EL CONVIVIO                                            1                                DANTE ALIGHIERI                   ...
EL CONVIVIO                                              2                                 DANTE ALIGHIERIpensamientos. Ci...
EL CONVIVIO                                               3                                  DANTE ALIGHIERI            He...
EL CONVIVIO                                           4                                DANTE ALIGHIERIy civiles, que neces...
EL CONVIVIO                                             5                                DANTE ALIGHIERIedad de diferente ...
EL CONVIVIO                                           6                                DANTE ALIGHIERIbueno, pues que no l...
EL CONVIVIO                                           7                                DANTE ALIGHIERI        - III -     ...
EL CONVIVIO                                           8                                DANTE ALIGHIERIpuede ver quien quie...
EL CONVIVIO                                            9                                DANTE ALIGHIERImancha». El hombre ...
EL CONVIVIO                                            10                                 DANTE ALIGHIERIdebe conocer las ...
EL CONVIVIO                                          11                                DANTE ALIGHIERI           Demostrad...
EL CONVIVIO                                          12                                DANTE ALIGHIERI           Probado q...
EL CONVIVIO                                            13                                DANTE ALIGHIERIexcedido ya de su ...
EL CONVIVIO                                            14                                DANTE ALIGHIERI            Primer...
EL CONVIVIO                                           15                                DANTE ALIGHIERI        - IX -     ...
EL CONVIVIO                                          16                               DANTE ALIGHIERI       -X-           ...
EL CONVIVIO                                            17                                DANTE ALIGHIERI           Movióme...
EL CONVIVIO                                            18                                DANTE ALIGHIERIen algún oficio, a...
EL CONVIVIO                                            19                                DANTE ALIGHIERIlo que es. Y, como...
EL CONVIVIO                                             20                                 DANTE ALIGHIERIdemás. La susodi...
EL CONVIVIO                                            21                                DANTE ALIGHIERI           ¿No hay...
EL CONVIVIO                              22                DANTE ALIGHIERI      que yo no se expresar, tan nuevo me parece...
EL CONVIVIO                                         23                               DANTE ALIGHIERI                     y...
EL CONVIVIO                                              24                                 DANTE ALIGHIERI             Di...
EL CONVIVIO                                            25                                DANTE ALIGHIERIedificación de cie...
EL CONVIVIO                                           26                                DANTE ALIGHIERI        Los que ent...
EL CONVIVIO                                           27                                DANTE ALIGHIERImóvil simplicísimo,...
EL CONVIVIO                                            28                                 DANTE ALIGHIERIsu propio cielo; ...
EL CONVIVIO                                            29                                DANTE ALIGHIERItodas las riquezas...
EL CONVIVIO                                           30                                DANTE ALIGHIERIteniendo ninguna id...
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
09 01 el convivio dante alighieri  www.gftaognosticaespiritual.org
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

09 01 el convivio dante alighieri www.gftaognosticaespiritual.org

478 views
404 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
478
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
109
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

09 01 el convivio dante alighieri www.gftaognosticaespiritual.org

  1. 1. EL CONVIVIO 1 DANTE ALIGHIERI El Convivio DANTE ALIGHIERI Transcurrieron los años juveniles de El Dante en aquella deleitosa paz delCardenal Latino, que gozó Florencia al ver acabadas las duras guerras de mediados del sigloXIII, y antes de las atroces revueltas que ensangrentaron su fin. En tal tregua de Dios, elamor a la vida renació con vigor primaveral; y síntesis suprema de este amor fue la comúndevoción a la ciencia pura, en que cifraron su existencia aquellos hombres de que es elAlighieri la más noble representación en la memoria de los tiempos. ¿Qué ciencia era aquélla que tan arrebatada adhesión suscitaba, y cuáles podíanser sus atractivos para un espíritu juvenil? Primeramente, una ciencia cristiana, la posesiónde la eterna verdad revelada por Dios. Mas la ciencia cristiana, merced a la doctrina de losfrailes de Santo Domingo, comprendía en una enciclopedia inmensa desde los conocimientosmateriales más precisos, a la razón pura, a la extática contemplación de la verdad absoluta.Y no sólo satisfacía la inteligencia, sino el corazón; no sólo en la razón tenía sus cimientos,pero también en el amor. De otra parte, había algo en ciencia tal, que no podía por menos derefrigerar el ánimo de un toscano: el pensamiento latino de que estaba imbuida. En eltranscurso de los siglos, el alma latina no se había desentendido de la influencia profunda delos poetas, filósofos y oradores de la antigüedad griega y romana. Tomás de Aquino,conquistando la antigua filosofía a la verdad evangélica, había cristianizado el peripatetismoy bautizado a Aristóteles. El Dante, afiliado desde muy joven a uno de los grupos intelectuales que yaanunciaban en Florencia las célebres academias futuras, comparte con los poetas,presididos por Guido Cavalcanti, «el primero de sus amigos», el cultivo del dolce stil nuovo,importado de Bolonia, donde su inventor, Guido Guinizelli, había trazado las normas queespiritualizaban en un idealismo simbólico la poesía amatoria de los trovadores. Nacen entonces las canciones y sonetos de la Vita Nova y del Convivio. Es por demás conocido, aun para quienes no han leído el poema de la juventudde Alighieri, el argumento de su inspiración. Casi al abrir los ojos a la vida aparécesele lagentilísima Beatriz, que ha de ser, desde aquel punto y hora, la noble dama de sus www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  2. 2. EL CONVIVIO 2 DANTE ALIGHIERIpensamientos. Cifra y compendio de toda perfección humana, en que se refleja la suprema,en el puro amor y alabanza de Beatriz halla el poeta su ventura, y con ella el alimento de sucanto. Muere la amada, y el poeta la sigue al cielo con la mente, inmortalizándola en la divinaalegoría de la Commedia. Tema constante de la investigación erudita ha sido el determinar hasta qué puntola inspiración de El Dante tenía raíces en la realidad cotidiana; se trata, en suma, de discernirel realismo y el simbolismo de la obra dantesca. No creemos que se vea asaltado desemejantes dudas el ingenuo lector, que, sin más prejuicio que el de bañar su espíritu en laspurísimas ondas de la poesía de Alighieri, pretenda adivinar su sentido. Que así veremos enla Vita Nova la fiel narración del hecho humano y en el Convivio la consolación filosófica, quese resumen en la sublime música de la Commedia divina. Dividido el partido güelfo en dos bandos, que presto fueran irreconciliables, deblancos y negros, defensores los primeros, entre los cuales se contaba el Alighieri, de losprivilegios ciudadanos contra la excesiva ingerencia del poder pontificio de Bonifacio VIII,viose aquél desterrado de su patria en 1302 y sujeto a vagar por las tierras itálicas hasta sumuerte en Rávena, diez y nueve años más tarde. Data la composición de este Convivio, obanquete ideal, de los primeros de su destierro. A cuanto en él nos dice, era propósito de El Dante hacer un comentario filosóficoa catorce canciones. Tal como la crítica ha logrado reconstruir el tratado, a través de lasdiversas lecciones, sólo tres son las que el poeta ofrece a nuestro gusto, dándolo porterminado en su cuarta parte. Manifiéstanos el poeta, desde luego, que su intención no es otra que la deconsolarse de sus tribulaciones, ofreciendo a los míseros que no se sientan a la mesa de laciencia un festín espiritual: la consideración de la dama de sus pensamientos, es decir, laFilosofía, en que ha tomado forma incorpórea aquel su amor primero, que se fue al cielo conla Beatriz de su juventud. Y apartándose del uso escolástico que sólo del latín se servía para expresar lasdisquisiciones puramente intelectuales, emplea el lenguaje vulgar, el toscano de suscompatriotas, en que había de renacer la cultura clásica. No tenemos noticia de que hasta la fecha se haya traducido el Convivio de ElDante al castellano. Ardua es la empresa, y no otra nuestra pretensión que la de mostrar allector curioso el divino misterio del pensamiento de Alighieri; vano intento sería por nuestraparte el intentar descorrer el sutilísimo velo que lo envuelve. Si toda traducción es difícil, porla imposibilidad de interpretar con la mera versión de las palabras la pureza del original,mucho más ha de serlo ésta, en que a cada paso se nos ofrecen intrincadísimos problemas,cuya solución requeriría, no ya el enciclopédico saber que las páginas del Convivio denotan,pero la virtud poética, que constituye a nuestros ojos su gloria imperecedera. www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  3. 3. EL CONVIVIO 3 DANTE ALIGHIERI Hemos procurado ajustarnos todo lo posible a la letra del texto, en la creencia deque así interpretaríamos mejor su espíritu que con ninguna adaptación. No se achaque,pues, únicamente a defecto de nuestra traducción la obscuridad en que a veces se pierde ellector por entre las razones sutiles del Convivio. La poesía tiene, como principal atributo desu condición divina, la de que su esencia ulterior y suprema no aparece paladinamente a lossentidos corporales. Las canciones de El Dante son poesía por excelencia. Doce años tardóel poeta inglés Coleridge en comprender una que tradujo luego de leerla diez veces cadaaño. Hemos preferido, en gracia a la razón filosófica que preside la composición delConvivio, traducir las tres canciones con libertad absoluta de rima y ritmo, procurando, noobstante, conservar algo de la cantidad y el número del original. Lejos de nuestro ánimo el ofrecer una obra definitiva a la consideración del lector,queremos tan sólo servirle de introductores al conocimiento del universo lírico de El Dante. Tratado primero -I- Como dice el filósofo(1) al principio de la primera filosofía(2), todos los hombres, pornaturaleza, desean saber. La razón de lo cual puede ser el que toda cosa impulsada porprovidencia de su propio natural, inclínase a su perfección; de aquí que, pues la ciencia es laúltima perfección de nuestra alma, y en ella reside nuestra última felicidad, todos, pornaturaleza, a desearla estamos sujetos. En verdad, muchos están privados de estanobilísima perfección, por diversas causas, que dentro del hombre y fuera de él le apartandel hábito de la ciencia. Dentro del hombre puede haber dos defectos o impedimentos: uno, por parte delcuerpo; el otro, por parte del alma. Por parte del cuerpo lo hay cuando las partes estánindebidamente dispuestas, así que nada puede percibir, como son los sordos, mudos y sussemejantes. Por arte del alma lo hay cuando la malicia vence en ella, de modo que da enseguir viciosos deleites, en los cuales tanto engaño recibe, que por ellos tiene por vil todaotra cosa. Fuera del hombre, pueden ser asimismo comprendidas dos causas, una de lascuales es inductora de necesidad, la otra de pereza. La primera son las atenciones familiares www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  4. 