• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Nucleo tematico transicic y democracia
 

Nucleo tematico transicic y democracia

on

  • 566 views

 

Statistics

Views

Total Views
566
Views on SlideShare
566
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Nucleo tematico transicic y democracia Nucleo tematico transicic y democracia Document Transcript

    • 6. La recuperación democrática1. La oposición democrática a la Dictadura.Los últimos años de la dictadura estuvieron marcados por la decadencia física deFranco y por la inestabilidad del régimen, incluso con mayor violencia que en épocasanteriores. Pero, con el desarrollo económico de los años sesenta, el franquismo habíagenerado un proceso de cambio social que entraba en contradicción con la esencia de ladictadura, que fue preparando el terreno hacia la transición democrática.La tercera etapa de la dictadura (1971-1975) presentó la sucesión de tres gobiernos,que tuvieron problemas para afrontar los problemas del sistema político dentro de loscauces del régimen franquista.El gobierno de 1969-1973 fue el último presidido por Franco, contando con unaparticipación mayoritaria de ministros ligados al Opus Dei. El nuevo gobierno españoltuvo que afrontar el problema político básico del país: qué cauce legal se podía ofrecer alos distintos grupos políticos que se manifestaban cada vez con más fuerza. Pero laoposición al régimen dejó bien claro, en un documento publicado el 25 de Diciembrede1969, que no pensaba aceptar otro cauce legal que el que ofrecía un sistema dedemocracia parlamentaria. Por otra parte, ni Franco ni Carrero Blanco estabandispuestos a renunciar a su oposición frontal a la legalización de los partidos políticos.Así, quedó pendiente de solución el que iba a ser, a partir de este momento, el problemapolítico crucial de la última etapa del franquismo.La gran novedad de este período fue el crecimiento rápido de las acciones de losgrupos de la oposición armada. ETA, que cometió su primer asesinato de un policía en1968, fue objeto de una dura represión a la que respondió con el aumento de susacciones terroristas. En 1973, se unieron las acciones terroristas de un nuevo grupoarmado: el FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriótico).A medida que pasaba el tiempo, la oposición, formada básicamente por el PartidoComunista en los años sesenta, se iba diversificando. Hacia la derecha aparecían gruposliberales, algunos de ellos monárquicos, que ya no deseaban pactar con el franquismo.La proliferación de grupos marxistas revolucionarios creaba, a la izquierda del PartidoComunista, un ambiente atractivo para muchos jóvenes.Dentro de los grupos nacionalistas tomaban forma corrientes cada vez másradicales. Además, la oposición de una parte del clero al sistema franquista iba en1
    • aumento y Franco advertía, con verdadera sorpresa, que un sector del episcopado,respaldado por el Vaticano, era cada vez más crítico con su régimen.Ante este acoso creciente de la oposición, Franco y Carrero reaccionaronacentuando la cerrazón política del régimen y su carácter represivo.En 1973, Carrero Blanco se sitúa a la cabeza del gobierno, debido alempeoramiento en la salud del General Franco. Por primera vez Franco abandonó lajefatura del gobierno. Esta delegación de poder pretendía que perdurase el régimenfranquista después de la muerte de Franco.La primera actuación de Carrero fue excluir del gobierno a las personalidades quese habían manifestado partidarias de la transformación del sistema franquista. Pero estasactuaciones se vieron truncadas por la muerte de Carrero Blanco (Diciembre 1973) enun atentado reivindicado por ETA.El último gobierno de Franco abarcó de Enero de 1974 a Noviembre de 1975,caracterizado por una única preocupación: el mantenimiento del orden público. Senombró a Arias Navarro jefe de gobierno. Pero su actuación quedó desbordada por laacción de una oposición que iba siendo más numerosa y mejor organizada.Los grupos de la oposición no violenta actuaban cada vez más abiertamente yresultaba evidente que aumentaba el número de personalidades políticas que retirabansu apoyo al régimen y se presentaban como oposición. Incluso, existían aún dentro delrégimen franquista, personalidades que se manifestaban claramente a favor de unatransición hacia un sistema político democrático. El auge de la oposición favoreció, apartir de 1971, la coagulación de los elementos