Your SlideShare is downloading. ×
El cultivo del pulpo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

El cultivo del pulpo

1,279
views

Published on

Published in: Education

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,279
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
46
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Cultivo de Organismos Acuáticos VII Ciclo EL CULTIVO DEL PULPO “Octopus vulgaris” I. ASPECTOS GENERALES El pulpo es un molusco cefalópodo presente en casi todos los mares del mundo (Caddy, 1983). Las principales zonas de captura corresponden al Atlántico Centro Oriental, al Mediterráneo y al Pacífico Centro Oriental (Guerra, 1983). En el Perú, Octopus mimus se distribuye a lo largo de toda la costa, existiendo datos de captura de esta especie en todas las caletas del litoral peruano destacando la zona de Pisco. En Lambayeque, la pesquería de pulpo también es una actividad importante, habiendo experimentado fluctuaciones a través del tiempo, cuyos niveles de desembarques se incrementaron después de los años “El Niño”, particularmente durante y después del período 1997-98 (13 y 25 t), en el 2000 se reportaron 46.0 t, en el 2001 se desembarcaron 43 t, y el 2002, 2003 y 2004 la captura registrada fue de 12.12 t, 10.86 t y 6.11 t respectivamente. En cuanto al cultivo de cefalópodos, la información disponible proviene, principalmente, de otras latitudes como España que engorda a partir de ejemplares capturados del medio natural de unos 750 gramos (talla mínima en Galicia), y en solo 3 meses pesan alrededor de 3 kilos, en nuestro país se han realizado algunos estudios sobre su biología y cultivo en laboratorio, y tienden a indicar que estos organismos son en su mayoría, especies de gran potencial para la acuicultura. La importancia del pulpo como recurso pesquero es ampliamente reconocida en todo el mundo, no por los volúmenes capturados a nivel mundial, que son inferiores a los de muchas otras especies marinas, sino por ser un producto culinario altamente apreciado que ha llevado al aumento explosivo de su pesca en los últimos 20 años El pulpo ha aparecido en los últimos años como una de las especies con mayor futuro en el campo de la acuicultura por una serie de ventajas: se adapta fácilmente a vivir en cautividad, tiene tasas de crecimiento y reproducción elevadas, acepta como alimento todo tipo de animales marinos (peces, moluscos y crustáceos) y posee un alto valor comercial.
  • 2. Cultivo de Organismos Acuáticos VII Ciclo Ante la escasez del recurso en su ambiente natural, así como la ausencia de abrigos naturales en nuestras costas para el fondeo de jaulas, se hace necesario que se plantee la viabilidad del proceso de engorde de esta especie en las islas Lobos de Afuera. La pesca artesanal del pulpo constituye una de las actividades de mayor tradición en las costas gallegas, es una especie con una fuerte demanda en los países mediterráneos y asiáticos y su precio de mercado se estima en alza, las viejas gamelas aun hoy en día, son las embarcaciones que pescan este cefalópodo de una manera tradicional y totalmente artesanal. Si tuviéramos que hacer una lista de los manjares más apreciados y consumidos en Galicia, sin duda el pulpo estaría en los primeros lugares. Una preparación de lo más sencilla tomada de las ferias tradicionales, lo hacen un plato digno del más exigente paladar. El Instituto español de oceanografía en su centro costero, de cabo estalle en Vigo, puso en marcha en 1995 un proyecto para investigar la viabilidad del cultivo integral del pulpo. En tanques de 25 m3 con un circuito abierto de agua salada los pulpos a pesar de ser eminentemente territoriales se adaptaron perfectamente a estas condiciones. II. BIOLOGÍA Y COMPORTAMIENTO Se encuentra desde aguas superficiales hasta los 100 metros de profundidad. De actividad principalmente nocturna, es un animal carnívoro, que se alimenta de crustáceos pequeños, bivalvos y peces. Durante el día, sin embargo, permanece oculto en grietas o cavernas. Para desplazarse suele arrastrarse por el fondo ayudándose con sus 8 brazos, aunque también puede nadar, utilizando la propulsión a chorro. Para defenderse expulsan una secreción, a base de tinta, para confundir a su agresor. Su longevidad se estima entre 12 y 18 meses. En el apareamiento, el macho introduce el esperma en una cavidad el manto de la hembra. Ésta pone entre 10000 y 50000 huevos, dispuestos en forma de racimos blanquecinos, en lugares protegidos. La hembra cuida de la puesta, batiendo el agua circundante para oxigenarla. Durante este tiempo la hembra no se alimenta, y en la mayoría de las veces muere tras la eclosión de los huevos. Al nacer las crías de pulpo, éstas adquieren un modo de vida planctónico, que se prolonga hasta casi 2 meses, cuando toman el hábito de vivir en el fondo.