4. EL CONVIVIO 4 DANTE ALIGHIERIy civiles, que necesariamente sujetan al mayor número de los hombres, de modo que nopueden permanecer en ocio de especulación. La otra es el defecto del lugar donde lapersona ha nacido y se ha criado, pues a veces estará, no solamente privada de todoestudio, sino lejos de gente estudiosa. Las dos primeras de estas causas, esto es, la primera por la parte de dentro y laprimera por la parte de fuera, no son vituperables, sino merecedoras de excusa y perdón; lasotras dos, y aun la una más que la otra, merecen ser reprobadas y abominadas.Manifiestamente, pues, puede ver quien bien considere que pocos son aquellos a quienes leses dado lograr el hábito por todos deseado, y casi innumerables los que, privados de estealimento, viven hambrientos siempre. ¡Oh, bienaventurados aquéllos pocos que se sientan ala mesa donde el pan de los ángeles(3) se come, y míseros aquéllos que con las bestiastienen pasto común! Mas como el hombre es, por naturaleza, amigo del hombre, y todoamigo se duele de que le falte algo a quien él ama, los que en tan alta mesa se alimentan nodejan de tener misericordia de aquéllos a quienes ven andar comiendo hierba y bellotas enun pasto animal. Y, pues la misericordia es madre de beneficio, siempre aquéllos que saben,ofrecen liberalmente de sus buenas riquezas a los verdaderamente pobres, y son comofuente viva de cuya agua se refrigera la sed natural susodicha. Así yo, que no me siento a lamesa bienaventurada, pero huyendo del pasto del vulgo, a los pies de los que en ella sesientan recojo lo que dejan caer, y conozco la mísera vida de los que tras de mí he dejadopor la dulzura que pruebo en lo que poco a poco recojo, movido de misericordia, noolvidándolo, he reservado para los míseros alguna cosa, que ya he mostrado varias veces asus ojos, haciéndoles con ello más deseosos. Por lo cual, queriendo prepararlos, es miintención hacer un general convivio de cuanto les he mostrado y del pan que es menester atales manjares, sin el cual no podrían comerlos en este convivio: de ese pan adecuado almanjar que es mi intención que les sea suministrado. Y por eso no quiero que nadie se siente en él que tenga sus órganos maldispuestos, tanto los dientes cuanto la lengua y el paladar, ni ningún asentador de vicios,porque su estómago está lleno de humores venenosos y contrarios, de suerte que noresistiría mi manjar. Mas venga todo aquél que por descuido familiar o civil haya quedadocon hambre humana, y siéntese a una mesa con los demás igualmente privados; y póngansea sus pies cuantos lo hayan estado por pereza, pues que no son dignos de asiento máselevado, y aquéllos y éstos tomen mi manjar con el pan, que yo se lo haré gustar y digerir.Los manjares de este convite serán ordenados de catorce maneras, es decir, en catorcecanciones, tanto de amor como de virtudes materiales, los cuales sin este pan tenían sombrade alguna oscuridad, de modo que a muchos les era más manifiesta su belleza que subondad; pero este pan, es decir, la presente exposición, será la luz que haga visible todocolor de su sentido. Y si en la obra presente, que se llama Convivio, y quiero que tal sea, sehabla más virilmente que en la Vida Nueva, no es mi intención, sin embargo, derogar aquéllaen parte alguna, sino antes bien beneficiaría con ésta, mostrando cuán de razón es que seaaquélla férvida y apasionada y ésta templada y viril. Pues conviene decir y hacer en una www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  5. 5. EL CONVIVIO 5 DANTE ALIGHIERIedad de diferente manera que en otra; que ciertas costumbres son idóneas y laudables enuna edad e inconvenientes y reprobables en otra, tal como más abajo, en el cuarto Tratadode este libro, se mostrará por vía de razón. Hablé en aquélla (4) a la entrada de mi juventud, yen ésta ya la juventud pasada. Y como quiera que mi verdadera intención era otra que la quemuestran por fuera las canciones susodichas, en mi intención mostrar aquéllas porexplicación alegórica, después de expuesta la historia literal; de modo que una y otra razóndarán sabor a los que están invitados a esta cena; a todos los cuales ruego que si el conviteno fuese tan espléndido como conviene a su fama, imputen todo defecto, no a mi voluntad,sino a mis facultades; porque mi deseo es que mi liberalidad se cumpla. - II - Al principio de todo banquete bien dispuesto suelen los sirvientes tomar el panpreparado y purgarlo de toda mácula; como yo, en el presente escrito, ocupo el lugar deaquéllos, de dos máculas intento limpiar primeramente esta exposición, que hace las vecesdel pan en mi convite. Es la una, que no parece lícito que nadie hable de sí mismo; la otra esque no parece razonable hablar argumentando demasiado a fondo. De esta forma el cuchillode mi juicio purga lo lícito e irracional. No permiten los retóricos que nadie hable de sí mismo sin necesidad. Y de estose aparta el hombre, porque no se puede hablar de nadie sin que el que habla no alabe ovitupere a aquellos de quienes habla; razones éstas ambas que hablan por sí en boca decada cual. Así, para disipar una duda que surge en este punto, digo que peor está vituperarque alabar, pues que no se han de hacer ni una ni otra cosa. La razón de lo cual es que todacosa vituperable por sí misma es más fea que la que lo es por accidente. Despreciarse a sí propio es vituperable per se, porque el hombre debe contar alamigo su defecto secretamente, y nadie es más amigo del hombre que él mismo; de aquíque en la cámara de sus pensamientos, y no públicamente, debía reprenderse y llorar susdefectos. Con todo, por no poder y no saber conducirse bien, no es vituperado el hombre lasmás de las veces; mas por no querer lo es siempre, porque por nuestro querer y no querer sejuzgan la malicia y la bondad. Y por eso quien a sí mismo se vitupera, demuestra que conocesu defecto y demuestra que no es bueno. Por lo cual se ha de abandonar el hablar de símismo con vituperio. Se ha de huir de alabarse a sí mismo, como mal por accidente, en cuanto no sepuede alabar sin que tal alabanza no sea más bien vituperio: es alabanza en la apariencia delas palabras y vituperio en su entraña. Porque las palabras están hechas para mostrar lo queno se sabe. De aquí que quien a sí mismo se alaba, demuestra que no cree ser tenido por www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  6. 6. EL CONVIVIO 6 DANTE ALIGHIERIbueno, pues que no le ocurre tal sin conciencia maliciada, la cual descubre alabándose a símismo y descubriéndola se vitupera. Y aún más: han de huirse la propia alabanza y el propio vituperio igualmente, porla razón de que presta falso testimonio, porque no hay hombre que sea verdadero y justomedidor de sí mismo: tanto engaña la propia caridad. De donde se deduce que cada cualtiene en su juicio las medidas del falso mercader, que vende con una y compra con otra; ycada cual examina su mal obrar con amplia medida, y con pequeña examina el bien; demodo que el número, la cantidad y el peso del bien le parecen mayores que si fueseapreciado con justa medida, y los del mal más pequeño. Porque hablando de sí mismo conalabanza, o al contrario, o dice falsedad respecto a la cosa de que habla, o dice falsedadrespecto a su opinión; que lo uno y lo otro son falsedad. Así pues, dado que el consentir esconfesar, comete villanía quien alaba o vitupera a alguien en su casa, porque el que así esestimado no puede consentirlo ni negarlo sin caer en culpa de alabarse o menospreciarseSalvo la manera de la debida corrección, que no puede existir sin reproche de la falta que sepropone corregir, y salvo el modo de honrar y glorificar debidamente, el cual no se puedepasar sin hacer mención de las obras virtuosas o de las dignidades virtuosamenteconquistadas. En verdad, volviendo al principal propósito, digo, como se ha indicado más arriba,que en ocasiones necesarias está permitido hablar de sí mismo. Y entre esas ocasionesnecesarias, dos son más manifiestas: es la una cuando, sin hablar de sí mismo, no se puedeuno defender de grande infamia y peligro, y entonces se permite, por la razón de que tomarde dos senderos el menos malo es como tomar uno bueno. Y esta necesidad movió a Boecioa hablar de sí mismo, a fin de que, bajo pretexto de consolación, disculpase la perpetuainfamia de su destierro, demostrando cuán injusto era, ya que no se alzaba otro exculpador.Es la otra cuando, por hablar de sí mismo, se sigue gran utilidad a los demás por vía dedoctrina; y esta razón movió a Agustín a hablar de sí mismo en las Confesiones, pues por elproceso de su vida, que fue de malo en bueno, de bueno en mejor y de mejor en óptimo, dioen ella ejemplo y doctrina, la cual no se podía aprender por testimonio más verdadero. Por lo cual, si una y otra razón me excusan, el pan de mi levadura está purgadode su primera mácula. Muéveme temor de infamia, y muéveme el deseo de enseñar unadoctrina que otro en verdad no puede ofrecer. Temo haber seguido la infamia de tanta pasióncomo creerá haberme dominado quien lea las susodichas canciones; la cual infamia cesacon este hablar yo de mí mismo por entero; el cual demuestra que, no la pasión, sino lavirtud, ha sido la causa por que me moví. Es mi intención también mostrar el verdaderosentido de aquéllas, que nadie puede ver si yo no lo cuento, porque está oculto bajo figura dealegoría; y esto no solamente proporcionará deleite al oído, sino sutil adiestramiento parahablar así y entender los escritos ajenos. www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  7. 