más conservadores del régimen en ungrupo partidario de mantener el sistema a toda costa. Era el llamado “bunker”.A la vez, los grupos armados de la oposición multiplicaban sus atentados contra lasfuerzas de orden público. Así, Arias Navarro promulgó una Ley Antiterrorista quepreveía la pena de muerte para los participantes en el asesinato de policías. En estosmomentos (1975), surge un nuevo grupo armado, el GRAPO (Grupo de ResistenciaAntifascista Primero de Octubre).En el verano de 1975, el agravamiento de la enfermedad de Franco provocó que losgrupos más importantes de la oposición estuviesen creando organismos de coordinaciónpara afrontar la situación política que se produciría al morir Franco. Los másimportantes fueron la Junta Democrática de España, formada por el Partido Comunistade España (PCE), el Partido del Trabajo de España (PTE), el Partido Socialista Popular(PSP) y el Sindicato Comisiones Obreras (CC.OO.); y la Plataforma Nacional de2
    • Convergencia Democrática, constituida por el Partido Socialista Obrero Español(PSOE) y varios partidos democristianos y socialdemócratas con algunos de extremaizquierda, como la Organización Revolucionaria de Trabajadores (ORT) y elMovimiento Comunista de España (MCE).Los tres últimos meses de la vida de Franco acabaron sumiendo al país en un climade incertidumbre e inseguridad. La dilatada agonía del dictador se produjo en medio delfragor causado por la ejecución de opositores, las protestas nacionales e internacionales,las manifestaciones de la extrema derecha y la descolonización precipitada del Sahara.Aprovechando la situación, el rey de Marruecos, Hassan II, organizó la MarchaVerde para ocupar la última colonia española, el Sahara Occidental. La complicadasituación internacional aconsejó al ejército retirarse y ceder el territorio.En la madrugada del 20 de Noviembre de 1975 fallecía en Madrid Franco, dandopaso a un momento de incertidumbre y esperanzas de cambio.La oposición armada alcanzó dimensiones desconocidas hasta el momento,apareciendo grupos de extrema derecha como los Guerrilleros de Cristo Rey y la Triple-A.Durante el gobierno de Arias Navarro se limitó considerablemente la acción de lacensura de prensa. Sin embargo, se adoptaron medidas intolerantes como la de ejecutaral joven anarquista Salvador Puig Antich, acusado de matar a un policía mientras eradetenido.2. La transición política. La Constitución de 1978 y el desarrollo legislativo, laformación de un sistema de partidos.La muerte de Franco marcó el inicio de una nueva etapa: la transición a lademocracia. Los propios franquistas reconocían la necesidad de algún cambio. Noobstante, el pulso entre sectores reformistas y sectores rupturistas originó momentos decrisis.Don Juan Carlos fue nombrado rey de España el 22 de Noviembre de 1975. Lanueva monarquía nacía legitimada por el propio franquismo. Los primeros actos delnuevo rey estuvieron dirigidos a tranquilizar al aparato franquista. En este sentido, hayque entender la continuidad de Arias Navarro como presidente del gobierno; sinembargo, obligó a éste a contar en su gobierno con algunas de las figuras másdestacadas del reformismo franquista, como Fraga. Además, inició contactos con la3
    • oposición, con el objetivo de conseguir el soporte para iniciar los cambios hacia lademocracia.El presidente Arias Navarro reaccionó de manera autoritaria ante los nuevosconflictos que surgían, en contra de los requerimientos del rey. Entre ellos destacaronlos hechos de Vitoria, en los que la policía causó cinco muertos cuando disolvía unaasamblea de trabajadores en una iglesia. En estas circunstancias, el rey provocó ladimisión de Arias Navarro, y logró nombrar presidente del gobierno a Adolfo Suárez.Los antecedentes políticos de Suárez eran franquistas, sin embargo, inició un proceso dedesmantelamiento de la dictadura. Comenzó a abrirse camino la estrategia de la rupturapactada, es decir, una vía que intentaba dar paso a otro sistema, comenzando por eldesmantelamiento de la estructura y legislación heredadas del régimen anterior.El proceso aperturista culminó cuando las Cortes franquistas dieron su aprobaciónal proyecto de Ley para la Reforma Política. A continuación, Suárez provocó unreferéndum para que el pueblo español se pronunciara sobre la Ley de Reforma Política,se obtuvo una abrumadora mayoría.Un paso fundamental para el establecimiento de un sistema democrático era lalegalización