  • 3. Cultivo de Organismos Acuáticos VII Ciclo Pulpo confundiéndose con la arena. III. TEMPORADA DE REPRODUCCIÓN Se estima que el apareamiento tiene lugar a partir de setiembre y sé continua en octubre,; durante este periodo es frecuente encontrar ejemplares hembras perfectamente maduras lo cual se puede determinar a simple vista, a través de la porción dorsal del manto. En noviembre se observan huevos o puestas recién depositadas e incluso, hembras incubando. E n diciembre se aprecian dos regiones conspicuas en cada huevo: el embrión y el saco vitelino. En enero es frecuente encontrar huevos recién eclosionados. En febrero esta situación se hace más patente, dándose por terminado en periodo normal reproductivo de la especie (Solís, 1967). IV. REPRODUCCIÓN La reproducción de los animales generalmente depende de los factores ambientales. Entre ellos, la luz ha sido señalada como el factor principal involucrado en la actividad reproductiva de las diferentes especies terrestres y acuáticas (Zúñiga, 1995. E cefalópodos son muy escasas las evidencias que muestran el efecto del a luz en la reproducción. En Octopus vulgaris el tamaño y la edad a la cual alcanzan madurez sexual parece depender de la luz, temperatura y alimentación (Mandolg, 1983). La reproducción de estos animales es muy singular, el macho presenta el extremo de sus brazos modificado (usualmente es el tercer brazo en vista dorsal) en forma de cuchara, éste es utilizado para introducirlo dentro del manto de la hembra, donde deposita los espermatófotos que son paquetes que contienen los espermatozoides). Una vez que la hembra ha sido fecundada y ha pasado cierto tiempo, ésta procede a poner los huevos en la superficie del habitáculo que elija. Coloca toda la puesta; la hembra se dedica a airear los huevos lanzando por el sifón agua fresca y a limpiarlos de partículas que puedan depositarse sobre ellos con las ventosas de los extremos de los brazos.
  • 4. Cultivo de Organismos Acuáticos 1. VII Ciclo Sistema Reproductor de los Cefalópodos El sexo de esta especie no se puede determinar hasta por lo menos, a los 3 meses de edad. Las gónadas de los individuos aparecen entre los 3 y 5 meses de edad (25-450 gr.). El hectocotilo (tercer brazo derecho especializado y modificado en el macho para depositar los espermatóforos en el manto de la hembra) empieza a desarrollarse entre el cuarto y quinto mes de edad. La puesta suele ocurrir después de los 8 meses de edad, y la fecundidad real (huevos producidos) para esta especie varia entre 300 y 5000 hembras. La hembra permanece junto a los huevos, aireándolo y dándoles protección hasta que nacen las crías, y no sobrevive a la puesta (Van Heukelem, 1983). Los cefalópodos tienen los sexos claramente separados existiendo un claro dimorfismo sexual entre machos y hembras que incluye el desarrollo de estructuras propias en machos y hembras. A. Aparato Reproductor Masculino El aparato reproductor de los machos posee un único testículo, localizado en la parte anterior del cuerpo, donde se producen los espermatozoides; estos salen por el conducto seminal deferente que conecta a una serie de glándulas. Los espermatozoides producidos por el macho son empaquetados y rodeados por membranas, dando lugar a los espermatóforos. Las glándulas espermatofóricas y accesorias son los responsables de las secreciones que sirven de cemento para aglutinar los espermatozoides aso como de la formación de las membranas que les rodean. Los espermatóforos completamente formados se almacenan en el saco espermatofórico o bolsa de Needham, de la cual salen a través del conducto seminal aferente y del órgano terminal o pene. El pene se encuentra en la masa visceral; es pequeño. A-B: Anatomía externa. (T) testículo, (pt) pared del testículo, (N) complejo de la bolsa de Needham,(esp) espermatóforos, (p) ducto excurrente o pene; nótese el espermatóforo en B,C: complejo de la bolsa de Needham, (cp) conducto deferente proximal, (gs 1,2) vesícula seminal. (pr) próstata, (cd) conducto deferente distal, (Nd) saco de Needham, (og) orificio genital.