7. EL CONVIVIO 7 DANTE ALIGHIERI - III - Es merecedora de grande reprensión aquella cosa que, dispuesta para quitaralgún defecto, a él induce precisamente; como quien fuese enviado a apaciguar una riña, yantes de apaciguarla comenzase otra. Así pues, dado que mi pan está purgado por unaparte, es preciso que lo purgue por otra, para evitar tal reproche; que mi escrito, al cualpuede llamársele casi Comentario, está dispuesto para quitar los defectos de las cancionessusodichas, y tal vez sea un poco duro en algún pasaje. Dureza que es aquí consciente, y nopor ignorancia, sino para evitar un defecto mayor. ¡Pluguiera, ay, al Dispensador del universoque la causa de mi excusa no hubiese existido nunca! Que así nadie me hubiera faltado ni yosufrido pena injustamente; pena, digo, de destierro y pobreza. Pues que plugo a losciudadanos de la muy hermosa y famosísima Florencia, hija de Roma, arrojarme fuera de sudulcísimo seno -en el cual nací y me crié hasta el logro de mi vida, y en el cual, y en buenapaz con aquéllos, deseo de todo corazón reposar el cansado ánimo y acabar el tiempo queme haya sido concedido- por casi todos los lugares a los cuales se extiende esta lengua, heandado mendigando, mostrando contra mi voluntad la llaga de la suerte, que suele serimputada al llagado injustamente muchas veces. En verdad, yo he sido barco sin vela nigobierno, llevado a diferentes puertos, hoces y playas por el viento seco que exhala ladolorosa pobreza y como vil he aparecido a los ojos de muchos, que tal vez por la fama mehabían imaginado de otra forma; en opinión de los cuales, no solamente envilecí mi persona,más disminuyó de precio toda obra mía, bien de las ya hechas, ya de la que estuviese porhacer. La razón por que tal acaece -no sólo en mí, sino en todos- pláceme apuntar aquíbrevemente; primero, porque la estimación sobrepuja a la verdad, y luego porque lapresencia empequeñece la verdad. La buena fama, engendrada principalmente por la buena obra en la mente delamigo, es dada a luz por ésta primeramente; que la mente del enemigo, aunque reciba lasimiente, no concibe. La mente que primero la da a luz, tanto para adornar más su regalocuanto por caridad del amigo que lo recibe, no se atiene a los términos de la verdad, sino quelos exagera. Y cuando los exagera para adornar lo que dice, habla contra conciencia; cuandoes engaño de caridad lo que los exagera, no habla contra ella. La segunda mente que estorecibe, no solamente se conforma con la exageración de la primera, sino que en sureferencia, efecto de aquélla, procura adornarla, y haciéndolo así engañada por su propiacaridad, la exagera aún más de lo que a ella le llega, y con igual concordia y discordia deconciencia que la primera. Esto hacen la tercera receptora y la cuarta, dilatándose hasta elinfinito. Y así, volviendo las causas susodichas en las contrarias, puede verse como la causade la infamia se agranda del mismo modo. Por lo cual dice Virgilio en el cuarto libro de laEneida: «Que la Fama vive de su movimiento, y andando, aumenta. Claramente, pues, www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  8. 8. EL CONVIVIO 8 DANTE ALIGHIERIpuede ver quien quiera que la imagen engendrada tan sólo por la fama, siempre es mayorque la cosa imaginada en su verdadero ser. - IV - Mostrada ya la razón de por qué la fama dilata el bien y el mal más de suverdadera cantidad, resta mostrar en este capítulo las razones que hacen ver por qué lapresencia los restringe por el contrario; y una vez mostradas, vendremos luego al propósitoprincipal, es decir, a la excusa susodicha. Digo, pues, que por tres causas la presencia hacea la persona de menos valor del que tiene. Una de las cuales es la puericia, no digo de edad,sino de ánimo; la segunda es la envidia: y éstas están en el que juzga; la tercera es lahumana impureza, y ésta está en el que es juzgado. La primera puede razonarse brevemente de este modo: la mayor parte de loshombres viven guiados de los sentidos y no conforme a razón, a guisa de párvulos; y estostales no conocen las cosas sino simplemente por fuera; y no ven su bondad, a cual estáordenada a determinado fin, porque tienen cerrados los ojos de la razón, los cuales sí la ven.De aquí que luego ven cuanto pueden y juzgan según lo que han visto. Y como se forma unaopinión de oídas, acerca de la fama de los otros, y la presencia está en desacuerdo con eljuicio imperfecto que, no conforme a razón sino conforme al sentido juzga solamente, casireputan mentira lo que primero han oído, y desprecian a la persona apreciada primero. Deaquí que, según éstos que son como casi todos, la presencia restringe una y otra cualidad.Estos tales, tan pronto están deseosos como hartos; tan pronto alegres como tristes, conbreves deleites y pesares; tan pronto amigos como enemigos: que todo lo hacen comopárvulos, sin uso de razón. La segunda se ve por estas razones: que toda comparación es para los viciososmotivo de envidia, y la envidia motivo de mal juicio, ya que no deja argumentar a la razón enfavor de la cosa envidiada; así que la potencia juzgadora es entonces como el juez que oyesolamente a una de las partes. De aquí que cuando estos tales ven a la persona famosa, alpunto están ya envidiosos, porque ven que les iguala en prendas y dominio, y temen por laexcelencia de aquélla ser menospreciados. Y éstos no solamente juzgan mal en suapasionamiento, pero difamando hacen juzgar mal a los demás. Por lo cual, la presenciadisminuye lo bueno y lo malo de cada uno de los presentes; y digo lo malo, porque muchos,complaciéndose en las malas obras, tienen envidia a los que obran mal. Es la tercera la humana impureza que se descubre por el propio a quien se juzga,y nunca cuando no hay con él trato ni conversación. Para evidenciar tal se ha de saber que elhombre está manchado por muchas partes; y que, como dice Agustín, «nada hay sin www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  9. 9. EL CONVIVIO 9 DANTE ALIGHIERImancha». El hombre está manchado, ya por alguna pasión a la cual no puede a vecesresistir, ya por algún miembro deforme, ya por algún golpe de la fortuna, ya por la infamia desus padres o de algún pariente. Cosas que la fama no lleva consigo, mas sí la presencia, ypor su conversación las descubre: estas máculas arrojan alguna sombra sobre la claridad dela bondad, de suerte que la hacen parecer menos clara y de menos valor. Y por eso es por loque todo profeta es menos honrado en su patria; por eso es por lo que el hombre buenodebe conceder a pocos su presencia, y su familiaridad a menos aún, a fin de que su nombresea reverenciado y no despreciado. Y esta tercera causa tanto puede estar en el mal cuantoen el bien, volviendo tales razones en sus contrarias. De aquí se ve por modo manifiesto quepor la impureza, sin la cual no hay nadie, la presencia disminuye lo malo y lo bueno de cadauno más de lo que la verdad requiere. De aquí pues que como se ha dicho más arriba, yo me he hecho presente a casitodos los itálicos, por lo cual, no sólo a aquéllos hasta quienes había corrido mi fama, mastambién a los demás, tal vez les parezco más vil de lo que soy en verdad, por lo que tal vezmis cosas han parecido más livianas al presentarme yo, es preciso que en la obra presente,con más elevado estilo, dé muestra de cierta gravedad, que autoridad parezca; y baste estaexcusa a la dificultad de mi Comentario. -V- Toda vez que está ya purgado este pan de las máculas accidentales, queda porexcusar en él un elemento, esto es, el que sea vulgar y no latino; que por semejanza sepuede decir de avena y no de trigo. Y de ello lo excusan brevemente tres motivos que memovieron a preferir éste al otro. Procede el uno del temor de desorden inconveniente; el otro,de prontitud de liberalidad; el tercero, del natural amor al habla propia. Y estas causas y susrazones, para satisfacción de lo que se pudiese reprochar por la razón ya notada, es miintención argumentar en esta forma. La cosa que más adorna y encomia las obras humanas, y que las lleva másderechamente a buen fin, es el hábito de aquellas disposiciones que están ordenadas a esefin, del mismo modo que la serenidad de ánimo y fortaleza de cuerpo están ordenadas a fincaballeresco. Y así, quien está dispuesto al servicio ajeno, debe tener aquellas disposicionesordenadas a tal fin, cuales son sujeción, conocimiento y obediencia, sin las cuales nadie estápreparado para servir bien. Porque si no tiene cuantas condiciones se requieren, procedesiempre en su servicio con trabajo y lentitud, y rara vez lo cumple. Y si no es obediente nosirve sino a su antojo y según su voluntad; lo cual es más servicio de amigo que de siervo.Por lo tanto, este Comentario es conveniente para evitar tal desorden, pues que es hacer lasveces de siervo a las canciones infrascritas el estar sujeto a ellas en todos sus órdenes; y www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  10. 10. EL CONVIVIO 10 DANTE ALIGHIERIdebe conocer las necesidades de su señor y serle obediente. Las cuales disposicioneshubiéranle faltado todas si hubiese sido latino y vulgar, ya que las canciones son vulgares. Porque, primeramente, si hubiese sido latino, no era súbdito, sino soberano, tantopor nobleza como por virtud y belleza. Por nobleza, porque el latín es perpetuo eincorruptible, y el vulgar es inestable y corruptible. Por lo cual vemos que las escriturasantiguas de las comedias y tragedias latinas no se pueden trasmutar, lo mismo que tenemoshoy; lo cual no sucede en el vulgar, que se transforma por placentero artificio. De aquí queveamos en las ciudades de Italia, si lo consideramos bien, de cincuenta años a la fecha,cómo se han apagado, nacido y variado muchos vocablos; con que, si el poco tiempo asítransforma, mucho más transforma mayor tiempo. Así que yo digo que si los que se partieronde esta vida hace mil años tornasen a sus ciudades, creeríanlas ocupadas por genteextranjera, dado lo que su lengua se desemeja de la de ellos. De esto se hablará en otraparte más cumplidamente, en un libro que es mi intención hacer, Deo concedente del Hablavulgar. Además, el latín no sería súbdito, sino soberano, por virtud. Toda cosa es pornaturaleza virtuosa en cuanto hace aquello a que está ordenada; y cuanto mejor lo hace,tanto más virtuosa es. Por lo cual decimos hombre virtuoso a aquél que vive en vidacontemplativa o activa, a las cuales está naturalmente ordenado; decimos a un caballovirtuoso, porque corre mucho y fuerte, cosa a la cual está ordenado; decimos virtuosa a unaespada que corta bien las cosas duras, a lo cual está ordenada. Así, el lenguaje que estáordenado para expresar el pensamiento humano es virtuoso cuando tal hace, y aquel que lohace mejor, más virtuoso es. De aquí que, pues el latín expresa muchas cosas concebidasen la mente, que no puede hacer el vulgar -como saben los que poseen uno y otro lenguaje-es más su virtud que la del vulgar. Además, no sería súbdito, sino soberano, por belleza. El hombre dice que es bellatoda cosa cuyas partes se corresponden debidamente, porque de su armonía resultacomplacencia. De aquí que el hombre parezca bello cuando sus miembros se correspondendebidamente; y decimos bello al canto, cuando sus voces, según las reglas del arte, soncorrespondientes entre sí. Con que es más bello aquel discurso en el que se correspondenmás adecuadamente; y se corresponden más adecuadamente en latín que en vulgar, porqueel vulgar obedece al uso y el latín al arte, por lo cual repútasele por más bello, más virtuoso ymás noble. De aquí se concluye el propósito principal, es decir, que el comentario latino nohubiera sido súbdito de las canciones, sino soberano. - VI - www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  11. 