, las empresas, las organizaciones deben autofijarse sus códigos de ética, sus valores y principios, sus códigos de conducta. No debe ejercerse la censura ni la autocensura. Es mejor tolerar los excesos o sancionarlos después de cometidos que por querer prevenirlos limitar la libertad de nadie para expresar sus ideas, sus puntos de vista.<br />Tres: los medios de comunicación no debemos ser jueces, fiscales o abogados. Nuestro papel es ser espejo, que reflejemos la realidad con el menor número de distorsiones y que además orientemos a la sociedad sobre qué está pasando y qué puede pasar. Nadie nos ha nombrado jueces ni fiscales, sólo podemos ser abogados de la verdad, de la justicia, de la equidad.<br />
  33. 33. Conclusión<br />La libertad de expresión es un don pero que debe utilizarse con límite, con reglas muy claras, con autocontroles. la libertad de expresión no es un asunto que atañe sólo a los medios de comunicación, sino a toda la sociedad.<br />Nadie puede ni debe monopolizar la libertad de expresión, nadie puede limitarla, ningún gobierno debe sancionarla; ninguna ley debe coartarla, más que la ley que se autoimponga la sociedad en función de fines superiores.<br />México vive tiempos difíciles, tiempos de crisis, tiempos de cambio. México vive hoy día una de las realidades más complejas que nos haya tocado analizar. Tenemos problemas políticos, financieros, económicos, sociales e internacionales.<br />La agenda está cargada: el conflicto en Chiapas, el Fobaproa, la reforma del Estado, las elecciones estatales, las elecciones federales de 2003, el riesgo de una crisis financiera, los recortes al presupuesto público, la política monetaria restrictiva, el riesgo de que la economía se estanque en la recesión, la ola de inseguridad y violencia que sacude al país, el crecimiento de la economía subterránea, las relaciones de México con Estados Unidos y el mundo, el problema del narcotráfico, etc.<br />Son crisis que se retroalimentan a sí mismas y que contaminan a la otra. Nunca habíamos visto un escenario más complejo, más incierto, más impredecible, más cambiante y dinámico, y además frente al cual los recursos que tenemos son escasos. Recursos legales, institucionales, económicos y políticos.<br />México tiene por tercera ocasión en su historia una experiencia democrática. Las dos veces anteriores, 1861 y 1911, con Benito Juárez y Francisco I. Madero, respectivamente, las experiencias terminaron en parálisis legislativa y de gobierno; en intervenciones extranjeras y en golpes de Estado militares.<br />Las dos experiencias anteriores fracasaron por la dificultad de los mexicanos de resolver sus diferencias por la vía del diálogo y la negociación y alcanzar consensos. La intolerancia llevó incluso a confrontaciones de mexicanos contra mexicanos, lo que debilitó a la nación.<br />
  34. 34. El actual intento democrático (que tiene sus antecedentes en el movimiento del 68, en la reforma política de 1977, en la caída del sistema de 1988 y en el alzamiento armado de 1994, y que desembocó en el triunfo de un opositor en el 2000), podría fracasar como los dos anteriores si no dejamos a un lado la intolerancia, los proyectos de poder por encima de los proyectos de nación y la incapacidad de sintetizar una visión de futuro común para todos los mexicanos y establecer relaciones ganar ganar.<br />Podemos tener ahora lo mismo que en las dos ocasiones anteriores. La historia no tiene por qué repetirse si aprendemos de ella, de los errores cometidos. Pero si le echamos a una licuadora los mismos ingredientes, sale el mismo licuado; los ingredientes en aquellas ocasiones fueron jugar a la democracia sin leyes y sin instituciones. Eso es peligrosísimo para el país; eso es lo que estamos haciendo ahora.<br />La libertad de expresión, en primer lugar, nos debe servir para crear esas leyes y esas instituciones que está demandando México para consolidar su transición a la democracia. La libertad de expresión es una institución. Cuidémosla.<br />Ponencia sobre la Libertad de Expresión <br />Presentada por Yuri Serbolov en el Foro Libertad de Expresión y Responsabilidad Social, organizado por la Cámara Nacional de la Industria de Radio y Relevisión, Worl Trade Center, 20 a 21 de julio de 1998, ciudad de México.<br />