  • 5. Cultivo de Organismos Acuáticos VII Ciclo B. Aparato Reproductor Femenino El sistema reproductor de las hembras consta de un ovario, que desemboca en uno o dos oviductos, la glándula oviductal (par o impar). El ovario se sitúa en la parte posterior de la cavidad del manto y en él se forman los ovocitos. La función principal de las glándulas es la formación de las envolturas que rodean el huevo tras la cópula. A: Anatomía externa. (Ov) ovario, (Gov) glándulas oviductales; (ovp) oviducto proximal; (ovd) oviducto distal; B: Esquema de la sección transversal de una glándula oviductal. (SP) espermateca, (E) región externa y (I) región interna, ambas con respecto a la luz del oviducto. La pesca artesanal del pulpo constituye una de las actividades de mayor tradición en las costas gallegas, es una especie con una fuerte demanda en los países mediterráneos y asiáticos y su precio de mercado se estima en alza, las viejas gamelas aun hoy en día, son las embarcaciones que pescan este cefalópodo de una manera tradicional y totalmente artesanal. Si tuviéramos que hacer una lista de los manjares más apreciados y consumidos en Galicia, sin duda el pulpo estaría en los primeros lugares. Una preparación de lo más sencilla tomada de las ferias tradicionales, lo hacen un plato digno del más exigente paladar. El Instituto español de oceanografía en su centro costero, de cabo estalle en Vigo, puso en marcha en 1995 un proyecto para investigar la viabilidad del cultivo integral del pulpo. En tanques de 25 m3 con un circuito abierto de agua salada los pulpos a pesar de ser eminentemente territoriales se adaptaron perfectamente a estas condiciones.
  • 6. Cultivo de Organismos Acuáticos VII Ciclo Admiten densidades de estabulación de aproximadamente 10Kg/ m3 aunque pueden surgir problemas de canibalismo cuando en un mismo tanque conviven ejemplares de muy distinto tamaño, teniendo en cuenta que estos animales tienden a ocultarse en cavidades naturales es conveniente colocar en los tanques de cultivo, habitáculos artificiales. En 10 meses de cautividad bajo estas condiciones de cultivo la mortalidad registrada fue inferior al 10% , a partir de estudios realizados en el medio natural se estima que el tiempo de vida del pulpo es de 2 años en los ejemplares hembras y alrededor de 3 en los machos. En su medio natural los pulpos se alimentan principalmente de crustáceos, peces y otros cefalópodos. En cautividad hemos utilizado crustáceos congelados de bajo valor comercial, tales como el cangrejo, y el patesho, que son muy abundantes en nuestras costas. Con esta dieta pulpos de 500 gr pueden llegar a un tamaño comercial de 2 a 3 Kg, en 4 meses, el peso máximo alcanzado a los 10 meses de engorde fue de 12 Kg. El período de puesta empieza en primavera y se prolonga hasta otoño, los machos maduran a partir de 200 gr y las hembras desde los 500 gramos, el factor ambiental que más influye en la maduración sexual es la luz, estos animales muestran dimorfismo sexual , el tercer brazo derecho de los machos o hectocótilo es más corto que su homologo, y es el que utiliza el pulpo para realizar la copula, la fecundación es interna, el macho introduce el hectocótilo en la cavidad del manto de las hembras y deposita los espermatóforos. Se sabe que un mismo macho puede copular con varias hembras, y estas a su vez pueden ser receptivas con diferentes machos. En nuestro trabajo experimental hemos constatado que todas las hembras mantenidas en cautividad maduraron su peso cuando comenzaron a poner oscilo entre 1 y 8 Kg. Las puestas fueron depositadas en artefactos de material diverso y ocasionalmente en las paredes de los tanques. Una sola hembra puede producir dependiendo de su tamaño entre 10 000 y 500 000 huevos, la puesta se dispone en racimos cuyo número puede oscilar entre 100 y 500 desde que deposita el primer racimo hasta el último transcurren varias semanas. En todo este periodo la hembra deja de alimentarse, y después de que nacen las últimas paralarvas, muere a los pocos días. La hembra es la encargada del cuidado de la puesta, se dedica exclusivamente a la limpieza y renovación del agua que rodea a los racimos protegiéndolos también de la incursión de posibles enemigos. Los huevos miden al principio 2 mm de largo por 1 mm de ancho creciendo hasta casi 3 mm antes de la eclosión.