11. EL CONVIVIO 11 DANTE ALIGHIERI Demostrado ya cómo el presente Comentario no hubiese sido súbdito de lascanciones vulgares de haber sido latino, queda por demostrar cómo no hubiese sidoconocedor ni obediente de aquéllas; y luego se verá en conclusión cómo para que cesaseninconvenientes desórdenes, fue menester hablar vulgarmente. Digo, pues, que el latín nohubiera sido siervo conocedor de su señor por esta razón: Requiérese el conocimiento del siervo principalmente para conocer dos cosas pormodo perfecto. Es la una el natural del señor, ya que hay señores de tan asnal naturaleza,que mandan lo contrario de lo que quieren; y otros que sin decir nada quieren ser servidos ycomprendidos; y otros que no quieren que el siervo se mueva para hacer sus menesteres, sino se lo mandan. No es mi intención mostrar ahora la razón de estas variaciones -porquemultiplicaría harto la digresión -sino en tanto hablo en general, que estos tales son comobestias a los cuales hace poco provecho la razón. De aquí que si el siervo no conoce elnatural de su señor, es manifiesto que no le puede servir perfectamente. La otra cosa es queconviénele al siervo conocer a los amigos de su señor; que de otro modo no los podríahonrar ni servir y así no serviría perfectamente a su señor, como quiera que son los amigoscomo parte de un todo, porque su todo es un querer y un no querer. Y aún más: el Comentario latino no habría tenido el mismo conocimiento de estascosas que el vulgar. Que el latín no conoce al vulgar y sus amigos, se prueba de esta suerte:el que conoce una cosa en general no la conoce perfectamente; así como quien ve de lejosun animal no lo conoce perfectamente, porque no sabe si es perro, lobo o carnero. El latínconoce al vulgar en general, pero no en particular; que si lo conociese en particular,conocería todos los vulgares, porque no hay razón de que conozca uno más que otro. Y asítodo hombre que tuviese el hábito del latín, tendría el hábito de conocer todos los vulgares.Mas no es así: que un habituado al latín no distingue, si es de Italia, el vulgar alemán, elvulgar itálico o el provenzal. Por donde se manifiesta que el latín no conoce el vulgar. Y aúnmás, no conoce a sus amigos; porque es imposible conocer a los amigos no conociendo alprincipal; de aquí que si el latín no conoce el vulgar, como se ha probado más arriba, le esimposible conocer a sus amigos; y el latín no tiene conversación en lengua alguna con tantoscomo tiene el vulgar de aquella de quien todos son amigos, y, por consiguiente, no puedeconocer a los amigos del vulgar. Y no hay contradicción al decir que el latín conversatambién con algunos amigos del vulgar; porque, sin embargo, no es familiar de todos, y asíno conoce a los amigos perfectamente; porque se requiere conocimiento perfecto y nodefectivo. - VII - www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  12. 12. EL CONVIVIO 12 DANTE ALIGHIERI Probado que el Comentario latino no hubiera sido siervo conocedor, diré cómo nohubiera sido obediente. Obediente es aquel que tiene la buena disposición que se llamaobediencia. La verdadera obediencia ha menester tres cosas, sin las cuales no puede existir:ser dulce, y no amarga; bien mandada por entero, y no espontánea, y con medida, y nodesmesurada. Las cuales tres cosas érale imposible tener al Comentario latino; y por eso eraimposible que fuese obediente. Que al latino le hubiese sido imposible ser obediente, semanifiesta por esta razón: Toda cosa que de orden perverso procede, es laboriosa, y, por consiguiente,amarga, y no dulce; así como dormir por el día y velar por la noche, y andar hacia atrás y nohacia adelante. Mandar el súbdito al soberano procede de orden perverso; que el ordenderecho es que el soberano mande al súbdito: así que es amargo y no dulce. Mas como esimposible obedecer dulcemente al amargo mandato, es imposible que cuando el súbditomanda sea dulce la obediencia del soberano. Por lo tanto, si el latín es soberano del vulgar,como más arriba se ha demostrado con varias razones, y las canciones, que hacen las vecesde comandantes, son vulgares, es imposible que su razón sea dulce. Además, la obediencia es bien mandada por entero, y de ningún modoespontánea, cuando aquello que por obediencia hace no lo hubiera hecho sin mandato, porpropia voluntad, ni en todo ni en parte. Y así, si a mí me fuese mandado llevar puestos dostabardos, y sin que me lo mandaran me pusiera uno, digo que mi obediencia no esenteramente bien mandada, sino espontánea en parte. Tal hubiera sido la del Comentariolatino; y, por consiguiente, no hubiera sido obediencia enteramente bien mandada. Que talhubiera sido, dedúcese de que el latino, sin el mandato de su señor, hubiera explicadomuchas partes de su sentido -y explica quien bien considera los escritos latinos- lo cual haceel vulgar en parte alguna. Hay además obediencia con mesura, y no desmesurada, cuando va al término delmandato, y no más allá; así como la naturaleza particular, obedece a la universal, cuandohácele al hombre treinta y dos dientes, y no más ni menos, y cuando le hace cinco dedos enla mano, y no más ni menos; y el hombre es obediente a la justicia cuando manda alpecador. Y esto tampoco lo hubiera hecho el latino; mas hubiera faltado, no sólo por defectoo sólo por exceso, sino por ambos; y así, su obediencia no hubiese sido mesurada, sinodesmesurada, y, por consiguiente, no hubiera sido obediente. Que no hubiese sido el latinocumplidor del mandato de su señor, y que se hubiera excedido, puede demostrarsebrevemente. Este señor, es decir, estas canciones a las cuales este Comentario estáordenado como siervo, mandan y quieren ser explicadas a todos aquellos a los cuales puedellegar su intelecto para que cuando hablen sean entendidas. Y nadie duda que si mandasencon la voz, no sería éste su mandato. Y el latino no las habría expuesto sino a los letrados;que los demás no las hubieran entendido así. De aquí que, pues son muchos más los noletrados que quieren entender aquéllas que los letrados, se sigue que no tendría eficacia sumandato como el vulgar, entendido de letrados y no letrados. A más de que el latino lashubiera expuesto a gente de otra lengua, como alemanes, ingleses y otros, y aquí hubiérase www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  13. 13. EL CONVIVIO 13 DANTE ALIGHIERIexcedido ya de su mandato. Porque contra su voluntad, hablando ampliamente, seríaargumentado su sentido allí donde no pudieran llegar con su belleza. Mas sepan todos queninguna cosa armonizada por musaico enlace se puede traducir de su habla a otra, sinromper toda su dulzura y armonía. Y ésta es la razón por la cual Homero no se tradujo delgriego al latín, como los demás escritos que de ellos tenemos; y ésta es la razón por la cuallos versos del Salterio no tienen dulzura de música ni de armonía; porque fueron traducidosdel hebreo al griego y del griego al latín, y en la primera traducción vino a menos toda aquelladulzura. Así, pues, conclúyese de aquí lo que se prometió en el principio del capítulo anteriordeste último. - VIII - Una vez demostrado con razones suficientes, cuan convenía porque cesaseninconvenientes desórdenes para esclarecer y demostrar las dichas canciones, comentariovulgar y no latino, es mi intención demostrar cómo también fue pronta liberalidad lo que hizoelegir entre éste y abandonar el otro. Puédese, pues, notar la pronta liberalidad en trescosas, las cuales obedecen al vulgar y no hubieran obedecido al latino. Es la primera, dar amuchos; la segunda es dar cosas útiles; es la tercera, sin ser pedida la dádiva, darla. Porquedar en provecho de uno es un bien; mas dar en provecho de muchos es un bien pronto, encuanto toma semejanza de los beneficios de Dios, que es el bienhechor universal porexcelencia. Y, además, es imposible dar a muchos sin dar a uno, puesto que uno va incluidoentre muchos; mas muy bien se puede dar a uno sin dar a muchos. Por eso quien beneficia amuchos hace uno y otro bien; quien beneficia a uno, hace sólo un bien; de aquí que veamosa los hacedores de las leyes fijar sus ojos principalmente en los bienes comunes al componeraquéllas. Además, dar cosas inútiles al que la recibe es, con todo, un bien, en cuanto el queda muéstrale al menos ser su amigo; pero no es un bien perfecto, y así, no es pronto; comocuando un caballero diese a un médico un escudo, y cuando el médico diese a un caballeroescritos los Aforismos de Hipócrates o los de Galeno; porque dicen los sabios que el rostrode la dádiva debe ser semejante del que la recibe; es decir, que le convenga y le sea útil; poreso se llama liberalidad pronta del que así discierne al dar. Mas dado que los razonamientos morales suelen dar deseo de ver su origen, esmi intención mostrar brevemente en este capítulo cuatro razones, por las cuales,necesariamente, para que haya pronta liberalidad en la dádiva, ha de ser útil para quien lareciba. www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  14. 14. EL CONVIVIO 14 DANTE ALIGHIERI Primeramente, porque la virtud debe ser alegre y no triste en ninguna de susobras. De aquí que si la dádiva no es alegre, ya en el dar, ya en el recibir, no hay en ellavirtud perfecta ni pronta. Esta alegría no puede dar sino utilidad, que queda en el dador condar y va al que la recibe por recibir. El dador, pues, debe proveer de suerte que quede de suparte la utilidad de la honestidad que está sobre toda otra utilidad; y hacer de suerte quevaya al que la recibe la utilidad del uso de la cosa donada; y así uno y otro estarán contentos,y, por consiguiente, habrá más pronta liberalidad. Segundo, porque la virtud debe llevar las cosas cada vez a mejor. Así como seríaobra vituperable hacer un azadón de una hermosa espada o hacer una hermosa alcuza deuna hermosa cítara, del mismo modo es vituperable quitar una cosa de un lugar donde seaútil y llevarla adonde sea menos útil. De aquí que para que sea laudable el mudar las cosas,conviene siempre que sea a mejor, por lo que debe ser sobremanera laudable; y esto nopuede hacerlo la dádiva, si al transmutarse no se hace más cara; ni puede hacerse más cara,si no le es más útil su uso al que la recibe que al que la da. Por lo cual se infiere que ladádiva ha de ser útil para quien la reciba, a fin de que haya en ella pronta liberalidad. Tercero, porque la obra de la virtud por sí misma debe adquirir amigos, dado quenuestra vida necesita de ellos y que es el fin de la virtud que nuestra vida sea alegre. De aquíque, para que la dádiva haga amigo al que la recibe, ha de ser útil, puesto que la utilidadsella la memoria con la imagen de la dádiva; la cual es alimento de la amistad, tanto másfuerte cuanto mejor es; de aquí que suele decir Martín: «No se apartará de mi mente elregalo que me hizo Juan». Por lo cual, para que en la dádiva esté su virtud, que es laliberalidad, y que ésta sea pronta, ha de serle útil a quien la reciba. Últimamente, porque la virtud debe obrar libremente y no por la fuerza. Hay actolibre cuando una persona va con su gusto a cualquier parte, la cual muestra con dirigir lavista hacia ella; hay acto forzado, cuando va a disgusto, lo cual muestra con no mirar adondeva. Así, pues, mira la dádiva hacia esa parte cuando considera la necesidad del que larecibe. Y como no puedo considerarla si no es útil, es menester, para que la virtud procedacon acto libre, que esté libre la dádiva en el lugar adonde va con el que la recibe, y, porconsiguiente, ha de haber en la dádiva utilidad para el que la recibe, a fin de que haya allípronta liberalidad. La tercera cosa en que puede notarse la pronta liberalidad, es en dar sin petición;porque lo pedido es por una parte no virtud, sino mercadería; porque el que recibe compratodo aquello que el dador no vende; por lo cual dice Séneca que nada se compra tan carocomo aquello en que se gastan ruegos. De aquí que para que en la dádiva haya prontaliberalidad, y que se pueda notar en ella, es menester que esté limpia de toda mercadería; yasí, la dádiva no ha de ser pedida. En cuanto a por qué es tan caro lo que se pide, no es miintención hablar de ello aquí, ya que suficientemente se explicará en el último tratado de estelibro. www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  15. 