de los partidos políticos de la oposición, que seguían siendo clandestinos.En 1976, el PSOE celebró públicamente su XIII Congreso, pese a ser ilegal, perorecibió apoyo internacional y al final del año fue legalizado. Santiago Carrillo(secretario general del PCE) volvió del exilio y fue detenido, plantando al gobierno lacuestión de la legalización, en ese mismo año 1976 (será legalizado en 1977). Ante esalegalización del PCE, los militares expresaron su descontento, y la situación volvió acrisparse, aunque Suárez continuó negociando medidas con la oposición.Una vez garantizada la pluralidad política, los partidos se prepararon para concurrira las primeras elecciones democráticas que tenían lugar en el país desde los tiempos dela República. A ellas concurrieron, además de los partidos legalizados que habíanactuado desde la clandestinidad, otras agrupaciones políticas de reciente aparición.Suárez creó la Unión de Centro Democrático (UCD), y también surgió la derechistaAlianza Popular (coalición heterogénea de antiguos franquistas y de partidarios de lareforma).Estas elecciones se celebraron el 15 de Junio de 1977, y en ellas la UCD obtuvouna mayoría relativa, seguida muy de cerca por el PSOE, el PCE sufrió un fuertedescalabro (muy pocos escaños), y Alianza Popular vio penalizado su excesivo apego al4
    • franquismo. En cambio, los grupos nacionalistas catalanes y vascos obtuvieron unosresultados que pronosticaban su futuro protagonismo.La etapa comprendida entre 1977 y 1979 es conocida como el períodoconstituyente, puesto que el gobierno de la UCD y las Cortes surgidas de las eleccionesdel 15 de Junio de 1977 se enfrentaron, por un lado, al establecimiento de un nuevosistema económico que paliase la crisis, y por otro lado, a la construcción de un nuevosistema democrático a través de una Constitución.A medida que avanzaba la década, se hacían más patentes los problemaseconómicos que asolaban al resto del mundo, estando considerada como una crisis detan gran envergadura como la Crisis del 29. Las circunstancias propias del modeloeconómico franquista favorecieron la expansión de la crisis: la inexistencia de unapolítica fiscal adecuada, las dificultades derivadas de la inestabilidad política provocadapor la transición democrática.Dada la situación, todas las fuerzas políticas y sindicales estuvieron de acuerdo enla necesidad de resolver estos problemas consensuadamente, como una forma dereforzar el proceso constituyente que se estaba llevando a cabo también de mutuoacuerdo. Así, el 25 de Octubre de 1977 se firmaron los Pactos de la Moncloa, en loscuales se establecieron límites a los aumentos salariales y se planteaba un plan deocupación.El primer paso hacia la elaboración de la Constitución fue la creación de unaponencia para su redacción integrada por diputados de los diferentes partidos. Lospartidos decidieron tomar la vía del consenso, alumbrándose una carta magna con lassiguientes características principales:• La amplia declaración de derechos y libertades de los españoles, que se inspiróen la Declaración Universal de los Derechos Humanos.• La definición del sistema político español como una monarquía parlamentaria,en la que el rey como jefe del Estado arbitra entre las diferentes institucionespero no tiene poder ejecutivo.• La división de poderes. El legislativo correspondía a las Cortes, integradas por elCongreso y el Senado, elegidas cada cuatro años por sufragio universal. Elejecutivo recayó en el gobierno y el poder judicial correspondía a jueces ymagistrados. Este cuadro de instituciones se completó con otras dos: el TribunalConstitucional y el Defensor del Pueblo.5
    • • La descentralización del Estado, pues la Constitución contemplaba que lasregiones y nacionalidades pudieran optar por convertirse en comunidadesautónomas.El nuevo marco legal fundamental fue propuesto a referéndum el 6 de Diciembre de1978, y fue aprobado mayoritariamente.Si bien nadie discutía la necesidad de restaurar los gobiernos autonómicos deCataluña y País Vasco, e incluso de Galicia, la unanimidad desaparecía a la hora dedeterminar los límites geográficos y competenciales que suponía la implantación de unEstado autonómico. Ante las manifestaciones populares, también en otras regiones, lasfuerzas políticas optaron por generalizar la creación de autonomías, solución que seríaconocida como “café para todos”. Para los sectores del “búnker” franquista era elcamino