  • 7. Cultivo de Organismos Acuáticos VII Ciclo Durante las primeras fases del desarrollo, las reservas vitelinas ocupan la mayor parte del volumen del huevo: los ojos, los tentáculos, el aparato circulatorio y digestivo son algunos de los rasgos morfológicos que al cabo de varias semanas ya se pueden distinguir con claridad. La duración del periodo embrionario desde las primeras divisiones hasta la eclosión está muy relacionado con la temperatura a 25 ° C dura menos de 1 mes, mientras que a 13 ° C se alarga hasta los 4, en estos últimos estadios del desarrollo, se visualizan tanto dorsal como ventralmente los cromatóforos que responden a estímulos externos cambiando de tamaño y color. En la eclosión el extremo apical del corión que es la envoltura externa del huevo es disuelto por unas enzimas segregadas por el embrión. La tasa de crecimiento desde que nacen es muy alta, siguiendo un modelo exponencial. Los individuos recién nacidos miden alrededor de 3 mm y pesan algo más de 1 mg. Las paralarvas del pulpo recién nacidas se muestran muy activas, en condiciones de cultivo, las tasas de eclosión que se obtienen son muy altas. A diferencia de otros cefalópodos, tales como la sepia, viven sus primeras semanas de vida, formando parte del zooplancton. Su locomoción se basa en un sistema de propulsión generado por las contracciones del manto y la consiguiente expulsión de agua a través del sifón. Pronto se convierten en depredadores activos de otros organismos planctónicos como por ejemplo pequeños crustáceos. Las paralarvas ya exhiben una morfología muy parecida a los adultos, aunque existe una mayor desproporción entre el tamaño del manto y los brazos, detrás de los ojos pueden observarse los estatolitos, pequeñas estructuras calcáreas que son utilizadas para determinar la edad. Las paralarvas poseen 8 tentáculos cortos provistos inicialmente de 3 ventosas, en condiciones de laboratorios hemos comprobado que las paralarvas pueden vivir hasta 1 semana sin alimento, nutriéndose de sus propias reservas. Otra característica es que ya poseen bolsa de tinta, la tinta es expulsada como sistema de defensa cuando se ven sometidas a situaciones extremas. Para alimentar a las paralarvas a nivel experimental hemos utilizado Artemia salina así como diversos crustáceos planctónicos pescados en el medio natural. En el aparato bucal se observa la rádula y dos piezas mandibulares en forma de pico, ya ha muy temprana edad son capaces de atacar presas de su mismo tamaño o incluso más grande observándose experimentalmente que seleccionan presas de 2 a 5 mm, tras el ataque inicial que se realiza por medio de un rápido desplazamiento frontal, la presa es inmovilizada con la ayuda de sus tentáculos luego atraviesa su caparazón introduciendo la rádula en su interior la saliva que le inyecta contiene toxinas paralizantes y enzimas digestivas, que disuelven tejidos blandos.
  • 8. Cultivo de Organismos Acuáticos VII Ciclo Por medio de un proceso de succión peristáltico continuo transporta los tejidos de sus presas a través del aparato digestivo hasta el buche, las presas quedan al final completamente vacías persistiendo exclusivamente sus estructuras esqueléticas. Al nacer las paralarvas tienen entre 65 y 80 cromatóforos en estado adulto exhiben millones en condiciones normales son de pequeño tamaño y de color oscuro. Ahora bien ante cualquier situación de estrés o de ataque a una presa los cromatóforos se dilatan considerablemente adquiriendo un tono rojizo. A los 30 días las paralarvas todavía tienen un habito de vida pelágico, los tentáculos crecen, el numero de ventosas aumenta y la desproporción entre el manto y los brazo se reduce, a los dos meses las paralarvas toman fondo, cuando el tamaño de sus tentáculos es ya la mitad de su longitud corporal total, ya cada tentáculo posee ya más de 20 ventosas. En su nueva hábitat bentónica los juveniles de pulpo comienzan a alimentarse de pequeños crustáceos y moluscos, con el tiempo se trasladan hacia mayores profundidades y alcanzan definitivamente su estado adulto. - Los juveniles de pulpo muestran una tasa de crecimiento muy alta en cautiverio (0,5 – 1 Kg./mes). Alimentándolos con crustáceos de bajo valor, en 4 meses pueden engordar hasta tamaño comercial. La reproducción y desove en condiciones de cultivo, produce huevos con tasas de eclosión elevadas y paralarvas de muy buena calidad. En el cultivo larvario se registran mortalidades muy altas. Los mejores resultados se han obtenido utilizando Artemia salina mayores de 2 mm, alimentadas con fitoplancton. En el futuro para mejorar la supervivencia larvaria, se deberá seguir ensayando con nuevas presas de un tamaño y composición adecuadas, así como mejorando el valor nutricional de la Artemia.
