La farmacología y su florecimiento en las edades. congreso
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

La farmacología y su florecimiento en las edades. congreso

on

  • 139 views

 

Statistics

Views

Total Views
139
Views on SlideShare
139
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

La farmacología y su florecimiento en las edades. congreso La farmacología y su florecimiento en las edades. congreso Document Transcript

  • XIV CONGRESO NACIONAL Y V IBEROAMERICANO DE HISTORIA DE LA VETERINARIA LA FARMACOLOGÍA Y SU FLORECIMIENTO EN LAS EDADES HISTÓRICAS. LOS ORÍGENES Y LAS FUENTES DE LOS FÁRMACOS THE FLOURHISING OF FARMACOLOGY AND ITS HISTORY IN THE AGES THE ORIGINS AND SOURCES OF DRUGS Josep Gòdia Ribes Expresidente del COVG y miembro de la A.C.H.V. ↑c/. Victor Cátalà, nº. 2.- 17472 L’ARMENTERA (Girona). Tel/Fax: 972 52 01 93 ↑Correo electrónico: carlosgodia@hotmail.com RESUMEN La ciencia médica y la técnica del uso de las substancias medicamentosas nacieron juntas y mezcladas han evolucionado durante algunos siglos, hasta que surgió la necesidad de una nueva ciencia, la Farmacopea (Florencia 1397), que es el arte de preparar los fármacos, y en un sentido amplio, comprende, fundamentalmente; el conocimiento del origen, fuentes, propiedades, acciones y usos de los medicamentos en el organismo humano y animal. Este estudio describe el desarrollo de las ciencias médicas que siguieron bajo la influencia de los inexorables periodos o épocas históricas de nuestra civilización occidental. Concluye este trabajo, con las principales fuentes y divisiones químico-fisiológicas de las drogas que han tenido mayor significación en la Terapéutica. SUMARY The medical sciencie and the technic of the use of medicinal substances were born thogeter, and snuffled have evolved oved centuries, until it became necessary for a new science, Farmacopea (Florence, 1397), which is the art of preparing drugs, and in a broadly speaking, comprises essentialy, knowledgeof the origins, sources, properties, actios and uses of drugs in the human and animal body. This dtudy describes the development of medical science that followed under the influence of the inexorable historical eras or periods of our wester n civilization. This work concludes with the major sources and physiological-chemical divisions of drugs that have had a bigger meaning within the Therapeutical sciencie. Página 483
  • Santiago-Lugo. 10, 11 y 12 de Octubre de 2008 INTRODUCCIÓN Es muy limitado lo que podemos exponer de la vida y especialmente de las enfermedades del ser humano en los primeros siglos de su existencia, al parecer no se diferenciaba demasiado de la actividad de los animales, aunque los humanos, mostraban algunos progresos en su nivel intelectual, pero con una escasa fuerza de abstracción. El hombre primitivo de los tiempos paleolíticos (Piedra Antigua), dentro de la Edad de Piedra, dedicó, la mayor parte de su tiempo, a la caza, para procurarse alimentos y abrigo, a la pesca, a defenderse o atacar con los escasos y rudimentarios artefactos que disponía. Se alimentaban, además de la caza y de la pesca, con frutas, verduras, granos y raíces silvestres. En un sistema de vida trashumante, sobrevivió durante muchos siglos, pero socialmente, empezaba alborear un trascendental cambio en la supervivencia de aquellas primitivas gentes, al cambiar la trashumcia por una vida sedentaria. Empezaban a domesticar y a criar animales; limpiar y cultivar las tierras plantando algunos árboles. Por tamto, acomodarse en un lugar fijo. Había pasado de cazador a ganadero y agricultor. Nacía entonces, un nuevo periodo de la Edad de Piedra, el neolítico (Piedra Nueva), que el historiador gerundense doctor Luís Pericot (1899-1978), sitúa alrededor del año 5000 antes de Cristo. En la Medicina de aquellas gentes de la Prehistoria, al no dejar huellas indelebles, solamente se ha podido averiguar algunos procesos patológicos a través de la Paleopatología y de la investigación de las tribus salvajes que han sobrevivido y las que subsisten en nuestro