15. EL CONVIVIO 15 DANTE ALIGHIERI - IX - De las tres condiciones susodichas, que han de concurrir a fin de que haya prontaliberalidad en el beneficio, estaba apartado el Comentario latino, y el vulgar está de acuerdocon ellas, como se ve manifiestamente de este modo: el latino no hubiera servido paramuchos; porque si traemos a la memoria lo que más arriba se ha dicho, los letrados extrañosa la lengua itálica no hubieran podido obtener este servicio. Y los de esta lengua, siconsideramos bien quiénes son, encontraremos que de mil, uno hubiera sidorazonablemente servido, porque no lo habrían recibido; tan predispuestos están a la avaricia,que los aparta de toda nobleza de ánimo, la cual desea principalmente este alimento. Y en suvituperio digo que no se deben llamar letrados, porque no adquieren la letra para su uso, sinoen cuanto por ella ganan dineros o dignidades; así como no se debe llamar citarista a quientiene la cítara en casa para prestarla mediante un precio y no para usarla tocando. Volviendo,pues, al motivo principal, digo que puede verse manifiestamente cómo el latín hubierabeneficiado a pocos; más que el vulgar, servirá, en verdad, a muchos. Pues la bondad deánimo que espera este servicio reside en aquellos que por torpe abandono del mundo handejado la literatura a quienes la han convertido de dama en meretriz; y estos nobles sonpríncipes, barones y caballeros, y otra mucha gente noble, no solamente hombres, sinomujeres, que son muchos y muchas en esta lengua, vulgares y no letrados. Además, el latín no hubiera sido el donante de útil dádiva, que será el vulgar;porque no hay cosa alguna útil, sino en cuanto se usa, ni está su bondad en potencia, lo cualno es existir perfectamente, como el oro, la margarita y los demás tesoros que estánenterrados, porque los que están a mano del avaro están en más bajo lugar, que no haytierra allí donde está escondido el tesoro. La verdadera dádiva de este Comentario es elsentido de las canciones a las cuales se hace, porque intenta principalmente inducir a loshombres a la ciencia y a la virtud, como se verá por el proceso de su tratado. No puedentener el hábito de este sentido, sino aquellos en quienes está sembrada la verdadera noblezadel modo que se dirá en el cuarto Tratado; y éstos son casi todos vulgares, como lo son losnobles más arriba nombrados en este capítulo. Y no hay contradicción porque algún letradosea de aquéllos, que, como dice mi maestro Aristóteles en el primer libro de la Ética: «Unagolondrina no hace verano». Es, pues, manifiesto que el vulgar dará cosa útil. Y el latín no lahubiera dado. Aún más: dará el vulgar dádiva no pedida, que no hubiera dado el latín, porque sedará a sí propio por Comentario, que nunca fue pedido por nadie, y esto no puede decirse dellatín, que ha sido ya pedido por Comentario y por glosas a muchos escritos, como en susprincipios puede verse claramente en muchos. Y así manifiesto es que pronta liberalidad meinclinó al vulgar antes que al latín. www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  16. 16. EL CONVIVIO 16 DANTE ALIGHIERI -X- Grande tiene que ser la excusa, cuando en convivio tan noble, por sus manjares ytan honroso por sus convidados, se sirve pan de avena y no de trigo; y tiene que ser unarazón evidente la que le haga apartarse al hombre de aquello que por tanto tiempo hanconservado los demás, como es el comentar en latín. Y así, la razón ha de ser manifiesta,pues es incierto el fin de las cosas nuevas, ya que nunca se ha tenido experiencia de ellas;de aquí que las cosas, usadas y conversadas, son comparadas en el proceso y en el fin. Poreso se movió la razón a ordenar que el hombre tuviese diligente cuidado al entrar en elnuevo camino, diciendo: «Que al estatuir las cosas nuevas, debe ser una razón evidente laque haga apartarse de lo que se ha usado por mucho tiempo». No se maraville nadie, pues,si es larga la digresión de mi excusa; antes bien, aguante como necesaria su extensiónpacientemente. Prosiguiendo lo cual digo que -pues que está manifiesto cómo para quecesasen inconvenientes desórdenes, y por prontitud de liberalidad me incliné al Comentariovulgar y dejé el latino- quiere el orden de la excusa completa que demuestre yo cómo memovió a ello el natural amor del habla propia; que es la tercera y última razón que a ello memovió. Digo que el natural amor mueve principalmente al amador a tres cosas: es la una,magnificar al amado; la otra, ser celoso de él; la tercera, defenderlo, como puede verse quecontinuamente sucede. Y estas tres cosas me hicieron adoptarlo, es decir, a nuestro vulgar,al cual natural y accidentalmente amo y he amado. Movióme a ello primeramente el magnificarlo. Y que con ello lo magnífico puedeverse por esta razón: dado que por muchas condiciones de grandeza se pueden magnificarlas cosas, es decir, hacerlas grandes, nada engrandece tanto como la grandeza de la propiabondad, la cual es madre y conservadora de las demás grandezas. De aquí que ningunamayor grandeza puede tener el hombre que la de la obra virtuosa, que es su propia bondad,por la cual las grandezas de las verdaderas dignidades y de los verdaderos honores, delverdadero poderío, de las verdaderas riquezas, de los verdaderos amigos, de la fama clara yverdadera, son adquiridas y conservadas. Y yo doy esta grandeza a este amigo, en cuanto labondad que tenía en potencia y oculta yo la reduzco en acto, y mostrándose en su obrapropia, que es manifestar el sentido concebido. Moviéronme a ello, en segundo lugar, los celos. Los celos del amigo hacen alhombre solícito y providente. De aquí que, pensando que por el deseo de entender estascanciones, algún iletrado tal vez hiciera traducir el Comentario latino al vulgar, y temiendoque el vulgar fuese empleado por alguien que le hiciera parecer feo, como hizo el que tradujoel latín de la Etica, me decidí a emplearlo yo, fiándome de mí más que de otro cualquiera. www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  17. 17. EL CONVIVIO 17 DANTE ALIGHIERI Movióme a ello, además, el defenderlo de muchos acusadores, los cualesmenosprécianle a él y encomian los otros, principalmente al de lengua de Oc, diciendo quees más bello y mejor aquél que éste, apartándose con ello de la verdad. Que por esteComentario se verá la gran bondad del vulgar de Sí, pues que -como se expresan con él casicomo con el latín conveniente, adecuada y suficientemente altísimos y novísimos conceptos-su virtud no se puede manifestar bien en las cosas rimadas, por los adornos accidentalesque en ellas están permitidos, es decir, la rima, el ritmo y el número regulado, del mismomodo que la belleza de una dama, cuando los adornos del tocado y de los vestidos hacenque se la admire más que a ella misma. De aquí que quien quiera juzgar bien a una dama lamire sólo cuando su natural belleza está sin compañía de ningún adorno accidental; asícomo estará este Comentario, en el cual se verá la ligereza de sus sílabas, la propiedad desus condiciones y las suaves oraciones que de él se hacen; las cuales, quien bien considere,verá estar llenas de dulcísima y amabilísima belleza. Mas ya que es sobremanera virtuosomostrar en la intención el defecto y la malicia del acusador, diré, para confusión de los queacusan al habla itálica, qué es lo que a hacer tal les mueve; y de ello haré ahora capítuloespecial, por que más se denote su infamia. - XI - Para perpetua infamia y demérito de los hombres malvados de Italia, que encomiael vulgar ajeno y el propio desprecian, digo que su actitud proviene de cinco abominablescausas. La primera es ceguedad de discreción; la segunda, excusa maliciosa; la tercera,ansia de vanagloria; la cuarta, argumento de envidia; la quinta y última, vileza de ánimo, esdecir, pusilanimidad. Y cada una de estas maldades tiene tan gran secuela, que pocos sonlos que están libres de ellas. De la primera se puede argumentar así: de igual manera que la parte sensitiva delalma tiene sus ojos, con los cuales aprende la diferencia de las cosas, en cuanto están porfuera coloreadas, así la parte racional tiene su vista, con la cual aprende la diferencia de lascosas, en cuanto están ordenadas a un fin; y ésta es la discreción. Y así como el que estáciego de los ojos sensibles anda siempre discerniendo el mal y el bien según los demás, asíel que está ciego de la luz de la discreción anda siempre en su juicio según la opinión,derecho o torcido. De aquí que si el que guía es ciego, como ahora, es fatal que tanto élcomo el ciego que en él se apoya vayan a mal fin. Por eso está escrito que «el ciego serviráde guía al ciego, y ambos caerán en la fosa». Esta opinión ha estado mucho tiempo contranuestro vulgar, por las razones que más abajo se dirán. Según ello, los ciegos arribamencionados, que son casi infinitos, con la mano en el hombro de estos falsarios, han caídoen la fosa de la falsa opinión, de la cual no saben salir. Del hábito de esta luz discrecionalcarecen principalmente las gentes del pueblo, porque, ocupadas desde el principio de su vida www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  18. 18. EL CONVIVIO 18 DANTE ALIGHIERIen algún oficio, a él enderezan su ánimo, por la fuerza de la necesidad, de tal suerte que noentienden de otra cosa. Y como el hábito de la virtud, tanto moral como intelectual, no sepuede tener súbitamente, sino que conviene que por el uso se adquiera, y ellos ponen sucostumbre en algún arte y no se curan de discernir las demás cosas, les es imposible tenerdiscreción. Porque acaece que muchas veces gritan: «Viva su muerte y muera su vida», sólocon que uno a decir tal comience. Y es este peligrosísimo defecto en su ceguedad. Por locual Boecio considera vana la gloria popular, porque lo ve sin discreción. Éstos habían dellamarse borregos, y no hombres; porque si una oveja se arrojase de una altura de mil pasos,todas las demás iríanse tras ella; y si una oveja, por cualquier causa, salta al atravesar uncamino, saltan todas las demás, aun no viendo nada que saltar, y yo vi tiempo ha tirarsemuchas a un pozo, porque una saltó dentro de él, tal vez creyendo saltar una pared, noobstante el pastor, llorando y gritando, poníase delante con brazos y pecho. La segunda conjura contra nuestro vulgar se hace por una excusa maliciosa. Sonmuchos los que quieren mejor ser tenidos por maestros que serlo; y para evitar lo contrario,es decir, el no ser tenidos, echan siempre la culpa a la materia del arte preparado o alinstrumento; así como el mal herrero maldice del hierro que se le ofrece, el mal citaristamaldice la cítara, creyendo echar la culpa del mal cuchillo o del tocar mal, al hierro y a lacítara y quitársela a él. Así son algunos, y no pocos, que quieren que los hombres les tenganpor escritores; y por excusarse del no escribir o del escribir mal, acusan y culpan a lamateria, es decir, al vulgar propio, y encomian el ajeno, el fabricar el cual no es su cometido.Y quien quiera ver cómo se ha de culpar al hierro, mire qué obras hacen los buenos artíficesy conocerá la malicia de éstos que, maldiciendo, de él, creen excusarse. Contra estos talesexclama Tulio al principio de un libro suyo que se llama libro Del fin de los bienes, porque ensu tiempo maldecían del latín romano y encomiaban la gramática griega, por parecidascausas a las que, según éstos, hacen vil el lenguaje itálico y precioso el de Provenza. La tercera conjura contra nuestro vulgar se hace por deseo de vanagloria. Sonmuchos los que por exponer cosas escritas en lengua ajena y encomiarla, creen ser másadmirados que sacándolas de la suya. Y sin duda que merece alabanza el aprender bien unalengua extraña; pero es vituperable el encomiarla más de lo justo por vanagloriarse de taladquisición. La cuarta se hace por un argumento de envidia. Como se ha dicho más arriba,siempre hay envidia donde hay alguna paridad. Entre los hombres de una misma lengua hayla paridad del vulgar; y porque el uno no sabe usarlo como el otro, nace la envidia. Elenvidioso argumenta luego, no censurando al que escribe por no saber escribir, masvituperando aquello que es materia de su obra, para quitar -despreciando la obra por aquellado- al que la escribe honra y fama, como el que condenase el hierro de una espada, no porcondenar el hierro, sino toda la obra del maestro. La quinta y última conjura procede de vileza de ánimo. El magnánimo siempre semagnifica en su corazón; y así el pusilánime, por el contrario, siempre se tiene en menos de www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  19. 