Your SlideShare is downloading. ×
Los factores internos que menciona el autor
Los factores internos que menciona el autor
Los factores internos que menciona el autor
Los factores internos que menciona el autor
Los factores internos que menciona el autor
Los factores internos que menciona el autor
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Los factores internos que menciona el autor

700

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
700
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  1. EN LA VIDA DIEZ, EN LA ESCUELA CERO<br />LOS CONTEXTOS CULTURALES DEL APRENDIZAJE DE LAS MATEMATCAS <br />TEREZINHA N. CARRAHER<br />DAVID W. CARRAHER<br />ANALUCIA D. SCHLIEMAN<br />LOS FACTORES INTERNOS QUE MENCIONA EL AUTOR,LAS CAUSAS EXTERNAS QUE OBSTACULIZAN EL BUEN DESARROLLO DE LAS SITUACIONES DE ENSEÑANZAproblema físico, sensorial o fisiológicodislexia, dislalia, síndrome de TDHfatiga o nerviosismo“defectos físicosLa alimentaciónEl sueñoLa sobrecarga de trabajos escolaresLa deficiencia intelectualLos niños superdotadosla inestabilidad emocional del niño yacen en el ambiente familiarniños superprotegidosCausas pedagógicasla influencia del contexto socioculturalLa desigualdad que existe en la sociedadLa influencia del contexto familiarContexto educativo:El sistema educativo<br />“Fracaso escolar” es un término que usamos muy a la ligera en el ámbito educativo actual. Con él nos podemos referir a diversas situaciones, no obstante, todas ellas implican una resignación y un abandono por parte de alguna o todas las partes implicadas (escuela, alumnos, padres...). Por lo tanto, éste es un término, cuanto menos, discutible. Para empezar porque estamos dando al alumno la falsa imagen de que ya ha perdido la oportunidad de intentar conseguir el éxito académico requerido o deseado y, consecuentemente, provoca un abandono del interés o el esfuerzo del educando en toda práctica educativa. Podemos decir que el fracaso escolar solo engendra más fracaso escolar. Por otro lado, con este veredicto, estamos dando al alumno una imagen distorsionada y negativa del mundo que puede provocarle problemas de autoestima y de inseguridad que conllevarán ciertas trabas para poder progresar en un futuro tanto laboral como personalmente. Una persona a la que se considera fracasada se verá incapaz de asumir ciertas responsabilidades y retos que, en otras circunstancias, hubiese sido total y plenamente capaz de realizar. Además, generalmente se culpabiliza esencialmente al alumno cuando el problema no yace solamente en un solo foco sino que existen otras partes implicadas que, en mayor o menor medida, son, también, responsables del resultado. Así, debemos pensar, que no solamente el alumno es el afectado y el centro de lo que llamamos “fracaso” sino que la escuela, la familia, el ambiente social, las relaciones sociales, la situación económica o cualquier factor que pueda afectar al proceso de enseñanza-aprendizaje influye en el resultado académico del discente.<br />Hasta ahora nos hemos fijado en la idea de “fracaso escolar” con el alumnado como centro de la cuestión. Pero el fracaso escolar no solamente se refiere al individuo que aprende sino al entorno en el que se aprende. Por lo tanto, también la escuela, los padres, el profesorado y la sociedad son (o pueden ser) víctimas del fracaso escolar. En lo que respecta a la escuela, hablamos de fracaso escolar cuando no alcanza los objetivos fijados o no resulta ser lo que se espera de ella. Factores como las financiaciones, el profesorado, el estado físico de la escuela, la colaboración por parte del alumnado y las familias o incluso los medios para garantizar la educación y las actividades que quieren llevarse a cabo en ella pueden conducir a una situación de fracaso y abandono. Esto conlleva que la escuela termine sufriendo una ausencia grave de interés y de resultados.La sociedad también es un factor importante que puede desembocar en fracaso. Es conocido por todos que en todas las ciudades hay lo que conocemos como “zonas buenas” y “zonas malas”. A simple vista vivir en un barrio estable, comercial y con unas características socioeconómicas aceptables parece ser un billete directo hacia el éxito escolar, educacional, profesional y social.