siglo. El problema principal para estas gentes primitivas, no era tanto el conocimiento de los remedios como el de la propia enfermedad que precisa curar. Tanto la medicina como la vida misma estaba dominada por las supersticiones, los espíritus, las prácticas y convicciones religiosas. Creada la alucinante maravilla de la escritura jeroglífica egipcia (4000 al 2800 aC), los humanos fueron capaces de perpetuar el pensamiento y gracias a la escritura, nos han sido revelados los secretos de la medicina de aquellos tiempos lejanos. En tierras del próximo Oriente, el saber médico de la Antigüedad, transmitido de viva voz, de generación en generación, una vez creada la escritura, quedó impreso en los antiguos papiros, primeros documentos encontrados, y otras publicaciones, guardados en las bibliotecas, principalmente, en la famosa escuela de Alejandría (fundada alrededor del 586 aC), a donde acudían las grandes figuras de la medicina y la filosofía griega, movidos en su afán de instruirse y aumentar su ciencia y su cultura; a pesar de que la medicina propiamente dicha, no acabó de sustraerse por completo a los encantamientos y a las fórmulas mágicas, ni tuvo la suficiente entidad de una ciencia experimental. Página 484
  • XIV CONGRESO NACIONAL Y V IBEROAMERICANO DE HISTORIA DE LA VETERINARIA Siendo la medicina vegetal, la más antigua, la de más solidez y persistencia, debemos destacar por su notable trascendencia, al griego, Pedani Dioscórides que fue médico militar de los ejércitos de Nerón en el siglo I de nuestra era. Aprovechó sus viajes por los extensos territorios del Imperio Romano, para dedicarse a estudiar y conocer las diferentes hierbas medicinales. Gracias a esta intensa y meticulosa observación y estudio, pudo publicar su excepcional obra De Materia Médica, en seis volúmenes, que comprende remedios de los tres reinos de la Naturaleza, animal, mineral y, especialmente, vegetal. Del reino vegetal describe y explica las propiedades medicinales de unas 600 especies, dando una amplia explicación de cada una de ellas. Después de la Biblia, fue «Materia Médica» la obra más leída, mas copiada y más traducida en la mayoría de países. La primera edición del Dioscórides publicada en España es la de Antonio Nebrija, en 1518, que es una reimpresión de la que tradujo Jean Ruel. Aunque hubo otras traducciones hispánicas del Dioscórides, creo honesto destacar, la del médico segoviano Andrés Laguna (1499-1559), de origen judío que estudió en Salamanca y en París y viajó por toda Europa. Además de traducir y comentar las obras de Galeno al latín, tradujo al castellano la Materia Médica de Dioscórides, basándose en la traducción italiana de Piero Andrea Mattioli, que enriqueció con adecuados comentarios, fruto, en buena parte, de sus interesantes observaciones, que le dan, a la obra, un singular valor. Finalmente, quiero citar al notable leridano Pio Font Quer (1888-1964), Doctor en Farmacia y Licenciado en Ciencias Químicas con premio Extraordinario. En 1933, publicó una síntesis sobre la geografía botánica de la Península Ibérica y en 1953, publica un interesante diccionario de Botánica en el que pone orden a la terminología castellana de las plantas. Font Quer ha sido el más destacado conocedor de la botánica Peninsular. Manifestó un evidente interés en el aspecto limgüistico de la botánica, lo que le llevó a ocuparse tanto de la nomenclatura popular y de los elementos del paisaje vegetal como de las cuestiones científicas. En su interesante y extraordinario libro Plantas Medicinales, «El Dioscórides renovado» (1961), describe admirablemente la complejidad de las características de las plantas para que pueda ser identificada cada especie con seguridad. Las descripciones son claras y precisas con sus correspondientes e impecables dibujos. También indica las virtudes terapéuticas de cada especie y la forma de usar la planta, además de la historia de cada especie. Página 485