19. EL CONVIVIO 19 DANTE ALIGHIERIlo que es. Y, como magnificar y empequeñecer siempre hacen referencia a alguna cosa, porcomparación con la cual el magnánimo se engrandece y el pusilánime se empequeñece,sucede que el magnánimo siempre hace a los demás más pequeños de lo que son y elpusilánime siempre mayores. Y como con la medida que el hombre se mide a sí mismo midesus cosas, que son como parte de sí mismo, sucede que al magnánimo sus cosas le parecensiempre mejores de lo que son y las ajenas menos buenas; el pusilánime cree que sus cosasvalen poco y las ajenas mucho. De aquí que, muchos por esta cobardía desprecian su vulgarpropio y aprecian el otro; y todos estos tales son los abominables malvados de Italia, quetienen por vil a este precioso vulgar, el cual, si en algo es vil, no sino en cuanto suena en laboca meretriz de estos adúlteros, conducidos por los cuales van los ciegos de quienes hicemención en la primera causa. - XII - Si manifiestamente por las ventanas de una casa saliesen llamas de fuego yalguien preguntase si allí dentro había fuego, y otro le respondiese que sí, no sabría discernircuál de los dos merecía mayor desprecio. Y no de otro modo sería la pregunta y la respuestade quien me preguntase si le tengo amor al habla propia, y yo le respondiera que sí, segúnlas razones arriba propuestas. Mas con todo hay que mostrar que le tengo, no sólo amor,sino amor perfectísimo, y para condenar aún más a sus adversarios. Lo cual, mostrando aquien lo entienda, diré cómo de aquélla me hice amigo y cómo se confirmó la amistad. Digo que -como puede verse que escribe Tulio en el tratado de la Amistad, deacuerdo con la opinión del filósofo, expuesta en el octavo y en el noveno de la Etica- laproximidad y la bondad son causas generadoras de amor; el beneficio, el deseo y lacostumbre son causas acrescitivas de amor, y todas estas causas han contribuido aengendrar y confortar el amor que tengo a mi vulgar, como lo demostraré brevemente. Tanto más próxima está la cosa cuanto de todas las cosas de su género está másunida a otra; por lo cual, de todos los hombres el hijo es el más próximo al padre, y de todaslas artes, la medicina en la más próxima al médico, y la música al músico, porque están másunidas a ellos que las demás; de todas las tierras es más próxima aquella en donde está elhombre mismo, porque está más unida a él. Y así el vulgar propio está más próximo encuanto está más unido, pues que sólo él está en la memoria antes que ningún otro; y que noestá solamente unido per se, sino por accidente, en cuanto está unido con las personas máspróximas, tal como los parientes y conciudadanos, y con la propia gente. Y éste es el vulgarpropio, el cual no sólo está próximo, sino sobremanera próximo a todos. Por lo cual, si laproximidad es simiente de amistad, como se ha dicho arriba, está manifiesto que ha sido unade las causas del amor que yo tengo por mi habla, que está más próxima a mí que las www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  20. 20. EL CONVIVIO 20 DANTE ALIGHIERIdemás. La susodicha causa, es decir, la de estar más unido aquello que está antes que nadaen la memoria, originó la costumbre de la gente, que hace que sólo hereden losprimogénitos, como más cercanos, y como más cercanos más amados. Además, la bondad me hizo amigo de ella, y así debe saberse que toda bondadpropia de alguna cosa es de desear en ella; tal como en la virilidad al estar bien barbado y enla feminidad estar bien limpia la barba en toda la cara; tal como en el podenco el buen olfatoy en el galgo la ligereza. Y cuanto más propia es más digna de ser amada; por lo cual, dadoque toda virtud es en el hombre digna de ser amada, lo es más la más humana; y tal es lajusticia, la cual está solamente en la parte racional o intelectual, es decir, en la voluntad. Esésta tan digna de ser amada que, como dice el filósofo en el quinto de la Etica, sus enemigosla aman, como lo son ladrones y robadores; y por eso vemos que su contraria, es decir, lainjusticia, es manifiestamente odiada: tales la traición, la ingratitud, la falsedad, el hurto, larapiña, el engaño y sus similares. Los cuales son pecados tan inhumanos, que, paraexcusarse de su infamia, permítesele al hombre, por antigua usanza, que hable de sí mismo,como se ha dicho más arriba, y pueda decir que es fiel y lea. De esta virtud hablaré másadelante plenamente en el decimocuarto tratado; y dejando esto, vuelvo a mi propósito. Está,pues, probada la bondad de la cosa que más se encomia y ama en ella, y es de ver tal cuales. Y nosotros vemos que en toda cosa de lenguaje lo más amado y encomiado es elmanifestar bien el concepto; con que está es su primera bondad. Y dado que la hay ennuestro vulgar, como se ha manifestado más arriba en otro capítulo, manifiesto está que hasido una de las causas del amor que le tengo; pues que, como se ha dicho, la bondad escausa generadora de amor. - XIII - Dicho cómo en el habla propia están las dos cosas por las cuales me hice suamigo, es decir, proximidad a mí y bondad propia, diré cómo por beneficio y concordia dedeseo y por benevolencia de antigua costumbre, la amistad se ha confirmado y hechogrande. Digo primero que yo he recibido de ella grandísimos beneficios. Y por eso debesaberse que entre todos los beneficios es mayor aquel que es más precioso a quien lorecibe; y no hay cosa ninguna tan preciosa como aquella por la cual todas las demás sequieren; y todas las demás cosas se quieren por la perfección del que quiere. Por lo cual,dado que el hombre tiene dos perfecciones, una primera y una segunda -la primera le haceser, la segunda le hace ser bueno-, si el habla propia hame sido causa de una y otra, herecibido de ella grandísimo beneficio. Y en cuanto a que lo haya sido de mi ser, si por mí noexistiese, puede demostrarse brevemente. www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  21. 21. EL CONVIVIO 21 DANTE ALIGHIERI ¿No hay en toda cosa varias causas eficientes, aunque unas lo sean más que lasotras, y de aquí que el fuego y el martillo sean causas eficientes del cuchillo, aunqueprincipalmente lo sea el herrero? Este vulgar mío fue copartícipe con mis genitores, que en élhablaban, así como el fuego es el que prepara el hierro al herrero, que hace el cuchillo; por locual manifiesto está que ha concurrido a mi generación, y ha sido así causa en cierto modode mi existencia. Además, este vulgar mío fue mi introductor en el camino de la ciencia, quees la última perfección en cuanto con él entré en el latín y con él me fue enseñado; el cuallatín me fue luego camino para andar más adelante; y así está claro y por mí reconocido, queha sido para mí un grandísimo bienhechor. También ha sido mi compañero de deseo, y esto lo puedo demostrar así. Todacosa desea naturalmente su conservación; de aquí que si el vulgar pudiese por sí desear, ladesearía, y desearla sería el conseguir más estabilidad; y más estabilidad no podría tenersino ligándose con número y rimas. Y tal ha sido mi deseo, lo cual es tan manifiesto, que noha menester testimonio. Por lo cual un mismo deseo ha sido el suyo y el mío; y por estaconcordia la amistad se ha confirmado y acrecido. También hemos tenido la benevolencia de la costumbre; que desde el principio demi vida he tenido con él benevolencia y conversación, y lo he usado deliberando,interpretando y disputando. Por lo cual, si la amistad se acrece por la costumbre, comosensiblemente se demuestra, está manifiesto que en mí se ha acrecido sobremanera, ya quecon el vulgar he empleado todo mi tiempo. Y así se ve que a tal amistad han concurridotodas las causas engendradoras y acrecedoras de amistad; de donde se infiere que nosolamente amor, sino amor perfectísimo, es lo que yo debo tener y tengo. Así, volviendo los ojos atrás y recogiendo las razones antedichas, puedese vercómo el pan con que se deben comer los infrascritos manjares de las canciones estásuficientemente purgado de máculas y del ser de avena; por lo cual, tiempo es ya de tratarde suministrar los manjares. Será el pan orzado, del cual se saciarán miles, y a mí mesobrarán las espuertas llenas. Será luz nueva, nuevo sol que surgirá donde el usual seponga, y dará luz a aquellos que están en tinieblas y oscuridad, porque el sol usual no lesalumbra. Tratado segundo Canción primera Los que entendiendo movéis el tercer cielo, oíd el lenguaje de mi corazón, www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  22. 22. EL CONVIVIO 22 DANTE ALIGHIERI que yo no se expresar, tan nuevo me parece. El cielo que creó vuestra valía, vos las que sois gentiles criaturas, me trajo a aqueste estado en que me encuentro: de aquí, pues, que el hablar de la vida que llevo, parezca dirigirse dignamente a vos; por ello os ruego que me lo entendáis. Os diré la novedad del corazón, de cómo llora en él el alma triste y cómo habla un espíritu contra ella, que los rayos le traen de vuestra estrella. Solía ser vida del corazón doliente un suave pensamiento que se iba muchas veces a los pies de Vuestro Señor. Donde una dama, veía estar en gloria, de quien hablábame tan dulcemente, que mi alma decía: «Yo allí ir quiero». Ahora aparece quien a huir le obliga y se adueña de mí con fuerza tal, que el temblor de mi corazón se muestra fuera. Éste me hace mirar a una dama, y dice: «Quien ver quiere la salud, haga por ver los ojos de esta dama», si es que no teme angustias de suspiros. Halla un contrario tal que lo destruye el pensamiento humilde que hablarme suele de un ángela en el cielo coronada. El alma llora, tanto aún le duele, y dice: «¡Triste de mí, y cuán me huye el compasivo que me ha consolado!» De mis ojos dice esta afanosa. ¡Mal hora fue en la que los vio tal dama! ¿Por qué no me creían a mí de ella? Decía yo: «Sin duda en los sus ojos debe estar el que mata a mis iguales, www.gftaognosticaespiritual.orgGRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  23. 23. EL CONVIVIO 23 DANTE ALIGHIERI y no me valió darme entera cuenta que no mirasen tal, pues que fui muerta». «No fuiste muerta, pero estás perdida, alma nuestra que tanto te lamentas», dice un gentil espíritu de amor; porque esa hermosa dama que tú sientes, tu propia vida ha trastrocado tanto, que tienes miedo de ella, tan cobarde te has vuelto. Mírala cuán piadosa y cuán humilde, cuán es sabia y cortés en su grandeza: piensa, por tanto, en llamarla dama; pues que, si no te engañas, has de ver de tan altos milagros el adorno, que dirás: «Amor, señor verdadero, he aquí tu esclava, haz cuanto te plazca». Canción creo yo que serán pocos los que entender bien sepan tu lenguaje, tan obscura y trabajosamente lo dices; de aquí que si por caso te acaeciera que te hallases delante de personas que no creas que la hayan entendido, ruégote entonces que te consueles diciéndoles dilecta canción mía: Considerad siquier cuán soy hermosa. -I- Ya que, hablando a manera de proemio, me ministro, mi pan está suficientementepreparado en el Tratado precedente, el tiempo pide y clama por que mi nave salga de puerto.Por lo cual, dirigido el timón de la razón al rumbo de mi deseo, lánzome al piélago con laesperanza de hallar camino suave y laudable puerto de salvación al fin de mi cena. Pero, afin de que sea más provechoso mi alimento, antes de que llegue el primer manjar, quieromostrar cómo se debe comer. www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  24. 