hacia la inmediata desintegración de la patria.3. Dificultad en la articulación de una sociedad democrática.Una vez aprobada la Constitución en 1978, la vida política de nuestro país estuvomarcada por el funcionamiento democrático, a pesar de algunas dificultades.Entre 1979 y 1982, España vivió una serie de dificultades en el asentamiento totalde la democracia, sobre todo, referentes a: la escalada terrorista, a las amenazas de losmilitares y a las dificultades para atajar la crisis económica. Todo esto fue crispando lasituación política que acabó desgastando el gobierno de la UCD.El descontento de los militares aumentó a medida que la democracia iba ganandoterreno. Fueron contrarios a la descentralización del Estado.A finales de 1980, la situación se complicó: Suárez presentó su dimisión, debido alduro desgaste que supuso el proceso de descentralización autonómica. Pocos díasdespués, los reyes visitaron Guernica y fueron agraviados por los gritos de HerriBatasuna.El día 23 de Febrero de 1981, mientras se desarrollaba el debate de investidura deLeopoldo Calvo Sotelo, sucesor de Suárez, los militares dieron un golpe de Estado. Elguardia civil Antonio Tejero ocupó el Congreso y en Valencia las tropas salieron a lacalle. La firme actitud del rey, exigiendo el acatamiento del orden constitucional, acabóprovocando la rendición de las tropas sublevadas.El golpe fracasó y provocó una gran reacción popular y una breve etapa de unidadde los partidos. Este fracasado golpe de Estado revitalizó la democracia española; sinembargo, no tardaron en surgir discrepancias.6
    • La gestión de Calvo Sotelo se vio entorpecida por la desintegración de la UCD. Ytras varios cambios de gobierno, Calvo Sotelo disolvió las Cortes en 1982 y convocóelecciones legislativas anticipadas para Octubre de ese mismo año, que dieron lavictoria por mayoría absoluta a los socialistas.Las elecciones de 1982 supusieron un importante cambio político: llegó al poder ungrupo político que no tenía relación con el franquismo, obtuvo mayoría absoluta enrepetidas convocatorias electorales.Los socialistas iniciaron una decidida política económica que tenía como objetivosuperar los efectos de la crisis y modernizar la economía del país. Realizaron la reformafiscal que supuso, por primera vez, gravar las rentas. Parte de los nuevos ingresos sedestinaron a gastos sociales. En política exterior, tras el referéndum sobre la OTAN,España se incorporó; así como en 1985, entró a formar parte de la CEE.La gestión socialista alcanzó su plenitud con los Juegos Olímpicos de Barcelona yla Exposición Universal de Sevilla en 1992.Sin embargo, estos éxitos no pudieron ocultar la crisis: la nueva recesióneconómica, los escándalos de corrupción, los GAL, acabaron con su hegemonía en1996.4. Retos y problemas del presente.La llegada de los socialistas al poder permitió emprender una serie de reformaseconómicas y políticas que tuvieron como principales objetivos la salida de la crisiseconómica, la incorporación al contexto europeo y la consolidación definitiva de lademocracia.El triunfo electoral de los socialistas estuvo también vinculado a factores externosal propio partido socialista, como la crítica situación que provocó el 23-F y el procesode descomposición de la UCD. Además, no hubo en la década de los ochenta unaoposición efectiva: la UCD se desintegró y el CDS alcanzó poca implantación, el PCEvio cómo los acontecimientos internacionales desgastaban sus planteamientos políticos.La actuación de los socialistas en materia económica se centró en:• La reconversión industrial: dirigida a empresas deficitarias, jubilándoseanticipadamente a trabajadores.• La reforma fiscal: supuso un profundo cambio en la fiscalidad del país.• La política de empleo: intentó combatir las elevadas tasas de desempleo que eranlas más altas de Europa.7