  • Santiago-Lugo. 10, 11 y 12 de Octubre de 2008 LOS ORÍGENES Y DESARROLLO DE LAS CIENCIAS MEDICAS EN LAS EDADES HISTÓRICAS DE NUESTRA CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL. Los orígenes y el desarrollo de los fármacos, que nacieron al mismo tiempo que la medicina, conjumtamente forman parte de las ciencias y de las artes que definen, en su parte médica, las distintas épocas o edades históricas de nuestra civilización Occidental. En las épocas de la historia, tanto el nacimiento, como el florecimiento o la decadencia, no emergen repentinamente del seno de los tiempos, sino que aparecen tras períodos más o menos largos de gestación que preparan y acumulan los gérmenes de la futura eclosión. EDAD ANTIGUA. Comprende desde la aparición de la escritura (4000 aC), hasta las primeras invasiones germánicas y la caída del imperio Romano de Occidente (s V). De esta época debemos destacar la fascinante cultura egipcia, con el ya citado y más poderoso y versatil de los instrumentos mágicos, la escritura jeroglífica (4000 al 2800 aC). Posteriormente, aparecen los más antiguos escritos de terapia médica humana y animal conocidos, los PAPIROS, de los siglos XX al XV a.C. Estos papiros fueron, la mayoeía de ellos, una recopilación de invocaciones a los dioses y recetas para el tratamiento de las enfermedades. El más antiguo de los papiros es el de KAHUM o El-Lauum (1850 aC). Esre papiro, contiene párrafos sobre enfermedades de las mujeres, se describe drogas, fumigaciones, pastas y aplicaciones vaginales, además de pronósticos de obstetricia. También contiene un pequeño tratado de aritmética de la época de Amenemhat III (alrededor de 1840-1792 aC). Pero el contenido más importante de este papiro, es su sección de Medicina-Veterinaria. Se trata de una colección de casosmodelo de enfermedades del ganado. La cultura griega, ejerció una destacada influencia en los siglos siguientes, tanto en filosofía, agricultura y especialmente medicina. El gran médico griego Hipócrates (460-380 aC), fue el primero en separar la ciencia médica de la religión y se esforzó por usar métodos terapéuticos razonables y sencillos. Con ello, dió el primer paso para poner la Medicina sobre un fundamento científico. Hipócrares, tuvo notables predecesores como la Escuela siciliano-pitagórica (con Alemeón de Trotona), la escuela atomística de Demócrito, Eurifonte de Cmidos y otras relevantes figuras. Puso las bases de la ciencia médica y fijó como principios, la teoría de los cuatro humores: (bilis, atrabilis -humor espeso negro que sería segregado por las cápsulas suprarrenales-, pituita -líquido de los ventrículos cerebrales- y la sangre); humores, que segregaba el organismo. El equilibrio de estos cuatro humores dependía la salud o la enfermedad. Página 486
  • XIV CONGRESO NACIONAL Y V IBEROAMERICANO DE HISTORIA DE LA VETERINARIA Hipócrates consideraba básico en la enfermedad, la importancia del pronóstico, en la doble vertiente diagnóstico-pronóstico, una etiología basada en el medio ambiente y en el régimen alimenticio, además del criterio que declaraba, como finalidad última de la medicina, la curación del enfermo. Este aprovechamiento de la ética, unida a una estricta deontología, quedó expresado en el famoso juramento hipocrático. Ha sido considerado el padre de la Medicina. De los más ilustrees e influyentes sucesores y seguidores de Hipócrates fue, sin duda, el médico griego Claudio Galeno de Pérgamo (131-201 dC). EDAD MEDIA O MEDIEVAL. – Empieza en el siglo V y finaliza en la caída de Constantinopla (1453). Se suele dividir en ALTA, caracterizada por la aparición del feudalismo, y BAJA, a partir del s XI. En esta época la Medicina, además del excesivo dominio de la escuela Escolástica, se caracteriza por la conservación de las antiguas enseñanzas de Hipócrates y Galeno, pero bastante desfiguradas por los filósofos de sillón. No se investigaba y los profesores o “médicos de toga latga” se limitaban, en la enseñanza, a leer y comentar las sacrosantas obras de los clásicos como el catecismo de la medicina. RENACIMIENTO.