<br />El profesorado no está excluido de esta problemática. La situación actual de los docentes es bastante complicada y afecta de sobremanera al aumento del fracaso escolar. El alumnado presenta varias problemáticas mientras que el docente no puede interferir o no tiene suficientes medios por las lagunas legales y la falta de ayuda y cooperación tanto de la administración como de las familias en muchos casos. Es por todos conocido que el nivel de bajas por estrés de los maestros y profesores ha subido alarmantemente en los últimos años. Este hecho provoca que los maestros y profesores dejen de ver su profesión como algo bonito, artístico y de gran valor y la vean como una simple responsabilidad para cobrar el sueldo que necesitan para vivir. La educación requiere una implicación importante, un interés y esfuerzo para conseguir no solo la adquisición de conocimientos sino una formación humana y social. El docente, para luchar contra el virus del fracaso escolar, debe buscar la manera de formar personas, de inculcar hábitos, de suscitar el interés por saber, por ser y por conocer cada día más acerca de nosotros mismos y del mundo que nos rodea. Así, reuniendo todos estos factores de la educación y las características de la situación actual es completamente comprensible que el fracaso escolar sea uno de los problemas más frecuentes de la sociedad.<br />AUTOR: Lic. Juan Carlos Reyes Díaz               Dr. C. Faustino Repilado RamírezFECHA DE PUBLICACION2000NOMBRE DE LA PUBLICACION Un Punto de Vista acerca del Diagnóstico Pedagógico o Educacional  DIRECCION ELECTRONICA DONDE SE ENCUENTRA http://www.educar.org/articulos/diagnosticoed.aspREUMEN DEL CONCEPTOEl presente artículo recoge las ideas más esenciales respecto a lo que se le pudiera llamar  “la evolución de un concepto: diagnóstico “. Se ha tomado en cuenta para su realización una  variada revisión bibliográfica y el uso de otras fuentes de información. Sin el menor ánimo de agotar un tema tan polémico, sus autores sólo se proponen, promover una reflexión en torno a lo que parece ser una sobre valoración de la dimensión socio psicopedagógica del diagnóstico. Los análisis que se realizan a continuación, parten de las siguientes consideraciones: 1.      El diagnóstico pedagógico o Educacional, al abordar el estudio y “perfeccionamiento” de algo tan complejo como lo es el escolar, debe incluir en su enfoque no sólo aspectos de carácter social sino también propio del desarrollo biológico de este, para que entonces el conocimiento abarque su esencia BIOSOCIAL. 2.      Relacionado con lo anterior se considera que el proceso del Diagnóstico Educacional, para que cumpla con esta exigencia debe contener dos dimensiones: La Socio psicopedagógica La Morfo fisiológica. 3.      Que dicho proceso no debe ser centrado en las dificultades del aprendizaje, sino en todas las condiciones y factores que limiten el desarrollo de las potencialidades de los educando, en su sentido más amplio de la definición, lo que apunta a su  Desarrollo Integral. 4.      