24. EL CONVIVIO 24 DANTE ALIGHIERI Digo que, tal como en el primer capítulo se ha referido, ha de ser esta exposiciónliteral y alegórica. Y para dar a entender tal, es menester saber que los escritos puédenseentender y se deben exponer principalmente en cuatro sentidos. Llámase el uno literal, y eséste aquél que no va más allá de la letra propia de la narración adecuada a la cosa de que setrata; de lo que es ciertamente ejemplo apropiado la tercera canción, que trata de la nobleza.Llámase el otro alegórico, y éste es aquel que se esconde bajo el manto de estas fábulas, yes una verdad escondida bajo bella mentira. Como cuando dice Ovidio que Orfeo con lacítara amansaba las fieras y conmovía árboles y piedras; lo cual quiere decir que el hombresabio, con el instrumento de su voz, amansa y humilla los corazones crueles y conmueve asu voluntad a los que no tienen vida de ciencia y de arte; y los que no tienen vida racional,son casi como piedras. Y en el penúltimo Tratado se mostrará por qué los sabios hallaroneste escondite. Los teólogos toman en verdad este sentido de otro modo que los poetas; mascomo quiera que mi intención es seguir aquí la manera de los poetas, tomaré el sentidoalegórico según es usado por los poetas. El tercer sentido se llama moral; y éste es el que los lectores deben intentardescubrir en los escritos, para utilidad suya y de sus descendientes; como puede observarseen el Evangelio, cuando Cristo, subiendo al monte para transfigurarse, de los doce apóstolesllevóse tres consigo; en lo cual puede entenderse moralmente que en las cosas muy secretasdebemos tener poca compañía. Llámase el cuarto sentido anagógico, es decir, superior al sentido, y es éstecuando espiritualmente se expone un escrito, el cual, más que en el sentido literal por lascosas significadas, significa cosas sublimes de la gloria eterna; como puede verse en aquelcanto del Profeta que dice que con la salida de Egipto del pueblo de Israel hízose la Judeasanta y libre. Pues aunque sea verdad cuanto según en la letra se manifiesta, no lo es menoslo que espiritualmente se entiende; esto es, que al salir el alma del pecado, se hace santa ylibre en su potestad. Y al demostrar esto, siempre debe ir delante lo literal, como aquél en cuyo sentidoestán incluidos los demás, y sin el cual sería imposible e irracional entender los demás yprincipalmente el alegórico. Es imposible, porque en toda cosa que tiene interior y exterior esimposible llegar adentro si antes afuera no se llega. Por lo cual, comoquiera que en losescritos el sentido literal es siempre lo de fuera, es imposible llegar a los demás sin antes ir alliteral. Además, es imposible, porque en todas las cosas naturales y artificiales es imposibleproceder a la forma sin estar antes dispuesto el sujeto sobre el cual la forma ha deconstituirse. Como es imposible que aparezca la forma del oro, si la materia, es decir susujeto, no está primero digesta y preparada; ni que aparezca la forma del arca, si la materia,es decir, la madera, no está primero dispuesta y preparada. Por lo cual, dado que el sentidoliteral es siempre sujeto y materia de los demás, principalmente del alegórico, es imposiblelograr venir primero a conocimiento de los demás que al suyo. Además es imposible, porqueen todas las cosas naturales y artificiales es imposible proceder, si primero no se ha hecho elfundamento, como en la casa y en el estudio. Por lo cual, dado que el demostrar es www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  25. 25. EL CONVIVIO 25 DANTE ALIGHIERIedificación de ciencia y la demostración literal fundamento de las demás, principalmente dela alegórica, es imposible llegar a las demás antes que a aquélla. Además, puesto que fuese posible, seria irracional, es decir, fuera de todo orden,y, por lo tanto, se procedería con mucho trabajo y mucho error. De aquí que, como dice elfilósofo en el primero de la Física, la naturaleza quiere que en nuestro conocimiento seproceda ordenadamente, esto es, procediendo de lo que conocemos mejor a lo que noconocemos tan bien. Digo que quiere la naturaleza, en cuanto esta vía de conocimiento esnaturalmente innata en nosotros. Y, por tanto, si los demás sentidos se entienden menos queel literal -como, en efecto, se ve manifiestamente- sería irracional proceder a demostrarlos, siantes no estuviese demostrado el literal. Por estas razones, pues, sobre cada canciónargumentaré primero el sentido literal y después argumentaré su alegoría, esto es, laescondida verdad; y a veces tocaré incidentalmente a los demás sentidos, según lasconveniencias de lugar y de tiempo. - II - Comenzando, pues, digo que ya la estrella de Venus por dos veces había giradoen ese su círculo que la hace mostrarse vespertina y matutina, según los dos diversostiempos, después del tránsito de aquella bienaventurada Beatriz que vive en el cielo con losángeles y en la tierra con mi alma, cuando aquella dama gentil, de quien hice mención al finde la Vida Nueva, aparecióse a mis ojos por vez primera, acompañada de Amor, y tomópuesto en mi mente. Y, como dicho está por mí en el librito alegado, acaeció que, más por sugentileza que por elección mía, consentí en ser suyo; porque compadecida con tantamisericordia de mi vida viuda se mostraba, que los espíritus de mis ojos hiciéronse grandesamigos suyos. Y una vez amigos, tal hicieron dentro de mí, que mi beneplácito mostrósecontento con desposarse con aquella imagen. Mas, como amor no nace súbitamente ni sehace grande y perfecto, sino que necesita algún tiempo y alimento de pensamientos,principalmente allí donde hay pensamientos contrarios que lo impiden, fue menester, antesque este nuevo amor fuese perfecto, mucha batalla entre el pensamiento que le alimentaba yaquel que le era contrario, el cual tenía aún la fortaleza de mi mente por la gloriosa Beatriz.Porque el uno recibía socorro continuamente por la parte de delante, y el otro por detrás, porparte de la memoria. Y el socorro de delante aumentaba todos los días -lo que no podía elotro- de tal suerte, que impedía volver el rostro atrás. Por lo que me pareció tan admirable yasimismo tan duro de sufrir, que resistirle no pude; y casi gritando -por disculparme de lanovedad, en la cual parecíame hallarme falto de fortaleza- dirigí la voz hacia aquella parte dedonde procedía la victoria del nuevo pensamiento, que era victoriosísimo, como virtudcelestial, y comencé a decir: www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  26. 26. EL CONVIVIO 26 DANTE ALIGHIERI Los que entendiendo movéis el tercer cielo. Para bien emprender la comprensión de tal canción es menester conocer primerosus partes, y así será fácil su comprensión a la vista. A fin de que no sea menester repetirestas palabras en la exposición de las demás, digo que es mi intención guardar el orden quese adoptará en este Tratado para todos. Así, pues, digo que la canción propuesta contiene tres partes principales. Laprimera es el primer verso(5) de ella, en la que se induce a oír lo que decir intento a ciertasinteligencias, o, siguiendo el modo más usado, digamos ángeles, los cuales están en larevolución del cielo de Venus, como motores de él. Son la segunda los tres versos quesiguen tras el primero, en la cual se manifiesta lo que dentro se sentía espiritualmente entrediversos pensamientos. La tercera es el quinto y último verso, en la cual suele el hombrehablar a la obra misma, como para confortarla. Y todas estas tres partes se han de demostrarpor orden, como se ha dicho más arriba. - III - Para ver más latinamente el sentido literal, que es el ahora propuesto, de laprimera parte arriba dividida, ha de saberse quiénes y cuántos son los llamados a oírme, ycuál es el tercer cielo que digo que ellos mueven. Y primero hablaré del cielo; luego hablaréde aquellos a quienes hablo. Y aunque de estas cosas a la verdad poco puede saberse, enaquello que ve la humana razón se deleita más que con lo mucho y lo cierto de las cosas delas cuales se juzga conforme al sentido, según la opinión del filósofo, en De los animales. Digo, pues, que del número y situación de los cielos se ha opinado por muchosdiversamente, aunque la verdad se encuentre por último. Aristóteles creyó, siguiendoúnicamente la antigua rudeza de los astrólogos, que había también ocho cielos, el último delos cuales, y que todo contenía, era aquel donde están fijas las estrellas, es decir, la octavaesfera; y que más allá de él no había otro alguno. También creyó que el cielo del sol estabainmediato al cielo de la luna, es decir, el segundo respecto a nosotros, y puede ver quienquiera esta errónea opinión en el segundo libro de Cielo y Mundo, que está en el segundo delos libros naturales. A la verdad, se excusa de ello en el duodécimo de la Metafísica, dondedemuestra haber seguido incluso la opinión ajena allí donde le ha sido menester hablar deAstrología. Tolomeo luego, advirtiendo que la octava esfera se movía con variosmovimientos, al ver apartarse su círculo del círculo derecho que se mueve de Oriente aOccidente, obligado por los principios de la Filosofía, que necesariamente pide un primer www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  27. 27. EL CONVIVIO 27 DANTE ALIGHIERImóvil simplicísimo, supuso que había otro cielo a más del estrellado, el cual hacía aquellarevolución de Oriente a Occidente. La cual digo que se cumple casi en veinticuatro horas, esdecir, en veintitrés horas y catorce partes de las quince de otra, señalando burdamente. Asíque, según él y según lo que se tiene en Astrología y en Filosofía -pues que fueron vistostales movimientos-, nueve son los cielos movibles; la situación de los cuales es manifiesta ydeterminada, según lo que por arte perspectiva, aritmética y geométrica se ha visto sensibley racionalmente, y por otras experiencias sensibles; como en el eclipse del sol se demuestrasensiblemente que la luna está bajo el sol; y como por testimonio de Aristóteles, que vio conlos ojos -según lo que dice en el segundo de Cielo y Mundo- a la luna, estando media entrarpor bajo de Marte, por la parte oscura, y estar Marte tan celado, que reapareció por la partede luz de la luna que estaba hacia Occidente. - IV - Y éste es el orden de la situación; el primero de los enumerados es aquel dondeestá la luna; el segundo es aquel donde está Mercurio; el tercero es aquel donde está Venus;el cuarto es aquel donde está el sol; el quinto es aquel donde está Marte; el sexto es aqueldonde está Júpiter; el séptimo, aquel donde está Saturno; el octavo es el de las estrellasfijas; el noveno es aquel que no es sensible sino por el movimiento que arriba se ha dicho, alcual muchos llaman cielo cristalino, esto es, diáfano o transparente. En verdad, a más detodos éstos, los católicos ponen al cielo empíreo, que quiere decir tanto como cielo de llamao luminoso; y suponen que es inmóvil por tener en sí en cuanto a cada parte lo que sumateria quiere. Y éste es causa del velocísimo movimiento del primero movible; pues por elferventísimo deseo que cada una de las partes del noveno cielo, inmediato a aquél, tiene deestar unida con cada una de las partes del divinísimo y quieto décimo cielo, se dirige a él contanto deseo, que su velocidad es casi incomprensible. Y quieto y pacífico es el lugar deaquella suma deidad, que es única en verse por completo. Es éste el lugar de los espíritusbienaventurados, según lo quiere la Santa Iglesia, que no puede decir mentira; y aún másAristóteles parece opinar así, a quien bien lo entienda, en el primero de Cielo y Mundo. Éstees el soberano edificio del mundo, en el cual todo el mundo se incluye y fuera del cual nadaexiste; y no está en lugar alguno, sino que sólo fue formado en la primera Mente, a la cualllaman los griegos Protonoe. Esto es aquella magnificencia de que habló el salmista, cuandodice a Dios: «Levantóse tu magnificencia sobre los cielos». Y así, recogiendo cuanto se hadicho, parece ser que hay diez cielos, de los cuales el de Venus es el tercero; del cual sehace mención en aquella parte que es mi intención explicar. Y ha de saberse que cada cielo debajo del cristalino tiene dos firmes polos encuanto a sí propio; y el noveno los tiene firmes, fijos e inmutables en todos los respectos; ycada cual, así el noveno como los demás, tiene un círculo, que se puede llamar ecuador de www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  28. 