- Con este nombre se designa el período histórico europeo, tradicionalmente fijado en la segunda mitad del s XV y la primera mitad del s XVI, en el cual se produjo un reflorecimiento de la civilización, de las artes, de los estudios y de la investigación. Podemos afirmar que el concepto del Renacimiento es correlativo al concepto de Edad Medieval: nace como una oposición que se dispone a una nueva civilización, fuerte y poderosa, que pretende sustituir, los siglos de barbarie transcurridos desde la caída del imperio Romano. Se intenta establecer nuevamente un bien determinado “clasicismo” que es necesario imitar y tomar como arquetipo para hacer surgir, en la história de la literatura y en la del arte, el concepto de «época dorada». Las etapas anteriores (s XIV y primera mitad del XV) son consideradas por algunos historiadores, como épocas del Renacimiento, más bien, como el momento del movimiento de renovación de los estudios que germinaron en la literatura italiana y se impusieron por toda Europa (humanismo), en tanto que este periodo sería como una preparación del Renacimiento. En la Medicina el Renacimiento, representó su lucha para escapar del autoritarismo y el dogmatismo de las antiguas enseñanzas y de los escritos de Galeno. Página 487
  • Santiago-Lugo. 10, 11 y 12 de Octubre de 2008 Una de las características del Renacimiento fue el desarrollo del pensamiento libre y crítico en el campo de la ciencia y de la Medicina. Las pruebas de esta nueva libertad de pensamiento en las ciencias médicas se encuentran en la edición de la primera farmacopea oficial en la ciudad de Florencia, en 1397, y se reconoció (Nuremberg 1546), asimismo, la necesidad de establecer normas para la reglamentación oficial de drogas y medicamentos, autorizando la publicación de una farmacopea Oficial. Las restantes edades son: la Edad MODERNAa, que empieza con los grandes descubrimientos geográficos y como consecuencia la extraordinaria expansión comercial y finaliza con la subida al poder de la burguesía y la revolución industrial del siglo XVIII (su fecha límite es el 1789, inicio de la Revolución Francesa); y la Edad CONTEMPORÁNEA, que comprende los últimos tiempos y se caracteriza por la aparición de una nueva clase, el proletariado. Las ciencias médicas, en estas últimas etapas han tenido un desarrollo relativamente rápido, en el que intervinieron el crecimiento de la Química, la Anatomía y la Fisiología, principalmente. Muchos descubrimientos importantes se destacan en estos últimos siglos. En 1640, se descubre la eficacia de la quina (corteza del quino) en el tratamiento de la malaria (conocida por los indios del Perú). En 1760, se pudo realizar la experimentación y terapia con compuestos arsenicales orgánicos e inorgánicos, cuando al calentar el ácido arsenioso con acetato potásico se obtuvo un compuesto arsenical orgánico. En 1785, el médico minerálogo y botánico, William Withering (1741-1799), introdujo el uso de la digital en la terapéutica especialmente en las hidropesías. En 1807, Sertürmer aisló el alcaloide morfina del opio crudo. Mas tarde, se aislaron otros alcaloides como, la quinina (del quimo), la atropinsa (de la belladona) y la emetina (de la raiz de ipecacuana). En 1817. El fisiólogo francés François Magendie (1783-1855), considerado uno de los descubridores de la fisiología celular, aisló otro alcaloide, la estricnina de las semillas de nuez vómica. 1880-85 El patólogo veterinario norteamericano Daniel Elmer Salmón (1850-1914) en la Universidad de Cornell (EU), fue el descubridor de las Salmonellas y realizó notables trabajos sobre virus junto a Theobald Smith (1859-1934). Estas referencias, son sólo una muestra de los destacados e interesantes descubrimientos que señalan el auge de la química orgánica. Página 488