Es el maestro del alumno, que se somete al proceso de Diagnóstico Educacional, el que posee muy buenas condiciones para la ejecución de este proceso, en las dos dimensiones, aun cuando hiciera falta un perfeccionamiento y/o ayuda para que esto fuera posible, ya que hace muchos años, el maestro se ha especializado sólo en la aplicación de los indicadores de la primera, de las dos dimensiones por las que debe estar constituido el proceso de Diagnóstico Educacional. <br />AUTOR: Pablo Rico Gallegos,FECHA DE PUBLICACIONMEXICO 2005NOMBRE DE LA PUBLICACION "Elementos teóricos y metodológicos para la investigación educativa", Unidad 164 de la Universidad Pedagógica Nacional, Zitácuaro, Michoacán, MéxicoDIRECCION ELECTRONICA DONDE SE ENCUENTRA http://www.monografias.com/trabajos35/diagnostico-pedagogico/diagnostico-pedagogico.shtmlRESUMEN DEL CONCEPTOLos objetivos del diagnóstico operatorio consisten fundamentalmente en situar al niño dentro del estadio que le corresponde. Cada una de las pruebas implica una serie de operaciones; se considera que el niño ha adquirido estas operaciones cuando las resuelve correctamente.El diagnóstico operatorio se basa en que la competencia intelectual viene delimitada por el conjunto de esquemas de asimilación que el sujeto posee en ese momento, Difiere pues de la perspectiva tradicional que sostiene que la adquisición de conocimientos depende de la capacidad intelectual.El interés básico de la psicología genética ha estado en estudiar cómo se construyen y cómo evolucionan los esquemas proporcionando un modelo de desarrollo de la competencia intelectual en términos de capacidad operatoria.«llaves» que nos permitirán empezar a recolectar y sistematizar datos elementales para desarrollar un diagnóstico.Tales «llaves» son:QUÉEs el problema.QUIÉNESSon los protagonistas del proceso de diagnosis.DÓNDEEs la delimitación del espacio físico en el que se desarrollarán las actividades diagnósticas.CUÁNDOEs el tiempo necesario para llevar a cabo el diagnóstico. Generalmente se expresa por medio de un cronograma.CÓMOCorresponde a los aspectos técnico-metodológicos.CON QUÉSon los instrumentos por medio de los cuales se recolectará, procesará y presentará la información obtenidaEvidentemente, no hay un esquema especial que nos indique el contenido de un diagnóstico. Vamos, ni siquiera existe un criterio unificado para denominarlos y/o clasificarlos.<br />AUTOR: Dr. José Zilberstein Toruncha MsC. Héctor Valdés VelozFECHA DE PUBLICACIONSegunda Edición: Ediciones CEIDE 2001.NOMBRE DE LA PUBLICACION APRENDIZAJE ESCOLAR, DIAGNOSTICO Y CALIDAD EDUCATIVADIRECCION ELECTRONICA DONDE SE ENCUENTRA http://www.educacion.gob.es/cide/espanol/investigacion/rieme/documentos/files/zilberstein2/zilberstein2.pdfRESUMEN DEL CONCEPTOEl diagnóstico es parte de todo el proceso e implica a partir de los objetivos propuestos, ladeterminación del desarrollo alcanzado por el alumno y su desarrollo potencial, lo quepermite trazar las estrategias docente educativas adecuadas y atender a las diferenciasindividuales (potencialidades y dificultades).Es necesario en las diferentes asignaturas y en cada grado, conocer (diagnosticar) el nivelde logros alcanzado, en cuanto a los antecedentes de los conocimientos y habilidades.Las diferentes formas de diagnóstico de los conocimientos que se utilicen, debenpermitir al docente determinar los elementos del conocimiento logrados y cuáles faltan,así como los niveles con los que el alumno puede operar (reproducción o aplicación) ylos procedimientos que emplea, a partir conocer las exigencias precedentes para elaprendizaje (de un grado, una unidad, una clase, entre otros).Debe verse este diagnóstico no como una calificación o puntuación, sino como ladeterminación de los elementos del conocimiento, - porción mínima de información queexpresa un concepto, hecho, fenómeno, ley -.Diagnosticar el desarrollo de habilidades, significa que se seleccionen actividades ytareas que le exijan al alumno valorar, argumentar, resolver problemas, entre otras,atendiendo al nivel de desarrollo que debía alcanzar, dados los objetivos del nivel y decada grado y lo que podrá hacer perspectiva menté. Esto permite al profesor analizarindicadores del desarrollo intelectual, en cuanto a las