28. EL CONVIVIO 28 DANTE ALIGHIERIsu propio cielo; el cual, en cualquier parte de su revolución, está igualmente remoto del uno ydel otro polo, como puede ver sensiblemente quien dé vueltas a una manzana o a otra cosaredonda. Y este círculo, tiene más rapidez en su movimiento que cualquier otra parte de sucielo en cada cielo, como puede ver quien bien considere. Y cada parte, cuanto más cercaestá de él, tanto más rápidamente se mueve; cuanto más remota está y más cerca del polo,más tarde es; porque su revolución es menor, y necesariamente ha de ser al mismo tiempoque la mayor. Digo, además, que cuanto más cercano está el cielo al círculo del ecuador,tanto más noble es en comparación con sus polos; porque tiene más movimiento, másactualidad, más vida y más forma, y le toca más de aquello que está sobre él, y, porconsiguiente, es más virtuoso. De aquí que las estrellas del cielo estrellado están más llenasde virtud entre sí cuanto más cerca están de este círculo. Y sobre este círculo en el cielo de Venus, del cual se trata al presente, hay unaesferilla que por sí misma gira en ese cielo; el cielo de la cual llaman los astrólogos epiciclo.Y así como la gran esfera gira con dos polos, así también gira esta pequeña; y así es másnoble cuanto más cerca está de aquél; y sobre el arco o cúmulo de este círculo está fija lareluciente estrella de Venus. Y aunque se ha dicho que hay diez cielos, según la estrictaverdad, este número no los comprende todos; que éste de que se ha hecho mención, esdecir, el epiciclo, en el cual está fija la estrella, es un cielo per se o esfera; y no tiene unamisma esencia con el que lo sustenta, aunque sea más connatural con él que con los demás,y con eso llámasele un cielo y denomínanse el uno y el otro por la estrella. No es cosa detratar al presente cómo son los demás cielos y las demás estrellas; basta lo que se ha dichode la verdad del tercer cielo, del cual entiendo al presente y del cual cumplidamente se haexplicado lo que al presente es menester. -V- Una vez mostrado en el capítulo precedente cuál es este tercer cielo y cómo estádispuesto en sí mismo, queda por demostrar quiénes son los que le mueven. Debe, pues,saberse primeramente que los motores de aquél son sustancias privadas de materia, esdecir, inteligencias, a las cuales la gente vulgar llama ángeles. Y de estas criaturas, así comode los cielos, han opinado muchos diversamente, aunque la verdad se haya encontrado.Hubo ciertos filósofos, de los cuales parece ser Aristóteles en su Metafísica -aunque en elprimero de Cielo y Mundo incidentalmente parezca opinar de otro modo-, que creyeron queéstas eran solamente tantas cuantas circunvoluciones hubiese en el cielo, y no más; diciendoque las demás estarían eternamente en vano, sin empleo; lo cual era imposible, dado que suexistencia es su ejercicio. Hubo otros, como Platón, hombre excelentísimo, que supusieron,no sólo tantas inteligencias cuántos son los movimientos del cielo, sino, además, cuántas sonlas especies de las cosas; y así, una especie todos los hombres, y otra todo el oro, y otra www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  29. 29. EL CONVIVIO 29 DANTE ALIGHIERItodas las riquezas, y así de todo; y quisieron que así como las inteligencias de los cielos sonengendradoras de aquéllos, cada cual del suyo, así éstas fueron engendradoras de lasdemás cosas y ejemplos cada una de su especie, y llámales Platón ideas, que vale tantocomo decir formas y naturalezas universales. Los gentiles las llamaban dioses y diosas,aunque no las entendían filosóficamente como Platón; y adoraban sus imágenes y les hacíangrandísimos templos, como a Juno, a la cual llamaron diosa del poder; como a Vulcano, alcual llamaron dios del fuego; como a Palas o Minerva, a la cual llamaron diosa de lasabiduría, y a Ceres, a la cual llamaron diosa de la cosecha. Las cuales opiniones asíformadas manifiestan el testimonio de los poetas que pintan en diversos lugares el hábito delos gentiles en sus sacrificios y en su fe; y también se manifiestan en muchos nombresantiguos que les han quedado por nombre y sobrenombre a los lugares y edificios antiguos,como puede comprobar quien quiera. Y aunque estas opiniones nos han sido dadas por larazón humana y por experiencia nada liviana, no vieron todavía la verdad, ya fuese pordefecto de la razón, ya por defecto de doctrina; que aún por la razón puede verse en cuántomayor número están las criaturas susodichas que los efectos que los hombres puedenentender. Y la razón es ésta: nadie duda, filósofo ni gentil, judío ni cristiano, ni de sectaalguna, que no estén llenas de toda bienaventuranza, ya todas, ya la mayor parte, y queaquellas bienaventuradas no estén en perfectísimo estado. Por lo cual, como quiera queaquella que es aquí la humana naturaleza, no sólo tiene una bienaventuranza, sino dos,como lo son la de la vida civil y la de la vida contemplativa, sería irracional que viésemos queaquéllas tenían bienaventuranza de la vida activa, es decir, civil, en el gobierno del mundo, yque no tenían la de la contemplativa, que es más excelente y más divina. Y dado caso queaquella que tiene la bienaventuranza del gobernar no pueda tener la otra, porque su intelectoes uno y perpetuo, es menester que haya otras fuera de este ministerio, que vivanespeculando solamente. Y como esta vida es más divina, y cuanto más divina es la cosa mássemejante es a Dios, manifiesto está que esta vida es más amada por Dios; y si es másamada, más amplia le ha sido su bienaventuranza, y si más amplia le ha sido concedida,más vivientes le ha dado que a la otra; por lo que se deduce que es mucho mayor el númerode aquellas criaturas de lo que los efectos demuestran. Y no está en contra de lo que parecedecir Aristóteles en el décimo de la Ética, de que a las sustancias separadas les sea tambiénnecesaria la vida especulativa. Asimismo, a la especulación de algunas sigue lacircunvolución del cielo, que es gobierno del mando, el cual es como una civilidadcomprendida en la especulación de los motores. La otra razón es que ningún efecto esmayor que la causa; porque la causa no puede dar lo que no tiene; de donde, como quieraque el divino intelecto es causa de todo y principalmente del intelecto humano, el humano nosobrepuja a aquél; antes bien, es desproporcionadamente sobrepujado; conque si nosotros,por la razón susodicha y por otras muchas, entendemos que Dios ha podido hacerinnumerables criaturas espirituales, manifiesto es que ha hecho tal mayor número. Otrasmuchas razones pueden verse; mas basten al presente. Y no se maraville nadie si éstas yotras razones que podamos tener de esto no se demuestran del todo, pues debemos, sinembargo, admirar del mismo modo su excelencia, que excede los ojos de la mente humana,como dice el filósofo en el segundo de la Metafísica, y afirma su existencia; ya que no www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL
  30. 30. EL CONVIVIO 30 DANTE ALIGHIERIteniendo ninguna idea de ellas, por la cual comience nuestro conocimiento, resplandece contodo en nuestro intelecto alguna luz de su vivísima esencia, en cuanto vemos las susodichasrazones y otras muchas; del mismo modo que quien teniendo los ojos cerrados, afirma que elaire está iluminado por un poco de resplandor, o del mismo modo que el rayo que pasa porlas pupilas del murciélago; que no de otra manera están cerrados nuestros ojos intelectuales,mientras el alma está atada y encarcelada por los órganos de nuestro cuerpo. - VI - Dicho está que, por defecto de doctrina, los antiguos no vieron la verdad de lascriaturas espirituales, aunque el pueblo de Israel fuese en parte enseñado por sus profetas,en quienes Dios les había hablado por muchas maneras de hablar y por muchos modos,como dice el apóstol. Pero nosotros hemos sido enseñados en ellos por Él, que procede deAquél; por Él que lo hizo; por Él que lo conserva; es decir, por el Emperador del Universo,que es Cristo, hijo del soberano Dios e hijo de María Virgen (mujer, en verdad, e hija deJoaquín y de Ana), hombre verdadero, el cual fue muerto por nosotros porque nos trajo lavida; el cual fue luz que nos ilumina en las tinieblas, como dice Juan Evangelista, y que nosdijo la verdad de-aquella cosa que nosotros no podíamos saber ni ver sin él verdaderamente.La primera cosa y el primer secreto que tal mostró fue una de las criaturas antes dichas: lofue aquel su gran legado, que se llegó a María, joven doncella de trece años, de parte delSalvador celestial. Este nuestro Salvador dijo con su boca que el Padre podía darle muchas legionesde ángeles. No negó esto cuando le fue dicho que el Padre había mandado a los ángelesque le ayudasen y sirviesen. Por lo cual nos es manifiesto que aquellas criaturas existen engrandísimo número; y por eso su esposa y secretaria la Santa Iglesia -de la cual diceSalomón: «¿Quién en ésta que sube del desierto, llena de las cosas que deleitan, apoyadaen su amigo? -dice, cree y predica aquellas nobilísimas criaturas son casi innumerables; y lasdivide en tres jerarquías, que vale tanto como decir tres principados santos o divinos. Y cadajerarquía tiene tres órdenes; así que la Iglesia tiene y afirma nueve órdenes de criaturasespirituales. El primero es el de los ángeles; el segundo, el de los arcángeles; el tercero, elde los tronos; y estos tres órdenes forman la primera jerarquía; primera no en cuanto anobleza, no en cuanto a creación -que más nobles son las otras y todas fueron creadasjuntamente-, sino primera en cuanto a nuestra subida a su altura. Luego están lasdominaciones, después las virtudes, luego los principados; y éstos forman la segundajerarquía. Sobre éstos están las potestades y los querubines, y sobre todos están losserafines; y éstos forman la tercera jerarquía. Y es razón potísima de su especulación, tantoel número en que están las jerarquías como aquel en que están las órdenes. Pues dado quela Divina Majestad tiene tres personas, con una sola sustancia, puédese contemplarla www.gftaognosticaespiritual.org GRAN BIBLIOTECA VIRTUAL ESOTERICA ESPIRITUAL

×