  • XIV CONGRESO NACIONAL Y V IBEROAMERICANO DE HISTORIA DE LA VETERINARIA FUENTES DE LOS MEDICAMENTOS. Las principales fuentes de los medicamentos, usados para el tratamiento de las enfermedades en la antigüedad, fueron las raíces, las hojas y cortezas de plantas. Pero, además de las fuentes vegetales, se han obtenido, desde muy antiguo, de fuentes minerales (hierro, yodo, cobre, manganeso y cobalto). También se utilizó fuentes animales (órganos, tejidos y coprología propia y de animales, usados de manera empírica) y posteriormente, fue en el laboratorio químico donde se han obtenido las más interesantes subsrancias orgánicas por síntesis. Los medicamentos de más trascendencia terapéutica, que, desde un criterio científico, se han dividido en grupos químico-fisiológicos, básicamente son: LOS ALCALOIDES. Es el nombre genérico de las substancias nitrogenadas (N amínico) de carácter básico, de origen vegetal, se encuentran principalmente en las semillas y raíces. Son de estructura química muy variada, compleja que a dosis muy bajas tienen, en general, marcados efectos fisiológicos sobre los humanos y los animales. También pueden ser substancias obtenidas por síntesis. Los alcaloides son, al parecer, productos residuales del metabolismo vegetal. El mismo alcaloide puede encontrarse en diferentes especies de plantas y en una misma planta puede haber muchos alcaloides; del opio crudo, por ejemplo, se han obtenido, más de treinta alcaloides. Los llamados alcaloides animales, son substancias básicas análogas a los alcaloides vegetales, como por ejemplo, la epinetrina o suprarenina (adenalina). Tiene mucha importancia para las prescripciones, el que las soluciones de sales de alcaloides son incompatibles con substancias alcalinas, porque la sal se descompone dejando en libertad al alcaloide, que precipita de la solución. Los alcaloides vegetales son de notable importancia para el veterinario, porque son causa de envenenamiento de los animales hervívoros, principalmente en los años de sequía, debido a que la escasez de forraje obliga a los animales a comer plantas que normalmente evitan. LOS GLICÓSIDOS.- Los glicosidos son combinaciones de tipo eter (se sustituye el OH del catbono terminal por un radical), de un azúcar con otras substancias orgánicas de origen vegetal. Se denominan glucósidos los glicósidos cuyo azúcar es la glucosa. Los glicósidos son moléculas grandes que pueden contener o no nitrógeno. A diferencia de los alcaloides, este nitrógeno no hace alcalino al compuesto. La digital contiene, en sus hojas, varios glicógenos de importancia medicinal (digitonina, digitalina, digitoxina). Página 489
  • Santiago-Lugo. 10, 11 y 12 de Octubre de 2008 LAS RESINAS.- Son sustancias vegetales amorfas de varias especies de plantas, que fluyen normalmente o por incisión de la corteza o frutos de algunos árboles. Constituyen un grupo de substancias semejantes a la colofonia (materia resinosa, seca, amarillenta, resíduo de la destilación de la trementina). Se caracterizan por su insolubilidad en agua, aunque fácilmente soluble en disolventes de grasas, alcohol, eter y esencias. Con los álcalis cáusticos forman jabones solubles en agua. Para disolver las resinas se necesita gran concentración de alcohol; al diluir la solución con agua, se precipita la resina formando una mixtura de aspecto desagradable e inservible. Las resinas son cuerpos terciarios abundantes en carbono e hidrógeno y escasos en oxígeno, que pueden ser líquidas (trementina) y sólidas (resinas propiamente dichas). Ordinariamente son irritantes para las mucosas y muchas han sido usadas como catárticos; las resinas de la raiz de jalapa y la gutagamba son ejemplos típicos. LAS GOMAS.- Son productos vegetales de excreción de algunas plantas; sustancias sólidas, no cristalizables, inodoras, insípidas e inalterables, que espesan el agua haciéndola mucilaginosa, coloidal. Son sustancias amorfas, transparentes, compuestas por carbohidratos estrechamente afines a los polisacáridos. Por hidrólisis dan azúcares simples. Farmacológicamente son inertes. Las gomas en solución acuosa sirven como emulsificantes, agentes de protección, lubricantes y como agentes de suspensión de sólidos insolubles. LOS ACEITES.