posibilidades del alumno paraanalizar, sintetizar, comparar, abstraerse y generalizar.Se hace necesario unificar el trabajo de los docentes de cada institución docente, enfunción no de crear múltiples instrumentos por todas las asignaturas,Existen diferentes formas de obtener información para el diagnóstico, dentro de estasse encuentran:❐ El proceso de enseñanza debe ser desarrollador al integrar la instrucción, laenseñanza, la educación y la formación, para lo cual es preciso que centre suatención en la dirección científica por parte del profesor de la actividad práctica,cognoscitiva y valorativa de los alumnos, teniendo en cuenta el nivel de desarrolloalcanzado y sus potencialidades.􀁄LA OBSERVACIÓN SISTEMÁTICA DEL ALUMNO􀁄ENTREVISTAS INDIVIDUALES Y GRUPALES􀁄ENCUESTAS􀁄APLICACIÓN DE INSTRUMENTOS ESCRITOS,PREGUNTAS ORALES.􀁄ESTUDIO DE LA DOCUMENTACIÓN ESCOLAR(EXPEDIENTE ACUMULATIVO, EXÁMENESAPLICADOS, ENTRE OTROS).<br />En la realidad educativa los debates en relación a la calidad del aprendizaje de los escolares están íntimamente relacionados con la eficiencia con que se diagnóstica y se caracteriza a los mismos. ¿Estamos diagnosticando de forma adecuada a nuestros alumnos? ¿Tenemos la preparación suficiente para hacerlo? ¿Qué deberá tenerse en cuenta para diagnosticar a los estudiantes en la escuela del siglo XXI?.<br /> muchos docentes identifican diagnóstico con evaluación mediante pruebas de conocimientos (lo centran en lo instructivo); lo consideran como resultados o aplicación de un instrumento al inicio de cada curso (lo que provoca que en la práctica cotidiana, muchas escuelas exijan en esa etapa, en todas las asignaturas, la realización de este tipo de instrumento, con la consiguiente sobrecarga que esto provoca en los estudiantes); su enfoque es hacia diagnosticar dificultades y no potencialidades; no establecen la integralidad en el diagnóstico.<br />Tampoco se aprecia en los docentes investigados unidad de criterios acerca de las vías que manifiestan conocer para diagnosticar; la utilización de técnicas diagnósticas que conocen los docentes en su formación profesional, no las utilizaran en la labor cotidiana (por ejemplo, la observación, la conversación o las técnicas socio métricas), tampoco elementos de trabajo común en el salón de clases parecen ser que sean empleados con carácter diagnóstico, como por ejemplo, la revisión de libretas de notas, la participación de los alumnos en clases, entre otras.<br />Se puede añadir a lo anterior, que la observación de numerosas clases y el intercambio con docentes y directivos, apuntan por una parte desconocimiento, por otra aplicación no siempre eficiente del diagnóstico. Además, es válida una reflexión interesante, la gran mayoría de los docentes en ejercicio, han recibido en su formación profesional muy pocos elementos que les permitan medir de forma óptima la eficiencia de su labor educativa, predominando en muchos casos enfoques “academicistas”, dirigidos sólo hacia lo cognoscitivo. Los diferentes paradigmas acerca del aprendizaje, han estado estrechamente relacionados con la concepción de desarrollo humano que se adopte y en consecuencia se concibe de una forma u otra el diagnóstico del aprendizaje. <br />El diagnóstico deberá ser integral, de manera que incluya al alumno, el maestro, la<br />institución escolar, la familia y la comunidad.<br />El diagnóstico es un proceso con carácter instrumental, que permite recopilar<br />información para la evaluación - intervención, en función de transformar o modificar<br />algo, desde un estadio inicial hacia uno potencial, lo que permite una atención<br />diferenciada. Se aplica entre otros objetivos, con la “aspiración de lograr un aprendizaje<br />exitoso en los escolares, evitar el fracaso escolar y lograr mayor eficiencia en la labor<br />educativa”. (López, Siveiro, 1996)<br />

×