  35. 35. La Relación de los Medios y el Poder<br />“Según algunos, la información es un instrumento insustituible de control del poder, o incluso un contrapoder y la misión pública de los medios de comunicación social consiste en presentarse como un espejo ante el gobierno. Según la concepción opuesta, la información debe estar al servicio del Estado y contribuir a la estabilidad de los nuevos sistemas sociopolíticos. La experiencia... demuestra que la libertad es indudablemente la clave de la renovación democrática, pero es importante entender la orientación y el significado de los cambios en curso”<br />A esas relaciones “se suma, en efecto, otro antagonismo igualmente fundamental, entre las empresas que controlan grandes sectores de la información y los individuos, en cuya vida invluyen unas decisiones que no controlan en modo alguno. <br />
  36. 36. Surgen nuevas Tensiones<br /><ul><li> Los periodistas y los medios ya no tienen lealtades ni compromisos con la clase política, por lo que critican o denuncian, lo que lleva a demandas por daño moral.
  37. 37. Los medios críticos, que no escribían ni vivían del y para el poder, ahora enfrentan una mayor competencia, al tiempo que pierden lectores ante el desinterés social ante la cosa pública. Eso puede llevar a que no sobrevivan precisamente los mejores (paradójicamente, los otrora medios oficiales son los que mejor se han acomodado frente al gobierno del cambio).</li></li></ul><li>La Relación de los Medios y el Poder<br />El análisis y la utilización de los datos es hoy la función fundamental de muchas instituciones que forman parte de la infraestructura de la información (agencias de prensa, institutos de estudio de la opinión pública, centros de documentación) y de múltiples discplinas (estadística, economía, sociología, psicología, investigación operacional, análisis de sistemas). En gran medida, la comunicación se ha convertido en un sistema de señales e instrucciones que permite reforzar el poder de las grandes organizaciones, ya sean públicas o privadas, nacionales o trasnacionales. Esas organizaciones (o tecnoestructuras) tienen una capacidad de previsión y decisión y, por consiguiente, unas posibilidades de mando muy superiores a las de los demás sectores sociales, que están dispersos y que solamente disponen de fragmentos de información” (Un sólo mundo, voces múltiples) <br />
  38. 38. Libertad de Prensa y el Poder<br />“Pero no hay que hacerse ilusiones. Si bien la prensa está en condiciones de vigilar o en todo caso de contrariar o de molestar, a los poderes establecidos, éstos tienen los medios para defenderse, o incluso para imponerse, sin salirse del marco de la ley. A los hombres de la prensa incumbirá saber resistir a las hábiles solicitaciones, a los beneficios, a los honores y por supuesto al dinero. Incluso cuansdo se la reconoce, la libertad no es nunca gratuita; debemos estar dispuestos a pagar su precio”<br />Hubert Beuve-Méry, miembro de la CIC, Tokio, oct. 1979<br />
  39. 39. ¿Quién eligió a la Prensa?<br />Tom Wicker, corresponsal político del Times, se cuestiona: <br />¿Quién eligió a la prensa? y a los periodistas, los cuales a veces son héroes y otras villanos. Se pregunta ¿cuál es el poder de la prensa? “Obviamente, responde, no es el poder, digamos, para enviar tropas a Vietnam o hacerlas volver nuevamente a casa, reducir o elevar los impuestos, designar a los altos funcionarios o dirigir la economía nacional”. Y cita a Tom Behtller, editor del Harper´s, quien dijo que entre el secreto del gobierno y el derecho de la gente a estar informada, los medios siempre deben triunfar, porque en sus manos tienen los elementos, para ganarse a la opinión pública. “Por tanto, dice Wicker, si los medios pueden “producir”, o “formar” o “controlar” la opinión pública, entonces esos mismos medios -puede ser que en forma lenta y tediosa, pero segura- pueden hacer que ocurra casi cualquier cosa que se propongan” .<br />El único pequeño problema es que los medios, afortunadamente, nunca logran unidad sobre cualquier tema importante.<br />