- Podemos definirlos como cuerpos grasos líquidos a ltemperatura ordinaria o cualquier otro cuerpo de consistencia análoga y no miscible con el agua. A los aceites propiamente dichos se los llama también aceites grasos o fijos. Se dividen en enranciales y secantes; los aceites volátiles o esenciales son las esencias y los aceites empireumáticos son cuerpos que deben incluirse entre los alquitranes o breas. Los ACEITES MEDICINALES son, por lo general, soluciones de medicamentos en aceites fijos. Los aceites volátiles se usaron mucho en otra época por su acción llamada carminativa (previenen la formación de gases en el tubo digestivo o provocan su expulsión). El aceite de ricino, conocido ya en el antiguo Egipto, es un aceite espeso, purgante, de las semillas del Ricinus communis, que estimula el peristaltismo intestinal, produciendo una evacuación a las 4/5 horas. El aceite de clavo se ha aplicado localmente para calmar el dolor. Página 490
  • XIV CONGRESO NACIONAL Y V IBEROAMERICANO DE HISTORIA DE LA VETERINARIA LOS TANINOS.- Son substancias vegetales no nitrogenadas, de acción irritante o astringente sobre las mucosas. Están distribuídos universalmente en las plantas. Son solubles en agua que tienen la propiedad de precipitar las sales metálicas y los alcaloides, por lo que actúa como antiveneno de estos compuestos. Se emplean al interior y al exterior como astringentes, hemostático en el tratamiento de las quemaduras. El ácido tánico es un tanino típico (tanino medicinal) obtenido por extracción, principalmente, de la nuez de agallas del roble por medio del éter sulfúrico (ácido galotánico). LOS ANTIBIÓTICOS.- Aunque es concebible que los antibióticos se hayan catalogado como productos del reino vegetal, químicamente, no tienen relación con los medicamentos de origen vegetal. Estas drogas antimicrobianas han incrementado el arsenal terapéutico, son sustancias extraídas de seres vivos, bacterias, hongos, algas, con capacidad de anular la vida de los microorganismos. En este minucioso emsayo farmacológico de medicina vegetal, he reseñado lo más esencial ya que no puedo prolomgarlo debido a que desbordaría los límites de la presenre síntesis. CONCLUSIONES A lo largo de los siglos, a pesar de las vicisitudes y de los universales e inevitables desvíos, se ha conseguido un incesante progreso de la medicina facultativa, sobre todo de la Química mediante la Farmacología. Para darnos cuenta, en definitiva, de que las plantas que fueron los primeros remedios curativos de los humanos y de los animales, pueden continuar mereciendo hoy la confianza por su condición de fabricantes de substancias químicas sanativas, que las plantas, elaboran sin cesar día y noche, almacenándolas en su seno. Las especies del Dioscórides descubiertas en el siglo I, son las mismas de hoy, y elaboran las mismas substancias. Lo que ha variado son los conocimientos precisos de las especies, de sus virtudes y de la manera de administrarlas en cada caso y en cada especie animal. Para alcanzar los conocimientos indispensables de las especies vegetales medicinales, es necesario, además de la síntesis descrita, conocer, la morfología, citología, histología y organograma de las plantas, las metamorfosis de los diversos órganos vegetales y los fenómenos de reproducción y sexuales con la necesaria amplitud. Sin olvidar el conocimiento de la geografía botánica. Con todo este saber, elevamos nuestra ciencia, nuestra cultura y hacemos grande la Veterinaria. Página 491
  • Santiago-Lugo. 10, 11 y 12 de Octubre de 2008 BIBLIOGRAFÍA MÁS RELEVANTE UTILIZADA Asimov Isaac (1990) CRONOLOGÍA DE LOS GRANDES DESCUBRIMIENTOS, Editorial Ariel, S. A. Barcelona. Bergoglio, Reno A. (1977) ANTIBIÓTICOS. 3ª edición . Editorial Médica Panamericana, S. A. Argentina. Cañizo J.del y Gomez (1964). PLANTAS TÚXICAS PARA EL GANADO EN PRADERAS Y PASTIZALES. Publicaciones de Capacitación Agraria. Madrid Daykin, P. W.(1963). FARMACOLOGÍA Y TERAPÉUTICA VETERINARIA. Editorial Continental , S. A. C. V. México. Font Quer Pío (1978). PLANTAS MEDICINALES (El Dioscñorides renovado) 4ª Edición. Editorial Labor, S. A. Barcelona. Meyer Jones, L. (1959) FARMACOLOGÍA Y TERAPÉUTICA VETERINARIAS. Unión Tipográfica Editorial Hispano Americana Talleres Gráficos Toledo, S. A. Mñexico D. F. Página 492