    • • En cuanto a la política interior, se centraron en temas como:• El intento de la creación del Estado de Bienestar: se centró principalmente en laampliación de la cobertura sanitaria a todos los ciudadanos, en la percepción delas pensiones que elevó su cuantía para reducir desigualdades sociales, en lo querespecta a la educación se mejoraron las titulaciones universitarias y laenseñanza pública, privada y concertada. Otro capítulo que absorbió gran partede los recursos durante los mandatos socialistas fue el de las obras públicas.• El Estado autonómico: centrándose en la LOAPA, la Ley Orgánica para laArmonización del Proceso Autonómico, considerada por los catalanistas y losvascos como un intento de vaciar los contenidos de sus estatutos de autonomía.• La política antiterrorista: no logró acabar con la actividad criminal de ETA, queredujo sus atentados pero los hizo más mortíferos. Francia comenzó a colaborarcon las autoridades españolas impidiendo que los terroristas se acogieran altratamiento de refugiados políticos. Se firmaron los Pactos de Ajuria Enea, paraaislar a los violentos en las formaciones de gobierno.Entran en escena los GAL (Grupos Antiterroristas de Liberación), actuando entre1983 y 1987, que asesinaron a personas vinculadas con ETA.Será en las relaciones internacionales donde los socialistas tengan éxitos mássonados: la entrada en la CEE y la integración en la OTAN.El 1 de Enero de 1986 entramos a formar parte de la CEE junto con Portugal, pese alas protestas iniciales de los franceses, que veían en la agricultura española una fuertecompetencia para su producción. Ya en 1986 se firmó el Acta Única, que recogía losobjetivos de crear un mercado intraeuropeo sin fronteras, otorgar más poderes alParlamento europeo, unificar las políticas de defensa y dotar de más recursos a las zonasdeprimidas.En 1992 se aprobó en Maastricht el Tratado de la Unión Europea (UE), quesignificó un paso más hacia la unión política (derechos de ciudadanía europea, librecirculación y libertad de residencia, se creó el ecu, luego llamado euro).La integración en la OTAN fue rechazada por el PCE y el PSOE en Marzo de 1982,aunque las Cortes la aprobaron. Sin embargo, tras su llegada al poder, el PSOE mantuvouna postura ambigua y finalmente apoyó la integración.La gestión socialista alcanzó su plenitud con las celebraciones de 1992, en las quela nueva España democrática logró un amplio reconocimiento internacional. Pero, tras8
    • una década de éxitos y clara hegemonía, el socialismo español sufrió una grave crisisque permitió al Partido Popular hacerse con el poder.A finales de 1991 se empezaron a notar los primeros síntomas de recesióneconómica: aumento del paro, las repetidas devaluaciones de la peseta, el aumento delgasto público. Al mismo tiempo, ya desde 1990 aparecieron los primeros escándalos decorrupción, protagonizados por familiares de miembros del gobierno y por miembrosdel propio gobierno; así, a partir de 1993, se descubrieron nuevas tramas de corrupciónde mayor impacto social y económico, que terminaron de desestabilizar profundamenteel país.Uno de los factores que había mantenido durante tanto tiempo al PSOE en elgobierno había sido la inexistencia de una oposición cohesionada. La recomposición deésta en los años ochenta preparó virulentas campañas parlamentarias y de los medios decomunicación contra el gobierno socialista, a partir de 1993. Por un lado, AlianzaPopular (elementos residuales del franquismo y sectores demócrata-cristianos yliberales de la extinguida UCD), que sustituyó su nombre por el de Partido Popular en1989, siendo nombrado José María Aznar nuevo líder en 1990; y, por otro lado, larecomposición de la izquierda con la coalición electoral Izquierda Unida (1986).Los medios de comunicación, en clara sintonía con la oposición, llevaron a cabouna amplia difusión de los escándalos de corrupción del gobierno socialista, lo queterminaría por expulsar a los socialistas del gobierno español en las elecciones de 1996.Antes de la victoria Popular en 1996, se presenció el declive del PSOE, que ya en1993 tuvo que pactar con el PNV y el CIU para continuar en el gobierno. También anivel autonómico y europeo perdió votos: en 1994, el PSOE fue superado por el PP enlas elecciones europeas, y en las autonómicas de 1995, el PSOE sólo conservó suhegemonía en Castilla La Mancha, Andalucía y Extremadura, ocurriendo algo similar enlas municipales de ese mismo año.Así, el 3 de Marzo de 1996, el Partido Popular superó al PSOE, pero necesitó elapoyo del PNV y de CIU para lograr su investidura presidencial. Su política se centróprincipalmente en el cumplimiento de las condiciones del Tratado de Maatricht. Así,desde 1996, se inició una cierta recuperación económica, una reducción del paro y lainflación.En 2000, el PP obtuvo la mayoría absoluta en las elecciones. El gobierno del PPcontroló el déficit público y la inflación, lo que permitió a España sumarse a los paísesde la Unión Europea que adoptaron el euro en 2002.9
    • 10