  40. 40. Surgen nuevas Tensiones<br /><ul><li> El Gobierno ya no subsidia a los medios (chayotes, embutes, concesiones, prebendas). Esto obliga a los medios a tener que obtener otras fuentes de subsistencia, por ejemplo la publicidad o suscriptores, lo que los obliga a ser más críticos y propositivos para poder tener lectores. Ya no escriben para el poder, sino para la sociedad, pero cuando escriben del poder son más críticos y cuestionadores, porque eso es lo que demanda la sociedad (amarillismo, sensacionalismo). Sin embargo, no se puede generalizar, ya que todavía hay muchos dueños de medios y muchos periodistas “que guardan lealtades y compromisos con los hombres del poder político y económico”, debido al origen de los recursos con que esos medios se constituyeron o adquirieron, tema que requeriría una investigación aparte*.
  41. 41. Se intenta hacer periodismo de investigación y análisis. Ir al fondo de los asuntos, denunciar, sacar a la luz pública. Esto ha llevado a que no se respete el secreto profesional y a que se fuerce a los periodistas a revelar sus fuentes.</li></ul>* Al respecto un especialista dice: “TV Azteca la consiguió Salinas Pliego con un préstamo de RSG y la ayuda del entonces presidente Salinas. La nueva revista Cambio sale con intereses económicos del perredista Jesús Ortega. El Independiente nace con recursos de un flamante empresario que hizo dinero fácil a costa del erario capitalino. En los soles sigue Mario Vázquez Raña prestanombres de Echeverría. En Televisa hay dinero de Slim y el nene Azcárraga, quien no es un demócrata que digamos. En Impacto hay intereses de Salinas y Beltrones. De El Universal hay que recordar que recibió mucha lana de echeverriato.....no terminaríamos”.<br />
  42. 42. No hay un solo periodismo, hay muchos periodismos<br /><ul><li>Periodismo light
  43. 43. Periodismo critico
  44. 44. Periodismo de investigación
  45. 45. Periodismo de opinión
  46. 46. Periodismo de análisis</li></ul>Ejemplo: la prensa y la radio se volvieron mas criticas, sobre todo hacia el Presidente, al grado de que Fox dijo que lo querían tirar de la silla. Y llego al exceso de recomendarle a una ciudadana que mejor no aprendiera a leer, para que no leyera los periódicos y fuera mas feliz.<br />Pero existe otro periodismo, sobre todo en medios electrónicos, donde se ve todo lo contrario, falta de ética, falta de profesionalismo, servilismo inútil (inútil porque el Presidente ya no tiene todo el poder, a menos que el único objetivo sea hacer dinero mediante contratos de publicidad, obtener prebendas o compartir los alimentos con los hombres en el poder).<br />
  47. 47. Retos<br /><ul><li> Democratizar a los medios
  48. 48. Profesionalizar a los periodistas (crear el Colegio Nacional de Periodistas)
  49. 49. Normar la influencia que tienen los propietarios de los medios en los espacios de análisis e información (Carlos Blanco).
  50. 50. Elevar el nivel de la cultura política (lo que demanda una mayor educación de la sociedad y un mayor interés en la cosa pública)
  51. 51. Declarar a los medios instrumentos de interés público, indispensables para auditar y controlar el desempeño gubernamental y de los partidos políticos.
  52. 52. Realización de periodismo de investigación.
  53. 53. Modificar el Marco Legal bajo el cual operan los Medios de Comunicación (sustituir la Ley de Imprenta de 1917 por una nueva ley de información, así como replantear el sistema de concesiones de radio y televisión).</li>

×