  • 9. Cultivo de Organismos Acuáticos VII Ciclo EXPERIENCIAS DE CULTIVO DE PULPO EN ESPAÑA  Jaulas El cultivo en jaulas flotantes (Fig. 1), está creciendo en los últimos años en España de manera considerable, y puede considerarse como una manera de superar las dificultades, que se plantean para otro tipo de maneras de cultivo, incrementando la producción en zonas donde, de lo contrario, sería imposible. El proyecto contempla únicamente la fase de engorde de pulpos desde 750 gramos hasta un máximo de 3-4 kilos. Una instalación para el engorde de pulpo en el mar está compuesta por varias jaulas flotantes fondeadas, mediante un muerto o ancla, y en ellas se introducen los refugios donde habitarán los pulpos hasta que se proceda la cosecha (Fig. 2). La utilización de contenedores flotantes semejantes a los utilizados en el pre-engorde de semillas de bivalvos, con algunas oportunas modificaciones, se ha manifestado efectiva en el engorde de pulpos, ya que su reducido tamaño facilita su limpieza y periódicamente su sustitución. Fig. 1. Jaula flotante para el cultivo de pulpos
  • 10. Cultivo de Organismos Acuáticos VII Ciclo Fig. 2. Unidades de engorde de pulpo En España, las empresas que están surgiendo de engorde de pulpo, O. vulgaris, trabajan con jaulas flotantes y obtienen grandes rentabilidades en sus productos. Así mismo, el diseño de las propias jaulas juega un papel importante, siendo las de mejores resultados las jaulas cilíndricas o cuadradas (Fig. 3) con guaridas individuales (Fig. 4), una por animal, en las paredes o en el centro con capacidad para 150 pulpos. Otro sistema de engorde de pulpo son las piscinas de marea, piscinas creadas en la costa, que renuevan el agua según el movimiento de las mareas y con guaridas naturales o artificiales, pero cuya efectividad aún no ha sido corroborada. Fig. 3. Diseño de Jaula flotante para engorde de pulpo.
  • 11. Cultivo de Organismos Acuáticos VII Ciclo Refugio de PVC para engorde de pulpos EN EL PERU Las primeras experiencias de cultivo en el Perú, se realizaron en las instalaciones del centro de Acuicultura de La Arena Casma (FONDEPES), empleándose tanques de fibra de vidrio y long-line en el mar. Para el cultivo en líneas se capturaron ejemplares juveniles (Fig. 7) de las zonas costeras próximas a los centros de acuicultura, los cuales fueron trasladados al centro (Fig. 8) y posteriormente separados en machos y hembras (Fig. 9), los ejemplares se colocaron en 10 cuelgas con 10 refugios de PVC (largo 30 cm y 25 cm de diámetro), abierto en uno de los extremos y con una tapa provista de una bisagra con el fin de poder observar y alimentar a los animales (Fig. 10) los cuáles fueron trasladados (50) a la una línea de cultivo (Fig. 11). El peso medio inicial fue de 117.5 ± 25.7 g. y a una densidad de 0.705 k/cuelga. La alimentación fue a base de peces, crustáceos y moluscos, observándose diferencias en su crecimiento, en los tanques (185 y 369 g/mes) fue mayor que en las líneas de cultivo (120g/mes), pudiéndose obtener tallas comerciales de 1.1 y 2.2 kg en un período de 5 a 6 meses de engorde con tasas de mortalidad muy bajas (5%). Estos bajos crecimientos se deberían posiblemente a que los animales se encontrarían estresados por acción del movimiento de las corrientes. Fig. 7. Captura de pulpo. (Cortesía Blgo. Paúl Baltazar).
  • 12. Cultivo de Organismos Acuáticos Fig. 8. Traslado de juveniles de pulpo en tubos (Cortesía Blgo. Paúl Baltazar). Fig. 9. Separación de los pulpos por el hectocótilo. (Cortesía Blgo. Paúl Baltazar). VII Ciclo
  • 13. Cultivo de Organismos Acuáticos Fig. 10. Jaula con tubos de PVC para engorde de pulpo. (Cortesía Blgo. Paúl Baltazar). Fig. 11. Traslado de jaula hacia la línea de cultivo (Cortesía Blgo. Paúl Baltazar). VII Ciclo
  • 14. Cultivo de Organismos Acuáticos VII Ciclo Otro experimento fue el realizado por R. Vega y J. Mendo (1998), utilizaron 6 unidades experimentales consistentes en jaulas de armazón metálico forradas con malla anchovetera (Fig. 12). Las jaulas, de dimensiones 1mx1mx0.5m, fueron colocadas en el fondo del mar, clavadas y lastradas con rocas, a una profundidad aproximada de 2 metros, y marcadas con boyas señalizadores desde la superficie para su rápida identificación. En cada jaula se colocó un pulpo con su respectivo refugio consistente en un tubo de concreto de 35 cm. de largo y 10 cm. de diámetro aproximadamente.

×